Diario de Sesiones 89/2013, de fecha 11/9/2013
Punto 8

· 8L/C-1045 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre prestación de radioterapia oncológica en Las Palmas.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos, señorías, a la siguiente comparecencia: del Gobierno, del Grupo Parlamentario Popular, a la señora consejera de Sanidad, sobre prestación de radioterapia oncológica en Las Palmas.

Para la primera aproximación a la comparecencia, doña Mercedes Roldós, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, vamos a hablar de un tema que afecta de manera muy importante a los canarios, a los canarios que padecen cáncer, y concretamente a los canarios que padecen cáncer en la provincia de Las Palmas, es decir, a grancanarios, a majoreros y a conejeros.

Y me van a permitir que haga una breve introducción con los datos del Libro Blanco de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, publicados en septiembre del año 2012, en los que habla de que la población española padece o ha sido diagnosticada de un cáncer en algún momento de su vida en un 3,4% de toda la población, es decir, más de 200.000 españoles. Y que gracias a los avances de los medios diagnósticos y terapéuticos la mortalidad se ha reducido, y entre otros por el uso de la radioterapia, en un 57% de los cánceres se curan y en el caso de los niños, el 75%. La radioterapia ha demostrado que es el tratamiento que, bien solo o combinado, cura a más pacientes después de la cirugía. Más del 70% de los pacientes con cáncer se tratan con intención curativa con radioterapia y, en el caso del tratamiento paliativo con radioterapia, es el tratamiento más coste-eficaz. Dice la Sociedad Española de Oncología Radioterápica que del 20 al 25% de los pacientes con cáncer serán irradiados más de una vez.

Y también nos habla de que la incidencia de cáncer esperada para los próximos años hará que se produzca un aumento en las necesidades de radiación de los pacientes de un 20 a un 30%. Ese aumento de la incidencia de cáncer tiene que ver con nuestro modo de vida, también con la mayor longevidad y también con la mayor detección y detección precoz gracias a medios diagnósticos como el PET, como la resonancia magnética, como marcadores tumorales, como puede ser el antígeno prostático específico, o también a la implantación de cribados poblacionales del cáncer, y también a la mejora tecnológica que tienen los equipamientos y los profesionales de la radioterapia oncológica, que hacen que sea la primera opción de muchos tumores y especialmente de algunas localizaciones muy prevalentes, como es el cáncer de mama, el cáncer de próstata o el cáncer colorrectal, mejorándose de manera decisiva la tasa de curación.

Y también habla la sociedad española de la situación actual en España de 19,5 oncólogos radioterápicos por millón de habitantes, cifra que no alcanzamos y desde luego muy por debajo, en la provincia de Las Palmas prácticamente en la mitad.

Y recomienda la sociedad tres cosas importantes, que quiero que sepan sus señorías: sustitución de las unidades de cobalto 60 por aceleradores lineales, el recambio de los equipos antiguos a partir de los diez-doce años, porque su vida media está establecida en diez años, y que tiene que tenerse una dotación de equipamiento entre seis y ocho aceleradores por millón de habitantes.

¿Cuál es la situación en Canarias? La situación en Canarias es de siete a tres. Y cuando digo de siete a tres, es siete equipos en la provincia de Santa Cruz de Tenerife por tres equipos en la de Las Palmas. Cuatro aceleradores lineales en La Candelaria, dos aceleradores lineales en el HUC más una bomba de cobalto y, mientras, en el Hospital Negrín, único centro de referencia para toda la provincia de Las Palmas, tres aceleradores, uno de ellos descatalogado y obsoleto que tiene múltiples averías. Esto hay que arreglarlo, señorías, esto hay que arreglarlo, porque se está comprometiendo el presente y el futuro de la supervivencia de las personas con cáncer en nuestra comunidad autónoma, concretamente en la provincia de Las Palmas.

¿Qué es lo que está sucediendo? Está sucediendo que desde hace cinco meses los pacientes de Lanzarote y de Fuerteventura se tienen que trasladar a Tenerife, ya no pueden ir al Hospital Negrín. Está sucediendo que el Hospital Negrín está dando radioterapia catorce horas diarias, hasta las doce de la noche se está dando radioterapia, que se han tenido que habilitar los sábados, los domingos y los festivos.

Y, lo que es peor, señora consejera, las repercusiones que están teniendo. Esos equipos están sometiéndose a una actividad el doble que los de Tenerife y, por lo tanto, acortando su vida media; y, lo que es peor, los pacientes recibiendo menos sesiones y esperando más tiempo, con las consecuencias sobre el pronóstico que vaya a tener la evolución de su enfermedad.

Señora Mendoza, dejo para mi segunda intervención, pero sobre todo queremos saber qué está haciendo, qué ha hecho en favor de los pacientes con cáncer de la provincia de Las Palmas en materia de tratamiento...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, señora consejera.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

En efecto, se trata de un tema muy delicado.

Tres consideraciones importantes. En cuanto a la adjudicación, se están haciendo cosas, por supuesto, en esta etapa se están haciendo cosas. En cuanto a la adjudicación de la construcción del cuarto búnker en el Hospital Universitario Doctor Negrín de Canarias, el pasado viernes 6 de septiembre la mesa se reunió, la mesa de contratación, para analizar el informe técnico sobre las ofertas presentadas y valorar si se admitían las justificaciones de baja en el presupuesto y los plazos de adjudicación. Tras quedar las empresas que pasan a la fase final, hay obligatoriamente que valorar sus ofertas económicas, por lo que este jueves, mañana, 12 de septiembre, se volverá a reunir la mesa de contratación y esperamos que ese mismo día objetiven quién ha ganado el concurso, conociendo plazos de ejecución y presupuestos de adjudicación.

El plazo de ejecución que se establece en la licitación de este concurso es de doce meses, si bien la reducción de plazos es uno de los criterios de adjudicación, por lo que lo normal es que el plazo ofertado por el adjudicatario lo reduzca de 9 a 10 meses. El presupuesto de licitación es de 1.236.783 euros, pero, como en el caso anterior, probablemente pueda tener una reducción, por lo que estará en torno al millón de euros. Al procedimiento de licitación se han presentado doce empresas y todos los criterios de adjudicación han sido objetivos.

Una vez adjudicada, hay un plazo de 15 días para formalizar el contrato y de un mes desde la formalización para el acta de comprobación de replanteo, momento en que se iniciará la ejecución de la obra.

En este cuarto búnker se instalará el acelerador comprado en el año 2009 y que permanece embalado y almacenado en el propio Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, al no haberse previsto en aquel momento, antes de su compra, la ejecución de la obra del búnker necesaria para su instalación.

En segundo lugar, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, siguiendo su compromiso de continuar adaptando la dotación y equipamiento de la oncología radioterápica a las necesidades de la atención a los pacientes -y siento que haya dicho "menos sesiones", porque no se puede poner en duda la profesionalidad de los especialistas que tratan a estos pacientes-, a las necesidades de la atención a los pacientes, se llevó el lunes 2 de septiembre a la sesión del Consejo de Gobierno la aprobación del gasto necesario para la construcción del quinto búnker en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, así como la compra de un quinto acelerador lineal para dicho centro (Abandona su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y le sustituye el señor vicepresidente segundo, Fernández González). Esta licitación conjunta, en la que se incluye la redacción del proyecto y la construcción del quinto búnker para el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín y la adquisición del acelerador lineal, cuenta con un presupuesto de 3.700.000 euros. El paso previo a la publicación del concurso precisa la autorización por parte del Consejo de Gobierno y, como he dicho, se produjo el día 2 de septiembre. De esta forma, Gran Canaria podrá contar con cinco acelerador lineales más la sala de braquiterapia para los diferentes tratamientos de oncología radioterápica.

El compromiso de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias es, entre 2013 y 2015, dotar adecuadamente a ambas provincias en cuanto a oncología radioterápica se refiere, construyendo instalaciones, renovando los equipos que lo necesiten o comprando otros. La inversión total prevista a realizar hasta 2015 en esta materia asciende a unos 10.800.000 euros.

En tercer lugar, en un siguiente paso se acometerá la reposición de uno de los aceleradores con los que cuenta actualmente el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, bien mientras dure la construcción del quinto búnker o al finalizar el mismo. De esta forma se homogeneizará la oferta asistencial de tratamiento radioterápico en ambas provincias y se podrá dar una respuesta de calidad a la demanda existente de este tipo de actividad asistencial.

Por último, señalar que desde hace unos meses se decidió, en reunión liderada desde la Dirección General de Programas Asistenciales, con los gerentes y directores médicos de los hospitales de referencia, contando con el consenso de los jefes de Servicio de Oncología Radioterápica, que temporalmente, y hasta tanto no se alcanzara el equilibrio de la oferta asistencial en radioterapia entre las dos provincias, en la que se está trabajando, los pacientes procedentes del Área de Salud de Lanzarote serían tratados en el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria y los procedentes de Fuerteventura se derivarían al Hospital Universitario de Canarias.

Una vez más, dejar constancia de que en Canarias se atiende a todos los pacientes con un problema oncológico, siguiendo y cumpliendo los protocolos establecidos.

La existencia de un déficit en la oferta asistencial de radioterapia en la provincia de Las Palmas de Gran Canaria es un problema en el que se ha estado trabajando, a pesar de la situación de restricción presupuestaria en la que estamos inmersos.

Sí quisiera destacar que el Gobierno de Canarias ha demostrado con creces su apoyo prioritario a los servicios públicos esenciales, destinando créditos extraordinarios derivados de la ampliación del déficit del 2013 para las islas, consignando un total de 158 millones y el 77% de estos créditos va a los servicios públicos esenciales. De ellos, 72.300.000 están destinados únicamente a la sanidad canaria y de ellos concretamente 14.700.000 euros a infraestructura sanitaria y equipamientos, de lo que se extraerá el crédito necesario para la construcción del quinto búnker del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, así como la compra conjunta del quinto acelerador. Se trata, pues, de una clara apuesta del Gobierno de Canarias por una sanidad pública y sostenible para todos los canarios y canarias.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señora consejera.

Por parte del Grupo Mixto, los grupos no convocantes, don Román. Tres minutos como siempre.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías.

Vamos a ver, este es un ejemplo claro de lo que se puede hacer sin necesidad de más recursos. Por eso yo soy partidario de más recursos para la sanidad pero mejor organización y mejor gestión. Esos son dos parámetros básicos para conseguir resultados.

Es poco razonable, poco razonable, que se haya identificado el año 2009 y 2010 como años en los que había que mejorar el equipamiento de la oncología radioterápica en la isla de Gran Canaria, para las tres islas, y que cuatro años después no tengamos resuelto ni en parte el problema. Esto no se entiende. Los que tenemos alguna experiencia hemos hecho hospitales completos en cuatro años. ¿Cómo es posible que en cuatro años no se adjudique, se construya y se instale un acelerador? Solo desde la desidia, la incompetencia, la insolvencia, se puede llegar a esta conclusión. Se han hecho hospitales de 170.000 m2 en cuatro años y estamos hablando de un búnker y un acelerador. ¿Por qué no se sustituye el acelerador obsoleto que hay en estos momentos en el Doctor Negrín? Quitar ese y poner uno, van a cambiar alguno en Tenerife, y estamos de acuerdo. Sustituyan el acelerador obsoleto por uno nuevo, adjudiquen ya este, adjudíquenlo ya, que tardará un año en hacerse, si todo va bien, y adjudiquen ya el quinto búnker y el quinto acelerador.

Y voy a la Ley de Crédito Extraordinario. Creo que mi experiencia me acredita a hablar con rigor y estudiarme las cosas. Ustedes, en la Ley de Crédito Extraordinario de esta tarde, tienen 5,4 millones en capítulo VI, no 15, 5,4. Harán ustedes, en todo caso, transferencias de crédito y movimientos internos, que no los entiendo, porque los créditos se aprueban aquí para someterse a control. Esto es una democracia y ahí tiene que haber control político. Pero ahí no hay 15 millones para inversión, no los hay, y esta tarde se lo demostraré al consejero de turno. ¡No los hay!, y voy a desglosar la Ley de Presupuestos. Están ustedes diciendo cosas que son falsas. Otra cuestión es el manejo que hagan luego con transferencias de crédito o modificaciones.

Pero lo que les pido es, adjudiquen de una dichosa vez el búnker, compren el cuarto, instalen el cuarto acelerador, sustituyan el que está obsoleto, y adjudiquen el quinto búnker y acelerador, porque los pacientes estos sí que no pueden esperar, estos son justamente de una patología donde la espera empeora el pronóstico. ¡No puede ser! Lo de las listas de espera es grave, pero esto es un botón de muestra donde no todo es dinero sino también es diligencia, liderazgo, capacidad, gestión.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señor Román.

Tiene la palabra el portavoz del Grupo Socialista, señor Morera.

El señor Morera Molina: Gracias, señor presidente.

Bueno, quería dejar claro que nuestra postura es que efectivamente hacen falta al menos, y digo al menos, cinco aceleradores lineales operativos para la asistencia oncológica a la población de las islas orientales, con lo que actualmente faltan dos, y pondremos todo nuestro empeño en que esto se consigne en los presupuestos, y hasta entonces le pedimos a la consejera que articule las medidas necesarias de organización para que ningún paciente oncológico sea agraviado en su tiempo de espera por vivir en una isla o en otra.

Pero, dicho esto, decimos que hay algunas cosas que no haríamos nosotros y una es comprar un acelerador sin saber dónde se va a poner. Yo no quería volver a sacar este tema, el tema del acelerador lineal almacenado en el Hospital Doctor Negrín desde el año 2010, pero usted, señora Roldós, ha seguido erre que erre, incluso se atrevió en una sesión plenaria a decir que yo faltaba a la verdad. Solicité la documentación oportuna para corroborar que yo no estaba equivocado -sí, lo creo (Ante un comentario que se efectúa desde los escaños)-. Bueno, pues, ¿sabe lo que dice esa documentación, señora Roldós? Ahí están actas de la Comisión de Dirección del Hospital Doctor Negrín en su época, comunicaciones entre la Dirección de Ingeniería y la Dirección Gerencia del Hospital Doctor Negrín y de esta con el director general de Recursos Económicos, con el director del Servicio Canario de Salud y con la Secretaría General Técnica de la consejería. ¿Y sabe lo que dice, señora Roldós? Dice que la decisión de almacenar y hacer un nuevo búnker estaba tomada mucho antes del 23 de octubre, que fue cuando usted dejó de ser consejera de Sanidad. Mire, dice el acta número 14, de 27 de abril de 2010: "se celebró el pasado 26 de abril reunión en la Dirección del Servicio Canario de Salud a fin de consensuar una decisión sobre la instalación del acelerador lineal ya adquirido, habiendo unanimidad en que, dadas las circunstancias, se debía instalar en un cuarto búnker que habrá que construir". No, obviamente no se iba a colocar. Eso sí, a usted se le olvidó, a usted se le olvidó incluir la partida en el presupuesto que elaboró el señor Soria y que posteriormente se impidió modificar, se le olvidó colocar esa partida en esos presupuestos. Mire, es verdad lo que estoy diciendo hasta el punto, hasta el punto de que el contrato de adquisición de ese acelerador fue modificado en junio del 2010 para evitar el pago al proveedor de la instalación del acelerador, porque esta no se iba a realizar. Claro, fíjese hasta qué punto. Usted no se enteraría, señora Roldós, pero sus compañeros de equipo tomaron la decisión e hicieron esto así. Está claro, aquí hay todas las pruebas que usted quiera, todas las que usted quiera.

Mire, ¿con qué autoridad moral viene usted ahora a reclamar la mejora de la oncología radioterápica en Las Palmas cuando usted la tuvo en sus manos y no lo hizo?, ¿con qué autoridad moral lo hace?

Mire, y por supuesto que hay que mejorar las infraestructuras, hay que mejorar las infraestructuras, pero desde luego no lo haríamos como quería hacerlo usted, con una concesión administrativa, privatizando, al puro estilo Lasquetty, 32 años, 196 millones de euros, la oncología radioterápica de Las Palmas. Diga eso aquí, señora Roldós, esa era su intención y nosotros la tiramos...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor Morera.

Por parte de Coalición Canaria, doña María del Mar.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Todos estamos de acuerdo, yo creo, en esta Cámara de que estamos hablando de un problema muy importante y de un problema muy serio. Todos estamos de acuerdo en esta Cámara en que, efectivamente, lo primero hay que reconocer una realidad que es objetiva, que es que en la provincia de Las Palmas expresamente las islas y los ciudadanos con problemas neoplásicos de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura tienen una infradotación de un recurso imprescindible como es el de la radioterapia, y todos deberíamos estar de acuerdo en que no es un problema creado en esta legislatura. Es un problema histórico que a la consejera actual le ha tocado heredarlo. Ahora bien, dicho eso, lo que hay que hacer es resolverlo y hay que buscar medidas lo más rápido posible, lo más eficaces, para empezar a dar respuesta a este problema. Medidas como las que ha tomado la consejería, pasar de tres a cinco búnkeres y, por lo tanto, a cinco aceleradores. Todos estaremos de acuerdo en que comprar aceleradores, si no están los búnkeres, no es lo mejor, no es lo mejor, y más aún cuando no nos podemos permitir el lujo de parar durante meses un acelerador cuando solo tenemos tres en Gran Canaria para enchufar el otro, que no es enchufarlo, que son meses de instalación. Ese es un problema real.

Y, señorías, todos también tenemos que estar de acuerdo en que los búnkeres se preparan para el acelerador que se compra. No se puede meter el acelerador en los búnkeres que están así porque sí cuando la tecnología ha evolucionado.

Por lo tanto, señora consejera, además de esos dos búnkeres y además de esos dos aceleradores, hay que seguir avanzando para poder conseguir las ratios de seis u ocho fuentes de emisión de radioterapia para una población de un millón de habitantes.

Este problema es histórico y, si en un momento dado se le hubiera hecho caso a una gerente -señor Rodríguez, usted se tiene que acordar- del Materno y del Insular hace mucho tiempo, que reivindicó que cuando se estaban haciendo las obras en el Insular y en el Materno se pusiera también algún búnker, aunque no se dotara técnicamente, a lo mejor la isla de Gran Canaria no tendría tan grave problema, porque no es lo mismo meter cinco búnkeres en un hospital o seis que en dos, que es lo que ocurre en el caso de la isla de Tenerife.

Por lo tanto, señora consejera, hay que seguir avanzando y pensemos una cosa. Además de búnkeres, la tecnología está evolucionando hacia radioterapia intraoperatoria y braquiterapia, con lo cual estas prestaciones le invito a que se estudien, porque se pueden instalar en hospitales como el Insular o el Materno, aquellos que tienen un volumen de actividad neoplásica, quirúrgica, importante, que favorecerían que el paciente, pues, pueda ser tratado intraoperatoriamente, y hay que estar un poco al tanto de cómo evoluciona esta tecnología, porque en el futuro los búnkeres serán importantes pero no tanto. Importante es...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Ha terminado su intervención, doña María del Mar.

Por parte de la diputada proponente, señora Roldós.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente.

Yo creo que aquí hay que poner negro sobre blanco las cosas y decir la verdad y toda la verdad. Y, señorías, la realidad es que estamos siete a tres, siete a tres, y que con lo que nos ha contado la señora consejera no estaremos homogéneos. No, no, no, estaremos siete a cinco, en el mejor de los casos, en el 2015; siete a cinco, que no es lo que recomienda la sociedad española, que recomienda entre seis y ocho aceleradores por millón de habitantes. Bien. Es decir, que ya estamos con un objetivo de un futuro inmediato corto para la provincia de Las Palmas.

Y hay que decir toda la verdad, y toda la verdad es que, señora consejera, usted se calla la boca de que el cuarto búnker, ese que lleva tres intentos de adjudicar y que no ha podido, resulta que el año pasado -y se puede ver en el Boletín Oficial de Canarias-, en el año 2012, resulta que usted ya lo sacó a licitación, pero usted es la anuladora por excelencia, porque usted lo sacó a licitación... El Boletín Oficial de Canarias del 10 de agosto de 2012 tenía un anuncio del 27 de julio de 2012 de contratación del cuarto búnker para el Negrín. Se presentaron 20 empresas; lo anuló. Y resulta que un año después -Boletín Oficial de Canarias, 3 de julio de 2013- licita de nuevo ese búnker, que ya lleva tres intentos de adjudicación; que se han presentado 12 empresas, que deben ser muy torpes porque todas no han entendido los pliegos. ¿No será que los pliegos no están tan bien?

Bien. Esa es parte de la verdad. Mire, yo tengo aquí el pliego de prescripciones técnicas del año 2009 a través del cual se compraba ese cuarto acelerador del Negrín, que en realidad era para sustituir al Primus, a ese que está obsoleto y descatalogado y que lo tienen metido desde hace tres años en un almacén, que le han quitado piezas por valor de 700.000 euros. Por lo tanto, cuando termine de construirse el búnker hay que comprar las piezas para poder instalarlo. 700.000 euros, no lo digo yo, lo dicen los profesionales. Los que han ido cogiendo las piezas porque, si no, no podrían atender a la gente que tiene cáncer. Y me parece bien que lo hayan hecho, oiga, uno se tiene que buscar la vida. Pues resulta que aquí, en la página 15 y en la 35 -y se lo voy a dejar, señora Mendoza, para que no diga más mentiras también en esto-, resulta que aquí ya había dos variantes para la instalación. Se había previsto una instalación en la propia instalación donde está el Primus y una variante B de poder construir y presentar el proyecto de un cuarto búnker. Está aquí, pliegos del año 2009.

Resulta, señoría, que... -yo estoy de acuerdo con usted, señor Rodríguez, claro que sí-, a mí que -y a mi grupo-, que a la Candelaria uno de los aceleradores, uno de los cuatro, que está obsoleto se haya hecho una autorización de gasto deprisa y corriendo en mitad del verano por valor de 2.884.000 euros nos parece bien, que se renueve y que se haga esa reposición tecnológica necesaria para quien más lo necesita, que son los pacientes con cáncer. Y también nos parece bien que ya hoy ha autorizado usted la sustitución de la bomba de cobalto del HUC por un nuevo acelerador, nos parece magnífico. Lo que no nos parece magnífico es que usted lleve, su grupo, lleve tres años en la consejería, haya, a día de hoy, un acelerador despiezado y almacenado y todavía el cuarto búnker esté sin construir; que en los Presupuestos de esta Comunidad, ni siquiera en el crédito este extraordinario que se aprobará esta tarde está consignado en el capítulo VI, señora Mendoza, ¡capítulo VI!, que es la construcción de las obras de infraestructura. Por lo tanto, el búnker para el cuarto y para el quinto no está y tampoco está el dinero para comprar ese quinto búnker. Pero es que además es necesario sustituir al Primus, ese que es que se avería un día sí y otro también.

Y, señora Mendoza, usted que es la anuladora por excelencia, usted anuló, después de llevar un año en la consejería, una licitación, un concurso público de colaboración público-privada. Que, señora Julios, yo estoy con usted, claro que era necesario reparar eso que no se había previsto anteriormente y que usted tenía la misma idea que yo. Igual usted lo quería hacer con fondos públicos exclusivamente, que en esos momentos se podía, pero yo, cuando ya estábamos en plena crisis, busqué la colaboración público-privada para que el Hospital Insular iba a tener un Servicio de Radioterapia Oncológica con cuatro búnkeres, con tres aceleradores inicialmente, con braquiterapia de alta tasa, con quirófanos de radiocirugía, y que a día de hoy, si la señora Mendoza no se lo hubiera cargado, resulta que estaría a punto de inaugurarse y ponerse a disposición de los ciudadanos. Esa es la verdad.

Y le digo más, señor Morera, usted que es, bueno, pues, el ayatolá de lo público y en contra de lo privado, le digo que, por ejemplo, mire usted, en Andalucía gobiernan ustedes, los socialistas, hace treinta años; pues yo le puedo decir que la Cartuja, de Sevilla, que tiene un centro del IMO -del Instituto Madrileño Oncológico-, está concertado con el Servicio Canario de Salud. ¡Faltaría más! Croasa, en Málaga, que es un centro privado, tiene otro acelerador concertado con el Servicio Andaluz de Salud. ¡Faltaría más! Resulta que el Hospital de Jove, de Gijón, donde ustedes gobiernan, los socialistas, resulta que es un centro privado concertado con la sanidad, ¿verdad? Eso sí les parece bien, eso no es privatizar, cuando lo hacen ustedes.

Pero le digo más, mire, en Castilla-La Mancha, donde han gobernado también veinte y pico años, resulta que lo tienen así concertado: en Guadalajara, en Alcázar, en Toledo y en Talavera. Y no digamos los pacientes que derivaban a la Ruber, de Madrid, ¿verdad? Pero eso les parece bien a los socialistas cuando ustedes lo hacen. Cuando ustedes lo hacen se llama gestión externa, se llama atender a los pacientes y cuando lo hace el Partido Popular se llama privatizar, y hay que cargárselo. Son las palabras tipo Rubalcaba, cargárselo, ¿verdad?

Bien. Pues yo lo que les digo y les pido, y en eso coincido con la señora Julios y con el señor Román Rodríguez, del Grupo Mixto, esto hay que arreglarlo. Esto hay que arreglarlo, y hay que arreglarlo de manera urgente. Y hay que sustituir el Primus actual comprando un nuevo acelerador y hay que gastarse los 700.000 euros en dotar de las piezas al que está almacenado. Hay que acelerar y tramitar por la vía de urgencia, de emergencia o como le quieran llamar, ese cuarto búnker, que esté a disposición, y la licitación del quinto. Y así todo, y así todo, vamos a estar con menos que la provincia de Tenerife.

Yo no sé, señor Morera, no se preocupe usted, porque ya hay un centro privado de Gran Canaria que va a poner a disposición de manera inmediata la sustitución de una bomba de cobalto por un acelerador, que estoy segura de que la señora consejera lo va a concertar, y nos parecerá muy bien.

Pero, señora consejera -se lo decía la señora Julios, que creo que tiene bastante más experiencia que usted-, hay que mirar al futuro, hay que innovar tecnológicamente y reponer tecnológicamente, sobre todo para los pacientes que más lo necesitan, para los pacientes de cáncer.

Y, señora Mendoza, mire usted, no lo digo yo, lo constatan los profesionales, se están dando menos sesiones a los pacientes de Las Palmas. Los pacientes de Las Palmas para recibir la primera sesión están esperando más tiempo que los pacientes de Santa Cruz de Tenerife.

Y le digo más, señora Mendoza, pacientes graves están recibiendo tratamiento ambulatorio sin ingreso hospitalario por el déficit de profesionales que hay en el Hospital Negrín. ¿Y sabe usted por qué? Porque el número de ingresos hospitalarios para radioterapia en la provincia de Santa Cruz de Tenerife es diez veces más que en la provincia de Las Palmas. Estamos hablando de más de 650 ingresos en la provincia de Santa Cruz de Tenerife frente a ni siquiera llegar a 60 ingresos en la provincia de Las Palmas. Y esa es su responsabilidad, que pacientes con una importante gravedad tengan que ser tratados ambulatoriamente porque no pueden ser ingresados. Porque no es razonable que con poblaciones equivalentes tengamos diez veces más de ingresos en la provincia de Tenerife que en la de Las Palmas. ¡Esto hay que arreglarlo!

Señorías, si para algo merece la pena cada uno de los 60 diputados que estamos aquí es que seamos capaces, capaces, de impulsar, de dinamizar, de priorizar, de declarar de emergencia y de urgencia un servicio básico para los pacientes con cáncer, que es que puedan recibir la radioterapia en tiempo y forma. Porque les va la vida, porque les va su propia supervivencia. Y, señorías, yo hago un llamamiento a eso, señora Mendoza.

Y me va a permitir, señora Mendoza, decía usted que yo estaba incómoda; ciertamente muy incómoda. ¿Sabe usted con qué?: con el deterioro flagrante que está produciéndose en la sanidad de esta comunidad autónoma, en la atención sanitaria a los pacientes de esta comunidad desde que está usted al frente de la sanidad.

Se lo he dicho muchas veces, usted no tiene la culpa, la culpa la tiene quien está ausente de este Pleno, que es el señor Paulino Rivero.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señora Roldós.

Para concluir, tiene la palabra la señora consejera.

Tiene la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Señorías, estamos completamente de acuerdo en que históricamente -y repito, históricamente- han existido diferencias de dotación en la oferta asistencial de radioterapia entre nuestras dos provincias y de acuerdo, por supuesto, y me alegro de que estén todos de acuerdo por una vez en algo, en que hay que solucionarlo definitivamente, y en ello desde la consejería estamos trabajando.

Y también hay que tener en cuenta que tanto en una como en otra provincia los equipos van necesitando... el tiempo pasa, en efecto, y hay que renovarlos.

Hay que tener en cuenta también la alta complejidad de estos equipos: la necesidad de revisiones, paradas establecidas por normativa legal. Sobre todo hay que tener en cuenta que es una necesidad para nuestros pacientes. Y por todo ello desde hace meses se viene trabajando con las gerencias, con los jefes de servicio, de Radioterapia Oncológica con el fin de ordenar esta prestación entre el año 2013 y 2015.

Desde el mes de junio estaba publicada en el BOC la convocatoria para esta contratación de la ampliación del área radioterápica en el Hospital Doctor Negrín con el cuarto búnker, donde se instalará el equipo Clinac de la casa Varian, que quedó adquirido -al parecer no era necesario, pero quedó adquirido- en el año 2009. Y, como dije, este jueves, día 12, este concurso espero que quede finalmente resuelto y no desierto, como en alguna otra ocasión.

Pero no nos hemos quedado ahí. Hemos querido seguir avanzando y el pasado día 2, como dije, el Gobierno de Canarias autorizó el gasto para el quinto búnker, iba con el quinto búnker, quinto acelerador y el proyecto de construcción para el Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria, manteniendo el servicio de carácter público. Por tanto, entre 2013 y 2015, el Gobierno de Canarias dedicará a la provincia de Las Palmas un total de 5 millones de euros en radioterapia, en materia de radioterapia oncológica.

Mire, señora Roldós, el acelerador lineal que usted compró no era el cuarto, era el que debía, teóricamente, ser el sustituto del tercero. Finalmente, autorizó usted su almacenamiento y la no remodelación del búnker para su adaptación y tampoco autorizó la construcción del cuarto búnker. Y, como dice el señor Morera, todo eso está por escrito y firmado. Y repito: compró, por tanto, un acelerador lineal sin el búnker necesario. ¡Curioso, muy curioso!

Señora Roldós, me solicita usted esta comparecencia y, sabe, algún día tendrá que explicar ¡muy bien! a los ciudadanos y ciudadanas de esta comunidad por qué dio la orden de, primero, comprar y luego almacenar, pero con toda la verdad por delante.

Y ahora usted se erige reivindicando que no existe igualdad. Mire, problema histórico. Lo decía la señora Julios: el área sur de Gran Canaria tuvo una reivindicación desde hace muchos años, desde los años 90, pidiendo el área de Radioterapia Oncológica. Creo que nuestros cerebros siguen funcionando y recordamos aquellas épocas. Cuando usted fue consejera, había lo mismo, lo mismo que ahora, y no le preocupó, no le preocupó, y publicó un concurso en contra, en medio de una crisis, privatizando el servicio de radioterapia para el área sur de Gran Canaria, que debía ir instalado en el área sur de Gran Canaria. Una privatización, un servicio tantas veces reclamado desde la medicina pública por el complejo Materno Insular. Año 90, y además estando la señora Julios de gerente.

Y me pidió usted explicaciones en sede parlamentaria, en una pregunta oral, ante mi renuncia a continuar con ese concurso. Mire, saben ustedes, nosotros hemos apostado por dar una respuesta a estas necesidades desde la medicina pública, por aproximadamente el coste de dos anualidades de las que hubiese tenido que afrontar con la privatización de aquel concurso -se puede pedir, pero esos números están escritos y están ahí y los pueden comprobar-, aproximadamente 11 millones de euros. Porque, porque ese concurso -y les digo esto porque en respuesta a la pregunta oral 611, que le contesté a usted-, que el contrato de concesión suponía un gasto previsto de un máximo anual de 6.240.000 euros durante treinta años, lo que supone 187.200.000 euros. Y la extensión en el tiempo resultaba comprensible desde la complejidad, tanto en el ámbito objetivo como subjetivo del mismo, que coincidió en el tiempo con un deterioro de las finanzas públicas y con un objetivo de estabilidad presupuestaria marcado por el Gobierno de España.

Pero, mire, ¿sabe qué?, usted hablaba antes de que no tenía financiación; ¡no, no, no!, su presupuesto superaba en más de 400 millones de euros el que tenemos nosotros. A ver, no se trataba de una cuestión presupuestaria, deduciéndose que la adjudicación en aquel momento se realizaría en un contexto presupuestario en que la magnitud de los recursos se comprometía con su adjudicación. Mire usted, usted tuvo el presupuesto y la posibilidad de haber hecho esto y no debió encontrarlo prioritario; y, en cambio, pensó en privatizar. Nosotros, el Gobierno de Canarias, esta consejería, piensa que es prioritario igualar la prestación en ambas provincias y desde luego estamos completando para igualar, y llegaremos al número adecuado. Pero léase bien la propuesta del ministerio: "renovando para mejorar la prestación de radioterapia en una sanidad pública". Prestación pública.

La financiación de estos equipos y obras se encuentra incluida en la Ley de Crédito Extraordinario, que se destinan 14.700.000 euros a inversiones prioritarias, aclarándoles que se han dotado expedientes de modificación de crédito, señor Rodríguez, para adelantar las inversiones prioritarias del Servicio Canario de Salud, prefinanciadas con recursos del propio sistema, que de otra forma no se hubiesen podido ejecutar si se hubiese esperado por la Ley de Crédito Extraordinario. Y se recoge la construcción del quinto búnker del Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, en tramitación plurianual, la licitación conjunta del encargo del proyecto, obra e instalación del quinto acelerador, por un importe estimado de 3.900.000 euros en gasto plurianual de 2013-2014.

Y todo ello manteniendo unos intervalos de tiempo de espera de tratamiento a los pacientes adecuados. En la actualidad, un mes, gracias al esfuerzo, la profesionalidad y la dedicación de nuestros médicos, de nuestros médicos en radioterapia oncológica.

Y no hemos trasladado a ningún paciente fuera de nuestra comunidad, porque estamos optimizando los recursos disponibles, mientras seguimos trabajando para que nuestros ciudadanos y ciudadanas tengan una solución definitiva. Pero sí que le debo decir una cosa, que tanto en el año 2009 y 2010, coincidiendo con las fechas de los documentos que el señor Morera mostraba, ya se planteaba en aquel momento -y no nos lo planteamos en la actualidad, porque están dando una respuesta muy adecuada los profesionales, a los que hay que agradecerles su implicación-, estaban pensando en mandar a los pacientes fuera de nuestra comunidad a hacer el tratamiento, y se quedó el cuarto acelerador, que era el tercero, sin cuarto búnker y sin modificación del tercero. Y nosotros le aseguramos que esta es una apuesta firme por la atención de nuestros pacientes que necesitan la radioterapia y es un objetivo irrenunciable.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señora consejera.

Termina esta comparecencia y, tal como había sido aprobado por la Junta de Portavoces, dejamos para la primera hora de la tarde el debate de primera lectura de la Ley de Crédito Extraordinario.

(La señora secretaria segunda, Montelongo González, ocupa un escaño en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1045 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre prestación de Radioterapia Oncológica en Las Palmas.