Diario de Sesiones 99/2013, de fecha 13/11/2013 - Punto 3

· 8L/PNL-0288 Proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre modificación legal necesaria para restaurar la franquicia fiscal en el impuesto general indirecto canario (IGIC).

El señor presidente: Y, por lo tanto, vamos a la 288, que es el punto 5.2, del Grupo Parlamentario Popular, sobre modificación legal necesaria para restaurar la franquicia fiscal en el impuesto general indirecto canario.

Don Fernando Enseñat, tiene la palabra (Ocupa un escaño en la sala el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

El señor Enseñat Bueno: Gracias, señor presidente. Buenas tardes. Señores diputados.

En los últimos tres años, 2010, 2011 y 2012, respectivamente, el 73 %, el 76 y el 79,5 % de los pequeños empresarios y profesionales de Canarias estaban acogidos a la exención del artículo 10.1.28 de la Ley 20/91, de modificación de aspectos fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, exención conocida coloquialmente como la franquicia del IGIC.

Pues bien, a pesar del volumen importante de autónomos que se beneficiaban de la franquicia, o precisamente por ello, el Gobierno de Canarias a través de la Ley 4/2012, de Medidas Administrativas y Fiscales, eliminó esta exención a partir del 1 de enero del 2013, al no incluirla en el artículo 50, que regulaba las exenciones en operaciones interiores, propinando con esta medida un duro golpe para la maltrecha economía familiar de miles de pequeños autónomos, y el empobrecimiento y desaparición de muchos de ellos.

Y me explico. La franquicia permitía que no tuvieran que repercutir IGIC a sus clientes los empresarios individuales y profesionales que iniciaban su actividad o que generaban por ella un volumen de ingresos anuales por debajo de una determinada cantidad, que para el 2012, último año de aplicación, estaba fijada en 29.015 euros. Este límite máximo para poder acogerse a la exención estaba referido a ingresos, y no a beneficios. Y esta diferencia es fundamental para entender el efecto de empobrecimiento que ha generado la desaparición de la franquicia sobre los pequeños empresarios individuales y autónomos.

Si nos situamos en el tope máximo de los 29.000 euros, y estimamos un margen de beneficio del 42 %, un autónomo que generara unos ingresos mensuales en torno a los 2.400 euros, solo conseguía unos beneficios de aproximadamente 1.000 euros al mes, y ello aplicando un margen de beneficio del 42 %, que en todo caso resulta difícil de obtener, máxime en un momento de crisis económica como el que vivimos y en una comunidad autónoma como la nuestra, que cuenta con unos índices de paro y de pobreza tan elevados que han provocado el desplome del consumo.

Además, he partido del supuesto más favorable posible, el de un empresario profesional que llega al tope máximo de los 29.000 euros, pero hemos de tener en cuenta que una gran parte de los autónomos sujetos a la franquicia no alcanzaba esa cantidad de ingresos.

Por lo tanto, resulta razonable deducir que la mayoría de estos pequeños autónomos afectados no logran los 1.000 euros de beneficio al mes, afirmación que viene confirmada por los distintos estudios elaborados por los técnicos del Ministerio de Hacienda, que estiman que tres de cada cuatro trabajadores canarios, incluyendo a los autónomos, ganan mensualmente menos de 1.000 euros de renta al mes.

Pues bien, desde el 1 de enero del 2013, en teoría, todos esos autónomos mileuristas están obligados a repercutir IGIC a sus clientes, pero, en la práctica, lo que está ocurriendo es que ese porcentaje del 7 % de IGIC está siendo asumido por el propio empresario, que no lo repercute en sus precios, como se concluye del dato del IPC en Canarias, que apenas haya subido en los primeros meses del año.

Por lo tanto, esta medida está empobreciendo de manera alarmante al 79,5 % de los autónomos canarios, ya que está obligando a pequeños empresarios y profesionales, cuyos negocios apenas generan entre 800 y 1.000 euros de beneficio al mes, a asumir unos costes totales todos los meses por el IGIC de 150 a 170 euros.

Esta situación es más grave aún, si cabe, para los denominados modulistas. Ya que, por ejemplo, un albañil de pequeñas obras o reparaciones, un fontanero, un peluquero, etcétera, puede tener que llegar a pagar en torno a los 400 y 600 euros al trimestre de IGIC, independientemente de sus ingresos.

Pero si hay un colectivo que ha sufrido por la desaparición de la exención, ese es, sin duda, el de los emprendedores, ya que a todos estos efectos perversos referidos se añade que han perdido la posibilidad de al menos durante el primer año disfrutar de una menor presión fiscal y de unos costes administrativos y de funcionamiento más reducidos, lo que les permitía paliar, en parte, la falta de financiación y los problemas típicos del inicio de una nueva actividad.

Además, la eliminación de la franquicia ha supuesto que algunos de estos pequeños empresarios, que se encuentran en ocasiones con el problema adicional de impago, deban ingresar el IGIC repercutido, a pesar de no haberlo cobrado aún. Y aunque es cierto que este problema no es exclusivo de los pequeños autónomos, en ellos, cuando se produce, la sangría financiera es más gravosa aún, si cabe.

Pero la supresión de la exención no solo ha provocado el empobrecimiento, sino también la desaparición y cierre de miles de pequeños autónomos. La eliminación de la franquicia a partir del 1 de enero del 2013 es una de las causas principales por las que, a pesar de que la comunidad autónoma, nuestra comunidad autónoma, Canarias, es una de las comunidades autónomas donde tradicionalmente más autónomos se dan de alta, es también una o la principal comunidad donde a partir del 2013 más empleo autónomo se ha destruido.

Así, en el último trimestre del 2012 se dieron de baja solo 5.657 autónomos, mientras que en el primer trimestre del 2013 las bajas fueron de 8.215; en el segundo trimestre y en el tercer trimestre, 6.554 y 6.881, respectivamente. Si comparamos las bajas de autónomos acumulados por trimestre del año 2013 con respecto al 2012, en el primer trimestre del 2013 se produjo un incremento de las bajas de un 30 % respecto al mismo trimestre del año anterior, en el segundo de un 22,5 y en el tercero de un 19,6, las mayores de toda España.

En definitiva, no es casualidad que Canarias sea una de las comunidades autónomas donde a partir de enero más empleo autónomo se ha destruido. Hemos pasado de ser en el 2012 la tercera mejor comunidad autónoma en crecimiento porcentual de autónomos, gracias al espíritu emprendedor de los canarios, a ser en el 2013 la cuarta peor, y desperdiciar toda esa energía emprendedora y capital humano. Y mientras los pequeños empresarios autónomos se empobrecen y cierran sus negocios, la recaudación de IGIC no ha hecho sino crecer. En los diez primeros meses del año la recaudación bruta de IGIC ha ascendido a 980 millones de euros, es decir, alrededor de un 20 % más que en el mismo periodo del año anterior, y, partiendo de que todos los analistas establecen que este incremento de recaudación de IGIC es debido a la subida de tipos aprobada en julio de 2012, la restauración de exención no supondría un quebranto significativo en la recaudación.

En cuanto a los argumentos esgrimidos por el Gobierno de Canarias para justificar la eliminación de la franquicia, dos son los principales. El primero: favorecer la trazabilidad del impuesto para facilitar la lucha contra el fraude, una afirmación que no tiene detrás ningún dato objetivo que la sustente, y lo que es más, una finalidad, la lucha contra el fraude, que podría alcanzarse con un simple cruzado de datos con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, con colaboración en lugar de enfrentamiento.

Y el segundo argumento es que la franquicia del IGIC provoca competencia desleal o agravios comparativos entre dos autónomos, que realizando la misma actividad uno tuviera que repercutir IGIC y el otro no, en función de estar por encima o por debajo del límite para poder acogerse a ella, y aunque esto pudiera ser cierto, también lo es que cualquier medida que lleve aparejado un límite, la deducción por el alquiler, los tramos del IRPF, o el derecho a obtener una beca, provoca agravios comparativos justo en las cantidades cercanas al límite, pero estos agravios quedan superados con creces cuando... por los beneficios que se producen a medida que nos alejamos del límite y nos acercamos a los casos extremos. No podemos tratar igual a un autónomo que apenas llega a los 1.000 euros de renta al mes que uno que genera 3.000, 5.000 o 10.000 euros.

En definitiva, les pido el voto favorable a la proposición no de ley porque la eliminación de la franquicia ha sido un evidente y grave error, ya que ha provocado el empobrecimiento de miles de pequeños autónomos en Canarias, e incluso la desaparición de muchos de ellos, que, precisamente, por su reducido volumen de negocio no han podido repercutir en sus precios el IGIC a sus clientes y han tenido que absorberlo a costa de sus rentas familiares, y a la vez han tenido que afrontar un aumento de los costes administrativos y de funcionamiento, contabilidad, asesores fiscales, etcétera, al tener que cumplir con unas mayores obligaciones formales asociadas a la liquidación del IGIC.

Les pido el voto favorable, porque no tendría sentido que ustedes, señores de Coalición Canaria y Partido Socialista, que ayer aprobaron una proposición de ley argumentando la importancia de los autónomos y de las pymes, hoy voten en contra de una PNL que trae a esta Cámara un problema real de nuestros pequeños autónomos, salvo que su preocupación sea solo teórica, como toda la propuesta de ley que aprobaron ayer.

Pero si no creen en los argumentos que hemos expuesto, y quieren hacer otra comisión de estudio, les pido que primero restauren la franquicia y luego estudien su efecto o el efecto de su eliminación, porque ya conocemos la eficacia de sus comisiones de estudio, y cuando den una respuesta ya no quedará tejido productivo que proteger.

Pero también les pido el voto favorable porque la eliminación de la franquicia, al igual que la subida de tipos de IGIC del verano pasado, no es más que un paso decidido de un Gobierno nacionalista, acompañado por el partido...

El señor presidente: ...(Sin micrófono.)

El señor Enseñat Bueno: ...pasos decididos de un Gobierno nacionalista, acompañado por el Partido Socialista, que en su afán recaudatorio, y antes de tener que reducir su estructura política empresarial, está dispuesto a llevarse por delante nuestro tradicional régimen fiscal diferenciado y la imposición indirecta, y por desgracia me temo que más pronto que tarde veremos en esta Cámara nuevas medidas en esa dirección.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Fernando.

No tiene enmiendas. Fijación de los grupos.

Grupo Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Bueno. Señor presidente.

Este es un tema interesante y de calado, ¿no? Quizás el formato de la PNL no sea el formato más adecuado para discutir sobre fiscalidad.

Vamos a ver, yo creo que anima a los proponentes el intento de ayudar a esta franja de contribuyentes, pero también digo lo siguiente, tomar decisiones, aunque sean de orden político en este sentido, precisa de toda la información. Y nosotros somos -ya lo nos lo escuchan un día sí y otro también- firmes partidarios de una tributación justa y progresiva, y más intensa que la que se ha consolidado en Canarias y en España, porque estamos a la cola en la presión fiscal. Esa falsedad, absolutamente insustancial, de que hay más presión fiscal en España que en los países de nuestro entorno es rigurosamente falsa. El otro día Rajoy lo decía, decía, estamos en una presión fiscal en torno al 40 % del PIB, cuando en los países de nuestro entorno están en el 50 o el 51.

De manera que el problema es menos presión fiscal en España, y una distribución injusta de la que existe, que recae sobre trabajadores y consumidores y de la que se escaquean los más poderosos. De manera que hablar de esto es un asunto importante y delicado.

Entiendo la propuesta, lo que la anima, pero aquí me genera, como mínimo, dos dudas, primero, el impacto en la recaudación de una decisión de estas características, si se tomara por parte de la mayoría parlamentaria, hay que evaluar el impacto que tiene y las consecuencias que genera en este momento crítico para los ingresos del sector público hacer rebajas, si no son muy pensadas y si no forman parte de una reforma más global; y, por otra parte, si esto no podría facilitar el fraude, que es una duda, que también pudiera ser.

Por lo tanto, nosotros, aun entendiendo el espíritu que anima la iniciativa, no la vamos a suscribir, y vamos a esperar al final del debate, porque los grupos del Gobierno dispondrán seguramente de más elementos de juicio de los que podamos tener nosotros, porque no tenemos datos sobre el riesgo del fraude ni sobre el riesgo recaudatorio que esto pueda representar.

Acabo diciendo dos cuestiones. Hemos asistido en esta época de crisis al mayor incremento de la presión fiscal sobre consumidores y sobre trabajadores, que lo ha hecho el Partido Popular en esta etapa. Yo creo que la gente se olvida de los incrementos fiscales que se han producido en la imposición indirecta en esta etapa, se ha duplicado prácticamente el IVA en el territorio continental español, muy por encima de las subidas que aquí se han hecho, y ahora, para rematar el tema ...y nosotros lo vamos a apoyar, fíjense que nosotros sí que somos coherentes en la Oposición y en el Gobierno, la mayoría del Gobierno en Gran Canaria va a promover un recargo al impuesto de combustibles, que, como saben ustedes, es competencia de los cabildos insulares, y la mayoría del Gobierno, pues, nos ha enviado un expediente, en solo cinco días, que nosotros vamos a apoyar, y que es un recargo al tema del combustible en la isla, que va a representar 8 millones de ingresos, ¿no? Lo digo porque una cosa es predicar y otra dar ejemplo. Yo soy partidario, mi partido es partidario, de una progresividad fiscal mayor, de que la imposición indirecta tiene que mesurarse porque daña igual a los pobres que a los ricos, pero lo que les digo es que el Gobierno del Partido Popular en España ha hecho la subida del IVA más importante de la historia de la democracia en medio de la crisis, y yo lo comprendo, lo que parece contradictorio con lo que dicen, y ahora el Cabildo de Gran Canaria va a producir un incremento fiscal, un recargo al consumo de combustibles, que va a representar 8 millones de ingresos, y el partido que represento lo va a apoyar, en coherencia con lo que hace y dice en el Gobierno y en la Oposición.

Dicho eso, de entrada, no vemos esta iniciativa, a no ser que el Gobierno fuera capaz de alumbrarnos aquí que el impacto recaudatorio es mínimo y el riesgo de fraude es mínimo o inexistente, si no, no estaremos de acuerdo en una cuestión, que es de fondo, que es importante, y que a lo mejor tenía bastante sentido discutirla a la par que hagamos las dos leyes que ayer aquí se tomaron en consideración. Una, la de ustedes, se la tumbaron, pero nosotros votamos a favor de las dos leyes que sobre autónomos... Pues, tendría sentido discutir eso en el entorno de la tramitación de la ley.

Por lo tanto, aun entendiendo la lógica que la inspira, nosotros no la apoyaremos, porque creemos que los riesgos que hemos apuntado son muy relevantes.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Socialista Canario, don Julio Cruz.

El señor Cruz Hernández: Señor presidente. Señorías, muy buenas tardes.

Señor Enseñat, que venga usted aquí a decir que esta medida significa el empobrecimiento de los autónomos, de las pequeñas empresas de Canarias, como decía alguien esta mañana, es pura desfachatez, señor diputado.

Porque mire, no es por el IGIC por lo que empobrece Canarias, empobrece Canarias por la política del Partido Popular y del señor Rajoy en el Gobierno de España. Dirán "ooh", dirán "aah", dirán lo que "eeh", pero la realidad es esa, la realidad es que ustedes han subido 32 impuestos en dos años, han quitado una cantidad de recursos para Canarias, año tras año. Lo que empobrece a los pequeños empresarios, a los autónomos es que el Convenio de Carreteras no se ejecute, el que no fluya el crédito, el que a las infraestructuras turísticas ustedes no dediquen un euro. En definitiva, lo que empobrece es que la situación económica es tan mala porque ustedes se han olvidado de Canarias. Esa es la realidad, no el IGIC, el IGIC es otra cosa.

Y a mí lo que me extraña muchísimo es que parezca que usted aquí hoy no conozca ni siquiera cuáles son los mecanismos. Porque, miren, una cosa podemos sacar claro de esta proposición no de ley: que ustedes, hasta ahora, no se han preocupado en nada ni de las pymes ni de los autónomos de Canarias. Y no se han preocupado porque una vez más, y van unas cuantas, vienen a plantear una proposición no de ley para instar al Gobierno a que modifique una ley. ¿Por qué no lo hacen ustedes directamente? Saben que tienen capacidad legislativa, ¿no?, léanse el Reglamento, tienen una capacidad legislativa, planteen la modificación legal, una proposición de ley, argumenten esa proposición de ley y pidan esa modificación.

Y ahora pretenden que creamos que quieren apoyar a las pymes y a los autónomos repescando la exención de la franquicia fiscal del IGIC. Sin embargo, no se comprende que, si tan en contra estaban de la supresión de esta exención, operada, les recuerdo, por la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, hace doce meses ustedes, el Grupo Parlamentario Popular, no dedicaran ni una sola línea de las 12 que constituyó su enmienda a la totalidad a esa ley de medidas fiscales en hablar de este tema, ni una sola línea, se ve que no era importante. Como tampoco se entiende que no dedicaran ni una sola palabra en el debate correspondiente de esa ley en este pleno, porque nos hemos leído el Diario de Sesiones y ustedes en aquellas fechas no se acordaban, eso de pymes, de autónomos, eso es ahora, ahora, para cambiar un poco las circunstancias y echar la culpa e intentar crear cortinas de humo donde no las hay. Pero es que después de dieciséis meses publicada la ley en el mismo pleno en que trae una ley de fomento del trabajo autónomo, ustedes no hacen... en esa que rechazamos ayer, es que ayer no hacían ni una sola mención, ni una sola mención a la franquicia fiscal, y ahora nos pretenden vender la moto de que vienen aquí a apoyar a los emprendedores, por favor, seamos serios en los planteamientos. No son creíbles, ustedes lo saben, dicen una cosa un día, otra al mediodía y otra por la tarde, y al día siguiente vuelven a cambiar, lo vimos anteriormente en las intervenciones de los distintos grupos.

Pero, miren, es que su propuesta obvia las razones históricas que justificaron la exención que ahora quieren recuperar, como ustedes saben o deberían saber esto viene a sustituir el impuesto general del tráfico de empresas y, en ese momento, ese impuesto no lo pagaban determinados autónomos y pequeñas empresas y se estableció una exención fiscal, esta exención, a efectos de hacer un tránsito en la aplicación del IGIC porque el IGIC es un obligado, igual que el IVA, y se aplica a todo y, además, saben ustedes que es un impuesto neutro, que se tiene que repercutir, que no tiene que afectar a la actividad ni a los costes empresariales. Por lo tanto, de esto hace ya veintidós años y ustedes lo saben y lo deberían saber. Por lo tanto, esta es una propuesta, que usted hace, que es de cara a la galería porque no significa absolutamente nada para apoyar a los emprendedores, para apoyar a los pequeños empresarios, a los autónomos.

No dijeron nada hace un año, no han dicho nada hasta ayer y hoy vienen a plantear una exención fiscal que sabe usted que no se ha evaluado ni siquiera, porque lleva menos de un año aplicándose y además sabe, si no se lo digo, que a partir del 1 de enero se aplica el criterio de caja, por lo tanto, usted declarará, usted ingresará en las arcas de la comunidad autónoma lo que recaude, lo que efectivamente recaude. Por lo tanto, no tiene por qué afectar a los pequeños empresarios y emprendedores de Canarias. Sí le digo, si usted quiere ayudar a los emprendedores y empresarios de Canarias hable usted en Madrid, convenza a su gente, al señor Rajoy, de que está totalmente equivocado y que no siga agrediendo a Canarias un día sí y otro también, y no cree cortinas de humo, porque ya no estamos para estos juegos aquí.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Julio Cruz.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Le estaba diciendo antes, cuando intervenía el Grupo Parlamentario Mixto con la enmienda a la totalidad y nos hacía una propuesta para mejorar lo que es, en este caso, la política de ingresos de la comunidad autónoma por la vía de la creación de un impuesto nuevo, incluso una propuesta para mejorar la recaudación de otros, le decía al señor Román Rodríguez, señor Enseñat, que deberíamos tratar estos temas con cuidado. El Estado se plantea una reforma fiscal en profundidad, y nosotros hemos hecho algunas reformas después de la que hizo el Estado en el año 2012, y lo que pretendemos con esta cuestión, y por lo tanto le hago la misma propuesta, es que todas estas cosas las planteemos con tranquilidad. Tenemos que estudiarlo todo, esto es un impuesto nuevo, es una exención nueva y tenemos que analizar, efectivamente, el efecto, ha entrado en vigor el 1 de enero. Y tampoco son buenos los excesos, usted ha intentado en su argumentación decirnos que la totalidad de las bajas de autónomos que se han planteado, se lo leo: "...resulta razonable deducir que la mayoría de estos pequeños empresarios afectados no lograba al mes los 1.000 euros de beneficio". Afirmación que viene confirmada por distintos estudios, -que desconozco, pero me imagino que estarán si usted los nombra-, elaborados por técnicos del Ministerio de Hacienda, que estiman que tres de cada cuatro trabajadores canarios, incluyendo los autónomos, ganan mensualmente menos de 1.000 euros. Y después nos dice, más arriba, que los catorce mil y pico que han desaparecido, concretamente 14.769, un 22,5 más que el mismo período, son como consecuencia directa de esta aplicación. ¿Se lo leo también?, ¿eh?, dice: "y a la vez, han tenido que afrontar un aumento de los costes administrativos y de funcionamiento -contabilidad, asesores fiscales, etcétera-, como consecuencia de esta aplicación -nos quiere decir-, al tener que cumplir con unas mayores obligaciones formales asociadas a la liquidación del IGIC. Así, en los seis primeros meses del año han cerrado 14.769 autónomos..." No, no se lo digo con acritud, digo que ha intentado plantear un exceso diciendo "todo lo que ha ocurrido a partir de la creación de esta franquicia fiscal del IGIC, como vulgarmente se le llama, pues, resulta..." No, no, yo le acabo de leer su diario... Se lo estoy leyendo. Es lo que está publicado en el Diario de Sesiones. Se lo he leído. Y, por lo tanto, lo que le comento es que me parece un exceso.

Y después comete otro error. Cuando uno intenta que se apruebe algo normalmente no va y le mete el dedo en el ojo a los grupos que pretenden el apoyo. Si usted cree realmente en esta cuestión, lo lógico es que dijera "oye, mira, creo que tengo estudios"; y, además, en vez de proponerle al pleno de la Cámara, porque como ha dicho el portavoz del Grupo, en este caso, Socialista, dese cuenta de que usted ha redactado un artículo con un texto literal que pretende que aquí se apruebe este texto literal, para que el Gobierno apruebe este texto literal y lo mande aquí como proyecto de ley. Lo lógico es que si usted lo tiene tan claro use no el mecanismo de la proposición no de ley, sino use el mecanismo de proponer una modificación puntual de esta ley en ese artículo con esta literalidad, nos daría pie por lo menos a intervenir con un poco más de tiempo, porque usted está planteando un cambio en la fiscalidad, y tener un poco más de tiempo para discutirlo.

Y, por otro, porque normalmente, señorías, normalmente, para quitar o poner un impuesto, para quitar o poner un impuesto, sí, ¿parece una bobería, verdad, que vaya al Gobierno, esté tres o cuatro meses, con los trámites que tiene el Gobierno para aprobar una ley para traerla aquí?, entonces es que no tiene prisa por resolverlo. Si son inteligentes... Sí. Mire, vamos a ver, se lo explico. El Gobierno tiene que cumplir con una serie de trámites para traer un proyecto de ley aquí, usted lo sabe, y desgraciadamente a veces utilizamos la técnica de los grupos precisamente para agilizarlos. Y, en definitiva, lo que le digo es que si quiere plantearlo así, lo plantee como una proposición de ley, que no es voluntad de negociar, pero le vuelvo a hacer la sugerencia que le hice al Grupo Mixto: estos temas vamos a estudiarlos en conjunto, una vez que conozcamos algo más de la reforma fiscal, y veremos qué es lo que hay que quitar y qué es lo que hay que poner. Pero, no obstante, usted tiene la libertad total y absoluta de que, si no quiere esperar, lo presente como una iniciativa de ley en este Parlamento.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

(Suena el timbre de llamada a votación.)

Señorías, vamos a proceder a la votación de la proposición no de ley número 288, del Grupo Parlamentario Popular, sobre modificación legal para restaurar la franquicia fiscal en el Impuesto Indirecto Canario. Comienza la votación. (Pausa.)

Resultado: 44 presentes, 19 a favor, 24 en contra, 1 abstención.

Queda rechazada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0288 Sobre modificación legal necesaria para restaurar la franquicia fiscal en el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico