Diario de Sesiones 93/2013, de fecha 15/10/2013 - Punto 23

· 8L/C-1117 Comparecencia del Gobierno -vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, a petición propia, sobre desayunos escolares para el curso 2013/2014.

El señor presidente: Y pasamos a ver las comparecencias. En primer lugar, del Gobierno -señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, a petición propia.

Don José Miguel Pérez, vicepresidente del Gobierno, tiene la palabra (Pausa).

Señor vicepresidente del Gobierno, tiene la palabra.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Muy buenas tardes. Señor presidente. Señorías.

Efectivamente, hemos solicitado esta comparecencia al objeto de producir la mayor clarificación posible con respecto a esta iniciativa del Gobierno para el presente curso escolar. Queríamos que tuvieran desde el primer momento los datos completos acerca de la situación en que se encuentra esta iniciativa.

Quiero, en primer término, recordar algún extremo importante. Hace ya muchos años, en 1990, el Gobierno autónomo de Canarias de entonces, y a través de las consejerías de Sanidad y de Educación, acordó llevar a cabo conjuntamente un programa de educación para la salud cuyo destinatario era la comunidad educativa. En este acuerdo se contemplaba la realización de encuestas nutricionales en consideración a la importancia específica que las dos consejerías en su día atribuyeron a la alimentación y a su influencia en el rendimiento escolar.

Desde entonces, los informes que se han ido elaborando sobre hábitos alimentarios de los escolares especifican que el crecimiento y el desarrollo de los niños y niñas se condicionan en gran medida por la alimentación que reciben.

Los diversos estudios coinciden también en recomendar que el niño o niña vaya a la escuela después de haber recibido un desayuno que signifique por lo menos el 20 o el 25% de la ingesta, del valor total en energía y nutrientes de la dieta diaria, y que tenga además una composición variada en términos de los principales grupos de alimentos naturales. Entre las recomendaciones al respecto, se puede extraer además que es necesario mejorar el aporte nutricional de los desayunos de los escolares canarios, de forma que los mismos sean variados, dietéticamente equilibrados, lo que justifica las razones de interés público para desarrollar la medida de los desayunos escolares gratuitos para el alumnado en riesgo de exclusión social.

A través de la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa y por medio de distintos programas, y en colaboración también con la Dirección General de Salud Pública, se ha detectado que hay un porcentaje notable de estudiantes, que pertenecen a centros enclavados en zonas desfavorecidas, social y económicamente, y que vienen asistiendo a los centros sin desayunar y, por tanto, sin el aporte nutritivo suficiente para poder realizar diariamente la labor escolar. Ya en el curso anterior habíamos ampliado tanto el presupuesto como el alcance del Programa de Desayunos Escolares, teniendo en cuenta la información que se venía recibiendo a través de los equipos directivos de los centros educativos, al igual que se hizo en su día, en el curso pasado, para con los almuerzos. La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias tomó la decisión, como ustedes saben, de extender la ayuda a los desayunos escolares a todo el alumnado de Educación Infantil, Primaria y Enseñanza Secundaria Obligatoria en función de sus necesidades económicas. Y con esa finalidad se dictaron las correspondientes instrucciones para que los centros educativos iniciaran el procedimiento de selección de alumnos a través de los consejos escolares y que arbitrasen las medidas oportunas para aplicar el Programa de Desayunos Escolares.

En este curso escolar 2013/2014 hemos contado además con la colaboración -mañana se materializará- de La Caixa y de la Fundación CajaCanarias, que, mediante el convenio con la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, comprometen una aportación económica importante para la financiación de los desayunos escolares para los alumnos de Educación Infantil y de Educación Primaria, con el propósito de afrontar situaciones de precariedad económica que viven algunas familias canarias.

Una parte de este alumnado ya estaba siendo atendido a través del programa de desayunos. Hay que decir también que hay otra importante que lo estaba siendo a través de las colaboraciones municipales, al menos desde el ámbito público; luego había también colaboración importante de entidades privadas. Sin embargo, el número de alumnos y alumnas en situación de riesgo estaba aumentando exponencialmente, con lo que se generó la necesidad, como he dicho, de extender esta medida para que se beneficiaran de ella todos y cada uno de los niños y niñas afectados.

En el curso pasado se decidió incrementar, como dije, la partida presupuestaria que estaba destinada a cubrir tanto los desayunos escolares como la comida principal del día. Este aumento del presupuesto permitió no solamente ampliar las bonificaciones y elevar los requisitos en sentido favorable a las familias, sino también, como ustedes saben, establecer la modalidad de cuota cero a partir del mes de febrero del 2013 para los alumnos con mayor riesgo de exclusión social. También tuvimos ocasión de llevar a cabo durante el verano la medida de talleres de inmersión lingüística y comedores escolares y continuamos desarrollando el Programa de Desayunos Escolares.

Para el presente curso, sin embargo, la medida de desayunos va a ser mucho más amplia que la experiencia del curso anterior y, por darles algún dato básico, esta medida se ha hecho, en primer lugar, contando con un informe exhaustivo centro a centro en cada uno de los colegios de Infantil y Primaria, tal y como habíamos hecho en el caso de los centros, en el caso de los comedores escolares. Cierto que contamos con la ventaja de que estos centros tienen comedor y, por tanto, ahí era relativamente fácil, pero en los centros de Educación Secundaria hemos previsto también una medida de análisis similar, cosa que se ha llevado a cabo, y hasta el momento, e incluso ampliando la fecha para la solicitud de estas ayudas y para la prestación, a propuesta de los propios centros educativos, puedo decir que, a día de hoy, el volumen de alumnos que demanda esta medida en Canarias supera los 10.000 y son más de ochocientos y tantos centros el número de centros educativos en los que se está llevando a cabo. Debo decir también que para ello la consejería preparó en su momento las instrucciones y el procedimiento de selección de este alumnado y las instrucciones también de la puesta en marcha a seguir por parte de esta medida, que no se las quiero detallar porque es un extenso catálogo de requisitos.

Pero sí tengo que decirles -y con esto termino esta primera parte- que, como toda medida nueva, tendrá seguramente sus inconvenientes, sus problemas y sus limitaciones. Nada parecido a lo que he leído en algunos medios de comunicación, cuyas fuentes, lógicamente, no proceden de la propia consejería, y lo lamento, porque a veces se hacen afirmaciones que pretenden tener valor y alcance general cuando no lo tienen. He visto incluso algún medio que ha publicado encuestas en tres centros y a partir de ahí ha pretendido generalizar a Canarias una realidad.

Desmiento el hecho de que la demanda haya disminuido. No es verdad, he dicho que de la semana pasada a esta semana hemos pasado a diez mil y pico alumnos, teniendo nueve mil y pico la semana pasada, es decir, que la demanda ha ido en crecimiento, y especialmente es novedosa la que se produce en los centros de Secundaria, donde son más de 3.000 alumnos los alumnos que han demandado estos desayunos.

Así que esto es simplemente lo que les tengo que decir. A partir de aquí, lógicamente, en cada centro cada consejo escolar toma la correspondiente decisión y cuenta con la dotación necesaria, tanto en el presupuesto de este ejercicio como en el presupuesto del año que viene.

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno.

Por los grupos parlamentarios, doña Carmen Hernández tiene la palabra.

La señora Hernández Jorge: Buenas tardes, señoras, señores diputados. Gracias, señor presidente.

Bueno, estamos ante una medida que yo creo que hay que calificar, sin ningún género de dudas, como una medida necesaria y una medida oportuna. Necesaria porque la realidad social, la crisis que no para de agudizarse, ha generado en Canarias unos datos que todos conocemos y que son preocupantes en relación al incremento de niños y niñas que están mal alimentados o que tienen algún tipo de carencia nutricional y, por tanto, esto afecta, como se ha expresado aquí por parte del señor consejero, al rendimiento académico del alumno. Por lo tanto, yo creo que esta medida hay que aplaudirla. Todos los -entiendo- diputados y diputadas que estamos aquí debemos apoyar al Gobierno en aquellas medidas que busquen garantizar, pues, la calidad educativa, que incluye, pues, una alimentación equilibrada de nuestros niños y niñas.

Por lo tanto, yo creo que la voluntad política para afrontar un problema está ahí, que es una voluntad política que además se ha apoyado de los recursos necesarios, seguramente insuficientes. Yo auguro que probablemente para poder cubrir todo lo que son los desayunos en Secundaria puede haber algún tipo de necesidad de ampliar la partida de comedores y de desayunos y, por lo tanto, creo que nuestra actitud positiva debe ser la de apoyar al Gobierno en incrementar la partida lo necesario para poder atender esta realidad.

Dicho esto, que es una medida, por tanto, que había que poner en marcha, la cuestión importante es cómo vamos o cómo hemos implementado la medida. Ese sería el segundo elemento que yo creo que no podemos tampoco ignorar. Hay que decir que la información y las instrucciones para el desarrollo del Programa de Desayunos Escolares en los centros docentes públicos canarios durante este curso escolar ha llegado, ha sido enviada a los centros a mitad de septiembre para poner en marcha en octubre. Ha llegado a los centros con un cierto desconocimiento por parte de los directores. Se han enterado antes por los medios de comunicación de que en Canarias íbamos a poner en marcha los desayunos escolares que a través de, en este caso, su empresa, que es la consejería, y yo en este punto le diría al Gobierno que...; por lo menos de lo que se quejan los centros, de que la información, de cierto desconocimiento y de que no han estado lo suficientemente informados. Yo diría que es importante que antes de que las cosas salgan en los medios de comunicación procuremos mantener un diálogo continuo con las comunidades educativas, con los equipos directivos y con las Ampa para evitar esa queja que siempre aparece de "nos enteramos tarde y mal".

En cuanto al cómo se está desarrollando la medida, me parece importante... Es verdad que es normal, una medida que se pone por primera vez en marcha es normal que tenga algún tipo de disfunción en lo que es el desarrollo de la misma, pero para ello es muy importante que el Gobierno planifique y organice adecuadamente este tipo de acciones.

Mi primera pregunta que quisiera hacer al Gobierno es qué personal va a asumir el reparto de esos desayunos. Es la primera pregunta que nos hacen en la calle: ¿quiénes van a ser los responsables de asumir el reparto de estos alimentos? A nosotros nos parece que sería una buena fórmula encargarle este reparto, sobre todo en los centros que tienen comedores escolares, al personal laboral, que, como todos sabemos, con los ajustes presupuestarios, pues, el personal laboral que atiende los comedores escolares se quedó con una jornada muy pequeña, de tres horas y media, no llega a tres horas y media, y que, por tanto, ampliando media hora su jornada podríamos resolver esto, sobre todo para evitar que al final sea el personal docente quien se tenga que encargar de una tarea que efectivamente no es una labor del docente. Y realmente estamos hablando del docente canario, que ha sufrido en los últimos cuatro años, pues, las consecuencias de un sistema educativo, el canario, de importantes recortes. Ya lo decíamos el otro día, Canarias, con los datos en la mano, ha sufrido en los últimos cuatro años una pérdida de plantillas docentes de más de 2.000 profesionales. Esto sabemos que repercute en las ratios y que repercute en el trabajo cotidiano del docente. Por tanto, queremos expresarle al Gobierno que no recarguemos más al profesorado, a los maestros y maestras de Educación Infantil y Primaria, con tareas que no son estrictamente del ámbito educativo y que generemos empleo en otros ámbitos, como puede ser el personal auxiliar o cuidador de comedor a través de su ampliación horaria.

Yo sé que esto requiere recursos económicos. Estamos siempre tropezándonos con el mismo muro, que son los recursos, pero creo que estas son las cuestiones o esta es una de esas cuestiones en las que es necesario priorizar y extender la medida de desayunos escolares a todos los niños y niñas de Canarias cuyas familias estén en situaciones de dificultad económica y que, por tanto, no les puedan garantizar ese desayuno saludable. Pues, yo creo que es una tarea prioritaria.

Por lo tanto, volver a valorar positivamente la medida; recomendar que el año que viene, si es posible, se mejore y se planifique con más tiempo -seguro que será así, porque habremos aprendido de los errores de esta puesta en marcha de este año-; e ir pensando ya en ampliar la partida para poder dotar a los centros del personal adecuado y no recargar a las plantillas con más trabajo fuera de lo que son sus labores estrictamente docentes.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Rita Gómez Castro.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Estamos hoy en este Parlamento, en esta sesión plenaria, pues, prácticamente igual o en un momento similar a cuando se planteaba por parte del Gobierno la medida de la apertura de los comedores escolares en verano. Recordaremos todas sus señorías todas las preguntas, incertidumbres, dudas que se plantearon ante una medida que llevó adelante, que sacó adelante el Gobierno de Canarias, la Consejería de Educación, y que si bien todos estábamos de acuerdo en valorarla positivamente, salvo aquellas personas que no consideran una obligación dar respuesta a una realidad social, pues, era normal, y así lo entendimos, una serie de preguntas y una serie de dudas.

Decía la portavoz de Nueva Canarias que estábamos ante una medida necesaria y oportuna, y yo añadiría el calificativo de responsable. Estamos ante una medida responsable de los poderes públicos, en este caso de la Comunidad Autónoma de Canarias, del Gobierno de Canarias. Y, por lo tanto, estamos también ante una medida que pone en evidencia que hay dos maneras de actuar y dos maneras de gestionar esta situación económica y social: la de aquellos gobiernos que estamos viendo en el resto de las comunidades y en el Gobierno central, que frente a un problema, frente a un drama como es el tema de esta crisis social y económica, responden con crítica y no poniendo respuestas y soluciones; tenemos un Gobierno de Canarias que, con un esfuerzo exclusivamente de esta administración autonómica, está poniendo a disposición de esa población, en este caso de la población infantil y juventud, que tiene unas necesidades bastante dramáticas, está poniendo todos los esfuerzos y todos los recursos, más de lo que le corresponde, si me permiten esa expresión, pero mucho más de lo que puede afrontar por sí sola una administración como es el Gobierno de Canarias.

Por lo tanto, lo primero que voy a hacer aquí no solamente es valorar positivamente la medida del Gobierno de Canarias, de la Consejería de Educación, sino voy a felicitar y voy a valorar a las comunidades educativas de cada centro escolar donde se está llevando a cabo esta medida de los desayunos escolares.

Con todas las preguntas que estuvieron en el mes de septiembre, con todas esas dudas, hoy la mayoría de los centros, en el mes de octubre, ya están dando desayunos escolares a sus alumnos y están poniendo en marcha una medida que era bastante compleja por las administraciones que intervenían sin ningún tipo de problema. Y, por lo tanto, la primera pregunta, señor consejero, es que supongo que esta medida, al igual que la de los comedores escolares, será una medida completamente abierta en el curso, que si bien tiene un presupuesto inicial, la realidad ya nos ha enseñado con el tema de los comedores que seguramente vendrán más alumnos, como está ocurriendo, y, por lo tanto, el Gobierno tendrá que tener respuesta y tendrá que estar pendiente o tener todos los medios a disposición para que ningún alumno canario en este caso se quede sin los desayunos escolares.

Hablaba usted de ese convenio que desde el año 90 existe entre la Consejería de Sanidad, Asuntos Sociales y Educación para garantizar la promoción de hábitos alimentarios saludables. En este Parlamento se ha puesto en duda ese valor nutricional, esa calidad alimentaria que se oferta en los centros escolares. Una vez más, niego que no exista esa calidad y, por lo tanto, pongo en valor el trabajo que desde ese año, curso tras curso, se está poniendo en marcha por los centros educativos, por los equipos directivos, por los consejos escolares y por la propia consejería para que el aporte, para que las dietas sean completamente variadas y dietéticamente equilibradas.

Es una medida que está más que justificada por esa realidad social y, tal y como dijo el consejero en su primera intervención, de todos esos años, de todas esas encuestas, de todo ese trabajo, se ha detectado que hay un alto porcentaje de alumnado perteneciente a los centros evaluados en zonas desfavorecidas social y económicamente que asiste a sus centros sin desayunar y, por lo tanto, asiste sin el aporte nutritivo suficiente para poder realizar diariamente la labor escolar. De ahí la necesidad de poner en funcionamiento el Programa de Desayunos Escolares que proporciona al alumnado los nutrientes necesarios.

Bien sabemos cómo en el curso escolar anterior se amplió el presupuesto para los desayunos escolares, se fue aumentando esa partida, y tras recibir la información de los equipos directivos, que son quienes tienen mejor conocimiento de lo que ocurre en su zona, de lo que ocurre en su centro, y de igual manera que se realizó para los almuerzos, se decidió extender la ayuda de los desayunos escolares a todo el alumnado de Infantil, Primaria, Enseñanza Secundaria Obligatoria, en función de sus necesidades económicas. Por lo tanto, resulta indiscutible -creo que es algo completamente indiscutible- el hecho de que este Gobierno, frente a otros, repito, porque no podemos perder de vista la actuación de cada uno, no es ajeno a la realidad social que le rodea e implementa cuantas medidas sean necesarias a fin de garantizar un servicio que, si bien es un servicio complementario a la educación, es un servicio complementario educativo, en estos momentos es un servicio esencial, compensatorio y social, dentro de los principios de igualdad y solidaridad, así como el de la conciliación también de la vida laboral y familiar.

Estamos en el momento actual en el curso, señor consejero, 2013/2014, donde se ha anunciado al inicio del mismo que se iban a ampliar los desayunos escolares a la Educación Secundaria Obligatoria. Estamos hablando de centros que, como bien saben sus señorías, son centros que no tienen, en su gran mayoría, las infraestructuras de comedor escolar, con lo cual la complejidad puede ser aún mayor que implementar la medida de los comedores en verano en centros donde existían estas infraestructuras. Yo creo que, tras diferentes reuniones, bien con los equipos directivos bien con las Ampa, se ha ido solucionando y, como ha dicho, pues, cada consejo escolar, cada comunidad educativa, cada centro, pues, está llevando la organización de la medida de los desayunos escolares.

Señor consejero, yo creo que son necesarias unas preguntas y son las que le planteamos este grupo: el presupuesto del programa, ya ha hablado usted aquí de un convenio con La Caixa y con la Fundación CajaCanarias, que ha dicho que se materializará mañana; el número de centros -considero también que esos datos están ahí, aunque a lo mejor los datos de los alumnos, del número de alumnos, todavía pueden ser provisionales-; cuál es la previsión y cuál es la planificación que ha hecho su departamento con la información obtenida en verano y con la información que desde los centros le ha ido llegando y cómo se está organizando esta medida de manera general, si bien cada centro tiene su organización particular, pero cuál es la organización de la medida desde los consejos escolares y siempre respetando, como no podría ser de otra manera, la autonomía de los centros.

Sepa usted, señor consejero, como no podría ser de otra manera, que este grupo parlamentario, el Grupo Parlamentario Socialista, lo apoya en esta y en cuantas medidas sean necesarias para responder a una realidad social, pero sí le pedimos que, al mismo tiempo que ponga todos los esfuerzos necesarios y posibles, también dejemos claro, porque creo que la sociedad canaria tiene que saber quién está actuando con responsabilidad y quién está dejando en la cuneta a muchas familias canarias, a muchos alumnos canarios, simplemente por asfixiar y ahogar a un gobierno por el mero hecho de haber quedado en la Oposición. Yo creo que esto lo deben saber los canarios, que es el esfuerzo responsable de un gobierno, mientras otros critican y exigen sin hacer lo que este Gobierno está haciendo en esta comunidad allá donde gobierna.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rita.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don Nicolás Gutiérrez.

El señor Gutiérrez Oramas: Gracias, señor presidente. Señor vicepresidente, compañeros portavoces, señorías, medios de comunicación, senador que nos acompaña en esta sesión.

Comparece usted, señor vicepresidente, para informar sobre los desayunos escolares. Un tema de gran calado, tanto social como político, y transformado hoy en un reflejo de la sociedad a la que el Estado nos está conduciendo.

Señorías, el Consejo Escolar de Canarias, en su Informe 9/2009, del 22 de abril del año 2009, ya nos señalaba: "La función compensadora de la educación, recogida en la LOE y asumida por el presidente del Gobierno de Canarias, debe tener en el servicio de comedor escolar uno de sus ámbitos de aplicación. Además, pese al carácter estable que quiere darse a la regulación de los comedores escolares en la Comunidad Autónoma de Canarias, el Consejo Escolar considera que es prioritario que este servicio responda al escenario sociopolítico, socioeconómico, actual. Es una necesidad imperiosa responder a la situación de emergencia social a la que nos está conduciendo la crisis en este momento -incremento del paro, pobreza, bajos salarios, etcétera, etcétera-, por lo que, en opinión del Consejo Escolar de Canarias, es necesario implementar varias medidas". Hace un desarrollo y, entre ellas, voy a leer dos de las que recomendaba en el año 2009: "atender no solo el almuerzo sino también el desayuno, ambos de carácter gratuito, para niños y jóvenes, cuya renta familiar no llegue al mínimo reconocido como umbral de la pobreza"; segundo, "paulatinamente la extensión del servicio de comedor escolar al alumnado de la Educación Secundaria Obligatoria, dado su carácter de educación obligatoria".

Señorías, estamos en situación de analizar, como bien se ha hecho en la tarde de hoy, que se están cumpliendo los pronósticos o las propuestas que hacía en el año 2009 el Consejo Escolar de Canarias. Unas políticas restrictivas, como venía diciendo, que cada día están afectando más y más a las personas, especialmente a aquellas que han ido perdiendo derechos fundamentales, como el trabajo, la vivienda, conduciéndolas a una situación en la que, si no se pone remedio, van a perder muchas de ellas lo único que les queda. Lo he señalado en esta ocasión y anteriormente. Señorías, van a perder la dignidad.

Han sido muchas las propuestas realizadas en este Parlamento en relación con los desayunos escolares, muchas iniciativas, como reflejo de la importancia dada a los mismos. Pero, señorías, no solo se ha pronunciado el Consejo Escolar, no solo se ha pronunciado este Parlamento y los distintos grupos políticos que lo componen. También ha sido la calle la que se ha pronunciado, con acciones reivindicativas y de denuncia por parte de ayuntamientos, asociaciones de familias, equipos directivos, plataformas de directores, etcétera, etcétera.

Señalaba en anteriores intervenciones y lo hago ahora también que desde el Grupo Nacionalista Canario consideramos que estamos ante una de estas situaciones en las que es necesario remar en la misma dirección, con una posición común de todos los partidos con representación en esta Cámara y fuera de ella. Para poder aunar esfuerzos y apoyos y así enriquecer la propuesta presentada por usted en nombre del Gobierno y de la Consejería de Educación. Y, si fuera necesario, ampliarla, apoyarla y mejorarla.

Agradecemos que comparezca usted a petición propia en este pleno en relación con los desayunos escolares, tan demandados por las familias y sus asociaciones. Un tema que más pronto que tarde había que regular y generalizar.

Señor vicepresidente, quisiera dejar constancia también de que cuando hablamos de desayunos escolares hablamos también de aquella práctica que se inició en el año 2001 con el decreto sobre los centros de atención preferente y que entre una de las acciones que señalaba estaba la de tener la posibilidad de ofertar los desayunos escolares. Se acogieron en aquel momento, como bien hemos señalado, se ha señalado, 60 centros, con un total de aproximadamente 1.400 usuarios. Se comenzaba en esa época a poner en marcha lo que hoy se está generalizando, como ha señalado el señor consejero.

Señorías, he señalado en otra ocasión también que para reforzar esta medida tenemos en nuestra tierra un alimento que en tiempos de crisis nos ha ayudado a sobrevivir a muchos canarios y canarias, entre los que me encuentro o se encuentra el que les habla. Señorías, me refiero al gofio. Pero, señorías, también quería hacer una reflexión y quisiera que no confundiéramos lo que son los desayunos con aquellas acciones o aquella media mañana en la que al alumno se le da el paquete de galletas o se le da una fruta, dentro también, como se está desarrollando, del plan de consumo de frutas y verduras en las escuelas. Una iniciativa piloto puesta en marcha en colaboración con la Unión Europea y que en este caso son muchas las asociaciones de padres y madres, colectivos, que han puesto en marcha este tipo de medidas para intentar ir paliando lo que son las carencias de esos alumnos.

A mí me gustaría, señor consejero, porque sé que usted lo ha señalado... que los centros van a poder determinar a qué hora o cuándo se da lo que se aplica, el desayuno. A mí me gustaría hacer una reflexión y que se tenga en cuenta, que si no obligatoriamente, sí se tenga en cuenta que esas carencias los niños las van a arrastrar en las primeras horas. Por lo tanto, que los centros sean consecuentes con la medida y la apliquen a primera hora, que es cuando llegan los niños. De nada nos valdrá una medida si tenemos a los chicos sin desayunar hasta las once de la mañana.

Señor vicepresidente, nos alegramos, como decía, del aumento de la partida que usted ha señalado destinada a los desayunos escolares.

Las condiciones sociales y laborales han cambiado mucho desde que se regularon estos a través del decreto de centros de atención preferente, como señalaba. La situación social y la empleabilidad tienen ahora otras características y estas deben adecuarse a las exigencias actuales.

Agradecemos la colaboración de las distintas entidades que usted ha señalado y asociaciones que colaboran con la consejería para hacer llegar esta medida al mayor número posible de comensales.

Por último, creemos que estas acciones compensadoras deben abordarse también con la colaboración y responsabilidad de todas las administraciones, los departamentos de educación y asuntos sociales, las corporaciones insulares y locales, a fin de que se pueda cubrir esta necesidad tan básica. Para ello es necesaria la máxima coordinación entre las administraciones para armonizar y complementar las políticas sociales y las ayudas que desde las mismas se estén desarrollando.

Yo también traía una noticia de prensa que se publicaba esta mañana, a través de la cual le iba a hacer una de las preguntas que usted ha esbozado de alguna forma en esta primera parte. Me gustaría que aclarara cómo se está desarrollando la medida, la participación de los centros, cómo está siendo la colaboración, cómo está siendo la colaboración de los equipos directivos, tanto de Infantil como de Educación Secundaria, y si se está desarrollando según lo previsto. Y también, como se denuncia aquí, si han existido nuevos plazos de matrícula, que creo que es beneficioso y que no se tiene que tomar como una medida de que las cosas no están funcionando.

Creo que lo que estamos pidiendo aquí los grupos, lo han pedido mis compañeros anteriormente, es que se haga una causa común contra esto. Creo que no es bueno que se esté diciendo que no se han cubierto las plazas, que es una afrenta que los niños vayan a por la medida, que los centros aplauden las prórrogas, como si fuera algo que no se pudiera tener en cuenta, porque deben estar abiertas permanentemente, porque las situaciones se pueden ir dando a lo largo de los días y de las horas. Por lo tanto, creo que importante... Hago aquí también ese llamamiento a la Consejería de Educación, a todos los grupos y a todas las personas, a todos los sindicatos, padres, madres, asociaciones, para que luchemos todos, vayamos en la misma medida e intentemos resolver los problemas que se han planteado, o que le que ruego al consejero que plantee aquellas medidas, aquellos problemas que se han planteado a lo largo de este inicio de curso, pero que vayamos todos en la misma lucha y en la misma dirección. Es un tema muy importante, es un tema que creemos necesario, porque no estamos dando nada, sino estamos cubriendo una necesidad básica, como es la alimentación de nuestros alumnos y alumnas.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Nicolás Gutiérrez.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Isabel Oñate.

La señora Oñate Muñoz: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero, vicepresidente del Gobierno. Medios de comunicación.

Estamos en un tema difícil y por supuesto que siempre se le echa la culpa al PP de todo lo que pase. Ya vengo asumiendo y ya vengo mentalizada: el Partido Popular tiene la culpa de lo que pase en todo lo que digamos aquí.

Estamos en una sociedad donde 70.000 alumnos están siendo bonificados en el comedor y la consejería ha sacado unas instrucciones para poner en marcha unos desayunos. Desayunos que, como muy bien se ha dicho aquí, desde el año 90 ya se estaban dando, con la anterior consejera, a la que le armaron tales follones los que están ahora en el poder que casi la echan de la consejería, pero que tuvo la feliz idea de poner en marcha unos desayunos escolares saludables para 59 colegios. Estaban únicamente situados en Las Palmas de Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife, pero que abrió ese camino a los desayunos que ahora retoma el consejero de Educación.

Dicho esto, me parecen muy bien todas las loas y todas las felicitaciones. Señor consejero, el grupo del Partido Popular también felicita que los niños de Canarias tengan desayunos. A ver si esto queda claro. También felicita esa medida. Punto. Aparte de esto, le digo ahora, el objetivo está bien, pero permítanos que difiramos, que podamos criticar la forma de alcanzar ese objetivo, si es que en este camino no se han hecho las cosas bien.

Cuando la anterior consejera puso en marcha los desayunos saludables, pues, tenía un apoyo de un asesoramiento científico y técnico para la prevención de la obesidad y para que tuviera criterios nutricionales lo que se les daba a los niños. Cuando el Grupo Parlamentario Popular llevó a cabo la semana pasada una propuesta de evaluar los menús, bueno, aquí se armó China, porque es que eso era decir que estábamos envenenando a los niños. Mire, no, señor consejero, es que es muy diferente comer y comer. Y no se lo ha inventado el Partido Popular, como dice la portavoz del Grupo Socialista, hay literatura escrita sobre la comida en Canarias de los niños, los menús escolares, analizado con las carencias que tiene, y eso está escrito y estudiado, no por gente del PP, sino porque realmente estos menús tienen unos déficits, unas carencias de unas vitaminas concretas, no pueden tener fritos dos veces a la semana sino una, no pueden tener cuatro veces carne y una pescado, y todo eso está recogido, contra la obesidad y el sobrepeso. Y no me vengan a decir que es invención del Partido Popular, por amor de Dios, son unos protocolos que hay de comida saludable. Y, por lo tanto, pedir que se evalúen los menús es algo que protege a nuestros niños y a nuestros jóvenes. Es que me parece, vamos, increíble que digan que no a eso. Máxime cuando lo ha hecho la consejera anterior, máxime cuando ustedes ahora en las instrucciones hablan precisamente del valor nutritivo suficiente. ¿A qué se refieren con eso? ¿Cómo lo saben, si el valor nutritivo es suficiente? Porque si nadie está evaluando los menús de los catering, pues, yo no sé cómo lo pueden saber, porque eso en todas las comunidades autónomas más avanzadas lo hacen.

Bien. Dicho esto, le voy a decir, yo sé que lo que le voy a enseñar ahora es una anécdota en lo global, pero sí se lo quiero enseñar. Esto, señor consejero, es una fotografía de un menú de un desayuno de un catering (Mientras muestra un documento gráfico a la Cámara.) que me ha sido enviada directamente de un colegio del norte de la isla de Tenerife. Si ustedes ven aquí, tiene un jugo, un zumo -no sé si será solo de pulpa porque no lo puedo leer-, que se apellida, el título es Mocitos. Lo hacen en Murcia. ¡Aquí no tenemos gente que haga zumos! ¡Aquí el Libby's no existe! Aquí tenemos que ir a Mocitos de Murcia. En segundo lugar, tiene un pan, un bocadillo, que si ustedes ven tiene al lado un tamaño de un bolígrafo, para que se den cuenta de que es una pulguita, una pulguita. Y después tiene una pera, no en muy buen estado. No tiene... (Ante un comentario suscitado desde los escaños.) El pan no sé lo que tiene dentro, pero realmente no hay un lácteo, que es obligado que haya un lácteo. Este es un pan mayor que el que está aquí (Mientras muestra el citado alimento a la Cámara.), este es mayor. Yo les pregunto: ¿un niño de 14 años o de 15 tiene con ese desayuno? ¿Tiene? (Ante un comentario que se efectúa en la Cámara.) No tiene, vale (Rumores en la sala).

Entonces... No, no, no, aquí... Es más, no vamos a filosofar, aquí no se trata de hacer filosofía, aquí se trata... (Continúan los rumores en la sala.)

Señor presidente.

Aquí se trata de ir a la práctica...

El señor presidente: Perdón, perdón...

La señora Oñate Muñoz: ...a la práctica...

El señor presidente: Perdón...

La señora Oñate Muñoz: ...y yo le pregunto al consejero, porque él evidentemente...

El señor presidente: Doña Maribel...

La señora Oñate Muñoz: ...no puede estar en todo, él tiene unas direcciones generales que le tienen que llevar los temas. Pero yo le pregunto al consejero: ¿consejero, quién cuida a los niños?, ¿en qué lugares desayunan?, ¿quién controla ese desayuno, que tenga un lácteo? Porque tiene que tener un lácteo, si no dos yogures o si no 100 gramos de queso fresco. Obligado, obligado un lácteo tiene que estar y una fruta también. Y todo esto me gustaría saber quién, porque me dirá usted: "el consejo escolar". No, no, no, pero la consejería tiene en última instancia una obligación de que controlen bien. Puede haber un consejo escolar, que no tienen suficiente tiempo, que no se ocupan de ello... Por lo tanto, la garantía la tiene que dar la Consejería de Educación.

Yo le voy a decir lo que yo sé por lo que yo he hablado con los colegios. Les dan una bolsa al entrar y muchos niños se lo toman en las filas. Los niños en Fuerteventura que llegan en la guagua a las nueve no desayunan porque el desayuno fue a las ocho. Los niños que no tienen bar...; algunos colegios los compran en el bar de enfrente; manipuladores de alimentos, cero. Hay algunos niños a que les da el ayuntamiento el día antes y por la tarde se llevan la bolsita a casa, se lo come su padre allí y al día siguiente no desayunan. ¡Claro!, es que es una casuística muy amplia, señor consejero, y yo lo que creo es que esta medida no se puede cumplir solo con este folio de instrucciones. Es imposible, esto hay que medirlo, esto hay que trabajarlo en profundidad, porque es complicado, porque hay muchos colegios que no tienen bar, porque hay muchos colegios que no tienen espacio, porque a lo mejor hay que preparar un aula para que alguien cuide esto durante un tiempo.

La plataforma de directores se reunió para tratar el tema de los desayunos y habían llegado a un acuerdo con los catering, que en vez de ser 1,99 fuera 1,90 y que esos 9 céntimos fueran para un cuidador media hora. Entró luego la consejería, anuló ese acuerdo y lo puso a 1,50 sin cuidadores. Ahí los directores que se habían movido, pues, se quedaron en nada.

¿Qué quiero decir con todas estas casuísticas que he enumerado aquí, que evidentemente no corresponden al cien por cien de los centros, lo sabemos, pero que existen, porque hay centros para todo? Pues que la consejería tenía que haber trabajado más con los directores estas medidas para saber dónde se reúnen los niños a desayunar, qué se les da, si están cumpliendo bien la medida nutricional, si los niños están...; al que no se le puede dar a las nueve, en el recreo se le puede dar el desayuno. Que no se les dé la tarde anterior para el día siguiente, porque es que eso, es que eso parece de beneficencia, señor consejero, permítame que se lo diga. Es decir, que si unas personas que tienen problemas de exclusión... el tratamiento tiene que ser el doble de calidad, el doble de calidad. Venir aquí a decir "estoy dando desayunos", con un gran titular... Yo, si le doy un desayuno a alguien que viva en mi casa, alrededor, no lo digo, no lo digo, lo hago y no lo digo, porque las cosas hay que hacerlas de tal manera que no queden marcadas las familias.

Y yo le digo a usted una cosa, yo le digo una cosa: en estos momentos hay muchos colegios, que usted dice que no es verdad, que no tienen muchos niños en los desayunos, ¿no?, por ejemplo, el IES Mesa y López, de 400 alumnos hay 8 apuntados en el comedor; en El Carrizal, de Ingenio, de 845 hay 16; en el de Vecindario, de 800 hay 33; en Fuerteventura tienen problemas con los niños del transporte escolar... Eso existe, yo no digo que exista en el cien por cien, pero yo sí le digo, señor consejero, que esta medida tan importante ha ahuyentado a la gente a apuntar al niño en el comedor, el que se sientan señalados. Usted sabe que tuvieron, con los directores, que les decían que fueran al bar a coger el eso y al final se llegó a un acuerdo de que no, porque realmente sí se sentían señalados. O sea, que aquí ha habido sus más y sus menos.

¿Es verdad que ha tenido poco tiempo para ponerlo en marcha?, es verdad, pero yo le digo también, señor consejero, que la culpa no es del PP, eso sí que se lo digo, la culpa no es del PP. Usted tiene que tomar esta medida, que es importante, que nos parece importante, por su mano y hacer una reunión con quien corresponda de la Dirección de Innovación y la del director de Salud y plantear en profundidad esta medida con una cierta modernidad, donde el niño esté entre otros, desayune y desayune adecuadamente, porque un niño que se toma una pulguita y un zumo luego está cuatro horas dando Matemáticas, Lenguaje y muchas cosas. Y entonces, si no se va a dar bien, que no se dé. Más vale que se dé bien. Si se da bien, hágalo desde la consejería y si tiene que pactar con los ayuntamientos, hágalo igualmente, pero realmente lo que no se puede es dar a los niños un paripé de desayuno, lo mínimo, para decir "he dado el desayuno", porque es fundamental que tengan el lácteo...

El señor presidente: Muchas gracias, doña María Isabel.

Señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Efectivamente, estamos ante una medida que no fue, como la anterior, resultado de ninguna improvisación. Y sí quisiera reiterarle lo siguiente. Hay un estudio que hicimos evidentemente con quien teníamos datos certeros, que eran los centros de Primaria. En esos centros de Primaria, centro a centro, más allá de los alumnos que ya estaban viéndose beneficiados del Programa de Desayunos Escolares en el curso anterior, centro a centro, centro a centro, se analizó el total del potencial de alumnos beneficiarios y el coste que centro a centro tendría el poder implantar los desayunos escolares. Se les reiteró una información básica, que fue el primer estudio que hicimos, insisto, en centros de Primaria, y donde extendíamos la medida, más allá de lo que pudiéramos tener como dato propio de los ayuntamientos en relación a las familias de exclusión social, planteábamos un estudio complementario que incluyera familias donde ambos sustentadores principales o solo uno, en caso de ser familia monoparental, se encuentre en situación de desempleo sin percibir prestaciones o subsidio por desempleo, también el alumnado que pertenezca a una familia donde ambos sustentadores principales o solo uno de ellos, en caso de ser familia monoparental, se encontraran en situación de desempleo percibiendo algún tipo de prestación o subsidio por desempleo y también aquellas familias que tuvieran ingresos cuyos beneficiarios no excedieran el indicador público de renta de efectos múltiples. Como resultado de ese primer sondeo en los centros de Primaria, obtuvimos la totalidad de los estudiantes que entendíamos podían remitirnos al cálculo de coste inicial y, por tanto, a la preparación inicial.

La cifra que llevamos ahora mismo de los centros de Primaria es un poco superior a la que teníamos aquí, pero, insisto, es muy aproximada. Nosotros siempre establecimos medidas muy por encima de la potencial demanda, pero debo decir que en este caso, al igual que ocurrió con los comedores de verano, la información de los directores de los centros y directoras de los centros se ajusta casi siempre al final a la realidad de la demanda que queda.

Con respecto a los centros de Secundaria, la situación era más compleja puesto que no había experiencia previa más allá de los casos concretos, concretos, en donde se venía produciendo el programa de desayunos. Sin embargo, esto es lo que nos ha permitido, lógicamente, atender, con mayor dilación, el tiempo correspondiente, las solicitudes familiares. Fue a petición, dicho sea de paso, de los propios centros y de los propios consejos escolares, y así se ha hecho.

Por tanto, es probable que en muchos centros o que en algunos centros la gente tenga dudas, pero también es verdad que tienen desde el inicio de curso no solamente las instrucciones correspondientes, las fórmulas correspondientes, sino también la dotación correspondiente.

¿Qué podemos hacer con una medida de estas características, que garantiza al menos en cada alumno, por nuestra parte, un aporte lácteo, un aporte de fruta y un aporte en forma de bocadillo completo? Más allá, insisto, de lo que aparezca por ahí o lo que cada uno tenga, pues, lógicamente esa es la exigencia que nosotros tenemos. En los centros donde hay comedor hemos planteado la solución de comer en los propios comedores; en los centros donde hay cafetería, pues, efectivamente, con la prestación de las cafeterías, que todas ellas tienen que tener, como ustedes saben, la correspondiente licencia de manipulación alimentaria; y en centros que no tengan ninguna de estas dos circunstancias, que son los de menos, pues, lógicamente el centro escolar habilita las fórmulas correspondientes. Y, evidentemente, el centro lo hace exigiendo, si se trata de un catering externo o de un concesionario de esta prestación externo, lógicamente le exige todas las condiciones que exige Sanidad.

Yo no voy a entrar en el debate que se ha suscitado sobre el tema de la cuestión del contenido de lo que se da en los almuerzos escolares, porque les recuerdo que tiene, lógicamente, un control riguroso del Servicio Canario de la Salud. Si no esto no ocurriría, como usted sabe muy bien.

Y con respecto a ustedes, del Partido Popular, miren, no hay comunidades donde lo lleven a cabo; y, segunda cuestión, se han cargado el poquito presupuesto que quedaba para las ayudas a comedores escolares con los programas de cooperación territorial. Y con eso yo agradezco sus sugerencias, pero deberían ustedes apuntar a otras prioridades antes de intentar mirar chinas en un zapato, que afortunadamente en estas islas está atendiendo a lo que tiene que atender.

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1117 Sobre -Vicepresidente del Gobierno y Consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, sobre desayunos escolares para el curso 2013-2014.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales