Diario de Sesiones 108/2014, de fecha 11/2/2014
Punto 20

8L/PO/P-1250 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON FERNANDO FIGUEREO FORCE, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO QUE CONFIRMA EL FALLO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CANARIAS EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE AMPLIACIÓN DEL TRAMO DE LA CARRETERA DE ARRECIFE-TAHÍCHE, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL.

El señor PRESIDENTE: Siguiente pregunta, del señor diputado don Fernando Figuereo Force, del Grupo Parlamentario Popular, dirigida al señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial.

Don Fernando.

El señor FIGUEREO FORCE (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Leo literalmente la pregunta.

Señor consejero, ¿qué medidas piensa tomar su departamento ante la sentencia del Tribunal Supremo, que confirma el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que declaraba nula la orden del Gobierno de Canarias, por la que aprobaba el proyecto de ampliación de la carretera Arrecife-Tahíche?

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fernando Figuereo.

Señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, don Domingo Berriel.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señoría, pues, lo primero que hemos hecho es pedir el testimonio de firmeza de la sentencia, para, una vez que nos sea notificado ese testimonio de firmeza de la sentencia, solicitar del tribunal la forma en que se puede ejecutar la sentencia, dadas las circunstancias fácticas de una obra que está terminada y que lógicamente está prestando servicio, está siendo importante para el interés general, ha aumentado la conectividad y la seguridad de la vía, y, consecuentemente, será el tribunal el que tenga que decirnos cómo se puede ejecutar la sentencia.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero, don Domingo Berriel.

Don Fernando Figuereo.

El señor FIGUEREO FORCE (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señor consejero, a mí no me lo ha dicho un pajarito, toda la sociedad canaria sabe la prepotencia con la que funciona este Gobierno. Este Gobierno cree que puede hacer lo que le da la gana, como le da la gana y utilizar los tribunales en un claro perjuicio para todos los canarios. Este Gobierno tiene unos buenos servicios jurídicos, pero no se les puede exigir, día sí, día no, que, en aras del interés público y partiendo siempre de una trasgresión al ordenamiento jurídico, pues, trabajen de una forma cómoda. Y así ocurre, que no ganan ni un pleito, no ganan ninguna sentencia.

El pasado día 27 de noviembre del 2013 el Tribunal Supremo ratificaba una sentencia de enero de 2010 del Tribunal Superior de Justicia de Canarias por la que se anula el proyecto de desdoblamiento de la carretera Arrecife-Tahíche, y la sentencia refleja a todas luces cuál es la forma de actuar del Gobierno. Dice en lo literal: "La administración no goza de facultades discrecionales para decidir si un concreto proyecto de obras, destinado a la construcción de una infraestructura viaria, precisa de evaluación de impacto medioambiental". Lo que ustedes exigen para otras administraciones no se lo aplican para ustedes. Pero es más, la propia sentencia del Tribunal Supremo les reprocha la no intervención de los vecinos, porque ustedes llegaron a afirmar que, una vez que el proyecto estuviera redactado y la obra adjudicada, podríamos explicar dicho proyecto. Señor consejero, es increíble. Mire, la obra está recepcionada por el cabildo, hace dos años que se abrió, y es una obra sin vegetación, sin mobiliario... ¿hasta cuándo? ¿Cuándo van a terminar realmente esa obra, señor consejero? ¿Está usted de acuerdo con las declaraciones del consejero del cabildo, de Obras Públicas, don José Antonio Gutiérrez, que señalaba que el responsable ha sido el Gobierno de Canarias y que las indemnizaciones que habrá que asumir las deberá pagar su Gobierno? Señor consejero, reitero: ¿cuánto van a suponer para las arcas de la comunidad las indemnizaciones que estamos obligados a pagar? ¿Cuánto han supuesto las costas de los dos procedimientos, tanto en el Tribunal Superior de Justicia como en el Tribunal Supremo? ¿Cuándo va a terminar dicha carretera? Espero su respuesta, señor consejero. Gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fernando Figuereo.

Muchas gracias, señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, don Domingo Berriel.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez) (Desde su escaño): Vamos a ver, señoría, me parece que ha cometido usted aquí algunos errores de apreciación. En primer lugar, voy a contestarle lo último: ¿cuándo terminaremos el asentamiento de esa obra? Cuando el Estado cumpla con el Convenio de Carreteras, y nos dé recursos que podamos dedicar a poner el mobiliario y el ajardinamiento de esa carretera. Hemos tenido que prescindir de eso, porque, lógicamente, los pocos recursos que nos dio el Estado teníamos que emplearlos en terminar obras mucho más necesarias, para poder ponerlas al interés general.

Por tanto, cuando cumpla el Estado, inmediatamente tendremos eso perfectamente terminado.

En segundo lugar, le digo, en relación con eso también, que cuando cumpla el Estado evitaremos tener otra sentencia, que esta iba a ser bastante bien sonada, que sería la sentencia la que iba obligar al Estado, precisamente, a devolverle a Canarias todo eso que ha detraído de los dineros de Canarias en el Convenio de Carreteras.

Dice usted que no ganamos ni una sentencia, que el Gobierno no gana ni una sentencia, que los servicios jurídicos no ganan ni una sentencia. Eso es injusto para los servicios jurídicos, pues las ganan casi todas. Mire, en materia, por ejemplo, de ordenación del territorio, estadísticamente, lo tenemos más que demostrado, más del 98?% de la sentencias se ganan. Lógicamente, unas se ganan y otras se pierden, y lo que hay que hacer es respetar las decisiones de los tribunales.

Pero usted también, en esa sentencia que ha leído, ha leído un párrafo así, "muy tal". Mire, la sentencia dice muy claramente, reconoce que el Gobierno hizo bastantes esfuerzos en atender las demandas de los ciudadanos y en buscar una solución lo mejor posible, y dice además la sentencia que fue evolucionando el Gobierno a lo largo de todo el tiempo para esto. Y, efectivamente, la sentencia se basa en que los servicios técnicos consideraron que era suficiente una declaración básica de impacto ambiental, puesto que era una zona urbana, y el tribunal termina concluyendo que no, que era necesaria una declaración de impacto ambiental de mayor nivel, y eso ha sido todo. Simplemente, eso ha sido todo.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Domingo Berriel, señor consejero.