Diario de Sesiones 81/2013, de fecha 29/5/2013 - Punto 9

· 8L/I-0037 Interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre los profesionales mayores de 65 años de la sanidad pública, dirigida a la señora consejera de Sanidad.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente interpelación, la 137: del Grupo Parlamentario Popular, sobre los profesionales mayores de 65 años de la sanidad pública, dirigida a la señora consejera de Sanidad.

Para la formulación de la interpelación, por parte del Grupo Parlamentario Popular don Miguel Cabrera, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor Cabrera Pérez-Camacho: Señor presidente. Señorías. Señora consejera.

Todos somos conocedores de su incompetencia. La tiene perfectamente acreditada con su notoria incapacidad para reducir las listas de espera, que siguen engordando a pesar del plan de choque prometido por don Paulino. Plan de choque que ni está ni se le espera, porque, señora consejera, en la sanidad canaria que usted dirige los únicos que chocan día tras día contra el muro de su mala praxis son los pacientes que no son atendidos. Esos se estrellan a diario contra su impericia, señora Mendoza.

También conocíamos su facilidad para faltar a la verdad ante esta Cámara. Simplemente un repaso al Diario de Sesiones del Parlamento y a sus propios actos arroja como saldo que es usted un yacimiento inagotable de falsedades y promesas incumplidas. Las mentiras pronunciadas en esta Cámara sobre las transferencias de Madrid para el pago a los farmacéuticos, que ya estaban hechas, las mentiras sobre el servicio canario, el servicio de cirugía en el Materno Infantil, sobre las infraestructuras y sobre los procesos de selección de personal o purgas de personal son buen ejemplo de ellas.

Lo que no conocíamos hasta ahora era su escaso conocimiento del Derecho, de eso no teníamos noticia. Ahora nos estamos dando cuenta. Y usted podrá decir: "usted tampoco sabe de medicina", y es cierto si lo dice; pero yo sé lo elemental de la medicina: si yo tengo gripe, me duele la cabeza o me hago una herida, sé cómo curarme, señora Mendoza, porque es el abecé de la medicina. Usted desconoce el abecé del Derecho y eso, si ocurre en un miembro del Gobierno, es suficiente para irse a su casa, porque, de lo contrario, se convierte usted en una bomba de relojería que pude salpicarles a todos.

Señora Mendoza, usted como política es un desastre, es una auténtica calamidad. Se quejan ahora de las disposiciones del Gobierno de España, pero los requisitos que usted les impuso a los inmigrantes irregulares para recibir asistencia sanitaria algún día estarán en el Libro Guinness de los récords. Solamente le faltó a usted pedirle a esa pobre gente el doctorado honoris causa. Usted, señora Mendoza, está en otra galaxia.

Yo sé que la culpa no es solo suya, a usted le ofrecieron un cargo y tuvo el atrevimiento de aceptarlo, en vez de pasar desapercibida y quedarse en las cuevas de la mediocridad, de donde nunca debió haber salido. La culpa principal es de quien le ofreció un cargo para el cual usted no daba la talla, cargo que, por otra parte, es el de más directa repercusión en el bienestar de los ciudadanos. Pero ocurre que a don Paulino, a don Paulino, le gusta mucho rodearse de incondicionales y de mediocres para que así resalte menos su insignificancia intelectual y su insoportable levedad.

Ahora bien, ahora bien, lo que ya cuesta más entender es que después de sus estropicios siga en el cargo, señora Mendoza, porque entonces ya no estamos hablando de la culpa in eligendo sino de la culpa in vigilando del presidente del Gobierno, y eso es mucho más grave. Visto lo visto en su gestión diaria, señora Mendoza, ¿a qué se está esperando para cesarla?: ¿tal vez a que se derrumben otra vez las murallas de Jericó?

Este diputado le pidió, en el penúltimo Pleno, le pidió que aplicara el sentido común con los profesionales sanitarios mayores de 65 años. Le dijo este diputado que por lo menos, por lo menos, intentase dar marcha atrás usted, el señor Spínola y don Paulino, en un asunto tan penoso como este. Mucha gente los hubiera aplaudido a todos, porque es un asunto que afecta al déficit de profesionales en la sanidad canaria.

Ojo, yo nunca he discutido las potestades de la comunidad autónoma para hacer esta barbaridad. Es una ley de Coalición Canaria y el Partido Socialista Canario y es un acto del Gobierno, de Coalición Canaria y el Partido Socialista Canario, y punto. Es su responsabilidad. Nosotros votamos en contra. La ley es suya, la razón es nuestra. No se amparen cobardemente en la aplicación de una ley. Todas las leyes son modificables por otras posteriores y el hombre puede modificar cualquier ley, salvo las que recibió Moisés en el monte Sinaí. En todo caso, esas potestades no las discuto, pero les dije en aquel momento: "consecuencia de sus actos, vamos a perder a los mejores profesionales, a los más expertos, a los que han creado escuela, a los que llevan cuarenta años dirigiendo la sanidad canaria". Les recordé las advertencias de inconstitucionalidad del Consejo Consultivo de Canarias; les dije que no podían aplicar disposiciones de naturaleza retroactiva si se restringían derechos individuales previamente concedidos, como es el caso de las prórrogas ya otorgadas, porque esto implicaría vulneración del artículo 9.3 de la Constitución. Ustedes, señora Mendoza, han seguido con el sostenella y no enmendalla, y han seguido adelante con esa grosería jurídica que significa quitarles la prórroga a aquellos ciudadanos que ya la tenían previamente concedida. Eso en Derecho lo llamamos una "burrada".

Yo paro hasta escuchar sus argumentos. Espero que sean convincentes y después, señora Mendoza, seguimos hablando.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Sanidad, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías y a las personas de los medios de comunicación.

Gracias por todos los adjetivos, una vez más.

Comienza usted, no que comience, hace un impasse en su interpelación, aludiendo a que, a pesar del déficit de médicos y personal sanitario cualificado que sufre la sanidad de Canarias, el Gobierno está prescindiendo de los profesionales mayores de 65 años. Mire, en relación a esta afirmación, comentar que el pasado año finalizaron en Canarias su formación 246 especialistas, y los detallo: 30 en Enfermería, 207 en especialidades médicas, 3 en Radiofísica, 2 en Psicología Clínica y 4 en Farmacia Hospitalaria; para este año finalizarán 228, y de ellos finalizarán, a 31 de mayo, 218 especialistas: 177 de ellos, especialidades médicas y el resto, Enfermería, psicólogos, farmacéuticos, y al final de año 186 médicos, en 2013. Al contrario de lo que está sucediendo en otras comunidades autónomas, donde solamente se está contratando al 10% de las plazas derivadas de las jubilaciones a los 65 años, la apuesta del Gobierno de Canarias es clara: vamos a cubrir el 100% de las plazas que quedan vacantes, y lo estamos haciendo.

También menciona usted que contra la opinión del Consejo Consultivo y las advertencias de ilegalidad formuladas en la Cámara. Mire, ante ello comentarle que el Consejo Consultivo se pronunció en relación a la ley de medidas del Gobierno de Canarias y no contra la Ley de Presupuestos para 2013 de esta comunidad autónoma.

Por otra parte, recordarle que los juzgados se han manifestado hasta el momento -y el que sabe de Derecho es usted- con medidas cautelares, es decir, no definitivas, que no entran sobre el fondo de la cuestión y habrá que esperar a la sentencia. Y en el caso de procesos judiciales, en algunos casos los juzgados han dictado estas medidas cautelares y en otros han sido desestimados.

Por otro lado, recordarle la reciente sentencia del Tribunal Constitucional declarando legal la norma autonómica de la Generalitat de Cataluña, que permite la jubilación forzosa de los médicos a los 65 años por razones de interés general como la disponibilidad presupuestaria.

La Consejería de Sanidad es respetuosa, como no puede ser de otra manera, con las decisiones judiciales.

El Servicio Canario de la Salud ha aplicado estas jubilaciones tanto por la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013 como por el Real Decreto, Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio. Ambos afectan no solo a los médicos del Servicio Canario de la Salud sino a la totalidad de los funcionarios. Reiterar una vez más que el 100% de las plazas de médicos que queden vacantes por jubilación forzosa a los 65 años están siendo reemplazadas y, de hecho, ya hemos contratado a esta fecha 105 nuevos médicos hasta el momento.

Las jubilaciones de los profesionales mayores de 65 años que trabajan en el Servicio Canario de la Salud se han realizado de conformidad con los siguientes extremos. En primer lugar, en aplicación del Real Decreto 20/2012, que preceptúa en su artículo 11 la jubilación forzosa del personal funcionario incluido en el régimen general de la Seguridad Social en todo el Estado. Y leo textualmente: "jubilación forzosa del personal funcionario incluido en el régimen general de la Seguridad Social, con independencia de la edad legal de jubilación forzosa establecida en el apartado 3 del artículo 67 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público. La edad de la jubilación forzosa del personal funcionario incluido en el régimen general de la Seguridad Social será, en todo caso, la que prevean las normas reguladoras de dicho régimen para el acceso a la pensión de jubilación en su modalidad contributiva, sin coeficiente reductor por razón de edad". En relación a las edades de jubilación y el periodo de cotización, estos vienen establecidos en la Ley 27/2011.

En segundo lugar, en cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria aprobado por el Gobierno de España para el conjunto de las comunidades autónomas, la Comunidad Autónoma de Canarias presentó el Plan económico financiero de reequilibrio 2012-2014, cuyas medidas fueron declaradas idóneas en la valoración realizada en el pleno del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el día 17 de mayo de 2012. Este documento recoge una serie de medidas correctoras de ingresos y gastos para este periodo, entre las que se refieren a la optimización de la gestión de los recursos humanos de sanidad, estableciéndose el promover las jubilaciones a los 65 años.

En tercer lugar, de conformidad con la Ley 4/2012, de 25 junio, de Medidas Administrativas y Fiscales, que preceptúa en su artículo 16 la jubilación del personal estatutario y docente no universitario.

En cuarto lugar, de conformidad con la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud, que establece en su artículo 13 la ordenación y planificación de los recursos humanos a través de los planes de ordenación de recursos humanos.

Es por ello que esta comunidad autónoma, a través de la Ley 12/2012, de 29 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013, recoge, en la disposición adicional cuadragesimocuarta, el plan de ordenación de recursos humanos en el ámbito del Servicio Canario de la Salud, con el siguiente tenor literal: "Los planes de ordenación de recursos humanos adscritos a los centros e instituciones sanitarias del Servicio Canario de la Salud, que podrán versar sobre una específica materia, se aprobarán mediante acuerdo del Consejo de Gobierno, previa negociación en la mesa sectorial, y serán objeto de publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Por tanto, de conformidad con la Ley 10/2012, se publica el acuerdo del Consejo de Gobierno de 24 de enero de 2013, que aprueba el Plan de ordenación de los recursos humanos en materia de jubilación y prolongación voluntaria de la permanencia en el servicio activo y del personal funcionario y estatutario adscrito a las instituciones sanitarias integradas en el Servicio Canario de la Salud.

En cuanto a los datos sobre las jubilaciones, desde el 1 de enero al 25 de mayo de 2013 se ha jubilado un total de 270 profesionales. De ellos, 125 médicos y 145 profesionales de otras categorías. Este dato representa el 2,2% respecto al total de médicos que trabajan en las instituciones sanitarias del Servicio Canario de la Salud.

En aras de garantizar la prestación de la asistencia sanitaria, la Ley 10/2012, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, en su artículo 51, recoge la contratación de personal con objeto de cubrir las plazas vacantes que se hayan producido por jubilaciones en los centros sanitarios. Se trata de conciliar la renovación de las plantillas con la adecuación de los recursos humanos a las actividades de prestación de servicios sanitarios, dado que a la misma fecha de 16 de mayo se habían contratado 105 médicos.

Por otro lado, si indagamos en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, observamos cómo la actuación de esta comunidad autónoma es similar a la del resto del Estado, pues todos, y digo todos, han iniciado, de acuerdo con el Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, la jubilación forzosa a los 65 años y no han prorrogado en general a aquellos que en su día se les concedió prolongar en el servicio activo a partir de los 65 años.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Turno de réplica, por parte del señor diputado interpelante, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

El señor Cabrera Pérez-Camacho: Señora consejera, los argumentos que usted ha expuesto ante la Cámara son perfectamente conformes con su talante y su forma de actuar, aun cuando desde la perspectiva del usuario de la sanidad pública resulten absolutamente impresentables.

Mire, habla usted de la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma como si fuese una ley que les ha caído del cielo. Solamente le faltó echarle un poquito más la culpa a Rajoy y al Gobierno de España. Esa ley la elaboraron, la votaron y la aprobaron ustedes. Le insisto que nosotros no votamos a favor de esa ley. Lo que tienen que hacer es reconocer que lo que están aplicando es la voluntad política de Coalición Canaria y el Partido Socialista Canario. Es la voluntad legislativa de ustedes. O sea, que no nos endosen como Parlamento la responsabilidad de esa ley: nosotros votamos en contra.

Por lo menos, por lo menos, en los acuerdos de Gobierno de aplicación de esa ley podían haber tenido el detalle de respetar las situaciones jurídicas ya consolidadas, respetar en los acuerdos de Gobierno a aquellas personas a quienes ya ustedes previamente les habían concedido la prórroga y no pasarse por el arco del triunfo los elementales derechos que consagra la Constitución como intocables. Esos principios constitucionales a los que antes me referí obligan a todos los poderes públicos y los tribunales lo acabarán diciendo. Efectivamente, por ahora hay medidas cautelares, medidas cautelares que ya prevén perjuicios de difícil reparación. Pero, en todo caso, se acabaría imponiendo, porque es jurisprudencia del Constitucional, que las restricciones a derechos individuales que ocurran de forma arbitraria no son conformes a nuestro ordenamiento jurídico.

Usted vuelve a insistir, señora Mendoza, en que, hombre, que están jubilando a los profesionales de más de 65 años pero que, por contra, están dejando que entren, están permitiendo el acceso al mercado laboral, de los jóvenes MIR que acaban de terminar sus estudios. Solamente le ha faltado, señora Mendoza, decir que además estos le salen mucho más baratos que los viejitos. Fue lo único que le faltó decir. Es decir, señora Mendoza, usted reconoce que está cambiando a los profesionales sanitarios experimentados por los novatos, a los expertos por los inexpertos, a los maestros por los alumnos: ¿es eso, señora consejera? Como ustedes pueden ver, señorías, un modelo de política sanitaria inteligente y sobre todo coherente con las necesidades públicas.

Dice usted que le llama la atención -me lo dijo en dos ocasiones- que yo me interese nada más que por los médicos, o por los sanitarios, y obvie que está ocurriendo lo mismo con los ingenieros, con los juristas, con los docentes, que no solamente están jubilando, pues, a los médicos. Pues, mire, señora consejera, a mí lo que me llama la atención y me invita a la sonrisa burlona es que usted, consejera de Sanidad, no defienda a sus profesionales. Me llama la atención que no defienda a quienes tan buenos servicios médicos nos han prestado. Pienso que después de toda una vida mirando por nuestra salud merecen algo de afecto, no sea frígida con ellos.

A mí lo que me llama la atención es que usted, sabiendo que con los nuevos MIR no va a cubrir el déficit de profesionales que tenemos en esta comunidad autónoma, siga en la misma política.

Señora Mendoza, sinceramente, arregle este entuerto, arréglelo antes de que la cesen. Arréglelo por iniciativa propia, no porque se lo impongan otras instancias gubernamentales o judiciales. Arréglelo motu proprio, que cuando venga el motorista con el telegrama notificándole el cese por los servicios no prestados, por lo menos se puede ir a su casa con la cabeza alta en este asunto.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, la señora consejera para concluir esta interpelación. Por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente.)

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Mire, señor Cabrera, la bomba de relojería para los canarios son ustedes, los del Partido Popular. Desde luego esto es impresionante. Vamos a ver, ¿especialistas novatos e inexpertos? Pero, mire, ¿de qué estamos hablando? Mire, vamos a ver, a usted se le olvida que aquí, en esta comunidad, tenemos más de 5.000 médicos y yo hablé antes de un porcentaje, es decir, en este momento hay un 97,6% de médicos en la plantilla de 60, de 55, de 50, de 45, de 40 años, con una excelente experiencia, que están tratando, con toda la calidad del mundo, de forma excelente a todos nuestros canarios y canarias. Y además, ¿qué me está diciendo?: ¿que el que termina la formación y es especialista no puede entrar? ¿Es que usted no fue novato? ¿Es que usted no fue el que terminó la carrera de Derecho? Por Dios, demagogia y más demagogia.

Mire, estamos sustituyendo el 100% de las vacantes, y eso no lo está haciendo ninguna comunidad. Mire, nuestros profesionales están haciendo unos servicios de calidad y dan continuidad, y han dado continuidad, a toda la atención sanitaria, a pesar de los recortes -¡y sí que lo voy a decir en voz alta y clara!-, a pesar de los recortes del Gobierno de España, de Rajoy, el presidente al que ustedes siguen constantemente y al que aplauden en otros sitios pero aquí no se atreven y todo lo hacemos mal.

Y, mire, ¿qué pasa, señor Cabrera, con esas otras comunidades donde también gobierna su partido y que están jubilando?, ¿lo están haciendo perfectamente? Aquí estamos jubilando y ustedes nos critican; ¿qué les dicen ustedes a sus compañeros de otras comunidades? ¿Los esconden? Los están jubilando.

Nosotros estamos contratando. Ustedes aquí nos critican, a saber qué dicen fuera. Desde luego probablemente están obedeciendo a otro, a otras personas. En otras comunidades, mire, no sé, pero revíselo, señor Cabrera, creo que ahí debería mirarlo.

Por otra parte, tampoco salgo de mi asombro, mire, están aplaudiendo a otro fuera, a su partido fuera de aquí, a todo lo que dice el señor Rajoy, Real Decreto 20, lo están aplicando en todas las comunidades gobernadas por ustedes, y aquí para nosotros es una crítica. Estupendo.

Mire, lo que están ustedes pretendiendo en este momento es engañar a toda la ciudadanía, a los canarios y canarias, porque aquí defienden lo contrario de lo que luego defienden en el resto del Estado y que además está recogido en ese real decreto.

¿Y son ustedes los que se atreven a hablar de transparencia? Miren, ni cortinas de humo, es que ustedes ponen persianas y las bajan, y las bajan para que no se enteren. Aquí se atreven a criticar y a defender lo indefendible.

Y cuando llegue el motorista se le obedecerá, si hay que hacerlo, y en todos los sentidos. Y la sonrisa burlona se la puede usted permitir todo el tiempo; a mí de verdad que no me afecta.

Mire, no hablemos de eso, hablemos de financiación. Ustedes atrévanse a decir, ¿eh?, a decirlo, igual que están diciendo que no debo jubilar, díganle al Gobierno de España que nos debe financiar. Nos está asfixiando, hay un déficit de financiación. Para ustedes gobernar con dinero era fácil. Ver los toros desde la barrera es muy sencillo.

¿Ustedes qué pretenden, que la población esté preocupada porque piensa que por los que se han jubilado no tiene atención sanitaria? Hay más de 5.000 médicos y los que se incorporarán, y están bien formados. Ellos, los que se han ido, también los han formado, son sus amigos y los míos.

Pero, mire, además, yo les reto a todos ustedes: atrévanse a decirles a los canarios y canarias que esta comunidad está bien financiada, que está bien financiada, que el presupuesto es el adecuado, que no se merecen más dinero. Que puedo poner el Plan de infraestructuras, que puedo poner planes de choque... -desde luego no planes especiales, porque no tengo 2.900 millones de euros para gastarlo en eso-, desde luego que puedo poner planes especiales para hacer frente a las listas de espera. Mire, se hace encajes de bolillos y le reto a que alguien lo haga mejor, porque lo hicieron, y no de esta manera, c uando tuvieron dinero. A saber qué harían ahora sentados con ese presupuesto que les deja el Gobierno de España y que tenemos menos de 500 millones.

Mire, señor Cabrera, hablar desde la demagogia es muy fácil. Hay un déficit de financiación. Y a saber cómo termina el año, a ver cómo van esas reformas, porque en el mejor de los escenarios, 135 millones eso es mucho. Por tanto, mire, si además pudiera llegar otro recorte, ¿a quién le íbamos a reclamar?, ¿qué reclamaría usted, señor Cabrera, y a quién, a esta consejera, al Gobierno de Canarias, al Gobierno de España? Mire...

El señor presidente: Sí, un minuto, doña Brígida.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): ...lo que siguen haciendo, lo que siguen haciendo a diario es méritos y están haciendo méritos, están tratando de hacer méritos para otros. Y fuera aplauden con las orejas, pero aquí no son capaces de defender un déficit de financiación claro que no permite que podamos limpiar las listas de espera, que tampoco se limpiaron con muchos millones de euros que tuvo la anterior consejera, y ahora estamos conteniéndolas y trabajando por la mañana y por la tarde sin peonadas, cosa que hoy, a fecha de hoy, con estos recortes están haciendo en sus comunidades, las que jubilan pero no reponen, las que jubilan a escondidas y no lo dicen. Dígaselo a ellas.

Y a mí usted no me da lecciones de gestión ni me dice ni me acusa de mala praxis. Usted sabrá mucho de Derecho; de medicina la que sé soy yo, y de gestión de hospitales más que muchos de esta Cámara.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/I-0037 Sobre los profesionales mayores de 65 años de la sanidad pública, dirigida a la Sra. Consejera de Sanidad.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico