Diario de Sesiones 112/2014, de fecha 11/3/2014
Punto 26

8L/C-1405 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LA ESTRATEGIA CANARIA DE LA CULTURA 2012-2015.

El señor PRESIDENTE: Comparecencia, del Gobierno -a la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la Estrategia Canaria de Cultura 2012-2015.

Doña Victoria Ponce, tiene la palabra.

La señora PONCE PÉREZ: Gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señorías.

En la primavera del año 2011 la entonces consejera de Cultura del Gobierno de Canarias, la señora Luis Brito, informó al Consejo de Gobierno del contenido del Plan Canario de Cultura. El Plan Canario de Cultura se diseñó con el fin de constituirse en un plan de acción para el conjunto del sector cultural en las islas hasta el 2020. Los ejes estratégicos de ese documento eran cuatro: los sectores culturales, la cohesión, la transversalidad y la proyección. Para la consecución de los objetivos propuestos se establecía el seguimiento y evaluación de los mismos a través del Consejo y del Observatorio Canario de la Cultura.

El Plan Canario de Cultura, germen de la Estrategia Canaria de Cultura, ya nació con importantes carencias, pues en su elaboración se cometieron diferentes errores que se señalaban en un informe preceptivo del Consejo Económico y Social de Canarias. En dicho informe se denunciaba: primero, que no se había contado ni con los cabildos ni con los ayuntamientos en el proceso previo para elaborar los documentos preliminares de trabajo; segundo, tampoco se contó con las organizaciones empresariales ni con los sindicatos con mayor representación en nuestras islas; tercero, no se indicaba nada sobre la dotación presupuestaria y las fuentes de financiación; y, cuarto, no se establecieron los necesarios instrumentos de coordinación entre los distintos niveles administrativos con competencia en la materia.

El Consejo Económico y Social de Canarias dudó desde un primer momento de la eficacia del Plan Canario de Cultura, es más, lo tachó de ineficiente por carecer de soporte financiero, y no le faltaba razón, pues, ese documento que se había creado para hacer la guía de las políticas culturales en Canarias durante una década pronto fracasó, fue desechado al poco de ser aprobado y solo un año más tarde dio paso a la Estrategia Canaria de Cultura. Obviamente, en este nuevo documento guía desaparecieron muchos de los objetivos que figuraban en el primer documento propuesto. También, en el nuevo documento, se redujo considerablemente el período de ejecución, si bien como he dicho anteriormente el Plan Canario de Cultura se diseña para una década, la Estrategia Canaria de Cultura se va a desarrollar solo durante parte de esta legislatura, el período que comprende desde junio de 2012 hasta mayo de 2015.

Los ejes principales de la Estrategia Canaria de Cultura son dos: primer eje, el cambio del actual modelo de gestión cultural del Gobierno de Canarias; y, segundo eje, la implementación progresiva de algunas de las recomendaciones del Plan Canario de Cultura. Asimismo, se estableció un calendario de aplicación de los principales temas, pero hoy solo voy a comentar lo de los dos primeros años: para 2012 se preveía la institucionalización mediante el inicio de los trabajos para la constitución del Consejo Canario de la Cultura, la introducción de la cultura en todos aquellos debates sobre el modelo de desarrollo económico de Canarias y la tecnificación de los trabajadores y departamentos culturales de las administraciones canarias; y 2013 sería el año en el que culminaría esta institucionalización, primero, mediante la creación del Consejo y Observatorio Canario de la Cultura; segundo, con el fortalecimiento a la empresa cultural canaria y, por último, con la aprobación de la Ley de Mecenazgo y la Ley de Patrimonio Cultural.

El calendario que acabo de comentar tampoco se ha cumplido, no se ha acometido a tiempo, es más, mucho de los objetivos más relevantes de esta estrategia tampoco se han llevado a cabo.

Finaliza mi primera intervención, señora consejera, planteándole una única cuestión: ¿qué acciones ha desarrollado desde su consejería para cambiar el actual modelo de gestión de la política cultural de Canarias?

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Victoria.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Comparece el Gobierno, a petición del Grupo Parlamentario Popular, para informar en esta ocasión sobre la Estrategia Canaria de Cultura 2012-2015. Como muy bien ha dicho usted, la Estrategia Canaria de Cultura deriva del Plan Canario de Cultura, un plan que yo desde luego sí comparto y con el que sí estoy de acuerdo, y absolutamente, pues en estos momentos yo no tengo constancia, todo lo contrario, de que los cabildos, los ayuntamientos...Es verdad que yo cojo el plan ya elaborado por más de trescientos profesionales del sector en Canarias, y creo que es realmente lo importante es que tengamos ese faro, ese documento, esa guía, que es el Plan Canario de Cultura, y lo que hemos hecho es extractar, con objetivos alcanzables, la estrategia dentro del plan para que en el plazo 2012-2015, pues, fuéramos poniendo las bases de lo que realmente marca el Plan Canario de Cultura.

Por lo tanto, como bien dice usted, las estrategias de ese documento se desarrollaban en torno a esos cuatro ejes: los sectores culturales, la cohesión, la transversalidad y la proyección. Y, además, se decía que para el logro de estos objetivos, pues, desde luego, se proponía que se hiciera un seguimiento y una evaluación de los mismos a través del Consejo Canario de la Cultura y del Observatorio Canario de la Cultura, siendo responsabilidad del Gobierno de Canarias y del conjunto de las administraciones la garantía del ejercicio efectivo de los derechos culturales de la población, y, a pesar de que la viabilidad del documento sometido a gobierno como tal plan se ha visto comprometida por la situación económica, que es por lo que no le incorporábamos la ficha financiera, sino a través de, puntualmente, las distintas estrategias, pues, con la creación de la Estrategia Canaria de Cultura logramos que de alguna manera se hayan convertido en inaplazables desde luego los objetivos que nos proponía el plan. ¿Y lo que nos proponemos en la Estrategia Canaria de Cultura o nos propusimos en su momento y en qué momento está en estos momentos? Pues, contiene un plan de trabajo para el año 2012-2015 sin perjuicio de la posterior inclusión de algún que otro... que pudiera derivar de un proyecto más estratégico con un examen más detallado del mencionado Plan Canario de Cultura.

Los ejes principales de la propuesta, de la estrategia, son: la democratización, es decir, de un sistema vertical protagonizado prácticamente por el Gobierno de Canarias, marcando literalmente la Agenda Cultural de Canarias, hemos dicho que vamos a desplazar del centro de gravedad del Gobierno la Agenda Cultural de Canarias, y que, desde luego, haya una mayor participación y, por lo tanto, haya un alto grado también de decisión que no sea unipersonal como está siendo hasta ahora que, prácticamente, pues, es el Gobierno quien decide un poco la agenda que marca; por lo tanto, codecisión y, además, tecnificada y planificada, y es en lo que hemos trabajado; y luego también, dentro de los mismos objetivos que le estoy comentando, pues favorecer, propiciar el pluralismo, que siempre, como saben, pues si lo dejamos solo en manos de una institución, pues, siempre se correrá el riesgo de ser más unipersonal; y, por otro lado, también la implementación progresiva de las recomendaciones del Plan Canario de Cultura en una situación de crisis presupuestaria, teniendo en cuenta los ejes y las líneas de actuación previstas, como la cultura y sus sectores con el impulso de la creatividad, la consolidación de la industria cultural y la revalorización de la memoria; la cultura y la cohesión con el fomento del equilibrio y la cohesión territorial y el refuerzo de la cohesión social, y la cultura y la transversalidad con la apuesta por la innovación, la necesidad de vincular educación y cultura, y el estrecho lazo entre turismo y cultura; y después, el cuarto, que es "la cultura y su proyección con la internacionalización de la cultura y la apertura a nuevos mercados". Por lo tanto la Estrategia Canaria de Cultura tiene como objetivos lograr la centralidad de la cultura en el modelo de desarrollo económico de Canarias; el fortalecimiento de los agentes culturales canarios, es decir, los subsectores culturales, las empresas, las asociaciones; un equilibrio social, territorial; y la digitalización del sector cultural, incorporando la internacionalización y una interacción entre cultura y turismo. Y en este marco de trabajo a lo largo del 2013 se ha venido implementando la citada estrategia de la que estamos hablando. En concreto, se ha trabajado en el fortalecimiento de la empresa cultural, la constitución del Consejo Canario de la Cultura y en el fomento del equilibrio y la cohesión social y la digitalización de la cultura.

En cuanto al fortalecimiento de la empresa cultural, en el mes de octubre comienza a funcionar la Oficina de Apoyo al Sector Cultural como plataforma permanente de información, de asesoramiento, de apoyo, especializado o dirigido a los agentes de esta área profesional; está enfocada al asesoramiento, a los agentes culturales y a la gestión de medios de colaboración con otras instituciones y organismos públicos o privados con carácter aglutinador, de tal manera que damos una respuesta mucho más efectiva a las demandas del sector. La oficina facilita información sobre ayudas, sobre subvenciones, sobre convocatorias; asesoramos e informamos cómo deben presentar mejor determinados tipos de proyectos, siempre encaminándonos a que no siempre todo es dar dinero directamente a las asociaciones o a las empresas del sector cultural, sino ayudar a las mismas a gestionar toda una serie de cuestiones que tienen que sacar adelante, sobre todo la información puntual y el asesoramiento sobre dónde acudir para recabar, sobre todo, financiación para determinados proyectos. Y la principal plataforma de información y comunicación de la oficina, como saben, pues se encuentra en la web, que eso, desde luego, pues facilita que en cualquier lugar de Canarias esta web, alojada en el portal de la consejería, pues, tenga un sitio permanente de actualización y con una completa herramienta de búsqueda. Desde la información diaria y a través del que se puede contactar con, además, información o asesoramiento presencial. Bueno, pues, estas acciones se completan con el envío de la información periódica, todas aquellas personas, entidades, que así lo requieran, se les manda información periódica de todo lo que va aconteciendo y que entendemos se hace vía correo electrónico, que es de interés para el sector.

Entre otras acciones complementarias asociadas a la Oficina de Apoyo está también el servicio de estadísticas culturales, puesto a disposición del público interesado; la explotación de una serie de indicadores de los principales programas encomendados a la empresa pública Canarias Cultura en Red, de publicación y actualización trimestral. Este servicio permite conocer en cada momento la evolución de dichos programas, y con ello una parte importante de la realidad del sector de las islas, y otra que además enmarcamos en la Estrategia Canaria de Cultura, desarrollada en paralelo o integrada en la Oficina de Apoyo, es el mapa de equipamientos culturales. En estos momentos tenemos, prácticamente, yo diría que casi más de la mitad recogidos en un mapa de equipamientos culturales en todas las islas Canarias, de tal manera que a cualquier empresa del sector cultural, a cualquier asociación, a cualquier artista, si necesita, quiere exponer, hacer algo en una determinada isla y saber qué infraestructuras tiene en esa isla, pues, le bastará con entrar en el mapa de equipamientos culturales que tenemos a través también de la web.

Y, además, también hemos creado la agenda cultural online única, de tal forma que en estos momentos prácticamente alrededor de 600 acciones culturales semanales se van incorporando a esa agenda cultural. De tal forma que tanto pública como privada, pero especialmente pública, pues, también uno puede entrar en la agenda cultural online de Canarias y puede saber qué acción o qué acto cultural hay en cualquier punto del archipiélago canario.

Eso no solo es importante para las personas que ya residimos en Canarias, sino que, además, tiene un valor añadido para las personas que nos visitan, que quisieran saber, pues, qué tipo de eventos de todo tipo puede ofertar u ofrecer Canarias a las personas que en este caso nos visitan. Yo siempre digo que el trabajo que se ha hecho, enmarcado siempre en la transversalidad de relacionar muchísimo cultura con economía y con empleo, nos lleva a que hayamos estado trabajando muy de la mano con la Consejería de Turismo y también con la de Economía y Hacienda. La una para el asesoramiento y buscar las subvenciones adecuadas, y la otra para proyectar Canarias, también a través de su producto cultural, y por eso acudimos incluso a las distintas ferias de turismo, especialmente con el Festival Internacional de Música de Canarias, que hace que muchos turistas hagan coincidir, sobre todo los turoperadores, las vacaciones con el mes de enero, febrero, que es cuando tenemos el Festival Internacional de Música de Canarias.

Por lo tanto, la Estrategia Canaria de Cultura, ese extracto, digámoslo así, esa materialización de lo que es la guía, que es el Plan Canario de Cultura, pues, ha ido dando todos estos pasos, que era lo que nos habíamos propuesto, y hemos culminado con que el 24 de febrero se ha constituido el Consejo Canario de la Cultura. Esto, que es un hito absolutamente histórico, era una vieja demanda, además, del sector cultural, e incluso antes de la elaboración del Plan Canario de Cultura, creo que precisamente esta primera situación fue la que llevó a elaborar el Plan Canario de Cultura, y se pidió que además se creara el Observatorio Canario de la Cultura. En la segunda...

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto de todas maneras, doña Inés.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): En la segunda intervención, pues, le contaré con detalle cuáles son los objetivos del Consejo Canario de la Cultura, y cómo en lugar de crear otro organismo, que es el Observatorio Canario de la Cultura, lo que hemos acordado es que dentro del mismo consejo hemos creado el Observatorio Canario de la Cultura.

Gracias, señor presidente. En la siguiente intervención les daré más información. Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señoras y señores diputados.

No voy a entrar en el documento, porque, efectivamente, la Estrategia como documento, como estrategia de trabajo, es un magnífico documento, yo creo que se marca objetivos importantísimos para el sector de la cultura, entre otras razones, porque, además, está hecho por los profesionales de la materia y con una amplia participación de otros sectores de la sociedad canaria.

Todos hemos coincidido, yo creo, nuestro grupo siempre lo ha expresado así, en la importancia de la cultura para cualquier territorio, no solo por lo que significa como elemento cohesionador, creemos firmemente en que la mejor manera de favorecer la inclusión social y erradicar la pobreza es apostar por la educación y la cultura, que son dos grandes herramientas para favorecer la inclusión social, pero también sabemos que son un elemento generador de economía, que activan la economía y que generan empleo. Por tanto, son muchas las razones por las cuales esta tierra, igual que todos los territorios, tiene que apostar por la cultura.

Decía que este plan, que esta estrategia, en principio nos parecía nos parece un buen documento, pero tenemos algunas dudas. Por un lado, el incumplimiento del calendario. Es verdad, siempre parece que tenemos que ponernos un poco las pilas. Pero nos preocupa menos eso, nos preocupa más, por un lado, escuchar al Gobierno decir de manera reiterada, en medio de toda esta crisis, que la gestión cultural será inviable en Canarias sin la inversión privada. Hemos oído decir, se lo hemos oído al presidente y a usted, que va a haber incentivos fiscales y que la ley de mecenazgo va a favorecer esa inversión privada. Nos gustaría saber, aprovechar esta comparecencia para que nos explique para cuándo estará la ley de mecenazgo, y esos incentivos fiscales en qué van a consistir, si puede adelantar algo, para que realmente la inversión privada, en un momento donde sabemos que las empresas tienen serias dificultades para tener liquidez, pues, que sea una realidad, y que no quede solo en una ilusión o en un objetivo.

Y en segundo lugar, también nos preocupa la confianza real que el Gobierno de Canarias genera en el sector de la cultura. Es fundamental que el sector tenga confianza en el Gobierno porque, independientemente de que queramos democratizar el sector, está claro que el liderazgo tiene que ser el Gobierno de Canarias, tiene que ser él quien lidere ese proyecto cultural que Canarias necesita. Y tenemos dudas sobre que el sector tenga la confianza necesaria en el Gobierno de Canarias, fundamentalmente porque la cultura en Canarias recordemos que ha sido uno de los sectores más castigados por los recortes, en los que más se ha aplicado en Canarias la tijera de los recortes, y que nosotros hemos denunciado. Hemos creído siempre que es un error estratégico, que es un error de futuro recortar en cultura, al igual que recortar en educación o, incluso, también en deporte, porque también el deporte es un elemento cohesionador para los canarios. Y el elemento cohesionador no es un tema secundario.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Encarna Galván.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ: Buenas tardes, señorías.

En esta fecha del 11 de marzo, que permanecerá para siempre grabada en nuestra memoria por el recuerdo de las 192 personas que perdieron la vida en el lamentable atentado de Madrid, quiero dedicar también algo del escaso tiempo de esta intervención para recordar a las personas del mundo de la cultura que nos han dejado en los últimos días.

En nombre del Grupo Socialista, quiero brindar recuerdo y modesto homenaje a la bailarina y maestra de danza clásica María de Ávila; al guitarrista Paco de Lucía; a la novelista y poetisa Ana María Moix; al director de ópera y hasta hace poco tiempo director artístico del Teatro Real, Gerard Mortier; y muy especialmente, a la directora de cine grancanaria Dunia Ayaso y al poeta, nacido en Madrid y afincado en Gran Canaria, Leopoldo María Panero. Todos ellos nos han abandonado físicamente, pero junto a su recuerdo nos han dejado lo mejor de sí mismos en cada una de las ramas del arte y la cultura en la que se desenvolvieron sus vidas, y ello permanecerá para siempre vivo entre nosotros.

Centrándonos en el objeto de la comparecencia, señorías, debo manifestar, en primer lugar, que me parece oportuno traer iniciativas para someter a reflexión la Estrategia de cultura, la hoja de ruta que marcó el Gobierno en esta materia hasta el año 2015. Algunas de las acciones ya se han explicado, están ya puestas en marcha, y luego tendremos ocasión de profundizar en ellas, pero puestos a analizar y evaluar estrategias, señora consejera, le propongo que en una posterior iniciativa analicemos también la ejecución del Plan Estratégico General 2012-2015 presentado por la Secretaría de Estado de Cultura y que, de ser llevado a cabo, no tendría a la cultura de España sumergida en la "espantosa y agónica situación", como se ha calificado por parte de los propios agentes del sector. La manifestación del pasado domingo por las calles de Madrid es una auténtica fiesta solicitando la dignificación de la cultura y en defensa del derecho del acceso de la ciudadanía a los bienes culturales, gravemente atacada por la subida espantosa del IVA cultural, lo pone de manifiesto.

Este documento, el Plan Estratégico General 2012-2015, también nos afecta, señora consejera, puesto que somos también territorio español. Habla este extenso documento cargado de estrategias, objetivos, iniciativas, proyectos, habla de mecenazgo, entre otras cosas, pero la ley estrella del Gobierno Wert no llega. Habla de fomentar el diálogo y la comunicación cultural entre los distintos territorios de España, y, sin embargo, suprime las ayudas a la movilidad vigentes desde el año 2004. Habla de ampliar las colecciones bibliográficas de las bibliotecas públicas, y, sin embargo, suprime la partida dedicada a la adquisición de estos fondos. Y otras muchas acciones, señora consejera, que no tengo tiempo de relatar pero que, en una iniciativa posterior, me gustaría que analizáramos con detalle.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Encarna Galván.

Grupo Nacionalista Canario, doña Nieves Rosa Pulido.

La señora PULIDO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente.

El Grupo Nacionalista coincide con el Foro por la Cultura al entender que la disputa sobre cuál ha de ser la salida de la crisis, el necesario viraje hacia una salida de la crisis que tenga en cuenta las personas, que ponga límites y controles al poder del dinero, que recupere la centralidad para el empleo, requiere una regeneración cultural. Por ello, señora consejera, nos parece importante esta estrategia y el principal objetivo que se plantea, que es el cambio de modelo en la gestión cultural, hacia una gestión menos dirigista y más participativa; y para ello, es importante que la estrategia haya contado con la participación del sector y cuente con su aprobación.

Me parece importante aclarar que avanzar hacia una gestión menos intervencionista no debe entenderse como un abandono del apoyo público al impulso y desarrollo cultural, pues no debemos olvidar que estamos hablando de un derecho fundamental recogido en la Constitución, que en su artículo 44 establece que los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura a la que todos tienen derecho.

Por contra, una de las características de la salida a esta crisis impuesta por el Partido Popular, siguiendo los dictados del capital financiero, es el empobrecimiento cultural. Los recortes atacan a la diversidad cultural y a la potencialidad crítica, mientras se reafirma el modelo de la cultura-espectáculo y la degradación cada vez mayor de la cultura de masas. La cultura, el trabajo de creación y la difusión de valores culturales que definan lo que somos individual y colectivamente como pueblo deben ser objetivo central de nuestra política cultural, máxime en un tiempo en el que bajo la coartada de la crisis y de una determinada cultura de catástrofe, se recortan drásticamente los recursos culturales públicos. Y resulta paradójico que, cuando la crisis económica está produciendo la reducción extrema de las inversiones públicas, el Gobierno de España tome medidas ineficaces y dañinas como la subida del IVA en 13 puntos, la mayor de todos los sectores, que pone claramente en peligro el desarrollo de la iniciativa privada y que está ocasionando la destrucción del tejido social y cultural de este país, lo que miles de personas han logrado construir con esfuerzos durante muchos años. Y no debemos olvidar que una sociedad que no produce arte, cultura y pensamiento es una sociedad empobrecida, y demandamos al Gobierno de España que ponga freno a la adopción de medidas imprudentes, que están dañando de forma irreversible el patrimonio cultural, medidas que son tomadas desde la instancia política sin contar con la opinión y la contribución de los profesionales del sector, pretendiendo que avancemos hacia un pensamiento único y hacia la incapacidad para el diálogo y la cooperación, cuando lo que debería hacer es presentar sin mayor dilación...

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, doña Rosa Pulido. En estos casos el tiempo es improrrogable.

El grupo solicitante de la comparecencia, doña María Victoria Ponce.

La señora PONCE PÉREZ: Gracias, señor presidente.

Difícilmente algo que nace torcido con el tiempo logra enderezarse, y eso es lo que ocurrió con el Plan Canario de Cultura.

Se aprobó in extremis, solo unas semanas antes de las elecciones locales y autonómicas de 2007, y por lo que he comentado en mi primera intervención solo fue un gesto con el sector, pero nunca hubo intención real de aplicarlo.

Señora consejera, cuando usted presentó su primer presupuesto del área de cultura, en el Presupuesto para 2012, usted señalaba que el elevado recorte presupuestario que se hacía a esta área no iba a suponer que se desmantelase el área de cultura, es más, usted lo que decía es que lo que había muerto era el modelo en el que la industria cultural se sostiene solo sobre presupuesto público. Pero siento contradecirla, por desgracia sí que han desmantelado el área de cultura, y los hechos que paso a comentar así lo demuestran.

Estos recortes presupuestarios no solo han significado en la reducción de la cuantía económica de muchos proyectos, sino también la desaparición de proyectos fundamentales. ¿Cómo se explica que un presupuesto para cultura de un ejecutivo autonómico no contemple ni un solo euro para planes para el fomento de la lectura, o para infraestructura cultural? Realmente incomprensible, señora Rojas.

Frente a esos brutales recortes presupuestarios, el Ejecutivo canario ha demostrado su incapacidad para lograr captar financiación privada, este Ejecutivo carece de poder de convicción, la implicación de grandes empresas en la financiación de actividades culturales en nuestras islas es aún tímida y claramente insuficiente. Por contra, otras comunidades autónomas sí que han conseguido que importantes empresas se involucren económicamente con proyectos y actividades culturales de su región.

Señora consejera, ¿nos puede explicar por qué el Gobierno de Canarias no ha logrado aumentar significativamente la financiación privada de la industria cultural canaria, mientras que otros gobiernos autonómicos sí que lo han conseguido? Y en esa línea también me gustaría que nos aclarase cuántos proyectos culturales de la consejería cuentan con financiación europea.

También usted ha traicionado varios de los principios en que se inspira la Estrategia Canaria de Cultura. Y me explico: en la sesión constituyente del Consejo Rector del Plan Estratégico del Sector Cultural en Canarias destacaban la relevancia de la inversión en cultura, obviamente la cultura no debe sustentarse únicamente en subvenciones públicas, es vital que la industria cultural cuente cada vez más con inversión privada, pero ustedes han reducido drásticamente la inversión pública en cultura, y, además, por contra, han sido incapaces de suplirlas con otras fuentes de inversión, ni inversión privada ni financiación europea.

Señora consejera, no se han cumplido los plazos que se establecían en la Estrategia, y se ha hecho poco o nada con algunos de los objetivos, o directamente han abandonado algunos de ellos, que son fundamentales, como, por ejemplo, la ley de bibliotecas.

En la última Comisión de Cultura usted nos anunció que abandonan la ley de bibliotecas. Señora consejera, no nos convencieron las razones que usted esgrimió para justificar esta decisión, es vital que desde la Consejería de Cultura se retome la ley de bibliotecas, pues va a suponer que se delimiten competencias y también que se actualicen los servicios bibliotecarios. Aparte de esta ley, ¿tienen previsto abandonar alguna otra ley que esté establecida, que esté en fase de elaboración y que se contemple en la Estrategia?

Señora consejera, ¿qué es lo que ocurre con la ley de mecenazgo y con la Ley de patrimonio cultural?, ¿también han desechado la aprobación de estas leyes? Tenga usted en cuenta que, según el calendario establecido en la Estrategia Canaria de Cultura, debían estar ya aprobadas, pues se preveía 2013 como el año en que iban a entrar en vigor.

La potenciación del turismo cultural, como usted ha explicado, es otro de los objetivos de la Estrategia Canaria de Cultura. En turismo cultural, señora consejera, en Canarias seguimos en pañales, aún no se han dado ni tan siquiera los primeros pasos y esto es totalmente incomprensible, pues en nuestra comunidad autónoma no solo contamos, como usted ha dicho, con el Festival de Música de Canarias, contamos con otros muchos más festivales y eventos culturales que no se están promocionando, y también contamos con un importante y peculiar patrimonio cultural.

Según la última estadística del Anuario de Estadísticas Culturales del año 2012, el empleo en cultura representó el 1,9 del total de empleo en Canarias, es decir, 14.300 puestos de trabajo, cifra que dista mucho de los 20.000 puestos de trabajo que según el presidente Rivero genera la actividad cultural en las islas. No solo ha demostrado el presidente Rivero un total desconocimiento en cuanto a los puestos de trabajo que la industria cultural genera en Canarias, sino también ha demostrado su desconocimiento en lo que respecta al trabajo e implicación del Gobierno que él preside en el área cultural. El señor Rivero afirmó que el sector cultural hay que potenciarlo y apoyarlo. La verdad es que no sé qué es lo que entiende nuestro presidente que es potenciar y apoyar, ¿quizás reducir el presupuesto que se destina al área de cultura en 43 millones de euros en el tiempo que él lleva presidiendo significa apoyar y potenciar un sector? No, señorías, una reducción de 43 millones de euros no es potenciar y apoyar, es todo lo contrario, es abandonar este sector a su suerte. Hasta el año 2007 el presupuesto que el Gobierno de Canarias destinaba para la cultura suponía el 1 %, pero en los ejercicios siguientes el presupuesto fue reduciéndose año tras año de forma drástica, hasta representar para este ejercicio, para el año 2014, tan solo el 0,3 % del total del presupuesto de la comunidad autónoma. En siete años el presupuesto que el Gobierno de Canarias destina a la cultura ha pasado de 65 millones de euros a tan solo 22.300.000 euros, es decir, que desde que Paulino Rivero es presidente del Gobierno de Canarias se ha reducido el presupuesto de cultura a la tercera parte. El Gobierno de Canarias destina a la cultura menos de lo que destina el Cabildo de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria destina 22.500.000 euros. Eso sí, señora consejera, que es apostar por la cultura, ¿me puede a mí explicar cómo un cabildo insular puede destinar a la cultura una cuantía económica mayor que la que destina el Gobierno de la comunidad autónoma?

Finalizo, la cultura es una industria potente que hay que cuidar para que siga generando riqueza y puestos de trabajo. Canarias cuenta con gente con mucho talento y con grandísimos profesionales en el mundo de la cultura, quien falla es el Ejecutivo autonómico, que ha demostrado su incapacidad para la gestión cultural.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Victoria Ponce.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Señorías, yo es la primera vez que oigo que el Plan Canario de Cultura nació torcido, porque yo todo lo que he oído, y miren que llevo estos dos años y pico, prácticamente tres, trabajando en el mundo de la cultura y con el sector cultural y no oigo del Plan Canario de Cultura sino parabienes, porque parabienes se hizo entre todos y parabienes, todos le dieron el parabién. Y, además, hay algo que ha hecho el sector cultural que es precisamente poner en valor que el Gobierno de Canarias, a pesar, incluso, de la situación económica, no haya hecho un plan de tantos a lo mejor que se mete en una gaveta y que no se utilizan para nada, este plan es un buen plan, es una buena guía, es un faro extraordinario, una planificación de lo que queremos, de hacia dónde vamos en cuanto al mundo de la cultura, en general. Por lo tanto, no solo no podemos defenestrarlo, sino que todo el mundo habla, desde luego, muy bien de ese documento, y, como usted muy bien ha dicho, en Canarias tenemos muchísimo talento y gran parte de esos talentos son los que elaboraron el Plan Canario de Cultura. Por lo tanto, para mí es una absoluta sorpresa estar escuchando hoy algo negativo al respecto del mismo.

¿Desmantelar el área de Cultura? Modificar, cambiar el modelo de gestión cultural, reestructurar el propio departamento, reestructurar la empresa Canarias Cultura en Red, precisamente, para que ante la carencia de fondos públicos, de subvenciones directas a distintos sectores culturales podamos darle, lo que suele llamarse, en especies, ese trabajo, y la profesionalidad y la especialización que tienen nuestros trabajadores para ponerlo al servicio del sector cultural no solo no es por desmantelarla, es por ponerla en valor y ponerla en el siglo XXI, que es precisamente una de las cosas que nos dice el Plan Canario de Cultura que hagamos.

Y en cuanto a los plazos, señorías, nos establecimos unos plazos -mediados del 2012 y hasta el 2015- y nos dijimos que, además, organizaríamos en el último semestre del año 2013 la constitución del Consejo Canario de la Cultura, del que podemos hablar después en la siguiente comparecencia, que lo que teníamos que hacer era crear el órgano y crearlo, además, en el reglamento orgánico de la consejería, está publicado desde junio o julio del año pasado, y a partir de ahí, esos seis meses para la creación del mismo, y acabamos de crear precisamente el Consejo Canario de la Cultura. Por eso aprovecho también para decir que cuando habla de que no tenemos programas de lectura, no sé de qué año me habla usted, porque no sé si ha oído hablar del programa y del proyecto Canarias lee, no sé si usted sabe que tenemos en marcha en las distintas bibliotecas de Canarias un mecanismo para que los escritores, las escritoras, las personas que leen a ese escritor o escritora puedan ir un día a la biblioteca y puedan compartir con ellos. El Canarias lee, que lo estamos llevando a través de los institutos... Pues yo creo, desde luego, que todo es muchísimo más mejorable, con toda seguridad, pero no se puede hablar de que no existe. Y es verdad que hubo en los años 2010, 2011-12, un ajuste presupuestario importante. A nadie le sorprende los ajustes presupuestarios a estas alturas. Pero sí hizo Canarias una cosa: no ajustar allí en lo que consideramos la cultura como servicio público: desde luego, no recortamos en el mantenimiento y en el sostenimiento de los archivos, de las salas de arte, de las salas de exposición, de las bibliotecas... No recortamos en que pudiera moverse por toda Canarias que es el mayor número de empresas y donde se genera un mayor número de empleos, que es precisamente en la música, en cine, en teatro y en danza, donde no solo no hemos recortado, sino que hemos ido subiendo paulatinamente ese presupuesto para el año 2014 sin más en un 6,7, pero, incluso, en la Dirección General de Patrimonio Cultural en un diecisiete y pico se ha subido el presupuesto para este año.

Por lo tanto, señorías, creo que, además, con el mantenimiento del Canarias Crea, permitiendo el desplazamiento de los artistas canarios en todo el archipiélago canario, se considera la cultura como un servicio público, y ahí hemos hecho nuestra apuesta, ¿dónde hemos tenido un problema y un ajuste presupuestario importante?, en las subvenciones directas que dábamos a determinados eventos, sobre todo macroeventos, en los que incluso una mesa espontánea, digámoslo así, de la cultura que creamos previo a constituir el Consejo Canario de la Cultura, acordamos, efectivamente, que el Gobierno de Canarias no iba a participar económicamente en ningún macroevento que supusiera un desembolso económico importante porque no íbamos a ponernos a derivar en estos los pocos dineros que se disponían para la cultura que les acabo de comentar como servicio público.

A medida que vamos avanzando, afortunadamente, hemos ido creando los organismos necesarios, como el Consejo Canario de la Cultura, que han llevado... -y puedo contestarle a la señora diputada del Grupo Mixto- que sí cree el sector cultural en lo que estamos haciendo, en lo que estamos trabajando en estos momentos, y no solo cree, es que forma parte. Yo les diría, como decía la señora diputada del Grupo Nacionalista, que esto no suponga que el Gobierno se desentiende porque tiene una obligación legal y moral, desde luego, de velar porque la cultura como servicio público se mantenga ahí. No solo es eso. El Gobierno no solo no se desentiende, el Gobierno lo que hace es abrir a la participación, porque eso siempre traerá más riqueza, será mucho más enriquecedor y, además, hasta más libre, señorías, incluso hasta más libre. En estos momentos, nosotros al sector cultural más que darle dinero lo que le damos son medios, recursos, y ponemos hasta el personal a su disposición a través de esa Oficina de Apoyo para que todo aquello que necesiten para gestionar subvenciones de otros estamentos como Europa, España o de estamentos privados, pues puedan hacerlo, y además hacerlo con proyectos acordes a como se pide para que no tengan ninguna dificultad, sobre todo para que no les cueste dinero esa gestión, sino que se la podamos hacer gratuitamente nosotros.

Estoy de acuerdo también con el Grupo Mixto, y me ha gustado muchísimo que lo haya dicho porque yo soy una fiel defensora de eso, en que cuando alguien me ha dicho por qué la Consejería de Cultura y Deportes, pues, encaja en esta legislatura en la Consejería de Política Social y Vivienda, y usted, precisamente, ha dicho lo que yo también defiendo, que son herramientas de cohesión social y de cohesión territorial y que, por lo tanto, encajan perfectísimamente. Yo a veces hago la distinción entre el alimento del cuerpo y el alimento del espíritu, pues son un poco las dos cosas, quizás en estos momentos el cuerpo me pida más alimento que el espíritu, pero el espíritu no lo puedo dejar morir y también lo tengo que alimentar, y creo que, desde luego, en la senda en la que estamos trabajando junto con el sector cultural, los sietes cabildos, con la Fecam, pues está dando, precisamente, los resultados que les acabo de comentar.

Y cuando me hablaban... Voy a aprovechar para comentar que estamos preparando, y tenemos ya un borrador, yo no sé hasta qué punto podrá materializarse definitivamente antes de acabar la legislatura, esperemos que eso sea posible, una ley de incentivos fiscales a la cultura. ¿En qué va a consistir, en general?

Miren, sobre todo creo que va a poder cambiar o a generar una conciencia cultural en la población canaria. Primero, porque serán posible los microcréditos: alguien presenta un proyecto público, que ahora puede hacerlo a través del Consejo Canario de la Cultura, y decir cuánto le cuesta su proyecto, y toda la gente que nos pueda estar escuchando que le guste ese proyecto pueda aportar 50 euros, 100 euros, 150 euros, para que esa persona o ese colectivo pueda sacar su proyecto adelante. Pero, además, señorías -y que eso, además, les desgrave-, que también desgrave, a la hora de la declaración de la renta a las familias el gasto cultural que hayan hecho a lo largo del año. Por eso les decía que es un cambio en la conciencia cultural de la sociedad canaria, porque supone que, desde luego, va a haber un incentivo a la hora de consumir cultura. Habrá que ir guardando todas las entradas de los distintos eventos culturales a los que vamos, porque eso al final nos va a desgravar. Por ahí es por donde va el...

Y decirles también que, desde luego, sí creemos, sí creemos en el sector cultural. Además, no tendré que explicarle qué significa creer en esto, sino que, además, es también dinamizador de la economía y además genera empleo. Es más, yo soy una fiel defensora de que un pueblo culto es un pueblo más capaz, y, por lo tanto, incluso en la situación difícil en la que vivimos, como dice la propia Unión Europea, la cultura es la que nos va a salvar, la cultura es la que logrará que, desde luego, salgamos de esta. Si no tenemos esa concienciación, no será posible. Por lo tanto, sí que estamos creyendo en ello, y por eso trabajamos muchísimo.

Y, señora Galván, recojo eso, desde luego, okay, vamos a trabajar ese documento. Y decirle que me sumo a las condolencias por las pérdidas tan grandes y tan importantes, en cantidad, no solo en calidad, que hemos tenido en los últimos tiempos de luto absolutamente para la cultura, y también a luchar por la dignificación de la misma.

Nada más. Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Inés Rojas, señora consejera.