Diario de Sesiones 96/2013, de fecha 29/10/2013 - Punto 26

· 8L/C-1225 Comparecencia del Gobierno -consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las desaladoras.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señorías, pasamos a la siguiente comparecencia: del Gobierno -del señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las desaladoras.

Para la primera intervención, doña Ana, tiene la palabra, por tiempo de cinco minutos.

La señora Guerra Galván: Gracias, señor presidente. Señor consejero. Señorías.

Esta comparecencia del Grupo Parlamentario Popular viene a cuenta de la gestión del agua, que sin duda es uno de los bienes más escasos y valiosos de Canarias, que lamentablemente seguimos pagando a precio de oro, y tanto la de consumo como la de riego.

En su momento, y en comisión parlamentaria, el Grupo Popular arrancó el compromiso del Gobierno regional de facilitar la entrega de la desaladora de agua de mar Roque Prieto II, ubicada en Santa María de Guía, al Cabildo Insular de Gran Canaria, para que pueda entrar en servicio lo antes posible. Dijimos entonces, señor consejero, que esta instalación supuso la inversión de 8 millones de euros procedentes del Ministerio de Medio Ambiente y lleva seis años cerrada. Las obras se comenzaron nada menos que en el 97 y se demoraron diez años. Se inauguró en el 2008 y el Gobierno de Canarias la entregó al Ayuntamiento de Santa María de Guía y no, señorías, al Cabildo Insular de Gran Canaria. La clave, desde luego, fue entregar esta infraestructura al Ayuntamiento de Guía y no al Cabildo Insular de Gran Canaria, como determina la ley de bases, 7/1985, de régimen local, y como procedería al tratarse de un servicio supramunicipal de vital importancia por el que están esperando otras localidades, señor consejero, como Agaete y Gáldar. En su momento nos pareció ilógico porque la instalación es supramunicipal y es una verdadera irresponsabilidad, si tenemos en cuenta las carencias y la necesidad de agua que tiene la comarca norte. Conocemos, y usted lo conoce también, señor consejero, la predisposición del cabildo grancanario a asumir la gestión de estas instalaciones a través del Consejo Insular de Aguas.

Mire, nuestros agricultores están sufriendo verdaderas necesidades. ¿Cuándo se podría disponer en la comarca de una planta desaladora que está incomprensiblemente cerrada y va a requerir toda una inversión de 800.000 euros para entrar en funcionamiento? Usted se comprometió en la comparecencia que yo hice en la comisión a solucionar este problema para que la obra, acabada y entregada en el 2008, entrara en funcionamiento. Sin embargo, tenemos en nuestro poder un acuerdo plenario del Cabildo Insular de Gran Canaria que dice que las cosas, meses después, señor consejero, siguen exactamente igual.

Usted es consejero desde el año 2007 y las tenía, las competencias, en materia de aguas y entregó una instalación supramunicipal como la desaladora de Guía a un solo ayuntamiento. Miren qué casualidad, de Coalición Canaria, al señor Fernando Bañolas.

Señorías, no es la única desaladora de agua de mar que tenemos esperando a que entre en funcionamiento. Con arreglo al Convenio de Obras Hidráulicas, que el Gobierno de la nación sufraga puntualmente, hay en Canarias en ejecución 15 obras, en el 2013 fueron 37 y en el 2014 serán otras 21. Además, en el año 83 el Gobierno de la nación subvenciona la desalinización del agua de mar de Canarias a fin de abaratar el precio final del agua potable y tratar de aproximarlo al precio del agua en la Península. Este año serán 4 millones de euros. Hablamos de saneamiento, de depuración, de conducción de agua y, por supuesto, de desalación. Tenemos 2 obras de desalación en Tenerife, otra más en Fuerteventura y la famosa Lanzarote V. Díganos, señor consejero, por favor, en qué estado se encuentran estas obras y, por favor, cuéntenos cuál es el futuro que le espera...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Agricultura, don Juan Ramón Hernández, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas (Hernández Gómez): Gracias, señor presidente.

Yo la verdad es que traigo una intervención mucho más extensa, doña Ana, porque no pensé que se ciñese exclusivamente a la de Guía, pero, bueno, yo creo que, intentaré de alguna forma contribuir e informar a la Cámara de lo que está aconteciendo con la desalación de agua en Canarias, que me parece que es importante que lo conozcamos.

El agua es un recurso indispensable para la subsistencia de la población. Es una obviedad; sin embargo, lo digo. Sin embargo, también la disponibilidad de este recurso y su aprovisionamiento tiene una fuerte dependencia de la situación geográfica, el clima y la geomorfología. En Canarias, por carecer de flujos continuos naturales de agua, el abastecimiento tiene su origen principalmente en el agua de mar, el agua salobre, y el agua de los embalses, asumiendo la desalinización un papel cada vez más importante en las islas.

La primera planta desaladora de agua de mar que se instaló en el archipiélago y en todo el territorio del Estado español lo hizo en la isla de Lanzarote en el año 1964, con una capacidad de producción de 2.500 m3 de agua potable al día. La evolución experimentada en cuanto al número de instalaciones construidas en el archipiélago desde entonces ha provocado el incremento en la capacidad de producción de las mismas y a día de la fecha, en más de 265 veces la capacidad existente en 1964. Asimismo, el crecimiento económico experimentado principalmente en las islas orientales -Lanzarote y Fuerteventura-, desde mediados de los años sesenta, no se hubiese producido sin la desalación de agua de mar. Gracias a ello, el agua deja de ser un factor limitativo en el desarrollo de las mismas.

Los datos actuales más relevantes sobre la desalación en el archipiélago canario son los siguientes. El esfuerzo de las distintas administraciones públicas y de la iniciativa privada ha permitido que el número de plantas desaladoras actualmente existentes en el archipiélago canario se cifre en aproximadamente 319 plantas, con una capacidad de producción total de agua potable superior a los 660.000 m3/día en todo el archipiélago.

La distribución de plantas desaladoras sobre el total de las existentes en Canarias es de 278 en la provincia de Las Palmas y 41 en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

La capacidad actual de producción de agua potable en el archipiélago canario se estima en 663.463 m3/día, procediendo la materia prima a tratar del mar y de pozos y galerías -como ya he dicho- con agua salobre, debido principalmente a la intrusión marina en los acuíferos de las islas.

La capacidad anual de producción se estima en 242,16 millones de m3 al año. De la producción total de agua potable que se realiza en Canarias aproximadamente el 71,75%, 461.527 m3, se destina al abastecimiento; el 30,93%, 198.950 m3, a riego; y el 0,46%, esto es, 2.986 m3, a consumo industrial.

En la actualidad se estima que aproximadamente el 70% del agua de consumo humano en Canarias proviene de plantas desalinizadoras. Teniendo en cuenta el consumo estimado de agua potable, podemos indicar que la desalación de agua de mar constituye una importantísima fuente de aportación del agua total que se consume en cada isla, con especial relevancia en las islas orientales, donde en casos como en las islas de Lanzarote y Fuerteventura el agua obtenida por desalación representa casi el cien por cien del agua que se consume en estos territorios. En el caso de las islas occidentales, la representación del agua desalada respecto al total consumido es menor al disponer de otros recursos hídricos procedentes de galerías, pozos, etcétera.

Mi departamento ha contrastado los datos históricos de los que se dispone, donde se observa un ligero ascenso en los últimos años en la producción de agua desalada en todas las islas, debido a la creciente demanda, tendencia que sigue en aumento y que cada vez va cobrando mayor importancia si cabe, convirtiéndose en la principal fuente de abastecimiento de la mayoría de las islas del archipiélago. El incremento de la producción experimentado en los últimos cuatro años se cifra aproximadamente en un 29%, al haber pasado de una capacidad de producción de 187,50 hm3/año en el 2010 a una capacidad de 242,16 hm3 en el año 2013.

Es importante que les recuerde en este punto que las competencias en materia de aguas corresponden a los consejos insulares, tras firmarse el traspaso de competencias desde el Gobierno de Canarias a los cabildos en 1994, si bien la Ley de Bases de Régimen Local también ofrece una serie de competencias en materia de abastecimiento urbano a los municipios. Sin embargo, el Gobierno de Canarias desarrolla acciones en materia de desalación en el marco del convenio Canarias-Estado en materia de obras hidráulicas. Actualmente, a través de este acuerdo, que se suscribió entre ambas administraciones el 9 de diciembre de 2008, prorrogado y modificado el 25 de noviembre de 2010, se han ejecutado y se encuentran en ejecución un total de 12 actuaciones declaradas de interés general en materia de desalación en todas las islas del archipiélago, con un presupuesto global de adjudicación de estas obras que alcanza 76,2 millones de euros. Así, con cargo al capítulo VII del citado convenio, las obras que ejecuta el Gobierno de Canarias, se han adjudicado seis actuaciones por un importe total de 53,2 millones, según la siguiente distribución: instalación desaladora de agua de mar en Arrecife, con un presupuesto inicial de 6.816.000 euros; desaladora de Puerto del Rosario, II fase, con un presupuesto inicial de 9.839.000; EDAM de Granadilla, con un presupuesto también inicial de 15.953.000 euros; EDAM del oeste de Tenerife, Guía de Isora, con otro presupuesto de 15.970.000 euros; impulsión de la EDAM de Valverde a los nuevos depósitos reguladores, de 960.820 euros; y el sistema hidráulico insular, impulsión de la desaladora de agua de mar en El Golfo, con otros 903.000 euros de presupuesto.

Por otro lado, con cargo al capítulo VI del citado convenio, las obras que desarrolla el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se ha adjudicado una nueva actuación y se han culminado cinco actuaciones procedentes del convenio anterior firmado en 1997, por un importe total de 22,9 millones de euros.

Le podía seguir dando datos, pero yo creo que ya, con los que le he trasladado, me supongo que somos conocedores de la importancia que tiene la desalación de agua en Canarias, del esfuerzo que se ha hecho, repito, por todas las administraciones y que desde luego ha permitido, sin duda alguna, que el desarrollo en Canarias, y fundamentalmente en algunas islas, haya sido espectacular y que evidentemente yo creo que ha tenido una incidencia extraordinaria.

Por otro lado, decirle, es cierto lo que usted dice, es verdad que me comprometí a resolver el problema de la desaladora de Guía, que estoy en ello y he tenido la oportunidad de hablar con el presidente del cabildo, he tenido la oportunidad de hablar con el alcalde, y a los dos les he intentado trasladar mi preocupación sobre el tema, fundamentalmente al ayuntamiento. Y solo corregirla en algún aspecto. La norma, la ley, no imposibilitaba adjudicar la desaladora al ayuntamiento, y es por eso que se hace, porque si hubiera sido de otra manera... como se hizo con Telde, al Ayuntamiento de Telde. También lo permitía la propia norma. Y, por tanto, bueno, pues, en aquel momento se decidió, por las razones que fuese, entregársela al Ayuntamiento de Guía, entendíamos que era una obra complementaria a la ya existente. Y, por tanto, yo le puedo garantizar que voy a seguir trabajando en el tema con el objeto de que esa desaladora entre en funcionamiento cuanto antes.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Por parte de los grupos no solicitantes de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Mixto, don Fabián Martín, desde el propio escaño, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Señores diputados.

Incidir en la importancia del agua en las islas Canarias, especialmente en las orientales, en algún caso puede resultar baladí, pero es cierto que cuando el cien por cien del agua de consumo o del agua de regadío tiene una procedencia marina, en el caso de la isla de Lanzarote, como ustedes pueden entender, cualquier inversión de esta naturaleza dedicada a este capítulo resulta trascendental.

A mí me gustaría centrar la atención de esta solicitud de comparecencia en el convenio hidráulico, que yo creo que es el que tiene realmente interés más allá de cualquier otra circunstancia de trámite administrativo o de otra incidencia que haya que solucionar.

Señor consejero, se firmaba en el año 2008 el convenio hidráulico con el ministerio. Un convenio que, si usted no me corrige, podemos cifrar en 306 millones iniciales, unos 129 a través del capítulo VI, gestionados por el Ministerio de Agricultura, y unos 177,20 millones de euros, gestionados a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca mediante el propio capítulo VII. Hubo unas modificaciones en el año 2008, que se publicaron en el 2009, y hubo una liberación de recursos económicos en el 2010, que han posibilitado poco a poco las actuaciones.

Pero, como estamos hablando de desalación, a mí me gustaría contrastar los datos que, en respuesta a un compañero diputado, se dan por parte suya respecto a las obras que, en concreto a desalación, nos ocupan. Me gustaría que habláramos de la EDAM de Telde, la II fase, con cargo al capítulo VI, y de la desaladora de Arrecife, de Puerto del Rosario y la EDAM del oeste de Tenerife, de Guía de Isora, que son las que oficialmente constan en un listado que su consejería ha remitido a este Parlamento como obras susceptibles de financiación y vinculadas, en todo caso, a la desalación.

Ha hecho usted promesas también, no solamente en sede parlamentaria, sino en contestación a preguntas escritas a diferentes diputados, respecto a los plazos de finalización de las obras. En concreto a la de Arrecife, a la desaladora de Arrecife, Lanzarote V, usted dijo que el plazo de finalización sería el tercer trimestre o, como mucho, cuarto trimestre de este año, y en la de Fuerteventura, respecto a la finalización, hablaba de principios del año 2014. En este sentido me gustaría que se pronunciase, así como sobre el grado concreto de ejecución, porque hace un año usted decía que el montante ascendía a casi el 97% y, según una nota de hace pocos meses, ese porcentaje no llega al 93%. Existe un desvío, una diferencia del 4%, que me gustaría que me explicase en el día de hoy.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral, por el mismo tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, señor presidente.

Bien. Al hablar de las desaladoras o de la desalinización del agua hay que hablar de la historia del agua en Canarias. Efectivamente, el consejero ha citado la fecha inicial del año 1964 como esta historia moderna. Allá, por ese año se ponía la primera desaladora en Lanzarote, con una capacidad de producción de 2.500 m3/día, y hasta hoy, y hasta hoy ya van 319 plantas instaladas en todo el archipiélago. Evidentemente, las islas orientales han acumulado la mayor cantidad de plantas, puesto que eran aquellas que mayores dificultades tenían. Quiero recordar que no es tan antiguo el hecho de que el suministro de agua en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, porque me tocó en la época en que yo fui alcalde regularizarlo, era alterno, en tres días a la semana, y pasamos a lo que era un suministro continuo. Esto, que parece algo tan normal hoy y que deben conocer todas las generaciones, pues, no es de hace un siglo, es del año 90, y, por lo tanto, estamos hablando de que gracias a esas plantas potabilizadoras el suministro de agua continua y, por lo tanto, de abasto y de consumo de los ciudadanos se asemeja a cualquier otro lugar de España, cosa que antes no ocurría. Es verdad que ahora incluso se han olvidado aquellos ahorros que uno hacía del agua y aquella cultura de ahorro de agua, que gracias a que hoy tenemos ese suministro, pues, ya no hace falta poner en las cisternas una botella para que se gastara menos agua o llenar la bañera para cuando nos quedábamos sin agua en las casas.

Por lo tanto, es importante, y el esfuerzo que se ha hecho en las instalaciones a lo largo de este convenio -que, efectivamente, yo creo que es lo importante de ver aquí-, que se ha realizado a partir del año 2008, creo que es... -he oído al consejero actuaciones por valor de unos 76 millones de euros, que se vienen realizando a lo largo de todas estas plantas-, pues, ha permitido, además con el turismo que tenemos y la necesidad que ha supuesto también ese crecimiento turístico para poder realizar un adecuado abastecimiento, ha permitido ponernos en unas condiciones, de lo que era un gran problema, gravísimo problema en la historia de Canarias, en las islas orientales al menos, ha permitido que hoy deje de ser un problema y que todo el mundo esté gozando, no solamente individualmente sino también económicamente, de un progreso que antes no tenía.

Por lo tanto, yo lo que le pediría al consejero es que si hay alguna dificultad con alguna planta concreta se resuelva cuanto antes, se ponga en funcionamiento, porque el agua es uno de los elementos en la economía fundamentales para el desarrollo económico. Y, por lo tanto, lo que hoy tenemos, que además debemos seguir manteniendo, y que allí donde haya dificultades, pues, se arregle.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, don David de la Hoz, por tiempo igualmente de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor De la Hoz Fernández: Gracias, presidente.

Pasado, presente y futuro del agua en Canarias. Voy a iniciar mi intervención, aunque con poco tiempo, contando una anécdota que he oído muchas veces en casa y que además un familiar directo tuvo presencia directa en esa anécdota, ¿no? Corrían los años sesenta y pocos cuando, en el parque del Retiro, en Madrid, un iluminado, el ingeniero don Manuel Díaz Rijo, se sentaba con el alcalde de Arrecife, y a su vez diputado en las Cortes nacionales, para explicarle, en ese parque del Retiro, que en Estados Unidos los barcos militares tenían desaladoras dentro de sus barcos y que, claro, que las islas eran pequeños barcos y que, por lo tanto, había la posibilidad de traer esa tecnología a nuestra tierra; y la respuesta de aquel alcalde, también visionario, fue clara, directa y concisa: compromiso político para que eso fuera una realidad. Y la realidad fue que en el año 64 la empresa Termolanza, de los hermanos Díaz Rijo, empezó a desalar agua en Lanzarote, siendo la primera desaladora de España y creo que de Europa. Más tarde, en 1974, es el Consejo Insular de Aguas el que compra la empresa Termolanza y pasa a ser, la planta desaladora, de dominio público al cien por cien.

Hoy, contando esa anécdota, nos encontramos con que se han hecho inversiones muy importantes que han permitido el desarrollo económico, de calidad de vida, de los ciudadanos de nuestra tierra, sobre todo de las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Don Emilio contaba algunas anécdotas, pero imagínense cómo podían estar los habitantes de dos islas como Lanzarote y Fuerteventura, sin agua, esperando a que llegara agua a través de los barcos y la imposibilidad de plantear una economía sostenible en el tiempo. Esa desalación de agua propició la posibilidad de un desarrollo económico a través del turismo.

Y hoy nos encontramos con algunas dificultades, sobre todo de hacerle ver al Estado español que es una necesidad vital seguir manteniendo la subvención a la desalación del agua. Hemos visto cómo se han reducido las partidas drásticamente, que se ha conseguido el año pasado vía enmienda que se mantuvieran por lo menos 4 millones de euros, y esperemos que el Estado español siga siendo sensible en este caso, sobre todo porque además se puede unir la fatalidad con los proyectos de prospecciones petrolíferas en las costas de Lanzarote y Fuerteventura, que puede provocar que esa desalación del agua se pueda interrumpir, y eso sería un desastre para nuestra tierra.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Popular, doña Ana, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

(La señora Guerra Galván hace uso de los medios audiovisuales.)

La señora Guerra Galván: Gracias, señor presidente.

Gracias, señor consejero, porque sé que usted va a tomar con mucho interés lo de la desaladora de Roque Prieto II y sé que se va a solucionar ahora ya este problema.

En los Presupuestos Generales del Estado, les guste o no les guste a ustedes, señores de Coalición Canaria, hay 4 millones del Ministerio de Industria, de José Manuel Soria López, para la desalación del agua, 21 millones del Ministerio de Medio Ambiente para obras hidráulicas, incluidas nuestras desaladoras. Ustedes, señores de Coalición Canaria y PSOE, como hicieron el año pasado, han creado este año una alarma social injustificada con el asunto del agua, pero han olvidado contar a los canarios y fundamentalmente a los ciudadanos de Lanzarote, cuya empresa pública de agua acarrea una deuda de 42 millones con embargos por medio, y de Fuerteventura, que el servicio de agua ha estado dirigido y administrado en los últimos quince años por Coalición Canaria y Partido Socialista.

Mire, en Tenerife, las obras de las desaladoras en Fonsalía, Guía de Isora, y en Granadilla están paralizadas y acumulan un retraso intolerable. Mire, y son responsabilidad suya, señor consejero, sobre todo en una isla donde, por cierto, gobiernan Coalición Canaria y Partido Socialista. Y no digamos nada a los ciudadanos del norte de Gran Canaria, que están viendo como el Gobierno de Canarias y el alcalde, de Coalición Canaria, de Santa María de Guía, están dejando estropear una desaladora, la de Roque Prieto II, que lleva construida desde el año 2007 y parada, por su sectarismo y por no entregar su gestión, sin condiciones, al Cabildo de Gran Canaria. Ya me lo dijo usted antes, que se iba a comprometer, en este Parlamento, y a interesarse por el asunto y todavía estamos esperando, señor consejero, pero espero que pronto esto ya pase a manos del consorcio de aguas del cabildo. Mire, sectarismo, señoría, eso es sectarismo, y mientras tanto, el agua, como el paro, sigue subiendo en Canarias.

En el año 2008 se firmó un convenio con la administración general del agua para el desarrollo de actuaciones en materia de aguas por un importe -oigan bien- de 307 millones de euros para los ejercicios 2008 y 2010. En la anualidad del 2010 había 177 millones para inversión. ¿Saben cuánto se gastaron?: 16 millones de euros. ¡Ni un 10%, señor consejero! Año 2011, 60 millones de euros, y el Gobierno de Paulino Rivero no fue capaz de ejecutar más de 20 millones de euros. Esa es la gestión en materia de aguas que hace el Gobierno de Canarias.

Y, mire, señor consejero, le voy a desmontar la gran mentira de este Gobierno con el asunto de la desalación de agua. Convenio de Obras Hidráulicas en Canarias, Estado, usted salió, señor consejero, vendiendo en medios de comunicación que había arrancado, que había logrado lo imposible del Gobierno de la nación: 37 millones de euros para nuestras obras, incluida la desalación. Vamos a comprobar la ejecución de este dinero.

Agosto de 2013, mire, en la pantalla pueden leer el gasto del Gobierno de Canarias, según figura en la documentación de la Oficina Presupuestaria de este Parlamento. Se lo voy a dar obra por obra. Mire, podemos citar: sistema hidráulico insular de El Hierro, crédito, 506.239 euros; pagados, 150.000 euros. Depósito de Tiscamanita y conductores de Puerto del Rosario a Corralejo y La Lajita, crédito, 1,47 millones de euros; pagados, cero euros. Depuradora de Tamaraceite y saneamiento, crédito, 3,5 millones de euros; pagados, 1,37 millones de euros. Balsa de Vicario, La Palma, crédito, 4,09 millones de euros; pagados, 583.000 euros. Desaladora de Granadilla, I fase, crédito, 3,89 millones de euros; pagados, cero euros. Desaladora del oeste de Tenerife, crédito, 3,84 millones de euros; pagados, 862.000 euros. Desaladora de Puerto del Rosario, II fase, crédito, 3,75 millones de euros; pagados, 930.000 euros. Desaladora de Lanzarote V, crédito, 4,25 millones de euros; pagados, cero euros. Depuradora Adeje-Arona, II fase, crédito, 2,64 millones de euros; pagados, cero euros. Segunda fase del canal Barlovento-Fuencaliente, crédito, 967.000 euros; pagados, 38.000 euros.

Y podemos seguir con quince obras más: en El Cotillo, en Fuerteventura; en Tenerife; en Tazacorte, Breña Alta, Breña Baja, en La Palma; en La Graciosa y en Arrecife. Mire, así podíamos completar un total del convenio que suma 37 millones de euros. Solo reconocen créditos por 6 millones de euros y solo, señor consejero, solo han pagado 4,8 millones. En conclusión, señorías, en agosto ustedes solo habían comprometido 6 millones de euros de 37. Cuéntenos, señor consejero, si en este tiempo ha hecho usted algo más.

Esta es la cruda y triste realidad de las obras hidráulicas de Canarias, la triste y cruda realidad. La misma que afecta a otros aspectos en los que ustedes reciben dinero del Gobierno de la nación. Mire, lo ha denunciado mi compañera Cristina Tavío estos días en la vivienda, 76 millones de euros del Ministerio de Fomento sin ejecutar y las casas cayéndose; lo ha anunciado Aurora del Rosario y Australia Navarro con los fondos de empleo: millones y millones de euros del Ministerio de Empleo y Canarias rozando los 400.000 parados. Y lo mismo con las carreteras, la dependencia, la agricultura...

Señorías, dinero sí hay, ¡y hay mucho dinero! Entonces, señores de Coalición Canaria y del Partido Socialista, ¿quién maltrata a Canarias? Yo ya se lo digo: ustedes. Ustedes son los que tienen nada menos que 21 millones de euros para obras hidráulicas para el año 2014, señor Juan Ramón Hernández, incluidas las plantas desaladoras. Confío en que ...(Ininteligible.) usted este dinero en el 2014 mucho mejor que en el 2013. El precio del agua no es ningún juguete, señorías: Canarias paga el agua más cara de toda España, mientras ustedes tienen paradas más de diez obras en toda Canarias, obras que podrían ser licitadas y dar oportunidades a empresas y a trabajadores en las islas. 37 millones de obras hidráulicas para el año 2013 y solo se han comprometido a invertir 6 millones, señorías. Devolver ese dinero, devolver ese dinero sí es maltratar a Canarias. El maltrato a Canarias del que ustedes hablan es falso, es una canción desafinada y ya trasnochada. Cambien de tonada, señorías, porque muy pronto los canarios van a cambiar de emisora.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Señorías, guarden silencio, por favor.

Para contestar a las distintas solicitudes, por el Gobierno, el señor consejero de Agricultura, don Juan Ramón, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas (Hernández Gómez): Muchas gracias, señor presidente.

Don Fabián, decirle que, de acuerdo con lo que usted me preguntaba, que creo que me preguntaba por la desaladora de Telde, había algún problema, se resolvió. La desaladora de Arrecife, según los datos que tengo, la terminación del primer bastidor está prevista para mediados del mes de noviembre, entrando en funcionamiento, en pruebas, a principios de diciembre, con lo cual creo que también damos una salida.

Yo no sé a lo que se refería usted con lo del 93%. No sé si tiene que ver con que se ha reducido el convenio en 18 millones de euros y que tiene alguna afección por ahí, debe ser, porque no encuentro otra explicación.

Doña Ana Guerra, yo soy una persona leal. El convenio ha sido reducido en casi 16 millones por Madrid, de los 37 hemos tenido que ajustarnos a 21 este año, y hemos tenido que reunir a todas las empresas para ajustar las certificaciones a los 21 millones este año. Yo le puedo asegurar que hay mucha más obra ejecutada que la que usted..., bueno, se superan los 21 millones de euros. A mí no me ha escuchado hoy, ¡nadie!, decir, nunca, ni en la calle, del ajuste que nos ha hecho el ministerio, y hemos tenido que bajar de 37 millones a 21, a 21. Y no nos pagan una certificación, no nos han querido pagar ninguna certificación hasta tanto no hiciésemos el reajuste. Por lo tanto, yo le aseguro que si hubiéramos, si nos hubieran dado vía libre, hubiéramos tenido mucho más de 37 millones de euros por ejecutar.

Por tanto, eso me lo pone en el capítulo de la lealtad -no, no, ese papel no sirve para nada (Dirigiéndose a la señora Guerra Galván que en ese momento le muestra un documento desde su escaño.)-, en el capítulo de la lealtad, porque lo he llevado negociando desde el año 2008, este convenio, y en este caso, con Madrid, tengo que decirle que se ha reducido el convenio en su cuantía total, de los 306 millones de euros. Cuando usted decía que teníamos 177 millones para ejecutar en el año no sé qué, los 177 millones eran para ejecutar en los cinco años del convenio, y el convenio se ha decalado, y se ha decalado precisamente por los ajustes que ha hecho Madrid, y los ha hecho precisamente por las disponibilidades económicas que tiene. Que no, que eso no sirve para nada. Nosotros no hemos podido certificar ninguna obra desde el mes de febrero, porque teníamos que reajustar el convenio y estábamos a expensas de que Madrid nos diese el visto bueno. Tenemos 21 millones para este año, de los 37 hemos bajado a los 21, y el año que viene teníamos también 36 y nos exigen estar en 21, y hemos tenido que decalar el convenio hasta el año 2018. Y a mí no me ha escuchado usted decir nada, porque entiendo que lo importante es que se ejecuten las obras, que se ejecuten las obras, y hemos tenido, como le digo, que llegar a acuerdos con todas y cada una de las empresas precisamente para ajustar las certificaciones anuales, que nos permita no paralizar las obras sino seguir ejecutándolas en función de las anualidades que hemos podido ir adaptando a cada una de las obras. Y le aseguro que son muchas, que son 23 obras, más de 23 obras.

Por tanto, no me diga esas cosas, no me traiga esas cosas aquí, que le enseño las certificaciones que no hemos podido cursar, que las tenemos en la consejería, y no vea usted lo que hay.

Por tanto, dígale a quien le pasa la información que se la está dando erróneamente, que se ponga en contacto con el ministerio, que nosotros tenemos una comisión mixta, una comisión mixta, donde por parte del ministerio y por parte del Gobierno de Canarias nos reunimos cada tres meses, y esa era la imposición del ministerio: ajustar las certificaciones del año 2013 a los 21 millones de euros.

Por tanto, ante la opinión pública no diga usted eso, porque yo le puedo asegurar... Y usted ha hablado de la depuradora de El Cotillo, y la depuradora de El Cotillo está avanzadísima, prácticamente a punto de casi, casi terminarse, ¿no?, y, sin embargo, ahí aparece con cero euros según usted.

En fin, le podría decir información de todas y cada una de ellas. El tema está, repito, el tema está en que hemos tenido que reconducir el convenio, que hemos tenido que adaptar el convenio y en principio hay una reducción total de 18 millones de euros y un décalaje del convenio hasta el año 2018, que teóricamente lo teníamos que haber resuelto, teníamos que haberlo terminado en el año 2014, pero precisamente por disponibilidades económicas hubo que trasladar la finalización de ese convenio hasta el año 2018.

Además le digo otra cosa: de los 18 millones de euros que nos han reducido estamos intentando, porque estamos firmando el nuevo convenio, el nuevo convenio, estamos intentando que no quede fuera ninguna obra que estaba en principio adaptada a esos 18 millones y que, por tanto, pretendemos recuperar por una vía u otra, y el ministerio en este caso ha sido consciente de la importancia que tienen las obras hidráulicas en Canarias y me han dicho que desde el momento en que tengan disponibilidad económica incorporan la obra correspondiente a esos 18 millones de euros.

Por tanto, yo le aseguro que la ejecución del convenio, que ahora tiene velocidad de crucero, porque sí hemos de reconocer que al principio, en los años 2008 y 2009, teníamos problemas con los proyectos y por eso se adjudicaba proyecto y obra, y usted sabe que un proyecto de estas características como mínimo tarda un año, un año y medio, y, por tanto, entre la ejecución del proyecto y la ejecución de la obra nos vamos mucho más allá de lo previsto inicialmente. Bueno, esto está así y yo espero, sinceramente, que, de la misma forma que antes le hacía un relato del trabajo que se ha hecho en Canarias en cuanto a la desalación, de cómo hemos superado, cómo estamos prácticamente en las trescientas y tantas plantas desaladoras, con los seiscientos y pico mil metros cúbicos diarios de desalinización, y que desde luego potencia la economía de estas islas de una forma inesperada hace algunos años, pues, de la misma forma que lo hemos venido haciendo y logramos firmar... Le recuerdo que en el año 2008 no había Convenio de Obras Hidráulicas, que se había firmado en el 97 y en el 2003 finalizaba ese convenio, y estuvimos cinco años sin Convenio de Obras Hidráulicas, y tuve la suerte de firmar ese convenio en el año 2008 y ponerlo en marcha. Como usted bien dijo, eran 306 millones de euros, pero ahora hay que reducirles 18 millones y hay que reducirlos precisamente a la parte del capítulo VII, a la parte que gestiona la Comunidad Autónoma de Canarias.

Yo, repito, espero que no se confundan los términos y no tener que salir, pues, a aclarar más cosas de estas, que, como siempre he dicho, prefiero llevarlas, en la negociación, con la prudencia que estas cosas requieren, precisamente para conseguir el objetivo, que no es otro que resolver problemas de desalación, como existen en la isla de Fuerteventura, como existen en la isla de Lanzarote, como existen en Gran Canaria y también en la isla de Tenerife.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

(Los señores vicepresidente segundo, Fernández González, y secretario primero, González Hernández, ocupan sendos escaños en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1225 Sobre -Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, sobre las desaladoras.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico