Diario de Sesiones 113/2014, de fecha 12/3/2014
Punto 9

8L/C-1487 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE LOS SERVICIOS DE URGENCIAS EN LOS HOSPITALES PÚBLICOS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Pasamos, señorías, a la siguiente comparecencia.

Comparecencia del Gobierno -señora consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre situación de los servicios de urgencias de los Hospitales del Servicio Canario de Salud, que vamos a unir a la otra comparecencia, del Gobierno, y a la misma consejera, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre los servicios de urgencia en los hospitales públicos.

Para la primera aproximación a la comparecencia, por tiempo de cinco minutos, por parte del Grupo Parlamentario Popular, doña Mercedes Roldós, tiene usted la palabra.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente.

Muy buenas noches, señoras y señores diputados.

La verdad es que desde el Grupo Parlamentario Popular lamentamos una vez más que cuando se debate sobre los asuntos prioritarios para las personas, como es la situación que están sufriendo los centros hospitalarios, las urgencias en los centros hospitalarios, el presidente del Gobierno se ausenta. Lo lamentamos profundamente, parece que lo que atañe a las personas a este presidente no le importa.

Y, señorías, es que llevamos días, semanas, meses ya, porque desde principios de diciembre hemos sido y seguimos siendo noticia a nivel nacional, a nivel de todos los medios de comunicación de Canarias, por algo negativo para Canarias, por algo negativo para los canarios, que es lo que están sufriendo en las urgencias hospitalarias.

Se empezó aquí, en el Hospital Universitario de Tenerife, y también se ha extrapolado al Hospital de la Candelaria, al Hospital Negrín y al Hospital Insular de Gran Canaria, con menor incidencia en las islas no capitalinas, y es el colapso en las urgencias hospitalarias.

Una trágica realidad que esta consejera y que este Gobierno se empeñan en negar, una realidad que todos los medios de comunicación, como decía, ponen de manifiesto cada día, que ponen de manifiesto los profesionales, que ponen de manifiesto los pacientes, que ponen de manifiesto todos los sindicatos.

Y cuando todos ven el caos, tenemos una consejera que solo ve normalidad, y que se atreve a decir que las urgencias no están colapsadas y se queda tan pancha.

Porque, señorías, detrás de ese colapso, y no son palabras mías, sino de sus compañeros de Gobierno, de sus socios de Gobierno, que con socios de Gobierno como estos no le hacen falta adversarios políticos. Estos ponen de manifiesto la falta de previsión en recursos humanos y materiales para las urgencias; ponen de manifiesto un enorme sufrimiento de cientos de canarios cada día; ponen de manifiesto largas horas de espera, denunciadas por los propios profesionales, que han hecho pliegos de descargo de responsabilidad en el Hospital Universitario; que los propios sindicatos ponen de manifiesto que los pacientes son atendidos en las camillas de las ambulancias, y que las ambulancias se agolpan en las puertas del Hospital Universitario de Tenerife, retrasando su actuación en las llamadas de urgencia y de emergencia; que los propios sindicatos ponen de manifiesto que se suspenden intervenciones quirúrgicas en la pública y en la concertada derivado del colapso de las urgencias; y lo peor de todo, señorías, es ver el rostro de esas decenas, de esos cientos de pacientes, que se agolpan en los pasillos, en las camillas de los pasillos, sin el respeto a la más mínima dignidad e intimidad para esos pacientes. Señora consejera, usted misma ha tenido que reconocer que, por ejemplo, en el Hospital Universitario de Tenerife han tenido que habilitar incluso las dependencias del antiguo gimnasio de rehabilitación como aparcadero de pacientes, donde han tenido que habilitar hasta 54 camas en los últimos tiempos y contratar deprisa y corriendo hasta 44 profesionales, y, señora consejera, usted sigue negando la realidad, sigue negando la realidad de un caos sanitario que empeora cada día y cuyas víctimas son los pacientes que sufren, pero eso no le importa a usted, señora consejera, ni le importa a este Gobierno, y la prueba es que, una vez más, ante un debate como este, el presidente del Gobierno sale huyendo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, don José Luis Perestelo, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Señoría, cuando se tienen responsabilidades de Gobierno siempre se dice que el problema es económico, cuando se está en la Oposición siempre se dice que es falta de gestión del Gobierno, eso no son palabras de quien les habla, pero son palabras que seguro que sus señorías han escuchado muchas veces a lo largo del debate político, porque todos hemos tenido responsabilidades de gobierno, porque todos hemos sido Oposición en alguno de los casos y, generalmente, es la respuesta que siempre damos. Por tanto, señorías, yo creo que, por una vez en un tema tan serio, si lo queremos tratar con el rigor con que se tienen que tratar estos temas serios, no podemos hacer demagogia. Y les aseguro que tengo un listado de situaciones sanitarias producidas en otros territorios donde tendríamos que fijarnos si queremos ver el modelo sanitario del Partido Popular: si nos vamos a Castilla-La Mancha podremos ver el modelo sanitario del Partido Popular porque es presidenta de la comunidad autónoma la secretaria general del Partido Popular, y les aseguro que tengo de ella muchos ejemplos, ejemplos que no quiero poner en el debate esta tarde porque son ejemplos que, en absoluto, dicen nada bueno de lo que nos ocupa. Y lo que nos ocupa es trabajar, poner los instrumentos, poner en juego todo el dispositivo que se tenga y que se pueda para resolver un problema. Echándonos las culpas, como decía, unos a otros no resolvemos el problema.

Los picos de demandas de urgencias son episodios temporales de carácter estacional, eso lo sabe todo el mundo, eso ha ocurrido así históricamente, basta ver la estadística, no hay que saber mucho de sanidad, yo no soy ningún experto ni conocedor de los temas sanitarios, pero si veo la estadística, se puede comprobar cómo eso ocurre así. Es más, en los primeros 45 días de este año han necesitado ingreso hospitalario de urgencia 4.472 pacientes en Canarias, es decir, un 25 % más que en el ejercicio anterior, ¿por qué?, porque son circunstancias excepcionales que se producen y que originan esta situación. Por tanto, señorías, lo que necesitamos, como decía, son mecanismos que se activen en poco espacio de tiempo para dar respuesta a estas situaciones.

Señorías, siendo realistas podemos tener permanentemente activado un dispositivo que dé respuesta inmediata ante cualquier circunstancia cuando se produce de manera estacional o cuando se produce de manera repentina en cualquier eventualidad. Yo creo que no tenemos capacidad económica, y no podemos trasladar a la ciudadanía que tenemos respuestas y que podemos tener respuestas y que es un problema de gestión cuando podríamos tener esa respuesta inmediata, no lo podemos trasmitir porque eso no ha sido así nunca, ni con gobiernos de un signo ni con gobiernos de otro signo.

Señorías, nuestro grupo ha solicitado esta comparecencia porque entendemos que es bueno ese trabajo del Parlamento de fiscalizar la acción del Gobierno, y es bueno que el Gobierno comparezca, para producir una evaluación, unas preguntas que entendemos justifican nuestra petición de comparecencia. Por ejemplo, señorías, señora consejera, nos preocupa la capacidad de respuesta que tenemos en Canarias para la atención sanitaria; nos preocupa, señorías, señora consejera, la casuística común que se produce en Canarias, principales patologías que afectan a la actividad de los servicios de urgencia; nos preocupa también, señorías, la evolución de las emergencias atendidas en los últimos años en Canarias; nos preocupa cuál ha sido la actividad en los cuatro hospitales de referencia; nos preocupan los recursos, si se ha producido en estos últimos años un incremento de recursos para atender esas urgencias hospitalarias; y también si se han producido mejora en las infraestructuras para atender esas demandas.

Señorías, quisiera terminar mi intervención, ya desde el punto de vista político, con una reflexión que no es la primera vez que se produce, pero que no porque no se repita uno tiene que pasarla por alto. Miren, todos tenemos experiencia más o menos en el sistema democrático parlamentario, el presidente del Gobierno está exclusivamente en la sesión de control al presidente, ocurre así en el Congreso, ocurre así en el Senado y ocurre así en el Parlamento de Canarias. Es falsear la realidad del parlamentarismo aludir permanentemente a la ausencia en los bancos azules o a la ausencia del presidente del Gobierno, es falsear el debate, es trasladar a la ciudadanía algo que no es, no es así en el parlamentarismo, ¿o es que el señor Rajoy está permanentemente en el Senado o en el Congreso? No está nunca, y yo le aseguro que si hacemos la comprobación está más el señor Rivero en el Parlamento de Canarias que el señor Rajoy en el Congreso de los Diputados o en el Senado, se lo aseguro, no supera esta prueba.

Por tanto...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado, sabe que tiene un segundo turno de 10 minutos y ahí puede perfectamente aclarar las dudas.

Para contestar a las distintas intervenciones de los dos grupos parlamentarios, la señora consejera de Sanidad, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes a todos y a todas.

La atención sanitaria urgente está asegurada en nuestra comunidad por los centros de Atención Primaria, por los servicios de urgencias extrahospitalarios y por los servicios de urgencias hospitalarios. En concreto, los servicios de urgencia hospitalarios son las principales puertas de entrada a la hospitalización con un porcentaje entre el 70 y 75 % a nivel de todo el Estado. En Canarias las cifras de atención de urgencias, es decir, de los ingresos hospitalarios frente a todos los ingresos que se producen en nuestros hospitales, está cercano al 70 %. Esto llega obviamente a condicionar la gestión de las camas, la programación quirúrgica y, por tanto, la gestión de la lista de espera, a lo que se une la complejidad de los pacientes, y, por tanto, las estancias medias.

No podemos obviar que se ha experimentado, según los datos de tarjeta sanitaria, una disminución de un 1 % de la tarjeta sanitaria individual en el último año; tampoco debemos olvidar que tenemos una población más longeva, una población con mayor número de pacientes con patologías múltiples expuestas a descompensaciones que hacen necesaria su hospitalización con mayor frecuencia, y, al mismo tiempo, una medicina que ha experimentado grandes avances en las últimas décadas, así como unos profesionales excepcionalmente formados y una tecnología y tratamientos punteros.

Tanto los gestores como los médicos de urgencia conocen que hay determinados parámetros que se repiten de forma prácticamente constante en todos los servicios de urgencias hospitalarios: la patología ligada a la estacionalidad que se asocia a procesos respiratorios y pueden descompensar otras patologías, las patologías virales, como la gripe, que se asocian a incrementos también de hospitalizaciones por descompensaciones de otras patologías de base, e, incluso, los picos de afluencia en tramos horarios son conocidos.

Hemos analizado la actividad desde el año 2006 hasta la actualidad y hemos observado que ha habido una disminución de las urgencias hospitalarias en el global de la comunidad de un 4,17 %, salvo en dos hospitales, entre 2012 y 2013, que han sido el hospital de La Palma con un incremento de un 0,27 % y el Hospital Insular de Gran Canaria con un incremento del 0,68 %. El mayor número total de urgencias hospitalarias atendidas corresponde a los años 2008, 2009 y 2010. Y si lo analizamos por urgencias atendidas por 1.000 habitantes/año han disminuido en un 2,13 %.

Por hospital se objetiva comparativamente entre 2012 y 2013 un incremento en el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, de un 2,78 %, lo que corresponde a 298 atenciones urgentes por 1.000 habitantes; en el Hospital Universitario de Canarias 19,44 %, y que corresponde a atenciones de 198 urgencias por 1.000 habitantes; y el hospital de La Palma 0,67 % por 1.000 habitantes, que corresponde a 302 dada la población, que es inferior.

Y, curiosamente en relación a estas cifras, estas fueron superadas en los años 2007, 2008, 2009 y 2010 en todos los hospitales. Por ejemplo, el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en 2008 atendió 347 urgencias por 1.000 habitantes, y el HUC -el Hospital Universitario de Canarias- 207 por 1.000 habitantes.

Los indicadores de actividad del año 2013 en los cuatro hospitales de referencia han sido los siguientes: La Candelaria, con 781 camas, atendió a 105.354 urgencias y derivó un 2,16 %, y la presión asistencial fue de un 68,84 %; el Hospital Universitario de Canarias, con 645 camas, atendió 76.868 urgencias y derivó un 2,84 %, y su presión asistencial fue de un 58,15; el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno-Infantil, con 774 camas, atendió 138.609, con una derivación de urgencias de 0,72 % y una presión asistencial del 65,97 %; y el Hospital Doctor Negrín con 530 camas atendió a 82.458, con una derivación de urgencias de un 1,17 % y una presión asistencial del 51,85. Este año hemos objetivado un discreto incremento de la frecuentación en todos los servicios de urgencia hospitalarios que coincide con los meses de mayor demanda habitual estacional, seguida de la llegada de la gripe. Este incremento ha sido inusualmente más alto que los habidos en los últimos años, pero, eso sí, sin sobrepasar el número de urgencias que se veían entre el 2008 y 2010 y más concretamente se ha objetivado un aumento del número de pacientes que han precisado hospitalización.

Habiéndose detectado esta tendencia desde los meses de noviembre-diciembre de 2013, empezamos a tomar medidas para incrementar los espacios en los hospitales más afectados. Y así, por ejemplo, en el Hospital Universitario de Canarias, incrementamos sus puestos de forma progresiva en 56 camas con ampliación de espacios. En La Candelaria, 34 camas más 12 según la afluencia. En cuanto al Insular y al Negrín, hemos dispuesto de áreas de expansión, que no ha habido necesidad de utilizar a día de hoy, y, al mismo tiempo, hemos tomado medidas para proceder al drenaje de pacientes en los casos en que por baja complejidad puedan ser tratados en centros concertados, con lo que se ha incrementado la concertación.

Se está trabajando en los circuitos internos que reduzcan la demora de salida de pacientes tras su alta; se ha dotado de recursos humanos que están reforzando los hospitales de La Candelaria y el Hospital Universitario de Canarias; se ha incrementado el número de puestos de observación; se ha establecido una reorganización de los ingresos programados quirúrgicos; se ha potenciado la cirugía mayor ambulatoria, para mantener la actividad quirúrgica; se continúa potenciando la hospitalización domiciliaria; y se está tratando de adelantar todo lo posible la apertura del servicio de urgencias del Hospital del Norte de Tenerife, donde se abrirán, por parte del Cabildo de Tenerife, porque es su competencia, 50 camas sociosanitarias.

Parece cuanto menos curioso que el Partido Popular cuestione algo en lo que en los años en que estuvo en la consejería se dieron situaciones similares a la de este año. Pudiera ser que o bien, como siempre, usen la doble vara de medir, o bien que así continúen intentando desgastar al Gobierno de Canarias en su línea habitual, por las palabras que he escuchado. Y también es posible que no les interese lo que, de la misma forma que aquí se está dando, ocurre en comunidades donde gobiernan, y se atreven a exigirnos a nosotros lo que a sus compañeros de partido les justifican en otras comunidades.

Por último, en lo que se refiere a las infraestructuras, se ha diseñado el plan funcional del servicio de urgencias del hospital del Sur de Tenerife, del hospital del Norte de Tenerife y del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, este último dentro de la fase tercera del plan funcional global del centro sanitario. El Hospital Universitario de Canarias está pendiente de la resolución de la fase dos de su plan funcional, lo que lleva asociado una reestructuración del servicio.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos no solicitantes de la comparecencia. En primer lugar, por el Grupo Parlamentario Mixto don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos, desde el propio escaño, tiene usted la palabra.

Tres más tres, que son seis (Ante comentarios desde los escaños).

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señora diputada, no tiene usted la palabra.

Don Román Rodríguez, tiene usted la palabra.

(Pausa.) (Ante el diálogo que se suscita desde los escaños.)

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, yo no quiero entrar en esto.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señoría, ¿usted quiere hablar o no quiere hablar?

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Sí, sí quiero hablar, pero si lo arreglan, mejor.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): ...(Sin micrófono.)

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Si lo arreglan, mejor.

Señor presidente.

Vamos a ver, señor Perestelo, los problemas de la sanidad pública en relación a la situación que vivimos cuando se hace gobierno responsable u oposición responsable, hay dos factores determinan los resultados: los recursos y la organización en la gestión. Pero en los dos ámbitos, cuando se gobierna no es lo mismo tener tres que cuatro, y cuando se gobierna no es lo mismo hacer las cosas bien que mal, y cuando se está en la Oposición exactamente igual.

Por eso, nosotros siempre hablamos de que el problema de la hacienda canaria en estos momentos es un problema de financiación, porque hemos perdido 500 millones, y 500 millones es una cantidad muy significativa, tan significativa que hemos perdido efectivos humanos, gente que trabajaba antes y ahora no está, aunque el truco este de las plantillas orgánicas del personal temporal, pues, disimule el tema. Pero es evidente que con 500 millones menos, sobre un montante de 2.500 en efectivo, estamos hablando de cantidades muy significativas. Solo faltaba que 500 millones menos no tuvieran -lo he dicho unas cuantas veces- ningún impacto. Es evidente que los recortes tienen impacto en la atención sanitaria, en el sistema educativo, y ni les cuento en el área de los servicios sociales, en las carreteras, en la justicia o en el deporte; los recortes tienen consecuencias. Y yo lo que le digo al Gobierno es que cuando dice esto tiene que reconocer algún impacto en los recortes, porque la cuadratura del círculo no existe, y en sanidad menos. No puede ser que 500 millones menos haga que las cosas funcionen mejor, porque la conclusión sería que hemos estado despilfarrando dinero, y no es verdad.

Por lo tanto, los dos factores son muy importantes.

Los datos que apunta la consejera, que los he escuchado con atención, apuntan a que la frecuentación de urgencias se mantiene razonablemente estable, incluso a la baja, exceptuando esos picos que ha apuntado, de manera que entonces aquí hay una cuestión que no casa, que pudiera ser la calidad de la atención; es decir, si tengo menos efectivos, si tengo menos medios materiales, si el número de personas que llega baja, como parece apuntar tímidamente, y, sin embargo, hay un repunte de la insatisfacción de las noticias negativas, algo tiene que estar ocurriendo, y pudiera ser, yo no estoy pisando los servicios urgencias ni como político ni como enfermo, afortunadamente, que esté ocurriendo en los servicios de urgencia una cosa muy lógica y es que, aunque vaya menos gente, al haber menos medios, los retrasos y los problemas de insatisfacción aumentan. Lo que sí es evidente es que tenemos un problema financiero y podemos tener un problema de organización de los servicios, y lo que es indudable es que hay, o al menos se traslada a la opinión pública, un nivel de insatisfacción creciente, de forma que cabría una opción -como yo ya estoy cansado a estas horas de la tarde- y es la posibilidad de que un día viniera el Gobierno, pidiera una comunicación, mandara un papel con los datos interesantes que he apuntado, e hiciéramos un análisis entre todos sobre cómo está la situación y cuáles pudieran ser las medidas a tomar: las económicas, las de organización, las de gestión e, incluso, las de la gestión de la comunicación. En el mundo de lo público y en lo privado también, cómo se presenten los problemas y cómo se comuniquen es una parte del asunto, es decir, las estrategias de comunicación, de tranquilización de la gente, las respuestas a las demandas insatisfechas se pueden hacer de muchas maneras, se pueden hacer mal y bien, de forma que yo lo que sí creo es que el impacto de los recortes se está dando en el sistema sanitario, lo que sí creo es que hay fórmulas de organización y gestión que deben mejorar, y lo que, sin duda, está ocurriendo es que el nivel de insatisfacción hacia el sistema sanitario está aumentando en los análisis objetivos, en la cualidad, es decir, cuando le preguntas a la gente, la gente está opinando más negativamente. Pueden influir más variables, desde luego, pero también la organización y respuesta inadecuada.

Pues, a lo mejor tendría sentido que hiciéramos una sentada en la Comisión de Sanidad sobre la situación de las urgencias con una comunicación -no sé qué fórmula habría que buscar-, con un informe que describiera la situación, e intentáramos apuntar respuestas, si no económicas, que no parecemos estar en muy buenas condiciones para ello, sí respuestas organizativas y de comunicación y de organización, digamos, a esa insatisfacción. Lo digo por si a estas horas de la tarde esto genera algo de tranquilidad y sosiego.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera, tiene usted la palabra.

El señor MORERA MOLINA: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Vamos a ver, los picos de demanda asistencial han sucedido cíclicamente desde que conocemos el Servicio Nacional de Salud, cuando ha habido epidemia de gripe, que no es el caso, cuando ha habido polvo en suspensión, que tampoco es el caso, o cuando se prolonga el frío en una intensidad importante, más allá de lo habitual, que yo creo que es lo que está pasando en este momento.

Como saben ustedes, trabajo en un hospital y visito con frecuencia el servicio de urgencias, pues sigo desafortunadamente haciendo guardias, y además pertenezco a la Junta Técnico Asistencial de mi centro, y les garantizo, porque tengo los datos, que la sobrecarga acontecida en los dos últimos meses se debe básicamente a cuadros respiratorios agudos en pacientes mayores, en probable relación con el frío que hemos sufrido con esta meteorología tan extraña que hemos tenido este último año. Ahora bien, ¿qué ha pasado de diferente con respecto a otras ocasiones? Pues que nos ha cogido en época de vacas flacas, con los recursos al límite de lo necesario para cumplir, con el personal desgastado, desilusionado, desmotivado, víctima como ninguno de los recortes sufridos por los empleados públicos. Ya me han oído, desde esta tribuna, en otras ocasiones hablar de los agravios que sufre el personal sanitario con respecto... (Murmullos en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señorías, por favor.

El señor MORERA MOLINA: Ya me han oído en otras ocasiones, desde esta tribuna, hablar de los agravios que sufre el personal sanitario con respecto a otros empleados públicos, pero no es el motivo principal de esta intervención y, por tanto, lo dejamos para otra ocasión.

Pero sí que tenía yo interés hoy en oír el análisis que hacían los distintos grupos respecto a la asistencia sanitaria en la isla de Tenerife. La asistencia sanitaria en Tenerife tiene una circunstancia que la diferencia, a mi entender y al de mi grupo, de la del resto de las islas, y es que históricamente la sanidad pública ha estado fagocitada por la sanidad privada. Las cifras de personal sanitario dedicado a la medicina privada en Tenerife era y es significativamente mayor que en cualquier otra isla, la ratio de gasto por habitante dedicado a atención sanitaria con medios ajenos, actividad concertada, ha sido siempre mayor en Tenerife que en cualquier otra isla. Este es el origen del problema, en Tenerife ha habido un sistema de urgencias sin planificar, basado en la atención en unos centros privados con barra libre para la indicación de pruebas, de ingresos, de cirugías no urgentes, etcétera, que ha retroalimentado las ganancias de esos centros y, claro, cuando vienen verdes, como ahora, y hay menos dinero para la actividad concertada, si te he visto, no me acuerdo; ahora los centros públicos se la tienen que envainar con unos recursos que no son los cuantitativamente adecuados a lo que se suma no haber terminado de dotar los hospitales públicos del Sur y del Norte, pues no había prisa en otras épocas, ya que se estaba haciendo esa labor por otros centros, privados, claro.

¿Pero de esto tiene la culpa la señora Mendoza? Pues no, yo creo que no. Yo creo que deberían mirarse todos el ombligo, y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Los profesionales de los servicios de urgencia lo han estado pasando mal, son gente muy curtida en pasar malos ratos, pero lo peor que llevan es la incomprensión. No es de extrañar, señora Roldós, que hayan declinado responsabilidades por no considerar ajustados los recursos para cumplir su misión. Sabe usted como yo, que es una obligación recogida en el código deontológico de los médicos poner en conocimiento de la dirección del centro y de las instancias superiores las deficiencias de todo orden que perjudiquen la correcta asistencia, y en este sentido han obrado correctamente.

Quizás, señora consejera, estas medidas que usted ha dicho que se han tomado debían haberse tomado con mayor premura, lo cierto es que he echado en falta más capacidad de reacción por la dirección de los centros ante los momentos críticos, reforzando plantillas, abriendo camas o creando comités de crisis en cada centro para coordinar la colaboración de los servicios con los servicios de urgencias. Sé que las circunstancias económicas son las que son, pero tiene que haber excepciones, y probablemente esta que hemos vivido era una excepción que merecía la pena un esfuerzo.

Parece que estamos de acuerdo en que tiene que haber un plan de urgencias, un plan de urgencias que no tenemos en Canarias, un plan que empiece desde los puntos de atención urgente de los centros de salud, un plan que analice el papel del Servicio de Urgencias Canario, un plan que elabore un estudio de los tiempos de respuesta de los dispositivos de transporte, un plan que realice un análisis de las expectativas de los usuarios, un plan que proponga una mejora de las dotaciones tecnológicas diagnósticas de los puntos de atención urgente, que racionalice los recursos respecto a la ubicación y el personal de esos centros, pero, sobre todo, un plan pactado y dialogado con los profesionales; esto es clave, señora consejera.

Desde luego, lo que no proponemos es lo que sugiere el señor Alarcó, su compañero, señora Roldós, que dice que la privada debe ser determinante en ese plan, es decir, más de lo mismo o peor. Lo que muchos pensamos que es el origen del problema su partido lo pone como solución "determinante", entre comillas determinante, porque insistía en que era determinante.

Me gustaría conocer la opinión de la consejería y de los otros grupos respecto a estas cuestiones, ¿debe basarse ese plan de urgencias que necesita Canarias, de urgencias sanitarias, en los centros privados como propone el Partido Popular?

Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte de los grupos solicitantes de la comparecencia, en primer lugar el Grupo Parlamentario Popular, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, ¿ha quedado claro, verdad, la falta de sensibilidad de esta consejera? Yo creo que no hay peor cóctel posible que la incapacidad, la ignorancia y la insensibilidad que demuestra cada día esta consejera, y también lamentablemente los grupos que apoyan al Gobierno.

Ante la situación que vivimos cada día en las urgencias, y no lo dice esta consejera, y me va a permitir, señor presidente, que ya que he solicitado el apoyo audiovisual pueda poner unas imágenes para que sus señorías puedan contemplarlas. Muchas gracias.

(La señora Roldós Caballero utiliza medios audiovisuales. Se oye la voz en off del señor presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Alonso Rodríguez, el señor alcalde de San Cristóbal de La Laguna, Clavijo Batlle, y de los locutores de Antena3 Canarias.)

Bien, señorías, un minuto y pico del tiempo de intervención, pero yo creo que más vale una imagen que mil palabras, y, desde luego, esas palabras no son del Grupo Parlamentario Popular, no son de esta diputada que les habla, sino son de los compañeros de este Gobierno, de los miembros de Coalición Canaria en dos instituciones muy representativas, una, el cabildo de esta isla de Tenerife y otra, el alcalde de La Laguna, donde se ubica el Hospital Universitario de Canarias.

Ellos han hablado de emergencia sanitaria, ellos han hablado de colapso sanitario, de inacción del Gobierno. Los propios socios de Gobierno, señor Morera, aquí en esta isla, en esta isla de Tenerife, su compañero el señor Abreu habla de la nefasta gestión de la señora Mendoza, él, en una carta publicada hace una semana en los medios de comunicación, hablaba de colapso sanitario, su compañero, el señor Abreu.

Y créame que no es agradable, señora Mendoza, tenerle que decir todas estas cosas, y no debe usted tomar mis críticas como algo personal porque no lo son, aquí los únicos que tienen derecho a tomárselo como algo personal son todas esas personas a las que hemos visto su rostro pixelado en las imágenes, son los pacientes, los pacientes que sufren innecesariamente de su desidia, de su incompetencia y de su insensibilidad, unos pacientes que, además, no comprenden el motivo de su sufrimiento. Mire, es una auténtica irresponsabilidad mantener que no existe colapso sanitario, esto no es una opinión del Partido Popular, es una opinión que sale todos los días desde principios de diciembre. Y, mire, nos han dado múltiples causas o culpas de esa situación de colapso sanitario: primero, nos la dio el señor Rivero, el que hoy ha salido huyendo, que el colapso se debía a que más de 400 pacientes ocupaban cama hospitalaria en situación de alta médica y que era debido a la cultura de las familias canarias que abandonaban a sus pacientes en los hospitales; después, como siempre, salió la señora Mendoza -que no hay quien la calle- echándole la culpa a Rajoy desconociendo que la competencia en materia sanitaria la tiene esta comunidad autónoma desde el año 94; después nos dice la señora consejera que era la gripe, ¡oiga, la gripe!, resulta que cuando uno ve la red centinela de vigilancia epidemiológica, cuando se empiezan a producir los primeros colapsos en las primeras semanas de diciembre, cuando la tasa de gripe en Canarias no alcanzaba los 60 pacientes por 100.000 habitantes y cuando ha habido el pico máximo de 178, el año pasado 350, y ha habido momentos en que el año pasado triplicó la tasa de gripe con respecto a la de este año, por lo tanto, la gripe no era; después le echó la culpa al frío, dijo que era el frío, ¡oiga!, es verdad que hemos tenido un invierno un poquito más frío que lo habitual en Canarias, nada comparado con otras latitudes, ¿verdad?; luego, ya en el colmo del desiderátum, la señora directora del Servicio Canario de la Salud antes de ayer nos decía a todos los canarios que la culpa era del carnaval, ¡oiga!, resulta que Santa Cruz de Tenerife este año es la primera vez que tiene carnaval y nosotros sin enterarnos; y ahora viene la nueva teoría que es la del señor Morera, que la culpa es de la privada, ¡oiga, de la privada concertada, que está en los mismos niveles que todos los demás años!

De verdad que la culpa, se lo digo sinceramente, y lo saben los profesionales, lo saben los pacientes, lo saben los medios de comunicación, es de Paulino Rivero que mantiene a una incompetente al frente de la sanidad canaria.

Y, además, señora Mendoza, me parece una auténtica desfachatez que usted suba aquí, y como dice su compañero, el señor Perestelo, ¡oiga!, ella sí que es una verdadera maestra de la demagogia, sube aquí y nos dice que las tarjetas sanitarias han bajado, que la población es más longeva, indudable, pero de un año para otro cumplimos un año más, no cumplimos de 20 en 20. ¿Que hay una patología ligada a la estacionalidad?, todos los años tenemos invierno, todos los años tenemos pico estacional de gripe que, además, en esta comunidad autónoma se da en las mismas semanas, en las primeras semanas de febrero, y, como ya he dicho, la mitad que el año pasado. Pero es que, además, usted nos dice que han bajado las urgencias, ¿qué es lo que pasa?, pues yo se lo voy a explicar: mire, señor Morera, en su hospital y en el mío, la semana pasada, el viernes pasado a las tres de la tarde, había 33 pacientes para ingresar en el Hospital Negrín, 33, usted igual que yo sabe que si eso pasa el viernes a las tres de la tarde esos pacientes se quedan en urgencias hasta el lunes, más los que vayan llegando con situación de ingreso, ¿verdad?, ¿cuántos habría el lunes por la mañana? Pero es que, ¿sabe usted qué pasa?, que a la vez que había 33 ya en urgencias esperando por ingreso, aquí a los genios de la sanidad no se les ocurre mejor cosa que cerrar la planta 6ª para pintarla, ¡buena época, se les va a secar rápido!

De verdad que esto si no fuera porque es tan triste, porque detrás de todo esto hay un enorme sufrimiento de un montón de gente... ¿Señora Mendoza, usted sabe que hay gente que espera diez, doce o catorce horas para ser atendida en urgencias? ¿Usted sabe que hay gente que está durante días en una camilla en urgencias, que está su familia allí al pie de la camilla, que no tienen la más mínima intimidad ni dignidad en una situación en la que esa persona está enferma, o le da igual? Porque, señora Mendoza, usted que va de experta en urgencias, y mire que le gusta a usted una foto, ni se le ha ocurrido ir a las urgencias del Hospital Universitario, ni se le ha ocurrido pasar por allí, pero eso sí, la hemos visto en bailes agarrados en las fotos de los periódicos, de las revistas, la hemos visto disfrutar de los carnavales, ¡faltaría más, señora Mendoza! Usted tranquila, usted tranquila, con esa sensibilidad que demuestra cada día... Eso sí, la bata que tiene en el despacho de la consejería se le va a apolillar, porque se la podría usted poner para acercarse a ver qué está pasando en los servicios de urgencias, para ver qué está pasando con esa gente que está sufriendo por su ineptitud, para tomar medidas -y en eso estoy de acuerdo con el señor Morera-, pues se ha demostrado esto que ha sido una falta de previsión, de capacidad...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí. Señora diputada tiene usted un minuto para concluir.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Sí. Voy concluyendo, señor presidente.

Creo que hay en esta comunidad una realidad dramática; creo que hay una responsabilidad clara y manifiesta del presidente del Gobierno que la mantiene a usted inexplicablemente en el puesto que ocupa; creo que hay una prioridad para todos y que ustedes lo llevaban en su programa de gobierno, en el programa electoral de cada uno de los grupos que conforman el Gobierno, en el Plan de reequilibrio económico y financiero de esta comunidad 2012-2014, en el discurso de investidura de Paulino Rivero, que era tener un plan de urgencias... Y a día de hoy, como siempre, sin plan de salud, sin plan de infraestructuras, sin plan de urgencias, sin nada de nada. Nada más que tenemos sufrimiento de pacientes y un Gobierno incompetente.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del otro grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Nacionalista, por tiempo de diez minutos, don José Luis Perestelo, tiene usted la palabra.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente, señorías.

Brevemente. Se lo dije antes, señora Roldós, no transmita usted fuera de la Cámara situaciones que no son propias de nuestro sistema democrático. El Gobierno en ningún parlamento del mundo está presente en este tipo de debates, es más, de verdad se lo digo, señorías, me siento completamente orgulloso de ver esta Cámara como está esta noche, con tantos diputados y diputadas en este Parlamento en una comparecencia, y uno, que ha estado en algún otro parlamento, sabe que esto no es habitual. Y por eso yo creo que nos tenemos que felicitar todos, por estar aquí, pero, indudablemente, lo lógico es que el banco azul solo esté ocupado por la consejera que comparece esta tarde.

Señores de la Mesa, no me parece -a este diputado humildemente- que el uso de los medios, auxiliares a las intervenciones, según lo que yo leo en el Reglamento por lo menos, sea para lo que hoy ha procedido en esta comparecencia. Me parece que cuando se habla del soporte de medios audiovisuales para la intervención de un diputado o de una diputada o del Gobierno no se refiere al uso que se ha hecho hoy de los medios audiovisuales; además, poniendo en el debate personas que no están en esta Cámara, al presidente de un cabildo, con el respeto que tiene el presidente de un cabildo, o al alcalde de la ciudad de La Laguna. Y que conste que como parlamentario y como miembro de Coalición Canaria comparto las declaraciones que hace porque su interés tiene que ser defender lo mejor para la sanidad.

Señor Rodríguez, cuando hablaba de que cuando se está en el Gobierno se dice que faltan medios y cuando se está en la Oposición que falta gestión, efectivamente, tendría para la segunda parte lo que significa medios en estos momentos, porque, indudablemente, la señora Mendoza no asume la Consejería de Sanidad viniendo desde cero, sino que viniendo de un proceso de transferencias, hay unos antecedentes y hay un momento puntual en el que la señora Mendoza se hace responsable de esta Consejería de Sanidad. Y tenemos que hablar de marco financiero, pues, por supuesto que sí; y tenemos que hablar de que este año, por ejemplo, hemos tenido 472 millones de euros menos para atender a los servicios sanitarios en Canarias con respecto al 2009; que esos 500 millones de euros menos se unen al histórico acumulado que, como consecuencia de la falta de financiación, que el anterior gobierno, la anterior consejera dijo aquí que iba a demostrarle al Gobierno de España, al presidente Zapatero y a la ministra Jiménez cómo nos debían, factura a factura, 1.200 millones de euros -1.200 millones de euros-, es decir, que ahora tenemos 2.000 millones de euros el déficit de financiación. Pero a ustedes, señores del Partido Popular, se les olvidó a cambio de una cartera en un ministerio, la cartera en el ministerio les tapó todos sus compromisos con esta tierra, todas las promesas que hicieron con esta tierra, todo aquello que iban a hacer y que no hacía el Gobierno anterior. Eso es lo que ocurre.

Pero es que, además, es que además, es que además, la señora Mendoza heredó una gestión anterior, y heredó, como no puede ser de otra manera, déficits que se habían acumulado en infraestructuras que había que construir y se construyeron, déficits en incremento de atención que había que atender y se atendieron, y esos déficits había que pagarlos, con el consiguiente añadido que el Gobierno de España en un momento determinado en el que ella asume la Consejería de Sanidad, no solo porque ella asume la Consejería de Sanidad sino porque es un marco financiero para el Estado español, dice que no se puede producir déficit, y que hay que, por tanto, en primer lugar, primar el déficit sobre los servicios públicos, unido, como decíamos antes, a la bajada de financiación de la sanidad.

Luego, ese es el marco en el que la señora Mendoza asumió sus responsabilidades en la Consejería de Sanidad. Efectivamente, es su responsabilidad, ella la ha asumido, y lo está haciendo y está trabajando ocupándose de los problemas de la sanidad, y está trabajando, con la financiación que tiene, con el déficit que ha recogido, y pagando sin rechistar, y trabajando por darnos la mejor sanidad a todos los canarios.

Yo creo, señorías, que es bueno que centremos el debate, como le decía en la primera intervención, porque no es bueno hacer demagogia, no es bueno jugar en esta Cámara legislativa con situaciones concretas y personales, dramas muchas veces, difíciles para todos, que quien más sufre esos problemas seguro que es la propia consejera de Sanidad. Es injusto lo que se ha dicho aquí en esta Cámara esta tarde en relación con la consejera de Sanidad de este Gobierno. Es absolutamente injusto lo que se ha hecho esta tarde con la consejera. Pero bueno, como parece que ese es un criterio de la Mesa, si es de fuera, se le puede decir de todo, pero ellos no pueden decir nada. Pues, vamos a tener que seguir así.

Señorías, hoy se ha puesto también en tela de juicio, lo que es la urgencia y por qué se produce el incremento o esos picos que se producen en las urgencias. Yo creo que sería bueno en este planteamiento que hacía el señor Rodríguez antes, que se pudiera plantear en comisión, en un debate sosegado, tranquilo, lo que la propia Organización Mundial de la Salud define como urgencia sanitaria, porque, tal vez, tendríamos que entrar en algunos debates, cuando usted hablaba de tasa de epidemiológicas en relación con el número de personas que, efectivamente, utiliza las urgencias, que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Por tanto, no se puede utilizar una tasa que no corresponde con la realidad objetiva de las urgencias que se producen.

Como digo, define urgencia sanitaria como la aparición fortuita, imprevista o inesperada, en cualquier lugar o actividad, de un problema de salud de causa diversa y gravedad variable, que genera la conciencia de una necesidad inminente de atención por parte del sujeto que lo sufre o de su familia. Así es como define la Organización Mundial de la Salud lo que es una urgencia sanitaria. Por tanto, señorías, algunos que conocen muchísimo más que yo, por supuesto, lo que es la urgencia sanitaria, y conocen mucho más que yo estos contenidos, es algo variable, no es algo homogéneo, hay heterogeneidad en la propia urgencia, causa directa y gravedad variable, y engloba aspectos objetivos, como son la gravedad y la agudeza del proceso, imprevisto o inesperado; aspectos subjetivos, conciencia de una necesidad inminente de atención, que genera en el usuario la expectativa de una rápida atención y resolución. Lo que indica que, por una parte, todas las urgencias no son iguales y, por otra, que la urgencia y la gravedad no son sinónimos.

Por tanto, yo creo que son conceptos que debiéramos trabajar, para poder ponernos de acuerdo en el debate que tenemos planteado hoy en esta Cámara.

En resumen, señorías, el individuo elabora un autodiagnóstico tras la sensación de pérdida de salud, que es el determinante de la demanda en relación con el conocimiento personal de la oferta de recursos sanitarios, y decide acudir al punto donde cree que su atención va a ser más efectiva en ausencia de criterios éticos o de gasto. Eso lo sabemos también, señorías. Muchas veces los ciudadanos, los usuarios, no vamos al centro que nos corresponde en el horario que nos corresponde, sino que utilizamos directamente la vía de la urgencia hospitalaria. Eso ha producido, sin ninguna duda, y eso lo tenemos que reconocer todos, porque todos, como decía antes, hemos tenido responsabilidades de Gobierno, eso ha producido un incremento notable en las demandas de estos servicios.

Hay factores que justifican el incremento de esta demanda, y a las que la consejera hacía antes mención en su intervención, y que compartimos. Pero también hay un factor determinante, que es la oferta. En función del esfuerzo presupuestario que se ha hecho por el Gobierno, se ha incrementado la oferta de asistencia sanitaria hospitalaria, y, por tanto, la ciudadanía, que siente un mayor grado de seguridad, o por lo menos de tranquilidad, asistiendo a esos centros, pues, indudablemente producen ese incremento, y, como les decía en mi primera intervención, no hay presupuesto alguno, y en esta comunidad autónoma menos, con el sistema de financiación y con la situación actual, que soporte y que tenga mecanismos de respuesta adecuados para que en todo momento, en cada minuto, se pueda actuar de manera correcta.

Por eso, señorías, yo creo que hay que valorar el esfuerzo que está haciendo el Gobierno. Usted ha sido consejera de Sanidad y debe ser consciente de la realidad económica de la consejería. Démosle un tiempo a la consejera, que está trabajando para resolver y se está ocupando para resolver el problema de las urgencias sanitarias en Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, para concluir la comparecencia, doña Brígida Mendoza, por tiempo de quince minutos, tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Me alegro de que le parezca simpático todo esto, señora Roldós, a mí no me lo parece.

Señorías, me piden en esta comparecencia que explique cómo están los servicios de urgencias de nuestros hospitales, y les puedo resumir uno por uno.

Hospital Nuestra Señora de la Candelaria -y además con recursos humanos, si los quieren-: ha disminuido el número de urgencias desde el año 2009, la presión de urgencias la mantiene entre un 63 y un 70 %, tiene 36 médicos, 64 enfermeras y 56 auxiliares de enfermería. Tiene mayor frecuentación repetidamente desde los meses de octubre hasta enero y repunta en marzo.

Hospital Universitario de Canarias: ha disminuido el número de urgencias de forma progresiva desde el año 2009, la presión de urgencias está entre un 58 y un 62 %, y tiene la frecuentación semejante a La Candelaria. Tiene como personal: 28 médicos, en este momento 30, 56 enfermeros y 51 auxiliares de enfermería.

Hospital Doctor Negrín: ha ido disminuyendo las urgencias desde el año 2009, con una presión de urgencias entre 53 y 56 %. Tiene mayor frecuentación entre octubre a enero y repunta en marzo -todos tienen un repunte en marzo.

Hospital Insular: sufrió un incremento de 2008 a 2009 y desde entonces se mantiene estable, su presión de urgencia está entre 63 a 66% y la distribución de la frecuentación es más variable.

El Materno Infantil: está disminuyendo progresivamente respecto a 2009 y se mantiene estable en la frecuentación a lo largo de los meses.

La Palma: el número de urgencias ha ido disminuyendo desde el año 2010, la presión de urgencias está entre un 67 y un 70 %.

Fuerteventura: disminuye progresivamente desde 2007, presión de urgencias entre un 69 y un 70 %.

Hospital Manuel Molina Orosa: tiene una disminución de urgencias desde 2009 y mantiene una presión del 74 al 77 %.

Nuestra Señora de Guadalupe, en La Gomera: disminuyó progresivamente desde 2007 hasta la actualidad, y mantiene una presión entre 79 y 89 %.

Y Nuestra Señora de los Reyes, en El Hierro: las urgencias aumentaron desde el año 2010 hasta 2012, para bajar en 2013, y su presión de urgencias, es decir, las hospitalizaciones, están entre un 80 y 84 %.

Miren, señorías, en el año 2014, estudiados los datos desde el año 2006 a 2013, y los de 2014 de enero y febrero en los cuatro hospitales de referencia, se objetiva que el número de urgencias se ha mantenido estable a excepción del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria y el Hospital Universitario de Canarias, y discretamente también se ha dado un incremento en el Hospital Doctor Negrín, en relación a los mismos meses de enero y febrero del año 2013. Si se ha objetivado una tendencia al aumento de pacientes que precisan -como dije antes- ingreso hospitalario, con unas características en el Hospital Universitario de Canarias y en La Candelaria, son pacientes de más de 80 años, pluripatológicos, y los motivos de ingreso son procesos respiratorios o descompensaciones de patologías de base.

En un comparativo de todos los hospitales, la disminución de las urgencias -y es que los números son así porque se ha estudiado desde el año 2006 e, incluso, desde el 2003, que empezamos a tener datos- es de un 4,17 %; y este 4,17 % es solo la disminución de 2012 a 2013.

Por tanto, señorías, la respuesta general, y habiendo evaluado los técnicos todos los servicios de urgencias de todos los hospitales, es la tendencia a la disminución de la frecuentación, así como la repetición de la estacionalidad que, le guste o no escucharlo, está demostrada, que se repite año tras año, y les diré que precisamente en los años donde hubo mayor afluencia fue el 8, el 9 y el 10. Eso también está registrado y se ha reflejado en los medios de comunicación, y yo se lo puedo enseñar, que ya lo enseñé el otro día. Todo esto (Mostrando un documento a la Cámara) son portadas del año 2008, 2009, pero, como parece que no queda muy claro, pues, mire, además del 8 y el 9 que tengo aparte, el 8, el 9 y el 10, motivos de urgencias de todos los hospitales con colapso y con explicaciones.

Mire, señora Roldós, aquí está, esto está en las hemerotecas y esto está para quien lo quiera buscar. Y mire, en esos años -2008, 2009 y 2010- yo no estaba; había otra consejera, la señora Roldós, y estas son las portadas que he dicho de los servicios de urgencias colapsado. Y eso era buena gestión, a pesar de que se atribuyera -y aquí está- a libranzas de personal y a la gripe, ¡mire por dónde!, y a la gripe, ¡curioso!, a la gripe y a la libranza de personal. "La Consejería -cito textualmente-, de Sanidad en el Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, achacó ayer el colapso en los servicios de urgencias, denunciado por los médicos, denunciando que los médicos tenían libranzas de personal, con motivo de fin de año, y a la mayor incidencia de los casos de gripe en las islas, martes 13 de enero del año 2009 (Rumores en la sala), ¿y ahora eso es mala gestión? Ahora es mala gestión, eso se llama cinismo por parte del Grupo Popular.

Pero miren por dónde, este año, justamente este año en el que se objetiva un incremento respecto a enero y febrero del año 2013 en Candelaria, Negrín y el HUC este año, 2014, somos un objetivo de crítica, y esta consejera al parecer una diana para poder hablar de ineficacia, de mala gestión, de irresponsabilidad, entre otros calificativos. Pero no es casualidad que en las portadas, que están porque ya se las enseñé, podamos ver y puedan ustedes leer las críticas que en algún momento..., o las publicaciones que se hicieron en el 8, en el 9 y en el 10. Y de la misma forma que la anterior consejera negó el colapso de las urgencias, y yo lo entiendo, lo entiendo, y mire, es que están aquí, y es que se nombraban los mismos hospitales, y usted no hizo nada, y yo digo también que no hay colapso por razones que voy a darles, porque estamos trabajando sobre la tendencia que habíamos detectado, señor Morera; por eso se está atendiendo a todos los pacientes, como no puede ser de otra manera, con personal que está cansado, lo puedo entender, y se ha reforzado, y se han ido contratando progresivamente; se hospitaliza a aquellos que lo requieren, y este año se está viendo menor número de pacientes que en los años 2008, 9 y 10, pero sí es verdad que se ha incrementado en relación al año 2013, en los mismos meses, y que están precisando mayor número de ingresos hospitalarios.

Las estructuras físicas son las mismas, con una diferencia: nosotros venimos ampliando espacios, progresivamente, en el HUC y en La Candelaria desde noviembre, diciembre, enero y febrero, y están preparados en el Hospital Doctor Negrín y en el Hospital Insular, y no han tenido que usar zonas de expansión.

Otro dato más, muy importante, los gerentes de los hospitales de Tenerife, del HUC y de La Candelaria, son las mismas personas que ocupaban las gerencias en la legislatura anterior, luego, ¿no tendrán crítica de su gestión, que era buena entonces y mala ahora? Esta consejería ha tomado medidas: además de aumentar el espacio y las camas, hemos contratado personal, en el HUC 56 camas y se han contratado 45 trabajadores entre médicos, personal de enfermería y refuerzo de informadores; en La Candelaria, 34 camas y se han contratado entre enero y febrero 52 personas, fundamentalmente de enfermería, porque es lo que las gerencias, que estuvieron ya antes, estimaron más necesario.

Y, señor Morera, por eso digo que han sido progresivos: se ha constituido un grupo de trabajo en el HUC, en el que participan calidad, subdirecciones médicas y de enfermería y médicos responsables de urgencias, que han valorado y están valorando y siguen valorando nuevas soluciones. Estamos trabajando para acelerar la apertura del servicio de urgencias del hospital del Norte, y en colaboración con el Cabildo de Tenerife, dentro de sus competencias, se abrirán 50 camas sociosanitarias. Los concursos de equipamiento del Norte: unos están finalizados y otros están en marcha; y todo ello reorganizando los ingresos programados quirúrgicos, y se mantiene la actividad quirúrgica, por tanto, los quirófanos están funcionando.

Por tanto, es lamentable que algunas personas estén utilizando una situación que preocupa y en la que estamos trabajando para intentar de forma torticera hacer creer que no se está haciendo nada, y todo para desgastar a este Gobierno.

Parece que todos se han olvidado de que vivimos unos tiempos muy complicados, como decía el señor Rodríguez, y pretenden que parezca que todo, hasta la necesidad de hospitalización, parezca una mala gestión. Pero, claro, algunas personas con tal de hacer méritos en su partido usan cualquier argumento, y ninguno de ustedes me ha escuchado decir, que no pasa nada, y sí me han escuchado decir que, a pesar de que estamos viviendo unos ajustes brutales por parte del Gobierno de España, estamos trabajando y seguiremos trabajando para mantener una sanidad pública y continuar dando respuesta a las prioridades y a nuestra ciudadanía.

En otras comunidades se han ajustado las plantillas sanitarias o se han efectuado privatizaciones en ámbitos sanitarios. En Canarias hemos mantenido la plantilla orgánica de nuestra sanidad pública y no estamos cumpliendo -es verdad- el decreto del Gobierno de España de cubrir solo el 10 % de las vacantes de médicos, los estamos contratando al 100 %. Y los hemos contratado para poder trabajar por la mañana y por la tarde y que funcionen los hospitales todo el día, y eso nos ha permitido no solo contener listas de espera, sino presentar, además, datos en los que la lista de espera desde mayo de 2013 empieza a bajar, y continuará bajando. Y, además, hemos seguido adelante con el hospital del Sur de Tenerife, con una adenda 10, por la que se traspasaron al cabildo 4 millones de euros para adaptar el edificio sociosanitario a las necesidades sanitarias, y estará finalizado este año, tendremos el hospital del Sur este año; y en el hospital del Norte hemos abierto las consultas y este año abriremos, cuanto antes, las urgencias, y sin privatizar; continuamos con las obras del hospital de Fuerteventura; y estamos construyendo el cuarto búnker para el acelerador guardado, que no guardé yo; hemos licitado ya el quinto búnker, el quinto acelerador lineal en Gran Canaria; estamos cambiando el acelerador lineal en La Candelaria, la bomba de cobalto del HUC con otro acelerador lineal, y todo ello con 500 millones de euros menos que en el año 2009 donde no se hizo nada de esto. Es decir, estamos trabajando y mejorando la sanidad. ¿Qué podríamos haber hecho si hubiésemos tenido más recursos económicos?, ¿qué podríamos haber hecho?, muchas más cosas.

Y, desde luego, para no repetir aquella frase que han dicho aquí algunos diputados de que saco pecho, por supuesto, que no saco pecho, quedan muchas cosas por hacer aún con las difíciles condiciones que tenemos, pero, nadie podrá decir que no tenemos una buena sanidad.

Y no dejaré de reclamar el déficit histórico de financiación al Gobierno de España y, en cambio, no he escuchado ni una sola voz del Partido Popular en Canarias en esta legislatura, como lo reclamaron en la anterior, y a modo de ejemplo, miren el Diario de Sesiones 42/2008, la comparecencia 259, intervenciones del señor Antona y de la señora Roldós, las pueden mirar (Mostrando un documento a la Cámara), y ahí reclamaban, en ese momento, 1.000 millones de euros a la financiación per cápita al Gobierno de España... (Murmullos en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Perdón, señorías, perdón, señora consejera.

Señorías, por favor, de ambos bancos, guardemos la forma, nos quedan cuatro minutos y si todos esperamos un poquito y nos callamos pues dejamos terminar a la consejera y nos vamos todos.

Señora consejera, puede proseguir.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, gracias, señor presidente.

Y, por cierto, cuando hacían referencia antes al Plan de Urgencias, ¿se refieren a aquel que no terminó la anterior consejera, que ahora no hay financiación y que hizo correr ríos de tinta?, ¿es ese?, aquí está, sí. ¿Y eso es lo que les importa nuestra sanidad? Mire, ni una sola reclamación y sí todas las críticas del mundo, como si Canarias se hubiese quedado en una burbuja y no hubiese sufrido recortes por parte del Gobierno de España, y se me exige que tenga resultados como si no tuviese 500 millones de euros menos que los que tuvieron en el año 2009, y, es más, siendo la tercera comunidad peor financiada por parte del Gobierno de España, del Partido Popular, y con 252 menos que cualquier otro, el Gobierno de Canarias ha apostado por unos servicios públicos y los mantenemos abiertos y mantenemos obras priorizadas adelante. Esto no está pasando en otras comunidades, donde se han cerrado hospitales, servicios de urgencias, donde se han disminuido camas y les invito a que miren qué pasa en otros servicios de urgencias, pero, claro, ahí también se ha privatizado, se han mandado pacientes de listas de espera a otros sitios, aquí en Canarias no, la sanidad sigue siendo pública, con mayúsculas. Pero, claro, hay que tener en cuenta algo importante, están gobernadas por el PP y eso no se cuestiona. No se puede ser cínico, señorías, no se puede decir que falseamos los datos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí, señora consejera, un minuto para concluir, por favor.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): No se puede ser cínicos, falseamos los datos cuando mejoramos, mal gestionamos cuando sube, como pasó en el año 2012 en todas las comunidades con la lista de espera, no se puede decir que gestionemos mal porque el número de pacientes que acuden a urgencias aumenta, ya que estando en la consejería otra consejera, la anterior consejera, perteneciente al Partido Popular, también tuvo ese problema y ahí está documentado.

Y por si miran qué está sucediendo en otras comunidades, vayan a verlo, miren, desde luego, lo que al contrario de su continuidad con el recorte, al contrario de la continuidad con el recorte presupuestario en estos tres últimos años es la muestra de que seguimos haciendo, en esta legislatura, las cosas bien, pero ustedes, señorías, en la oposición eso no lo soportan. Y que me usen a mí es lo de menos porque sí, soy la consejera de Sanidad y estoy trabajando y todo mi equipo está haciendo todo lo posible por la ciudadanía, pero, desde luego, sí hay una cosa que no pueden cambiar, en el año 2013 y en un estudio europeo somos la región número...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Señorías, se suspende la sesión hasta mañana a las nueve y cuarenta y cinco de la mañana.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y cuarenta y cuatro minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1487 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre los servicios de urgencias en los hospitales públicos.