Diario de Sesiones 78/2013, de fecha 14/5/2013
Punto 23

· 8L/PO/P-0913 Pregunta de la señora diputada doña Aurora Jesús del Rosario Vela, del Grupo Parlamentario Popular, sobre el Programa extraordinario de empleo social 2013, dirigida a señora consejera de Empleo, Industria y Comercio.

El señor presidente: Siguiente pregunta: de la señora diputada doña Aurora del Rosario Vela, del Grupo Parlamentario Popular, dirigida a la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio.

Doña Rosario Vela, perdón, doña Aurora del Rosario Vela.

La señora Del Rosario Vela (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora consejera, ¿qué financiación pública va a dedicar a la puesta en marcha del Programa extraordinario de empleo social 2013 y a qué volumen de desempleados canarios prevé atender con este programa?

El señor presidente: Muchas gracias, doña Aurora.

Señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Francisca Luengo.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.) el Gobierno de Canarias con los ayuntamientos se van a dedicar a este plan social de empleo 30 millones.

Y las personas atendidas, señoría, dependerá del porcentaje, que estamos en el proceso de la confección final de este plan especial, como digo, dependerá del porcentaje que destinen los ayuntamientos del Fondo de Financiación Municipal. Después o en otra ocasión en esta Cámara podré decirle al número de desempleados al que se puede atender.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Francisca Luengo.

Doña Aurora del Rosario.

La señora Del Rosario Vela (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora consejera, esa parte la entendimos el día 26 de marzo en el discurso del debate del señor Rivero. Es lo único que entendimos, que el Gobierno invita pero a costa de otros, al igual que con el tema de la apertura de los comedores. Pero, en definitiva, no me contesta ni qué dinero es el que va a destinar el Gobierno de Canarias ni los beneficiarios a los que alcanzará, cuando les dieron una semana, semana que terminaba el pasado viernes, para concretarlo a los municipios. Una semana nada más para saberlo.

Señora consejera, no me contesta y estoy convencida de que no es por su habitual desconsideración hacia la Oposición ni hacia esta diputada, sino porque es que no tienen ni idea. Reconózcalo, no tienen ni idea.

Y este, señora consejera, no es un plan de empleo social, ni siquiera es un plan asistencial como resultaría a tenor de su contenido, pero es que no es tampoco un plan para crear empleo. Esto es simplemente una ocurrencia del señor Rivero en el debate de la nacionalidad y ahora no saben cómo van a montarla. Esta es una ocurrencia, además, perversa, señora consejera, porque, a pesar de ser de sus competencias, no la paga el propio Gobierno. Y es también una ocurrencia perversa porque echa a pelear a los ciudadanos con sus ayuntamientos. Muchos municipios -y ustedes lo saben- están teniendo que prescindir de otros servicios de interés social, como son las escuelas infantiles porque no pueden sufragarlas, y, sin embargo, desde el Gobierno les compelen, enfrentándoles con sus administrados, a un gasto que no pueden, no tienen cómo hacer.

Por otro lado, muchos municipios no saben si jurídicamente van a poder hacerlo, porque están acogidos a un plan para pagar a proveedores, a un plan de ajuste, con el cual saben que hay una duda jurídica acerca de si van a poder destinar el dinero a esto.

En definitiva, señora consejera, este, que no es un plan de empleo porque no crea empleo ni es nada social, es simplemente una ocurrencia perversa que castiga a sus beneficiarios, señora consejera, porque no se para, no se detiene en la política con los municipios. ¿Puede explicarnos por qué tiene menos posibilidades el beneficiario del municipio que tiene más paro, es decir, por qué un parado de Telde tiene menos posibilidades que uno de Valleseco de ser un beneficiario de este plan? Tienen ustedes...

El señor presidente: Muchas gracias, doña Aurora del Rosario.

Señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Francisca Luengo.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

El plazo acaba el miércoles, no ha terminado una semana como usted dice, pero, mire, cuando tengamos el plan, yo estaré encantada, en comisión o en el Parlamento, de todas esas dudas y esa crítica permanente que usted hace... Que me da la impresión, y no me lo quiero creer, no lo quiero creer, y se lo voy a decir, la falta de sensibilidad social hacia los parados, porque yo creo que a usted le preocupan los parados. Lo que pasa es que lo que usted demuestra aquí o las instrucciones que tiene es una confrontación que demuestra lo contrario, que para usted los parados parece que nunca los ha tenido al lado ni sabe lo que es eso, y usted ha hecho pocas listas en el desempleo.

Y, mire, ese plan social, ese plan social, señoría, está hecho, el Gobierno de Canarias con los ayuntamientos. ¿Y sabe por qué?, porque los ayuntamientos, la inmensa mayoría de los ayuntamientos... Mire usted, la mesa, yo lo estoy tramitando... (Ante los comentarios del señor Antona Gómez desde su escaño.) Perdone, presidente, yo creo que tengo...

El señor presidente: Indudablemente, no le molesten la intervención.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Estoy hablando con una diputada y parece que al marido de la diputada, pues, le interesa defender a su mujer (Rumores en la sala).

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Hombre, es que... ¿habla conmigo? (Rumores en la sala.)

El señor presidente: Vamos, vamos a... Sí.

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): ¿Qué pasa, que renuncias a la posición de ser marido de la diputada?

El señor presidente: Doña Francisca, doña Francisca Luengo...

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Pues que se calle entonces, que se calle.

El señor presidente: Señora consejera, señora consejera... (Comentarios desde los escaños.) Señora consejera, señorías... Don Asier, por favor.

No, ¡sí! El orden se da desde la Mesa, desde la Presidencia, y entonces les ruego en estos momentos silencio absoluto, les ruego silencio absoluto a todos, a toda la Cámara. Señorías, por favor, esto está establecido reglamentariamente cómo funciona. Entonces en estos momentos yo le pido a la señora Luengo que continúe con su intervención y que nadie la interrumpa. Concluida la pregunta, daremos la palabra, si procede, según se pida y para qué a cada quién. ¿De acuerdo?

Entonces, señora consejera, yo le ruego que vaya usted a lo suyo y si acaso, si acaso tiene algún problema, diríjase a la Mesa, para que la Mesa ponga orden en la Cámara.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

El señor presidente: Estaba el tiempo bloqueado, puede usted continuar, doña Francisca.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Vamos a ver, yo tengo que decir a esta Cámara que el estilo que lleva la consejera en este momento y concretamente en este plan es de diálogo absoluto y cercano con la Fecam, con los representantes de los ayuntamientos, que además son los primeros que reciben los parados que nos ha prometido Rajoy que nos va a ir generando. Y, a diferencia de lo que hace el Ministerio de Fomento con nosotros, que nos diseña las políticas activas de empleo sin tener en cuenta nuestra realidad, esta que les habla, como le digo, sí se viene sentando con, no con los alcaldes directamente, pero sí con la Fecam, que son sus legítimos representantes. Y sí hemos llegado a saber qué es lo que necesitan en este momento los ayuntamientos. Los ayuntamientos, como digo, son la puerta de entrada donde, los desempleados no, los que no cobran ninguna prestación tocan a esa puerta. Y aquí hay un problema social de primera magnitud, que los ayuntamientos, los ayuntamientos, con gran sensibilidad social, sí van a colaborar y lo vamos a ver cómo este plan va a salir adelante.

Tengo que decirle que es una mezquindad, señoría, que vengan a protestar y a negarse a destinar dinero. ¡Pero qué más da quién ponga el dinero! Pero si aquí hay una realidad social que está por encima de si pone dos tercios el ayuntamiento y un tercio el Gobierno. Vamos, si de verdad a usted le preocupa, que creo que sí, como al Gobierno...

(El señor Antona Gómez solicita la palabra.)

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Francisca Luengo, señora consejera de Empleo, Industria y Comercio.

Siguiente pregunta... Ah, habían pedido la palabra. Muy bien, es que este era el momento.

Don Asier, dígame con qué motivo pide la palabra.

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): Sí, en base al artículo 82.3 del Reglamento.

El señor presidente: Sí, pero explíqueme qué ha pasado con respecto a ese artículo, en la práctica. El artículo lo conocemos y que tiene derecho a pedir la palabra.

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: ¿Por?

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: De acuerdo. Tiene un minuto, don Asier.

Sí, es verdad, es verdad, pero ya, ya que lo hicimos... Ahí me he equivocado yo, yo les pido disculpas, pero vamos a hacerlo ya (Ante un comentario que se ha suscitado en la sala).

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): Señora consejera, yo no voy a entrar en el victimismo absurdo que muchas veces en esta Cámara se hace, con el victimismo a si era machismo o feminismo. No voy a ser yo quien alimente ese debate. Ahora, le ruego que cuando usted se dirija a este diputado lo haga en consideración a su cargo, que soy el presidente del grupo parlamentario mayoritario en esta Cámara.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Asier.

Señora consejera, si usted desea precisar la respuesta.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Señor presidente, nada más ratificarme en lo que dije en mi intervención anterior.

Muchas gracias.

El señor presidente: Que yo no me he enterado... (Comentarios desde los escaños.)

Pues aclarado queda.

Siguiente pregunta... (Rumores en la sala.)

Yo he entendido que el que estaba, al que se le había hecho una... (La señora Del Rosario Vela solicita intervenir.)

Doña Aurora tiene un minuto.

La señora Del Rosario Vela (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora consejera, yo podría entrar, como usted ha hecho, en lo personal. Realmente creo que lo que ha querido es ofenderme o ponerme en tela de juicio, no voy a decir que como mujer, como persona, porque yo soy persona, por algo, por una condición personal mía, lo ha hecho de muy baja estofa, de muy baja calaña. Pero yo no voy a entrar en ello, porque usted no me va a descalificar por algo personal. El problema es que usted, como no puede venir aquí a hablar de su gestión, se pone nerviosa y es capaz hasta de meterse en la vida personal y mentar con quién está casado cada quien. Señora consejera, qué bajita, qué bajita calidad.

Muchas gracias, presidente.

El señor presidente: Doña Francisca Luengo, tiene derecho...

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Yo, siguiendo en mi misma posición, lo que no entiendo, lo que no entiendo es que, salvo que tengan algo que ocultar o quieran ocultar, es que usted sea mujer de...

El señor presidente: ¿Pero quién me...? (Rumores en la sala.) No, perdona, sí, pide la palabra, porque se cortó esto aquí.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Siguiendo en la línea que he dicho, anterior al portavoz del Grupo Popular, que me ratifico, es que creo que ni es una ofensa ni tiene nada que oponerse, salvo que quieran ocultar, como puede ser que lo tengan, es que yo creo que son matrimonio y no creo que eso sea objeto ni de descortesía ni de vergüenza. Será que lo quieren ocultar. Y lo que sí está claro es que están casados y tienen hijos. No tengo nada que decir (Manifestaciones desde los escaños.) ¿Dos hijos, verdad? Pues ya está.

El señor presidente: Muchas gracias, muchas gracias.

Aclarado queda por todas las partes (Se repiten las manifestaciones desde los escaños.), aclarado queda por todas las partes y lo que no puede haber aquí es un debate sobre ese asunto.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 8L/PO/P-0913 Sobre el Programa Extraordinario de Empleo Social 2013, dirigida a Sra. Consejera de Empleo, Industria y Comercio.