Diario de Sesiones 69/2013, de fecha 27/2/2013
Punto 5

· 8L/PNL-0177 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Mixto, sobre Plan de choque contra la pobreza y la exclusión social en Canarias.

El señor presidente: Siguiente proposición no de ley: del Grupo Parlamentario Mixto, sobre Plan de choque contra la pobreza y la exclusión social en Canarias.

Hay enmiendas del Grupo Parlamentario Popular y del Grupo Nacionalista y Socialista, o sea, son dos enmiendas.

Don Román Rodríguez tiene la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Muy buenos días.

Quiero, en primer lugar, saludar a las personas que hoy nos acompañan en la tribuna, pertenecientes a la Red Canaria en Defensa del Sistema Público de Servicios Sociales, de Cáritas y de los colegios profesionales de Trabajo Social.

Señorías, mi intervención en nombre de Nueva Canarias hoy aquí la hago no como portavoz habitual en el área de los asuntos sociales, justamente en un intento de zafarnos de la idea de que el problema de la exclusión y de la pobreza es un tema sectorial, es un tema digamos de segundo orden, el objeto de mi presencia -y agradezco la generosidad de mi compañera que es la habitual en esta tarea- es tratar de trasladar a sus señorías que el problema de la pobreza y la exclusión tiene que estar en la primera línea de la agenda política de cualquier gobierno que se precie, porque este es un problema que afecta a la ciudadanía de forma relevante, de forma intensa, de manera grave y no se solventa solo con las políticas sectoriales. Tenemos que ser capaces de incorporarlo a la agenda política, de la misma manera que hablamos del REF, de la renovación turística, de las inversiones públicas, de este grave problema que afecta cada vez a más gente y que además se deteriora.

Aquí hemos hablado en los últimos meses de forma intensa de la crisis que estamos viviendo. Algunos hemos identificado el origen de la crisis donde ustedes saben que está: en la especulación, en la manipulación de un sistema financiero injusto, trasnochado, especulador, que ha puesto de rodillas a medio mundo, que ha cerrado cientos de miles de empresas, que ha mandado al desempleo a 45 millones de personas, que deteriora los servicios públicos, que empobrece a amplios sectores de la ciudadanía.

Esta crisis del 2008 -y va por el 2013- no se va a reconducir. No es verdad: no hay ni un solo dato objetivo, relevante, que diga que con las políticas que se han impuesto se va a producir un cambio de tendencia en relación a esta crisis económica. Es más, cada día los organismos que más responsabilidad han tenido en la política que se ha impuesto frente a la crisis reconocen cada día su fracaso. Este fin de semana una decena de relevantes expertos a nivel internacional, algunos de perfil conservador, ideólogos de la política de recortes, reconocían el fracaso. Los datos de la Comisión Europea sobre las perspectivas de la economía española y canaria son tétricos: no solo estamos en recesión diez trimestres seguidos sino que vamos a continuar en recesión. Pero no solo nosotros, los países del sur, sino la propia Unión Europea. No se va a cumplir con el objetivo de déficit a pesar del desastre de los recortes sobre los servicios básicos, sobre los derechos fundamentales. No se tranquilizan los llamados mercados solo con obedecerles.

Por eso nosotros, desgraciadamente, y a pesar de que no nos caracteriza el abatimiento y el retroceso, debemos decir con claridad que por esta senda para enfrentar la crisis no saldremos y que los 6 millones de desempleados no solo no se van a contener sino que van a aumentar y que ese casi 40% de desempleados que no tienen ninguna prestación será, dentro de seis meses, el 45% y dentro de un año será el 50%; que las tasas de riesgo de pobreza hiperanalizadas y estudiadas por organismos diversos, desde la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística a diversas fuentes, desde Unicef, a profesionales del sector, ponen en evidencia que el problema de la vulnerabilidad de amplios sectores de la población aumenta y se agrava, porque el deterioro económico no es neutral: los 6 millones de ahora serán gente en riesgo de exclusión pronto.

De manera, señorías, que frente a este terrible panorama, a estas consecuencias dramáticas e injustas de la crisis, de paro, de deterioro, los gobiernos han respondido con recortes en las políticas sociales, con recortes en las políticas públicas, un auténtico suicidio, una auténtica barbaridad, un fracaso seguro, porque es justamente, incluso para los que acepten estas reglas del juego, es justamente en este momento donde la atención a las personas vulnerables, a la gente que lo ha perdido todo, tiene que redoblarse. Nunca pudimos presumir en esta área de servicios públicos ni en el Estado español ni en Canarias, ni en cantidad ni en calidad en el área de los servicios sociales. ¡Nunca! Sí lo pudimos hacer hasta ahora en materia de servicios sanitarios, tampoco lo podemos hacer en materia del sistema educativo. Pero en el área de los servicios sociales, de las ayudas a la integración, a la dignidad de las personas, nunca pudimos presumir, ni en épocas de vacas gordas; ahora, menos.

La Administración General del Estado ha eliminado prácticamente su participación en el Plan concertado de servicios sociales, elemento nuclear del primer nivel de la atención de los servicios sociales. Ha demolido, derogado de facto, la Ley de Dependencia, que representó un camino importante para la integración digna de los colectivos de personas hasta ese momento olvidados. Pero aquí también se ha hecho más de lo mismo. En el Presupuesto vigente hemos perdido 16,6 millones de euros en materia de servicios sociales, el 6,5 del presupuesto. Se han rebajado los escasos recursos de la Prestación Canaria de Inserción, se han rebajado las ayudas a las organizaciones no gubernamentales que prestan servicios esenciales a la ciudadanía. Los datos son escalofriantes y empeorarán.

Y aquí hay dos caminos: el que hasta ahora han tomado los gobiernos y los parlamentos, que es mirar para otro lado, o tomar cartas en el asunto. Nosotros creemos que toca tomar cartas en el asunto. Y por eso -y no es la primera vez- proponemos esta iniciativa. Hace más de un año, en el Debate del estado de la nacionalidad, aquí presentamos una iniciativa con la misma denominación y hablamos de la necesidad de un plan de choque contra la pobreza y la exclusión social. Cierto es que menos completo que este, porque aquí nos han ayudado los que bregan cada día en la atención a la ciudadanía. Me refiero a las organizaciones no gubernamentales, a los colegios profesionales, a Redesscan. Es esta propuesta más completa, más amplia, porque de ellos hemos recogido iniciativas y propuestas, pero insisto y recuerdo que aquí presentamos, hace más de un año en el Debate del estado de la nacionalidad, esta misma inquietud, esta misma preocupación. Y hoy venimos a plantearles la necesidad de que tomemos cartas en el asunto, de verdad, que tomemos cartas en el asunto. Hemos conseguido una cosa: que al menos en los plenos el Parlamento tome conciencia. Ya en cada Pleno hay una o dos iniciativas en relación a la pobreza. Vamos a ver si logramos ahora que el Gobierno también tome cartas en el asunto.

Y lo que proponemos aquí es un conjunto de medidas yo creo que bastante elementales. La primera, potenciar las políticas que ya tenemos, las de emergencia social y las del Plan concertado de prestaciones básicas, que se ha recortado, no aquí sino en el conjunto de España de manera severa, hasta el punto de que la Administración General del Estado ya prácticamente no participa del Plan concertado de prestaciones básicas.

Creemos que hay que hacer un esfuerzo de coordinación entre las instituciones con competencias en la materia.

Tenemos que releer la Ley 1/2007, porque es inconcebible que el poco dinero que destinamos ni siquiera se consuma. Es terrible. 18 millones de euros no es nada para el nivel de exclusión social que hay en Canarias. Pues sepan ustedes que hemos repasado los últimos cinco años y ninguno de los presupuestos se ha logrado consumir de una cifra ridícula. Porque está mal estructurada la ley, porque se gestiona indebidamente, porque no hay medios en los ayuntamientos, por todo junto hay que redefinir el papel de la Prestación Canaria de Inserción, que es fundamental y que hoy dedicamos pocos recursos y encima no los consumimos.

La pobreza infantil. Hablamos ayer aquí, nos parece esencial, porque todos los sectores son vulnerables pero los niños en grado sumo. Hablamos de la vivienda social, de los desahucios, etcétera, pero hay una que quiero dejar para el final, que me parecería el compromiso. Necesitamos un fondo adicional para tratar estos asuntos. Para que luego se gestione con ayuntamientos, cabildos y ONG. Un fondo adicional, un esfuerzo colectivo. No puede ser que esto que nos afecta...

El señor presidente: Un minuto, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: ...a todos, a un tercio de la población, se lo dejemos a las organizaciones no gubernamentales, a los voluntarios, a los que les agradecemos el compromiso, el trabajo y la dedicación absoluta para paliar esta grave situación. Tiene que ser una responsabilidad de los poderes públicos, de los parlamentos, de los ayuntamientos, de los cabildos, de los gobiernos.

Y por eso hoy reclamamos a los grupos parlamentarios que esta propuesta, la segunda o tercera que presentamos en esta misma línea, no quede en el olvido y que coloquemos en la primera línea de la agenda política la lucha contra la pobreza y la exclusión, que les demos el trato digno que merecen nuestros conciudadanos que lo han perdido todo y que pongamos el esfuerzo necesario. Y siempre el partido que represento cuando propone gasto propone ingresos y hemos discutido aquí la necesidad de revisar el modelo fiscal, de revisar la lucha contra el fraude, para captar recursos para tan esencial y vital tarea.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Las enmiendas, para la defensa de las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular.

Don Fernando Enseñat tiene la palabra.

El señor Enseñat Bueno: Muchas gracias, señor presidente. Señores diputados.

Saludar a los organismos que nos acompañan.

Aunque no compartimos alguna de las afirmaciones que se realizan en la exposición de motivos, mi grupo parlamentario, como no podía ser de otra manera, ve con buenos ojos esta proposición no de ley.

Uno de cada tres canarios vive bajo el umbral de la pobreza, un 33,8%, 12 puntos por encima de la media nacional, la tasa de paro alcanza casi el 34%, la pobreza infantil roza el 40%, el 47% de los núcleos familiares tienen ingresos inferiores a 12.000 euros y el 50% de los canarios que tienen trabajo son mileuristas, y esto incluyendo también a los pequeños y medianos empresarios.

Podemos conformarnos con achacar estos malos datos a la crisis económica, pero algo está fallando en Canarias. Algo está fallando cuando la tasa de pobreza del 2008 al 2011 aumenta en el ámbito estatal un 2% y en cambio en nuestra comunidad autónoma aumenta un 9%, cuatro veces más; o cuando Canarias ocupa la penúltima posición en el índice de desarrollo de servicios sociales, recibiendo solo 1,8 puntos de los 10 posibles y siendo su gasto por habitante en esta materia de 155 euros, muy por debajo de la media estatal que se cifra en 280. Situación que va a empeorar con los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el 2013, ya que de los 450 millones que el Gobierno de Canarias tenía que reducir recorta 310 al área social.

Resulta evidente que las cosas van peor en Canarias y en este sentido esta PNL podría llegar a ser una herramienta útil para afrontar los problemas de la pobreza y de la exclusión social, pero ello siempre que realmente este Gobierno la ponga en práctica y no se limite ahora a hacer trabajos para elaborar un nuevo plan de pobreza, porque la situación de muchas familias canarias requiere medidas urgentes e inmediatas. Y por ello, apoyando esta PNL y en la línea de las enmiendas sociales presentadas por el Grupo Popular a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma, planteamos una serie de propuestas dirigidas a mejorar el texto inicial, concretando alguna de las medidas que se plantean y realizando una mayor incidencia en la raíz del problema.

Primera. Puesto que la asistencia y los servicios sociales son legalmente competencia exclusiva de la comunidad autónoma, es esta, junto con los cabildos insulares y con los ayuntamientos, los que tienen la obligación de dotar la suficiente financiación para el desarrollo y aplicación de todas las políticas sociales, por supuesto coordinándose con los fondos complementarios que desde el Gobierno de la nación puedan derivarse para Canarias. Por lo tanto, apoyamos la necesidad de que se incremente la financiación de las políticas sociales en la línea del punto primero de la PNL, minorando el recorte realizado en servicios sociales por el Gobierno de Canarias en sus Presupuestos.

En segundo lugar, proponemos una enmienda de sustitución, de sustituir la expresión "organizaciones civiles" por "ONG, fundaciones, asociaciones y otras entidades privadas", a fin de recoger un espectro más amplio, ya que no todas las entidades que colaboran activamente en la lucha contra la pobreza y la exclusión social son civiles y no tienen ánimo de lucro. Nos referimos a entidades financieras, a empresas privadas y a ONG como Cáritas. Esta última, y a pesar del recorte sufrido en los fondos, continúa desarrollando una labor social encomiable con los más desfavorecidos, y no porque sea de su competencia sino porque lo requieren las necesidades de los canarios. Ojalá este Gobierno actuara como dichas ONG, movido por la necesidad de los canarios y no a golpe de titular de prensa. Demasiadas veces hemos visto ya a los señores consejeros hacer y deshacer, no en función de planes estratégicos de actuación sino a golpe de las noticias del mediodía.

Compartimos con el Grupo Mixto la necesidad de ampliar la financiación de la Prestación Canaria de Inserción. Resulta incomprensible que, con un tercio de los canarios bajo el umbral de la pobreza y un 38% de pobreza infantil -la tercera más alta de España-, el Gobierno de Canarias, mientras que mantiene gastos no prioritarios, reduzca en casi 5 millones la Prestación Canaria de Inserción y de ellos 2,5 para su gestión por los ayuntamientos. Esto solo puede tener una interpretación: que se pretende crear en los ayuntamientos un cuello de botella que impida en la práctica acceder a los canarios a esta ayuda.

Además no debemos olvidar que uno de los tres fundamentos de la PCI es la inserción laboral, que ha fracasado en los últimos años. Según datos proporcionados por la propia consejería a una pregunta formulada por la señora diputada Milagros Bethencourt, del 2008 al 2014 solo el 14% de los perceptores ha llegado a trabajar en algún momento. En cuanto a los años 2011 y 2012, nada sabemos de ellos oficialmente. Por lo tanto, es necesario que, en colaboración con el Servicio Canario de Empleo, se potencien los itinerarios de inserción individualizados y su seguimiento, buscando una mejor formación específica para la empleabilidad real de los perceptores.

Como hemos solicitado reiteradamente, ante la grave situación social en la que nos encontramos, es imprescindible que este Gobierno priorice el gasto, eliminando los gastos superfluos y reduciendo los corrientes, además de todo el entramado de empresas, fundaciones y entes públicos que en estos momentos no podemos permitirnos. Resulta necesario liberar recursos para llevar a cabo acciones específicas contra la pobreza infantil, como las becas y los desayunos escolares, o para crear un fondo de emergencia o para realizar aportaciones extras a los bancos de alimentos. No tiene sentido que la Consejería de Políticas Sociales se coma solo en su funcionamiento un tercio de su presupuesto.

Señor Román Rodríguez, estamos de acuerdo con la importancia de fomentar el alquiler social de viviendas, pero antes de negociar con entidades ajenas al Gobierno de Canarias sería más lógico que se pongan inmediatamente en alquiler todas las viviendas vacías que tiene el Instituto Canario de la Vivienda y la empresa Visocan. Lamentablemente, no sabemos cuál es el número de esas viviendas, ya que, como ha denunciado el propio Diputado del Común, el Gobierno oculta ese dato, pero ya hemos dicho varias veces que consideramos que están en torno a las 700 viviendas vacías.

Desde el inicio de la legislatura, el Partido Popular ha traído a esta Cámara la necesidad de que el Instituto Canario de la Vivienda articule un servicio de asesoramiento legal a las familias amenazadas por desahucios, pero antes de que se produzca el desahucio. Además de la necesidad de crear un fondo específico para que aquellas familias afectadas tengan garantizada una vivienda digna mientras que la situación sobrevenida perdure. Medidas que servirían de complemento a las recogidas en el Real Decreto-Ley 6/2012 y a la espera de la inminente modificación hipotecaria.

Pero cualquier plan contra la pobreza, aunque sea de choque, está condenado al fracaso si no se actúa sobre la raíz del problema, el paro. Las políticas pasivas por sí solas no son eficaces, porque una vez que el dinero se termina el problema continúa ahí. Un 34% de paro, uno de cada cinco canarios tiene a todos sus miembros en paro y el 70%, desempleo juvenil. Proponemos en esta línea tres medidas. Primera, replantear las políticas activas de empleo, que en Canarias han fracasado. Nunca se ha gastado tanto dinero y se han obtenido peores resultados. Fracaso que se ha debido principalmente a que en muchas ocasiones se han antepuesto criterios asistenciales frente a la formación y a la empleabilidad, confundiendo lo que es una política activa de empleo con una política meramente asistencial. Necesitamos una reforma integral del sistema que, en colaboración con los agentes sociales y empresariales, priorice la formación y la empleabilidad en los nuevos nichos de empleo. Segunda, promover la emprendeduría y las ayudas a la contratación, porque son los autónomos y las pymes canarias los que generan el verdadero empleo estable y sostenible. Y les voy a dar solamente un dato: el año pasado cerraron en Canarias más de mil pymes. Y tercero, simplificar la maraña normativa, que tal y como ha denunciado la Cámara de Comercio de Tenerife paraliza en Canarias proyectos de inversión por valor de 1.000 millones de euros y la generación de 20.000 empleos directos. Por cierto, inversión y empleos reales y no sacados recurrentemente de una chistera, creando falsas expectativas y sin ningún respaldo financiero de la Unión Europea ni de las empresas privadas.

Por último, decirle, señor Román Rodríguez, que ya ni usted ni nadie habla del rescate a España. Por algo será. Y también decirle que los recortes no son un fin sino un medio, un medio para sobrevivir a la dolce vita en que nos metió el Partido Socialista, con el beneplácito de Coalición Canaria, y que ha tenido a este país asfixiado.

Pero ahora toca gestión y toca priorizar el gasto, y, mire, de lo primero este Gobierno de Canarias nada sabe y de lo segundo, a este Gobierno de Canarias nada le apetece.

Muchas gracias.

El señor presidente: Gracias, don Fernando Enseñat.

Para la defensa de la otra enmienda, del Grupo Nacionalista y Grupo Socialista, doña Encarna Galván.

La señora Galván González: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Y ante todo quisiera saludar a las personas que hoy nos acompañan y felicitarlas por su altruista labor y su compromiso social. Algo siempre muy necesario pero hoy en día todavía más importante.

Ayer nuestra compañera Rita Gómez expresaba en este Parlamento un pensamiento que me pareció muy hermoso en relación a la iniciativa que aquí debatíamos sobre la pobreza en la infancia. Dijo: "estamos debatiendo sobre el fracaso de toda una sociedad; debemos hablar de una tarea compartida, no de un partido, ni siquiera de un Parlamento". Yo me sumo a sus palabras y las aplico a esta iniciativa para frenar la pobreza que hoy debatimos, aunque temo que tristemente ello pueda volver a ser interpretado por algunos, quizás más preocupados por el rédito político que verdaderamente por la política social, como echar balones fuera.

Y en este sentido, y para expresar que esto es una realidad, me sumo a las palabras que acaba de expresar el portavoz del Partido Popular, cuando decía que algo hemos hecho mal en Canarias, y lo hemos hecho mal porque durante muchos años, incluso en los años de bonanza económica, las cifras de pobreza en Canarias no han dejado de subir (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente y pasa a ocupar la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González). Y eso es un fracaso colectivo en el que todos hemos tenido nuestra parte de responsabilidad y no voy a decir "y ustedes más porque gobernaban en ese momento". No, creo que ha sido una responsabilidad compartida en ese fracaso para que durante años y durante la bonanza económica Canarias se alejara de las medias estatales en relación con la pobreza y la exclusión social y nuestras cifras hayan sido siempre dramáticas en este sentido. Ante esta realidad, yo espero que hoy, tras el debate, nos una el acuerdo, que se abra la oportunidad a un diálogo compartido con todos al objeto de definir la mejor manera de lograr una alternativa real y viable a la situación actual. Una situación que para que resulte realmente eficaz debe ser realista, no un brindis al sol que mañana pueda quedar en el olvido, no por falta de voluntad sino por la imposibilidad de aplicarlo por falta de recursos.

Estamos ante una situación crítica en lo social, agravada por una situación económica sin precedentes y que afecta de forma desigual a la ciudadanía, atacando con especial virulencia a los colectivos más vulnerables, mostrando una especial incidencia en afectados por lo que podemos llamar deficiencias de carácter estructural, lo que no debe hacernos olvidar la importancia de apostar por medidas también de carácter preventivo.

Ante esta situación, los poderes públicos deben responder con medidas comprometidas y eficaces que nos permitan reconducir de una forma urgente esta situación, garantizando una dotación estable y suficiente para los servicios sociales. Para el Gobierno de Canarias afrontar las necesidades básicas de los ciudadanos viene siendo una prioridad y este compromiso se manifiesta en que el 70% del Presupuesto de la Comunidad Autónoma se aplica a la atención de los servicios esenciales: a la educación, a la sanidad y a los servicios sociales. Pero, señorías, también ayer aquí escuchábamos a la consejera expresar lo que es un clamor: cómo no nos va a afectar, cómo no va a repercutir en los índices de pobreza en Canarias un recorte de 100 millones de euros en políticas de empleo; o cómo no va a tener repercusión en la situación de pobreza un recorte de más del 40% en el Plan concertado o de 200 millones de euros en la Ley de Dependencia; cómo no va a afectar que Canarias sea la comunidad autónoma peor financiada para la atención de los servicios esenciales, lo denunciaba hace un momento la consejera de Sanidad; o que los planes integrales para la familia, la atención a la infancia o a la adolescencia carezcan absolutamente de financiación.

Por eso, señorías, venimos exigiendo al Gobierno de España sensibilidad para que no continúe aplastando las políticas sociales y al tiempo aplicando una inmisericorde política de recortes que impiden cualquier posibilidad de reactivación económica y con ello de generación de empleo. Única solución real para revertir la situación de empobrecimiento que padece nuestra sociedad, algo en lo que coincidimos con el proponente de la PNL que hoy debatimos: no se puede revertir esta situación si no es reactivando la economía y generando empleo. Una economía, desde luego, que no se reactiva con los recortes ni con amnistías fiscales, que más que servir para combatir la pobreza solo sirven...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Señoría, tiene medio minuto para concluir.

La señora Galván González: Muchas gracias, señor presidente.

Frente a esta situación y esta grave realidad, debemos abordarla desde la responsabilidad y estamos de acuerdo en que Canarias necesita volver a disponer de un nuevo plan contra la pobreza y la exclusión social, y es lo que planteamos en nuestra enmienda. Un plan que implique a todas las instituciones y a todas las entidades implicadas en la atención social y sirva de herramienta de trabajo, donde junto a las medidas de carácter preventivo puedan incorporarse otras de emergencia social como las que hoy se proponen. Unas medidas en las que no estamos en absoluto desacuerdo y esperamos poder concluir en un punto común para poner en marcha esta serie de medidas de emergencia que hoy se reclaman y si hoy no es posible el acuerdo esperemos que sea posible en una próxima sesión, con una iniciativa en la que podamos todos apoyar la puesta en marcha de un plan contra la pobreza y la exclusión...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señoría.

Doña Flora tiene la palabra.

La señora Marrero Ramos: Muchas gracias, señor presidente.

Quiero también, igual que mis compañeros y mis compañeras, dar la bienvenida y agradecer el trabajo a todas las organizaciones no gubernamentales, que desde luego complementan y llegan allí donde no lo puede hacer la Administración. Y si me permiten también, a la representante de Ataretaco, mi admirada Rosario Pino, que es una mujer luchadora allí donde siempre está.

Yo totalmente de acuerdo -nuestro grupo parlamentario- con lo que está en la proposición no de ley y sobre todo porque, ayer lo decíamos, lo decíamos porque lo decía Unicef en el pasado debate en el Congreso de los Diputados del Estado, donde decía que había que situar en la agenda política la situación de... Ellos se referían a la pobreza infantil pero nosotros estamos totalmente de acuerdo. Es más, ayer pedíamos una comparecencia, el Grupo Nacionalista, para hablar de la situación de la pobreza y hemos tenido muchísimas iniciativas.

Totalmente de acuerdo con este pacto social y político, que es imprescindible y yo espero que en el Debate de la nacionalidad se hable así.

Pero tenemos que hablar también de la realidad presupuestaria que hay en este momento y sabemos que el impacto final de la actuación del Estado en las cuentas canarias solo en dos años ha habido una reducción de 807 millones de euros. Estamos hablando de un 40% menos y ha afectado, lógicamente, a los servicios esenciales. Y Canarias, y lo hemos dicho, si pudiésemos contar con la misma financiación que el resto de las comunidades autónomas, ahora estaríamos hablando de 812 millones de euros y si Canarias fuese la comunidad autónoma mejor financiada, tendríamos ahora 2.000 millones de euros menos.

Y vamos a hablar, vamos a hablar de lo que es la partida económica en las políticas sociales de la Consejería de Bienestar Social. Es verdad que ha habido una reducción de un 6,10% y ha estado motivado principalmente por la desaparición del Plan conjunto Canarias-Estado en materia de inmigración, y por ahí es la reducción del 6%, pero se consolida el presupuesto en el Plan concertado de prestaciones básicas; se han potenciado con un aumento de un 7,85% las políticas de atención a la infancia en riesgo, protección y prevención; se ha ajustado a la coyuntura económica la dotación de la Ley de la Prestación Canaria de Inserción; se ha incrementado la partida destinada a la aplicación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas Dependientes, donde se mantienen las 13.000 plazas residenciales de atención diurna y las 11.000 prestaciones económicas; y la Estrategia canaria, porque lo ha dicho el Gobierno de Canarias en sede parlamentaria, en coordinación con las organizaciones no gubernamentales, son dos... La prioridad es atender a las personas sin hogar y los comedores sociales infantiles y saben que una parte importante es competencia de la Consejería de Educación y, aun así, está al frente la Consejería de Bienestar Social, porque tiene un carácter transversal. No puede ser de otra manera. Y esto se está haciendo con Cáritas, se está haciendo con la Obra Social y de Desarrollo, con Proyecto Hombre, con Ataretaco, con la Cruz Roja, con San Vicente de Paúl, porque es imprescindible, porque ese diálogo con las organizaciones es imprescindible.

¿Y por qué digo esto? Porque esto va en la línea de las enmiendas que hemos presentado. Va en esta línea: instar al Gobierno de Canarias para que, conjuntamente con los ayuntamientos, con los cabildos de Canarias, se establezcan las medidas necesarias para elaborar un nuevo plan contra la pobreza y la exclusión social en Canarias, en el que además se integren las medidas que ya desarrollan estas instituciones y se optimicen los recursos existentes. ¿Por qué digo "optimicen los recursos existentes"?: porque con menos en este momento el Gobierno de Canarias... -y lo dice muy bien don Román Rodríguez- se tiene que atender a más personas.

Hay un informe -que a usted le gustan los informes y a mí también me encanta leerlos- de Intermón que dice que en los próximos diez años va a haber 18 millones de pobres en España. Si eso lo extrapolamos a Canarias, con el 5% de la población estaríamos hablando de 900.000 personas.

Y, mire, al señor responsable del Partido Popular, a don Fernando Enseñat, que no me va a enseñar nada. ¿Y sabe por qué?: porque, mire, ustedes ayer, las medidas que ustedes han puesto en las enmiendas ayer las rechazaron en el Congreso, en una iniciativa. Ayer, las mismas medidas. Entonces lo único es que lo que dicen aquí, en Canarias, esto que usted tiene, esta enmienda, que prácticamente es una copia, esta enmienda usted coge, la copia y después en el Congreso la aprueban, esto que ustedes quieren proponer aquí... Miren, tengan valor, tengan valor, cuando hablamos de la pobreza decírselo a la gente en la cara y votar a favor, de cualquier iniciativa de la pobreza votar a favor, y nosotros, desde luego el Partido Socialista y los representantes del Grupo Nacionalista, vamos a presentar una iniciativa con un plan de la pobreza, la tenemos elaborada y la vamos a presentar en los próximos días, y vamos a mirar a la cara a todo el mundo en cualquier institución: en ayuntamientos, en el cabildo...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora diputada.

El proponente... ¿Había enmiendas...?, perdón, que llevaba el presidente, ¿hay alguna enmienda que estaba aceptada o no...? Ah, perdón, que falta el Grupo Mixto.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente. Señorías (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Vamos a ver, nosotros tenemos opinión sobre esta crisis y la hemos expresado aquí, tenemos opinión sobre la estructura competencial y la conocemos, sabemos de las dificultades económicas de todas las administraciones y sabemos que también es fácil tirarse la pelota de unas a otras. De lo que estamos hablando aquí es de otra cosa. Lo que estamos diciendo aquí es que en Canarias la pobreza, la exclusión, la crisis es más dura que en ningún otro sitio del Estado español y que aquí tenemos un tercio de la población que tiene dificultades para pagar la luz, el agua o para comer, y que esta institución, que representa al pueblo de Canarias, y su Gobierno tienen que tomar cartas en el asunto y que no vale con lo que ya hacemos. Lo que ya hacemos es insuficiente, lo era en la época de vacas gordas y lo es, en grado sumo, ahora. Lo que decimos es que el presidente del Gobierno, que el Gobierno, ponga en su agenda política en primera línea luchar con recursos adicionales contra la exclusión y la pobreza, más dinero para que la gente pueda comer, pagar el agua o la luz.

Ya no se puede eludir este problema hoy. Ayer, viniendo en el avión de Gran Canaria... ¡aparece en todos los periódicos, todos los días! Estamos desbordados, la situación es enormemente grave y no se puede remitir aquí la solución a otra comisión y a otro plan. Hace un año hablamos de esto y la situación era grave.

Y, claro, yo no quiero hacer reproches porque no sirve para nada, pero, puestos a poner, ayer, en las Cortes Generales, el Partido Socialista presentaba una iniciativa, que nosotros apoyamos, que apoyó Coalición Canaria, que dice algo parecido a lo que pretendemos aquí y aprobamos la semana pasada en el Ayuntamiento de Telde una iniciativa de similares características. Hoy mi compañero Pedro Quevedo debate algo similar en el Ayuntamiento de Las Palmas, mañana yo defenderé esto en el Cabildo de Gran Canaria. Lo que queremos es que todo el mundo se retrate, se comprometa, añada recursos, los saque de debajo de las piedras.

Hago una propuesta. Es de suponer que se van a revisar los objetivos de déficit y es de suponer que si se revisan se repartan entre el Estado y las comunidades autónomas: ¿por qué no comprometemos 30 millones de los objetivos de déficit para un plan añadido contra este grave problema social de primer orden? Objetivos de déficit, vamos a pelear a muerte a favor de que se flexibilicen, vamos a pelear a muerte para que nos toque una parte de esa flexibilidad y vamos a destinar esos recursos a atender a la gente, a lo más urgente. Ahora no podemos, no podemos porque se han impuesto las mayorías políticas que conocemos, cambiar y girar la economía. Las cosas que dice el compañero del Partido Popular se las puedo estar rebatiendo aquí siete horas, con datos, pero no toca. Lo que toca ahora es comprometerse con este tema y ser coherentes, y si se vota en Madrid un plan contra la pobreza, que tiene menos competencias que esta comunidad, hay que votarlo aquí; y si se vota en un ayuntamiento, hay que votarlo en los cabildos. Lo que no puede ser es que pongamos el gorro en función de las circunstancias.

Por eso tiene sentido lo que estamos diciendo. No hemos puesto fecha ni cantidades, pero tiene sentido que sobre esta base hagamos un esfuerzo. Y por eso he insistido en elevar políticamente el problema, políticamente; que el presidente hable del REF, de la renovación turística y de ¡la pobreza!; que esté en la agenda como una prioridad, no como un asunto para escapar y sobrevivir. Y ese es el sentido de nuestra resolución hace un año y es ahora con el problema agravado, porque ya no lo puede ocultar nadie. Estamos en una situación de emergencia social, la gente no tiene para comer, no tiene para pagar la luz y eso no puede ser una tarea solo de los voluntarios, tiene que ser una tarea de la colectividad, de sus representantes, de sus instituciones, de sus gobiernos.

Por eso, señorías, nosotros mantenemos nuestra propuesta. Aceptamos las enmiendas 1, 2, 3, 4 y 5 del Partido Popular, colocando la 3 en el punto 2, y la 6, y no aceptaríamos la 7, 8 y 9, porque no toca, porque estaríamos hablando de empleo y eso tiene tela y es de otra naturaleza. No podemos aceptar la de sustitución de Coalición Canaria y del Partido Socialista, porque desnaturaliza todo lo que hemos dicho, ¡todo!, y además entra en contradicción flagrante con lo que ayer socialistas y nacionalistas de Coalición votaban en el Congreso de Diputados y nosotros también. De manera que yo les pido que reflexionen o que busquemos una transaccional. Es necesario que este tema no se quede solo en los discursos y en los debates sino forme parte de la acción del Gobierno...

El señor presidente: Don Román, yo le voy a dar un minuto, pero para que nos diga su posición respecto a las enmiendas, que era la intervención, por favor.

Gracias.

El señor Rodríguez Rodríguez: Por lo tanto, señorías, de lo que se trataría aquí... Las cosas que apunta el Partido Popular mejoran esencialmente las que he dicho. Las tres últimas hablan del plan de empleo, que es otra cuestión -además yo discrepo sobre la orientación y sobre las contradicciones que conlleva-, pero lo que estoy planteando es la necesidad de que, la mayoría no, la unanimidad de este Parlamento pidamos al Gobierno que sobre estas bases, que son elementales, se actúe. No solo que se gestione mejor, que por supuesto, se actúe, se añadan recursos; se siente el Gobierno con cabildos y ayuntamientos y con las organizaciones no gubernamentales y que pongamos 30 millones. ¿Cómo que no podemos nosotros conseguir 30 millones de euros para dedicar a la gente que no tiene nada? Por favor, ¡eso es posible! Hay que proponérselo. Tiene que ser prioridad de este Gobierno y, si el Gobierno se lo propone, yo sé que lo consigue y al menos paliaremos, mientras esta crisis dure, que va a ser mucho, mientras dure esta crisis, paliaremos dignamente las necesidades básicas de la población que no tiene nada, que lo ha perdido todo.

Muchísimas gracias (Pausa).

El señor presidente: Hay una intervención de los grupos que no han intervenido. Me estaba diciendo el portavoz del Grupo Mixto que ha dicho las enmiendas que admite. No podemos, sin tenerlo claro... Es que ya no quedan más... ¿Votamos, don Román? Votamos y nos va diciendo en cada punto las enmiendas que...

Sí, sí. Román, dinos a ver.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Vamos a ver, las enmiendas del Partido Popular son nueve.

El señor presidente: Sí.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Perdón, ocho. Las tres últimas... La enmienda número 1 la aceptamos y se incorporaría al texto, porque es un añadido. La 2, igual; la 3, igual; la 4, en vez de estar en el punto 2... nosotros, perdón, proponemos que vaya al punto 2; la 5 se incorpora también al texto, porque son añadidos, y la 6, y rechazaríamos la 7, 8 y 9, porque hablan sobre planes de empleo, que están vinculados a esto, como todo, pero no son propias del debate que hemos tenido. De manera que las seis del Partido Popular que ellos aceptan las podríamos votar en bloque y las tres últimas, que ellos las mantendrán, supongo, a no ser que las retiren, las podríamos votar aparte. Y la de Coalición-Partido Socialista no la podemos aceptar, porque es que es otra cosa, ¿no?, es más de lo mismo y, por lo tanto, nos parece legítimo pero no estamos de acuerdo, ¿no?

El señor presidente: Sí, don Román, las que usted no acepta no se votan. ¿Queda claro? O sea, esas tres últimas no se votan. Las otras se votan incorporadas al texto, salvo que los grupos parlamentarios, el Socialista y Nacionalista, quieran votarlas por separado, alguna.

Votamos en bloque la proposición no de ley del Grupo Mixto con las incorporaciones del Grupo Parlamentario Popular, que entiendo que son hasta el punto 6, 6 exclusive. 6, 7 y 8 no, 6, 7 y 8 no.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Sí, pero, bueno, eso ya a la hora de colocarlas en el texto.

¿Estamos de acuerdo? (Asentimiento.) Solo hay una votación. Todos los grupos estamos de acuerdo. Entonces vamos a votar. Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Mixto, sobre Plan de choque contra la pobreza y la exclusión social en Canarias. Se votan incorporadas las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular de la 1 a la 5 inclusive. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 51 presentes; 20 votos a favor, 31 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

(El señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, ocupa un escaño en la sala.)