Diario de Sesiones 76/2013, de fecha 23/4/2013 - Punto 26

· 8L/C-0760 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre expectativas de crecimiento económico en el período de crisis.

El señor presidente: Siguiente comparecencia: del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre expectativas de crecimiento económico en el periodo de crisis.

Don José Miguel Barragán Cabrera tiene la palabra.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente. Señor consejero.

Esta comparecencia la traemos en un momento que creemos que es oportuno, porque normalmente se suele hacer un diagnóstico, una evaluación, pasado el primer trimestre de un ejercicio económico, donde empieza a haber abundancia de datos y donde se pueden dar las primeras pinceladas de cómo puede transcurrir el resto del año.

Pero lo cierto es que tenemos alguna información en torno a lo que puede ocurrir en Canarias, pero también es cierto que, como Canarias está integrada en el Estado español y a la vez en la Unión Europea, los datos que se manejan para la Unión Europea y para España por algunos organismos internacionales, como puede ser el Fondo Monetario Internacional o la propia Unión Europea, no aventuran que, efectivamente, el crecimiento que sí dan algunos organismos para Canarias, usted ha citado recientemente el informe de BBVA, que ya es público, hecho en abril de este año, los propios datos del Consejo Económico y Social, donde también apuntan la posibilidad de un crecimiento o del cierre de las cifras del 2013 en positivo, salvo que haya una catástrofe en turismo, en palabras del señor presidente de esa institución, el señor Fernando Redondo... Lo cierto es que empezamos a manejar un volumen de datos que nos hacen pensar que, efectivamente, podemos estar en una senda de crecimiento, no acompañada de empleo real y efectivo, y parece ser que en el ámbito de la Unión Europea empieza a caer en...; desde el punto de vista de que empieza a ser oída con más énfasis la teoría de que tiene que acabarse la política del recorte, del control del déficit, que efectivamente tiene que seguir habiendo control del déficit, más relajado, por una política de crecimiento. Pero lo cierto es que todavía no empezamos a manejar datos reales sobre esta cuestión.

Y digo todo esto, y viene bien que sea esta semana, porque además el Gobierno, coincidiendo además con un año justo, exacto, el 26 de abril del año pasado, también un consejo de ministros aprueba el plan de reformas del Estado, en aquel entonces para el 2013 y ahora será para el nuevo periodo, y que se supone que estará, ese plan de estabilidad, estará bastante influenciado por esas insinuaciones que se han hecho desde la Unión Europea de algunos recortes más, algunas acciones más, vinculadas al cumplimiento del déficit, para dar esos dos puntos, ese punto y medio, que dicen que puede ser que Europa relaje las obligaciones del cumplimiento del déficit para el 2013.

En definitiva, señor consejero, lo que queremos saber es cuál es el diagnóstico que se hace desde el Gobierno de Canarias de esta situación, es decir, de todos estos elementos nacionales e internacionales, entendiendo como internacionales lo que nos afecta desde el punto de vista de la Unión Europea, cómo nos afecta esa imagen global a lo que va a ser la realidad económica del archipiélago; y también si los datos que empezamos a manejar del primer trimestre, con otros informes que maneje la consejería, puede que nos den alguna sensación de que efectivamente estamos saliendo de la crisis, de que hay una expectativa de que, insisto, aunque no vaya acompañada de forma inmediata de creación de empleo neto, sí que estemos saliendo de una forma efectiva de la misma.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

Por el Gobierno, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente. Señorías, buenas tardes a todos y a todas.

Los datos con los que trabaja en este momento el Gobierno de Canarias son que es previsible que Canarias abandone la recesión este año y comience a crecer a lo largo del año 2014. Según nuestras estimaciones, que, por cierto, coinciden con las realizadas por otros servicios de estudios especializados, será durante el segundo semestre de este año cuando comiencen a verse los primeros signos de recuperación, que se consolidarán previsiblemente durante el siguiente ejercicio económico. No obstante, debemos ser conscientes de que en el global del 2013 se prevé que cerremos en negativo. El Producto Interior Bruto de las islas estimamos que decrecerá aproximadamente un 0,7%. Eso sí, una cifra sensiblemente inferior a la previsión que hoy mismo están manejando en el seno del Gobierno español para el conjunto de la economía española, que está prevista una caída del 1,5%. Hoy, hace cuatro meses preveían otra cosa, pero hoy ya están previendo una caída del 1,5%, ¿no?

En definitiva, si estos datos van en este sentido, pues, se prevé que continúen las diferencias entre el archipiélago y el resto del conjunto del Estado español. No nos olvidemos que ya en el 2011 Canarias cuadruplicó el crecimiento del conjunto de la economía española y en el 2012 Canarias ha sido una de las tres comunidades autónomas que menos tasa de descenso ha tenido; es decir, seguimos manteniendo esa posición.

Durante el primer trimestre de este año, hemos seguido en un proceso contractivo, aunque, eso sí, de una forma mucho más atenuada que durante todo el tramo final del año 2012 y una vez más a distancia del resto del conjunto del Estado.

Datos. Pues en estos primeros meses los precios se han frenado, siendo la autonomía menos inflacionista a pesar de -recuerdo- la subida del IGIC, dado que su impacto ha sido muy escaso y bastante menor, eso sí, del efecto que ha tenido en los precios en el resto de España la subida del IVA. La demanda interna sigue siendo muy frágil, debido a la debilidad del mercado de trabajo, pero es significativo, por ejemplo, el indicador de confianza empresarial referido a las islas, dado que se conforma como el menos negativo del conjunto de las comunidades autónomas.

A partir de ahí, bueno, las previsiones a más largo plazo apuntan a que la recuperación va a ser lenta, con un repunte inicialmente moderado, que irá mejorando a lo largo del 2015 y 2016.

Para el 2014 las previsiones con las que estamos trabajando son de un incremento del PIB en las islas en torno al 0,8%. Una estimación que más o menos coincide con un aumento del 1% que vaticina el BBVA en el reciente informe sobre la situación de Canarias que ha publicado. Bueno, las previsiones que ha hecho el BBVA coinciden más o menos en dos aspectos básicos con las que realiza el Gobierno de Canarias. El primero de ellos se refiere al mayor ritmo de crecimiento en las islas, marcado preferentemente por el sector turístico, que sigue siendo el gran motor económico del archipiélago; y el segundo, destaca en este informe la mejor posición que tiene Canarias debido al cumplimiento del objetivo de déficit, con la materialización de los ajustes en su momento exigidos, y a su menor nivel de endeudamiento. Unas situaciones que suponen finalizar el 2013 en una mejor posición relativa que el resto de las comunidades autónomas. Precisamente ese punto de partida es el que nos posibilita disponer de un mayor margen de déficit para destinarlo a políticas de dinamización económica y generación de empleo.

Canarias necesita esa cuota adicional en el 2013 que nos permita dar un empuje al crecimiento que se aproxima, por lo que, como ustedes bien saben, hemos ido solicitándole reiteradamente al Estado que el nuevo techo que previsiblemente la Comisión Europea otorgará a España en cuanto al déficit lo distribuya entre las comunidades autónomas. Canarias ha hecho un esfuerzo importante en la consolidación fiscal, pero en este momento la prioridad debe situarse no en un ajuste agresivo sino en las políticas de crecimiento, como único elemento sustancial capaz de crear actividad y empleo. Y, por lo tanto, necesitamos establecer medidas a corto y largo plazo para apuntalar esa previsible mejor situación.

Coincidiendo, por lo tanto, con algunas de las valoraciones que se han realizado en ese estudio del BBVA, la mejora de la competitividad a través de la innovación y la apertura al exterior son algunos de los factores fundamentales para lograrlo, para lograr apuntalar ese crecimiento. En esa línea, uno de los principales instrumentos con los que contamos de cara al futuro será el nuevo REF. La propuesta que hemos diseñado apuesta sustancialmente por el emprendimiento, el ámbito tecnológico y la innovación aplicada a los sectores productivos tradicionales y al aprovechamiento de nuestras potencialidades. La renovación, por tanto, de nuestro Régimen Económico y Fiscal, que debiera entrar en vigor el 1 de enero del próximo año, debe, por lo tanto, convertirse en el principal motor para el impulso económico. Una herramienta que, no nos olvidemos, también debe sumarse al próximo periodo presupuestario, a los presupuestos comunitarios del próximo periodo, del 2014 al 2020, con la realización de los proyectos enmarcados en lo que se llama el crecimiento inteligente, sostenible e integrador, tal como nos pide la Comisión Europea.

Por su parte, la apertura al exterior de las empresas canarias también forma parte de esta estrategia. Una estrategia global encaminada, por tanto, a ayudar a esas políticas de crecimiento. En esa necesaria internacionalización adquiere una especial relevancia la proyección hacia el continente africano. En una doble vertiente, como ya hemos hablado muchas veces: como destino principal para exportar nuestros productos y servicios, así como plataforma de negocios para compañías y organismos internacionales. En ese sentido ya estamos ejecutando una serie de pasos con políticas activas de ayuda a nuestras empresas que amplíen o inicien su oferta de cara al exterior, a abrirse a otros mercados, así como estamos en el proceso de la captación de determinadas multinacionales que decidan implantarse en Canarias. Hoy hay una reunión en el Ministerio de Economía en ese sentido, por poner un ejemplo, en la actividad continuada que estamos realizando en ese sentido, ¿no? Eso sí, tenemos dificultades presupuestarias pero lo que estamos poniendo en marcha son cuestiones que nos puedan ayudar en ese proceso, ¿no? Es decir, bueno, ¿cuáles?, detectado que una de las dificultades que estamos teniendo es la peligrosidad que supone el incremento de los costes en nuestros aeropuertos, llámese eliminación de las bonificaciones de las tasas aéreas, el Gobierno de Canarias está poniendo en marcha sistemas que intenten paliar esas circunstancias, las pone en marcha. ¿Cómo? Por ejemplo, con la creación de un fondo de desarrollo de vuelos que tiene como finalidad la diversificación de los mercados turísticos a través de la incentivación y el lanzamiento de distintas rutas. También, destinado al sector turístico, como decía al principio, aprovechando nuestros sectores tradicionales, qué potencialidades podemos tener para reforzar su situación, decía, el crédito del BEI, que con 100 millones de euros permite la realización de proyectos que ayuden a la modernización de nuestro sector turístico.

En el mismo sentido ponemos en marcha determinadas propuestas de colaboración público-privada para, en el momento de dificultades económicas y no poder acceder, no poder acometer todas las inversiones que nos gustaría, pues, digo, medidas de colaboración público-privada que nos permitan llevar a cabo una serie de proyectos en el ámbito hospitalario, educativo o portuario y, por tanto, relanzar nuevamente el crecimiento.

Asimismo, con el mismo objetivo, detectando problemas y poniendo en marcha algunos de los aspectos que consideramos necesarios para ayudar a nuestras empresas en el ánimo del incremento de la actividad económica y, por supuesto, que lleve aparejada la generación de empleo, pues, la puesta en marcha de determinados instrumentos que ayuden a la financiación de las empresas, tanto desde el punto de vista del acceso a la financiación, desde el punto de vista de la financiación de los avales, etcétera.

En definitiva, se trata, por tanto, de poner en marcha en este momento previsiones iniciales que apuntan a que en el conjunto del 2013 la situación en Canarias sea algo menos mala que en el conjunto del Estado español, perspectivas de crecimiento ya en el 2014, qué medidas podemos poner en marcha para apuntalar esta situación de cara al futuro. Por lo tanto, estamos, digo, ayudando en ese proceso de expansión empresarial, el proceso de reforzamiento de la financiación en el ámbito de la empresa.

En definitiva, señor Barragán, de lo que se trata es de que más allá del corto plazo, de medidas puntuales que nos ayuden en este proceso, pongamos sobre la mesa medidas que nos sirvan para sentar las bases del próximo desarrollo económico. Queremos dotarnos de las mejores herramientas fiscales en el ámbito de la inversión para fomentar, por tanto, esa actividad económica y que finalmente se pueda producir algo de lo que usted está hablando, es decir, las dificultades del crecimiento, la limitación del crecimiento no nos llevará aparejados los incrementos de actividad económica, derivadas, por tanto, de la generación de empleo, que nos gustaría... Para paliar esas circunstancias, el Gobierno está trabajando con los recursos limitados que tiene a ayudar en ese proceso de crecimiento.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señorías. Señor presidente. Muy buenas tardes.

Yo le diría al señor Barragán que si cree en los milagros podrá pensar que vamos a salir de esta sin hacer nada nuevo, ¿no?, pero yo no creo en los milagros. De manera que en principio, si no se modifica la política económica, de esta no salimos. El dato es irrefutable. Aquí dijimos, y no había que ser un profeta, que las previsiones del Gobierno español en relación al decrecimiento de la economía en el año 13 eran incorrectas y hace 24 horas el ministro de turno ha tenido que rectificar y triplicar, triplicar, el retroceso económico de la economía española para el año 13. El Fondo Monetario Internacional ha dicho lo propio. Pero no es que ha dicho lo propio, ha dicho lo siguiente: que las perspectivas de cronicidad de la crisis en Europa están ahí. Y como es un término muy utilizado en el argot de la medicina quiere decir que los problemas que tenemos van a ser para mucho tiempo.

De forma, señorías, que yo entiendo la voluntad del Gobierno, las medidas que propuso el presidente el otro día y que el consejero nos ha repetido, que yo creo que están cargadas de buena voluntad y de pocos recursos, y son necesarias, están bien, algo hay que hacer, pero no van a servir para revertir la situación en la que nos encontramos. Estamos en un proceso de depresión económica que se retroalimenta a sí misma y que nos hunde cada día más. Con esta política económica no saldremos. Algunos lo hemos dicho desde hace bastantes años, pero no porque fuéramos unos pesimistas sino que las reglas de la economía de mercado son las reglas de la economía de mercado y uno no las puede olvidar porque le venga bien en un periodo electoral o porque le venga bien en la coyuntura de turno. Esto no funciona sin recursos, sin dinero, sin demanda, sin crédito. No funciona el sistema económico capitalista, la economía de mercado, sin consumo. Y si no hay crédito para las familias, para las empresas y para el sector público no hay respuesta de la economía.

Y el camino lo están indicando, pues, otros bloques económicos del planeta. Ahí está el caso de Japón, donde han acuñado hasta una nueva terminología, ¿no? Japón ha puesto en marcha lo que se hace siempre cuando hay crisis cíclicas del capitalismo, y es emitir recursos e inyectarlos a la economía. El Fondo Monetario Internacional, que los primeros días estuvo reticente, ya felicita al Gobierno japonés, porque el banco central responde, como tiene que ser, a la política nacional de Japón. Pues ha inyectado recursos a la economía y la reactivación y el movimiento son una evidencia. No habrá cambio del ciclo económico sin recursos, y eso significa cambiar las políticas de austeridad, las políticas de recortes, que nos están llevando al desastre y a la cronificación de una crisis terrible como la que estamos viviendo.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral.

El señor Mayoral Fernández: Buenas tardes. Señorías.

El tema de las expectativas en una crisis como la que estamos padeciendo, el planteárselas de acuerdo con unos datos que podemos comparar con respecto al resto del Estado nos puede llevar a una autosatisfacción o a decir que no es suficiente, según por dónde miren, pero, efectivamente, el señor consejero ha planteado aquí que el crecimiento económico para el año 2013, se prevé que Canarias tenga un decrecimiento, en negativo, por lo tanto, una cifra mala, del -0,7%. Bien es verdad que comparada con el resto del Estado, que es el 1,5, el triple de lo que en su momento, como ha dicho el señor Román, había previsto el ministro y que ayer ya ha reconocido que va a terminar en 1,5, pues, duplica, un poco más que duplica la de Canarias. ¿Podemos estar contentos? Bueno, sigue siendo negativa en ambos casos.

También es verdad que para establecer unos indicadores y ver cómo van a ser las expectativas de cómo se va a desarrollar la economía en los próximos tiempos en este periodo de crisis debemos fijarnos también en el endeudamiento y en el déficit y que hasta ahora, pues, Canarias ha hecho sus deberes, a costa de que esas políticas de intentar disminuir los déficits, pues, provoquen a su vez otros efectos en la economía. Pero, bueno, hemos cubierto un déficit, cumplimiento del déficit, del 1,5, que era lo previsto, y se ha cubierto y lo hemos logrado. No puede decir lo mismo el Estado, ¿no?, que tenía previsto el 6,3 y ha pasado al 7,1. Ha habido ahí un deslizamiento, que a todos nos afecta, por otro lado, porque ahora, producto de esos deslizamientos, se tomarán nuevas medidas que tendremos que soportar el resto de las comunidades autónomas.

¿Qué más se puede medir para ver cómo vamos? Sí, ha citado el señor consejero la inflación, y efectivamente nosotros no hemos sido una autonomía inflacionista. También nos podemos comparar con el resto del Estado y en este sentido, pues, salimos favorecidos. Pero de lo que no cabe duda es de que hay dos elementos, uno que no tenemos nada que hacer con ellos, que también se utiliza como un índice en la economía, que son los tipos de interés y la prima de riesgo y que nos viene dada, y que, por lo tanto, la economía en Canarias viene también, tiene sus efectos por las políticas relativas a los tipos de interés y a las primas de riesgo españolas, y el otro, que sí es muy específico y que nos pone en la cola o casi en la cola del resto de las autonomías españolas, que es el paro.

Por lo tanto, si analizamos los distintos componentes -crecimiento económico, tipos de interés, inflación, paro-, nos encontramos con que en este último sentido, en el paro, sin embargo, los deberes o las situaciones que tiene la economía canaria desde luego son mucho peores que en el resto del Estado. Esperemos que en el futuro, siendo un poco optimistas, podamos tirar, a través del turismo, de esta economía y que el paro pueda ser o pueda por lo menos reducirse.

Gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Emilio Mayoral.

Por el Grupo Popular, don Miguel Cabrera Pérez-Camacho.

El señor Cabrera Pérez-Camacho: Señor presidente. Señorías.

Señor consejero, hoy no me voy a meter con usted. He decidido darle tregua. No se acostumbre, porque en el Parlamento hay que acostumbrarse un poco a todo, pero le prometo que hoy no me voy a meter con usted. Ni piense que hay algo personal, y si lo piensa, ¡allá usted! Lo que ustedes piensen de mí no es mi problema.

Pocas cosas van a crecer en el año 2013. Sin embargo, no comparto pesimismos. Hay dos datos importantísimos como catapulta para el 2014. Uno de ellos, el descenso de la prima de riesgo; otro, el superávit, mantenido, en la balanza de pagos de España. Son datos que en este momento no aportan ninguna esperanza concreta para este año pero que sí que pueden aportarla para el 2014. Pueden aportar tanto como el fin de la recesión, para el 2014. Que yo creo que si el Fondo Monetario Internacional acierta, lo que va a generar es un crecimiento más o menos paralelo. No va a haber -creo yo- grandes diferencias entre el incremento del PIB de la Comunidad Autónoma de Canarias y el incremento de toda España, ya que el marco es el mismo. En todo caso, yo prefiero pensar que la recesión termina en 2014 y que eso implicaría que para el 2105 lo que ahora se prevé para el 2014 del 0,7 o del 1 puede ser ya 1,5 o un 2 para el 2015. Ya estaríamos en ese momento prácticamente fuera de la crisis. Por ella apostamos nosotros.

La inversión exterior en Canarias no va a ser la solución para nuestros males, a pesar de que don Paulino Rivero haya dicho que estamos en el mapa de los grandes inversores y que están todos ellos pendientes de la gran oportunidad que implica venir a Canarias. ¡Fantasías!, una fantasía más. Eso es falso. Precisamente si el paro en Canarias ha crecido proporcionalmente más que en el resto de España es porque potentes y variados grupos empresariales han cancelado sus proyectos en el archipiélago, se han largado, se han largado por el miedo a los vaivenes y a las arbitrariedades de este Gobierno. ¿Qué nos queda, pues, para confiar en él?: el turismo. El turismo, que no se lo debemos a Coalición Canaria, que se lo debemos a la naturaleza y a un grupo entusiasta de emprendedores que tuvieron la suerte de no tener que lidiar con gobiernos como este.

¿Qué podemos decir que crecerá en el 2014 además? Bueno, pues, crecerán las listas de espera en los hospitales; crecerá la nariz de aquellos Pinochos que llevan prometiendo año tras año 40.000, 60.000, 90.000 puestos de trabajo, eso también crecerá; crecerá el desencanto de los canarios con el Gobierno de Canarias ante la constatación de que el Gobierno se queda corto al gobernar aquí, el Gobierno le queda grande; crecerá también el número de demandas que perderemos, que será por supuesto el número de pleitos cuyas costas pagaremos; crecerá, evidentemente, el desencanto ante un presidente que usa la demagogia y la confrontación permanente con el Gobierno...

El señor presidente: Advertirles a sus señorías que lo que no queda grabado no pasa al Diario de Sesiones.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Don Miguel, estamos hablando de crecimiento y de empleo y de las posibilidades que hay... ¿Usted no se cansa de ser el chistoso del grupo y de intentar adjetivar todas las intervenciones y terminar con el tema de Paulino Rivero? ¿Usted no se da cuenta de que si en estos momentos lo estuviera viendo, aparte de los diputados que estamos aquí sentados, y lo hubieran visto, alguna intervención más, estarían diciendo, "pero, bueno, si resulta que están intentando hablar de crecimiento y empleo, de qué nos está hablando este hombre ahora de decretos-leyes y de cosas raras"? ¡En fin, en fin! De todas formas a mí me gustaría que la Oposición fuera más constructiva pero, sinceramente, yo estoy satisfecho con su intervención. Y si lo que intentaba explicar era que no quería hablar de esto sino de lo que usted ha hablado, yo también puedo coincidir con usted en esa intervención.

Pero, señor consejero, de lo que estábamos intentando hablar es de efectivamente si los datos que teníamos nos invitan a pensar en el optimismo, en la confianza, que es lo que necesitan en estos momentos muchos ciudadanos.

Decía el portavoz del Grupo Mixto que si creía en los milagros. No, yo no creo en los milagros, hace tiempo que dejé de creer en los milagros y en los mesías, no solamente en los milagros. Y desde ese punto de vista lo que quiero comentar es que si no lo intentamos no sabremos lo que podemos hacer, si no lo intentamos no sabremos que lo podíamos hacer. Y yo estoy de acuerdo en que efectivamente hay una serie de decisiones de política global que, pase lo que pase, quiera o no quiera el Gobierno de Canarias, no podrá actuar si efectivamente no hay modificaciones en la Unión Europea y no hay también modificaciones en el contexto de España. Somos conscientes de ello. Pero precisamente, como somos conscientes de ello... Don Miguel se atrevía a ser optimista, eso seguramente fue un lapsus, optimista en un momento determinado de su intervención, pero el día 26 de abril, en el Consejo de Gobierno, tal y como está planteado y planificado, se hace un nuevo anuncio sobre el plan de estabilidad. Entonces todo lo que usted estaba comentando, desde ese punto de análisis que estaba haciendo, ojalá fuera así y que las medidas que esperábamos o que esperamos de ese Consejo de Ministros vayan encaminadas precisamente a conseguir unas mayores facilidades para el crecimiento y el empleo y no en la vuelta de más control del déficit, que es lo que nos tememos, es decir, que puede haber una serie de medidas que para que la Unión Europea relaje ese punto y medio, dos puntos, que le estamos pidiendo pueda existir ese problema. Esa es una preocupación que despejaremos, evidentemente, esta semana.

Pero yo, sin creer en los milagros, sí creo que como responsable en este tiempo, en un tiempo de crisis, como responsable político creo que hay que transmitir esperanza, y la esperanza se transmite también diciendo que las cosas se están haciendo. Y en el caso de Canarias yo creo que los datos invitan, incluso daba -creo recordar- usted que ha subido incluso el índice de crecimiento de confianza de los empresarios de Canarias en el último trimestre. Yo creo que por ahí va el camino, dar confianza. Pero también hay que dar confianza a quien nos presta el dinero, don Román, los bancos no fabrican dinero. No, no, los bancos... (Ante un comentario que se suscita desde los escaños) El banco central sí. Pero tiene que tener usted en cuenta que el banco de Japón actúa sobre un país, el banco americano actúa sobre un país y nosotros tenemos un banco central al que le cuesta trabajo tomar decisiones para el resto de los países. Y tenemos ese problema, desgraciadamente tenemos ese problema y no podemos actuar, porque además tenemos una moneda única y eso, todo eso, invita a que las decisiones en Europa sean lentas, tediosas y algunas veces fuera de tiempo. Y eso se reconoce o se empieza a reconocer en estos momentos en Europa. Pero, insisto, decía que no creía en las fantasías ni en los milagros, pero sí creo que hay que tener confianza. Y los datos, una parte de los datos, invitan, como decía el señor consejero, a que estamos en mejor posición de partida para la recuperación.

Y hay una serie de medidas que en el ámbito de la comunidad autónoma se han puesto en marcha. Ha reconocido usted algunas que se explicitaron el otro día en el debate del estado de la nacionalidad, pero hay un elemento que ha marcado pero que todavía no está concluido, que es el tema del REF, del nuevo REF. Es verdad que este Parlamento por unanimidad tiene un enfoque de cómo debe caminar el nuevo REF, pero todavía queda un largo camino de negociación, en este caso con el Estado y con la Unión Europea, para ver si efectivamente de eso de lo que estamos hablando aquí se convierte realmente en un instrumento válido y eficaz para esa política de modernización a la que estamos aspirando para la Comunidad Autónoma de Canarias. El resto de las medidas las podríamos plantear como coyunturales, excepto el apartado de internacionalización de la economía, que debería ser también uno de los elementos de proyección a medio y largo plazo dentro de las expectativas de la comunidad autónoma para esa política de crecimiento y empleo, porque incluso el presupuesto europeo también es un presupuesto limitado a un periodo del año 2014 al año 2020.

Pero -siempre hay un pero- qué triste que podamos estar anunciando que efectivamente hay elementos de desarrollo económico que invitan a la confianza y, como nos han dicho los expertos desde hace bastante tiempo, no confundan ustedes que empiece a haber datos de crecimiento económico, que los indicadores empiecen a caminar, y que eso se traduzca de forma inmediata o paralela con el crecimiento del empleo, es decir, con una creación de empleo neto. Por ejemplo al Estado la Unión Europea le pide que evalúe la ley laboral, es decir, le pide que haga una evaluación para ver si efectivamente está ayudando a crear empleo, a mantener el empleo o, por el contrario, está ayudando, en los términos que está redactada, a destruir empleo en el Estado español. Espero que se haga, dado que es una de las recomendaciones que se le han dado oficialmente al Estado español.

En definitiva, señor consejero, me gustaría que cuando transmitiéramos este tipo de datos, sabiendo que transmiten confianza, sabiendo que además es el camino correcto y sabiendo que son las únicas medidas que podemos tener o que podemos tomar desde el Gobierno de Canarias, porque no tenemos más instrumentos para tomar otras medidas, vayan acompañados siempre con la realidad, para que los ciudadanos sepan exactamente de lo que estamos hablando. Estamos en el camino correcto, como decía usted, pero no vamos a conseguir una creación de empleo de forma inmediata y paralela, que se note en el archipiélago, que se note de una forma contundente. Para que la gente sepa también que estamos, insisto, en el camino correcto, pero que todavía va a costar trabajo conseguir que esos objetivos se conviertan en un empleo, que es en realidad lo que nos están demandando los ciudadanos.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don José Miguel Barragán.

Señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente.

Estamos en una comparecencia para hablar de las perspectivas de crecimiento económico de Canarias en el actual periodo de crisis, que a solicitud del señor Barragán estamos teniendo hoy esa discusión.

Vamos a ver, yo no he dicho ni lo diré, ni voy a dar información o datos para falsear la realidad, estoy poniendo sobre la mesa datos objetivos del año 2012, datos objetivos de este primer trimestre, y previsiones no solo de la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad sino de otros organismos, que apuntan a que puede haber el comienzo de la salida de la crisis a lo largo del año 2014. Es decir, que al final del segundo semestre del 2013 estaremos en dígitos positivos, habremos parado el descenso y empezaremos a crecer. La previsión es que en el conjunto del año 2013 la situación sea de decrecimiento. Por lo tanto, no se trata de dar falsas esperanzas pero sí de contar la realidad, y ni el aspecto excesivamente negativista ni el aspecto excesivamente optimista. No se trata, por lo tanto, de vender brotes verdes pero tampoco de quemar los pocos que pueda haber, porque entonces estaríamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado.

Y es verdad, como dice el señor Barragán, que lo más preocupante es que en esta situación actual de decrecimiento en el 2013 y de ligero crecimiento en el inicio del 2014, la mayor dificultad estará en la creación de empleo. Difícil es que lleguemos a crear empleo neto con un crecimiento del 1%, como aproximadamente así se prevé, y, por lo tanto, la preocupación.

Pero también hemos hablado de los distintos casos, ¿no ? Mire, Alemania está creciendo, Alemania ha crecido, poco pero ha crecido en los últimos trimestres. Es verdad que en el último trimestre del 2012 empezó a tener signos de debilidad, pero el último dato de Alemania es un dato ciertamente positivo para ellos.

Y es verdad que en Europa estamos manteniendo una enorme discusión, y la discusión es cuál es el papel del banco central y si está beneficiando, la misma política beneficia a todas las economías, y se está demostrando que no. Es decir, Alemania, con su política restrictiva, ha tenido superávit en el año 2012, ha tenido un ligero crecimiento. No tanto crecimiento como debía haber tenido en su momento y, por lo tanto, empieza cierta preocupación. Y es verdad que hay una preocupación continua en el seno de la Comisión Europea y de la Unión Europea ahora, porque ya empieza a haber muchas más voces que apuntan a que es necesario establecer determinadas políticas. No solo de consolidación fiscal vive la economía europea, podíamos llegar a decir, sino todo lo contrario: necesitamos establecer otras medidas. Por lo tanto, creo que va ganando adeptos la parte que apunta a que necesitamos dar un giro en la política económica.

Y es verdad que existe la preocupación, una preocupación. Mire, señor Barragán, desde hace diez días hasta el próximo viernes hemos tenido un bajón impresionante en el consumo en España, porque ese vaticinio de las medidas a tomar el día 26 de abril ha producido una situación nuevamente de pánico. Craso error nuevamente en la forma de hacer las cosas. Porque es verdad que si Europa va a permitirle al Estado español una relajación del déficit es porque el déficit en España se ha ido ajustando, pero se ha ido ajustando no por la labor del Ejecutivo central, no, no, se ha ido ajustando por la labor de las comunidades autónomas. Aquellos que éramos el problema del Estado español somos quienes han conseguido que el conjunto de las administraciones públicas en España acerque su objetivo al déficit. Eso son datos reales y objetivos, porque observamos cuál ha sido el descenso del déficit de las administraciones públicas en España y vemos claramente que ha sido gracias al esfuerzo de las comunidades autónomas. ¿Provocado por qué?, ¿por determinadas medidas que tomó el Gobierno central impidiendo que los gobiernos de las comunidades autónomas prestasen unos servicios públicos esenciales como debíamos? También, le recuerdo los dos reales decretos en sanidad y educación, que no han sufrido el efecto que ellos dijeron de los 10.000 millones de euros de ahorro, pero sí limitando las políticas sociales hacia nuestros ciudadanos.

En definitiva, usted llegaba a decir que tenemos que intentarlo. Las comunidades autónomas y el Gobierno de Canarias lo que están haciendo es intentándolo. Es verdad que tiene una acción muy limitada, que tiene dificultades presupuestarias, pero consciente de eso pone en marcha todas aquellas medidas para ir paliando la situación. Y le apunté alguna, por ejemplo alguna que podía haber tomado el Gobierno central, que demostró sus efectos: todo el tema de abaratar los costes de las operaciones aeroportuarias. Bueno, pues, como no la ha tomado, el Gobierno de Canarias tiene que poner remedio a esa circunstancia, tiene que trabajar, y en eso está trabajando con, repito, con las limitaciones que tiene.

Y como hablábamos antes de los planes de ajuste y del susto del 26 de abril, pues, evidentemente no parece que las cosas apunten por que el Estado español vaya a hacer nuevamente un ajuste o políticas de reactivación económica, sino vaya por el sentido contrario, de políticas mucho más restrictivas. Porque, a las pruebas nos remitimos, los ejemplos son ciertamente malos.

Señor Rodríguez, usted hacía referencia al papel del Banco Central Europeo y al papel del banco de Japón. Hombre, vamos a ver, no confundamos política monetaria con política económica, que tienes una parte de ellas pero no todas, ¿vale? Por tanto, la monetarización de la deuda es una parte posible, determinada, que le viene bien a Japón, pero, ojo, ¿cuál es el motivo, ya que usted quiere hablar de economía, pero cuál es el motivo del papel, de la medida tomada en Japón? No es ni siquiera el crecimiento económico, es combatir la deflación, combatir la deflación. No el crecimiento económico, combatir la deflación, lo digo para entendernos. Caso contrario, en este caso, al caso europeo. Y no se olvide de que probablemente, ya he dicho algunos, que la guerra de divisas que se está produciendo en el mundo está provocando que gran parte de los esfuerzos hechos en determinados países, a los que hacía referencia el señor Cabrera, por ejemplo, la mejora de la balanza comercial de España, los puede borrar de golpe con tan solo las medidas que están tomando los bancos centrales japoneses, americanos o británicos. Lo digo para ser conscientes del momento en el que estamos y hacia dónde vamos.

El señor Mayoral hizo referencia a un aspecto fundamental del que nos olvidamos, y es a los gastos financieros. Cuando hablamos de incrementar el déficit, parece que al final no hay que pagarlo. Pues, mire usted, aumentar el déficit hay que pagarlo y en el momento de los próximos dos años o tres años cuando necesitemos seguir estableciendo políticas de crecimiento, si se lo comen los gastos o la disponibilidad presupuestaria los intereses, como les está ocurriendo a otras comunidades autónomas, difícilmente podremos apoyar ese crecimiento. Esas dos cosas deben estar siempre en el ámbito de la balanza. No debemos olvidarnos, por tanto, de que lo que tenemos que hacer es establecer las políticas comunes conjuntas que nos ayuden en este proceso de crecimiento.

El Gobierno de Canarias ha reclamado recientemente... bueno, recientemente, desde hace ya año y pico, que el Estado español debe hacer un esfuerzo y, por tanto, debe compartir la relajación del déficit con las comunidades autónomas y en este momento más que nunca, después de haber hecho los esfuerzos, la comunidad autónoma, para apoyar las políticas de crecimiento. Así lo ha anunciado el ministro, espero que no sean las palabras del Gobierno central exactamente igual de creíbles que sus previsiones económicas, sino que sean mucho más certeras y, por tanto, se cumpla esa distribución del objetivo del déficit que finalmente haga la Comisión Europea con España, y, digo, se distribuya entre las comunidades autónomas.

Señor Rodríguez, no creemos en los milagros, pero quietos no lo arreglamos. La capacidad, por tanto, limitada nos obliga a utilizar mucho más la inteligencia. Nos obliga a creer, por ejemplo, que el REF puede ser un elemento fundamental que apoye el crecimiento económico; a creer, por ejemplo, que las medidas puestas en marcha o el próximo presupuesto comunitario nos llevará en la senda del crecimiento económico; en definitiva, a poner sobre la mesa aquellas medidas que están al alcance, en este caso, de la Comunidad Autónoma de Canarias para ayudar al crecimiento.

Por último, señor Cabrera, no le preocupe lo que yo piense de usted, preocúpese de lo que piensen de usted los ciudadanos que lo ven, porque esa es la opinión que se generará.

Mire, señor Cabrera, simplemente decirle que es verdad que la balanza comercial española está mejorando de forma notable, pero también es verdad que está mejorando solo a costa de la reducción salarial, solo a costa de la reducción salarial, y esa, y esa no es una buena medida.

Mire, señor Cabrera, que existen diferencias entre la situación de la economía española y la canaria lo apuntan los datos: 2011, cuatro veces creció la economía canaria con respecto a la economía española.

Señor Cabrera, hizo usted hasta previsiones económicas. Yo espero y digo que sean bastante más acertadas que las del Gobierno central porque, si no, aviados vamos.

Y, por último, señor Cabrera, ya que estamos en ese tono de la cuestión del tratamiento, mire, yo lo que le rogaría es que utilizara toda esa discusión que usted tiene para ayudar al conjunto de los canarios y no seguir en la obsesión que tiene usted con el presidente del Gobierno. Seguro que nos iría a todos mejor.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, muchísimas gracias, don Javier González Ortiz, señor consejero de Economía y Hacienda.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0760 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre expectativas de crecimiento económico en el período de crisis.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico