Diario de Sesiones 111/2014, de fecha 26/2/2014
Punto 7

8L/C-1401 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL CORTE EVALUATIVO A 31 DE DICIEMBRE DE 2013 DE LAS LISTAS DE ESPERA.

El señor PRESIDENTE: Siguiente comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el corte evaluativo de las listas de espera a 31 de diciembre de 2013.

Doña Mercedes Roldós, tiene la palabra.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muy buenos días, señoras y señores diputados.

Comparezco en nombre de mi grupo parlamentario, el Grupo Parlamentario Popular, para conocer los datos -que ya conocíamos ayer, ¿verdad?- sobre el corte evaluativo del mes de diciembre sobre listas de espera en la Comunidad Autónoma de Canarias. Y es que, señorías, el grave problema de las listas de espera sanitarias no se soluciona ni escondiéndolas ni maquillando los datos como este Gobierno ha convertido en una práctica común en los últimos años.

Las cifras de pacientes que esperan en Canarias por una intervención quirúrgica, por una consulta especializada, por una prueba diagnóstica vienen siendo maquilladas con absoluto descaro por la Consejería de Sanidad un semestre tras otro. Y no solamente lo digo yo, no solamente lo dice el Partido Popular, es un hecho incuestionable confirmado por todas las asociaciones de usuarios y de pacientes, por los colegios profesionales, por las organizaciones sindicales, incluso por el señor Jerónimo Saavedra, Diputado del Común, que, en su informe anual del año pasado, decía que los datos que colgaban en las lista oficiales eran diferentes que los que la consejería le suministraba a quien es el Defensor del Pueblo en Canarias.

La prueba más palpable de esta burda manipulación ha sido la manera en la que en el semestre anterior, y en esta semana también, se han dado a conocer los datos de lista de espera. En el mes de septiembre los datos correspondientes al corte evaluativo de junio los conocíamos aquí, in situ, el 11 de septiembre. Los datos de junio, el 11 de septiembre. Y lo recuerdo bien porque el señor Román Rodríguez, del Grupo Mixto, en ese momento le hacía una pregunta a la consejera y esa tarde tenía que comparecer, obligada por el Grupo Parlamentario Popular, y en ese momento colgaba los datos en la página web. Eso sí, nos bloqueaba los del año anterior para que no pudiéramos hacer la diferencia, pero se quedó con las ganas, señora Mendoza, ¿sabe usted por qué? Porque teníamos los datos metidos en una hoja de Excel y lo podíamos comprobar de manera inmediata. Y, de nuevo, lo ha vuelto a hacer, de nuevo, lo ha vuelto a hacer. En esta ocasión, cuando conoce que el viernes este tema viene y tiene la obligación de comparecer a instancia del Grupo Popular, convoca, deprisa y corriendo, una rueda de prensa para el lunes, porque el pleno empezaba el martes, para dar ella sus datos. Y es que esos datos, que ella ha tenido retenidos desde diciembre, ocultándoselos a los pacientes canarios, a la opinión pública canaria y también a este Parlamento, deprisa y corriendo la rueda de prensa. ¡Menuda coincidencia! ¡Menuda manera de malgastar la poca credibilidad que le queda, señora Mendoza! Usted, cada vez que interviene, cada vez que actúa, pierde una pluma de su credibilidad, y al final se queda como está, como el gallo de Morón, sin plumas y cacareando.

Pero, señorías, la tragedia de las listas de espera no se arregla ni con trucos ni con artimañas porque el hartazgo y la desesperación de miles de pacientes canarios no se arreglan cerrando agendas para que no contabilicen los pacientes y que se limbo de los justos. No se arreglan disminuyendo la actividad quirúrgica. No se arreglan cerrando quirófanos por las tardes. No se arreglan dejando de abrir quirófanos que hace más de tres años, como los de La Candelaria, están terminados y no puestos a disposición de pacientes y de profesionales. No se arreglan, señorías, jubilando a decenas de magníficos profesionales de la sanidad canaria. No se arreglan convirtiendo proyectos de hospitales en el norte y en el sur de Tenerife, convirtiéndolos en ambulatorios. Y, desde luego, mucho menos se arreglan las listas de espera con el bochornoso espectáculo que han dado al alimón la señora Mendoza y el señor presidente del Gobierno de Canarias con unas esperpénticas declaraciones.

El pasado mes, las majaderías del señor Paulino Rivero echando la culpa del colapso hospitalario, del caos sanitario en Canarias, a la cultura de las familias canarias...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Mercedes.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Gracias, señor presidente.

...pensábamos que lo había oído todo, pero no, señorías; la señora Mendoza tuvo que hablar de nuevo, y nos dice que los pacientes oncológicos de Gran Canaria no tienen lista de espera, un nuevo eufemismo: tienen tiempos de espera. ¿Usted cree que eso consuela, atiende, a los pacientes con cáncer de su isla y de la mía, señora Mendoza?

La verdad que ya está bien de juegos de palabras; ya está bien de engañar, de mentir, de disfrazar, de eufemismos; ya está bien de no atender a quien más sufre en Canarias, que son los pacientes en listas de espera.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza, tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes. Buenas tardes a las personas que quedan aquí de los medios de comunicación.

El compromiso de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias y el mío, como consejera de Sanidad, y que adquirí el pasado año, fue trabajar para conseguir la disminución de las listas de espera; y ese objetivo -y no vengo obligada a comparecer, quiero informarle- lo hemos cumplido.

Las medidas puestas en marcha han tenido unos resultados positivos. A 31 de diciembre del año 2013, el descenso de la lista de espera quirúrgica con respecto al 30 de junio de ese año ha sido del 9 %, y esto significa 2.692 pacientes.

También disminuyeron en un 11 % los pacientes con demora de más de seis meses con respecto al mismo mes del año anterior.

En relación a la lista de espera de consulta, disminuyó en 1968 pacientes con respecto al año anterior, lo que representa una disminución del 8,41 %.

En una primera fase, conseguimos contener y estabilizar la lista, donde la colaboración, el esfuerzo y la profesionalidad de todo el personal sanitario y no sanitario del Servicio Canario de Salud han sido determinantes.

En una segunda fase, los resultados obtenidos han continuado siendo positivos. Hemos disminuido el número de pacientes en el segundo semestre, gracias a la continuidad de ese esfuerzo de los profesionales y por el incremento presupuestario de 17,6 millones de euros por medio de la Ley de Crédito Extraordinario.

Para la consecución de los objetivos planteados, llevamos a cabo una serie de medidas, una batería de medidas que fueron: sustitución del 100 % de las plazas de médicos jubilados contratados en horario de tarde o en horario rotatorio; contratación de personal de enfermería y auxiliares para dotar más quirófanos de tarde, formar más número de equipos, también para las consultas y aumentar la oferta que se necesitaba; mejorar el rendimiento de los quirófanos y de las consultas en el horario de mañana; incrementar el número de primeras visitas en las agendas de consulta; optimizar el trabajo de los servicios de admisión en cuanto a la gestión de las listas de espera; y puesta en marcha de la instrucción 10/2013, de la dirección del Servicio Canario de la Salud.

Todas estas medidas dieron como resultado lo siguiente: la optimización de rendimientos quirúrgicos, al continuar potenciando la utilización de los recursos propios y el incremento del rendimiento quirúrgico de los quirófanos en jornada ordinaria, tanto de mañana como de tarde; la actuación sobre pacientes con mayor prioridad y los pacientes con mayores demoras, mediante el seguimiento mensual de los más a fin de que fueran intervenidos a la mayor brevedad posible. Este seguimiento consistió en la identificación en cada caso del motivo de la demora y la consecuente subsanación, estableciendo así un circuito estandarizado e individualizado prácticamente por paciente.

Esto, traducido en cifras de actividad, supone que, en 2013, el número de intervenciones quirúrgicas fue de 84.732, con un incremento con respecto al año 2012 de un 8,1 %, lo que equivale a 6.331 intervenciones quirúrgicas más.

El incremento de la actividad de tarde en los hospitales podemos considerarla consolidada tanto como consecuencia de nuevas contrataciones de médicos, que han permitido el funcionamiento de mayor número de quirófanos, como por la entrada en vigor de la instrucción 10/2013. Y en este sentido las intervenciones programadas ordinarias realizadas en horario de tarde se han incrementado en un 35,6 % en relación al año anterior. Con respecto a las consultas externas realizadas, estas han aumentado en un 2,53 %.

Como conclusión, puedo afirmar que: uno, hemos logrado el objetivo inicial de contención y disminución de la lista de espera en el primer semestre del año 2013; dos, hemos disminuido el número de pacientes que esperaban más de seis meses, sin menoscabo de los pacientes de prioridad más alta o más graves; tercero, hemos realizado cambios organizativos que han incrementado la actividad, teniendo en cuenta que todo ello se está realizando sin haber puesto recursos económicos extraordinarios, salvo el incremento esperado del capítulo II sobre el mismo periodo del año anterior.

Y por todo ello, afirmar que hemos cumplido los objetivos fijados para 2013, tal como me había comprometido con la ciudadanía. Recordar nuevamente que todos estos resultados nunca habrían sido posibles sin haber contado con la colaboración y el esfuerzo y la profesionalidad de todo el personal sanitario y no sanitario del Servicio Canario de la Salud. Por ello, una vez más, quiero dejar constancia de mi agradecimiento a todos y a todas de cada uno de ellos y ellas.

Y seguiremos gestionando y trabajando, tomando medidas para seguir disminuyendo la lista de espera, implementando las medidas organizativas y de aumento de actividad que sigan contribuyendo a mantener y lograr este objetivo. Continuaremos dando respuesta a los pacientes de más de seis meses, sin menoscabo de respetar las prioridades establecidas por los profesionales.

Y, finalmente, comentar que el contexto de crisis económica y la necesidad de cumplir el objetivo del déficit obligado por el Gobierno de España, tuvo una repercusión desfavorable en la lista de espera a lo largo del año 2012 en todo el país. Se mostró una tendencia ascendente durante todo ese año no solo en Canarias, sino también en todo el Sistema Nacional de Salud, poniendo en evidencia, pues, que las reducciones presupuestarias y las políticas del Gobierno de España de cumplimiento del objetivo del déficit generan un incremento de las listas de espera, fundamentalmente, por reducción del gasto vinculado al Capítulo II, al gasto corriente, al gasto que se necesita en la actividad diaria.

Hemos conseguido cumplir el objetivo al que me comprometí, contando con un presupuesto de 500 millones de euros menos que aquel que se tuvo en el año 2009 -2900 millones de euros- y los mayores recortes, y de estar sufriendo en los últimos tres años los mayores recortes que el Gobierno de España ha hecho en los presupuestos de Canarias. Y, por supuesto, además teniendo en cuenta que es la tercera comunidad peor financiada. Pero todos los profesionales sanitarios y no sanitarios del Servicio Canario de la Salud estamos siendo más eficientes, con muchos menos recursos económicos y seguiremos gestionando y trabajando por nuestra ciudadanía.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera de Sanidad.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto. Don Román Rodríguez, desde el escaño.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente.

Es poco tiempo del que dispongo para hablar de un tema relevante, porque este es el servicio más inaplazable, yo diría que el más sentido por la población. Seguramente no sea el más estratégico; pero estamos asistiendo a una situación terrible, ¿no? Que, en un país democrático y razonablemente avanzado como el nuestro, es desconfiar de los datos oficiales. Esto es terrible. Y claro, uno puede desconfiar de los datos oficiales por ser un malpensado e incluso una mala persona; o puede uno desconfiar de los datos oficiales en función de la credibilidad que el Gobierno genera; la confianza hace que uno se crea las cosas que dicen los demás. Y este es un Gobierno que en este y otros ámbitos, desgraciadamente, genera poca confianza y está haciendo que demasiada gente cuestione incluso las fuentes oficiales.

Yo no me voy a atrever a hacer un balance de este corte evaluativo, porque no conozco los datos sino por la prensa. Los estudiaremos, los analizaremos, pero sí digo lo siguiente. Es poco creíble que los que dicen -y compartimos esta crítica- que tenemos 500 millones menos, acompañen el balance de su gestión con una gestión excelente en la dependencia, en las listas de espera y en otros ámbitos. Esto no se lo cree nadie; 500 millones en el presupuesto sanitario es un porcentaje tan relevante que ha hecho que se pierdan miles de puestos efectivos -no menos de 5.000-, que existan tensiones en las urgencias, que tengamos listas de espera con tiempos de espera inaceptables en patologías inaplazables, como la oncología -radioterápica, en este caso-. De manera que voy a ser prudente hasta que analicemos los datos, pero sí les digo a las señoras y señores del Gobierno que este Gobierno está empezando a perder una cosa básica en democracia, y es el crédito, que la gente no se crea sus palabras, ni sus cifras, ni sus fuentes oficiales. E insisto: no voy a dar ninguna opinión definitiva hasta que no analicemos los datos porque no los conocemos sino por la prensa y el Gobierno los coloca a favor de sus tesis, y eso es normal; pero no parece muy coherente que lo que pasa en las áreas de urgencias de importantes hospitales de esta isla, lo que pasa en la oncología radioterápica, lo que pasa con las pruebas complementarias, lo que pasa, en definitiva, en la insatisfacción amplia de la ciudadanía con respecto a la sanidad, no esté teniendo impacto. Y desde luego es incalificable que se proteste porque hay poco dinero y luego se saque pecho diciendo que aquí no pasa nada, que estamos mejor que nunca, que hacemos más intervenciones, que atendemos más dependientes que nadie. Esto no es congruente, esto es poco creíble, y la conclusión de eso es que la gente no se termina creyendo nada: ni lo que es razonable, ni lo que es verdad, ni lo otro, la fantasía y la propaganda.

Por lo tanto, nos reservamos nuestra opinión definitiva hasta conocer los datos con detalle.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera.

El señor MORERA MOLINA: Buenas tardes. Gracias, señor presidente.

Señora consejera, las cifras que nos ha presentado son mejores que hace un año y nos alegramos, sobre todo porque se corta una peligrosa tendencia ascendente que teníamos con las listas de espera. Pero desde luego no podemos ser complacientes ni conformistas, porque seguimos teniendo muchos pacientes en lista de espera por problemas de salud y hay que darles una solución.

Yo creo, señora Roldós, que no se pueden generar dudas sobre la veracidad de los datos porque, cuando los preparaban ustedes sí valían, cuando les interesaban a ustedes sí valían y, ahora, no valen. Yo creo que hay que ser serios con esto, no puede ser así, unas veces sí valen, otras no... Con esto generamos una impresión que no es adecuada, ¿no?

Las listas de espera siguen siendo un serio problema y reconociendo que todos creo que sabemos que no hay ninguna varita mágica para resolverlas de un plumazo, debemos hacer todos el mayor esfuerzo por resolverlas. Creemos que es imprescindible reconocer y asumir que el modelo utilizado en los últimos años fracasó. Las peonadas no son la solución global ni definitiva para las listas de espera. Lo demuestran los antecedentes de esta comunidad cuando, por ejemplo, en el 2009, el PP gobernaba en la Consejería de Sanidad, se dedicó más dinero, más dinero que nunca, a programas especiales y centros concertados para intentar reducir las listas de espera y se consiguió reducirlas en tan solo 500 pacientes, señora Roldós. Ahora, con 500 millones de euros menos en el presupuesto del Servicio Canario de la Salud, pues conseguir los resultados que se consiguen ya tiene su mérito.

El problema de las listas de espera no es exclusivamente un problema de dinero -que también lo es-, es también un problema de gestión, y en eso creo que debemos estar todos de acuerdo. Pero ustedes están pidiendo que se dedique más dinero para este tema, pero ¿para qué? ¿Para que se envíen más enfermos a los centros concertados? Nosotros desde luego con eso no estamos de acuerdo. Con eso no estamos de acuerdo.

Hemos expuesto reiteradamente nuestra alternativa para esta cuestión y la vuelvo a repetir: optimizar el rendimiento de las infraestructuras sanitarias públicas, utilizar al máximo los locales y los equipamientos públicos. Desechar el modelo de peonadas pasando a un modelo basado en dos turnos de trabajo, contratando al personal necesario -sanitario y no sanitario- que haga falta o reajustando el horario del personal. Sustituir el vigente patrón de incentivos, que premia el trabajo por volumen -que no lo entendemos- e instaurar uno que incentive los resultados en salud. Analizar y corregir la variabilidad de las tasas de identificación quirúrgica mediante guías y protocolos. Hacer un seguimiento especial -como decía el señor Rodríguez- a los tiempos máximos de espera recomendados para patologías neoplásicas y potencialmente invalidantes. Potenciar la Atención Primaria, en cuanto a recursos humanos y materiales, para mejorar su capacidad de resolución. Y lo más importante de todo, lo más importante de todo, contar con los profesionales para el asesoramiento en la priorización de los procesos y también para el asesoramiento en las fórmulas para resolver las listas de espera. Son los profesionales los que van a resolver las listas de espera y también de esa forma corresponsabilizarlos en la resolución del problema usando racionalmente el sistema.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Grupo Nacionalista Canario, doña Marisa Zamora.

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ: Muchas gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Señora consejera, este tema de las listas de espera es un tema recurrente y en todas las legislaturas se plantean múltiples iniciativas a los distintos consejeros. En la legislatura pasada la señora Roldós, en noviembre de 2008, se la acusaba de ineficaz, de falta de transparencia, de opacidad en todo este tema de las listas de espera, de que no las gestionaba bien, de que habían listas de espera en pruebas que incrementaban más de un 600 %... Lo que ocurre es que, ahora, ella le acusa de lo mismo que se le acusaba a ella, pero con una diferencia: ella tenía dinero -tenía 48 millones de euros para abordar las listas de espera- y no lo hizo, resultados nulos, y resulta que ahora achaca a la consejera esa mala herencia que nos ha dejado.

Este es un problema, como ha dicho. El talón de Aquiles de todo el Sistema Nacional público de Salud. Y resulta que les está pasando a todas las comunidades autónomas. Madrid -dicen- bate el récord de listas de espera y Madrid hacía trampa, porque se ponían en listas de espera a aquellos pacientes que ya tenían la anestesia hecha y las pruebas preoperatorias, resulta que bate el récord de listas de espera. La señora Cospedal en Castilla-La Mancha, segunda comunidad autónoma con más listas de espera por cada 10.000 habitantes. Resulta que la señora Cospedal lleva un año sin dar datos de las listas de espera, se le quiere abrir una comisión de investigación porque no ha dado datos ni al ministerio. Y esta comunidad autónoma no es un problema de mala gestión, sino de malísima financiación. Tenemos 500 millones de euros menos, 378 euros menos por habitante per cápita cada año en temas de sanidad, tenemos un déficit histórico de 2.000 millones de euros, que la señora Roldós en ese Diario de Sesiones le decía al Partido Socialista que se los reclamaba, que le pertenecía a todos los canarios, ahora no les pertenece. Resulta que tenemos una población envejecida, con la más alta tasa de envejecimiento, tenemos una población crónica muy alta, tenemos 12 millones de turistas que vienen a Canarias y que son atendidos cuando lo necesitan, tenemos pensionistas europeos que vienen a Canarias y son operados de prótesis de cadera, prótesis de rodilla, cosa que no le pagan en su país de origen, y resulta que aquí no tenemos problema, en Canarias no tiene problemas. En donde ellos gobiernan, es la doble vara de medir.

Mire, señora consejera, el problema de las listas de espera es un problema que siempre existirá, porque por cada 100 pacientes que salen, entran 200. Lo que hay que bajar son los tiempos de espera, los tiempos de demora, en eso estamos totalmente de acuerdo; pero, mire, los datos que usted da no son los datos que da la consejería, ¿sabe quién manda los datos al ministerio y quién los elabora y quién los pone en la página web? Los funcionarios, usted lo sabe, los profesionales, los técnicos y son a los que la señora Roldós está poniendo constantemente en tela de juicio, en tela de juicio. ¿Usted la considera poniendo "quito a dos pongo a cuatro"? No, señor. Lo hacen los técnicos y usted los está dejando en muy mal lugar. Menuda herencia nos ha dejado la señora Roldós, ella que habla tanto de las herencias, pero no herencias de dinero, nos ha dejado una herencia de mala gestión y esa es la herencia con la que tenemos que convivir.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Marisa Zamora.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, doña Mercedes Roldós.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, la verdad es que no me puedo sustraer, porque la verdad que, señora Zamora, usted es joven todavía, no debe tener esas lagunas de la memoria, porque para eso está el Diario de Sesiones de este Parlamento, donde ...(Rumores en la sala.) donde le recuerdo, señora Zamora, que el propio presidente Rivero, en el último debate del estado de la nacionalidad canaria, cuando estábamos en el Gobierno, presumía de que habíamos bajado las listas de espera un 54 % y usted lo aplaudía, usted lo aplaudía. Pero, mire, le voy a decir una cosa, señora Zamora, fuimos premiados -y no quien le habla, sino el Servicio Canario de la Salud- por parte de un gobierno socialista con el premio a la transparencia en la gestión de listas de espera. Sí, señora, usted lo sabe, ¿verdad, señora Julios? Premiados por un gobierno socialista a la gestión de las listas de espera en la modalidad de transparencia.

Pero, mire, me van a permitir, señora Mendoza, primero, recordarle, claro que está usted obligada a comparecer hoy aquí en este Parlamento a iniciativa del Grupo Parlamentario Popular. ¿Y sabe usted cómo no vendría obligada? Si lo hubiera hecho a petición propia, a iniciativa propia.

Mire, tiene razón el señor Rodríguez, usted ha perdido toda la credibilidad, usted ha malgastado la poca que le quedaba, en ese ejercicio de ocultamiento, de tardar en traer los datos, de maquillarlos, de refreírlos para luego hacer, deprisa y corriendo, la rueda de prensa. Porque a usted, señora Mendoza, ya no la creen ni los suyos, ni los suyos. Ahí está, este fin de semana, el presidente del Cabildo de aquí de Tenerife que le dice que estamos en situación de emergencia sanitaria, no lo dice el Partido Popular. Y sus socios de gobierno... Mire, para tener socios de gobierno como los que tiene no le hacen falta adversarios. El señor Abreu, vicepresidente del Cabildo de Tenerife, le dice que hay un colapso en las urgencias por inacción del Gobierno y resulta que tienen que tomar decisiones precipitadas el viernes pasado, destinando un millón de euros para algo que no es competencia del cabildo, que es ponerle a usted en la mano un millón de euros para que contrate personal y poder abrir las urgencias del norte de Tenerife. Por cierto, urgencias desde luego que no van a servir para mucho porque no van a tener capacidad diagnóstica sin radiodiagnóstico y sin un soporte de laboratorio que esta señora, esta señora Mendoza, se cargó del convenio, se lo cargó del convenio en 2011. El Norte ya no tiene laboratorio a través de la adenda número 8.

Bien, no la creen ni los suyos, no la cree nadie, señora Mendoza, de verdad que para mí no es plato de gusto subirme aquí a decirle todo esto, a que ponga cordura, a que ponga cabeza en todo esto, a que se marche a su casa de una vez porque hay mucha gente sufriendo; porque usted niega la evidencia y usted niega lo que están sufriendo miles de canarios, miles de canarios y sus familias en las interminables listas de espera. Pero, mire, los datos están ahí y son incontestables. Esta señora, la señora Mendoza, llega a este Gobierno en junio del 2011, hay un corte evaluativo y nos dice que había 20.935 canarios en lista de espera quirúrgica. A día de hoy, un 30 % más, 27.164 con sus datos. Pero es más grave, la lista de espera quirúrgica de más de seis meses cuando llega la señora Mendoza está en 3.351. Anteayer nos dice que hay 10.854, es decir, 7.503 más. ¿Saben ustedes cuánto es? Un 224 % más de pacientes en listas de espera quirúrgica. Pero la señora Mendoza está contenta, está satisfecha y nos dice en esa rueda de prensa -y hoy nos la reproduce- que ha cumplido un compromiso, que tiene un objetivo cumplido. Señora Mendoza, programas de gestión convenida 2012-2013, ¿objetivo a final del año 2013? Que la lista quirúrgica de más de seis se redujera en un 20 %. ¿Objetivo cumplido? En vez de reducir un 20 % lo sube un 224 %, pero claro, la señora Mendoza está contenta. Está contenta cuando, por ejemplo -yo les voy a dar datos de los publicados por ella-: lista de espera de consulta, hay 278 pacientes más que hace seis meses. ¿Señora Mendoza, le parece bien que en la Candelaria haya 1.200 pacientes esperando para alergia? En La Palma, ¿para dermatología 1.000 pacientes, para digestivo 721, para neurología, ¡500 pacientes, en La Palma con la población que tiene!? En el Hospital Universitario de aquí, de Tenerife: ¿854 para una consulta de cardiología?, ¿679 para una consulta de digestivo? Ya no les digo en el Negrín. En el Negrín en seis meses hay 1.211 pacientes más esperando por una consulta; en rehabilitación -oigan bien-, 2.482 personas esperando por una consulta de rehabilitación; en reumatología, 436. Pero, señora Mendoza, más grave: pediatría -nuestros niños- en el Materno, 1.555 niños y subiendo, señora Mendoza, pero usted está contenta, 1.555 niños esperando por una consulta de pediatría; 782 niños esperando por rehabilitación, niños esperando por rehabilitación, 782. En el Hospital Insular, donde usted fue gerente -es verdad que poquito tiempo, gracias a Dios-, 654 más que hace seis meses; en rehabilitación, 717. Pero la señora Mendoza está contenta, ¿y sabe usted por qué está contenta, señor Mendoza? Nada más que por una cosa: por usted no ser uno de esos miles de pacientes que están esperando.

Pero, eso sí, este gobierno y la señora Mendoza, verdaderos artífices en echar la culpa a los demás. Del caos sanitario, de este desastre sanitario, que las cifras lo evidencian, ella le echa la culpa a todo el mundo. Junto con el presidente del Gobierno, a las familias: "es un tema cultural de Canarias". Después, cómo no, a Rajoy y al PP; esos somos los fijos, ¿verdad? Después la señora Mendoza tiene la desfachatez de decir que el colapso de las urgencias se debe al pico de gripe. Esto se llama Red Centinela de vigilancia epidemiológica de Canarias (Mientras muestra un documento a la Cámara). Semana sexta de este presente año 2014. Tasa de gripe en nuestra comunidad autónoma: 178 casos por 100.000 habitantes. ¿Saben ustedes cuánto teníamos el año pasado? El doble, más de 350 casos por 100.000 habitantes de tasa de gripe. Como ya la gripe no podía ser porque los datos le dicen que no, es el frío: "oiga, es el frío". ¿Qué sería de los pacientes de Soria, verdad? ¿O de Segovia? Pues resulta que le echamos la culpa a todo el mundo menos a la incapacidad y a la incompetencia de este gobierno, de esta consejera. Pero mire, se lo hemos dicho muchas veces, el problema no es de la señora Mendoza, el problema es del señor presidente del Gobierno, el señor Rivero, que la nombra y que la mantiene. ¿Pero qué podemos esperar los canarios de un presidente del Gobierno que achaca toda esta calamidad a la cultura de los canarios? ¡Qué podemos esperar!

Miren, señorías, el Grupo Parlamentario Popular anuncia que va a presentar una iniciativa solicitando una auditoría sobre la gestión de las listas de espera. Porque tenía mucha razón el representante del Grupo Mixto, es muy grave, es muy grave que se llegue a desconfiar de manera absoluta, de manera unánime por parte de los representantes de la sociedad canaria, acerca de la credibilidad de los datos que ofrece este gobierno. Y, por lo tanto, nosotros vamos a presentar una iniciativa y estoy segura de que el señor Morera, del Grupo Socialista, en aras de la transparencia apoyará esta iniciativa. Estoy segura de que el Grupo Nacionalista, en aras a esa Ley de Transparencia que están trabajando desde el Gobierno, apoyará esta iniciativa y los ciudadanos de Canarias dormiremos más tranquilos, para que conozcamos la verdad; porque solamente desde la verdad y desde reconocer los problemas se puede poner solución a los problemas.

Y señorías, de verdad se lo digo, los pacientes canarios...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Mercedes. Un minuto, por favor, sí.

Sí, sí, puede continuar.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Sí. Gracias, señor presidente.

Se lo digo de verdad, creo que todas y cada una de sus señorías, los sesenta diputados que nos sentamos en esta Cámara, se lo debemos a los pacientes canarios. Les debemos a los pacientes canarios que nos pongamos a la tarea, que pongamos solución a lo que más les afecta, a lo que más les importa, que es su salud; a lo que más les preocupa, que es estar un tiempo interminable de sufrimiento, de ellos y de sus familias, en unas enormes listas de espera que están empezando a ser intolerables.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza, tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Señorías, desde luego, lo que sí es lamentable es la falta de respeto que el Partido Popular muestra por nuestra ciudadanía, manipulándolos con la salud, manipulándolos con los problemas de la salud, de la enfermedad y, además, utilizando los datos de una forma, como suelen decir, torticera y manipuladora.

Y, miren, con todo el respeto señorías, vuelvo a reiterar mi compromiso de seguir gestionando, gestionando y trabajando, como me comprometí el año pasado, por los pacientes, por nuestra ciudadanía canaria. No como otros y como otras que en otras épocas lo que hicieron, pues, bueno, ahí ha quedado y en las hemerotecas está. Y, desde luego -por qué no decirlo-, no hicieron mucho por el sur de Tenerife, no hicieron tampoco mucho por el norte de Tenerife, por el hospital, y no hicieron mucho por la radioterapia oncológica, salvo almacenar un acelerador, ¿de qué estamos hablando, a ver? Eso es lamentable, si a eso lo llaman gestión, miremos atrás también, porque la memoria para algunos puede que sea frágil pero para otros es bastante, bastante débil.

Y, desde luego, lo que sí vamos hacer nosotros en esta legislatura es continuar gestionando y trabajando por nuestra ciudadanía. No saco pecho, no saco pecho, señor Rodríguez, no saco pecho; he dicho que los datos son positivos, es lo que he dicho y no saco pecho. Y aprovechando, tampoco hago milagros ni desaparecen por arte de magia los pacientes. Las ruedas de prensa, evidentemente, se hacen cuando la consejería lo estima oportuno y no tiene que pedirle permiso a nadie, a nadie, se hacen cuando se estiman oportunas. No saco pecho.

Es lamentable que sigamos teniendo estas cifras en las listas de espera, pero, evidentemente, hay que continuar trabajando en ello vamos a estar, pero también -y lo siento señor Rodríguez y el resto de señorías- es verdad que no es que hayamos logrado con 500 millones de euros menos hacer muchísimo más, lo que hemos sido es más eficientes. Por supuesto que 500 millones se notan, claro que sí, claro, pero ahora se está trabajando en la mañana y en la tarde, jornada ordinaria, jornada ordinaria y no como hace algunos años con 48 millones, que se utilizaron en peonadas para terminar la lista tal como la empezaron.

Y no se puede ser cínico. No se puede decir que ahora se falsean los datos de la lista de espera, ahora no somos transparentes, no se falseaban cuando aumentaban o cuando les daba al Partido Popular. El mecanismo por el que se controlan estos datos ha sido exactamente el mismo siempre, siempre, y está enmarcado por el ministerio mediante una orden y su cómputo establecido en esa orden. Los datos no los explota esta consejera, sino los mismos técnicos de hace dos, tres, cuatro, cinco y seis años y son los mismos que lo seguirán -y espero que lo sigan- haciendo el año próximo, el siguiente y el siguiente y el siguiente. Y no le consiento -y repito: no le consiento- a nadie que ponga en duda la profesionalidad de estos funcionarios públicos, no se puede ser cínico, señoría, y decir que ahora se falsean unos datos y antes no. Antes cuando empeoraban los datos eran verdaderos y ahora, cuando damos un dato, porque mejora y mejora, no son de verdad. Pues miren, ¿saben qué les digo?, para muestra un botón. Yo les voy a leer textualmente una frase del Diario de Sesiones 107, del año 2010, de esta Cámara -y no era precisamente mía, claro- y entrecomillo: "Y yo espero [...] que usted no acuse a esos magníficos trabajadores de falsear datos, como ha hecho en otras ocasiones, cuando ha hablado [...] sobre marketing en la transmisión de los datos de listas de espera. -Entrecomillo y vuelvo a entrecomillar-: "Los datos son los que son". (Mostrando un documento a la Cámara.) Y aquí está el documento: Diario de Sesiones 107, 2010. ¿Ahora yo oculto los datos? (Murmullos en la sala.)

El señor PRESIDENTE: Señorías, por favor, quien tiene que decir lo que quiere decir es la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): En el año 2010, si mi memoria no falla, que puede ser frágil, la consejera era doña Mercedes Roldós, del Partido Popular, y aquí está, no soy yo la que lo digo.

Y, por otra parte, ¿ahora en diciembre yo oculto datos? Miren, en diciembre no se ocultan datos. El corte se hace a 31 de diciembre, según establece la Orden Ministerial tal cual. Tal cual, señores del PP, tal cual. Tal como se ha hecho desde que se publicó en el año 2003 y nunca hemos dejado de mandar los datos al ministerio en tiempo y en forma, y, si no, yo les pregunto, les pregunto no, es que además les invito, a que le pregunten a sus compañeros del mismo grupo político que están en el ministerio si alguna vez Canarias ha dejado de mandarlos en tiempo y en forma.

¿Agendas cerradas? Falso: no hay agendas cerradas, niego la mayor.

¿Que saco pecho y vuelvo a decir, y los milagros que decía el Partido Popular "en su rueda de prensa nadie se cree la milagrosa desaparición de 2.500 pacientes de listas de espera"? A ver, a ver, mire, vamos a ver, este drama de la ciudadanía -porque efectivamente no es una alegría presentar estos datos, ¿son positivos? Sí. ¿Querían que diera datos negativos? Entonces me los tendría que haber inventado y entonces sí me podrían haber llamado falsa-, y este drama de la ciudadanía no lo creé yo; las listas de espera vienen de atrás y son el resultado de responsabilidades compartidas. El Gobierno de España ha disminuido los presupuestos en los últimos tres años de una forma muy considerable. Hablaban de crisis en el año 2007 y 2008 y 2009, y se pusieron 48 millones para peonadas. Para peonadas que, miren ustedes por dónde, dieron, y les voy a poner también otra cifra, porque, bueno, alguna tenemos y la han hecho esos técnicos que todos defendemos.

Cifras de horas quirúrgicas, cifras de horas quirúrgicas, señorías. Mire, ahora estamos gestionando la sanidad con 500 millones de euros menos -cierto- y sin contar con esos 48 millones para programas especiales, para las famosas peonadas, y el número de la lista de espera prácticamente terminó como empezó. Nosotros, con los presupuestos que tenemos y gestionando de forma eficiente, hemos conseguido, hemos realizado, con relación al año 2009, en horario de jornada ordinaria de mañana, 17.811 horas más de quirófano, ¡ordinario de mañana!; y en horario de tarde, 6.351 horas más en horario de tarde que en el año 2009. Es decir, ¿de qué estamos hablando? Allí la diferencia costó 48 millones; hoy, todos estamos haciendo en sanidad con el esfuerzo y la colaboración de todos los profesionales sanitarios y no sanitarios, y los datos los explotan los técnicos que los explotaron en la legislatura anterior y en la anterior, y muchos de ellos también en la anterior, y que espero que duren mucho tiempo porque siempre han sido transparentes.

Y, además, pónganme un ejemplo, díganme, señores del Partido Popular, una sola comunidad a la que se pueda mirar para que yo le pregunte y le diga que me dé ejemplos. ¿A quién le pregunto, a las que han planteado ahora programas especiales? ¿Ahora, año 2014? ¿A la comunidad que dirige la señora Cospedal, que se ha puesto muy nerviosa cuando le han pedido una auditoría? ¡Sin problemas! Decidan lo que tengan que decidir. ¿Se lo pido a la señora Cospedal, que no quiere la auditoría, y es del Partido Popular? Y allí son transparentes, pero es que allí apareció un papel en un hospital donde sí -y ese está publicado en las hemerotecas, ¡está ahí!, ¡san Google!, ¡Internet! Lo buscan ahí y lo encuentran-, no se pueden introducir pacientes con problemas de cadera hasta dentro de seis meses. Te mandan a rehabilitación, fortalecimiento de la musculatura y, luego, veremos de nuevo de revisarlos con el traumatólogo. A ver, Que le pido consejo, ¿a Madrid? ¿Le pido consejo? Que privatizó y miren dónde ha quedado la situación ¿O a las que han cerrado el servicio sanitario? ¿A cuál de ellas le pido? Porque estaría encantada de hacerlo para gestionar mejor. Quizá privatizando, probablemente...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Brígida, perdón.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Sí, oncología radioterápica. Aquí quien le ha puesto el cascabel al gato ha sido la que les habla, la consejera actual: 10.800.000 euros, y se recambian aceleradores en Tenerife, se está construyendo el cuarto búnker y ya se está terminando el proyecto del quinto búnker con quinto acelerador en Las Palmas, a punto de licitarse. ¿Hicieron algo en la legislatura anterior? Guardar un acelerador y no darse cuenta de obras. ¿Urgencias? ¿Sobrecarga de urgencias? Para muestra, otro botón. A ver, martes 13 de enero del año 2009, y leo: "Roldós niega la saturación en los Servicios de Urgencias". Servicios de Urgencias denunciando por los médicos la libranza. Mire, sobrecargas de servicios. Tenemos hecho un estudio exhaustivo desde el año 2003 hasta el 2013, incluidos los meses de enero y febrero. Mire, el frío influye, y también en Soria, pero están más acostumbrados y la gripe es ahora, es ahora.

Y para terminar, mire...

El señor PRESIDENTE: Termine, señora consejera, porque el tiempo se agotó. Termine usted, pero termine, por favor.

Se agotó el tiempo, sí, pero puede terminar. Termine, sí.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Solo reiterar que esta consejería va a seguir trabajando por la ciudadanía, aunque, desde luego, a quien no le gusta que se trabaje y se gestione es, sobre todo, a los que hoy hemos escuchado hablar aquí del Partido Popular y a los que aplauden con las orejas a que el señor Rajoy, en su debate de la nacionalidad, no haya ni siquiera nombrado la sanidad.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señorías. Muchas gracias, señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

Vamos a suspender el pleno hasta las cuatro de la tarde. A las cuatro se verá la interpelación y a continuación la ley.

Muchísimas gracias, señorías. Hasta luego.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y siete minutos.)

(Se reanuda a las dieciséis horas y siete minutos.)

El señor PRESIDENTE: Muy buenas tardes, señorías.

Continuamos la sesión.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1401 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre el corte evaluativo a 31 de diciembre de 2013 de las listas de espera.