Diario de Sesiones 81/2013, de fecha 29/5/2013
Punto 7

· 8L/M-0020 Moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre deterioro de la gestión pública de la sanidad, dirigida a la señora consejera de Sanidad (I-33).

El señor presidente: Doña Mercedes Roldós, moción del Grupo Parlamentario Popular, como consecuencia de una interpelación sobre el deterioro de la gestión pública de la sanidad, dirigida, la interpelación en su día, a la señora consejera de Sanidad.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señoras y señores diputados.

Intervengo en nombre de mi grupo parlamentario en esta moción, consecuencia de la interpelación presentada en el Pleno pasado por el Grupo Parlamentario Popular, acerca del deterioro de la gestión pública de la sanidad en Canarias.

Señorías, la calidad de la asistencia sanitaria en Canarias es indudable que ha sufrido un grave deterioro en los últimos tiempos. Un deterioro que empieza a resultar alarmante y que causa una seria preocupación en la opinión pública en general y, particularmente, en los pacientes, en los profesionales, en las entidades colaboradoras, en los proveedores y en las asociaciones del sector. La prueba palpable es la última encuesta del CIS -del Centro de Investigaciones Sociológicas español-, que refleja que para el 38,7% de los canarios la sanidad es el principal problema que tiene Canarias. Y esto, señorías, no sucede igual en el resto de comunidades autónomas, porque la media del Estado, para los que -los ciudadanos- consideran que la sanidad es la principal preocupación, la media del Estado es el 7,9% de situar a la sanidad como el principal problema. Es decir, aquí, en Canarias, la preocupación de los ciudadanos canarios es cinco veces más que en el resto de España.

Y ese grave deterioro yo creo que se refleja perfectamente en los datos de las listas de espera, con más de 57.000 canarios esperando por una intervención quirúrgica o una consulta. Miren, señorías, cinco meses después de solicitar la demora media de intervenciones quirúrgicas, de consultas o de pruebas diagnósticas, por fin, ayer por la tarde la consejería tuvo a bien facilitar a esta diputada que les habla los datos de demora media. Y, mire, alarmante y preocupante; alarmante y preocupante que los pacientes del Hospital Insular de Gran Canaria tengan que esperar de media 272 días para una intervención quirúrgica; alarmante y preocupante que los pacientes de obesidad mórbida que están esperando para ser sometidos a una intervención en el Hospital Negrín esperen de media 452 días; alarmante y preocupante es que para hacerse una endoscopia, aquí, en Tenerife, en el Hospital Universitario de Canarias, ese que hace apenas dos años abrió un magnífico edificio de actividades ambulatorias -ojo al dato, señorías-, para hacerse una endoscopia en el HUC se esperan 707 días de media -respuesta de la señora consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias-. O que para hacerse un niño un TAC, un escáner, en el Hospital Materno Infantil la demora media sean 241 días. O que en el Hospital de La Gomera, ese moderno y nuevo Hospital de La Gomera, para hacerse una simple ecografía los gomeros esperen 380 días de media. Estos son los datos, los datos que reflejan el deterioro de la sanidad en Canarias. O en Fuerteventura, para ir a una consulta de traumatología, primera consulta de traumatología, 276 días de media para hacerse una consulta de traumatología. Estos son sus datos, señora consejera de Sanidad, que a usted no le avergüenzan pero que nos avergüenzan a todos los canarios.

Y ese rápido empeoramiento de la situación sanitaria en Canarias ya es indiscutible, es un clamor, y además atribuible única y exclusivamente a un déficit de gestión. Porque gracias al auxilio del Estado, que durante el pasado año 2012 aportó a nuestra comunidad autónoma en solvencia y en liquidez 534 millones de euros para pagar facturas sanitarias que la señora Brígida Mendoza tenía en un cajón, el 21% del presupuesto, nada más y nada menos, de auxilio del Estado, porque, si no, nuestra sanidad canaria, que se ha construido con el esfuerzo de todos durante muchos años, hubiera entrado en quiebra técnica.

Y ante esto el Grupo Parlamentario Popular trae una moción con cinco puntos inaplazables, imprescindibles, para empezar a caminar.

Mire, es una auténtica vergüenza, señorías, que el Plan de Salud de Canarias, ese instrumento estratégico para la planificación, para la coordinación, para la articulación funcional de las actividades sanitarias, ese plan estratégico de Canarias lleva a día de hoy tres años durmiendo en un cajón. Y les digo tres años porque en mayo del año 2010 se aprobó en Consejo de Gobierno un nuevo Plan de Salud de Canarias, fue remitido al Consejo Económico y Social, y tenía que haberse presentado, como dice la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias, en este Parlamento para su aprobación y conocimiento. Sigue sin traerse. Sigue sin dirección, sin rumbo, sin planificación, sin coordinación, sin articulación funcional, la sanidad en Canarias, y así nos va.

Igualmente creemos que es urgente, inaplazable, un plan de choque de listas de espera. Ya lo dijimos en los Presupuestos Generales de esta Comunidad Autónoma, ya lo dijimos en una proposición no de ley, donde además buscábamos recursos prescindibles del Servicio Canario de la Salud, y le decíamos a la consejera que hiciera los cambios organizativos necesarios para atender estas listas de espera inasumibles. Bien. Pues nos votaron que no, nos votaron que no los grupos que apoyan al Gobierno. Y el señor presidente del Gobierno trae la desfachatez de presentar en el debate de la nacionalidad un titular más, un titular de periódico, sin contenido, sin ficha financiera, sin medidas organizativas, que es un plan para contener y revertir las listas de espera, del que al día de hoy no sabemos absolutamente nada y que los grupos que apoyan al Gobierno nos hacen una enmienda aplazándolo para septiembre. Debe ser que los ciudadanos canarios todavía pueden esperar más.

Y, señorías, creemos que es imprescindible una política de recursos humanos con un plan de recursos humanos. Y nos dicen los grupos que apoyan al Gobierno que es que ya han hecho un plan de recursos humanos; no, mire usted, han hecho un plan de recursos humanos única y exclusivamente para la jubilación y la prolongación voluntaria de la permanencia en el servicio activo. Eso no es un plan de recursos humanos; un plan de recursos humanos es aquel que se tiene que hacer porque nos presentan en los Presupuestos Generales de esta comunidad autónoma una reducción de 3.818 efectivos en la sanidad canaria para este año 2013. Aquí hay que traer un plan de recursos humanos para saber con qué elementos contamos para el presente y el futuro de la sanidad en Canarias.

Y, miren, especialmente preocupante -y por eso lo traemos en esta moción, el grupo parlamentario- es la situación de la prestación de radioterapia oncológica en la provincia de Las Palmas. Resulta que el Libro Blanco de la radioterapia oncológica española hace ya unos años determinaba que el mínimo para dar una buena asistencia era tener entre seis y ocho aceleradores lineales por millón de habitantes. Pues en la provincia de Las Palmas, con más de un millón de habitantes, resulta que tenemos tres, uno de ellos con 17 años de antigüedad, descatalogado, que ya no se fabrican piezas de repuesto. Eso sí, mientras tanto, un acelerador, que se compró cuando estábamos todavía en el Gobierno, duerme en un almacén del Hospital Negrín y la señora consejera, que lleva dos años en este Gobierno, incapaz, incapaz, de sacar el concurso para el búnker, para alojar, no a ese, porque ese era para la reposición del Primus de 17 años, sino para haber comprado ya un cuarto acelerador, y encima tiene la desfachatez y el agravio comparativo para los ciudadanos de la provincia de Las Palmas de desistir de un concurso público para dotar de un nuevo servicio de radioterapia oncológica al Hospital Insular. Desiste la señora consejera mientras que hay 300 ciudadanos de la provincia de Las Palmas con cáncer que están esperando para recibir radioterapia oncológica, que en ello les va su supervivencia.

Nos parece absolutamente imprescindible la aprobación de estos cinco puntos de esta moción, porque, si no, señorías, ustedes estarán dando la espalda a los ciudadanos y a las necesidades sanitarias de los ciudadanos de Canarias.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, señora diputada, doña Mercedes Roldós.

Hay una enmienda -¿cómo va a ser?- conjunta, ¿se comparten el tiempo? Sí.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Comenta la portavoz del Partido Popular, señora consejera, que hay una situación alarmante y preocupante y le pregunta a usted si no se avergüenza de la situación en la que está el sistema sanitario en Canarias. Miren, yo creo que estamos hablando de temas en este Parlamento, un Pleno, otro también, una comisión y otra también, que ponen de manifiesto ante los ciudadanos que no tenemos la sensibilidad en esta Cámara de buscar soluciones a sus problemas, señorías. Yo le vuelvo a pedir al Partido Popular que adopte una actitud más responsable con lo que está ocurriendo con los servicios públicos en este país y especialmente con el servicio sanitario. No es serio, señora portavoz del Partido Popular, que usted hable así del sistema público canario, que lo estamos defendiendo con uñas y dientes mientras, alarmantemente y preocupantemente y vergonzosamente, ustedes están desmantelándolo en el Sistema Nacional de Salud y en toda España. ¡Sí, señora Roldós!: acabamos de ver todos un plan nacional de recortes -vamos a llamarles así- que acaban de mandar ustedes a Bruselas, en donde nos están diciendo a todas las comunidades autónomas que van a recortar del servicio público sanitario en España y de la dependencia más de 3.000 millones en lo que queda de año. De ellos, unos 1.700 millones para el sistema público sanitario español. No sabemos, la incertidumbre que tiene cualquier Gobierno, y este también, es que mañana vienen ustedes a meter la mano en el presupuesto corriente, en el que en estos momentos aprobó este Parlamento. Ese es el grave problema que tenemos y piden ustedes que planifiquemos. ¡Claro que planificamos!, el problema es que ustedes desplanifican lo que el Gobierno y este Parlamento soberanamente aprueba. ¡Ese es el grave problema de lo que está ocurriendo!

Señorías, planteamos a la moción que usted acaba de presentar propuestas con esta enmienda que tienen un mayor nivel de concreción y, por tanto, un mayor nivel de compromiso al Gobierno de Canarias, de forma que nosotros, en relación a las listas de espera, lo que proponemos es que el Gobierno de Canarias, en consonancia con la resolución que aprobó este Parlamento en relación a las listas de espera y políticas sanitarias, pues, que traiga, antes de que finalice el mes de septiembre, pues, un documento en donde se ordenen todas las propuestas que en torno a esto no solo está trabajando sino ya está poniendo en marcha y ejecutando el Gobierno de Canarias.

Se comprometió aquí el presidente, se ha comprometido la consejera, a aumentar las contrataciones del personal sanitario y fundamentalmente del personal médico para empezar a flexibilizar las contrataciones, pudiendo tener, con jornada ordinaria, no con planes de choque a base de pagas extras, que todos tenemos que saber que en estos momentos no solo no nos lo podemos permitir sino que han demostrado que no son eficientes... Lo que se está planteando es que haya, igual que en los centros de salud, turno de mañana y turno de tarde en los hospitales. Lo ha dicho el presidente, lo dirá la consejera, eso ya se está haciendo, y en estos momentos desde el Servicio Canario de Salud se están teniendo reuniones con cada una de las gerencias de los hospitales del Servicio Canario de Salud para, conjuntamente con los profesionales, reordenar, reorganizar. Si no hay más recursos, busquemos alternativas para poder mejorar y rebajar los tiempos de espera.

En segundo lugar, en relación al III Plan de Salud, quiero recordar que el anterior al tercero es el segundo, que se trajo a este Parlamento antes de que usted estuviera en la consejería, es decir, ha pasado mucho tiempo y no precisamente tiempo consumido por la señora Brígida, sino tiempo consumido por quien a usted le ha precedido en el Gobierno, antes de que a este Parlamento llegara un plan de salud. Yo dejé un plan de salud, plan de salud que entró. Entiendo perfectamente que quien me sustituyó, con buen sentido, ante la situación económica y financiera, que ha cambiado tanto, lo tuviera que revisar, porque, evidentemente, un plan de salud no puede ser vender humo y prometer cosas, como algunos hacen, que luego no se pueden ejecutar. Ahora bien, señora Roldós, tendrá usted que ser consciente de que de los 2.900 millones que había cuando usted gobernaba en la Consejería de Sanidad ahora hay 500 millones menos. Eso implica que haya que volver a revisar el Plan de Salud y ojalá que cuando usted lo traiga, señora Brígida, de aquí a allá no nos encontremos con más malas noticias por parte del Gobierno de España y lo que hoy planificamos lo tengamos que desplanificar al día siguiente.

Planteamos, en este sentido -claro que sí-, un compromiso en relación al Plan de Salud. Planteamos, además, que se revise para que se le dé importancia a lo que implica realizar medidas de carácter organizativo y de gestión para abordar cambios, que lo necesita el sistema, cambios estructurales, que transformen aspectos de la gestión y de los servicios sanitarios para poder garantizar la sostenibilidad. También planteamos que en ese Plan de Salud se contengan medidas que ayuden a minimizar el impacto que los recortes presupuestarios están teniendo en el sistema y que tenga en cuenta -lo hemos discutido en Comisión de Sanidad- los problemas de salud que en estos momentos están teniendo los ciudadanos como consecuencia de las dificultades económicas que implican dificultades en la calidad de vida. Lo hemos visto en relación a la salud mental, lo hemos visto en relación a algunas patologías y no tiene más remedio que revisarse el Plan de Salud en este sentido.

También planteamos la importancia de que el Gobierno de Canarias comunique los criterios que se están aplicando para finalizar, para priorizar, las infraestructuras sanitarias que actualmente están en marcha. Digo priorizar porque ante el limitado escenario económico que en estos momentos tenemos creo que tiene que prevalecer, desde luego, el criterio de la prestación por encima de todo antes que meternos en un plan de infraestructuras, incluso con nuevas infraestructuras, porque verdaderamente eso es perder el norte de dónde están las necesidades ahora mismo de los ciudadanos.

Creo que son importantes, está puesto en los Presupuestos aprobados, las prioridades para el compromiso de terminar con las obras que en estos momentos están en marcha y el compromiso también de que, conforme hubiera más capacidad financiera... Señora Roldós, ojalá que apoye usted también esa reivindicación valiente que hacen otros, otros presidentes de los gobiernos del PP, pidiendo mayor financiación para su tierra, y que también usted apueste por esta, porque, si es así, en ese sentido tendríamos más financiación para terminar ese plan de infraestructuras, que no pudo terminar el Gobierno de Canarias en la legislatura pasada y que en estos momentos todavía es más difícil de terminar.

Y me parece muy importante lo que aquí ponemos: que se priorice en las inversiones el mantenimiento de lo que tenemos y la renovación tecnológica del equipamiento tecnológico que tenemos, que, como todo, tiene fecha de caducidad y se estropea.

Entonces hay que ser serios, señorías, hay que ser serios. No puede usted decir, señora Roldós, que recorta los servicios, como los están recortando, que recorta los derechos como los están recortando, por la sostenibilidad del sistema público y porque no podemos gastar lo que no tenemos y pretende que lo hagamos aquí, en Canarias, para poner en quiebra el sistema público y tener que privatizar la sanidad en Canarias. No es, no es coherente el discurso que ustedes tienen en el Estado y el discurso, artificial y demagógico, que tienen en esta comunidad autónoma.

Señorías, el otro apartado es que planteamos que, obviamente, se comunique al Parlamento de Canarias el plan de recursos humanos, a lo que obliga la ley, es así, y el plan de recursos humanos ya está publicado en el Boletín Oficial de Canarias, porque fue aprobado el 24 de enero de 2013.

Con respecto a un plan de recursos humanos que pueda comprometer las contrataciones que se van a hacer de aquí a equis años, señora Roldós, yo lo que le digo es que transmítale usted a la ministra, a la actual ministra del Partido Popular, qué es lo que está pasando en España que desde que ustedes están gobernando hay 15.000 profesionales sanitarios en paro, nada más y nada menos que 15.000 profesionales sanitarios...

El señor presidente: Un minuto, doña María del Mar, para terminar.

La señora Julios Reyes: Concluyo.

Desde luego, si ese es el plan de recursos humanos que usted quiere que imitemos, pues, verdaderamente no creo que eso sea una alternativa factible. Evidentemente, es un tema que debe ser tratado en el Consejo Interterritorial. España se está descapitalizando de profesionales formados en nuestras universidades, en todo el territorio del Estado, porque se están yendo a trabajar a otros países.

Y, por último, hay dos aspectos. Por supuesto, acelerar la obra del búnker -estamos de acuerdo con este punto-, acelerar las obras del búnker que se está haciendo en el Doctor Negrín y acelerar también el nuevo acelerador que la consejera se ha comprometido a adquirir para avanzar en todos los recursos necesarios para que la provincia de Las Palmas pueda dar respuesta correctamente a la prestación de los tratamientos oncológicos.

Y, por último, obviamente, pedimos también a este Parlamento que nuevamente se reitere en pedir al Gobierno del Estado que equipare la financiación...

El señor presidente: Muchísimas gracias, doña María del Mar Julios.

Bien. Doña Mercedes Roldós, tiene cinco minutos para pronunciarse sobre el texto de la enmienda.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente.

Mire usted, nosotros no vamos a aceptar una enmienda a esta moción que presentan los grupos que apoyan al Gobierno. Porque nos dice la señora Julios que seamos responsables, y eso hacemos. Nosotros hacemos la labor de control del Gobierno y de crítica. Claro que sí, crítica porque la situación de la sanidad es alarmante y preocupante, pero, mire, siempre después de la crítica proponemos soluciones, le decimos al Gobierno las cosas que hay que hacer, y las cosas que hay que hacer, algunas son inaplazables.

Mire, ¿cómo puede venir a defender aquí que el presidente del Gobierno nos anuncie que tiene un plan de choque contra las listas de espera, nos lo anuncie en el debate de la nacionalidad y no lo tiene hecho? Oiga, mire usted, eso es vender un titular. Primero hay que trabajar, hay que hacerlo y luego venir aquí a hacerse la foto. Lo que es impresentable es que con las listas de espera, los tiempos de espera, que hay que les he dicho en la intervención anterior nos diga a los canarios que esperemos hasta septiembre. ¡Es que esto es vergonzoso!

Mire, lo del Plan de Salud, señora Julios, me parece realmente patético, patético. Va a hacer tres años, tres años, y nos dicen durante casi tres años que lo están revisando. Oiga, es que ni a hoja por día ni a párrafo por día. Es que la ineficacia, la ineptitud, la incapacidad de esta consejera, mire, ya raya los límites permisibles y por eso apelamos al presidente del Gobierno, que nunca está en los debates sanitarios porque no quiere que le pongan la cara colorada. Ante lo que siempre nos ha dicho en el debate de investidura, que la sanidad era su prioridad, no, mire usted, el señor presidente del Gobierno con esta consejera ha convertido a la sanidad canaria en una maría. No es una prioridad, porque si fuera una prioridad, señora Mendoza, no la tendría a usted al frente de la sanidad canaria. Se lo digo de verdad.

Lo del Plan de infraestructuras sanitarias no tiene pase. El Plan de infraestructuras sanitarias, señora Julios, lo hizo usted, 2005-2010. Terminó en el 2010: estamos sin Plan de infraestructuras sanitarias. Y resulta que tenemos un ambulatorio en el norte de Tenerife, porque la señora Brígida Mendoza, en el mes de diciembre del 2011, se carga la adenda que se había aprobado con el Cabildo de Tenerife para que el ambulatorio del norte de Tenerife de verdad fuera un hospital. Se lo cargó la señora Mendoza y está registrado, adenda octava de ese convenio con el Cabildo de Tenerife.

Pero es que además hay 18 quirófanos terminados que siguen sin ponerse a disposición de los profesionales. Miren, algunos de ellos, los de la Candelaria, desde hace casi tres años terminados y sin poner a disposición ni de profesionales ni de usuarios.

¿Que nos venga usted a decir aquí, señora Julios -no nos tome el pelo-, que hay un plan de recursos humanos?, no, hay folio y medio, hay folio y medio, para perpetrar el ataque a los mejores profesionales de la sanidad canaria, que a través de ese planecillo de jubilaciones resulta que usted ha puesto en la calle, perdiendo efectivos y perdiendo talentos.

Y viene aquí la señora Julios a decirnos que desde que está el PP hay 15.000 trabajadores menos en la sanidad. Señora Julios, este año, solamente en el 2013, 3.818 parados de la sanidad canaria más por decisiones de la señora Mendoza. Yo no le tengo que recordar, señora Julios, porque usted lo conoce perfectamente, que la gestión de la sanidad está plenamente transferida. En el caso de Canarias lo hizo el señor Román Rodríguez en el año 94, ¿verdad?, la gestión de la sanidad completamente transferida a esta comunidad autónoma. Lo que no se puede poner es un equipo incompetente a dirigir la sanidad, que nos está llevando a donde nos está llevando a todos los canarios.

Y, mire, señora Julios, la coletilla final de su moción, de todos los días, yo le vuelvo a repetir: señora Julios, ¿usted no sabe todavía que el sistema de financiación, la financiación de la sanidad, no es finalista, que ese sistema de financiación lo hicieron sus compañeros del Partido Socialista, es verdad que apoyados por los nacionalistas -esos dos votos imprescindibles de Ani Oramas y del señor Perestelo-, para que se aprobara este plan de financiación tan lesivo para Canarias y que gracias al Partido Popular ya se ha creado un grupo de trabajo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para arreglar el desastre que hicieron sus compañeros y que ustedes apoyaron?, ¿no se ha enterado todavía, señora Julios, de que la financiación de la sanidad no es finalista y que esa mala financiación de la sanidad la tenemos gracias a socialistas y nacionalistas? Pues se lo vuelvo a recordar una vez más.

Mire, claro que hay preocupación, y no es una preocupación del Partido Popular, es la preocupación que se refleja en la encuesta del CIS, claro que hay preocupación por los malos datos. No son datos del Partido Popular, son los datos que en respuesta parlamentaria comunica la señora consejera, que todo el mundo incluso los pone en cuestión, hasta Jerónimo Saavedra, que dice que le dan datos falsos. Oiga, es que esto es peor todavía, y usted lo sabe, porque se cierran agendas, porque la gente no queda registrada porque cierran las agendas y no le dan cita, y al no darle cita no queda registrado, porque el número de espera y los días de espera todavía son más graves, más alarmantes.

Por lo tanto, señorías, responsabilidad, la que van a tener todos ustedes a la hora de apretar el botón ahora, a la hora de aprobar medidas para mejorar la sanidad en Canarias. ¿Que ustedes no quieren hacerlo?, ya se lo demandarán los ciudadanos en las urnas.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

Entonces ahora los grupos que no han presentado la moción. Don Román Rodríguez -los grupos que no han intervenido, quiero decir-.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenos días.

Vamos a ver, si esto fuera una historia clínica, la de la sanidad canaria, estaríamos de acuerdo en el diagnóstico, porque es indudable que tenemos una sanidad en crisis. Y no porque los que tengamos una cierta vinculación a la sanidad y conocimientos digamos sectoriales lo digamos, es porque así lo perciben los ciudadanos. Es realmente inquietante que el 38% de la gente considere a la sanidad su primer problema, cinco veces más que la media española. Esto es un problema que está ahí. La percepción de la ciudadanía, y la ciudadanía en sus percepciones no se equivoca, de que la sanidad pública en Canarias es su primer problema, quintuplicando los datos estatales, es para inquietar a cualquiera y para actuar en consecuencia.

Por lo tanto, difícil no reconocer la situación de diagnóstico de la sanidad de crisis. La gente que espera y los tiempos medios que se han dicho hoy aquí no son aceptables, y son los que hacen que luego, cuando a la muestra de ciudadanos se les pregunta lo que piensan, concluyan que esto está mal y son los que llevan a la gente a quintuplicar el malestar en relación a la media española.

Por lo tanto, en esta historia clínica de la sanidad pública no tengo duda en el diagnóstico y tampoco en el pronóstico: esto está complicado para el futuro. Donde tengo alguna duda y discrepancia es en la anamnesis -en la entrevista, en los antecedentes, ¿no?-. Ahí hay que decir que la sanidad pública en Canarias tiene un problema de financiación serio, como lo tiene el conjunto de los servicios transferidos a esta comunidad. Y, por lo tanto, en la historia clínica para llegar al diagnóstico tú tienes que saber también cuáles son los problemas que tiene el paciente. Y la sanidad pública en Canarias tiene un problema histórico de insuficiencia financiera, agravado en los últimos años, muy agravado en los últimos años. Por lo tanto, ahí estaríamos menos de acuerdo.

Donde debiéramos ponernos de acuerdo es en el tratamiento, en cómo salimos de esta. Y yo creo que la señora proponente, la señora Roldós, en el tratamiento de la moción se queda corta. Yo estoy de acuerdo con los cinco puntos pero se queda corta y la enmienda mantiene este tratamiento y añade el otro que hace falta. No, no, digo lo siguiente (Ante los comentarios que efectúa la señora Roldós Caballero desde su escaño). Los problemas de la sanidad pública canaria no son solo financieros, no son solo financieros, son también organizativos y de liderazgo. El Plan de Salud es imprescindible. No se sabe a dónde se va si uno no tiene una estrategia. Los planes de salud son obligados por la ley. Tenemos que conocer cuál es el marco en que nos vamos a mover, y no lo tenemos. Y esto no cuesta dinero, cuesta dinero no tenerlo, cuesta dinero no saber a dónde ir, estar dando palos de ciego. Por lo tanto, esto hay que traerlo aquí, ¡ya está bien! Yo tengo que decir -que algún antecedente tengo-, hace bastante tiempo, a la vez que promovíamos la transferencia hacíamos la ley, hacíamos el plan, y no éramos ningunos genios dedicándole tiempo a las cosas. Por lo tanto, el plan hay que hacerlo.

Tampoco cuesta contar aquí qué se va a hacer con las listas de espera. Eso hay que traerlo aquí. Tampoco cuesta decir lo que la señora Julios dice, y yo estoy de acuerdo: ahora no toca hacer nuevas infraestructuras, no hay capacidad, hay que mantener y finalizar las que tenemos y reponer el deterioro de las instalaciones y de las máquinas, el deterioro de las instalaciones y de las máquinas. Por supuesto las listas de espera, por supuesto los aceleradores.

Nosotros vamos a apoyar la moción pero apoyaríamos también la enmienda, porque esta se queda en una parte del tratamiento, y es la organización, la gestión, el liderazgo, el cumplir, pero hay otra parte del tratamiento que es más recursos. Sin más recursos no saldremos de esta, señora Roldós, también se lo digo con el máximo cariño, las dos cosas las precisamos.

Por lo tanto, ¿es cierto que el tratamiento de esta moción es insuficiente? Sí, pero es necesaria esta parte del tratamiento. ¿Que falta más? Sí, que es el punto 6 de la enmienda de los grupos que apoyan al Gobierno, que nosotros apoyaríamos si la señora Roldós lo aceptara, y si no lo apoyaremos cuando los señores y señoras del Gobierno lo traigan, pero la sanidad canaria está en crisis y necesita respuestas. La situación es grave. Si yo fuera presidente del Gobierno, este asunto estaría en primera línea y estaría actuando e interviniendo, porque no se puede permitir que quintupliquemos el malestar, quintupliquemos el malestar de la media española, cuando hace no muchos años estábamos sensiblemente por debajo, por debajo, hemos empeorado, y lo financiero tiene mucho que ver pero no es solo lo financiero...

El señor presidente: ¿Quiere el minuto? Muy bien.

El señor Rodríguez Rodríguez: El presidente este... me quiere.

Es necesario organizarse y hacer las tareas bien. Yo traería aquí un plan de infraestructuras diciendo que no vamos a hacer nuevas infraestructuras porque no hay posibilidades, que vamos a acabar el Hospital de Fuerteventura, que vamos a resolver los problemas pendientes, que tenemos que reponer las máquinas. El deterioro, el deterioro del sistema sanitario es palpable, porque, como bien decía la señora Julios, el uso intensivo de los servicios sanitarios en edificios y en máquinas se deteriora con el tiempo.

Por lo tanto, casi todo lo que está aquí yo lo haría y lo traería al Parlamento. Insisto y reitero, esto no será suficiente para salir de este atolladero, precisaremos más recursos bien gastados, y para gastar bien los recursos públicos hay que tener estrategia, hay que tener plan, hay que tener una guía, y esa guía es el Plan de Salud, que en esta tierra no lo tenemos.

Muchísimas gracias.

Apoyaremos, en cualquier caso, esta moción y, si fuera posible, apoyaríamos la enmienda.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Socialista Canario, don Jesús Morera.

El señor Morera Molina: Buenos días. Muchas gracias, señor presidente.

Miren, inician ustedes la exposición de motivos de esta moción apuntando a que desde hace un año, exactamente un año, se ha deteriorado la calidad de la sanidad en Canarias, si bien en la PNL que veremos posteriormente subrayan ustedes los altos niveles de calidad de la asistencia sanitaria en Canarias. Deberían ustedes cotejar un poco lo que dicen, escriben por un lado y piensan por el otro. Pero, mire, mire, vamos a estar casi de acuerdo en que exactamente la sanidad en Canarias comenzó a empeorar hace un año y medio: lo que ustedes llevan en el Gobierno del Estado e iniciaron el estrangulamiento a esta comunidad, exactamente un año y medio. Eso es lo que lleva de deterioro la sanidad en Canarias.

Dicen ustedes que el deterioro del sistema es fundamentalmente por un déficit de gestión. Me gustaría saber si también piensan lo mismo en las comunidades autónomas donde ustedes gobiernan, cuyos indicadores sanitarios son incluso peores que los nuestros a pesar de que tienen mejor financiación. Me gustaría saber lo que dicen en esas comunidades.

Y por supuesto que pensamos que hace falta mejor gestión, pero partiendo de una financiación adecuada, señora Roldós. Lo llevamos diciendo desde hace años: para la sanidad mejor gestión y mayor financiación. No vamos a dejar de decirlo ahora, por supuesto. Es cierto que en tiempos de crisis hay que agudizar, hay que agudizar la gestión, pero no se pueden cargar las tintas en este punto sobre todo con los recortes a los que nos están sometiendo ustedes.

Y sí, mire, también vamos a estar de acuerdo en que hay que tener un plan para luchar contra las listas de espera. De hecho, lo plasmamos así en las resoluciones del debate de la nacionalidad, pero no un plan relámpago; lo que queremos es un plan de largo recorrido, en el que se incluya un cambio del inefectivo modelo de peonadas -ese que usted mantuvo también- y que se pase a un sistema de optimización de los recursos materiales y de los recursos humanos con una reforma en el modelo de incentivos.

Mire, respecto al Plan de Salud, bueno, por supuesto, tienen ustedes razón. No vamos a cambiar nosotros nuestro discurso, lo llevamos pidiendo años y en esta legislatura también lo hemos hecho reiteradamente. El Plan de Salud es una herramienta fundamental y nos hace falta ciertamente un Plan de Salud, pero les recuerdo que en su etapa en la consejería tampoco se aprobó ningún Plan de Salud y ustedes estuvieron tres años en la consejería. No, no estaba vigente, señora Roldós (Ante las manifestaciones de la señora Roldós Caballero desde su escaño). Pedían ustedes que se hiciera antes de acabar el nuevo periodo de sesiones, pero entienda que es razonable que, quedando solo dos plenos, parece un poco difícil que podamos incluir eso en los órdenes del día que quedan.

Solicitan ustedes también un plan de infraestructuras sanitarias y, sinceramente, suena a cachondeo, señora Roldós. La financiación llega malamente para mantener los servicios públicos y ustedes nos están pidiendo que nos metamos en obras. Sinceramente, parece una tomadura de pelo. Parecería más sensato y cabal pedirle a la consejería un plan para la finalización -como ha comentado el señor Rodríguez y la señora Julios-, un plan para la finalización y puesta en marcha de las infraestructuras que están en curso. Pronúnciense ustedes: ¿priorizamos en mantener los servicios o en acometer nuevas obras? Lo que no pueden es jugar a confundir a los ciudadanos, deberían ser serios y ayudar a explicarles que con la que está cayendo no se van a poder acometer nuevas obras y que la prioridad es consolidar los servicios que se están dando.

Respecto al plan de recursos humanos, sinceramente creo que lo traen sencillamente por enredar con lo de las jubilaciones, pero, bueno, no nos parece mal que se traiga al Parlamento ese plan de recursos humanos. Pero vuelvo a recordarles que no solo se jubila a los médicos, se jubila también al resto de los empleados públicos, de los que creo que ustedes se están olvidando.

Y respecto al tema de la oncología radioterápica, pues, solo faltaría, claro que estamos de acuerdo en que se arregle el problema de la oncología radioterápica en Las Palmas, pero le recuerdo, señora Roldós, que hay un acelerador lineal almacenado hace tres años, que usted mandó a almacenar porque no sabía qué hacer con él y no tomó la decisión... -no, sí, sí, no, no venga a decir lo de siempre... (Ante un comentario de la señora Roldós Caballero desde su escaño.)-. Usted era quien gobernaba y usted tomó la decisión de que fuera al almacén y no se repusiera el otro. Fue su decisión, era usted la consejera y usted tomó la decisión. No venga con historias, señora Roldós, usted mandaba y no le eche la culpa ahora a otra. Usted mandaba y usted dijo que ese fuera al almacén y no fuera a donde tenía que ir. Y no tenía previsto hacer el búnker; no, señora Roldós, no tiene razón en esto, no tiene razón.

Eso sí, mire, le pedimos que, cuando se resuelva este problema, se resuelva en el ámbito de los centros públicos, porque ustedes, ustedes, dejan propuestas ahí en las que cabe cualquier cosa. Incluso caben concesiones administrativas a 32 años por un coste de 196 millones de euros. ¿Sabe de qué le hablo, verdad? Pues de eso no queremos saber hablar nosotros.

Mire, finalmente hemos introducido un punto 6 en la enmienda, que usted no ha aceptado, un punto 6 que simplemente a lo que instaba era a que nos ayudara usted a conseguir financiación para todo eso que usted pide. Y, sinceramente, el que usted haya dicho que no acepta la enmienda es retratarse de cuerpo entero. O sea, nosotros estamos dispuestos a aceptar que hace falta todo eso para la gestión, ¿pero usted es incapaz de aceptar que hace falta más financiación para la sanidad en Canarias? Señora Roldós, desde luego es de vergüenza.

Mire, vamos a votar que sí porque estas cosas hacen falta, pero desde luego usted se está retratando... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo.)

Gracias.

El señor presidente: Jesús, no, tenías un minuto.

Gracias, muchas gracias.

(La señora Roldós Caballero solicita la palabra.)

Sí, sí, sí, doña Mercedes, que tiene su tiempo. Lógicamente, tiene que fijar la posición sobre las enmiendas, concretarlas, sobre lo que ha habido. Tiene usted, doña Mercedes, tiene usted tres minutos para concretar su posición respecto a las enmiendas y a las propuestas que se le han hecho desde aquí.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Señor presidente, la fijación de posición respecto a la enmienda, que era conjunta y defendida por la señora Julios en nombre del Grupo Socialista y del Grupo Nacionalista, ya la fijé y le estoy pidiendo la palabra, señor presidente, por inexactitud del señor Morera en su intervención. Artículo 82 del Reglamento de esta Cámara.

El señor presidente: Yo, visto el debate, que es una interpelación, yo le doy... Es decir, aquí se han pronunciado, ha habido expresiones -y creo que usted debe tener la agilidad parlamentaria como para interpretarlo-, ha habido interpretaciones sobre las enmiendas y sobre el texto. Yo le doy la oportunidad de hablar, hable usted los tres minutos, que yo no le iba a condicionar nada.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Si le parece, voy a hablar...

El señor presidente: Donde usted quiera. Tres minutos.

La señora Roldós Caballero: Gracias, señor presidente, por su generosidad en darme estos tres minutos, para poner de manifiesto cómo el señor Morera, una vez más, falta a la verdad. Mire, yo se lo voy a decir despacito, señor Morera. Mire, en el Hospital Doctor Negrín hay tres aceleradores lineales: dos Siemens y un Primus. El Primus tiene actualmente 17 años. Yo estuve en la Consejería de Sanidad hasta octubre del 2010 y, a la vista de que el Libro Blanco de la radioterapia oncológica recomienda no solamente ese número de aceleradores que decía antes por millón de habitantes, sino que también sean sustituidos aquellos equipamientos que tienen más de diez años de antigüedad, en vista de eso y haciendo previsión y planificación de futuro, nosotros encargamos y compramos un cuarto acelerador del Negrín, que no era para ser un cuarto acelerador sino para sustituir al Primus, al que tiene 17 años. ¿Sabe usted qué pasa, señor Morera? Que mientras tanto, a la vez, sacamos un concurso público para gestión externa de radioterapia oncológica que, si la señora consejera no hubiera desistido de ese concurso, estaría a día de hoy terminado y empezándose y pudiendo atender con cuatro búnkeres y tres aceleradores iniciales en el Hospital Insular. Y eso hubiera dado capacidad para poder sustituir el Primus por el que está en un almacén. Por cierto, señor Morera, cuando llega el Primus, yo ya no estaba en la consejería, estaba el señor Bañolas -¿le suena a usted?, Bañolas-, y fue el que dice que tiene que estar en el almacén. Sí, señor Morera. Sí, señor Morera, eso es así. Y sabe usted que la incompetente de la consejera de Sanidad saca el concurso para el cuarto búnker y resulta que lo hace mal, que se presentan veinte empresas, y resulta que se dan cuenta de que está mal y tiene que recular una vez más y sacar unos nuevos pliegos y sacar a concurso de nuevo el cuarto búnker. Por cierto, todavía no está ni adjudicado. Usted sabe, señora Julios -yo sé que usted sabe de esto-, que el tiempo de construcción del cuarto búnker es un mínimo de nueve meses. Luego hay que ubicar y calibrar ese nuevo acelerador, que eso no es una televisión de plasma. Un acelerador lineal, para su ubicación y su calibración pasan incluso meses, señor Morera.

Por lo tanto, señor Morera, yo le pido una cosa: no diga usted más mentiras en sede parlamentaria. Tenga usted vergüenza y no vuelva a decir ni una mentira más, porque todo eso que yo le estoy diciendo está acreditado, señor Morera, y no se lo voy a consentir ni una vez más.

Y con referencia a los concursos para la hemodiálisis, señor Morera, sin ambages, sin ambages, ¿usted duda de una juez que ha investigado durante más de dos años y que ha tenido que archivar, que ha tenido que archivar, o usted está a favor de que se haya prorrogado por procedimiento de emergencia y pago por nulidad, pagando más dinero que si se hubiera...?

(El señor Morera Molina solicita la palabra.)

El señor presidente: Muchas gracias.

Sí. Muchas gracias, doña Mercedes.

Este turno, lógicamente, era relacionado con las enmiendas. La Presidencia ha sido flexible y el señor diputado, que ha sido reiteradamente referido, pues, también tiene un minuto en este caso.

Don Jesús, por favor.

El señor Morera Molina (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Lo primero, señora Roldós, yo no he dicho nada en esta intervención ni en lo que llevo en este Parlamento de Lifeblood, y usted lo ha sacado. Algo le debe remorder la conciencia, porque no he dicho nada absolutamente de ese tema, nada, ¡nada! Y usted lo ha sacado ahora mismo, algo de la hemodiálisis, que yo no he nombrado para nada. No he nombrado para nada absolutamente.

Lo segundo, me ha tildado usted de mentiroso en varias ocasiones. Mentirosa, usted. Sí, sí, porque para mentiros o yo, mentirosa usted, que aquí vamos a ver... a ver quién habla el último, ¿no? Mire, la que tomó la decisión de que eso fuera a un almacén fue usted, y lo acaba de decir ahora, lo acaba de decir ahora, no cabe discusión, lo acaba de decir usted ahora. Usted tomó la decisión, errónea o no, pero tomó la decisión de que eso fuera a un almacén, porque usted decidió que no se sustituyera. Entonces ¿quién lo decidió, lo decidió un jefe de servicio, un gerente? Lo decidió usted. Usted decidió que ese acelerador no fuera a sustituir al Primus, lo decidió usted, y eso es lo que yo estoy diciendo. Se está pudriendo un acelerador porque usted tomó una decisión de que eso fuera a un almacén. Lo decidió usted y ya está, fue usted.

(La señora Roldós Caballero solicita la palabra.)

El señor presidente: No, doña Mercedes, este debate la Presidencia lo da por concluido, doña Mercedes. ¡No! (Ante las manifestaciones de la señora Roldós Caballero desde su escaño).

Bueno, claro, y usted va a seguir diciendo y estamos todos aquí hasta mañana a ver quién miente. Ustedes opinan que él, él opina que ustedes: se acabó el debate (Prosiguen los comentarios de la señora Roldós Caballero).

Doña Mercedes, usted tiene... Sí, pero que no podemos... Usted, usted ha tenido oportunidad de decirlo, que el que miente es él. Porque tiene derecho, usted ha tenido el derecho, usted ha tenido el derecho de decir que él había mentido aquí, y lo dijo aquí. Cuando vuelva a mentir... No seguimos aquí todo el día a ver quién está mintiendo, porque no lo sabemos... (Nuevos comentarios de la señora Roldós Caballero.)

Doña Mercedes, doña Mercedes, esto no conduce a ningún lado, no se va a arreglar, porque le voy a dar la palabra a usted, se la voy a tener que volver a dar a él y no acabamos. Entonces la Presidencia, que es quien interpreta los debates, lo da por concluido. Entonces lo demás habrá que arreglarlo de otras maneras, pero yo no puedo hacer otra cosa.

¿Que retiren los dos la expresión? No la van a retirar, si la retiran... Si la retiran, me lo digan. Pues entonces, pues entonces, ya está.

(La señora Julios Reyes solicita la palabra.)

¿A efectos de qué pide la palabra?

La señora Julios Reyes (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

A efectos de ofrecer una transaccional en esta moción antes de la votación.

El señor presidente: Muy bien.

La señora Julios Reyes (Desde su escaño): Habida cuenta de que la moción presentada por el Grupo Popular contempla cinco puntos, la enmienda que nosotros... Los dos grupos que apoyan al Gobierno hemos presentado una enmienda con seis puntos, en donde cinco de ellos profundizan y concretan los cinco puntos presentados por el Grupo Popular -no quiero abrir el debate en relación al contenido-, y ya que el Partido Popular tiene problemas en apretar el botón con el sexto, que es el de la financiación sanitaria, o, mejor dicho, de servicios esenciales, que pedimos al Estado, le planteo la siguiente posibilidad. Estaríamos de acuerdo en votar a favor del punto 1, 2, 4 y 5 y proponemos que se retire el punto 3 o que suspendamos este debate y continúe el Pleno y lo podamos negociar, me refiero al de la elaboración y traer al Parlamento un plan de infraestructuras, porque consideramos que verdaderamente no les podemos decir a los ciudadanos que estamos en condiciones de adquirir nuevos compromisos en infraestructuras, y le planteamos votar el resto de la iniciativa excepto el punto 3.

Si es posible, nos vemos e intentamos llegar a un acuerdo en esta redacción y, si no, le pediríamos que lo retirara para poder votar a favor el resto.

El señor presidente: Sí, doña Mercedes Roldós tiene la palabra.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Sí, señora Julios, por lo que le he podido entender, ustedes estarían dispuestos a retirar su enmienda, siempre y cuando nosotros retiráramos nuestro punto 3, que sería el referente al Plan de infraestructuras sanitarias, y que lo sustituyéramos por su punto 3.

La señora Julios Reyes (Desde su escaño): Muchas gracias.

No exactamente tiene por qué ser el nuestro, podríamos negociar una alternativa de redacción a ese punto 3 o simplemente usted retirarlo, si así lo estima conveniente, para poder proceder a votar el resto de la moción presentada.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Bien. Nosotros, señora Julios, nos parecen de la suficiente entidad las propuestas que estamos presentando aquí que en aras de que se lleve a cabo lo que estamos pidiendo, que es que tengamos un Plan de Salud, que tengamos un plan de choque de listas de espera, que tengamos un plan de recursos humanos, que el problema de la radioterapia oncológica en la provincia de Las Palmas se solucione, nosotros estamos abiertos, desde luego, y aceptamos su propuesta de que el punto 3 nosotros lo retiraríamos y lo sustituiríamos incluso por el suyo, en el que se diera conocimiento a este Parlamento, se comunicara a este Parlamento, qué es lo que está pasando con las infraestructuras sanitarias que están en marcha y esa necesaria reposición tecnológica que necesitan nuestros hospitales. Y, por lo tanto, nosotros le aceptamos el que sustituiríamos nuestro punto 3 por el punto 3 de la enmienda y votaríamos toda la moción, el resto, tal y como está.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muy bien, señorías, está muy claro. Todos tienen muy claro lo que vamos a votar (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Y estas llamadas, que ayer se cuestionaron, son llamadas de cortesía. La obligación cuando se va a votar es estar aquí, que lo sepamos. No, lo digo porque... Afectuosamente, lo digo afectuosamente... no, por aquí se llamó también. Es bueno recordar las cosas, que a veces nos olvidamos.

Bueno, señorías, pues, vamos a votar la moción del Grupo Parlamentario Popular, sobre el deterioro de la gestión pública de la sanidad, que es el texto del Grupo Parlamentario Popular, pero que el punto tercero se sustituye por el punto tercero de la enmienda presentada por los Grupos Nacionalista y Socialista Canario. ¿Estamos de acuerdo? Pues eso es lo que vamos a votar. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 47 presentes; 47 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Aprobada por unanimidad.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0020 Sobre consecuencia de la Interpelación del G.P. Popular, sobre deterioro de la gestión pública de la Sanidad, dirigida a la Sra. Consejera de Sanidad (I-33).