Diario de Sesiones 108/2014, de fecha 11/2/2014 - Punto 31

8L/C-1400 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, -CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO-, A PETICIÓN PROPIA, SOBRE LA SITUACIÓN LABORAL DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE CANARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señorías, pasamos a la siguiente comparecencia, del Gobierno, de la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre futuro de los trabajadores del Instituto Tecnológico de Canarias, que vamos a acumular con la del Gobierno, de la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, a petición propia, sobre la situación laboral del Instituto Tecnológico de Canarias.

Por lo tanto, coincidiendo el objeto de las dos comparecencias, procedemos a la unión de las mismas para su debate, y en el debate, para que conste y tengan constancia sus señorías, se procederá de la siguiente manera: el Partido Popular iniciará el debate con cinco minutos en la primera intervención; contestará el Gobierno por tiempo de diez minutos, y los grupos Mixto, Socialista Canario y Coalición Canaria tendrán diez minutos, y después el grupo del Partido Popular diez minutos, y cerrará el Gobierno con otros diez.

Por lo tanto, para la primera intervención, por parte del Grupo Parlamentario Popular, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

Doña María Teresa.

La señora PULIDO GARCÍA (Desde su escaño): Eran diez. Señor presidente, antes don Antonio Castro nos indicó que eran diez y diez minutos.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Si se lo señaló don Antonio Castro, pues, se habrá equivocado, pero lo que le quiero decir es que, tal y como está señalado y por el... Si no, habría una descompensación entre los grupos parlamentarios. Tenga en cuenta que usted no pierde ningún minuto como grupo solicitante de la comparecencia, mientras los otros grupos no solicitantes de la comparecencia pierden tres minutos cada uno.

Usted tiene cinco minutos en la primera intervención; si la quiere hacer, la hace, y si no la quiere hacer, pues, me lo dice y pasamos a la intervención del Gobierno (La señora Navarro de Paz solicita intervenir).

Sí, señora portavoz.

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): Señor presidente, hay un acuerdo de portavoces. Sí, perdóneme, presidente, esta mañana, el señor Barragán, que en este momento está ocupado, si pudiera, se lo va a poder corroborar, estuvimos hablando con el presidente, con don Antonio Castro, y se acordó diez minutos para el Gobierno, diez minutos para la proponente y seis minutos para el resto de portavoces. Invito a mi compañero portavoz para que lo...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Vamos a ver, señorías, por favor. Señorías. Conforme al reglamento... señora portavoz, le ruego se siente, por favor. Le aclaro. Conforme al reglamento, hay una comparecencia del Grupo Parlamentario Popular y otra del Gobierno a petición propia. La del Grupo Parlamentario Popular tiene derecho, conforme a esa posición, a cinco minutos más diez. Los grupos no solicitantes de la comparecencia, tres minutos cada uno.

Conforme a la intervención del Gobierno a petición propia, tiene diez minutos el Gobierno y fijan posición los distintos grupos parlamentarios. Si la acumulamos y cada grupo pierde, en la primera pierden los grupos tres minutos, en la segunda pierde el Grupo Parlamentario Popular tres minutos. La ventaja está en que ustedes inician y el Gobierno contesta, y por lo tanto, sería...

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): No, no, presidente, mire...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): De lo contrario, pues...

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): Permítame, presidente, llámenos a Junta de Portavoces y podremos recordarle lo que se ha hecho de aquí para atrás, que además lo recordamos esta mañana con el presidente del Parlamento.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): No, lo que se ha hecho... Señora diputada, no tengo ningún inconveniente en llamar a los portavoces para aclarar el asunto.

Los portavoces se pueden acercar.

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): Pero, perdone, presidente, es que, con todos mis respetos, está usted alterando lo que se acordó esta mañana, y que el portavoz de Coalición Canaria se lo podrá ratificar.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Acérquense los portavoces, por favor.

(Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)

Bueno, señorías, finalmente, aclarado y llegados a un acuerdo, pasamos a un debate de setenta y cinco minutos en relación a estas dos comparecencias, con diez minutos de intervención cada grupo parlamentario, diez minutos el Grupo Popular, que inicia el debate, y cierra el Gobierno en quince minutos en la última intervención.

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): ... (Sin micrófono).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Ya lo sé, es lo que he dicho, es lo que he dicho, bueno, pues está contemplado, señora diputada.

Señora diputada, no se pongan nerviosos, diez minutos el Grupo Popular, diez minutos el Gobierno, diez minutos el Grupo Mixto, diez minutos el Grupo Socialista, diez minutos el Grupo Nacionalista, diez minutos de nuevo el Grupo Popular y quince minutos el Gobierno. Por lo tanto, el Gobierno interviene en segundo lugar por diez minutos y cierra con quince minutos en la última intervención.

Por lo tanto, para los primeros diez minutos, por el Grupo Parlamentario Popular, doña Maite Pulido, tiene usted la palabra.

La señora PULIDO GARCÍA: Gracias, presidente.

Señorías, estamos hoy aquí, otra vez, para hablar del Instituto Tecnológico de Canarias que es la principal empresa ejecutora de la I+D+i en Canarias.

El Instituto Tecnológico de Canarias acumula un importante saber hacer en materia tecnológica de muy diversos ámbitos y ha logrado en sus más de veinte años de existencia una posición y prestigio más reconocido fuera que dentro de Canarias, siendo un referente tanto en desarrollo de energías renovables como en biotecnología y otros campos, ya que abarca también la investigación en tecnologías médicas, del agua, la ingeniería del software, además de servir como ente instrumental del Gobierno de Canarias para el control de tóxicos en frutas y hortalizas, el control de contadores de agua, de contadores eléctricos, de contaminantes en combustibles y un largo etcétera, que incluye el asesoramiento al Gobierno en materia de planificación estratégica, por citar solo algunos ejemplos relevantes.

La actividad en investigación, desarrollo e innovación hace del ITC un auténtico captador de fondos procedentes tanto de la Unión Europea como de otras instancias nacionales o internacionales, a las que el ITC acude mediante la presentación de proyectos a convocatorias en las que compite con otras entidades situadas en primera línea de la investigación, y habiendo obtenido hasta la fecha una importante cota de éxitos en tales convocatorias. Lleva más de veinte años funcionando, señorías, y solo en los últimos cinco años ha asesorado a 714 empresas canarias, ha generado de manera directa 3.446 empleos, ha producido un retorno por financiación o subvenciones de 30 millones de euros, ha resuelto 20.277 consultas de asesoramiento a empresas...

El ITC es el único vehículo para transformar dinero europeo en riqueza para nuestras islas. Sin embargo, señorías, el Gobierno de Canarias ha decidido hacerlo desaparecer. Basta analizar los presupuestos dedicados a esta empresa pública en los últimos años para detectar y corroborar esta intención continuada de asfixia económica a la que la empresa se ha visto sometida y que se ha endurecido en esta legislatura. A pesar de que la rentabilidad social del ITC está más que acreditada, se han reducido sus ingresos estructurales de una forma tan alarmante que en el conjunto del sector mercantil público empresarial han disminuido un 25?%, mientras que al ITC se le ha reducido más de un 80?%. Esta asfixia económica a la que está siendo sometido el ITC nada tiene que ver con la escasez de recursos económicos destinados a la actividad propia de la empresa, pues en los últimos años se han incrementado de forma significativa los ingresos a través de recursos propios, y resulta muy claro entonces que la motivación únicamente es política, para acometer semejante aberración -la consejera no está, no le interesa, bueno-. También el ITC ejecuta encomiendas del Gobierno de Canarias, que -es curioso- que se le pagan no solo tarde, sino que se le pagan por debajo de su coste, en esa maniobra que iniciaron los nacionalistas por allá, por el 2008, para asfixiar al Instituto Tecnológico de Canarias en favor de la Agencia. Ahora que estamos en unos años en los que se abren nuevos períodos de iniciativas europeas, como la RIS3, Horizon 2020, programas específicos como los MAC, etcétera, es de ineptos, señorías, pretender recortar la plantilla en el principal instrumento de ejecución que dispone este Gobierno de Canarias para los fondos de investigación, desarrollo e innovación.

Señora consejera, el ITC no es una fábrica de yogures, en la que hoy despides a la mitad de la plantilla y mañana vuelves a contratar y a seguir produciendo. En el ITC el personal requiere experiencia pero, sobre todo, conocimiento; y, si se destruye ese activo que se ha formado a lo largo de veinte años, va a costar mucho volver a levantarlo.

La capacidad de gestión de la dirección del ITC desde el principio de legislatura ha sido nula, han desfilado ya tres directores generales en poco más de dos años. Un ITC desnortado, falto de una dirección competente, con recortes salariales que han utilizado ustedes para pagar las indemnizaciones por despido de los trabajadores.

Finalmente, usted, señora consejera, se inventó un ERE extintivo de 80 personas, que usted negó. Es verdad que lo negó hasta la saciedad, pero es que en los presupuestos que se aprobaron con los votos de nacionalistas y socialistas en este Parlamento de Canarias venía, en el anexo de personal de la empresa. De haberse llevado a cabo ese ERE, pues, señora consejera, hubiéramos tenido que renunciar a muchos proyectos, porque le repito que los proyectos los ejecutan las personas y no las máquinas.

La dirección del ITC en el mes de julio de 2013 empezó a trabajar en este ERE a espaldas de los trabajadores, un ERE que hubiera supuesto un sobrecoste financiero a la empresa. No ha existido una búsqueda activa y comprometida de alternativas financieras, ni tan siquiera un estudio de las cargas de trabajo, de la productividad; no ha existido, pues, señora consejera, ningún criterio objetivo para hacer este ERE.

Los problemas del ITC sabe usted que no son económicos, sino que siempre han sido una directriz política. Mire, en noviembre los trabajadores le ofrecieron hacer un ERTE, que era menos lesivo, que le ahorraba el dinero en las indemnizaciones, pero, en plena negociación, señora consejera, les mandó usted un comunicado amenazante donde les daba un ultimátum un viernes por la tarde al acabar la jornada laboral, y ni siquiera al Comité Intercentros, sino directamente a los mail de los trabajadores, diciéndoles que o aceptaban esa bajada brutal que le hacía en los sueldos, o aparte de desmantelar la empresa, porque lo que usted llamaba reorganización o reconversión era separar la I+D de la innovación, cosa que sabe usted que va en contra de las estrategias europeas... En ese atento escrito, que usted no consideraba un ultimátum, les daba un plazo de tres días para, si no, presentar un ERE extintivo. Finalmente, señora consejera, la realidad es que las cuentas de 2013 cerraron en equilibrio, y que cuando usted hablaba aquí en este Parlamento de que había tensiones de tesorería y que no iba a poder pagar ni siquiera las nóminas de noviembre, pues no era cierto, porque las cuentas acabaron, como era previsible, equilibradas, en cuanto se transfirieron los fondos que Hacienda tenía retenidos.

Señora Luego, en las cuentas de 2014 usted considera que puede haber un déficit de un millón trescientos y pico mil euros, bueno, pues la verdad que los trabajadores, aceptando pulpo como animal de compañía, han pedido la intermediación del Tribunal Laboral y le han aceptado a usted esa cifra, y ha sido su sacrificio el que ha permitido que se haga una rebaja salarial de casi 1 millón de euros, y bueno, quedarían unos 300.000 euros para que esa empresa no tenga el déficit que usted le calcula, y ya le digo, aceptando pulpo como animal de compañía -porque, bueno, del déficit usted un día dice 2 millones, 3 millones, 1 millón, no se sabe-, pues, usted, en plenas negociaciones, en ese acto de talante y buena fe que le caracteriza, les mandó un preaviso de ERE un lunes por la mañana, cuando ni siquiera en el Tribunal Laboral Canario usted había hecho ninguna propuesta, salvo esta que le habían hecho los propios trabajadores de bajarse el sueldo, señora consejera, en casi un millón de euros. Entonces aparece el Cabildo de Gran Canaria, ese que usted ha criticado y del que ha dicho que no le importan los trabajadores y, en un acto de responsabilidad institucional y de colaboración, el Cabildo de Gran Canaria oferta 500.000 euros para salvar esa parte del déficit de la empresa del que usted hablaba.

Señora Luengo, usted ahora está acorralada por sus propias artimañas, pues las cuentas ahora tienen superávit. Sí, señora Luengo, tienen superávit; y su departamento no puede defender un ERE por motivos económicos ante un tribunal. Hoy iba usted a firmar un preacuerdo, como los tres encuentros anteriores que había habido con la mediación del Tribunal Laboral Canario, y ahora se ha sacado de la manga que usted tiene que pedir autorización al Consejo de Gobierno del jueves, al señor Ortiz, al señor Spínola... Otra vez mezcla churras con merinas, en su intento de ganar tiempo, engañar y manipular.

A los que hemos seguido este largo y farragoso proceso nos ha quedado demostrada una cosa, señora Luengo, y es que usted ha mentido y no ha actuado de buena fe. Aquí no ha habido razones organizativas, ni económicas, ni de naturaleza jurídica del instituto, aquí solo ha habido una orden política que usted ha acatado sin rechistar. Los nacionalistas le encargaron a una consejera del Partido Socialista que se quitara la "o" de "obrera" y cumpliera ese mandato nacionalista de desmantelar el ITC. Hoy tiene usted a unos trabajadores que llevan viviendo un calvario desde que usted contrató en julio ese famoso bufete externo; y tiene una oportunidad de oro para rectificar y actuar de verdad como lo que es, la consejera de Empleo. No hay problemas económicos a día de hoy. Tiene, gracias al enorme sacrificio de los trabajadores, y a la colaboración institucional del Cabildo de Gran Canaria, una salida digna, y es de justicia, señora consejera, que usted en este Parlamento, por fin, cierre este tema con un mensaje claro y sin ambigüedades. No desaproveche, por favor, la oportunidad, pues los trabajadores, y los representantes del ITC están hoy escuchándola, y yo creo que ya llevan muchos meses al arbitrio de sus indecisiones.

Nada más, y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo e Industria, doña Francisca Luengo, tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias.

Comparezco hoy aquí, señorías, con la mejor de las noticias. También a los trabajadores que están aquí darles las buenas tardes. Anuncié en este Parlamento, en su día, que iba a buscar una solución, y esa solución es hoy una realidad, aunque a algunos les pese, un acuerdo con los trabajadores que consigue lo que siempre tuve como objetivo, un triple objeto: corregir el déficit del Instituto Tecnológico de Canarias, mantener los puestos de trabajo y seguir fomentando la investigación, el desarrollo y la innovación en Canarias.

Ha sido un largo camino, nada fácil. Hemos tenido que soportar valoraciones completamente injustas como la que acabamos de oír esta tarde, manipulaciones políticas, mientras trabajábamos con preocupación en una solución. Había que compatibilizar dos cosas bastante difíciles: el déficit económico de la empresa y el evitar los despidos.

Quiero comenzar hoy, como ya lo he hecho públicamente, felicitando a los trabajadores, por su solidaridad con los compañeros, que podían haber entrado en las listas del desempleo, y que, gracias al esfuerzo de los trabajadores, mantendrán su puesto de trabajo. Les felicito por aceptar el acuerdo que, entre empresa y trabajadores, hemos llevado a cabo, y que ha conseguido evitar los despidos.

Aunque tengo que ser sincera hoy, tengo que decir que la propuesta inicial, si ustedes la recuerdan, con la Universidad de Las Palmas, habría dado una solución definitiva. No ha sido así. Ahora estamos en otro escenario, y dentro de ese escenario hemos conseguido el acuerdo. El acuerdo ya es una realidad, y en esta comparecencia tendremos la oportunidad de dejar claro los términos del acuerdo.

Hay que hacer un recuento, claro que sí, un recuento con rigor sobre cómo se han llevado las circunstancias, al menos durante el año que llevo de consejera.

Llegué al frente de la consejería y me encontré con un Instituto Tecnológico sometido a un Plan de Viabilidad 2012-2014 y a un convenio colectivo del personal del año 2005. Compatibilizar ambas cosas era bastante complicado. Había que mantener equilibrios entre ingresos y gastos, y, a la vez, entre los derechos y los complementos laborales de los trabajadores, pactados antes de la crisis.

Como digo, desde la aprobación del Plan de Viabilidad 12-14, la anterior consejera que me precedió en el cargo también intentó negociar a lo largo de todo el 2012. Yo me voy a remitir al 2013 que llevo de consejera, pero tengo que reconocer a Margarita Ramos Quintana, que también negoció con los trabajadores. Tengo que decir, como responsable del Consejo de Administración y también del Consejo de Administración, que está aquí una voluntad clara de dialogar y negociar.

Yo admito hasta que me llamen "mentirosa", pero tengo que decir que hay un gran desconocimiento de lo que es el ITC, que es un ente con presupuesto estimativo. Me hablan de que hubo un ERE extintivo con la aprobación del presupuesto. Si hubiese sido así, señorías, el día 1 de enero estarían 89, por ope legis, en la calle, y no ha sido así. Usted se tendrá que preguntar por qué no ha ocurrido. Luego, usted no sabe muy bien lo que es un presupuesto estimativo en un ente como del que estamos hablando.

Por eso no se produjo lo que usted dice, y me llama "mentirosa". Pero ya estamos acostumbrados a los insultos del Partido Popular, que todo lo arregla con insultos, cuando no hay razones de fondo, ni conocimiento de fondo. Pero ya le digo que eso es una marca, un ADN, del Partido Popular, y que nos toca, pues, soportarlo, y, ahí, va en mi cargo soportarle a usted su mensaje en cuanto al Instituto Tecnológico, que, con todo respeto, le tengo que decir, de verdad, que lo sintetizo en una frase: usted dice aquello que le han dicho que diga, pero no sabe lo que dice, de verdad.

Nuestra voluntad, como digo, siempre ha sido negociar. Ha habido días de reuniones, yo diría que casi trece reuniones a lo largo del 2013. Siete en el primer semestre del 2013, siete reuniones. No fue posible llegar a ningún acuerdo. A partir de julio del 2013, la empresa vuelve a recobrar y quiero, como presidenta del consejo y apoyada en todo momento por el consejo de administración, seguir en la senda del diálogo. Y frente a las opciones de búsqueda para reducir, naturalmente, el déficit, y mantener la estabilidad en la plantilla, se trabaja, como digo, con el consejo de administración, y se trata en el consejo de administración. El consejo de administración jamás ha acordado, hasta... -que luego lo explicaré, en qué momento, que ha sido hace dos semanas escasas-, el anuncio de un ERE. Nunca de aquí para atrás. Nunca. Pueden pedir por escrito todas las actas del Consejo de Administración.

En ese momento, la postura del comité -estoy hablando en el segundo semestre, en el mes de octubre-, siempre fue la de solicitar que se aportaran desde el sector público más fondos para equilibrar el presupuesto, postura también mantenida por el Grupo Mixto, y específicamente por Nueva Canarias. ¿Qué camino escoger ante ese escenario? Como digo, en el consejo de administración, el 14 de octubre, adoptamos por unanimidad seguir hacia adelante y buscar opciones alternativas al despido masivo o al despido por ERE, el despido colectivo.

La presidenta tenía una responsabilidad -y lo dije en este Parlamento y lo vuelvo a decir ahora-, la responsabilidad de salvar a los miembros del consejo de una posible infracción penal y también civil como, ante una empresa en déficit, tomar acuerdos contrarios al déficit, por la Ley Concursal. Era mi responsabilidad. Pero seguía trabajando en cómo buscar, en medio de este escenario tremendamente difícil, una solución, que es la que hoy con toda alegría he dicho al empezar esta intervención: se ha llegado a un acuerdo, a pesar de todas esas variantes tan difíciles.

Como digo, se celebran tres reuniones en el consejo de administración: el 16, el 17 y el 18 de octubre. Esas reuniones con los representantes de los trabajadores nos ofrecen -y parte de verdad ha dicho la portavoz del Grupo Popular-, se ofrecen posibilidades otra vez de acudir a aportaciones públicas para equilibrar, y un ERTE durante tres meses para paliar el déficit. Esta propuesta de ERTE también la hizo Román Rodríguez y lo publicó en un medio de comunicación. Ustedes saben que el Partido Popular, en su reforma laboral, otra de las perlas que nos ha dejado es que en el sector público está prohibido hacer los ERTE. Así que es el Partido Popular el que impidió ese acuerdo. Pero el 28 de octubre del 2013, en el seno del consejo, creamos una comisión de miembros del consejo para que estudiara posibilidades para salvar el Instituto Tecnológico. Y, efectivamente, ese grupo, ese grupo de tres directores generales, junto con mi secretario general técnico de la consejería, nos trae tres escenarios. Uno, mantener el ITC como estaba, sociedad anónima, pero con un recorte salarial del 5?% y una eliminación de los complementos. Segundo escenario: la parte de investigación que se habló con la universidad, pues la universidad aportaba 1 millón de euros y el Gobierno de Canarias 1.600.000 y también se arreglaba la situación. Tercer escenario: al anterior se uniría el Cabildo de Gran Canaria aportando otro millón y sería la posibilidad de mantener el objetivo de siempre: todos los trabajadores en sus puestos de trabajo. Es verdad que la investigación iría a la fundación, y con el resto, con los 60, se crearía un ente público empresarial por ley, que sería lo lógico a partir de la ley orgánica -la Lofage- de organización de las administraciones públicas, como ente ejecutor de las políticas públicas del área correspondiente.

En ninguno de esos escenarios se contemplaba ningún ERE. Era todo lo contrario: salvar el ERE. Aquí no hay ningún tipo de despido.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí, señora consejera, tiene usted un minuto para concluir esa primera intervención.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): El 18 de noviembre -gracias, presidente-, se informa de que estas tres posibilidades han quedado fallidas. Ni la del cabildo, ni la de la universidad, ni la primera. Ninguna. Rechazan las tres ofertas los trabajadores y se ponen en huelga, preaviso de huelga. No dejan otro camino en ese momento que acudir a un expediente de despido colectivo.

Sin embargo, lo hemos podido evitar, y el desenlace de hoy es el mejor de los escenarios: todos los trabajadores en su puesto de trabajo. Yo estoy convencida de que en el segundo turno seguirán erre que erre, insultando a la consejera, etcétera, pero ya le digo que en el cargo va el admitir eso; yo también tendré una segunda oportunidad para explicar el papel que cada uno ha tenido en este trayecto.

Está pendiente, claro que sí, porque estamos en un Estado de derecho...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): ...(Sin micrófono.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señora consejera, tiene usted un segundo turno de quince minutos y podrá ampliar cualquier circunstancia en relación a esta comparecencia.

Por el grupo no solicitante de la comparecencia, don Román Rodríguez, por diez minutos tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías.

Vamos a ver, yo voy a tratar de contextualizar lo que nos ha pasado y lo que nos puede pasar. Esta crisis ha tenido muchas consecuencias: una, los recortes, pero no los recortes neutrales, los recortes sobre áreas que son estratégicas para salir de la crisis, la investigación, el desarrollo y la innovación. No hay informe que se precie que no las considere como un elemento absolutamente estratégico para mejorar la productividad, para mejorar la diversificación, para introducir actividades sostenibles en el tiempo.

Y hay que decir que en esta crisis la I+D+i en España y en Canarias ha sufrido recortes inaceptables, que la hacen incompatible con el discurso teórico de la economía inteligente, integradora, etcétera, etcétera; de manera que en nuestra comunidad la I+D+i ha sufrido en los años de crisis un retroceso intolerable y partíamos de la cola, de la cola de la cola.

Será muy difícil que remontemos esta difícil y complicada situación de paro, de dificultades para nuestros jóvenes bien formados, si nosotros no somos capaces de dar más valor añadido a las actividades que ya desempeñamos, si no somos capaces de incorporar nuevas actividades; y es que no hay nadie en su sano juicio que no considere claves para conseguir estos objetivos en la investigación, el desarrollo y la innovación. Es imposible con el 0,51?% del PIB comprometido en investigación, desarrollo e innovación modificar el actual estado de cosas. Absolutamente imposible. La Unión Europea plantea un 3?%, en el conjunto del Estado español estamos en el 1,30, y aquí estamos en el 0,51, pero además se da un dato terrible, y es que una cosa es lo que se presupuesta y otra lo que se ejecuta. Hemos pedido la información de la ejecución presupuestaria de las políticas asociadas a investigación, desarrollo e innovación y estamos en torno al 0,12, al 0,15, al 0,20. Con este esfuerzo no saldremos nunca de la crisis, no diversificaremos la economía, no ayudaremos a un crecimiento sostenible de nuestro sistema productivo.

Yo creo que la mala experiencia que hemos vivido estos meses en relación al ITC debiera servirnos -y luego me referiré a la solución que se apunta- para que el Gobierno diseñe una política de investigación, desarrollo e innovación, porque no la tiene, no hay una política de investigación, desarrollo e innovación por parte del Gobierno. Necesitamos un plan en esta materia, consensuado con los empresarios, con las universidades, con el resto de las administraciones, donde los jóvenes investigadores, la gente con talento pueda ver una oportunidad de futuro, sin políticas, sin planes es imposible acertar, y no tenemos una política de investigación, desarrollo e innovación. Aprovechemos esta crisis, que ha puesto en valor el debate de la investigación, el desarrollo y la innovación para que el Gobierno se siente con los sectores afectados y diseñe una política, y a partir de esa política diseñe las estructuras, los medios humanos y materiales para llevar adelante lo que debe ser una tarea de la economía canaria, que tiene que estar liderada e impulsada desde el sector público sin ninguna duda.

Y hagamos un esfuerzo presupuestario, porque es un esfuerzo donde hay una inversión asegurada. Hay otros ámbitos del gasto público donde tú sabes que hay que hacerlo, pero que no van a modificar la orientación del futuro, no van a modificar y cualificar nuestro futuro, pero en el mundo de la educación, en el mundo de la investigación, en el del desarrollo y la innovación, las inversiones son seguras, son estratégicas, son rentables. Por lo tanto, aprovecho, y sé que esto no depende de la consejera del ramo en exclusiva, sino del conjunto del Gobierno, para retomar como una gran tarea de la política del Gobierno, la investigación, desarrollo e innovación, que es diseñar un plan, diseñar una estrategia y organizarse para hacerla posible. No es posible intervenir con este escaso esfuerzo presupuestario, y menos con este nivel de ejecución, ni con los vaivenes organizativos del Gobierno, así que aprovechemos esta crisis, además de para dar una salida a la organización del ITC, para que el conjunto de la política de investigación y desarrollo e innovación se convierta de verdad en una prioridad del Gobierno y no solo en los discursos, sino en la práctica, en el presupuesto, en la organización, en la ejecución de esos esfuerzos.

Lo que le pasa al ITC tiene que ver con decisiones políticas anteriores a que usted estuviera en el Gobierno, no personalice el tema, yo no pretendo hacerlo, sabe que en el terreno personal tenemos una excelente relación. El Gobierno no ha diseñado una estrategia de investigación, desarrollo e innovación, sino que el Gobierno diseñó una estrategia para liquidar esta organización, porque consideró que no respondía a sus consignas desde hace muchos años, y la descapitalizó y la metió en crisis. No es neutral lo que ha pasado en el ITC. En el ITC se han tomado decisiones políticas para llevarlo donde lo estamos viendo en estos momentos, y esto es así, los datos son incontestables: ninguna empresa pública recibió los recortes de ayudas para mantenerse. Si se hubiera aplicado este mismo criterio a cualquier otra entidad empresarial pública, hoy estaría en una situación de crisis. Pero sí le digo lo siguiente, es decir, yo no estoy mintiendo, yo hablo con propiedad y los que no gobiernan bien son ustedes, ustedes que no saben gobernar, que no saben sino hablar, que dicen una cosa y hacen la contraria, y me remito a los datos, a los datos incontestables de que esto solo lo tienen en el discurso y no en la práctica política, no lo tienen en el presupuesto y, además, lo ejecutan pésimamente, y no me refiero a este departamento, sino al conjunto del Gobierno. Y, si usted quiere, pido una comparecencia y discutimos sobre I+D+i porque usted tiene cupo y yo tengo poco, ya lo sabe, y no vayamos a rehuir ese debate porque es esencial, y sería el momento de que aquí estuvieran las universidades, los cabildos, los ayuntamientos, el mundo empresarial y los investigadores, porque en Canarias lo que se necesita es aprovechar nuestro talento, que lo tenemos, y no lo hemos hecho.

Aprovecho para decirle, señor consejera, que yo me quedo con lo positivo. Hoy la entidad se mantiene en su estructura para el conjunto del archipiélago y los puestos de trabajo, esencialmente porque los trabajadores se han sacrificado, antes y ahora, en relación al plan de viabilidad y en relación a las vueltas de tuerca que desde el Gobierno se le ha dado. Ese sacrificio de los trabajadores que nos ha permitido sacar del marco del Gobierno y de esta Cámara el debate a la ciudadanía, ha contado con el apoyo de sectores de la opinión pública, con ámbitos institucionales tan poco sospechosos como el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, por unanimidad, o el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria o el Cabildo Insular de Gran Canaria. Nos ha servido esta crisis y el sacrificio de los trabajadores para poner en valor la investigación, el desarrollo y la innovación. Aprovechemos eso para redefinir estas políticas. Creo que es una buena noticia, y yo sé que usted ha hecho un esfuerzo en este tema, no se lo voy a negar, y se lo voy a reconocer, porque yo me alegro de las soluciones a los problemas. Eso de cuanto peor, mejor, no forma parte de la cultura política que yo puedo representar modestamente, en absoluto. Y creo que ahora hay una oportunidad y que habrá que ser vigilante. Los trabajadores por segunda vez recortan sus condiciones laborales entre un 10 y un 15?%, y no tienen salarios para espantarse, entre un 10 y un 15?%, pero se mantiene en principio la plantilla. Yo lo que espero es que en el Consejo de Gobierno del próximo jueves los informes que a usted le faltan los pueda tener y el viernes cierre este acuerdo, y estaremos encantados de reconocer el esfuerzo, primero, de los trabajadores, también de la opinión pública en relación a un tema difícil y alejado, como la investigación, el desarrollo y la innovación, y el que usted ha podido hacer en buscar una salida. Pero le digo lo siguiente: estaremos vigilantes para que esto tenga continuidad, para que en el presupuesto próximo no volvamos a las andadas, porque cabría volver a las andadas, y estaremos vigilantes, pero, sobre todo, y ya no lo digo por usted, sino por el conjunto del Gobierno, tómense en serio esta política, tómense en serio esta política.

Y, además, le voy a decir una cuestión que no sé si le va a gustar, yo creo que sí. Yo me alegro de que el Instituto Tecnológico de Canarias se quede en su departamento, me parece que su departamento tiene mucho que ver con el área de energía, con el área de industria, con la aplicabilidad de los conocimientos en materia de investigación y también con materia de diversificación, y es buena noticia que el departamento que dirige la política industrial, comercial, y especialmente las energéticas, tenga un instrumento de estas características. Creo que no es buena idea meter todas las estructuras en una organización que se ha demostrado ineficiente, me refiero a la Agencia Canaria de Investigación, Desarrollo e Innovación y no sé cuántas cosas más, pero ineficiente. Y espero, por lo tanto, que el mantenimiento del ITC, de los puestos de trabajo, de la...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario... Señorías, guarden silencio, por favor.

Doña Gloria Gutiérrez, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA: Gracias, señor presidente.

Buenas tardes, y aunque hoy no mostramos nuestra alegría, felicitamos a la consejera y también felicitamos al comité de empresas por el sacrificio que han hecho, pero que resultados tan óptimos ha tenido para todos sus compañeros.

El 26 de noviembre inicié mi intervención, señora consejera, afirmando que el Grupo Socialista y el Partido Socialista no están de acuerdo con los ERE extintivos, ni estaba ni está, ni estaba en la Oposición ni está gobernando con los despidos masivos en sectores públicos. Y tenía razón porque formamos parte, usted y yo, del Partido Socialista. Realicé estas manifestaciones porque estaba segura que la consejera iba a utilizar todos los instrumentos a su alcance para salvar el empleo público, porque así lo había hecho también en el Servicio Canario de Empleo, y porque así lo ha hecho este gobierno en el sector de la educación. ¿A pesar de qué? A pesar de la reforma laboral. La reforma laboral cumple años hoy, cumple dos años. ¿Qué ha dejado? Más paro, menos prestaciones y ha prohibido los expedientes de regulación de empleo y reducción de jornada en el sector público. ¿Por qué? Porque quería favorecer los despidos en el sector público, y usted con su equipo ha evitado que eso suceda. En definitiva, el Partido Popular ha destruido en dos años tres décadas de democracia, lo que hemos conseguido los progresistas en tres décadas de democracia.

Con el proceder suyo, de su consejería y de su equipo, se ha demostrado que hay otra formar de gobernar, que el Partido Socialista no es lo mismo que el Partido Popular, que este gobierno no es lo mismo que el Partido Popular.

Imagínense por un momento que estuviera gobernando el Partido Popular en esta consejería, imagínense, o mejor no se lo imaginen, porque este grupo tiene claro lo que hubiese pasado si el Partido Popular estuviese gobernando en el Gobierno de Canarias, y concretamente en esta consejería. ¿Qué pasaría? Que tendríamos menos profesores en educación pública; tendríamos desmantelado el Servicio Canario de Empleo y, como lo pretenden, lo habrían privatizado; y tendríamos despidos en el ITC. Si algunos, los que están aquí presentes, se dejan engañar es su problema, al Partido Socialista no lo engaña el Partido Popular. No lo engaña, no.

El Partido Socialista apuesta por el empleo público. El Partido Socialista apuesta por el empleo público porque es garante de los principios básicos de nuestra ideología, entre otras cosas, porque defendemos los servicios públicos y la igualdad de oportunidades, a pesar de las políticas del Partido Popular. El Partido Socialista, el Grupo Socialista, es por definición progresista, y, desde luego, para él el impulso en innovación es necesario.

Por eso, señora consejera, en esta segunda intervención nos gustaría que nos concretara las actuaciones y la materia que está investigando en la actualidad el ITC, y las previstas para esta legislatura; la evaluación y la coordinación con todas las políticas en materia de innovación; la aplicación y el cumplimiento de la ley de innovación del año 2001, y si ahora es el momento de modificarla o adaptarla a los tiempos actuales, porque ya han transcurrido más de trece años; qué grado de cumplimiento han tenido las recomendaciones del Consejo Económico y Social en los últimos años, que insiste en que hay que mejorar la coordinación en innovación, desarrollo, investigación, entre el sector público y el sector privado, entre el Gobierno de Canarias, las universidades, los agentes sociales y las administraciones insulares y los ayuntamientos, porque todos tienen que tener los mismos indicadores para seguir avanzando en lo que creemos desde el Gobierno, en la innovación y en la evaluación de los resultados en esta materia.

También nos gustaría saber su parecer sobre la propuesta de incluir el incentivo en relación a la investigación en el Régimen Económico y Fiscal para potenciarlo desde este gobierno.

Señora consejera, una vez que ha asegurado los puestos de trabajo del ITC, desde este grupo le animamos a que usted lidere y coordine la investigación en Canarias, y garantice el impulso necesario y urgente con todos los agentes sociales, como lo sabemos hacer los representantes del Partido Socialista, participando con los sindicatos, los que se quieren cargar el Partido Popular, y con los que nosotros queremos participar, y con las universidades.

Por último, señora Luengo, siga usted en su línea trabajando y no escuche las actitudes cínicas del Partido Popular, que ellos no siguen ERE que ERE sino ERE con ERE de despidos en otras comunidades autónomas que han gobernado, como lo han hecho en Valencia en materia de investigación. Nosotros creemos en el empleo público y lo seguimos defendiendo, en la Oposición y gobernando. Lo demás son cuentos chinos que no los creemos nadie.

Gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por el Grupo Nacionalista, don Isaac, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor CASTELLANO SAN GINÉS: Gracias, señor presidente. Señora consejera, señorías.

Hoy, señora consejera, viene aquí para dar cuenta de un proceso que, considerando los objetivos que se había establecido el Gobierno, así como los grupos parlamentarios que lo apoyan, podemos decir que ha llegado a buen puerto.

Y esto es así o no hubiera sido posible sin la voluntad de las partes implicadas en la negociación, así como también, por qué no decirlo, porque merecen un reconocimiento por parte de nuestro grupo parlamentario, de las renuncias, en este caso salariales, de los trabajadores, que han hecho que la solución que hoy nos viene a presentar sea posible.

Si por algo se ha caracterizado este proceso es por la claridad con la que el Gobierno se ha manifestado con respecto al mismo. La prueba es que esta no es la primera vez que viene a comparecer a esta sede parlamentaria por voluntad propia, a iniciativa del Gobierno.

Nunca se ocultó la gravedad de la situación. Todos tenemos presente que el escenario de restricción presupuestaria, así como las limitaciones que establecía la Ley de Estabilidad Presupuestaria, nos introducía en un escenario tremendamente delicado. Ya nos describió una situación en su día, en la que la reducción de los fondos públicos en el ITC se venía compensando en años anteriores, entre otras cosas, con los remanentes que iban quedando en tesorería, pero que la prolongación de la crisis, esta crisis tan dramática que todos estamos sufriendo, hacía que estos remanentes se hubieran agotado, y, por lo tanto, a esas medidas que se habían establecido en años anteriores no se les podía dar continuidad.

Ante este escenario, el Grupo Parlamentario Nacionalista estableció dos condiciones deseables para la salida de esta situación que estaba viviendo el ITC, teniendo en cuenta siempre, dando por descontado, que había que garantizar la viabilidad de la empresa. Decíamos que se debía intentar garantizar los puestos de trabajo, no solo porque comprendíamos la difícil situación en la que podían encontrarse los trabajadores que, por las causas que fueran, perdiesen su empleo, pero es que, además, también teníamos que considerar la importancia que tiene en el desarrollo de la I+D+i el capital humano. Y también decíamos que era importante, importantísimo, considerar la eficiencia del sistema de I+D+i en Canarias, en el que el ITC es una parte, pero no la única parte. Decíamos que se tenían que producir los procesos de transferencia entre los diferentes componentes de ese ecosistema innovador, y además teníamos que propiciar que la producción científica redundara en beneficios socioeconómicos para este archipiélago.

Este es un proceso de reflexión que no debe terminar nunca. No es una cosa que hubiera que hacer en el pasado y ahí se queda, sino que los procesos de innovación se tienen que producir de forma constante, y más en un mundo de permanente cambio.

Sabíamos que la negociación iba a ser tremendamente complicada. Y, además, lo dificultaba la premura con la que teníamos que encontrar una solución. Decíamos en su día que si este barco no corregía su rumbo, no iba a poder llegar a buen puerto. Se establecieron todos los escenarios posibles, incluido, hay que decirlo, el del ERE. Porque sabíamos que si no se alcanzaba un acuerdo en la negociación, esa iba a ser la conclusión de todo este proceso. Y no se trataba de una amenaza, aunque la realidad puede resultar amenazante. Se trataba de la descripción de una realidad, porque también se dibujaron los otros escenarios que todos, también nuestro grupo parlamentario, deseaban.

Pero hay muchas formas de ejercer la política, y yo me temo que todo este proceso hay quien ha pretendido instrumentalizarlo para conseguir rédito político partidista. Ha introducido elementos de crispación, que lejos de propiciar el acuerdo necesario nos alejaban del mismo. Repito, hay muchas formas de ejercer la política y la oposición. Una es responsable y la otra no. Una busca soluciones, y otras ven en los problemas una oportunidad de crecer en términos electorales. Yo lamento, sinceramente, que en el día de hoy, en esta comparecencia hayan hecho muy pocas preguntas acerca del acuerdo, y sí por contra se le han realizado muchísimas acusaciones. Un proceso que parece no tener fin. Pero yo sí le planteo preguntas.

Le decía que teníamos que considerar el conjunto del sistema de la innovación, del desarrollo y de la investigación. Y yo le pregunto si este acuerdo comporta algún cambio organizativo en la estructura del ITC o en los acuerdos con otras empresas. Y también le pregunto por el futuro de los trabajadores, si se contempla la posibilidad de un escenario diferente en un futuro próximo, si efectivamente los fondos de los que se habla llegan. Repito, el escenario cambia, y las respuestas en función de ese escenario también lo hacen. Otra cosa sería engañar a la gente.

Yo, sin más, quiero reafirmar que, al final, el tiempo pone a todo el mundo en su sitio, y si hay algo que queda patente en el día de hoy es que muchas de las manifestaciones que se hicieron en su día fueron infundadas e insidiosas. Y hoy, afortunadamente, todos podemos celebrar que -repito-, afortunadamente, los trabajadores que conforman el ITC no van a perder su puesto de trabajo y van a poder seguir contribuyendo a la I+D+i.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Popular, por tiempo de diez minutos tiene la palabra.

La señora PULIDO GARCÍA: Gracias, presidente.

Vamos a poner unos medios audiovisuales para poder recordar lo que ha sido esta historia que empezó en julio, cuando se contrató a ese bufete de abogados para organizar ese ERE que la...

(La señora diputada hace uso de medios audiovisuales.)

A ver, vamos a ver. El ITC ya hemos dicho las funciones que ha realizado, y podemos ver en la siguiente diapositiva cómo el Grupo Parlamentario Socialista, en su momento, impidió ese capricho nacionalista de crear la Agencia Canaria de Investigación y desarrollo, la Aciisi, esa que hoy mismo tiene esas partidas innominadas que utiliza el presidente Rivero desde Presidencia para pagar hasta el canon de Retevisión, por donde va la señal de la televisión autonómica de Canarias. Usa los fondos de I+D+i para pagar hasta la señal de la televisión canaria.

Podemos ver en la siguiente diapositiva cómo en el presupuesto de 2013 había 178 trabajadores en el ITC, y en el presupuesto que nos presenta en el 2014 la señora Luengo -que supongo que lo habrá hecho ella-, pues, hay solo 89 trabajadores. Supongo que sería que iba a hacer un ERE del 2013 al 2014.

Podemos ver, en cambio, cómo el presupuesto de la Agencia canaria, esa que el Partido Socialista, con una enmienda a la totalidad del señor Spínola, el que hoy es consejero, impidió que se creara por ley una entidad pública, pues pasó de 53 a 83 millones con el apoyo y el voto de nacionalistas y socialistas.

Ahora podemos ver también, en la siguiente diapositiva, ese ultimátum que la señora consejera dice que no era un ultimátum, que era un principatum o... en el que le decía a los trabajadores que en tres días tenían que responder, y les decía textualmente que, si no, el 15 de noviembre, en esa carta firmada por el presidente del Consejo de Administración, les haría un ERE extintivo -esa palabra que dice usted que no ha empleado desde el 15 de noviembre está ahí, en el papel-.

Podemos ver en la siguiente diapositiva cómo el Cabildo de Gran Canaria, ese que usted dice que no ha colaborado, sí que ha ofertado un acuerdo institucional de todos los grupos políticos, incluido el suyo, el Partido Socialista, donde ofertan hasta 500.000 euros para cubrir ese déficit que falta, tras la oferta generosa de los trabajadores, que cubren casi 1 millón de euros, bajándose el sueldo, señora Luengo, bajándose el sueldo.

Pues usted es tan generosa y actúa de tan buena fe, que les presenta un ERE. O sea, no solo en el Tribunal Laboral Canario no hace ninguna propuesta y rechaza la de los trabajadores, y les exige que esa bajada de sueldo sea a perpetuidad, le dice que en contra de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que el Partido Popular, que Madrid... un rollo patatero, porque realmente el plan de ajuste que usted tenía que haber llevado a cabo y que no llevó, de lo que hablaba era de una bajada temporal, que hasta al Tribunal Laboral Canario le afeó.

Bueno, como usted no aceptaba lo de los trabajadores, les presenta un aviso de ERE. Y ahora vamos a escucharla, porque como me está llamando mentirosa usted a mí, yo le voy a poner que se escuche a usted misma (Se oye la voz en off de la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, Luengo Orol, en diversas intervenciones en el pleno del Parlamento de Canarias celebrado el día 17 de diciembre de 2013).

Vale, como no se entendía bien, el motivo del ERE es que los trabajadores así lo han decidido, que se hacen un autoERE, decía la consejera. Ustedes opinan como el Cabildo de Gran Canaria: "a mí no me endosan a los trabajadores", el Cabildo de Gran Canaria 500.000 euros le ha ofertado, señora consejera, para salvar el déficit que usted no ha sido capaz. Un caso insólito en la historia de la negociación colectiva, que lo veo con incredulidad, consternación, consecuencia directa de no aceptar las propuestas de esa consejera, la propuesta que ni tenía pactada con la Fundación Parque Tecnológico, que era una propuesta en falso, y que lo que quería era separar la I+D de la innovación, una propuesta falsa y usted lo sabe. La única salida, señora consejera, ha sido la que le han dado los trabajadores, que han ido en tres ocasiones al Tribunal Laboral Canario a ofertarle una bajada de sueldos, una bajada tan generosa que ha quedado en 1 millón de euros menos ese déficit que usted tiene previsto para este año, porque me gustaría que nos explicara cómo saldó el déficit del año pasado, ese que tenía las tensiones de tesorería en noviembre y que no iba a poder pagar las nóminas y que acabó en equilibrio presupuestario; nos gustaría saber hoy aquí, y que se lo diga a los representantes del Instituto Tecnológico de Canarias que están ahí, -que los tiene mareados, señora consejera, porque un día les dice una cosa y otro día otra, hoy iba usted a firmar, no firmó-, ¿garantiza, aquí, a día de hoy, en sede parlamentaria, que no va a haber despidos en la empresa?, ¿está en condiciones de garantizarlo? Señora consejera, nos gustaría por respeto a los trabajadores y a sus representantes que lo explique clarito, aquí, hoy, si no va a haber despidos, gracias no a usted, gracias a ellos, ni a usted ni a ningún partido político, gracias a ellos y a la repercusión que los medios de comunicación le han dado a esta injusticia que usted ha estado cometiendo, porque se han bajado el sueldo en un 13 y en un 15?% para salvar la investigación, el desarrollo y la innovación en Canarias.

También le quería preguntar si va a aceptar o no ese dinero que le oferta el Cabildo de Gran Canaria o va a no aceptarlo para tener como excusa el despido, no el ERE, porque el ERE ya usted sabe que en los tribunales lo perdería, porque la empresa ya no tiene ese déficit. ¿Va usted a hacer despidos con tal de no aceptar la colaboración de otra institución, simplemente porque esté gobernada por el Partido Popular, señora consejera? Ha llamado a los trabajadores, los suyos los han llamado "enchufados", "privilegiados", y han dicho que cobran "sueldazos", que cobran complementos extravagantes. Eso se lo he oído yo y se lo han oído los trabajadores.

Señora consejera, deje claro hoy si va a haber o no despidos, si es necesario que el señor Ortiz y el señor Spínola, ese que impidió la creación de la agencia y que ahora la potencia en los presupuestos del Gobierno de Canarias, van a permitirle a usted cerrar esta negociación, explíquenos por qué no se ha firmado hoy, cuando tenía previsto usted firmarla hoy, y si es cierto que pueden dormir tranquilos los trabajadores después de tantas sorpresas desagradables que se han llevado, y si pueden confiar por fin en la consejera de Empleo y si va a firmar el viernes ese compromiso de no desmantelar el ITC, y mantener todos y cada uno de los empleos que hay en esa empresa pública de Canarias, y si va a aceptar las aportaciones tanto del Cabildo de Gran Canaria como de cualquier otra institución, llámese Ministerio de Industria o llámese como se llame, con tal de no generar un déficit ficticio en la empresa.

Me gustaría que nos contestara...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, señora consejera, por tiempo de quince minutos tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Bueno.

Cuando explicaba el recorrido que durante este año se ha llevado a cabo precisamente para terminar donde hemos terminado, en un acuerdo, auguraba cómo iban a ser sus intervenciones, no sé si al final me grabaron cuando intenté decir o aclararle a la portavoz del Partido Popular, la verdad es que no voy a utilizar el tiempo para aclararlo, porque tendría que aclarar tantas cosas, en el sentido de que me había sacado de la manga dos informes, no sé, la verdad que la Ley de Presupuestos está ahí, y yo sé que el Partido Popular no ha sido muy proclive nunca en la cuestión del cumplimiento de las leyes ni de la Constitución. No, no, un ejemplo es eso, mire, todos los poderes públicos estamos sometidos al cumplimiento del bloque de la legalidad, a la Ley de Presupuestos, la consulta popular es constitucional, aunque a usted le dé alergia la Constitución. Solo los que tienen alergia a la Constitución están en favor de lo que usted acaba de decir (Ante las manifestaciones del señor Antona Gómez, desde su escaño). Pero como le digo -antes puede ser que no se grabara- el artículo 48 de la Ley de Presupuestos hay que cumplirlo. La consejera no se lo saca de la manga, como usted ha dicho, lo que pasa es que usted habla así, de esa manera. La consejera no se saca las cosas de la manga, la consejera cumple y trabaja con rigor, trabaja con rigor y cumple las leyes con rigor y con mucha transparencia en la gestión pública. La prueba es todo lo que llevo, y mi equipo va a salir igual que entró, otros no pueden decir lo mismo, y al frente de la consejería donde yo he estado.

Pero dicho eso, usted me ha grabado aquí y le ha quedado muy bien, yo creo que cuando no hay argumento, pues, se utilizan esas vías y no crea usted que a mí me estaban preocupando mis declaraciones, las declaraciones las ratifico. Y usted, si me ha querido pillar, es todo lo contrario, va en contra de lo que usted dice y lo que usted sostiene, lo que dijo la consejera, lo que sostuvo aquel día, lo sostiene ahora y lo sostendrá siempre. ¿Y sabe usted lo que hay aquí hoy sobre la mesa? Usted tiene rédito político y yo tengo un acuerdo y lo tengo con los trabajadores, ¿y sabe usted lo que ha hecho eso? Que los trabajadores permanezcan en su puesto y no vayan al desempleo. Con usted hubiesen ido al desempleo, fíjese usted la diferencia.

Le dije que se ha evitado el ERE y ese era el objetivo principal, y los trabajadores lo saben, usted no, porque no lo quiere saber. Ellos saben que la consejera ha trabajado desde el principio, claro que lo saben. Mire, se han recibido nuevos ingresos, el Proyecto Renueva, Renueva II, a finales del mes de diciembre, otro proyecto europeo a principios del mes de enero, y eso, aunque a usted no le guste y no entienda de déficit y usted crea que la vida funciona así, porque a usted qué más le da, si usted..., que exista una Ley de Estabilidad Presupuestaria y esas cosas, dice usted, ¿pero cómo una diputada no puede tener un mínimo de conocimientos sobre que hay una ley de estabilidad que, además, por cierto, es de ustedes y que las administraciones públicas están sometidas a cumplir esos objetivos de estabilidad presupuestaria? Lo he dicho varias veces aquí, de lo contrario, ¿sabe qué?, la responsabilidad penal y civil nos llevaría al Consejo de Administración. Y usted eso que es tan obvio ni siquiera lo quiere entender, usted hace una demagogia aquí que ralla... En fin, qué le voy a decir. Desde luego, hay que estudiar un poquito más las cosas y no venir, como usted ha venido esta tarde, a reproducir lo que ya está en el boletín del Parlamento, pero bueno, usted ha quedado..., cree que ha quedado bien, y yo creo que ni con los trabajadores. Como le digo, gracias a ese Plan Renueva II y gracias a ese proyecto europeo del déficit, que hay que estar en equilibrio todas las empresas públicas porque lo dice Montoro, no lo dice González Ortiz, lo dice Montoro, pero como ustedes, claro, cuando les interesa es González Ortiz y cuando no... Bueno, del déficit presupuestario, gracias a esos dos proyectos, a ver si conocemos las cosas, se ha reducido notablemente el déficit, y también los sacrificios de los trabajadores, y ellos saben quién ha sido la artífice de reducir ese sacrificio a los trabajadores, pero yo no hago las cosas para que me agradezcan nada, no, es que no, para nada, he resuelto el Servicio Canario de Empleo y no he dado ni una rueda de prensa, y resolví aquel tema y eran 400 (Abandona su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González.), y eran 400, y si aquí voy a dar una rueda de prensa, que también la explicaré en este Parlamento, la segunda vez que pido luz y taquígrafos para venir hablar del tema, es por la tremenda demagogia que practica el Partido Popular.

Como digo, en la línea de buscar una solución, la empresa hace una propuesta y en esa propuesta económica se lleva una reducción del 5?% y una serie de complementos, los trabajadores dicen que no que prefieren una reducción del 10?% lineal, entre otras medidas. Pero había un añadido, un añadido que es muy importante y es que los trabajadores pretendían, justo y lógico, los trabajadores van a lo máximo y eso no es malo, pero la consejera y el Consejo de Administración tenemos la obligación de, eso que usted no quiere ver, de cumplir las leyes y de gobernar bien y hacer las cosas que nos manda la ley, entre otras, ya le digo, por el Partido Popular.

Querían que fuera con una etapa transitoria de manera que la masa salarial en el 2016 volviera a recobrar la reducción salarial que se producía en este momento, pero ese incremento de la masa salarial vulneraba la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y se habla con los trabajadores a través del asesoramiento jurídico, no del bufé, que el bufé es para las comidas, ¡del bufete! El bufete de abogados, eso que usted desprecia, ha sido muy importante, y los trabajadores lo saben; y, además, la persona de ese bufete, de manera muy especial, si hoy hay un acuerdo, hay que valorar la conducta de ese señor que usted infravalora. Pero claro, eso sabemos los que lo conocemos, y usted trata siempre, cuando viene aquí, de que la consejera se enfrente a los trabajadores, y en ningún momento me he enfrentado a los trabajadores, nunca me he enfrentado a los trabajadores, ni lo voy a hacer. Fíjese, hasta le digo que cuando han pedido el incremento o la posibilidad de recobrar lo perdido me parece que es lo lógico que vayan a lo máximo, pero, lógicamente, el acuerdo había que hacerlo legal, no porque no fuera viable sino porque era ilegal y había que hacerlo legal. Y lo que usted no entiende, lo han entendido los trabajadores, por eso hoy estamos en un acuerdo, lo que usted no ha entendido, lo han entendido ellos. Y esa recuperación de la masa o aumento de la masa salarial prohibido por la Ley de Estabilidad Presupuestaria del Partido Popular, se trató de resolver, y gracias a eso tenemos hoy el acuerdo.

Y voy a cerrar el capítulo del ITC dejando clara una cuestión. Usted habla del Cabildo de Gran Canaria y yo les voy a decir aquí hoy a sus señorías lo siguiente: ¿dónde está el dinero del Cabildo de Gran Canaria en este acuerdo que hemos cerrado con los trabajadores? La consejera le dice: "en ningún sitio". Tengo que decirle, portavoz del Partido Popular, que no confunda a la gente, que no tome a la gente por tonta. Le voy a explicar lo que ha pasado con el cabildo.

La moción del cabildo, señorías, créanme, hubiera impedido el acuerdo, de llevarse a efecto, hubiera impedido el acuerdo, fíjese, y no se hubiese salvado el Instituto Tecnológico. ¿Por qué? Porque ni restablecía el déficit, el equilibrio entre ingresos y gastos, ni impedía el ERE. Se lo voy a explicar bien para que lo entienda, a usted fundamentalmente, porque los demás de buena fe me van a entender.

El presidente del cabildo me prometió un sábado, que tengo que decirle una cuestión personal, mire, se hacía en aquel momento la conferencia política de mi partido y hubiese deseado asistir aquel sábado a la Península, pero fui en interés de salvar el ITC, porque el señor presidente me citó un sábado por la mañana, y acudí ese sábado, no le dije que no podía ir. Esa es la realidad. Un millón de euros y luego lo quitó porque dijo -y ahora digo otra vez lo que usted ha reproducido-, lo dijo públicamente, que eso era resolver al Gobierno de Canarias, y a él no le iban a endosar el problema del ITC, -a lo que yo añadí aquí-, que endosarle el problema del ITC no, que el problema eran los trabajadores, que a él no le iban a endosar los trabajadores, conclusión muy clara. Y lo que hizo después fue guardar el medio millón y lo saca ahora, cuando ya está solucionado todo. O sea, ¿cuál ha sido el papel del cabildo? Ninguno. Otra cosa es: ¿qué servicio tiene que prestar a cambio el ITC?, porque esos 500.000 euros que aquí alegremente se ha dicho que es que lo da para cubrir el déficit no se los regala el cabildo, se lo da como contraprestación. ¿Qué quiere decir eso? Que los da a cambio de que el ITC preste un servicio. Lógico y normal. Hombre, se lo podría haber dado a título gratuito, pero la moción no lo recoge así, sino a cambio de una contraprestación.

¿Sabe las instrucciones de la consejera? Las instrucciones de la consejera, señorías, son que, efectivamente, en el momento en que firmemos el acuerdo se va a solicitar al cabildo a ver si es verdad que aparecen los 500.000 euros, y no solamente este año, a ver si el año que viene también hay 500.000 euros para que el ITC preste los servicios que diga el cabildo que necesita que le preste el Instituto Tecnológico. Esa es la realidad, señorías, no es que se ha regalado medio millón para cubrir el déficit, que ya estaba cubierto el déficit, y que gracias al Cabildo de Gran Canaria se ha resuelto el problema del ITC. No, señorías, no tengo ningún ánimo de reconocimiento ni de agradecimiento, pero el ITC se ha resuelto por el Gobierno de Canarias, por el Consejo de Administración que el otro día tomó el acuerdo de aceptar la propuesta que se ha hecho por parte de la empresa y por parte de los trabajadores, no por el Cabildo de Gran Canaria. En el acuerdo redactado no figura el Cabildo de Gran Canaria, para nada; se ha resuelto sin el Cabildo de Gran Canaria. Pero por una razón, porque la acabo de decir, que ni resolvía el déficit ni resolvía el ERE. Y lo único que hay ahora es una prestación económica, una aportación dineraria, que lo articulará bien, como una aportación o como una subvención directa, a cambio de un servicio que tienen que realizar los trabajadores, y ya está. Esa es la realidad así que no confundamos a la gente ni engañemos a la gente. El Cabildo de Gran Canaria no ha resuelto el tema del ITC, pues el Cabildo de Gran Canaria no adoptó ningún acuerdo. El Cabildo de Gran Canaria no ha evitado el ERE, lo ha evitado el Gobierno de Canarias, representado en la presidenta del Consejo de Administración, que es la que les habla en este momento. Ese sí, ese sí.

Y cómo es el acuerdo, usted me pregunta eso, pero no voy a desvelar aquí el acuerdo. Usted es la primera que tenía que haberlo hecho, la primera. El acuerdo está redactado, sí, señoría, el acuerdo está redactado, y ni tiene efecto retroactivo ni va a haber ERE.

Y le voy a contestar al tema del ERE de la última semana. La última semana, efectivamente, tengo que decir que en el mes de enero, dado que había una imposibilidad legal por la Ley de General Presupuestaria de vincular a dos años y recobrar otra vez la masa salarial, no quedaba otra alternativa, no había otra salida, y se anunció, efectivamente, el ERE. Claro que se anunció, pero se anunció hace dos semanas, antes nunca ha habido ERE, nunca se había anunciado un ERE, nunca.

En definitiva, -y con esto termino-, se anunció el ERE y a lo mejor, a lo mejor, no lo sé, ha servido. Por las razones que sean, lo importante hoy, señorías, es que hay un acuerdo escrito que ha salvado los puestos de trabajo, a pesar de la poca ayuda, de la poca colaboración, del rédito político y de la obscenidad política que la consejera y el Gobierno hemos tenido que recibir por parte del Partido Popular. A mí me decían lo del chiringuito cuando me han grabado, ¿pero cuántas veces hemos oído a la portavoz del Grupo Popular esa fea palabra? Una fea palabra que la sigue repitiendo, porque ella no tiene... no distingue entre lo feo y lo no feo. Otros sí lo distinguimos. Y ella por eso habla de chiringuito, y se lo dice al presidente, lo dice aquí, ¡qué más da! Pero ahora, sin embargo, también están a favor de esa palabra tan fea...

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Señora consejera, tiene un minuto.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Y para terminar, quiero decir que, además de lo del chiringuito, lo que sorprende son las contradicciones del Partido Popular.

Mire, cuando gobernó el Partido Popular al frente de la consejería, del 2005 a 2007, el comité denunció al Partido Popular. ¿Saben por qué? Porque contrató a treinta y siete, pasando olímpicamente de este comité que ahora defiende.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, señora consejera.

Con esta intervención concluye el pleno en el día de hoy, y se reanudará mañana a las nueve y media.

Sí, perdón, perdone un momentito. ¡Perdón, perdón, un momento! Un momento, que hay petición. Dígame usted, señora diputada.

La señora PULIDO GARCÍA (Desde su escaño): Sí, que quería dejar claro que el Partido Popular no considera el ITC un chiringuito, y que nos preocupa mucho que no nos haya contestado si va a haber despidos o no...

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): No, no, no. Perdona. No, no procede.

Buenas tardes (Pausa).

Por si algunos no lo han oído, a las nueve y media se reanuda el pleno, si a alguno no le quedó...

(Se suspende la sesión a las veinte horas y cincuenta y siete minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1400 Sobre -Consejera de Empleo, Industria y Comercio-, sobre la situación laboral del Instituto Tecnológico de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico