Diario de Sesiones 83/2013, de fecha 12/6/2013
Punto 9

· 8L/PNL-0216 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre áreas de gestión clínica en los centros asistenciales sanitarios.

El señor presidente: Siguiente proposición no de ley, del Grupo Socialista Canario, sobre áreas de gestión clínica en los centros asistenciales sanitarios.

Que a mí me conste aquí, no tiene enmiendas.

Don Jesús Morera, del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra.

El señor Morera Molina: Muchas gracias, señor presidente.

Voy a intentar ser breve.

El objeto de esta proposición no de ley es que el Gobierno de Canarias cree el marco jurídico adecuado para que se puedan constituir unidades o áreas de gestión clínica en los centros sanitarios de nuestra comunidad.

La necesidad de estas unidades de gestión clínica tiene su fundamento en que el actual modelo organizativo de nuestros centros asistenciales, en particular el de los hospitales, es obsoleto. Con más de cuarenta años de historia de este modelo en nuestro país ha llegado el momento de cambiar.

Independientemente de que respetemos el actual modelo de especialidades médicas como áreas de conocimiento diferenciadas, no podemos imponer ese mismo esquema para la forma de enfermar y, por tanto, de tratar a los pacientes.

Permítanme quienes no son del ámbito sanitario que intente explicarles en unos minutos lo que son las áreas de gestión clínica, para lo que debo empezar por explicar lo que es la gestión clínica. Que no es más que un proceso organizativo que incorpora al profesional sanitario en la gestión de los recursos utilizados en su propia práctica clínica, organizando toda la actividad alrededor de procesos asistenciales, basándola en las mejores evidencias científicas.

La gestión clínica persigue facilitar la atención integral al paciente, mejorar la seguridad y la calidad de las actuaciones, favorecer la accesibilidad y la continuidad de la atención, reduciendo su fragmentación y los tiempos de transferencia entre las unidades asistenciales. También posibilita la descentralización progresiva de las decisiones sobre la gestión de los recursos empleados en la práctica clínica y dota a las unidades asistenciales de la capacidad y las herramientas para planificar y gestionar sus actividades en beneficio del paciente, promocionando su actividad, su autonomía y su responsabilidad.

Por tanto, un área de gestión clínica es una entidad multidisciplinar compuesta por el conjunto de recursos humanos y materiales que se organizan funcionalmente de forma autónoma, con criterios de eficiencia, calidad y efectividad, para la prestación de una atención integral al paciente, interpretando su proceso patológico como un ente agregado y no fragmentado en función de las especialidades médicas.

La creación de estas áreas de gestión favorecerá, además, el tránsito desde la actual organización piramidal de los centros asistenciales a otra con mayor protagonismo de los profesionales y más centrada en las necesidades de los pacientes, en la que se potencie simultáneamente la práctica asistencial, incorporando las mejores evidencias científicas y la de gestión, en la que el coste/utilidad de las actuaciones se incluya como un elemento más de la decisión clínica.

De forma práctica, y para que resulte más comprensivo, una unidad de gestión clínica del área de las neurociencias permitiría que un paciente al que se le detecta, por ejemplo, un tumor cerebral y que actualmente ingresa en el Servicio de Neurología, se le realizan estudios diagnósticos iniciales, se le realizan estudios de neuroimagen, estudios neurofisiológicos, se traslada al Servicio de Neurocirugía, se opera, ingresa en una Unidad de Cuidados Intensivos Neurológicos y posteriormente es tratado mediante terapias, pues, en un área de gestión clínica permitiría que este proceso que he comentado, en el que han intervenido siete servicios médicos, con la consiguiente compartimentación del proceso, pudieran intervenir desde el primer momento y de forma integrada estos siete servicios, en base a unas guías de actuación consensuadas fruto del trabajo conjunto.

La propia estructura de la unidad posibilitaría la progresiva autogestión en cuanto a eficiencia, accesibilidad y planificación, incluyendo en base a la evidencia científica la racionalización del uso de los recursos. Todo ello en beneficio del paciente.

Para una fase posterior, quedaría la autogestión económica, que también podría quedar recogida en el marco jurídico que se plantea.

Y no es que hoy en día no se trabaje de forma coordinada, pero la estructura administrativa jerárquica de los hospitales se basa actualmente en las jefaturas de servicio y de sección asistenciales, sin que existan entidades funcionales reconocidas de ámbito mayor, por lo que debe existir un marco jurídico que permita remover esta estructura jerárquica para poder llevar a cabo esta modernización. Y es que las peculiaridades idiosincráticas de la jerarquía sanitaria hacen necesario este marco, que respalde los cambios jerárquicos y estructurales que requieren las áreas de gestión clínica. Por ejemplo, administrativamente sería imposible en este momento el trabajo conjunto que proponíamos hace una semana para la cirugía cardiaca pediátrica y de adultos, que involucraría a dos o más hospitales diferentes, excepto que se hiciera su creación a base de una simple orden. Esto, como ustedes entenderán, ya está inventado. Se trata de adaptar nuestra realidad a la normativa que, en forma de decreto u otras fórmulas, han promulgado otras comunidades autónomas y de esta forma subirnos al carro de la modernización de la forma de gestión sanitaria.

Por tanto, se insta al Gobierno de Canarias a crear el marco jurídico adecuado para que se puedan generar áreas de gestión clínica en los centros asistenciales públicos sanitarios de Canarias.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Por los grupos no proponentes, Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente, nosotros vamos a apoyar esta proposición no de ley, no solamente en la parte del acuerdo, sino en la propia exposición. Siendo conscientes de lo siguiente: hemos dicho aquí ya en más de una ocasión que la sanidad tiene muchos problemas, uno es la organización, la gestión, la motivación, los modos de hacer. Y esta es una propuesta que tiene historia, que tiene antecedentes, pero también que ha generado frustraciones. Es enormemente complejo, y lo sabe el proponente, que trabaja en un hospital tradicional, porque la jerarquización y la compartimentación de los hospitales hacen muy difícil una fórmula organizativa de estas características. Precisará de una norma, me parece bien. Hay que construirla de abajo arriba, con consenso, buscando el máximo acuerdo, porque sí es verdad que esta es una fórmula, primero, que pone al paciente en el centro del sistema sanitario, porque puede hacer más eficiente la acción sanitaria y porque puede también generar dinámicas, digamos, de implicación de algunas áreas y responsabilidades que no siempre tienen los niveles de rendimiento requeridos.

De manera que nos parece bien la iniciativa, nos parece bien la necesidad de una norma, nos parece bien que se construya de forma participada y sí que digo, porque yo creo que es elemental por otra parte, que no es nada sencillo cambiar la cultura organizativa, no es nada sencillo cambiar la cultura del trabajo que se ha generado a lo largo de la historia y en una profesión altamente cualificada, como es la profesión médica, muy especializada, donde cada uno es el jefe en su área. Pero nos parece que merece la pena el intento, porque en la organización y en la gestión está también una parte de los problemas. No todo es un problema presupuestario, que también lo es y en grado sumo desde nuestro punto de vista, pero las fórmulas organizativas y de gestión pueden aportar mucho a una mejor respuesta del sistema sanitario en su función esencial, que es preservar y mejorar la salud de los ciudadanos.

O sea, que apoyo claro a esta iniciativa.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don Víctor Chinea.

El señor Chinea Mendoza: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Los tres pilares que justifican la puesta en marcha de la gestión clínica para responder a los nuevos desafíos de la atención médica son la atención a los pacientes, la satisfacción de los profesionales y la eficiencia.

La gestión clínica desde sus inicios ha tenido como objetivo convertirse en un elemento cotidiano de la actividad sanitaria que facilite y asegure al clínico la capacidad de potenciar sus actividades asistenciales con el propósito de mejorar sus actividades en resultados en niveles de salud, eficacia clínica, uso de tecnologías y utilización de recursos humanos. En definitiva, la gestión clínica es el vehículo que permite la mejora de la calidad en la asistencia sanitaria. Por lo tanto, esta debe situarse en el núcleo de la organización sanitaria e incorporar al profesional sanitario en la gestión de los recursos, utilizando en su propia práctica clínica.

Como dije anteriormente, la gestión clínica es el marco más adecuado para atender las necesidades de salud de los ciudadanos, con una atención centrada en la persona, y que se desarrolla con la implicación de todo el equipo de profesionales en cualquiera de los ámbitos en que se preste la asistencia sanitaria.

Señorías, la calidad asistencial es algo más que un proceso diagnóstico y terapéutico apropiado e incluye aspectos como la cantidad de la atención, el coste monetario, beneficios y riesgos, atención interpersonal, accesibilidad, continuidad y coordinación, satisfacción de los pacientes, etcétera. Países con sistemas sanitarios diferentes, como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Suecia o Japón, llevan más de veinticinco años introduciendo modificaciones dirigidas a involucrar a los profesionales y a los pacientes usuarios en la gestión de los recursos existentes.

Las unidades y áreas de gestión, hoy nos traen las áreas de gestión clínica, tienen también antecedentes en nuestro país y en diferentes comunidades autónomas con mayor o menor intensidad, como Andalucía y Asturias. En España, por ejemplo, tal vez ayude a la estructura de centralización hospitalaria en áreas, que agrupan diversos hospitales y unidades, el exponente más visible del encaje organizativo de la gestión clínica. Por tanto, se trata de restaurar los niveles de salud de los pacientes, en la medida de lo posible, mediante acciones que conciernen a pacientes individuales o grupos de pacientes.

Las decisiones directas sobre cada persona las adopta el médico, el enfermero, trabajando por separado, en equipo, y las decisiones que afectan a los grupos de pacientes las toman principalmente los responsables asistenciales.

Señorías, hablamos de un nuevo modelo organizativo horizontal basado en la asistencia multidisciplinar, corresponsable y con autonomía en la toma de decisiones, que permita que se puedan desarrollar y desplegar todas las políticas sanitarias que se han definido en el sistema sanitario público canario.

Por lo expuesto, aprovecho para presentar una enmienda in voce, porque entiendo que clarifica mejor la iniciativa, con el siguiente texto: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a crear en esta legislatura el marco jurídico y administrativo adecuado para que se puedan generar unidades y áreas de gestión clínica en los centros asistenciales sanitarios de Canarias, como uno de los soportes para atender las necesidades de salud de los ciudadanos, con mayor protagonismo de los profesionales".

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Mercedes Roldós.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, muy buenas tardes.

El Grupo Parlamentario Popular va a votar favorablemente a esta iniciativa del Grupo Socialista, si bien es verdad que vamos a presentar una enmienda in voce, dado que la tramitación de esta iniciativa tuvo un aplazamiento que ha impedido que se materializara formalmente esta enmienda del Partido Popular.

Desde el Partido Popular creemos que uno de los objetivos irrenunciables de cualquier organización debe ser la permanente evolución para adaptarse a las necesidades cambiantes de la sociedad, en este caso de nuestro Sistema Nacional de Salud, y desde luego como parte de él el Servicio Canario de la Salud.

Señorías, hay que reconocer que la organización de los centros sanitarios ha reportado indudables beneficios a lo largo de los cuarenta últimos años, pero que ha demostrado carecer de la suficiente flexibilidad en ese modelo organizativo y que no ha conseguido la óptima implicación de los profesionales, y la participación de los profesionales creemos que es clave para el éxito de los modelos organizativos basados en la gestión clínica.

Todos compartimos, señoría, la necesidad de modernizar la organización y la gestión sanitaria mediante la implantación de nuevas formas que impliquen a toda la organización para dotarla de una mayor eficiencia, de una mayor calidad, con dos ejes fundamentales: uno, la mejora de la atención al paciente; y, dos, la participación de los profesionales. Y en este sentido, señorías, creemos que los profesionales no deben limitarse a la realización de la actividad sino que deben implicarse en la planificación, en el diseño organizativo, en la gestión de la actividad, propiciando la satisfacción del paciente, aumentando la eficiencia de los recursos públicos, corresponsabilizándose en la toma de decisiones, que siempre tienen que estar basadas en la evidencia científica y con criterios de coste/eficiencia, y desde luego orientando la actividad hacia el proceso asistencial y a la atención integral del paciente.

Por lo tanto, nuestro grupo parlamentario presenta una enmienda in voce en la que se insta al Gobierno de Canarias a elaborar y aprobar, antes de que finalice el actual año 2013, un decreto. ¿Por qué un decreto?, porque las comunidades autónomas que han regulado esta nueva modalidad organizativa lo han hecho con un decreto y creemos que es la mejor fórmula. Pues bien, un decreto en el que se regulen no solamente las áreas de gestión clínica sino también las unidades, es decir, las unidades y las áreas de gestión clínica. ¿Dónde?: en el Servicio Canario de la Salud, porque la propuesta que hacía el Partido Socialista no se refería a dónde se iba a hacer. En el Servicio Canario de la Salud, como una nueva fórmula organizativa que incorpore la cultura de la corresponsabilidad de los profesionales, la descentralización de la gestión, orientando la actividad hacia los resultados en salud, el control de los costes sanitarios y la mayor eficacia y eficiencia, con el objetivo de facilitar una atención integral al paciente, mejorando la seguridad y la calidad asistencial y favoreciendo la accesibilidad y continuidad asistencial de los pacientes.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Mercedes.

Don Jesús Morera, a efectos de la enmienda in voce.

El señor Morera Molina (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Lo primero agradecer el tono de las intervenciones a los grupos que han intervenido, a sus portavoces.

Vamos a ver, creo que sería posible sobre el texto que ha propuesto el señor Chinea introducir los cambios también que ha propuesto la señora Roldós, en el sentido de que aceptamos el plazo de seis meses, o sea, antes de final de año, incluir lo de áreas y unidades, que efectivamente es una mejora del texto, y también lo que concierne a los centros asistenciales del Servicio Canario de Salud, parece que es correcto. No queremos entrar para dejar margen a la consejería del modelo en el que se establezca el marco jurídico y preferiríamos dejarlo como "marco jurídico-administrativo que decida la consejería".

Por tanto, señor presidente, para aclararnos, el texto quedaría de la siguiente forma, si lo aceptan los grupos que lo han propuesto, sería, "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a crear, en el plazo de seis meses, el marco jurídico-administrativo adecuado para que se puedan generar áreas y unidades de gestión clínica en los centros asistenciales del Servicio Canario de Salud, como uno de los soportes para atender la necesidad de salud de los ciudadanos, con mayor protagonismo de los profesionales".

El señor presidente: Sí, repítelo: "como uno de los soportes...", ahí me quedé.

El señor Morera Molina (Desde su escaño): "Para atender la necesidad de salud de los ciudadanos, con mayor protagonismo de los profesionales".

El señor presidente: "Con mayor protagonismo de los profesionales". Bien, pues, está, por nuestra parte está muy claro y por el señor secretario primero de la Mesa también, con lo cual si estamos todos de acuerdo con la enmienda transaccional, todos los grupos, entonces, lógicamente, se somete a votación la proposición no de ley con la enmienda in voce del Grupo Parlamentario Popular (Pausa).

Proposición no de ley, Grupo Socialista Canario, sobre áreas de gestión clínica en los centros asistenciales sanitarios. Saben ya, con las enmiendas; por lo tanto, a votar, y comienza la votación (Pausa).

Resultado: 50 presentes; 50 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

Señorías, se levanta la sesión hasta mañana a las nueve y media.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y veintisiete minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0216 Sobre Áreas de Gestión Clínica en los centros asistenciales sanitarios.