Diario de Sesiones 74/2013, de fecha 9/4/2013 - Punto 24

· 8L/C-0906 Comparecencia del Gobierno -vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el funcionamiento de los comedores escolares.

El señor presidente: Continuamos con el punto segundo del orden del día, comparecencias. Se va a ver la comparecencia 935 y 906, que se agrupan para su debate. Y por orden de presentación son la comparecencia -primero leerlas-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista, sobre el servicio complementario de comedores escolares, y la comparecencia, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el funcionamiento de los comedores escolares. Como digo, se agrupan y la estructura del debate va a ser como sigue: los dos grupos proponentes tienen -por el orden que está aquí, lógicamente, de presentación de iniciativas-, tienen diez minutos para exponer la comparecencia. Sí, ahora diremos, sí, pero le estoy diciendo que es por orden... Sí, evidentemente, por orden de presentación de las iniciativas, que es el orden que está aquí... La del orden del día... (Ante un comentario que se suscita en el Pleno). No, el orden del registro es, por lo que está aquí... Es que no sé, es que no sé por qué me las ha... es la 935 y la 906. No sé por qué están puestas en este orden. Claro, están puestas al revés.

Bueno, primero, déjenme explicarles, tienen diez minutos para exponer la comparecencia, cada uno de los grupos; el Gobierno tiene el mismo tiempo para contestar, otros diez minutos; los grupos no solicitantes de la comparecencia tienen cinco minutos y los grupos proponentes tienen quince minutos cada uno; y el Gobierno cierra con otros quince minutos. ¿De acuerdo?

Entonces vamos a verlas como dice el Reglamento, por el orden del registro. Y entonces en primer lugar tiene la palabra el Grupo Parlamentario Popular para intervenir, sobre las dos comparecencias, ¿eh? Lógicamente, dedicará el tiempo a la que considere más oportuno, pero puede intervenir sobre las dos, porque están agrupadas.

La señora Oñate Muñoz: Buenas tardes, señorías, medios de comunicación, señor consejero. Gracias, señor presidente.

Canarias fue la comunidad autónoma española que más subió el precio del menú escolar en el presente curso, con un incremento superior al 30%. Esta errónea decisión, adoptada en un difícil contexto económico y social que vive el archipiélago, ha provocado un incremento del 11% en el número de familias demandantes de ayuda por no poder asumir el coste del servicio. Es verdad que era uno de los menús más económicos de toda España, es verdad, pero pensamos que no era el año o el momento para actualizarlo, porque ha desenganchado de los comedores a una serie de personas a las que luego, a su vez, ha tenido la consejería que volver a arropar económicamente para volverlos a incluir.

Actualmente, más de 70.000 alumnos utilizan los comedores escolares en Canarias, de los cuales 37.000 necesitan algún tipo de subvención para sufragarlos. Además las organizaciones no gubernamentales, asociaciones vecinales, colectivos, coinciden en la voz de alarma sobre el creciente número de alumnos que acuden diariamente a clase sin desayunar.

A pesar de la gravedad de los hechos, la Administración autonómica parece ser que todavía, por las declaraciones que hemos ido siguiendo en prensa, no tiene el número exacto o un diagnóstico preciso al respecto, aunque el informe de Unicef nos situaba, en los niños, en 112.000 niños bajo el umbral de la pobreza en las islas.

La tasa de riesgo de pobreza infantil es uno de los indicadores más importantes que una sociedad puede tener sobre sí misma, tal y como destaca el mencionado informe, y no solo una forma de evaluar el impacto de las políticas sociales y económicas de la Administración. Podemos tener varios datos de medida. Uno de ellos es el Arope, de exclusión, de la Estrategia Europa 2020, y ahí sitúan el riesgo de pobreza en Canarias en un 40, frente al 29,8 de la media nacional y 5 puntos por encima de la población adulta de Canarias, que está en el 35,3. Es muy complicado y muy preocupante este tema, porque incluso hay estudios que dicen que los menores a veces se cronifican y tardan más de cinco años en poder salir del punto de exclusión en que se encuentran. Por lo tanto, el servicio de comedor escolar debe ser objeto de revisión dentro de un plan integral de protección a la infancia, como plantea el Consejo Escolar de Canarias en su informe sobre planificación del curso escolar 2012/2013, con el fin de garantizar la alimentación básica del alumnado en exclusión más allá de la duración del curso escolar.

La gravedad de esta situación, señor consejero, entendemos que no es solamente una responsabilidad concreta de la Consejería de Educación. En eso estamos de acuerdo, pero hay que tener en cuenta que no hablamos de una consejería, hablamos del Gobierno. Desde el momento en que el presidente del Gobierno ha salido con un tema en el estado de la nacionalidad asumiendo el tema de los comedores escolares entendemos que el tema ya compete a todo el Gobierno. Y nos parece bien, porque sí que creemos que es un tema que no se termina únicamente con el Gobierno, pero sí es el Gobierno quien creemos que tiene que liderar este tema, porque si bien es verdad que el Gobierno tiene que contar con los alcaldes y los ayuntamientos, con las asociaciones de padres, con el consejo escolar y con los centros, con los directores de los centros, no es menos cierto que ese impulso a esa red de actuación y ese plan integral que pedimos para actuar en el tema de los comedores es un plan que quien puede liderarlo es el Gobierno de Canarias, quien puede realmente hacer sentar en esa red a todas las demás administraciones y todos los demás colectivos es el Gobierno. Y es por eso que traemos aquí esta comparecencia, para que el Gobierno, en nombre de su consejero y de su vicepresidente, por el doble papel que usted representa, de alguna manera comparta con nosotros cómo está en este momento el tema de los comedores.

En la segunda parte le haré saber por qué tenemos esta preocupación, una preocupación que a través de los medios de comunicación que hemos estado siguiendo hay cifras que van y vienen, no acaban de centrarse en un número concreto ni en una medida concreta, sino parece que es como si fuera escapar del problema momentáneo pero que no se ve una estabilidad en un programa integral, integrador, que tienen que tener en estos momentos de crisis tan fuerte los comedores escolares.

Sabemos que luego hay unos servicios complementarios. Cuando hicimos la pregunta, cuando nos preocupamos por los servicios complementarios, había ocurrido algo que en estos momentos ha vuelto a la situación original, que era ese 20% de reducción de horario, casi media hora en los auxiliares, y esa reducción que había también, económica, en los auxiliares de comedor. Por lo tanto, esa solución se ha solventado por parte de Presidencia. Dentro de esas personas se encuadraba un alto número de personas que trabajaban en educación y, entre ellas... que trabajaban en los comedores como auxiliares, cuidadores, etcétera.

Pero hay algo que nos preocupa más. Señor consejero, su partido en la legislatura anterior se pasó el tiempo con una gran crítica a la consejera de Educación en aquel tiempo que pertenecía a Coalición Canaria. Yo me he estado leyendo las actas de lo ocurrido en la legislatura anterior y hemos visto que realmente caían mucho encima de esa consejera, por todo, cuando realmente también tiene sus luces en esa actuación. Y una de ellas era un protocolo que había puesto para medir la calidad de las comidas en los comedores escolares. Se había apuntado a una dieta mediterránea, a una fundación que tiene que ver con la dieta mediterránea, y había una preocupación por la dieta, por los menús, concretamente por la calidad de los menús.

Es verdad que en las medidas que usted, consejero, pone en los presupuestos del primer año de esta legislatura, me parece que era...; de los 38 puntos en el punto 24 usted hablaba de que las actividades complementarias daban calidad y equidad también a la educación. En esas actividades complementarias está, por lo tanto, todo lo que es el entorno del comedor escolar. Por lo tanto, ahí entra la calidad de los menús y entraría también el cuidado de los niños durante la hora del comedor, y por supuesto que el comedor no es solamente algo para comer... A mí me resulta terriblemente penoso cuando en televisión pasan los comedores escolares y se ve a los niños con las bandejas, y se ve al que está sirviendo las bandejas con unos brochones de pasta que se los echan ahí encima y el niño de 8 o 9 años sigue con su bandejita. Da una sensación de cuartel, da una sensación carcelaria, da una sensación de que tendríamos que enfocar el momento del comedor, tendríamos que enfocar el momento del comedor como algo también educativo y también social. Es un momento donde los niños conviven, donde los niños tienen que tener un respiro lúdico. Después de todas las clases que han tenido tendrían que ir contentos al comedor y tener allí un apoyo de relación, de convivencia, educativo, que no parece que se esté dando.

No nos pareció tampoco adecuado cuando en el año 2012 la consejería hizo poner en los anuncios de cada centro los sueldos de los auxiliares. Es verdad que lo hacían para que los padres se enteraran de, comparativamente, por qué en un comedor de gestión directa el menú puede salir más económico que un comedor con catering o el mixto, donde el catering es de una empresa y los auxiliares son de la consejería. Es verdad que esa era la intención, pero no fue afortunada, señor consejero, esa decisión, porque se puede, de alguna manera, a través de los consejos escolares, hacerles llegar a los padres la información. A nosotros nos parecía eso un caldo de cultivo para que muchos padres, enfadados, fueran contra los sueldos de la cocinera o de los auxiliares, y yo creo que ahí no se tuvo la delicadeza que había que tener con un personal que es el más débil de la cadena de los comedores, que son los que cuidan, los auxiliares, los que están peor pagados.

Dicho esto, señor consejero, eso es lo que quería plantear, que los comedores son algo que excede a la consejería pero que la consejería debe liderar. Y por eso nos gustaría que en su comparecencia nos dijera cómo está en este momento el tema y cómo van resolviendo, porque tenemos la declaración de la directora que dijo que en marzo ya tendría, ya daría la solución de lo que estaban estudiando y ha pasado marzo y todavía están intentando analizar el número; y por eso queremos oírle a usted.

Muchas gracias, señor consejero.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Maribel Oñate.

Por el otro grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Rita Gómez Castro.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Yo quiero iniciar esta comparecencia afirmando y asegurando que a los 60 diputados y diputadas que formamos esta Cámara, a estos 60 diputados, a ninguno le es ajena la situación que está ocurriendo fuera de este edificio. Todos los diputados y diputadas estamos preocupados, como lo está el ciudadano, con esta situación. Por lo tanto, yo espero que en estas comparecencias, con un tema tan grave y doloroso, todos sepamos estar a la altura y no hay quien simplemente se preste a jugar el papel que le ha tocado estar en esta legislatura. Y lo digo, y quiero empezar sin ningún ánimo de enfado ni acritud, porque me parece que la imagen que ha descrito la señora diputada del PP de esos comedores al estilo carcelario, pues, seguramente la habrá visto en una película pero nada refleja los comedores escolares de nuestros centros educativos. Es más, si hay gente preocupada de educar socialmente, en nutrición, en valores, de lo que significa la comida son los equipos directivos de los centros y estoy segura de que, no ya por la consejería sino por ellos mismos, en ningún momento esa imagen se da en los centros públicos canarios que imparten educación. Por lo tanto, yo creo que debemos ajustarnos a la realidad y no exagerar ni imaginar situaciones que desde hace mucho tiempo en la educación pública canaria dejaron de verse.

Nosotros, el Grupo Parlamentario Socialista, señor consejero, ha solicitado hoy su presencia no solamente para hablar de las medidas que anunció el presidente del Gobierno con respecto a ofertar unos servicios en los meses de julio y agosto en determinados centros educativos de Canarias, en los que, entre esos servicios, se iba a ofertar el derecho que tienen los niños y niñas canarias de recibir una alimentación absolutamente correcta. Nosotros le hemos pedido esta comparecencia, señor Pérez, porque entendemos que la situación nos obliga a que usted comparezca hoy aquí y sepamos en realidad cuál es la política educativa, la política que por parte de su Gobierno, del Gobierno de Canarias, y en concreto de la Consejería de Educación, se ha llevado en este año con respecto al servicio complementario de comedores y también en la segunda intervención para que ya detalle y concrete en qué va a consistir esa medida extraordinaria, que yo creo que es necesaria la información porque el desconocimiento, pues, nos ha dejado sorprendidos a muchos.

Estamos todos y sabemos todos los diputados hoy aquí que estamos ante una medida que es compensadora. Es un servicio complementario, es un servicio complementario a la enseñanza, es un servicio, es una medida compensadora, social, dentro de los principios de igualdad y solidaridad, y es una medida conciliadora también de la vida laboral y familiar, que ha adquirido especialmente en estos momentos, en este último año, una importancia bastante significativa por el dolor, por la situación que muchas familias en Canarias y en el resto de España están padeciendo.

Yo creo que está claro que el Gobierno de Canarias ha liderado esta situación claramente desde el principio. La ha liderado como la tiene que liderar, en coordinación con el resto de las administraciones locales, con Ampa, con centros educativos, y la ha liderado y priorizado desde el momento en que en este presupuesto tan restrictivo económicamente aumenta en un 11% las partidas para comedores escolares, mientras otras comunidades del resto del país bajan, no solamente bajan su presupuesto sino que eliminan becas para comedores y ponen una serie de obstáculos, requisitos completamente insuperables para la mayoría de las familias.

Por lo tanto, yo quiero dejar claro en esta primera intervención que tenemos, estamos ante un Gobierno de Canarias, ante una Consejería de Educación, que no tira balones fuera en este tema, que asume sus responsabilidades y que evidentemente no es ajena a la realidad que la rodea, no es ajena por convicción y por sensibilidad y no es ajena por deber y por obligación.

Señor consejero, en esta primera intervención nosotros pedimos, solicitamos, desde el Grupo Parlamentario Socialista, que usted exponga cuál ha sido la actuación, cuáles han sido las modificaciones, que la incertidumbre, lo agobiante de la situación, ha obligado a modificar en las previsiones que se tenían al inicio del curso escolar; cuáles están siendo sus actuaciones en cuanto al aumento del número de comedores, aumento de plazas, aumento también de comensales, aunque no se correspondan con el número de plazas; recursos humanos y materiales que está suponiendo esta situación; en qué ha consistido y en qué se ha centrado el departamento, el Gobierno de Canarias, en lo que respecta al servicio de comedores escolares, porque ya en una segunda intervención, pues, evidentemente nos centraremos en lo que es esa medida extraordinaria que el presidente del Gobierno, el señor Rivero, expuso en el pasado debate de la nacionalidad.

Por nuestra parte, el Grupo Parlamentario Socialista cree, está convencido, apoya que se esté haciendo lo que se debe hacer. Es la Administración pública quien tiene que dar respuesta a este derecho. Yo no estoy hablando aquí de gestos caritativos ni nada, estoy hablando de un derecho que tienen los niños y niñas. Y, por lo tanto, yo creo que esa labor que se está haciendo, ese trabajo, se debe dar a conocer, se debe explicitar y sobre todo debe estar abierto a las aportaciones del resto de la comunidad educativa, que, igual que el Gobierno, tiene conocimiento de la realidad que está ahora mismo surgiendo en esta comunidad.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, doña Rita Gómez Castro.

El señor vicepresidente y consejero de Educación, don José Miguel Pérez.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Buenas tardes, señor presidente. Señorías.

Efectivamente, comparecemos ante dos iniciativas que buscan poner al día cuál es el estado de la situación de los comedores escolares. Voy a intentar distribuir la intervención en dos partes y voy a intentar trazar un panorama lo más preciso posible acerca de la situación actual en que se encuentran los comedores escolares canarios, incluidas las medidas extraordinarias que se están adoptando en estos momentos y las que se adoptarán en los meses en los que se interrumpe el curso escolar.

Quiero decir, en primer término, que nos encontramos, en el marco de competencias de nuestra consejería, en el ámbito de la Dirección General de Innovación y Promoción Educativa, con una gestión de unos servicios complementarios que implican, evidentemente, una medida que tiene carácter compensatorio, que tiene carácter conciliador de la vida laboral y familiar y que además en el último año adquiere un notable relieve, debido precisamente al conjunto de iniciativas que se están tomando en algunos lugares o que no se están tomando en otros sitios, pero especialmente y sobre todo por la dificultad extraordinaria con que se está afrontando por parte de muchas familias la situación presente.

Si efectivamente el problema lo tuviésemos en la subida de cuotas, puedo asegurarle, señora portavoz del Grupo Popular, que volviendo a las anteriores cuotas no arreglaríamos el problema. Si fuese ese simplemente el problema, bastaría con volver a las cuotas del año anterior y podríamos decir que esto se había solucionado. Verá que no es así, porque la circunstancia es bastante más complicada que esta causa que usted atribuye.

Estamos además ante un servicio que contemplamos hoy desde varias perspectivas. Desde la perspectiva de la normalidad de su funcionamiento -y voy a insistir en esto en reiteradas ocasiones- y que responde a una normativa cuya orden inicial en nuestra comunidad autónoma se remonta al año 86, viene acompañada de otra en el año 2009 para desarrollar el mandato de la Ley de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres del año 2009 y también de lo previsto en la Ley Orgánica de Educación del año 2006, en la que se estipulan, lógicamente, principios que obligan a las administraciones públicas a desarrollar acciones de carácter compensatorio en relación con las personas, grupos y ámbitos territoriales que se encuentren en situaciones desfavorables, y evidentemente las subvenciones de comedor escolar constituyen una de las medidas adoptadas por las administraciones públicas en este contexto.

Bien. Teniendo en cuenta que los servicios de comedor en nuestros centros educativos constituyen un auténtico servicio, voy a intentar, en el ámbito de los tres principios señalados, a los servicios a los que se dirigen, es decir, en primer lugar, hacen un servicio que complementa la actividad educativa. Efectivamente son un lugar que contribuye a desarrollar y a reforzar la adquisición en los niños y niñas de hábitos alimentarios y actitudes saludables, aparte de una dieta sana y equilibrada, y junto a ello a fomentar hábitos sociales y culturales de compañerismo, de convivencia, de respeto y de tolerancia.

Sirven también nuestros comedores escolares para ser un ámbito de conciliación de la vida laboral y familiar y para la propia permanencia de los alumnos en el centro más allá de los horarios de finalización de las clases en horario de mañana.

Y, por último, constituyen también un ámbito compensatorio en el plano social, dentro de los principios de igualdad y de solidaridad, y como Administración pública tenemos la obligación de desarrollar acciones de este carácter, de carácter compensatorio, a las personas que se encuentren en situaciones desfavorables, así como proveer los apoyos precisos para esta circunstancia.

Por tanto, voy a centrarme básicamente en este aspecto, amén de plantear algunos datos generales; o, lo que es lo mismo, las habituales concesiones de ayudas que se vienen prestando desde hace años y que están en nuestro ordenamiento y, en segundo término, aquellas medidas extraordinarias que han buscado a lo largo de este curso la inclusión en los comedores escolares del alumnado en riesgo de exclusión social y que, por tanto, nos obliga al pago íntegro de las cuotas de buena parte de este alumnado. Y, finalmente, ya en la segunda parte hablaré de otras iniciativas como las previstas para los meses de verano.

Bien. Con respecto a la situación general que tenemos -se ha descrito-, utilizan en estos momentos los comedores escolares canarios del orden de 71.236 comensales -esto puede variar lógicamente de un día para otro-, de los cuales más de la mitad recibe alguna clase de subvención del Gobierno de Canarias. Los importes de las subvenciones oscilan en función de las circunstancias en que se encuentran las familias y, por tanto, de los distintos niveles de renta. Tenemos estudiantes que no pagan cuotas y estudiantes que pagan parte de ellas. Insisto, siempre en función de los niveles de renta familiar.

Desde el inicio de curso teníamos estudiantes con cuota cero, más de 2.000 estudiantes; teníamos estudiantes que aportaban la cuota menor de 0,60 euros, 2.706 estudiantes; y estudiantes que aportaban la cuota de 0,60, en torno a los 660. En total, más de 5.000, 5.442 exactamente, que venían recibiendo estas prestaciones.

Las subvenciones concedidas por alumno y día para estos estudiantes también oscilan en función del grupo de ingresos en los que se encuentren. No es lo mismo los ingresos inferiores a los 6.010 euros o los que se encuentran entre esta cifra y los 15.278 euros o los que tienen algún tipo de problema sobrevenido.

Hay que decir también, como se ha dicho por otro lado, que nuestra consejería aporta el personal de comedor, lo que implica para los alumnos, en los comedores de gestión directa y en general, que la cuota sea inferior al resto de los comedores de gestión contratada.

Este es el panorama con el que hemos iniciado el curso.

Bueno, primero, como cuestión general, déjenme que ponga en valor algo que es muy importante, bien para los profesionales de estos comedores bien para las empresas -en este caso es mayoría la modalidad de gestión contratada la que se da en el conjunto de los comedores escolares-, y es que de las cantidades que he comentado, es decir, de los más de 71.000 comensales, por lo tanto, más de 71.000 comidas que se sirven cada día en Canarias, creo que no hemos escuchado desde hace mucho tiempo problema alimentario alguno. Y esto no nos sirve a nosotros solamente para decir que es lo normal sino que entiendo que es un logro que corresponde al conjunto de esta comunidad y que corresponde también a los profesionales que están al frente de estos servicios.

A lo largo del actual curso, y al objeto de garantizar la escolarización y la comida principal del alumnado en riesgo de exclusión social, la Consejería de Educación ha incrementado el número de plazas en los módulos de los comedores autorizados y ha realizado libramientos de fondos de carácter extraordinario a comedores escolares de centros docentes públicos no universitarios para aminorar el ajuste severo o el severo desajuste que padecen muchas familias en su nivel de renta en estos dos últimos años. Los importes ingresados a los centros de forma extraordinaria cubren, de marzo a junio del 2013, las cuotas de aquellos que no pueden pagar, cubren también los impagos, desde septiembre del 2012 a febrero del 2013, del alumnado que, estando en esta situación, no puede abonar las correspondientes cuotas y cubren también las cuotas del alumnado que, encontrándose en situación de riesgo y exclusión, no estaba usando el comedor escolar y se integra ahora en ese uso. Estamos hablando, por tanto, en estos momentos de pago cero, cuota cero, que está afectando durante el curso escolar a 8.490 alumnos y alumnas en el actual curso.

Efectivamente, el presupuesto inicial que hemos dedicado, pese a la subida experimentada de un 11%, ha tenido, por tanto, que incrementarse con esas cuotas.

Para poder afrontar todo esto, disponemos de un conjunto de medios materiales, que quiero describir aunque sea de forma somera, y también los recursos humanos de los que disponemos.

Los medios materiales hacen referencia básicamente al conjunto de comedores que, como he dicho, en toda la comunidad autónoma son 463, de los cuales 310 se hacen vía gestión contratada y 153 por gestión directa. En la primera, se sirven 43.385 comidas y en la segunda, en la gestión directa, 27.851. Evidentemente estas cifras, que son las cifras autorizadas inicialmente a los comedores, se han visto incrementadas en virtud de las cifras que he dado con anterioridad. Tenemos la posibilidad, si ustedes lo quieren luego, de distribuir por islas estas cantidades.

Los recursos humanos que en estos momentos se ponen a disposición de los comensales escolares se elevan a la cifra total de 1.877 personas, de las cuales tenemos 143 cocineros, 257 ayudantes de cocina y 1.477 ayudantes de comedor.

La medida correspondiente al implemento que se ha hecho a lo largo de este curso se obtiene en función de un diagnóstico que se efectúa por encargo de la dirección general a la totalidad de los responsables de los centros que cuentan con plaza de comedor y que antes mencionaba. Medida que nos ha permitido tener un exhaustivo análisis centro a centro, centro a centro, de las circunstancias concretas de los alumnos que, estando en los comedores, tienen dificultad para afrontar las cuotas de alguna manera, incluso en su totalidad, y de los alumnos que se ha detectado por parte de los responsables de los centros que, no haciendo uso del servicio de comedor, no vienen al centro -a juicio, evidentemente, de los directores y en muchos casos consultando con las respectivas familias-, no vienen debidamente alimentados.

La suma de todo ello, y ha sido un trabajo de triple vuelta... -quiero resaltar que no hay ningún otro estudio, ningún otro análisis, ningún otro diagnóstico, con el que nosotros hayamos podido confrontar esta realidad, al menos en lo que se refiere a la población escolar que hace uso de los comedores-. Esta circunstancia nos llevó, insisto, en un trabajo de triple vuelta, a implementar las medidas durante el curso que antes he señalado y que alcanza la cifra correspondiente.

Cuando hacemos un cálculo de personas, a raíz de estos estudios, y ponemos la cifra de entre 6.000 y 8.000 personas es porque efectivamente es muy complicado obtener, cuando no se obtiene la certificación administrativa correspondiente, cosa que habrá que hacer a posteriori siempre y en todo caso, obtener una cifra exacta, pero no entendemos, no creemos que haya un análisis y un diagnóstico más preciso que el que estoy poniendo sobre la mesa y que el que tiene la propia Consejería de Educación. Y por eso el principio que anunciamos el otro día, que venimos anunciando, de que ningún niño que no pueda pagar el comedor escolar se quedará, si a la consejería le compete, sin plaza de comedor se está cumpliendo.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández.

La señora Hernández Jorge: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señoras y señores diputados.

Hablamos de infancia, hablamos de políticas que favorezcan la igualdad de oportunidades, hablamos de la necesidad de adaptar las políticas hoy al momento en el que vivimos. Un momento de grave crisis económica, un momento donde la exclusión social y la pobreza aumentan de manera preocupante y donde además -ya lo vimos el pasado Pleno- la pobreza y la exclusión se ceban con un colectivo que debe ser prioritario para nosotros, que es la infancia.

Hoy también hablaremos, a lo largo de la tarde, de los planes integrales de protección al menor y tiene mucho que ver lo que hablamos hoy con esta cuestión. Parece evidente que si hay una acción necesaria, cuando hablamos de políticas integrales para proteger al menor, una acción fundamental debe ser garantizar elementos tan básicos como el derecho y la necesidad de tener una alimentación sana y una alimentación equilibrada.

En varias ocasiones he expresado la necesidad de que los gobiernos en general y mi corta experiencia en las políticas públicas me hacen llegar a la conclusión de que seguimos sin trabajar en políticas integrales y tendemos a encasillar las políticas en departamentos estancos. Y ya no hablemos cuando hablamos de coordinación entre instituciones, ya eso parece que se nos escapa. Y digo todo esto porque entiendo que de lo que hablamos hoy no es de una materia propia y exclusiva de las políticas educativas sino que es una materia que debe estar en el centro de las políticas de un Gobierno. Cuando nosotros hemos presentado iniciativas en contra o para luchar contra la pobreza y la exclusión hemos incluido en ese paquete de medidas, en ese plan de choque que hemos traído en varias ocasiones, hemos incluido la necesidad de activar políticas para proteger a la infancia y, entre ellas, la necesidad de garantizar que ningún niño canario vaya al centro educativo sin una alimentación sana y sin un desayuno sano. Por tanto, entiendo que las políticas educativas en este sentido con las políticas sociales deben ir de la mano y que los servicios sociales también tienen mucho que decir y que hacer en esta materia.

Queremos reconocer el esfuerzo de la Consejería de Educación en el aspecto de incrementar los fondos para los comedores escolares. Nosotros ya presentamos, en el Presupuesto del 2013, donde hubo un tímido, yo definiría como tímido, incremento de la partida para comedores escolares y para desayunos. Queremos reconocer que luego ha habido un complemento de 2 millones de euros de manera extraordinaria a esa partida, que viene un poco a responder a lo que era nuestra enmienda en esta materia en los Presupuestos 2013. Nosotros planteábamos la necesidad de, como mínimo, una partida de 10 millones de euros.

Nos parece que la medida de abrir los centros en verano es una gran medida. Yo me atrevo a decir que no bien, no adecuadamente, creo, trasladada a la sociedad canaria, porque a algunos nos chirría leer que los centros abren para que coman nuestros niños y niñas. Yo, independientemente de que efectivamente hay que garantizar ese derecho, creo que los centros educativos deben abrir siempre, en verano y por las tardes, porque son un recurso de la comunidad; porque son una excelente oportunidad, por las instalaciones que tienen, por las canchas deportivas, por las aulas informáticas, etcétera, son una excelente oportunidad educativa para nuestros menores; porque favorecen la conciliación de la vida familiar y laboral; porque no todos los padres pueden pagar 300-400 euros para un campamento de verano en el mes de julio. Y, por tanto, entiendo que los centros educativos es una buena medida que abran en verano y además si encima favorecemos la formación en idiomas, que es una asignatura pendiente en Canarias, mejor que mejor. Y si además garantizamos algo que efectivamente es una necesidad hoy en Canarias, que es una alimentación sana y equilibrada, por tanto, pues, todavía asumimos ese reto y ese compromiso social.

Solo tengo algunas dudas y algunas preguntas, que aprovecho la comparecencia.

Primero. ¿Se ha hecho un trabajo de comunicación profunda con las comunidades educativas, con los directores y con el profesorado informándoles de la medida? Porque algunos directores me trasladan que no saben qué responderles a las familias en relación a la medida.

Segundo. ¿Se ha hecho un trabajo de coordinación con los ayuntamientos para garantizar que los ayuntamientos van a abrir en verano los centros? Porque esto no es un tema secundario, los ayuntamientos son la institución que va a abrir los colegios en julio y agosto. Normalmente están cerrados; por lo tanto, tendrán que reorganizar a su personal para poner un vigilante mantenedor y que abra y cierre en estas jornadas. Y además tendrán que incrementar la partida de la limpieza. Los ayuntamientos canarios en general cierran los colegios a 31 de junio y se suspende el servicio de limpieza, es decir, que van a tener que reorganizar el contrato con las empresas de limpieza del colegio. Y esto no es un tema secundario, a nosotros nos puede parecer un tema baladí, pero los que conocemos el ámbito municipal sabemos que esto requiere... y que solo quedan dos meses. Por lo tanto, para tranquilidad de todos, quisiera saber si estas cuestiones de operatividad de esta medida están resueltas y también el transporte, el transporte escolar.

Y una última...

El señor presidente: ...(Ininteligible.)

La señora Hernández Jorge: Sí.

No, una última cuestión rápida. Nos preocupa si estamos detectando bien la necesidad del alumnado para acogerse a la cuota cero de los comedores. Recibimos muchas...

El señor presidente: La pregunta le quedó hecha, perfectamente. No, es que no está a tiempo.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, don Nicolás Gutiérrez.

El señor Gutiérrez Oramas: Gracias, señor presidente. Señor vicepresidente y consejero de Educación, compañeras portavoces, señorías, medios de comunicación.

En primer lugar, quisiera hacer una referencia también sobre el comentario que se ha hecho sobre los comedores "estilo cuartel". Creo que tengo, moralmente, como considero que he abandonado la escuela hace pocos años, pues, evidentemente quiero desmentir que eso suceda así.

Comparece usted, señor vicepresidente, para informar sobre los comedores escolares. Un tema de gran calado, tanto social como político, y transformado hoy en un reflejo de esta sociedad a la que el Estado nos está conduciendo. Unas políticas restrictivas que cada día están afectando más y más a las personas, especialmente a aquellas que han ido perdiendo derechos fundamentales, como el trabajo y la vivienda, conduciéndolas a una situación en la que, si no se pone remedio, muchas de ellas irán perdiendo lo único que les queda, señorías: la dignidad. Hablaba ayer con la presidenta de Cáritas en Fuerteventura y me decía los problemas que tenían, no las personas sino Cáritas, para intentar que muchas personas necesitadas vinieran a recoger alimentos, porque les daba vergüenza que las pudiesen ver en las colas de estos servicios.

Han sido muchas las propuestas que se han realizado en este Parlamento en relación con los comedores escolares, como reflejo de la importancia dada a los mismos. También se ha pronunciado el Consejo Escolar de Canarias, pero, señorías, también ahí afuera, en la calle, se han realizado acciones reivindicativas y denuncias por parte de asociaciones, plataformas de familias, equipos directivos, plataformas de directores, ayuntamientos, etcétera, etcétera.

Desde el Grupo Nacionalista Canario consideramos que estamos ante una de esas situaciones en las que es necesario remar en la misma dirección, con una posición común de todos los partidos políticos con representación o no en este Parlamento para poder aunar esfuerzos y apoyos y así enriquecer las propuestas presentadas por usted, y si fuera necesario ampliarlas y mejorarlas.

También, con el debido respeto, quiero, reconociendo la labor que hacen los medios de comunicación, pedirles un trato exquisito en el tratamiento de estas noticias. Es triste ver: "el Gobierno destina dinero para niños hambrientos", "el Gobierno destina dinero para dar de comer a niños". Por lo tanto, señorías... Pero no solo a los medios de comunicación, también a todos los que estamos aquí, a todos los políticos, que hacemos declaraciones en relación o en este sentido.

Ha presentado su intervención, señor consejero, en dos bloques y uno que dejaba para la segunda parte. Como no tendré oportunidad de intervenir más, pues, evidentemente quería hacer y tener en consideración lo relativo simplemente a los comedores escolares.

Consideramos el último bloque de gran importancia por lo novedoso y por la repercusión social y política que tiene. Hemos de considerar que es una medida coyuntural, abrir los colegios en el mes de julio y agosto, pero evidentemente lo consideramos de mucha importancia. Los colegios abiertos, sí.

Nosotros queremos poner en valor, desde luego, las medidas que se han desgranado aquí para los comedores escolares durante todo el curso escolar. Nos ha llamado la atención, evidentemente, no oír hablar mucho de los desayunos escolares, tan demandados por las familias y sus asociaciones. Un tema que más pronto que tarde habrá que regular y generalizar.

Señorías, para reforzar las medidas de comidas y de desayunos escolares contamos en esta tierra con un alimento que en tiempos de crisis nos ha ayudado a sobrevivir a muchos canarios y canarias. Animo a mi compañera Nuria Herrera a continuar con la lucha para tratar de convertir el gofio como un alimento básico en la dieta escolar.

Señor vicepresidente, nos alegramos del aumento de las partidas presupuestarias destinadas a comedores escolares, tal y como se había solicitado en pregunta parlamentaria hace aproximadamente un año. También pedíamos que se estudiaran los tramos por los cuales se puede ser beneficiario de una subvención. Destacamos también el esfuerzo realizado por su consejería para incorporar al alumnado en situación de exclusión social con el aumento de las plazas, 677, y la incorporación de la cuota cero, que está beneficiando a 2.046 personas. Valoramos, igualmente, los cambios prometidos en relación con los criterios exigidos para optar a una plaza de comedor escolar para el curso 2013/2014. Saben ustedes que se pide la renta de dos años anteriores.

Señorías, también el Consejo Escolar de Canarias el 22 de abril de 2009 hacía una serie de consideraciones que por falta de tiempo evidentemente no puedo desgranar, pero que ponían en valor también desde el año 2009 la necesidad de que los comedores escolares se abrieran hacia la sociedad, se abriera el tema a los desayunos escolares y, por lo tanto, fuera una medida realmente compensatoria.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Nicolás Gutiérrez.

Para el turno de dúplica los grupos parlamentarios solicitantes de la comparecencia. Doña Maribel Oñate, doña María Isabel Oñate, del Grupo Parlamentario Popular.

La señora Oñate Muñoz: Gracias, señor presidente.

Me gustaría recordar, en primer lugar, que los grupos que están en la Oposición, su papel es fiscalizar al Gobierno. Quiero que esto quede claro porque parece que es que aquí no se puede disentir de ninguna medida que encontramos que no es oportuna por parte del Gobierno.

Esta mañana la portavoz de Educación del Partido Socialista dijo en una radio, en la SER, que primero era la idea y después era el programa. No, señora portavoz, el programa, si se trae a un Pleno del estado de la nacionalidad, tiene que venir con el cuerpo completo de lo que es ese programa, no primero la idea y después el programa, porque eso no se puede hacer así, eso es una falta de seriedad para la sociedad y para el Parlamento. Primero es la idea, dice, y después ya haremos el programa. Eso es lo que ha pasado. ¿Ustedes no están dando las competencias básicas?, pues las competencias básicas y la mejora del éxito escolar que ustedes están desarrollando dice que primero hay que contar los puntos débiles, los puntos fuertes... Pues vamos a ver este programa qué puntos fuertes y qué puntos débiles tiene, porque yo les digo sinceramente: a mí no me van a callar porque me digan que es una utilización política mientras haya niños que no tienen qué comer. No, señora, yo no me voy a callar, porque si hay niños que están sin comer es mi deber, mi obligación, mi partido y mi conciencia decirlo aquí, y no me van a callar.

Siguiendo este tema, les voy a decir lo siguiente: ¡vaya un papelón que le ha dejado al consejero de Educación el presidente del Gobierno! Vaya un papelón, porque lo ha dejado a los pies de los caballos, ha puesto un titular y lo ha dejado para que ahora él se ocupe de ese titular. ¿Sabe lo que le digo, señor consejero? Que se plante, que le pida dinero, ya que él ha dicho que ponga comedores, que le pida dinero y que le suplemente lo que a usted le falta para hacer lo que está haciendo sin dinero. Eso es lo que le digo.

Quiero decirle también que algo de parte de culpa tiene también la consejería que lleva el Partido Socialista y le voy a explicar por qué. Esto tiene una trayectoria histórica, es que esto no es de este año, es que ustedes ya van por dos años de legislatura, quedan dos. O sea, ¿es que el primero no lo contamos? Bueno, pues, les voy a decir lo que ocurrió en el primero. En el primer año, Cáritas, en el 2011, en diciembre, en La Opinión, del 16, viernes, dice: "Cáritas alerta de que en las islas hay niños que subsisten a base de pan, hay niños que comen pan durante tres o cuatro días porque sus padres no tienen dinero para darles de comer". Primer punto, 2011; estamos en el 2013. Aquí todos muy bien sentados, ¿eh?, mañana volvemos y, mientras tanto, si no se soluciona el tema, no importa. Pues existe una cosa que se llama emergencia social y existen programas que se pueden hacer, urgentes, de emergencia social, y esto es una labor y una responsabilidad de esta Cámara y especialmente del Gobierno, de poner los medios rápidos, no, largo me lo fiáis, para el verano. Bueno, ¿y por qué no lo dejan para Navidad y así les da más tiempo de seguir contando...? Porque están contando todo el tiempo. Segundo punto, abril del 2012, pregunta por escrito 1414, a esta diputada, de parte del Gobierno -que es bastante grave que me conteste a mí el Gobierno esto, pero esto es lo que me contestó-: "Por razones socioeconómicas parte del alumnado de nuestros centros educativos llega a las aulas en ayunas. Ante esta realidad, el desayuno escolar supone en sí mismo una respuesta de marcado interés social y humanitario para este alumnado y de igual manera es una herramienta de igualdad de oportunidades en la escolarización obligatoria. Ahora bien, en principio esta es una tarea que no corresponde a la Consejería de Educación, pero la actual situación y la cercanía de los centros hace que lo asumamos gustosamente". 2012, todavía no han tomado medidas en esa fecha, ni por Cáritas ni por nosotros.

En el curso 2011/2012 los alumnos que se beneficiaban de los desayunos eran 1.261. Datos que dice la portavoz del Partido Socialista que yo llevo datos equivocados y que no me entero de nada y que tengo los datos mal. Mire, mire la realidad y no me mire a mí, que no soy nadie. Mire la realidad y mire los datos: a mí déjeme en paz. ¡Mire la realidad! La realidad es que 1.261 alumnos tenían desayuno en el año 2011/2012, 1.261. Da la casualidad de que en este año son parecidos, andamos por la mismas, más o menos las mismas cifras, y de estos se beneficiaban 609 en Gran Canaria, isla, y 652 en Tenerife, isla. Los niños de La Palma no tienen derecho a desayuno, los de Lanzarote tampoco, los de El Hierro tampoco, solo las islas de Tenerife y Gran Canaria. Esos eran los 64 puntos de desayunos que estaban dando a los centros de acción preferente.

El 25 de febrero de 2013 -este año- el Gobierno está elaborando un informe detallado para conocer la situación de 460 comedores. "La primera o segunda semana de marzo estará todo solucionado, afinando un estudio muy minucioso para ayudar a las familias que realmente lo necesitan. 8,7 millones de presupuesto, 2013, se incrementará lo que fuera necesario si hiciera falta". Eso lo dice la directora de Ordenación Educativa, que el otro día me dejó sorprendida cuando dijo en una televisión que yo tenía que correr mucho como En busca del arca perdida. Pero, ¿qué es esto, hablar de En busca del arca perdida, de una película, cuando estamos con este tema de que los niños no comen! Es que a mí me parece que las cosas no están de acuerdo a lo que está ocurriendo. Parece que están muy superficialmente tratadas.

El 21 de marzo de 2013 Educación apoya, con condiciones, la iniciativa de la Fitapa de dar desayunos gratis. Manuela de Armas, viceconsejera, dice: "nosotros somos responsables públicos de estos niños durante el horario lectivo y no se puede discriminar". O sea, que ahora sí son competentes. Cuando hicimos la pregunta parlamentaria era una cuestión educativa, no social. Ahora, mientras estén en el horario lectivo, es responsabilidad de la consejería. Me alegro de que la viceconsejera lo haya dicho.

"Se ha politizado y desquiciado la situación de los comedores escolares". Lo dirá usted, que no tiene niños sin comer, lo dirá usted, porque la madre que tiene el niño sin comer no creo que diga que está desquiciado el tema. Es que el tema no se ha solucionado ni se ha resuelto.

26 de marzo, el presidente sale aquí y da una noticia que en principio -lo digo para que lo entiendan bien los grupos de gobierno- al Partido Popular le parece una idea magnífica que los colegios estén abiertos todo el año. No se puede decir de otra manera. Pero lo que pasa es que no puede ser una idea mal llevada a la práctica, tiene que ser bien llevada a la práctica. ¿Por qué?, porque genera incertidumbre en los padres, porque despierta en los padres ilusiones que luego a lo mejor no las van a cumplir. Porque a lo mejor va a haber mucha gente en casa que está pensando en que va a poder tener el desayuno o la comida y no las va a tener, porque la cifra en la que ustedes están trabajando va bajando paulatinamente y cada vez que hay una comunicación en prensa baja un poquito más. Más vale que se queden ahí, no vaya a ser que nos quedemos en 1.000, porque ya vamos por 5.800 y empezamos por 8.000. O sea, que en estos días, en una semana, ha ido bajando el número de alumnos que van a atender.

El 26 de marzo el presidente hace su gran declaratoria, que a mí me parece una medida miserable, y así lo digo. ¿Por qué miserable?, porque "miserable" tiene varias acepciones en el diccionario, la primera es 'infeliz' y la segunda es 'cicatero', 'que escatima'. Eso es. Luego, si usted está escatimando porque da una medida estupenda pero luego se va centrando y reduciendo, pues, nos parece con ese cariz.

Y en estos momentos, el 7 de abril de 2013, Educación ya reserva plazas, que es lo último que ha salido, para 5.700 alumnos.

Vamos a ver, señor consejero, yo las cifras que tengo las tengo de la Consejería de Educación. Ustedes han mandado ya -está colgado en internet- el primer trimestre de la gente que ustedes están atendiendo en los comedores, por ratios de renta de la familias. En este momento ustedes tienen entre menos de 6.010 euros, es decir, 500 al mes, 8.688 en la provincia de Las Palmas, 8.610 en la de Santa Cruz de Tenerife: 17.298. Luego hay otro tramo hasta los 15.000 euros. Vamos a ver, yo les pregunto a los que están aquí sentados: un tramo hasta los 15.000 euros, una familia que puede cobrar al mes 1.000-1.200, pues, depende de muchas cosas -depende de la hipoteca que esté pagando, depende del número de hijos que tenga, depende de si tiene personas mayores a su cargo en su casa...-, ¡depende de muchos factores!, ¿por qué vamos a eliminar totalmente los del tramo de 6.000 a 15.000? Vamos a contar solo los que tienen menos de 6.000, son 17.298, 17.298 niños, cuyos padres tienen mensualmente de 500 euros a cero, de 500 a cero, con lo cual la cuota cero no nos vale, no nos vale la cuota cero. Aquí hay que hacer un plan integral, es lo que le pide a usted el Grupo Parlamentario Popular. Un plan integral, es muy importante, todo el año, como decía el sindicato Comisiones Obreras, para todo el año, no una medida puntual, "ahora vienen vacaciones, vamos a darles una horita de Inglés, en la última horita de Inglés que se pongan los que van al comedor", porque es de doce a una y de una a dos, a las dos comen y luego para casa. Eso no es, eso es una cosa de cubrir un expediente. Eso no es la preocupación por los niños del futuro de Canarias. No es eso.

Y le digo, quite 10 millones o 6 a la Televisión Canaria, quite un programa, el de La Gala, que vayan gratis los artistas, que les encantará salir en la tele de todas maneras, porque se promocionan, y ponga usted ese dinero en los comedores escolares. Pero ponga usted en los comedores escolares una ampliación del número suficiente para hacer esto.

Por otro lado, le voy a decir, no es verdad que se han reunido. Porque la portavoz del Partido Socialista y el consejero muchas veces dicen: "ya nos hemos reunido". Vamos a ver, señor consejero, todos sabemos lo que pasa: usted el jueves citó a la comisión de la Fecam en Las Palmas de Gran Canaria para el viernes, del jueves al viernes. El viernes usted se reunió con la viceconsejera, usted y la directora general, con cinco personas: el alcalde de Arafo, la concejal de Güímar y Víctor Ángel, alcalde de Arucas, y dos más. Cinco personas. Y cuando usted salió de allí, salió muy contento y dijo: "la Fecam está encantada con la medida y todos los alcaldes están de acuerdo". ¿Quiénes son todos los alcaldes?, ¿el de Arucas y el de Arafo? ¿Esa es la representación de los alcaldes de las islas Canarias? ¡Es que eso no es verdad! "Nos hemos reunido con el Consejo Escolar", ¡no es verdad! "Nos hemos reunido con los directores", ¡no es verdad! Yo me he reunido con la plataforma de directores y me han dicho que me daban permiso para decirlo aquí, que usted los ha citado el viernes pero que no se han reunido.

Y le digo, señor consejero, esto es un tema muy difícil y lo tenemos que sacar entre todos, entre todos, y nosotros los primeros en apoyarlo, pero usted dígame a mí una cosa: usted sabe mejor que yo que los directores son responsables de lo que pase en los centros, en julio y agosto puede no estar el director, hay unas alarmas puestas, hay unas claves, hay que dárselas a otra persona. Si roban, si destrozan, de eso son responsables los directores, y los directores querrán tener un escrito donde usted los salve de esa responsabilidad.

Y le digo una cosa más: yo creo que usted se ha equivocado al empezar a hacer esta medida. Porque usted sabe cómo lo debería haber hecho: contar con la autonomía de los centros, que no ha contado; que cada centro proponga lo que quiere hacer en verano para abrir para los niños. A lo mejor en vez de 130 son 400, porque tienen una gran preocupación social. Y entonces si usted les da hilo a la cometa de los directores y de los consejos escolares, que están preocupados como usted, como yo, estoy segura de que hubiera sacado una medida mucho más rica, mucho más enriquecedora, mucho más rápida y mucho más amplia para llegar a los niños que no tienen suficiente para comer todo el año.

Por lo tanto, tiene que ser integradora, tiene que ser estabilizada a lo largo de todo el año, tiene usted que contar con los directores, porque ellos son los que van a poder ayudarle a usted en esta tarea y creo que no se les puede dejar al margen, no se les puede dejar al margen, porque ellos son los que saben en la zona. Incluso ellos se pueden poner de acuerdo unos con otros, como usted quiere, que no todos los abran pero que se pongan de acuerdo, y eso no me diga que lo ha hecho, porque no lo ha hecho y yo lo sé por muchos directores.

Por lo tanto, la medida ha sido improvisada, porque a usted le puso el título el presidente, lo ha dejado a los pies de los caballos, pero no importa, vamos a trabajar en ella porque es muy buena medida, señor consejero. Puede contar con nosotros para todo, pero, de verdad, tiene que darle el presidente más dinero y tiene que empezar a distribuir trabajo entre los centros, porque todos tienen ganas de que los niños, que no quede ni un niño solo excluido, aunque tenga una renta de 1.000 o tenga una renta de 500, cada uno sabe las circunstancias de cada casa. Eso de hace dos años era negativo porque las situaciones cambian muy rápido en la crisis. Y lo más importante es, con los servicios sociales de cada centro, que estoy segura de que los alcaldes, con los cuales tampoco ha tenido una relación directa para este tema sino una comisión pequeña, yo creo que no ha sido la manera de hacerlo bien, y yo creo que en este sentido nosotros estaremos de acuerdo y nosotros no nos vamos a callar por mucho que nos digan que nos callemos.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña María Isabel Oñate.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Rita Gómez Castro.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Me gustaría comenzar esta segunda intervención intentando responder al Partido Popular, pero realmente, con toda la educación que puede ser posible en este momento, me es difícil, me es difícil, responder a tanto desorden de ideas, a tanto desconocimiento, a tanta imaginación y sobre todo a tanto desprecio hacia lo que se está haciendo en esta comunidad durante todo el curso escolar y sobre todo hacia lo que se va a hacer. Por lo tanto, me quedo con esto.

Yo apelo a que Oposición, sí; ni mucho menos mando yo a callar. A quien no le gusta la oposición es al Partido Popular, que en las ruedas de prensa y todo lo demás lo hace a través de una pantalla para que nadie le pueda preguntar y nadie le pueda rechistar. Así que con ese cuento a otro lado, pero no aquí, porque el Partido Popular no puede dar lecciones de democracia, de libertad y de saber gestionar absolutamente en este país a nadie, absolutamente en este país a nadie. Por lo tanto, eso es lo primero que tengo que decir.

Yo le voy a responder, no a las declaraciones que haga en un medio de comunicación, sino a las declaraciones que usted ha hecho hoy aquí. Cuando hablamos de una idea...; son maneras de trabajar, yo entiendo que para la derecha la manera de trabajar es, yo digo esto y lo impongo; para la izquierda, para otros gobiernos de corte progresista, la manera de trabajar es poner unos recursos, diseñar un proyecto y trabajarlo con quien lo tiene que poner en marcha. Por lo tanto, yo entiendo que le choque esa manera abierta de consenso, de acuerdo, de trabajar, porque la derecha es ordeno y mando, "yo impongo esto y todos los demás lo tienen que ejecutar y las ideas, no sirven las que no son las mías".

Hablaba de un proyecto del Gobierno de Canarias que es una medida extraordinaria que se ha puesto en marcha para los meses de julio y agosto, que es diseñar un proyecto que es una respuesta social a una emergencia social que existe en estos momentos en esta comunidad, poner los recursos a disposición, porque aquí hay tres consejerías implicadas en este proyecto, como es Educación, como es Hacienda y como es Empleo, y, por lo tanto, el resto de la comunidad educativa, llámese padres, llámese Consejo Escolar, llámese también la Fecam, tendrá sus aportaciones y a finales de mayo -no le quepa la menor duda, señora diputada- tendrán todas las familias todo correctamente. Hay un tiempo para trabajar conjuntamente. Las decisiones de este tipo no se toman de la manera unilateral que pretende el Partido Popular. Es un trabajo difícil y, por lo tanto, lo primero que ha hecho el Gobierno es coordinarse y mantener una reunión con la Fecam, con la Comisión de Educación de la Fecam. Sí, hay alcaldes, alcaldesas del Partido Popular, que por ejemplo no asistieron a esa reunión. Asistieron todos los representantes y le aseguro que estaban representadas todas las fuerzas políticas. Incluso, pregunte usted, algún alcalde del PP no tuvo palabras para felicitar a la Consejería de Educación por lo que estaba haciendo. Por lo tanto, aquí con la verdad por delante.

Va a haber reuniones con las Ampa, señor consejero, va a haber reuniones con centros educativos, va a haber reunión con el Consejo Escolar y a este grupo parlamentario le gustaría, pues, que detallara todo ese proceso, todo ese trabajo y cuáles son las líneas de lo que va a poner en marcha el Gobierno de Canarias en los meses de julio y agosto.

Y dinero, dinero, sí, pídalo usted, señor consejero, pero no a Rivero, que está igual de pobre que usted; pídaselo a Rajoy, que es quien ha reducido a esta comunidad 370 millones en educación. Por lo tanto, valore, valore en estos momentos y en la medida y en el marco presupuestario en el que nos encontramos, valore el Partido Popular, de una vez por todas, esta medida.

Yo estoy segura, segurísima, de que todos los diputados del Partido Popular y en concreto la señora Oñate serían como una madre si no tuviera que jugar el papel del Partido Popular, serían como una madre que llamó ayer en una cadena de radio, ante una entrevista de la viceconsejera de Educación, una madre que estaba en paro desde hace cinco meses y un padre que llevaba en paro desde hace cinco años, y manifestó públicamente en un medio de comunicación que con esta medida se quedaba tranquila porque sus hijos iban a comer. Y esa es la realidad, la triste realidad, y quien la quiera maquillar o la quiera despreciar, evidentemente, no tiene legitimidad para sentarse en estos escaños. Lo ha demostrado, prácticamente -legitimidad-, han demostrado claramente que lo que menos les importa es que los niños coman o no coman. Eso es lo que menos le importa al Partido Popular.

Señor consejero, ha elaborado el Gobierno de Canarias, tres consejerías, un plan de actuación que responde a la situación de emergencia social a la que está conduciendo la crisis. Y no solo a la que está conduciendo la crisis sino las medidas de austeridad que se nos están imponiendo a todos los gobiernos, que, como están viendo, están limitando cada vez más el acceso de los niños y familias a servicios sociales como la educación y la salud. Se ha esforzado este Gobierno, y eso es algo indiscutible, como demandaba la sociedad, y como éramos conscientes y conocedores absolutamente todos, para que se tenga garantizada una alimentación suficiente quienes así lo requieran. Somos conscientes todos, señorías, de que el descalabro económico y su repercusión en la escuela van en detrimento de la igualdad de oportunidades. Los recortes y la crisis están dañando irreversiblemente las posibilidades de los alumnos y alumnas con menos recursos, lo que supone, repito, el deterioro de la igualdad de oportunidades, algo que hemos conseguido entre todos durante todo este tiempo. Existen muchas dificultades, como se ha apuntado en muchas ocasiones en esta sede parlamentaria, que están desembocando o que desembocan en el incremento de los niños afectados por la pobreza. Una pobreza, en este caso la infantil, que es el mejor espejo -y quiero decirlo claro-, es el mejor espejo de la desigualdad de oportunidades y cuyas repercusiones y consecuencias, lamentablemente, no las vamos a conocer hoy sino las conoceremos en un futuro.

Señor consejero, señorías, el Partido Socialista aplaude, apoya y se ofrece con esta medida que ha puesto en marcha el Gobierno de Canarias y que anunció el señor Rivero en el pasado debate de la nacionalidad. Es una medida que responde claramente y sin duda alguna a la situación social y nuestro grupo, como consciente y sensible a esta realidad, no le queda otra que apoyarla. Mientras que comunidades -y eso hay que saberlo y hay que explicarlo, y los ciudadanos lo tienen que conocer-, comunidades como Valencia, comunidades como Cataluña, comunidades como Baleares, como Murcia, Madrid, recortan, reducen las partidas de becas para comedores, Canarias -y esto ha salido en un artículo a nivel nacional- es la única comunidad que aumenta su presupuesto en un 11% y, además de aumentar ese presupuesto en un 11%, extiende este servicio. Dentro de un proyecto ideado, no es que unos, los consejeros de este Gobierno, se levanten y digan: "hoy vamos a dar Inglés y vamos a dar de comer". No, aquí hay un trabajo, hay unos objetivos, que se han marcado desde el principio de la legislatura, y eso se está evidenciando y en breve, en poco tiempo, empezaremos a ver los resultados. Repito, no solamente ha aumentado el presupuesto sino que extiende esta medida, este servicio, dentro de lo que se ha llamado los talleres de inmersión lingüística y que tendremos oportunidad, señor consejero, de también conocer en qué consisten en esta sede parlamentaria, del servicio de comedor escolar a los centros.

Hablan de autonomía de los centros, que cada centro haga. Vamos a ver, estamos hablando de un estudio que se ha hecho con los centros educativos y son los centros, los maestros, quienes mejor conocen qué necesidades están pasando los chicos. A partir de esos datos, la Consejería de Educación, como ha dicho en esta ocasión el viceconsejero a los medios de comunicación, la viceconsejera, como ha dicho la Fecam, propone una serie de centros cabecera, propone una serie de alumnos y evidentemente siempre teniendo en cuenta que esa propuesta va a estar abierta, porque son los centros y son los ayuntamientos, los municipios, quienes más cercanos están a la realidad y, por lo tanto, quienes pueden aportar modificaciones que contribuyan realmente a que esta medida cumpla con el objetivo que tiene.

Yo creo, señor consejero, que es una gran medida -voy a coger las palabras de la señora Hernández-, una gran medida. Tiene muchas preguntas, evidentemente: todo el tema de los centros, todo el tema de quién abre los centros, el tema de la comida, el tema de quién imparte inmersión lingüística, etcétera, etcétera. Yo creo que eso lo tiene claro el Gobierno, debe darlo a conocer en esta sede parlamentaria, porque son dudas, pero creo que está haciendo o que forma parte de ese trabajo de reuniones con los miembros o con los agentes, colectivos, implicados.

Repito que estamos ante un servicio que es complementario a la enseñanza, por lo tanto esencial también, y que contribuye a la mejora educativa, que es compensatorio, ya lo ha dicho usted, que es social, dentro de los principios de igualdad y de solidaridad, que no de caridad -no confundamos caridad con solidaridad-, y esto siempre, además, que siempre debía ser así, pues la situación, señor consejero, nos lo está demandando ahora mucho más.

Yo creo que es una importante medida. Yo creo que no se debe maquillar la realidad, por mucho que nos chirríe, la situación es la que es, quienes nos están viendo saben cuál es la situación, y la respuesta se le tiene que dar a esa necesidad y también da respuesta a otra serie de debilidades que tiene nuestro sistema.

Yo creo que estamos ante una idea pensada con cabeza, con buena cabeza, ideada y coordinada por distintos departamentos del Gobierno de Canarias y sobre todo en coordinación con los ayuntamientos y con los centros educativos, y no le quepa la menor duda de que el tema de los comedores escolares es una prioridad, porque es un derecho, y este Gobierno, el Gobierno de Canarias, tiene claro que los derechos se garantizan. Hay otros gobiernos que deberían coger modelo o coger el ejemplo de gobiernos que garantizan los derechos y no los anulan, como nos encontramos con el Partido Popular, que ya no hablo ni idea de programas, porque si yo aquí me pusiera a hablar del programa del Partido Popular, lo tendría que decir, es que fue un programa ficticio, porque en ningún punto ha sido cumplido en el tiempo que llevan gobernando.

Por lo tanto, Oposición, sí, pero Oposición rigurosa, con conocimiento y responsable, pero venir aquí a hacer y a obtener rédito electoral con las cosas de comer me parece frívolo, no lo voy a calificar de otra manera.

Y voy a quedarme con el sentido que le da usted a la palabra "miserable" y, por lo tanto, califico al señor Rajoy de miserable. No solamente de miserable en un estado positivo sino en superlativo, excesivamente miserable; es decir, excesivamente cicatero con los derechos de todos los españoles y canarios.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rita Gómez Castro.

Señor vicepresidente y consejero de Educación y Sostenibilidad, don José Miguel Pérez.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Gracias, señor presidente. Señorías.

Yo en mi primera intervención creo que expliqué... El problema que tienen estas intervenciones es que las primeras intervenciones no se suelen escuchar, sino que cuando se viene a hacer una segunda normalmente se trae preparado el texto y en poco se tiene en cuenta lo que se dijo. Expliqué algo que creo que, en fin, sirve para aclarar algunas de las cuestiones que se han planteado por parte de la portavoz del Partido Popular, y es lo siguiente. Tenemos a lo largo de este curso, a lo largo de este curso, hasta el mes de junio, a finales del mes de junio, medidas extraordinarias que han implementado los recursos de todo orden para hacer frente a las situaciones de familias que, efectivamente -tiene usted razón-, encontrándose en situación de dificultad, no pueden hacer frente a las cuotas y, por tanto, los recursos han subido considerablemente, y luego me referiré a ello.

Hay otro aspecto que me gustaría también resaltar. Efectivamente, no estamos ante una medida improvisada, no es una medida improvisada, entre otras cosas porque sería imposible que fuese una medida improvisada. Hace tiempo que se lo comenté, desde principios de curso venimos analizando con detalle la realidad de los comedores escolares. La primera medida lógicamente fue incrementar en un 11% los recursos durante este año a partir del mes de septiembre, pero estuvimos analizando con detalle, y antes explicaba en qué consistía el diagnóstico obtenido finalmente, las circunstancias de todos y cada uno de los centros en los que existen comedores, con varias vueltas, tratando de detectar y de distinguir qué ocurría con las familias que no podían hacer frente a las cuotas que tradicionalmente venían sufragando y qué ocurría con aquellas familias que no estaban en comedores pero que teníamos constancia en cada centro de que sus hijos, sus hijas, estaban teniendo problemas de alimentación. De todo eso, insisto, vamos teniendo un análisis exhaustivo y lo hemos tenido desde el principio.

Simultáneamente hay otra iniciativa que me gustaría recordar y que la hemos empezado y que no es nueva tampoco, me refiero a los programas de inmersión lingüística, lenguas extranjeras. A lo largo de este año -usted lo conoce- hemos implementado un programa nuevo en las residencias escolares donde grupos de cada 30 estudiantes van a estas residencias escolares y reciben un programa intensivo, lúdico por supuesto, donde exclusivamente se habla en inglés. Bien. Cuando fuimos teniendo los primeros resultados del diagnóstico que comentaba, el Gobierno lo trató -y no creo con ello desvelar ningún secreto de Consejo de Gobierno- y el primero que planteó en el Gobierno la necesidad de hacer frente con medidas, si fuera necesario, distintas a las que ya estábamos implementando y que nadie de los que teníamos detectados quedara fuera del uso de comedores durante todo el año fue el presidente del Gobierno y para eso planteó una coordinación estrecha entre las consejerías de Hacienda, de Empleo y de Educación. El resultado ha sido un programa que lógicamente, cuando el presidente da cuenta de él, viene preparado. Viene preparado porque cifra exactamente el número mínimo de profesionales que van a trabajar en los meses de julio y agosto encargándose de la tarea docente y hubiese sido imposible garantizarlo si no hubiese sido previamente efectuada la tarea por parte de la Consejería de Empleo. Al mismo tiempo hemos calculado, hombre, siempre quedará que las familias luego tomen la decisión en el momento adecuado de enviar o no, cosa que dependerá de ellas, a sus hijos a estas actividades y a estos servicios, pero hemos calculado un mínimo y un máximo de lo que puede venir. Sobre ese máximo hemos duplicado la oferta para el programa de inmersión lingüística y hemos establecido, por tanto, según la consejería, el total de centros que, contando con comedor, serían necesarios para ese máximo.

Evidentemente, una vez diseñado el programa, requiere el concurso de más gente. ¿Por qué?, porque se puede complementar fácilmente y porque esos complementos, si se dan, no solamente optimizan los recursos sino amplían considerablemente la oferta a efectuar. Por ejemplo, con los ayuntamientos, yo no tengo mucha noticia de cómo se organiza internamente la Fecam, pero lo que sí hicimos fue dirigirnos a los directivos de la Fecam y nos plantearon la reunión con el ámbito que en la Fecam se encarga de la interlocución con nuestra consejería, que es la Comisión de Educación, en la que están representados todos los ayuntamientos, independiente de los alcaldes que la compongan. Y nos hemos reunido y hemos empezado el trabajo con ellos. Trabajo que tiene que ver con varias cosas. En primer término, tiene que ver con la ubicación de los comedores principales y, por tanto, de los centros que van a hacer el papel de centros referentes. Los ayuntamientos aquí pueden, como no puede ser de otra manera, sugerir cambios, y abiertos a ellos estamos, y seguramente serán opciones mejores que las que nosotros habíamos pensado, porque conocen mejor la realidad concreta de cada municipio.

Hemos visto también la posibilidad de implementar las actividades que ya de por sí muchos de los ayuntamientos, o bien de las asociaciones de padres, vienen efectuando en muchos de los centros educativos canarios durante los meses de verano y, efectivamente, hemos diseñado una tarea homogénea para tener ideas precisas de lo que va a ocurrir en cada uno de nuestros municipios. A lo largo de esta semana lo sabremos. Y a partir de ahí podremos coordinar con muchos de ellos la actividad completa y los recursos de los que ellos disponen. Por tanto, la operación está absolutamente programada, hasta el punto de que a finales del mes de mayo -hemos anunciado- se iniciará el proceso de inscripción para estas actividades. Hemos incluso hablado con los propios ayuntamientos para concretar la forma de llevar a cabo ese proceso de inscripción, que no afecta a cada centro, afecta a la totalidad de los estudiantes de nuestro territorio y, por tanto, de nuestros municipios.

Por tanto, el programa estaba y está perfectamente diseñando. Lo está también desde el punto de vista del conjunto de profesionales que a través de los programas de empleo van a trabajar, con sus distintas categorías, en estas circunstancias. Evidentemente, es imposible planificar una cifra exacta sin saber totalmente el número de inscritos, pero hemos calculado que al menos 242 profesionales se tendrán que hacer cargo de esta tarea. Seguramente serán más, serán más, y recursos hay para ellos preparados también.

Con respecto a la cuestión presupuestaria, sí me gustaría dejar constancia de lo siguiente. Hoy disponemos ya, afortunadamente, de cómo se va ejecutando el presupuesto de años anteriores y cómo vamos ejecutando el presupuesto en curso. Y les voy a dar un dato que es muy clarificador: para el año 2010 y para el año 2011 las cantidades ejecutadas importan una cantidad inferior a 2,5 millones de las que se ejecutaron y están ejecutándose en el año 2012 y en el año 2013, y va a ser la diferencia mayor. ¿Por qué?, porque así lógicamente tiene que ser. Como comprenderán ustedes, no es sencillo y no es fácil que este 18% ya efectivo de distancia entre una realidad cronológica y la otra se haya implementado, pero lo es porque al menos nosotros tenemos claro que debe ser así, y eso se hace por decisión de todo el Gobierno, porque lógicamente nos afecta a todos, en nuestros presupuestos, en nuestras partidas y en nuestras consejerías. Pero el Gobierno es absolutamente solidario con esta medida y con esta opción, que es del conjunto del Gobierno.

Por si alguien tiene alguna duda también, antes hacía referencia a la cantidad de centros que tienen comedor que se hacen por gestión indirecta. Por tanto, aquellos que van a tener ahora una gestión similar en los meses de julio y agosto. El personal habitual descansará, como no puede ser de otra manera, tendrá sus vacaciones, me refiero al personal de nuestros centros, también al personal no docente, y, por tanto, las contrataciones se harán con servicios indirectos. Pero tengan ustedes en cuenta que los comedores, aunque suba finalmente la cifra inicial de referencia, son prácticamente la mitad o menos del número de comedores que están contratados con gestión indirecta. Por tanto, empresas hay que lo puedan abordar tal y como se ha visto con ellas.

Con respecto a los directores de los centros, he dicho antes que cada centro de los 463 centros donde hay comedores, sus directores, sus equipos directivos, son los autores de los informes, entiendo, del diagnóstico preciso que tenemos. Tienen además la instrucción correspondiente a la situación que tenemos planteada durante el curso y la instrucción no tiene dudas: que nadie quede fuera por no tener todavía solucionado administrativamente el papeleo correspondiente a no tener que pagar cuotas o a tener mayores descuentos.

Quiero recordar algo que es muy importante. Lógicamente, cuando se otorga una subvención de estas características, no se abre una puerta sin control, se abre una puerta con control. Ocurre, sin embargo, que los controles tradicionales ya no nos sirven y hay que implementarlos, y hay que implementarlos. Cuestión que aproveché el otro día para trasladarle a la Comisión de Educación de la Fecam es la necesidad de una colaboración más estrecha si cabe de nuestros ayuntamientos para poder tener informes que nos valdrían a nosotros para poder justificar administrativamente las subvenciones que estamos produciendo. Hasta ahora bastaba, como saben ustedes, con la declaración de la renta de las familias. Mientras cambia -y no vean cómo- la normativa en vigor, pues, lógicamente tenemos que producir una adaptación a una realidad cambiante, de tal forma que no tiene que pasar ningún día sin nadie fuera de esos comedores, y así está siendo y así seguirá siendo.

Reuniones, por tanto, con todo el mundo, colaboración apreciada con todo el mundo. No quiero trasladarles con quién me gustaría tener una colaboración también, por lo menos la que se tuvo hasta el 2011. 225.000 euros que llegaban a través de los programas del ministerio para los comedores escolares de determinado tipo de alumnos en Canarias, de los cuales no nos ha llegado ni un céntimo en el 2012 y en el 2013, venían llegando en años anteriores. Yo no le diré miserable al presidente del Gobierno ni mucho menos, sencillamente que si están dispuestos a echar una mano para recuperar esas cantidades yo encantado, encantado pero no la espero y no contamos con ella, pero hacemos constar que al menos, 2010-2011, de aquellos presupuestos 450.000 euros venían procedentes de la Administración central del Estado para sufragar a parte de los alumnos de nuestros comedores escolares y hoy tal cosa no ocurre.

Esta es la realidad de un programa que, entiendo, tiene que tener también un distintivo esencial, y para los que han querido entender otra cosa lo vuelvo a aclarar y con ello termino. Ningún niño que entra actualmente a los comedores escolares canarios se etiqueta, no tiene por qué. Nuestros niños, desde hace muchos años, van a los comedores escolares y nadie distingue a aquellos que abonan cuotas de los que no las abonan, y seguirá siendo así, en invierno, en primavera, en verano y en otoño. Seguirá siendo así.

Por tanto, rogaría, como se ha dicho aquí, que entre todos colaboráramos para que también este principio quedara claro absolutamente, porque no vamos a intentar solucionar una cuestión por un sitio y generar otro problema innecesario por otro.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Pérez, señor vicepresidente del Gobierno.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0906 Sobre -Consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, sobre el funcionamiento de los comedores escolares.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico