Diario de Sesiones 108/2014, de fecha 11/2/2014
Punto 28

8L/C-1261 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE DESARROLLO DE LA ENERGÍA FOTOVOLTAICA.

El señor PRESIDENTE: Bien. Pues, la siguiente comparecencia.

Indicarles, señorías, que las previsiones son ver las cuatro comparecencias siguientes esta tarde. Primero dos y después las dos que se acumulan. Esto sería lo que vamos a ver esta tarde.

Siguiente comparecencia, del Gobierno, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre el desarrollo de la energía fotovoltaica.

Don José Miguel González Hernández.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Buenas tardes a todos. Señor presidente (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

Nosotros hemos solicitado esta comparecencia por una serie de puntos. Yo creo que aquí hemos dicho, reiteradamente, lo que es otra cosa obvia, que la energía es la sangre de la economía. Es decir, tener o disponer de un sistema energético con capacidad, con calidad y a un coste razonable es un objetivo básico de cualquier desarrollo económico.

El tema es el siguiente. El primer problema que planteo es que estamos viviendo una etapa turbulenta en la regulación del sistema eléctrico. Y está claro -no quiero emplear más que "turbulenta", podría emplear otro calificativo, pero no quiero incidir y plantear problemas contra nadie-, que lo que requiere un sistema como el sistema eléctrico, que hay que hacer inversiones con tasas de recuperación a largo plazo, es estabilidad. Estabilidad en dos cosas: en la regulación, de manera que el inversor pueda saber perfectamente cuáles son sus riesgos y cuáles son las exposiciones, y, por tanto, pueda hacer un cálculo de si la inversión es sí o no rentable, porque está claro que de la duda huye de la inversión, y este no es precisamente el tema.

Hay muchos decretos leyes, luego tendremos la oportunidad seguramente de hablar de ellos. Están la Ley del Sector Eléctrico y la Ley de garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas insulares y extrapeninsulares, pero es que, simultáneamente, estamos viviendo un conjunto de decisiones complicado; por ejemplo, la suspensión de la planificación, ya lo hemos reiterado, no sé cuántas veces lo hemos tratado esto aquí en este pleno o en la Comisión de Industria; el hecho de haber suspendido también la asignación de potencia; eliminar las subvenciones de energía, o suspenderlas, de eólica y de fotovoltaica, y, además, con efecto retroactivo; medidas contra la concentración de ofertas y adjudicación de los bombeos al gestor de la red; y una regulación perjudicial, en mi opinión, del autocontrol.

Y, simultáneamente, tenemos ante nosotros unos objetivos que nos señaló el Pecan, todavía en vigor. Fíjense lo que planteaba, junto a cosas, bueno, que son obvias, como, por ejemplo, diversificar las fuentes energéticas para reducir la dependencia del noventa y tanto por ciento que tenemos de las energías fósiles, frente también al mantenimiento de una adecuada red, a la reducción de hidrocarburos, a la eficiencia necesaria energética, etcétera, etcétera; en el punto sexto, decía alcanzar un 30?% de energía eléctrica mediante fuentes de energía renovable en 2015. Y ahí planteaba una potencia eólica instalada de 1.025 MW, una superficie instalada de paneles termosolares -cosa de la que apenas se habla y que a mí me gustaría que, a lo largo, después...-, de 460.000 m2, una potencia fotovoltaica 160 MW, e incorporar las mejoras técnicas dispositivas para centrales minihidráulicas, etcétera. Simultáneamente está también otro tema, que para nosotros podría ser interesante discutir, que es el tema del autoconsumo y la manera de su regulación.

Entonces, todo esto plantea, señora consejera, una duda muy importante. Es decir, usted, reiteradamente, ha hablado de las relaciones que son relativamente positivas con el Ministerio de Industria, relativamente, como todo en esta vida, pero se ha podido avanzar en ciertas cosas y en otras no. Usted ha hablado de que se ha conseguido o se ha intentado conseguir una retribución relativamente adecuada para la energía eólica, pero que para la fotovoltaica estamos todavía en una obscuridad de lo que va a ocurrir.

Entonces, el problema que nos planteamos nosotros es si todos tenemos claro, porque creo que lo tenemos, que las energías alternativas son, bajo el punto de vista ecológico y el punto de vista medioambiental, positivas; y que son la única manera o la única parte de la energía -por lo menos que nosotros en este momento estemos manejando- que le da autonomía a las islas, puesto que todavía nadie ha descubierto la manera de quitarnos el sol ni el viento, y parece enormemente poco sensato que no insistamos en el desarrollo de las energías alternativas. Entonces, la eólica -luego tendremos la oportunidad de hablar de la eólica con motivo de la sentencia-, bueno, pues, más o menos es una tecnología muy madura, no tanto la energía fotovoltaica, pero es obvio que la fotovoltaica, pues, también es una de las apuestas que el propio Pecan señalaba. Entonces, nuestra pregunta, y con eso termino esta parte inicial de mi comparecencia, señora consejera, es: ¿qué futuro le ve usted a la energía fotovoltaica en Canarias? Porque es que yo creo que son tantas las incógnitas, que me gustaría que usted despejara algunas hoy en esta tarde.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, la señora consejera, doña Francisca Luengo, tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias, presidente.

Déjeme decirle, señoría, que tiene usted las mismas dudas que tienen, pues, yo diría, todos los españoles y los canarios en relación con el futuro de la energía fotovoltaica en nuestro país en este momento. Y, antes de contestarle, quería hacer una breve descripción del panorama que tenemos.

En Canarias, la demanda eléctrica se cubre mayoritariamente con tecnologías térmicas de origen fósil, siendo la participación de las fuentes renovables muy modesta. El porcentaje de cobertura de la demanda a partir de fuentes de energías renovables es de apenas un 7?% en nuestro archipiélago, que contrasta con el 30?% de la media nacional. Esa media nacional es debida a la herencia, a la mala herencia del PSOE.

Sin embargo, el coste de generación convencional es mucho más elevado que el coste de las tecnologías fotovoltaica y eólica. Es decir, producir con combustibles fósiles es mucho más caro que con renovables. Eso se ha repetido hasta la saciedad por todos los sectores y por todos los políticos, y eso es una cosa evidente en Canarias. Ahora veremos cuál es la política que se lleva y la contradicción tan enorme frente a este dato incontestable. Así, la sustitución de generación convencional por generación renovable supondría importantes reducciones en el extracoste de generación que, como saben, asciende a 1.047 millones anuales en Canarias. A pesar de que nuestros sistemas representan, dado su reducido tamaño, mayores dificultades para la integración de renovables, sigue siendo técnicamente posible, y también estratégicamente necesario, integrar la mayor tasa de generación de origen renovable, contribuyendo con ello al déficit tarifario, que parece ser lo que persigue el Partido Popular, y que no lo consigue.

Este Gobierno, como saben, está claramente implicado en reducir los costes de producción de energía y apostar por las renovables. Sin embargo, desde principios del 2012 el Gobierno de España, gobernado por el Partido Popular, ha adoptado una serie de medidas que han supuesto un freno claro y contundente en la penetración de las renovables, no solo en Canarias, sino en toda España. Hagamos memoria: la primera fue el Real Decreto-Ley del 26 de enero de 2012. Se suspenden todos los procedimientos de preasignación. En el Gobierno de Canarias, a partir de esa fecha, como creíamos en las renovables y hemos hecho una apuesta por las renovables, hemos estado, naturalmente, sacando la cabeza e intentando convencer de esto que acabo yo de señalar en mi intervención al Gobierno de España, que no se entendía cómo ese real decreto-ley hizo tabla rasa, sin distinción de Canarias con el resto del territorio peninsular, cuando, como sabemos todos, aquí las renovables son tres veces más baratas que producir energía con fósil convencional.

En diversas reuniones mantenidas durante el año pasado con representantes del ministerio hemos estudiado procedimientos de manera que, a través de ese real decreto-ley en su artículo tercero, se nos permitiera establecer un régimen retributivo adicional para las renovables en Canarias, para la eólica y la fotovoltaica. ¿El momento actual? Pues mire, yo les diría que está en tiempo muerto. Se llegó a ese compromiso, incluso de manera personal, con el ministro, lo declaró públicamente cuando los fines de semana suele venir a Canarias, pero esa orden no acaba de llegar. Yo, como consejera, sigo insistiendo ante el ministerio; probablemente, dentro de una semana o dos estemos de nuevo en el ministerio preguntándole qué pasa con ese tiempo muerto, que no sale la orden con la tarifa adicional para las renovables en Canarias. Esa es la realidad al día de hoy, señorías.

Como digo, se produjo, incluso, un acercamiento para esa tarifa, que se ha cifrado, en boca del ministro, en 85 euros el megavatio. Sin embargo, tengo que decir, y creo que algo ha apuntado el diputado proponente de la iniciativa, que tenemos unos vaivenes en la política nacional en materia de energía, de manera que recientemente hemos visto cómo la orden que se está tramitando ha dado un hachazo a todo lo anterior al 2005. Usted hablaba de la inseguridad jurídica y, efectivamente, se ha perdido la retribución. Y también en esta orden del 2005 se ha ignorado a Canarias; se le ha dado el mismo tratamiento que al resto de los territorios peninsulares.

Por tanto, yo hago una reflexión en voz alta, señorías, ¿de verdad el ministro no conoce las singularidades de Canarias?, pero no por ser canario, sino porque todos los datos técnicos e informes apuntan en la dirección que le acabo de decir. Yo no quiero pensar que actúa adrede contra las singularidades de Canarias, pero algún día sabremos con exactitud qué es lo que ocurre.

Por ello, yo le tengo que decir que estamos padeciendo un aluvión de normas en materia energética, y que me atrevo a decir que van a comprometer el desarrollo de la energía fotovoltaica; entre ellas, la regulación del autoconsumo.

Luego, en la segunda, o después, le comentaré cómo por el autoconsumo estamos también batallando el Gobierno de Canarias; que hasta lo queremos incluir, y está incluido en nuestra propuesta del Régimen Económico y Fiscal.

Los textos que conocemos, que van contra el autoconsumo, pues sería una manera de que la fotovoltaica se desarrollara en el único territorio posible, dado el marco que el Partido Popular está haciendo para las renovables, que sería Canarias, el único ámbito de desarrollo, introducen una cosa que se llama "peajes de respaldo", adicionales, además, a los peajes de acceso a las redes, y establecen un balance neto horario que dificulta, en definitiva, el desarrollo del autoconsumo, y, por tanto, que va a perjudicar a la energía fotovoltaica, que es objeto de esta comparecencia.

Es cierto que para el uso en Canarias de ese peaje de respaldo se ha establecido un período transitorio hasta el 2019, pero todos los estudios nos dicen que, aun así, se hace inviable el autoconsumo en Canarias.

Por tanto, señoría, entrando de lleno a la petición de su comparecencia, en relación con las perspectivas de futuro de la energía fotovoltaica en la Comunidad Autónoma de Canarias, yo le diré una cosa, que si dependiera de nosotros, del Gobierno de Canarias, lo tendríamos muy claro: sí a las renovables, a la eólica y a la fotovoltaica, a través del autoconsumo. Sin embargo, tenemos enfrente lo contrario, que es el Partido Popular del Gobierno de España, que, desgraciadamente, pues, tiene las competencias en esta materia.

Sí le tengo que decir una cuestión, y ahora estamos, además, en la mayor actualidad política, que el Partido Popular ya sabemos por lo que apuesta, apuesta por el petróleo, apuesta por la energía nuclear y ha dado muerte a las energías renovables en nuestro país, donde hemos sido punteros en la etapa anterior, pero punteros en todo el mundo, a nivel internacional.

En cuanto a la fotovoltaica, no quiero bajarme de esta tribuna sin señalar, pues, los perjuicios que hoy en cualquier prensa especializada se dice que se producen por la orden esta que está en marcha ahora, que está pendiente de informes en la comisión nacional y en la comisión del mercado de la competencia. Pues, no son menos de 1.200 millones de pérdidas, y hay pequeños ahorradores, inversores, la mayoría de ellos en entornos rurales, que depositaron sus ahorros en estos proyectos, y cuyo drama alcanza ya tintes sociales.

En España se estima que hay 53.000 pequeños inversores que impulsaron 58.000 proyectos fotovoltaicos desde el 2007, y, según las estimaciones del sector, el 90?% de estos proyectos tendrán que acogerse irremediablemente al concurso de acreedores, porque no pueden seguir pagando las cuotas mensuales de sus créditos, y ustedes saben que los intereses han subido notablemente desde que se hizo aquella inversión hasta el momento actual. Por tanto, el ministro de Industria y el Ministerio de Energía les han llevado directamente a la quiebra. Esa es la política del Partido Popular en materia de fotovoltaica, que usted hoy, con mucho acierto, ha traído a este Parlamento.

Canarias propone, sin embargo, y eso es lo que yo quiero señalar hoy, que el autoconsumo esté recogido en el REF, para garantizar, precisamente, el desarrollo de la fotovoltaica en nuestro territorio; por tanto, este Gobierno tiene claro un camino: sí a las renovables y no al petróleo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Para la intervención de los distintos grupos parlamentarios no solicitantes de la comparecencia, por el Grupo Parlamentario Mixto, don Fabián Martín, desde el propio escaño y por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor MARTÍN MARTÍN (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Quizás tenga que coincidir con el proponente de esta actuación parlamentaria y con la propia consejera en el hecho de que las sucesivas decisiones del Gobierno del Estado, y en concreto del Ministerio de Industria, sobre el sector energético, a través, entiéndase, del Real Decreto 7/2013, o del Real Decreto 1/2012, han ido creando una sensación de incertidumbre y de inseguridad jurídica difícil de explicar.

Quizás la última cuestión que ha afectado de manera directa ha sido el Real Decreto 9/2013, y a ese respecto me gustaría referirme a unas declaraciones del director general de UNEF, de la Unión Española Fotovoltaica, que reconocía y que alertaba de los efectos de las últimas modificaciones del Estado en esta materia. Afirmaba, en concreto, que el peaje de respaldo acaba de raíz con la posibilidad de que el consumidor produzca su propia energía a unos precios más económicos que el suministro convencional, y que paraliza, a su vez, la entrada de nueva competencia. Esto, en sus propias palabras, además, parece contrastar con las políticas europeas, que valoran mucho más las políticas destinadas a favorecer el autoconsumo que las destinadas al establecimiento de primas.

Señora consejera, en este caso concreto me gustaría preguntarle respecto a la disposición del 12 de julio, que no sé si estará en condiciones de aclararme algunos aspectos que creo que son de interés, pero me refiero en concreto al que se estipula en el artículo 9, sobre la revisión de los peajes de acceso de la energía eléctrica; a la disposición transitoria tercera, sobre la retribución de la actividad de producción de energía eléctrica mediante tecnología solar fotovoltaica; o a la disposición final segunda, que habla sobre el régimen jurídico y económico para las instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables. Todo ello, sin lugar a dudas, va a marcar un escenario de cara al futuro en Canarias que todavía es difícil de dibujar.

Los diferentes reales decretos, además, a la hora de publicarse, han tenido como finalidad, y así lo expresan en sus preámbulos, establecer medidas para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico como presupuesto ineludible de sostenibilidad económica. La pregunta que se puede deducir de todo ello es si esto va a cargo o a coste de las producciones fotovoltaicas en Canarias, máxime, cuando, como usted bien ha reconocido, generan electricidad a precios muchos más baratos que en el resto del territorio español.

Con todo esto, señora consejera, y a falta de poco tiempo, me gustaría que entrase a valorar este subsector...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Ignacio Álvaro Lavandera, por tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Buenas tardes, señor presidente. Señora consejera. Señorías.

"Sin energía, el desarrollo no es posible", con estas palabras inauguró en 2012 el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el año internacional de la energía sostenible para todos, una iniciativa mundial diseñada para destacar la importancia de las energías renovables para el desarrollo del mundo, una iniciativa que, lamentablemente, no ha calado en la gestión política del Ministerio de Industria, más entregado a los intereses de quienes explotan las energías fósiles y obsoletas que en asumir la fotovoltaica como fuente de energía descentralizada que puede, además, constituir una de las mejores soluciones adaptadas para la electrificación de Canarias, al promocionar una ayuda esencial para el desarrollo económico y social alternativo que necesita este archipiélago.

En este Parlamento ya se ha debatido mucho sobre la apuesta del Gobierno, de este Gobierno, por las energías limpias frente a quienes permanecen apoyando modelos propios de otros siglos, que no está de más que sigamos ahondando, por cierto, en ello. Usted misma, cuando era viceconsejera de Industria y Energía, defendió incluir en la propuesta de modificación del REF, aprobada por unanimidad en el Parlamento regional, la apuesta por el autoconsumo eléctrico en las empresas y en los hogares canarios a través de un modelo basado en la generación fotovoltaica y minieólica de escasa potencia, hasta 100 kW.

El Grupo Socialista cree que el autoconsumo puede ofrecer un ahorro a los consumidores, dado los elevados precios de la electricidad, gracias a la indudable ayuda del Ministerio de Industria y su política favorecedora a las empresas eléctricas y no a los usuarios, como estamos comprobando todos los meses en el recibo de la luz. Por ese motivo, apoyamos que el Gobierno canario autorizara en junio del año pasado la implantación de instalaciones de autoconsumo eléctrico en hogares y empresas, una decisión muy demandada por las empresas de servicio energético, que estaba pendiente de que el Ministerio de Industria solucionara el problema que presentan estas instalaciones cuando generan excedentes de energía, y que usted resolvió con un dispositivo que regulará la autosuficiencia energética. Como usted dijo, señora Luengo, Canarias no podía seguir esperando al ministro, por eso insistimos en que siga usted adelante sin esperarle. No obstante, insistimos en que esta apuesta debe ir acompañada de incentivos para el desarrollo de las empresas, de forma que se garantice una adecuada implantación de las tecnologías favorecedoras del autoconsumo y se aproveche al máximo el potencial de las fuentes de energías renovables.

Canarias no es únicamente la comunidad autónoma con mejores condiciones climáticas para el desarrollo de la energía fotovoltaica gracias a la cantidad de horas y días de sol al año, sino también fiscalmente, si el REF permite el fomento de su implantación y desarrollo. Con la apuesta por las energías renovables y la fotovoltaica, en especial, damos un paso más hacia la modernización del concepto de generación de energía que ya tenemos en Canarias, y con el autoconsumo los usuarios podrán generar la energía que consumen y ahorrar más. Canarias es, por sus características, una comunidad que ha alcanzado soberanamente la paridad de red, otro motivo más para poder seguir implantando, solo falta aplicar una buena...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Por el Grupo Parlamentario Popular, don Manuel Fernández, por tiempo de tres minutos.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ: Realmente con tres minutos poco podemos decir y más sobre la cantidad de cosas que se dicen aquí alegremente y que se predican, y están alejadas de la realidad, ¿no?, de la realidad total y absoluta.

Señora Luengo: "vino el Partido Popular, y fue el desastre". Señora Luengo, sí, es cierto que usted ha dicho aquí que la grave herencia del Partido Socialista y de Zapatero son las energías renovables. ¿Sabe usted que España junto con Alemania son los dos países que más producen energía eólica en toda Europa?, ¿sabe usted que son los dos países que tienen la energía más cara de Europa, junto con Irlanda y Dinamarca?, ¿sabe usted eso? ¿Sabe usted que la energía más barata es la de Francia, por ejemplo, y el resto de los países de Europa?, ¿por qué razón? ¿Sabe usted que el costo de la energía renovable, que por eso han aceptado ahora los 84 euros por megavatio...?, ¿por qué?, antes cobraban 250 y ahora cobran... Y siguen conformes con esa medida, que estaban hinchándose todos, japoneses, chinos y de todas partes del mundo, que venían aquí al gran bocadillo que les preparó Zapatero, a hincharse. Y eso fue lo que paró el Partido Popular. Porque, mire usted, dentro de la tarifa, que pagamos todos, si vale 10 céntimos el kilovatio/hora, dentro de esos 10 céntimos estamos pagando el 18?% directamente para amortizar las renovables, más el costo de la energía que también es parte del costo real de energías renovables, más 7 céntimos para pagar las primas estas en lo que es el déficit, el déficit que ustedes han creado del 2005 al 2012, 30.000 millones de euros que tenemos que pagar todos los españoles, que lo han creado ustedes y antes no existía. ¡Dígalo, dígalo, dígalo!

Mire usted, y como tengo muy poco tiempo, para terminar en otro flash, la energía fotovoltaica olvídela; está bien para seguir experimentando algo pero lo que usted ponga hoy con energía fotovoltaica, que tiene un 24?% de rendimiento, dentro de cinco años su rendimiento es del 40?%, y tiene usted que coger todas esas instalaciones y tirarlas a la basura. Por eso, no se puede crecer. Del mismo modo que un ejemplo gráfico que tiene usted en Arinaga, que han puesto un solo molino de 5 MW que vale por 25 molinos de los que hay en Arinaga, 25 que hay que quitar, por uno solo. Esa es la tecnología que hemos pagado todos los españoles para el desarrollo de las energías del resto del mundo, a costa de los españoles, lo hemos pagado de las políticas del señor Zapatero. Por eso hay que decirlo todo: energías renovables sí, y tienen que ir a la velocidad que tienen que ir. Y Canarias, concretamente ustedes, del Gobierno de Canarias, ¡espabílense!, y desbloqueen los problemas territoriales para que se puedan implantar las energías eólicas, los 400 MW, espabílense ustedes, Gobierno de Canarias, que llevan tres años y no han hecho nada, no han pescado nada. Ahí está todavía bloqueado, y no es la tarifa, son ustedes, que no han desbloqueado los problemas territoriales, ¡ustedes! Y, además, tienen ustedes un pleito que hay una...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo solicitante de la comparecencia, don José Miguel González, por el Grupo Nacionalista Canario, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Buenas tardes.

Vamos a ver, a mí no me gusta que convirtamos un tema como la energía, tan trascendental en un pim, pam, pum, vamos a intentar introducir racionalidad en el proceso.

Es decir, en primer lugar, es obvio que Canarias es un lugar muy interesante para las energías renovables, pero es que, además, es necesario por razones estratégicas -lo dije yo antes- porque el coste es inferior al coste de la generación normal y porque, de cara al futuro, lo único que seguro tenemos, bueno, en miles de millones de años, es el sol y el viento, aunque el viento en realidad es sol. Entonces, que en Canarias es necesario el desarrollo de las energías renovables yo creo que es una cosa que tenemos que compartir todos, yo no veo que nadie... (Ininteligible.) Luego vemos a ver cuál es el procedimiento.

Es cierto -y en eso le doy una mínima razón al compareciente del Partido Popular- que la energía eólica ya ha madurado como tecnología y la energía fotovoltaica está en un proceso de mejora. El otro día leía un comentario, que hoy en día hacer un panel solar, no de sílice, sino de no sé qué otro material, cuesta la décima parte que lo que costaba hace diez-doce años; luego, hay que decir que las instalaciones serán cada vez más rentables.

Yo tengo aquí datos que establecen cuál puede ser la evolución de las diferentes fuentes de energía, y resulta que no es tan cierto todo lo que usted dice, porque aquí, por ejemplo, hay datos de los costes de las distintas fuentes de energías renovables en Europa: la eólica terrestre de 0,14 a 0,19 euros; solar de concentración, que aquí no la tenemos; fotovoltaica a gran escala, 0,26; es decir, no hay tanta diferencia, ya los procesos de mejora tecnológica acercan la producción de una energía a la otra. Por otro lado, también hay proyecciones de cara al futuro, y se entiende que, probablemente, va a haber reducciones en los próximos diez o doce años, del 25 al 30?%, del coste de generación. Luego, estamos apostando por el futuro.

Yo una de las cosas que sí critico claramente es que puede haber habido excesos en la ligereza inicial de la producción de fotovoltaica, fundamentalmente no por razones del consumo, sino también por liderar en España una actividad pionera como era la creación, porque ustedes saben que Gamesa llegó a ser el primer productor de plata fotovoltaica del mundo hasta que los chinos, con su desarrollo tecnológico, pues la han puesto en el margen. Por lo tanto, vamos a centrarnos en el asunto.

¿Es bueno tener energía fotovoltaica? Sí y hay que ver cómo las viabilizamos.

Sinceramente, vuelvo a insistir, a mí me produce enorme preocupación que, con una aparente ligereza -voy a emplear la palabra más suave posible-, se legisle tanto sobre el mismo asunto, a base de decretos-leyes sucesivos. Yo tengo aquí delante pares de ellos: (Ininteligible.) ...el Real Decreto-Ley 1/2012; Real Decreto-Ley 13/2012, de 30 de marzo; el Real Decreto-Ley 20/12, de 13 de julio, al que aludía don Fabián; la Ley 15/12, de 27 de diciembre; la Ley 17/2012, de 27 de diciembre. ¡Pero bueno!, yo digo: ¿y todo esto obedece a un proceso razonable?, ¿o parece que se está todos los días pensando algo sobre cómo cambiar lo anterior?

Es decir, cualquier reforma en estos temas requiere planificación, cuidado, y consultar -no tomar- y diferenciar.

Porque ha dicho una cosa la consejera que es importante, es decir, puede haber una norma, que, aplicada al contexto continental, pues, sea razonable y en Canarias no. Entonces, lo que no puede hacer una norma es no atender a los diferentes, porque ya lo he dicho aquí cuarenta veces, no hay peor injusticia que tratar a los diferentes de un modo uniforme. O sea, Canarias tiene otra situación, pero no ya una situación de necesidad de tener energía, como garantiza el REF, a precio competitivo, sino es que, además, va en beneficio del sistema. Porque -todos, como todos los datos, son discutibles-, yo tengo aquí unos datos que dicen que entre el año 2013 y el 2014 el sobrecoste previsto para el régimen ordinario por la generación en Canarias es de 1.452 millones de euros. Y también tengo otro que dice que, si bien la generación, por ejemplo, en Gran Canaria, a coste variable es de 190 euros por megavatio, resulta que, si lo hace usted con energía actual, baja a 146, o sea 50 euros por megavatio. Estamos hablando de cosas muy serias. Es decir, somos capaces de tener una producción con una materia prima garantizada, porque evidentemente el sol y el viento ahí están, y además lo hacemos más barato. Por lo tanto, veamos este asunto.

Entonces, si uno estudia la legislación, se sorprende. Porque es que resulta que a veces la legislación está muy bien, pero luego se hace muy mal. Porque cuando yo estuve estudiando, hace ya bastante tiempo, la ley del 4 de octubre del 2013, el proyecto de Ley del Sector Eléctrico, resulta que uno, independientemente de que hace toda la parte expositiva intentando justificar los 700 decretos-leyes estos, llega un momento en que dice: "hombre, ¿y qué hace la ley sobre el tema canario?", sobre el autoconsumo, por ejemplo, del que luego hablaré. Pues dice: "En el caso en que la instalación de energía eléctrica esté conectada total o parcialmente al sistema eléctrico, los titulares de ambas estarán sujetos a las obligaciones y derechos previstos en la presente ley y en su normativa de desarrollo". Es decir, a un señor que tenga autoconsumo no solo se le cobra lo que cuesta, sino que, además, tiene que pagar los derechos de los que ha hablado también a la consejera el señor Fabián.

Pero luego lo dice claro: "El Gobierno podrá establecer reglamentariamente reducciones en dichos peajes, cargos y costes en los sistemas no peninsulares, cuando las modalidades de autoconsumo supongan una reducción de los costes de dichos sistemas". La ley lo prevé. Lo que falta es que haya voluntad política para ponerlo en una norma de utilización, porque, claro, la ley es la ley, y dice "reglamentariamente".

Sobre las actividades de los territorios no peninsulares dice..., bueno, ¿qué decía la ley de esto? Que podrán ser objeto de una regulación insular. Ah, muy bien, tenemos una ley -pero luego ya hablaremos de ella-.

"Que la planificación basada en criterios de análisis coste/beneficio, en relación con el resto de actividades -dice- en los términos previstos en la ley". Es solo un mecanismo.

"El establecimiento de un régimen retributivo para la actividad de producción en los términos previstos en el artículo 14" -que luego diré-.

"El fomento de energías renovables cuando sean técnicamente asumibles y supongan una reducción de costes del sistema en los términos previstos en el artículo 14". Ayer oí yo al ministro de Industria en una intervención en la radio, Radio Teide creo que se llamaba, mientras estaba haciendo mis cintas, matinal, y dijo el señor ministro que la producción en Canarias de energías renovables era inferior a los costes, y que, por lo tanto, era muy interesante para Canarias que se produjera. Lo dijo, ¿eh?, yo no le estoy quitando palabras, porque son palabras pronunciadas por él. Luego, aquí dice fomento de energías renovables cuando ocurra. Él dice que ocurre, pues foméntelo usted.

"La integración en el mercado peninsular".

"El establecimiento de incentivos económicos al operador para que mejore la tecnología".

Y "la incorporación de señales de precios".

Luego además, cuando hablamos otra vez del otro artículo que comentaba antes, llegaba y decía también algo muy interesante para Canarias, es decir, el régimen retributivo. Como consecuencia de las singulares características de los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares, podrán definirse, excepcionalmente, instalaciones tipo específicas para cada uno, aplicando rentabilidad razonable referida al tipo en cada caso, etcétera.

O sea, que la ley establece o establecía un marco legal. Muchas de ellas a desarrollar por decreto, por reglamentario, que permitiría un trato singular a los sistemas canarios.

Luego vino esta ley, que yo no sé exactamente qué pretendía, porque uno la lee y dice: bueno, pero esto lo que hace es complicar más las cosas, la ley esta que ha salido recientemente, que aquí tengo también.

Entonces, la pregunta que yo me hago, y esto es lo más importante, es: si todos estamos de acuerdo, incluso la ley lo dice, en que hay que fomentar las energías renovables, cuando es más beneficioso, cuando se adapta a la realidad, en los sistemas extrapeninsulares, ¿por qué estamos viviendo la inseguridad que tenemos en este momento? ¿Por qué, de una vez, no se definen las bases para poder hacerlo? Porque los problemas de la energía renovable podrán ser problemas territoriales, yo no lo discuto, don Manuel, ya eso lo hablaremos después, cuando hablemos de la siguiente, de la otra comparecencia que han solicitado ustedes sobre el tema de los eólicos. Pero de lo que no hay duda es que si yo soy un empresario, tengo que tener seguridad de lo que hago. Y, primero, está quemado, porque los que se creyeron en un compromiso firme del Gobierno y que iba a estar los veinte años pagando, resulta que se lo han cortado por diez; bueno, no tanto; quizás lo han dividido solamente por siete u ocho. Y, además, con efecto retroactivo, cosa que, bueno, hay un principio general jurídico que dice que nadie puede ser privado de su derecho sin indemnización. O sea, usted le iba a pagar esto, y usted hizo sus estudios, sus inversiones, su búsqueda de rentabilidad, y mañana sale un papel diciendo: oiga, de eso nada, a partir de ahora, usted no cobra, y búsquese la vida. Claro, malo es para el individuo el palo que le han dado, pero, desde luego, lo que no hay son tontos que caigan dos veces.

Entonces, si no tenemos la seguridad jurídica, si no se resuelve claramente el sistema canario, si no se considera que aquí estamos en situaciones diferentes, que tenemos recursos naturales necesarios, que las energías renovables, y, entre ellas, la fotovoltaica, se adaptan a nuestra producción y son coherentes con nuestro modelo de desarrollo medioambiental... ¿a qué estamos esperando, si hasta el propio ministro dice que está de acuerdo? Pues, si está de acuerdo, tome usted la medida, señor ministro. Nosotros queremos saber exactamente cuál es, qué es lo que podemos hacer, de manera que el empresario diga: oiga, si yo invierto esto a tasa de rentabilidad tanto, ¿lo puedo hacer o no? Si no, todo lo que prediquemos aquí, lo estamos predicando en el vacío, y yo no quisiera que este tema se tomara -lo dije empezando-, como una discusión política entre un grupo y otro. No, no. Se trata de que tenemos que resolver el problema energético de Canarias, y es una obligación de todos. Y tiene que ser lo que es razonable, lo que es posible y lo que es aconsejable. Y yo creo que lo que es aconsejable es que haya una potenciación de las energías renovables, y, entre ellas, de la fotovoltaica.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, señora consejera, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Bien, en esta segunda parte, y con cierto afecto a Manolo Fernández, coincido en la posición que dice el portavoz del Grupo Nacionalista. Además, desde que estoy al frente de la consejería y, en su caso, de la viceconsejería, siempre me he llevado, en la política energética, por tener presentes los intereses de Canarias. En este caso, yo creo que hablar de los grandes grupos financieros de China, de la herencia, etcétera, etcétera, no nos conduce a nada. Creo que este Parlamento es el Parlamento de Canarias, los diputados somos de Canarias, y creo que en eso sí debíamos coincidir. Además, es que es lo que dice el señor González, es que el propio ministro el otro día lo decía, pero es que es tan incontestable esto. Yo no creo que nadie del Partido Popular, salvo Manolo Fernández, pues, haga un enfrentamiento cuando se defienden las renovables a Canarias. Hoy la iniciativa es el futuro de la fotovoltaica en Canarias, y yo ahora lo voy a hablar. Y le voy a decir, incluso le voy a dar datos, hacia dónde va el futuro que desde el Gobierno de Canarias estamos trabajando para que se desarrollen las renovables, y, entre ellas, la fotovoltaica, por una razón: porque eso crea diversificación económica en Canarias y atrae inversiones en Canarias. En Canarias, a partir de la supresión de la prima, se ahuyentaron todas las inversiones en Canarias. El concurso eólico, ese que tanto tildan ustedes de..., y que, bueno, ya lo discutiremos después, son 440 MW, pues, para que nos hagamos una idea, eso supone una inversión de 600 millones de euros y supone una creación de empleo de no menos de 5.000 puestos de trabajo. Quiero decir que apostar por las renovables es apostar por el crecimiento económico, por inversión económica en Canarias y por empleo en Canarias; y, además, por un sistema, naturalmente, medioambiental, social y económicamente sostenible, que es hacia el que todos queremos ir.

Por eso yo, cuando me presentan las iniciativas, quiero responder como gobierno, y decir: a ver, la consejería y el Gobierno de Canarias están con un horizonte claro sobre adónde quiere ir en este tema concreto de la energía fotovoltaica, señor Manuel Fernández. Entonces, yo aquí podría hacer, pues eso, un discurso, el que fuera. Pero yo quiero centrarme en Canarias, y en el Gobierno de Canarias, y con cosas concretas de Canarias. Y le voy a decir: mire, y, además, con una cierta perspectiva histórica, para hacer las cosas bien, corregir aquello que ha ido mal y enfocarlo para conseguir el objetivo claro, que es el que queremos, que es el desarrollo de estas dos tecnologías; fundamentalmente, de todas las renovables, pero sobre todo la que es objeto, y por respeto al diputado, la que ha sido objeto hoy de esta iniciativa.

Tengo que decirle que, mire, el primer documento del Pecan, del 2002, entre los principios básicos que tenía estaba el fomento a las energías renovables, y tenía como objetivos concretos la eólica -800 MW-, la solar térmica -275.000 m2-, y la energía fotovoltaica -7 MW-. Viene el Pecan 2006-2015 y también se establece un objetivo: que el 30?% del total de la demanda de energía eléctrica proceda de fuentes renovables en el 2015, en el 2015.

El grado de cumplimiento de los objetivos del Pecan se ha estudiado en la consejería, y vemos que no son del todo satisfactorios, pero ocurre que, precisamente en fotovoltaica, es muy satisfactorio. Y lo voy a decir: en eólica decimos, de los 1.025, hay 144 instalados, con lo cual el objetivo es insatisfactorio. Lo mismo ocurre con la solar térmica. En cambio, en la fotovoltaica, que es a lo que me voy a ceñir hoy, son -tenemos, mejor dicho-, 153 MW instalados, y el Pecan trazaba un objetivo para el 2015 de 160, es decir, solamente nos faltan para cumplir el objetivo 7 MW, es decir, que, desde el punto de vista del objetivo, la instalación de fotovoltaica en Canarias es muy satisfactoria.

Ahora bien, habrá que plantearnos qué causas han impedido el desarrollo de las energías renovables en Canarias, y actualmente hay causas que lo explican, desde las técnicas hasta las económicas y las territoriales. Y la consejera, pues, las expone aquí, como no puede ser de otra manera, y voy a corregir esas deficiencias o esos obstáculos que impiden convertir esas debilidades en fortalezas.

Las técnicas: pues no cabe duda de que tenemos unos sistemas eléctricos pequeños, débiles, sin capacidad para absorber todo ese potencial teórico máximo de energías renovables en Canarias.

Económicas: pues es la carencia de ese marco retributivo, claro que sí, el marco retributivo, la que hace que la inversión no venga a Canarias igual que en el resto del territorio, huyen y se deslocalizan esas industrias -digo- esas tecnologías.

Las territoriales: la fragmentación insular, la orografía y el alto grado de protección territorial y ambiental en nuestro territorio, pues a veces se aviene a mal la implantación de infraestructuras energéticas en nuestro territorio. El 47?% del territorio canario está protegido, con lo cual, pues, ahí no tenemos... Entonces, como tenemos un territorio muy fragmentado y muy pequeñito, y queremos cuidarlo, pues, lógicamente, a veces nos deviene incompatible con las infraestructuras energéticas, y ahí es donde hay que resolver esas cosas, porque luz queremos tener todos efectivamente, pero hay que compatibilizarlo.

Otra dentro de las territoriales es la falta de reserva de suelo, que los planes insulares, pues, a veces no han tenido en cuenta para que las instalaciones energéticas o las infraestructuras energéticas se desarrollen.

Y una tercera cuestión muy importante es la ausencia de un instrumento de planificación regional para que esas infraestructuras energéticas, vinculadas al desarrollo territorial, se implanten en cada una de las islas.

Por tanto, ¿qué tenemos que hacer? Pues corregir y compatibilizar; por tanto, en la índole técnica, para el futuro, ¿qué es lo que tenemos que hacer? Primero, permitir el máximo grado de penetración de renovables. Hemos dicho que teníamos una debilidad y es que nuestros sistemas son pequeños, ¿qué es lo que tenemos que hacer? Almacenar, y potenciar los bombeos en Canarias. Y eso está ahí y está previsto en esta legislatura, de aquí al 2020, y me alegra que me diga que sí porque estamos de acuerdo (Dirigiéndose al señor Fernández González.); la segunda, interconectar eléctricamente las islas, para hacer unos sistemas robustos y fuertes, de manera que la penetración de renovables sea posible, cosa que ahora se dificulta enormemente, y, naturalmente, invertir en nuestras redes de transportes, invertir en las redes de transporte para hacerlas fuertes.

En las razones económicas, vimos que no era posible porque no teníamos una tarifa, o una prima para que nos entendamos, pues, ahí, la consejería y el Gobierno de Canarias estamos intentando con el ministerio traer esa tarifa a Canarias. Ya les he dicho que desde el mes de julio hubo un compromiso por parte del ministerio para publicar una orden con esa tarifa, no se ha publicado, y lo digo aquí sinceramente, con lo cual, hay un tiempo muerto que yo ya denuncio como consejera del Gobierno de Canarias de Energía, en la medida en que esa orden todavía no ha visto la luz.

Tengo solicitada una visita también al ministerio, precisamente para tratar este tema: el porqué del tiempo muerto para que salga la tarifa, el precio adicional.

En las territoriales, decíamos que era otro hándicap el desarrollo territorial, bueno, pues yo tengo que decir hoy a sus señorías que en la consejería estamos trabajando en una cosa que se llama un documento DOSE, con las directrices, por primera vez de carácter regional, en el sector energético, de manera que las infraestructuras energéticas desde el Gobierno se homogenicen y se impongan en el territorio, por encima jerárquicamente, y de aplicación directa y obligatoria a los planes insulares, y corrijamos lo que actualmente impedía el desarrollo de las infraestructuras, y podamos compatibilizar la protección con el desarrollo de las infraestructuras energéticas.

Por tanto, y contestando a su señoría, ¿cuál es el futuro para la fotovoltaica en Canarias?, pues, en ese instrumento de planificación que estamos elaborando y que este año se terminará, tenemos que, para la potencia fotovoltaica, de los 153 que tenemos actualmente implantados prevemos, para el 2020, 368,75. Lo que ocurre es que en ese documento, de carácter regional, no se apuesta por la fotovoltaica en suelo, en suelo solamente se permiten 1.500 kW, y apostamos -y con ello ya voy terminando-por la implantación de solar fotovoltaica sin limitación de potencia pero sobre cubierta, y además de la cubierta, de manera específica, en la cubierta, en las instalaciones de carácter industrial y también en las vinculadas a actividades turísticas. Por tanto, en Canarias es posible este escenario energético en el que las renovables, y específicamente...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Tiene usted un minuto para concluir, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias, muy amable.

Quiero decir que, señorías, nos podemos ir con la tranquilidad y la esperanza de este trabajo continuado en la consejería, en el Gobierno de Canarias, para el desarrollo de las renovables en Canarias, y para que podamos ver lo más pronto posible que puedan nacer estas dos tecnologías, todas, pero específicamente la fotovoltaica y la eólica. Estamos removiendo, como ven, los obstáculos, sentando las bases para que esto ocurra y esto, pues, se debe traducir en resultados concretos y tangibles.

Estoy convencida de que contaré no solamente con los grupos que apoyan al Gobierno, sino también con el Partido Popular, en el desarrollo de nuestra tierra.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.