Diario de Sesiones 94/2013, de fecha 16/10/2013
Punto 6

· 8L/C-0485 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre Plan de Salud de Canarias.

El señor presidente: Siguiente comparecencia, de la señora consejera de Sanidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el plan de salud de Canarias.

Doña Mercedes Roldós.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados, buenos días de nuevo.

Señora consejera, mi grupo parlamentario solicita por enésima vez que usted conteste acerca del principal instrumento estratégico para la planificación de nuestro sistema sanitario de Canarias, que es nada más y nada menos que el plan de salud de Canarias.

Les decía que por enésima vez, a través de comparecencias, de preguntas, en lo que va de legislatura y en parte de la anterior, le habíamos formulado. ¿Y por qué se lo habíamos formulado? Porque en la anterior legislatura, en un proceso de verdad participativo, el Gobierno de Canarias y la Consejería de Sanidad, dirigida por el Partido Popular, pues, había elaborado, había evaluado previamente el II Plan de Salud y había elaborado el documento del III Plan de Salud de Canarias, con una vigencia 2010-2015. Se hizo con un alto proceso participativo, en el que participaron más de 1.200 profesionales de 80 de las 105 zonas básicas de salud; en el que hubo un panel de expertos, de 115 expertos nada más y nada menos, que trabajaron durante mucho tiempo y bien en elaborar un nuevo plan de salud de Canarias.

En todo este tiempo, cada vez que le hemos preguntado por el incumplimiento suyo, señora consejera, de traer ese documento, que desde hace tres años, primero el señor Bañolas, su compañero el señor Bañolas, y después usted, lo metieron en un cajón y resulta que tres años después lo sacan. Y lo sacan además sin ningún rubor, sin ninguna vergüenza y lo presentan en sociedad, diciendo que tiene un alto grado de participación. No habrá sido con usted, porque los propios profesionales, cuando usted lo presentaba hace una semana en el Consejo Canario de la Salud, máximo órgano de participación ciudadana en los temas sanitarios, resulta que le decían, a usted, señora consejera, que ellos no habían participado, que usted había hecho todo esto de espaldas a ellos, muchos de ellos ni tenían conocimiento del documento. Y que, bueno, pues, cuando tuvimos oportunidad de hacernos con el famoso borrador, pues, comprobamos que es un plagio, que es un recorta y pega, sin ninguna vergüenza, porque se dan paradojas, y me van a permitir que les cuente -porque, claro, el documento yo lo tengo aquí, seguramente ninguna de sus señorías lo tiene-, porque la señora consejera hace un ejercicio no solamente de plagio sino de oscurantismo. Y en ese documento se dan paradojas como, por ejemplo, poner a Rafael Bengoa, el doctor Rafael Bengoa, que inicialmente en el 2008 y parte del 2009 nos asesoraba a través de una asesoría en la que trabajaba el señor Bengoa, y que dejó de hacerlo en abril del 2009 porque pasó a formar parte del Gobierno socialista en el País Vasco como consejero de Sanidad. Y en la actualidad el señor Bengoa, que ya no está en el Gobierno vasco, porque está dirigido por el PNV, pues, resulta que el señor Bengoa en estos momentos es asesor del presidente Obama, de los Estados Unidos. Pero la señora consejera nada más que le ha puesto debajo un asterisco. Lo que pasa es que se le ha olvidado poner asterisco a unas decenas o cientos de profesionales más que están ahí, porque es una vergüenza que, claro, aparezcan profesionales con los cargos que tenían en el 2008, en el 2009, como los gerentes de los hospitales, como los directores médicos. Hasta mi compañera Maite Pulido aparece con su cargo de directora médica del Hospital de La Palma, que era entonces, ¿verdad?, y que, bueno, pues, toda esta legislatura ya lleva aquí como diputada en el Parlamento de Canarias. Es decir, esto es una vergüenza absoluta.

Pero, mire, si vergüenza absoluta es este plagio, lo peor de todo ya no es eso, lo peor de todo no es que usted se apropie, se arrogue, del trabajo de los demás. No, lo peor es que durante tres años, durante tres largos años, el plan de salud ha dormido en un cajón, incumpliendo lo que establece el capítulo III, el artículo 13, de nuestra Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias, que establece que tiene que elaborarse un plan de salud, que tiene que ser aprobado por el Gobierno y que tiene que ser remitido a este Parlamento, que es quien, en definitiva, aprueba el plan de salud.

Claro, ese plan de salud, cuando uno empieza a revisar el borrador de la señora Mendoza, pues, se encuentra con que en ese recorta y pega, oiga, no se ha molestado ni siquiera en cambiar las áreas de intervención ni las áreas de impacto. Claro, claro, nosotros habíamos hecho ese plan de salud, que ahora ha hecho el recorta y pega...

El señor presidente: Un minuto, doña Mercedes.

La señora Roldós Caballero: Bien.

En la segunda parte de la intervención les relataré, bueno, pues, todas las áreas de intervención, las áreas de impacto, que son un recorta y pega. Y de verdad que nos parece una desfachatez y nos parece que este es el reflejo de que si uno no tiene plan de salud, que es el instrumento estratégico para la planificación, la coordinación, la articulación funcional del sistema sanitario de Canarias, así nos va. Pues nos va sin rumbo, sin dirección y con un deterioro creciente que a todos los canarios nos preocupa, salvo a la consejera, porque hasta en el CIS se establece que para el 38% de los canarios la sanidad es el principal problema, cinco veces más que para el resto de los españoles. Algo tendrá usted que ver, señora consejera de Sanidad.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

Doña Brígida Mendoza, señora consejera de Sanidad.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señorías.

La elaboración del borrador del III Plan de Salud de Canarias es verdad que contó con la participación de 1.316 profesionales sanitarios y usuarios, profesionales de 80 de las 105 zonas básicas de salud del archipiélago.

Como punto de partida, como punto de partida, se ha utilizado la información y las aportaciones del primer proyecto del plan de salud, ya que no es lógico que cuando termina una legislatura se tire a la basura el enorme esfuerzo realizado hasta aquel momento, por respeto y por el valor del trabajo realizado por parte de los participantes.

Hay que dejar claro que estamos ante un primer borrador en esta segunda etapa del proyecto. En estos momentos se ha presentado y está en discusión en el órgano más representativo de la sanidad canaria, que es el Consejo Canario de la Salud. El actual Gobierno lo que ha hecho es reestructurar el proyecto inicial debido a las continuas reformas que el Gobierno de España viene aplicando al Sistema Nacional de Salud y a la situación económica actual, del que se ha aprovechado además todo lo positivo que tenía pero introduciendo cambios imprescindibles. Por tanto, ha sido necesario actualizar esta herramienta de planificación según el escenario actual de crisis económica y los continuos cambios del Sistema Nacional de Salud.

El documento es una herramienta útil para la planificación, coordinación y articulación de las actividades de promoción de la salud, prevención de la enfermedad y la asistencia sanitaria, y de hecho utilizó muchos de los datos que ya venían del II Plan de Salud.

El pasado 7 de octubre presenté el borrador de este III Plan de Salud de Canarias 2014-2017 ante el Consejo Canario de la Salud, órgano superior, como decía, de participación comunitaria del Sistema Canario de la Salud, en el que están representados la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias, los cabildos insulares, ayuntamientos, centrales sindicales, organizaciones empresariales, colegios profesionales, universidades, organizaciones de consumidores y usuarios y organizaciones vecinales.

El mecanismo administrativo del tercer plan establece que, primero, debía ser aprobado por el Consejo de Dirección del Servicio Canario de la Salud, como así ha sucedido, para posteriormente elevarlo al pleno del Consejo Canario de la Salud. Efectivamente, ha sido necesario actualizar esta herramienta de planificación según el escenario actual de crisis económica por su repercusión en el sistema público de salud canario, que permita una reorientación del modelo para ofertar una prestación más acorde a las necesidades concretas de las personas con patologías crónicas y que facilite la integración de servicios entre Atención Primaria, Atención Especializada, salud pública, salud laboral, salud mental y atención a las adicciones, haciendo especial hincapié en las enfermedades prevalentes.

El plan de salud es un instrumento de planificación sanitaria con el que se quiere continuar dando soluciones compartidas a los problemas de salud de los canarios, además de una herramienta útil para la planificación, coordinación y articulación de las actividades de promoción y protección de la salud, de prevención de la enfermedad y asistencia sanitaria de todos los sujetos públicos y privados.

Su finalidad es garantizar que las funciones del Sistema Canario de Salud se desarrollen de manera ordenada, eficaz y eficiente.

El documento, que presenté ante los agentes sociales más representativos de la comunidad autónoma, parte de la premisa de que el mayor esfuerzo ha de orientarse a mejorar las condiciones de salud de la población y avanzar hacia un servicio más integrado, proactivo, orientado a la ciudadanía y basado en las necesidades del paciente, con la participación de los profesionales y con la participación de la ciudadanía.

El proceso de elaboración de este borrador del tercer plan, en el que además se ha realizado una valoración de los planes de salud anteriores y una revisión bibliográfica, contó con la colaboración de un comité técnico asesor en la legislatura anterior y grupos técnicos, formados por un total de 116 profesionales sanitarios y hasta 1.200 personas entre personal de las áreas de Atención Primaria y Especializada, así como usuarios de 80 de las 105 zonas básicas de salud, quienes participaron en grupos de trabajo y de asesoramiento. En esos talleres se realizó una valoración de la situación de la sanidad en las áreas de salud, incluyendo las condiciones de salud pública, calidad de vida y de atención sanitaria de la comunidad canaria.

Los objetivos que se marcan en este tercer borrador pretenden mejorar la capacidad del sistema canario de salud a la hora de prevenir la enfermedad y promocionar y proteger la salud, así como ayudar a que el actual modelo asistencial y de cuidados sea un sistema más integrado y proactivo, además de desarrollar herramientas para la gestión de la información y del conocimiento y para garantizar, asimismo, la sostenibilidad del Servicio Canario de la Salud.

Esta estrategia promueve la colaboración con otras organizaciones, instituciones y departamentos del Gobierno de Canarias y del Estado para la utilización y desarrollo de instrumentos jurídico-administrativos y político-sociales para la acción participativa en el desarrollo de la salud. En este sentido, los objetivos planteados en este borrador pretenden intervenir en cuatro grandes ámbitos de intervención y de colaboración, que se desarrollan en diez áreas de impacto, y cuatro de colaboración con otras instituciones, organizaciones y departamentos del Gobierno de Canarias o del Estado, en los ámbitos comunes de implicación en el desarrollo de la salud y en la participación en la gestión de los servicios sanitarios según prescribe la normativa vigente. En esta línea, el cambio de modelo de planificación y de gestión que promueve el borrador del III Plan de Salud de Canarias plantea como una prioridad la aplicación de metodología, de organización y gestión que contribuyan a la implicación de los profesionales, a la implicación de la ciudadanía en los procesos necesarios para agilizar los cambios que se proponen para la promoción y defensa de la salud del sistema sanitario público y continuar haciéndolo sostenible.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Brígida Mendoza.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente.

Los servicios sanitarios son servicios esenciales, seguramente de los claves del llamado Estado del bienestar, pero también es el servicio sanitario el más caro de los servicios públicos, yo diría que uno de los más complejos, también de los más legitimadores. Es muy difícil acertar en esta difícil e importante tarea si no se dan determinadas circunstancias y condiciones. Una tiene que ser la planificación. No se puede actuar sobre una realidad compleja, cambiante, diversa, si no sabe uno razonablemente qué referencias tiene, a dónde quiere llegar. Y, claro, aquí hay que constatar que, en sentido estricto, llevamos cinco años sin guía, sin referente, sin saber cuál es el camino a transitar. Y cuando se falla en lo principal, se falla en todo lo demás. Y no tener un plan de salud es un grave déficit y una importante irresponsabilidad de quien gobierna.

Un servicio de estas características, aunque existan buena voluntad, buenos profesionales y un razonable compromiso, hay que dirigirlo. Las cosas no se hacen solas. Hay dinámicas que son inevitables y que son buenas, pero hay que tener un objetivo, hay que tener una estrategia, hay que tener, en definitiva, un plan.

Por lo tanto, bienvenido, aunque con un retraso intolerable, hablar de este asunto. No será suficiente con el plan, porque los planes sin ficha financiera, sin presupuesto, tampoco consiguen los objetivos pretendidos y hay que poner a punto no solamente los medios económicos sino la estructura organizativa que haga posible conseguir esos objetivos. Y también -y hoy hablaremos un poco de ese tema- el necesario nivel de profesionalización en el desempeño de semejantes y complejas tareas.

Por lo tanto, nos parece bien que venga el plan, que se haya iniciado de nuevo el debate. Yo no conozco el papel, supongo que tendremos oportunidad de verlo, tiene la pinta de que se ha hecho una especie de corta y pega, pero yo no tengo una opinión conformada. Lo que espero es que, cuando tengamos ese documento aquí, ese documento esté hecho, pensado y trabajado para tener una estrategia sobre el futuro del sistema sanitario de Canarias.

Es una obligación legal claramente incumplida por el Gobierno, claramente incumplida. Yo conozco esa ley, tuve algo que decir en su momento, promoverla en definitiva, y, por lo tanto, se ha incumplido la ley y ahora lo que toca es que ese plan llegue aquí cuando corresponda, pero que se convierta en un instrumento de orden estratégico, que se acompañe con los recursos económicos pertinentes, con la organización debida y la profesionalización, en el buen sentido del término, de quien tenga que dirigirla para que esta conquista no sea efímera y de verdad sigamos teniendo un sistema sanitario que sirva a la mayoría de la población y que legitime lo que hacemos desde la política.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Socialista Canario, don Jesús Morera.

El señor Morera Molina: Gracias, señor presidente.

Bueno, yo había preparado una intervención para hablar del contenido del plan de salud, que, aunque no ha sido presentado en el Parlamento, pues, ya lo tienen los interlocutores sociales y parecía un buen momento para ir introduciendo el debate, pero veo que esto va más de recriminaciones por la autoría, por procedimientos administrativos seguidos, etcétera.

Decía usted, señora Roldós, que era la enésima vez que traía esto a esta Cámara. Solo lo ha traído dos veces: a la comisión, en una pregunta, y en una comparecencia. Y es más, no se ha traído más porque usted no ha querido, porque esta comparecencia está pedida del 24 de julio de 2012. Si no la han traído es porque usted no ha querido, son quince meses que está pedida esta comparecencia.

Bueno, antes de enzarzarnos en otras cosas, quisiera darle mi somera opinión sobre el plan. Es obvio que este plan de salud ha tenido que ser puesto al día, pues, en base a las circunstancias socioeconómicas que vivimos. En ese sentido, pues, habrá tenido modificaciones sobre el documento que había.

Es un plan de salud que tiene una formulación diferente a los previos. No aborda exclusivamente las enfermedades más prevalentes, la prevención y la educación para la salud, sino que introduce un enfoque a estas enfermedades como patologías crónicas y su particular abordaje, más integral y más extrahospitalario. Además introduce herramientas de organización y funcionamiento de los servicios sanitarios con la intención de hacer aún más sostenible el sistema. También hace un nuevo intento de relanzar la gestión participativa, que es la eterna tarea pendiente.

Por tanto, a mí sobre el papel, y visto el borrador, es un plan que no me disgusta. Eso sí, tiene usted por delante, señora consejera, una importante labor pedagógica para explicar cómo se va a llevar a cabo sin ficha financiera específica. Tendrá usted que explicar cómo se engarza la financiación del plan de salud con los planes de gestión convenida de los centros sanitarios. Yo lo veo y lo entiendo y pienso que es posible, a pesar de lo cual creo que faltará alguna partida presupuestaria para cuestiones de intendencia del plan.

En relación con el procedimiento, si usted no hubiera puesto un documento de trabajo sobre la mesa, se hubiera dicho que no se sabía lo que se quería, que no había sobre lo que trabajar y que quería usted que se lo dieran hecho. Ha puesto usted un borrador sobre la mesa y ahora se dice que ya está hecho y que de qué sirven las aportaciones y que no se ha contado con nadie. Está claro, señora consejera, que se hubiera equivocado de cualquier manera.

Lo que yo no entiendo, señora consejera, es cómo hay quienes manifiestan en los medios de comunicación y hoy aquí que ese documento es, en su práctica totalidad, un plagio del que dejó el PP encima de la mesa y así y todo no se hable bien del documento. Dudo, no obstante, que el Partido Popular hubiera permitido que en el plan hubiera referencias a lo nefasto del Real Decreto 16/2012 y el castigo que inflige a las clases medias y bajas, como bien figura ahora en el documento. No creo que ese documento lo hubieran ustedes pre-escrito. Hay quienes se rajaron del Gobierno, dejaron las cosas a medias y aún quieren sacar rédito político de ello.

En cualquier caso, señora consejera, será de ellos para lo que gusten y para lo que no gusten será usted la autora. En fin, es una forma de hacer política que no compartimos.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Grupo Nacionalista Canario, doña Marisa Zamora.

La señora Zamora Rodríguez: Gracias, señor presidente. Señorías.

Evidentemente, el Plan de Salud de Canarias -lo ha dicho el señor Rodríguez-, es un instrumento muy valioso para planificar, orientar toda la actividad sanitaria de Canarias. Pero a la señora Roldós no le interesa para nada que la señora consejera le hable del Plan de Salud de Canarias. Ella ha traído aquí esta comparecencia para ponerla en evidencia. Ella tiene una fijación contra usted y lo que quiere es ponerla en evidencia una vez más, repitiendo los argumentos que ya ha dicho en los medios de comunicación: "que este documento es un plagio del que yo hice, del que yo hice". Mire, las consejeras no hacen los planes de salud. Los planes de salud los hacen los profesionales, los técnicos, los funcionarios, que son los que estaban antes, los que están ahora y los que estarán cuando la consejera se vaya, cuando la consejera de turno se vaya. Por eso usted ha felicitado a todos los profesionales que han intervenido, tanto en el comité asesor técnico como en las zonas básicas de salud. Y sobre todo yo felicitaría a don Joaquín, José Joaquín O'Shanahan, porque es el coordinador del plan y es el que ha estado y estará y es la persona que ha redactado el plan.

Y usted ha aprovechado el documento que ya estaba y lo ha reestructurado, porque evidentemente ni cuenta con la financiación con que contaba la señora Roldós y, además, han cambiado mucho las cosas, se han hecho reformas a nivel nacional, en el Sistema Nacional de Salud, y además estamos en una situación de crisis económica.

Parece que la señora Roldós adopta una postura narcisista y egocéntrica, a ella le gustaría que el plan de salud se llamara "Plan de Salud Mercedes Roldós" y entonces estaría feliz, pero evidentemente el plan de salud no lo hace ella, el plan de salud lo han hecho los profesionales, que son los que van a estar ahí.

Y además usted ha adoptado una postura, que es tomar el documento anterior y reestructurarlo, y resulta que si usted lo hubiera tirado a la basura la hubieran criticado aquí porque lo ha tirado a la basura, pero, como lo ha retomado y ha dicho "vamos a coger lo que es válido", eso es un plagio, y, mire, aquí ya estamos hartos de demagogias en la política.

Evidentemente, lo que sí le quería decir es que ella tardó tres años y tres meses y no lo trajo, porque el borrador no lo llevó al Consejo de Gobierno ni vino aquí, al Parlamento de Canarias, y usted ha estado dos años en esta legislatura. Por tanto, ella no trajo nada, ella no trajo nada y quedó en un simple borrador.

En cuanto a la ficha financiera, lo que yo le quería decir es que los planes de salud de Canarias no tienen ficha financiera, no tienen financiación extra. La ficha financiera... Y además el Consejo Económico y Social -lea la página 38 a la 40-, dice, el documento anterior, que no tenía ficha financiera, porque va ligado a los objetivos de los programas de gestión convenida. Es el presupuesto que sigue al Plan de Salud de Canarias. Por tanto, ¿qué pasa con las estrategias nacionales, con los planes de salud nacionales, con la diabetes, con el cáncer, que los han eliminado, que eran fondos destinados y finalistas, que venían a la comunidad autónoma unos dineros y los han eliminado? ¿Ahí no dice nada el Partido Popular? Pues usted lo ha tenido que reestructurar porque era un documento amplísimo, de 114 líneas de actuación, usted lo ha reducido a 26 líneas de actuación, que son perfectamente defendibles, y lo ha hecho en un documento claro, está colgado en la página web para que los usuarios lo entiendan.

Y además yo le digo a usted, señora consejera, siga trabajando. Traiga el plan de salud al Parlamento de Canarias, que siga siendo un plan participativo, como debe ser, con los profesionales, con los usuarios, con los consejos insulares de salud, y evidentemente que sea un plan en donde se tengan en cuenta las enfermedades prevalentes en la población canaria, porque las enfermedades prevalentes en la población canaria son las mismas que cuando estaba la señora Roldós, desgraciadamente: la diabetes, la cardiopatía isquémica, la obesidad y el cáncer, que es la principal causa de muerte. Por tanto, usted traiga el plan de salud en donde se haga incidencia en las enfermedades prevalentes de la población, complementadas con medidas preventivas y con hábitos, promoviendo los hábitos saludables.

Por tanto, todo lo demás, pura demagogia y obsesión y fijación con usted. Eso es peligroso, eso es un tema psiquiátrico.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Marisa Zamora.

Doña Mercedes Roldós, Grupo Parlamentario Popular.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Me van a permitir, en primer lugar, nada más que le diga a la señora Zamora: señora Zamora -con todo el aprecio que sabe que le tengo-, no ofende quien quiere sino quien puede. Y decirle que la verdad es que yo lamento que usted, señora Zamora, que es una señora a quien yo le tengo no solamente aprecio personal sino valoración de su formación y sus capacidades, tenga que venir a tapar las vergüenzas de doña Brígida Mendoza, bueno, pues, hablando de algo que absolutamente desconoce, porque de su intervención se le toma que no conoce ni el plan anterior ni el borrador actual, que es el mismo además.

Porque, fíjese, dice usted que me gustaría que el plan se llamara "Mercedes Roldós". Pues, mire usted, nada más lejos, porque en el anterior plan, ese que la señora Mendoza ha copiado... ¿Sabe usted lo único que introduce la señora Mendoza? Aquí dice "equipo director", y se pone ella. Mire, en el anterior yo no estaba, yo no me puse en esta página, esta página comenzaba directamente con el equipo de los profesionales, como debe ser, como debe ser.

Mire, yo, de verdad, señor Morera, yo le agradezco que usted reconozca que el plan le gusta, porque no es que lo haya hecho yo, lo han hecho 115 profesionales, lo ha hecho gente muy implicada. Se intentaron, además, aprovechar muchas cosas del I y II Plan de Salud de Canarias, innovar, hacerlo, bueno, pues, acorde a lo que están haciendo todos los países de la OCDE. A mí lo que me llama la atención es que la segunda línea estratégica... La primera línea estratégica en aquel y en este, porque es un plagio, es influir sobre los determinantes de salud, ¿verdad? Influir, pues, sobre los factores de riesgo, los estilos de vida, la participación interinstitucional, intersectorial y la participación ciudadana para actuar sobre los determinantes de salud y desde luego fomentar la salud pública, que es importantísimo para actuar sobre esos determinantes de salud. Pero es que la segunda, la segunda línea estratégica, que es donde se producía un cambio, debido al cambio demográfico que se ha producido en nuestra sociedad, es reorientar nuestro sistema canario de la salud centrándolo en el paciente, en las enfermedades crónicas y en la integración de servicios. Así estaba en el anterior y así está en el actual, y por eso yo no tengo complejos en recurrir a alguien como Rafael Bengoa, que ha sido un pionero en todo lo que son las estrategias de atención a los pacientes crónicos. Pero lo realmente llamativo es que cuando el Partido Popular trajo aquí una proposición no de ley para que Canarias hiciera una estrategia de atención y prevención de las enfermedades crónicas usted y su grupo, igual que el otro grupo que apoya al Gobierno, votó en contra, votó en contra, y está así en los Diarios de Sesiones.

Mire, la tercera línea estratégica desde luego es impulsar toda la gestión de la sanidad y los sistemas de información y de comunicación aplicados al sistema sanitario de Canarias.

Claro, cuando a mí la señora Mendoza me dice que este lavado de cara que le hace, es decir, introducir en el preámbulo del plan la demagogia y la visión simplona y ramplona que tienen nacionalistas y socialistas acerca de la reforma necesaria del sistema sanitario, que los socialistas dejaron al borde de la quiebra, con un agujero de 17.000 millones de euros, pues, resulta que, claro, a mí me llama la atención. Dice la señora Mendoza: "había que reestructurar el plan en base a los continuos cambios y actualizarlo al escenario de la crisis", y cuando uno ve las líneas estratégicas, las áreas de impacto, son exactamente las mismas, hilo por pabilo, punto por punto. Mire, esto es una desvergüenza, esto es una desfachatez, pero, mire, no para quien le habla.

Mire, yo tengo, señora Zamora -o usted me conoce poco o a usted le gusta hacer juicios de valor sobre las personas sin base-, mire usted, yo tengo una vocación de servicio público y por eso estoy en la política y tengo una conciencia acerca de que, cuando uno ostenta un cargo público, lo hace por un tiempo, intenta aprovechar todo lo que había antes, intenta mejorar y pasar el testigo como se hace en las carreras de relevos. Y por eso a mí ustedes no me habrán oído, mientras yo fui consejera, hacer una crítica permanente a doña María del Mar Julios; todo lo contrario, todo lo contrario, todo lo contrario. ¿Y sabe usted por qué?, porque yo creo que ella en esos años mejoró la sanidad, igual que Rafael Díaz, que fue anterior, etcétera. Yo creo que el éxito del avance de la sanidad en Canarias ha sido fruto del trabajo de todos, pero sobre todo de los profesionales. Pero, señora Mendoza, esa línea que se seguía con usted se acabó, porque usted, aparte de incompetente, como está sobradamente demostrado, usted es una irresponsable. Y le digo que es una irresponsable porque usted no asume la responsabilidad de sus actos o de la dejación de sus propios actos. Y se lo digo porque, mire, con respecto al plan de salud, este mismo plan de salud que usted ahora se apropia, que usted ahora se arroga, lo ha dejado usted dormir durante tres años en un cajón. Y se lo decía don Román Rodríguez -que algo de experiencia en esto tiene, ¿verdad?-, que esto es un instrumento muy importante.

Le decía yo antes usted incumple la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias, esa ley que está vigente desde el año 94, pero usted desprecia un día sí y otro también a este Parlamento. Y usted desprecia este Parlamento, como lo ha hecho en la intervención anterior, cuando en el convenio se olvida de la decisión unánime de este Parlamento de tratar a todos los cardiópatas congénitos, con independencia de la edad. Usted olvida, señor Mendoza, los mandatos de este Parlamento, que somos los representantes legítimos de los ciudadanos de Canarias, usted los desestima, los olvida, porque le recuerdo, señora Mendoza, que el 29 de mayo de este año, por unanimidad de los 60 parlamentarios que estamos sentados en esta Cámara, por unanimidad, se aprobó una moción consecuencia de una interpelación, que decía, en su punto segundo: "el Gobierno de Canarias traerá, trasladará al Parlamento de Canarias, antes de finalizar el actual periodo de sesiones...". Señora Mendoza, atiéndame, mire, los periodos de sesiones resulta que van en Canarias desde febrero hasta el mes de junio y prorrogado en este caso hasta el mes de julio, que se declaró hábil para las sesiones parlamentarias; es decir, usted tenía que haber traído aquí, a esta Cámara, ese plan de salud, ya habiendo sido informados los órganos de participación, el Consejo Canario de Salud, etcétera, haber traído el informe del Consejo Económico y Social, que es preceptivo, y haberlo tramitado aquí, en este Parlamento. Pero usted se salta a la torera las decisiones legítimas que se aprueban por unanimidad en este Parlamento, porque usted no respeta a los representantes legítimos de los canarios, que somos todos y cada uno de los 60 parlamentarios.

Por lo tanto, señorías, una vez más retraso, oscurantismo, plagio, traer un documento en el que se le hace apenas un lavado de cara a la parte del preámbulo y poco más y arrogarse, no el trabajo mío, señora Mendoza, no el trabajo mío, el trabajo de más de 1.200 profesionales, el trabajo de 115 expertos, que trabajaron muy duro y muy bien. Mire, hasta el señor Morera reconoce que le gusta, que no le disgusta el plan de salud. Es todo un avance, señor Morera.

Y, por lo tanto, yo creo que realmente es penoso, penoso. Y le vuelvo a terminar como empiezo muchas veces: señora Mendoza, usted no es la culpable, la culpable es quien se ausenta de todos los debates sanitarios, porque no le importa nada la sanidad, porque no le importa nada la sanidad, y porque es quien la ha nombrado y quien la mantiene en el puesto.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

Para concluir la comparecencia, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Con todo el respeto del mundo, señorías, creo que una frase que he escuchado hoy aquí, que, bueno, no es una frase, es lo habitual, los refranes: no ofende quien quiere sino quien puede.

Y vamos a poner alguna cosa en su sitio. Mire, si usted me dice que yo he copiado su plan, si usted ahora dice que no sirve, ¿tengo que deducir entonces que desde el principio no servía? Mire, quiero suponer que esto no es así. Ahora bien, ni usted ni yo tenemos derechos de autor sobre el plan de salud. Ni usted estuvo en los grupos trabajando ni yo en el grupo que actualmente lo está haciendo. Y el borrador ni es mío ni es suyo, es una herramienta, y lo han trabajado muchos, muchos profesionales. El séptimo borrador del plan fue resultado, séptimo borrador en la legislatura anterior... Se empezó a hablar del III Plan de Salud en las actas del consejo en el año 2007. 2008 se sigue, 2009 y se presenta el borrador en el año 2010 por parte de don José Joaquín O'Shanahan en un Consejo Canario de la Salud.

Eso fue resultado del trabajo de profesionales, de técnicos y con una alta participación de usuarios. Y es un trabajo que yo he respetado y por eso he puesto aquí todos esos tomos. Que no es mi borrador, son los documentos que trabajaron todos estos profesionales, y los traigo para que se vea el volumen. El volumen porque dentro tienen muchos datos de mucho valor, de mucho valor, tan válidos en el año 2010 como en el 2012, y que desde luego también recogen, también recogen, también recogen, parte de los resultados y revisaron el II Plan de Salud de Canarias, que entiendo que desde luego cumplió un enorme papel durante aquellos años, que llegó a conseguir más del 80% de los objetivos, y aquí está la señora Julios que puede refrendar lo que estoy diciendo y además ustedes lo aprovecharon. Es decir, ¿quizás plagiaron ese documento, el segundo plan? Porque plagio, eso tiene significado. ¿Le llaman plagio a eso? Cuidadito.

Ahora bien, todos los nombres merecen estar reflejados. Entiendo que todos los técnicos, todos los profesionales, que han trabajado en estos borradores, en estos documentos, que no son borradores -hay siete borradores, sí, pero aquí hay documentos de otras características, de estudio, de muchas cosas, que son muy importantes, importantes-, merecen estar hoy aquí reflejados, porque estoy segura de que también se sienten orgullosos esos técnicos y los profesionales del trabajo que realizaron. Por eso he considerado que deben estar reflejados en ese borrador del plan y en el plan definitivo. No hay ningún problema, era gente que trabajó ajena a muchas cosas, se centró en el estudio de los motivos de salud, de cómo hacerlo, estudios epidemiológicos, y deben quedar reflejados.

Pero, mire, lo que sí parece es que, señora Roldós, a usted esto le molesta mucho. Y es cierto que entre estos nombres hay algunos que tuvieron responsabilidades directivas, sí, y por respeto a ellos así figuran.

Tener el asterisco. No, mire, si usted quiere que ponga su nombre -que realmente no he revisado, pero sí sé que está, por ejemplo, doña Maite Pulido, con el cargo directivo que en aquel momento ostentaba, no la voy a poner como diputada, lógicamente; es más, no lo escribo yo, lo hacen los técnicos-, se le pone y se pone el asterisco, como al señor Bengoa. ¿Cuántas veces habló usted con el señor Bengoa?, ¿cuántas?, ¿cuántas? Pues será ajeno al resto de los grupos, porque los grupos no tienen ni idea de cuándo pudo hablar con él, porque no estaban.

Y es cierto que entre estos nombres estoy segura de que ahora algunas, y solo algunas, de esas personas, solo algunas de esas personas, que están recogidas en ese plan, que están recogidas en ese plan, están ahora en otros puestos, pero desde luego de lo que sí estoy segura es de que están desempeñando su actual trabajo con la misma profesionalidad con la que trabajaron aquí, pero sobre todo estoy segura, señora Roldós, de que con lealtad institucional. Y otros están en los mismos sitios, antes que usted, antes que yo, y seguirán en el futuro, con lo cual yo creo que hay que hacer un reconocimiento a todas estas personas porque, mire, hemos trabajado con todos esos documentos de base, porque yo no hago política con la sanidad. A mí no me importa que estuviesen hechos. No tenía que tirarlos a la basura, no. En cambio, hay otras personas que lo que hacen, bueno, es política con la sanidad y yo creo que hay que hacer política sanitaria, que es lo que la ciudadanía, los ciudadanos y ciudadanas de Canarias, esperan de nosotros. ¿O es que si fuera a la inversa usted hubiese tirado todo este trabajo a la basura, el trabajo de los trescientos y pico técnicos y profesionales y las respuestas de los más de mil usuarios? Mire, este no es mi estilo; aquí se trata de aglutinar esfuerzos, de hacer equipo y de seguir adelante.

Y, mire, hubo grupos de trabajo, hubo esfuerzo y detrás recursos económicos, y nada de eso se debe desaprovechar, y no será esta consejera quien se comporte de forma ingrata con esos profesionales, ostentaran los cargos que ostentaran y sean quienes sean, porque merecen mi máximo respeto.

Y cierto que hemos reestructurado el borrador, obligados, señorías, por una situación económica y social distinta a la de los años anteriores, a la del 2007, 2008, 2009, 2010, y estamos en una lamentable situación económica, con gran repercusión social, que ha llevado a muchas familias a la pobreza, y eso hay evidencias de -que no soy yo la que lo dice- que disminuye el estado de salud. Y porque además, como dice usted, alguna persona del Partido Popular, no esta consejería, está haciendo en el Gobierno de España una reforma sanitaria que castiga a los enfermos y que va contra cualquier principio.

Y además no podemos obviar que esta situación se la debemos, eso, al Gobierno del Estado, a un gobierno del Partido Popular, que va a realizar el tercer recorte consecutivo de la historia de las últimas décadas, y ahí están los últimos Presupuestos, de los que hemos hablado esta mañana. Ni siquiera entro: los peores financiados, Comunidad Autónoma de Canarias. ¿Y ustedes reclaman? ¡Ni hablar! Veremos qué consiguen la semana que viene, si es que alguien les escucha.

Y, señorías, trabajando en ese borrador, en el año 2012 aparece la exigencia por parte del Gobierno del Estado, del Partido Popular, del plan de equilibrio financiero, acompañado de otro recorte más, y aparece publicado por el Gobierno del Estado el Real Decreto 16/2012, que rompió, que rompió, la equidad, la universalidad, la cohesión y la gratuidad, y empieza una reforma sanitaria por parte del Gobierno de España y quita derechos, dinero, a los más frágiles, a los más débiles, que son los enfermos, y no sabemos dónde va a parar. Salvo una cosa: que está privatizando.

Por tanto, sí que se ha continuado trabajando con el borrador, porque había que cambiar muchos aspectos y hacerlo realista y adaptado a este marco tan distinto al que otros tuvieron donde gestionar, que debió ser muy fácil, y casi cuatro años para traer el plan de salud, si tanto interés tenían y cumplir la legalidad, a este Parlamento.

Y con este plan queremos preservar los valores del Servicio Canario de Salud, porque vamos a seguir defendiendo que sea público y tenemos que intentar entre todos que sea sostenible, y eso se está recogiendo en un plan, sí, adaptado y más realista.

Y además, y siguiendo el procedimiento, este borrador llega hoy; llegó al consejo de dirección, fue aprobado, pasó por el Consejo Canario de la Salud y sus miembros, ante esa convocatoria, antes de llegarles la convocatoria formal, fueron llamados personalmente por esta que está hablando. Y en ese consejo, donde participaron representantes de los colegios profesionales, representantes de las organizaciones empresariales, representantes de las organizaciones sindicales, de los consumidores y usuarios y movimientos vecinales, de ayuntamientos y cabildos, de la universidad, mostraron su satisfacción por los contenidos, como también lo ha hecho el señor diputado, el señor Morera, hoy, y manifestaron su disposición a participar, teniendo ahora un periodo de alegaciones de 15 días y se ha constituido una comisión para ello, y se hará una segunda convocatoria.

No voy a entrar en los contenidos, salvo que aquí hay indicadores cuantitativos y cualitativos -no el anterior-, participación profesional y ciudadana -se borró del anterior-, contando con los consejos de salud -no se quería en el anterior- y coordinadas sus líneas con un plan, con los planes de gestión convenida, con las líneas priorizadas y para hacer seguimiento del plan.

Y cuidado con el término "plagio". El plagio tiene significado. Vuelvo a repetir: ni lo escribió usted ni lo escribo yo y, por tanto, cuidado con las figuras que usa, y hablo de plagio. Tiene significado y tiene repercusiones. Ahora bien, le recuerdo que tuvo usted...

El señor presidente: Un minuto, doña Brígida.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): ...le recuerdo que tuvo usted más de tres años para traerlo. Mire, vuelvo a repetirle y a invitarle: si quiere su nombre, no hay ningún problema, como está el resto.

Señorías, finalizo. Aquí, desde luego, parece que hay personas que no quieren que el borrador del plan de salud no vea nunca la luz, pero eso lo vamos a continuar y será definitivo. Y quizás sea porque estamos haciendo, porque estamos haciendo las cosas bien y parece que hay muchas personas a las que esto, está clarísimo, clarísimamente demostrado, está claro que hacer las cosas bien aquí dentro hay muchas personas a las que les molesta.

Muchas gracias y buenas tardes.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Brígida Mendoza.

Concluida esta comparecencia, antes de levantar la sesión, les ruego a la señora portavoz y a los señores portavoces que se acerquen un momentito (Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia).

No se vayan, señorías, por favor, que no se ha levantado la sesión (Pausa).

Sí. Señorías, señorías, tal como se había dicho, esta tarde se empieza debatiendo las propuestas de resolución. Se había dicho así, ahora diremos la hora.

Y les voy a comentar, el resto de lo que se dijo aquí obedece a los portavoces, pero sí les voy a comentar el acuerdo de la Mesa respecto a las propuestas de resolución.

El orden de presentación es, primero las del Grupo Popular, Parlamentario Popular, las tienen todos, y les digo: han sido inadmitidas el punto 3, del Grupo Parlamentario Popular, el punto 12 y en el 11, que yo no lo sé, doña María Australia, si se les había propuesto una corrección para admitirlo, que en el 11 se les había propuesto, la Mesa, una corrección para admitirlo. El 11 la Mesa lo admite -no, no puedo discutir eso- si termina en la línea tercera, "para recortar el déficit". De acuerdo, pues está admitido.

Entonces hay unas correcciones técnicas en las del Grupo Parlamentario Popular, en la 7 y en la 8. Cuando se refiere "al montante destinado a transferencias corrientes y de capital", al "montante" se añade "de los Presupuestos Generales del Estado de 2014", que, por lo tanto, si lo admite el Grupo Popular está admitida la 7. Y en la 8 exactamente lo mismo, "en materia de financiación local", "en los Presupuestos Generales del Estado para 2014".

Entonces ¿estamos conformes? (Asentimiento.)

Las siguientes son las del Grupo Mixto. En el Grupo Mixto la Mesa ha inadmitido el punto 10 y 11.

Y en las de los Grupos Nacionalista y Socialista, en el punto 4, solamente hay una corrección técnica. En la última línea de la primera hoja del punto 4, punto 4, la línea número 4 dice "que el trámite de enmiendas" y debe decir "que en el trámite de enmiendas". ¿De acuerdo? (Pausa.)

Entonces en esas condiciones están admitidas y se debatirán por tiempo de diez minutos de cada uno de los grupos parlamentarios, para usar el turno a favor y el turno en contra.

Señorías, pues, hasta las cinco de la tarde. Levantamos la sesión.

Muchísimas gracias y disculpen las molestias.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y cuarenta y un minutos.)

(Se reanuda la sesión a las diecisiete horas y tres minutos.)

El señor presidente: Señorías, muy buenas tardes.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0485 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre Plan de Salud de Canarias.