Diario de Sesiones 108/2014, de fecha 11/2/2014 - Punto 27

8L/C-1399 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE RÉGIMEN DE DERIVACIÓN A CENTROS SOCIOSANITARIOS DE PERSONAS EN PLAZAS HOSPITALARIAS CON ALTA MÉDICA.

El señor PRESIDENTE: Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el régimen de derivación a centros sociosanitarios de personas en plazas hospitalarias con alta médica.

Doña Milagros Bethencourt, tiene la palabra.

Señorías, por favor, les agradezco que ocupen sus escaños.

Comenzamos, doña Milagros

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Gracias, señor presidente.

Señorías, señora consejera, muy buenas tardes.

Hace poco los canarios nos quedábamos atónitos al escuchar al presidente de nuestra comunidad, Paulino Rivero, decir que había 400 pacientes hospitalizados, a pesar de haber recibido el alta médica, bloqueando camas porque sus familias no los recogen.

Iba más allá, incluso, y aseguraba que era por una cuestión cultural, entre otros dislates que dijo el presidente, unas palabras desafortunadas e irresponsables, duras y crueles en la boca del presidente, que son un claro indicador del concepto e interés que tiene el señor Rivero en los canarios y en los problemas de los canarios.

Y es que echar la culpa a las familias canarias de un problema generado por él mismo y por su propio Gobierno es no estar a la altura del puesto que se ocupa, y eso lamentablemente nos lo demuestra día sí, día también, para bochorno de todos.

Y en ese Gobierno presidido por quien humilla a su propia gente, señora Rojas, está usted. Y hoy mi grupo parlamentario la hace comparecer para que nos diga si tiene usted intención de hacer algo por los canarios, y, en este caso, por los canarios que necesitan centros y servicios sociosanitarios, por los canarios que esperan el dictamen y la prestación de la ley de dependencia. Y es que, señora consejera, los 400 pacientes crónicos que con alta médica ocupan cama en los hospitales canarios son un ejemplo más de la mala gestión del Gobierno del que usted forma parte, pacientes que por su situación de dependencia no pueden regresar a sus casas ni con sus familias. ¿Y qué ha hecho el presidente Rivero además de echarle las culpas? ¿Y qué medidas ha adoptado usted, señora consejera? Diga, señora Rojas, ¿qué ha hecho usted respecto al mandato contemplado en el Decreto 67/2012? La disposición final segunda recoge la regulación de conciertos específicos, señalando de forma expresa en su apartado 1 que "en el plazo de tres meses, contados desde la entrada en vigor del decreto, las consejerías [...] competentes en materia de políticas sociales y sanidad regularán el régimen de derivación de personas"; en el apartado 2, que ambas consejerías "se coordinarán para que dicha derivación se produzca en el menor tiempo posible"; y en su apartado 3 que la Consejería de Políticas Sociales "tramitará por el procedimiento de urgencia las solicitudes del reconocimiento de la situación de dependencia".

¿Qué ha hecho el Gobierno de Canarias en este año y medio desde la aprobación del decreto? ¿Y su consejería, señora Rojas? El decreto daba tres meses y ha pasado un año y medio, y solo han hecho un borrador de orden, ¿cree que esa orden tiene aplicabilidad? ¿Y qué va a hacer su departamento con los 46.000 dependientes en listas de espera que no son esas 400 personas que están en los hospitales? ¿Qué le decimos a esos familiares, que pasen por los hospitales canarios a ver si consiguen agilidad? ¿Que colapsen las urgencias de los hospitales para tener agilidad en la dependencia en Canarias? Concrete, señora Rojas, ¿va a ir contra sus propios actos? Ha pasado un año y medio desde el mandato del decreto y solo hemos visto un borrador de orden, ¿definitivamente esa orden verá la luz? ¿Se va a tomar el Gobierno de Canarias en serio a los dependientes y a los mayores? ¿Tiene previsto el Gobierno de Canarias concertar más plazas con los cabildos? El Cabildo de Tenerife le ha ofrecido 200 plazas para estas personas, ¿va a despreciarlas? ¿Cuántas plazas necesitaría el Gobierno de Canarias para atender toda la demanda existente?

Es todo, gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Por el Gobierno, la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Señor presidente. Señorías. Buenas tardes.

Comparece el Gobierno, a petición del Grupo Parlamentario Popular, para informar sobre el régimen de derivación a centros sociosanitarios de personas que, ocupando plazas hospitalarias en centros propios o concertados por el Servicio Canario de Salud, y habiendo obtenido el alta médica tras finalizar su proceso asistencial, precisan su atención sociosanitaria y no pueden retornar a su domicilio habitual.

Señorías, entiendo, no entendía, pero ahora ya entiendo que la solicitud está hecha a consecuencia de la apertura, por parte del presidente del Gobierno de Canarias, de un debate y de una reflexión absolutamente importante y que ha tenido esa mesa de discusión en todo el territorio del Estado español, sobre la ocupación de camas hospitalarias de pacientes que, aun teniendo el alta médica, no pueden, no quieren o no deben volver a su domicilio habitual. El Ministerio de Sanidad, señorías, fue prácticamente de los primeros que salieron a la palestra reconociendo que, efectivamente, eso que declaraba el presidente del Gobierno de Canarias es un problema de todo el Estado español, y reconoció que su ministerio está trabajando en un plan de integración de asistencia sociosanitaria con el objetivo de atender de forma integral la salud de las personas. Doy fe de ello, señorías, porque, además, a Canarias se nos ha pedido como ejemplo y como experiencia, precisamente, valga la redundancia, la experiencia que tiene Canarias en la atención sociosanitaria, puesto que, como saben, la ley de dependencia no contempló la atención sanitaria en sus inicios y, dándonos cuenta de que, efectivamente, es absolutamente imposible pensar que la atención a las personas dependientes, especialmente por ser mayores, no necesitara de atención sanitaria y de ahí que el ministerio, aprovechando, además que están unidas Sanidad y Políticas Sociales, esté escribiendo en estos momentos el Libro Blanco, digámoslo así, sociosanitario de España.

A raíz de este debate abierto, también el que fuera consejero de Sanidad del País Vasco, el señor Rafael Bengoa, que hoy en día es asesor para la sanidad de la Unión Europea y de los Estados Unidos, ha manifestado, ante estas declaraciones del presidente del Gobierno de Canarias, que, desde luego, por el problema de las personas enfermas crónicas y las personas mayores con necesidad sociosanitaria, hace falta que cambiemos conceptos y que cambiemos, por lo tanto, estructuras. En el Gobierno de Canarias, señorías, ya habíamos detectado, desde luego, esta problemática, y estábamos trabajando en el desarrollo de una orden conjunta entre la Consejería de Sanidad y la Consejería de Políticas Sociales por la que se regulara y se regula el régimen de derivación de personas que, ocupando plazas hospitalarias y habiendo obtenido el alta médica, precisen de atención sociosanitaria, así como el régimen de conciertos con entidades privadas para la provisión de plazas de centros acreditados en el ámbito de la dependencia; una orden, señorías, que no tiene equivalencia ninguna hoy en ninguna otra comunidad autónoma, no tiene equivalencia en el resto del Estado. Esto quiere decir que seríamos, señorías, la primera comunidad en regular precisamente por la vía de estos procedimientos esta situación; de hecho, prácticamente, son muchas las comunidades que nos han llamado, incluso distintas fuerzas políticas en el ámbito nacional, ante la decisión de esta orden. La orden tiene por objeto, señorías, la regulación del régimen de derivación a centros sociosanitarios de aquellas personas que, ocupando plazas hospitalarias en centros propios o concertados por el Servicio Canario de la Salud y habiendo obtenido, volvemos a reiterar, el alta médica, precisen atención sociosanitaria y no puedan, por tanto, retornar a sus domicilios.

Quiero resaltar estos dos y hasta tres requisitos: primero, se necesitaría disponer del alta médica por el proceso asistencial que motivó su ingreso o su estancia hospitalaria; segundo, necesitar de cuidados sociosanitarios relacionados con sus procesos físicos, psíquicos o mentales, salvo en casos en que se acredite otro tipo de enfermedades; y, el tercero, no tener posibilidad de retornar a su domicilio habitual por no contar con el soporte familiar que precise o por sufrir limitaciones físicas o psíquicas que le impidan poder volver a su domicilio habitual. Por lo tanto, estamos hablando de enfermos crónicos con una dependencia severa.

La orden también regula, señorías, el régimen aplicable a los conciertos que deban celebrarse por parte de la consejería competente en políticas sociales o, incluso, por los propios cabildos con entidades privadas, para, precisamente, la provisión de plazas en centros acreditados en el ámbito de la dependencia. El ámbito de aplicación de esta orden abarcará las redes públicas, desde luego si hubiera disponibilidad, y también la concertada de los centros y servicios y, además, aquellos establecimientos sociosanitarios que funcionen en la Comunidad Autónoma de Canarias.

El artículo 3 de la orden regula los requisitos de la derivación. Obviamente, la persona a la que se le dé el alta hospitalaria y que no pueda retornar a su domicilio porque cumple los requisitos que había comentado hace un momento, desde luego, debe dar su conformidad, si tuviera capacidad para hacerlo, y, si no, debe hacerlo su familia o su representante legal; porque lo que no se puede hacer es que a una persona que esté hospitalizada podamos llevárnosla a un centro sociosanitario; tiene que ser, primero, con la autorización del propio paciente y, si no fuera posible por sus capacidades, sí que su representante legal debiera autorizarnos esa situación. En los extremos, también lo contempla la orden... ¿qué pasaría en los extremos en que ninguna de las dos cosas sucedieran; y por lo tanto, se planteara otra situación en último extremo?

Una vez solventada toda la fórmula de derivación, en el marco de la salvaguarda de los derechos, el debate se centra en la capacidad para obtener plazas sociosanitarias, y la orden, señorías, habla de que se obtengan tanto de la red pública, si fuera posible, como del concierto de plazas sociosanitarias por parte del Gobierno, y también, volvemos a reiterar, por parte de los cabildos, porque, como saben, pues son los gestores de los servicios sociales especializados, y, en perfecta coordinación, ambas instituciones, pues, establezcamos si los conciertos los hace directamente el Gobierno o también pueden hacer conciertos directamente de los cabildos.

Y en este ámbito, señorías, como saben, pues se ha abierto también un interesante debate sobre la aplicación de la ley de dependencia en general, pero en Canarias en particular, y creo que ha servido, además, para ir pudiendo entender en qué proceso estamos ya de la aplicación de la ley de dependencia, sobre todo, dejando ya atrás los puestos de la cola en cuanto a la atención a la dependencia, y creo que es importante que tengamos como referencia que Canarias tiene una serie de plazas públicas y concertadas, que, desde luego, están en estos momentos prácticamente todas ocupadas, y que se hace absolutamente difícil económicamente, la construcción o la creación de plazas públicas, y que, por lo tanto, la orden lo que contempla es que, desde luego, ante esta dificultad, podamos ir al concierto de plazas sociosanitarias. Ni que decir tiene que las dificultades económicas hasta este momento, en las que cada vez se recorta y recorta más, precisamente, en políticas sociales y, especialmente, en atención a la dependencia y en una comunidad que parece ser que ya todos..., afortunadamente, por lo menos toda esta Cámara ya reconoce que Canarias es la comunidad peor financiada o con muchísimas dificultades de financiación por alguna parte, pues está claro que esta orden no solo viene a resolver un problema que tiene todo el Estado de forma absolutamente garantista de los derechos de estas personas, sino que, además, da una viabilidad de solvencia, de poder incrementar las plazas que podamos poner a disposición de las personas mayores con una dependencia severa que, como saben, o de gran dependencia, son a los que la ley les da como derecho una residencia, porque no olvidemos que a otro tipo de grado de dependencia no le da como derecho precisamente la residencia.

También quiero aprovechar, señorías, porque con esta confusión de la orden se empezó a hablar de que si un copago en sanidad, de que si un copago en la parte sociosanitaria..., sepan ustedes que la ley de dependencia, pero incluso antes de ella, el Gobierno de Canarias o Canarias ya tenía un copago de los servicios, ese mismo copago es el que va a seguir existiendo. No hay ningún copago nuevo, es el copago de siempre, que abonan las personas mayores. Estamos hablando siempre de un... es un real decreto en el marco de la dependencia de entre un 70 y un 90?%, no de lo que cuesta el servicio, sino de la pensión que reciba la persona mayor en este caso. Por lo tanto, también hay que aclarar, señorías, que no supone ningún nuevo copago esta orden de derivación de personas dadas de alta en los centros hospitalarios.

Por lo tanto, repito, Canarias ha elaborado y está ya, en estos momentos, en proceso de tener los informes pertinentes, jurídicos y económicos...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Inés.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): ¿Un minuto, señor presidente?

El señor PRESIDENTE: Un minuto, un minuto.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias.

Estamos en ese proceso -gracias, señor presidente-, en el que previamente se publicó en el mes de septiembre que la sociedad organizaba en general... pero especialmente los cabildos fueron los que más sugerencias nos hicieron para, desde luego, mejorar esa orden que hemos publicado, y que pronto verá la luz y que va a suponer, como les digo, la ampliación de más recursos en plazas residenciales para las personas mayores, en este caso muy concreto para las personas mayores que han sido hospitalizadas y tienen el alta médica y requieren de un servicio sociosanitario.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera, doña Inés Rojas.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia: Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente. Señorías.

El presidente del Gobierno de Canarias no abrió ningún debate en relación a este tema, este es un viejo debate, lo que hizo fue intervenir y hacerlo mal, porque culpó a las familias y liberó al Gobierno de sus responsabilidades.

Este es un histórico debate sobre cómo se evoluciona desde los centros de atención de agudos de carácter hospitalario, en función de los problemas de salud, a los centros sanitarios de media y larga estancia y hasta centros, digamos, de otra naturaleza, que son para el sostenimiento de personas que tienen dependencia.

Este es un viejo debate, y el problema es que esta comunidad no acaba de encauzarlo, porque su organización político-administrativa no es la más adecuada.

Por ejemplo, una primera consideración, tiene bastante sentido a estas alturas de la película juntar en el mismo departamento la sanidad y los servicios sociales, situación, por cierto, que han hecho, yo creo, que el 90?% de las comunidades autónomas.

Segundo, tenemos un dimensionamiento de la red hospitalaria de agudos propia y concertada del Sistema Canario de Salud, y, a partir de ahí, lo que hay que hacer es organizarse de manera eficiente y dimensionar de forma adecuada los centros para la derivación, y esto es lo que no hemos hecho, o lo que hemos hecho mal.

Por poner el último ejemplo, los centros sociosanitarios del norte y sur de Tenerife, que crearon leyes de este Parlamento, han sido transformados no se sabe en qué, pero, desde luego, no en centros sociosanitarios, que justamente se justificaban porque era ahí, en esta parte de la atención, donde teníamos déficit. Y ahora tenemos un híbrido que no se sabe ni lo que es, cuando debieron ser centros para eso, para cuando tú tienes una patología aguda en un hospital y se te da el alta, en esa situación puedas ir a un centro donde existan cuidados sanitarios y de mantenimiento de estas personas, en centros de menos complejidad.

De manera que, señora consejera, aquí lo que se necesita es organización, estructuras adecuadas, eficiencia y cumplimiento del deber. No se puede sacar un decreto de acreditación en noviembre del año 12, decir que tres meses después la orden de derivación está, y va para quince meses y no está, porque las consecuencias son el atasco, los problemas en los hospitales públicos, las tensiones en las urgencias, las tensiones en las familias y los problemas de derivación. Cumplan ustedes con la organización. Saquen adelante la dichosa orden. Resuelvan este tema. Y aconsejen al presidente que cuando intervenga en asuntos de esta delicadeza lo haga con rigor, lo haga con responsabilidad, y que no endose las culpas a la ciudadanía, cuando la responsabilidad es solo de ustedes.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera.

El señor MORERA MOLINA: Gracias, señor presidente.

Bueno, creo que el motivo de esta comparecencia es realmente ese borrador de orden conjunta que ha destapado las cuestiones que el presidente en su momento quiso dejar claras.

Y yo creo que ese borrador de orden conjunta de las consejerías de Sanidad y Asuntos Sociales, pues, es una muestra de la coordinación que debería haber entre ambas consejerías, entre ambas áreas, para generar un espacio de continuidad entre la asistencia sanitaria y la asistencia social, que realmente nunca han estado separadas ni nunca debieron estar separadas.

Decía el señor Rodríguez, y es verdad, que es un clásico de los centros hospitalarios, y todos los que hemos trabajado allí trabajamos la demanda de apoyo desde la asistencia social, desde la atención social, para dar salida de los hospitales de agudos a los pacientes ya atendidos que tienen el alta médica y con imposibilidades, de cualquier tipo, para ser devueltos a su hogar, para realizar allí esa posterior convalecencia. Esto es una cuestión, un clásico. Yo llevo veinte años en el servicio público de salud y desde el primer día que entré tenemos este problema. Y esto ha sido históricamente resuelto con la hospitalización en camas de bajo requerimiento de cuidados, camas que mayoritariamente están en centros concertados.

Y esta cuestión ha estado claramente justificada cuando los pacientes necesitaban fisioterapia, cuando necesitaban esos cuidados mínimos de enfermería, pero, en otros casos, realmente no estaba justificaba, y realmente se trasladaban esos pacientes no por problemas médicos, sino por problemas sociales, y ocupaban camas, y ocupan camas que son sanitarias, por problemas de índole social.

Creo que debe seguir quedando clara la diferencia entre pacientes con necesidades de prolongar la estancia por necesidades de cuidados médicos mínimos, que puede ser, como hemos estado haciendo hasta ahora, en centros concertados, y pacientes con situaciones de dependencia, detectada esta tras un ingreso en un centro hospitalario de agudos, que deben ser trasladados obviamente a un centro de atención social.

Sin duda, la circunstancia mayoritaria será la de los pacientes que salen del hospital, salen del hospital de agudos, salen a un hospital de cuidados mínimos, normalmente concertado, y ahí se detecta la imposibilidad de derivar ese enfermo a su hogar.

Y esto es así, o funciona así, porque en los hospitales, en los hospitales de agudos no nos podemos parar a valorar la dependencia de un paciente, ni esperar siquiera por la asignación de esa cama. Es imposible estar esperando estos tiempos que nos están proponiendo ahora mismo. Y yo creo que esa dinámica queda perfectamente reflejada en este borrador de orden, y que hay que cambiar esa cuestión.

Por otra parte, los usuarios deben ser conscientes de que los hospitales de la red básica son para procesos agudos, y que ningún médico se compromete a dar el alta si no considera profesionalmente correcto que el paciente pueda marchar a su casa.

Yo, por ir acabando, señora consejera, lo que sí creo es que para que esta orden o este proyecto de orden vaya adelante hay que reforzar dos cuestiones: una, que haya personal dedicado a la evaluación social de estas personas en los hospitales, y otra, que haya más camas en instituciones sanitarias para atención social, y, obviamente, para eso nos hará falta más dinero, que quien podría darlo sería el Partido Popular, pero estas... Yo creo que es importante que tengamos claro estas dos necesidades.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Luis Perestelo.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías. Buenas tardes, señora consejera.

Yo creo que el problema que planteó el presidente, tal vez de una manera poco afortunada, sobre todo por la repercusión o por cómo se entendió la manera de plantearlo, es un tema que ha existido con este Gobierno, con el Gobierno anterior y con el anterior al anterior. La utilización de camas de agudos para enfermos crónicos o geriátricos ha sido práctica habitual. Es verdad que muchas veces porque cada una de esas camas va unida a un problema social, no exclusivamente a una situación familiar, a un problema social y, como es lógico, cualquier Gobierno tiene que trabajar, luchar y ocuparse de esos problemas sociales; y, por eso, en este Gobierno, en el anterior y en el anterior al anterior ha habido y se ha dado esta situación de camas de agudos ocupadas por pacientes que son geriátricos o que son crónicos.

Por tanto, señorías, yo creo que no es hora de plantearnos acusaciones, falsos discursos, victimismos o demagogia en un tema tan importante como este, porque todos y todas somos responsables de esta situación, porque todos y todas, los grupos parlamentarios, hemos participado de una manera u otra en la gestión de los servicios sanitarios o sociales en los últimos años. Se trata, señorías, de ponernos de acuerdo en cómo vamos a aplicar estas políticas, cómo vamos a trabajar, cómo nos vamos a ocupar, más allá de preocuparnos por la situación que estamos planteando, porque, señorías, tendremos que convenir que, para resolver el problema, tendremos que buscar un hospital de crónicos que pueda atender las necesidades sociales de esos pacientes que están en una unidad de agudos. O tendremos que buscar centros de día. Y nos dicen: "es que el Gobierno no se ocupa", pero, señorías, siempre hablamos, permanentemente, de los servicios sociales en Canarias, que estamos por detrás de la ley de dependencia, y si observamos el último informe de la asociación de directores y gerentes de servicios sociales sobre el índice de desarrollo de los servicios sociales en España -no creo que sea tendencioso ese informe-, nos dice que, por ejemplo, en esa solución de residencias para personas mayores, las referencias son las plazas de titularidad pública canaria que, con una ratio de 1,21 por cada 100 personas mayores de 65 años, está por encima de la media de todo el Estado español. Canarias, en esas camas, están por encima, luego esa es la ocupación del Gobierno en buscar soluciones a ese tema.

O, por ejemplo, otra solución es la asistencia domiciliaria, y también en asistencia domiciliaria, según este mismo informe, Canarias está por encima de la media.

Así que, señorías, lo que planteamos a la señora consejera es seguir trabajando en esa orden que está trabajando con la Consejería de Sanidad, ponerla en marcha cuanto antes, dar soluciones a ese tema y seguro que entre todos buscaremos la mejor fórmula de atender y evitar una situación que nos está significando un problema grave en la gestión de nuestros hospitales.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Luis Perestelo. Muchísimas gracias.

Turno para el grupo solicitante de la comparecencia, doña Milagros Bethencourt, Grupo Parlamentario Popular.

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Gracias, señor presidente.

Señora Rojas, no convence para nada. Mire, el lamentable episodio del señor Rivero evidenció, una vez más, la caótica gestión de los departamentos de Sanidad y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de Canarias. Dos consejeras cuestionadas, día sí, día también, pero que siguen ahí, haciéndole los coros al presidente Rivero, que ya, definitivamente, ha perdido el norte; que ya ha renunciado a trabajar para y por los canarios, y que solo se entretiene con sus paulinadas. Y mientras, cientos de personas ocupando camas en los centros hospitalarios, a un coste mucho más elevado de lo que costaría una cama sociosanitaria, nada menos que de 50 euros al día a 600 euros al día, Urgencias colapsadas por falta de camas, y, mientras, crónicos y dependientes ocupándolas por la incapacidad de dos consejeras y su nefasta gestión.

Señora Rojas, se lo recuerdo de nuevo: competencia exclusiva de Servicios Sociales y Asistencia Social. ¿Quién tiene, por tanto, la responsabilidad? El Partido Popular desde luego que no. ¿Y qué debe hacer? Ponerse a trabajar. Señora Rojas, de los 400 pacientes crónicos, ¿cuántos tienen el dictamen de dependencia? Porque es muy posible que estén entre los 46.000 dependientes en lista de espera que usted ha sido incapaz de gestionar. Señora Rojas, 8.097 fallecidos en Canarias desde 2010 hasta 2013: 3.852 de ellos ni siquiera tenían el dictamen de la dependencia, por voluntad ajena a ellos, por supuesto, y 4.245 ya tenían su dictamen de dependiente. Y me atrevería a decir que eran grandes dependientes. Señora Rojas, reconózcalo, los canarios fallecen esperando el reconocimiento o la prestación, y son datos objetivos. ¿Qué tiene que decir a esto? ¿Qué les dice a las familias que esperan, desesperan y cuyos dependientes fallecen esperando a que usted se ponga las pilas para gestionar la ley de la dependencia? Y no mire a Madrid, señora consejera, buscando culpables. Mírese usted misma, porque le recuerdo que en la modificación operada por el Gobierno popular por Real Decreto 20/2012, se obligaba a las comunidades autónomas a dar prioridad absoluta a los grandes dependientes, precisamente por eso, porque son vulnerables, porque fallecen, y usted hace caso omiso. Usted tiene la dependencia no colapsada, para nada, la tiene congelada, porque no la aplica, señora consejera.

Y mire, miles de canarios, grandes dependientes, esperan por usted, y la ley es muy clara, le voy a refrescar el artículo 17: "Cuando no sea posible el acceso a un servicio público o concertado de atención y cuidado, el dependiente tendrá derecho a una prestación económica". ¿Cumple usted con este mandato, señora Rojas? Apenas 300 dependientes en Canarias tienen reconocido el derecho a la prestación vinculada al servicio, y, precisamente por usted ignorar ese precepto, tiene en su haber 53 expedientes de responsabilidad patrimonial y 7 sentencias firmes. Y no cometa la osadía de achacarlo a falta de recursos y financiación, porque sería un ejercicio de hipocresía, señora Rojas, porque, mire, le recuerdo que su departamento el pasado mes de julio, a primeros de julio, desvió 6 millones del programa de dependencia al Icavi, 6 millones de dependencia al Icavi, cuando en dependencia jamás puede sobrar un euro, ¿sabe por qué?, porque hay 46.000 canarios esperando. ¿Cómo se habrán sentido esas miles de personas que estaban esperando al ver su baile económico? ¿Qué tienen que decir el Grupo Socialista y el Nacionalista respecto a ese desvío de 6 millones? Porque no les he escuchado decir ni mu.

Y no mienta aquí, señora Rojas, no mienta como hizo a los medios de comunicación cuando dijo que había incorporado los 5 millones para equilibrar el desajuste, -agujero diría yo-, porque no es verdad. Mire, porque esos 5 millones que se incorporaron a la dependencia en Canarias su presidente, su Gobierno y usted misma los vendieron como dinero adicional dentro de la Estrategia de lucha contra la pobreza. Le puedo enseñar los recortes de prensa y le puedo enseñar lo que usted quiera, señora consejera. Sí, señorías socialistas y nacionalistas, ¿lo recuerdan?, se les llenó la boca al anunciar 5 millones de euros para ayuda a domicilio en la Estrategia de lucha contra la pobreza, porque según ustedes, señores del Gobierno, iban a atender 6.000 dependientes e iban a crear 1.500 puestos de trabajo, ¿y de todo eso qué hay?, nada, absolutamente nada, señora consejera. Usted utilizó 5 millones para tapar un agujero, una promesa más incumplida en ese extenso listado de vergüenzas y engaños del Gobierno de Canarias.

Señora Rojas, y de aquellos polvos estos lodos, es obvio que si Canarias, es decir, usted, hubiera sido diligente en la aplicación de la ley de dependencia; si Canarias, es decir, usted, hubiera sido diligente en el desarrollo de los servicios sociales, hoy no habría cientos de personas posibles dependientes ocupando camas en los hospitales canarios, estarían donde deben estar: en centros sociosanitarios adecuados a su situación, y las derivaciones serían puntuales, sin traumas, y no masivas como están siendo en estas circunstancias. Y es que con el señor Rivero y con usted, señora Rojas, no avanzamos. El último informe del Observatorio de la Dependencia puntúa a Canarias con 0,8 puntos, que sigue en caída libre; en diciembre de 2012 la puntuaba con 2,1 puntos.

Las personas se preguntan -a mí me lo preguntan-: "¿y otras comunidades cumplen?", pues, imagínese, la respuesta es afirmativa. Castilla-León puntúa con un 9,6, un sobresaliente alto, y otras, la mayoría de las comunidades autónomas de España, puntúan con más de 6. Canarias 0,8 en dependencia, señora Rojas.

Pero, además, este informe, ¿sabe lo que dice?, que Canarias lidera el ranking en el limbo de la dependencia, el 52,74?%, y a ustedes, que les encantan los comparados, les voy a hacer yo un comparado. Mire, Madrid 10?% de dependencia en el limbo; y Castilla-León, que es un ejemplo a seguir, apenas el 1,66?% en el limbo de la dependencia, señora Rojas.

Mire, en serio, señora consejera, dígale a su presidente, al señor Rivero, que en vez de hacer viajes baldíos con el dinero de todos los canarios en búsqueda de su propia gloria, que viaje a Castilla y León y copie su aplicación de la ley de la dependencia y la atención a las personas mayores y a las personas discapacitadas, que haga algo de provecho en esta legislatura para no darla por perdida.

En definitiva, no tenemos esperanza de que esto cambie, pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados como hace el Partido Socialista, y mi grupo parlamentario le exige, señora Rojas, que se ponga las pilas de una vez por todas, pero de verdad, que atienda a los dependientes, que atienda a los discapacitados, y si no tiene dinero, lo pinta, o se lo pide al señor Rivero de su sección 19, que a él le sobra para los asesores. Y le advierto y le aviso: si no lo hace, mi grupo parlamentario no le dará más oportunidades.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Señora consejera de Cultura, Deportes, Política Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Señorías.

Empezaré por el orden de intervención de los grupos parlamentarios. Al señor Rodríguez: ni esta comunidad ni ninguna, señor Rodríguez, yo creo que es importante saber que hasta ahora ninguna comunidad había regulado esa derivación y que en estos momentos lo está haciendo una única comunidad que es la comunidad canaria. En todas las comunidades, como en la canaria, se han tomado algunas medidas desde el ámbito sanitario, pero no desde el ámbito sociosanitario. Es la comunidad canaria la primera que lo está haciendo y lo está haciendo en estos momentos, por lo tanto, podemos hablar, incluso, si se quiere, de distintos centros sociosanitarios que están por abrir o que están en... Veremos, pero aquí de lo que estamos hablando es de personas que, teniendo el alta médica, tienen una necesidad de atención sociosanitaria, y esta orden entre las dos consejerías viene, desde luego, a regularla derivándolos a centros sociosanitarios.

Decía aquí el portavoz del Grupo Socialista que, efectivamente, hacen falta camas y para ello hace falta dinero. El Gobierno de Canarias sabe usted que en la atención directa a la dependencia ha aumentado los presupuestos en este año 2007, perdón, 2014, en un 7,6 y que, en estos momentos, Canarias está afrontando esa orden con una memoria económica en solitario para poder dar, desde luego, salida y respuesta a esta situación que, como dicen todos, todos conocemos desde hace muchísimo tiempo y que, además, se da en toda España. Mire una cosa, señora Bethencourt, del Grupo Parlamentario Popular, yo creo que habría sido una oportunidad extraordinaria que se sumara a una situación que el presidente del Gobierno, es verdad, puso sobre la mesa y que en todas las comunidades se da, y tanto se da que se está trabajando desde el ministerio, y tanto se da que el propio ministerio saca una nota de prensa en la que explica que, efectivamente, existe ese problema, es decir, hizo lo contrario que usted, se sumó a que tenemos un problema en España y que debemos saber resolver entre todos, y está trabajándolo de forma integral para que podamos tener una atención a la salud de las personas mayores, especialmente por ser dependientes por ser mayores se está trabajando en un trabajo sociosanitario. Yo creo que eso era, de verdad, lo importante, no que estemos de esta manera o de la otra manera. Esta es la realidad, y no solo no se está mintiendo, creo que lo que duele es que se haya puesto sobre la mesa un problema al que nadie, como bien decía el diputado del Grupo Nacionalista, Gobierno tras Gobierno, le ha dado solución ni ha puesto sobre la mesa, pues este Gobierno lo ha puesto sobre la mesa, porque todos conocen que, desde luego, se tiene esta situación, y, vuelvo a repetir, en todas las comunidades, no solo en Canarias. La única diferencia es que Canarias hoy está tomando, pues, esta iniciativa, digámoslo así.

Y ahora bien, voy a corregirle, bueno, no, le iba decir que le iba a corregir dos cosas, pero no, le voy a corregir una y le voy a pedir otra: una, que, por favor, cuando nos dirijamos a las personas con discapacidad no les llamemos discapacitados, yo sé que es un lapsus, pero quiero que lo recordemos, que hablemos de personas con discapacidad; y la segunda, señoría, a usted le voy a pedir esta que le habla, será más de su gusto o menos de su gusto, a mí me gustará más su tono o me gustará menos su tono, pero lo que no puedo permitir es que usted me llame poco menos que corista y que la consejera de Sanidad y yo le hacemos el coro a don Paulino Rivero. Me gustaría, desde luego, que usted retirara eso, señoría, porque no se lo voy a permitir.

Y también me gustaría, eso ya es más difícil, eso ya sí que no se lo voy a exigir, pero sí me gustaría que, desde luego, cuando usted conoce que de los créditos, fondos directos de la dependencia, utilizamos 5,9 millones de euros para hacer un pago, que no disponíamos del dinero en ese momento, un pago urgente en vivienda, dispusimos de ese dinero de dependencia porque teníamos la Ley de crédito extraordinario próximamente y podíamos incorporar esos créditos; política social dentro de la política social, lo que no se puede decir aquí es que se ha derivado, porque no es cierto, dinero de dependencia para viviendas, eso es no decir la verdad intencionadamente. Se utilizó dinero para pagar una situación de vivienda que se incorporó con el crédito extraordinario, por lo tanto, no se han derivado, señorías, eso es así. Y cuando se habla, porque el informe de los gerentes de servicios sociales estales lo utilizamos según nos convenga. Es verdad que yo no sé muy bien de dónde sacan un 0,4, un 0,8, un 0,10, un 0,6, no sé bien de dónde lo sacan, con qué criterio, pero vamos a aceptarlo. Y si dice que Canarias tiene un 0,8 y dicen que vayamos a Castilla-León que es un modelo -hasta el otro día estaban también en los puestos de la cola-, por qué no nos vamos a Valencia, que tiene un 0,4, según este mismo informe de estos mismos gerentes; Canarias tendría un 0,8 pero es que Valencia tiene un 0,4.

Señorías, yo no vengo aquí a defender en este momento..., porque creo que lo importante realmente es la orden y es el objeto de esta comparecencia, y, además, tengo solicitada una comparecencia a petición propia para informar de dependencia con mucha más exposición al tener más tiempo, pero sí quiero decirles que, con dificultades, porque las ha habido, hoy Canarias ha salido de los puestos de la cola de la dependencia. No voy a decir yo aquí que Canarias tiene un 0,8 y Valencia, por lo tanto, ya ocupa el puesto de la cola porque tiene un 0,4 porque ni siquiera eso es realmente así, señorías. Los datos que da el ministerio el 31 de diciembre del 2013 colocan a Canarias por debajo de la media, que es el 56?% en prestaciones de servicio, y Canarias tiene un 51,35, señorías, y por debajo de Canarias hay cinco o seis comunidades. Pero es que Canarias está por encima de la media del 43?%, que es la media de España en prestaciones económicas, pues Canarias tiene el 48?%. Y los datos no son de Canarias, son datos del ministerio. Por lo tanto, ni lo de Valencia ni lo de Canarias es verdad, para, desde luego, ser justos, aunque tengan ese 0,4.

Yo no le quiero hablar tampoco de... Me habla de algunos artículos de la ley donde se dicen determinadas cosas, a mí me gustaría hablarle de los artículos 14, 15, donde se habla de economía, donde se habla de qué debe aportar el Estado a la aplicación de la ley de la dependencia, que debe aportar desde luego el 50?%; si ustedes recuerdan, los presupuestos para este año superan los ciento y tantos millones de euros, alrededor de 120 millones de euros, ¿ustedes saben cuánto aporta el Estado, señorías? 22,7. ¿Qué porcentaje es ese, señorías? Estamos todavía en un 80?% que financia en solitario la comunidad canaria frente a un 20?% que todavía financia el Estado. Pero, es más, es que no hay autoridad moral para venir a hablar aquí del cumplimiento o no de la ley de dependencia por parte del Grupo Parlamentario Popular, es que no tienen autoridad moral, es que no la pueden tener. No tienen autoridad moral para hablar cuando mandan un texto a Bruselas diciendo que se van a ahorrar 1.000 millones de euros en dependencia. ¿Es que en todo el aparato del Estado no había, señorías, un lugar de donde sacar 1.000 millones de euros sino de dependencia? Y luego vienen aquí a decir que no hablemos de problemas económicos sino de problemas de gestión. Señorías, ha habido muchos problemas para aplicar esta ley en Canarias porque Canarias ya tenía su propio sistema. Afortunadamente, ese sistema ya prácticamente ha desaparecido, quedan algunas cosas, aunque hoy estamos en el marco de la dependencia, pero lo que no se puede venir a decir aquí es que es un problema de gestión. La ley tiene un problema presupuestario importante, y no en Canarias, señorías, en toda España; porque no se entiende que la media de España de atención a la dependencia sea del 56?%; ¿cómo se puede entender eso en comunidades ricas como el País Vasco, como Valencia o como Castilla-León?, ¿cómo se puede entender eso?, o como Madrid, ¿cómo?, porque todas tienen un problema grave de presupuesto. Por lo tanto, estamos avanzando en la atención a la dependencia. Y la prueba más importante, incluso, es precisamente la orden objeto de esta comparecencia, en la que no solo atendemos a las personas que tienen una determinada situación por la vía normal de la aplicación de la ley, sino también a las personas que, estando en un centro sanitario, reciben el alta médica, y estamos teniendo dificultades para que la gente acceda de nuevo a su domicilio para que y sus familiares, desde luego, puedan resolver también esa situación. Detectando eso, lo que hace el Gobierno de Canarias es, en una orden conjunta entre la Consejería de Sanidad y la Consejería de Políticas Sociales, ponernos de acuerdo para que de esas personas, una vez dadas de alta, con el criterio sanitario, sepamos la gran dependencia o la dependencia severa...

¿Es posible, presidente?

El señor PRESIDENTE: Sí, un minuto.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

...y poderlas derivar, desde luego, a centros sociosanitarios, en estos momentos, señorías, tal como contempla la orden, a centros sociosanitarios concertados, porque si tuviéramos plazas públicas y las actualmente concertadas disponibles, pues está claro que no tendríamos lista de espera. Por lo tanto, es absolutamente necesario saber que este caso concreto que estamos regulando a través de una orden, y que es el objeto de la comparecencia de hoy, lo va a resolver el Gobierno sacando esa orden, concertando, desde luego, esas plazas sociosanitarias.

Esas 400 personas... si logramos sacar ese número porque serán tantas plazas como personas, se sumarán a las 35.924 que en estos momentos en Canarias están recibiendo algún servicio o alguna prestación.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera, doña Inés Rojas.

No, la señora consejera se ha dirigido pidiéndole que retirara una expresión. Usted puede intervenir o no.

La señora BETHENCOURT AGUILAR (Desde su escaño): Señor presidente.

Cuando dije que las consejeras de Sanidad y Servicios Sociales le hacían el coro al señor Rivero, no quería ofenderlas, pero me ratifico en que le hacen el coro al señor Rivero.

El señor PRESIDENTE: No se le da palabra para ratificar. Le piden que lo retire, usted puede decir que no, pero nada más.

Sí, señora consejera. Sí, sí. ¿Usted quiere aclarar algo?

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León) (Desde su escaño): Sí, señor presidente.

Sencillamente, si no lo retira, desde luego, solo pasa lo siguiente: me parece una absoluta falta de respeto que se diga que dos consejeras le hacemos el coro al presidente del Gobierno.

(Los señores vicepresidente segundo, Fernández González, y secretario primero, González Hernández, ocupan sendos escaños en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1399 Sobre -Consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda-, sobre régimen de derivación a centros sociosanitarios de personas en plazas hospitalarias con alta médica.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico