Diario de Sesiones 71/2013, de fecha 13/3/2013 - Punto 4

· 8L/I-0030 Interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre criterios en la aplicación de las políticas sociales, dirigida a la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda.

El señor presidente: Interpelaciones, del Grupo Parlamentario Popular, sobre criterios en la aplicación de las políticas sociales, dirigida a la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda.

Doña Milagros Bethencourt tiene la palabra.

La señora Bethencourt Aguilar: Gracias, señor presidente. Señorías, señora consejera: buenos días.

Comparezco ante esta Cámara para exponer los motivos por los que el Grupo Parlamentario Popular interpela al Gobierno de Canarias respecto a las políticas desarrolladas por la Consejería de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda.

El tronco de las acciones desarrolladas por este departamento, con diferentes nombres pero muy similar línea política, ha sido supervisado por dirigentes de Coalición Canaria durante prácticamente una década. En concreto, desde el año 2007 por una misma consejera, la señora Rojas.

Hablamos de un departamento que une competencias tan distantes entre sí como cultura, deportes, habitualmente en la órbita de otras consejerías, vivienda, a los servicios sociales: menores, dependientes, mayores, discapacitados, menores con medidas judiciales, infancia, exclusión social. De la gestión de la señora Rojas hablan mucho mejor las cifras de su departamento. Más sombras que luces, muchas más.

Es una pena que esté en boga hablar de la exclusión social, pero lamentablemente es un fenómeno que camina parejo al desempleo y que afecta en estos tiempos de crisis cada vez a muchos más canarios. Citamos una fuente de la fiabilidad del INE, que no en vano coincide en ofrecer la misma radiografía de la sociedad canaria que instituciones como Cáritas, los bancos de alimentos, Unicef, Cruz Roja. Dibujan una situación de verdadera alarma social.

El umbral de la pobreza o de la exclusión ha descendido al descender también el nivel de rentas en nuestra comunidad autónoma. 600.000 personas viven en Canarias bajo el umbral de la pobreza. Este dato corresponde a un 33,8% de los canarios cuyas familias viven con 11.000 euros al año o menos. Muchos de ellos, la gran mayoría, desempleados de larga duración que viven gracias a la caridad.

Como decimos, estas cifras concuerdan con las que nos dan las ONG e instituciones que trabajan a pie de calle, haciendo una labor impagable con estas personas. Fíjense en la evolución del plan de alimentos de Cruz Roja, por ejemplo. En dos años se ha duplicado el número de canarios que comen gracias a esta labor. 55.000 personas de las dos provincias acuden a este servicio. Pero es más, Cáritas estima atender a casi 22.000 familias de Canarias este año. Y un dato estremecedor: solo en la provincia de Las Palmas el 40% de estas personas acudía por primera vez a pedir ayuda a esta institución. Es más, el 75% de las personas atendidas se encuentran en situación de desempleo y una de cada tres familias no tiene ningún ingreso. Bancos de alimentos. Señorías, las solicitudes de ayuda se han triplicado en dos años, han crecido un 150% y son unas 65.000 en toda Canarias.

Y todo camina paralelo a unas cifras de desempleo insostenibles, que son las peores, no de España, de la Unión Europea. 291.000 canarios en paro, aproximadamente es un 34% de la población en edad de trabajar, con casi un 70% de paro juvenil.

Pero hablemos de más asuntos que son competencia de su consejería. Dependencia. Canarias es la comunidad autónoma que peor ha gestionado y gestiona sus políticas de dependencia. No es la segunda peor ni la tercera ni son cosas del Partido Popular. Lo evidencian los datos del Imserso. Veamos los cuadros publicados el 28 de febrero pasado: número de solicitudes atendidas en Canarias, 40.270, menos del 2% de nuestra población, último lugar de España; número de dictámenes en Canarias, 30.000 exactos, menos del 1,5% de nuestra población, último lugar de España; número de beneficiarios, 11.800 personas, un 0,5% de la población, último lugar de España. La gestión es francamente preocupante. Fíjense en este dato comparado: Cantabria, 500.000 habitantes, 24.000 solicitudes, 13.500 prestaciones; Canarias, 2 millones de habitantes, 40.000 solicitudes y 11.800 beneficiarios. Tenemos menos beneficiarios, pese a tener casi cuatro veces más población.

¿Cuál es el resultado? Hay tres resultados. El primero, en las tablas de valoración de la aplicación de la Ley de Dependencia la comunidad autónoma canaria es la peor valorada. Canarias está a la cola de España. El segundo, a menos dependientes valorados, menos dinero del Gobierno de la nación. ¿Participamos en menor medida del reparto nacional porque Rajoy no nos quiere? ¿No será más bien porque no se han hecho los deberes a tiempo, señora consejera? Y el tercer resultado, y más importante, solo uno de cada cuatro solicitantes de una prestación por dependencia la recibe.

Una ley que se está aplicando desde abril del 2007: ¿no le parece que ya es tiempo suficiente para que el sistema canario de atención a la dependencia se acople al régimen general?

Discapacidad, menores y mayores. El Estatuto de Autonomía de Canarias y la ley de bases del 85 son claros al respecto: la dirección y financiación de los servicios sociales corresponde a la comunidad autónoma canaria. La gestión directa compete a ayuntamientos y cabildos, que deben afrontarlo con cargo a una financiación que no siempre llega a tiempo. El pasado año los convenios correspondientes llegaron a buen puerto a finales de año, y esto es gravísimo porque las instituciones locales se quedan sin recursos para afrontar servicios esenciales, y los cabildos, todos sin excepción, pusieron el grito en el cielo. Este año, señora consejera, usted se comprometió a firmar estos convenios el primer trimestre del año. Estamos en marzo y de momento sabemos que hay apenas borradores, poco más.

Prestación Canaria de Inserción. Estamos ante una de las herramientas para luchar contra la exclusión social y vemos con asombro y gran preocupación cómo paulatinamente va cayendo el dinero que se destina a la Prestación Canaria de Inserción. Este año, 4.500.000 menos, de lo que encima sobra dinero. En época de crisis y sobra dinero: casi 2 millones en el ejercicio 2012. No será por falta de demandantes desde luego. Mala gestión, señora Rojas, por no hablar de nuevo del tiempo que los interesados tardan en conocer si tienen derecho o no.

Política de vivienda. Señoría, 26.000 demandantes de vivienda pública en Canarias que se encuentran con una gestión muy cuestionable de estas políticas. Primero, la empresa pública Visocan, literalmente en quiebra técnica. Usted, señora consejera, reconoció en comisión parlamentaria el déficit que arrastra, la friolera de 240 millones de deuda. Añadamos el Icavi: sus gastos de funcionamiento superan los 7 millones solo en personal, que aún tiene pendiente la renovación del Plan Canario de Vivienda 2013, la ejecución de millones de euros procedentes del convenio con el Estado, consignados y sin resolver, la solución a decenas de afectados por la Hipoteca Joven -más de 3.000 jóvenes, señora consejera-, la resolución de decenas de expedientes derivados de las lluvias desde el 2009 hasta hoy, que van a cumplir cuatro años arrinconados y que ayer le enumeramos en la pregunta oral. Detrás de esos cientos de expedientes pendientes hay personas que han perdido sus casas, sus enseres y esperan de usted soluciones y solo encuentran desesperanza. Y encima, según los datos que obran en poder del Partido Popular a respuestas parlamentarias, hasta 850 casas vacías y cerradas, cuando podrían estar alquiladas.

En fin, no nos vamos a andar con rodeos. Para una región en plena emergencia social el Gobierno de Canarias diseña unos Presupuestos para 2013 manifiestamente antisociales que reflejan un rotundo fracaso económico y social. Mientras el chiringuito público, las embajaditas, la tele, la policía, los comisionados, bajan un 1%, el bienestar de los canarios baja un 11,2%.

Tiene usted mucho que hacer, señora Rojas. Gobernar no es criticar de forma permanente y buscar culpables en Madrid; gobernar es asumir responsabilidades, saber tomar decisiones frente a la realidad.

Esperamos explicaciones. Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Por el Gobierno, la señora consejera de Cultura.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

El Gobierno ha reorientado sus políticas para llevar a cabo una estrategia contra la situación de pobreza que vivimos en nuestra comunidad.

El Gobierno comparece hoy a petición del Grupo Parlamentario Popular, en la que se nos interpela lo siguiente: conocer los criterios seguidos por el departamento en la aplicación de las políticas sociales. Para que se hagan una idea, señorías, para facilitar un poco las cosas, voy a basar esa estrategia de la reorientación de las políticas sociales del Gobierno en cinco ejes, podríamos decir. El primero, la vivienda; el segundo, las políticas sociales básicas, con la PCI; en el tercer bloque será la infancia; en el cuarto, la dependencia; y en el quinto, la financiación municipal. Y además les adelanto, señorías, que todo esto trabajado y en perfecta coordinación con las corporaciones locales.

Canarias, señorías, siendo la comunidad más débil de todo el Estado, suponemos, saben todos que por su fragmentación, por la lejanía del continente, por su mayor tasa de desempleo, por la magnitud de las pensiones no contributivas, es decir, a pesar de todo ello, señorías... Ya saben en qué lugar del ranking, porque siempre parece que es importante colocarnos, Canarias se encuentra entre la segunda y la quinta comunidad de mayor pobreza del Estado español. Desde el Gobierno, como les decía al inicio, hemos reorientado y reorganizado las políticas sociales para que en su conjunto sumen sinergias que combatan la situación de exclusión y el nivel de pobreza que tenemos en estos momentos en Canarias y, como les decía también, con una coordinación prioritariamente con las corporaciones locales.

El primer paso en esa reorganización de nuestras políticas a la situación actual ha sido la vivienda. Por eso en nuestros Presupuestos mantenemos el alquiler a 16.000 familias con dificultades sociales y con dificultades económicas. En el año 2012, señorías, el Gobierno entregaba 313 viviendas a las familias con mayor vulnerabilidad social. En estos momentos, año 2013, el Gobierno está ya en el proceso, como saben, publicado desde finales del año pasado, en el procedimiento de adjudicación de 443 viviendas. Que, saben ustedes, somos, prácticamente, tres o cuatro comunidades en España las que construimos viviendas en alquiler social, que van de un mínimo de 2 euros a un máximo de 90 euros, señorías, y que en estos momentos, como digo, están en adjudicación estas 443.

Y además, siguiendo con la política de vivienda, no les voy a hablar de la rehabilitación, la reposición, de lo que esto dinamiza la economía, sino más concretamente de lo que va directamente hoy a las familias, como son los alquileres sociales. Desde la empresa pública Visocan construimos promociones de vivienda para vender, al margen de que Visocan tiene un parque de viviendas en alquiler que asciende a 5.000 viviendas y que están contempladas en esas 16.000 conjuntas con las del Icavi, que el Gobierno sigue manteniendo la subvención en alquiler a estas familias. Pues bien, les decía que también esas promociones de venta en estos momentos, señorías, el Gobierno las ha reorientado hacia el alquiler, ante la dificultad de que las familias puedan obtener un crédito para comprarlas. Esto supone que, efectivamente, el crédito que ha solicitado Visocan habrá que renegociarlo con las entidades financieras, porque tendrá que pagarlo más espaciadamente, pues no es lo mismo subrogarse el crédito de una familia que compre la vivienda que alquilarlo, porque además, señorías, no se alquila a cualquier precio; se alquila a precios sociales, es decir, según la situación socioeconómica del lugar donde está ubicada la promoción de vivienda, y estimamos que próximamente podremos alquilar de entre 300 y 400 viviendas que teníamos previstas para la venta.

También, señorías, dentro del primer bloque, del bloque de vivienda, como ustedes saben, hemos decretado la dación en pago para aquellas viviendas que ha comprado la familia y que no pueden hacer frente a esa hipoteca, y además también hemos decretado el no desahucio. No se desahucia a nadie en Canarias porque tenga una situación sobrevenida económica y no pueda hacer frente al alquiler. Esa normativa también es absolutamente excepcional y la hemos hecho en el marco de las competencias de la comunidad autónoma canaria, que como saben es en la vivienda protegida.

Pasamos al segundo bloque. El Gobierno protege las prestaciones sociales básicas. El Plan de prestaciones sociales básicas, que, como saben, es conjuntamente con los ayuntamientos, el Gobierno de Canarias y, ya de forma simplemente simbólica, el Gobierno de España, está dotado con 66 millones de euros, señorías, de los que el Gobierno de Canarias aporta alrededor de 13 millones de euros, y ahora les explico prioritariamente para qué.

La memoria de los ayuntamientos, la memoria del último año que nos trasladan los ayuntamientos, que se atiende con este Plan de prestaciones sociales básicas, asciende a 507.000 personas las que en distintos servicios, que son prioritarios, la emergencia social, la detección y la prevención de la exclusión social, la ayuda a domicilio y la gestión para la Prestación Canaria de Inserción.

Por lo tanto, señorías, ese segundo bloque de las prestaciones sociales, absolutamente protegido, digámoslo así. Tengan en cuenta que en la Prestación Canaria de Inserción, que abona el Gobierno y que gestionan los ayuntamientos, estamos hablando a día de hoy y puedo hacerles un recorrido, si me diera tiempo, nada más que de los últimos tres años, para que vean cómo se ha aumentado, bueno, solo en el número de familias, 4.900 en el 2011 y 7.320 familias, que no tienen ningún tipo de ingreso en estos momentos, solo la Prestación Canaria de Inserción, porque además, como saben, es también la condición. Estamos llegando en estos momentos a 15.000 beneficiarios de la Prestación Canaria de Inserción.

Sin duda, señorías, la reducción de 100 millones de euros en las políticas de empleo está claro que influye precisamente en este campo social, en el que pretendemos no solo abonar una cantidad a las personas sino reinsertarlas en el mercado laboral, y aunque sea de forma temporal, en un momento en el que se pierde tantísimo empleo, 1.500 personas han podido acceder a un empleo, temporal desde luego, pero por lo menos han podido acceder a ver que es posible que con la formación que van recibiendo, acorde a sus capacidades, puedan encontrar un empleo.

En este mismo marco, señorías, son importantísimas las entidades, las ONG, que colaboran con el Gobierno y con las corporaciones locales. Por eso hablamos del banco de alimentos, que en estos momentos tenemos en Canarias -podríamos decirlo- dos bancos de alimentos: el banco de alimentos propiamente dicho, como todos ya conocemos, y se ha convertido Cruz Roja también desde el año pasado en un banco de alimentos más, que no recibe los alimentos del banco de alimentos sino ya directamente de la propia Europa y también de entidades comerciales.

Tengo que decirles que desde Europa está llegando, el año pasado, un millón de kilos de alimentos menos y, sin embargo, los bancos de alimentos han distribuido 5.500.000 kilos. Es decir, ¿por qué hemos podido aumentar, señorías? Porque el Gobierno trabaja conjuntamente con los bancos de alimentos para ayudar, trabajar con las grandes superficies, para que doten a los bancos de alimentos de alimentos suficientes. Si sumamos el banco de alimentos, o los dos bancos de alimentos que tenemos en Canarias, estamos rondando las 100.000 personas que en estos momentos reciben alimento directo prácticamente de estos bancos, tanto de Cruz Roja, de Cáritas... Cáritas se nutre de los bancos de alimentos y aporta alimentos a su vez a las familias. Por lo tanto, estamos hablando también de unas cantidades de personas afectadas bastante importantes.

También estamos priorizando con otras entidades, no solo Cáritas y Cruz Roja, estamos priorizando lo siguiente: que estas entidades atiendan, acojan a familias o a personas o que desde luego se dediquen a comedores escolares o a comedores infantiles. Tal es el caso de Cáritas, Obra Social y Desarrollo, Proyecto Hombre, Ataretaco, Cruz Roja Española, San Vicente de Paúl, Yrichen, el Padre Laraña. Es decir, estamos hablando aquí de algo más de 1.700.000 euros que se aportan a las entidades para estos servicios, de los que tengo que decirles que Cáritas se lleva prácticamente el 50% o más de esta aportación, porque hablamos casi de 900.000 euros los que se llevan entre Cáritas Las Palmas y Cáritas Tenerife.

El siguiente eje, señorías, son las políticas de infancia: 88 millones de euros para las políticas de infancia en prevención, en atención al riesgo, en comedores escolares, en acogimiento familiar y en la atención a la infancia que cumple medidas judiciales.

El siguiente también, señorías, la atención desde luego a la dependencia. Son 117 millones, que si contamos con los 50 que además aportan los cabildos... El viernes tenemos una reunión en La Gomera, precisamente con la Fecai, para cerrar los convenios, tal como habíamos acordado, de acabarlos y de firmarlos en el primer trimestre del año. Recuerde, señoría, que se firmaron al final del año porque los Presupuestos del Estado se aprobaron a mitad de año y eso retrasó. Este año no habría excusa para que se firmaran más tarde, con lo cual el viernes en La Gomera, en esa Fecai, cerraremos, y serían 167 millones de euros...

El señor presidente: Sí, doña Inés, un minuto, un minuto para que vaya concluyendo, doña Inés.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Miren, para resumir, porque creo que la dependencia llevaría una comparecencia absolutamente ella sola, pero, para resumirles, hoy puedo decirles: en Canarias tenemos más de 40.000 personas dependientes atendidas. En Canarias hoy el mayor problema no es incorporar el sistema canario a la dependencia, porque eso ya se hizo; el mayor problema en estos momentos es que se hizo y ahora la ley ya volvió a modificar... perdón, el Estado volvió a modificar la ley, con lo cual lo tenemos que volver a modificar.

En estos momentos más que un problema de gestión, señorías, hay un problema de financiación. No se incorporaría en estos momentos prácticamente a nadie. Como usted bien decía, a más personas incorporamos en el sistema más dinero recibimos del Estado, ¿verdad? Eso es cierto y eso debiera ser así, pero si nos atenemos a los Presupuestos, como solo está presupuestado justo el dinero para las personas que están ahora en el sistema, si se incorporan nuevas personas no habría financiación estatal, habría que recuperarla en años posteriores. De todas maneras, el Gobierno de Canarias está incorporando una media de entre 60 y 100 personas mensuales al sistema de la dependencia, ya no es el sistema canario...

El señor presidente: Señora consejera, muchas gracias, doña Inés Rojas.

Turno de réplica, doña Milagros Bethencourt.

La señora Bethencourt Aguilar: Gracias, señor presidente.

Entiendo que no gusten los datos que da el Partido Popular. Señora consejera, no son datos del Partido Popular, muchos de su propio Gobierno, otros de ONG, otros del Consejo Económico y Social, otros del Imserso: 600.000 canarios bajo el umbral de la pobreza, familias enteras que viven con menos de 11.000 euros al año, 33,8% de los canarios en situación de exclusión social, crece la brecha entre Canarias y el conjunto del Estado, 12 puntos, 291.000 canarios en paro, uno de cada cuatro dependientes sin prestación o servicio, niños cuyas únicas comidas del día las hacen en los colegios, recorte del dinero que reciben ONG como Cáritas, 26.000 solicitudes de viviendas protegidas sin atender. Solo hay una coincidencia: la respuesta insuficiente y descoordinada del Gobierno de Canarias. Falta una política trasversal que aglutine a empleo, educación, vivienda y políticas sociales y que trabaje con los cabildos insulares y con los ayuntamientos.

Usted, señora consejera, está desde el año 2007 y ha hecho bastante poco, y lo digo por los datos. En todas sus áreas hay problemas de gestión, problemas que incluso el Grupo Socialista cuando estaba en la Oposición denunciaba y que hoy, ahora, para asombro de propios y ajenos, una vez en el Gobierno, miran para otro lado. ¿Dónde están sus señorías progresistas rechazando planes de pobreza y de exclusión social en la comunidad más pobre de España? Yo les invito a que sigan denunciando porque entre todos podremos cambiar el rumbo de las políticas sociales de este territorio. Sin embargo, tenemos la percepción de que no hay talla política en el Gobierno de Canarias para cambiar el rumbo, y esto es lo más triste y preocupante. El canario se pregunta, y con razón además, en qué manos estamos. Tenemos el peor Gobierno en el peor momento.

Pero, insisto, desde mi grupo parlamentario no queremos cambiar el Gobierno, queremos que el Gobierno cambie. Usted, señora Rojas, con la que está cayendo, no ha sabido priorizar en su departamento. Está usted a ver qué fuego apaga primero, sin planificación, sin estrategia, sin rumbo, en definitiva.

Se lo hemos dicho y se lo repetimos: es usted la consejera que presenta los peores datos de pobreza de España; más aún, los peores datos de toda la Unión Europea, los peores datos de dependencia, los peores datos de vivienda. ¿Por qué?, porque este Gobierno tiene una consigna: pan y circo ante los problemas. Y a los hechos nos remitimos: este año serán 33 millones para la Televisión Canaria, un millón de euros para La Revoltosa, 3 millones para La Gala, se llegaron a dar 1.600.000 en un solo año para Quiero ser como Pepe. El presidente Rivero decía en el pasado Pleno además: rebajamos a los funcionarios el 20% porque hay que ahorrar y tres minutos después justifica, sin ruborizarse, 2 millones de euros en embajadas en el exterior. La ONU canaria, señorías. Lo mismo para el Diputado del Común, lo mismo para la Policía Canaria. ¿Para qué queremos todo esto cuando un 33% de la población canaria está pasando necesidad? Lo repetimos, señorías, despertemos a la realidad: en Canarias se está pasando hambre. Mientras tanto, le reducen a Cáritas 700.000 euros para el sostenimiento de proyectos únicos para los más desfavorecidos: enfermos de sida, madres solteras, personas sin techo, etcétera. Peor todavía: el Gobierno y los partidos políticos que le dan apoyo rechazaban, para estupor de todos, un plan contra la pobreza y la exclusión social el Pleno pasado. Así de sencillo. La disculpa, como siempre, el maltrato del Estado y el demonizado sistema de financiación aprobado por ustedes mismos. Una demagogia sin límites.

Ustedes hablan de que el Estado ha recortado en fondos de políticas sociales. Yo les digo que ustedes han recortado en políticas sociales: Prestación Canaria de Inserción, 4.500.000 menos; Plan concertado de prestaciones básicas, 3 millones menos. Esos son datos simples. ¿Para qué subieron los impuestos si la situación de los canarios sigue siendo la misma o incluso peor? Siguen alargando la solución de un problema de mala planificación y de exceso de burocracia, señora consejera. Necesitamos respuestas.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Señorías, si ustedes creían que con 200 millones de euros menos en dependencia, eso no iba a afectar a la situación de pobreza y a la situación de Canarias; si ustedes creían -o usted, señoría- que 100 millones de euros menos para las políticas activas de empleo, eso no nos iba a afectar para nada en los presupuestos y en la pobreza en Canarias; si ustedes creían que el 87% menos en las políticas de vivienda por parte del Estado no iba a afectar; y si ustedes también creían que el 47% menos en las prestaciones sociales, eso no iba a afectar, ¿ustedes me quieren decir para qué estamos poniendo como excusa que es el Estado el que no nos da las aportaciones dinerarias que nos corresponden? Lo que me parece que nos debemos cuestionar es qué supone el Estado precisamente en la situación de Canarias. Está el Estado también ante una situación de una comunidad que es la que más difícil lo tiene, señorías.

¿Quién ha dicho que no tenemos una situación de dificultades en Canarias? Mientras a usted le parece que nosotros lo que hacemos es excusarnos en el Estado, que para nada, pero no debemos obviar que hay que exigirle, usted cree que lo que estamos haciendo aquí, que es facilitando en estos momentos... Lo sabemos: hay gente pasándolo realmente mal, que prácticamente no tiene para comprarse la comida. Y luego parece que molestara que a un número tan importante de canarios pueda llegarle cada día o por lo menos una vez a la semana comida para la semana a través de las entidades y en colaboración con todas las corporaciones locales. Porque estamos trabajando todos juntos, señorías, precisamente para ayudar entre todos, miren qué, no a acabar con la pobreza, no a superarla, sino a paliarla.

Y les doy los datos: 16.000 familias en alquiler, 16 millones de euros; 507.000, emergencia social, exclusión social, ayuda a domicilio, 17.000 personas favorecidas con la PCI. En total, entre los ayuntamientos y el Gobierno de Canarias 83 millones de euros. 100.000 personas reciben alimento de los bancos de alimentos; 6.500 niños en riesgo están siendo atendidos por el Gobierno; 600 niños que cumplen medidas judiciales; 2.600 niños en amparo; 70.000 en comedores escolares; 117.000 en actividades deportivas, señorías, 88 millones de euros entre las dos consejerías del Gobierno; 40.000 personas dependientes y 30.000 personas dependientes o trabajándose en la prevención de la dependencia, 167 millones de euros. Más, señorías, el Fondo de Financiación Municipal, que son 206 millones de euros y que el Gobierno de Canarias, sí, no ha bajado ni un solo euro a los ayuntamientos, pero, es más, saben ustedes que ese fondo siempre va destinado con características finalistas y que en esta oportunidad, ante la situación que tenemos, el Gobierno ha dicho: el 50% de esos 206 millones de euros, y estamos hablando de 103, irían para las necesidades prioritarias que tienen las familias y que se cubren a través de los ayuntamientos. Pero es más, señorías, el 50% restante, que es para el saneamiento municipal, el Gobierno les ha dicho, y está en la Ley de Presupuestos, que de cumplir con los requisitos, con el déficit, con el saneamiento precisamente de esa corporación podrían destinar hasta el 90% de ese 50 para la emergencia social. Es decir, entre todos, señorías, sumando además los casi 2 millones -1.700.000 euros- a las entidades, que hacen, como saben todos, una labor importantísima. Y no quiero volver a escuchar, porque no es cierto... Cáritas Las Palmas recibe, sin una bajada, 498.000 euros para su labor. No es la única entidad ni la única ONG, como les cité en la primera intervención. Y Cáritas Tenerife recibe en estos momentos también del orden, superando los 400.000 euros, priorizando lo que les he comentado al final.

Sumamos entre todos más de 500 millones de euros, señorías. Pero, no nos engañemos, con 500 millones de euros todas las corporaciones y las entidades estamos paliando los efectos de la pobreza, pero no superándola. Creo que huelga decir en este Parlamento qué es lo que haría falta para de verdad superar la pobreza. De momento, afortunadamente, el Gobierno de Canarias, con todas las corporaciones y con todas las entidades trabajando conjuntamente, estamos ayudando a paliar esos efectos. Por eso, señorías, año tras año -y llevo aquí seis-, año tras año, hemos visto cómo la situación económica cada vez es más complicada, las familias cada vez lo tienen más difícil, pero afortunadamente a través de todas estas herramientas y de la modificación y la reconducción de las políticas sociales estamos logrando una cohesión social y territorial.

Pero, créanme, esto no se sostiene mucho tiempo si no se dinamiza la economía y se crea empleo.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Inés Rojas.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/I-0030 Sobre criterios en la aplicación de las políticas sociales, dirigida a la Sra. Consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico