Diario de Sesiones 97/2013, de fecha 30/10/2013 - Punto 2

· 8L/C-1251 Comparecencia del Gobierno -consejera de Empleo, Industria y Comercio-, instada por el Grupo Parlamentario Mixto, sobre despido de plantilla del Instituto Tecnológico de Canarias, SA.

El señor presidente: Siguiente comparecencia del Gobierno, de la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, instada por el Grupo Mixto, sobre el despido de la plantilla del Instituto Tecnológico de Canarias.

Don Román Rodríguez, tiene la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías, muy buenos días.

Esta comparecencia a la consejera de Industria, al Gobierno tiene el sentido de poner sobre la mesa uno de los debates más actuales de la política europea, española y canaria, lo que se ha dado en llamar en los últimos tiempos la economía del conocimiento, la economía inteligente.

Yo, sin perjuicio de que soy un firme partidario que la investigación y el desarrollo como la innovación son determinantes para mejorar la diversificación de la economía, y yo diría también para mejorar la productividad de las actividades ya consolidadas, y creo que es una afirmación casi elemental, no estoy tan convencido de que el discurso dominante de los últimos tiempos de la Unión Europea vaya a tener el éxito que se pretende. Y no lo estoy ni con esta política ni con otras políticas de la Unión, y lo he dicho aquí en varias ocasiones. Es muy difícil que la estructura de la Unión sea capaz de cambiar las condiciones de la economía europea cuando destina un presupuesto al conjunto de las actividades que no alcanza el 1 % del PIB de los países que conforman la Unión Europea.

Con esto pongo en evidencia un tema elemental, con menos del 1 % en todo el acumulado del presupuesto de la Unión para modificar la agricultura, la industria, la innovación, es imposible. De manera que el que les habla ha dicho aquí en más de una ocasión que este proyecto de la Unión es un proyecto fracasado, a medio camino, cada vez menos creíble, cada vez no con dos Europas, con tres Europas; pero, sin perjuicio de eso, la idea es correcta y nos parece bien la Estrategia 2020. Nos parecen bien las estrategias de mejorar la innovación, de mejorar la investigación y el desarrollo, de incorporar las nuevas tecnologías al sistema productivo, a la vida cotidiana. Nos parece muy bien, porque la brecha entre Europa y los otros polos de desarrollo del planeta se produce esencialmente en este ámbito. Pero, sin perjuicio de que esto pueda ser así, lo que es evidente es que ese es un camino que debemos transitar los canarios si queremos tener una economía más diversa, si queremos tener una economía en lo que ya hacemos más productiva, donde el conocimiento forme parte esencial de los cambios y no solamente el endurecimiento de las condiciones de trabajo.

Lo que me pega menos es el discurso y la práctica, el discurso y los presupuestos; el discurso y los hechos. Y aquí hay una divergencia, el señor presidente del Gobierno lleva un tiempo -yo voy a todas las charlas, si me coge de paso, del señor presidente, primero, por respeto institucional y, en segundo lugar, porque siempre hay que oír a los gobernantes, no para hacerles caso, o al menos en mi condición de oposición no suelo hacer demasiado caso porque me convencen poco-, pero en todos pone en evidencia unos términos que son "vamos hacia la economía inteligente, sostenible e integradora" y, detrás de eso, si no hay contenidos, si no hay compromisos, si no hay cambios, no hay sino palabras. Y se desvanecen las palabras, los discursos fáciles, los titulares... Eso dura lo que dura. Y, claro, esta es una tierra -la nuestra- en que en I+D+i estamos a la cola de la cola, en el sector público y en el sector privado. Y sorprende que uno se llene la boca con un discurso teóricamente correcto, formalmente aceptable y luego tenga una práctica tan disociada de él. Y me refiero a los presupuestos, que es condición básica para asociar el discurso de los gobernantes con la política que practican.

Y aquí lo que hay que decir es que el aporte del presupuesto público al I+D+i es casi insignificante; pero el aporte presupuestario todavía tiene una cierta significación pero la ejecución de lo que se presupuesta es inaceptable, el sector privado da a nuestra estructura productiva, muy orientada hacia los servicios, dedica poco a la investigación, desarrollo e innovación. Y hemos asistido en los últimos años a recortes brutales en estas estructuras y, además, a recortes en las estructuras que más se acercan a la economía real, las que hacen una investigación aplicada, una investigación que puede tener algo que ver con el crecimiento económico y con el empleo, y me refiero al ITC, para entendernos.

En el año 12 se le recortó el 40 % de las ayudas a la explotación; en el año 13, el 60 %. El acumulado alcanza ya el 72 %... No hay ninguna otra empresa pública que haya recibido más recortes que esta. Se puso... (Corte en el sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.)

En el marco de los recortes, se han puesto en marcha planes de viabilidad de la estructura empresarial pública y ninguna recibió tantos recortes como esta. Las he repasado todas, del año 12 y 13, están en un listado; pero se hizo un plan de viabilidad. Y, ahora, los trabajadores, la opinión pública se preguntan que la revisión del plan de viabilidad pretende, claramente, revisarlo para empeorarlo, revisarlo para endurecerlo y hacerlo en el capítulo I, que es lo más importante.

Mi pregunta a la señora consejera -y en la segunda parte de esta intervención aterrizaré en los datos-: ¿van ustedes a cumplir el plan de viabilidad que ya está aprobado? ¿Van ustedes a renunciar a los números que circulan sobre la revisión del plan de viabilidad y que supone la aparición de tres millones de euros en capítulo I, creemos que para despido y es lo que creen también los trabajadores? Queremos que nos diga con claridad qué van a hacer con el ITC. Con claridad, con contundencia...

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez. Muchas gracias.

Señora consejera, doña Francisca Luengo. Señora consejera de Empleo, Industria y Comercio.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol): Gracias, presidente.

Yo sé que hoy, pues es motivo de preocupación a sus señorías, también a los trabajadores del ITC, a la sociedad en su conjunto, que hoy el Parlamento de Canarias hablemos del instituto. Y la consejera lo va a hacer en esta primera intervención y en la segunda.

Tengo que decir que el Instituto Tecnológico de Canarias se constituye mediante decreto en el año 92, el día 30 de julio, que son ya 21 años transcurridos desde su creación y que está adscrito a la consejería que hoy tengo el honor y la responsabilidad de dirigir.

Los objetivos no los voy a narrar porque tengo escaso tiempo, pero es una apuesta que, ya en el año 92 -os decía ayer en una pregunta parlamentaria del Grupo Popular-, el Partido Socialista lo creó en aquella fecha con el objetivo clarísimo de esa apuesta por el desarrollo, la innovación y, bien digo, la innovación, el desarrollo y la investigación. Y además porque creemos en que es la actividad por la que hay que apostar, porque incluso lo decía ayer en la pregunta a la portavoz parlamentaria del Partido Popular, o del Grupo Popular, que también, si apostamos por estas actividades, reducen notablemente la pobreza en Canarias.

Ahora bien, tengo que decir y explicar, si ustedes me lo permiten, señorías, explicarles un poco la situación del instituto tecnológico. Me creo en la responsabilidad de decirlo y también en la honradez. De la escasa decena de personas con que se contaba en el año 92, se ha pasado a la plantilla actual de 165 personas, repartidas en las distintas divisiones que configuran su estructura organizativa. Hay un área de actividad, que incluye desarrollo e innovación tecnológico en energías renovables, tecnología y proceso de tratamiento de agua, biotecnología para el cultivo de microorganismos de interés industrial, análisis de contaminantes orgánicos, ingeniería mecánica, sistemas de información y promoción de la innovación empresarial. Así está estructurada o estructurado el ITC.

El consejo de administración del ITC, si no lo sabían, señorías, en el año 2006 aprobó un plan estratégico institucional 2006-2010. Sin embargo, ese plan estratégico, pensado para un entorno económico de crecimiento, se tornó inadecuado para afrontar el cambio del escenario que comenzó en el 2007 con la incipiente crisis económica general.

Las condiciones económicas, sociales y laborales de Canarias en la actualidad son sustancialmente distintas a las vividas en la época de creación del ITC en el año 92. En el tiempo transcurrido desde su creación hasta la actualidad, se han producido cambios significativos en la situación de Canarias en el contexto nacional y también extranjero.

La gravedad de la crisis actual no tiene precedente. Esta situación de crisis económica ha afectado de forma muy profunda a todo el sector público en general, del que forma parte el ITC como ente de presupuesto estimativo, integrado en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias, debiendo aplicar medidas específicas y generales mediante un programa de viabilidad alineado en la senda del cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria asignados a Canarias, asignados a Canarias, por el plan económico-financiero de reequilibrio 2011-2013 procedente del Gobierno de España y el acuerdo del Consejo de Ministros de 23 de septiembre del año 2011.

En este contexto, el Gobierno de Canarias debe dar cumplimiento a esa normativa y, en sesión celebrada el 10 de febrero del año pasado, adoptó un acuerdo de medidas para racionalizar la actividad de sociedades mercantiles públicas y cumplir con los objetivos de déficit público establecidos para la comunidad autónoma impuestos desde el Gobierno de España. En concreto, al ITC se le obligaba a un redimensionamiento, que debía tener reflejo en un documento denominado Plan de viabilidad 2012-2014. Por ello, mediante orden conjunta de la anterior consejera y el consejero de Economía y Hacienda, de fecha 21 de septiembre del 2012, se aprueba el plan de viabilidad del ITC para el periodo 2012-2014.

En ese programa de viabilidad se establece que la actividad de la sociedad está condicionada, de una parte, por el contexto presupuestario de la comunidad autónoma y, de otra, por la capacidad de crecimiento a través de la prestación de servicios a entidades públicas y privadas, tanto en Canarias como fuera de Canarias. En este sentido, la dirección del ITC ha realizado y realiza ingentes esfuerzos para incrementar los ingresos de la sociedad, si bien la mejora de ingresos está condicionada por el contexto económico general que, estoy convencida que a ustedes no se les esconde.

Por otro lado, el programa de viabilidad presta también atención a la realización de medidas de redimensionamiento y reducción de gastos estructurales. Un 10 % de gastos en la dirección y un 15 % de gastos estructurales de carácter fijo.

Les voy a señalar la auditoría que se ha hecho al ITC. Dice expresamente la auditoría, para que sepamos la financiación del ITC: "La mayor parte de los ingresos de la sociedad provienen de aportaciones y subvenciones concedidas por organismos y administraciones de carácter público y, principalmente, por su accionista único, la comunidad autónoma. La viabilidad de la sociedad está, por lo tanto, sujeta al mantenimiento futuro de estas aportaciones y subvenciones y, en última instancia, el apoyo financiero y patrimonial de su accionista único. Esto es importante tenerlo en cuenta.

Para el cumplimiento de ese plan de viabilidad, la dirección del ITC, vuelvo a decir, ha hecho o ha adoptado todo tipo de medidas para reducir esos gastos estructurales fijos. Desde la contención del gasto salarial hasta el aprovechamiento de subvenciones procedentes de ejercicios anteriores, es decir, el fondo de reserva, para que nos entendamos. Sin embargo, tras seis años de crisis económica, estas medidas se tornan insuficientes para el presente ejercicio 2013 y más para el presupuesto 2014. Los remanentes de subvenciones, es decir, el fondo de reserva, los ahorros de ejercicios anteriores, se han utilizado tradicionalmente para conseguir un equilibrio presupuestario. Pero hoy, en el mes que estamos del 2013, ya deviene insuficiente y lo que estamos en esta... en el día de hoy, en tensiones de tesorería. ¿Qué significa eso? Que hay problemas para pagar la nómina de los trabajadores en este mes y el mes que viene porque esas reservas ya están consumidas.

Por último, tengo que decir que el gasto de personal es el más importante de la empresa, ya que supuso en 2012 el 65 % y en el 2013, el 70 %. El número de personas que ha evolucionado la empresa... Es verdad que tengo el dato desde que nació la empresa, pero, para no cansarles, señorías, les voy a decir desde 2008 hacia adelante. En 2008 había 197 personas, o empleados; en el 2009, 212; en el 2010, 207; en el 2011, ...(Ininteligible.); y, en el 2012 y en el 2013, pasa de 200 a los 165 actuales.

El coste de personal en el 2013 viene a ser alrededor de 7 millones de euros, 7 millones de euros frente a los 6 que fija, en este caso, el plan de viabilidad, co n lo cual hay una desviación evidente, solo en gasto fijo de personal. En el programa de viabilidad se estimaba un número de efectivos, que incluso se ha cumplido el programa de viabilidad porque hay menos, el programa de viabilidad fijaba 179 y, como les he dicho, hoy hay 165.

El programa de viabilidad establece una cuantía para este gasto fijo de personal, pero ustedes saben que la reducción salarial no se ha producido. ¿Por qué? Porque las modificaciones... eso significa la reducción salarial, mejor dicho, una modificación de las condiciones de trabajo en los trabajadores. Las modificaciones sustanciales solo pueden ser adoptadas, primero, en aquellos supuestos previstos en la ley y, segundo, de común acuerdo con los trabajadores. A día de hoy, no se ha llegado a ningún acuerdo.

Por último, no quiero -voy a terminar- olvidar que el objetivo del plan de viabilidad es el restablecimiento de un equilibrio presupuestario, es decir, ingresos tienen que ser iguales a los gastos; y que, incluso negociando medidas de ajuste salarial aprobado en el programa, incluso adoptando medidas, sigue existiendo un déficit para este año 2013 y el próximo año 2014, poniéndonos en la situación que les he dicho de tensión de tesorería, que es el no poder pagar los salarios a los trabajadores en este mes y el mes que viene.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Francisca Luengo.

Los grupos... Sí, los grupos no solicitantes de la comparecencia. Don Manuel Fajardo, del Grupo Parlamentario Socialista Canario.

El señor Fajardo Palarea: Gracias. Buenos días, señorías. Buenos días a los trabajadores del ITC.

Señorías, señora consejera, antes de abordar el contenido de esta comparecencia solicitada por el señor Rodríguez, me gustaría valorar su oportunidad. Creo que todos los grupos de esta Cámara coincidimos en la convicción de que apostar por la inversión en I+D+i es apostar por la diversificación económica que tanto necesita Canarias, que, en definitiva, es apostar por nuestro futuro.

Donde quizá no coincidamos todos los grupos es cómo canalizar esta inversión. Probablemente, algunos prefieran hablar de estímulos fiscales a las empresas pero nosotros, el Partido Socialista, por lo que apostamos es por la inversión pública. Señorías, quiero recordar, como usted bien ha hecho, que el Partido Socialista fue quien creó en el año 92 el ITC y que se da la paradoja que es al Partido Socialista a quien, dadas las circunstancias económicas desfavorables, le ha tocado lidiar con una complicadísima situación que tiene sus orígenes y sus causas.

Mientras tanto, en ese ínterin, como usted bien ha recordado, veintiún años, han sido otros, entre los que se encuentra el propio solicitante de la comparecencia, el señor Rodríguez, quien ha gestionado el ITC -en el año 2001 se absorbió una sociedad-; y decir que, en cuanto al personal, usted no da cifras, empezamos con 10 trabajadores y tenemos en la actualidad 165.

Y decía que quería valorar la oportunidad de esta comparecencia, así como la de la pregunta del día pasado, porque, como bien ha explicado usted, señora consejera, la solución del ITC no puede adoptarse de forma unilateral, sino que requiere del consenso del Gobierno con los representantes de los trabajadores y en función de las soluciones que se están barajando, incluso con entidades ajenas a esa negociación. Todo ello con la espada de Damocles del cumplimiento del objetivo del déficit para el conjunto del sector público empresarial.

Y aquí que quiero hacer una mención especial. Por un lado, nos piden muchísimo desde determinada bancada que suprimamos entidades públicas, fundaciones, todo tipo del sector público canario. Por otro lado, nos piden eso, pero por el otro lado, cuando se ven afectados trabajadores, nos dicen que tenemos que solucionar el problema de esos trabajadores. O sea, crean el problema, denuncian al problema y después se nos presentan como la solución.

Yo no quiero entrar a valorar sobre la oportunidad o no de la pregunta en el momento en el que estamos, no quiero entrar a valorar también si se intenta sacar con esto algún tipo de rédito, pero sí le voy a decir tres mensajes a usted, señora consejera, desde mi grupo y desde el Partido Socialista, y yo sé que usted lo entiende perfectamente. Usted ha explicado también de forma pormenorizada cómo han acabado los remanentes que servían de alguna manera para equilibrar los presupuestos del ITC y lo saben los trabajadores, con los cuales nos hemos reunido en más de una ocasión.

Tres cuestiones. En primer lugar, que muestre usted una decidida voluntad en salvar los puestos de trabajo de los trabajadores del ITC, uno; dos, que muestre usted una voluntad de consensuar con estos trabajadores todas las medidas a aplicar en materia de personal; y, en último lugar, que no deje usted morir el ITC por encima de cualquier dificultad. Intentemos entre todos, señorías, que busquemos una solución ideal, que sea la posible y la viable. Tiene usted el apoyo de este grupo y del Partido Socialista en su conjunto.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Fajardo.

Por el Grupo Nacionalista, don Isaac Castellano.

El señor Castellano San Ginés: Es mucho más fácil señalar las carencias que resolver la totalidad de los problemas.

Y digo esto porque, si tenemos presente que el presupuesto de nuestra comunidad autónoma se ha reducido de una forma sustancial y si este Gobierno ha apostado porque la gente no caiga, por mantener nuestro Estado del bienestar, una simple operación aritmética nos haría darnos cuenta que esto tiene un coste.

Nosotros hemos manifestado en más de una ocasión que el maltrato que sufre esta comunidad autónoma tiene un coste, que necesitamos fondos adicionales para que se pueda producir una activación real de nuestra economía impulsada por el sector público.

Ayer se decía que el Gobierno de Canarias quería asfixiar al ITC. Evidentemente, nuestra comunidad autónoma está sufriendo un estrangulamiento, un estrangulamiento que está dejando marca y no es otra marca que la del Gobierno del Estado en manos del Partido Popular.

El desarrollo de la especialización inteligente de la que tanto se habla, el impulso de la innovación en Canarias, tiene una serie de complejidades. El desarrollo de los ecosistemas innovadores es complejo, pero es que, además, en Canarias lo es más por una serie de factores. Por una parte, los coincidentes, los que nos impiden el desarrollo de un sector industrial, la geografía, el contar con un tejido empresarial de reducidas dimensiones que no cuenta con los recursos necesarios para apostar por la I+D y, aparte, la situación financiera, que impide a las empresas contar con fondos adicionales para este tipo de inversiones. Por eso se hace esencial la apuesta del sector público por el I+D+i y la transferencia tecnológica a este tejido empresarial.

La búsqueda de soluciones yo aquí no las voy a simplificar. Posiblemente tengamos que apostar más por esa i minúscula de la ecuación que implica la generación de valor, la aplicación de ideas en los procesos, servicios y productos, que implique la generación de valor económico.

Decía el señor Román Rodríguez en su intervención que no creía en la Estrategia de Especialización Inteligente no porque no fuera la vía, sino porque no había medios. Yo les digo que no acabemos con esta estrategia antes de iniciar el camino. Debatamos sobre la necesidad de poner recursos para el desarrollo de la misma, pero es fundamental creer en ella, entre otras cosas porque esta uno de los objetivos que se plantea es que la eficacia de los fondos públicos y a su vez el impulso...

El señor presidente: Muchas gracias, don Isaac Castellano.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Teresa Pulido.

La señora Pulido García: Gracias, presidente.

Primero, saludar de nuevo a los representantes del ITC.

Mire, señora consejera, usted ayer me preguntó qué haría mi grupo en el caso del ITC y le voy a responder. La verdad que, si usted hubiera escuchado a los trabajadores, a los representantes del comité intercentros, no me lo hubiera preguntado a mí, pero mire, antes le quiero aclarar que las causas de la asfixia que se está haciendo al ITC el único responsable de no ejecutar ese plan de viabilidad es el desfile político de directores que ha tenido la empresa en estos dos últimos años, bastante inoperativos, por cierto. También las encomiendas deficitarias que, en favor de la agencia canaria, se le están mandando a ejecutar al ITC que le está evitando, incluso, que está haciendo que pierda incluso financiación europea, porque esa improvisación de la agencia hace que no permitan centrarse en su trabajo.

Mire, el director del ITC, el actual, este tercero, dice que el presupuesto a final de año acabará equilibrado. La verdad es que no sé quién falta aquí a la verdad, pero mire, los trabajadores le propusieron un ERTE de tres meses, sencillo, una disminución salarial que producía un ahorro de 1.500.000 euros. Usted quiere hacer un ERE, un ERE de 83 trabajadores por 1.800.000. Es sencillo, señora consejera.

También le han preguntado al consejo de administración qué opina de esa propuesta de bajar un 42 % el sueldo a todos los trabajadores y ese ERTE de siete meses, ese despido parcial de siete meses que deja inoperativa a la empresa, al ITC, y usted no ha contestado, no le ha contestado al consejo de administración. Usted es la presidenta de ese consejo de administración, tiene la oportunidad hoy de contestarle a los trabajadores que, la verdad, que llevan muchos meses en incertidumbre.

Mire, la llegada a Canarias de fondos de la Estrategia Europea de Especialización Inteligente o a través de Horizon 2020 y otros es inminente. Y usted sabe perfectamente, señora Luengo, que la única empresa pública ahora mismo capacitada, con personal cualificado y especializado para la gestión de estas políticas de I+D+i es el ITC. Si usted lo deja inoperativo, si usted lo desmantela como sus socios de Gobierno, los nacionalistas, le piden, demostrará dos cosas, una, su poca entidad en este pacto de gobernabilidad, que, la verdad, a mí me preocupa muy poco, la verdad; pero es muy grave porque, si nos desprendemos del personal especializado que durante más de veinte años lleva captando fondos europeos, Canarias perderá recursos importantes y muy necesarios para diversificar la economía de nuestras islas que la verdad que tienen cifras de paro alarmantes.

Señora Luengo, es consejera de Empleo, no puede permitir que finalmente los nacionalistas acaben con una empresa pública que ha asesorado en los últimos cinco años a 39.000 empresas canarias, que ha permitido que 700 empresas de las islas reciban fondos de I+D+i, que 28.000 personas se hayan formado o que diferentes proyectos del ITC hayan inducido a la creación de... (Aplausos en la tribuna de los invitados.)

El señor presidente: Se les agradece a los señores de la tribuna que, por favor, se abstengan de hacer manifestaciones de aprobación o desaprobación en las actuaciones de los diputados. Está prohibido por el Reglamento. Muchísimas gracias. Continuamos.

Don Román Rodríguez, Grupo Parlamentario Mixto, segunda intervención.

El señor Rodríguez Rodríguez: Vamos a ver, yo sé que el recurso para todo es la crisis; que, por cierto, aquí hemos criticado unos más que otros la orientación para afrontar esta crisis. Ese es el recurso fácil, es el de Rajoy, es el mismo. De manera que, cuando se gobierna, se gobierna orientando la política sobre las propias ideas que uno tiene, sobre los principios, sobre su programa, sobre su visión para resolver los problemas; porque, si no, daría igual quién gobierne.

Si todo está predeterminado por las condiciones que nos impone la Comisión, todo está predeterminado por la reforma constitucional que algunos hicieron, y que pusieron por delante de los derechos ciudadanos de los servicios básicos el pago de la deuda, aquí no hay margen para diferenciarse para hacer política.

Pero el planteamiento es, yo soy plenamente consciente de las dificultades, conozco el sistema de financiación, conozco los presupuestos de los años anteriores y el de este -me refiero a los estatales-, conozco las dificultades; pero lo que no se puede hacer, lo que no se puede hacer -y no refiero a usted, sino a su gobierno, a su presidente- es llenarse la boca un día sí y otro también de hablar de economía inteligente, de economía del conocimiento y luego, a la entidad empresarial que, con la tradición que tiene, además vincula su investigación a la economía real, a estrategias que nos pueden contribuir a diversificar y a internacionalizar la economía, recortarle en dos años el 75 % de las subvenciones de explotación, en dos años. ¿Cómo va a ser viable una empresa que usted le quita en dos años el 75 % de su suministro? Esta empresa desde hace... antes de usted llegar, está en el punto de mira de algunos dirigentes de este Gobierno. Se quieren cargar el ITC desde el año 2007. Se lo quieren cargar porque no ha respondido a la lógica que los gobernantes de turno han decidido, que, por cierto, no hay ninguno de ellos aquí hoy, de los que toman las decisiones sobre el ITC entonces y ahora.

Y, por eso, yo le tengo que decir, señora consejera, que no es tolerable circunscribirse ni siquiera al plan de viabilidad. Es exigible por la sociedad canaria, por el discurso dominante del propio Gobierno, por la circunstancia del valor razonable que la Unión Europea le da a esta área de conocimiento, para captar recursos para la investigación aplicada, real, que esta entidad se mantenga.

Los datos son escalofriantes, y no me refiero a su etapa, me refiero al Gobierno, al Gobierno de los últimos años. Podemos retroceder, yo nunca tengo problemas para hablar del pasado, hablo poco del pasado y pasado aquí tiene todo el mundo, y unos tienen cosas más que reprochar que otros. El día que alguien quiera hablar del pasado yo estaré encantado, encantado.

Pero lo que les digo es lo siguiente: en el año 2009 se presupuestaron 204 millones y se ejecutaron 140; en el año 2010 se presupuestaron 204 y se ejecutaron 102; en el año 2011 se presupuestaron 193 y se ejecutaron 37... Bueno, y la mitad, la mitad no, la mayoría de esto es cemento, no talento. ¡Cemento, no talento! Que esa es otra, que tengamos aquí estrategias que aparecen desde el Plan de la pobreza, al desarrollo o a la Canarias 2014-2020, la Canarias de la inteligencia, y aparecen los parques tecnológicos en todos los papeles, pero en todos los papeles. Llevamos cinco años hablando de parques tecnológicos y venga p'alante p'atrás con los parques tecnológicos, y aparecen en todos los papeles.

La realidad es que, en el año 11, la aportación real, ejecutada, de los recursos del Gobierno en el I+D+i alcanzó el 0,09 % del PIB -datos del Gobierno, porque los pido-. Y esto es terrible, y no me refiero ahora solo al ITC. Esto es terrible. No se puede llenar uno la boca hablando de la economía del conocimiento y hacer este esfuerzo, no se puede, porque es fracaso seguro. Porque las perritas que puedan surgir de la Europa 2020 y del programa este RIS3 ¿quién las va gastar?, ¿quién las va a gastar? ¿Quién va a poner el talento para captar esos recursos si estamos descapitalizando a una de las entidades que más ha aportado al conocimiento y especialmente al conocimiento aplicado? Porque a nosotros no nos faltan más edificios para investigar, nos faltan más investigadores para ocupar los edificios medio vacíos que tenemos. No necesitamos más edificaciones. Hoy se puede mover uno por el mundo para ir a captar cualquier infraestructura para una investigación local. Necesitamos talento, conocimiento, investigadores, personas comprometidas y capacitadas y motivadas, y esos son los que están pagando los platos rotos. Había 212 trabajadores en el año 11 y ahora hay 163 y, si nos descuidamos, nos dejan en 80, nos dejan en 80. Y perderemos una de las oportunidades, de las pocas oportunidades que tenemos de captar recursos para esta área.

Se lo digo con el máximo cariño, yo sé que esto no lo está decidiendo usted, no lo está decidiendo, lo está decidiendo el gobierno del consejero de Hacienda, porque aquí se han instalado en este Gobierno... Sí, sí, yo tengo alguna experiencia. Se ha instalado en este Gobierno de que una cosa es la Consejería de Hacienda y otra el resto del Gobierno. ¡Así no se puede gobernar! El Gobierno es de todos, de todos los que se sientan en el Consejo y la decisión de dónde se orientan los criterios disponibles no puede ser de uno, tiene que ser de todos, y tiene que estar relacionada con la política que uno va largando por ahí. No se puede hablar de esto y luego cargarse la I+D+i porque en eso se pierde toda la credibilidad. Y eso no me preocupa tanto, me preocupa que no impactamos en la realidad, que no la cambiamos. Por eso, mañana lo veremos cuando conozcamos la ley de presupuestos cuál es el compromiso sobre esto.

El plan de viabilidad debió cumplirse. Si lo quieren revisar para endurecerlo, los trabajadores han hecho una propuesta enormemente sacrificada para conservar el empleo, para conservar el conocimiento, para conservar el staff que luego podrá captar recursos de otros ámbitos institucionales. Y es eliminar a la plantilla un trimestre, rotando, un expediente de regulación temporal de empleo, sacrificadísimo, porque han perdido ya el 25 % de los efectivos; hemos pasado de 212 a 25 %, han disminuido los gastos en capítulo I en diversos ámbitos entre el 7 y el 10 %. Aquí se ha hecho un sacrificio muy por encima de cualquier otra empresa pública, las he repasado todas ninguna ha recibido los recortes que ha recibido el ITC, ninguna.

Por qué si es tan estratégica, si es tan importante, si es tan transformadora, si ahí vamos a centrar el futuro por qué se cargan ustedes una de las entidades más señeras de la investigación, del desarrollo y sobre todo de la innovación. Y se lo digo como lo siento, porque alguien decidió antes de que usted llegara al Gobierno cargarse el ITC porque el ITC no respondió a las consignas del momento en el que se creyó que había que agruparlo todo y ponerlo bajo el control del presidente del Gobierno. Por eso ha sido, porque he participado en este proceso durante todos estos años y porque presentamos enmiendas aquí en favor de esta entidad en el año 12, para el Presupuesto del año 12. Y lo hicimos para el año 13, que le -insisto- redujeron del 12 para el 13 el 40 % de la subvención a la explotación, y del 12 al 13 el 60, el acumulado es el 75 %. ¿Cómo van a dar los números si han ustedes establecido una estrategia para cargarse la empresa?

Así y todo, con estos números, con este plan de viabilidad, esto tiene futuro. Hay que superar este año porque va a haber fondos razonables y captables por esta entidad. Es necesario mantener el staff, a los investigadores, al personal, y eso se puede hacer cumpliendo el plan de viabilidad y además con una propuesta generosa, sacrificada, dura que han hecho los trabajadores.

Si ustedes cedieran a la contabilidad -y estoy siendo moderado-, a la contabilidad pura y dura frente al futuro, va a tener consecuencias, va a tener consecuencias. Aquí las cosas no son gratis. Y yo lo que le pido, señora consejera, es que, defienda no, que garantice hoy aquí los puestos de trabajo. Garantice los puestos de trabajo, porque se ha perdido ya el 25 % de los efectivos, que no es de recibo que se siga machacando a esta entidad. Es que hay otras entidades que se les hizo el plan de viabilidad y se le añadieron recursos cuando se ha revisado aumentándolos: Radiotelevisión Canaria. Y yo no digo que no. Estos dirán que sí. Yo no digo que no, porque yo defiendo también la Radiotelevisión Canaria, pero lo que digo es que hay que imponerse en ese Consejo de Gobierno y garantizar la viabilidad de esta empresa. La propuesta de los trabajadores es una propuesta, insisto, generosa y sacrificada. A mí me parece durísima, pero lo hacen porque saben que salvar el año 14 es estratégico para la empresa, porque a partir del año 14 puede haber recursos que permitan captar cofinanciación, y nuestro aporte a la cofinanciación son nuestros investigadores, no es el cemento.

En definitiva, señora consejera, sé que usted tiene el margen que tiene, pero...

El señor presidente: Un minuto, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: No le pido a usted, le pido al Partido Socialista Canario, al Partido Socialista Canario, que no permita la desaparición del ITC, que pare el desmantelamiento del ITC. Que en estos tres años se ha hecho un daño irreparable a esa entidad, que estamos de acuerdo en la racionalización, en los equilibrios, en la eficiencia, en los planes de viabilidad cuando son inevitables; pero no podemos estar de acuerdo en que nos carguemos una entidad señera, de las pocas que tenemos. Estamos en la cola de la cola, el 0,12 % del PIB de recursos públicos, y estamos contabilizando la investigación académica, que yo hoy no quiero calificar aquí, pero un día tendremos que hacerlo. Estamos hablando de la investigación aplicada, de la investigación sobre la realidad económica, sobre las renovables, sobre la biotecnología, sobre el agua, sobre la internacionalización.

Esta empresa tiene mucho que decir y la tenemos que salvar entre todos, y contará con nuestro apoyo incondicional, porque hablamos de asuntos estratégicos.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román.

Para concluir la comparecencia, por el Gobierno, la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Francisca Luengo.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol): Gracias, presidente. Señorías. Queridos trabajadores.

Lo que sí les voy a decir en primer lugar, y permítame que lo hago con el máximo respeto y no con ningún afán de insultar a nadie ni nada, pero permítame que lo diga como consejera. Creo que la comparecencia hoy, quizás encuentre... no sea apropiado el calificativo, quiero decir que es casi inoportuna. Casi (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente y le sustituye el señor vicepresidente segundo, Fernández González).

Y les voy a decir... Permíteme. No. Permíteme que me explique. Permíteme. Que ya les he dicho que no les quiero... No lo tomen así. Y lo es porque no sea porque no quiero hablar del ITC, no es que sea inoportuna porque no quiera hablar del ITC, al contrario, soy la primera defensora del organismo. Le digo que es inoportuna porque ustedes, algunos, han dicho lo del ERTE y los trabajadores lo saben que estamos en negociación. Y creo que el mejor favor a los trabajadores en este momento, y para llevar a cabo este proceso de negociación en marcha, creo que sería esperar, por una sencilla razón. Por respeto a los trabajadores que no... yo aquí no puedo decir el proceso de las negociaciones. Cuando acabe la negociación compareceré a petición propia para explicarla, eso no les quepa la menor duda.

Por eso les decía lo de inoportuna en este momento, porque realmente estamos en un proceso que, por respeto a los mismos trabajadores, debemos respetar, discreción y prudencia, que no se enteren por la prensa ni por esta Cámara lo que a ellos les afecta. Creo que ellos son sujetos activos y deben estar en primera línea negociando en igualdad de condiciones con la empresa.

Como le comentaba en mi primera parte, veintiún años después de verlo nacer, el Partido Socialista -aunque no quiero hablar de partidos en este momento, el Gobierno de Canarias, y luego explicaré por qué-, esta consejera, veintiún años después de verlo nacer, me encuentro una enorme responsabilidad, evitar que muera. En el ITC se han debido tomar medidas antes y no se han adoptado, por nadie. Mucho tiempo antes. Por eso estamos en la situación que estamos.

Ahora estamos en una situación de crisis, que nos viene impuesta por las circunstancias, no porque queramos. Con lo cual se agrava mucho más la situación para adoptar la solución correcta. Le decía que es una situación difícil, que, además -lo dije en la primera intervención- nos viene impuesta desde fuera por la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, que dificulta mucho más las cosas.

Como presidenta del consejo de administración, también tengo que decir hoy a sus señorías con toda sinceridad, y quiero que esto conste en acta expresamente, no quiero adoptar ninguna decisión que ponga en riesgo a los miembros del consejo de administración. Estamos en una situación de déficit y los miembros del consejo de administración no se van a ver abocados a ningún tipo de responsabilidad personal, y menos penal, por cualquier decisión que afecte en esas dos directrices, civiles o penales, a los miembros del consejo de administración.

Como digo, analizando el devenir del ITC, tengo que decir... (Pausa.) Bueno, lo voy a dejar. No lo voy a decir. Lo que sí tengo que decir, señorías, sobre todo al señor Rodríguez, y usted lo ha dicho, todo el mundo tenemos pasado, y esto es un ejemplo, esta empresa. Quien menos pasado tiene, precisamente, es la que está en la tribuna y mi partido, pero no importa. Lo que quiero decir que usted gobernó en una etapa de presidente, usted no acaba de llegar ahora con unas elecciones, donde usted está representando honradamente y con categoría y calidad, y tiene mi respeto, al Grupo Mixto, pero usted ha sido también parte del problema. Sin embargo, hoy, usted se sale del problema. Usted se pone fuera del problema. Y ese es lo que yo le voy a recriminar y le estoy recriminando hoy, señor Rodríguez. ¿Y sabe por qué? Porque el problema que hoy analizamos no es de Coalición Canaria y el Partido Socialista, que somos los que estamos gobernando, es de Nueva Canarias y es también del Partido Popular. Es de todos, señorías, es de todos. La solución es de todos.

El PP, es verdad, ayer hizo una pregunta, hoy repite lo mismo, bien, critica a la consejera, soluciones ninguna, solo críticas, pero bueno, es normal. La solución que debería haber al problema, como digo, es de todos. Pero, señoría, nos dirán los que nos están escuchando: "es la política que tenemos". Pues ya está, esa es la que tenemos que admitir. Ya está, lo asumo, y doy la cara, estoy dando la cara, porque soy la responsable de buscar la mejor solución y la voy a buscar.

Yo leí este fin de semana un artículo publicado por el señor Rodríguez, y ponía "salvar al ITC", y lo miré con curiosidad a ver si me aportaba la solución, y ni solución ni salvación. Yo le diría, de verdad, con aprecio y con cariño, que si usted de verdad -que creo que sí- le lleva el defender a los trabajadores, tenía usted una posibilidad que yo la hubiese hecho en su lugar, es tocar a mi puerta y, discretamente, hablar con la consejera y buscar una solución, buscar una solución. A la consejera.

Eso, yo lo hubiese hecho. Y entonces, los trabajadores es lo que buscan, la solución. Los trabajadores no quieren sino la solución y eso les pediría yo, pero no lo ha hecho, ¿y sabe usted por qué? Porque no tiene usted la solución, sencillamente porque no la tiene. No la tienen.

Mire, yo tengo un defecto, señoría... (Rumores en la sala.) Señorías, señorías, señorías, que hay muy poco tiempo, señorías, y es muy importante esta comparecencia... Sí, por favor.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Continúe, continúe, señora consejera.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol): Yo lo que le quiero decir, señoría, es que yo suelo tener un defecto, y es que me pongo en el lugar del débil, y en este caso me pongo en el lugar de los trabajadores. Me pongo en el lugar de los trabajadores. Incluso que hoy estén aquí, que aplaudan ustedes y me jaleen a mí, es que yo, si estuviese en su lugar, haría lo mismo. Lo haría lo mismo. Yo me pongo en ese lugar. Pero yo voy a intentar, y lo estoy intentando, porque además así lo requiere el Gobierno, y estos dos grupos- el Grupo Nacionalista y el Grupo Socialista- queremos solucionar el problema. Intentaremos la mejor solución.

Los trabajadores saben muy bien la posición que está adoptando la consejera. Usted dice que es otro consejero; los trabajadores sí saben la posición que esta consejera está llevando a cabo. Ellos lo saben, ellos lo saben. Es más, yo defiendo a todos los trabajadores de cualquier signo, de cualquier signo, de cualquier signo político. En cualquier periodo que hayan entrado, a todos, no voy a hacer ningún tipo de distinción. A todos. Asumo ahora el buscar la solución más idónea, y así lo he demostrado siendo consejera, en este caso y en otros que me ha tocado abordar supuestos semejantes, supuestos semejantes.

Por eso, hoy, tengo que decir una vez más, no piense que me da igual este tema. Me preocupa tremendamente. Y estamos, el consejo de administración, buscando soluciones. Aquí se ha dicho que el consejo de administración ha adoptado una decisión de despedir a 83 trabajadores. Me lo dijo en el Partido Popular ayer, se suele decir. El consejo de administración ni ha adoptado ese acuerdo ni ese número de despidos.

Tengo que decirle que, en el tiempo que llevo al frente de la consejería, me rijo por un principio, es no poner obstáculos y llegar a acuerdos. Y me pregunto: ¿si he sido capaz de llegar a acuerdos con ministerios de signo contrario, cómo no voy a alcanzar soluciones con unos trabajadores que dependen de mí? Este es el reto que esta consejera tiene, a pesar de la devaluación que usted ha hecho de mi persona esta mañana en esta Cámara.

Lo que ocurre es que lo que decimos, no se tiene solución. Déjeme que le aclare que no todo el ajuste salarial pasa por un ERE, claro que no. Por eso estoy trabajando, porque eso sea la última solución. Se trata de conjugar todas las posibilidades para ajustar la masa salarial a una cifra que permita esa viabilidad, pero hacer ese equilibrio con lo que le dije anteriormente, que es muy importante, salvaguardando la responsabilidad de los consejeros del consejo de administración, y en ese equilibrio, que es muy difícil, ahí es donde se...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Señora consejera, tiene un minuto para concluir.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol): ...se mueve esta consejera con la mayor de las responsabilidades para buscar la mejor solución.

Desde luego, yo creo que no ayuda a los trabajadores a tirar la piedra y a esconder la mano, ya les he dicho que la situación de hoy no es de Coalición Canaria, no es del Partido Socialista, es también de Nueva Canarias y del Partido Popular.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señora consejera.

(El señor Rodríguez Rodríguez solicita intervenir.)

Terminada esta comparecencia... Perdón, señor Román, sí.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Primera vez que pido la palabra en un debate, para aclararle a la señora consejera que yo jamás hago alusiones personales, jamás...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Perdón, perdón, perdón.

Antes de empezar a tomar la palabra, simplemente para que conste, a efectos de...

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): A efectos de que la señora consejera ha dicho una cuestión absolutamente...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): ¿Sobre su persona?

Eso es lo que es, hay una alusión de su persona. Tiene un minuto, señor diputado.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Yo jamás hago alusiones personales, porque sé dónde estoy y lo que represento, siempre hablo de política, siempre. Y por eso procuro no mezclar esos dos planos, cosa que no he hecho nunca, y hoy tampoco.

Hoy he dicho que el Gobierno es el responsable de esto, que es su presidente, que es el consejero de Hacienda y que es usted. Y no he hecho ningún tipo de evaluación, pero usted y otros del Gobierno van diciendo por ahí en los pasillos y en los órganos que Hacienda decide, impone los planes de viabilidad.

Sí, lo van diciendo por ahí -me lo dicen a mí-, y Hacienda tiene que ser un departamento que coordine esa área de responsabilidad, pero en ningún caso la política se puede supeditar a lo que diga el departamento de Hacienda, el departamento de Hacienda dará números, números, a las políticas que decida el Gobierno.

Y he hecho esa alusión porque es vox populi...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Señor Rodríguez...

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ...de manera que...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): ...creo que está aclarado su postura y determinada su posición. Gracias.

Sí, señora consejera, para concluir.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Yo tengo que decir, aquí en este pleno y a su señoría, que el tiempo que llevo trabajando en este tema está la consejera de Empleo ejerciendo de consejera de Empleo en el año que llevo, en este tema y en otros parecidos a este y mucho más complejos.

El que usted diga que es otro consejero, y antes de que yo viniera ya estaba la pena de muerte al ITC, todavía no se ha cumplido. Tenga esperanza en la consejera de Empleo que la consejera de Empleo ejerce de consejera de Empleo.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora consejera.

(La señora Pulido García solicita la palabra.)

Pasamos a la siguiente... ¿perdón? Señora Maite, ¿a efectos de?

La señora Pulido García (Desde su escaño): He sido contradicha, señor presidente. Por el artículo 82, alusiones.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Sí, ¿son alusiones o es contradicha? Contradicho es para darle unos datos y le han dicho lo contrario, si son alusiones a su persona directa al tema.

La señora Pulido García (Desde su escaño): Sí.

Señora consejera, el Grupo Popular no tiene que pedirle permiso a usted para...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Sí, sí.

La señora Pulido García (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Mire, señora consejera, el Grupo Popular no tiene que pedirle permiso a usted para traer a esta Cámara un tema de interés de los trabajadores.

Y mire, usted encontró esta empresa pública con 25 millones de superávit y a los trabajadores los ha escuchado tanto que el día que les permitió entrar, al del comité intercentros en el consejo de administración, les echó cuando fueron a tratar el tema de cómo resolver esta situación en que se encuentra la empresa. Eso es cómo usted está escuchando a los trabajadores, y eso lo sabe.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora diputada.

(La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, Luengo Orol, solicita el uso de la palabra.)

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Yo sé que ustedes cuando tengamos la solución no les gusta, es decir, cuanto peor mejor. ¿Saben lo único que le voy a decir? Que el Partido Popular, cuando gobernó, 37 trabajadores a dedo entraron en su época, 2005...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Señora consejera, ese no es el tema del debate, le retiro la palabra. Gracias.

(Ocupa un escaño en la sala el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1251 Sobre -Consejera de Empleo, Industria y Comercio-, sobre despido de plantilla del Instituto Tecnológico de Canarias, SA.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico