Diario de Sesiones 91/2013, de fecha 24/9/2013
Punto 15

· 8L/PO/P-0969 Pregunta de la señora diputada doña Flora Marrero Ramos, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre igualdad de condiciones de la mujer en el sector primario, dirigida al señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente pregunta: de la señora diputada doña Flora Marrero Ramos, del Grupo Nacionalista Canario, sobre igualdad de condiciones de la mujer en el sector primario, dirigida al señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

Para la formulación de la pregunta, doña Flora Marrero tiene usted la palabra.

La señora Marrero Ramos (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, la semana pasada el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Unión Europea, el señor Cioloş, visitó una finca pequeña de tres fanegadas como ejemplo de explotación agraria pequeña y al frente estaba una gran mujer, doña Rafaela Martín, una agricultora de más de 42 años que tiene una finca de plátanos, y pude escuchar la entrevista en el programa de la radio canaria Con lo nuestro, y es el ejemplo de una mujer luchadora, como hay miles de mujeres agricultoras en Canarias. Pero la realidad -lo sabe usted bien- no es así. La equiparación de sexos en el mundo rural no está visibilizada ni es real, como acabo de decir, pues más del 70% de las explotaciones agrarias pertenecen, su titularidad me refiero, a hombres. Las mujeres rurales siguen estando invisibilizadas y por ello son necesarias medidas de acción positiva e integrar la perspectiva de género en actuaciones en el desarrollo rural, así como impulsar medidas para eliminar la discriminación de la mujer del medio rural, tal como establece la propia Ley Canaria de Igualdad en su artículo 59.

Recordar, señor consejero, que el número de mujeres ocupadas en la agricultura en Canarias supone más de un 30,21%, es decir, un 4,63% más respecto a la media estatal -esta información la ha dado usted mismo en sede parlamentaria en una comisión-, y, sin embargo, por cada mujer empleada en el sector primario hay más de dos hombres, teniendo en cuenta además que muchas de estas mujeres no cobran remuneración alguna. Y también, como usted sabe, estas mujeres ayudan a los hombres, aunque más bien diría que son los hombres los que ayudan a las mujeres.

Por ello, señor consejero, ¿qué acciones se realizan para incorporar y visibilizar a la mujer en el sector primario en iguales condiciones que los hombres, en especial en relación a tener una remuneración por su trabajo realizado?

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, señor consejero, don Juan Ramón Hernández, tiene usted la palabra.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas (Hernández Gómez) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Efectivamente, tuve la oportunidad de acompañar al señor Cioloş en la visita realizada a la finca de doña Rafaela y la verdad es que dio una muestra clara de lo que es la autonomía de la mujer defendiendo una explotación agraria. Que además lo hacía muy bien y desde luego yo creo que es un ejemplo a seguir, no solo por otras mujeres sino también por algún que otro hombre. Muchas gracias.

Decirle también que la Consejería de Agricultura incorpora, con carácter general y siempre que las circunstancias o la tipología de los proyectos lo permitan, la perspectiva de género en todos aquellos programas o actividades que desarrolla.

Conscientes de la necesidad de dar mayor relevancia al papel de la mujer en el sector agrario, la empresa pública Gestión del Medio Rural de Canarias ha trabajado en los últimos años en el diseño de diversas iniciativas. Fruto de este trabajo se han desarrollado algunos proyectos específicos que han sido referencia a nivel regional y entre los que destaca el Proyecto de mujeres rurales y urbanas, un espacio de desarrollo económico y social. A través de esta iniciativa se consiguió crear un espacio común donde se desarrollaron actividades entre las organizaciones de mujeres de zonas rurales y de ciudad, generando sinergias y fortaleciendo las capacidades de las mujeres para su mejor participación en los procesos de desarrollo económico y social, y alcanzar con ello la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

A esta acción se une el Plan de dinamización del sector quesero artesano, gestionado por colectivos especialmente desfavorecidos; Plan de formación integral y mercados de quesos artesanos... Esta experiencia tan innovadora ha permitido la potenciación de las zonas rurales alrededor de la actividad quesera artesanal, como motor de diversificación económica, fomentando nuevas actividades económicas, comerciales, logísticas y tecnológicas, buscando además como protagonistas a los segmentos de población más desfavorecidos y, por otra parte, más importantes estratégicamente en el marco del desarrollo rural, es decir, las mujeres y los jóvenes.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

¿Señora diputada? Renuncia a la segunda intervención, entiendo que el señor consejero igualmente.