Diario de Sesiones 93/2013, de fecha 15/10/2013
Punto 19

· 8L/PO/P-1071 Pregunta de la señora diputada doña Flora Marrero Ramos, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre respaldo a las mujeres que deseen someterse a tratamiento de fecundación in vitro, dirigida a la señora consejera de Sanidad.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente pregunta: de la señora diputada doña Flora Marrero Ramos, del Grupo Nacionalista Canario, sobre respaldo a las mujeres que deseen someterse a tratamiento de fecundación in vitro.

Para la formulación de la pregunta a la señora consejera de Sanidad, doña Flora Marrero, tiene usted la palabra.

La señora Marrero Ramos (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Señora consejera.

Desde el año 2009 al 2012, 4.486 mujeres en Canarias se han sometido a tratamiento de fecundación in vitro, en base a la ley del año 2006, de técnicas de reproducción humana asistida. 4.486 mujeres de las siete islas Canarias en una edad comprendida entre los 18 y 44 años, sin preguntar el estado civil de las mujeres al no estar incluido en ningún registro sanitario por carecer de valor clínico o epidemiológico, porque esta información no está disponible, según una respuesta escrita que a su consejería planteé.

La propuesta del Gobierno de España es que la fecundación in vitro se dirija a las familias tradicionales -mujer y hombre- y -lo señala textualmente- queda reservada solo para las parejas integradas por un hombre y una mujer y siempre que haya problema de fertilidad. Queda vetado, por tanto, a las parejas lesbianas y a las mujeres solas en la sanidad pública. Obvia, lógicamente, los nuevos modelos de familia y con una clara discriminación a un amplio sector de la sociedad. Con esta restricción en la cartera común básica de servicios, donde la ideología de la derecha va a afectar a las mujeres que quieran someterse a tratamiento de fecundación in vitro, porque la primera pregunta que les van a hacer y que hasta ahora no se hace es si están casadas. En la propia información que usted nos da no se pregunta por el estado civil.

Y después la segunda pregunta es, para poder someterse al tratamiento de fecundación in vitro, si se han sometido al diagnóstico de esterilidad, que además definen como la ausencia de consecución de embarazo tras doce meses de relaciones sexuales con coito vaginal sin empleo de métodos anticonceptivos. No sé cómo se va a poder demostrar eso.

Pero, en cualquier caso, señora consejera, la pregunta que le quiero hacer es, ¿seguirá la Consejería de Sanidad respaldando a las mujeres que deseen someterse a tratamiento de fecundación in vitro?

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora diputada, seré muy breve y creo que muy clara.

Como consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias planteé, en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebró en Madrid el pasado mes de julio, el rechazo del Gobierno de Canarias, de la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, a la propuesta del Ministerio de Sanidad de restringir el acceso a los tratamientos de reproducción asistida a parejas homosexuales y familias monoparentales en los hospitales públicos, entendiendo que la realidad social ha cambiado y está integrada por diversos modelos de familia, no la tradicional de la pareja hombre-mujer, sino que además ahora tenemos parejas homosexuales y familias monoparentales, y a esto debemos -a los modelos de familia-, nos tenemos que ir adaptando también a nivel sanitario y, por tanto, también se debe ir adaptando el acceso a los tratamientos sanitarios. Únicamente deberían tomarse en cuenta, en consideración, criterios clínicos en la indicación de estos tratamientos y técnicas de reproducción asistida.

Y mi posicionamiento de respaldo ha quedado, desde luego, creo que muy claro a todo este tipo de familias que hoy compartimos, en una sociedad diferente y que ha avanzado en el tiempo.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

¿Señora diputada? Renuncia al segundo turno. Damos por finalizada la pregunta.