Diario de Sesiones 111/2014, de fecha 26/2/2014
Punto 1

8L/C-1083 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE INCENTIVO Y REGULACIÓN DEL AUTOCONSUMO ELÉCTRICO.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Comparecencia del Gobierno -consejera de Empleo, Industria y Comercio-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre incentivo y regulación del autoconsumo eléctrico.

Para la primera intervención, por parte del Grupo Parlamentario Socialista, doña Dolores Padrón. Por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Buenos días, señor presidente, señora consejera, señorías.

Quiero volver a recordar aquí en esta comparecencia que, cuando la señora Luengo era viceconsejera de Industria y Energía, defendió incluir en la propuesta de modificación del REF -del Régimen Económico y Fiscal- aprobada por unanimidad en este Parlamento -en el Parlamento regional-, la apuesta por el autoconsumo eléctrico en las empresas y los hogares canarios a través de un modelo basado en la generación fotovoltaica y minieólica de escasa potencia, hasta los 100 kW. Esa es la demostración de que tanto el Gobierno canario como el Grupo Socialista creen que el autoconsumo puede ofrecer un ahorro a los consumidores y a las consumidoras canarias; dado, además, en esta época, los elevados precios de la electricidad que en la actualidad ofrecen las comercializadoras, que lo comprobamos y lo comprueban, además, los usuarios en todos los recibos y sus facturas de la luz a fin de mes.

Por ese motivo, apoyamos en junio pasado que el Gobierno canario autorizara la implantación de instalaciones de autoconsumo eléctrico en hogares y empresas, una decisión muy demandada por las empresas de servicios energéticos y que estaba pendiente de que el Ministerio de Industria solucionara el problema que presentan estas instalaciones cuando generan excedente de energía, y que usted resolvió con un dispositivo que regulará la autosuficiencia energética.

Insistimos en que el Gobierno de Canarias debe seguir dando pasos hacia adelante, sin esperar al ministro Soria ni al Gobierno de España. No obstante, insistimos que esta apuesta debe ir acompañada de incentivos para el desarrollo a las empresas, de forma que se garantice una adecuada implantación de las tecnologías favorecedoras del autoconsumo y que se aproveche al máximo el potencial de las fuentes de energía renovable. En contra de las pretensiones del Gobierno del Partido Popular, con la apuesta por la fotovoltaica, el Ejecutivo autonómico da un paso más -desde luego, desde nuestro punto de vista- hacia la modernización del concepto de generación de energía que tenemos en Canarias. Y con el autoconsumo, los usuarios y usuarias podrán generar la energía que consumen y ahorrar más. Ahora solo falta aplicar una buena reglamentación para que el autoconsumo disponga de balance neto, de tal forma que el aprovechamiento de energía solar sea total.

El motivo de esta comparecencia, señora consejera, no es otro que explique, en sede parlamentaria, en qué medida favorece al sistema energético canario abordar políticas que favorezcan el autoconsumo, toda vez, también teniendo en cuenta, que el ministerio todavía tiene pendiente la aprobación de la regulación del autoconsumo a nivel nacional.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo e Industria, doña Francisca Luengo. Por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Muchas gracias y buenos días, señorías.

Tengo que decir que, en los últimos meses, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha tramitado y aprobado una serie de disposiciones legislativas y normativas, de desarrollo por vía de urgencia a través del Consejo Consultivo de la Electricidad de la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia, con el fin de realizar una modificación en profundidad de todo el sistema eléctrico nacional.

En la actualidad, he de decirles, señorías, que muchas de esas disposiciones están aprobadas, como son principalmente dos leyes, la 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, y la 17/2013, de 29 de octubre, para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas insulares y extrapeninsulares. Esta última todos recordarán la tremenda importancia que tuvo que ambas administraciones, la autonómica y la central, confluyéramos en unos objetivos por el interés general de garantizar el suministro en Canarias.

Muchas otras normas aún están en tramitación, como en el caso de la regulación del autoconsumo. El autoconsumo, objeto hoy de la comparecencia, aún no ha sido aprobada su regulación por el ministerio. Yo les voy a poner unas transparencias, porque entiendo que, a través de las transparencias, se facilita enormemente el conocimiento de estas materias, que ya de por sí tienen cierta complejidad técnica y de entendimiento así prima facie. Las transparencias nos ayudan a todos a una mejor comprensión.

Tengo que señalarles que en esta transparencia vemos un modelo de lo que se suele denominar generación centralizada. Es el sistema que tenemos actualmente en Canarias, ¿y qué significa? Pues que la generación se produce en un sitio y se consume en otro, es decir, está muy alejado el lugar de generación de la energía de nuestras casas, de donde consumimos la energía. Consecuentemente, hay necesidad de transportarla, por eso ven ustedes cómo a la izquierda está la generación, y hay tres ejemplitos: la térmica, la hidráulica -que nosotros no la tenemos- o la generación eólica.

A continuación, ven unas torretas de esas centrales que generan la energía. Las torretas no son otra cosa que el transporte, es decir, el transportista que transporta esa generación a los puntos de consumo. Pero desde el transporte a nuestro domicilio no puede llevarse a cabo, tiene que pasar por la distribución. En las redes de transporte hay que hacer, lógicamente, subestaciones, de manera que la potencia a la que lo lleva la red de transporte hay que cambiarla a una potencia inferior para que penetre en la red de distribución, que es la inmediata a nuestros puntos de consumo.

A su vez, como ven, los apoyos a partir del círculo en color azul son precisamente las líneas de distribución, que, a su vez, tienen también las subestaciones de distribución, que muchos conocemos por los famosos transformadores, antes de que conecte la electricidad a nuestros hogares. Arriba tenemos un ejemplo de consumo en edificios -en los hogares-, y abajo en la industria. Es decir, tenemos, por decir así, las cuatro fases: generación, transporte, distribución y consumo.

Otro modelo es el modelo de generación distribuida. Aquí la diferencia con el anterior, que es el que tenemos en Canarias, es que acerca la generación al consumo, y no necesita el transporte, o mínimamente de transporte y la distribución. Y es aquí donde incide de manera especial lo que es objeto hoy de esta comparecencia: el autoconsumo. Como ven en estas transparencias, no hay redes de transporte y vemos, por ejemplo, cómo tenemos una de las casas, con sus paneles fotovoltaicos, es decir, que la misma casa que tiene esos paneles fotovoltaicos genera la electricidad en su propio domicilio y la consume en su propio domicilio.

Bien, esta generación distribuida que está implantada en Europa, en muchos países nórdicos; en Canarias, pues todo estudioso y todo el que aspira a un sistema energético ideal y en un territorio como el nuestro pues siempre le habla de la generación distribuida, que quizá hay que ir a esa generación distribuida.

En este momento, el sistema que tenemos es el primero que yo les he expuesto. Pero vamos a hablar del autoconsumo, que es objeto de esta comparecencia y, como les he dicho, en la generación distribuida una de las medidas matriz o prototípica es precisamente el autoconsumo.

En esta generación distribuida con carácter general, las características que conforman el sistema son: primero, un mayor uso de energías renovables, y tenemos un sistema de energías distribuidas y mayor penetración de renovables que el que tenemos actualmente, donde la predominancia es el de consumo de energías fósiles. Si tenemos mayor penetración de renovables con el sistema de generación distribuida, lógicamente tenemos otro efecto inmediato, que es un menor impacto medioambiental. Pero es que además tenemos menos emisiones y, lógicamente, menos pagos por derechos de emisión de CO2. Introduce mayor competencia, lógicamente, y genera empleo y genera riqueza porque diversifica muchísimo la economía y, además, produce un efecto también muy, muy importante. Si hemos dicho que no tiene redes de transporte, lo que hace la generación distribuida es que minimiza una cuestión importante, que son las pérdidas que se producen en el sistema anterior, es decir, donde se genera la energía hasta llevarla al lugar del consumo pues probablemente estamos hablando de menos un 10 % o un 10 % de pérdida.

En consecuencia, también, si con el sistema anterior dependemos en un 98 % de fósil y solamente, en el momento actual -como todos sabemos-, un escaso 6 % de renovables, si apostamos por la generación distribuida y por el autoconsumo, que es incidir mucho más en la implantación de renovables, inmediatamente reducimos nuestra dependencia del fósil de ese 98 %. Y, luego, un tema importantísimo, y es que hay un ahorro evidente frente a la propia generación en el consumidor, el consumidor que produce la energía, su factura a final de mes es notablemente inferior.

Bien, como digo, el estado actual energético lo podríamos resumir de esta manera: tenemos un sistema caro, un sistema contaminante y un sistema dependiente. ¿Una de las medidas? El autoconsumo. Yo, señorías, me voy a ceñir exclusivamente al autoconsumo por respeto a la iniciativa de hoy. Como hemos dicho, el autoconsumo promueve la generación distribuida, reduce la pérdidas de la red, como ya les he dicho, y reduce consecuentemente las necesidades de inversión en esas redes de transporte, que es una inversión bastante elevada. ¿Ventajas del autoconsumo? Ya ha dicho la portavoz del Grupo Socialista en lo que consiste el autoconsumo, y es consumir de manera instantánea toda la energía generada. La posibilidad de que los consumidores generen y consuman su propia energía aporta, como hemos visto, sostenibilidad al sistema -ya lo hemos visto anteriormente- y nos conduce a una mayor generación de empleo, un mayor bienestar y nos transforma el sistema, que es de lo que se trata. Un sistema más barato, un sistema más sostenible y un sistema menos dependiente y, consecuentemente, más independiente. ¿Ventajas del autoconsumo? Pues yo diría que serían fundamentalmente estas cinco -y con esto concluyo mi comparecencia-:

Primero, abarata el coste de la energía en los hogares, en los comercios y en la industria. Nuestra industria se haría mucho más competitiva, y con los precios que está teniendo la energía al día de hoy... En Canarias, además, es que apostar por el autoconsumo y cualquier modalidad de renovables sabemos que es mucho más barata porque vale tres veces menos que la fósil. Luego, que abarata el coste es sobre todo en Canarias, el único territorio de España donde apostar por el autoconsumo produce los efectos que les acabo de señalar, no en otros territorios.

Cumplir con los compromisos europeos de desarrollar las renovables. Ustedes saben que la Estrategia 2020 es que, en el 2020, el 20 % de la energía sea de fuentes renovables.

Atenuar la dependencia energética de los combustibles fósiles. Que toda apuesta por renovables inmediatamente produce ese efecto de manera clara y contundente.

Crear un escenario con un término que yo creo que está muy acertado y, además, muy bonito que es democratizar...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Tiene un minuto para concluir, señora consejera. Puede proseguir.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias.

La democratización de la energía en la medida en que da posibilidad a cada industria, como hemos dicho, a cada familia, de generar la propia energía que consume en su hogar.

Y, por último, y con esto llego al quinto punto que les prometí que diría como beneficios del autoconsumo, es que aumenta la eficiencia en los sistemas eléctricos actuales al evitar, aunque ya está repetido, el transporte y la distribución de energía consumida; máxime, como saben, en nuestro territorio. Tenemos un territorio escaso, protegido, con hostilidades a veces sociales, municipales e insulares para la implantación de estas infraestructuras; si apostamos por el autoconsumo, todo eso será resuelto y obviado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Por parte de los grupos no solicitantes de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Mixto. Desde el escaño, doña Carmen Hernández, tiene usted la palabra por tiempo de tres minutos.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenos días, señoras y señores diputados, medios de comunicación.

Señora consejera, está claro que todo son ventajas de favorecer el autoconsumo, de fomentar y de incentivar, por tanto, que las familias puedan instalar, hemos hablado de las placas fotovoltaicas... Nos genera dudas -usted lo ha expuesto- que todavía la regulación, la normativa en relación a esta materia esta materia está en tramitación. Por tanto, me imagino que estamos pendientes de que esa normativa finalmente salga a la luz para de verdad poder potenciarla.

Está claro que la apuesta por las energías renovables ya no tiene marcha atrás; es una apuesta de futuro, estamos obligados a hacerlo. Primero por razones medioambientales, que muchas veces colocamos esas razones en segundo lugar y ponemos más en valor las razones económicas que generan empleo. Que ya son de por sí razones de peso, pero me parece que contribuir a contaminar menos nuestro planeta, favorecer el hecho de que las emisiones de CO2 -ese gas invernadero que, como todos saben, contribuye al calentamiento global de nuestro planeta- me parece una tarea ineludible y obligatoria, sobre todo por lo que supone para las generaciones futuras. Y también comparto con usted la importancia de ir caminando, aunque sea lentamente; porque, efectivamente, esta es una apuesta -la del autoconsumo- importante, pero también pequeño el impacto que va a tener en la suficiencia energética, pero es algo en lo que hay que avanzar. Tenemos que ir avanzando, sobre todo un territorio como el canario, que es absolutamente dependiente del exterior para suministrarnos energéticamente; aunque sean pasos de bebé, tenemos que ir dando pasos en lo que significa la suficiencia energética y, por tanto, favorecer el autoconsumo.

Yo creo que solo resta apoyar al Gobierno y que, desde el momento en que esta normativa salga a la luz, rápidamente en Canarias podamos favorecer esto, e incentivar a las familias para que apuesten por esta fórmula.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista. Don Javier Morales, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor MORALES FEBLES: Muchas gracias, señor presidente, señorías.

Nuestro grupo, evidentemente, está de acuerdo en hacer todo lo necesario para que el déficit de tarifa sea cero. Sin embargo, no estamos de acuerdo en dejar a la ciudadanía fuera de la gestión de la energía; tampoco estamos de acuerdo en apostar por fuente de energía sucia, ni tampoco estamos de acuerdo en que se defienda a las grandes corporaciones en el ámbito de la energía en vez de a la ciudadanía. Por todo ello, nos parece importante tener en cuenta un conjunto de factores que tienen que ver con el autoconsumo.

El consumidor, para que nos hagamos una idea clara, paga aproximadamente 140 euros por megavatio consumido. Si tenemos en cuenta ese pago de 140 euros, significa que la generación convencional de energía fósil en Canarias se está pagando 187 euros por megavatio, de media; mientras que a la eólica se está pagando 86 euros por megavatio; y la fotovoltaica, dependiendo de cuándo o en qué momento se ha incorporado a la red, se está pagando entre 120 o 370 euros. Y hay que tener en cuenta también que el autoconsumo, el coste para las empresas y las familias, está entre 80 y 100 por megavatio, comparado con los 140 que se paga en la factura. La eficiencia, la reducción del coste de las instalaciones fotovoltaicas se ha reducido un 80 % en los últimos cinco años, y Canarias efectivamente tiene una dependencia exterior del 99,4 % de recursos energéticos que tenemos que importar.

Por todo ello, yo creo que es fundamental avanzar en esta línea de autoconsumo, incorporar a la ciudadanía en la gestión para ir consiguiendo eficiencia en el uso de la energía, y apostar por un modelo en el que las energías limpias, el autoconsumo y la responsabilidad o la corresponsabilidad de la ciudadanía ayuden a este modelo que se ha expuesto de generación distribuida.

Por todo ello, aprovecho los últimos segundos que tengo para preguntarle a la consejera, en su segunda intervención, si tiene usted alguna esperanza razonable de que la nueva norma permita que el autoconsumo con balance neto se pueda incorporar de modo que incentive a los consumidores a la inversión en energías renovables.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Popular. Don Manuel Fernández, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ: Sí. Señorías, buenos días, señor presidente.

Bueno, yo creo que ya hemos debatido más de una vez el tema del autoconsumo. Es un tema... en su filosofía no estamos en contra del tema, y de hecho el ministerio está regulando una ley que ya existe en el tema de consumo, reglamentando los reglamentos del desarrollo de la misma, que no es nada fácil, no es nada fácil. Nada fácil porque hay muchos componentes, y el tema del autoconsumo individual, que cada persona tenga una casa, no una vivienda en un edificio, que nos olvidemos de eso, ¿no? Una persona que quiera poner en una vivienda, en cualquier tipo de edificio, una potencia de 4 kW -que es lo mínimo que tiene una potencia normal-, necesita 6 o 7 m2 de paneles solares, y no creo que vaya a poner un molino de viento, eso está clarísimo. Por lo tanto, en eso olvidémonos de esto para toda la ciudadanía, ni muchísimo menos. Y el 80 % de las personas viven así, está clarísimo.

Otra cosa son las casas aisladas, las zonas separadas, y que la gente puede poner su luz, si quiere. Y actualmente lo puede hacer con y sin reglamento, sin ningún problema. Yo monto ahora mis placas solares en mi casa, si la tuviese en el campo, en cualquier sitio, y poder generar electricidad, y nadie me lo impide, nadie me lo prohíbe. Por lo tanto, es una cuestión que está ahí.

Otra cosa es el tema industrial o que yo quiera vender electricidad a la red. Oiga, espere un momento, ¿usted quiere vender?, muy bien, pues vamos a regular cómo se vende, cómo se hace una tarifa, y cómo se conecta, y cómo es la automatización, cuándo cuenta o cuándo no cuenta, y todo eso tiene que regularse, y no es fácil.

Una industria, por ejemplo -que puede haber industrias que puedan tenerlo y que puedan poner todo el techo industrial con placas solares- puede producir, pero quiere revertir y convertir también en negocio la reventa. Eso hay que regularlo. Evidentemente hay que regularlo. Ustedes imagínense que en una red normal en cualquier distribución vienen 1.000 o 2.000 personas que se enganchan al tema, y eso es un consumo de potencia importante, que aquí en Canarias se tiene que valorar y se tiene que ver el índice en las redes de transporte. Se tiene que valorar, sobre todo el costo de la facturación, cuándo viene y cuándo es. Por tanto, eso es lo que se está haciendo, y es cuestión de tiempo.

Por lo tanto, el tema aquí como se ha puesto la dicotomía "fuera las grandes corporaciones industriales, apostemos por la energía de ciudadanía". Eso es un tópico que no tiene sentido ninguno, ninguno, en ningún país racional, eso no tiene ningún sentido. Otra cosa es que alguien quiera producir un poco de energía, que no hay ningún problema.

Por lo tanto, pendientes de regulación, que la consejera estará pendiente del tema. Y otra cuestión que quiero también decir, ya que me queda muy poco tiempo, pues, el tema de incluirlo en el REF, doña Lola, yo no lo veo (Dirigiéndose a la señora Padrón Rodríguez). Yo no lo veo, porque esto va a ser para toda España, para todo el mundo. O sea, todo el mundo puede acogerse. O sea, incluir en el REF, ¿qué va a incluir en el REF? No veo qué es exactamente. Sí, pero qué es, qué medida, ¿quiere que al autoconsumo le demos una prima? Olvídese, de eso nada. Yo me opondría, por supuesto, porque es un tema de dar una prima a alguien que no lo necesita. No, ese tema no, en el REF, no. Se estimulará, se potenciará, lo que quiera, pero eso son palabras.

Y nada más, porque tengo aquí muy poco que decir, porque hay que regular. Yo solamente en lo del CO2 que aquí se ha nombrado, y a título de broma, voy a decir que ojalá tuviésemos en este invierno un poco más de CO2, a ver si nos calienta un poquito más el ambiente, según parece, ¿no?, ese calentamiento global; porque este mes ha pasado un frío en Canarias, en Europa, en América y en todos lados. O sea, a ver si viene un poquito más de CO2 y nos calentamos todos. Por lo tanto, tampoco es tan negativo y eso tiene mucho debate aparte.

Nada más, señora consejera, no tengo nada más que decir.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Dolores Padrón. Por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Gracias.

Que le sobre tiempo en renovables y en autoconsumo, que le sobre tiempo, pues a mí no me va a sobrar.

Pero bien, dos cosas que le quiero aclarar: en el REF es que ya está incluido en una resolución que hemos aprobado por unanimidad. Y otra cuestión, de lo que hablamos es de que el autoconsumo influya en la factura del contribuyente, no de que produzca energía ahí. No. Hablamos de que el autoconsumo reduzca la factura del usuario. Y, bueno, este tema es complicado, yo me he tenido que poner a estudiar con las cuestiones que me facilitan de un lado y de otro. No es la energía nuclear, no es la energía fósil, pero el autoconsumo y el balance neto son una realidad a la que tenemos que acceder. Y, mire, señora consejera, tras su exposición sí le tengo que decir que no entendemos por qué el Gobierno del PP no apuesta por el autoconsumo. Lo acabamos de ver. O sea, por qué no apuesta por el autoconsumo. Porque usted ha dejado claro que nuestro sistema -el canario- pues, ha dejado, en los últimos cinco puntos que ha expuesto en su comparecencia, clarísimo que es mucho más beneficioso para nuestras islas que para el sistema peninsular, por eso va en nuestro Régimen Económico y Fiscal. Porque las renovables deben ser algo que, por una singularidad de nuestro archipiélago, deben incluirse dentro de una normativa, como hemos exigido siempre, una normativa específica para Canarias. No renunciamos, sabemos que ahora no podemos y se hacen las mejoras posibles, pero por eso es necesaria una normativa específica para Canarias.

Mire, ya el diputado socialista, el señor Segura, pretendía una regulación en el Congreso de las condiciones administrativas, técnicas y económicas vinculadas a la modalidad de suministro de energía eléctrica con balance neto. Una iniciativa que instaba al Ejecutivo a impulsar autoconsumo eléctrico en la modalidad de balance neto. Es decir, el que permite a los consumidores la producción individual de energía para su propio consumo, compatibilizando su curva de demanda. Una modalidad especialmente interesante para las instalaciones de generación eléctrica con fuentes renovables. Unas fuentes por las que no se apuesta desde el Partido Popular, porque estamos viendo que está apostando por energía fósil y el petróleo, claramente lo vimos ayer en este Pleno. Y es que la modalidad de balance neto individualizado se configura como un sistema de compensación de créditos, de energía, en periodo de tiempo tasado, compensación de crédito que se ha de aplicar al consumidor o consumidora que disponga de una instalación individual de generación conectada a su red eléctrica interior. Así como extensible a la fórmula de balance neto compartido por varios consumidores -quiere decir a las comunidades de vecinos, o agrupados en colectivos ciudadanos, comerciales, industriales, de pequeñas industrias y, desde luego, de consumo de baja potencia, como dije en el inicio de mi exposición-.

Esta modalidad, ya lo repito, es fundamental en Canarias por la estructura específica del sector terciario, por la estructura del sector doméstico, a la hora de adoptar medidas concretas que fomenten una mayor penetración de las tecnologías en renovables -lo ha dicho la señora consejera- y por la cogeneración, también. Porque insistimos en que el autoconsumo, además de suponer un revulsivo para la generación de energías limpias y un enorme ahorro en hogares y empresas, creará empleo directo e indirecto.

Desde luego, ahí sí queremos decir que el Estado no ha estado afinado, porque para financiar, en lugar del Estado promover el autoconsumo, desde luego, con el procedimiento administrativo que ha planteado y un peaje de respaldo -lo he dicho en otras comparecencias- excesivo, pues es evidente -hay que pagar los peajes para poder conectarse con la red eléctrica interior-, que lo que hace es dificultar el autoconsumo. Establece el Estado una subida de la luz automática y permanente; hace invisible el ahorro de energía y el autoconsumo; y, a diferencia del déficit... ¿dónde se carga el déficit? En los Presupuestos Generales del Estado. Por lo tanto, al dinero del contribuyente; por lo tanto, a los contribuyentes. ¿La clave dónde está? En las normas de los peajes y en el autoconsumo. Por lo tanto aquí, el ministerio además en la nueva tarifa, la más común, hasta 10 kW, el término de potencia se incrementa un 72 % y el de energía se reduce un 22. Por lo tanto, por mucho que ahorremos, si el de potencia se va incrementando, la potencia fija, pues es evidente que prima por más consumo y penaliza a los consumidores por debajo de la media del consumo, y a los que tienen menos recursos económicos. Por lo tanto, para nosotros la fórmula que se ha adoptado es absolutamente antisocial.

Al autoconsumo se le obliga a internalizar todos los costes de la red: por su uso, por inversiones, por disponibilidad de centrales de respaldo, por servicios de ajuste o por verter gratis energía en la red. Se le exige visibilidad y un peaje de respaldo mayor que la factura energética que se ahorra por generarse su propia energía eléctrica con fuentes de energía renovable. Así, se consigue un efecto económico y energético irracional, ya que, cuanta más energía se ahorre, más cara será la factura; y cuanto más se genere el centro de consumo, más costará el autoconsumo. Lo lógico es que, si se exige visibilidad al autoconsumo, también se exija visibilidad y transparencia a los contratos del gas, a los precios de los carburantes, a los costes de la nuclear, a los de gran hidráulica, a los del carbón, a los de fuel, a los costes de transición a la competencia, a las subastas de tarifa de último recurso, a los pagos por capacidad y restricciones técnicas. Si se le exige al autoconsumo que internalice todos los costes de la red, hasta los que no le corresponden, se debe exigir de la misma manera a todas las fuentes que internalicen todos sus costes reales y ambientales -¡y ambientales!- incluyendo los de disponibilidad, porque también la nuclear necesita respaldo.

Producir energías limpias en las islas es tres veces más barato que en la Península, y eso, por ejemplo, permitirá que la implantación en los hoteles les permita ser más competitivos, al reducir hasta un 30 % sus presupuestos en energía. Cuando hablamos de renovación turística -y ahora no debemos hablar solo de construir hoteles- hablamos también de cómo se implanta el modelo de las renovables en nuestros nuevos hoteles, rehabilitados y sin consumir más territorio ni más recursos naturales; sin olvidar que el gasto de estas instalaciones es cero por el ahorro que generan, ya sean de energía fotovoltaica o eólica, pues la inversión se amortiza a los pocos años de su funcionamiento.

Según un estudio hecho por la Dirección General de Industria y Energía de la comunidad autónoma, la instalación de un sistema de autoconsumo de 5 kW para un pequeño comercio, precisa de una inversión de 10.000 euros, que se paga en 10 años con el ahorro de gasto de facturación eléctrica. Además, el autoconsumo permitirá reducir las importaciones de hidrocarburos, los pagos por emisiones de CO2 -ya usted ha planteado su posición-, y minimizar las pérdidas en la red, como ha planteado la consejera en el inicio de su comparecencia.

En definitiva, señora Luengo, creemos que su apuesta por el autoconsumo es la vía prioritaria para acercarse a un modelo de democratización de la energía, además de que produce ahorro económico considerable, una ganancia absoluta en -nosotros queremos ser independientes energéticamente- el camino hacia la independencia energética; una contribución decisiva para la lucha contra el cambio climático; y la creación de puestos de trabajo seguros y estables para satisfacer una demanda básica cuya provisión industrial jamás se deslocalizará: un modelo energético de autoconsumo con balance neto que ponga a la ciudadanía canaria en el centro del proceso de producción y consumo de electricidad y de la eficiencia energética, que es uno de los elementos esenciales que influyen en acabar la pobreza energética que también tenemos en Canarias.

Por lo tanto, nuestra apuesta y la apuesta del Gobierno por el autoconsumo es clara. A algunos les puede parecer una utopía, pero tenemos que caminar hacia las utopías en una sociedad donde nuestro Gobierno central nos quiere llevar al lado oscuro de la vida.

Muchísimas gracias y espero su contestación (El señor Fernández González solicita intervenir).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí, gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo, doña Francisca...

Sí, don Manuel Fernández, ¿a qué efectos, por favor?

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Sí, señor presidente, he sido contradicho.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señor diputado, en todo caso, como usted sabe, contradicho será por el Gobierno, pero el Gobierno no ha intervenido, han intervenido los grupos solicitantes de la comparecencia.

La contradicción, evidentemente, estamos en una comparecencia, como usted sabe, y es evidente y normal que haya contradicción entre los grupos que forman la Cámara. Me parece que es lo más razonable y ordinario y normal, por lo tanto, si usted quiere y se siente contradicho por lo que diga la consejera en su intervención, pues yo estaré encantado de darle la palabra, pero por lo que diga otro grupo me parece que es una contradicción ordinaria y normal.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Ni la consejera ni ningún otro grupo puede afirmar en la tribuna algo que yo no he dicho.

Y lo ha dicho la señora representante del Partido Socialista.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Le doy treinta segundos para que me diga exactamente, o manifieste en qué ha sido esa afirmación, que contradiga esa afirmación.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): La señora socialista ha dicho en la tribuna que el Partido Popular está en contra del autoconsumo, y eso es falso, absolutamente falso.

Otra cosa es que el Partido Popular no crea en las fantasías que incluso ha añadido hoy más ahí todavía en esta intervención. Eso es su problema y de su partido y ya dado muestras de esas fantasías...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señor diputado...

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): La contradicción está clara.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Esa contradicción es evidente.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Lo ha afirmado, y yo tengo que defender la postura de mi grupo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, gracias.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Es falso, doña Lola.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias.

Doña Dolores Padrón.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Desde luego, yo no fantaseo con la electricidad ni con el consumo, los que creo que tienen pesadillas son los consumidores cuando les llega el recibo de la luz, y el Partido Popular no les está dando respuesta.

Esta es una respuesta, junto con atacar la pobreza energética. Que usted no la vea es porque usted sí que no sueña con los ciudadanos (El señor Fernández González solicita intervenir nuevamente en el uso de la palabra).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señor diputado, se acabó la discusión.

Señora consejera.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.) hablar por una cuestión de orden.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Es que usted me ha dado la palabra para hablar sobre una contradicción, y yo he procurado ceñirme a esa contradicción. Lo que no puede ser es que le dé la palabra a ella ahora para que abra un debate, y a esa contesta que acaba de decir que estamos en contra nosotros de la pobreza, no, y quiero contestar otra vez.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): No.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Claro, ha abierto un debate.

Y simplemente...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Vamos a ver.

Señor diputado, señor diputado, mantengamos la tranquilidad.

La contradicción quien comparece es el Gobierno, como usted sabe igual que yo o mejor que yo. El que comparece es el Gobierno, el Gobierno expresará la posición. Es evidente que la posición del Grupo Popular no coincide con la del Grupo Socialista, ni la del Grupo Socialista con el Grupo Mixto o con el Grupo Nacionalista, es normal y ordinario. Por lo tanto, no hay ninguna contradicción; hay posiciones diferentes y usted se tiene que referir no a lo que digan los otros grupos, sino a lo que diga el Gobierno, todos los grupos. Por lo tanto, no tiene razón y, sintiéndolo mucho, no le puedo dar la palabra porque no se ha reabierto el debate, el debate no es con los grupos, el debate es con el Gobierno, y usted lo sabe.

Por lo tanto, don Manuel, le ruego...

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): No estará de acuerdo, pero es lo que dice el Reglamento, señor diputado.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Bien...

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señor diputado...

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señor diputado.

Estamos en un turno de réplica y contrarréplica. Si usted me pide un turno de réplica y contrarréplica, pues lo podemos acordar, y podemos estar replicándonos aquí todo el día. Usted dice una cosa y la señora diputada le contestará otra y, evidentemente, siempre habrá diferencias.

¿Usted quiere replicar? Yo le doy la palabra para que replique, yo le doy la palabra para que replique.

Tiene treinta segundos para replicar, también se lo daré al Grupo Socialista, no lo olvide.

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Sí, simplemente -y me ciño-, simplemente, señora, lo que no se puede defender es la pobreza instando que se haga el autoconsumo con una inversión desde 10.000 euros a una persona que consuma 4 kW. Eso es demagogia pura y absoluta, y que no lo paga ni en diez ni en quince años.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias... Gracias...

El señor FERNÁNDEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Más caro el autoconsumo en esas condiciones. Eso es lo que usted no sabe, señora diputada.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Doña Dolores.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Yo creo que en este tema, que siempre nos mandan a mirar, usted tiene que estudiar y tiene que mirarse por dónde van las nuevas tecnologías, las nuevas energías y las renovables. Y cuando digo que están en contra es porque han rechazado en el Congreso una propuesta sobre pobreza energética de Izquierda Unida y del Partido Socialista que pretendía paliar los efectos de la pobreza energética en los españoles. Traeremos la nuestra a este Parlamento, a ver cómo se pronuncia usted; por eso lo he dicho.

Y de las instalaciones, hablé de pequeñas y medianas empresas...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora...

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Póngase a estudiar.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): ...diputada. Gracias, señora diputada.

Señora consejera, para concluir su comparecencia. Recuerden sus señorías que comparece el Gobierno, no los grupos parlamentarios.

Ahora que sus señorías ya están todos animados, vamos a guardar silencio, por favor, y oír a la señora consejera.

Señora consejera, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

Señorías, ruego silencio, por favor.

(La señora consejera hace uso de medios audiovisuales.)

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias, presidente.

Bueno, voy a explicar de manera fácil y sencilla cómo se comporta lo que estamos analizando hoy y qué es el autoconsumo. Hay dos figuras claramente. La primera de las figuras que parece que son iguales. No lo son; el autoconsumo, al fin y al cabo -y con eso ahorro debate- lo que plantea es el excedente. Como ven, ahí tenemos dos líneas (Refiriéndose a las transparencias que están en pantalla.): una azul, que es el consumo normal cuando estamos instalados a la red; y una línea roja, que es cuando tenemos energía producida a través de fotovoltaica.

Como ustedes pueden ver, en un primer momento la franja horizontal es todas las horas del día y la vertical es el consumo de energía. Si ven cómo se comportan las distintas líneas, la azul es la de la factura normal que cada uno de nosotros tenemos actualmente sin tener balance neto, sin tener autoconsumo. Vemos que, si implantamos el autoconsumo, hay un momento, sobre todo en el momento donde hay más sol, que se eleva por encima del consumo eléctrico vinculado a la red. Eso es lo que se llama el excedente. Tanto es así, que la parte verde de abajo significa justo cuando no dependemos de la red; ahí te dice la parte que sobrepasa la línea azul es el excedente y abajo, lógicamente, pues se produce el efecto contrario en el momento donde realmente hay producción de energía fotovoltaica.

Bueno, esta primera figura, señorías, está regulada en un real decreto, el 1699/2011, actualmente en vigor. ¿Qué significa ese modelo? Porque aquí, como digo, se trata del excedente que hacemos cuando tenemos una instalación fotovoltaica para producir energía, pero nos sobra energía, es decir, más energía que la que consumimos. Como digo, en esa primera figura regulada en el Real Decreto -que vuelvo a repetir- 1699, se exige al consumidor darse de alta como un productor en régimen especial, hacer un contrato con una comercializadora para vender esos excedentes a precio de pool, es decir, a precio de mercado. ¿Qué significa eso? Que un consumidor va a tener doble factura: la factura que paga con su comercializadora y al mismo tiempo le exigen que se dé de alta en un régimen especial y que haga un contrato con una comercializadora y venda. Es decir, se transforma no en un consumidor -piensen en una casa individual y familiar-, sino que nos transformamos casi en un negocio: tiene que tener doble factura dándonos de alta en el régimen especial. Es decir, una tarea bastante complicada.

La segunda figura formalmente es idéntica, y volvemos a ver qué pasa con el excedente. Eso es lo que llamamos ahora autoconsumo con balance neto. ¿Qué pasa el autoconsumo con el balance medio? Tenemos la reforma energética en marcha -que les decía al principio de mi intervención- que no está la norma publicada, lo que sí está redactada, y Canarias ya ha hecho sus observaciones. ¿Aquí qué pasa? ¿El balance neto qué es lo que comporta con respecto a la anterior figura? Pues el balance neto significa que por los excedentes, no nos tenemos que constituir, como anteriormente, en empresas, tener doble factura, sino que el productor de la energía individual incorpora sus excedentes a la red y los almacena. Hace un depósito de tal manera que, cuando yo tengo ese excedente pero llega la hora valle, es decir, la hora que no está generando energía fotovoltaica, yo recupero aquel sobrante que deposité en la red, que me lo tiene guardado, y lo recupero y me hacen un saldo, a modo de una cuenta corriente en un banco. Así es como funciona el balance neto.

A continuación, les explico el autoconsumo total.

He de decirle que hay un retraso en la aprobación de la normativa de autoconsumo con balance neto por parte de la Administración General del Estado en este momento. Las barreras administrativas del vigente Real Decreto son todas, como les he señalado. Es decir, a ningún consumidor le interesa ni puede llevarlo a cabo generar con fotovoltaica y al mismo tiempo darse de alta en régimen especial, hacer un contrato, venderla, etcétera, etcétera. Entonces hay que buscar alternativas y, le vuelvo a decir, el Gobierno de Canarias en esta legislatura, cuando vengo al Parlamento, siempre trato de decir qué hacemos en el Gobierno de Canarias, qué hemos hecho en el Gobierno de Canarias, señorías, en el autoconsumo, mucho. Y quiero que me atiendan de verdad sus señorías, porque es muy importante, son noticias buenas para los ciudadanos.

Lo primero que hemos hecho es el autoconsumo total con inyección cero, ¿qué significa eso? Si ven la figura, ahí ya no tenemos excedente, sino que en la generación producida con la consumida ponemos un dispositivo que se llama "Inyección Cero", de manera que ya el excedente ni se vierte a la red, porque no hay balance neto y no está regulado, ni tampoco nos tengamos que constituir en régimen especial con toda la carga burocrática y de imposible implantación que nos acarrea el Real Decreto del 2011 vigente. Eso lo tiene Canarias implantado, señorías. Es posible en Canarias hacerlo, y lo hemos hecho con normativa autonómica, el único sitio de todo el territorio español. Y está en marcha y muchos proyectos se han autorizado en el Gobierno de Canarias.

Y ahora, en el poco tiempo que me queda, yo creo que es importante señalar, señorías, cómo va la reforma energética respecto del autoconsumo, porque, como les he dicho, no está publicada, pero sí está elaborada y las comunidades autónomas hemos hecho nuestras observaciones. Vamos a ver qué camino ha emprendido el Gobierno central en esta macroreforma energética.

Lo primero, el autoconsumo. Se ha creado un impuesto. Ese impuesto se llama, señorías, "peaje de respaldo". Es un pago obligatorio que hay que hacer al transportista y al distribuidor, aunque no se utilicen las redes. Se debe pagar tanto por la energía vertida a la red, en el caso de excedente, como si no se vierte a la red.

Dos. Una instalación de autoconsumo -como digo- debe pagar doblemente. Por un lado, el peaje de respaldo, que es el nuevo impuesto al autoconsumo y, por otro, el peaje de acceso, el que ahora pagamos todos en nuestra factura. Es decir, vamos a pagar al impuesto actual de la factura que todos los meses nos giran las distintas empresas, en el caso de que hubiera autoconsumo, o en el autoconsumo que prevé el Gobierno del Partido Popular, otro impuesto, que es el peaje de respaldo. El coste de peaje de respaldo, ¿cómo es? ¿Es pequeño?, ¿es insignificante? Pues no, señorías, el peaje de acceso es de unos 78 euros por megavatio, mientras que el de respaldo sobrepasa, es más elevado que el impuesto actual que pagamos de acceso, es decir, viene a ser de 93 euros megavatio/hora. Por tanto, la energía no entregada a la red tiene que pagar, además del peaje de acceso, un coste adicional a Canarias, señoría, portavoz del Partido Popular, sí tenemos una diferencia, mire por dónde. El autoconsumo en esa regulación nos hace un tiempo, hasta el 2019, más reducido; el Gobierno de Canarias está hablando con el ministerio para que sea para siempre, no hasta el 2019.

La segunda cuestión: el procedimiento -y, como tengo poco tiempo, voy a acelerar-. Ya les decía que, en esa futura reforma energética, el procedimiento es un procedimiento complejo de formalización, a su vez, igual que el de 2011, de un contrato con una empresa distribuidora-comercializadora, inscripción en nuevos registros de control en el ministerio, y además se prevén importantes sanciones de hasta 30 millones de euros en materia de autoconsumo.

El balance neto desfavorable. Pues el balance neto, que es lo sobrante y que habría que recuperar ese depósito en la red para cuando no produzco fotovoltaica, en lugar de tener un periodo amplio nos lo hace hora a hora. ¿Ustedes piensan, a las cinco de la tarde, cuando está esto produciendo, qué compensación necesita? O sea, ¿usted va a necesitar que ese depósito se lo reviertan a ustedes? A que no, pues lo tiene cada hora, es decir, que casi hace inviable el autoconsumo.

Y para terminar, los efectos del autoconsumo. Ya lo dije anteriormente, pero con la regulación de la reforma energética nos cargamos la competencia o competitividad de nuestra industria, no reducimos la dependencia exterior, tampoco las emisiones, penetración de renovables: cero; y más en Canarias, porque es que en Canarias no es que tengamos sol y viento, que lo tenemos, es que la...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Tiene un minuto para concluir, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Es que no se da en otra parte del territorio, y esto siempre lo tenemos que tener grabado en la mente. Es que aquí generar energía es tres veces más caro que con renovables. Todo lo que sea renovables es abaratar el sistema y reducir déficit tarifario.

Por consiguiente, el autoconsumo que decimos para Canarias en el REF, en las singularidades que no se pueden dar ni en Castilla-La Mancha, ni en Extremadura, ni en la Península; es que hay que hacerlo aquí, porque abarata todo. Por tanto, apostar por el autoconsumo es importante en Canarias, y no en otras partes del territorio nacional. Por eso se entiende mal que esas singularidades no se recojan, y el autoconsumo debería ser algo que ni fuera objeto de discusión para Canarias. Pero esperemos que, con las observaciones que ha hecho el Gobierno de Canarias y las relaciones bilaterales con el ministerio, podamos sacar el autoconsumo para Canarias.

Para terminar, decirle que, como han visto, el autoconsumo total existe en Canarias con ese dispositivo de inyección cero; pero es que, además, incentivamos -a través de un fondo en Sodecan con 20 millones de euros- a aquellas pymes que tengan una vinculación, precisamente para mejorar el ahorro y la eficiencia energética en nuestra comunidad autónoma, con apoyo crediticio suficiente para poder llevar a cabo este tipo de instalaciones.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1083 Sobre -Consejera de Empleo, Industria y Comercio-, sobre incentivo y regulación del autoconsumo eléctrico.