Diario de Sesiones 86/2013, de fecha 26/6/2013 - Punto 7

· 8L/PNL-0247 Proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la residencia y el trabajo de extranjeros no comunitarios en Canarias.

El señor presidente: Siguiente proposición no de ley, del Grupo Nacionalista Canario, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la residencia y el trabajo de extranjeros no comunitarios en Canarias.

Tiene tres enmiendas, por este orden: Grupo Parlamentario Popular, Grupo Mixto y Grupo Socialista Canario.

Para la defensa de la iniciativa tiene la palabra don Ignacio González Santiago.

El señor González Santiago: Muchas gracias, presidente. Señorías.

La justificación de esta proposición no de ley, de esta PNL, que traemos hoy aquí se puede definir con el acrónimo NEU, porque proviene de una necesidad social: trabajo; responde a una exigencia social: que hagamos algo; y a una urgencia: que lo hagamos ya.

Si además esta PNL no contraviene en nada nuestro ordenamiento constitucional ni los tratados de la Unión Europea sino, al contrario, proviene del bloque constitucional que conforma la propia Constitución española y el Estatuto de Autonomía de Canarias y en desarrollo del artículo 37.1, de dicho artículo, esta Cámara y los grupos que apoyan al Gobierno y mi grupo, el Grupo Nacionalista, quiere que el Gobierno de Canarias se siente con el Gobierno de España y regulen la residencia y el trabajo de extranjeros no comunitarios en Canarias, poco más tenemos que hablar de la justificación de esta iniciativa. Porque quién puede discutir en esta Cámara, qué parlamentario o parlamentaria canario, con la actual situación social que padece nuestra gente, que los canarios puedan encontrar en su tierra antes un puesto de trabajo que cualquier extranjero no comunitario de cualquier parte del mundo. ¡Nadie! Y como nadie puede discutir eso, no voy a perder ni un solo minuto en defender lo que se defiende solo y tiene 385.000 motivos para ser aprobada en este Parlamento por unanimidad. Así que voy a pasar al grano.

Agradezco a todos los grupos, a los que apoyan al Gobierno, en este caso el Grupo Socialista, y a los grupos de la Oposición, al Partido Popular y al Grupo Mixto -Nueva Canarias, PIL-, el que hayan querido aportar su visión en un tema, el tema, fundamental en Canarias en este momento, el trabajo e n forma de enmiendas a la proposición no de ley del Grupo Nacionalista.

Y ahora les voy a decir lo que vamos a hacer. Nosotros pedimos que en desarrollo del artículo 37.1 del Estatuto de Autonomía el Gobierno de Canarias se siente con el del Estado y regule la residencia y el trabajo de extranjeros no comunitarios en Canarias. Y el PP dice: "primero que elabore las propuestas el Gobierno de Canarias"; y Nueva Canarias dice -Nueva Canarias, PIL-: "y que las traiga aquí primero"; y nosotros decimos: "pues, claro, claro, cómo se va a sentar el Gobierno de Canarias con el Gobierno de España sin tener elaboradas primero las propuestas en este tema". ¡Y cómo va a ir a sentarse, una vez que las tenga elaboradas, sin traerlas aquí, a esta Cámara, cuando el Estatuto de Autonomía, y ustedes todos se han leído porque en las enmiendas a la PNL todos lo citan, todos los grupos, que hablará en nombre de Canarias y la Cámara de representación de Canarias, de nuestra gente, es esta! ¡Claro que las tiene que volver a traer aquí cuando las tenga antes de sentarse en Madrid!

Así que, aunque eran dos cuestiones que para este portavoz eran obvias, a veces las obviedades nunca sobra aclararlas, y están bien aclaradas por las dos enmiendas del Partido Popular y del Grupo Mixto -Nueva Canarias, PIL-. Así que las aceptamos, ambas, completas.

Y dice el Grupo Socialista también que incluyamos un esfuerzo más en formación a los canarios para que la mayor productividad de los trabajadores de aquí sea un factor decisivo frente a otros trabajadores de fuera, de otros territorios; y nosotros decimos, "es verdad, claro que sí", y también la aceptamos.

Y dice Nueva Canarias, PIL que también es necesario para crear empleo poner en marcha políticas activas de estímulo al crecimiento económico, y tiene razón y, si se puede, y se tendrá que poder y más ahora que después hay otra PNL hablando del déficit y de la flexibilización de ese déficit, hay que hacerlo, porque es importante. Tiene razón también Nueva Canarias y también lo aceptamos.

Y era lógico que este grupo aceptara las propuestas en un tema, en el tema capital para Canarias en este momento, del resto de los grupos, porque no se trata de apuntarnos ningún tanto, se trata de que esta Cámara responda a una necesidad social, a una exigencia de nuestra gente y dé una solución de una vez por todas dentro del marco estatutario y sin que sirva la solución a un problema, sin que se convierta en otro problema, que no estamos aquí para eso y nuestra gente está cansada. Así que era lógico que aceptáramos todas las propuestas, porque aquí, en esta Cámara, todos queremos lo mismo -de eso estoy completamente convencido-, y que es que los canarios y canarias en paro encuentren pronto un puesto de trabajo en su tierra.

Por lo tanto, de las enmiendas de los grupos de la Oposición y del otro grupo que apoya al Gobierno he hecho esta enmienda transaccional completa incluyéndolas todas, que ahora les pasaré, y que digo, en un primer número, en un primer punto: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias, en desarrollo del artículo 37.1 del Estatuto de Autonomía de Canarias, a elaborar las propuestas que estime convenientes sobre la residencia y el trabajo de extranjeros no comunitarios en las islas y presentarlas ante esta Cámara" -Grupo Parlamentario Popular con añadido del Grupo Mixto (Nueva Canarias, PIL)-.

Punto dos -la nuestra-: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a solicitar al Gobierno del Estado la reunión de la Comisión Bilateral Canarias-Estado para elevarle las propuestas anteriores".

Punto tres -Grupo Socialista-: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a continuar reforzando su oferta educativa y formativa para garantizar que la mejora de la productividad de los trabajadores y trabajadoras de Canarias venga de la mano de una mejora de sus capacidades y no de un ajuste en sus salarios, de manera que se haga más atractiva su contratación para las empresas que operan en las islas que la de trabajadores y trabajadoras que vengan de otros territorios".

Punto cuatro -Grupo Mixto (Nueva Canarias, PIL)-: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a promover políticas de estímulo y crecimiento de la actividad económica y a favorecer el acceso al crédito a las empresas y a las familias, única forma de hacer frente a la destrucción de empleo que la crisis ha generado en las islas, exactamente 162.735 inscritos menos en la Seguridad Social".

No he tocado nada, ni una coma. He aceptado, en nombre de mi grupo, todas las propuestas, porque cree mi grupo, y estoy seguro de que todas sus señorías, que es necesario que este Parlamento se pronuncie de una vez, se pronuncie sin alharacas, desarrollando el propio Estatuto de Autonomía, en un tema como este, el tema, el más importante, el trabajo, unánimemente, y que el Gobierno de Canarias, una vez que discuta con nosotros, de nuevo con todos los grupos y tenga el respaldo de toda esta Cámara, se siente con el Gobierno de España y arreglen eso.

Muchas gracias, señorías. Gracias, presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Ignacio.

Para la defensa de las enmiendas, Grupo Parlamentario Popular, doña María Teresa Pulido, doña Maite Pulido.

La señora Pulido García: Gracias, presidente. Buenos días.

Señorías, la verdad es que es una irresponsabilidad traer de nuevo el tema de limitar los permisos de residencia a esta Cámara, porque esta historieta está bien para el blog dominical del señor Rivero, y les voy a explicar por qué, porque son varios los motivos.

Mire, primero porque el marco jurídico es muy claro. Somos miembros de la Unión Europea de pleno derecho pero todo derecho lleva consigo sus obligaciones. Uno de los pilares básicos de la Unión es la libre circulación de los ciudadanos de los diferentes países. El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea no se hizo con este fin perverso que ustedes le quieren dar, no se hizo pensando en quebrar el principio de libre circulación. Efectivamente ha habido países con los que se han negociado limitaciones concretas y temporales en sus actas de adhesión, pero ni el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea recoge limitar los permisos de residencia ni lo recoge nuestra Constitución ni siquiera nuestro Estatuto de Autonomía, que en su artículo 37.1 lo único que recoge es que la Comunidad Autónoma de Canarias podrá elevar al Gobierno propuestas sobre la residencia y el trabajo de los extranjeros en Canarias, pero esa previsión de nuestro Estatuto no puede en ningún caso ir contra la libre circulación ni en contra del principio de no discriminación por razón de nacionalidad.

Y sé, señor González, que usted en la parte estrictamente propositiva nos hablaba -ahora con esta transaccional- de extranjeros extracomunitarios, aunque en su exposición de motivos la verdad es que hace un totum revolutum que, le repito, es una práctica ya habitual en el presidente Rivero eso de mezclar las churras con las merinas y despacharse a gusto abriendo el telediario, abriendo el telediario de la televisión pública de Canarias con esos exabruptos en su blog, pero la verdad es que no procede darle forma de proposición no de ley y traerlo a un Pleno.

Miren, señorías del Partido Socialista, ustedes quieren estar pero sin que lo parezca y por eso han presentado esta enmienda de adición, que nada tiene que ver porque ustedes hablan del respeto a la libre circulación y en la propuesta de resolución hablan de los permisos de residencia a los ciudadanos extracomunitarios. La verdad es que, señores del Partido Socialista, es para hacérselo mirar, lo suyo es para hacérselo mirar. No pueden ser partícipes de esta ocurrencia nacionalista y seguir tragando para que su secretario general siga sentado en el sillón azul a la vera del señor Rivero.

Miren, estas medidas que ustedes proponen no tienen ni respaldo jurídico ni van a tener nunca el apoyo del Grupo Popular.

Señorías, en segundo lugar, pero no menos importante, alentar bajas pasiones en una sociedad que está pasando muchas dificultades económicas es muy peligroso. Les voy a poner un ejemplo cercano con el que me entenderán. Estamos asistiendo a la creación de formaciones políticas radicales en nuestro entorno cercano. Y todo esto es debido al desencanto de los ciudadanos por la política en general, pero, mire, países como Grecia están sufriendo movimientos xenófobos de gente que grita en la calle que, mientras haya un griego sin trabajo, no cabe un extranjero más. Entiéndanme bien, no quiero decir yo con esto que ustedes pretendan nada ni en la sombra parecido, pero sí les llamo a la reflexión. Este tipo de iniciativas no son responsables viniendo de un grupo que apoya al Gobierno.

Pero sí me gustaría saber hasta dónde quieren ustedes llegar, porque primero fue trabajo solo para los locales, luego fue limitar la libre circulación de comunitarios y ahora limitar los permisos de trabajo de los extranjeros. ¿Qué pretenden? El señor Rivero cada vez que hay elecciones se saca de la chistera este tema de la inmigración y culpabiliza a una minoría de inmigrantes de las aterradoras cifras del desempleo en Canarias, pero, la verdad, aún faltan dos años para las próximas elecciones. A no ser, claro está, que esto sea un guiño a un sector de su partido para contentarlo. Muchos guiños tendrá que hacer el señor Rivero porque la verdad es que últimamente los propios nacionalistas bajan la cabeza e intentan evitar la foto con un presidente desgastado y alejado de la realidad. Es tan bochornoso a veces lo escrito por Rivero, o no se sabe muy bien por quién pero en el blog de Rivero, que la única diputada nacionalista del Congreso de los Diputados -sí, esa que se oye en los mentideros que va a ser la sucesora de Rivero-, al ser preguntada en una radio el lunes decía, literalmente, que ella no había leído el blog ni el artículo de su líder, que los domingos los dedica a otra cosa. Sí, la señora Oramas.

Y, en tercer lugar, me voy a centrar en los datos que recoge en su exposición de motivos, señor González, datos del 2010 que trae usted hoy aquí de manera malintencionada para generar alarma. Usted acude hoy a hacerse trampas al solitario, oculta que, aunque según los datos del Instituto Nacional de Estadística seguimos teniendo un saldo migratorio positivo, el tanto por ciento es del 0,95, es decir, nada significativo. Habla usted incluso de superpoblación, cuando la realidad es que, desgraciadamente, nuestro país ha perdido su principal atractivo para los inmigrantes, porque era el auge económico el que tenía efecto llamada. Desgraciadamente, señorías, la pobreza, el desempleo y la exclusión social que sufrimos en Canarias carecen de aliciente para que esta población extranjera, que, como usted dice, se multiplicó en otras épocas por cuatro, acuda a nuestra comunidad autónoma en busca de empleo, porque saben que no existe.

Mire, hablando de cifras de superpoblación, Canarias tiene una superficie de 7.493 km y una población de 2,2 millones. Si lo comparamos con Madrid, que tiene 8.032 km y 6,4 millones, pues, mire, la densidad de población en Canarias, como usted bien dice en la exposición de motivos, es de 284, pero en Madrid es de 809. ¿Alguien ha oído hablar de superpoblación a la Comunidad Autónoma de Madrid?

Señorías, sobre inmigración sería importante tener dos cosas claras. En primer lugar, y con las cifras reales en la mano, cada día llegan menos inmigrantes, 37 permisos de trabajo en la primera mitad de 2013, frente a los 118 que se concedieron en el año 2012, y estos son datos oficiales. Por lo tanto, estamos hablando de limitar la entrada de una minoría frente a las multitudes a las que Rivero culpa de los casi 400.000 parados de nuestras islas.

La verdad es que no entendemos el sentido de esta proposición no de ley y por ello desde mi grupo les presentamos esta enmienda, en la que les instábamos a que hagan ustedes, primero, las propuestas que estimen convenientes y ya luego veríamos.

Miren, señorías, en segundo lugar, sería importante recordar que los que están viniendo vienen a ocupar puestos que son de difícil cobertura. Y les quería recordar un artículo que salía con unas palabras de la Confederación Canaria de Empresarios, que desvelaba ayer que, mientras el pasado año 18.700 trabajadores residentes en Canarias perdieron su empleo, 13.900 ciudadanos comunitarios fueron contratados por las empresas isleñas. Igual será que lo que debemos mejorar es la formación y la cualificación de las personas que tenemos en nuestra tierra, y eso sí es trabajo de este Gobierno y del Servicio Canario de Empleo. La verdad es que valía más formar a nuestra gente que llamar a la fobia sobre el trabajador de fuera.

También sería bueno que echaran sus señorías un vistazo a la pirámide poblacional y a las previsiones que tiene el Instituto Nacional de Estadística, porque la sociedad española será una sociedad altamente envejecida. En unos años uno de cada tres ciudadanos tendrá más de 65 años, una auténtica amenaza para nuestra economía. Pero probablemente cuando superemos esta crisis volveremos a ser receptores de inmigrantes y, como decía un analista hace unos meses en El País, serán ellos los que darán color a nuestro horizonte gris.

Y también sería importante tener memoria y, como es de bien nacidos ser agradecidos, sería interesante recordar nuestro pasado y a nuestros emigrantes. Señor González, ¿qué sería hoy de muchos canarios si Cuba y Venezuela hubieran hecho esto con nuestros abuelos? Están ustedes jugando con retórica e hipocresía en un tema que es sensible. Señores nacionalistas, les pido que reflexionen, los datos reales están ahí.

Señores del Partido Socialista, quién los ha visto y quién los ve.

Este tipo de propuestas en el blog de Rivero ya es hasta normal, pero en un Pleno, en un Pleno del Parlamento de Canarias, no es serio. Datos totalmente desequilibrados, por no decir falseados: ni crecimiento de la inmigración ni superpoblación. Nada de lo que ustedes hoy vienen a contar aquí es verdad. Lo único cierto es que en Canarias se sigue destruyendo empleo, mientras que en España empiezan a crearse puestos de trabajo.

Señores del Gobierno y grupos que lo apoyan, menos distraer la atención y pónganse a trabajar por y para los ciudadanos que viven en nuestra comunidad autónoma.

Y, mire, señor González, la verdad es que la cuarta... en esta transaccional que nos da, que decía, en el punto 3 dice: "mejorar las capacidades... no de ajuste en sus salarios, de manera que se haga más atractiva su contratación para las empresas que operan en las islas", pero ¿lo de "los trabajadores y trabajadoras que vengan de otros territorios?". Ese texto es discriminatorio, no se lo vamos a aceptar desde el Grupo Popular. O sea, es bueno cualificar a nuestra gente y que las empresas que están en Canarias contraten a los canarios, a los que residen... (Se interrumpe el sonido producido por el sistema automático de control y el señor presidente le concede un tiempo adicional.) pero por su cualificación, señor González.

Respecto al punto 1, que incorpore nuestro punto, evidentemente queremos saber qué propuestas quieren llevar ustedes. Es que hay que empezar las cosas por el principio y no por el final. Entonces evidentemente hay que saber las propuestas que quieren llevar ustedes, porque, ya le digo, usted venía hoy a hablar aquí de extracomunitarios en su parte propositiva; en la exposición de motivos, como ya le dije, lo mezcla todo un poco y el señor Rivero en su blog habla de no permitir la libre circulación de los comunitarios, interpretando malintencionadamente unas palabras del Consejo Económico y Social Europeo, que no han sido así como él las cuenta.

Con lo cual, señor González, no vamos a aceptar esa parte de la enmienda que usted nos propone. Ahora nos dirá si la va a cambiar.

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Gracias, doña Maite Pulido.

Por el Grupo Parlamentario Mixto tiene la palabra don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señorías. Señor presidente.

Vamos a ver, una cosa es la propuesta, otra el debate y otra el momento. Los temas vinculados a la protección del mercado de trabajo de cualquier comunidad del mundo son siempre asuntos delicados, que es fácil equivocarse, y en esta tierra nuestra es recurrente poner sobre la mesa este debate, y es legítimo hacerlo. Lo que hay es que hacerlo con rigor, con mesura, con precisión, con respeto y procurando no hacer política de la barata con esto.

Hace una década y algo surgió, una vez más, este debate en Canarias, y surgió de la fuerza política que gobernaba entonces y da la casualidad de que en esa época presidía yo el Gobierno de Canarias. Y lo que hice fue lo que debe hacer -creo yo- un gobernante cuando entra en una materia compleja, difícil, con aristas, con dificultades, y fue nombrar un comité de expertos, donde había gente de aquí y de fuera de aquí, donde había juristas de aquí y de fuera de aquí, demógrafos, sociólogos, economistas. Y se hizo un documento que se llamaba Diagnóstico sobre población e inmigración en Canarias, el único trabajo institucional que conozco en profundidad en la materia. Y creamos, creé aquel comité de expertos porque sabía que las aristas, los problemas, el debate, había que dirigirlo, acotarlo, hacerlo con rigor, con responsabilidad, actuando sobre las variables que mueven la demografía, que son esencialmente variables de orden económico. La demografía va detrás de la economía, exceptuando si hay situaciones de catástrofe natural, pero la gente va donde hay trabajo y se va de donde no hay trabajo. Esto es elemental.

Bueno, en aquel interesante trabajo -que, por cierto, nadie cobró, les pagábamos...; y había gente tan prestigiosa, diversa, ¿no?, aquí está el listado, yo les recomendaría a los del Gobierno que repasaran... Estas son (Mientras muestra un documento a la Cámara.)- se hace un diagnóstico, que es un documento gordo, luego se hacen conclusiones y se hacen propuestas operativas en relación al asunto, entre ellas el desarrollo del artículo 37.1 del Estatuto. Pero había gente como, por ejemplo, don Miguel Herrero de Miñón, redactor de la Constitución española, eminente jurista, político, de perfil liberal, que, por cierto, fue el que más aportaciones hizo sobre las potencialidades de participación de la comunidad canaria en relación a la gestión de los flujos poblacionales. Fue quien más aportaciones hizo sobre la posible flexibilización y modulación de la legislación, incluso comunitaria, en virtud de las circunstancias de región ultraperiférica y de las capacidades de carga. Por lo tanto, lo que digo es que entonces, que era época de las vacas gordas, tuvimos un debate sosegado, responsable, documentado, riguroso y se sacaron conclusiones y se generaron mandatos políticos a las instituciones de Canarias. Y uno es el artículo 37.1. Yo lo que me pregunto -y no lo digo con acritud- es que los que están sistemáticamente tratando este tema por qué no actúan. ¿Qué ha impedido al Gobierno de Canarias activar la Comisión Bilateral para hablar del 37.1, si lo dice el Estatuto hace veinte años, si lo dice este informe de forma reiterada? Ahora, en un momento terrible, en un momento preocupante, donde la gente se va y vienen menos, la tendencia va a ser que vendrán menos. No vienen ni las pateras. Pero no vienen ni las pateras porque hasta en África, en la África más pobre y profunda, saben que aquí ya no hay trabajo. Y vinieron cuando construíamos sin fin, cuando llenábamos los barrancos y las playas de grúas. Por cierto, la primera consideración de este documento era actuar sobre el parámetro económico que atraía a la población, que era el desarrollismo salvaje, y se hablaba en este documento de las Directrices y se hablaba del control del crecimiento por la vía del territorio, del urbanismo, como primera conclusión de expertos diversos e independientes y muy plurales desde el punto de vista ideológico.

Por lo tanto, a nosotros este debate, si se hace por los cauces, con rigor, con solvencia, con moderación, con inteligencia, con perspectivas globales, siendo solidarios, no olvidando la historia ni el presente y menos el futuro, porque las circunstancias de nuestra crisis hará que cada vez venga menos gente, aunque siga viniendo más que la media, y porque las circunstancias de esta crisis hará lo más terrible que le ha ocurrido a este pueblo en su historia, que los nuestros se tengan que ir, como está ocurriendo, desgraciadamente, en estos momentos.

De manera que a mí no me preocupa tanto la propuesta, que es una propuesta elemental, de desarrollo de un aspecto de nuestro Estatuto y que se puede activar, y lo que decimos es, "oiga, señores del Gobierno, ustedes que hablan mucho de este tema, ¿qué van a proponer". Pues cuando lo tengan claro vienen a este Parlamento y nos dicen qué van a proponer en relación a las competencias potenciales o relaciones de las competencias en relación al tema de los permisos laborales y los permisos de residencia, porque hay competencias concurrentes. Es que nosotros tenemos la ejecución de las políticas laborales y cabe participar en ese proceso. Está aquí, escrito hace más de una década por expertos, por gente desapasionada. De manera que eso hay que hacerlo.

Pero les decimos también con mucha claridad a los que idean estas cuestiones y estos debates, que, insisto, no me preocupa el texto, no me preocupa lo que vamos a aprobar -la transaccional nosotros la aceptamos porque han aceptado todas las propuestas-, lo que me preocupa es el debate fuera de aquí, lo que me preocupa son los ribetes de algunos de los debates que se dan fuera de aquí. Y eso sí que me preocupa, porque les tengo que decir desgraciadamente lo siguiente: el problema en estos momentos de la sociedad canaria no es que venga gente, es que se van los nuestros. El problema de la economía de Canarias en estos momentos es que destruye empleo neto y masivo. Hemos perdido en cinco años 163.000 empleos, 163.000 empleos, una destrucción masiva de empleos de difícil recuperación. El problema es que el poco empleo que se crea y cualificado no lo ocupa nuestra gente, no porque lo ocupen los extracomunitarios sino porque lo ocupan otros comunitarios, porque su adecuación formativa es más adecuada. Porque en el sector de hostelería, me decía el otro día un amigo -aquí hay amigos comunes también-, empresario de hostelería, porque yo le preguntaba, no tiene ni un solo recepcionista canario, pero es que casi que no hay españoles; y me decía: "tú me los recomiendas y yo los contrato, búscame gente que sepa hacer esto y que maneje los dos idiomas que tienen que manejar; me los buscas, me los recomiendas y yo te ayudo". "Y no quiero aquí ingenieros que sepan idiomas en la recepción, quiero un profesional de la atención a los ciudadanos. No quiero un ingeniero, no quiero una enfermera en paro que maneja tres idiomas; no, no, no, yo quiero un profesional para esto". ¡Y quiero profesionales del ocio, del cuidado de la gente, de los niños en los hoteles, de aquí! Los que vamos a las islas, y yo voy a algunas islas del archipiélago, los animadores -que yo llamo animadores, tienen otro nombre profesional- son todos de fuera, los que atienden a los niños, los que hacen bailar a la gente y tal, todos de fuera. Y no pueden ser ni ingenieros ni médicos ni enfermeras, tiene que ser gente formada para eso. De manera que mucho tendremos que hacer en materia de Formación Profesional para adaptar, para adaptar la formación a las demandas del mercado. Y además de eso decimos que en este ámbito competencial, pues, se establezca un espacio de cooperación si hay propuestas concretas.

Y lo que decimos también es que cuidado, cuidado con este debate, porque es fácil confundirse, es fácil hacer demagogia, es fácil columpiarse, ¡fácil! Y nosotros desde luego ahí no entramos, no entrábamos entonces y por eso hicimos esto, no entrábamos entonces y por eso hicimos esto, y ahora es muy fácil, porque ahora los problemas son gravísimos, porque ahora tenemos un 35% de gente en paro, porque ahora tenemos gente que no tiene que comer. Y cuidado con este debate y cuidado con las soluciones simplificadas. Decían: "hemos conseguido que en las contrataciones públicas se valore a las empresas que contratan residentes", bien, y se mete en la Ley de Presupuestos, y hay una cosa del comité europeo este social que dice algo parecido. Pero ojo a lo siguiente: los contratos de obras por parte del Gobierno no solamente no se hacen sino que se están suspendiendo. De facto no va a haber obras, no va a haber nuevos servicios, porque de facto lo que se está haciendo es recortar servicios, de manera que a veces se da la sensación de que con esa medida vamos a revertir la situación de lo que nos pasa y no es verdad porque si no sería fácil, porque ni hay nuevos contratos de obra ni va a haber nuevos contratos de servicios, y la eficacia de esa medida, si la tuviera, cuando la evalúen verán ustedes que va a ser casi cero. Ahora toca revertir la crisis, promover el crecimiento, mejorar la formación y si también se quiere y hay ideas claras, que yo las quiero ver aquí, en este Parlamento, sobre los permisos de residencia, sobre el tema de los permisos de trabajo, los evaluamos y los vemos, y está bien porque está en el Estatuto hace veinte años y, por lo tanto, toca... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo.)

El señor presidente: Sí, un minuto, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: ...gestionar ese tema también, sin ningún problema. Pero, digo, no me preocupa tanto el debate de aquí, en la Cámara, que se puede acotar y se puede precisar, como el debate fuera de esta Cámara, si no se dirige, si no se participa de forma responsable y se dicen cosas que bordean la confusión.

Desde luego contarán ustedes con Nueva Canarias con firmeza absoluta en la defensa de lo principal, la recuperación de la economía, la formación de nuestra gente, el ejercicio de nuestras competencias, en competencias que no tenemos pero que podemos tener, con respeto máximo a la legalidad, pero siempre teniendo en cuenta en el horizonte de no demonizar a nadie, de no culpar a los débiles de lo que nos pasa, porque los débiles no son culpables, sean de la latitud que sean, y que las medidas que se propongan se documenten, se traigan aquí con rigor, las evaluemos y que el Gobierno, que tiene esa función, las ejercite.

Por lo tanto, aceptamos la propuesta transaccional, porque tiene mucho que ver con lo que he dicho, pero nos preocupa mucho el debate, sus ribetes y la utilización política del mismo.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Bueno, pues, para fijar posición con respecto a todas las enmiendas, don Ignacio González... Ay, perdón, que quedaba un grupo. Perdón, discúlpeme, don Francisco Manuel.

El señor Fajardo Palarea: Buenos días, señorías.

Al Partido Popular, por la alusión que ha hecho al Partido Socialista, le contestaré después. Vayan metiéndose en internet con el señor Albiol, no sé si lo conocen, el alcalde de Badalona, el nuevo Le Pen español, porque es una muestra perfecta de cómo aceptan ustedes a los extracomunitarios en este país, su integración y cómo les dan, expresan ustedes la solidaridad con todos estos trabajadores.

Mire, señor González, nosotros le presentamos dos enmiendas. Una, porque según esto a veces no hay quien entienda lo que se dice en esta tribuna, se le dice a usted que está claro en el texto propositivo porque que en la exposición de motivos hace un totum revolutum. Nosotros, porque pensábamos en parte que si...; creíamos que, como usted dijo, lo que es aclarar la obviedad a veces no es malo, le presentábamos la enmienda tendente a que quedara claro que era respetando la legislación europea y la legislación española, respetando la libre circulación. Y la segunda, usted la ha definido, era una adición al punto segundo, que tiene que ver con la mejora de la formación de los canarios y canarias para que estén en mejores condiciones de competir con respecto a cualquier persona, venga de otro territorio español, del Estado español, venga de un Estado comunitario, venga de donde venga.

Bien. No es la primera vez que discutimos sobre este tema, es que en esta Cámara ya discutimos sobre este tema bajo el formato de comparecencia. Y yo hago mías las palabras de la anterior consejera de Empleo; decía -con respecto a la primera enmienda que le presenté de adición- que Canarias pertenece a una organización supranacional como es la Unión Europea, cuyo artículo 45... -y digo todo esto para que quede claro, porque después se pueden malinterpretar las cosas fuera de esta Cámara-. El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, aprobado en Lisboa en el 2009, sigue estableciendo el principio de la libre circulación de trabajadores en todo el territorio comunitario, que implica la imposibilidad de establecer cualquier tipo de traba, restricción, impedimento, a la libre circulación de trabajadores con contrato de trabajo para trabajos de forma asalariada. Y esto se complementa con otros preceptos del propio texto del Tratado del Funcionamiento de la Unión Europea que usted conoce, que a su vez establece la libertad de establecimiento para las empresas y la libre prestación de servicios para los autónomos y los profesionales.

La cuestión que se plantea aquí, en lo que nosotros entendimos como Grupo Socialista, es acerca de cómo ordenar o cómo introducir o cómo incidir a través de medidas, actuaciones concretas, sobre un mercado de trabajo en que ya decía la consejera, fíjese usted, a niveles, a finales del año 2011, que estábamos cerca del 30, ahora estamos en el 35% de paro.

Y daba un dato que hoy es relevante también, sigue siendo relevante, que dice que el mercado de trabajo, el canario, donde además crece exponencialmente la población activa, ya que en el segundo trimestre del 2011 el crecimiento de la población activa en Canarias representó la cuarta parte del total del crecimiento de la población en edad activa española. ¿Qué ocurre? -se preguntaba-. El sector empresarial pone de manifiesto que continúa importando mano de obra, porque entre los demandantes de empleo en Canarias no se encuentra la cualificación especial, específica, para determinados puestos de trabajo, fundamentalmente en el sector turístico. ¿Qué debemos hacer? -se reflexionaba en esta Cámara-. Por una parte, trabajar para obtener el mejor y mayor grado de empleabilidad de los desempleados que tenemos registrados en nuestro propio mercado laboral de Canarias o bien también llevar a cabo actuaciones de alcance político -y se seguía reflexionando-, como introducir criterios que permitan mover nuestro mercado de trabajo al mismo ritmo que crece la economía en Canarias, con compromisos específicos y por parte de la Unión Europea admitidos. Porque no estamos descubriendo la pólvora: tengan en cuenta que también las normas provenientes del Derecho comunitario admiten la contemplación de medidas específicas para supuestos específicos cuando determinados tipos de zonas geográficas, de zonas territoriales, se encentren en situaciones económicas débiles y de especial vulnerabilidad o debilidad en el contexto de la economía europea. Está en el Tratado de la Unión Europea, se puede hacer. Podemos instar tanto desde el Estado como desde la Unión Europea medidas específicas para Canarias. Yo no sé a qué viene la sorpresa. Después explicitaré la sospecha que tengo de la sorpresa que tienen algunos. Pero bien.

Pero, ¿es algo nuevo? No. Pero si es que ya se han adoptado. ¿Y sabe cuándo se han adoptado medidas en este sentido?: en el plan de la Estrategia Canaria de Empleo 2008-2013 -recuerdo que en el 2008 gobernaba el Partido Popular con Coalición Canaria- o en el Pacto social por la economía y el empleo de junio del 2009. Se establecían medidas en este sentido. Bien.

Más allá de lo que acabo de decir, señorías, hay que decir que cuando la máxima autoridad en empleo establece políticas de empleo para Canarias lo hace para Canarias, no lo hace para Castilla-La Mancha ni para Valladolid, por si acaso algunos estén confundidos.

Por consiguiente, se reflexionaba: ¿cómo podemos nosotros atender las necesidades de nuestros demandantes de empleo? Posicionándonos en la mejor situación competitiva para encontrar. Y efectivamente hay problemas con la formación ofertada, hay problemas en la formación en la medida en que no está casada con las necesidades del mercado de trabajo, algo de lo que se ha hablado muchísimo en esta Cámara. Y por eso nosotros añadíamos la segunda enmienda.

Porque, señorías, si hay una cosa que el Partido Socialista tiene clara es que hay un factor determinante en la mejora de la empleabilidad de las personas: la formación. Y este Gobierno ha hecho mucho por la formación. En este sentido, desde el Grupo Parlamentario Socialista pero también desde el Partido Socialista Obrero Español creemos que una de las mejores contribuciones que podemos hacer desde los poderes públicos para disminuir la tasa de paro en el medio y largo y plazo es continuar trabajando por la educación. Por ello hemos propuesto al Gobierno de España que convenza a la Comisión Europea para que el gasto de educación no compute como déficit. Esto lo ha hecho el Gobierno de Canarias. Por ello, y a pesar de los recortes, el Gobierno de Canarias ha aumentado las plantillas en determinados centros de Secundaria con mayores desventajas educativas y riesgo de abandono escolar; se han implementado las plantillas educativas para atender la educación de adultos que no tienen un nivel de estudios de Secundaria; se han reforzado las plantillas en centros con grupos, mezclas o con ratios superiores a 25 alumnos, y en Formación Profesional se ha ampliado la oferta educativa y se ha aprobado, como consecuencia de un gran consenso social, el Plan Canario de Formación Profesional 2013-2016, que tiene en cuenta las necesidades formativas de cada isla. Y esto es un punto central, nuclear, para nosotros: formar a nuestra gente para que estén en igualdad de condiciones de competir a la hora de buscar empleo y de dar empleo.

Pero, señorías, yo oigo aquí auténticos dislates. Se nos viene a acusar muchas veces del problema que tenemos del paro en Canarias. Imagínense qué hubiéramos podido hacer si los diputados y diputadas y senadores y senadoras del PP no hubieran aprobado un recorte de más de 154 millones de euros en fondos del Servicio Canario de Empleo. Esa es la pura verdad. Y nos parece importante, señorías, destacar y apostar por la formación para mejorar la productividad de nuestros trabajadores, en contraposición con otras recetas como las puestas en marcha por el Gobierno de España, por el Fondo Monetario Internacional, basadas exclusivamente en la precarización del trabajo y el abaratamiento del despido.

Porque, señorías -y yo no voy a rehuir ningún debate-, sin perjuicio de abordar los problemas que están sobre la mesa con este tema, no podemos dar la sensación de querer eludir nuestra responsabilidad buscando un culpable en los trabajadores foráneos, y ello por dos motivos fundamentales que creo que son de justicia. Primero, porque ello supondría abonar el terreno de aquellos que pretenden emprender procesos de recentralización encubiertos bajo el paraguas de la crisis; y, segundo, porque muchos de nuestros jóvenes, de nuestros hijos, están viéndose obligados a buscar una oportunidad de vida digna en otros lugares y si queremos -y desde luego el Partido Socialista así lo quiere- que les ofrezcan unas buenas condiciones laborales allá donde vayan, tenemos que ofrecerlas también aquí. No rehúyo ningún debate, he dicho. El Partido Socialista no quiere eludir hablar de la capacidad de carga de las islas, del control poblacional o del trabajo de los extracomunitarios. No va a ser una excepción el trabajo de los extracomunitarios y por eso vamos a apoyar su PNL, porque creemos que todo es discutible, como decía el señor Rodríguez. Ahora bien, para abordar este tema de futuro ponemos dos condiciones: primero -y se dan en esta PNL y por eso la vamos a apoyar-, que partamos del reconocimiento de las responsabilidades que tiene cada Administración y, segundo, que el debate esté ausente de cualquier atisbo de demagogia, oportunismo o electoralismo. Esas son las dos condiciones que pone el Partido Socialista para hablar de este tema.

Partido Popular, que ha hecho una alusión al Partido Socialista, miren, ustedes quién los ha visto y quién los ve. Pero si ustedes demonizaron a José Luis Rodríguez Zapatero porque regularizó la situación de 800.000 inmigrantes en España, si prácticamente lo crucificaron. Eso sí, si era para atender a un familiar, a una persona mayor y tal, entones sí, entonces sí, estaba bien regularizado. Eso es así. Pero tienen ustedes al señor Albiol. Al señor Albiol... hay una foto tremenda del señor Rajoy con el señor Albiol dándole el espaldarazo en Badalona. ¿Sabe cómo... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de control y el señor presidente le concede un tiempo adicional.) a los inmigrantes, por los que al parecer ahora, caídos del caballo, ustedes se preocupan, por los que ustedes se preocupan?: plaga que ha venido exclusivamente a delinquir. Ese es el ejemplo de dirigente del Partido Popular... (Comentarios en la sala.) No, pero si esto lo consiguen -tuvo hasta un juicio-, esto lo consiguen en cualquier hemeroteca. O sea, no nos vengan a dar lecciones, no nos vengan a dar lecciones al Partido Socialista de respeto a los derechos humanos, respeto a los inmigrantes, respeto a los trabajadores. Vamos a tratar este asunto con la seriedad y el rigor que merece, que el Gobierno de Canarias haga su trabajo, lo traiga a esta Cámara y aquí decidiremos si sí o no a lo que nos propongan.

Muchas gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Fajardo.

Ahora sí, don Ignacio González, para su fijación de posición respecto a las enmiendas.

El señor González Santiago: Gracias, presidente.

Nunca había oído definir el trabajo como "una baja pasión", que "iniciativas como esta alientan las más bajas pasiones", encontrar un trabajo en Canarias.

La portavoz del Grupo Popular, en contra de lo que me había ofertado el presidente y la portavoz del grupo, la portavoz en Empleo, o en este caso, o no sé en qué, doña Maite Pulido, rechaza el ofrecimiento de llegar a un consenso para que por lo menos se abstuvieran, o sea, no se metieran en esto de encontrar trabajo a la gente aquí, sino pasaran, se abstuvieran; y ella me llamó y dice, "no, no, no, no, no vamos a votar en contra". Déjeme, por favor, señora portavoz, que termine mi exposición y después habla usted y me dice si es mentira lo que yo le estoy diciendo (Ante los gestos de las señora Pulido García desde su escaño.), porque esto no es una broma. Entonces la portavoz en esta iniciativa del Partido Popular, contraviniendo a la portavoz del grupo y al presidente del grupo, me llamó allí, como vieron ustedes, después de yo venir aquí, me llama y dice que no, que no, que vamos a votar que no. El portavoz del PSOE sabe perfectamente que yo le llevé el papel diciendo, "mira, aquí donde ponemos esto, ponemos el punto". Me dijeron, "no, no, ni punto ni coma", ellos iban a abstenerse o votar en contra, no sé lo que van a hacer, no sé lo que van a hacer. Después de definir como "baja pasión" el intentar buscar un trabajo a los canarios en su tierra, como ustedes comprenderán, no me cabe más remedio, como además el señor presidente anunció de entrada que no iba a aceptar la enmienda transaccional in voce, así que ahora me corresponde a mí rechazarle la suya, porque era de sustitución -ya empezaron mal en este tema-. Aceptar las de los demás grupos, esas que sí que no definen el encontrarles un trabajo a los canarios como la más baja pasión; no, esas que aportan sus posiciones, las de siempre, del Grupo Mixto -Nueva Canarias y el PIL- y del Grupo Socialista, aceptarlas íntegramente.

Y decirle también, como otro argumento para que usted entienda por qué rechazamos ya no solo su posición sino su argumentación, que mi padre sí fue emigrante en Venezuela, fue con el cupo de agricultura. Allí necesitaban gente y llamaban e iban de aquí, de las islas y de otras partes del mundo porque necesitaban trabajo. Aquí queremos trabajo, aquí nuestra gente lo que quiere es trabajar. Son dos realidades completamente diferentes y, señoría, usted todavía no se ha enterado.

El señor presidente: Muchas gracias.

Entiendo entonces que no hay enmiendas admitidas... (Ante las indicaciones del señor González Santiago.) Aclarado, don Ignacio, ya se lo dice a los compañeros... (Pausa). Sí. Perfecto, sí.

(La señora Pulido García solicita intervenir.)

Dígame, doña Maite, dígame.

La señora Pulido García (Desde su escaño): Por inexactitudes y juicios de valor hacia mi persona.

El señor presidente: No, no. Bueno, yo entiendo que ha hecho... (Rumores en la sala.)

A ver si me dejan...

La señora Pulido García (Desde su escaño): Señor presidente...

El señor presidente: Sí, usted, espérese, espérese, espérese.

Vamos a ver si es posible que... Ha hecho -señorías, por favor-, ha hecho unas alusiones a unas conversiones con el grupo parlamentario. Es lo único que yo he visto que está en su derecho el grupo parlamentario a aclararnos, aclarar... (Prosiguen los rumores en la sala.) ¿Es para eso, doña Maite?

No, no, no, no, lo demás es debate...

La señora Pulido García (Desde su escaño): Sí, señor presidente, ha dicho una cosa que yo no he dicho, una inexactitud, sobre las bajas pasiones que ha dicho, y luego ha dicho un tema de...

El señor presidente: Venga, un minuto. Si se aleja de lo que yo entiendo... Porque lo otro es debate, se puede estar de acuerdo o no, pero es cierto que ha hecho uso de unas conversiones, que le habían dicho que sí, que no, y eso el grupo tiene derecho a aclararlo. Es lo único que yo entiendo que tiene derecho a aclarar.

Tiene la palabra un minuto.

La señora Pulido García (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Mire, señor González, lo único que le he dicho es que esto parecía una vergüenza y que no íbamos a aceptar ninguna palabra que pudiera hablar de discriminación. Usted vino primero a ofrecerme que "operan en las islas, que los trabajadores y trabajadoras que vengan de otros territorios". Y luego me dice de los extracomunitarios, eso, mi grupo no va a apoyar nada que sea discriminatorio. Y bajas pasiones es alentar este discurso de excluir a los inmigrantes.

El señor presidente: Lógicamente, tiene derecho, don Ignacio González, a precisar lo que le han respondido sobre lo que usted dijo.

El señor González Santiago (Desde su escaño): La baja pasión mía fue intentar un consenso con usted en base a la enmienda del Partido Socialista, que el Partido Socialista sí aprobó y usted se negó.

Por lo tanto, mantengo la posición que hemos fijado en tribuna sobre la PNL, rechazo de esa posición pasota del Grupo Popular de no entrar... (Comentarios en la sala.) (Pausa.)

El señor presidente: Señorías, proposición no de ley, del Grupo Nacionalista Canario, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la residencia y el trabajo de extranjeros no comunitarios en Canarias, a la que se incorporan las enmiendas del Grupo Mixto y el Grupo Socialista, que se incorporan por haberlas aceptado el grupo. Entonces comienza la votación (Pausa).

Resultado: 54 presentes; 35 a favor, 19 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada.

Señorías, esta tarde vamos a continuar a las cuatro y media con las preguntas al señor presidente del Gobierno y después lo que quede del orden del día, que es una... Hasta las cuatro y media, repito.

Gracias.

(Se suspende la sesión a las trece horas y cuarenta y dos minutos.)

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y treinta minutos.)

El señor presidente: Buenas tardes, señorías.

Continuamos y, tal como se había acordado, las preguntas al señor presidente del Gobierno.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0247 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la residencia y el trabajo de extranjeros no comunitarios en Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales