Diario de Sesiones 85/2013, de fecha 25/6/2013 - Punto 22

· 8L/C-1077 Comparecencia del Gobierno -consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la regularización de explotaciones ganaderas.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Con la comparecencia del Gobierno -del señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la regularización de las explotaciones ganaderas.

Para la primera intervención por parte del grupo solicitante de la comparecencia, doña Ana Guerra, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora Guerra Galván: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

El Partido Popular ha solicitado la comparecencia del Gobierno de Canarias para hablar sobre el subsector ganadero, tantas veces denostado en el planeamiento urbanístico y territorial de Canarias pero en el Grupo Popular, señorías, siempre hemos creído en sus posibilidades de desarrollo.

La regularización de estas explotaciones, que en muchos casos terminan prácticamente absorbidas por los asentamientos urbanos, es uno de los aspectos fundamentales en los que trabajó el Gobierno de Canarias en la pasada legislatura. Para ello, señor consejero, durante más de un año se trabajó en una estrategia para el sector ganadero, a la vista de la grave crisis económica que atravesaba.

Destacados técnicos se incorporaron a cuatro comisiones de trabajo para cuatro aspectos distintos. Miren, mejora de la calidad higiénico-sanitaria de las explotaciones ganaderas, mejora del abastecimiento alimenticio, mejora de la rentabilidad y competitividad de las empresas ganaderas y mejora de la calidad y la comercialización de los productos ganaderos.

Por cierto, la regularización de las explotaciones ganaderas fue uno de los aspectos más importantes de esta estrategia, pues, aunque históricamente la producción dominante en las islas ha sido la agrícola, el sector ganadero ha sido considerado, igual que el acuícola, fundamental para la diversificación de nuestra economía, señorías. Se estudiaron nuestras potencialidades y también nuestras debilidades y el documento concluyó en que merecía la pena apostar por la ganadería de Canarias.

Nuestra cabaña de caprino, por ejemplo, es una de las más importantes de España con tres razas autóctonas y es una de las producciones queseras más destacadas. De hecho, estamos libres de enfermedades como la brucelosis o la lengua azul, que afectan al resto de Europa.

Uno de los capítulos de coste importante está asociado a la alimentación del ganado y, en particular, al coste de los forrajes, que está condicionado por la reducida superficie disponible para pastos y el alto precio del pienso y el forraje de importación, y también -usted lo sabe bien, señor consejero- del agua.

Por el lado contrario, la industria derivada de esta producción ganadera de tanta calidad lamentablemente sigue sin tener el peso que debería. Apenas suma el 1,5% en nuestro Producto Interior Bruto, pero, mire, representa un tercio de la producción industrial de las islas.

La Estrategia de la Ganadería, señor consejero, apuntaba las ventajas, dos ventajas importantes: el creciente interés del consumidor por los productos locales, queso y miel principalmente, y la importancia de contar con más de 10 millones de consumidores potenciales, que es el turismo. Pero para ello apuntaban también la necesidad de revisar los planes de ordenación territorial para una mayor defensa del suelo rústico y sobre todo un incremento del número de explotaciones ganaderas legalizadas. Mire, para ello y como solicitaba la estrategia, señor consejero, la ganadería, se articuló una estructura, que espero que usted conozca porque usted formaba parte de aquel Gobierno, donde se trataba en el artículo 5 de la Ley 6/2009, de 6 de mayo, de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial para la Dinamización Sectorial y Ordenación del Turismo. Incluye el procedimiento de la regularización y registro de explotaciones ganaderas a solicitud de los titulares de la misma. Por eso le pedimos, señor consejero, hoy que nos explique cuál es la situación de estas explotaciones, cuántas se han legalizado y con qué ayudas ha contado el sector.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, el señor consejero.

Le ruego a sus señorías, por favor, silencio. Hay un murmullo en la sala permanente que afecta de manera considerable al que interviene en la tribuna.

Señor consejero, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra, don Juan Ramón.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas (Hernández Gómez): Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Los poderes públicos debemos velar por la mejor utilización de los recursos naturales, por la defensa de la naturaleza y por la protección del medio ambiente, teniendo siempre en cuenta que las prescripciones legales establecidas y el propio funcionamiento de las administraciones públicas no se conviertan en obstáculos que dificulten las iniciativas públicas y privadas que con observancia de la legalidad tiendan a la generación de riqueza.

En este marco se aprueba por esta Cámara la Ley 9/1999, de 13 de mayo, de Ordenación del Territorio de Canarias, posteriormente refundida con la Ley 13/1994, de 22 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias, mediante Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo. Con la misma idea, entra en vigor la Ley 6/2009, de 6 de mayo, de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial para la Dinamización Sectorial y la Ordenación del Turismo, siendo ahora más, más que nunca, ante la difícil situación económica que atravesamos, de vital importancia la regularización territorial y ambiental de las explotaciones ganaderas de las islas.

Este espíritu es el que lleva a la tramitación de un nuevo texto legal normativo que contemple la posibilidad de incluir variaciones destinadas a mejorar y adaptar extremos contemplados en la Ley de Medidas Urgentes, en lo relativo a la regularización y registro de explotaciones ganaderas, presentándose en su momento las alegaciones oportunas por parte de la Consejería de Agricultura. Las explotaciones cuya legalización se pretende al amparo de dicha norma de medidas urgentes se encuentran ya en funcionamiento e inscritas en el Registro de explotaciones ganaderas, por lo que resulta urgente su regularización ante la conveniencia de no paralizar su actividad.

La Consejería de Agricultura, a través de la Dirección General de Ganadería, es el órgano competente para la tramitación de dichas solicitudes de legalización, realizando los informes previos para ello a través de una encomienda de gestión suscrita con la empresa pública Gesplan, realizándose posteriormente, como usted bien sabe, señoría, los preceptivos trámites de audiencia a los cabildos insulares y a los ayuntamientos donde se encuentran situadas las explotaciones, información pública y, en su caso, tras el análisis de las alegaciones recibidas, se ultima, como también sabe, su tramitación, produciéndose por parte del Gobierno canario los acuerdos para la legalización territorial y ambiental.

Le voy a relatar a continuación la situación en cada una de las islas y en toda Canarias, refiriéndose, evidentemente, e incluyendo las solicitudes recibidas y las explotaciones legalizadas al día de la fecha. En Gran Canaria, el número de solicitudes es de 186, las explotaciones legalizadas han sido 54 y supone el 29% de las mismas; en Fuerteventura, 214, han sido legalizadas 53, que supone el 24%; en Lanzarote, 203 solicitudes, han sido legalizadas 54, lo que supone el 26%. El total de la provincia de Las Palmas de Gran Canaria supone el 26,7%. En lo que se refiere a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, en la isla de Tenerife han sido 234 las solicitudes, 65 legalizaciones, con el 27%; en La Palma, 110 explotaciones que han solicitado su legalización, 33 han sido legalizadas y suponen el 30%; en La Gomera, 8, 3 legalizadas, el 37%; en El Hierro, 13, 2 legalizadas, el 15%. El total en la provincia de Santa Cruz de Tenerife supone, de 365 solicitudes, 103 legalizadas, el 28,2, y en la provincia de Las Palmas, 603 explotaciones, 161 legalizadas, el 26,7%.

Durante el ejercicio del 2010, se regulariza una explotación. Los trabajos se intensifican a partir del último trimestre de ese año, procediéndose a lo largo de los años 2011 y 2012 a la legalización de 266 explotaciones. La mecánica para la aplicación de la Ley 6/2009, relativa a la legalización de explotaciones ganaderas, establece en principio dos vías en función de la antigüedad de las instalaciones y edificaciones, bien sean anteriores o posteriores al 15 de mayo de 1999, fecha de entrada en vigor de la Ley 11/1999, de Ordenación del Territorio. Se plantea, por tanto, una vía, que llamaremos directa, para las anteriores a esa fecha, con un procedimiento de tramitación en principio más sencillo, y una indirecta, para las posteriores al 15 de mayo de 1999, que en este caso supone un expediente de calificación territorial, previa declaración de impacto ambiental y la posterior licencia municipal, siempre que se encuentren en algunos de los supuestos de emplazamiento de suelo, de acuerdo con lo que se estipula en la ley.

Por otra parte, puede interpretarse además la existencia de una tercera vía, que sería la unión de las dos anteriores para las explotaciones con instalaciones y edificaciones ejecutadas, parte con anterioridad y parte con posterioridad al 15 de mayo de 1999, como ya he dicho.

Se destaca que ante la no menor complejidad del trámite de legalización se les ha dado prioridad a los expedientes que pudieran incluirse en la vía directa. Las otras dos vías descritas son efectivamente más complejas a la hora de su tramitación, dado que interviene no solo el Gobierno de Canarias, como departamento encargado de la ganadería, sino que también lo hacen los ayuntamientos y los cabildos.

Sin embargo, no puedo obviar, al referirme a este asunto, que nos hemos encontrado con algunos problemas derivados del desarrollo de la Ley de Medidas Urgentes. Esta ley plantea problemas a la hora de su aplicación que conviene aclarar, dado que de no haberse dilucidado suficientemente con nuevas iniciativas legislativas ha quedado demostrado que entorpecen el desarrollo previsto inicialmente en el espíritu de la norma.

En primer lugar, se destaca que los expedientes enviados al Gobierno para su legalización tras la aprobación, de acuerdo con los correspondientes decretos, han sido considerados a partir de la vía directa para acceder a la legalización efectiva, es decir, son los que reúnen todas las condiciones impuestas por la ley, sin dificultad, de una manera directa y sin mayores problemas de interpretación. Esto es, a), los inscritos en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Canarias antes del 15 de mayo de 1999 o con posterioridad pero con constancia documental de que existen anteriormente; b), los que no presentan un incremento de superficie significativo en sus instalaciones y edificaciones después de esa fecha, entendiéndose por ello que los aumentos reseñados no suponen un cambio sustancial en la naturaleza de la explotación; c), los incluidos en alguno de los supuestos de suelo enumerados en el artículo 5 de la ley; d), de los que consta informe técnico favorable de la empresa encomendada por el Gobierno para la realización de los estudios previos para su regularización; y, e), los informados favorablemente por parte de los servicios de la Dirección General de Ganadería.

Con todo lo anterior, señoría, se puede concluir que el aspecto que confiere una mayor complejidad al trámite de regularización de explotaciones ganaderas es el señalado sobre el incremento de superficie de edificaciones e instalaciones realizadas con posterioridad al 15 de mayo de 1999. Como digo, fecha de entrada en vigor de la Ley 9/1999, de Ordenación del Territorio.

Como ya he citado, se encuentra en este momento en un avanzado estado de tramitación el proyecto de esa nueva norma, que se ha definido como la Ley de Armonización y Simplificación en Materia de Protección del Territorio, el cual en su disposición, como usted bien dijo, adicional octava del texto propuesto modifica el artículo 5 de la Ley 6/2009, de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial para la Dinamización Sectorial y la Ordenación del Turismo, en relación con la regularización y registro de explotaciones ganaderas. Con relación a esto, la Consejería de Agricultura ha propuesto limitar al 40% los incrementos tolerables de las instalaciones y edificaciones para su posterior legalización, producidos en las explotaciones ganaderas, realizado después del 15 de mayo de 1999.

Por todo lo anterior, este departamento ha propuesto modificar el artículo 5, apartado 1, de forma que, mientras no varíe sustancialmente la naturaleza de la explotación en los términos propuestos, las mejoras realizadas con posterioridad al 15 de mayo que no supongan un cambio sustantivo en la naturaleza de la explotación y que fueron acometidas en sentido de una adecuación legal y racional de las condiciones funcionales -sanitarias, ambientales, estéticas y de bienestar animal- no impidan a la actividad agropecuaria acogerse a los beneficios de la misma. Además, en muchos casos, no siempre, estos incrementos detectados, llevados a cabo durante el dilatado periodo de doce años, son producto de una evolución lógica y moderada de la explotación ganadera y además frecuentemente inducidos por actuaciones de la propia Administración, dado que al ser explotaciones dadas de alta en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Canarias son tuteladas e inspeccionadas por los servicios de la Dirección General de Ganadería, en el sentido de adaptación de los sistemas productivos y de bienestar animal a la normativa sectorial emergente. Se pueden citar como ejemplos el techado de potreros, con elementos aligerados que no suponen edificaciones consolidadas, el pavimento de vías de acceso, la reubicación de estercoleros, las instalaciones complementarias para terneros, el almacén de piensos, etcétera, etcétera.

Esto, como le digo -ya no tengo mucho más tiempo-, creo que va a propiciar, si somos capaces de modificar a través de esa Ley de Medidas Urgentes, ese artículo 5, pues, probablemente la agilidad será mayor, aunque yo creo que hay que destacar que en este pequeño espacio de tiempo... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo.) cantidad de instalaciones ganaderas.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los grupos no solicitantes de la comparecencia.

El Grupo Mixto, don Fabián Martín, desde el escaño, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Señores diputados, buenas tardes.

Señor consejero, esta solicitud de comparecencia promovida por el Partido Popular debería servirnos al menos para reflexionar sobre las bondades, en caso de existir, de la Ley 6/2009, de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial, y en concreto al referido artículo 5, de regularización y registro de explotaciones ganaderas.

Como usted bien decía, existe una doble casuística para aquellas explotaciones ganaderas que quisieran entrar en la vía de la regularización, dependiendo de si estas existían antes o después de que se promulgase la Ley 9/1999, de Ordenación del Territorio de Canarias.

Sirva esto como precedente para entrar en la reflexión con los datos en la mano.

Como usted bien ha dicho, a día de hoy, y también en respuesta a una pregunta formulada desde el Grupo Mixto, con contestación de 19 de febrero de 2013, existían 968 solicitudes de regularización de explotaciones ganaderas en Canarias. De esas 264 han obtenido la correspondiente regularización. Pero si miramos bien a los datos que se ponían de manifiesto allá por el mes de marzo del 2011, nos daremos cuenta de que el exconsejero, el señor Berriel, cifraba en 695 peticiones en aquel momento. Quiere decir que el 71% de las solicitudes que manejamos a día de hoy se efectuaron antes de marzo del 2011, es decir, existió un pico creciente de solicitudes que ha minorado en los últimos tiempos. Esto es un dato que quiero reflexionar y sobre el que usted me gustaría que también diese su opinión, respecto a qué ha podido suceder para que las solicitudes hayan experimentado una evolución decreciente en los últimos años. Ya le digo que el 71% de esas solicitudes, del total de las 968, fueron registradas antes de marzo del 2011.

La regularización tenía -entendemos- una doble visión: la de permitir a aquellas explotaciones acogerse a un régimen de subvenciones públicas, o facilitarles esa vía, pero también el de dar estabilidad y posibilidades de proyección al sector primario. En este sentido, y con la modificación que usted ha enunciado hoy, ¿qué vías de desarrollo se les puede dar a esas explotaciones, unas creadas antes de la Ley 9/99 y otras asentadas con posterioridad? Pero también me gustaría que evaluase, primero, los motivos de rechazo de esas explotaciones, sobre las 968, a 264 se les ha otorgado la regularización. ¿Cuáles son los motivos principales para no concedérseles y qué perspectiva puede existir para las otras tantas explotaciones que están inscritas en el registro y que...?

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Belinda Ramírez, igualmente desde el escaño, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Ramírez Espinosa (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Muy buenas tardes a todos.

Bueno, yo coincido con los que me han precedido en el uso de la palabra sobre la importancia de este sector. Yo creo que estamos hablando de un sector, todo el sector primario en general, pero en este caso en concreto el de la ganadería, pues, que desde luego no es ajeno a los efectos de la crisis y que está pasando también por momentos difíciles.

Todo el sector primario en general, ya digo, los distintos problemas: el incremento de los precios de los combustibles con la consecuente subida de los precios de los insumos, la dura competencia con los precios de los productos de importación, el problema del relevo generacional, los problemas de la comercialización, etcétera. En fin, que son muchos los factores que juegan en su contra.

Pero, sin duda, es un sector que tiene una importancia estratégica para el archipiélago, no solo de cara al futuro sino además, pues, en estos momentos de difícil situación económica en los que muchas personas están volviendo a las actividades del sector primario. Por lo tanto, evidentemente hay que apostar por la diversificación económica y ello pasa por apostar alto y de una manera decidida por este sector y por poner en marcha medidas que permitan tener un sector primario en Canarias en mejores condiciones, un sector competente.

En cuanto a las explotaciones ganaderas en concreto, pues, evidentemente hay que seguir avanzando en la legalización de las mismas, de las explotaciones. Es importante que se les dote de una seguridad jurídica que les permita desarrollar su actividad de una manera más segura. Pero además porque de esta manera, pues, se permite también que cada explotación pueda cumplir con los requisitos ambientales, sanitarios y los requisitos de defensa animal.

Ciertamente, con ocasión de la Comisión de estudio del sector primario hemos tenido la oportunidad de escuchar la opinión de muchos de los comparecientes, de los representantes del sector, y la opinión generalizada es que se necesita un marco de regulación legal más específico, que la Ley de Medidas Urgentes necesita de una modificación que permita darle, pues, una mayor eficacia y que permita la solución a las explotaciones que están sin legalizar, y que permita la solución también a esa complejidad en cuanto a los trámites que se han de llevar a cabo en la regularización de las explotaciones ganaderas.

Esperamos, por tanto, que la modificación propuesta por la consejería del artículo 5.1 de la Ley de Medidas Urgentes, a través de esa disposición adicional octava del proyecto de Ley de Armonización y Simplificación en Materia de Protección del Territorio y de los Recursos Naturales, pues, ayude a ello. Ayude a ello de manera que se consiga una mayor agilidad y una menor complejidad a la hora de regularizar las explotaciones.

Por lo tanto, simplemente animarle a que siga trabajando en este sentido, que siga dando respuesta al sector y que se realicen todos los esfuerzos necesarios para cumplir con el máximo objetivo en cuanto a la regularización de las explotaciones ganaderas de Canarias, porque ello redundará, sin duda, en que el sector cuente con unas instalaciones más modernas y con unos métodos de producción más competitivos.

Nada más. Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don Javier Morales, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Morales Febles: Muchas gracias, señor presidente.

Efectivamente, el sector ganadero es una de las actividades que en este momento puede ser una respuesta para la creación de empleo en una situación de crisis, puesto que sus productos, los alimentos derivados de la ganadería, siguen teniendo demanda en cualquier situación. Y no solo eso sino que también tenemos recursos humanos preparados en Canarias para desarrollar esta actividad.

Nos parece que esa estrategia del sector ganadero, sobre la cual además ahora el Gobierno, pues, sé que está trabajando, actualizándola y modernizándola, tiene que avanzar por la vía de la sostenibilidad para conseguir el mayor grado posible de autosuficiencia, en la producción forrajera especialmente, a partir de recursos o subproductos como aguas residuales que pudieran depurarse y transformarse como fuente de riego para estos forrajes, y no solo esa actividad sino también la transformación de los productos agrarios, el trabajo en el mercado. Todo este conjunto de actividades puede mejorar la competitividad de este sector.

Realmente también nos parece que todos los problemas de impacto, como actividades molestas, olores, impacto visual, ordenación dentro del territorio, gestión de residuos, disponemos de la tecnología necesaria para resolverlos y poder contar con ese sector ganadero competitivo y con esos productos de calidad que creen empleo en nuestra tierra.

Por ello animamos también al consejero para que todas aquellas medidas que en este nuevo proyecto de ley ayuden a estas explotaciones agrarias a estar regularizadas se pongan en marcha lo antes posible. Incluso creo que todos los aspectos derivados de la directiva europea que tienen que ver con la mejora de las condiciones de la ganadería y las directivas y las normas que tienen que ver con la sanidad, tanto de la explotación como de sus productos, quizás no debieran estar ni siquiera limitados a ese 40%, sino que todo aquello que sea preceptivo por ley, sobre todo relativo a sanidad, pues, debería tener el margen suficiente para que el ganadero se pusiera en marcha y mejorara y modernizara sus explotaciones.

Por tanto, esperamos que este trabajo se lleve a cabo con la máxima celeridad y escuchando al sector para darle la mejor solución en el tiempo más rápido posible.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, doña Ana Guerra, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora Guerra Galván: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, las cifras que usted ha facilitado esta tarde no son ni parecidas a las que usted me ha facilitado en una pregunta que le he hecho con respuesta por escrito, pero, bueno, vamos a ver si nos aclaramos.

Mire, señor consejero, hay un refrán muy nuestro que dice "querer es poder" y a mí me gustaría decirle que, si querer es poder, se puede mucho más trabajando. Lamentablemente trabajo es lo que le falta a este Gobierno. Sin capacidad de liderazgo, sin compromiso, sin trabajo, señorías, es muy difícil sacar adelante a estos ganaderos, que requieren de dirigentes políticos que no se conformen sino que quieran ir a más.

Vamos, por tanto, al grano, señor consejero. En mayo del 2009, se aprobó el sistema para regularizar las explotaciones ganaderas. Se aprobó una serie de modelos previstos en la legislación vigente que primaban a las explotaciones que siguieran determinados parámetros de calidad y que acreditasen estar funcionando con anterioridad al año 1999, como usted bien dijo antes. A una pregunta que formulé a su consejería encontramos que en cuatro años ustedes han recibido unas mil solicitudes de legalización. ¿Cuántas se han legalizado? Pues en su contestación dice que tan solo 268 a diciembre del 2012. Es decir, señor consejero, que este Gobierno tan solo ha sido capaz de dar el visto bueno a una de cuatro solicitudes. En el año 2010, primer año de funcionamiento de este sistema, se legalizó la primera de ellas; en el 11, señorías, 223 explotaciones; en el año 2012 -y permítame la expresión-, siendo usted consejero, la ridícula cifra de 40 explotaciones. Esto quiere decir que en sus cajones o bien en los cajones del señor Berriel, consejero responsable del territorio, se acumulan tres cuartas partes de las solicitudes. 700 expedientes de personas que quieren tener sus papeles en regla y que llevan esperando, en algunos casos, cuatro años a que ustedes, señorías, se decidan a mover estos papeles.

Mire, le voy a dar datos por provincias, que usted nos ha facilitado hace escasas semanas. Hablamos de 442 explotaciones en la provincia de Las Palmas -lo tengo aquí, señor consejero, o sea, que es lo que usted... (Ante las manifestaciones del señor consejero.); mire, el 28 de mayo me mandó esta contestación (Mientras muestra un documento a la Cámara.)-, hablamos de 442 explotaciones en la provincia de Las Palmas que han pedido ser legalizadas y usted aún no ha dado respuesta. Y, señor consejero, 262 en Santa Cruz de Tenerife. Pero, mire, hay más, según las cifras aportadas por la Dirección General de Ganadería, en las islas Canarias hay aproximadamente 7.500 explotaciones. Usted ha legalizado 268. ¿No le parece poco, señor consejero? Mire, los papeles están muy claros, el resto de las solicitudes está en trámite. Esto quiere decir, simple y llanamente, parada dentro del laberinto de burocracia que es su gobierno. Y le voy a decir, son los mismos vicios adquiridos que observamos en todo su Gobierno, la misma parálisis que tenemos en materia de dependencia, en materia de discapacidad, en vivienda, en carreteras, en materia de costas... Y luego este Gobierno lo achaca todo al Gobierno de la nación, al Partido Popular, a la Unión Europea y a cualquiera que pase por aquí. Ahora, ustedes no tendrán, señorías, nunca que asumir sus responsabilidades.

Lo mismo ocurre dentro de su consejería y le puedo poner tres ejemplos distintos: la desaladora de Guía, de Gran Canaria, y el resto de obras hidráulicas, los pagos del Posei, las ayudas del Programa de Desarrollo Rural y el Fondo Europeo de Pesca. Todo en este Gobierno es espera para el ciudadano. Señorías, todo, todo, es lentitud. Así, señorías, es muy difícil que Canarias avance.

Y esto no es lo único. Mire, en la Estrategia de la Ganadería de Canarias se preveía utilizar ayudas del Programa de Desarrollo Rural para subvencionar la puesta al día de estas explotaciones ganaderas. Se trataba de fondos otorgados para que los ganaderos pudieran adaptar sus edificaciones e instalaciones a los requisitos de la Ley de Medidas Urgentes del 2009, además de ponerse al día en cuanto a condiciones sanitarias, ambientales, funcionales y estéticas, fundamentales y específicas para cada una de las explotaciones. En su decreto de legalización, usted a esta diputada responde, a una pregunta, que "sinceramente, me preocupa mucho"; que en el año 2011 no otorgó ninguna subvención de manera específica y para este fin al no haberse solicitado previamente; para el 2012 señala que no se hizo convocatoria de subvenciones debido a restricciones presupuestarias. Señoría, entonces díganos para qué queríamos ese dinero en el presupuesto. ¿Qué ha hecho con él?

Mire, el Presupuesto de la Comunidad Autónoma para el 2012 y 2013 les delata. En el 2012 destinaron ustedes 140.000 euros para legalizar explotaciones ganaderas y en este año tan solo dedican 60.000 euros. Todo ello dentro de una partida dirigida al desarrollo ganadero que en los Presupuestos del 2012 no ejecutó, señor consejero, ni el 10% del dinero previsto. Señorías, 60.000 euros para 8.000 explotaciones: ¿tiene la culpa de todo esto el Partido Popular, señor Hernández?

Mire, mañana vamos a hablar en este Parlamento de la Estrategia para el tomate de exportación y la necesidad de su cumplimiento, y también es preciso cumplir la Estrategia de la Ganadería y es momento de cumplir la Estrategia del vino y del queso de Canarias, y hay que sacar de los cajones de la Consejería de Política Territorial el Plan regional de ordenación de la acuicultura. Todos estos documentos están vigentes, señor consejero, cuentan con el consenso del sector, pero en manos de ustedes, señores del Gobierno, esta estrategia no sirve para nada, son papel mojado.

Mire, estamos hablando de documentos muy bien pensados por personas que emplearon su tiempo y sus conocimientos en ellos y que tienen soluciones, pero que, como dije al principio, hay que tener voluntad, hay que trabajar por el campo de Canarias.

Actualice la Estrategia de la Ganadería, señor consejero, y aplique las recetas que contiene: más ayuda a la comercialización, mejore la distribución de los fondos del Posei y favorezca que el REA costee cada vez en mayor medida a los productores locales, más productos de Canarias en los lineales de los supermercados y en las cartas de los hoteles, más agilidad en las ayudas del Programa de Desarrollo Rural.

Y, señor consejero, por favor, cumpla con su obligación y proceda cuanto antes a desatascar todos estos expedientes ganaderos que quieren legalizar sus explotaciones. Si usted sigue dejando esos papeles en un cajón, ellos no podrán legalizar sus explotaciones y seguirán sin poder optar a las ayudas. Cumpla su palabra, señor consejero, precisamente usted que está muy necesitado de credibilidad después de lo ocurrido con Gestión del Medio Rural de Canarias.

Mire, y le recuerdo que ustedes todavía... cerca de 11 millones a los productores de ovino y caprino de Canarias. Hace dos meses que el presidente del Gobierno se comprometió a pagar 2,4 millones de euros a los productores. Mire, no lo ha cumplido: ¿quién va a creer en este Gobierno?

Mire, Canarias necesita, y más pronto que tarde, que se pongan las pilas, que los presupuestos se ejecuten en su totalidad y que lleguen las ayudas en mayor medida a sus destinatarios.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Agricultura, don Juan Ramón, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas (Hernández Gómez): Gracias, señor presidente.

Señor Martín, decía usted que efectivamente se ha aminorado el ritmo de solicitudes planteadas por los ganaderos de Canarias. Es normal. Nosotros estimamos que las explotaciones, de acuerdo con las solicitudes que hacen de las ayudas, están en torno a las 1.200-1.300 explotaciones y, por tanto, ya llegar a las 900, estamos llegando prácticamente a un límite importante, prácticamente raspando el máximo de las explotaciones que de alguna forma... (Abandona su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González.) Y digo que yo creo que es un dato importante el hecho de que acudan a las ayudas. Esas 1.200 explotaciones son las que realmente están en Canarias. Se habla de 7.000 explotaciones, pero ahí entra otro tipo de actividades que tienen que ver con la ganadería, como es el tema de los caballos, que también tienen, o las cuadras de caballos, que también tienen la consideración de explotaciones ganaderas. En fin, todas estas cosas. Pero en realidad yo creo que se está alcanzando la cifra que nos lleva prácticamente a esa realidad de las explotaciones ganaderas en Canarias.

Decirle además e insistir en lo que dije en mi primera parte de la exposición: creo que en este momento la traba la tenemos en ese artículo 5, en el apartado 1, y es necesario, sin duda alguna, destrabarlo, como consecuencia de la modificación a través de la Ley de Armonización. Y puedo poner un ejemplo, un ejemplo que yo creo que es importante. Podemos tener, imagínese que estamos ante una explotación de ganado vacuno de leche con 25 cabezas en producción, que realiza una pequeña edificación complementaria después del 15 de mayo para instalar los equipos de enfriamiento, de enfriado de la leche, un habitáculo para la recría de terneros, lo que supone un incremento de superficie de instalación y edificaciones. Evidentemente, con la mejora realizada, esta sigue siendo una explotación que trabaja con la misma especie y con el mismo número de cabezas en producción, por lo que no puede entenderse, tal y como así lo recoge la norma, que se ha producido un cambio sustantivo en la naturaleza de la explotación. Por lo tanto, yo creo que evidentemente esto nos lleva necesariamente a la modificación que permita -y así lo hemos hecho saber a la consejería correspondiente-, atendiendo a que el límite -entendemos- de esa ampliación, pues, que se establezca en el 40%. Yo creo que mejorar en este caso la instalación, como antes he dicho en ese ejemplo, y que se sigue manteniendo la misma cantidad de cabezas de ganado, pero se mejora, desde el punto de vista medioambiental, desde el punto de vista sanitario, la explotación, pues, prácticamente entra en colisión con aquellas que, no habiéndose movido, siguen obteniendo la autorización sin adaptarse a la normativa. En fin, yo creo que esto sin duda es el motivo que nos debe hacer recapacitar en ese sentido y en eso estamos trabajando.

Yo, al contrario de lo que aquí se ha dicho, a mí me parece que se ha hecho un gran trabajo. Es decir, el Partido Popular, como bien se ha dicho, gobernaba la consejería hasta el año 2010, se legaliza una granja. Yo, que recuerde, entré en julio del año 2011, julio del año 2011, o sea, medio año del 2011, y entre el medio año del 2011 y el 2012 se legalizan 266. Bueno, pues, yo creo que ahí está el trabajo y me parece importante. Es decir, que tengamos más del 25% de las explotaciones ganaderas en Canarias legalizadas a través del esfuerzo hecho en estos últimos dos años, pues, me parece un éxito terrible.

Yo creo que se puede reflejar, ya que siempre atendemos a los datos macroeconómicos, a mí me parece, y yo no he querido venir nunca a decir eso aquí, pero hoy lo voy a decir: el año pasado mi sector, el sector primario, creció un 8% en el Producto Interior Bruto, un 8%. Yo creo que eso es un dato revelador de lo que está aconteciendo. Mi sector, o sea, el sector primario, está 6 puntos por debajo de la media canaria en el desempleo; nosotros estamos en torno al 27%, mientras que el resto, el conjunto de las actividades, está en el 33. Yo creo que son datos esclarecedores, yo creo que son bastante llamativos respecto de lo que está aconteciendo y que evidentemente son motivo de crítica fundamentalmente por parte del Partido Popular, que yo no lo había mencionado; aquí hemos venido a hablar de las granjas, hemos venido a hablar de la legalización de las granjas y no me he metido a echar culpas a nadie de lo que está aconteciendo en este país, en fin, de los 5 o 6 millones de parados, no lo sé. Yo eso ya no entro en eso.

Pero, evidentemente, yo creo que se ha hecho un gran trabajo. Es cierto que tenemos en este momento dificultades para poder quizás caminar con más ligereza respecto de la legalización de las granjas y es necesario, sin duda, modificar la ley que nos permita acelerar el proceso. Yo creo que hay una concienciación extraordinaria por parte de la consejería y entendemos, como ya lo hemos dicho en muchas ocasiones, que para nosotros el subsector ganadero es determinante en la economía canaria y para eso estamos buscando por todos lados fondos que permitan contemplar las ayudas y desde luego de alguna forma incrementarlas.

Ya lo he manifestado aquí alguna que otra vez: hemos modificado por primera vez en la historia el REA y precisamente en este momento prácticamente se han pagado todas las ayudas, incluidas esas ayudas que suponen 6 millones más de incremento al conjunto, tanto a los tomateros como a los viticultores como a los propios ganaderos. Yo creo que eso, como digo, es histórico, nunca se había dado en la historia de esta comunidad autónoma, la modificación del REA, y por primera vez se hace.

En esa línea vamos a seguir trabajando, señoría, y espero, sinceramente, que no se sigan mezclando aquí cuestiones que no tienen nada que ver con lo que está aconteciendo en la realidad canaria y que desde luego, pues, bueno, se pueda entender... Repito, si nos referimos a esos datos a los que sistemáticamente se alude cuando queremos justificar situaciones, pues, yo vuelvo a repetir, para que quede claro, mi sector el ejercicio pasado creció un 8% y mi sector el año pasado también daba datos de empleo diferentes a lo que acontece con el resto del empleo general en Canarias.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1077 Sobre -Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, sobre la regularización de explotaciones ganaderas.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico