Diario de Sesiones 88/2013, de fecha 10/9/2013 - Punto 18

· 8L/C-1104 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre repercusiones del acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera sobre distribución del objetivo del déficit.

El señor presidente: Comparecencia del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre repercusiones del acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera sobre distribución del objetivo del déficit.

Don Manuel Marcos Pérez Hernández.

El señor Pérez Hernández: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Señor consejero.

El 31 de julio pudimos constatar los peores presagios sobre las intenciones del Gobierno de España con respecto a la distribución del objetivo del déficit. El 27 de junio conocíamos que el Estado se reservaba para sí el 75% de la flexibilización del objetivo concedido por la Unión Europea y en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera asistimos a la certificación de un déficit a la carta para las comunidades autónomas, donde algunas, precisamente las menos cumplidoras, eligieron lo que querían, mientras que otras asistimos a un reparto injusto. No es de extrañar, señor consejero, que dos comunidades autónomas presididas por el PP, máximas incumplidoras del objetivo del déficit en 2012, fueran las más beneficiadas en este último reparto.

Desde que a mediados del ejercicio la Unión Europea ya concedió la flexibilización del déficit al Gobierno de España, el Partido Socialista, este Parlamento y el Gobierno de Canarias defendimos la necesidad de construir consensos entre todos, entre todas las administraciones, para alcanzar dos objetivos, y se aprobó por mayoría de la Cámara, de las fuerzas políticas que la conforman, se aprobó una proposición no de ley que iba en este sentido. Primero, pedíamos que la distribución entre el Estado y las comunidades autónomas fuera equitativa, pues ha sido totalmente injusto soportar, que las comunidades autónomas tengan que soportar el 37% del gasto público y no reciban, por tanto, un mayor porcentaje en el reparto de esta distribución. Hablábamos en aquel momento, señorías, de un reparto que entendíamos del 50% para el Estado, 50% para las comunidades autónomas.

Y el segundo punto que aprobamos hablaba de que el reparto del déficit entre las comunidades autónomas fuera asimétrico y en relación a criterios objetivos, no partidistas como al final ha ocurrido: un reparto con criterios políticos, negando la situación por la que atraviesa Canarias. No se han tenido en cuenta, por tanto, factores como la tasa de paro, el cumplimiento de los objetivos del déficit en 2012 o el nivel de endeudamiento. Se aplicaron, por tanto, estos parámetros a los objetivos finalmente aprobados, vemos lo injusto del resultado. Así, una comunidad autónoma como la valenciana, con una tasa de paro del 29% y un déficit en 2012 del 3,52%, y una deuda pública de un 29,4 de su PIB es premiada con el 1,6% en este reparto del déficit. Murcia, que también tiene una tasa de paro del 29%, que cerró 2012 con el segundo mayor déficit -el 3,12- y que tiene un nivel de endeudamiento que supera el 17%, se lleva el segundo premio, con un déficit adicional del 1,59. Sin embargo, a Canarias, con una tasa de paro que roza el 34%, con un déficit en el 2012 del 1,29% y con una deuda apenas del 11% de nuestro Producto Interior Bruto, se le concede un 1,2. Ni siquiera la media fijada del 1,3. Totalmente insuficiente, señorías, para financiar con nuestros recursos los déficits de financiación que padecemos y los recortes que el Partido Popular le ha producido a esta comunidad autónoma en los Presupuestos Generales del Estado.

Hay una cosa que tenemos que tener clara, que cuando reservamos la mayor parte del déficit al Estado y se lo recortamos a las comunidades autónomas estamos recortando servicios como la sanidad, la educación y las políticas sociales que prestan estas comunidades autónomas. No hay más que hacer un pequeño repaso sobre el destino que propone el Gobierno de Canarias a los 206 millones de euros en que va a incrementar el Presupuesto, en el sentido de que el Gobierno ya -se debatirá aquí mañana, en esta Cámara, un proyecto de ley-, el Gobierno destina el 77% -158 millones- a gasto social, servicios públicos esenciales y reactivación de la economía para conseguir, por lo tanto, reactivar y crear empleo.

El nuevo maltrato que el Gobierno de España inflige a Canarias al negarnos más capacidad de endeudamiento para destinar estos recursos al impulso de las políticas del bienestar no puede asumirse, señor consejero, desde la resignación. Desde el Grupo Socialista creemos que existen importantes lagunas normativas en el reparto del déficit que finalmente ha aprobado el Consejo de Política Fiscal y Financiera...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto, don Manuel Marcos, para ir terminando.

El señor Pérez Hernández: ...con el impulso, por lo tanto, del Gobierno de España y con el voto en contra de Canarias.

Por eso nos gustaría saber, señor consejero, cuando toque ahora su turno, si efectivamente el Gobierno de Canarias estudia fórmulas para recurrir esta injusta decisión que impide a Canarias, una vez más, dotarse de mayores recursos para atender los servicios públicos esenciales.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Marcos.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías, buenas tardes a todos y a todas.

Las últimas dos reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde se distribuyó el límite del déficit de los años 2013 y 2016, volvieron a certificar y a reincidir en dos graves aspectos: que las comunidades autónomas y, por tanto, los servicios públicos esenciales que prestamos son la diana del ajuste y que el Estado se resiste todavía a reducir su estructura, a costa de estos servicios y de los ciudadanos a los que van dirigidos.

En la penúltima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera y después de la flexibilización concedida por Bruselas, la Administración central se reservó de nuevo el mayor margen de déficit, del 6,5% fijado finalmente como el techo absoluto para el conjunto de las administraciones públicas el 5,2% se lo queda el Estado y la Seguridad Social y el 1,3% restante es destinado a las comunidades autónomas, dado que a los entes locales no se les permite liquidar en déficit en los próximos años. Es decir, una distribución injustificable y desequilibrada. Las cifras son claras: el 75% para la Administración central y el 25% para las comunidades autónomas. Y esto ocurre cuando son las autonomías las que soportan, las que llevan a cabo el volumen más relevante del gasto, las que prestan los servicios esenciales: la sanidad, la educación y las políticas sociales.

A partir de ese reparto en el penúltimo consejo, en la última sesión del mismo, celebrada el 31 de julio, se limitaron a distribuir las migajas en una polémica votación, en la que Canarias dijo no al 1,2% asignado para las islas. La negativa, criticada por algunos, la sustentamos por considerarla arbitraria, porque consideramos que esta adjudicación ha sido arbitraria dado que se realizó bajo una total ausencia de criterios objetivos. Dicho expresamente en el consejo, ¿eh?

Siempre defendimos desde la Comunidad Autónoma de Canarias un déficit singularizado para cada territorio, eso sí, atendiendo a criterios objetivos que pudiésemos medir y discutir sobre una mesa y no basándonos exclusivamente en decisiones políticas. Indicadores como la tasa de paro, el nivel de renta, el sistema de financiación, el cumplimiento del objetivo de estabilidad o el volumen de deuda que tenemos cada una de las comunidades autónomas fueron los propuestos por nosotros.

A pesar de estos factores, se nos denegó, por tanto, se nos denegó la posibilidad de llevar el límite hasta el 2% del PIB, es decir, hasta los 800 millones de euros, que coinciden con los recursos que dejamos anualmente de percibir por el sistema de financiación, esto es, para la prestación de la sanidad, la educación y las políticas sociales. Y aunque no es la ampliación del déficit la mejor de las opciones sino un adecuado y justo sistema de financiación, Canarias solicitó ese mayor margen para que nos permitiese, aunque fuese por la vía del endeudamiento, acciones de mucho mayor calado para reforzar los servicios esenciales e intentar reactivar el crecimiento económico. Esa posibilidad, la posibilidad de que nos hubiesen atendido la reclamación que hizo Canarias expresamente de incrementar su techo de déficit hasta el 2% para el año 2013, nos hubiese permitido una ampliación de más de 500 millones de euros frente a los 206 finalmente autorizados.

Una ampliación que, eso sí me gustaría recordarles, ha sido posible por varios motivos. Uno de ellos, en primer lugar y el principal, por el rigor y el control que este Gobierno ha ejercido sobre las cuentas públicas, y esto es lo que nos ha posibilitado cumplir con los objetivos de estabilidad y situarnos como la comunidad autónoma menos endeudada de España -y discutiremos seguro después mucho sobre el tema de la deuda, ¿verdad, señor Rodríguez?-.

En segundo lugar, a pesar de todos los condicionantes en contra, una intensa y constante caída de los ingresos del Estado, una insuficiente financiación en los servicios básicos y una incomprensible incertidumbre sobre las transferencias que hay comprometidas, fijadas en los Presupuestos Generales del Estado, publicadas por el Gobierno central para este año, todavía desconocemos si van a llegar o no.

Y con todo hemos hecho realidad una ampliación presupuestaria para que en el 2013 podamos ejecutar este crédito extraordinario, que les recuerdo que la mayoría de las comunidades autónomas no van a poder hacerlo, ni siquiera lo van a hacer, ni siquiera lo van a hacer. Y es más, tampoco parece probable que lo acometa el Estado. Después de quedarse con el mayor margen, que yo recuerde, que yo sepa, todavía no hemos oído ningún anuncio del Gobierno central para conocer en qué va a dedicar o a qué va a dedicar su ampliación del objetivo de estabilidad. ¿Conoce alguien alguna propuesta del Gobierno central de, una vez flexibilizado el objetivo de estabilidad de Bruselas para este año, a qué va a destinar los mayores recursos el Gobierno central? Si lo conoce, sería bueno que lo pusiese sobre la mesa, ¿no? Todo indica que a nada, porque ya ni siquiera puede cumplir con el déficit asignado, al menos no lo hizo en el 2012 y continúa en esa senda en el año 2013. Según sus propios datos, datos del Gobierno central, durante el primer semestre el déficit del Estado alcanzó al 4,3% del PIB, una cifra que ya supera el objetivo fijado para todo el año. Esa es la realidad con los datos objetivos publicados por el Gobierno central.

Acorde, por tanto, con esta indisciplina presupuestaria se encuentra también su alto nivel de deuda, por lo que ambos factores recaen en el castigo nuevamente hacia las comunidades autónomas como principal método para compensar el desequilibrio ante Bruselas.

Con todos estos antecedentes, el Gobierno de Canarias ha decidido acudir a los tribunales, señor Marcos, como la única vía que nos queda para corregir este injusto y perverso reparto del déficit. Los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma están en este momento ultimando un recurso contencioso-administrativo para recurrir la fijación del objetivo de estabilidad para el periodo 2013-2016, aprobado por el Consejo de Ministros. Y la reclamación se sustenta principalmente en que la distribución realizada entre la Administración General del Estado y la Seguridad Social por un lado y las comunidades autónomas por el otro vulnera, a nuestro juicio, lo establecido en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria. Una norma que regula claramente el método por el que cada administración debe reconducir su capacidad de gasto. Y, sin embargo, consideramos nosotros que este método, el método que regula la Ley de Estabilidad, no ha sido respetado. El Gobierno de España en este caso ha establecido arbitrariamente unos criterios distintos a los que debe fijar si hubiese aplicado correctamente la ley. Esto implica, implica, que las comunidades autónomas se verán obligadas a realizar un esfuerzo mayor, ya que de ajustarse a la norma vigente, a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el objetivo global para 2013 en el conjunto las comunidades autónomas se elevaría al 2,5%, en lugar del 1,3% aprobado. Una desproporción que se produce a lo largo de todos los próximos años y que obliga incluso a las comunidades autónomas a liquidar en superávit frente al Estado, que sigue manteniendo una parte importante del objetivo de estabilidad.

Será, por tanto, finalmente, en el ámbito judicial donde se dirima lo que el Gobierno de Canarias y otras comunidades autónomas han decidido recurrir, esto es, lo que consideramos una decisión arbitraria, que tendría que haberse resuelto con criterios objetivos y bajo el consenso político y no bajo el ocultismo. Porque no debemos olvidar, señorías, que no son los gobiernos sino los ciudadanos los perjudicados por ese tipo de decisiones, teniendo en cuenta que de esta forma se reduce la capacidad de gasto de las administraciones, siendo necesario por lo menos poner ciertos límites a esas reducciones de los objetivos de estabilidad, y eso es lo que está haciendo el Gobierno de Canarias, poner límites, límites a esa política de austeridad.

Una vez más, y en el seno de ese último Consejo de Política Fiscal y Financiera, Canarias volvió a reclamarle al Estado la urgente necesidad de modificar el modelo de financiación, que está abriendo brechas entre las distintas comunidades autónomas, entre los ciudadanos de las distintas comunidades autónomas, y que, como bien saben, hay una interesante discusión en el seno del consejo, incluso entre autonomías gobernadas por el Partido Popular, con el Ministerio de Hacienda, sobre cuándo debe producirse esa modificación. Creemos y coincidimos, por ejemplo, con la Comunidad Autónoma de Madrid en que esa modificación debe producirse para estar en vigor en el año 2014. Los planes del ministerio son otros, retrasar esa modificación, pero les quiero recordar que aquí hay un compromiso importante por parte de la Conferencia de Presidentes, donde se fijó la necesidad de estudiar y revisar ese modelo de financiación.

En definitiva, señor Marcos, evidentemente el Gobierno de Canarias va a seguir en la defensa del conjunto de sus intereses. Va a...

El señor presidente: Un minuto don Javier, sí.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente.

...va a recurrir, por tanto, esa asignación que consideramos injusta y sobre todo después de haberse acordado en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera la constitución de un grupo de trabajo para estudiar el reparto de los déficits de forma horizontal, es decir, entre los distintos subsectores de la Administración, o de forma vertical. Canarias participó de esa reunión inicial del grupo de trabajo, hizo sus aportaciones y finalmente la decisión no se basó en ningún ...(Ininteligible.) de objetivos, ninguna de las peticiones del conjunto de las administraciones, sino fue una decisión que muchas comunidades autónomas recurrirán , basándose, entre otros, en un aspecto fundamental, y es que una decisión debe estar como mínimo motivada, y esta decisión no ha sido motivada en cuanto a la propuesta que se realizó en el seno de esa reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González.

Turno de los grupos no solicitantes de la comparecencia. Don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Muy buenas tardes.

En tres minutos no podemos profundizar en esta problemática, pero sí quiero hacer una serie de consideraciones de orden general.

Yo no sé de qué se sorprenden. En el año anterior, en el año 12, la distribución del déficit autorizado entre la Administración General del Estado y las administraciones territoriales fue también injusta: un 1,5% para las administraciones territoriales, que soportan el 37% del gasto, y el resto para la Administración General del Estado y la Seguridad Social. Han repetido la historia. Es cierto que la empeoran con la distribución asimétrica de lo poco que dejan a las comunidades autónomas. Ya lo advertimos algunos aquí, no porque seamos adivinos sino porque sabemos que cuando se trata de asimetría nosotros perdemos. Ocurrió en relación al endeudamiento: las autorizaciones de endeudamiento se produjeron en el año 12 y a las comunidades menos endeudadas se les autorizó menos y a las más endeudadas, más. Por eso algunos hemos dicho en esta tribuna que el cumplimiento estricto de los objetivos del déficit en el año 12, hasta el punto de que sobraron recursos del déficit autorizado, era una operación poco inteligente y que se volvería contra nosotros.

De manera que nosotros somos muy críticos con el ministro Montoro por las políticas de ajuste, por la distribución del déficit, por la autorización de la deuda, pero también con un Gobierno de Canarias que decía que si nos íbamos por encima del 1,5 y nos quedamos en el 1,29 nos iban a intervenir. ¿Qué comunidad autónoma ha sido intervenida de las que han incumplido? ¿Me la cuentan? ¿Se ha intervenido a Cataluña, a Murcia o a Andalucía? Porque hay comunidades beneficiadas en relación al déficit autorizado para el año 13 de ambos colores políticos; porque no es tampoco cierto que se haya autorizado más déficit solo a las del PP, se ha autorizado más déficit a las que han incumplido más.

De manera que una parte de lo que nos pasa es estricta responsabilidad del Gobierno de España, que distribuye los objetivos del déficit de forma injusta, quedándose para sí el 80% del déficit autorizado, para el Estado español, y el 20 para las comunidades autónomas, se agrava con una distribución asimétrica que perjudica a las más cumplidoras en favor de las incumplidoras, pero ambas cuestiones se veían venir, al menos algunos, que observamos la realidad y la interpretamos con una cierta lógica, sabíamos que esto podía ocurrir. En una comisión le dije al señor consejero: "no pida usted una distribución asimétrica, porque como la pida y se consiga perdemos". Era elemental, era elemental que iban a favorecer, como lo hicieron con la deuda, a las comunidades más incumplidoras.

Lamentándolo mucho, tenemos solo 206 millones de euros, teóricamente, de créditos adicionales, que mañana por la tarde tendremos la oportunidad de discutir en esta Cámara para evaluar su capacidad de impacto en la economía y en el bienestar social de Canarias, que, ya adelanto, lo pongo en interrogante.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, nos recordaba usted en una comparecencia, en marzo o en mayo, por ahí, que hacía el presidente de mi grupo, José Miguel Ruano, varias cuestiones que son importantes. Primero, que en este reparto del déficit es el Estado el que incumple su propia ley, artículos 15 y 16 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, esa que tanto defiende. Resulta que el artículo 15, que dice "de la distribución entre las distintas administraciones públicas", y el 16, "entre las comunidades autónomas", los incumple completamente. Me imagino que será una de las bases, de los soportes, de ese anuncio que usted acaba de hacer hoy de recurrir ante los tribunales.

Pero hay otra cosa todavía peor: Rajoy volvió a engañar en la Conferencia de Presidentes a todos los presidentes de las comunidades autónomas. ¿Por qué? Porque dijo, en esa conferencia, que no se podía modificar el déficit del año 2013 porque ya lo habían comunicado a Bruselas. Y los presidentes de las comunidades autónomas dijeron, "vale, pues, perfecto, lo discutimos para el 2014". Pero he aquí que durante el año 2013 es el propio Estado el que pide cambiar los objetivos del déficit a Bruselas. Tiene una oportunidad para corregirlo en los términos que hemos dicho. ¿Lo hace? No lo hace. Bueno, podemos entender que daba por hecho que el objetivo del 2013 ya estaba planteado y esto era una modificación. ¿Pero qué ocurre, señorías, con este acuerdo del Gobierno que aprueba los objetivos individuales del déficit hasta el año 2016? Es decir, el señor Rajoy, el presidente, en esa Conferencia de Presidentes, coge su Consejo de Gobierno, marca los objetivos del año 2014 y 2016 y vuelve a incumplir el objetivo de que podían redistribuirse de forma distinta los objetivos del déficit entre la Administración General del Estado, la Seguridad Social y las comunidades autónomas.

Nos recordaba, señor consejero, el otro día la señora Navarro: "el Gobierno va a escuchar -haciéndose eco de que ella era la representante del Gobierno de España-, el Gobierno va a escuchar a todas las comunidades, las va a escuchar, y una vez se ratifique por la Unión Europea, se distribuirá el déficit con criterios objetivos. Mi consejo para el Gobierno -en este caso para el Gobierno de Canarias-, 'mire, no adelante acontecimientos, no cree problemas donde no los hay'. Canarias va a ser escuchada como las demás autonomías, tendrá voz y voto, faltaría más, y además -y esto es muy importante- estamos convencidos de que Canarias no resultará de ningún modo penalizada". Señora Navarro, no nos vuelva a defender usted más en favor del Gobierno de España, por favor, porque si esto es defender los intereses de Canarias, mal vamos.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Australia Navarro.

La señora Navarro de Paz: Gracias, presidente.

Señorías, yo creo que es bueno recordar cómo ha sido la posición del Gobierno regional respecto a este tema en los últimos meses.

Efectivamente, como ha dicho el señor portavoz del Grupo Nacionalista, el pasado 21 de marzo, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera el señor González Ortiz defendió, en nombre de nuestra comunidad, una relajación del objetivo del déficit para el 2013 del 0,7 previsto inicialmente al 1,1%, la necesidad de Canarias de disponer de 160 millones de euros adicionales y además el establecimiento de un objetivo de déficit asimétrico, diferenciado por autonomías. Cinco meses después, coincidirán conmigo, señorías, la realidad desborda las expectativas de entonces: ¿verdad, señor consejero? Y, fíjense ustedes por dónde, la flexibilización del déficit alcanza no el 1,1% -¿se acuerda, señor consejero, lo que usted defendía?-, no, tenemos en este caso un 1,2% del PIB para el 2013. Con lo que se habilitan, no 160 millones de euros, como usted pretendía, señor consejero; no, se habilitan 206 millones de euros de financiación extraordinaria para Canarias. ¿Cuál es el problema entonces, señor consejero?

Señorías, el problema se lo voy a decir yo cuál es. Aquí el problema no es otro que el Gobierno y los grupos que lo apoyan, sobre todo a través y en boca del señor consejero de Economía, han ido cambiando el discurso una y otra vez. Miren, hoy reclaman 500 millones de euros, pero les recuerdo que hace escasamente unos días, no hace más de 15 días, reclamaban 800 millones de euros, y por supuesto ya se olvidan de los 160 millones de euros que entonces, y como ha quedado acreditado, reclamaban. ¿En qué quedamos, señor González Ortiz? El problema, señorías, no es otro que la improvisación continuada de este Gobierno y los grupos que lo apoyan.

Y, mire, yo, señor consejero y señor Marcos, yo no le voy a pedir o a preguntar hasta cuándo va a seguir justificándose con el Gobierno de la nación, porque, la verdad, a la altura que estamos ya de esta legislatura tenemos todos los diputados claro, yo creo que también la ciudadanía, que ustedes prefieren vivir en el victimismo y en el conflicto, pero sí les pido que hoy aquí hagamos un ejercicio de responsabilidad política, y lo primero que hay que reconocer es que la relajación del objetivo del déficit para Canarias en este año 2013 es a todas luces, sin el menor género de dudas, una buena noticia. Sí, una muy buena noticia de la que esta comunidad está muy necesitada.

También tenemos que reconocer hoy aquí que representa una inyección económica de más de 206 millones de euros y, lo que es muy, muy, importante, no condiciona ni hipoteca que Canarias cumpla los objetivos de estabilidad presupuestaria a corto y medio plazo...

El señor presidente: Muchas gracias, doña María Australia.

Señor diputado, don Manuel Marcos Pérez Hernández, el autor de la iniciativa.

El señor Pérez Hernández: Gracias, señor presidente.

Sin duda, señor consejero, nuestro grupo considera que el Gobierno de Canarias no puede permanecer de brazos cruzados frente a una tropelía más del Partido Popular, que ha quedado constatada con la asignación que se le hace a Canarias del objetivo del déficit para el año 2013. Y, por lo tanto, esa es una realidad.

Y le voy a decir, señora Navarro, que, mire usted, es que ya es la tercera vez que el Gobierno del Estado maltrata a las comunidades autónomas, porque ustedes no creen en las comunidades autónomas. Ustedes están en un proceso de recentralización. Si hemos dicho aquí que el gasto social lo soportan las comunidades autónomas, porque además son las competentes en sanidad, en educación y en servicios sociales, no tiene ninguna justificación que el Gobierno del Estado haga un reparto de una flexibilización del déficit que da la Unión Europea, haga un reparto y se quede con el 75% y el 25 sea para las comunidades autónomas. Esa es la primera premisa.

Y si luego ya entramos en el caso concreto de Canarias, es una comunidad autónoma que ha demostrado, ha demostrado claramente que ha cumplido, que ha cumplido, señor Rodríguez, con el principio de estabilidad presupuestaria. Que ha cumplido y gracias al cumplimiento y gracias a tener -¡sí, señor Rodríguez! (Ante los gestos del señor Rodríguez Rodríguez desde su escaño.)-, gracias a tener un menor nivel de endeudamiento, hoy los recursos de ese déficit raquítico los podremos destinar a implementar determinadas políticas que de otra forma, de haber tenido un déficit, tendríamos que destinarlos a enjugar la totalidad de ese déficit. Esa es la diferencia. ¡Claro que yo tampoco defiendo la vaca sagrada del déficit público! ¡No!, lo he dicho en esta tribuna en varias ocasiones. A la vaca sagrada del déficit público ya la propia Unión Europea ha dicho que no y el propio Partido Popular ha dicho que no también, cuando dice que hay que flexibilizar, cuando dice que hay que apostar por políticas de crecimiento, por políticas de impulso a la economía. Pero hay una realidad, y es que gracias a que se ha hecho un trabajo en esa materia, porque tenemos que cumplir con una ley, con la que yo tampoco estoy de acuerdo pero hay que cumplirla, lógicamente eso ha dado como consecuencia que ese déficit raquítico que se le da a Canarias pueda destinarse a implementar determinadas políticas.

Dicho esto, yo creo que aquí de lo que se trata es de que se nos explique por qué, por qué -lo que decía la señora Navarro-, siendo las comunidades autónomas las competentes en los servicios públicos esenciales, se reparte menor porcentaje de la flexibilización del déficit. El PP ha reconocido su error, el error del PP de apostar y defender la política del austericidio a toda costa. Lo han reconocido, y eso es positivo, y han anunciado la necesidad de aplicar políticas de crecimiento, de impulso económico. Pero ¿por qué entonces niega a la comunidad autónoma canaria un mayor techo de endeudamiento cuando esta comunidad autónoma ha cumplido, como ha quedado aquí reflejado? ¿Por qué niega un mayor techo de endeudamiento cuando ha cumplido, cuando es una comunidad autónoma que tiene unas tasas de desempleo insoportables, cuando tenemos índices de exclusión social, cuando no hay más que ver el último informe del Consejo Económico y Social para ver la realidad de Canarias? ¿Y entonces por qué el Gobierno del Estado no tiene un trato diferente y sí lo tiene con las incumplidoras? Porque usted me decía: "solo a las incumplidoras", sí, pero más a unas que a otras, porque precisamente Valencia y Murcia son dos comunidades del PP y son las dos más incumplidoras, y con ellas se ha tenido ese trato diferente, que no se ha tenido con Canarias, que sí ha cumplido.

A mí me gustaría también saber por qué el PP, un día sí y otro también, en este Parlamento pide más recursos para empleo, más recursos para educación, más recursos para políticas sociales, aplauden, por lo tanto, las medidas del Partido Popular, del señor Rajoy, y castigan a los canarios y a las canarias incumpliendo convenios, recortando recursos e impidiendo un mayor nivel de endeudamiento. Me gustaría también que se nos explicara por qué sucede esto.

Yo creo que, señorías, se está produciendo un hecho que no tiene... No, no es comparable en ninguna etapa democrática: una comunidad autónoma que cumple a la que se la castiga por haber cumplido. Una comunidad autónoma que tiene unas tasas de endeudamiento mínimas, la menos endeudada, se la castiga por ser la menos endeudada; que tiene además unas cifras de desempleo que tendrían que mover a un Gobierno del Estado a impulsar, por lo tanto, políticas para el crecimiento de esa comunidad autónoma y se castiga a esa comunidad autónoma.

Y hay otra parte en lo absurdo de esta política que también hemos denunciado, que es la negativa del Gobierno de España, que impide a Canarias no solo acudir a los mercados sino financiarse en los mercados extranjeros con créditos más beneficiosos para el archipiélago, lo que también castiga a los canarios y las canarias, porque tenemos que disponer de más recursos, pagar más intereses por el endeudamiento. Es otro absurdo que no tiene ninguna justificación.

Ya se lo he dicho, señor consejero, tiene usted el apoyo del grupo para que el Gobierno siga haciendo frente a través del trabajo y llevando a los tribunales, si es preciso, la defensa del interés general de Canarias. Estamos ante una política equivocada que nos está obligando a redoblar los esfuerzos a esta comunidad autónoma para garantizar a todos los canarios y canarias unos servicios públicos de calidad, y lo estamos haciendo porque estamos recibiendo un trato inadecuado, un maltrato del Gobierno del Estado. Tenemos que continuar esa línea, porque tenemos que seguir prestando, por lo tanto, una educación pública y una sanidad de calidad, para seguir apostando también por políticas de crecimiento y para seguir destinando recursos a los sectores productivos, al sector turístico, al sector industrial, a nuestra agricultura, y de este modo contribuir al crecimiento económico.

En más de una ocasión nosotros hemos apelado en esta Cámara al consenso, al consenso por Canarias. Creemos que los dirigentes del Partido Popular no pueden permanecer por más tiempo callados en una posición de obediencia férrea, porque, una de dos: o hacen un discurso hueco en el archipiélago o -o-, por otro lado, no le interesan para nada los problemas de Canarias. Y nosotros en estos momentos tenemos que hacer un esfuerzo por buscar el consenso, la situación de Canarias requiere el consenso.

Señorías, tenemos una agenda complicada que requiere impulso y decisión por parte del Gobierno del Estado. Tenemos el proceso de renovación de nuestro Régimen Económico y Fiscal, tenemos el marco presupuestario europeo, tenemos la Estrategia europea para las RUP y sus señorías del PP tienen la oportunidad para demostrar que los intereses de los canarios y canarias están por encima de los intereses de partido.

Señor presidente, señorías, los sacrificios de los ajustes están muy mal repartidos, lo hemos dicho en más de una ocasión en esta tribuna, de ahí la necesidad de un cambio de política. Canarias no puede afrontar en solitario el mantenimiento de la protección social y el Estado del bienestar que los canarios nos demandan. Estamos comprobando cómo los efectos de una política equivocada afectan más a Canarias que a otros territorios del Estado. Con nuestros recursos no podemos iniciar una senda de crecimiento que nos conduzca a disminuir las alarmantes cifras de desempleo que padece nuestra población.

Por lo tanto se brinda una oportunidad. El partido que gobierna España ha perdido varias oportunidades. Tuvo una magnífica oportunidad en el momento de abordar el reparto del techo del déficit, habiendo tenido en cuenta las condiciones específicas de esta tierra, habiendo permitido, por tanto, al Gobierno de Canarias un mayor nivel de endeudamiento. Que no era ningún regalo, no era ninguna concesión graciosa de su majestad, era simplemente permitirnos tener mayor nivel de endeudamiento, que pagamos todos los canarios, para disponer de más recursos e implementar esas políticas que día tras día oímos en esta Cámara que están mal financiadas, que se requiere más inversión por parte del Gobierno en esas políticas. Ha perdido esa oportunidad porque se ha demostrado, desgraciadamente, que no estaban comprometidos con Canarias. Tienen otra oportunidad, la oportunidad que tenemos ahora es fraguar ese consenso que hemos pedido en esta Cámara en más de una ocasión. El Régimen Económico y Fiscal es el instrumento fundamental para impulsar la economía y crear empleo en Canarias y hace falta, por lo tanto, que eso sea bien negociado en Bruselas y hace falta, por lo tanto, que haya un Gobierno de España que defienda lo que aprobamos en este Parlamento.

Esa es la invitación que los socialistas canarios les hacemos esta tarde.

Gracias, presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Marcos.

Para concluir la comparecencia, el señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente.

Señor Marcos, evidentemente ya le he dicho que el Gobierno de Canarias discute no solo la distribución horizontal sino la vertical del déficit. Creemos que la distribución horizontal, la primera fijada, se ha hecho sin criterios objetivos, sin atender ni a la capacidad de gasto o, si me lo permite, incluso a la importancia del gasto, a la importancia desde el punto de vista social.

Entendería incluso, fíjense, que el Estado hubiese tomado una decisión, y es apretar más a las comunidades autónomas para incrementar la inversión que lleva a cabo el Estado, como un elemento más de la lucha contra la situación económica, pero no ha sido así. Todos los estudios, no ya externos sino los propios informes internos que ha enviado el Gobierno central a Bruselas, reconocen, las propias comunidades autónomas en ese Consejo de Política Fiscal y Financiera, públicamente, reconocen que el 75% de los ajustes que se han llevado a cabo han sido obligados a realizar en las comunidades autónomas y solo el 25%, a lo sumo, en la parte de la Administración General del Estado. Es decir, que ahí queda mucho camino por recorrer. Por lo tanto, entendemos no solo injusta sino arbitraria esa primera distribución.

La segunda, en cuando a la distribución asimétrica de las comunidades autónomas, seguimos creyendo que en un Estado de Derecho, en un Estado como el español, un Estado descentralizado, nos podemos sentar a la mesa las comunidades autónomas y discutir con el Estado cómo hacer una distribución del déficit para lograr adecuarnos a las necesidades reales del conjunto de las administraciones. Seguimos creyendo en eso y seguimos defendiendo esa posición. Así lo hicimos cuando hicimos nuestras aportaciones en esa reunión. Cuando el ministro de Hacienda se compromete en el seno de un Consejo de Política Fiscal y Financiera a discutir las dos distribuciones, la horizontal y la vertical, y sentarse en una mesa a hacerlo, seguimos creyendo en eso.

No voy a contar las anécdotas de la reunión del último Consejo de Política Fiscal y Financiera y cómo se enteraron las comunidades autónomas de cuál era la propuesta del Ministerio de Hacienda en el reparto, porque me parece siquiera una falta de respeto al conjunto de las instituciones. Allá cada cual con su forma de actuar, pero sí llama mucho la atención esa situación.

El Gobierno de Canarias va a seguir manteniendo su posición, su posición, repito, que sigue entendiendo que las administraciones, en este caso las comunidades autónomas y el Estado, en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera podemos y debemos sentarnos a hablar y discutir de todos estos temas. Allá otros con la posición que tengan. Llama mucho, de forma poderosísima, la atención escuchar, se lo digo, las afirmaciones de algunos de mis compañeros que se sientan en esa mesa y oírlos hace unos meses sobre cuál era su opinión sobre un reparto asimétrico del déficit y qué votaron y qué dijeron en esa propia reunión. Lo digo, allá cada cual con sus posiciones. Otros, hay que decirlo, sí mantuvieron la coherencia de lo que han dicho en los últimos meses y lo que votaron en esa reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Me refiero a algunos consejeros del Partido Popular que votaron en contra de esa posición. Porque creemos que es posible. Vamos a ver, si en el seno de Europa se establecen criterios distintos para el conjunto de los países, ¿por qué no se pueden establecer criterios distintos para poder llegar a un objetivo de estabilidad en el seno de las comunidades autónomas? Si lo que pedíamos era que se hiciese bajo determinados criterios, unos criterios objetivos. Pusimos sobre la mesa esos, otras comunidades autónomas pusieron sobre la mesa otros objetivos, a nivel del presupuesto, la parte de financiación. O sea, se pusieron una serie de propuestas sobre la mesa, algunas más o menos criticables, pero intentamos trabajar con lealtad en función del acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera, y lo que obtuvimos fue la callada por respuesta en las reuniones de ese grupo y finalmente el acto que... Por eso les digo que debemos y podemos recurrir, porque no está ni siquiera motivado; es decir, no existe una motivación clara, más allá de la mera toma de decisión por parte del Gobierno central. Por eso que no le quepa la más mínima duda de que no existe ni mucho menos resignación en el seno del Consejo de Gobierno sino todo lo contrario, la creencia de que debemos continuar por esa línea.

Evidentemente, que el Partido Popular ha optado por un modelo de recentralización es indiscutible. Lo dicen, lo creen y no hay que ver sino todas y cada una de las propuestas normativas que hacen, algunos más que otros, pero ahí están los proyectos de ley que emanan del Consejo de Ministros, es una opción que espero... Es una opción, eso sí, que no estaba dentro de las premisas con las que se presentaron a las elecciones, pero son las que están llevando a cabo en ese sentido. Yo espero que las tendencias políticas en el futuro cambien y podamos volver a hablar de que la conformación del Estado español que nos hemos dado, donde el peso de las comunidades autónomas ha funcionado... Digo, que eso se produzca. De la misma forma que el propio Gobierno del Partido Popular ha cambiado su discurso en cuanto a que las comunidades autónomas eran un problema y, como eran un problema, había que atacarlas. Finalmente se dieron cuenta de que el problema lo tenía el Gobierno central hacia fuera, porque su problema no era de actividad interna, sobre todo, era de actividad externa, de actividad en los mercados, y una vez cambiaron ese discurso, pues, han ganado la batibilidad.

Cuando comunidades autónomas como la canaria le plantean al Gobierno central la necesidad de poder emitir deuda en el exterior, se lo plantean incluso también en la necesidad de transmitir hacia afuera un mensaje de que ni mucho menos el mensaje que han dado, ese de que las comunidades autónomas eran un problema, no lo son, no lo somos, sino todo lo contrario, somos una parte fundamental de la solución. Ese discurso que ha cambiado en el discurso todavía no ha cambiado ni mucho menos en el conjunto de las acciones. Yo espero, les aseguro que seguiremos insistiendo por esa vía para seguir convenciéndolos.

Me alegro de su llamada al consenso. Lo he hecho yo en algunas ocasiones, no he tenido mucha suerte. Espero que usted tenga más suerte que yo en ese sentido, porque es verdad y coincido con usted en que tenemos una agenda complicada en el futuro y tenemos que, en este momento, sumar todo lo posible para intentar corregir la situación.

Señor Rodríguez, permítame algunas consideraciones. Simplemente hizo usted referencia y se preguntó qué ha pasado con esas comunidades autónomas que no han cumplido. Pues, mire, yo se lo digo: Cataluña ha recortado 2.000 millones de euros el presupuesto. Eso es lo que ha pasado. A lo mejor usted pretendía que esta comunidad autónoma siguiese por esa senda y darle la oportunidad al Partido Popular de que tomase, el Gobierno central tomase determinadas medidas contra esta comunidad autónoma y nosotros, los que creemos que la comunidad autónoma esta tiene la capacidad suficiente para tomar sus decisiones, pues, intentamos impedírselo.

Las comunidades autónomas que han incumplido han tenido que presentar sus programas de ajuste. Y es más, las comunidades autónomas que han incumplido tienen el siguiente problema. Y es, usted ha hablado de los niveles de deuda, mire usted, los niveles de deuda no son más que los déficits acumulados; pues hay comunidades autónomas que lo que están haciendo es pagando lo del año pasado, pagando in cash lo del año pasado. ¿Sabe por qué?, porque, como el déficit se ha pasado y su nivel de endeudamiento no se ha incrementado, no tienen siquiera esa capacidad. Lo que está haciendo esta comunidad autónoma es intentando evitar algunos de esos problemas, problemas que usted ha subido aquí a criticar, lógicamente, cuando el Gobierno incumple sus compromisos. Lo que intenta hacer este Gobierno es cumplir, cumplir lo mismo.

Luego, sí, sí, pasa. Cuando las comunidades autónomas han incumplido han tenido que presentar unos planes de ajuste todavía mucho más derivados. Planes de ajustes que se tienen que llevar desde el tres cincuenta y pico por ciento, alguna comunidad autónoma, algunos 60, autorizado, del déficit de este año. Y eso, en términos del PIB o en términos de reducción del presupuesto de una comunidad autónoma, supone muchas decisiones. Le animo a que usted estudie esa vía y seguro que tendrá las respuestas. Porque sí sigo creyendo en la capacidad de este país de discutir un déficit asimétrico entre las comunidades autónomas, con criterios objetivos.

Señor Barragán, evidentemente para el recurso que hemos anunciado estamos basados en esos dos artículos y sobre todo en el método de cálculo del déficit. Acaba de salir una información de que el CES critica el método de cálculo del déficit, que limita la capacidad de crecimiento del Estado.

Y, señora Navarro, mire, vamos a ver, evidentemente, no es lo mismo un 0,7% del PIB asignado a Canarias con un 4,5% total asignado a España, y, por tanto, cuando le pedimos el 1,1% sobre ese 4,5, que cuando le pedimos el 2% sobre el 6,5% asignado. Yo creo que usted es capaz de sumar y tener en cuenta las proporciones de uno y otro déficit.

Cuando hablamos -y le aclaro- de los 800 millones de euros, 800 millones de euros en su totalidad es lo que perdemos en un año por el sistema de financiación con respecto a la media y el 2% del déficit sobre el Producto Interior Bruto son 800 millones de euros. Si usted suma 300 y 500, llega a la suma de los 800. Simplemente yo creo que usted es capaz de eso.

Luego, el Gobierno de Canarias lo que ha hecho es plantear una serie de objetivos en función de las decisiones que había tomado primero Europa y después el Gobierno de España y, por tanto, creemos que tenemos la obligación de seguir defendiendo una posición donde le reclamemos al Estado que en este año... Que no es la mejor solución, se lo dije, sino que la mejor solución sería el sistema de financiación; dado que no se modifica el sistema de financiación, nos permita endeudarnos hasta el 2%, y esos son los 800 millones. Simplemente a título de aclaración.

Y me alegro enormemente de algo que ha dicho usted al final de su intervención, ha dicho que el resultado final no hipoteca ni condiciona la capacidad de cumplimiento de la comunidad autónoma del objetivo de estabilidad. Espero...

El señor presidente: Un minuto, don Javier.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente.

Espero que sustente esa afirmación a lo largo de los próximos días y podamos entendernos en algunas de las decisiones que tenemos que tomar.

Muchas gracias.

(La señora Navarro de Paz solicita intervenir.)

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz.

¡Ah, que pidió la palabra! Sí, dígame, doña María Australia, dígame.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Me gustaría pedir la palabra en base al artículo 84, por una inexactitud que he escuchado, salvo error u omisión, tanto al consejero como me pareció también entendérselo al portavoz del grupo proponente.

El señor presidente: Un minuto.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Vamos a ver, señor consejero, me va a permitir pedirle que no confunda a la ciudadanía, porque el hecho de usted afirmar que el 75% de la relajación del déficit va a la Administración General del Estado, usted sabe que eso es falso; va a la Seguridad Social, a reforzar la Seguridad Social. Y creo que no le parecerá mal que se refuerce, toda vez que es la que garantiza la asistencia sanitaria y las prestaciones por invalidez, jubilación y desempleo, máxime en un contexto de crisis. Por lo tanto, le pido que no confunda a la ciudadanía.

Gracias.

El señor presidente: Gracias, doña Australia.

Sí, sí, don Javier, señor consejero.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz) (Desde su escaño): A ver, señora diputada, he dicho claramente que el 75% se lo reserva la Administración General del Estado y la Seguridad Social. Punto uno. Y que el 75% de la reducción del déficit que han llevado a cabo las administraciones públicas españolas lo han hecho las comunidades autónomas. Son las dos veces que he hablado y me he referido sobre el 75%. Luego, no confunda usted a la ciudadanía.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1104 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre repercusiones del acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera sobre distribución del objetivo del déficit.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico