Diario de Sesiones 83/2013, de fecha 12/6/2013
Punto 6

· 8L/C-0696 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre medidas preventivas ante el riesgo de enfermedades tropicales.

El señor presidente: Comparecencia de la señora consejera de Sanidad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre medidas preventivas ante el riesgo de enfermedades tropicales.

Don Juan Pedro Hernández, del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra.

El señor Hernández Rodríguez: Gracias, señor presidente. Señorías. Señora consejera, muy buenas tardes.

Bueno, espero que con mi rollo no les vaya a hacer dormir.

Este tema es un tema que ya vengo trabajando en él desde hace ya unos buenos meses. Recuerdan, hace algo más de un año se debatió en esta Cámara una comparecencia sobre cambio climático, en la Conferencia de Durban, y las incidencias en Canarias y desde ese momento tuve acceso a un documento muy importante, un documento del Instituto Turístico y Desarrollo Económico Sostenible de la Universidad de Las Palmas, con unos datos bastante preocupantes. Unos datos que el sector turístico es uno de los más sensibles, sin duda, a cualquier incidencia, cualquier brote, cualquier epidemia de enfermedades tropicales. Por tanto, desde esa fecha y que ya, con el brote que surgió en Madeira, ya culminó, digamos, mi decisión de solicitar una comparecencia que posiblemente acabará en una PNL, una PNL que ya tengo presentada y que esperemos que se debata muy pronto, porque considero que es un tema muy preocupante, muy preocupante, y de mucho interés.

Preocupante, así lo dicen también los expertos en el tema, los expertos en esta materia. Sin duda, si se toman las medidas pertinentes, las medidas correspondientes, pues, debe haber, existir esa preocupación, no debe bajarse la guardia. No hay que alarmar, sin duda. O sea, no hay que alarmar todavía a nuestra comunidad, porque afortunadamente aquellas especies más dañinas, como pueden ser el Aedes -los nombres científicos de estos mosquitos que ocasionan las enfermedades del dengue, la malaria, la fiebre amarilla-, como es el Aedes aegipty o el Aedes albopictus, son los mosquitos, las especies más dañinas que hay y afortunadamente no las tenemos en Canarias, en nuestra tierra. Pero ahí derivaría el trabajo, en controlar, en descubrir a través de los puertos y de los aeropuertos si llega a nuestra comunidad, porque ahí es uno de los caballos de batalla importantes. Existen dos caballos importantes en el tema de las enfermedades tropicales: uno que es la prevención, ese control en puertos y aeropuertos, y el otro está en la investigación, en el conocimiento, saber la taxonomía, la fisiología, de todas estas especies, para saber luego el comportamiento y cómo actuar.

Por tanto, es un tema que nos debe preocupar, pero que si cumplimos, si aquel trabajo, ese trabajo que nos marcan los técnicos, los especialistas, lo llevamos a cabo, pues... Y luego tiene Canarias, tiene una parte muy positiva, que es el hecho insular. El hecho insular, que las especies, estas especies foráneas solamente pueden acceder a través de los puertos y los aeropuertos. Ahí estaría el mayor trabajo, el mayor control, para intentar localizar su llegada a nuestra tierra.

En ese sentido va, pues, esta comparecencia, señora consejera. Saber qué se está haciendo desde su consejería, qué trabajo se está llevando a cabo. Esta es una competencia que en la Ley General de Sanidad lo deja muy claro, que es una competencia, la Ley 14/1986, del Ministerio de Sanidad, pero sé que se está trabajando en dos proyectos: en un proyecto de gestión integrada del Aedes aegipty, este mosquito, como les dije, desde un convenio o un trabajo, con fondos Feder, con Bruselas, donde participan tres comunidades -Canarias, Madeira y Azores-; y este otro proyecto, que también está desarrollándose en Canarias en colaboración con el Ministerio de Sanidad. Y aquí, al estar compartidas, digamos, estas competencias o, naturalmente, las responsabilidades, desde el Gobierno de Canarias y la consejería, de tener, pues, que no padezcamos, luchar para no padecer, pues, ningún brote de estos, las competencias que tiene Madrid, pues, debe haber una coordinación y un trabajo muy, muy, muy minucioso, muy detallado entre las dos administraciones. Por eso espero, señora consejera, que se esté trabajando. Me gustaría saber si se está trabajando en todas las islas, si ese proyecto que está desarrollando Madrid, la vigilancia epidemiológica sobre el control del Aedes allí se está realizando en todas las islas, qué presupuesto tienen, y, bueno, pues, ahí sería lo importante.

Las causas, por qué se producen estas enfermedades, son enfermedades que se producen, como bien el nombre dice, en las regiones tropicales...

El señor presidente: Sí, vaya terminando, don Juan Pedro.

El señor Hernández Rodríguez: ... y subtropicales, las regiones tropicales y subtropicales, prevalecen. En las regiones templadas, al existir una estación fría, naturalmente, pues, no son tan prevalentes.

Por tanto, el cambio climático, el intercambio de mercancías, el trasiego de pasajeros, sin duda, son todas causas para extenderse estas especies por cualquier país y que cualquier país no puede decir que no se verá afectado en el futuro, por muy lejano que se encuentre de los trópicos. Esos efectos, el aumento de temperaturas, ese trasiego de personas, esa interdependencia entre países, la globalización, pues, nos conlleva que el riesgo, pues, pueda estar en cualquier país de nuestro planeta.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Juan Pedro Hernández.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Buenas tardes, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Se están llevando a cabo distintas acciones que actualmente se encuentran en diferentes fases de realización. En primer lugar, Canarias participa en el proyecto de cooperación transnacional que pertenece a la convocatoria Madeira-Azores-Canarias desde el año 2007 hasta este año 2013 con fondos Feder, titulado Gestión integrada del vector Aedes aegypti. Dicho proyecto se inició en el año 2009 con el objetivo de crear mapas de riesgos, de riesgos de emergencia, y de emergencia de enfermedades transmitidas por culícidos en la Comunidad Autónoma de Canarias.

El proyecto, que se realiza con el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, finalizará en octubre de este mismo año y hasta el momento ha desarrollado cuatro de las cinco actividades programadas para cumplir con el objetivo final del proyecto, que es conseguir mapas de la abundancia y distribución de los culícidos vectores en nuestras islas. A continuación se elaborarán los modelos predictivos de riesgo espacial y temporal, que se construyen a partir de aquellos factores medioambientales que explican la distribución y abundancia de los vectores.

Hasta el momento se ha llevado a cabo la actualización de la distribución espacial y la obtención de los primeros datos de abundancia y distribución estacional de los vectores en las islas de Tenerife y Gran Canaria. Se han capturado seis especies, seis individuos: Anopheles hispaniola, Culex arbieeni, Culex laticinctus, el Culex pipiens, el theileri y Culiseta longiareolata. Entre las especies capturadas son el pipiens y el theileri los que tienen, los que se han encontrado tanto en Tenerife como en Gran Canaria, y en unos porcentajes parecidos, y son los que se encuentran con mayor distribución y son los más abundantes en las dos islas. Estas especies se consideran de importancia en la transmisión de enfermedades y es conocida la relación de estas especies con la transmisión potencial de virus como el West Nile, el virus Sindbis y el virus de la fiebre del valle del Rift, y de nematodos como la dirofilaria. Y la dirofilariasis cardiopulmonar es una enfermedad parasitaria producida por la Dirofilaria immitis -lo siento, pero es que los nombres son en latín, y esto es así- y que afecta a los animales y al hombre. Esta enfermedad es endémica en nuestras islas, donde tanto el Culex pipiens es reconocido como vector potencial y el theileri ha sido probada su capacidad de transmitir la enfermedad en los mismos.

Los resultados hasta el momento han mostrado la presencia del vector en las islas con un periodo de riesgo de transmisión anual que aumenta o disminuye dependiendo de la estación, la altitud y orientación. En estos momentos se está llevando a cabo el análisis del resto de factores y, una vez analizados, podremos generar los modelos de regresión múltiple que determinarán el riesgo de transmisión de enfermedades transmitidas por los culícidos en las islas Canarias.

Por otra parte, en segundo lugar, contamos con la vigilancia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Los puertos y aeropuertos son posibles puertos de entrada, como usted comentaba, señor diputado, de especies foráneas transmisoras de enfermedades. Este trabajo se empezó en marzo del 2011, en colaboración con la consulta de Sanidad Exterior, dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, con competencia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, y se planteó un trabajo de vigilancia entomológica. Se hizo un estudio de la zona y se seleccionaron estaciones y puntos en base a diversos factores, como el ambiente apropiado, la proximidad al punto de inspección fronteriza u otras zonas de riesgo. Se seleccionó un total de 4 estaciones y 11 puntos de muestreo, donde se han capturado a lo largo del año 658 individuos adultos, todos pertenecientes a especies residentes y no apareció ninguna foránea. El pipiens, la especie más abundante, con un 78%, y frecuente en las distintas estaciones, es el que se encontró. Y entre las estaciones muestreadas aquellas situadas en los márgenes de la dársena de Los Llanos mostró una abundancia del 99% respecto al resto de las estaciones. Esta se trata de un hábitat idóneo para la proliferación de insectos residentes y también de posibles especies foráneas.

Finalmente, también se cuenta con la vigilancia en puertos y aeropuertos de Canarias, dentro del proyecto de vigilancia entomológica en aeropuertos y puertos, frente a vectores importados de enfermedades infecciosas exóticas. Este proyecto es de gran relevancia en la actualidad, debido al brote de dengue al que hacía usted mención declarado el pasado año en la isla de Madeira, donde es conocida la presencia del vector de esta enfermedad desde el año 2005, pero se detectó que era portador del virus poco tiempo antes, bueno, cuando apareció el brote.

El responsable del proyecto de vigilancia entomológica en aeropuertos y puertos frente a vectores importados de enfermedades infecciosas exóticas es el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y su objetivo es la vigilancia de mosquitos en puertos y aeropuertos españoles.

Conociendo el trabajo previo en vigilancia realizado por el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, en colaboración con Sanidad Exterior, se ha invitado a Canarias a participar como colaboradores del proyecto, realizando las labores de vigilancia en los puertos y aeropuertos de Canarias. En la actualidad, o desde su inicio, desde que empezamos a participar con el ministerio, estamos trabajando en puertos y aeropuertos de Gran Canaria, puertos y aeropuertos de Tenerife y en La Palma.

La situación del proyecto en estos momentos es que estamos pendientes del borrador que se ha mandado al Ministerio de Sanidad con correcciones para la firma final del protocolo general de colaboración entre el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias para la realización de actividades de vigilancia entomológica frente al Aedes aegypti en toda nuestra comunidad.

Asimismo, tras la firma de ese protocolo, poder firmar un convenio de encomienda de gestión entre el Servicio Canario de la Salud y la Universidad de La Laguna para la realización de las actividades del proyecto de vigilancia entomológica frente al Aedes aegypti en Canarias por parte del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública en Canarias.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto. ¿Nadie? (Pausa.)

Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesus Morera.

El señor Morera Molina: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Quizás estas patologías de las que estamos hablando hoy deberíamos denominarlas enfermedades de países subdesarrollados. Si bien es cierto que el clima cálido y húmedo favorece la proliferación de los vectores que las transmiten, no deja de ser menos cierto que las podríamos relacionar mejor con las desigualdades socioeconómicas que sufren estos países que con su propia situación geográfica.

En este sentido, y creyendo que la localización de estas enfermedades tiene más que ver con la pobreza, con la mala calidad de sus sistemas sanitarios, con las escasas infraestructuras para abasto de agua y alcantarillado, con la mala calidad de sus vidas, etcétera, llegamos a la conclusión de que, a pesar de nuestra posición geográfica y el progresivo aumento de la temperatura y el cambio climático, que ha señalado el señor Hernández, nuestra comunidad tiene un riesgo bajo de convertirse en un nicho de enfermedades tropicales, por lo menos mientras mantengamos nuestro nivel socioeconómico, nuestro sistema sanitario y establezcamos las medidas de control adecuadas, no solo sobre los vectores de transmisión sino también la atención sobre los posibles portadores de los gérmenes. Por eso, señora consejera, no pierdo la ocasión para reiterarle la importancia de que no quede nadie de las personas que conviven entre nosotros sin asistencia sanitaria.

Es cierto que las enfermedades también se globalizan y eso tiene que servir para sensibilizar sobre que son un problema de todos. La mayor facilidad de movilidad transfronteriza, la mejora de las comunicaciones internacionales y los flujos migratorios ocasionan que aparezcan puntualmente pacientes con enfermedades poco comunes en nuestro medio, pero esto no significa en ningún caso que nos convirtamos en zonas endémicas. Por ello, insisto, el control de estas situaciones solo será posible a través del mantenimiento del acceso universal a medidas preventivas y a servicios sanitarios adecuados.

Este tipo de patologías y su relación con las circ unstancias socioeconómicas de los países donde son endémicas ponen nuevamente de manifiesto que los determinantes de la salud van más allá de la asistencia sanitaria y que se requieren políticas transversales en otras áreas, como la educación, la vivienda, las infraestructuras, el medio ambiente, etcétera, para poder controlarlas.

Finalmente, estamos de acuerdo en que en nuestro ámbito se lleve a cabo la adecuada vigilancia epidemiológica, que se detecten y traten lo antes posible los casos que aparezcan, que se siga llevando la política de asesoramiento, de control y de tratamiento quimioprofiláctico a nuestros ciudadanos que viajan a zonas endémicas y, por supuesto, que se mantenga el nivel de salubridad de nuestras aguas y de nuestro medio ambiente.

Y sin duda incidir en que la solidaridad con estos países será la mejor forma de erradicar estas enfermedades, las cuales tienen un gran impacto sobre las personas más desfavorecidas.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Víctor Moreno del Rosario.

El señor Moreno del Rosario: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Quiero comenzar mi intervención destacando, en primer lugar, y reconociendo públicamente la importante labor que desarrollan en Canarias tanto la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Medicina Tropical del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil de Gran Canaria como el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y de Salud Pública, dependiente de la Universidad de La Laguna.

Con una serie de recomendaciones sanitarias se puede prevenir la mayoría de estas enfermedades tropicales. Como se ha señalado, desde septiembre del 2012 se registra un brote de dengue autóctono en Madeira, el cual es transmitido por mosquitos, y tanto por sus condiciones favorables para la cría del mosquito como por el contacto directo comercial y de pasajeros con Madeira las islas Canarias son una zona de riesgo. Por ello coincidimos en que esta situación convierte en una prioridad la vigilancia reforzada en Canarias y, en particular, en Gran Canaria, Tenerife y La Palma, por su relación con barcos y aviones, tanto de Madeira como de Cabo Verde.

Sabemos, señora consejera, que las Direcciones Generales de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias y del Ministerio de Sanidad se están coordinando para implementar las medidas necesarias para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades en esta comunidad autónoma.

Sin embargo, no quiero pasar por alto otro tema que nos preocupa especialmente. Desde 2009 hay contabilizados varios casos de intoxicación por brotes de ciguatera en Canarias. Sin ir más lejos, el año pasado se registraron varios de ellos en las islas. Se trata de un tipo de intoxicación alimentaria producida por el consumo de peces que contienen una toxina que portan otras especies herbívoras que se alimentan de algas propias de los arrecifes. Los peces más grandes, de más edad, son los más tóxicos, porque acumulan más toxinas. En Canarias los pescados con más riesgo son el mero, el medregal o la morena. Y los síntomas más frecuentes son de tipo neurológico y gastrointestinales, aunque también puede causar taquicardias y en casos muy graves puede evolucionar al coma y al paro cardiaco.

Antes en Canarias se compraba un test que en diez minutos permitía saber si el pescado estaba contaminado o no. Nos comentan que en la actualidad dicho test ya no se comercializa, por lo que ahora se congela el pescado y se envía una muestra a un laboratorio de referencia que está en Vigo, porque no hay en Canarias. Esto sucede con los pescadores profesionales, pero no hay ningún tipo de control con la pesca deportiva. En consecuencia, señorías, hoy puede haber pescado contaminado por ciguatoxinas circulando por restaurantes o pescaderías de las islas. Los canarios estamos corriendo un riesgo innecesario y por ello le quiero preguntar: ¿tiene prevista el Gobierno de Canarias la instalación de un laboratorio de referencia en las islas para este tipo de análisis?

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Víctor Moreno.

El grupo solicitante de la comparecencia, don Juan Pedro Hernández.

El señor Hernández Rodríguez: Bien. Agradecer, señora consejera, la información que nos ha facilitado, el trabajo que se está llevando a cabo, esos dos proyectos. El que se comparte con Madeira, Azores y Canarias, el MAC, del Fondo Feder, que culmina ahora en este año, octubre-noviembre, sin duda puede ser muy interesante, porque ahí se registran todas las especies que se encuentran en Gran Canaria y Tenerife, en Gran Canaria y Tenerife, para formar los mapas de riesgo y empezar a trabajar. Y el proyecto que también desarrollan en coordinación con el ministerio, pues, también tiene previsto su ejecución a lo largo de este año. Hay que decir que, debido a los dirigentes responsables de AENA, en el aeropuerto del norte su puesta en marcha ha sido muy dificultosa. Esperamos que se haya resuelto. Hace unos quince o veinte días salía una nota denunciando esta situación. Los dirigentes de AENA no permitían el acceso a las instalaciones de los técnicos que trabajaban en el proyecto, aunque parece que ya ha sido resuelto.

Usted, pues, nos dice en su intervención que efectivamente hay muchas especies en Canarias, que tenemos el riesgo de contraer enfermedades, como la fiebre del oeste del río Nilo, del oeste del Nilo, del valle del Rift, la filariasis también cardiovascular -es una enfermedad endémica de Canarias, llamada también "del corazón del perro", sin duda ocasiona a los canes, a los caninos, pues, un gran problema-.

Pero yo, pues, quiero, quiero insistir otra vez en el tema, que es muy importante la prevención. La situación no es de alarma, sin duda, pero sí que no debemos bajar la guardia. Así le pasó a Madeira; en Madeira detectaron la llegada del mosquito, el Aedes, allí en el 2005, no tomaron medidas, no tomaron medidas, y en el 2012 tuvieron un gran problema. La enfermedad, les llegó una persona portadora de este virus, posiblemente de Venezuela, los países latinoamericanos casi todos sufren un gran problema, y a raíz de ahí, pues, surgió ese brote importante, donde más de 2.000 residentes contrajeron la enfermedad y, lo más grave también, ochenta y tantos turistas que llegaron a la isla también se vieron afectados. Por eso este es un tema muy preocupante y que yo creo que Canarias, pues, se lo debe también tomar bastante en serio.

Y aquí, pues, alguno de los proponentes decía "sobre todo La Palma, Gran Canaria y Tenerife". Mi comparecencia va en ese sentido y mi PNL también va en el mismo sentido. Yo creo que toda Canarias debe llevar a cabo los controles en puertos y aeropuertos, porque, muy bien, podemos saber lo que entra o lo que tiene Gran Canaria y lo que tiene Tenerife, pero qué pasa con Lanzarote y Fuerteventura o La Gomera o El Hierro. Sin duda, pues, estas islas pudieran tener ese riesgo y, si no lo detectamos a tiempo, pues, cuando ya surge el problema, el brote, ya puede ser tarde y, como les decía, el sector turístico, ahora mismo el único sector de nuestra economía, se puede ver bastante afectado.

Y de los datos que, como le dije anteriormente, los había extraído de la encuesta que se hizo en el 2010 por el Instituto de Turismo, de Turismo y Desarrollo Económico Sostenible, por parte de la Universidad de Las Palmas, la elección de un destino turístico, y en el caso concreto de Canarias, no es el clima sin duda. Las razones por las que eligen o han elegido Canarias, entre varias de ellas, una, la más importante de todas, es porque actualmente está ausente cualquier riesgo de enfermedades tropicales, con casi un 70%. Por tanto, son datos yo creo que bastante significativos, con bastante dureza, y que, como apuntan muchos técnicos y expertos, el turismo pudiera verse, pues, bastante afectado, no solo en Canarias sino ya, como dije, pues, en Madeira. Y la mitad de los turistas que han elegido Canarias, si existiera esa probabilidad, ese riesgo alto, pues, para padecer enfermedades tropicales, pues, dejaría de venir a Canarias.

Yo creo que son datos bastante preocupantes, pues, para tomar medidas, tomar esos controles, y en todo momento, pues, saber qué especies tenemos, si nos ha llegado o no han llegado esas otras especies. Que tenemos ese riesgo, tenemos ese riesgo. Canarias, por su cercanía al continente africano, los efectos del cambio climático, es una de las regiones, conjuntamente con España. España es de los países que más afectados se verán también con el cambio climático, con el aumento de temperaturas. Por tanto, Canarias es una de las regiones que ahí están con un riesgo. Bien decía el señor Morera, pues, que no es para alarmarse, sin duda. Los países que ahora mismo padecen, pues, el dengue, todas estas enfermedades, pues, son países con un desarrollo bastante limitado, países bastante desarrollados, pero hay que decir que en España, en Italia, en muchos de los países europeos, se encuentran algunos de estos mosquitos. El mosquito tigre, el mosquito albopictus, entró en el año 2004 en Cataluña, en la región catalana, en San Cugat del Vallès, y se ha extendido por toda la comarca catalana, el Levante, en Murcia, en parte de Francia, en dos tercios de Italia, y ahí está. Entonces, pues, en cualquier momento también nos puede llegar y podemos tener una situación bastante desagradable.

Mi comparecencia iba en ese sentido: conocer qué se está haciendo, qué se está trabajando, si en todas las islas están llevándose a cabo estos controles. Y les digo que voy a presentar esa PNL para que se trabaje, para que desde la consejería se siga trabajando, se potencie aún más si es posible y que se exija al Gobierno central, como competente en esta materia, el control en puertos y aeropuertos para que trabaje, conjuntamente con la consejería, que se trabaje en todas las islas y que no exista ningún riesgo de tener una situación desagradable en cualquier momento.

La investigación, sin duda un capítulo muy importantísimo. Ahí, como alguno ha reflejado, el Instituto Canario de Enfermedades Tropicales considero que está llevando a cabo un buen trabajo. A través de don Basilio Valladares, el director, ha sido reconocido por el Gobierno de Canarias, Medalla de Oro en estos pasados premios Canarias por ese importante trabajo. Se ha constituido la Fundación para el Control de las Enfermedades Tropicales en Canarias, también llevada por el mismo instituto. Y yo creo que es interesante, interesante la prevención, como decía anteriormente, el control, el diagnóstico de estas situaciones, la formación de nuestros especialistas, pero también lo que es el conocimiento, la constancia y la investigación. Por tanto, ese es un capítulo muy importante y que ahí están trabajando también.

Es una enfermedad, hablando del dengue, que no tiene tratamiento, que no tiene cura. Por tanto, se hace todavía mucho más, mucho más peligrosa, y es importante ese trabajo de investigación.

Por tanto, mi comparecencia iba en ese sentido. Agradezco toda la información, el tono de todos los intervinientes, y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Juan Pedro.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Señor presidente. Señorías.

De acuerdo con todo lo expuesto por todos los señores diputados.

Y, como se desprende también de lo expuesto anteriormente, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias entiende que es muy importante mantener una vigilancia en todos los puertos y aeropuertos de todas las islas. Por nuestra situación geográfica, por nuestra cercanía a África, porque tenemos también cerca otros archipiélagos, formamos parte de la Macaronesia, donde ya ha habido los antecedentes que hemos comentado, y porque además en nuestro medio, como usted también decía, es muy importante, somos islas, y eso es una fortuna. Hay movimientos de barcos y aviones, se mueven turistas, nos movemos poblaciones, hay inmigrantes y sobre todo hay movimientos también de mercancías entre los distintos lugares.

Visto lo sucedido con el brote de dengue de Madeira del año 2012, entendemos desde la Consejería de Sanidad, y a través de la Dirección General de Salud Pública y de Gestión Sanitaria de Canarias, a través de las personas que trabajan en estos proyectos, que debemos estar alerta y mantener los controles y la vigilancia. Y por supuesto ponemos parte de nuestros recursos a esta disposición para una responsabilidad que es del Ministerio de Sanidad a través de Sanidad Exterior, pero evidentemente la preocupación tiene que ser nuestra, en primera persona, y ahí están todos los técnicos trabajando, incluida la universidad, a través del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y a través también de unidades hospitalarias, como la unidad a la que hacía mención el señor diputado, la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, que también colabora.

Por otra parte, sí que quiero poner en valor que la importancia de la vigilancia de este tipo de vectores la tenía la Consejería de Sanidad tan clara que ya en el año 2011 se empezó, además del proyecto que estaba en marcha desde el año 2009, ya desde el año 2011, al principio, se empezó a trabajar con el Ministerio de Sanidad para poder hacer el control que en ese momento solo se planteaba, como comentaba anteriormente, en el puerto de Tenerife.

Posteriormente, después del brote de dengue, es cuando ya se toman las medidas más en serio desde el Ministerio de Sanidad y cuando nos invitan a participar en el proyecto. La participación se está haciendo a nivel económico en un 50%: 33.500 euros pone el Ministerio de Sanidad, 33.500 euros pone la Consejería de Sanidad para mantener el control en los puertos y aeropuertos de las tres islas que he dicho. Y desde luego la partida, porque depende del Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad a través de Sanidad Exterior, debería estar considerada para poner el control en todos los puertos y aeropuertos de todas las islas, porque nos movemos entre todas ellas, como usted bien decía.

En este sentido estamos trabajando todos juntos, estamos coordinados con ellos, en efecto, Salud Pública, el Servicio de Urgencias Canario, el instituto, con el que queremos en el futuro mantener el convenio y que se siga trabajando a través de profesionales de la talla de don Basilio Valladares. Estos estudios estarán dirigidos a mantener el control, con los mapas hechos, terminado el proyecto de la Macaronesia, con los mapas y con la distribución y con la vigilancia de la aparición posible -esperemos que no- de alguna especie foránea que pudiera poner en peligro o tener que activar los mecanismos de prevención y de control antes.

Desde luego también es importante, es importante poner de relieve que todo el personal de la Consejería de Sanidad, los departamentos que he nombrado, tienen la alerta muy alta, de tal manera que el 24 de mayo se celebraron unas jornadas dedicadas monográficamente a este tema, donde participaron Madeira y Azores con Canarias, para repasar cómo estaban todos los planes y en las que tuvieron participación, pues, todos los profesionales, tanto de Madeira, de los que pudieron aprender muchos de los detalles importantes de su brote de dengue, como de la pandemia de gripe y cómo actuar, porque la piedra angular está en la vigilancia, porque no hay vacunas y no hay otras medidas preventivas que tener la alerta constantemente preparada y además la formación de los profesionales y poder tener, flexibilizar la comunicación entre todos para poder dar medidas ágiles, tal como se hace, por ejemplo, en el caso de la ciguatera, que si bien a nivel profesional no ha habido ningún problema, a nivel de la pesca deportiva lo que hacemos desde el departamento de sanidad pública es poner a disposición de las personas que lo precisen para llevar sus muestras, habilitamos y facilitamos que puedan realizar las analíticas correspondientes en la Universidad de Las Palmas.

Desde luego tenemos que seguir controlando todo esto. Los protocolos de vigilancia entomológica se van a continuar haciendo de forma conjunta con el Ministerio de Sanidad y estamos convencidos de que ese protocolo, del que estamos esperando la respuesta, el borrador, se firmará.

Y desde luego estoy de acuerdo con usted: no puede hacerse un control solamente en tres islas cuando la cantidad se está poniendo, además, al 50% por quien le corresponde de verdad, por quien tiene esa responsabilidad, eso viene de Sanidad Exterior, Gobierno de España, y nosotros estamos poniendo la otra parte. Con un poco más podríamos hacer un control de esos vectores en las ocho islas, en todas ellas.

También creo que hay que poner en valor el trabajo que se viene haciendo desde el Servicio de Urgencias Canario, desde Gestión Sanitaria de Canarias, porque lo vienen trabajando desde el año 2009, y vienen trabajando no solo en los planes, en nuestros planes de emergencia, sino que han incluido a este como una más de las situaciones que pudieran dar lugar a una emergencia, a una catástrofe, déjenme entrecomillarla, pero las catástrofes de este tipo también existen. Y están involucrados en el proyecto de la Macaronesia, que esperamos que, aunque finalice este año y dada la situación económica actual, podamos seguir adelante y podamos volver a contar con fondos europeos, que ya se han solicitado.

Y para finalizar la intervención, quiero también decirle, señor diputado, que durante el brote de dengue en Madeira y al final del mismo la misma Organización Mundial de la Salud instó y alentó a las autoridades responsables de salud pública de las zonas geográficas vecinas a evaluar el establecimiento de poblaciones de mosquitos Aedes aegypti y a hacer el control de la posibilidad de introducción de dengue en otros sitios donde hasta ahora, hasta aquel momento, no se hubiese dado. Por tanto, esta responsabilidad era del Ministerio de Sanidad y esto empezó a controlarse ya mucho más en serio a principios del año 2013.

Y se recomendó específicamente el control en las islas Canarias, a reforzar la vigilancia en nuestras islas y a vigilar la posible aparición de este tipo de vectores. Por lo cual estamos realizando, entendemos, una labor muy importante, pero que queremos, desde la Consejería de Sanidad, extender a todas las islas y espero que quien tiene la responsabilidad final, porque así lo pone la ley, que es el Ministerio de Sanidad, tenga el total convencimiento de que, dado el movimiento y el tipo de territorio en el que vivimos, tenga a bien considerar que debemos tener no solo controles en puertos y aeropuertos de Gran Canaria y de Tenerife y puerto de La Palma, porque ahora pasan los cruceros, sino que todas las personas y las mercancías están moviéndose de una a otra. Entendemos que deben vigilarse constantemente las siete islas. Tienen que ser vigiladas las siete islas. Y tenemos que tener controles en todas ellas y entendemos que probablemente la partida presupuestaria, de todas las partidas de prevención, que se han ido disminuyendo, no sería tan importante lo que habría que poner. Y desde luego espero que podamos seguir adelante con ese protocolo, del que estamos a la espera que nos manden para poder firmar y hacer el convenio con el Instituto de Enfermedades Tropicales y seguir trabajando. Porque todos los profesionales sí que tienen la mentalización, están mentalizados, están trabajando y espero que sigan las recomendaciones desde el Ministerio de Sanidad de la Organización Mundial de la Salud.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.