Diario de Sesiones 97/2013, de fecha 30/10/2013 - Punto 1

· 8L/C-1184 Comparecencia del Gobierno -consejera de Empleo, Industria y Comercio-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre afección de la reforma de las pensiones planteada por el Gobierno de España.

El señor presidente: Comparecencia del Gobierno -de la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la afección de la reforma de las pensiones planteada por el Gobierno de España.

Por parte del Grupo Parlamentario Socialista, doña Rosa Guadalupe.

La señora Jerez Padilla: Buenos días, señorías. Buenos días, señor presidente. Antes de comenzar, darle la bienvenida a este Parlamento a la plataforma contra la reforma de las pensiones de todas las personas.

Señorías, el dicho popular dice que la mentira tiene las patas muy cortas. Lamentablemente, estamos comprobando la veracidad de ese dicho, con todo lo que está haciendo -aunque sería más exacto decir "deshaciendo"- el Gobierno del señor Rajoy. Ahora le toca la nueva reforma... habla de las pensiones, le toca a las pensiones de los jubilados. Porque, miren, para la señora ministra Báñez, el importe de las pensiones ya no dependerá de la evolución del IPC; estas crecerán todos los años y lo harán con un tope mínimo y máximo. Para ella, las pensiones no van a bajar nunca. Esto es cierto, el importe de estas retribuciones crecerá un 0,25 %, como mínimo, año a año. Aún así, puede suceder que la cuantía suba, pero el poder adquisitivo del pensionista, señorías, baje. La nueva fórmula para actualizar las pensiones que, previsiblemente, entrará en vigor en el 2014 hará que el Gobierno ahorre casi 33.000 millones de euros en nueve años, según la memoria que analiza el impacto de la reforma.

Sin embargo, la otra cara de la moneda, señorías, la de los pensionistas, es una menor revalorización de las pensiones y, por tanto, supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas de entre un 20 y un 28 % en una horquilla de diez a quince años. Pero, además, es una reforma en la que el Ejecutivo central rehúye del diálogo social para procurar un acuerdo en pensiones. Si esto no se evita, señorías, a partir de enero los pensionistas van a perder poder adquisitivo en un momento lamentable, ya que son el soporte de la mayoría de las familias de este país y, sobre todo, de esta comunidad autónoma. Porque miren, que el Gobierno plantee desvincular la revalorización de las pensiones del IPC para acomodarla a la evolución de la situación financiera del sistema, en mi opinión, es no trabajar limpio, no trabajar limpio con los pensionistas.

Señorías, con la reforma de las pensiones de la señora Báñez, la cual tiene que decidir si su objetivo es mostrar a la Unión Europea un éxito político a corto plazo, a modo de trofeo de caza, o lograr una reforma duradera que aumente la sostenibilidad del sistema y la productividad y el bienestar a largo plazo.

Señorías, una cosa está clara, y es que, además de empobrecer, de empobrecerlo, Rajoy, señorías, está insultando la inteligencia de los pensionistas. Como decía al principio, quieren ahorrar 33 millones de euros, pero quitándoselos a los pensionistas, y que este Gobierno denomina "ahorro" cuando es directamente un expolio a los pensionistas a los que Rajoy prometió que nunca, nunca jamás, metería la tijera en las pensiones. Y a los que, además, no solo ha metido la tijera en las pensiones, que le ha quitado en dependencia, le ha quitado en gratuidad de las medicinas, le han quitado en todo. Rajoy ha engañado a todos, a todos los que creyeron, y así lo acreditan todas las decisiones de su Gobierno (Rumores en la sala).

Señor presidente...

El señor presidente: Sí. Señorías, los murmullos, por favor, que molestan a la señora... molestan y, además, que hay que respetar el turno de la palabra.

Siga, doña Rosa Guadalupe.

La señora Jerez Padilla: Gracias, señor presidente.

Decía que Rajoy ha engañado a todos los que le creyeron, y así lo acreditan todas las decisiones de su Gobierno.

Primero dijo que no subiría los impuestos, y fue lo primero que hizo; segundo dijo que abarataría el despido, y ahora es prácticamente gratis, gracias a su reforma laboral; tercero dijo que no bajaría las prestaciones por desempleo, y lo ha hecho; cuarto, dijo que a lo único que no le metería la tijera es a la sanidad, a la educación y a las pensiones, y les está aplicando brutales recortes que no tienen precedente en toda nuestra historia democrática. Y, además, dijo otras cosas más, a las cuales también les está metiendo la tijera.

Por tanto, todo el destrozo que está haciendo el Gobierno del Estado es al Estado del bienestar, y todo el sacrificio que le está imponiendo a los ciudadanos no ha servido ni sirve para nada, señorías, salvo para dañar y desproteger a los sectores más débiles de la población.

Lo que está claro es que este Gobierno quiere aprovechar la crisis para acabar con...

El señor presidente: Sí. Tiene un minuto para ir terminando, doña Rosa.

Siga, siga. Puede continuar, puede continuar.

La señora Jerez Padilla: Señorías, para finalizar, y ya en la segunda parte terminaré explicando un poco más, los socialistas nos oponemos a estos recortes y a la bajada de las pensiones, porque no es necesaria, creemos, ya que nada justifica emprender una reforma cuando no se ha dado tiempo aún a que se aporten los resultados de la que está en vigor.

Señora consejera, por eso esta comparecencia. Nos gustaría que usted hoy en su primera intervención pues valorara en nombre del Gobierno de Canarias la última reforma de las pensiones por el Ejecutivo central, y que nos dijera en qué va a influir en Canarias y, sobre todo, a los pensionistas canarios, que son -creo- los que realmente les interesa saber cómo va a quedar su situación a partir de ahora.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rosa.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Francisca Luengo.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol): Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Es verdad que no me voy a amparar en un tema de que las comunidades autónomas, o la Comunidad Autónoma de Canarias, mejor dicho, no tenemos competencias a la hora de gestionar las pensiones o de diseñar las pensiones, pero lo que sí, como consejera de Empleo, sí respeto esta iniciativa porque, además de interesante, es oportuna. Y voy a intentar exponerles de manera breve, efectivamente, la situación en que nos encontramos en nuestro país respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno -que sí tiene la competencia- del Partido Popular en España sobre la política de pensiones.

Tengo que decirles que el Gobierno del Partido Popular, habiendo transcurrido pues dos años, escasamente dos años, ha abordado, lo primero, sin ningún tipo de diálogo, de negociación con los interlocutores sociales, importantes cambios en aspectos esenciales del acuerdo social y económico que adoptó el gobierno anterior, el del Partido Socialista, en el año 2011 en materia de pensiones.

¿Cuáles son esos cambios? Uno, nuevo diseño de la jubilación anticipada, para ir a peor; segundo, cambio de modelo en la jubilación parcial, también endureciéndola. Junto a estas dos medidas, señorías, en abril de 2012 la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria introdujo de manera sorprendente un criterio sobre el factor de sostenibilidad, que ahora adquiere un mayor valor -también a peor-, por parte de la concepción que de dicho factor hace el Partido Popular. Se lo voy a explicar.

El Gobierno dice de esa modificación que, en el caso de proyectar un déficit el sistema de pensiones en el largo plazo, revisará el sistema aplicando de forma automática el factor de sostenibilidad en los términos previstos en esa ley, en la Ley de Estabilidad Presupuestaria. De esta forma, el Partido Popular, de manera encubierta, ha alterado el propio diseño de los factores, además de alterar su entrada en vigor legalmente, que la legislación del Partido Socialista era a partir del año 2027. Es decir, para que lo entendamos todos, ahora el factor no se aplicará solo para abordar cambios originados con la esperanza de vida a partir del 2027, sino que también deberá vincularse automáticamente por razones de estabilidad presupuestaria.

La reforma, por tanto, del sistema de pensiones abordada por el Partido Popular sin consenso, tengo que decirles, señorías, que está condenada al fracaso. Junto con la ley de educación y esta, si hay un cambio legislativo -que espero que así sea- en el 2015, son las dos leyes que se van a cambiar de manera inmediata por el bien de los españoles. Cualquier reforma, señorías, y más en el tema de pensiones, que ha sido, además, en la historia de la democracia, debe ser consensuada por los interlocutores sociales y las fuerzas políticas. Es que así lo decía el Pacto de Toledo, que ha sido roto por el Partido Popular.

Tengo que decirles, señorías, que, desde finales del 2006, mejor dicho, desde el 2007, en España, a consecuencia de la crisis, se ha destruido una quinta parte del tejido productivo. La actual tasa de desempleo -en España- alcanza niveles históricos, más de seis millones de parados en la actualidad. Y saben el lema: "Voten al Partido Popular si quieren un empleo"... Seis millones. Los casi tres millones de afiliados a la Seguridad Social que el sistema ha perdido desde que está gobernando el Partido Popular suponen la sexta parte de los que se tenían al final del 2007 y primera mitad del 2008. Y los ingresos nominales, señorías, en el 2012, fueron inferiores a 7000 millones de euros respecto de los registrados en los cuatro años anteriores. En cambio -esas son las cuentas oficiales-, 2004-2008, mire por dónde, cuando gobernaba el Partido Socialista, al que tanto critican, los ingresos por cotizaciones crecieron en 26.700 millones de euros. Desde finales del 2011, el sistema ha comenzado a presentar desequilibrios y hoy, hoy la previsión del déficit para el 2013 alcanza 12.000 millones de euros, el 1,2 % del producto interior bruto. Más claro, agua, señorías.

Y con esto termino, nosotros, el Partido Socialista, dejamos el sistema reglado, lo van a quebrar otros y otros se llama Partido Popular.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia. El Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández.

La señora Hernández Jorge (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Efectivamente, hablamos hoy de una de las contrarreformas que atentan contra un sector de nuestra población, pues yo diría que en el momento que más necesita el apoyo del Estado social y del Estado de derecho con dos acciones tremendamente injustas como es ampliar los años de cotización para poder llegar a cobrar el cien por cien y también retrasando la edad de jubilación. Un paso más, un paso más en el deterioro de los derechos de los trabajadores, un paso más en el deterioro de los derechos de la ciudadanía y un paso más en el empobrecimiento y en la ruptura de la cohesión social como es eliminar derechos en el momento de la jubilación.

Además, abren, y esto es importante que los ciudadanos lo sepan, abren la puerta al suculento negocio de los planes de pensiones. Están generando entre la sociedad el temor de no tener garantizada una pensión digna para su jubilación y que, por tanto, la sociedad se plantee -quienes puedan, claro está- la necesidad de asumir planes de jubilaciones.

Nos preocupa qué va a pasar con nuestros jóvenes. Muchas de las personas que pueden estar en este salón de plenos hoy o en la calle han podido cotizar lo suficiente para poder tener una pensión digna, pero a nuestros jóvenes, que se están incorporando o se incorporarán mucho más tarde al mercado laboral, les va a costar muchísimo poder tener esos años de cotización para tener una pensión digna.

Con la excusa de la crisis, como nos tienen acostumbrados, desmantelan el sistema educativo con una ley tremendamente agresiva también, porque atenta a la igualdad de oportunidad y a la equidad. Con la excusa de la crisis también atentan al sistema sanitario, a la universalidad del sistema y al derecho a que todos y todas tengamos una sanidad universal y, por tanto, gratuita, y ahora atentan al derecho a tener una pensión digna a aquellos y aquellas que han contribuido al sistema durante muchos años a lo largo de su vida laboral, además introduciendo un elemento que no es cierto. En los países modernos, en los países avanzados, está demostrado que, aunque sea menos la población que cotiza porque la calidad de vida hace que aumente la esperanza de la misma y, por tanto, sean más los jubilados que la población cotizante, aumenta la productividad y, por tanto, el sistema es absolutamente sostenible. Por tanto, introducen además una mentira o un análisis incorrecto para justificar que el sistema no es sostenible.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, doña María del Mar Julios.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías. También quiero dar los buenos días y darles la bienvenida a este Parlamento a los representantes de la plataforma en defensa de los servicios públicos de pensiones.

Nuestro grupo, el Grupo Nacionalista, rechaza contundentemente la supuesta reforma a las pensiones que está planteando el Partido Popular. Entendemos que es un ataque, y no cualquier ataque, sino la culminación del ataque al Estado del bienestar que viene realizando el actual Gobierno de España, representa el recorte más drástico que cualquier país de la Unión Europea está haciendo a la pensiones de sus ciudadanos, y, además, se hace engañando, diciendo que es para sostener el sistema de pensiones, diciendo que es para garantizar un incremento del 0,25 % a los jubilados, y, señorías, representa un pérdida de poder adquisitivo entre el 15 y el 20 %. Pero sobre todo lo que se hace con este proyecto de ley es garantizar el recorte continuo a las pensiones, de por vida, que es lo que significa el desindexar la evolución de las pensiones al crecimiento del IPC.

Es grave. Es de una extrema crueldad y especialmente con los jubilados más mayores. Es inaudito. Los que más viven van a tener menos pensión. Se le descuadran al ministro de Hacienda las personas que viven más y, por lo tanto, hay que penalizarlas, además del copago para que no vivan tanto, hay que bajarles la pensión, justo en el momento en el que más se necesita. De extrema crueldad este recorte que ningún otro país de la Unión Europea está haciendo con sus mayores. Es romper, señorías, un derecho sagrado, la solidaridad intergeneracional que ha garantizado la estabilidad y la cohesión social. Es muy grave quitar 30.000 millones del fondo de pensiones, y no es al azar, el objetivo es privatizar en última instancia las pensiones. Pero mire, hay que irse a la prensa extranjera para saber dónde está el dinero del fondo de pensiones, no es que se lo hayan dilapidado otros, lo está haciendo el Gobierno del Partido Popular. El Wall Street Journal: "España usa fondos que respaldan el pago de pensiones para comprar deuda soberana". Aquí es donde está el dinero del fondo de pensiones. La maniobra, que ha pasado casi desapercibida, está por concluir, ya que queda muy poco dinero disponible...

El señor presidente: Muchas gracias, doña María del Mar.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Australia Navarro.

La señora Navarro de Paz: Gracias, presidente. Yo también quiero dar la bienvenida a todos los miembros de la plataforma que nos acompaña.

Señorías, de verdad que he escuchado con atención, pues, todas las intervenciones, y de verdad no doy crédito a sus manifestaciones. Que los partidos responsables del mayor atropello que han sufrido los pensionistas españoles critiquen hoy aquí una reforma que lo que pretende es garantizar el presente y el futuro de nuestro sistema de pensiones solo tiene un nombre, escúchenme: hipocresía. Sí, señorías, hipocresía política. ¿Y saben qué? ¿Es que no se acuerdan que fueron ustedes los que congelaron las pensiones en el 2011? ¿O es que no se acuerdan ustedes que incrementaron el periodo de cotizaciones para poder acceder a la pensión de jubilación? ¿O es que no se acuerdan que fueron ustedes los que aumentaron de 35 a 37 años los años necesarios para percibir el cien por cien de la pensión de jubilación? ¿Dónde estaban entonces, señorías? ¿Dónde estaban entonces sus críticas? Pues, miren, yo se los voy a decir: ustedes, los socialistas canarios, pues votando a favor de todos los despropósitos que venían de su líder Zapatero. Y sus socios de entonces y ahora, Coalición Canaria, pues haciendo lo mismo, haciendo la ola al amigo socialista. Esa es la realidad y no otra.

Miren, señorías, una vez más pierden la oportunidad de abordar un asunto trascendental como es el futuro de nuestro sistema de pensiones con seriedad, con rigor. Pero, claro, ¿qué es lo que ha preferido hacer hoy aquí? Pues tirar del argumentario y criticar lo que hace un año y medio defendía. Porque yo se lo voy a recordar hoy aquí.

En el año 2009, ¿sabe qué decían los socialistas? Y leo literalmente: "El sistema de cara al futuro es insostenible". ¿Pero saben qué decían ustedes también en el año 2011? Miren, los jubilados también deben hacer un sacrificio. Se lo digo a los miembros de la plataforma. Deben de hacer un sacrificio al aceptar la congelación de sus pensiones para que la crisis sea lo más corta posible. Lo decían ustedes, no el Partido Popular. Esa es la verdad, señorías.

Miren, señorías, les guste o no les guste, con esta reforma, con la reforma del Partido Popular, las pensiones subirán siempre, siempre, como mínimo un 0,25. Es más, eso lo saben los 277.000... (Rumores en la sala.) -señor presidente, para el tiempo-. Y eso lo saben los 277.000 pensionistas canarios, por mucho que ustedes intenten confundirlos.

Por cierto, hay que estudiar un poquito más. El actual sistema, el sistema que propone el Gobierno del Partido Popular, se aplica en la actualidad en países como Alemania, Dinamarca, Francia, Finlandia o Portugal. Por favor, que no se afirme en esta sede parlamentaria que eso no existe en ningún país. Hay que estudiar y hay que ver el Derecho comparado, señorías. Un poco de rigor.

Y es más, lo que sí les quiero decir es que, les guste o no, en este año 2014, en el próximo año, la partida de las pensiones el Gobierno del Partido Popular las incrementa en un 5,4 %. Con el Gobierno del Partido Popular se garantizan las pensiones, las actuales y las del futuro. Pero, sobre todo y lo más importante, con el Gobierno del Partido Popular, que no trabaja teniendo presente cálculos electorales sino teniendo presente lo que interesa, la tranquilidad de los actuales... (Sin micrófono.)

El señor presidente: Muchas gracias, doña María Australia.

María Australia, doña María Australia, por favor. Doña María Australia, por favor.

Segundo turno, doña Rosa Guadalupe, del Grupo Socialista.

La señora Jerez Padilla: Gracias, señor presidente. Señores de la plataforma.

La alternativa para tener ahora pensiones cada ciudadano será la de autofinanciarse en el sector privado, porque no les queda otra alternativa a ustedes como los que vengan detrás. Y no puede hacerlo, que se hagan a la idea de vivir su vejez pues, más que nada, en la pobreza, porque otro remedio no les queda. Porque la anunciada actualización del 0,25 % supone una bajada real de las pensiones cada año y que afecta, señorías, a más de un millón y medio de pensionistas actuales.

Pero, mire, esto es un acto inconstitucional, inconstitucional. ¿Por qué? Porque incumple el artículo 50 de la Constitución, que prevé un sistema público de pensiones que se actualice de forma periódica y suficiente. Porque no se pueden cambiar las reglas del juego a estas alturas, señoría, sobre todo para aquellas personas que llevan más de veinte años cotizando.

Señorías, creo que esto responde, sin ninguna duda, a criterios ideológicos y no de estricta objetividad necesaria. No entendemos por qué este Gobierno castiga así a las personas mayores, cuando sabe que un jubilado no tiene ninguna salida para poder mejorar sus ingresos.

Ante este escenario, señorías, es normal que cualquier reforma que pretenda plantear el Ejecutivo central para reformar el sistema de pensiones afecte especialmente a esta comunidad. Una comunidad que, junto a la madrileña y la balear, suponen el exclusivo grupo de las únicas regiones que aportan superávit a la caja única de la Seguridad Social. En el caso de Canarias, las últimas cifras publicadas indican que tiene una aportación de 239 millones de euros en el 2012, una vez cubiertas las pensiones de los canarios y de las canarias.

Hemos traído este tema, señora consejera, también para hacer hincapié, sobre todo, en la incoherencia de algunos discursos que son recurrentes y que oímos desde la bancada del Popular, desde el Partido Popular. Una bancada a la que le encanta cubrir sus propios errores y mentiras con el manido mensaje -y así lo estamos oyendo continuamente- de la herencia recibida. Un discurso, el de la herencia socialista, que deliberadamente esconde cómo encontró el PSOE el fondo de reserva de las pensiones, cómo se lo dejó a este Gobierno y, sobre todo, cómo lo está dejando el señor Rajoy.

Miren, señorías, hay que recordar que, a pesar de los cuatro años de crisis que le tocó gestionar a mi partido este país, los socialistas solo nos acercamos a la hucha de las pensiones para llenarla, para llenarla, señorías. Nos las encontramos con 15 millones de euros y las dejamos... Lo que pasa a los señores del Partido Popular es que les duele que les digan que están metiendo la mano en el cajón, como dice mi madre, en la saca de la harina para cogerlo (Rumores en la sala). Eso es lo que les duele, que no piensan en esas personas que están ahí subidos. Sí, están acostumbrados, están acostumbrados a llevar, a coger, sobre todo... no me gustaría decir la palabra, pero, bueno... estaban acostumbrados a coger el tema y a meter el dinero en sobres donde no estamos acostumbrados otros.

Señoría, mire, decirle que, incluso desde la mayor confianza y apoyo de nuestra deuda pública, la mínima prudencia aconseja diversificar la inversión. Eso que siempre se ha dicho de no poner todos los huevos en la misma cesta. Señorías, claro que, cuando en los últimos años nos llegaban esos mensajes grandilocuentes del Ministerio de Hacienda diciendo lo bien que estaba colocando la deuda española en los mercados, lo que no decía la señora ministra, lo que no decía la señora ministra, esa que dice que no nos gastamos bien los cuartos que nos manda, era la que estaba comprando todo con cargo al futuro de las pensiones.

Me gustaría volver, señora consejera, al sistema de actualizaciones de las pensiones que pretende imponer el PP, pero antes me gustaría hacer un inciso para hacer un poco de historia. Mire, todos hemos oído por el Partido Popular, y se les llenaba la boca, por no decir otra cosa, al hablar de la congelación de las mismas por parte de Zapatero en el 2010. Lo que no dijeron, señora consejera, lo que no dijeron y no dicen ahora es que el importe de las pensiones medias en España subió con Zapatero un 39 % con respecto a cuando gobernaba el Partido Popular. Las pensiones mínimas de mayores de 65 años con cónyuges a cargo llegaron a incrementarse en un 51 %. La cifra general también se les olvidó citarla cuando hablaban de Zapatero, por cierto. Pero, claro, cómo iban ustedes a decir que la ganancia del poder adquisitivo de las pensiones mínimas en el periodo 2004-2011 fue del 27 %, frente a un 4,5 %, señoría, en el periodo del señor Aznar, por ejemplo.

Pobres pensionistas. Qué mal los estamos tratando o qué mal los hemos tratado los socialistas cuando estuvimos en el Gobierno. Menos mal que han venido los señores del Partido Popular a subirle las retenciones en el IRPF, a cobrarles los medicamentos en las farmacias, en los hospitales, a subirles la luz, a incrementarles las pensiones un 0,25 %. ¡Fíjense ustedes todo lo que les sube! Frente al 2,5 % al que tenían derecho realmente los pensionistas, ¡eso no lo dicen ustedes! ¡Eso no lo dicen, 0,25 %, fíjense ustedes!

Señoría, mire, en muchos medios se ha criticado mucho al señor Rajoy. Incluso yo misma le he llamado mentiroso, mentiroso, sobre todo -hasta en mi primera intervención, cuando intervine ahora- por decir que el 5 de noviembre del 2011 dijo que no iba a meter la tijera a las pensiones, que no iba a meter la tijera a educación, que no iba a meter la tijera a sanidad, que no iba a meter la tijera en dependencia, que no iba a meter la tijera a la reforma, que no iba a hacer reforma laboral, etcétera, etcétera, etcétera. Pero, mire, bien pensado, creo que no voy a retirar mis palabras. No mentía, porque fuera a meter la tijera. Es que, señorías, es que ha metido un machete. ¡Es que ha metido un cortacésped! Es que ha metido... ¡Todo lo que corte lo ha metido el señor Rajoy! ¿Pero qué más queremos? ¿Qué más queremos?

Mire, yo creo que esto no tiene más sentido. Yo, desde la tribuna, sí les anuncio a los grupos parlamentarios de este hemiciclo que el Partido Socialista, al igual que el resto de grupos parlamentarios que se quieran sumar a una iniciativa, una proposición no de ley en la que vamos a solicitar al Gobierno del señor Rajoy eliminar la reforma de las pensiones, eliminar la reforma de las pensiones. Que la quite, porque no es necesaria, porque aún no se ha evaluado la otra, el otro sistema de pensiones, que lo quite. Por lo tanto, ahí en esa iniciativa es donde se va a reflejar, se va a reflejar el que cada grupo esté con las personas menos desfavorecidas o con las personas más favorecidas, que será, en este caso, el sistema de lo privado.

Nada más, señor presidente, y muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, doña Rosa Guadalupe Jerez.

Siguiente... No, perdón, señora consejera. Señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Francisca Luengo.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol): Gracias, presidente.

Yo quiero decir, en nombre del Gobierno y como consejera de Empleo, máximo respeto a la plataforma de pensionistas; pero respeto significa que no me causa ninguna risa cuando les citen a ustedes.

Yo, desde el Gobierno de Canarias, les digo que sean libres, que critiquen a quien tengan que criticar, a quien tengan que criticar, porque son ciudadanos formados y, además, afectados. Mi respeto y mi reconocimiento en nombre del Gobierno de Canarias y de esta consejera (Aplausos).

Tengo que decirles, señorías, señores del Partido Popular, señores del Grupo Nacionalista y del Partido Socialista, que no es una reforma de pensiones, es un ataque frontal y claro a las pensiones. Y a Canarias le va a afectar peor que al resto, porque va a ahondar en las desigualdades sociales en un territorio ya de por sí fragmentado.

Por tanto, estamos profundamente preocupados y se hará todo lo posible para frenar. La iniciativa que usted dice es una iniciativa que creo que el Parlamento de Canarias podrá apoyar porque el atropello no le puede ser indiferente, porque afecta a muchos pensionistas en Canarias. Como siempre, a los más débiles. Como siempre, a los más débiles.

El Gobierno del Partido Popular prevé que el año que viene las pensiones subirán el nuevo mínimo legal del 0,25 %, pero hay que añadir con un IPC de un 1 %, de ahí que venga la pérdida del poder adquisitivo.

En un escenario así, la pérdida potencial para los jubilados canarios rondaría 22 millones de euros. Canarias tiene 277.000 pensionistas, que vienen a cobrar, grosso modo, unos 222 millones de euros, lo que suponen el número de pensionistas canarios el 2,8 % de los pensionistas del país.

Con estas cifras, señorías, la fórmula anunciada por la ministra Báñez de subir el 0,25, no nos engañemos, es una congelación de las pensiones en toda regla. Con esa revalorización mínima del 0,25, es lo que ustedes, señorías, han dicho, y como consejera lo ratifico, con ese 1 % de IPC va a suponer la pérdida en menos de diez años de un 20 % de poder adquisitivo. Es decir, que van a reducir esa pensión un 20 %, me van a cobrar cada vez menos.

La reducción no solamente va a afectar a los 277.000, es que va a afectar a un millón y medio de pensionistas en toda España, y, además, como decía al principio de mi intervención, se va a adelantar la aplicación de los factores de sostenibilidad. Del Partido Socialista era a partir del 2027, lo van a adelantar 14 y 19.

Como digo, no es una reforma, es una agresión al poder adquisitivo de los pensionistas y un bloqueo para que el día de mañana el acceso a una pensión digna haya desaparecido en nuestro país. Y lo peor, señorías, es que, bajo la excusa de la crisis -ya lo decía la portavoz del Grupo Nacionalista- se está derrumbando, se está derrumbando el Estado social que montamos, o que montaron, otros -muchos y muy importantes, muchos de ellos fallecidos- en la época de la Transición española.

El sistema de pensiones es, en resumen, una forma de organización social que busca ayudar a los que ya no pueden trabajar pero que sí lo han hecho durante toda su vida. Una pensión se la gana uno con esfuerzo, un esfuerzo que parece ser que para unos le damos valor y para otros no vale nada.

El anterior Gobierno -y se ha dicho aquí- el fondo de reserva; hay datos. Otros suben a la tribuna y no dan datos, no hay ni un dato convincente. Yo sí he dado datos en mi primera intervención y, ahora, también. Es cierto que ese fondo de reserva, que decía también la portavoz del Grupo Nacionalista, cuando se fue el Partido Socialista había un fondo de reserva suficiente, 67.000 millones de euros, una cantidad que garantizaba mantener el equilibrio presupuestario del actual sistema de pensiones al menos durante unos años.

Por tanto, este ataque yo no le voy a calificar, los ciudadanos lo calificarán en el 2015. Porque hay una cosa que el Partido Popular no entiende y es que los ciudadanos no son tontos, los ciudadanos... Hoy, cuando causaba la hilaridad, cuando alguien se refería a algún diputado que me ha precedido en esta tribuna a la plataforma y causaba la risa yo creo que está descontextualizado de la realidad. Nadie es tonto, nadie es manipulable hoy día, en el siglo XXI. Mi punto de partida siempre es ese. Por eso al principio de esta intervención pedía respeto, porque es lo único que se merecen y lo que le podemos dar hoy, respeto. A cualquiera que venga a esta tribuna y que nos acompañe.

Por tanto, no voy a calificar lo que no es una reforma y sí un ataque a los más débiles, que verán reducido -como hemos dicho aquí reiteradamente- su poder adquisitivo. Es decir, están diseñando una España de ricos muy ricos y pobres muy pobres. Si un canario no puede pagarse una pensión alternativa en el sector privado está condenado a vivir una vejez muy triste, yo diría casi en la pobreza, porque no nos engañemos, no es que nos lleve al sistema privado, es que muchos no van a poder pagar el sistema privado. A esos es a los que defendemos aquí hoy y a los que defiende esta consejera. A los que se pueden pagar un sistema privado, pues se lo pueden pagar y van a poder sobrevivir. Los que son objeto hoy de defensa de esta comparecencia son a los que no pueden, ni siquiera, acceder a ese régimen complementario.

Por tanto, también se ha dicho aquí, y yo lo ratifico, resulta que estas decisiones del Partido Popular desgraciadamente afectan a los mayores. Y a los canarios mayores aún más, porque el coste de vida aquí es mucho más duro dada nuestra condición de islas.

Yo termino, señorías, con una pregunta, seguro que Rajoy no podría vivir con 600 euros al mes. Esa es la pensión, señorías, que quedará con las decisiones del Partido Popular a una viuda canaria.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Francisca Luengo.

Sí, doña María Australia, dígame.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Pido la palabra en base al artículo 82.3, toda vez que la señora consejera se ha referido a mi grupo y afecta a la dignidad del mismo.

El señor presidente: Sí, totalmente de acuerdo. Tiene usted un minuto.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Bien, mire, señora consejera, mi grupo parlamentario, y quien le habla en nombre de él, en modo alguno ha faltado al respeto -y no se lo tolero que así usted lo afirme- a los señores que nos acompañan hoy aquí miembros de la plataforma. Todo lo contrario, les he agradecido su presencia en este hemiciclo.

Mire, también quiero decirle que yo puedo entender que usted sienta vergüenza porque haya sido un gobierno del Partido Popular el que garantice y brinde las pensiones; pero su vergüenza no justifica que falte al respeto a la honorabilidad del Grupo Parlamentario Popular, señora consejera.

El señor presidente: Muchas gracias.

Señora consejera, para la alusión que...

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Nada más, no me voy a referir al Partido Popular, sino que yo creo que hoy tenemos la suerte que nos acompañe una plataforma suficientemente formada que tomará un criterio muy claro y muy diferente del discurso de la consejera, del discurso de la portavoz del Partido Popular.

El señor presidente: Gracias, doña Francisca Luengo.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1184 Sobre -Consejera de Empleo, Industria y Comercio-, sobre afección de la reforma de las pensiones planteada por el Gobierno de España.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales