Diario de Sesiones 94/2013, de fecha 16/10/2013
Punto 8

· 8L/C-1190 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la campaña de vacunación contra la gripe.

El señor presidente: Continuamos con las comparecencias. Comparecencia del Gobierno, de la señora consejera de Sanidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la campaña de vacunación de la gripe.

La señora Roldós Caballero: Sí, buenas tardes, señoras y señores diputados.

Señora consejera, comparezco en nombre de mi grupo parlamentario para solicitarle información sobre la campaña de vacunación de la gripe recientemente iniciada en Canarias.

Señorías, la vacunación de la gripe es una importante medida de salud pública frente a la enfermedad infecciosa de mayor incidencia en Canarias. El objetivo de la vacunación de la gripe es doble. Es disminuir la incidencia y, por lo tanto, prevenir la enfermedad, prevenir sus complicaciones, fundamentalmente en los grupos de riesgo, mayores de 65 años y enfermedades crónicas, y a su vez evitar el incremento de mortalidad que conllevan las complicaciones de la gripe. Y también el objetivo es disminuir el impacto en la población, fundamentalmente en el pico de demanda de servicios sanitarios, que a veces se colapsan en los picos epidémicos estacionales de la gripe, y también las consecuencias económicas y sociales derivadas del absentismo laboral y escolar.

Es una vacuna que está específicamente recomendada en los grupos de alto riesgo, ya sean mayores de 65 años, enfermedades crónicas y situaciones de inmunodepresión correspondientes a tratamientos médicos o a enfermedades, y también dirigida a los grupos de personas que atienden, que cuidan o que conviven con grupos de riesgo y a los colectivos profesionales de los servicios esenciales.

La vacunación de la gripe tiene una efectividad entre el 70 y el 90% y unas ratios de disminución de la hospitalización del 50 al 70% y una disminución de la mortalidad en pacientes mayores de 65 años entre el 75 y el 85%.

Nuestra comunidad autónoma, en los últimos años -y me voy a referir al periodo comprendido entre el 2007 y el 2010-, Canarias tuvo una tasa de cobertura creciente de vacunación de la gripe, superando ampliamente las 200.000 dosis administradas. Concretamente, la última campaña vacunal que yo tuve que dirigir como consejera de Sanidad entre el 2009 y 2010 tuvo una tasa de cobertura, alcanzando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, es decir, que para personas mayores de 65 años la tasa de cobertura fue del 70% y en el grupo de los profesionales sanitarios por primera vez en la historia se alcanzó el 40% de tasa de cobertura. ¿Qué ha pasado el año pasado, en la campaña 2012/2013?: un desastre más de este Gobierno de Canarias. Volvemos a tener de nuevo récords de cifras en negativo de Canarias. Recientemente, el Ministerio de Sanidad publicaba los datos de tasa de cobertura vacunal y la media española está en el 56,7; la tasa de Canarias, el 36,15. 36,15: un nuevo récord, 20 puntos porcentuales de diferencia con la media del Estado.

No digamos en el personal sanitario. El personal sanitario tuvo una tasa de cobertura del 14%, 14%; es decir, el 86% de los profesionales sanitarios en Canarias el año pasado no se vacunaron. Esto se llama fracaso de gestión, esto se llama vuelta atrás, a hace muchos años atrás, esto se llama alejarse de los parámetros sanitarios que nos indica, que nos recomienda la Organización Mundial de la Salud. Esto se llama poner en riesgo a la población, poner en riesgo a la población no solamente por contraer la enfermedad sino por las complicaciones y la mortalidad que llevan equiparadas las complicaciones de la gripe.

Y, por lo tanto, señora consejera, le venimos a pedir qué va a hacer para mejorar el desastre de resultados de la campaña de vacunación del año pasado para que no vuelva a pasar esto en Canarias.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Tras haberse adherido la Comunidad Autónoma de Canarias al acuerdo marco del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España para la compra centralizada de vacunas antigripales en la temporada 2012/2013, se produjeron las siguientes circunstancias. Primero, hubo un retraso en la tramitación del acuerdo marco y, consecuentemente, en la resolución de los concursos derivados de este, acuerdo marco que gestionaba el Ministerio de Sanidad; segundo, retraso en la entrega por parte del laboratorio adjudicatario; tercero, inmovilización temporal de la vacuna del laboratorio adjudicatario por parte de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad; cuarto, insuficiente respuesta por parte del Ministerio de Sanidad para suplir el suministro de vacunas a Canarias; quinto, retraso de más de un mes en el inicio de la campaña de vacunación sobre la fecha inicialmente prevista; repercusión en los medios de comunicación; y, séptimo, todo ello tuvo como consecuencia un descenso importante en las coberturas de vacunación respecto a las campañas anteriores.

Es por lo que, conociendo las singularidades que presenta la vacunación antigripal, la necesidad de disponer de tiempo suficiente para gestionar cualquier incidencia que se presente y además tener capacidad para intervenir directamente sobre cualquier eventualidad, Canarias, junto a otras comunidades autónomas, como Cataluña, País Vasco, Andalucía, decidió para la presente temporada -2013/2014- adquirir mediante concurso propio dicha vacuna, sin menoscabo de que esta situación se pueda modificar en próximos concursos antigripales y se pueda volver a participar en futuros acuerdos marco.

Así, mientras que el acuerdo marco para la adjudicación de la vacuna antigripal para la presente temporada ha culminado en el mes de septiembre, Canarias resolvió su concurso en el mes de mayo.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias adjudicó las 225.000 dosis de vacuna estacional al laboratorio GSK, la vacuna Fluarix, a un precio de 3,74 euros por dosis, lo que supuso un total de 748.000 euros. Para el otro epígrafe del concurso, "contribución a la realización de campañas relacionadas con la vacunación frente a la gripe, 2013/2014", el laboratorio adjudicatario ofreció un total de 51.332 euros, con lo que el rendimiento global obtenido por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias este año fue más favorable que el conseguido en el anterior acuerdo marco con el Ministerio de Sanidad. A su vez, las 8.000 dosis de vacunas antigripales adyuvadas se adjudicaron, en España, con la vacuna Inflexal, a un precio de 4,65 euros la dosis, por un total de 37.200 euros, mientras que para el otro epígrafe del concurso el laboratorio adjudicatario ofreció un total de 2.976 euros, lo que nuevamente ha supuesto para la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias una mejora respecto al año anterior.

Al mismo tiempo, junto a estos beneficios económicos, el poder realizar el concurso público con la adecuada antelación nos ha permitido que comenzáramos la campaña, la campaña de vacunación, el pasado 30 de septiembre, siendo, tras el País Vasco, la segunda comunidad autónoma que más precozmente ha iniciado esta actividad. El resto de las comunidades autónomas tienen previsto empezar a vacunar, pues, siempre que no, bueno, si no les han surgido imprevistos, pues, hoy, 15 de octubre.

En estos momentos en Canarias se sigue desarrollando la campaña publicitaria que recomienda esta vacunación a los denominados grupos de riesgo y se han repartido, aproximadamente, 100.500 dosis de vacunas antigripales a los diferentes equipos de Atención Primaria y más de 5.000 a los centros colaboradores. Por tanto, podemos considerar que para esta campaña, además de las mejoras económicas, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha conseguido iniciar la vacunación oportunamente en patrones temporales adecuados.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente.

Yo no sé si es la hora o el tema.

Vamos a ver, la vacuna de la gripe es eficaz -ayuda a la población de riesgo, a la gente mayor- y, al margen de quien sea el responsable de lo que ocurrió en la pasada campaña, lo que es evidente es que se vacunó menos de la mitad de la gente que necesita esa vacuna. Y esto, por lo tanto, es un fracaso. Será imputable a A, a B o a C, pero las consecuencias sobre la salud de las personas se pueden hasta medir, se pueden estimar los daños. No puede ser que en un asunto de esta delicadeza, que compromete la salud de la gente, sea por A, por B o por C, se comprometa una campaña vacunal tan sensible. Es que, cuando tienes 74 años y tienes un problema respiratorio, no vacunarte aumenta las probabilidades de que se te complique la vida -estoy siendo moderado-.

Planteamiento, por lo tanto: creo que es bueno que esto no se vuelva a repetir en ninguna circunstancia, porque no estamos hablando de que se retrasa la apertura de una carretera. Estamos hablando de que una vacuna, eficaz, que resuelve problemas, que evita problemas, que salva vidas, pues, no se ha hecho aproximadamente a la mitad de lo que objetivamente debiéramos perseguir.

Me alegro de que este año no vaya a ser así. Ya veremos los resultados al final de la campaña. Pero de lo que se trataba, entiendo yo, de la comparecencia era evaluar la campaña anterior. Supongo que se mejora esta situación, por lo comentado, pero es razonable que traslademos al Gobierno la enorme preocupación que significa que un asunto tan normalizado, tan básico, tan elemental, tan esperado y tan capaz de resolver problemas, se haya cometido, por las razones que sean, un fracaso tan estrepitoso, porque tiene un efecto, un daño sobre la gente.

Lamento, por lo tanto, en nombre de mi grupo, que esto haya acontecido el pasado año, al margen de las responsabilidades, y espero que este año, evidentemente, no vuelvan a darse circunstancias parecidas, porque no estamos hablando de cualquier cosa, estamos hablando de la vida de la gente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Socialista Canario, don Ignacio Álvaro.

El señor Álvaro Lavandera: Gracias. Buenas tardes, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

Podría utilizar los tres minutos de que dispongo para resaltar el desastre mayúsculo en la gestión de la compra centralizada mediante la suscripción de acuerdo marco del año pasado, realizado por la ministra de Sanidad. Una iniciativa a priori positiva en cuanto que basta con entender el concepto de economía de escala para el ahorro derivado de la misma, entenderlo, pero el problema es que la señora ministra parece ser que no pone el mismo empeño en la vacunación contra la gripe cumpliendo el calendario -ni este año, ni el año pasado ni este año, por cierto, donde se han adquirido en septiembre- que el establecer el copago -en eso sí es muy eficiente- o en elegir los confetis para las fiestas de sus cumpleaños familiares. Dos cosas que, por cierto, coinciden en algo: que las pagamos entre todos. Sin duda el día en que la señora Mato y el Gobierno impopular ya no estén este país, su salud pública, avanzará por el buen camino.

Señora consejera, ya se han indicado aquí cuáles son las claves del éxito de una campaña de vacunación, no es solo el ahorro. Ya nos ha dicho que se ha ahorrado incluso este año con respecto al acuerdo marco del año pasado. Dichas claves son una adecuada cobertura, sobre todo en los grupos de población de mayor riesgo, conseguir la adherencia al programa, mediante, evidentemente, una buena campaña de comunicación, objetiva, actualizada y de calidad; cumplir con el calendario necesario, algo imprescindible, y disponer de los recursos necesarios, que todos suponemos que están pero que también hay que contarlo; disponer de los recursos necesarios y no romper, por ejemplo, la cadena de frío de las vacunas.

Señora consejera, nuestro deber es ofrecer la mayor protección posible a los ciudadanos, la mayor y mejor protección posible, frente al virus de la gripe, por los problemas de salud que genera a nivel individual y por el conjunto de externalidades negativas que genera a la sociedad.

Estas son cuestiones que, bueno, ya ha relatado por qué la campaña del año pasado tuvo esas consecuencias negativas de la baja cobertura y que esperamos que hayan sido suficientes como para saber que este año no deben reproducirse. A nosotros nos gustaría, de todas maneras, que con el tiempo, esperemos que no mucho, que no sigan mucho en el Gobierno, pero sí que, con el tiempo, el ministerio sí sea capaz de hacer una buena coordinación y unos buenos acuerdos marco y que las comunidades autónomas puedan suscribirse a ellos.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Ignacio Álvaro Lavandera.

Por el Grupo Nacionalista, doña Rosa Pulido.

La señora Pulido Rodríguez: Gracias, señor presidente. Señorías.

Antes que nada, señora consejera, debo decirle que desde nuestro grupo parlamentario compartimos la decisión adoptada por su departamento de adquirir directamente las dosis de vacuna antigripal necesarias para afrontar la presente campaña de vacunación tras los problemas surgidos en la campaña anterior, en la que se adquirieron a través del acuerdo marco impulsado por el Ministerio de Sanidad, lo que provocó el retraso en su inicio y que como consecuencia se administraran a tan solo el 36% de la población con riesgo de complicación. Como decía el portavoz del Grupo Mixto, esto no se puede volver a repetir y, por tanto, reiteramos nuestro apoyo a que las haya adquirido mediante un concurso propio, lo que le posibilitaba la capacidad de poder disponer de tiempo suficiente para gestionar directamente cualquier eventualidad o contratiempo que se pudiera presentar.

Pero para no variar, nos encontramos con aquellos o aquellas que se instalan en la oposición por la oposición, con aquellos o aquellas que se empeñan en negar siempre la mayor, y una de las cosas que sí continúan negándose es que el resultado de la campaña anterior fue por los problemas surgidos a través del acuerdo marco impulsado por el Ministerio de Sanidad, problemas que nos enumeró usted, señora consejera, al inicio de su comparecencia.

Yo aquí me atrevería a hacer una recomendación a una diputada de este Parlamento, y es que practique un ejercicio de autoconvencimiento que le ayude a asumir que ya no es consejera de Sanidad. Quizás así, en un par de meses, sea capaz de no negar siempre la mayor, pues de lo que se trata, en el caso que estamos tratando, no es de hacer oposición por oposición, sino de lo que se trata, en vez de poner obstáculos, es de que contribuyamos a generar una mayor conciencia a las personas que pertenecen a los grupos de riesgo de la necesidad de vacunarse, teniendo como principal objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Se trata de hacer un llamamiento a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer gripe para que procedan a vacunarse en sus centros. Por ello valoramos de forma positiva la colaboración de las oficinas de farmacia de Canarias, que contribuirán activamente en la incentivación de la vacuna, no solo informando a los usuarios y pacientes sino -lo que es una novedad en la presente campaña- ayudándoles a tramitar la cita y no hacer...

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rosa Pulido.

Para el turno de réplica, doña Mercedes Roldós.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados.

Irresponsabilidad se llama a cuando uno no asume la responsabilidad de sus actos. Y digo que la consejera de Sanidad se ha mostrado, una vez más, como irresponsable en este tema del fracaso de la campaña de vacunación del año pasado. Y les digo por qué. Miren, es verdad que el ministerio este año, por tercer año consecutivo -el año pasado era el segundo-, habilitó un proceso de compra centralizada de vacunas, adjudicándose a cuatro empresas, a las cuales cada una de las comunidades autónomas libremente se adherían, al contrato de compra; es decir, cuatro empresas, una de ellas Novartis, en la que el 20% del total de la compra centralizada se adjudicó a Novartis, y cada comunidad autónoma era libre de hacer el contrato con cualquiera de las cuatro empresas suministradoras de vacunas. Ya sabemos que la señora Mendoza es poco afortunada o poco agraciada, en el sentido de que a veces no tiene buena suerte, y tuvo la mala suerte de comprar, de decidir comprar, el 100% a Novartis, que es una magnífica multinacional farmacéutica, pero que el año pasado tuvo un problema, y tuvo un problema de floculación de proteínas, donde aparecían unos grumos blancos, y, por lo tanto, hubo una alerta sanitaria de suspensión cautelar para asegurar la seguridad de los ciudadanos, en todo el mundo.

Mire, a Novartis, a la empresa que tuvo ese problema, no solamente le compró Canarias, le compraron ocho comunidades autónomas: Murcia, Extremadura, Andalucía, Castilla y León, Galicia y Baleares, aparte de Canarias. ¿Saben ustedes la tasa de cobertura vacunal de Extremadura?: 60,75; la de Castilla y León, 63,76; frente a Canarias, un pésimo 36%. Pero, mire, le voy a dar cifras de dos comunidades gobernadas por los socialistas: Andalucía, 59,19% de tasa de cobertura; Asturias, 57,18; Canarias, 20 puntos porcentuales por debajo de la media. ¡Un fracaso! Y lo decía muy bien el señor Rodríguez, es que esto tiene consecuencias, tiene consecuencias sobre la mortalidad y la morbilidad de los ciudadanos de Canarias.

Y, mire, ante situaciones sobrevenidas, que nada tiene que ver el ministerio, y que de manera irresponsable, como siempre, la señora Mendoza mira para otro lado, y en vez de tomar las riendas de la sanidad y de tomar medidas excepcionales ante una situación sobrevenida, que la única culpable entre comillas sería la multinacional fabricante de la vacuna y para nada el ministerio, para nada el ministerio -porque eso mismo le hubiera podido pasar haciendo la compra directa sin acceder a la compra a través de compra centralizada, lo mismito-, ¿sabe usted qué hay que hacer? Hay que hacer, ante situaciones sobrevenidas, tomar medidas extraordinarias -refuerzo de la comunicación, de la sensibilización-, y tienen ustedes un magnífico instrumento, una televisión autonómica, una radio autonómica, e ir la consejera y su equipo directivo por todos los centros sanitarios para concienciar y reforzar esa información y sensibilización; hacer lo que ha hecho este año, que me parece muy bien, que es buscar la colaboración de las 700 oficinas de farmacia. Me parece muy bien que lo haga este año, pero lo tenía que haber hecho el año pasado, para no tener el fracaso de tasa de vacunación ante una situación sobrevenida. Eso se llama ser incompetente y eso tiene repercusiones sobre la salud y la mortalidad de las personas en Canarias.

Y yo le quiero preguntar, señora Mendoza: ¿tiene usted datos acerca de tasas de hospitalización, de mortalidad, como consecuencia de esa baja tasa de cobertura, de atasco en los servicios de urgencias o de máxima frecuentación, de cuándo fue el pico epidémico en Canarias? Porque, señorías, tienen ustedes que saber que se reanudó la vacunación, porque se levantó esa suspensión cautelar de la vacuna, se reanudó el 21 de noviembre. En toda España la onda epidémica estacional se produjo en la semana ocho del 2013, es decir, entre el 18 y el 24 de febrero. Ustedes saben que en Canarias, por nuestra situación geográfica, nuestro pico epidémico estacional siempre llega más tarde, con lo cual tenemos un colchón de tiempo para poder, bueno, pues, reforzar y alargar la vacunación y, por lo tanto, cubrir a nuestra población.

Y yo le pido a la señora Mendoza que también nos diga qué medidas ha tomado, legales, para el suministrador por incumplimiento de contrato. ¿Ha pedido la devolución del dinero que nos costaron 140.000 dosis que no se usaron?

Y, señora Mendoza, mire, hay que ser un poquito rigurosos. Dice usted que se ahorra dinero. Oiga, ¿no se va a ahorrar dinero si compra menos vacunas? Sabe usted que las vacunas que se han comprado para este año son 225.000 dosis, muy alejado de las que se compraron hace unos años, que se compraron 275.000 dosis. Indudablemente, si uno compra menos dosis, el dinero que se gasta es menor. Pero, es más, en la central de compra para este año se han adherido no solamente 13 comunidades autónomas y el Ingesa, sino además el Ministerio de Defensa, el propio Ministerio de Sanidad y el Ministerio del Interior a través de Instituciones Penitenciarias para colectivos institucionalizados. Y esa central de compras ha promovido que entre todos se ahorren más de 5 millones de euros, porque, es verdad, señor Lavandera, es que las centrales de compra favorecen las economías de escala y para eso están. Pero, mire, lo de la señora Mendoza de echarse fuera del tiesto este año no es más que una perreta. ¿Y saben ustedes por qué es una perreta?, porque es incongruente que siga comprando a través de la central de compras del ministerio las vacunas del calendario vacunal de todos nuestros niños y mayores y, sin embargo, se eche fuera del tiesto con la vacuna de la gripe.

Señora Mendoza, yo lo que le pido, lo que le insisto, en nombre de mi grupo parlamentario, es que, por favor, haga un esfuerzo extra. No nos podemos permitir en esta comunidad autónoma tener una tasa de cobertura vacunal del 36%, cuando la OMS recomienda que para mayores de 65 años hay que tener una tasa de cobertura del 70%, como la que ya habíamos alcanzado hace tres años, hace tres años habíamos alcanzado el 70%. Y como en esto, como en lo demás en materia sanitaria, vamos para atrás con este Gobierno de Canarias, vamos para atrás con esta consejera de Sanidad.

Mire, esto es importante, esto es importante -y lo decía muy bien alguien que es médico, como Román Rodríguez, y que ha tenido responsabilidades sanitarias importantes-, esto es importante para una población muy importante, más de 270.000 canarios que tienen más de 65 años; esto es importante para más de 240.000 canarios que tienen enfermedades crónicas o son inmunodeprimidos; esto es importante para los más de 20.000 trabajadores sanitarios que atienden todos los días a pacientes; esto es importante para los cuidadores de las personas y las personas que conviven con personas mayores y con pacientes crónicos. Porque la vacunación de la gripe no es solamente una medida de salud pública individual, es que es una medida de salud pública colectiva, colectiva, y porque esto tiene repercusiones económicas y sociales, porque el absentismo laboral y el absentismo escolar que se produce ante una mayor propagación del virus de la gripe, ante una comunidad poco protegida por una baja tasa de vacunación, es importante para nuestra comunidad autónoma, aparte de lo que les hablaba antes del aumento de la mortalidad y de la morbilidad.

Por lo tanto, señora Mendoza, no se esconda, no mienta más, no le eche la culpa al ministerio de algo que no la tiene. Esto nada más que fue una causa sobrevenida de un problema en una determinada vacuna.

Y le digo que, mientras otras comunidades autónomas superaron el 60% de tasa de cobertura vacunal a pesar de haber comprado vacunas de esta casa comercial, usted ha hecho un fracaso de gestión, una vez más, en este caso en algo fundamental, que es proteger a la comunidad canaria.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Enhorabuena, señora Roldós, por aquellas coberturas que usted alcanzó, porque desde luego el desastre, el desastre del año pasado, creo que tenemos que agradecérselo con letras mayúsculas al Ministerio de Sanidad del Gobierno del Estado.

Nosotros confiamos en el acuerdo marco, en la compra centralizada, y fuimos a él, fuimos a él. Hubo un problema sobrevenido, efectivamente, hemos escuchado su lección magistral acerca de la floculación de las proteínas, que ponía en veremos la calidad de esas vacunas, con lo cual la Agencia Española del Medicamento inmovilizó las dosis de vacuna, como tenía que ser. Y desde luego, mire usted qué casualidad, nos afectó a nosotros pero también a otras comunidades.

El desastre se lo tenemos que agradecer también al Ministerio de Sanidad, porque inmediatamente, y ya habíamos presentado la campaña y se estaba comunicando, ¿eh?, una vez presentada la campaña, al día siguiente prácticamente se nos avisa de la inmovilización de la vacuna. Y, mire usted, estuvimos en contacto con las personas del Ministerio de Sanidad pidiéndoles ayuda y colaboración, a todas las comunidades autónomas. ¿Y sabe lo que hicieron? Dijeron que sí, que por supuesto, que contarían con todas las comunidades, contaríamos con toda la ayuda del mundo mundial de este Gobierno del Estado, ¿y al final sabe usted dónde fueron a parar los excedentes?: a Murcia, a Galicia y a Castilla y León. ¿Y Castilla y León dice usted y hoy presume de que tiene un 63,76%? Mire, tenía las vacunas, tenía vacunas suficientes. Y el excedente no nos lo dejaron a nosotros, no lo mandaron a Canarias, lo mandaron a otra comunidad. A mí me da igual el signo, pero no me venga a pasar por delante un porcentaje de vacunación que no se debió, que no se debió a una campaña mejor hecha que aquí. Aquí hubo que tirar... el dinero de la campaña para empezar a hablar.

Y por supuesto que me preocupan las personas, claro que sí, los enfermos. No me lo va a enseñar usted a mí, no me va a dar lecciones usted a mí en ese sentido. Por supuesto que no. Durante muchos años recibí pacientes con problemas de gripe y sé, por supuesto, las complicaciones. No hace falta que me los explique, ¿vale?

Bien. Por supuesto que también conozco que tenemos un segundo colchón, pero nosotros empezamos a vacunar un mes más tarde, y eso tiene consecuencias, eso tiene consecuencias.

Usted me hace, me pide una comparecencia con un epígrafe, "la campaña de vacunación contra la gripe". Mire, no me he traído las curvas, pero por supuesto que las tenemos, todas, todas y cada una de ellas, y si quiere, pues, usted me hace una pregunta oral y yo se la contaré. No tengo ningún problema.

Y se le ha pedido también -para contestar a su pregunta- a Novartis la devolución del importe de las vacunas que tuvimos que tirar, claro que sí, y levantar el expediente y la bonificación también se ha llevado a cabo en vacunas. En vacunas tenemos poco.

Mire, y es que además es lamentable que usted hoy me pida esta comparecencia, porque lo único que me parece, lo único que me parece, como consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, que dio cuentas en esta sede parlamentaria el año pasado, el año pasado, de lo que... -este mismo año- de lo que había pasado con la adherencia al acuerdo marco del Ministerio de Sanidad de la gripe, parece mentira que lo que parece que hace hoy -y lo digo por su segunda intervención- es que esté tratando de exculpar y de dejar fuera y limpio al Ministerio de Sanidad. Mire, tuvo la culpa, claro que tuvo la culpa, no del problema de calidad, tuvo el problema de no ayudar a Canarias. Nos alejó, nos alejó más todavía.

Esta mañana decían algunos de los diputados que existe el mar. Mire, existió el mar, no existieron aviones, no existieron barcos y existieron muchas barreras, y nos dejaron con menos vacunas de las que nos podían haber dado, y lo sufrieron los canarios y canarias.

Por supuesto que da igual, señor Rodríguez, que sea por A, por B o por C. Claro que da igual que sea por A, por B o por C, pero es que en ese caso no fue de esa manera, fue porque tampoco se nos prestó toda la ayuda, y por eso nos hemos desmarcado este año -ya veremos el próximo- de las vacunas de la gripe. Nos hemos desmarcado porque queríamos garantizar la cobertura, empezarla como en años anteriores, estuviese quien estuviese en la consejería, porque sus ratios de cobertura también fueron los anteriores al año 2012.

Y se está llevando a cabo la campaña de comunicación, señora Roldós, con algo que también pudo haber pensado usted en su legislatura, para que alcanzara ratios mucho más altas incluso que la Organización Mundial de la Salud. Estamos también trabajando con los colegios farmacéuticos. Pues sí, nos están ayudando y están colaborando de manera activa, y esperamos llegar, porque la campaña de vacunación, las personas que están llegando, pues, se están, por supuesto, vacunando, se han distribuido por todo el archipiélago, llevamos ya dos semanas de vacunación... Y en cuanto tenga los datos, al final de la campaña, y si quiere los de las sondas, que también se monitoriza, pídame, por favor, la pregunta oral o la comparecencia, lo que usted estime oportuno, que muy amablemente se los daré.

Pero, eso sí, desde luego quede clara una cosa: aquí no se trata, no se trata de que no tengamos en cuenta las complicaciones que puede tener una persona por la falta de vacunación. Precisamente se trata de que, como es algo que el ministerio el año pasado no tuvo en cuenta, cuando le pedimos ayuda de forma repetida para los canarios y canarias y poder incrementar nuestros niveles de vacunación y no nos hicieron caso, no nos escucharon, llegó mucho más tarde, llegó mucho más tarde. Evidentemente eso tiene repercusión. Y ese desastre, repito, debemos agradecérselo al Ministerio de Sanidad del Gobierno del Estado, que desde luego flaco favor nos hizo el año pasado, no con las cuestiones que ellos no pueden controlar sino con las que podían controlar y no hicieron. Probablemente sí que se ahorra más dinero mandando los excedentes de vacunas de una comunidad del centro a una de al lado en territorio peninsular que mandarlas a Canarias, para luego tener que distribuirlas entre todas las islas.

Así que muchísimas gracias, porque desde luego lo que no queda exculpado en absoluto es el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, hoy en manos del Partido Popular.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera de Sanidad.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1190 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre la campaña de vacunación contra la gripe.