Diario de Sesiones 91/2013, de fecha 24/9/2013 - Punto 23

· 8L/C-1151 Comparecencia del Gobierno -vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el inicio del curso escolar 2013/2014.

El señor presidente: Bueno, entonces procede la ordenación del debate, son acumuladas. Yo les propondría el primer turno de diez minutos, el segundo también de diez minutos, porque si sumamos todos los tiempos al final no... Entonces es lo que solemos hacer. Cabe la posibilidad de que demos cinco minutos, como de costumbre, al principio y quince después o diez y diez. ¿Cinco y quince? Muy bien, pues, perfecto, para ordenar el debate. Los grupos no solicitantes de la comparecencia, cinco minutos, sería Grupo Mixto y Grupo Nacionalista. Tendría cada uno en su turno cinco minutos.

Entonces, en primer lugar, por orden de presentación, el Grupo Socialista Canario, doña Rita Gómez Castro para presentar la comparecencia.

La señora Gómez Castro: Buenas tardes, señorías. Gracias, señor presidente.

Como cada año por estas fechas, traemos a sede parlamentaria lo que es la valoración y el análisis del inicio del curso escolar, en este caso el curso escolar 2013/2014. Y esta comparecencia que ha presentado el Grupo Parlamentario Socialista la vamos a encuadrar en este primer escenario -señor consejero, señorías-, en ese escenario nacional, porque es obvio que no podemos perder de vista el escenario en el que se está moviendo la educación, el sistema educativo, tanto en Canarias como en el resto del país; y ese escenario nacional, sobre todo aquel que está dirigido por el Partido Popular en el Gobierno central y en las comunidades donde gobierna, y en el que se enmarca el inicio del curso escolar, como ya he dicho, nada tiene que ver con lo que ha ocurrido semanas pasadas en Canarias. A la vista está lo que ha ocurrido y lo que está ocurriendo todavía en algunas otras comunidades.

Estamos ante un escenario muy difícil, de auténtica desestabilización de las condiciones básicas que conforman el sistema, con un retroceso sin precedentes en los servicios necesarios para la escolarización, de lo que dependen miles de familias en España, de lo que dependen miles de familias canarias, y a un deterioro desconocido hasta ahora en la igualdad de oportunidades.

Asistimos a un inicio de curso, a un curso escolar, en el que se acusa también -y esto lo quiero destacar en esta primera intervención-, en el que se acusa la congelación y en muchos casos la desaparición de programas de cooperación territorial, como aquellos, por ejemplo, destinados a la prevención del abandono escolar y otros tantos que ya iremos viendo a lo largo de esta comparecencia. Un curso, señor consejero, para familias y alumnos que ven cómo el sistema educativo pierde muchos de los logros obtenidos en los últimos años y que pone en riesgo la consecución de los objetivos de la Estrategia Europa 2020, como ya se ha anunciado por organismos internacionales.

Señorías y señor consejero, este curso también comienza cuando se está desarrollando el trámite parlamentario de la Lomce. Una legislación que sobra ya decir, como hemos dicho en esta sede parlamentaria, que sobra decir que sacrifica la equidad, que no aporta soluciones eficaces a los problemas que plantea el sistema, que rebaja la calidad de la enseñanza, que merma las oportunidades de aprendizaje y que supone un ataque claro al derecho a la educación para todos.

Asimismo, hasta la llegada del Partido Popular al Gobierno central todas las medidas educativas en España contemplaban los objetivos de la Estrategia 2020 y eran una parte transversal de las políticas del Estado y de las comunidades autónomas, independientemente del color político que en ellas tuviera el Gobierno. Sin embargo, aunque la Lomce, como todos sabemos, plantea en su preámbulo, plantea en la teoría, lo que son los problemas del sistema, sin embargo, en la materialización de esas medidas vemos claramente una contradicción, porque mediante las acciones que promueve nos aleja dramáticamente de seguir una senda que permitiera conseguir los objetivos propuestos por Europa.

Ahora bien, sin olvidar ese escenario nacional, siendo conscientes, señor consejero, de las dificultades que seguimos teniendo en esta tierra, de los presupuestos, de los recortes, de los problemas, de la incidencia, tenemos que decir que en Canarias el inicio del curso escolar ha sido diferente a la tónica general. Y por eso hoy, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, quiero felicitar a toda la comunidad educativa canaria por posibilitar, una vez más, un inicio de curso escolar tranquilo, sereno y responsable.

Se ha iniciado un curso escolar -el curso escolar 2013/2014- bajo el convencimiento de que solo una apuesta decidida por la educación permitirá mejorar las expectativas de futuro de nuestro archipiélago. En Canarias se inicia un curso escolar bajo el convencimiento de que la educación es una herramienta de formación fundamental para renovar el sistema productivo de las islas y de respuesta a la crisis actual.

No vamos a caer en discursos triunfalistas, estamos alejados de ese discurso triunfalista. Somos conscientes y responsables con los problemas y desde el Grupo Socialista vemos que se están aportando soluciones, responsabilidad y seriedad al escenario dificultoso que...

El señor presidente: Tiene un minuto, doña Rita. Sí, continúe.

La señora Gómez Castro: Por lo tanto, señor consejero, en esta intervención la única pregunta que cabe es cómo se ha iniciado el curso escolar en Canarias, qué datos cuantitativos y qué datos cualitativos tiene y da a conocer hoy aquí el Gobierno de Canarias con respecto a lo que ha ocurrido en las siete islas con los alumnos y con los centros públicos.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rita Gómez.

Por el grupo, también para exponer la comparecencia, doña María Isabel Oñate, Grupo Parlamentario Popular.

La señora Oñate Muñoz: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

El Grupo Parlamentario Popular ha solicitado esta comparecencia, porque cada vez que se inicia un curso nos parece interesante saber cómo se enfoca por parte de la Consejería de Educación de nuestra comunidad autónoma y también saber si tiene algún dato del ciclo que se ha cerrado. Esto es en vano, señorías, porque para nosotros, para el Grupo Parlamentario Popular en la oposición, es muy difícil tener datos claros sobre lo que está haciendo la consejería.

Una de las advertencias que le hacía el Informe Pisa a la consejería -informe que se entregó en el 2011, que supimos lo que era en el 2012 y que estudiamos concienzudamente para ver de qué adolecía nuestra comunidad-, una de las advertencias era precisamente que había falta de transparencia en la Consejería de Educación en su información, en su comunicación, hacia el exterior. Y eso es una realidad y así nos pasa a nosotros como Grupo Parlamentario Popular. Yo tengo varias respuestas a través de preguntas escritas sobre diversos temas de nuestra educación y me siendo incapaz de tener una respuesta, porque casi siempre las respuestas son ambiguas, sin datos, y eso me preocupa. Me preocupa porque nosotros tenemos que hacer un seguimiento de lo que está pasando en la Consejería de Educación, porque para nosotros es igualmente de importante que para otros grupos de la Cámara hacer un seguimiento. Consideramos que la Consejería de Educación tiene sobre sus hombros un papel muy difícil, muy complejo, pero que realmente es muy importante, porque sí, porque creemos en el futuro de Canarias a través de la formación, porque creemos que Canarias lo más importante que tiene son sus recursos humanos. Y, por lo tanto, desde ese punto de vista, siempre hemos estado dispuestos a apoyar a la consejería, y así hemos hecho el pacto aquí, en este Parlamento, apoyando a la Consejería de Educación, pero no nos hemos visto correspondidos de la misma manera, porque, como digo, a muchísimas preguntas que hacemos no tenemos respuesta y tenemos que buscarla allá donde podamos, y creo que eso es un déficit democrático que tiene esta Consejería de Educación.

Dicho esto, quiero decir también que la ley de modificación de la LOE, que supone la Lomce, como ley de calidad, que es una modificación de cierto articulado, no está todavía vigente. Por lo tanto, me parece que no se le puede estar echando la culpa al ministro de lo que tenemos. ¿Y qué es lo que tenemos? Pues lo que tenemos está muy claro. Lo que tenemos son unos datos para la Comunidad Autónoma de Canarias, y que cuando empezamos esta legislatura ya estaban sobre la mesa, tenemos unos datos, pues, muy, muy negativos para Canarias. Tenemos unos datos de un alto fracaso escolar, tenemos unos datos de un alto abandono escolar, tenemos unos datos de una tasa de idoneidad mala, negativa, porque hay un alto número de repetidores, un alto número de jóvenes de 18 a 24 años sin ninguna titulación posobligatoria y una población adulta también con falta de preparación. Eso es lo que tenemos en Canarias y, por lo tanto, desde ahí es donde hay que empezar a trabajar.

¿Qué nos parece a nosotros, al Grupo Parlamentario Popular? Pues que han pasado dos años, han pasado dos años y el consejero, en una visita que hace a Santander, a la universidad de Santander, dice allí, por lo que he leído -porque lógicamente es como me documento-, lo que he leído, dice: "vamos a sacar una ley canaria de educación -primera sorpresa, bueno, bien, va a sacar una ley canaria de educación- que se va a parecer como un huevo a una castaña a la del ministro". No sé, me parece una cosa tan coloquial y tan poco de nivel para decir esa comparación... Pero, bueno, a lo mejor en un coloquio que estaba el consejero, pues, lo dijo así, "como un huevo a una castaña". Pero, vamos a ver, señor consejero, la ley, tal y como estábamos, no podíamos seguir. O sea, es que seguir así no era una opción, seguir como estábamos no era una opción. Porque usted dijo allí que la OCDE no ha dicho que estamos mal. ¿Cómo que la OCDE no ha dicho que estamos mal en Canarias? Pero usted tiene el Informe Pisa y el Informe Pisa no lo hizo ningún colectivo de la China oriental, es que el Informe Pisa lo han hecho cinco técnicos, que yo sepa, de la OCDE.

En segundo lugar, a usted le gusta nombrar mucho a la comisaria para la Educación, Androulla Vassiliou, creo que se llama. Pues ella ha dicho que la educación no solo es dinero, es eficacia y es rentabilidad. Y también lo ha dicho el comisario del Panorama de la Educación en el 2013, Dirk Van Damme, que ha dicho que el sistema educativo español...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto, sí, para terminar, doña Maribel.

La señora Oñate Muñoz: ...es mediocre e ineficiente. Y, por último, un informe del BBVA, del primer semestre del 2013, dice que el desempeño educativo en Canarias está por debajo de la media española.

Quiero decir con todo esto, señor consejero, que algo habrá que hacer cuando tenemos todos estos informes que son ajenos a nosotros y contabilizando todo lo que ocurre en el mundo.

Por lo tanto, es importante cambiar. El Partido Popular, a través de su modificación de la LOE, está intentando mejorar en donde haría falta mejorar, precisamente en la flexibilidad, en los currículum, en el poder pasar de un sistema a otro, que no haya una salida sin salida para los alumnos. Sin embargo, usted dice que va a hacer una ley que se va a parecer a la nuestra como un huevo a una castaña. Yo quisiera que usted nos explicara aquí lo que quiere decir con esa expresión y cómo enfoca usted este curso y qué resultados hemos obtenido en los dos años anteriores.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Maribel Oñate.

Turno para el Gobierno.

Indicarles que el Gobierno tiene quince minutos en cada turno, si así lo desea.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Buenas tardes, señorías. Señor presidente.

Antes de empezar esta comparecencia diría sencillamente, comentarles que efectivamente no es frecuente comparecer a estas alturas del inicio de curso para dar cuenta del mismo, entre otras cosas porque la mayor parte de los datos que debe uno presentar al Parlamento, como hemos hecho en los cursos anteriores y como se ha venido haciendo tradicionalmente, todavía no están. Es decir, todavía hay muchas de las decisiones de inicio de curso que lógicamente deben culminarse y deben completarse y deben reunirse, pero eso lo saben ustedes mejor que yo. Por tanto, los datos que daré, las cifras que daré, relativas a algunas de las cuestiones básicas del inicio de curso, tienen todo el carácter de provisional hasta que se conviertan en definitivas. Por ponerles un ejemplo, si tuviésemos que dar cuenta hoy del número de alumnos que hacen uso del transporte escolar o de los que están definitivamente matriculados en los centros de Formación Profesional o de los alumnos que están matriculados en los comedores, como todavía hay gente que está, lógicamente, haciendo uso de su derecho a poder hacer uso de estos servicios o de estos estudios, pues, lógicamente, variarán de aquí hasta que termine el mes en que nos encontramos en septiembre.

Voy a intentar, en esta primera intervención, sin embargo, hacer un balance inicial de algunos de los aspectos que marcan este inicio del curso y luego, en la segunda parte, trataré de dar todos los datos que pueda, pero, en cualquier caso, los datos están a la disposición de todo el mundo. No hay ningún tipo de ocultamiento de ellos.

Desde el punto de vista general, miren, yo creo que la obligación de una administración pública en estos momentos, en momentos de crisis, en momentos de retroceso social, económico, es, por lo menos en las generaciones más jóvenes, tratar de que la herida que se está abriendo a nivel social ahí no se abra. Y tiene una lógica y un sentido evidente, y es que si en el ámbito, por ejemplo, educativo nosotros somos ahora seguidores de este signo del tiempo de retroceso, a esta gente joven, cuando culmine esta etapa de retroceso, la herida que se le va a abrir no se le va a cicatrizar nunca; o, lo que es lo mismo, las consecuencias de cualquier tipo de falta de posibilidades que ahora existan incluso con respecto a épocas anteriores o a la época en que otros tuvimos ocasiones de estar en estas edades más jóvenes, la consecuencia de futuro para estas generaciones será definitiva. La arrastrarán prácticamente para siempre.

Por eso lo lógico -y el propósito lo hemos señalado muchas veces aquí, en este pleno, en la comisión parlamentaria, o en cuantas comparecencias hacemos-, es que al menos en este terreno estas generaciones más jóvenes, durante este tiempo de crisis, sepan que pueden salir con mejores resultados que los que tenían cuando entramos en esta etapa. Que no ocurra lo contrario, es decir, que tengamos más titulados, que tengamos mejores tasas de rendimiento, que tengamos mejores tasas de igualdad de oportunidades, etcétera, etcétera. Yo creo que esto es esencial y esto, además, en este tiempo que ustedes pueden comprender, no lo dirigimos exclusivamente a las personas que por edad generacional se encuentran en situación de estudios obligatorios o de estudios posobligatorios, sino también de manera muy especial a aquel enorme colectivo de personas que, siendo aún jóvenes, fueron en su día sacados -entre comillas, porque no fueron obligatoriamente- del sistema educativo y que hoy no tienen nada, y lógicamente al menos que tengan una oportunidad de formación. Este es un dato con el que, como ustedes comprenderán, nos devanamos los sesos cada vez que planificamos no solo cada curso escolar sino cada propuesta de oferta educativa.

¿Cómo se ha iniciado este curso? Voy a dar algunos de los rasgos con los que hemos tratado de iniciar y arrancar este curso en Canarias. Antes que nada tengo que decirles que el curso prácticamente no ha tenido tiempo intermedio. Durante los meses de julio y agosto -y lo expliqué también en el mes de julio en este Parlamento- ha habido actividad académica y ha habido actividad del personal docente, de tal manera que la continuidad que tuvo la actividad académica la vimos en las residencias escolares con el programa de inmersión lingüística en lengua inglesa, que era la primera vez que se implantaba y que ha tenido un resultado muy importante, y lo tuvimos también con el programa de comedores de verano y también ahí de inmersión lingüística, que ha tenido también, en mi opinión, un muy buen resultado.

Y en cuanto al personal docente, comenzó este año el programa de formación del profesorado de verano en los meses de julio y agosto. Presenté en el mes de julio en qué consistía ese programa y avancé los datos que efectivamente teníamos, de profesorado que había solicitado cursarlos. Tengo que decir que todas, todas y cada una de las plazas ofertadas para este verano fueron con creces cubiertas. Por tanto, no hemos tenido término medio, no hemos tenido parón.

Se inicia el curso y, efectivamente, nuestro reto era responder a objetivos como el que señalaba antes. En personal docente hemos tenido que incrementar la plantilla, e incrementarla tropezando con enormes dificultades. En primer lugar, con una limitación evidente, que es aquella que plantea la necesaria reducción que el Gobierno de España ha planteado a Bruselas del gasto educativo. Se va a llevar el gasto educativo al 3,9% del PIB y recuerden ustedes que hemos llegado a tener más del 5. Esta es una situación que coloca a la totalidad de las comunidades autónomas -como todas le han señalado al Gobierno de España, todas sin excepción- en una situación de extraordinaria dificultad y, en términos de profesorado, se traduce, entre otras cosas, en la extrema dificultad para cubrir las plantillas solo con el personal que se jubila.

Segunda cuestión, hemos incrementado el personal, no solo por haber hecho la cobertura de todo el personal jubilado sino también porque hemos incrementado el total del plantel para hacer frente a algunas prioridades. ¿Cuáles son esas prioridades? Refuerzo educativo, no solo no hemos bajado la guardia en estos programas, que luego daré algunos datos en la segunda parte, sino que además los hemos incrementado. Al mismo tiempo programas especiales que estaban funcionando de manera evidente, en plan piloto, los hemos ampliado, como ocurre con el Programa Infancia o con otros programas de esa índole. También a la reducción del abandono escolar temprano, hemos reforzado en segmentos horarios, en muchos de los centros, la oferta de profesorado. Hemos incrementado también las plazas de enseñanza, tanto en Formación Profesional como en la educación posobligatoria no universitaria y en las escuelas de idiomas.

Hemos, también, consolidado la política de sustituciones, pese a tropezar con un escollo extraordinario de un real decreto-ley que dificulta en extremo el poder gestionar las sustituciones en el tiempo adecuado. Lo he explicado muchas veces, he puesto ejemplos que son exponenciales de cuál es el grado de dificultad que tiene para cualquier administración, siendo conscientes de que hay que cumplir con la ley en vigor, tratar de responder a lo que hay que responder. Imaginemos, insisto, una escuela unitaria, la que sea, cualquiera de las que han empezado el curso: la maestra o el maestro tiene una baja, por la razón que sea, durante los días siguientes, que son muchos, casi las dos semanas siguientes, ¿mandamos a los niños a casa? Así está mandatado por un real decreto-ley. Tal cosa no está sucediendo en Canarias.

Hemos intentado que la plantilla estuviera pronta y dispuesta al inicio de curso, y efectivamente, en virtud de la programación que teníamos en el mes de junio, el 1 de agosto estaba nombrado el 95% de la plantilla y el 1 de septiembre lo estaba el 99%. Estamos en fase de los últimos flecos y nombramientos, que lógicamente tienen recorrido, no solo por la culminación de la organización de los grupos en centros que se han visto superados en sus previsiones, sino porque también todavía hay gente jubilándose, y se están cubriendo esas plazas.

Y en cuanto a la formación del profesorado, tengo que decir que, independientemente de lo que ocurrió el año anterior, cuya comparecencia ya tuve en la comisión parlamentaria, en este nuevo curso las expectativas de cobertura de la oferta -que es muy amplia- que se está haciendo están siendo además muy buenas.

Aparte de esto, hemos podido funcionarizar a la parte del profesorado que se pudo en virtud de las restricciones del ordenamiento jurídico y simultáneamente, y esto significa estabilizar una parte de la plantilla, que afortunadamente quedará fijada... Entre otras cosas es bueno no solamente por un interés laboral sino también por razones económicas para esta consejería, entre otras cosas porque debe recibir el coste en las transferencias correspondientes, sino también para la estabilidad de los claustros, cuestión que es esencial.

Y, por último, en este nuevo curso hay un sistema de cobertura de prevención de salud y seguridad laboral, en el que se plantean algunas novedades importantes.

Por tanto, en materia de política del profesorado francamente la buena noticia es que empezamos el curso -si quieren ustedes- con más profesorado que el curso anterior, y esto, dados los tiempos que corren, no es fácil -se lo puedo asegurar- de garantizar.

En materia de oferta de plazas, insisto en que estamos todavía manejando cifras absolutamente provisionales, pero más allá de las que puedan ustedes tener, e incluso aunque sean provisionales, pueden ver que la cobertura de la educación no obligatoria en edad infantil, de 3 a 6, está hecha prácticamente al cien por cien; lo mismo que el Bachillerato y lo mismo que ocurre por supuesto con la enseñanza obligatoria.

Con respecto a la Formación Profesional, el nivel de plazas que se ofertan para los primeros cursos en este nuevo curso viene a suponer un incremento muy importante de las plazas correspondientes. Veremos cómo culmina la matrícula final y la distribución en los centros correspondientes, pero tengan ustedes en cuenta que en los dos últimos años se ha producido una oferta de incremento cercana al 37%. ¿Problemas que tenemos en la Formación Profesional? Tendríamos que buscar el mismo objetivo que hay en Bachillerato, es decir, que la oferta responda al cien por cien de la demanda. Nos vamos a acercar a eso, el problema que tenemos es que quien demanda no es exclusivamente la generación que por edad le corresponde acceder a estos estudios, el problema es que la demanda de personas que vienen de fuera del sistema en edades superiores no tiene precedentes tampoco. Esto está bien que sea así, pero es una desgracia.

También les voy a dar un dato que es muy revelador, y lo expuse en su día para aclarar de dónde viene esa anomalía que hay, en España y en Canarias, con el principal indicador negativo que tiene la educación en nuestro país. En el resto les puedo asegurar que somos perfectamente equiparables a los mejores sistemas educativos europeos. Y lo digo porque después de examinar los diferentes saldos de la OCDE, véase Pisa -en los años en los que se hizo, el último, si no recuerdo mal, en el 2009- o de algunas de las consultoras más importantes que tenemos, les puedo asegurar -y eso, por cierto, lo ven en el informe de la citada comisaria Vassiliou, en el último informe de la educación española- que no tenemos nada que envidiar a Alemania, Italia o Francia, pero sí fracasamos en abandono escolar temprano de 18 a 24 años. ¿Razón? Si analizan ustedes la población activa que había en este país antes de la crisis, antes del inicio de esta etapa de crisis, comprobarán un dato tremendo: España es el país principal de la Unión Europea que en aquellos momentos tenía en esos segmentos de edad más gente trabajando, sobre todo en empleo sin cualificar, o, lo que es lo mismo, salieron del sistema educativo. Ahora se han quedado sin trabajo, ahora tenemos que lograr ahí que exista una oportunidad. Responder en este tiempo de extraordinaria restricción a este tipo de demanda les puedo asegurar que es muy complicado, pero ahí hay una oferta que se ha hecho, primero con consenso durante año y pico, isla a isla; segundo, se ha hecho además ofertando las plazas correspondientes que se podían ofertar, en el límite que nuestras infraestructuras tienen. El problema de la Formación Profesional no es un problema solo de contratar recursos de profesorado. El problema es que necesita otro tipo de infraestructuras y estas no se pueden improvisar de la noche a la mañana.

Pero tenemos también un dato alentador, es que se ha producido una ampliación considerable en la oferta de estudios no universitarios posobligatorios, y de forma particular las escuelas de idiomas, en todas las especialidades, en todas las variantes, no solo en los niveles iniciales sino en los intermedios. Incluso estamos respondiendo a algo que no debería ser el objeto inicial de una escuela de idiomas, de una escuela superior de idiomas, sino que debería ser de otro ámbito, y es que a la demanda de especialmente inglés -y digo inglés porque es la lengua que en este nivel más se demanda-, que es el inglés inicial, estamos respondiendo con muchos centenares de plazas más. Este mismo año que empezamos hay 1.600 plazas más que en el curso anterior en escuelas de idiomas y tienen ustedes ahí la oferta para matricularse delante de ustedes.

Tenemos también algunas novedades relevantes. Los programas de diversificación curricular, insisto, se están manteniendo y potenciando. Todo lo que tiene que ver con la prevención del fracaso escolar se está potenciando. Esto exige gastos, esto tiene costes, esto no es gratis. No es solamente tratar de implementar recursos por todos lados, esto tiene gasto, y a mí me gustaría que alguien, algún experto en educación, me demostrara que por debajo de un nivel de gasto mínimo es posible triunfar desde el punto de vista de los rendimientos escolares. No existe tal cosa. Hay una aseveración aceptada en cualquier ámbito internacional que nos dice que por debajo de una inversión determinada no es posible avanzar en un sistema educativo. El problema es que nos dirigimos hacia eso, nos dirigimos hacia eso. La contradicción que plantea Bruselas y que le plantea Bruselas a España es que, por un lado, le dice que no puede bajar la guardia en inversión educativa y, por otro lado, acepta y le exige al Gobierno de España que reduzca la inversión al 3,9, sabiendo además que por debajo del 5% entramos en línea roja. Esto, insisto, tiene gasto, y efectivamente tiene gasto y se pone, y se pone a pesar de la restricción considerable de recursos que hemos ido experimentando.

Hemos cubierto la totalidad de los programas que están dirigidos, evidentemente, a lo que llamamos el combate contra el fracaso escolar y luego ampliaré algunos de los datos que he señalado y algunos de los servicios de los que no he podido hablar todavía en esta primera parte.

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia. Cinco minutos, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías, muy buenas tardes.

Si nos atenemos al contenido de la solicitud de comparecencia, se trataba de valorar la apertura del curso académico, y sobre esto hemos de decir que ha sido una apertura tranquila, una apertura razonablemente normalizada. Y no son tiempos muy lejanos donde teníamos auténticas carajeras al principio de curso, y hay que decir que esto no se ha producido, y eso es una buena noticia y nosotros lo reconocemos. Creo que ha sido diligente el departamento en la contratación del personal, que era una de las distorsiones más evidentes en el inicio del curso. Se ha hecho con diligencia, la inmensa mayoría de los profesores han iniciado su contrato con su trabajo.

Yo creo que es claro este tema, no ha habido grandes controversias, alguna protesta sobre el transporte escolar en algunas zonas de medianías y siempre alguna pequeña discusión. Pero esto se hace en un contexto, por eso aprovecho esta intervención no solo para hablar de la apertura, que nosotros, insisto, consideramos que ha sido bastante normalizada. Podía decir más, si nosotros comparamos este servicio público con los otros grandes servicios públicos, este estaría en la senda de la normalidad y los otros dos grandes servicios públicos, me refiero a los servicios sociales y a la sanidad, en la senda de la crisis casi total. Pero voy a decir que se hace en un contexto muy determinado, en un contexto donde se modifica la norma básica del sistema educativo español y se hace sin consenso. Se hace generando inestabilidad, se hace retrocediendo en la formación de valores, se hace quebrando uno de los principios básicos del sistema educativo español reconocido internacionalmente, que es la equidad, se hace renunciando a la etapa de cero a tres años, que es determinante en la integración y socialización de los chicos y se convierte esto en un problema asistencial, cuando en los países más desarrollados es un problema educativo. Se hace con una norma recentralizadora, a pesar de que el modelo descentralizado de la educación española, los informes internacionales dicen que son razonablemente homogéneos. Y lo más grave de todo: se hace sin dinero. Y el vicepresidente decía que existe una correlación entre el éxito escolar y el esfuerzo fiscal, de gasto. No hay ninguna duda: no hay ningún país que haya conseguido éxitos relevantes si no se hace un esfuerzo paralelo en el esfuerzo fiscal, en el gasto público en la materia, y nosotros nos alejamos de los países más desarrollados, más comprometidos con la educación.

De manera que, aunque tengamos normalidad en la apertura del curso, hay que reconocer que los recortes en el conjunto del Estado y en Canarias dañan al sistema educativo. El número de profesores disminuye en relación a hace escasos años; no avanzamos, retrocedemos en el esfuerzo. Cierto es que el departamento de Educación de nuestra comunidad ha hecho un esfuerzo para cubrir las jubilaciones e incluso, según la gente del partido que se dedica a esta área, hay 100 docentes más que el pasado año. Pero también es cierto que hay 2.278 docentes menos que hace cinco años y que esto se tiene que notar. Hay una información del ministerio, que no sé yo cuán cierta es pero tenemos que fiarnos de este tema, donde las ratios por alumno en nuestra comunidad siguen siendo de las más altas.

Por lo tanto, señor consejero, y en relación a la apertura, a la normalidad, yo creo que estaríamos en una situación positiva.

Con respecto a la Formación Profesional, decir lo siguiente. Es cierto que se ofertan más plazas de Formación Profesional, pero también es cierto que lo sustancial de la mejora de la oferta es de enseñanza no presencial, que está destinada a sectores de demanda educativa que no son los jóvenes sino son otros estratos de la población. Muy importante que vuelvan al sistema educativo, muy importante, porque aquí hay una demanda, una vuelta al sistema educativo -me van a perdonar la expresión y la entrecomillamos- "gracias a la crisis", porque los que abandonaron en el sistema educativo para conseguir trabajos no cualificados ahora, después del fracaso de este sistema económico, vuelven al sistema educativo, y es cierto que esta enseñanza no presencial puede ser útil ahí pero digamos que la oferta se incrementa esencialmente en este parámetro. También hay que decir que no tenemos los datos finales de cuánta gente solicitó formación y la ha podido conseguir en la rama, en el área correspondiente.

Por eso yo acabo diciendo que nos congratulamos de la buena apertura del curso, de la normalización, pero no podemos conformarnos con los resultados del sistema educativo...

El señor presidente: Muchísimas gracias.

Sí. Caben quince segundos, venga.

El señor Rodríguez Rodríguez: Si no logramos en esta comunidad y en el conjunto del sistema educativo español mayor esfuerzo y mayor compromiso, los resultados no nos van a acompañar. El bilingüismo, la adecuación de la Formación Profesional, la capacitación, en definitiva, de nuestros trabajadores precisa de un sistema educativo más comprometido y para eso hay que hacer mayor esfuerzo fiscal, y es evidente que España está a la cola y nosotros andamos también a la cola dentro del Estado español. Y con este esfuerzo...

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don Nicolás Gutiérrez.

El señor Gutiérrez Oramas: Gracias, señor presidente. Buenas tardes a todos los presentes.

Damos cumplido trámite a una comparecencia clásica por estas fechas. Informa usted, señor vicepresidente y consejero de Educación, sobre la planificación e inicio del curso escolar 2013/2014, solicitada por el Partido Socialista, el Grupo Parlamentario Socialista, y Grupo Parlamentario Popular.

Señalaba que es una comparecencia clásica porque, viendo el histórico de las iniciativas presentadas en esta Cámara al inicio de cada curso escolar, es tradicional solicitar, por uno o por varios grupos, la comparecencia del consejero o consejera de turno. En honor de la verdad, no fue así en el año 2012, no encontré referencia a ninguna comparecencia en pleno por este motivo. Bueno, sí se presentaron dos solicitudes de comparecencia, una por el Grupo Mixto y otra por el Grupo Popular, retiradas posteriormente. Señorías, compañeras portavoces de Educación, ¿qué nos pasó en septiembre del 2012? ¿Qué pasó para que no debatiéramos sobre el inicio del curso 2012/2013? No esperen aclaración por mi parte, la memoria no ha sido demasiado generosa conmigo.

Señor consejero, ha informado usted sobre el inicio del curso escolar 13/14 al pleno de esta Cámara aportando una serie de datos que en mayor o menor medida le han servido para señalar que el mismo se ha iniciado conforme a las previsiones, siendo la normalidad la tónica general. Desde el Grupo Nacionalista Canario estamos convencidos del cumplimiento de sus previsiones y sobre todo que estas se vean reflejadas en la normalidad anunciada por usted.

Señorías, este convencimiento que he señalado no será nunca un sentimiento de autocomplacencia. No se nos esconden los problemas que se plantean con el inicio de cada curso escolar. Voy a robarle una cuña de Román, del compañero Román, que dice: "yo de esto he oído y he escuchado algo, o sé algo". No se nos esconden, como decía, los problemas que se plantean al inicio de curso: unos de índole podíamos llamar -entre comillas- "domésticos", porque afectan solo a determinados centros y tienen una repercusión interna, y otros más generales, que afectan en mayor medida y a la mayoría de los centros.

Señorías, la falta de un profesor en un centro determinado, la aplicación de la normativa en relación con la creación de grupos mezcla o el cumplimiento del derecho al uso del transporte escolar -luego hay una PNL que tendremos también tiempo para debatir esto- o muchos otros que por falta de tiempo no voy a enumerar, pero que al fin y al cabo son casos aislados. No pueden ser convertidos en problemas graves o gravísimos por significativos voceros que, haciendo gala de una irresponsabilidad manifiesta, han acosado en anteriores legislaturas a consejeros y consejeras de turno. Problemas sí, catastrofismo no. Responsabilidad, señores voceros, antes y ahora.

Señor consejero, en el desarrollo de esta intervención he apreciado más referencias a la planificación que al inicio del curso.

Hace referencia usted a la labor pedagógica desarrollada durante los meses de verano por su consejería, pero quiero referirme a otra labor pedagógica, que es la de tratar explicar a la comunidad educativa y a la sociedad, con la crudeza que exige, la situación actualmente. Y, si me lo permite, disfrutar de este momento, y señalo este momento entre comillas porque con la que se avecina...; y no me refiero a la serie de televisión, señor consejero, me refiero a la aprobación en noviembre, como está previsto, de la Lomce: su aplicación, los recortes del Estado, los recortes en el RAM, etcétera, etcétera, que no me extiendo más, señorías, por falta de tiempo y no por falta de argumentos.

No es este diputado ni este grupo parlamentario el que se dedique a magnificar los problemas señalados en este inicio de curso y de los que hemos pedido aclaración o pedimos que el consejero en la segunda parte aclare aquellas cuestiones que se han producido, aquellos hechos que se han producido y que han distorsionado el buen inicio del curso, pero sí vamos a poner en valor las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Canarias, en la mayoría de los casos en contra de las decisiones del Estado. No vamos a usar los problemas en el inicio de curso para poner en duda los logros y avances conseguidos en este campo, no todos los que deseamos, pero sí suficientes para mantenernos en la seguridad y también -por qué no- en la esperanza de que el Gobierno de Canarias hace una apuesta clara por la educación, y lo hace con medidas concretas y precisas. Lo que sí vamos a hacer es seguir apostando por mantener vivo el espíritu del pacto logrado en el seno de este Parlamento para entre todos apoyar las medidas puestas en marcha, denunciando aquellos aspectos en los que se está fallando, pero no magnificando y sacando de contexto los problemas. Sigamos apoyando y apostando por una educación pública de calidad.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Nicolás Gutiérrez.

Grupos solicitantes de la comparecencia, doña Rita Isabel Gómez Castro, Grupo Parlamentario Socialista Canario.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente.

Si hay algo que ha quedado claro en todas las intervenciones -y ahí es algo que es transparente, que los datos están ahí- ha sido la serenidad y la tranquilidad con la que se ha iniciado este curso escolar. Y esa serenidad y esa tranquilidad significan algo muy claro, y es algo absolutamente indiscutible, la serenidad y la tranquilidad vienen porque ha habido diálogo y consenso, y cuando hay conflicto es cuando hay imposición y se niega el diálogo y el consenso. Y esa es la diferencia que está marcando este inicio de curso escolar en Canarias y el inicio de curso escolar en aquellas comunidades autónomas en las que está el Partido Popular y el inicio de curso escolar a cargo del ministerio, que hemos visto los conflictos, que lejos de acabar cada vez se van aumentando y se van recrudeciendo más.

Me alegra, señor consejero, que hable de la escuela en positivo, porque si hay algo que tiene el Partido Popular es que cuando quiere cambiar, y quiere cambiar el sistema con la Lomce, cuando quiere cambiar algo lo pinta todo de negro, y eso es lo que está haciendo con la educación. Lo ha hecho a nivel nacional, a nivel estatal, maquillando y pintando de negro unos datos que solamente ellos, que son cosecha de ellos pero no son cosecha de ningún diagnóstico, y lo están intentando hacer en Canarias. Lo que pasa es que no tienen ningún respaldo en la comunidad ni siquiera tienen argumentos para defender algo que estamos viendo cómo hacen lo contrario en donde gobiernan. Aquí el Partido Popular no se diferencia ni del ministerio ni del resto de las comunidades, aplicaría lo mismo si estuviera gobernando.

Me alegra que haya salido también aquí en esta intervención lo de la ley educativa canaria, porque eso demuestra, señor consejero, que este Gobierno de Canarias se ha hecho eco y va a respetar una iniciativa popular que ha entrado en este Parlamento y que en breve empezaremos a debatir. Por lo tanto, me alegra que Canarias pueda contar con el respaldo, con el apoyo del Gobierno de Canarias con una ley, con una normativa, que efectivamente no se tiene que parecer en nada a la ley que promulga el Gobierno del señor Rajoy.

La cuestión de la salida de la crisis, escuchaba el otro día, no es el cuándo sino el cómo, y yo creo que la apuesta que se está haciendo en Canarias por la educación es lo que nos va a diferenciar cómo vamos a salir o cómo se quiere que se salga de esta situación económica, con un refuerzo de la formación y con un refuerzo de la educación.

Hemos empezado el inicio del curso escolar en Canarias con unos 170.000 alumnos aproximadamente en Infantil y en Primaria, con unos 84.547 en Educación Secundaria Obligatoria y con unos 29.472 en Bachillerato y estamos a la espera, como bien se ha dicho, de los datos en Formación Profesional. Enseñanzas estas que creo deben ser objeto de una iniciativa aparte, de una comparecencia aparte, no solo por la importancia que acarrean estas enseñanzas, sino por la complejidad que está teniendo la formación, lo que es la oferta y lo que son las demandas del alumnado, que usted muy bien ha explicado.

Se está realizando, está claro, un esfuerzo, y un esfuerzo presupuestario también, porque las medidas que se ponen en marcha y que se están viendo en este inicio de curso escolar cuestan, y cuestan dinero, y, por lo tanto, cuestan partidas presupuestarias por parte del Gobierno de Canarias. Podemos entender que se considere insuficiente, podemos entender que haya personas que consideren todavía este esfuerzo insuficiente, porque no podemos negar ni ocultar lo que arrastra esta comunidad y el punto de origen de esta comunidad, pero a fin de cuentas estamos hablando de un esfuerzo del Gobierno de Canarias y, por lo tanto, de una prioridad de este Gobierno en la educación frente a lo que nos rodea, al escenario que nos rodea. A pesar de los recortes del Ministerio de Educación, que no los podemos ocultar, al hacer un análisis, un análisis objetivo y riguroso del presupuesto en educación en Canarias, a pesar de esos recortes, la Administración canaria actúa, está actuando en sentido contrario, si bien hemos de advertir que todavía nos queda mucho para alcanzar esa media deseable que nos permita situarnos en los países de nuestro entorno.

Los objetivos de esta consejería siguen teniendo como referencia -usted los ha ido exponiendo-, como referencia los objetivos de Europa 2020, consolidando un modo de educación de calidad inclusiva y sostenible capaz de compensar desigualdades, prevenir el abandono escolar temprano y mejorar las tasas de titulación, de escolarización obligatoria, para promover la continuidad de la formación en niveles posobligatorios y posibilitar el aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Desde el punto de vista cualitativo, señor consejero -y no estamos hablando... se mezcla planificación e inicio del curso escolar, es algo inevitable-, ¿cuáles son los datos de este curso escolar a través de lo que son medidas, acciones, programas que está poniendo en marcha su departamento? ¿Qué medidas, por ejemplo, de atención a la diversidad? Ha hablado, usted ha nombrado por encima el tema del refuerzo educativo, pero nos gustaría que ampliara este tema, porque supongo que estaremos todos de acuerdo en que la mejor herramienta de integración y progreso global del alumnado es precisamente la atención a la diversidad. ¿Qué acciones, qué programas, qué proyectos -se empezarán a ver y los iremos evaluando-, pero qué proyectos se están poniendo en marcha en este inicio de curso escolar para el éxito, para alcanzar el éxito escolar? ¿Qué medidas para reducir las cifras de abandono escolar temprano? Algo completamente prioritario y fundamental porque sabemos que es una debilidad, un problema del sistema educativo español y del sistema educativo canario, que, pese a ser sensible o pese a esa sensible mejora sostenida en los últimos años en Canarias, todavía estamos de acuerdo en que se exigen acciones o tenemos que seguir exigiendo acciones de atención a la diversidad que permitan atender el éxito escolar y la permanencia en el sistema educativo del mayor número de alumnos y alumnas posible.

Por otro lado, señor consejero, y algo que no ha nombrado en esta primera intervención, otra de nuestras preguntas, cuestiones, es la enseñanza de las lenguas extranjeras. Ha nombrado la continuidad en el verano con unos programas de inmersión lingüística, tanto con el proyecto de los comedores escolares como con la inmersión lingüística en las residencias escolares, que evaluaremos, pero nos gustaría que detallara todo lo que está poniendo en marcha la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias para la mejora de las lenguas extranjeras. Una prioridad de nuestro sistema educativo y uno de los grandes retos del sistema educativo español y, por lo tanto, del sistema educativo canario y al que Canarias empieza a destinar importantes esfuerzos en los últimos años y en este curso escolar yo creo que se ve reforzado ese esfuerzo y esas medidas.

En otro orden de cosas, tenemos la Formación Profesional. La ha nombrado el portavoz de Nueva Canarias. Yo creo que es una de las enseñanzas en las que debemos tener un foco especial en este curso. Ha de ser una opción de calidad, en ello se está trabajando, que demanda esfuerzos para procurar un mayor número de titulaciones en esta etapa y hay que priorizar, señor consejero, la oferta formativa de Formación Profesional, seguir mejorando la calidad de esta enseñanza y ahondar también en la relación con las empresas para favorecer la empleabilidad.

No se puede disponer de datos todavía de lo que es el servicio de transporte escolar. Estamos viendo, pues, que surgen centros en donde han aumentado o disminuyen los alumnos que demandan este transporte. Habrá datos definitivos. No podemos obtener tampoco ni podemos estar valorando aquí todavía datos de comedores y desayunos, pero sí podemos -y eso le pedimos, señor consejero-, que en general explique el esfuerzo y el mantenimiento en Canarias frente a otras comunidades. Y me repito en esto porque Canarias está siendo diferente a otras comunidades en el mantenimiento de estos servicios complementarios, como puede ser el de comedor escolar o el de transporte escolar, y este año con una nueva medida, que veremos a lo largo de este curso escolar, que es la de los desayunos escolares también.

El tema de las becas. Esta mañana le preguntábamos, señor vicepresidente del Gobierno, sobre el tema de las becas. Es algo sangrante lo que está haciendo el Partido Popular con las políticas de becas. Es completamente sangrante e incomprensible que ponga frenos y barreras a que la población se forme y se eduque, porque dependerá de los recursos económicos que cada uno tenga.

Quiero también que exponga la política de gratuidad de libros de texto y de material escolar, que se está viendo cuál es la actuación de la derecha con respecto a estas medidas, y que está haciendo Canarias con infraestructuras educativas. En un momento como en el que estamos en España y en Canarias. En esta comunidad, en este curso escolar, se han inaugurado centros educativos y otros están a punto de iniciar nueva construcción. Y, en fin, de la formación también del profesorado; un profesorado canario que tiene una profesionalidad excelente, aunque muchos quieran tachar esa profesionalidad con descalificaciones a la escuela pública, y que, como hemos visto en una comparecencia en Comisión de Educación, pues, hemos visto que se están formando y que están a la altura de ofertar una enseñanza de calidad en esta tierra.

Señor consejero, termino esta intervención del Grupo Parlamentario Socialista poniendo de manifiesto que, frente al curso escolar que ha promovido el Partido Popular -que hoy también ha pedido una comparecencia-, en Canarias -de menos calidad educativa, y eso es algo indiscutible, los datos están ahí, y no porque lo esté diciendo el Partido Socialista sino porque lo dicen los padres, las madres, los docentes, los alumnos, los sindicatos, de menos calidad y más desigualdad-, en Canarias nos colocamos enfrente, de manera afortunada y de manera inteligente, nos colocamos enfrente del Partido Popular, apostando por una educación de calidad para todos con independencia de los recursos económicos que tenga esa familia, apostando por una enseñanza de calidad para los que tienen y para los que no tienen, desde la perspectiva siempre, sin olvidar siempre, de que lo único que tenemos que defender como Gobierno, como Gobierno de izquierda, es la garantía de la igualdad de oportunidades.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rita Gómez Castro.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Isabel Oñate.

La señora Oñate Muñoz: Gracias, señor presidente.

Bien. La palabra clave por lo visto es tranquilidad, tranquilidad, que es opinable, que la portavoz dice que equivale a serenidad. Yo puedo decir que equivale a resignación, es decir, la gente ya sabe que no van a hacer nada y dicen, "bueno, a ver cuánto queda, dos años, que termine esto y que podamos dar un cambio".

No, no me vale decir que es que la calle está tranquila. ¡Oiga, la calle está tranquila porque quien movía la calle con la anterior consejera eran ustedes que ahora están en el poder!, ¡claro!, es que eso está claro. ¿Quién movía la calle con Milagros Luis Brito? El PSOE y los sindicatos. ¿Quién mueve ahora la calle? Nadie, porque están todos trabajando en la consejería. Ya no mueve nadie la calle. Claro, muy bien, pero eso, eso, no da ni quita razones, eso no da ni quita razones. La razón se tiene porque se tiene, porque haya una claridad, y el tiempo pondrá a cada uno en su sitio.

Vamos a ver, vamos a mirar la realidad educativa desde otra perspectiva de este mundo feliz que ha presentado la portavoz del Partido Socialista, vamos a mirar qué se ha hecho en estos dos años y qué se va a hacer en los dos que quedan, y vamos a empezar por el ciclo infantil. El consejero nos dio hace poquito 13 folios para lograr un pacto por la educación. Esto en Canarias se llama "a ver si escapo", a ver si escapo y ahora estoy otros dos años con el pacto, porque en el pacto, en las hojas, pone "los empresarios, que hagan la tarea; los sindicatos, que hagan su tarea, los colectivos de padres, que hagan su tarea", y así nos pasamos dos añitos más. Y así se termina la legislatura y así, pues, todo ha estado en paz y en armonía. Pero es que esa no es la necesidad que tiene Canarias en la educación, esa no es. Es que Canarias tiene unas cifras y unos datos que me acabo de enterar aquí yo, oyendo a la portavoz de Educación del Partido Socialista, que los cinco técnicos que vinieron, europeos, a Pisa están afiliados al PP. ¡Me acabo de enterar que son del PP!, porque los datos que acaban de dar dice usted que son del PP. No son del PP, no son del PP, los datos que ha dado Pisa no es gente del PP y los datos son que existen, o sea, que existen, porque, si no, pues, pueden ir a la cola del paro y preguntarles a los chicos jóvenes que están allí qué estudios tienen. Y eso no lo ha hecho el Partido Popular, eso viene de antes, de 18 a 25 años, los chicos que en Canarias no tienen ningún título y que están en el paro no los ha puesto con una varita mágica ahora Soria. No los ha puesto, esos estaban ahí, estaban ahí.

Por lo tanto, vamos a analizar con seriedad educación. ¿Qué es lo que le achaco yo, desde mi Grupo Parlamentario Popular, al consejero? Pues le achaco lo siguiente. El consejero, que encima es catedrático de Historia, por lo tanto, no es de ciencias, sin embargo, da cifras, da cifras, todo cifras. A ver, por ejemplo, 170.000 estudiantes; estupendo, eso quiere decir que hay mucha gente que va a las escuelas. 52.000 en Infantil; muy bien, el mérito no es del consejero, es de los papás que los llevan al colegio, supongo yo; 118.000 en Primaria; igualmente; 114.000 en ESO; 5.500 plazas en FP y 1.600 plazas en idiomas. Ahora yo le pregunto, señor consejero, el número por sí, la cantidad no indica nada más que una cantidad y con la cantidad no vamos a decir que es la panacea de nuestra comunidad autónoma, con la cantidad, la cantidad tiene que ir acompañada de la calidad. Y yo, señor consejero, creo que usted, las personas que trabajan con usted, porque usted no puede atender a todo, las personas que trabajan con usted no le informan bien.

Vamos a ver, vamos a poner un ejemplo, las escuelas de idiomas: ¿cómo es posible que se pueda aprender chino con 40 personas en una clase? Es imposible, es imposible. Las escuelas de idiomas -y eso lo sabe cualquier profesor de idiomas-, no se puede poner a 40 personas, como están en la Escuela Oficial de Idiomas de Santa Cruz de Tenerife o en la Escuela Oficial de Idiomas de Las Palmas de Gran Canaria, que he hablado con alumnos que están allí, 40 en un aula. ¡No pueden aprender el idioma así! ¿Y entonces sabe lo que pasa, señor consejero?: que abandonan, abandonan. Luego, usted está colaborando al abandono por la vía indirecta, porque abandonan y se quedan 20. Estupendo, los 20 entonces aprenden mucho. ¿Y dónde han ido los otros 20?, ¿dónde han ido?, porque la preocupación que tenemos que tener aquí es precisamente por la gente que ha abandonado y que los tenemos que reenganchar. Si nosotros ponemos clases de idiomas a 40 personas... ¿Qué pasó en Las Palmas de Gran Canaria con el ruso? Dijeron que el curso 4.º no se iba a dar. ¿Qué hizo la gente de 3.º? No se presentó. Cuando todo el mundo se estaba matriculado dijeron, "¡ay!, ahora vamos a poner 4.º". ¿Pero esto qué es? ¿Esta improvisación en una escuela de idiomas de las capitales de Canarias qué es? Es que esto puede pasar en la escuelita del señor Pirulo pero no aquí.

Es que yo encuentro que falta, o sea, analizando la Formación Profesional... La Formación Profesional, hay muchísimos alumnos online, a distancia, tenemos la cifra más alta a distancia. Bueno, ¿qué pasa?: que el señor consejero está contento, porque, es verdad, hemos crecido en Formación Profesional y nos falta en oferta de ciclo medio y ciclo superior un montón. Bueno, al tener esta oferta tan alta, pues, tenemos muchos, casi 8.000 o 10.000, entre 8.000 y 10.000 online. Pero, señor consejero, la enseñanza online requiere una inversión mayor que la presencial, porque la enseñanza online, que es de 16 años en adelante, tiene que tener, como tiene en otras comunidades autónomas, un teledocente, un equipo docente de apoyo, unos tutores y unos programas interactivos diferentes pedagógicamente a los que son presenciales, porque el chico tiene que seguir desde su casa, menos las tutorías, él solo. ¿Qué me han dicho algunos profesores de FP? Que empieza un montón y abandona la mitad: ¡otra vez estamos alimentando el abandono por la otra línea! ¿Por qué?, porque se sienten incapaces de seguir.

Hay comunidades autónomas, es verdad que son más ricas, que tienen mucho mejor sustentada esta arquitectura de la Formación Profesional, pero es que lo que le quiero decir, señor consejero, es que no consiste solo en decir: "tengo 10.000 de FP, qué contento estoy, y tengo ciento y pico mil de escuelas, de escuelas de idiomas". Es que no consiste en eso, si luego cuando usted baja el siguiente escalón, esa gente no está aprendiendo y esa gente no sale preparada. No nos vale de nada el título, el título tiene que ir acompañado del apoyo para que realmente tenga calidad esa enseñanza, y en ese sentido no lo tenemos.

La Formación Profesional tiene otro defecto. Si usted habla con todos los de Formación Profesional, se lo dirán. No hay inversión en los últimos años en talleres y en material y, además, los currículum, los diseños curriculares, no los tienen actualizados a la nueva normativa de la LOE, a los nuevos títulos, y los profesores de FP, señor José Miguel Pérez, créame que me han dicho muchos -y de distinto signo porque, desde luego, no son del PP, eso se lo puedo asegurar- que se sienten desamparados, se sienten abandonados por la Consejería de Educación, cuando hemos dicho que la Formación Profesional es lo más importante que tiene que tener y que tenemos que revertir tanta gente a los bachilleratos y mucha menos gente a la Formación Profesional para tener buenos técnicos.

Usted hablaba antes de la brecha que existe. Pasó la primera Revolución Industrial, pasó la segunda Revolución Industrial y en la tercera, que estamos ahora, la gran brecha es entre el trabajo cualificado y el no cualificado, y nosotros tenemos que compensar al no cualificado. Y estoy cansada de oír que me hablan de que los ricos son listos y que los pobres son tontos y que a los ricos les dan dinero y a los pobres no les damos nada y que las becas para aquí y que las becas para allá. ¡Por favor, céntrense en lo que tenemos en Canarias! Lo que tenemos en Canarias son chicos que necesitan apoyo, que necesitan diseños curriculares flexibles, adaptados. Y le voy a hacer una pregunta: ¿por qué Canarias es la única comunidad autónoma de toda España que no tiene nocturnos?, que se cargaron los nocturnos. Yo di clase en los nocturnos a mucha gente mayor que había abandonado, y los nocturnos son fundamentales porque hay personas que no pueden durante el día estudiar y no saben seguir una enseñanza online. Y entonces el nocturno, que usted tiene centros cercanos a los lugares de las bolsas de desempleo, pues, puede abrir unos cursos de reenganche al nocturno, porque sería bueno para ellos. En ese sentido yo creo que no se está trabajando suficientemente el mirar cómo poder dotar de unos conocimientos y una formación a esa bolsa tan enorme que tenemos que ha abandonado los estudios.

Me gustaría también decirle que me preocupa mucho lo de los libros de texto, porque le he oído decir en varias ocasiones que el ministerio -porque es muy fácil decir siempre que toda la culpa está en Madrid y uno se queda tan tranquilo con eso, pero creo que verdaderamente el avance se hace cuando uno se cuestiona lo que hace uno mismo; ahí viene el avance de una sociedad, cuando uno se cuestiona lo que hace uno mismo para mejorar-, ha dicho que el ministerio le debe un dinero, le debe un dinero de libros, que le debe 1.200.000 y que el ministerio, pues, es el lobo, es el malo y todas esas cosas. Bien. Pero ahora yo le digo, señor consejero, nosotros teníamos el año pasado 9 millones de euros en libros. En este Parlamento se aprobó que los libros fueran solo para las personas necesitadas y que entonces, al tener más dinero, fuera también para material escolar, que antes no entraba, solo los libros. ¿Qué pasó?, pues que en el siguiente presupuesto ahí se podía quitar y se dejó en libros solo 600.000 euros, y usted está con 600.000 euros de libros para una población que en principio 8.000 niños son cuota cero en un comedor. Si son cuota cero en un comedor, tampoco tendrán para material escolar. Es que parece que es fácil deducirlo. Y los desayunos son para 6.000 cuando la cuota cero de comedor escolar es 8.000, porque además la ESO va también a desayunar, no sé qué niño se va a quedar sin desayunar o cómo está pensando hacer los desayunos. Pero los libros, desde luego, independientemente de que el ministerio le tiene que dar la parte comprometida, que eran 20 millones creo para toda España, yo creo que en los libros usted tenía que haber puesto más cantidad y no haber bajado, desaparecido, de los 9 millones a los 600.000 en un momento, porque creo que eso era injusto.

Lo más curioso que me parece es que usted habla de una avalancha que va a venir a la FP, una avalancha. Bueno, pues, yo creo que si viene una avalancha, que la palabra ya me parece como un tsunami... Señor consejero, yo creo que esas cosas hay que controlarlas de otra manera, si viene una avalancha, que me parece un término que lo puede usar un literato pero que un consejero debe centrarlo más en el número que usted espera que llegue.

Por otro lado, en este inicio de curso usted se encuentra tranquilo. Yo creo que habría que preguntar, la tranquilidad si la tienen los padres, si la tienen los alumnos, si la tienen los estudiantes, si la tienen los inspectores, porque es que ahora me entero de que la Inspección ha recurrido, ha recurrido, un tema de unas oposiciones donde había 15 plazas. En estos momentos hay inspectores que están con 80 colegios a su cargo. Otra vez volvemos a la calidad: ¿usted cree que un inspector puede asesorar a 80 directores, sinceramente? Si estamos aquí luchando por que las trabajadoras sociales tengan menos por trabajadora social, ¿cómo un inspector puede hacer la tarea que tiene que hacer con los inspectores...? Que usted además los obligó a jubilarse, a los que les faltaban un par de años los obligó a jubilarse, "se tienen que jubilar y ahora entran los nuevos", y los nuevos tienen una oposición recurrida, recurrida.

No me quiero olvidar del tema de las becas, señor consejero, porque también es un titular que han puesto para Madrid y que me ha parecido fatal. Han dicho que Madrid es el coco de todo esto de las becas y que ustedes becas para todos; o sea, el titular era "becas para todos, el que lo necesite". Bien. Este año que termina ustedes han tenido... Afortunadamente pagaron ya las becas, creo que hoy o ayer, porque había una pregunta de un compañero mío de por qué no se pagaban y corriendo las pagaron. Tienen seis meses para pagarlas, es verdad, después de que se adjudican. Pero las becas son, se presentaron 9.661 becas, según la respuesta que me dieron ustedes a mí, se concedieron 2.997 y se denegaron 6.664, y la causa era porque les faltaba documentación. ¿Pero usted se cree que con la que está cayendo en la Comunidad Autónoma de Canarias, que la familias no tienen para que los niños coman y desayunen, que usted esté diciendo que las becas de nosotros, que el ministerio se porta fatal y que ustedes van a completar esas becas, cómo es posible que denieguen 6.600 de las 9.000 que se presentan y solo concedan 2.997? Es que me parece un contrasentido, sinceramente.

Como le dije al principio, usted está tranquilo. A mí me preocupa su tranquilidad, me preocupa su inmovilismo, me preocupa su sectarismo en muchas declaraciones, me preocupa que se engañe a usted mismo y que quiera engañarnos a los demás. Me preocupa que se encuentre feliz en un espejismo, que es un espejismo donde ustedes ven la educación fantástica, ven que hemos avanzado un montón. Porque cada vez que oigo hablar de educación en Canarias me dicen de dónde partíamos. Señora portavoz del Partido Socialista, ¿de dónde partíamos?, porque si me va a coger de 1970, la ley de educación... ¿De dónde partíamos?, ¿de la época en que venían aquí los genoveses, que en La Palma era una riqueza tremenda, de intercambios comerciales, que la gente aquí en Canarias tenía más relación con el mundo exterior que un señor de Soria que estaba plantando papas? ¿De dónde venimos?, ¿oiga, de dónde venimos? Nosotros somos un pueblo donde aquí han pasado muchas culturas y civilizaciones, y ese "de dónde venimos" para justificar que estamos muy mal, pues, no lo entiendo.

Por lo tanto, este curso no arranca mejor que el anterior, como tampoco lo hizo el curso pasado con respecto al 2011, y usted lo sabe perfectamente. La tranquilidad es resignación y el curso arranca mudo, señor Pérez, arranca mudo, con silencio, no dicen nada, ya no tienen nada que decir. Ya van como por inercia a clase, por inercia aguantan lo que les echen, por inercia aguantan todo lo demás, y yo creo, sinceramente, que para que usted tuviera éxito en la Consejería de Educación y con nuestros alumnos y profesores tendría que cambiar el chip del enfoque. Tendría que hacer un sistema interrelacionado donde realmente se evaluara lo que se ha hecho.

El año pasado se hicieron treinta, del Programa Infancia, treinta centros. No sé si este año se va a aumentar treinta, pero sí me gustaría saber lo que se ha hecho con los treinta, qué resultados han tenido.

Igualmente le digo, el contrato-programa...

El señor presidente: Un minuto, sí.

La señora Oñate Muñoz: Una comunidad autónoma que ustedes siempre la ponen como la peor de todas, Valencia, ha hecho una convocatoria pública para los contratos-programa. Ha dado 4.500.000 para esos contratos-programa. El 90% de los IES están dentro de los contratos-programa, para mejorar el éxito escolar. Todavía estoy por saber, porque no lo puedo encontrar en ningún sitio, el listado de contratos-programa y de proyectos de los colegios e institutos de la Comunidad Autónoma de Canarias, porque no sé si se ha hecho convocatoria pública o si simplemente los centros lo han presentado a la consejería, y no sé si ustedes lo han evaluado, lo han valorado, han hecho un ranking y le dan un dinero al que realmente obtiene esos objetivos para tener el éxito que todos deseamos para los escolares canarios.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Maribel Oñate.

Para concluir la comparecencia, el señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Gracias, señor presidente. Señorías.

Algún dato para precisar la primera intervención. Quiero aclarar, lo he intentado aclarar varias veces pero es bueno que lo siga diciendo muchas veces, cuando hablamos del incremento de la oferta de plazas en Formación Profesional no lo hacemos solo porque se haya introducido una positiva modalidad online, que efectivamente no es barata y no tiene menor trascendencia que la que puede tener a nivel presencial, entre otras cosas porque permite que la mayor parte de los alumnos del archipiélago puedan cursar titulaciones que, si no, tendrían que salir de su isla para hacerlas. Es imposible colocar la inmensa mayoría de las titulaciones en todas y cada una de las islas. Solo por eso tiene sentido, afortunadamente, algo que en otras comunidades ya llevaban adelanto, que es precisamente esta oferta. Pero podría tener razón quien nos acusara de estar potenciando esta modalidad frente a la presencial y tal cosa no ha ocurrido en ninguno de estos cursos. Es decir, cada curso académico, independientemente de que es más el número de plazas presenciales, como no puede ser de otra manera, es que cada curso académico, tanto en el grado medio como en el grado superior, la oferta, por ejemplo, basta verla, de los primeros cursos se ha ido incrementando, de tal forma que en dos cursos solo el primer curso del grado superior se ha incrementado en un 32%, el número de plazas que hemos ofertado, en un 32%. Verán que no es poco y que a ver si de alguna manera contribuimos a lo siguiente. Yo no voy a hacer distinción entre un tipo de alumno y otro, igual que no hago distinción en los estudios universitarios en quienes estudian en nuestras universidades o quienes estudian en nuestros centros asociados de la Universidad de Educación a Distancia. Son exactamente igual de licenciados, tienen el mismo valor y seguramente se esfuerzan considerablemente en todos los casos. Hagamos lo mismo con los estudios de Formación Profesional, porque entre otras cuestiones, si no, si no atendemos nosotros esta oferta, vendrá alguien que la atienda y les puedo asegurar que lo hará con fines exclusivamente lucrativos, porque además el negocio ahí es importante.

Miren, yo no he querido dar datos y no me los escucharon en la primera intervención, primero porque no están todos los datos. Decía en el inicio de mi comparecencia que normalmente esto, que se suele tener primero en comisión. Por eso, don Nicolás, si recuerda este dato de la planificación del curso, lo hemos planteado en comisión, y lo planteamos algunas semanas más adelante, sobre todo incluso después de que lo presentemos en el Consejo Escolar. La presentación de la planificación de este año, de lo que es el inicio de curso y de todo el conjunto de datos de arranque de este año, va a estar en el Consejo Escolar, si no recuerdo mal, el día 26 de octubre. Yo volveré a traerlo motu proprio a la Comisión de Educación cuando tengamos ya entonces las cifras exactas. No he querido además recoger cuántos alumnos empezamos en Infantil, en Primaria, en ESO, en Bachillerato, porque la cifra en sí tiene poco sentido. Lo que sí tiene sentido es ver la evolución de las cifras. ¿Por qué?, porque nos permite muchas cosas, entre otras cuestiones nos permite planificar, planificar, y al comparar un curso con otro tenemos la oportunidad de adelantarnos en la planificación. Miren ustedes, el número de estudiantes que está previsto matricular en Bachillerato en junio no responde, nunca ha respondido, a la realidad definitiva de quienes se han matriculado realmente, pero si no tuviésemos el primer dato estimado y si no supiéramos cómo ha evolucionado en medias a lo largo de los distintos cursos el dato inicial al dato final, sería imposible hacer una buena planificación desde el mes de junio. Y por eso precisamente hemos podido establecer los nombramientos adecuados. Luego vendrán los ajustes necesarios, pero eso ha sido así. Y esto ocurre con todo: ocurre con el transporte, ocurre con los comedores, etcétera.

Por cierto, estoy viendo por ahí algunos datos que son muy curiosos. Titulares importantes en noticias: "equis número de alumnos se queda sin transporte escolar". Ya he visto varias noticias de ese tipo. Yo no voy a entrar en casos concretos; puedo entrar, si se plantea, en el caso correspondiente, en la comisión, en el pleno o en lo que sea, o a la pregunta de cualquier medio de comunicación, pero, hombre, hasta ahora lo que llevamos viendo, francamente, lo que ocurre en la realidad no se corresponde con lo que aparece por ahí, entre otras cuestiones porque el servicio de transporte tiene un ordenamiento que viene regulado en cuanto a quienes tienen derecho a usarlo y siempre ese ordenamiento, que es estricto y que lógicamente otorga la preferencia para los que tienen el derecho a usarlo, suele ampliarse, siempre que se puede, a todo aquel estudiante que está fuera del derecho de uso. Y en la preferencia para determinar quién lo usa, lógicamente, hay una serie de indicadores; uno de ellos muy importante es que a todos los alumnos se les suele ofrecer la plaza correspondiente en el lugar cercano a su domicilio. Pero es verdad, hay muchas familias que deciden no hacer uso de esa plaza y pueden encontrar plaza lejos de su domicilio. Sí, muy bien. Y a partir de ahí, pues, lógicamente el servicio de transporte ya no lo tienen garantizado. Esto ocurre en muchos lugares. No podemos cortar el uso que hacen de esas plazas las familias, pero sí que, efectivamente, lo que les garantizamos es que tienen plaza y transporte en los lugares donde están señaladas las cosas. Esto es así.

Hemos visto además hoy incluso noticias acerca de que hay no sé cuántos alumnos en un centro que no tienen derecho a transporte. No es cierto. Todos tienen derecho a transporte, otra cosa es que unos tengan derecho preferente y otros no.

Comedores y libros de texto. Vamos a ver, afortunadamente hay un indicador que no es nuestro, no lo hemos puesto nosotros, se publicaba en un periódico de tirada en todo el Estado la semana anterior. Y cruzaba dos tipos de datos, era una estadística que hacían las confederaciones de padres y madres de familia. Y hacía un ranking de comunidades y en él se estipulaban las cantidades que pagan las familias por el uso de los comedores escolares y se ponía también el tipo de rentabilidad que se tiene y, por tanto, de propuesta, de oferta que se tiene, con respecto al sistema de uso de libros de texto y de material escolar por parte de los sectores que no tienen recursos propios. Y da la casualidad de que ponían a esta comunidad a la cabeza de España en ambos elementos, a la cabeza de España. ¿Cómo no voy a reclamar el 1.300.000 euros que nos deben de este año? ¡Hombre, no me voy a quedar sin reclamarlo! Por supuesto que sí, por supuesto que sí. ¿Y cómo no voy a reclamar que me gustaría que me siguieran pagando lo que se venía pagando tradicionalmente para acortar las ratios en las escuelas de idiomas y nos lo dejaron de pagar desde hace dos años, aguantamos el chaparrón el primer año y en el segundo ya no pudimos y por esto crecieron estos grupos numerosos, sobre todo en el primer curso? Es que venía, yo lo he reclamado. No me he enfrentado visceralmente a nadie, lo he reclamado porque se venía pagando. ¿No se paga?, pues, señores, lo aguantó este Gobierno un año con sus propios recursos; ya no se puede seguir aguantando lo que no viene de donde venía.

Por tanto, estamos ante, en fin, una situación que, insisto, no es sencilla de gestionar, porque no olvidemos un dato que es testarudo y que me gustaría que no fuera así: dos cursos, menos 340 millones de euros al sistema educativo canario procedentes del Gobierno central. Eso es lo que ha ocurrido, ¡y ahora que venga a gestionar cualquiera el sistema educativo! ¿Se puede hacer con esa cantidad? Bueno, en fin. No se puede reponer en su totalidad, porque es que venían, venían, ya no vienen. Esa es la realidad con la que nos estamos tropezando, ¿verdad?, esa es la realidad con la que nos estamos tropezando, bien sea por la vía de la transferencia para el ejercicio de la competencia o bien sea por los benditos programas de cooperación territorial que quieren eliminar en su absoluta totalidad, y si no vean ustedes lo que va a ocurrir en la próxima conferencia sectorial de educación. Pues, me parece, me parece que es algo que no tiene mucho sentido que se plantee.

Pero, miren, con respecto a la portavoz del PP, ha dicho dos frases que son antológicas: "la razón se tiene porque se tiene". ¡Ños!, ¡sin comentarios! Si eso es lo que usted piensa, por supuesto, no diremos otra cosa, pero dele una vuelta a ese pensamiento, ¿eh?, dele una vuelta a ese pensamiento: "la razón se tiene porque se tiene". Y luego, hombre, dele usted también una vueltita a lo siguiente -ya no por mí, en fin, esto...-: "usted es de historia y no de ciencias". La Real Academia de la Historia, entre otras cosas, define esto como ciencia historiográfica, pero, oiga, allá cada uno con su parecer. Pero me preocupa la primera frase, sinceramente, la primera frase sí que me deja resbalando. Dele una vuelta, se lo recomiendo. Dele una vueltita, porque es bueno hacerlo.

Voy a comentar algún dato que me parece relevante. Se habla del principio de curso. Efectivamente, el principio de curso se inició con problemas mínimos. Que esto sea noticia, no debe ser noticia; es decir, que empiece un curso con normalidad es que francamente no tiene por qué ser noticia. Ocurrió, vaya, no pasa nada.

¿Problemas? Señalamos en su día y explicamos cuáles eran, tanto en Educación Infantil como en Primaria, como en Secundaria y Bachillerato, qué centros no habían abierto en aquel momento. Es verdad que fueron muy poquitos y que todos tenían alguna explicación importante. Pero, insisto, las cifras, que no las voy a dar para no confundirles más, las veremos en el momento final y tengan en cuenta que sirve para esto, para poder planificar bien.

Ahora bien, empezamos este curso con mejores propuestas y se ha reclamado algún dato importante en materia de qué hay de novedad. Pues, miren, sí, tenemos más aulas enclave que el curso anterior, y esto es una buena noticia, sabiendo el tipo de estudiante que requiere estas aulas enclave. Mantenemos toda la oferta adecuada y mejoramos mucha de ella en centros de educación especial, en centros de atención educativa preferente para discapacidad motórica, también para discapacidad auditiva o también en las aulas hospitalarias, atención domiciliaria, en equipos de atención educativa o en equipos de trastornos generalizados del desarrollo. Mantenemos, como decía antes, los programas de refuerzo, todos, el programa de diversificación curricular, el de mejora de la convivencia -que incrementa el número de centros que participan en él-, el de apoyo idiomático, el programa de refuerzo educativo y el de aulas de acogida, que crecen también en número con respecto al curso anterior.

Hay muchas más medidas con respecto a la Educación Secundaria Obligatoria y sobre todo señalaba antes los créditos horarios adicionales para el refuerzo de alumnos de la ESO que están detectados con problemas. Esto significa más gasto de profesorado. Por eso decía que a eso hemos dirigido básicamente el profesorado, tanto en profesores como en inspectores.

A mí me encantaría, y lo he dicho, sacar a concurso-oposición todas y cada una de las plazas del profesorado, de los inspectores y del personal que se ha jubilado , me encantaría, primero porque creo que es bueno que nos dotemos de un personal que entre por concurso de méritos y capacidad, con la fórmula correspondiente; y, en segundo lugar, porque además respondemos, insisto, no solo al objetivo de la estabilidad laboral, que es importante, al objetivo de la estabilidad de los claustros. ¿Por qué no se puede hacer, por qué yo no puedo completar la totalidad de la plantilla de inspectores con las oposiciones correspondientes? ¿Y se lo explico otra vez?, ¿lo saben, no? A alguno hay que explicárselo porque no lo ha terminado de entender, pero se lo explico. Miren, hay una ley en este país que impide reponer este personal, salvo en algunos ámbitos administrativos, con un límite del 10%, del 10%; es decir, si tenemos una plantilla de 500 y se jubilan 50, ¿cuántas personas puedo reponer?: 5. Y no lo deseo yo, es la ley en este país desde hace dos años. Esa es la realidad, no me la achaquen a mí. Bastante he intentado sortear todo tipo de obstáculos y de dificultades de toda índole para poder funcionarizar lo poco que podemos funcionarizar.

Programas de abandono escolar temprano. Iniciamos este año otra experiencia interesante, de acuerdo con los centros universitarios, para seguir indagando en los elementos que provocan este fracaso. Del Programa Infancia, que me preguntaba la portavoz del Partido Popular, efectivamente este año lo duplicamos, a 60 centros. Lo he visto además en los medios de comunicación reflejado; por lo tanto, es público, fue público, fue un acto público. En La Laguna, al finalizar el curso anterior, en el mes de julio, se hizo una evaluación con todo el profesorado que había intervenido en la experiencia piloto del año anterior, una evaluación completa. Mañana, eso fue en La Laguna, mañana, si no recuerdo mal, mañana es miércoles, por la tarde, se celebrará un nuevo encuentro, en este caso en Las Palmas de Gran Canaria, para tratar de lo mismo, ahora ya con la totalidad de los centros que duplican el programa.

Centros que tienen oferta idiomática en el Programa CLIL o, lo que es lo mismo, modalidad bilingüe. Crecemos. ¿Cuánto crecemos? Tenemos 417. Vamos a crecer, me gustaría crecer en 50 centros más al menos. Ya llevamos 37 solicitudes. Esto es muy simple, basta con que el profesorado, lógicamente, voluntariamente lo pueda decir y los claustros lo decidan, y nosotros darles el apoyo correspondiente. Pero esto no sale de la noche a la mañana, porque no estamos hablando de profesores de Inglés, estamos hablando de profesores de todas las materias que tienen que tener suficiente conocimiento del idioma correspondiente para dar la asignatura en ese idioma. Por tanto, esto no se improvisa. Pero, insisto, si crecemos en 37 centros nuevos o 50, que es nuestro objetivo, en este nuevo curso, y dependerá de la propuesta que nos hagan ahora los centros y de lo que quieran los padres y madres de los estudiantes, cuando configuren allí los grupos a sus respectivos hijos e hijas, lo sabremos con seguridad, pero ojalá podamos crecer ahí.

En cuanto al programa de comedores, crecemos en número de comedores y también tenemos un programa nuevo. Por cierto, ya es enorme mantener el programa de comedores escolares de cuota cero.

El programa de atender cuota cero, lo que usted llamaba libros de texto, ya va por diez mil y pico alumnos, es decir, muchos más de los que hacen uso de comedor gratuito, va por diez mil y pico alumnos, y eso sí a espaldas exclusivas de la comunidad autónoma. Tenemos un programa de préstamo que, como a nosotros a austeros no nos gana nadie, pues, lógicamente -me refiero, a nosotros, al sistema educativo, no a mí ni a la Administración autonómica-, pues, lógicamente estamos optimizando los recursos en cada centro, y no sabe ni cómo, y eso es lo que nos ha permitido tener un programa muy eficiente de préstamo que está beneficiando a estas miles de familias.

Y en cuanto al programa de desayunos escolares, como usted comprenderá, y tal como hicimos con el programa de comedores, para la enseñanza Primaria tenemos detectada, centro a centro, la demanda, centro a centro la demanda. Hemos planteado la posibilidad, porque así hemos logrado para ello los recursos necesarios, de extender esta prestación a los centros de Secundaria. Es más complejo, porque allí no hay comedor...

El señor presidente: Don José Miguel, sí, un minuto.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): ...pero en eso se está.

En resumidas cuentas -perdón, señor presidente-, vuelvo al principio, este tiempo de crisis es el que es, pero no tiene que serlo al menos para las generaciones más jóvenes, que si entran en ello en el plano educativo luego lo pagarán el resto de su vida, y les puedo asegurar que este Gobierno tiene muy claro que en lo que de él depende no va a ser así.

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1151 Sobre -Consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, sobre el inicio del Curso Escolar 2013-2014.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico