Diario de Sesiones 78/2013, de fecha 14/5/2013
Punto 28

· 8L/C-0987 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre la respuesta del Ministerio de Sanidad a la demanda de revisar la financiación sanitaria de Canarias.

El señor presidente: Vamos a continuar con el Pleno. La comparecencia de la señora consejera de Sanidad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre la respuesta del Ministerio de Sanidad a la demanda de revisar la financiación sanitaria de Canarias.

Doña María del Mar Julios tiene la palabra.

La señora Julios Reyes: Buenas tardes. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, medios de comunicación presentes. Buenas tardes, señora consejera.

La hemos escuchado a usted, en numerosas ocasiones en esta tribuna pero también en las reuniones del Consejo Interterritorial, pedir, exigir al Ministerio de Sanidad, a la ministra de Sanidad, una reivindicación que ya es histórica de esta comunidad autónoma, que es la de una financiación sanitaria justa para esta tierra. Antes de usted lo hizo, pues, el consejero anterior, Fernando Bañolas; antes de él lo hizo la consejera anterior, doña Mercedes Roldós; antes lo hice yo misma; antes que yo lo hizo el anterior consejero, el señor Rafael Díaz. Además son muchas, muchísimas, las iniciativas habidas en este Parlamento -resoluciones, mociones, PNL- reivindicando una financiación justa para el sistema sanitario público canario. También son muchos, muchísimas las ocasiones, que los distintos agentes sociales de esta autonomía han exigido lo mismo: colegios profesionales, sindicatos, no solo los sindicatos sanitarios estrictamente, sino sindicatos de clase -Comisiones Obreras, UGT, Intersindical-, lo han pedido administraciones locales -cabildos, ayuntamientos-. Ha habido gobiernos de España que han reconocido que todos los modelos de financiación autonómicos habidos hasta ahora han resultado perjudiciales para Canarias y especialmente para la financiación sanitaria. Lo reconoció así el Gobierno del señor Aznar, pero no lo arregló antes de irse; lo reconoció así el Gobierno del señor Zapatero, pero tampoco lo arregló antes de irse.

En los distintos documentos... -verdaderamente...-, en los distintos documentos del Ministerio de Economía y Hacienda, en los distintos gobiernos, en los Consejos de Política Fiscal y Financiera, aparece más que documentada la situación de la ratio por habitante de la financiación y en todos ellos se reconoce la situación de inequidad que existe con respecto a la financiación, responsabilidad del Estado, de los sistemas públicos sanitarios. Histórica es esta reivindicación y hemos llegado a la situación de que ya la brecha que nos separa es de 387 euros con la media del Estado, por ser generosos en la comparación. Si nos comparáramos con aquella comunidad autónoma que más financiación por habitante recibe, la diferencia ya estriba en torno a los 1.000 euros por habitante. Además lo que está ocurriendo -y esta es una radiografía ya antigua- (Mientras muestra un documento a la Cámara.) es que miren dónde está la media. La media no está en el medio, la media está aquí abajo, porque precisamente eso es lo que hace que la diferencia entre las que menos cobramos y las que más sean mayores. Es decir, caminamos, no en la cohesión, sino en la desigualdad en la financiación sanitaria.

Además de esto, siempre hemos reivindicado el coste de la insularidad. Está más que documentado que el coste de los servicios públicos y especialmente los especializados es mayor en un territorio insular que en un territorio continental. Pero eso se reivindica, está documentado, pero lo cierto es que en el modelo de financiación actual no solo no recibimos más, no recibimos ni tan siquiera la media, sino que recibimos menos, y cada vez la brecha que nos separa es mayor.

La realidad, señorías, es que cada vez que viene una campaña electoral todos los partidos hacen suya esta reivindicación, que primeramente fue una reivindicación nacionalista, al punto de que -y me parece bien- se utiliza como arma arrojadiza para prometerle al ciudadano de Canarias que cuando lleguen al Gobierno de España van a arreglar la financiación sanitaria de Canarias; al punto -lo comentaba en el Pleno pasado- de que la anterior ministra de Sanidad, la señora Ana Pastor, hablaba incluso de la necesidad de que se le dieran a Canarias los 1.800 millones de euros en concepto de deuda histórica, deuda histórica.

Esta comparecencia se la pedimos, señoría, porque no conocemos, o sabemos que la respuesta que ha dado por ahora el ministerio desde luego no satisface las necesidades de esta tierra, pero es que además hemos visto hace poco en la prensa que se dice, o que dice: "el Estado -en una contestación a un senador de esta comunidad autónoma-, el Estado niega la deuda histórica para Canarias". Es decir...

El señor presidente: Sí, un minuto, vaya acabando, doña María del Mar.

La señora Julios Reyes: ...los mismos compañeros de partido que esta señora que nos hablaba de la deuda histórica ahora dicen que no hay deuda histórica. Y no solo que no hay deuda histórica sino que es que Canarias tiene que devolver el IGTE, el antiguo IGTE, con el cual se financiaban las políticas de empleo.

Señora consejera, todos recordamos las promesas en campaña electoral, lo que los ciudadanos de Canarias quisieran escuchar es que se cumplan, alguna vez, las promesas hechas por el Partido Popular a esta tierra en materia de financiación sanitaria.

Me preocupa la historia, me preocupa la deuda histórica, pero más me preocupa sobre todo el futuro. ¿Tiene previsto el Ministerio de Sanidad, le ha trasladado la ministra de Sanidad la posibilidad o el compromiso de superar esa brecha que nos separa en la financiación actual para que nuestros servicios públicos sanitarios tengan la misma financiación que la media del Estado?

El señor presidente: Muchas gracias, doña María del Mar.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Buenas tardes, señorías y medios de la prensa. Gracias, señor presidente.

Mire, señoría, para hablar específicamente de financiación ya he reiterado, por tercera vez, mediante carta, mi solicitud a la ministra de Sanidad para mantener una reunión con este único punto en el orden del día, sin haber obtenido hasta el momento respuesta. Las cartas han sido remitidas en octubre del 2012, en febrero del 2013 y en mayo del 2013 y hasta ahora no ha habido respuesta.

Y desde luego tras más de quince años de transferencias el reto que ahora se nos plantea es la sostenibilidad de este sistema en un marco de una profunda crisis económica. La situación, bajo la atenta mirada de Bruselas, exige unos presupuestos austeros e importantes esfuerzos para todas las comunidades autónomas, pero eso no es lo que se discute, eso no está en discusión, al menos no es el caso de Canarias. Lo que se está discutiendo es si Canarias merece el trato que está recibiendo. Canarias se ha esforzado, hemos desarrollado unas intensas políticas de austeridad y de control del gasto público encaminadas a proteger núcleos básicos del sistema y, fruto de esta acción, han sido los resultados: Canarias continúa en la senda de los objetivos del déficit. Pero el recorte más significativo que hemos recibido por parte del Gobierno de España se refiere a la financiación de los servicios públicos esenciales. Unas prestaciones que ahora más que nunca son vitales para los ciudadanos canarios.

El presupuesto de la Consejería de Sanidad para 2013 representa el 40,28% del Presupuesto global de la Comunidad Autónoma y cifra que se incrementó con respecto al 2012, que fue de un 38,8%. Así, si en el 2012 la comunidad destinaba 67 de cada 100 euros a los servicios públicos esenciales, ahora, este año, son 70 de cada 100.

Pero, sin embargo, el sistema de financiación previsto por el Estado arroja una diferencia negativa para Canarias, que es la factura que pagamos, restando fondos a otras partidas para suplir las carencias del Estado, porque es el Estado el que está obligado a financiar de forma adecuada y suficiente estos servicios básicos. Este déficit es consecuencia de un sistema de financiación autonómica que perjudica y afecta gravemente a la sostenibilidad financiera de la comunidad autónoma y por ello hemos pedido, y seguiremos pidiendo, su urgente corrección, dados los perjuicios que nos causa su aplicación indebida. Canarias se convierte en la comunidad autónoma peor financiada para sufragar sus servicios públicos esenciales, ya que cada canario recibe del Gobierno de España para sufragar 387 euros menos que la media del Estado, lo que nos lleva a reclamar continuamente una mejora del sistema de financiación.

Son estos presupuestos los presupuestos más duros y difíciles que Canarias ha tenido, que Canarias ha tenido hasta ahora, y fuertemente condicionados por estos recortes del Gobierno de España, que penalizan a las islas por segundo año consecutivo.

Hemos establecido como objetivos irrenunciables el mantenimiento de todos los hospitales, así como su condición de públicos, y por ello exigen, de forma injusta, más sacrificios también a los canarios. Para sustituir esas carencias del Gobierno de España hemos tenido que detraer recursos del resto de las partidas, con una reducción sustancial de muchas políticas y la eliminación de otras, sacrificando programas y acciones para poder apuntalar los servicios básicos.

Así, pues, los Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 no solo mantienen sino que acentúan la senda de los recortes del ejercicio anterior con una reducción muy pronunciada de los recursos que en materia sanitaria serían objeto de su distribución entre las comunidades autónomas.

El presupuesto gestionado directamente por el Ministerio de Sanidad se fijaba en el 2011 en los 332 millones de euros, mientras que en el 2013 se reduce a 166,7 millones de euros. Entre 2011 y 2012 la reducción fue de un 79%, mientras que la que se produjo entre el 2012 y el 2013 fue del 86,7%. En términos acumulados, la reducción ha sido aproximadamente de un 50%.

Cuando se considera únicamente el montante de los recursos que el ministerio distribuye entre las comunidades autónomas, las reducciones porcentuales aún son más significativas. Entre el 2011 y 2013 la reducción se situó en un 72,97% menos, 102 millones de euros menos, pasando de 240 millones de euros del presupuesto en el 2011 a los 37,9 millones en 2013, y con unos datos parciales de 32 entre 2011 y 2012.

Además en estos presupuestos estatales para 2013 se consolida la desaparición de la dotación de líneas antes destinadas a las comunidades autónomas, como las estrategias de salud, el Plan de Salud Bucodental, el Plan de Calidad, el Plan de inversiones para el desarrollo de sistemas de información sanitaria y transferencias de las comunidades autónomas para toda clase de gastos, incluso personal, que originen los programas autonómicos derivados del Plan Nacional sobre el Sida y para toda clase de gastos necesarios para el desarrollo de programas de prevención y promoción de la salud, especialmente en el ámbito de aquellas enfermedades emergentes, reemergentes y de especial relevancia.

Desaparece también la ya escasa dotación que en el 2012 tuvo la línea de transferencias a comunidades autónomas para financiar todo tipo de actividades relativas a promoción y prevención de la salud, investigación y estrategias del sistema nacional, 117.000 euros, que a su vez constituye la explicación de la diferencia entre los Presupuestos del 2012 y 2013, una vez descontado el Fondo de Cohesión Sanitaria.

Podrán imaginar el impacto de esta reducción presupuestaria desde un punto de vista asistencial en la población y concretamente en la sanidad pública canaria. A todo ello hay que añadirle el impacto que ya tiene la gestión de pacientes desplazados entre comunidades autónomas, a lo que se refiere el Fondo de Cohesión Sanitaria, que con la nueva regulación trae como resultado la reducción de algo más de 3 millones de euros, concretamente 3.146.031 euros, de los importes que Canarias percibiría desde 2013 por cuota global. Por otra parte, cambia la política de su cálculo y el resultado, de ser negativo, se detraerá del importe que corresponda de distintas partidas que de ordinario se trasfieren a la comunidad autónoma. Así pues, lo único que hará es acentuar más el diferencial de financiación de Canarias respecto del resto del Estado.

Por otra parte, cualquier actividad relacionada directa o indirectamente por ser sector accesorio a la actividad asistencial, así como a la presión fiscal, podrán también tener cierto impacto en la sanidad canaria, como el tráfico de mercancías, las subvenciones a los combustibles, los desplazamientos de personas, que harán también mella en la sanidad canaria. Además todo lo que afecte a las bonificaciones a los desplazamientos, desplazamientos dentro del territorio insular, así como el peninsular, puede suponer un duro golpe para un territorio fragmentado como el nuestro y alejado, además de suponer una duplicidad en los costes directamente asumidos hoy en día.

Por seguir profundizando en otras áreas sensibles y tratándose de la energía, en materia de energía eléctrica el Servicio Canario de la Salud, por razones obvias, tiene 24 horas de actividad y alta tecnología especializada para poder realizar sus quehaceres ordinarios. Independientemente de los esfuerzos ordinarios que estamos haciendo para aminorar el consumo y los planes de eficiencia energética, cualquier variación en la composición de los precios, así como el establecimiento de tasas a las empresas productoras o comercializadoras de energía, provocará indirectamente un perjuicio mayor para la sanidad, porque llevará aparejada una disminución de la cantidad de recursos disponibles para acometer otras acciones sanitarias más directamente enfocadas a las personas. En definitiva, la aparición de mayores obligaciones fiscales o cotidianas por costes de suministros esenciales, como son el agua o la luz, restarán también rentas disponibles para el resto de actividades o eventualidades sanitarias, que son el día a día de nuestros ciudadanos y ciudadanas.

En resumen, no hemos tenido respuesta a esa reclamación del déficit, no hemos tenido respuesta a esta carta que he mostrado y desde luego tampoco se oye que desde aquí, salvo nosotros, lo estemos reclamando.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenas tardes.

Voy a negar la mayor: en España no existe financiación sanitaria. Eso no es verdad, existe la financiación autonómica. Insistir en este debate, que aquí lo hemos hecho en otras ocasiones, viene bien para la cuestión esta política, pero no existe financiación sanitaria ni educativa, existe financiación autonómica, y la que se firmó es injusta, nos perjudica, y perjudica a la sanidad, a la educación, al deporte y a las infraestructuras. De manera que insistir en un asunto que no está en la agenda, que nunca estará en la agenda, que no está en el horizonte de ninguna institución, es confundirnos hasta a nosotros mismos. Me ha costado saber de qué estábamos hablando. Por lo tanto, no tiene sentido hablar de financiación sanitaria.

Y tampoco tiene sentido, aunque todo está relacionado, mezclar la política económica, la lógica de las restricciones, de la austeridad, con el sistema de reparto de lo que quede. Esas son dos cosas distintas. Una cosa son los recortes, la austeridad, la política que se ha puesto en marcha aquí para combatir la crisis, que algunos creían que quitando dinero del sistema se recuperaba la demanda por arte de magia, está fracasando, pero eso es un tema y otro distinto son los recursos disponibles cómo se distribuyen.

Y el sistema de financiación autonómica es injusto, injusto pero se firmó, por allá y por aquí. No quiero recordar pero parece como si fuera una maldición divina. Se firmó y tiene consecuencias y ahora hay que revisarlo, y ahora hay que revisarlo y acumular fuerzas para que esa revisión nos trate con justicia a la sanidad, a la educación y al conjunto de la estructura competencial de esta comunidad. Esto es lo que tenemos que hacer. Lo otro está bien para el rifirrafe político pero esto no vale para hablar en serio.

Y digo más: seguimos en la senda de tomar decisiones y comportamientos que luego se convierten en un búmeran. "No hay que endeudar esta comunidad porque si no la endeudamos hacemos las tareas y nos van a aplaudir". Consecuencia: cuando se autoriza el endeudamiento a las comunidades menos endeudadas se les aprietan las clavijas. "No hay que incumplir el déficit, porque si incumplimos el déficit nos intervienen". Consecuencia: a los que han incumplido el déficit les van a autorizar más que a nosotros. Se llama "déficit a la carta", y ya nos quejaremos, ya nos quejaremos de que nos van a dar menos autorización de déficit que a la media y que a los que han incumplido.

De manera que cuando se toman decisiones que no son correctas se pagan las consecuencias y ahora estamos pagando las consecuencias de un mal acuerdo de financiación autonómica y ahí está, y lo que tenemos que hacer es acumular fuerzas para que el acuerdo que pueda salir el año que viene o el otro sea justo con Canarias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Román Rodríguez.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, don José Ignacio Álvaro.

El señor Álvaro Lavandera: Gracias, señor presidente.

Señorías, si en algo podemos coincidir y si en algo puede y debe haber consenso, señora consejera, es en la necesidad de mejorar la financiación de la comunidad autónoma canaria y, en especial, de sus servicios públicos esenciales, dentro de los cuales está la sanidad de todos los canarios y canarias.

Señorías, podemos mirar hacia atrás y revisar los motivos por los que existe este déficit de financiación, podemos mirar a las normas que han venido rigiendo la financiación autonómica de este país, tanto la operada bajo el Gobierno del Partido Popular en el año 2001 como la operada por el Partido Socialista en el año 2009, podemos discutir sobre el concepto de deuda histórica o déficit de financiación, podemos también revisar las hemerotecas para sacarnos los colores entre todos los grupos políticos que conforman esta Cámara, incluso podemos estudiar también si la transferencia de competencias se hizo en las óptimas condiciones, en definitiva, podemos perder todo el tiempo del mundo si no somos capaces de ponernos de acuerdo en lo fundamental, y es apoyar a este Gobierno en las justas demandas que realiza en materia de financiación autonómica.

Es por ello, señorías, que lo que no podemos es mirar hacia otro lado y no asumir la urgencia en la búsqueda de mejoras para la financiación de la sanidad en Canarias, al menos si se cree en un sistema público, universal y gratuito.

Señora consejera, el panorama descrito en su intervención, detallando los recortes que se han producido en los Presupuestos Generales del Estado en los años 2012 y 2013, solo puede tener un calificativo, y es el de desolador. Estamos ante una verdadera agresión, consciente y constante, a la sanidad pública. Se está combatiendo, además, detrayendo recursos propios de esta comunidad autónoma, en detrimento de otras políticas también necesarias para el desarrollo de esta tierra. Y es que no hay autonomía política si no hay autonomía financiera y esta máxima debe ser interiorizada por todos los que estamos aquí.

Usted lo ha dicho, señora consejera, que por este Gobierno de Canarias se ha establecido como objetivo irrenunciable el mantenimiento de todos los hospitales, así como su condición de públicos, y me alegro. Debemos preservar un modelo sanitario ejemplar en el mundo, orgullo de generaciones de profesionales que han creído en él. Un modelo público que defiende los intereses de los ciudadanos en materia sanitaria y que ha demostrado que desde la provisión pública se puede ser tremendamente eficiente. En sanidad es una mentira interesada que la provisión privada sea más eficiente que la pública.

Para finalizar, también desde el Grupo Socialista queremos dejar claro que los modelos de cobertura universal por impuestos son mejores que los de aseguramiento.

Señorías, tal vez no todos los grupos coincidan en estas últimas afirmaciones, pero en lo que no debe haber duda, y a ello apelo, es en la necesidad de mejorar la financiación del Sistema Canario de la Salud. Como dije al principio de mi intervención, no podemos mirar hacia otro lado y no asumir la urgencia en la búsqueda de mejoras para la financiación de la comunidad autónoma y de Canarias.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Ignacio Álvaro.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Víctor Moreno del Rosario.

El señor Moreno del Rosario: Gracias, señor presidente.

En primer lugar, señora consejera, le quiero decir que la merma de recursos públicos no es algo exclusivo de Canarias sino que la ha sufrido también el resto de comunidades autónomas, por lo que el discurso victimista y ramplón de su Gobierno cae por su propio peso.

Por lo que respecta a la deuda sanitaria que el Gobierno de España arrastra con la sanidad canaria, le quiero preguntar, señora consejera, si esa reivindicación la hace usted a título personal o en nombre del Gobierno de Canarias. Se lo pregunto porque para la mitad del Ejecutivo regional, es decir, para el PSOE, dicha deuda no existe. Aunque no nos extraña que en esto como en otros asuntos cambien de opinión fácilmente, según sople el viento y le convenga a sus intereses. Y es que todavía recordamos cómo en el 2010 la ministra socialista de Sanidad, Trinidad Jiménez, negó públicamente que el Estado deba dinero al archipiélago. Textualmente dijo que "dicha deuda es inexistente y no por mucho repetirlo se va a convertir en real". Esas fueron sus palabras. Pero lo más sorprendente es que hizo esas manifestaciones ante Paulino Rivero, ya entonces y también ahora presidente del Gobierno de Canarias, sin que este, por cierto, dijera ni pío.

Señora Mendoza, debería usted ser prudente y antes de plantear una reivindicación como esta al Gobierno de España sería deseable que el Gobierno de Canarias tuviera una postura única al respecto. Le pedimos que por una vez, y sin que sirva de precedente, tenga las ideas claras.

Señorías, si para el PSOE esta deuda no existe, para Coalición Canaria desaparece cuando el Gobierno de España lo ejercen los socialistas y emerge de nuevo -qué casualidad- cuando le toca gobernar al Partido Popular.

En relación al modelo de financiación autonómica, por último, a nosotros nos parece insuficiente y por eso ningún diputado canario del Partido Popular votó en el Congreso a favor del mismo. Otros no pueden decir lo mismo. Ustedes lo negociaron, ustedes lo apoyaron y, sin embargo, ahora lo critican. ¡Qué incoherencia!

Por cierto, como dijo el señor Rodríguez, no pretenda confundir a la opinión pública porque no existe en el nuevo modelo de financiación una transferencia específica para sanidad sino que hay un montante global que se destina a cada comunidad autónoma y luego los gobiernos regionales deciden cómo lo gastan. Es, por tanto, una competencia y una responsabilidad autonómica y de nadie más.

Así pues, le pedimos al Gobierno de Canarias que ejerza su responsabilidad, que deje el lloriqueo victimista y que reconsidere sus prioridades. Son ustedes los que deciden, mantener los servicios públicos o el chiringuito que tanto les gusta, y de momento mucho nos tememos que el chiringuito gana por goleada, ya que esa es la verdadera prioridad de este Gobierno de Canarias.

Muchas gracias.

El señor presidente: Gracias, don Víctor Moreno.

Doña María del Mar Julios, por el Grupo Nacionalista, solicitante de la comparecencia.

(La señora Julios Reyes hace uso de los medios audiovisuales.)

La señora Julios Reyes: Gracias, señor presidente.

Claro que es necesario este debate en esta Cámara y después de escuchar a los distintos portavoces con más razón le digo, señora consejera, que es importante que esta sociedad... Y para tener fuerza, señor Román, este Parlamento se tiene que definir; para poder exigir los derechos que tienen los canarios no es baladí que traigamos este debate en este momento. En este momento en que hay un nuevo plan de recortes precisamente para el sistema sanitario y recortes y reparto van de la mano, porque mientras más recortes hay, más injusto es el reparto y menos nos toca a los canarios. Por eso, insisto, hay que seguir trayendo este debate a esta Cámara.

Señorías, hay que ver lo que se decía antes y lo que se escucha ahora. Habla usted de victimismo. ¡Qué vergüenza, señoría, qué vergüenza! Ustedes están aquí para defender los intereses de los canarios, los derechos de los canarios, y hasta hace poco en campaña electoral decían que si gobernaban no solo iban a equiparar la financiación sanitaria por habitante, no solo eso, sino que iban a dar respuesta a la deuda histórica, y ahora, si te vi, no me acuerdo. No, el PSOE no, señoría, acabo de sacar lo que decía la anterior ministra de Sanidad, la señora Ana Pastor. Lo que ocurre es que ustedes con frecuencia pierden fácilmente la memoria.

Y, miren, lo peor de todo esto no es lo que digan aquí, en el rifirrafe que digan aquí, lo peor de todo esto, están engañando ustedes a los ciudadanos, les están diciendo que la consejera actual tiene más dinero, porque tiene el FLA, porque tiene el FLA u otros mecanismos que se han utilizado para pagar, como préstamos que nos da el Estado, igual que un banco, y que tenemos que devolver. Eso es engañar a los ciudadanos canarios, y lo dice, y lo dice la consejera, la que fue consejera con más presupuesto que ha habido en esta comunidad autónoma, en la comunidad autónoma, en sanidad. Señora Roldós, en su periodo el Gobierno puso en sus manos el mayor presupuesto que jamás ha tenido un consejero de Sanidad en esta tierra: 2.900 millones. Y seguimos teniendo la lista de espera, y usted dejó la lista de espera y dejó facturas que tuvo que pagar la consejera actual con este FLA al que usted hace referencia, con ese FLA al que usted hace referencia. No se puede engañar de esa forma a la ciudadanía. Porque, ¿saben por qué?, están perjudicando gravemente los intereses de Canarias. Sí, señoría. Con ese discurso ustedes están trasladando un peligroso mensaje, incluso a los responsables del Partido Popular en otras comunidades autónomas, que están pidiendo dinero para su tierra, y ustedes les dicen que se lo lleven, que no importa, que Canarias está bien financiada. ¿Les parece bien, señorías, que trasladen a los ciudadanos de otras comunidades autónomas que Canarias está bien financiada, que le salimos caros al Estado, que tenemos chiringuitos? ¡No, señorías, chiringuitos son los que están ustedes montando en la privatización en sus comunidades autónomas! ¡Esos sí que son chiringuitos!

Es triste, ¿eh?, pero por intereses exclusivamente partidistas, coyunturales, del momento, no es solo que se desdigan de lo que dijeron sino que están hipotecando el futuro de las generaciones de esta tierra. Eso es lo que está haciendo el Partido Popular. Por eso me parece importante seguir trayendo este debate, y cuantas veces más haga falta, hasta que consigamos la financiación que nos corresponde.

Lo más grave, señoría, de esto es que no se ha cumplido con Canarias, pero tampoco se ha cumplido con la promesa que se hizo de que el Sistema Nacional de Salud se iba a ver reforzado. Eso es lo que decían en campaña electoral, que no iban a tocar ni un duro del Sistema Nacional de Salud, que no iban a cambiar el modelo, y lo han cambiado, y lo han cambiado. Miren, lo más grave, señoría, es que ustedes están utilizando la excusa de la crisis para acabar con el sistema público. Por eso, señor Román, yo sí que pido, lo pedía antes y lo vuelvo a pedir, sé que hay un modelo de financiación autonómica que lógicamente tiene en cuenta variables sanitarias, porque forma parte del cálculo de la financiación autonómica el coste de los sistemas sanitarios, y yo vuelvo a reivindicar, como hacen muchos, que haya una financiación finalista para el sector sanitario, una financiación finalista, porque cada vez se transparentan menos los datos por parte del Estado.

Y, miren, señorías, ya que hablaba el señor portavoz del Partido Popular de chiringuitos, traigo aquí los debates que hay, porque es bueno que veamos aquí los debates que hay en otras comunidades autónomas, en este caso gobernadas por el Partido Popular. Miren lo que se dice en los parlamentos. Yo me alegro, señora consejera, de que aquí no estemos discutiendo lo que se discute en estas comunidades autónomas. Miren, voy a leer un recorte de una información: "Zaplana, Lamela, Güemes, Echániz, los apellidos del PP en la privatización sanitaria". Esto es lo que está pasando en todas las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular. Privatizan y además están en un escándalo permanente, porque vemos sentados en los consejos de administración de las empresas que están resultando ser adjudicatarias a altos cargos del Partido Popular, exministros y exconsejeros de las comunidades autónomas, con los programas y con los concursos públicos que ellos mismos pusieron en marcha cuando estaban en el Gobierno. ¡Eso sí que es un escándalo! Esto sí que degrada la imagen política, la imagen política, y nos afecta a todos.

Hablan ustedes de que la privatización abarata, que los chiringuitos los tenemos en lo público. Miren, la privatización, coincido con el portavoz del Grupo Socialista, en Valencia, que es un baluarte del modelo PP, pues, miren, prometieron que iban a ahorrar un 25% y ya cuestan más las cinco áreas de salud que han externalizado al completo -hospitales, centros de salud y todo-, ya cuestan más, ya cuestan más. Esto es muy grave, es muy grave, porque, miren, a su vez también ya sale la información de las malas cifras de gestión privada de la sanidad pública, por no decir que en Valencia, pues, resulta que la tasa de muertes evitables por ineficiencia del sistema está aumentando. Esto es lo que me preocupa de lo que pueda ocurrir. Y me preocupa, señoría, porque, efectivamente, a aquellas comunidades donde no gobierna el PP se les ahoga desde el punto de vista de la financiación y del presupuesto, se nos ahoga, porque quieren que hagamos el mismo modelo de privatización que ellos están haciendo.

Y, miren, voy a poner ahí unas transparencias. Dice: "¿es insostenible el Sistema Nacional de Salud?" (Señalando hacia las pantallas instaladas en la sala). Porque se supone que es que tenemos un Sistema Nacional de Salud que no se puede soportar su financiación, que es carísimo, etcétera, etcétera, que gastamos mucho en el Sistema Nacional de Salud. Pues, miren, no es así.

Pasemos a la siguiente. Ahí vemos, ese es el año 2009, España está a la cola, está a la cola de los países que menos invierten en función de financiación por habitante, en función del PIB, en el sector sanitario.

La siguiente, en el 2010, sigue igual, sigue igual. Además verán ahí, la parte verde es la parte del sector privado y la gris, la azul en el resto de los países, es la financiación pública. Conforme estamos profundizando en los años del Gobierno del PP, pues, la parte de arriba crece y la parte de abajo decrece, porque se está promoviendo lo que es la financiación, el aseguramiento privado del sector. Esto es muy grave, ¿eh?, esto es muy grave, porque esto va a traer todavía para Canarias menores posibilidades de mantener nuestro sistema.

En la siguiente, lo que queremos expresar aquí con claridad es que no es ineficiente el sistema. Al sistema, lo que ocurre es que, si no se le financia lo que cuesta, se le hace insostenible. Pero además en el último informe de la OCDE se dice con claridad que somos de los sistemas nacionales de salud más eficientes, pero que de los últimos años para acá cada vez la financiación es menor, y eso está poniendo en peligro el sistema. Ahí vemos en color rojo hacia abajo, resulta que España, en este caso encabezamos la lista de los países que más, que más, que más dinero han recortado en el sector sanitario.

Pongamos la siguiente, por favor. Miren, eso no es con el PSOE, eso es con el Partido Popular, el segundo que más ha recortado después de Grecia es España.

Pongamos la siguiente. Y ahí se aprecia con claridad: esa es la perspectiva del plan de estabilidad que el Gobierno del señor Rajoy acaba de mandar a Bruselas, esa es, en la cual para el 2015 el recorte profundizará hasta en un 21% más de lo que es la partida dedicada a sanidad. Eso es muy grave, porque si no se corrige además el reparto, cada vez nos tocará menos a nosotros.

Y, señorías, voy concluyendo, detrás de esto, esto no es una casualidad, esto no es una casualidad, esto no es la crisis, esto es un planteamiento premeditado, ideológico y previo por parte del Partido Popular.

Leo, para concluir, pues, las expresiones hechas en público del ideólogo del Partido Popular, el señor Antonio Burgueño, fichado por la Comunidad Autónoma de Madrid. Antes estaba en una aseguradora privada, la que llevó a cabo todo el proceso de Alcira, ahora fue contratado como director general de los hospitales públicos, que precisamente acaba de poner en marcha todo el proceso de privatización. Miren lo que dice: "el pago directo de 30, 40, 50 euros del paciente al médico de cabecera redundaría en un modelo sanitario más entrañable". Esto es lo que dice el ideólogo del Partido Popular: el copago es "entrañable". Y miren lo que dice también: "no podemos seguir ni con médicos ni con empleados sanitarios funcionarios, los hospitales no pueden seguir siendo propiedad del Estado". Esta es la radiografía del programa ideológico del Partido Popular.

Me alegro, señora consejera, de que siga defendiendo los intereses de Canarias por encima de todo y que no tengamos que discutir en este Parlamento lo que sí están discutiendo en los parlamentos gobernados por el...

El señor presidente: Muchas gracias, señoría, doña María del Mar.

Sí, señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza (Rumores en la sala).

Señorías, si yo veo que el comportamiento durante la intervención del orador sigue siendo el habitual, cada vez que suceda me voy a ver obligado a interrumpir el Pleno, puesto que no puedo, no puedo hacer otra cosa.

Yo les pido que guarden atención y respeto a quien habla y luego si hay alguna intervención que... pues se pide la palabra y si el Reglamento lo permite, interviene. Es decir, que, por favor, pues, agradezco el mayor respeto y la mayor cortesía.

Señora consejera, tiene usted la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Señorías, lo pinten como lo pinten, he repetido en muchas ocasiones, y no me cansaré de repetirlo, que Canarias, y en particular en lo que se refiere a la financiación de los servicios básicos esenciales, no está recibiendo un trato justo por parte del Gobierno de España.

Y desde luego no le entiendo bien la pregunta, a qué se refiere con las cartas. Las cartas se firman como consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, están fechadas y con registro, y se está pidiendo uno de los puntos, uno de los puntos, que es que se financie mejor, porque lo vamos a seguir reclamando, que se financie como se merecen los canarios y canarias.

Mire, yo no quiero entrar en ningún rifirrafe político, en ninguno, con ninguno de los partidos, pero desde luego lo que sí tengo claro es que donde debo entrar como consejera de Sanidad es en reclamar una financiación adecuada para nuestra comunidad autónoma, y en ella entra la sanidad, y esa parte, esa parte me toca a mí, y seguiré reclamándola. Y desde luego reclamo una financiación adecuada que permita tener para ella un presupuesto digno, que permite dar una sanidad, mantener la sanidad que hasta ahora habíamos conseguido mantener para todos los canarios y canarias.

Miren, señores, desde luego los recortes presupuestarios de los últimos años están siendo impresionantes. Trabajar con menos 350 millones en los últimos años desde luego que para nada es fácil. Fácil fue cuando se tuvieron los presupuestos del 2009 y en esa época, en esa época del 2009, 2.900 millones de euros, y en esa época ya -y busquen, como todos ustedes dicen, en los Diarios de Sesiones, busquen en las hemerotecas- con 2.900 millones de euros se reclamaba y se decía que estábamos en crisis y que había que reclamar al Gobierno de España ese déficit de financiación. Y lo hicieron las consejeras anteriores, lo hicieron en la anterior legislatura, con ese presupuesto del año 2009, con 2.900 millones de euros, ya estaba reclamando y ya venía reclamando ese déficit de financiación. Pues, mire, ¿sabe qué le digo?, yo voy a seguir reclamando los 2.000 millones de euros para la sanidad canaria y voy a seguir reclamando la diferencia de 387 euros para los servicios esenciales básicos, porque estamos, esa cantidad de dinero, por debajo de la media. Y lo voy a seguir reclamando el tiempo que siga en esta consejería y desde luego espero poder tener la oportunidad de poderlo hablar personalmente con la ministra.

Miren, yo no he escuchado en estos dos años a nadie de las filas del Partido Popular de esta Cámara defender ese déficit de financiación que está escrito y recogido en los Diarios de Sesiones. Eso está recogido, búsquenlo, porque lo van a encontrar, cuando se decía: "y a pesar de tener los peores presupuestos seguimos contratando a personas y seguimos reclamando el déficit de financiación". No será literal pero eso está escrito.

Miren, ustedes critican constantemente la gestión de esta consejera. Desde luego debe ser bastante difícil ponerse en el lugar de ella. Fácil cuando se está sentado ahí, cuando se está sentado y no se tiene la responsabilidad de, con mucho menos dinero, que me reclamen que haga lo mismo, cuando en un momento hubo peonadas que se llevaron más de 48 millones de euros para tener una lista de espera que empezó igual que terminó y que al final se redujo a sacar 1.862 pacientes.

Señorías, hablar fuera de la barrera es muy sencillo. Trabajar con unos presupuestos tan reducidos en sanidad es difícil. Y el Gobierno de Canarias ha apostado por unos presupuestos, por una sanidad pública, por unos servicios esenciales públicos y por ello del Presupuesto de la Comunidad Autónoma, aunque no tenga que hablar del presupuesto de sanidad al Estado, de España, que no lo estoy haciendo... Lo que sí le recuerdo, señor Rodríguez, es que 40 de cada 100 euros se van a la sanidad, y eso lleva muchos esfuerzos porque se detraen de otras partidas. Y si no que se lo digan a los otros consejeros, que siempre miran a sanidad, cuando tenemos que hacer verdaderos esfuerzos y verdaderos sacrificios, pero no nosotros, los sacrificios están cayendo en las espaldas de los canarios y canarias. Y sigo y repito, repito, que aquí no he escuchado en ningún momento haber reclamado ese déficit de financiación, que en los consejos interterritoriales mediante no sé cuánto número de cartas en la legislatura anterior se reclamó. Y da igual quién esté gobernando, total... Miren, para lo que sirven las cartas que mande la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias a la señora ministra de Sanidad del Gobierno de España, pues, mire, qué quiere que le diga, da lo mismo.

Creo que sí que me he alegrado de escuchar hoy a un diputado decir que no solo se debe hablar de Canarias sino del resto de las comunidades autónomas. Por fin oigo al Partido Popular decir que existen otras comunidades autónomas, la mayor parte de ellas del mismo partido, de su mismo grupo. Pero, mire, ¿qué es lo que están haciendo ellos?, porque a ustedes eso nunca se les escucha decir. A mí se me critica diciendo que hago una mala gestión y yo les digo que es un déficit de financiación, y lo seguiré repitiendo. Y vuelvo a repetir que verlo desde la barrera es muy sencillo.

Usted hoy ha dicho aquí, señor diputado, que también afecta al resto de las comunidades. Por supuesto que afecta al resto de las comunidades. ¿Y qué están haciendo?, porque yo no les he escuchado a ustedes decir qué hacen, pero, en cambio, se leen todos los periódicos. ¿Y qué es lo que se lee?: que se privatiza, que se cierran centros de urgencias, que se despiden médicos. Allí las jubilaciones no tienen problema, aquí es un problema de la consejera de Sanidad. Allí es una maravilla, aquí se repone el 100%, pero allí el 10%. Mire, seamos serios, seamos serios.

Y las ideas las tengo claras. Quienes creo que no las tienen claras, o quizás me equivoco y son demasiado claras, lo suficiente para manipular a la opinión pública, son ustedes, son ustedes, que nunca hablan de eso. Aquí ustedes no hablan de privatizar, exigen que dé respuesta a una lista de espera con menos 350 millones de euros. Mire, señor diputado, mire qué está pasando en Aragón, mire qué está pasando en Madrid, en Extremadura, en Castilla y León, en Valencia, en Murcia, qué es lo que está pasando. ¿Qué salía el domingo en el periódico, a cuántos médicos habían puesto, según ellos, en la calle? Mire, son jubilaciones forzosas, Real Decreto 20/2012, 20/2012. No hay una reposición completa, allí han aprovechado para quitar médicos, en esa y en otras comunidades. Así que cuidado, la demagogia puede ser muy peligrosa y desde luego los efectos búmeran existen, por supuesto que existen.

Desde luego lo que sí le voy a decir es una cosa como consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias: llevamos dos años trabajando, llevamos dos años trabajando continuamente. Le gustará menos o más el discurso político. Me trae al fresco; me importan los canarios y canarias. ¡Eso es lo que me importa! Y he mantenido los hospitales públicos, los centros de salud abiertos, las urgencias funcionando y estoy además reponiendo el 100% de aquellos jubilados, porque hay profesionales de 60, de 55, de 40, que siguen formando a otros profesionales y nuestros ciudadanos tienen una calidad asistencial profesional muy bien garantizada.

Desde luego, señorías, es que no salgo de mi asombro con ustedes. Desde luego hay afirmaciones impresionantes. Hay en esta sala quien se olvida del pasado y hay quien se olvida de lo que reivindicó en algún momento. Pero más grave aún, más grave aún: hay quien se olvida de la ciudadanía canaria, que es la gran perjudicada de este olvido. Tengo la sensación de que, pese a que lleven aquí ustedes muchos años en su partido, a algunas de sus señorías aún les pesa su pasado político, el antiguo y el reciente, y están más pendientes de hacer ¡mé-ri-tos! que de trabajar por las mujeres y hombres de Canarias. Y si de verdad les importara esta tierra estarían luchando por revertir la injusticia que supone la actual financiación para la sanidad. Pero ya los conocemos -y lo dije esta mañana y lo vuelvo a repetir-, "dejemos caer a España, que ya la levantaremos". Mire, ¿sabe?, eso es lo que decían ustedes, estamos viendo que lo mismo tratan de hacer con Canarias.

Pero resulta que el problema no es de financiación, es un problema de gestión. Mire, vamos a ver, el problema es... Muy curioso esto, ahora es de gestión. Muchas de las medidas que hoy ustedes me echan en cara como consejera de Sanidad han sido tomadas por la mayoría de las comunidades del signo del Partido Popular después de que se tomaran aquí. Esas no las han criticado, para eso ustedes no hablan de otras comunidades. Desde luego lo que sí está claro es que, aun así, seguro que, aun así, ellas lo harían mejor. Mire, yo no entiendo cómo no les han pasado sus recetas mágicas a sus compañeros de otras comunidades, será porque los méritos, será porque los méritos hay que hacerlos ante otros.

Mire, pese a haber...

El señor presidente: Tiene un minuto, señora consejera, para que vaya terminando en un minuto.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Pese a haber tomado decisiones parecidas a otras comunidades, no todos lo hemos hecho igual. Mientras en otros sitios se privatizan hospitales, aquí continúan siendo públicos; mientras en otros se cierran urgencias, aquí permanecen abiertas; mientras en otros se cierran centros de salud o consultorios, nosotros los mantenemos abiertos y los remodelamos.

Por tanto, señorías, los casi dos años que he estado al frente de esta consejería han sido duros y complejos. Se han tomado medidas difíciles e impopulares. He sido y estoy siendo criticada, y estoy segura de que continuaré siéndolo, pero tengan la absoluta certeza, la absoluta certeza, de que este Gobierno y, en concreto, esta consejería con quien único hace méritos es con la ciudadanía de Canarias, que es para la que trabaja y la única que realmente le importa.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Brígida Mendoza.