Diario de Sesiones 88/2013, de fecha 10/9/2013
Punto 21

· 8L/C-1063 Comparecencia del Gobierno -consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre proyectos de ley en elaboración en el á rea de cultura.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos, señorías, a la siguiente comparecencia: del Gobierno, de la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre proyectos de ley en elaboración en el área de cultura.

Para la primera intervención, por parte del Grupo Parlamentario Socialista, doña Encarna Galván, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora Galván González: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señora consejera.

Ante todo, quisiera comenzar agradeciéndole su disponibilidad para informar ante este Pleno sobre la situación en la que se encuentran las diferentes iniciativas legislativas que se están preparando desde su consejería en el área de cultura. No es la primera vez que desde nuestro grupo parlamentario nos interesamos por estos proyectos de ley, igual que nos interesamos sobre otras acciones que desde el Gobierno se están impulsando enmarcadas en la Estrategia canaria de cultura que usted presentó ante la comisión parlamentaria y que derivan del plan estratégico aprobado durante la pasada legislatura y en el que participaron numerosos agentes representantes del sector cultural de Canarias, así como entidades e instituciones públicas.

Es nuestro deseo apoyar al Gobierno en su labor, sobre todo en momentos tan complicados como el que venimos atravesando y que tan fuertemente está impactando en el sector cultural. En esta línea venimos presentando diversas iniciativas encaminadas a reflexionar sobre los avances en los procesos de democratización y transparencia en la gestión cultural y continuaremos tratando sobre la necesidad de definir fuentes de financiación para la cultura en Canarias; también sobre la necesidad de apoyar la creatividad y el talento artístico, todo ello con el objetivo de que se garantice lo que consideramos derechos fundamentales para la cultura canaria, como son la necesidad de continuar desarrollando políticas de apoyo a la movilidad, a efectos de salvar las distancias inherentes a nuestro territorio insular y garantizar, asimismo, que los bienes culturales lleguen a todas las islas y estén al alcance de todos los ciudadanos que viven en ellas.

Pero hoy, como es necesario centrarnos y ceñirnos a los tiempos reglamentados, queremos abordar la situación en la que se encuentran las diversas iniciativas legislativas que Canarias viene demandando, algunas desde hace ya varias legislaturas, como por ejemplo la ley canaria de bibliotecas. Esta ley ha venido preocupando al Grupo Socialista, como digo, desde hace ya al menos dos legislaturas, y aunque a punto ha estado no ha conseguido iniciar su tramitación ante el Pleno de esta Cámara. Sobre ella giró mi primera intervención parlamentaria en comisión, informándonos usted en ese momento de que se trabajaba en ella desde su departamento, por lo que hoy le preguntamos nuevamente por esta ley.

Igualmente, señora consejera, nos interesa conocer en qué estado se encuentran y cuáles son los plazos previstos por el Gobierno para que en este Parlamento se inicie la tramitación de los proyectos de ley de mecenazgo y de la nueva ley de patrimonio histórico y cultural de Canarias, ambas de notable interés para el presente y el futuro inmediato del sector cultural de Canarias.

En la presentación ante la comisión parlamentaria del plan estratégico al que me refería, usted reconoció el valor de la cultura y su poder como sector estratégico en la nueva economía que nos toca reinventar. Cito sus propias palabras cuando digo que son necesarias, por tanto, políticas culturales orientadas a la generación de riqueza, valor añadido y empleo.

Ligado a ello, en esa misma presentación nos informó de que el Gobierno tenía previsto acometer durante el presente año 2013 las leyes de mecenazgo y de patrimonio, y en ella le manifesté, en nombre del Grupo Socialista, nuestra disponibilidad a colaborar con el Gobierno, porque la cultura atraviesa sus tiempos más difíciles ante la disminución de las aportaciones públicas por un lado y el menor consumo ciudadano de los bienes y servicios culturales por el otro, por lo que es un sector que, lejos de desarrollar su capacidad para crear empleo, lo destruye sistemáticamente. El peso de la cultura en el empleo en Canarias se distancia cada vez más de la media nacional: si en el 2010 Canarias se situaba un 1% por debajo de la media nacional -entonces en el 2,9%-, en el 2012 ese porcentaje era del 2,2% en Canarias, un 4% por debajo de la media nacional. Además esta situación afecta también a la capacidad que la cultura tiene como bien público, a su capacidad para actuar como elemento de cohesión social, afectando por ello a la calidad de vida de las personas.

Por todo ello, señora consejera, entendemos que el impulso a los proyectos de ley en tramitación desde su consejería resultan de gran interés para revertir esta situación y le solicitamos nos informe sobre los mismos y, si es posible también, sobre los plazos que el Gobierno prevé para su tramitación ante este Parlamento.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera, doña Inés Rojas, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Comparece el Gobierno ante el Pleno para informar, a petición del Grupo Parlamentario Socialista, sobre la elaboración de proyectos de ley en materia de cultura.

Tres son los proyectos que estamos acometiendo desde el Gobierno en estos momentos: la ley de bibliotecas, la ley de patrimonio histórico-cultural de Canarias y la ley de mecenazgo, como bien usted ha dicho, en el marco de la Estrategia canaria de la cultura y como hoja de ruta que marca el desarrollo precisamente del Plan canario, aprobado, como saben y como usted muy bien ha dicho, por agentes políticos y culturales la pasada legislatura.

En este sentido comentarles también que ya se ha modificado el reglamento orgánico de la consejería precisamente para incluir como órgano colegiado y asesor del Gobierno al Consejo Canario de la Cultura, en el que están representados, o lo constituirán, los cabildos, la Fecam, los agentes e instituciones que se consideren oportunos por parte del equipo asesor, o del comité asesor, que fue el encargado de elaborar y de plasmar el Plan Canario de la Cultura en su momento. Por lo tanto, creo que estamos precisamente en el camino de democratizar aún más las políticas en materia de cultura, dotándolas de ese mecanismo de participación, incorporando y trasladando la toma de decisiones al ámbito del consejo, como digo, en el que se encuentra representada la sociedad civilmente organizada de Canarias, como ya ocurre, por otro lado, en el ámbito del patrimonio histórico o en el ámbito de las políticas sociales. Estamos hablando, por tanto, de un cambio en el modelo de gestión desde la democratización y el pluralismo, desplazando del centro de gravedad del Gobierno la gestión cultural de forma jerarquizada para llevarla al fomento de entornos propicios para la acción cultural, tanto pública como privada, mixta o asociativa.

Y en este marco tiene un papel absolutamente protagonista la futura ley de mecenazgo. Una normativa que será de las primeras en todo el Estado, ya que solo Navarra y Andalucía cuentan con ella. Navarra, como saben, pues, es una comunidad que tiene un régimen fiscal singular, diferenciado del resto del Estado, y Andalucía, que también ha intentado aprobar una norma en este sentido, pero que no podemos decir que sea una auténtica ley de mecenazgo. Lo que intenta y trabaja Andalucía es una ley de incentivos fiscales de promoción de la actividad cultural. Y tampoco el Estado ha regulado sobre esto, aunque lo anunció, y sí que es cierto que nos hubiera gustado, y en un primer momento hasta nos frenó a nosotros la iniciativa, pensando, "pues vamos a esperar a que el Estado apruebe su ley de mecenazgo y luego lo haremos las comunidades autónomas". Viendo que realmente el Estado no tira para adelante con esta iniciativa, Canarias, el Gobierno de Canarias, sí ha decidido que desde luego va a sacar adelante y tirar adelante con su propia ley de mecenazgo. En estos momentos el borrador de esa normativa, de esa ley, ya está elaborado. Se está trabajando en estos momentos dentro del propio departamento en el enriquecimiento -digámoslo así- por los distintos departamentos de la propia consejería.

Se trata, señorías, de un proyecto absolutamente ambicioso que pretende regular un nuevo marco normativo en la gestión cultural de Canarias, abordando el mecenazgo cultural. Abordando el mecenazgo cultural como forma de apoyo al sector privado, a la programación cultural e igualmente a las políticas de fomento de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias, a las iniciativas culturales del tercer sector y de las productoras privadas.

En el actual contexto de crisis económica, resulta imprescindible estimular la participación de la sociedad civil en la promoción y en la financiación de la cultura, para lo cual resulta necesario adoptar una serie de medidas normativas tendentes a impulsar y favorecer el mecenazgo de las personas particulares a las actividades culturales y de interés general.

En el ámbito también de las nuevas tecnologías, aparecen fórmulas de mecenazgo, de colaboración entre particulares, para apoyar económicamente proyectos culturales, como puede ser el crowdfunding o la microcolaboración colectiva, que pueden incorporarse como acciones a fomentar.

La normativa vigente sobre incentivos a la participación privada en actividades de interés, contenida, como saben, en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo, dirigida a estimular la participación del sector privado en las actividades de interés general, se ha mostrado claramente insuficiente en materia cultural. Por eso, tanto respecto a los medios de estímulo como en lo que se refiere a sus destinatarios, dado que las mismas se destinan exclusivamente a entidades sin fines lucrativos, es por lo que entendemos que desde luego debemos ir en Canarias hacia ese proyecto de ley de mecenazgo.

El anteproyecto de ley tendrá como objetivo establecer el marco general de fomento a la actividad cultural, integrado por un conjunto de programas y acciones de índole cultural y de ocio, para dar contenido a los servicios y actividades que en ese sector de la actividad administrativa se prestan al público, a fin de garantizar la promoción y la tutela del acceso a la cultura, a la que todos tenemos derecho.

Con dicho anteproyecto de ley se pretende regular el marco normativo de la colaboración público-privada en las actividades y programas culturales, entendiéndose, por ejemplo, acciones de patrocinio económico de las empresas privadas a los servicios, programas, actividades o eventos culturales de interés general; apoyo público, institucional y financiero de los distintos equipamientos, recursos y servicios culturales, gestionados por entidades del tercer sector; colaboración económica por parte de la comunidad autónoma mediante una política de ayudas destinadas a los eventos y actos de especial relevancia pública, organizados por industrias culturales, especialmente aquellas que tengan la consideración de microempresas.

El segundo proyecto de ley, por mencionarlo en algún lugar, el de la ley de patrimonio histórico-cultural de Canarias, he de decir que ya contamos, como saben, con el anteproyecto, que viene desde la anterior legislatura y que, como saben, ya solicitando el dictamen del Consultivo, acaba la legislatura y decayó, por tanto, aquel proyecto, que volvimos a retomar en esta legislatura. Y dicho anteproyecto, que en estos momentos ha sufrido alguna que otra mejora en el mismo, está en estos momentos a disposición de los informes tanto jurídicos como de la Oficina Presupuestaria del Gobierno.

A fin de que esta iniciativa legislativa -como les había dicho, ha sufrido alguna...- se adapte además a la situación económica, puesto que todo hace pensar que, tal como está enfocada, puede llevarnos a que nos saltemos todas las directrices presupuestarias de los próximos años, estamos viendo como realmente podemos encajar esa memoria económica para que pueda ser posible tal como está el texto y si no, pues, subsanar aquello que consideremos oportuno.

Y en cuanto a la ley de bibliotecas, ya contamos, ya tenemos el borrador normativo. Se encuentra estructurado en 6 títulos, con 49 artículos y 2 disposiciones finales. Como sabe, tiene por objeto el establecer los mecanismos necesarios para la planificación, creación, organización, funcionamiento y coordinación del sistema bibliotecario de Canarias, así como garantizar unos servicios que hagan posible el derecho de toda la ciudadanía de Canarias a la información y a la lectura en igualdad de condiciones.

Tal como usted me decía, como usted comentaba, el hecho de que determinadas disciplinas como las que están enmarcadas dentro de los circuitos puedan trasladarse, moverse en todo el archipiélago canario, es lo que nos da de verdad el acceso a la igualdad, en este caso, de la cultura. Por eso entendemos que no solo esos circuitos de arte, danza, teatro, música y cine, sino que, además con esta iniciativa de estas leyes, que el Gobierno pretende que no más allá del primer trimestre del año que viene, entre unas y otras, todas puedan estar ya en este Parlamento y, por lo tanto, puedan ser aprobadas, nos parece que esto, conjuntamente con la hoja de ruta marcada en lo que viene a ser precisamente ese faro, que es la Estrategia canaria de la cultura, un documento de absoluto consenso en toda Canarias por todo el sector y por todas las instituciones públicas, pues, nos puede llevar, sin ninguna duda, a un antes y un después en las gestión cultural de Canarias.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Para la intervención de los distintos grupos parlamentarios, los no solicitantes de la comparecencia, doña Carmen Hernández, por el Grupo Parlamentario Mixto. Desde el escaño tiene usted la palabra por tiempo de cinco minutos.

La señora Hernández Jorge (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señoras y señores diputados y diputadas.

Indudablemente ha hablado usted, ha expresado hoy dos intenciones legislativas, tres -yo me voy a referir a dos por cuestión de tiempo-, importantes. En primer lugar la ley de mecenazgo. Una ley reivindicada desde hace muchos años. Indudablemente, el interés que tiene que la iniciativa privada, que el sector privado apueste e invierta en cultura es algo incuestionable, que hay que incentivar y que hay que, de alguna manera, promover. La cuestión, la pregunta que nos hacemos es si llega en el momento adecuado, llega en el momento oportuno. Son muchas las voces que ya expresan su cuestionamiento, si realmente será una ley eficaz, sobre todo en un momento donde las empresas tienen graves dificultades para poder sobrevivir y para no entrar, pues, en suspensión de pagos o directamente en quiebra. Por tanto, cuestionamos, nos sumamos a ese cuestionamiento de su eficacia y además también nos preocupan algunas aseveraciones de expertos en la materia, como el propio director del Museo del Prado, donde planteaba que, independientemente del momento y de la oportunidad, este tipo de leyes de mecenazgo puedan ser o puedan, de alguna manera, ocultar un intento de las administraciones públicas en general -no me refiero solo a Canarias sino al Estado- de hacer, pues, algún tipo de abandono de lo que son las obligaciones de las administraciones en la promoción y en el acceso a la cultura, dejando esto solo en el ámbito privado.

Dicho esto de la ley de mecenazgo, en el caso de la de patrimonio histórico es una intención legislativa que ya lleva años y que de hecho existe algún borrador por ahí pululando. Acabo de consultar las hemerotecas y ya en el 2010 usted anunciaba, tras el informe del Consultivo, que traía a este Parlamento esa ley de patrimonio histórico, o por lo menos así consta en la hemeroteca, es decir, intención del Gobierno. Por tanto, una ley que protege nuestro patrimonio, una ley con la que estamos de acuerdo y que está claro que la actual no funciona, porque si el alma o el principio rector y fundamental de una ley de patrimonio histórico y cultural debe ser proteger el patrimonio, solo hay que mirar a nuestro alrededor, solo hay que pasearse por nuestras ciudades y visitar algunos de nuestros bienes de interés cultural para ver el estado, en algunas ocasiones, de abandono y de poco cuidado.

Una ley que además no solo debe garantizar esa protección por parte de las administraciones sino que también debe incidir en la concienciación ciudadana. Todos, los ciudadanos, los ayuntamientos, todas las administraciones, deben saber que tienen una obligación moral de cuidar nuestro patrimonio histórico y cultural, porque es el legado que les dejamos a las siguientes generaciones.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, la señora Pulido, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Pulido Rodríguez: Gracias, señor presidente. Señora consejera, señorías.

Desde el Grupo Nacionalista Canario tenemos claro que la cultura tiene un valor estratégico fundamental, como garante de nuestra identidad como pueblo pero también como generadora de riqueza y empleo, no solo por su contribución directa al Producto Interior Bruto sino por el efecto de arrastre que supone para otras actividades, y además, como dice la propia Unesco, porque hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. Es por esto que desde el Grupo Nacionalista defendemos el deber de los poderes públicos de promover y tutelar el acceso a la misma de todos los ciudadanos y estamos con el Grupo Mixto en que esto es un deber de los poderes públicos recogido en la Constitución y que no se debe abandonar en ningún caso, y por ello es una apuesta también desde el Grupo Nacionalista Canario y me imagino que desde el Gobierno de Canarias.

Sin embargo, debemos reconocer que la gran dependencia de la financiación pública que el modelo cultural actual tiene, más que una fortaleza, en estos momentos se ha convertido en una gran debilidad para el mismo, como así se ha podido constatar en estos últimos años de crisis económica en los que las distintas administraciones han visto reducidos sus fondos públicos y han tenido que priorizar destinando los mismos para garantizar los servicios públicos esenciales. Por ello, los esfuerzos en esta materia deben ir en la dirección de promover el cambio de modelo necesario ante la fragilidad, como hemos dicho, a la que se somete el ámbito cultural en épocas difíciles. Cambio que solo se podrá lograr a través de una mayor colaboración entre los sectores público y privado, pues ello conllevaría la sostenibilidad futura de las empresas del sector cultural, garantizando una independencia de la creación, lo que va a permitir que, a pesar de las dificultades económicas, el sector se asegure y siga contribuyendo a la economía y a la sociedad canaria.

De aquí, señora consejera, la importancia de una ley que regule el mecenazgo en Canarias y que contemple dicha ley medidas e incentivos que lo impulsen y lo hagan posible.

Por todo lo dicho, desde el Grupo Nacionalista le pedimos, señora consejera, que priorice la tramitación de este anteproyecto de ley que se está elaborando en su área, dando la máxima prioridad a su tramitación, y que también, si puede ser, nos gustaría que nos amplíe la información sobre qué medidas tiene previsto recoger en este aspecto. Ya usted nos ha esbozado en líneas generales cuál es...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Parlamentario Popular, la señora Pulido, desde el escaño. Tiene usted la palabra.

La señora Pulido García (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Señora consejera, en momentos de escasez de recursos entendemos que el Gobierno de Canarias, como todas la instituciones, pues, ha de establecer un orden coherente de prioridades y el fomento de la cultura y el arte también necesitan fuentes de financiación.

Usted anunció en mayo del 2012 el proyecto de ley de mecenazgo. Hablaba usted de potenciar a las empresas culturales del trabajo conjunto, del binomio turismo-cultura, de estudiar reducciones en el IRPF como estímulo para la inversión en cultura e incluso de modificar la RIC para que se pueda invertir en el sector cultural. Año y medio después, nos anuncia hoy en esta Cámara que tiene ya el borrador de esta reforma legal que usted prometió presentar en el Parlamento a finales del 2012. La misma suerte ha corrido cada una de las medidas que anunciaban ustedes en el pacto por Canarias, entre ellas la ley de patrimonio cultural o el desarrollo de la Ley Canaria del Deporte. En este momento este Parlamento tiene en tramitación 11 proyectos de ley y ninguno hace referencia al sector cultural ni a las casi 4.000 empresas relacionadas con este ámbito de actividad.

Esperamos que esta vez este proyecto de ley que nos dice usted que ya está en borrador, pues, salga adelante, y lo haga siguiendo los criterios de la comunicación de la Comisión Europea, de septiembre del 2012, que llama a promover los sectores de la cultura y la creación para el crecimiento y el empleo en la Unión Europea, teniendo en cuenta que hablamos, señora consejera, de pequeñas y medianas empresas y microempresas, capaces de generar puestos de trabajo y diversificar la economía. Esperamos que pronto presente ese borrador y siga adelante la aprobación de esta ley.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Socialista Canario, doña Encarna Galván. Por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora Galván González: Muchas gracias, señora consejera, por sus palabras y sobre todo por las buenas noticias. Porque es buena noticia conocer que el Gobierno dispone ya de los proyectos de ley a los que nos hemos referido, y dispone de ellos ya de manera tan avanzada de forma que, aunque no ha citado fechas exactas, y hace bien, sí lo ha hecho de manera aproximada en su intervención, por lo que entendemos que estos proyectos de ley entrarán en breve en el Parlamento y podremos iniciar así su tramitación, para que no suceda, como usted también recordó, en otras ocasiones, con algunas de estas leyes, que tan tarde llegaron que no dio tiempo a tramitarlas y caducaron al terminar la legislatura. Nos complace, por tanto, saber que pronto los parlamentarios vamos a poder realizar nuestras aportaciones y apoyar estos proyectos de ley, tan importantes para el presente y el futuro de la cultura en Canarias.

Sin duda el más llamativo de ellos, por lo que puede aportar de novedad, y el más ansiado también, dada la situación de crisis por la que atravesamos, es la llamada ley de mecenazgo. Una ley, señora consejera, a la que usted se comprometió pero que entiendo ralentizó su departamento ante el anuncio por parte del Ministerio de Cultura de proponer una nueva legislación de mecenazgo en esta legislatura. Una promesa del ministro Wert que, sin embargo, y pese a haber sido reiterada ante diversos foros, no acaba de llegar al Congreso.

En julio pasado, ante una pregunta formulada por el senador socialista Jesús Martín, el ministro reiteró que en breve habría novedades sobre la ley, pero no sabemos si creerle, porque, como usted también sabe, las políticas de apoyo a la cultura por parte del ministerio no solo se han manifestado en recortes presupuestarios sino en convertir la actividad cultural en un elemento recaudatorio, mediante esa subida desmesurada del IVA al 21%, y que esa sí que se ha traducido en la destrucción de más de 1.000 puestos de trabajo y que ha hecho reducir en más de un 33% los ingresos de las empresas.

Por eso, señora consejera, como le decía, como usted bien sabe, hace bien en no esperar por esa posible legislación básica y dar impulso a la ley canaria de mecenazgo. Una ley que, si me permite comentar, pues, por una parte, no supone o no debe suponer el abandono o la eliminación del apoyo público a la cultura; y, por otra, debe contemplar también de manera diferenciada las actividades de patrocinio y las de mecenazgo propiamente dichas.

El apoyo del Gobierno y de las instituciones públicas en general al sector cultural continuará siendo fundamental, sobre todo en un territorio insular como es nuestra comunidad. No de otra manera podría garantizarse el derecho constitucional de los ciudadanos al acceso a la cultura ni la igualdad de artistas y creadores para poder desarrollar y hacer llegar su producción y su talento a todos los rincones del archipiélago y del territorio nacional.

Continuará siendo necesaria también la aportación pública para garantizar y asegurar el servicio público de la cultura, para la continuidad de los centros culturales, para estimular la creación y procurar el desarrollo de nuevos públicos.

Por tanto, entre los beneficios de esta nueva ley estará la posibilidad de nuevas fuentes de financiación, pero no debe suponer el abandono por parte del sector público, que continuará resultando, como decimos, fundamental, sobre todo para el desarrollo de las actividades culturales que implican desarrollo o cohesión social.

Por esto se hace también necesario distinguir claramente entre lo que es mecenazgo y el patrocinio. En los modelos anglosajones de mecenazgo el patrocinio adquiere a veces un protagonismo desmesurado. Mediante el patrocinio, como sabemos, la empresa benefactora obtiene a cambio la presencia de su marca en el proyecto cultural, así como publicidad, lo que conlleva que para la aplicación de esta forma de apoyo las empresas opten por productos culturales de alcance masivo o de grandes producciones. Pero no debemos obviar que raramente los nuevos lenguajes creativos, los proyectos de desarrollo comunitario o que persiguen objetivos de cohesión social tienen ese carácter de poder llegar a un público de masas, por lo que raramente podrán contar con el apoyo de quienes, junto a los beneficios fiscales, esperan promocionar su marca. Es entonces cuando el mecenazgo puro, entendido como aquel que no espera nada a cambio de su aportación, adquiere relevancia.

Estas dos posibilidades deben aparecer claramente reflejadas y diferenciadas en nuestra ley de mecenazgo, pues no debemos olvidar que se trata siempre de dinero público, aportado, en este caso, por la vía de la disminución de los ingresos que suponen los beneficios fiscales y, por tanto, no debemos dejar de proteger el papel o la dimensión social que tiene la cultura.

En cuanto a la otra ley, a la ley de patrimonio histórico y cultural, señora consejera, nos alegramos también de que su redacción se encuentre tan avanzada. Desde hace años se pactó entre los cabildos y el Gobierno la modificación de la actual Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, vigente desde 1999. Modificaciones orientadas a facilitar su aplicación y a lograr una gestión más eficaz de los recursos destinados a la preservación de los bienes culturales. Además la nueva redacción de esa ley esperamos que recoja también una redacción más apropiada del articulado en lo referente a la recaudación del 1% cultural en Canarias, de manera que permita, junto a su aplicación en la conservación de los bienes patrimoniales, incrementar la actividad artística y creativa. Es este un elemento que entendemos debe potenciarse, pues hasta ahora su aplicación en Canarias no ha resultado relevante y no debería desdeñarse, sobre todo cuando abogamos por un marco propio y definido para la financiación de la cultura en Canarias.

Por último, pero no por ello menos importante, la ley de bibliotecas de Canarias. Nos resulta también importante impulsar esta ley, puesto que Canarias es la única comunidad autónoma que no cuenta aún con una normativa propia sobre bibliotecas y esta se precisa para progresar y conseguir un desarrollo armónico del servicio bibliotecario en un territorio fragmentado como el nuestro.

Resulta también fundamental en una situación de crisis como la actual, donde las bibliotecas adquieren, además, una importante función social, e importante cuando el desarrollo de la era tecnológica hace patente una brecha digital que las bibliotecas pueden ayudar a superar, acercando al ciudadano unos servicios que diversifican el acceso a la información mediante las nuevas tecnologías. Creemos necesario contar con una ley de bibliotecas que garantice el derecho de los ciudadanos a la lectura y el acceso a la información en igualdad de condiciones y también para contribuir a la valoración social del personal bibliotecario y a su reconocimiento por parte de las administraciones públicas.

En el siglo XXI, y como la crisis económica ha puesto de manifiesto, el personal de las bibliotecas no es solo personal técnico-administrativo. Es también, gracias a su profesionalidad y voluntad de servicio, un agente activo dispuesto a participar en proyectos de cohesión social.

Señora consejera, como usted sabe, porque se lo hemos demostrado, el apoyo del Grupo Socialista al Gobierno en el área de cultura es total. Entendemos las dificultades del momento que le ha tocado afrontar y valoramos su valentía para llevar adelante una labor en la que ha tenido que priorizar la atención de los servicios esenciales, en aquellos que afectan directamente a las personas en su vivir diario. Por ello la apoyamos y arrimamos el hombro, porque entendemos que de esta hay que salir sin dejar a nadie atrás.

Nos alegramos de que aprovechara también esta comparecencia, señora consejera, para informarnos sobre la situación o avanzar sobre la situación en la que se encuentra la constitución del Consejo Canario de la Cultura y la existencia ya de ese posible reglamento orientado a normalizar la creación de este consejo. La invitamos, en una próxima comisión de cultura, pues, a informarnos más ampliamente sobre este asunto.

Está claro que el Gobierno de Canarias camina, como fue su compromiso, hacia otras formas de gestionar la cultura en Canarias; hacia dotar a Canarias de una forma de gestión más participativa, más transparente, menos dirigista y con ello crear un marco adecuado para el desarrollo de una cultura auténticamente libre y para el fortalecimiento de un sector que en Canarias todavía debe mejorar en su estructura. Caminamos también hacia la definición de nuevas fuentes de financiación y también, como nos ha informado esta tarde, a la disposición de un marco jurídico adecuado.

Por lo tanto, desde el Gobierno entendemos que se están sentando las bases para el futuro de la cultura en Canarias, que esperamos que se supere en la situación de crisis actual. De esta saldremos y, si salimos de esta crisis disponiendo, además, de estos elementos que desde hace tiempo se venían demandando para la cultura en Canarias, estamos convencidos de que estamos a punto de afrontar otra época mejor que la que actualmente estamos atravesando.

Muchas gracias, señora consejera.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señoría.

Por parte del Gobierno, para concluir la comparecencia, doña Inés Rojas, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Señoría, me ha encantado cómo ha terminado: de esta saldremos, de esta saldremos. Es verdad que saldremos de una forma u otra, según los mecanismos, las herramientas, los medios que vayamos poniendo, precisamente, pues, a lo largo de todo este tiempo de crisis que hemos vivido, lo que nos ha enseñado y desde luego la oportunidad que también nos brinda para mejorar las cosas.

Darles las gracias a todos los grupos parlamentarios, a todos sin excepción, por la comprensión y el entendimiento de que efectivamente estas leyes son absolutamente vitales y el apremio a que puedan entrar en el Parlamento lo antes posible.

Al Grupo Parlamentario Mixto decirle lo siguiente, sobre la oportunidad o no de la ley de mecenazgo. Sí es absolutamente oportuna, porque no estamos hablando solo de que las empresas puedan apoyar determinadas acciones en el sector cultural, no estamos hablando solo de eso. Me gustaba un término que empleaba la diputada del Grupo Parlamentario Socialista, el "mecenazgo puro". Estamos hablando de que cualquier persona, cualquier persona contribuyente pueda también aportar en algún proyecto cultural que considere de interés. Y, por lo tanto, en esta ley se priorizará o se premiará los micromecenazgos, en el sentido de no más allá de 150 euros que las personas en general puedan aportar a un proyecto que consideren de interés para su comunidad y, por lo tanto, sea importante. Estamos hablando también del macromecenazgo o de mecenazgos mayores, en que los máximos, los topes, puedan estar en 300 euros. Pero es que también estamos hablando de que las familias puedan deducir de la renta de las personas físicas el consumo en cultura. Por los estudios que tenemos, en Canarias sabemos que una familia gasta en cultura del orden de novecientos y pico euros anuales. Pues esa ley de mecenazgo podría, de hecho quiere contemplar que a partir de un determinado techo de gasto en cultura, en consumo de cultura, les pueda desgravar. Eso va más allá de poder solo llevar a cabo determinadas acciones culturales. Es precisamente una concienciación, una educación cultural de la sociedad canaria importante, cómo te desgrava el consumo de la cultura de las familias a la hora de la renta, de la deducción de la renta de las personas físicas. Por lo tanto, sí es bastante oportuna... (Rumores en la sala.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Perdón, perdón. Perdón, señora consejera.

Señorías, por favor, guarden un poco de silencio.

Prosiga, señora consejera.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Le aseguro que realmente no me molesta excesivamente, pero se lo agradezco.

Por lo tanto, sí de la oportunidad de la ley de mecenazgo, entendemos.

Y también decirle al respecto de lo que usted decía de la ley de patrimonio, si no nos parece una buena ley... Sí nos parece una buena ley, sí es una buena ley la que tenemos; lo que está claro es que debemos actualizarla. Y de hecho aprovecho para decirles que en estos momentos, como les dije en mi primera intervención, es posible que el informe de la Dirección General de Presupuestos nos dispare que la ley, tal como la tenemos prevista en estos momentos, pues, no cumpla con las directrices presupuestarias, y de hecho estamos valorando si modificar puntualmente incluso la que tenemos en estos momentos. Por lo tanto, sí es una buena ley, que, como usted bien dice, sí que debe ir hacia la concienciación, como estábamos haciendo ahora con la ley de mecenazgo, hacia la concienciación no solo de toda la sociedad sino especialmente también de las instituciones públicas en la conservación de nuestro patrimonio.

Y al Grupo Nacionalista, sí que es muy importante y precisamente, si hay algo que nos ha dejado al descubierto esta situación de crisis económica es precisamente la excesiva dependencia que tienen, que tenían algunos sectores como el cultural en Canarias de la financiación pública. En cuanto una crisis, es verdad que estamos ante la crisis más importante y más grande de la democracia, pero ante una crisis tan brutal como esta se queda bastante al descubierto ante la necesidad de priorizar otros servicios que consideremos, no esenciales, porque este también lo consideramos esencial, pero más básicos, más prioritarios, más de primera necesidad, y, por lo tanto, se queda tocado. Por eso digo de la necesidad de establecer toda una serie de herramientas y de mecanismos que permitan que este sector, que la cultura en Canarias, la cultura en general, no sea tan vulnerable. Y de las medidas, pues, creo que algunas de las que acabo de poner, pues, se podrá hacer una idea de por dónde va precisamente.

Y al Grupo Popular también decirle que, efectivamente, estoy con usted en que, no recordaba si era en mayo, pero sí que fue en el año, fue el año pasado cuando anuncié que íbamos hacia la ley de mecenazgo, pero sí usted recordará también, no sé si fue en comisión o fue en Pleno, cuando también dije que parábamos la ley de mecenazgo ante el anuncio del ministerio de que iba a sacar la suya propia y nos aconsejaban que no era bueno, que debiéramos esperar por esa que probablemente era básica, pero en estos momentos, pues, hemos decidido, y veo que a usted también le parece, le parece bien que saquemos adelante nuestra propia ley de mecenazgo.

Por darles algunos datos de que realmente lo que hacemos, pues, también está sustentado precisamente en el impacto que la cultura tiene en la economía canaria, quiero decirles que el Anuario de Estadísticas Culturales del 2012, que son cifras oficiales del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, nos destaca los siguientes datos relevantes. En lo que respecta al mercado laboral, nos dice que el sector de la cultura en Canarias perdió en el año 2011 un total de 300 empleos en cultura. Un descenso del 1,8 en Canarias con respecto al 2010, pero que es un porcentaje bastante inferior con respecto a la media española, donde cayó un 7,4%. Seguro que aquí habrá tenido mucho que ver lo que usted comentaba antes, como es la subida del IVA. Esta destrucción de empleo, digámoslo así, está directamente relacionada con los efectos de la crisis económica, que ha supuesto la desaparición, como saben, de muchas empresas culturales y cómo, en concreto, algunas sociedades limitadas o anónimas han visto como se ha llevado esa pérdida de empleo.

Sin embargo, señorías, quiero decirles que los empleos culturales en Canarias suponen el 2% de los empleos canarios. Estamos hablando de 16.500 empleos en el sector cultural en Canarias. Por lo tanto, no estamos hablando de ninguna broma, es algo absolutamente importante, que no solo cuando hablamos de cultura entendemos el crecimiento personal de una sociedad, incluso individual, sino que hablamos también de la dinamización económica generadora de empleo, como es el sector cultural.

Tengo que decirles que, a pesar de esos 300 empleos perdidos en el año 2011, no encajarían de alguna manera con el siguiente dato de la misma fuente, y es que en el año 2011 teníamos 3.657 empresas, microempresas, sociedades anónimas y limitadas, pero principalmente autónomos; sin embargo, en el 2012 teníamos un 1% más de estas empresas; es decir, exactamente 3.697 empresas culturales en Canarias. Por lo tanto, a pesar de esa situación, pues, vemos como el sector cultural se mantiene de forma yo creo que bastante positiva.

También decirles que, en cuanto al consumo cultural que les hablaba por parte de las personas o de las familias en Canarias, en el 2011 supuso que Canarias, los hogares canarios, invirtieran una media de 809 euros por familia. Lo que supone, el dato, la octava comunidad más alta de España. Es decir, aquí nos comenta la misma fuente que probablemente el sector turístico esté teniendo mucho que ver en esta ampliación.

Por lo tanto, señorías, decirles que esos 16.500 empleos que mantiene nuestro sector cultural, que es el 2% de los empleos que tenemos en Canarias, merecen que desde luego tomemos este tipo de iniciativas para coadyuvar no solo a este mantenimiento sino a la subida del mismo.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Acabada esta comparecencia, se suspende la sesión hasta mañana a las nueve y treinta horas de la mañana.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y dieciséis minutos.)