Diario de Sesiones 89/2013, de fecha 11/9/2013 - Punto 10

· 8L/PL-0011 Debate de primera lectura. Proyecto de Ley de concesión de crédito extraordinario, por importe de cincuenta y dos millones ciento veintidós mil quinientos ochenta y siete euros y setenta y siete céntimos (52.122.587,77) y suplemento de crédito, por importe de ciento cincuenta y cuatro millones trescientos diecisiete mil cuatrocientos doce euros y veintitrés céntimos (154.317.412,23), a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013.

El señor presidente: Proyectos de ley. Debate de primera lectura del proyecto de Ley de Concesión de crédito extraordinario y suplemento de crédito a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para el año 2013.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz, para presentar el proyecto de ley del Gobierno tiene la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Sí. Presidente, señorías, buenas tardes a todos y a todas.

El Gobierno de Canarias trae hoy a esta Cámara un proyecto de ley de alto valor y significado: ejemplo para muchos, comprometido con nuestras prioridades y consecuente con las circunstancias. Un crédito extraordinario y suplemento de crédito que permitirán, en el 2013, nuevas actuaciones y la ampliación de otras iniciadas, con un claro objetivo: los servicios públicos esenciales y el crecimiento económico.

Con este proyecto de ley, el Gobierno está afrontando su compromiso con el gasto social, un gasto social que, por el contrario, el Estado elude en Canarias. Es resultado de la ampliación del objetivo de estabilidad después de la flexibilización concedida a España por Bruselas y que supone aumentar la capacidad de gasto en Canarias. Una mayor capacidad de gasto que eleva el límite de déficit para este año del 0,7% al 1,2% del PIB, lo que nos permite incrementar en 206 millones de euros el Presupuesto actual de la Comunidad Autónoma por la vía del endeudamiento.

Y tiene un alto valor y significado porque este Gobierno ha tenido la capacidad de elaborarlo y tiene la posibilidad de ejecutarlo. No ocurrirá lo mismo en todas las administraciones públicas, ni siquiera en aquellas que lograron un mayor margen que Canarias.

Hoy, por tanto, estamos aquí para debatir una ampliación presupuestaria que desearían otras comunidades autónomas pero que, a diferencia de las islas, no podrán acometer.

El control y el rigor que hemos ejercido sobre las cuentas públicas son los responsables. Acotar el gasto público bajo la prioridad de lo esencial ha sido la clave en una senda que iniciamos desde el comienzo de esta crisis y en la que permaneceremos a pesar de las dificultades.

Los datos son incontestables. Esta comunidad autónoma, no sin grandes esfuerzos, ha cumplido anualmente con los objetivos de estabilidad y se sitúa como la menos endeudada de España. Y lo es a diferencia. Según los últimos datos del Banco de España, al cierre del segundo semestre nuestra deuda ascendía al 11% del PIB, a gran diferencia del 18% de la media de las comunidades autónomas y muy alejada de las cifras cercanas al 30% de otros territorios.

La traslación de estos datos a la realidad es que, a pesar de la ampliación del déficit, otras autonomías deberán limitarse a absorber sus altos índices de déficit y de deuda y así cuadrarán sus cuentas de este año, mientras que en el archipiélago podremos asumir un aumento de nuestro Presupuesto para 2013.

Situación también muy distinta a la del propio Gobierno central, ya que, aunque paradójicamente dispone de mayor margen, no hemos oído anuncio alguno sobre partidas extraordinarias dirigidas a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos por parte del Gobierno central. Más bien al contrario, los anuncios realizados lo que auguran son nuevos recortes adicionales, entre los que se encuentran los 1.000 millones de euros a los que el Reino de España se ha comprometido con Bruselas, que saldrán, una vez más, de las cantidades asignadas a las comunidades autónomas y los servicios que prestan. No parece que Canarias vaya a quedar exenta. Prueba de ello es la incertidumbre que la Administración Central, a estas fechas del año, mantiene sobre ingresos comprometidos que no llegan. Fondos tan sensibles y de tal volumen como son los 76 millones pendientes de recibir con destino a políticas de empleo.

Mientras esto sucede y aquí hacemos la tarea, el Gobierno de España persiste en su negativa de reducir los gastos de una estructura central imposible de mantener. No lo dice el Gobierno de Canarias, no lo dicen los grupos políticos, lo dicen las cifras. A pesar de reservarse la mayor cuota de déficit, la Administración General del Estado incumplió el objetivo de estabilidad del año 2012 y prosigue por el mismo camino en el 2013, donde a estas fechas del año ya superó su límite para la totalidad del ejercicio. Una indisciplina que, nos tememos, acabará compensando con un nuevo recorte a las comunidades autónomas.

Como consecuencia, en algunas como Canarias nos vemos obligados a suplir esta prolongada y constante pérdida de ingresos a través de la única vía posible, la del endeudamiento, que tiene como muestra el proyecto de ley que hoy debatimos.

Por tanto, debe quedar muy claro que estas nuevas dotaciones no son ni mucho menos una concesión del Estado, son fondos de las islas que se financiarán aumentando la deuda y elevando con ello la factura de los intereses que paga Canarias. Una opción no deseable pero irremediable, dado que esta ampliación de crédito es consecuencia de la falta de compromiso del Estado con las islas. Partidas adicionales que serán posibles gracias o a pesar de los muchos factores en contra.

A los sucesivos recortes de los Presupuestos Generales del Estado se añade la insuficiencia derivada del sistema de financiación, una circunstancia que nos exige grandes restricciones para centrar los recursos en los servicios esenciales, una prioridad absoluta de este Gobierno, como hemos demostrado.

Este injusto sistema, que beneficia a unas comunidades en detrimento de otras y que sobre todo, lo peor, nos aleja de la media en 800 millones de euros anuales, está teniendo una grave afección en nuestras cuentas públicas, hasta tal punto, señorías, que si tuviésemos los ingresos que nos corresponden, en cuanto a la media de financiación de las comunidades autónomas del Estado, Canarias no tendría necesidad ni de acudir al déficit ni de incrementar, por tanto, su endeudamiento.

Sin embargo, a pesar de todas estas dificultades, el Gobierno no se cruza de brazos y afronta la realidad con los medios a su alcance. En este caso con una Ley de Crédito Extraordinario que acometemos con menos recursos de los que necesitamos y de los que pretendíamos. Una vez más, nos han perjudicado las decisiones del Gobierno central, con un reparto discrecional del objetivo de estabilidad que nos asignó un límite insuficiente. De haberse aplicado criterios objetivos en esa distribución, hoy estaríamos tratando un crédito extraordinario de mayor cuantía, en consonancia con las necesidades que tiene Canarias.

Esta opción de incrementar por encima de la asignación que hizo el Gobierno central nos fue denegada en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde, como ya hemos informado, solicitamos un objetivo final para este año del 2% del PIB con el fin de compensar la pérdida de ingresos del sistema de financiación. Esta negativa, que refleja, una vez más, la posición del Gobierno central para con Canarias, nos impide, nos ha impedido, ampliar aún más este crédito.

Señorías, ya les dije ayer que contaríamos con más de 530 millones de euros, en lugar de los 206 finalmente aprobados, unas cifras que nos hubiesen permitido acciones de mucho mayor calado para reforzar la sanidad, la educación y las políticas sociales, junto a medidas más intensas para reactivación económica.

En cualquier caso, y con todos los condicionantes, este Gobierno encara la situación y ofrece respuestas, a pesar de otro factor que supedita el destino de estos ingresos extraordinarios. Me refiero al incomprensible retraso con el que el Gobierno central asignó los objetivos. Fijados el pasado 31 de julio y aprobados por el Consejo de Ministros el 30 de agosto y después de transcurrir varios meses desde que Bruselas informara a España de la flexibilización del conjunto de los objetivos para el Reino de España. Esta particularidad limita la capacidad de acción de las mismas medidas, ya que los créditos tienen que estar ejecutados obligatoriamente antes de finalizar el año. Una complicación añadida en la selección de las acciones que, además de cumplir con las prioridades marcadas, deben estar concluidas en los próximos tres meses.

Con todas estas limitaciones y dificultades, hemos elaborado este proyecto de ley, con el objetivo prioritario de aumentar las dotaciones de los servicios públicos básicos y aplicar medidas de crecimiento generadoras de empleo.

El total de la ampliación presupuestaria asciende, como ya he dicho, a 206 millones de euros, de los que 158 se destinan a estas políticas, lo que representa el 77% de los créditos. De esta cantidad, 110 millones se asignan a sanidad, educación y políticas sociales, mientras que para acciones de reactivación económica, cuyos recursos se centran en dinamización, fomento del empleo e inversión pública, se aplican 47,5 millones de euros. El 23% restante de la ampliación, en torno a también 48 millones de euros, se destinan a la liquidación de gastos comprometidos.

Canarias ha realizado importantes ajustes en los últimos años ante la necesidad de priorizar los servicios públicos esenciales. Ahora, con estos recursos adicionales, se libran fondos que resolverán cuestiones pendientes, cuyos principales destinatarios serán los cabildos insulares, con un importe cercano a los 35 millones de euros.

En el ámbito sanitario, la reducción de las listas de espera, la ejecución de inversiones inaplazables y una dotación extraordinaria al gasto de farmacia concentran las nuevas partidas. A la disminución de estas listas, las listas de espera, se asignan 17 millones de euros, dirigidos, entre otros, al gasto de suministros sanitarios, personal, actividad concertada y productos farmacéuticos derivados de los tratamientos e intervenciones hospitalarias. Con estos nuevos recursos, aumentan los efectivos personales y se amplía la actividad en horario de tarde, con la apertura de más quirófanos y consultas. El compromiso con nuestra sanidad está, por tanto, acreditado. Se está cubriendo el 100% de las jubilaciones, se han nombrado 597 nuevos interinos, de los que 112 son médicos especialistas, y se han contratado 87 médicos MIR, además del incremento notable de contratos eventuales y por sustituciones.

Por otra parte, este proyecto de ley posibilita inversiones por importe de casi 15 millones de euros. Entre otras, se encuentran las de remodelación del Hospital General de Fuerteventura, la reparación del CAE de Puerto de la Cruz o el centro de transformación del Hospital Juan Carlos I.

Además, y teniendo en cuenta que los créditos tienen que estar ejecutados antes del 31 de diciembre, y ante la premura para su ejecución, alguna de las inversiones sanitarias han recibido dotaciones anticipadas a través de modificaciones presupuestarias anteriores. Es el caso, por ejemplo, del Hospital del Sur de Tenerife, los búnkeres del Hospital Negrín, en Gran Canaria, o la reposición del acelerador de la Candelaria. Y con el fin de evitar los problemas del pasado y no generar deuda futura en el gasto farmacéutico se destinan unos 40 millones de euros a este capítulo. Con ello se reducirá el retraso que se venía produciendo en los pagos y que hemos venido solucionando desde que en el año 2011 se produjese una sustancial infradotación presupuestaria.

En el área de políticas sociales, se incrementan en 9,3 millones las dotaciones, cumpliendo así nuestros compromisos presupuestarios adquiridos en la Estrategia frente a la pobreza y la exclusión social recientemente aprobada por esta Cámara. De esa cantidad, 2,3 millones se asignan a la Prestación Canaria de Inserción, ampliando aún más el millón y medio comprometido inicialmente por el Gobierno. Cifra que se suma a la próxima modificación de la ley para ampliar el perfil de los beneficiarios e incluir así a más personas sin recursos económicos.

Para dependencia se añaden 5 millones de euros, que, aunque el Estado debe cofinanciar -les recuerdo- en un 50%, no lo hace en esa proporción, por lo que en estos momentos el Gobierno de Canarias está aportando en torno al 80% del coste de esta ley.

Completan la partida los 2 millones dedicados a emergencias sociales. Con ello aumentaremos los servicios que presta la red de centros de atención social básica, priorizando los proyectos destinados a la cobertura de necesidades esenciales de alojamiento y alimentación. Gracias a las nuevas partidas, se reforzará al apoyo a las ONG que desarrollan una labor imprescindible en la lucha contra la exclusión social.

En lo que respecta al ámbito educativo, se distribuyen 12,7 millones de euros, destacando los 7,4 destinados a inversiones en las dos universidades canarias. En el caso de La Laguna, se aplicarán créditos para poder concluir las obras de la Facultad de Bellas Artes y, en el caso de Las Palmas de Gran Canaria, se atenderán las obras del edificio departamental de Ciencias de la Salud, la adaptación del Instituto de Educación Secundaria, cedido a la universidad, Santa Teresa, para la ampliación del campus de Humanidades y la finalización de las obras de la Biblioteca General.

Las principales partidas educativas se complementan con una subvención a Radio Ecca, destinada a financiar el programa para disminuir el abandono escolar; el programa de comedores escolares, desarrollado el pasado verano, además de una dotación complementaria para becas, de forma que ningún estudiante universitario que cumpla los requisitos se quede sin la ayuda pública.

De otro lado, las políticas de fomento del empleo conforman otra de las prioridades de este proyecto de ley, a las que se destinan 15 millones de euros. Se trata de fondos prioritarios en un momento en que el Estado no ha transferido a Canarias, a fecha de hoy, ni un solo euro de la financiación comprometida. Es decir, hoy la Administración Central adeuda a las islas en torno a 128 millones de euros: 42 millones de euros procedentes del Plan Integral de Empleo del año 2012, a los que se suman los 10 millones más de la anualidad 2013 y los 76 millones de euros de fondos acordados en la conferencia sectorial y de los cuales seguimos sin saber nada. Por tanto, estos recursos adicionales permitirán a la comunidad autónoma sacar adelante los programas en beneficio de los desempleados. Como también nos está permitiendo la ejecución en estos meses del Plan de Empleo Social, una iniciativa que, en colaboración con los ayuntamientos canarios, da respuesta a nuestros compromisos adquiridos.

Parte de estos nuevos créditos se destinan a mejorar la formación y a aumentar la experiencia laboral de los parados a través de la contratación laboral. Los colectivos prioritarios son los jóvenes, los emprendedores y las personas en riesgo de exclusión social. También se pondrá en marcha, en colaboración con los cabildos, un programa de garantía juvenil, para que los jóvenes desempleados puedan trabajar, al mismo tiempo que adquieren competencias laborales.

En ellos se dará una especial importancia a la obtención del graduado en ESO, una titulación de la que carece una parte importante de la población sin empleo. Además se implementará, con las patronales turísticas, una iniciativa para impulsar la formación y contratación en ese sector, dándoles prioridad a aquellos proyectos que incluyan compromisos concretos de contratación de los alumnos participantes. La ampliación del presupuesto en materia de empleo tendrá un especial reflejo en las dos capitales canarias, ciudades en las que se concentra un gran número de los parados de las islas.

Por otra parte, las medidas de crecimiento económico concentran asignaciones fundamentales de esta ampliación presupuestaria. En este ámbito también, el Gobierno de Canarias se ve obligado a asumir el incumplimiento de los compromisos del Estado al destinar más de 20 millones de euros a carreteras. Con este importe podremos reanudar y mantener las obras tras el recorte unilateral de 200 millones de euros, en los dos últimos años, de los fondos que la Administración central firmó en el correspondiente convenio y que ha supuesto, por tanto, ralentizar o paralizar la construcción de la mayoría de las infraestructuras previstas.

La distribución de estos nuevos recursos ha tenido en cuenta parámetros como las necesidades presupuestarias de las distintas obras, su importancia para la seguridad, el desarrollo social que genera cada una de estas en su ámbito de influencia y la capacidad real para ejecutar el presupuesto durante los últimos tres meses del año. En todas las islas se han programado partidas, entre las que destaca el tramo Caldereta-Corralejo, en Fuerteventura; la carretera de La Aldea y la IV fase de circunvalación en Gran Canaria; el túnel de Los Roquillos, en El Hierro; la travesía de Hermigua, en La Gomera; el tramo de la glorieta de Mácher, en Lanzarote; Los Sauces, en La Palma; y el cierre del anillo insular, en la isla de Tenerife.

Otra de las medidas destinadas a la generación de crecimiento económico se refiere a la promoción económica, donde se aumentan las partidas en los siguientes programas: Innoempresa, dedicada a incrementar la capacidad innovadora de las sociedades; tutorización de empresas, que ayuda al lanzamiento y gestión de productos empresariales; y Canarias Aporta, dirigida a la internacionalización de nuestras empresas.

Para la dinamización y mejora de la competitividad del sector agrícola se destinan 4 millones de euros. Tales ayudas se enmarcan dentro del programa Posei, cofinanciado con la Unión Europea, y se dirige a los sectores del tomate de exportación, vitivinícola, frutas y hortalizas, así como al sector ganadero.

En el ámbito del turismo, y en consonancia con la apuesta que este Gobierno mantiene con la mejora de las infraestructuras, se destinan 2,2 millones de euros para la finalización de los planes de modernización y para la cobertura de obras públicas turísticas. La partida se complementa con 1,3 millones de euros adicionales para la promoción del destino.

Esta apuesta por la modernización tendrá especial efecto, esperemos... El recientemente aprobado préstamo con el Banco Europeo de Inversiones, por importe de 100 millones de euros, más los 100 que aportarán las entidades adscritas a este convenio, a este acuerdo, de tal forma que supondrán, por lo tanto, en torno a 200 millones de euros destinados a financiar los proyectos de rehabilitación de la planta alojativa. Medidas que, junto con las anteriores, pretenden contribuir a la necesaria reactivación económica, unas acciones que podrían ser, señorías, de mayor calado de haberse autorizado un mayor déficit a Canarias. Sin embargo, su existencia y la posibilidad de ejecutarlas en la proporción que nos han permitido deben ponerse, por tanto, en valor. La mayoría de las administraciones, incluido el Estado, no podrá siquiera presentar una propuesta similar.

Para finalizar, señorías, este Gobierno quiere destacar que el proyecto de ley que hoy debatimos es el resultado del esfuerzo conjunto de todos los canarios, el que hemos hecho en años anteriores, con ajustes que nos han permitido llegar hasta aquí y que ahora, señorías, por tanto, nos posibilita esta ampliación del presupuesto, centrada en los servicios públicos esenciales y en la generación de actividad económica.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz.

Presentado el proyecto de ley, hay dos enmiendas de devolución. Para la primera, por orden de registro, del Grupo Parlamentario Popular, don Asier Antona tiene la palabra.

El señor Antona Gómez: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Señores, señor consejero.

El Grupo Parlamentario Popular presenta hoy una enmienda a la totalidad de devolución del proyecto de Ley de Crédito Extraordinario y Suplemento de Crédito por un valor de 206 millones de euros, y lo hacemos desde la convicción de que este proyecto de ley que presenta el Gobierno y lo respaldan los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno representa un fraude social; un fraude social al conjunto de ciudadanos que malviven sin ningún tipo de recursos económicos, un fraude social a los ciudadanos que están en la pobreza o en grave riesgo de padecerla.

Señorías, este proyecto de ley que hoy presenta el Gobierno no es la respuesta a la quiebra social que arrasa la Comunidad Autónoma de Canarias. Tenemos registros históricos sin precedentes: en materia social, en materia de desempleo, en materia de pobreza, en materia de educación, los peores registros no solo en España sino también en la Unión Europea. La realidad de la sociedad canaria es crítica, así lo pusimos de manifiesto todos los partidos políticos aquí representados en el último debate, cuando debatíamos el plan contra la pobreza, y todos -lo recordarán sus señorías-, con mayor o menor intensidad, decíamos que era decepcionante el crédito, el presupuesto, que habían dedicado para la lucha contra la pobreza; y todos entendíamos que el Gobierno de Canarias tenía una fantástica oportunidad hoy para que esa decepción que tuvimos en el último Pleno del Parlamento lo pudieran ustedes cubrir con ese crédito extraordinario para hacer frente al principal problema que hoy tiene esta tierra, que son las personas, el 38% de la población que está bajo el umbral de la pobreza.

¿Y qué ha pasado? Que volvemos al Pleno, retomamos la actividad parlamentaria un mes y medio después y es el mismo Gobierno y los mismos grupos parlamentarios de Coalición Canaria y del Partido Socialista quienes traen a esta Cámara un proyecto de ley con una nueva financiación extraordinaria que literalmente se burla de los ciudadanos que peor lo están pasando y que da un zarpazo a la esperanza de miles y miles de familias que no tienen ningún tipo de recursos económicos. Sí, señor Ortiz, es así. ¿O no es una burla y un zarpazo a la esperanza de los ciudadanos que peor lo están pasando que ustedes dediquen del total de los 206 millones de euros tan solo un 10% para la lucha contra el desempleo y para las políticas sociales? Un 10% del total de ese crédito extraordinario.

¿Cuál es el principal problema que tiene Canarias? ¿No hemos dicho que el principal problema que tiene Canarias es el desempleo? Y dedican ustedes un ridículo 6% de los 206 millones de euros: 15 millones tan solo para luchar contra el desempleo.

¿Y qué me dice usted de las emergencias sociales, señor Ortiz? Ustedes, que se llenan la boca todos los días en esta tribuna de sensibilidad social, le dedican 9,3 millones de un total de 206 millones de euros, es decir, el 5%, solamente a emergencia social.

Y, sin embargo, ustedes, socialistas y nacionalistas -y esto es bueno que lo escuchen los ciudadanos que nos están viendo-, ustedes han repartido en ese crédito extraordinario 10 millones de euros -atiendan bien-, 10 millones de euros para liquidar convenios de cultura y patrimonio, 10 millones de euros; es decir, dedican más dinero al patrimonio que a las personas que peor lo están pasando en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias.

¿Y es normal que ustedes, socialistas y nacionalistas, de esos 206 millones de euros le dediquen 1.300.000 euros al cambio climático cuando tenemos un 38% de la población bajo el umbral de la pobreza? 1.300.000 euros, señor Ortiz, al cambio climático.

¿Y qué me tiene que decir usted, qué les tiene que decir a los ciudadanos, qué le tiene que decir a mi grupo parlamentario, cuando vemos y analizamos que de ese crédito extraordinario de 206 millones de euros le dedica usted un millón de euros a eso que llama "inclemencias meteorológicas", cuando tenemos un 34% de ciudadanos en una situación de desempleo?

¿Y qué me quiere decir -y me gustaría que lo explicara en su segundo turno- de eso de que habla usted de incorporación de personal a la Agencia Canaria de Investigación, que nos cuesta a todos los canarios inflar el capítulo de personal a esa agencia en más de 350.000 euros, cuando tenemos un 29% de fracaso escolar? Esa es la realidad aunque usted la niegue con la cabeza, señor Ortiz, es así la realidad.

Y, por cierto, les tendrá que explicar también a los ciudadanos que están bajo el umbral de la pobreza a qué va a dedicar usted un millón de euros que le da a Gesplan, un millón de euros que le da a Gesplan. ¿Qué pasa, que quiere reflotar esa agencia pública? De eso estamos hablando hoy aquí, de eso es de lo que usted tiene que hablar hoy aquí, de eso es de lo que tenemos que hablar hoy aquí, eso es lo que los canarios que hoy nos están viendo y los que peor lo están pasando, es lo que quieren ver a un gobierno, que dé respuesta a esas cuestiones. De eso, señor Ortiz, de eso viene a hablar hoy el Partido Popular, de eso.

Señorías, ese es el primer análisis y ese es el fundamento que cualquier ciudadano puede hacer de este reparto político de los 206 millones de euros, y ese, y no es otro, el primer y principal motivo por el que el Partido Popular invita hoy a esta Cámara a devolver ese proyecto de ley al Gobierno y le ofrecemos la oportunidad para que corrija usted y priorice y dé prioridad, dentro de esos 206 millones de euros, a lo verdaderamente importante en el ámbito de esta Comunidad Autónoma de Canarias. Porque, señorías, no es de recibo que el Gobierno de Canarias se apodere de esos 206 millones de euros y empiece a repartirlos como si de un botín político se tratase, no es de recibo.

Y no es de recibo, señorías y señores que apoyan esta iniciativa, que en el nivel de gasto dediquen más de un 50%, señor Ortiz, más de un 50% del gasto comprometido, al pago de facturas que ustedes tienen guardadas en las gavetas de cada una de las consejerías. Es verdad que el Grupo Mixto ha aumentado ese gasto comprometido a un 63%. Es decir, estemos en más de un 50% o en el 63% que dice el Grupo Mixto, en ningún caso en el 23% que ustedes dicen, han comprometido al gasto a facturas que ustedes tienen guardadas en la gaveta, y eso lo tienen que explicar también a los ciudadanos de esta tierra, tienen que explicarlo.

Miren, no es digno, políticamente hablando, que ustedes se llenen la boca presumiendo de compromiso social y que después, a la hora de la verdad, en este debate, en estos debates, presenten esta chapuza, a finales de julio, del Plan contra la pobreza y ahora reaparezcan con este proyecto también, que da la espalda a los ciudadanos.

El Gobierno de Coalición Canaria y del Partido Socialista se ha repartido el dinero de todos entre las diferentes consejerías. Han pretendido que todos quedaran contentos, que nadie alzara la voz, incluso no han dudado en poner algunas migajas, como me decía mi compañera en Lanzarote, para que todas las islas estuvieran calladas también, pero no lo han conseguido, migajas para que todo el mundo estuviera contento. ¿Pero ustedes no consideran que lo urgente, lo prioritario, lo común de todos los ciudadanos es el problema del desempleo, el problema de la pobreza, el problema del fracaso escolar, el problema de la educación y el problema de las listas de espera? Mire, le voy a dar un dato de las listas de espera de la sanidad -hoy estuvimos hablando de las listas de espera y de la sanidad-. Pues, mire, en el capítulo de sanidad el 85% que ustedes dedican a ese capítulo -apúntelo ahí, señor Ortiz, porque usted ha dado un dato equivocado-, el 85% lo dedican al gasto farmacéutico -68 millones- y tan solo a luchar contra la principal lacra que tiene nuestro sistema sanitario, que son las listas de espera, dedican un millón de euros, un millón de euros, frente a 68 millones que dedican ustedes al gasto farmacéutico. Por tanto, señorías, esa es la realidad de este proyecto de ley.

También la pobreza, así como hemos hablado del desempleo, es un problema común y urgente. ¿No escucharon hace una semana, señorías, señores del Gobierno, lo que decía Cáritas Diocesana con el tema de la pobreza en Canarias? ¿O ustedes viven en otra realidad? Miren, el informe de Cáritas decía -y es bueno que lo recordemos permanentemente en cualquier debate en este Parlamento-: "la pobreza en Canarias se extiende al 50% de la población" -Cáritas Diocesana-, pero añadía: "el 75% de los pobres de Canarias son desempleados de larga duración" -Cáritas Diocesana-.

Por tanto, esas son las realidades que tenemos que afrontar en el día de hoy, esas son las cuestiones que tenemos que priorizar en un debate de un crédito extraordinario que nos permite el Gobierno de España, y no es ni para la agencia y para ampliar el personal en esa Agencia Canaria de Investigación ni para causas meteorológicas ni para el cambio climático, al que usted dedica 10 millones de euros. Eso no es para eso. Porque si tuviéramos una comunidad autónoma solvente desde el punto de vista presupuestario, con una tasa de desempleo coherente a los tiempos que corren, pues, entonces estaríamos hablando de otras cuestiones, pero no de lo que hoy el Partido Popular está denunciando.

¿Con qué dignidad vienen hoy a anunciar, señoras y señores del Gobierno, señoras y señores diputados de Coalición Canaria y del Partido Socialista, que dedican -repito- 9 millones de los 206 millones de euros a mejorar las prestaciones sociales? ¿De qué estamos hablando? ¿No estamos hablando y no estamos de acuerdo en que tenemos que distribuir esa financiación extraordinaria, con la que no contábamos, por importe de 206 millones de euros, de la mejor manera posible?

Vamos a llegar a un acuerdo, mi grupo parlamentario va a llegar a un acuerdo. ¿Acaso no estamos de acuerdo en que es prioritario dar de comer a los niños y a los jóvenes en el colegio? ¿Acaso no estamos de acuerdo, en el reparto extraordinario de esos 206 millones de euros, en que pongamos sobre la mesa un proyecto serio y ambicioso para que los canarios se formen mejor y estén en mejores condiciones para competir en un puesto de trabajo? ¿Acaso no estamos de acuerdo a la hora de repartir esos 206 millones de euros extraordinarios en hacer un plan integral contra la pobreza sólido, eficaz en la gestión y que ofrezca respuestas reales para que todos los canarios puedan comer, vestir y dormir en un hogar? ¿Acaso hoy no estamos hablando de todo eso, señor Ortiz? ¿Y para qué destinan ustedes ese dinero, señorías?

No es bueno que sigan ustedes subiendo a esta tribuna aburriendo a los ciudadanos con ese latiguillo tan usado de que la culpa de todos nuestros problemas la tiene Madrid. No, señorías: tenemos que empezar a asumir nuestra responsabilidad, tenemos que empezar a ser coherentes en la responsabilidad de gobierno que tenemos y abandonar ya el victimismo, que a lo único que está conduciendo este Gobierno es a la más absoluta melancolía, señor Ortiz.

Por tanto, es bueno que cambiemos el chip, que cambiemos la línea argumental y que nos pongamos todos manos a la obra. Estamos a tiempo, señorías. Es responsabilidad de este Parlamento y de los grupos parlamentarios que aquí estamos, es responsabilidad devolver este proyecto de ley al Gobierno y reclamar a este Gobierno que cumpla con lo que se compromete, que haga realidad los compromisos y que esos compromisos, señor Ortiz, los convierta en hechos. Solo exigimos que conviertan la sensibilidad, de la que en público tanto presumen, en hechos y en realidades sin demora, que demuestren en estos debates y en estos compromisos presupuestarios que esa sensibilidad con la que se llenan la boca la plasmen después en compromisos presupuestarios.

Tenemos una oportunidad que nos ofrecen estos 206 millones de euros, con los que no contábamos y con los que desde luego los canarios no van a contar si ustedes refrendan el proyecto de ley que el Gobierno autonómico trae hoy a esta Cámara regional.

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Asier Antona.

¿Turno en contra? (Comentarios desde los escaños.)

Como quieran. Lo lógico es una a una. Sí, sí, sí, se ve una y después la otra, pero como quieran. Si quieren vemos la otra y acumulamos los turnos. ¿De acuerdo, es lo que me están pidiendo?

¡Ah!, el consejero ha pedido la palabra. No me había dado cuenta.

Sí, don Javier tiene la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente.

Señor Antona, ha usado usted algunas expresiones que cuando menos llaman la atención en función no de lo que se dice sino de lo que se hace. Porque ha llegado usted a hablar aquí de responsabilidad, con un discurso bien estructurado. Pues, mire, ¿la responsabilidad del Partido Popular es que la importancia que ustedes le dan son los cuatro escasos párrafos que han dedicado ustedes a criticar el proyecto de ley del Gobierno? ¿Llama usted a eso responsabilidad? Porque en eso sería interesante conocer cuál es la posición.

Porque, mire, la responsabilidad es que, a pesar del... -gracias (Ante un comentario que se efectúa desde los escaños.)-, a pesar del retraso más que considerable con el que el Gobierno central ha tomado la decisión de la ampliación del déficit y el poco margen que nos queda a las comunidades autónomas para poder llevar a cabo ese gasto, todavía en su caso usted pretendía dilatarlo.

Que lo más importante es que... Usted ha hablado de prioridades, y aquí están las prioridades. En el proyecto de ley están las prioridades, una tras otra. ¿Cuáles son las prioridades del Gobierno del Partido Popular en cuanto a la ampliación del objetivo del déficit que le ha otorgado Bruselas? Porque aquí estamos hablando de eso. Hemos tenido un objetivo de estabilidad inicial, nos lo han incrementado, luego tenemos una mayor capacidad de gasto. ¿Cuáles son las prioridades del Gobierno central, del Partido Popular?, ¿cuáles son? ¿Sabe cuáles son?: tapar los agujeros de la mala gestión que han llevado a cabo en los últimos años. Porque eso, eso, es lo que están haciendo, porque no van a presentar ningún proyecto de ley ...(Ininteligible.) ¡Yo no lo conozco, yo no lo conozco! Hasta la fecha. Primer argumento. Luego, por lo menos hablemos de esa responsabilidad y de qué hacemos cada uno de los que estamos aquí.

Pero es que además usted -primero tendría que pagarle algunos derechos de autor al Grupo Mixto por hacer referencia en su intervención a muchas de las argumentaciones de la enmienda a la totalidad del Grupo Mixto-, digo, ha hablado de que gracias al Gobierno de España podemos... ¡No, no, hombre, no!, ¿cómo que gracias al Gobierno de España?: gracias a que la comunidad autónoma ha hecho su esfuerzo a lo largo de los últimos años y que va a pedir un crédito para poder hacer esto. ¿Cómo que gracias al Gobierno de España? ¡Bueno!, hasta ahí podíamos llegar. Porque volvemos a lo mismo, ¿quién va a pagar esto?: los canarios pidiendo un crédito. Lo digo, que gracias nada, a pesar de, para dejar claras las diferencias entre unos y otros.

Pero, mire, señor Antona, ustedes una y otra vez han hablado aquí de unas prioridades y toman, una tras otra, otros derroteros. Exigen ante el Gobierno respuestas urgentes y sólidas al desempleo y la pobreza, una petición que sería razonable si no fuese porque su grupo político en el Congreso de los Diputados ha dilatado la toma en consideración de una proposición para actuar en ese sentido. Si no fuera por eso, a lo mejor serían algo más coherentes. Pero la política, la política, no es solo de los titulares, de los discursos, es de las acciones, y eso es lo más importante, señor Antona. Con las acciones que ustedes han hecho para retrasar la tramitación en el Congreso de esa vía, para luchar contra la pobreza y la exclusión en el conjunto del Estado español.

Pero es que las incoherencias no acaban ahí, señor Antona. Mire, usted ha hablado aquí, criticado, las asignaciones para las políticas de empleo. ¡No, hombre, no! Es decir, si han defendido, uno tras otro, todos y cada uno de los recortes del Gobierno central... Porque eso no lo negará, vaya usted a los presupuestos del Estado -usted sabe restar-, cuánto había en el 2013, cuánto había en el 2012 y, por tanto, sabe cuánto han detraído. ¿Y critica usted que el Gobierno de Canarias asigne recursos a las políticas de empleo porque son escasos? ¿Y los que recorta el Gobierno central? ¿De qué estamos hablando? En más de 130 millones de euros, sin contar con la deuda actual que mantiene en políticas activas de empleo. Pero no lo digo yo, el compromiso que ha adquirido el Reino de España con Bruselas es de recortar 1.000 millones de euros en asignaciones a las comunidades autónomas en conferencias sectoriales. Lo que le voy a decir es que el papel, el documento oficial de la Conferencia Sectorial de Empleo por 76 millones de euros que obra en poder del Gobierno de Canarias no sirve de nada. Y lo ha hecho mediante una resolución de la Secretaría de Estado de Presupuestos, diciendo que hasta que no esté el convenio firmado en el Consejo de Ministros eso no vale nada. 1.000 millones de euros, restar a las comunidades autónomas. ¿Y eso es coherencia, señor Antona?

Porque hablemos de coherencia en cuanto al empleo. Mire, le recuerdo algunas de las palabras cuando a lo largo de los primeros meses del año las cifras de desempleo iban en peor situación en Canarias que con el conjunto del Estado español. Le recuerdo sus palabras: "súmense a las políticas de empleo del Partido Popular, den los volantazos", pero ¿le recuerdo los datos de agosto, señor Antona?, ¿le recuerdo los datos de agosto?: 31 desempleados menos en el conjunto del Estado español, 4.200 menos en Canarias. Con un matiz: en España han disminuido los afiliados a la Seguridad Social y en Canarias han aumentado. Es decir, con más empleo. Esa es la diferencia. ¿A quién le hacemos caso? ¿Qué es lo que pasa? Que la precipitación en ocasiones les lleva a lanzarse como desesperados para intentar lanzarnos mensajes que, con el tiempo, se van diluyendo. En definitiva, ustedes no tienen la capacidad moral para criticar ni una sola de las asignaciones que ha hecho la comunidad autónoma en el ámbito del empleo.

Pero es que, además, hablemos ahora de esas asignaciones en el ámbito del empleo. Claro, porque no sé a quién atender: si a las declaraciones suyas -que solo hay 15 millones de euros en empleo, según el presupuesto- o a las declaraciones, por ejemplo, del presidente del Cabildo de Gran Canaria, que ha dicho que una de las mejores acciones para combatir el paro y la exclusión social es destinar el dinero a carreteras. Pues si se ponen de acuerdo ustedes mismos, sumen por lo menos esas dos cantidades, y ya se les acabará una parte del discurso. Lo digo porque usted ha hablado de incoherencia. No, coherencias, las del Gobierno de Canarias; incoherencias, las del Partido Popular.

Señor Antona, nosotros, en definitiva, el Gobierno de Canarias ha hecho una priorización del conjunto de las estrategias y las medidas. Ha tenido en cuenta cuáles son sus políticas y las ha reforzado. ¿Que hemos tenido que hacer frente a algunas de las deudas?, sí, están identificadas en el proyecto de ley. Una sentencia judicial que tenemos que pagar, la liquidación de gastos comprometidos. De eso de que habla usted del patrimonio; no, no, no, liquidación de gastos comprometidos de fechas anteriores en el ámbito de cultura con los cabildos insulares. Porque también eso es importante. ¿Sabe por qué?, precisamente por la seriedad y el rigor, porque este Gobierno intenta cumplir sus compromisos a pesar de las dificultades en las que lo ponen.

Pero es que ha hablado -¡todavía más grave!- de facturas en el cajón. Mire, con los datos de la Administración General del Estado, con los datos del Ministerio de Hacienda, uno tras otro, se demuestra, año tras año, programa tras programa extraordinario que pone en marcha el Estado, que Canarias ha sido la comunidad que menos dinero ha pedido para poder pagar el pago a proveedores. ¿Sabe por qué?, precisamente porque no tenemos facturas en el cajón. ¿Sabe por qué?, porque actuamos de forma seria. Y evidentemente lo que estamos intentando en este proyecto de ley es reforzar todas y cada una de las acciones, de las prioridades políticas de este Gobierno.

Esa es la posición de este Gobierno y esto es lo que hace el Gobierno en este proyecto de ley: apuntalar, una tras otra, el conjunto de las acciones que considera prioritarias para intentar, entre otras cosas, incluso superar los compromisos que adquiere aquí o que adquirió en su momento en el ámbito de la Estrategia de la lucha contra la pobreza. Es decir, gracias al control y al rigor, ese que ustedes han intentado minar no solo en Canarias sino también en el exterior, perjudicando considerablemente los intereses, no del Gobierno de Canarias, sino del conjunto de los canarios, que han intentado minar, y afortunadamente no han conseguido, digo, gracias al rigor, podemos hoy presentarnos en este ámbito.

Mire, señor Antona, podríamos seguir un rato hablando de incoherencias, podríamos seguir hablando un rato de las expresiones habituales con las que ustedes intentan una y otra vez descalificar, pero no se trata de comparar sino se trata de fijarnos qué hacen unos y qué hacen otros.

Y, para terminar, por no seguir entrando en los detalles por los que usted ha intentado llevar este derrotero y para dejarle claro que las prioridades de este Gobierno están fijadas en este proyecto de ley, lo hemos dicho, las listas de espera, el desempleo, cumpliendo y superando los compromisos adquiridos en la Estrategia contra la pobreza y la exclusión social de este Gobierno.

Ha hablado usted de que este es un reparto del botín. Mire, nosotros, el Gobierno de Canarias es mucho más serio que eso y le aseguro que no va a entrar en cuentos de piratas. El botín se lo han repartido ustedes en la injusta asignación del objetivo de estabilidad.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Javier González Ortiz.

Yo les agradezco a los señores portavoces y la señora portavoz que se acerquen un momentito a la Mesa.

(Los señores portavoces y el señor representante del Gobierno, Hernández Spínola, atienden el requerimiento de la Presidencia. Pausa.)

Sí. Cinco minutos, don Asier.

El señor Antona Gómez: Gracias, señor presidente. Señorías, señores del Gobierno.

Creo que con este debate de este proyecto de Ley de Crédito Extraordinario estamos perdiendo, señor Ortiz, señorías del Gobierno, una fantástica oportunidad para dar respuesta a los canarios.

¿Es verdad o no es verdad que tenemos un 34% de tasa de desempleo? ¿Es verdad o no es verdad que en esta comunidad autónoma tenemos un 70% de paro juvenil? ¿Es verdad o no es verdad que tenemos un 29% de fracaso escolar? ¿Es verdad o no es verdad que tenemos un 38% de la población bajo el umbral de la pobreza? ¿Es verdad o no es verdad que hay miles y miles de familias que desesperan en las listas de espera? ¿Es verdad o no es verdad todo eso?

¿Es verdad o no es verdad que hemos analizado el informe de Cáritas o el informe que nos ha traído el Consejo Económico y Social y nos ha puesto la alarma de dónde están los problemas en Canarias? ¿Es verdad o no es verdad? Y ante eso, en una oportunidad histórica de relajación, de flexibilización de los objetivos del déficit, ustedes vienen aquí a un nuevo fraude social, a dar un zarpazo a la esperanza de la gente, como lo hicieron en el plan de la lucha contra la pobreza.

Señor Ortiz, ¿es verdad o no es verdad, porque usted no me ha respondido, que ustedes dedican solamente, de esos 206 millones de euros, un 5% para las emergencias sociales, es verdad o no es verdad? ¿Es verdad o no es verdad que ustedes dedican para la lucha contra el desempleo, principal problema de esta comunidad autónoma, tan solo un 6%? ¿Es verdad o no es verdad, señor Ortiz, que ustedes, sin embargo, dedican 10 millones de euros para el patrimonio y para los convenios, liquidar el convenio cultural y patrimonial de esta comunidad autónoma? ¿Es verdad o no es verdad que ustedes dedican 1.300.000 euros al cambio climático? Si no es verdad, venga aquí y lo desmienta. Pero si es verdad, reconozca a todos los ciudadanos de Canarias que peor lo están pasando, señor Ortiz, no diga ahí en la tribuna, moviendo la cabeza, que no y tenga un discurso coherente aquí, señor Ortiz.

¿Es verdad o no es verdad todo eso que le estoy diciendo? ¿Y es verdad o no es verdad que ustedes después se llenan la boca con sensibilidad social y discursos sociales y en la práctica, en la realidad, ahora, ustedes demuestran que no tienen sensibilidad social con los principales problemas que tiene Canarias?

Y no hemos hablado de un tema que en técnica presupuestaria usted conoce mejor que yo, que es el tema de lo que tiene que ver con el tema de los ingresos. Nos ha dicho también el Consejo Consultivo a este proyecto de ley, cuestiona el proyecto porque no aclara, y usted no lo aclara ni su Gobierno este proyecto de ley, las condiciones a las que se van a suscribir, a acoger, en esos préstamos a las entidades financieras. No lo sabemos, señor Ortiz, porque podemos cometer el riesgo, y se lo adelanto, de incumplir la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Señor Ortiz, es así, es así, y usted lo tiene que saber también.

Por tanto, señorías, señoras y señores del Gobierno, no podemos subir a esta tribuna sacando pecho, no podemos subir a esta tribuna como si la realidad que está fuera de esta sede parlamentaria fuera diferente. No podemos ignorar el problema del desempleo que tenemos; no podemos ignorar que 7 de cada 10 jóvenes en edad de trabajar que quieren hacerlo no lo pueden hacer.

Sí, señor Ortiz, ¿sabe por qué repito ese mensaje? Porque es el mensaje importante que tienen los ciudadanos, porque son las prioridades y las preocupaciones de los ciudadanos, porque es bueno que yo le repita ese mensaje para que usted tenga la sensibilidad de apoyar que devuelva este proyecto de ley al Gobierno y repare esos problemas que el Grupo Parlamentario Popular le está planteando, para que usted incremente el presupuesto destinado a la lucha contra el desempleo, para que usted destine más recursos contra la emergencia social, para que usted no destine el 85% al capítulo de sanidad únicamente para pagar las facturas del gasto farmacéutico.

¿Y viene usted aquí a sacar pecho diciendo que este Gobierno y que esta comunidad autónoma no tiene tensión presupuestaria? ¡Claro que tiene facturas pendientes y claro que el Gobierno de España le ha dado, entre el 2012 y 2013, 1.200 millones en concepto del Fondo de Liquidez Autonómico! ¿Por qué?, porque ustedes tenían problemas.

Y, miren, ¿es verdad o no es verdad que ustedes el año pasado pagaron 343 millones de euros solamente en facturas sanitarias, 343 millones de euros? Esa es la realidad que tenemos.

Por tanto, señor Ortiz, no está usted para sacar pecho y está para rectificar, para cambiar y que sepa que las prioridades en este proyecto también son la lucha contra el desempleo, la emergencia social, las listas de espera y mejorar la educación.

El señor presidente: Sí, señor consejero, don Javier González Ortiz, para cerrar este turno.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente. Señorías.

Entramos en un nuevo capítulo de las incoherencias. Ayer, hace unas pocas horas, la señora Navarro aseguró en esa tribuna que el proyecto de Ley de Crédito Extraordinario no ponía en absoluto en riesgo el cumplimiento del objetivo de estabilidad. Póngase de acuerdo, por favor, en cuanto al discurso, por poner un ejemplo.

Pero, mire, señor Antona, para entrar sobre todo por lo que usted ha empezado, y ha empezado por que los problemas de Canarias se basan en el desempleo, el fracaso escolar, el paro juvenil, la lucha social, las listas de espera... ¿Sabe qué prioriza este presupuesto? Pues prioriza el desempleo, el fracaso escolar, prioriza las obras de infraestructuras para generar empleo, prioriza los ámbitos del empleo, prioriza las listas de espera. Es que su discurso se cae con la ley en la mano, una tras otra.

Mire, por no introducir más cuestiones en el debate que tendremos después, seguro, con el Grupo Mixto, en referencia a lo que ha dicho usted en las listas de espera y los pagos de farmacia, siguiendo la enmienda que ha presentado el Grupo Mixto, en ese caso le contestaré. Precisamente por eso, porque estas prioridades, conociendo los problemas, detectando los problemas, fijando prioridades, con sacrificios y actuando, es por lo que presentamos este proyecto de ley.

Y, mire, déjeme terminar con un dato: ha hecho usted referencia al coste de los intereses de la deuda que pedimos prestada. Mire, dígales usted a sus compañeros del Partido Popular en Madrid que autoricen a esta comunidad autónoma a emitir deuda en el extranjero y nos ahorraremos 7 millones de euros.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala.)

El señor presidente: Señorías, por favor.

Vamos a ver la otra enmienda de devolución del proyecto de ley presentada por el Grupo Mixto, enmienda a la totalidad.

Señorías, lo único que ha pasado es que en el procedimiento de debate no está previsto en esta ley que hable el Gobierno. El Gobierno puede hablar cuando quiera, pero siempre que hable reabre el debate, y eso hay que asumirlo, no ha pasado nada más; y que los grupos, en lugar de intervenir, que lo pueden hacer, han decidido, los grupos que no han presentado enmiendas intervienen al final. No ha pasado nada más y se ha arreglado todo creo que cordialmente.

Muchas gracias, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente. Señorías. Señor presidente del Gobierno.

Nuestra enmienda a la totalidad con devolución del texto tiene el sentido de ejercer nuestra función, la función de control, de oposición, de seguimiento, de aclarar las cosas ante la opinión pública, que a veces no entiende -por no decir frecuentemente-, no entiende lo que hacemos y tampoco lo que decimos.

Nosotros pretendemos con esta enmienda esencialmente dos cosas. Primero, que la gente sepa que este crédito extraordinario llega tarde y es poco, es escaso, y explicar por qué ocurren estas cuestiones. Y luego también tenemos la intención con esta enmienda de poner en evidencia lo que nosotros entendemos que dice esta ley y que tiene poco que ver con las expectativas generadas y con el discurso dominante del Gobierno. Creemos que su distribución no responde a las expectativas que generaba el crédito extraordinario y tampoco responde a esos objetivos de reactivar la economía y adicionar políticas sociales claramente insuficientes. Esta es la razón de nuestra enmienda.

Sobre el primer asunto, decirles que ya saben nuestra tesis reiterada en esta tribuna de que no compartimos las tesis del ajuste fiscal en los términos que acordaron los grandes partidos españoles con la Comisión Europea. Nuestra tesis de que no compartimos, ni antes ni ahora, la distribución del déficit autorizado. Creemos que la Administración General del Estado, teniendo la mitad de las responsabilidades del gasto, incluyendo la Seguridad Social, se queda con el 80% del déficit y solo permite a la Administración más inflacionaria, la que tiene los servicios públicos básicos, la demanda en la puerta, solo le permite escasamente el 20% del déficit. Y eso es bueno que la gente lo sepa, la gente en Canarias tiene que saber que el 80% de estos recursos que permite la Unión Europea de déficit se lo queda Madrid teniendo la mitad de las responsabilidades y a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos les da el 20%, teniendo la otra mitad de las responsabilidades.

Y en el año 2012 fue una distribución injusta y lo que ha ocurrido en el 2013 es que es más injusta y, en vez de quedarse exactamente en cinco puntos, que fue lo que pasó el pasado año, se va a quedar con 5,2 y les retira a las comunidades autónomas 2 décimas de déficit y para rematar la jugada lo distribuye entre la comunidades de manera asimétrica. Podía pensarse: se distribuye de manera asimétrica para responder a la demanda diferente de situaciones socioeconómicas. Pues no, como algunos habíamos previsto, y no somos adivinos, la distribución asimétrica era para favorecer a los incumplidores, como ya pasó con la autorización de deuda. Por eso algunos en esta tribuna hemos dicho que la distribución es injusta y la responsabilidad es del Gobierno de España, pero que nosotros nos estábamos haciendo un flaco favor haciendo méritos con más ajustes que nadie, que no era ninguna medalla que a esta comunidad le sobraran 84 millones de euros en el año 12 del déficit autorizado. Entre la poca voluntad de Montoro de tratar con justicia a las comunidades, de distribuir esto con equidad, nosotros le hemos dado una pista, nosotros y otros, y a las comunidades que han estado por debajo del déficit autorizado en el año anterior lo que ha hecho el ministro es atornillarlas, y no solo a esta, también a otras de signo político distinto.

De manera que es muy importante que la gente sepa que el déficit se lo queda Madrid, esencialmente teniendo menos gasto que la comunidad autónoma. Es muy importante que se sepa que se distribuye de forma injusta y que a las comunidades que han cumplido se les ha tratado peor que a las incumplidoras; y que no ha sido ningún mérito no utilizar el déficit del año 12 hasta el límite como mínimo permitido; y que no era verdad aquella amenaza de si incumplimos una décima nos intervienen, porque no han intervenido a nadie, y hay algunos que han duplicado el déficit autorizado el pasado año. Y esta es una de las razones de nuestra enmienda, poner esto en evidencia.

También nos parece -ya lo dijo el consejero y lo repito- el retraso. Desde el momento en que se supo que la Comisión Europea autorizaba ampliar el déficit para el año 13 el Gobierno español debió diligentemente distribuir el déficit entre las comunidades para que estas tuvieran tiempo de ejecutar esos créditos adicionales. Y no se ha hecho porque en el fondo aquí todo el mundo está con la contabilidad como primera preocupación, con el equilibrio presupuestario, con la dichosa y peligrosa Ley de Estabilidad. Eso es lo único que preocupa a los gobiernos de aquí y de allá y nosotros, como ya hemos reiterado aquí un millón de veces, no estamos de acuerdo con esa tesis.

De forma que es bueno que nosotros hayamos presentado esta enmienda a la totalidad para reforzar estas ideas, la injusta idea de que se queden con el déficit y que lo distribuyan de manera injusta, y para poner en evidencia que no ha sido bueno ser más papistas que el papa en el cumplimiento de los ajustes y de los recortes, que al final no nos ha favorecido, que nos ha perjudicado. Y también vuelvo a reiterar que esto llega tarde porque están pensando en los ajustes del presupuesto, en el ajuste fiscal más que en los ciudadanos, allá y aquí. Y digo que además nosotros creemos que es poco por lo que hemos dicho y por las pistas que le hemos dado al señor Montoro.

Y la segunda razón de nuestra enmienda a la totalidad es, bueno, ayudar a que la gente entienda lo que está pasando aquí. Se veía como agua de mayo el crédito extraordinario del déficit y todo el mundo, especialmente los del Gobierno, se llenaban la boca con que esta era la oportunidad para resolver inversiones pendientes, que esta era la oportunidad para financiar un plan contra la pobreza, que esta era la oportunidad para acometer un plan contra las listas de espera, que esta era la oportunidad para reactivar la economía; y nosotros sostenemos, leyendo esto, porque, claro, nosotros hacemos control político, democrático, al Gobierno y conocemos lo que viene a este Parlamento, no conocemos, sino a posteriori, si lo pedimos, las modificaciones, las transferencias de crédito y modificaciones presupuestarias... Pero eso es una trampa que no... (Ante los gestos del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad desde su escaño.) Bueno, una trampa, usted me entiende. Ahora pondré en evidencia que ustedes dicen cosas que no están en la ley. Las podrán hacer, pero en base a transferencias de crédito y modificaciones presupuestarias. Pero eso no está en la ley, ¡no está en la ley!, y eso son trampas políticas, porque el control político no se puede hacer. Yo lo hago sobre lo que mandan aquí, no sobre lo que han hecho en el Gobierno o van a hacer pasado mañana. Por eso nuestra enmienda entra al detalle, y dice que no es verdad que los créditos extraordinarios de 206 millones vayan a políticas dinamizadoras de la economía nuevas, que no es verdad que los créditos vayan mayoritariamente a políticas sociales nuevas. La realidad es que, como mínimo, el 63% de los 206 millones pagan deudas, facturas, compromisos, ya ejecutados, con impacto en la economía casi cero. Y políticas sociales nuevas, pocas. Y lo digo fácil: los 23 millones a los cabildos, a pagar compromisos; los 40 millones de las farmacias, a pagar compromisos; los doce millones y pico de farmacia hospitalaria, imposible gastarse 12 millones de aquí a final de año, a pagar compromisos; una parte de los suministros, a pagar compromisos; los 9,7 millones de transporte, de la sentencia de Trasmediterránea, a pagar compromisos; lo sustancial de la vivienda, de los 13 millones, a pagar compromisos; lo sustancial del crédito de educación, a pagar compromisos ya ejecutados; los 5,5 millones del palacio de Gran Canaria, a pagar compromisos.

¡No es verdad! Es una afirmación gratuita, confusa, la que ustedes hacen diciendo que los recursos de este crédito extraordinario van a políticas económicas y a políticas sociales. Ustedes escasamente dedican 60 millones, 65 millones, a nuevas actuaciones. Que nosotros compartimos las que conocemos y podemos hacer hasta un acto de fe de creernos todo lo que ustedes dicen, aunque los hechos no acompañen. Y son las siguientes.

En relación a la estrategia de la pobreza, que nosotros criticamos por claramente insuficiente, ustedes incumplen un mes después lo que aprobaron aquí hace un mes. No hay 3 millones, que estaban en la ficha financiera del plan para este año, para ayuda domiciliaria, que, como se sabe, es un programa de atención a las personas en casa a través de los procesos. ¡No los hay! Hay 5 millones para pagar prestaciones económicas con la Ley de Dependencia, que no tienen nada que ver con el plan contra la pobreza. Confundirán ustedes a los ciudadanos, no a los que estudiamos las cosas. ¡No hay 3 millones para ayuda domiciliaria, que estaban en la ficha financiera del año 13 del plan estratégico pomposamente denominado por ustedes contra la pobreza! O se equivocan o tratan de confundirnos.

Los 2,3 millones de ayuda a la gestión son un programa de transferencia a las corporaciones locales. Se han equivocado o nos están engañando. Ustedes, el programa de los 2,3 millones, lo han colocado en ayuda a la gestión de la integración social. Y eso en el presupuesto vigente y en la ley que hoy traen ustedes aquí va a transferencias a las corporaciones locales, no va a la prestación directa en la PCI. Y a los 2 millones restantes los llaman ustedes "integración social", que es PCI, y, por lo tanto, o no hay PCI o no hay emergencia social. Todo no puede estar. Ustedes confunden, y tengo los programas del presupuesto vigente y los programas de la ley, y no es verdad. Ustedes ni siquiera cumplen con la ficha financiera del plan estratégico de la pobreza que aprobaron aquí hace un mes, porque mezclan las cosas para confundir.

Y con el tema de las listas de espera. Yo creo que la inmensa mayoría de los recursos van a gastos ya generados, comprometidos. Yo sé que han hecho un truco poco transparente, aunque supongo que estará cargado de buena voluntad. Es imposible, imposible, si uno no tiene fe, si uno no cree devotamente en ustedes, sacar de aquí 17 millones para listas de espera. ¡Eso es imposible! Porque, mire usted, las listas de espera se combaten esencialmente, según el propio departamento, a través de programas de jornadas adicionales, y eso es esencialmente capítulo I. Los que conocemos la sanidad sabemos que un programa de actividad quirúrgica tiene más de un 50% de gasto de capítulo I, y ustedes han metido 1.450.000 euros en capítulo I. ¡Es imposible con 1.400.000 euros en solo dos de los siete hospitales, dos, hacer un programa de jornadas complementarias! A no ser que ustedes después vengan y hagan modificaciones o transferencias de crédito. Pero es que eso no vale. Usted tiene que venir aquí y decir en capítulo I yo dedico 4 millones. Nos tendrá que decir si los 3 millones con la concertada son para lista de espera o para deuda. ¿Ustedes qué se creen, que somos adivinos? ¿Cómo vamos a saber nosotros si los 3 millones son para lista de espera o para deuda? Díganlo: cuánto está en el capítulo I para listas de espera, cuánto está para nuevos suministros. Pero esencialmente cuánto está para el capítulo I. No se puede deducir eso.

Tampoco se puede deducir, aunque uno pueda tener fe, que aquí hay 15 millones de inversión. Usted se va al capítulo VI y hay 5,4: 3 millones para Fuerteventura, 600 para la región, 600 para la región... Dice, "no, es que nosotros lo que hemos hecho son modificaciones de crédito para que esto llegara a tiempo". Yo les pregunto: "oiga, ¿y en el presupuesto inicial del 2013 ustedes no programaron el búnker del Hospital Doctor Negrín?" ¡Yo esto no lo sabía! ¡Es que es muy fuerte! Con ese problema, con esa gravedad, que no hubiera consignación presupuestaria para una obra de un millón y medio, que es una demanda insatisfecha y grave y no estaba en el presupuesto inicial y no está en este. Dicen ustedes que han hecho ahí los cambios pertinentes.

De manera, señorías, que no hay recursos para la lista de espera, no hay recursos en esta ley para la pobreza, ni siquiera en los términos que ustedes planteaban -nosotros planteábamos más-, y en materia económica dedican poco, porque lo dedican todo a tapar agujeros. ¡Poco!, 22 millones... Nosotros somos partidarios de más inversión en carreteras, porque es bueno para la economía, porque tira de la demanda, porque las infraestructuras de carreteras impactan en la economía. Somos partidarios del dinero del empleo, estamos de acuerdo, estamos de acuerdo en lo que se dedica a promoción turística y a los planes de renovación, pero nos parece poco. Estamos de acuerdo en los 4 millones del Posei y nos parecen pocos. Creo que ustedes han dedicado dos tercios de los recursos a tapar agujeros y un tercio a las políticas económicas y sociales, y eso es claramente insuficiente. Y lo que les pedimos -no lo van a aceptar hoy, evidentemente- es que, al menos, en la tramitación de esta ley vía enmiendas parciales rectifiquen.

Nosotros presentaremos enmiendas parciales, ya las estamos preparando, para destinar más recursos a la pobreza, para destinar más recursos a la agricultura, para destinar más recursos a la I+D+i, para destinar más recursos a las becas, porque hay 110.000 euros más para las becas. Si la ley es tan mala, como dicen los expertos y el amigo Wert quita las becas del 5 al 6,5, con 110.000 euros... -más lo que teníamos, dice (Ante un comentario que efectúa el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad desde su escaño.)-, hay que hacer virguerías, hay que hacer virguerías.

Pero, en cualquier caso, nosotros presentaremos enmiendas parciales para que de verdad esta ley cumpla las expectativas que había generado: más recursos para la lista de espera, transparentes, con nombres y apellidos, con concreción, no solo actos de fe, más recursos para la pobreza, más recursos para las infraestructuras, más recursos para la agricultura y presentaremos las enmiendas oportunas, porque nos parece que ustedes han trasladado un mensaje confuso a la ciudadanía que en nada se parece con la realidad de lo que hoy estamos debatiendo aquí y se aprovechan de que la gente, estas cosas, evidentemente las estudia poco. No solamente la gente de fuera.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por parte del Gobierno, don Javier González Ortiz, señor consejero de Economía y Hacienda.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente, señorías, señor Rodríguez.

Coincido con usted en la primera parte de todo: en que llega tarde y es escaso. Llega tarde por obligación y es escaso por obligación. No coincido en absoluto con su disertación posterior y hablaremos después un poco de ese intento de confusión que usted intenta hacer, sobre la supuesta confusión que genera el proyecto del Gobierno, para entendernos.

Mire, lo primero, sobre su exposición, es que dice que presenta una enmienda a la totalidad para poder discutir sobre la asignación de los objetivos de estabilidad de las comunidades autónomas. Señor Rodríguez, mire, usted ya lo sabe, ha presentado una enmienda a la totalidad intentando hacer después las enmiendas parciales que anuncia después aquí. Bueno, oiga, como una cambiada para llegar está bien. Ahora, es un tema importante, ¿eh?, y le recuerdo que si hoy estamos aquí discutiendo sobre un proyecto de ley, que si usted puede, su grupo, puede presentar una enmienda a la totalidad y usted puede subir aquí a hablar para criticarla, es porque hemos cumplido el objetivo de estabilidad, porque las otras comunidades autónomas no van a poder hacerlo. Simplemente como un matiz a la discusión general por la que usted ha intentado llevar este elemento.

Mire, señor Rodríguez, yo evidentemente conozco, sé, que, como usted ha dicho, "nosotros no podemos adivinar", pero es que en la intervención de quien les habla hoy y en la intervención de cuando se presentó y aprobó el proyecto de ley, ya dije claramente, en algunas cuestiones, que es que, basado en una razón de las que usted ha dado como elemento fundamental para presentar la enmienda a la totalidad, es que llega tarde. Para evitar que llegara tarde, este Gobierno, en el ejercicio de su responsabilidad, lleva tomando decisiones desde hace un tiempo; para evitar que usted tuviese razón en que hubiésemos esperado hemos tenido que cumplir la norma pero intentando cumplir con los compromisos. Y eso es lo que lleva a cabo el Gobierno. Y, por tanto, por lo menos no diga usted que hemos hecho trampas; lo que hemos usado inteligentemente es la capacidad que nos ha dado la norma para poder cumplir con nuestros compromisos, que, cuando menos, es bastante diferente de hacer trampas.

A partir de ahí, como usted bien sabe, de las modificaciones presupuestarias de ese tipo que se aprueban en el Consejo de Gobierno se da cuenta al Parlamento; luego, no será por estudiar o no estudiar, y usted sabe.

Y hablaremos, usted, de algunas cosas de las que usted sabe y en ocasiones... Por eso digo que creo que en todo este proceso, hombre, señor Román, señor Rodríguez, usted se ha hecho un cierto lío, ¿no?, al hacer los números, a mi juicio, ¿no?, o ha querido hacerlo. Vamos a pensar que se ha hecho un cierto lío a la hora de hacer todos estos números. Es lo que quiero entender cuando usted llega aquí a afirmar que el 63% y 130 millones de euros de los fondos de este proyecto de ley se destinan al pago de deudas en lugar de a gasto social. Mire, será en gasto social nuevo, a lo sumo, por decirlo, pero a lo sumo, no son deudas. Ahora hablaremos de algunas cosas de las que usted, según hace referencia, son deudas.

Mire, es rotundamente falso, y usted puede sumar las cantidades como quiera, para arriba, para abajo, mezclando lo que es gasto social-no deuda con gasto social-deuda, es decir, lo que usted quiera, pero no le van a salir nunca las cifras. Por lo menos no le lleve ese juego aritmético a confundir la realidad y a trasladar hacia los ciudadanos algo que es lo que más preocupante me parece, ¿no?, es decir, no, mire, este Gobierno cumple con sus compromisos, con los pasados, con los actuales y con los futuros, y en virtud de eso este proyecto de ley, para intentar resolver algunos de esos problemas.

Este Gobierno, señor Rodríguez, en lo más importante no miente y cumple con sus compromisos, y se lo podré demostrar uno tras otro. Hemos dicho que el 77% de los créditos, es decir, 158 millones de los 206, va a gastos sociales y medidas de crecimiento económico, y así es. Podemos analizar uno tras otro lo que es. Hemos dicho que el 23% restante, los 48 millones, se destina a liquidar gastos comprometidos, y es cierto, liquidar gastos comprometidos.

Mire, alguno de sus errores se producen cuando usted llega a afirmar que los 40 millones de euros destinados a gasto farmacéutico son para pagar deudas de farmacia. Yo, señor Rodríguez, supongo que usted intente o no confundir y nos creerá o no, pero yo me limito a las afirmaciones de lo que hace, por ejemplo, el presidente de uno de los colegios de farmacéuticos de Canarias, que afirma que el Gobierno no mantiene deudas con el Colegio de Farmacéuticos. Luego, ¿es deuda o no es deuda? No, no es deuda. Simplemente por fijar claramente cuál es la posición. Es que ya se lo he dicho claramente, es para evitar que existan las deudas, claramente, claramente. No diga usted que es una deuda, porque es que usted está intentando confundir una tras otra tras otra.

Mire, le repito, a las declaraciones me remito, porque, como usted lo que intenta es confundir, pues, que le contesten otros. Mire, por no hablar, digo, de dónde surge ese problema y lo que intentamos o he intentado hacer y de aquellas peticiones que se han hecho.

Pero es que además usted llega a confundir a los ciudadanos afirmando que los gastos en farmacia hospitalaria son deudas. Mire, señor Rodríguez, y usted lo sabe, impulsar, incrementar la actividad en los hospitales genera mayor gasto de farmacia hospitalaria, eso lo sabe usted perfectamente, y, como sabe usted perfectamente, no intente confundir que mayor gasto en farmacia hospitalaria es para pagar la deuda. Pues, como usted lo sabe, como usted lo sabe, no lo sume a ese global del 63%. Lo digo para intentar desmontar algunas de las afirmaciones que hace usted en esta tribuna y que ha hecho en la presentación de la enmienda. Es decir, porque, claro, empecemos a hablar ahora de las listas de espera. El Gobierno afirma que hay 17 millones de euros en el proyecto de ley para luchar contra las listas de espera; y usted habla, "no, no, es que solo hay un millón de euros". Pero, señor Rodríguez, vamos a ver, un millón de euros en personal, más los 3 millones de derivación... ¡Ah!, ¿sumamos ahora los anteriores incrementos del gasto de productos farmacéuticos o no los sumamos? Ah, no los sumamos, evidentemente, no, usted pretende reducir las listas de espera incrementando las intervenciones y no tener gastos de farmacia hospitalaria. Ya me contará cómo, señor Rodríguez, por lo menos después espero que usted me cuente cómo.

Mire, le voy a contar cómo y dónde se distribuye la afirmación del Gobierno de los 17 millones de euros: 9,6 millones de euros en suministros sanitarios, 3,4 millones de euros para la actividad concertada, un millón de euros para los gastos de personal y 3,8 para productos farmacéuticos derivados de los tratamientos. Esos son los 17 millones de euros que el Gobierno destina a las listas de espera.

Pero, mire, es que usted ha hablado, ya lo contó esta mañana en esta Cámara sobre las listas de espera, cuáles son las acciones que ha llevado el Gobierno para poder reducir esas listas de espera y cuál es la política de contratación... Usted ha hablado de un elemento fundamental, mire, es que las listas de espera se pueden reducir o derivando o teniendo mayor actividad en horario de tarde, también en horario de mañana, e incrementando, por tanto, la actividad. Bueno, ya lo contó esta mañana la consejera. Evidentemente usted sabe, porque lo sabe, que se ha incrementado el número de contrataciones de médicos y, como se han incrementado... Además que esos nuevos médicos tienen turno de tarde. Bueno, pues, a lo mejor, a lo mejor, si usted quiere, si usted quiere, y no con tanta imaginación, no haciendo ejercicios de credibilidad sino simplemente observando, usted probablemente pueda llegar a concluir.

Donde sí le doy una parte de la razón es en lo que usted dice, que es que la Oposición no puede conocer las acciones que ha llevado a cabo el Gobierno con anterioridad para poder ejecutar las obras. Basado en uno de sus principales motivos para presentar la enmienda, y es por el retraso, este Gobierno lo que ha hecho es posibilitar esas adjudicaciones, esas obras, porque si hubiésemos tenido que esperar a que, en su caso, estuviese en la ley, no nos hubiese dado tiempo, señor Rodríguez, y eso lo sabe usted. ¿Qué ha hecho el Gobierno? Pues sí, cumplir con sus compromisos, haciendo las modificaciones pertinentes con anterioridad para poder llegar a hoy.

Pero, mire, es que lo del búnker del Negrín, al que usted hacía referencia, está autorizada por el Gobierno la contratación. Es que el compromiso del Gobierno de Canarias para el Hospital del Sur, está firmada la adenda con el Cabildo de Tenerife para poderlo posibilitar. ¿O es que pretendía usted que esperásemos a la ley para acelerar esos procesos? Pues no. Por lo menos lo que usted no podrá decir es que el Gobierno no ha ejercido su responsabilidad y ha cumplido sus compromisos y ha utilizado los instrumentos legales que tiene a su mano para poder presentarse hoy aquí diciendo que esas cosas que dijo las tiene, sin tener que esperar a la aprobación de la ley.

Es simple, señor Rodríguez. Yo entiendo que a usted, por tanto, le pueda llevar a confusión, pero le recuerdo que el Gobierno ha dicho desde el principio que esta ley permite, viabiliza, esas inversiones. Es verdad que está en los 5,4 millones de euros más los otros 8,8 millones restantes, que son los que totalizan los 15 millones de euros en cuanto a la inversión, gracias a que hemos acelerado ese proceso; si no, no podríamos hablar. Si no, hubiese tenido usted al final algo de razón en criticar al Gobierno por no haber tomado las medidas necesarias y suficientes para poder presentarnos hoy aquí diciendo que hemos acelerado esas inversiones.

Señor Rodríguez, vamos a entrar ahora en el capítulo de la estrategia de la pobreza. Están los 2 millones de euros, uno en la Ley de Crédito Extraordinario, páginas 10 y 14, y el otro en el suplemento de crédito, lo digo, del proyecto de ley. Usted ha dicho que no están los 2 millones de euros para las acciones de emergencia. Se llaman así, están en la página 10 y 14, se las enseño yo después por si tiene usted la más mínima duda. Sí, puede usted acudir al proyecto de ley y observar claramente que están en el proyecto de ley para por lo menos eliminar algunas de sus dudas. Usted ha hecho su intervención haciendo preguntas, yo le contesto dónde están en el proyecto de ley para que usted despeje alguna de esas dudas y sepa que en el compromiso del Gobierno de Canarias de incluir esas partidas en el proyecto de ley están, están, están. Digo, páginas 10 y 14 del mismo. Porque no existe ningún programa PILA presupuestario, y ahí hablamos de técnica presupuestaria, donde se llame emergencia social. Exactamente igual, señor Rodríguez, como algunos diputados han intentado confundir a esta Cámara, que no hay ninguna partida para las listas de espera. Usted sabe perfectamente, no me refiero a usted, pero usted sabe perfectamente que no hay ninguna partida en el proyecto presupuestario que se llame reducción de listas de espera; se hace, como usted bien ha dicho aquí, con gasto de personal, incremento de gasto farmacéutico, etcétera, etcétera. Por lo tanto, para eliminar algunas de sus dudas y despejar ese planteamiento.

Y para terminar, señor Rodríguez, usted ha hecho algunas afirmaciones... Ha dicho que presentará sus enmiendas, las estudiaremos, porque ha hablado de más, más y más, pero no ha dicho dónde menos; es decir, "no, no, nosotros creemos que se debe hacer más en esto, más en esto, más en esto", pero no ha dicho ni mucho menos, supongo que lo hará en las enmiendas parciales -perdone, señor Rodríguez, pero ha sido usted el que ha juntado enmiendas parciales con la totalidad en el texto de la enmienda, en su disertación-, digo, el que nos dirá después de dónde lo quitamos. Ahora, sea usted consciente, señor Rodríguez, de que el Gobierno de Canarias en este aspecto ha tenido que suplir algunas de las carencias, decisiones, como usted las quiera llamar, por parte del Gobierno central. Yo creo que en eso nos ponemos de acuerdo. Evidentemente, en el ámbito de empleo, pues, si se reducen las políticas, el Gobierno de Canarias, ante lo que dicen otros, ¿es que lo único que hace es quejarse y no hacer nada?, no, no, nos quejamos y actuamos, presentamos un proyecto de ley para mejorar esas partidas. Que es insuficiente, coincido con usted, lo he dicho desde el principio. Pero, eso sí, gracias a que hemos hecho la tarea a lo largo de los últimos años, hoy podemos estar discutiendo aquí sobre este tema.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, Javier González Ortiz.

Don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente.

Vamos a ver, nosotros nos guiamos por los papeles que ustedes mandan aquí, y los papeles que ustedes mandan aquí dicen lo que dicen y los presupuestos se conforman como se conforman. Que yo sepa, es imposible deducir, si no eres adivino o estás en el Gobierno, que poniendo 5 millones en la ley uno anuncie que hay 15, ¡porque eso es lo que han dicho ustedes públicamente! ¡Han dicho en la nota de prensa que hay 15 millones de inversión pública en sanidad y aparecen 5,4! Ustedes podrán venir ahora a decir que ustedes han hecho 500 modificaciones presupuestarias y lo han hecho previamente, ¿pero cómo cree usted que los ciudadanos y los representantes de los ciudadanos que aquí estamos nos enteramos?, ¿les llamamos por teléfono cada vez que usted reúne al Gobierno a ver cuántas modificaciones hace usted pervirtiendo el control parlamentario?, ¿dónde?, ¿cómo? Hay 5,4 millones en inversiones, no hay 15. Si ustedes no fueron capaces de prever en la Ley de Presupuestos vigente el dinero para el hospital del sur, para el hospital de Fuerteventura o para el acelerador del Negrín, pues, lo habrán corregido pero no lo sé, no lo tengo certificado. Por lo tanto, nosotros nos remitimos a interpretar esta ley.

Y yo le digo lo siguiente. Conozco razonablemente el sistema sanitario y yo le aseguro a usted que en un trimestre, con 12,6 millones de productos sanitarios, no se operan... bueno, yo creo que se hacen 200.000 intervenciones de productos, lo que las intervenciones quirúrgicas de productos sanitarios llevan. Mire, no se puede deducir de este proyecto de ley que hay 17 millones para las listas de espera, y además no me lo creo. ¿Y sabe por qué no me lo creo? Porque los datos son incontestables; ustedes el pasado año dijeron que con la ampliación de jornada reducirían la lista de espera y aumentaron un 108% la de más de seis meses, un 20% el conjunto. La demora media aumentó 51 días, y eso está ahí en los datos de ustedes, que son discutibles, muy discutibles, porque lo que están haciendo es reducir las entradas para que figuren mejores datos y no están las pruebas complementarias. Y ustedes dirán lo que sea en las notas de prensa y en los periódicos, pero a los que no engañan es a los 70, 80, 90 o 100.000 personas que en esta tierra esperan por una resonancia, por una intervención quirúrgica o por una consulta médica. Y esto es así, digan ustedes lo que digan, invéntense ustedes lo que se inventen. Aquí no hay recursos para bajar las listas de espera, aquí lo que hay son estrategias para reducir las estadísticas; aquí no hay un esfuerzo adicional, los programas adicionales de personal hay que pagarlos. Y ustedes han puesto -escuche bien- 1,4 millones en solo dos hospitales. ¿Cómo se pagan los programas del Materno Insular?, ¿cómo se pagan los programas del HUC? -esos que están en una instrucción mal redactada de la Dirección del Servicio Canario de Salud-. ¿Cómo se pagan? Dice: "no, haremos modificaciones"; ¿y para que estamos nosotros aquí?, ¿para qué está este Parlamento? Si usted tiene 200 millones del crédito extraordinario venga aquí y díganos dónde hay que gastarlos.

Y no nos diga que en las listas de espera el problema está en los suministros farmacéuticos. Las listas de espera son esencialmente capítulo I y capítulo II, dependiendo de la patología, dependiendo de la patología, y ustedes aquí en capítulo I ponen 1,4 millones de euros, y con 1,4 millones de euros ustedes no revierten esta situación ni locos, ni locos, señor Ortiz.

Y con respecto a la pobreza, ¿dónde están los 3 millones de ayuda domiciliaria?, ¿dónde están, dónde están? Porque yo lo que le he dicho a usted es que el programa de ayuda a la integración social en el presupuesto vigente y en este es el destinado a ayudar a las corporaciones locales a gestionar la PCI. Lo han puesto ahí y, como lo han puesto ahí, nosotros interpretamos que está ahí, no donde usted lo tiene en su cabeza. Y lo de integración social está en el gasto de la PCI, en el gasto, en el programa presupuestario de la Ley de Presupuestos y aquí. Usted cree que somos adivinos en este Parlamento; haremos el esfuerzo correspondiente pero no somos adivinos.

Esta ley no cumple lo que ustedes prometieron, esta ley no atiende el gasto social de forma debida, esta ley dedica 40 millones y me dice que no ...(Ininteligible.) Me lo pone peor. Pues de ahí le voy a sacar los 40 millones para más carreteras, para más listas de espera y para más pobreza, porque si no se deben 40 millones a las farmacias, para qué los pone. Dice, "no, para prevenir"; pues prevenga usted el paro, prevenga las listas de espera, dedique, los 40 millones que ahora dedica al gasto farmacéutico dedíquelos a las listas de espera, dedíquelos a la pobreza y dedíquelos a las carreteras, que es donde había que hacerlo. Porque ustedes generaron unas expectativas que han frustrado, han frustrado, aquí no hay recursos adicionales para el gasto social significativos y los que... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo y el señor presidente le concede un minuto adicional.)

De manera, señor Ortiz, que yo creo que esto es confuso. Me consta que muchos de los suyos no saben explicar esta ley, me consta, me consta, esto es difícil de adivinar. Yo entiendo la premura, entiendo las dificultades, comprendo que el Gobierno tiene que atender muchos fogones a la vez. Yo eso lo entiendo, pero díganlo ustedes: "miren, señores de Canarias, ciudadanos y ciudadanas, señores parlamentarios, hemos dedicado de los 206 millones 140 millones a tapar agujeros". Pero es que es legítimo. Pues díganlo; lo que no pueden decir es que los van a dedicar a listas de espera, que los van a dedicar a obras, que los van a dedicar a actividad económica y quedarse tan panchos, porque es que el 70% de los recursos van a tapar agujeros y no hay que ser un genio para concluirlo.

Por lo tanto, señor Ortiz, nuestro deber aquí hoy es ejercer el control del Gobierno, enterarnos de lo que pretende el Gobierno, darle forma a lo que promete el Gobierno y, por lo tanto, ejercemos esa función.

Y en las enmiendas parciales procuraremos convencerles a ustedes de que los objetivos que habían generado se cumplan, que es gasto social y gasto económico.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Señor consejero de Economía y Hacienda.

También tiene un minuto más, como es lógico, si lo necesita.

Sí, adelante.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señor Rodríguez, yo no espero que usted sea adivino, espero que escuche, simplemente. No pretendo que usted sea adivino, espero que escuche o que atienda, porque se lo voy a releer, como leí mi intervención, para que quede claro: "Por otra parte, en este proyecto de ley se posibilitan inversiones por importe de 15, se posibilitan inversiones por 15 millones de euros -no, no, no, no haga usted así, señor Rodríguez, claramente (Ante los gestos del señor Rodríguez Rodríguez desde su escaño)-. Teniendo en cuenta que los créditos tienen que estar ejecutados al 31 de diciembre y ante la premura para su ejecución, algunas de las inversiones sanitarias han recibido dotaciones anticipadas mediante modificaciones de crédito".

Luego, repito, no pretendo que adivine, pretendo que escuche en cuanto a la intervención en el ámbito de lo sanitario. Y pretendo además, que usted lo sabe, sin hacerse los líos con los números, de dónde sale la actividad y las cantidades destinadas a las listas de espera. Usted ha escuchado a la consejera, pero es que yo se lo vuelvo a contar. ¿O es que cuando se producen las jubilaciones esas jubilaciones se cubren al 100%, se contrata, por tanto, a nuevos elementos, a nuevos médicos en el sistema, para que trabajen por la tarde? Ah, no, no... Es que no se consigue por trabajar por la tarde; no, no. Entonces, ¿se consigue o no se consigue trabajando por la tarde? Pero, mire, le voy a dar la suma, que usted, seguro que ahí, ahí llegamos, para llegar a los 17 millones: 3,4 millones de euros para la actividad concertada, 9,6 millones de euros para suministros sanitarios, 1.035.000 euros para gastos de personal, 3,8 millones de euros para productos farmacéuticos derivados de los tratamientos de intervenciones hospitalarias, 7.500 euros para trabajos realizados, en este caso para Fuerteventura, para una serie de análisis de pruebas de laboratorio. Total, los 17,9 millones de euros.

Por eso a lo mejor nos explicamos mal o a lo mejor nos entienden mal, que también puede ser.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Javier González Ortiz, señor consejero.

Y finalmente, que no caben más intervenciones que la fijación de posiciones, para los grupos que no han intervenido.

Grupo Parlamentario Socialista, don Emilio Mayoral.

El señor Mayoral Fernández: Señor presidente. Señorías.

El proyecto de Ley de Crédito Extraordinario y Suplemento de Crédito que se trae a esta Cámara es el resultado de la ampliación del objetivo de estabilidad que eleva el déficit para este año del 0,7% al 1,2. Pero antes de pasar a analizar el contenido del proyecto de ley, es conveniente insistir sobre algunas cuestiones que han sido citadas por el consejero, que podemos resumir en cinco puntos y que yo creo que clarifican por qué estamos hoy aquí debatiendo algo que no se está debatiendo en ninguna comunidad autónoma y tampoco en el Estado.

Primero. Que una buena parte de nuestro endeudamiento es consecuencia de los recortes que la Administración del Estado viene aplicando a Canarias y del insuficiente sistema de financiación.

Segundo. Que con esta ampliación vamos a suplir también fondos que son de responsabilidad del Gobierno de España, ya que será el Gobierno de Canarias quien va a sustituir las obligaciones estatales incumplidas acudiendo a un mayor endeudamiento.

Tercero. Que el cumplimiento y rigor presupuestario nos va a permitir, frente a lo que va a ocurrir en otras comunidades autónomas, destinar el diferencial autorizado a afrontar más gastos de aquí al 31 de diciembre. Frente a lo que ocurre, como digo, en otras comunidades autónomas y el propio Estado, cuya flexibilización va a ir dirigida a enjugar las desviaciones presupuestarias propias del presente ejercicio.

Cuarto. Que si bien Canarias no se encuentra en la situación descrita en este apartado anterior, es preocupante la incertidumbre de determinados ingresos estatales que, aunque previstos en los Presupuestos Generales del Estado, aún no se han recibido. Como ocurre con los 128 millones de euros de las políticas de empleo, que en su mayor parte se encuentran ya comprometidos.

Quinto. Que estas cantidades adicionales que se presentan en este proyecto de ley no son consecuencia de ingresos adicionales que provengan ni de los ingresos del Estado ni tampoco de los ingresos propios de nuestra comunidad. Hemos de constatar, por tanto, que estos recursos procederán de un mayor endeudamiento y que, por lo tanto, generarán nuevos gastos por los intereses que tendremos que pagar.

Entrando en el proyecto de ley, la primera pregunta que hay que hacerse es si está suficientemente justificado un incremento de la deuda en este momento y por el importe que se nos propone; y, en segundo lugar, si son adecuadas las asignaciones de gasto propuestas.

Señorías, cuando se habla de deuda pública, como aquí estamos haciendo, se puede caer en la tentación de los extremos: unos defendiendo el endeudamiento como fórmula presupuestaria y panacea de la resolución de todos los problemas y otros en sentido contrario, denostándola por los riesgos futuros que implica, por los importantes gastos que genera y por el riesgo para su devolución.

En principio, acudir al endeudamiento no es ni bueno ni malo en sí mismo, depende de muchos factores y circunstancias. Así, y respecto a este proyecto de ley que se nos presenta, tenemos que decidir entre otras cuestiones las siguientes: cuál es la cuantía de la deuda y qué capacidad tenemos para devolverla; es decir, en qué cantidad vamos a endeudarnos. El consejero de Economía y Hacienda ha manifestado que le hubiese gustado que esta Ley de Crédito Extraordinario y Suplemento de Crédito hubiese contado con más de 500 millones de euros, en lugar de los 206 millones que aquí se traen. Una opción que fue denegada en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde se solicitó que el déficit fuera del 2% con el fin de compensar los 800 millones que cada año nos resta el Estado para sufragar los servicios públicos esenciales. Es decir, 300 millones más. Sin embargo, y aunque con el voto en contra del Gobierno canario, el déficit máximo aprobado en la reunión del consejo fue del 1,2% del PIB.

El Gobierno, por tanto, trae a esta Cámara un incremento del endeudamiento del 0,5% sobre el PIB aprobado inicialmente, que, como se recordará, fue del 0,7. Lo que se traduce en un incremento de la capacidad de gasto para este ejercicio en 206 millones como máximo.

Señorías, en cuanto a la capacidad de endeudamiento que tiene esta comunidad autónoma, además de cumplir con el objetivo de estabilidad, Canarias ha demostrado haber ejercido un estricto control sobre sus cuentas públicas, lo que se ha traducido en que es la comunidad menos endeudada de España, un 11% del PIB, frente a la media del 18% del resto de las comunidades.

En segundo lugar, ¿por qué es necesario endeudarnos? Pues está claro: la actual situación de crisis económica ha dado lugar a unos ingresos presupuestarios inferiores como consecuencia de la menor actividad económica, con el consiguiente déficit de financiación de los gastos de actividades ordinarias, principalmente los servicios esenciales, incluidos tradicionalmente en los Presupuestos.

Además la situación de crisis ha generado determinadas circunstancias de emergencia social y, por tanto, la necesidad de dinamizar la economía y de crear empleo, para lo cual son precisas determinadas actuaciones. Y para ello se precisa de fondos adicionales que se financiarán con este crédito extraordinario y el suplemento de crédito.

El momento: ¿por qué en este momento solicitamos este incremento de deuda? A pesar de que las circunstancias citadas en el apartado anterior no son nuevas, la tramitación de este proyecto de ley no ha sido posible hasta que se han aprobado los objetivos de estabilidad y la deuda pública de cada una de las comunidades autónomas. Su aprobación en fecha tan tardía no estará exenta de problemas. Hay que tener en cuenta que el carácter de estos créditos obliga a que su ejecución se produzca antes del 31 de diciembre, lo que reduce el tiempo de gestión a prácticamente tres meses.

¿Y cuáles son la asignación y las actuaciones prioritarias? Las necesidades que precisa atender la Comunidad Autónoma de Canarias son diversas y numerosas. La dificultad, dada la limitación de los fondos disponibles, radica en acertar en una adecuada priorización. El Gobierno en su propuesta nos dice que estas dotaciones adicionales responden a una priorización en la que se ha procurado atender las necesidades sociales más perentorias y adoptar medidas que fomenten el crecimiento y el empleo, a lo que habría que añadir, sí, además, la de satisfacer determinadas deudas por la insuficiente dotación inicial presupuestaria. El Grupo Socialista comparte este criterio y destaca el esfuerzo solidario del Gobierno en el reparto que se propone, aun a sabiendas de que hubiera sido necesaria una cantidad mayor para dejar satisfechas las necesidades que, seguro, se han planteado en el proceso de elaboración de esta propuesta.

El reparto de la asignación de los fondos por consejerías ya nos permite observar esa priorización en atender los servicios esenciales: sanidad, educación y políticas sociales suponen un 72% del total de los 206 millones -149.723.000 euros-, siendo sanidad, con 76 millones, la consejería a la que mayor cantidad de fondos se asignan.

Si agrupamos estos gastos en función de la finalidad de los mismos, en vez de por consejerías, señorías, a mí y a cada uno de ustedes -y aquí se han ofrecido muchas cifras esta tarde- nos salen distintas cantidades. En mi opinión, hay tres tercios. Un primer tercio va destinado a deudas por insuficiente dotación presupuestaria; en mi opinión, como digo, un 32% del total. Y básicamente la mayor cantidad destinada al gasto farmacéutico. Gasto farmacéutico cuya deuda se viene arrastrando de un ejercicio a otro y que año tras año viene generando enormes dificultades a muchas farmacias ante el retraso de los pagos. Señorías, cada vez que hay aquí un debate, según el tema de que se trate ponemos el acento que nos interesa. Cuando se traen aquí los problemas, comparecencias sobre temas de farmacia, inmediatamente el Grupo Popular, básicamente, pone el grito en el cielo porque no se atiende a esos pobres farmacéuticos que necesitan cobrar como cualquier otro empresario y es verdad, como hoy toca otra cosa, el problema ese se puede soslayar. Pues no, habrá que atender también el gasto farmacéutico que se genera.

O los 9,7 millones de atención de deuda que representa la sentencia de la compañía Trasmediterránea; o a los cabildos insulares, que también se han citado.

Un segundo bloque son ayudas para incentivar la actividad económica. A ello se destinan 68 millones, 33%, y básicamente van -no voy a repetir cada una de las partidas- a actividades económicas importantes, como pueden ser las infraestructuras turísticas, como pueden ser las ayudas a la agricultura o como pueden ser otras inversiones en educación, como las que van destinadas a las universidades canarias.

Y un tercer bloque son las políticas sociales y de empleo. A ellas van destinadas 73 millones de euros, un 35% del total.

Como no podía ser menos, a políticas de empleo se van a destinar 15 millones de euros para aumentar la dotación del plan canario de empleo en Canarias, gestionado por el Servicio Canario de Empleo; y a planes de integración social, ayudas a inmigrantes, a discapacidad, 6 millones; 30 millones de euros globalmente van destinados, y ahí estarían los 17 destinados a la lista de espera a sanidad, etcétera, etcétera.

Por lo tanto, estas serían las prioridades que el Gobierno nos ha planteado. ¿Que pueden ser otras?, evidentemente. Lo que sí tenemos que estar todos de acuerdo es en la cifra máxima, porque esa nos viene impuesta de 206 millones, salvo que alguno se declare insumiso y quiera saltarse la ley y destinar una cantidad superior a la autorizada por el Gobierno de Madrid.

El reparto interno entre estas cantidades dependerá de cada uno cuál sería, lo que, a qué o cómo puede ir destinada esta partida.

El Grupo Popular ha presentado una enmienda a la totalidad. El Reglamento del Parlamento de Canarias, en su artículo 122.2, prevé dos tipos de enmiendas a la totalidad: una, que postula la devolución del texto al Gobierno, quizás hecha para los que menos trabajan, y otra para los que quieren dar a conocer sus ideas y transmitir a los ciudadanos su propuesta, la de presentar un texto alternativo al proyecto. El Grupo Popular ha elegido, como es habitual y ya nos tiene acostumbrados, la primera: la devolución del texto al Gobierno. Una enmienda a la totalidad cuya mayor virtud ha sido la de batir su propio récord en ahorro de papel. En esta ocasión ha despachado la enmienda a la totalidad en solo veinte líneas. Evidentemente este ahorro de papel lleva consigo un ahorro de ideas, puesto que a justificar las mismas solo dedica cinco líneas.

La segunda idea de las recogidas en estas cinco líneas es que esta financiación extraordinaria va a liquidar gastos previamente comprometidos. Ya se lo he reconocido antes: una parte importante va a los gastos que están insuficientemente dotados, como, por ejemplo, los 40 millones destinados a las facturas farmacéuticas, que desde que ustedes gobiernan han ido pasando de un ejercicio a otro y que ahora por fin se pondrán al día y hará que las farmacias puedan respirar con tranquilidad. O los casi 10 millones de euros de la sentencia de Trasmediterránea, que también es una obligación que tenemos que cumplir puesto que es una sentencia que hay que pagar.

Pero, en cualquier caso, señorías, señores del Grupo Popular, claro que puede haber un riesgo de incumplimiento del déficit. ¿Y saben cuál? Pues que el Gobierno del Partido Popular incumpla sus compromisos con Canarias, poniendo en riesgo los 128 millones de euros de las partidas ya comprometidas para empleo. Quizás se estén refiriendo ustedes a estas cantidades, quizás nos estén diciendo que su partido va a hacer esos recortes y por eso habrá déficit.

De resto en su enmienda a la totalidad ni una sola alternativa. Los canarios se van a quedar sin saber cuáles son sus alternativas. Es una lástima que, una vez más, hayan sido tan cicateros y parcos en sus explicaciones a la enmienda y hayan vuelto a elegir la vía que el Reglamento del Parlamento prevé para los pocos trabajadores: la de la devolución del proyecto al Gobierno sin ninguna explicación.

El Grupo Mixto también ha elegido la opción de devolver el proyecto de ley al Gobierno, si bien he de reconocer que en este caso se ha justificado la misma a través de una docena de folios. Sin embargo, no se ha atrevido el Grupo Mixto a plantear una alternativa al texto del Gobierno, y no lo ha hecho sencillamente porque no le salen las cuentas, porque para ello tendría que decir cómo se distribuirían los 206 millones de euros, porque, claro, pedir más en todo eso lo puede hacer cualquiera, pero tener que elegir y priorizar los destinos de esos fondos eso ya es más complicado.

Sin entrar a discutir las cifras, si son más o menos las cantidades destinadas al pago de deuda, ¿qué es lo que usted quitaría, don Román? ¿Dejaría de pagar los 10 millones de la sentencia de Trasmediterránea, deuda originada en el año 2000, cuando usted era presidente del Gobierno? ¿O dejaría de pagar la insuficiente consignación presupuestaria, insuficiente consignación presupuestaria, no deuda, sino insuficiente consignación presupuestaria, de los gastos farmacéuticos de más de 40 millones de euros? ¿O quitaría los 5 millones destinados al pabellón de baloncesto de Gran Canaria, porque al final los tendrá que recibir el cabildo para pagar facturas con la empresa que está ejecutando la obra? ¿O las cantidades destinadas a vivienda o las cantidades destinadas a los cabildos?

Porque, claro, usted habla de lo inaceptable de las partidas destinadas a la pobreza y aquí ha sacado unas propuestas más concretas. Así, pide presupuestar al menos 10 millones más para un fondo de emergencia social; también solicita un incremento de la PCI de 3 millones; otros 3 millones más para ayuda a domicilio; en total, 16 millones más. Para inversiones critica que solo aparezcan 5,6 millones de euros para infraestructuras sanitarias, siendo 15 millones la cantidad necesaria. Supongo que se refiere, ya se ha tratado aquí, a los hospitales de Tenerife y al búnker del Negrín. Ya lo ha explicado el consejero, y no me voy a extender, cuál es el procedimiento que se ha seguido.

Sobre los fondos destinados a la dinamización de la economía y la creación de empleo, valora positivamente los 15 millones de empleo y los 28 de carreteras, aunque manifieste la insuficiencia para la carretera de La Aldea. Y también le parecen escasas las dotaciones para infraestructuras turísticas. Le parece completamente insuficiente los 4 millones para agricultura, aunque aquí en...

El señor presidente: Don Emilio, un minuto tiene, por favor.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, presidente.

...aunque aquí, en contraposición con lo que propone en los gastos sociales, no se atreve a proponer una cantidad adicional.

¿Cuáles serían para usted las cantidades suficientes y de dónde las sacaría si en todo pide más y sabiendo que hay un techo de 206 millones de euros? Esperemos a las enmiendas parciales a ver de dónde lo saca. Esperamos con impaciencia cómo, sin superar, por tanto, esa cifra de 206 millones, puede usted hacer frente a estos incrementos.

Señorías, para terminar, en primer lugar, tenemos que felicitarnos por que podamos estar debatiendo aquí esta Ley de Crédito Extraordinario, cosa que en otros sitios no se hace porque no se puede y aquí lo estamos haciendo.

Señorías, en el trámite parlamentario, en cualquier caso, y a través de las enmiendas parciales, si hay capacidad de mejora, ahí nos veremos para poder intentar llegar a un acuerdo.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Emilio Mayoral.

Y por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

He oído con atención al consejero en la explicación que ha dado sobre este crédito extraordinario y suplemento de crédito y también, cómo no, a los portavoces que han sustentado estas enmiendas a la totalidad.

Lo primero que quiero plantear, señor consejero, es que, si tenemos escasos meses para ejecutar este presupuesto, una enmienda a la totalidad, cuando se nos acusa al Gobierno de irresponsabilidad por presentar este proyecto tarde y mal, decir que qué es lo que se pretende con una enmienda a la totalidad de devolución del texto. Lo que se persigue, si prosperara esa enmienda a la totalidad, salvo que la gente ahora sea consecuente con el discurso que han dado y dice, "oye, yo ya he hecho el discurso y ahora retiro la enmienda a la totalidad, porque sé que si prosperara la enmienda a la totalidad, entonces tendrían ustedes otro mes para plantearla, para yo volver a plantearles una enmienda a la totalidad y, por lo tanto, no ejecutar los 206 millones", que, como sabemos, hay que gastarlos. Por lo tanto, desde ese punto de vista me parece una irresponsabilidad sustentar... Se podía haber hecho la misma intervención de quince minutos de los grupos, que la tenemos todos, se podía haber sustentado el mismo discurso sin necesidad de una enmienda a la totalidad. Además porque son 206 millones de euros y, por lo tanto, se pueden plantear las enmiendas que que sustenten ese discurso de que hay que cambiar este crédito y suplemento de crédito que hoy se plantea aquí.

Pero es que además, señorías, hemos tenido que oír, que soportar oír, algunos calificativos en torno a este crédito extraordinario y sobre las preocupaciones que el Partido Popular tiene, ¿no? El Partido Popular nos dice: "es que ustedes no están preocupados por la pobreza, no están preocupados por el paro". Todos los españoles deberían estar preocupados. Y díganme: ¿son ustedes los padres de la reforma de la ley laboral, de la reforma laboral en este país? Es que ya no se puede despedir a nadie, a nadie más. Es decir, el otro día estaba hablando con un magistrado y dice, "no, es que ya no hay más casos porque ya no queda nadie más a quien despedir"; es decir, ya con esta ley han conseguido despedir a todos los que podían despedirse desde las empresas. Eso es lo que ustedes han conseguido.

Y es verdad que ahora están cambiando un poco las cosas, pero, hombre, no me diga usted que está preocupado por la pobreza cuando en los Presupuestos Generales del Estado vemos cómo se recortan las políticas de pobreza y, de hecho, dígame, si tan importante, si tan importante es, ¿cómo es posible que tengan ustedes una ley en el Congreso de los Diputados y no la saquen, desde hace meses? Si tan importante para ustedes es eso, ¿por qué no lo hacen? ¿O por qué, por ejemplo, si tan importante son los fondos de empleo para Canarias, cómo es posible que se hayan recortado en los Presupuestos del 2012 y 2013? ¿Y cómo es posible -el consejero ha dado una cifra-, cómo es posible que tengamos sobre la mesa en este momento la espada de Damocles de pensar que es posible que haya un nuevo recorte sobre los recursos de que ya disponemos para este año 2013? Estoy convencido de que con el discurso que usted ha hecho hoy, si el Estado se atreve a hacer un recorte en las políticas activas de empleo, dirá por lo menos lo mismo que nos está diciendo a nosotros hoy aquí por no incrementar la partida de los presupuestos de empleo.

Señorías, se nos plantean algunas dudas sobre el presupuesto. Por lo visto pagarles a los cabildos, liquidarles a los cabildos una deuda, que, por lo tanto, también cuenten con este dinero con el que no contaban ahora y que lo pueden dedicar a hacer políticas, que también espero que vayan en la línea de lo que estamos planteando, el empleo, la pobreza, es decir, la activación del crecimiento económico, porque son deudas... Ellos ya las pagaron y, por lo tanto, les llega un nuevo ingreso y que, por lo tanto, pueden destinar a alguna de esas políticas también, pero se liquidan deudas. Mañana vemos una PNL donde se le increpa al Gobierno sobre el pago a proveedores, pero por lo visto cuando hacemos un incremento del presupuesto para pagar cosas, eso no, eso está mal: "¡hombre, usted ha hecho un presupuesto, un crédito extraordinario para pagar!, cómo se atreve usted a pagar". Hombre, tenemos que ponernos de acuerdo en alguna cuestión.

Después nos acusa también y nos restriega el FLA -el Fondo de Liquidez Autonómico- como si ha sido un regalo, un regalo, "oiga, que el PP le ha regalado un dinero". Oiga, el FLA hay que pagarlo y lo pagan los canarios. Lo que se ha hecho es conseguir un crédito, crédito al que la comunidad autónoma podía acceder de forma libre si ustedes no llegan a hacer un acuerdo con los bancos y concentrar todo ese dinero en el FLA, porque esta comunidad... (Comentarios en la sala.) Sí, sí. ¿Y además sabe dónde tiene la otra muestra?: ahora, muy recientemente. De todas las comunidades autónomas, hay entidades financieras extranjeras que están dispuestas a apoyar a la comunidad autónoma. ¿Y ustedes qué nos dicen? Dicen, ¡no!, paga más intereses a la banca española, que es la que yo estoy manteniendo, ¡paga más intereses a la banca española, que es la que yo estoy manteniendo! Esa es la forma que tienen ustedes de ahorrarle dinero a esta comunidad autónoma.

Y además nos dicen, "oiga, que se va a incurrir en el cumplimiento de estabilidad presupuestaria", eso nos lo dice también el señor Román Rodríguez. Vamos a ver, la credibilidad de un político -una cuestión que ustedes plantean también, en la enmienda del Grupo Mixto, muchas veces, "hay que decir la verdad, hay que decir la verdad"-, cómo es posible que se pueda venir aquí y decir, "oiga, mire, hay una Ley de Estabilidad Presupuestaria que ustedes pueden incumplir. El Estado, por ejemplo, artículo 15 y 16, lo acaba de incumplir, reparto entre las distintas administraciones públicas y reparto entre, en este caso, la Administración, entre las comunidades autónomas, con el reparto asimétrico". Reparto asimétrico en el que nosotros estamos a favor, porque entendemos que, marcando o haciendo el marcaje a las diferencias, somos todos iguales, que es lo que perseguimos. Ahora, con unos criterios, con unos criterios y unas reglas de juego que sirvan para todos. Eso se puede plantear, como ha dicho el consejero, "oye, nosotros estamos dispuestos a hablar de eso si al final conseguimos que todos seamos iguales, que todos los ciudadanos tengan la misma prestación de servicios". Pero se nos plantea el incumplimiento de la ley. Oiga, ¿y qué les decimos a los ciudadanos?; dice, "miren, la comunidad autónoma sí que se puede permitir el lujo de incumplir una ley; ahora, usted, usted como se atreva a incumplir una ley de la comunidad autónoma, le paso el serruchazo", porque eso es lo que está diciendo. Es decir, yo sí, comunidad autónoma, puedo incumplir; el resto de los ciudadanos, no. Pues, mire, para ser creíbles, para hacer las reivindicaciones que estamos haciendo del REF, de que se cumpla el Régimen Económico y Fiscal, para ser creíbles cuando decimos que queremos que se pague el dinero de los convenios que tenemos firmados, para ser creíbles en todas esas políticas, nosotros también tenemos que ser creíbles. Nos guste o no nos guste la ley, tenemos que ser creíbles y cumplir, porque esa es la credibilidad. No les podemos decir a los ciudadanos, don Román Rodríguez, que yo sí me atrevo a incumplir una ley y después en el resto exigimos que sí se cumpla por parte del Estado. Precisamente por eso se lo estoy diciendo... (Ante un comentario que efectúa el señor Rodríguez Rodríguez desde su escaño.) Sí, ya sé que a usted le da igual esa cuestión, pero estoy convencido de que si hubiera estado gobernando no se atrevería a incumplirlo con ese desparpajo que nos los dice aquí y que creen que los ciudadanos... que usted lo puede hacer.

Vamos a ver, hay otro elemento, dentro de los argumentos que se han dado para rechazar esta cuestión... El otro día me decía usted, cuando le estaba diciendo la consejera, dice, "no están los 2 millones de euros, lo he leído, sé leer el presupuesto". Y yo le digo varias cosas, don Román Rodríguez, porque estas sí se las tengo que decir, porque es que si no da la sensación de que en este Parlamento no se trabaja o que el único que trabaja es usted y que no le llegan los papeles. Vamos a ver, toda modificación de crédito que hace el Gobierno llega a este Parlamento y se comunica a los grupos. Yo no sé dónde estaba usted, pero se comunican todos los expedientes de modificación de crédito del Gobierno. Mire, tanto es así, que usted dice que no se enteró y el PP, en honor a que sí miró los papeles, el PP, por ejemplo, criticó que en ese expediente de modificación de crédito aparecieran, o en esa modificación, aparecieran los hospitales del sur de Tenerife y no apareciera el de Fuerteventura. Hubo alguien que sí se los leyó, que hizo su análisis, pero que por lo menos se los leyó. Por lo tanto, los papeles sí que llegan al Parlamento; otra cosa es que no le lleguen a usted o usted no los quiera leer, pero sí llegan todas y cada una de las modificaciones. Además está el boletín, que se lo puede leer también, no hace falta aquí que se lo traigamos a la mesa, y después también está su capacidad de pedir una comparecencia.

Por lo tanto, no se excuse usted, que ha metido la pata con las cosas que ha dicho sobre la Ley de Presupuestos y del crédito, no se excuse usted en que no le llega la información o que usted no está para enterarse cuando se leen los artículos.

Voy a leerle, en este caso, las dos partidas en las que usted dice que no estaba el presupuesto y le porfiaba a la consejera ayer de una forma importante que no estaban los 2 millones de euros. Bueno, los 2 millones de euros están en el Servicio 07, Dirección General de Políticas Sociales -esto es lo que está en el mismo documento que usted tiene-, tiene la ayuda a la integración social, un millón, en el programa Fomento a la inclusión social. Aquí tiene un millón, ¿vale?, y el otro millón de euros lo tiene usted -déjeme que se lo busque-... Pues no, ayer no lo sabía (Ante un comentario que efectúa el señor Rodríguez Rodríguez desde su escaño.) No, ayer le porfiaba usted a la consejera que solo había un millón, ayer se lo porfiaba usted, y hasta esta mañana se lo seguía porfiando usted. Así que si lee, lea mejor, o por lo menos cuando usted dice que se tienen que leer los papeles, se los lea.

Y ahora quiero entrar en esta fase sobre cómo aparecen las cosas en la parte de servicios sociales sobre la estrategia de empleo. Mire, nosotros aprobamos aquí una estrategia de empleo y se ha cumplido la ficha financiera correspondiente al año 2013, de lo que se dijo a este Parlamento que se iba a cumplir. Otra cosa es que usted quiera meter más dinero, legítimo; dice, "oiga, a mí me parece poco y yo voy a seguir insistiendo en la estrategia que teníamos, que es la mía, y yo le pido más dinero", pero estamos cumpliendo lo que se aprobó en este Parlamento y estará el compromiso de poner las cantidades que están en esa ficha para 2014 y 2015.

Y en el tema de sanidad, vamos a ver, hemos oído aquí a la consejera en varias ocasiones y al presidente del Gobierno en otra ocasión cuando anunció el plan contras las listas de espera, y se dijo lo siguiente. Dice, "oye, desde el 1 de enero va a empezar a haber jubilaciones, todas estas personas que se van a empezar a contratar las podríamos contratar como se contratan hasta ahora, de tal forma que fueran a ocupar los turnos de mañana"; y se dijo, "oye, no, a partir de ahora, como tenemos este problema y para no recurrir a las peonadas porque no tenemos dinero, todas estas personas, que son médicos que se van a contratar, vamos a contratarlas con un contrato con el que tengan que trabajar por la tarde, y entonces lo que hacemos es reforzar con otro poco de recursos todos los elementos auxiliares, desde el punto de vista de personal, que necesitarían esos médicos para operar por la tarde". Y así se empezó a trabajar. En abril de este año se refuerza esa medida, porque ya hay un volumen suficiente de personas como para que empiece a caminar. Y, por lo tanto, cuando usted está buscando el dinero en el capítulo I de nuevas personas -porque usted estaba también acostumbrado, igual que la señora Roldós, a la peonada-, ahora se ha buscado un criterio distinto, y se ha buscado el criterio, se ha buscado el criterio, se ha buscado el criterio de que estas personas, trabajando por la tarde y suplementando, y suplementando, la farmacia hospitalaria y... (Ante un comentario del señor Rodríguez Rodríguez desde su escaño.) Sí, señor Román, sí. Usted no es el único que sabe... Es decir, aquí tenemos que hacer una cosa... Sí, sí, pero aquí tenemos que aclararle una cosa: usted viene aquí y sabe de todo, y cuando uno intenta opinar de algo que sabe dice, "oiga, que yo de esto sé". Oiga, tenga un poco más de respeto. Es decir, por lo menos discrepe del criterio pero no se me ponga a decir que de esto sabe usted más que nadie. Y yo le estoy dando unos datos, y estoy dándole los datos de que así ha venido funcionando.

Y por eso el capítulo I ahora no es el que se incrementa, porque no se está contratando más personal que el que ya se venía contratando, y las jubilaciones que seguirán sustituyéndose hasta el 31 de diciembre. Y así es por lo que hay una cantidad determinada para las listas de espera, que lo que hace es complementar a ese personal que ya está trabajando para las listas de espera. Y por eso se está consiguiendo contener, contener, la lista de espera y ya veremos, a 31 de diciembre, si efectivamente, o más adelante, si efectivamente eso va a dar o no va a dar resultado.

Señorías, termino planteando lo siguiente. Como todo proyecto de ley, como todo proyecto de presupuestos, uno puede decir que los gastos se hagan de una manera o de otra. Este Gobierno ha decidido una determinada política, que es atender el compromiso que se estableció en este Parlamento sobre la estrategia de empleo, atender y suplementar aquellas partidas que necesitaba para seguir cumpliendo con la lista de espera, atender los compromisos que tenía en los presupuestos sobre las infraestructuras sanitarias, atender una partida sobre el Posei, implementar el tema del Posei para pagar deudas que se debían en el Posei y hacer un suplemento, y hacer un suplemento ante la posibilidad de que el gasto de farmacia también se pueda incrementar. Si quiere tocar usted en las enmiendas el gasto de farmacia, hágalo, que lo quiero ver, lo quiero ver tocando farmacia; y después quiero verlo, si la tocamos y le aceptamos las enmiendas, a ver si es capaz también de venir al día siguiente y decir, "hombre, cómo es que no ha previsto el dinero del gasto de farmacia". A usted le dan igual los farmacéuticos; bueno, a nosotros no.

Gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don José Miguel Barragán.

Señorías, vamos a votar las enmiendas a la totalidad. Insisto, se votan las enmiendas de totalidad al proyecto de Ley de Crédito Extraordinario, del Gobierno, Crédito Extraordinario y de Suplemento de Crédito a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma.

En primer lugar, se votan por el orden de presentación, la enmienda de devolución del Grupo Parlamentario Popular. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 53 presentes; 19 a favor, 32 en contra y 2 abstenciones.

Queda rechazada la enmienda a la totalidad del Grupo Parlamentario Popular.

Vamos a votar ahora la enmienda del Grupo Parlamentario Mixto al mismo proyecto de ley. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 53 presentes; 2 a favor, 32 en contra y 19 abstenciones.

Queda rechazada la enmienda a la totalidad.

Por lo tanto, el proyecto de ley continúa su tramitación, en ponencia, en comisión, y se abre plazo, se abrirá plazo mañana en la Mesa para las enmiendas parciales.

(El señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y el señor secretario primero, González Hernández, ocupan sendos escaños en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PL-0011 Sobre De concesión de crédito extraordinario, por importe de cincuenta y dos millones ciento veintidós mil quinientos ochenta y siete euros y setenta y siete céntimos (52.122.587,77), y suplemento de crédito, por importe de ciento cincuenta y cuatro millones trescientos diecisiete mil cuatrocientos doce euros y veintitrés céntimos (154.317.412,23), a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico