Diario de Sesiones 118/2014, de fecha 9/4/2014
Punto 10

8L/PNL-0324 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE AUDITORÍA DEL SISTEMA DE CONTROL, GESTIÓN E INFORMACIÓN DE LAS LISTAS DE ESPERA SANITARIAS.

El señor PRESIDENTE: Siguiente proposición no de ley -que era la anterior del orden del día-, del Grupo Parlamentario Popular, sobre auditoría del sistema de control, gestión e información de las listas de espera sanitarias.

Doña Mercedes Roldós Caballero tiene la palabra.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señoras y señores diputados.

Intervengo en nombre de mi grupo parlamentario para defender la proposición no de ley relativa a solicitar del Gobierno de Canarias una auditoría del sistema de control, gestión e información de las listas de espera sanitarias.

Como ustedes conocen, señorías, los indicadores y requisitos mínimos básicos y comunes en materia de información sobre las listas de espera sanitarias, tanto las relativas a las intervenciones quirúrgicas como a las consultas especializadas como a las pruebas diagnósticas y terapéuticas, están regidos por dos normas: una de ellas es el Real Decreto 605/2003, que posteriormente fue desarrollado en nuestra comunidad autónoma por el Decreto 116/2006. Señorías, ambas normas están inspiradas en la vigente todavía Ley General de Sanidad y constituyen no solamente una herramienta imprescindible para la administración eficiente de los recursos sanitarios, sino que, lo que es más importante todavía, salvaguardan el derecho de los pacientes y de los usuarios a recibir información veraz sobre las listas de espera.

Pero, señorías, en esta comunidad autónoma, en los últimos tiempos, las listas de espera sanitarias son motivo de controversia. En los últimos cortes evaluativos presentados por el Gobierno de Canarias, cada vez más ha sido puesta en tela de juicio la veracidad de los datos divulgados por el Gobierno de Canarias, por la Consejería de Sanidad. De hecho, son unánimes las sospechas de manipulación, de maquillaje de las listas de espera, que han sido denunciadas públicamente por los pacientes y usuarios, por las organizaciones de usuarios, por todos, todos los sindicatos, sin excepción alguna, por los profesionales sanitarios, por las instituciones colegiales de esta comunidad autónoma, incluso hasta por el Diputado del Común, que el año pasado acusaba a la Consejería de Sanidad de falsear los datos de lista de espera. Y esta acusación, esta denuncia tan dura del Diputado del Común, Jerónimo Saavedra, hasta ahora no ha sido ni desmentida ni investigada.

Y, señorías, por lo tanto, no estamos ante la confrontación de interpretaciones o el análisis crítico de los datos que nos suministra la consejera de Sanidad. No, estamos ante una duda más que razonable sobre la veracidad de los datos que suministra la Consejería de Sanidad. Una duda más que razonable que es acrecentada por los modos y manera de una consejera de Sanidad que, año tras año, corte evaluativo tras corte evaluativo, viene aquí a esta Cámara a rastras -tarde, mal y a rastras-, viene tarde, mal y a rastras a dar cuenta y a publicar en la página web para difusión de todos los canarios, para conocimiento público de los usuarios y pacientes de la comunidad autónoma, de las listas de espera. Con tiempos prolongados, excesivos y ante el bochorno de toda esta Cámara de tener una consejera que, yo recuerdo el corte evaluativo del 30 de junio del 2013, estaba interviniendo el portavoz del Grupo Mixto, el señor Román Rodríguez, y en ese momento colgaba en la página web los datos de lista de espera, eso sí, bloqueando los del año anterior para que no pudiéramos hacer la comparativa, y este año, ya en el 2014, el corte evaluativo de diciembre, en marzo teníamos presentada, el Grupo Parlamentario Popular, en marzo, teníamos presentada la petición de comparecencia para hablar de ese corte evaluativo de diciembre, ¿y qué hacía la consejera? Un día antes, hacer una rueda de prensa de aquella manera.

Pues señorías, lo que le pedimos, desde el Grupo Parlamentario Popular, es algo muy sencillo: evaluación externa, evaluación independiente y externa del sistema de listas de espera. Nosotros pedimos el apoyo por el bien de la transparencia y de la garantía de los ciudadanos. Si ustedes, señorías, con su voto no lo apoyan será que tienen algo que ocultar. Algo que ocultar que va en descrédito de la política y de la sanidad canaria. Algo, que a lo mejor tienen ustedes, señorías, que tapar las vergüenzas de la consejera más incompetente de la historia de esta comunidad autónoma.

Por lo tanto, señorías, si hay verdad, ¿qué miedo tienen de apoyar esta iniciativa? Evaluación independiente, externa para constatar, para mejorar, para seguir avanzando en esta comunidad autónoma. Las auditorías son algo habitual en cualquier procedimiento, las auditorías se hacen para detectar fallos, para mejorar en los procedimientos, para mejorar la atención a los ciudadanos y, en este caso, para recuperar la credibilidad en las instituciones sanitarias. Miren, es que la pérdida de credibilidad por parte de la sociedad canaria mayoritariamente en las autoridades sanitarias es un elemento muy grave, porque, mire, los gobiernos pasan, los gobiernos pasan y hay alternancia política, tan sana democráticamente, pero la pérdida de confianza de los ciudadanos en las instituciones sanitarias. La pérdida de credibilidad ante una duda más que razonable de engaño, de mentira, de fraude, de maquillaje, no es del Grupo Popular, no es desde esta diputada que les habla, es, como les he dicho antes, de toda, sin exclusión, toda la sociedad canaria. Toda la sociedad canaria -les decía antes: sindicatos, con independencia de su adscripción o de su tendencia política; organizaciones de consumidores y de usuarios, con independencia de sus creencias políticas e ideológicas; los pacientes; los profesionales- un día sí y otro también denuncia la manipulación, la manipulación en las listas de espera.

Miren, señorías, a ustedes, igual que a nosotros, nos encontramos todos los días con pacientes que nos dicen: "he ido a pedir hora para una intervención quirúrgica, he ido a pedir hora para una prueba diagnóstica y para una consulta" y le contestan con el "vuelva usted mañana", con el "ya le llamaremos". Eso resta credibilidad y eso es algo constatable; eso les pasa a los ciudadanos un día sí y otro también en esta Comunidad Autónoma de Canarias. Por lo tanto, señorías, si ustedes, los grupos que apoyan al Gobierno, y el resto de los 60 diputados de esta Cámara, si no tienen miedo a la verdad, si quieren mejorar la vida de los canarios, si quieren mejorar un elemento sustancial como son las listas de espera... Porque yo les tengo que recordar, señorías, que los sistemas, a los que hacía referencia, de información de listas de espera tienen una doble vertiente, tienen la doble vertiente en esos dos decretos -tanto el del Estado como el autonómico-, tienen la doble vertiente de garantizar a los ciudadanos una información veraz y fidedigna; pero tienen la otra vertiente, señorías, que es la de la disminución de las listas de espera. Y, señorías, ni una cosa ni la otra. Porque en esta comunidad autónoma en esta legislatura, ostentamos el triste récord, el triste récord, que, desde que llegó la señora Mendoza de la mano del señor Rivero, resulta que la lista de espera quirúrgica de más de seis meses se ha aumentado, con los datos que suministra la consejería, un 224 %.

Ayer le preguntábamos sobre la obesidad mórbida y, con los propios datos que da la consejera, en el último año y medio se ha aumentado un 122 % la lista de espera. Los tiempos de demora media, el tiempo que tarda uno en ser intervenido quirúrgicamente, se ha aumentado un 50 % en esta comunidad autónoma. Y, señorías, habrá que auditar el sistema para encontrar dónde están los fallos; y si tan seguros están de que lo están haciendo tan bien como dice la consejera, ¿qué miedo tiene? Le reforzaría, ¿verdad? Una auditoría externa que le venga a decir, de manera independiente: "oiga, están ustedes diciendo la verdad y lo están haciendo francamente bien", mire usted por donde les iba a reforzar la posición. En caso contrario de que ustedes no apoyen esta iniciativa, es que mucho tienen que esconder, es que muchas vergüenzas tienen que tapar.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

Fijación de posiciones... Ay, perdón, sí, dígame, don Asier.

El señor ANTONA GÓMEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Simplemente para, me han alertado mis compañeros, que creo que me he equivocado en la votación anterior de la PNL y, evidentemente, no es un motivo de indisciplina, sino de error, bien mío o técnico, para que se corrija en el Diario de Sesiones.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muy bien. Eso es una práctica también que suele suceder, a efectos del Diario de Sesiones consta que había un error en la votación de la PNL anterior. Se puede manifestar, para que conste en el Diario de Sesiones. Los números de la votación quedan como están, señorías, tranquilos, pero tiene derecho a que el Diario de Sesiones recoja su voluntad.

Continuamos. Grupo Parlamentario Mixto, fijación de posiciones en relación con la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

No, no, no me gusta esta parte del debate. Vamos a ver, el sistema sanitario es un sistema público universal donde la confianza es una de las claves de su éxito, con crisis y con problemas de capacidad de respuesta en estos momentos y también con crisis de credibilidad.

Los sistemas de información son esenciales porque son derechos de la gente y porque son instrumentos para medir el funcionamiento de la cosa pública. De manera que su cuestionamiento tiene que hacerse con cautela y sus mejoras son siempre exigibles. De forma que, aun entendiendo las desconfianzas que hay sobre el sistema de registro en esta materia, y, por ejemplo, que no aparecen algunos de sus contenidos; porque tanto en el real decreto como en el decreto las pruebas complementarias forman parte de los asuntos pendientes, y las comunidades autónomas han ido eliminando las pruebas complementarias y las pruebas diagnósticas, las intervenciones quirúrgicas, las consultas de especialistas y las pruebas, y está en el real decreto estatal y en el decreto de Canarias y, sin embargo, no aparecen. ¿Por qué no aparecen? ¿Porque son difíciles de registrar? Es verdad, no es fácil, pero también hay que saber que, de aparecer las pruebas diagnósticas, en vez de 50.000 personas aparecerían 70 u 80; que es el criterio que utiliza el que les habla cuando evalúa los casos pendientes en materia sanitaria, de atención.

De forma que sé que, si no hay acuerdo, esto no sirve de nada. Yo sé que predico en el desierto, pero sería muy interesante que lográramos mejorar los sistemas de registro y mejoráramos con ello el crédito de los registros ante la ciudadanía. Y, por ejemplo, que aparezcan en este registro -muy importante, que no están- y acabo de repasar de nuevo el real decreto y en el decreto canario y aparecen intervenciones quirúrgicas, consultas especializadas, pruebas diagnósticas y terapéuticas. De manera que sería muy interesante que esto apareciera, porque lo dicen las leyes y no aparece. Y creo que no es la única comunidad que ha ido eliminando esto, hay más comunidades en España que se han quedado solo con los diagnósticos y con el tema.

Si el lenguaje de la PNL se suavizara, lo digo con claridad, nosotros estaríamos de acuerdo en el sentido de que no dé la sensación de que estamos seguros de que esto está manipulado. Yo tengo alguna duda sobre el tema. En vez de verificar, mejorar. La señora proponente hablaba de mejorar. Bueno, pues el término "mejorar" es un término esencialmente positivo, que abre el abanico y que pudiera ser razonable y a lo mejor pudiera ser hasta aceptable para los partidos que sustentan al Gobierno. Que buscáramos un auditor externo para que nos ayude a mejorar los sistemas de registro y para que estos se adecúen a la norma, porque, insisto, este registro que estoy comentando no está, o al menos yo no lo conozco, pues me parecería suavizar un poco, digamos, lo de la verificación. Porque da la sensación, con la redacción, de que estamos seguros de que hay una manipulación. La verdad que algunas sospechas se dan, porque cuando los colegios profesionales son tan contundentes o cuando el Diputado del Común dice que lo que dicen los registros no es lo que responden a él... Esto está dicho en los medios de comunicación y es una institución que depende de este Parlamento, y hay que darle de entrada crédito, a no ser que demostremos el error. Ha dicho, en los medios de comunicación, que no coinciden lo que se publica con lo que a él le responden cuando solicita información. Tiene una relevancia que no voy a decir que definitiva, pero tiene su relevancia, ¿no?

De manera que yo pediría, si sirve para algo y, si no, nos abstendremos, modificar el lenguaje de la PNL, y que los partidos que sustentan al Gobierno se pensaran la auditoría, no tanto para fiscalizar o cuestionar, sino para mejorar el sistema de registros porque el sistema tiene deficiencias, hay información que no aparece, y el sistema está ciertamente discutido. No quiero decir yo con ello que nosotros desde aquí arrojemos más incertidumbre sobre un tema del que no se debe desconfiar. Los sistemas de información pública, insisto, están reglados, son derechos de la ciudadanía, y en el ámbito de la sanidad son derechos especialmente sensibles, ¿eh? Y, por lo tanto, todo el esfuerzo que hagamos desde esta Cámara para que el gobierno de turno mejore en esta materia yo creo que estaría bienvenido. Y como lo que se aprueba aquí es esta parte dispositiva y no las valoraciones, pues yo pediría, si fuera posible, buscar una entente, suavizar el lenguaje, y que el Gobierno pudiera evaluar, con agentes externos, que los hay -hay sociedades científicas que pueden echar una mano en este proceso, el propio ministerio, en fin, no sé si hay algún instituto público por ahí que haga estos trabajos- que nos ayudarán a perfeccionar los sistemas de registro, de consignación y de publicación fácil.

Si nos encasquillamos en lo otro también vale y forma parte de la lógica de la política. En ese caso, nosotros nos abstendríamos si no hay una mejora del texto y un cierto consenso, porque entonces podemos estar haciendo más daño que respuestas al problema.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

El procedimiento, vamos a ver cómo responden los demás grupos, vamos a ver cómo responden los demás grupos a esa iniciativa, y, si responden en positivo, tendría usted al final una intervención para si está de acuerdo.

(La señora Roldós Caballero solicita la palabra.)

Doña Mercedes, dígame, dígame.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Señor presidente, solamente para aclararlo: los autores de la iniciativa es el Grupo Parlamentario Popular. El Grupo Mixto está proponiendo, si no es así, que me corrija...

El señor PRESIDENTE: Sí, doña Mercedes, doña Mercedes, vamos a no ser...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): No, discúlpeme...

El señor PRESIDENTE: Es lo que le he dicho.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Pero vamos a ver, la tramitación, cuando se propone una enmienda in voce...

El señor PRESIDENTE: Pero que no hay necesidad de su palabra, porque si hay algún grupo que no la apoya, ya no sirve.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Sí, pero, pero, pero...

El señor PRESIDENTE: Deje usted que hablen, deje usted que hablen los demás.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Disculpe, presidente. Si usted, si usted...

El señor PRESIDENTE: El presidente está llevando correctamente el debate, doña Mercedes, de verdad. Si los demás grupos...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Pero... le estoy pidiendo una aclaración.

El señor PRESIDENTE: Los demás grupos tienen derecho a...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Señor presidente, es que es reiterativo usted en no escuchar a esta diputada, de verdad.

El señor PRESIDENTE: No, porque dije que al final usted tendría la...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: ¡Doña Mercedes! ¡Le llamo al orden por primera vez!

La Presidencia está llevando correctamente el debate. Usted, le dije claramente que usted al final tendría la palabra, si los demás grupos estaban de acuerdo con la intervención del Grupo Mixto y eso es correcto. Usted tiene la última palabra, pero la última, si es que los demás grupos están de acuerdo, ¿de acuerdo? Y usted, por favor, procure atenerse, que la Presidencia no le tiene ninguna manía y cuando se equivoca le pide disculpas aquí o en el pasillo o donde sea, no se preocupe. Pero usted, usted procure leerse el Reglamento y atenerse a las decisiones de la Presidencia, aunque se equivoque la Presidencia, que para eso están la Junta de Portavoces y la Mesa, para que me corrijan.

El presidente había dicho, y lo repito para que quede claro: el Grupo Mixto, el señor portavoz, don Román Rodríguez, hace una propuesta; los demás grupos no han intervenido, la Presidencia quiere escuchar la opinión de los demás grupos y, si procede, escucharé la suya, porque si hay algún grupo que no la apoye, aunque usted quiera, no tiene validez, porque tiene que haber unanimidad, ¿de acuerdo?

Grupo Parlamentario Socialista. Don Jesús Morera.

El señor MORERA MOLINA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Bueno, la exposición de motivos de esta proposición no de ley está cargada de detalles que justificarían de entrada no seguir leyendo el resto. Porque ustedes, porque ustedes ponen en tela de juicio los datos elaborados por unos empleados públicos que son, por cierto, los mismos que preparaban los datos cuando ustedes estaban en la consejería. Porque ustedes hablan de manipulación de datos, que se manejan de acuerdo a un real decreto vigente desde el 2003 y común para todas las comunidades autónomas. Porque ustedes dudan sobre la veracidad o falta de credibilidad en las autoridades sanitarias. Por todo ello, ustedes generan una repulsa y un rechazo directamente a su propuesta.

Simplemente el lenguaje provocador de la exposición de motivos es causa para denegar la proposición. Diera la impresión, si se aprueba esta proposición no de ley, que se acepta el contenido de la introducción, que ya sé que no es lo que se vota, pero pudiera dar esa impresión. Miren, es verdad que es posible que todos los pacientes que están esperando por una prestación sanitaria -ya sea una intervención quirúrgica, una consulta o una prueba diagnóstica- no estén en los números de la lista de espera. Y digo que es posible porque así lo permite el Real Decreto 605/2003.

La lista de espera que se publica, como hacen el ministerio y otras comunidades autónomas, es la lista de espera estructural. En esa lista de espera, por ejemplo, no están los pacientes que están esperando por un trasplante de cualquier órgano o tejido, no están los pacientes que han rechazado intervenirse en otro centro alternativo esperando a operarse en la medicina pública, tampoco están los pacientes transitoriamente no programables por cuestiones médicas o personales, que son muchos, y tampoco están los pacientes que ya están programados, que son menos. Todos estos pacientes siguen estando en la lista de espera, pero no se computan, no se computan en la lista de espera estructural, que es la que se publica.

Si conociendo todo esto como usted lo conoce, señora Roldós, cuenta usted con alguna prueba de que se manipulan los datos al margen de la normativa o tiene usted la denuncia de algún funcionario o empleado público que informe de que se tergiversan sus datos, la animo a que se vaya al juzgado y denuncie usted un delito de falsedad en datos públicos. Pues vaya al juzgado, señora Roldós.

Mire, llama la atención que usted esta mañana... perdón, ayer, y esta mañana su compañera, la señora Pulido, utilizan los datos oficiales cuando les interesan, como el de obesidad, y esta mañana con la interpelación. Esos datos que les da la consejera sí que son verdad, porque son malos y sí son verdad, pero cuando son buenos no les interesa y son falsos. Llama la atención mucho eso, señora Roldós.

Miren, que sepan ustedes que la empleada pública que hasta hace poco dirigía el control de estos datos es la misma desde la época de la señora Julios, luego con usted, luego con el señor Bañolas y también con la señora Mendoza. ¿Sabe usted cuál es la diferencia? La diferencia es que está usted ahora en la Oposición, y son capaces de poner en duda la honorabilidad de los que trabajaron para ustedes, de los que trabajaron para ustedes con la misma lealtad con que ahora trabajan para otros; son capaces de eso.

Mire, esa auditoría que usted pretende, ¿a quién se la vamos a encargar? ¿A una empresa privada, no? ¿Y el dinero para pagarla? ¿Del Servicio Canario de Salud, claro, no? Y costará no menos de 150.000 euros, ¿verdad, señora Roldós? Porque no iba a ser solo de una legislatura, no, habrá que también auditar la suya, digo yo.

Mire, pregúnteles a los ciudadanos que están en la lista de espera si prefieren que se gaste ese dinero en una empresa privada que va a escribir un informe desde Madrid o en programas para reducir la lista de espera; pregúnteles, a ver qué dicen. Porque -no se ofusque, señora Roldós- a los ciudadanos no les importa si son 20 o 27.000, que son muchos, son muchos de igual manera, no cabe duda. Lo que les importa a los ciudadanos es que les saquen de la lista de espera, que les operen y que arregle la lista de espera.

Digo yo que también podrían ustedes haber incluido en esta proposición no de ley medidas para solucionar la lista de espera, al margen del archiconocido plan de choque, ese que usted... plan de choque. No aportan ustedes ninguna propuesta, pero no la aportan porque ustedes no quieren que se sepa su propuesta, que es seguir enviando enfermos a la medicina concertada, que no es nuestra propuesta.

Mire, desperdiciar dinero en asesores externos o auditores o como quiera usted llamarlo, es exactamente el mantra que ustedes recitaron en la primera etapa de esta legislatura, y ahora nos piden que gastemos dinero en asesores externos para cosas que no van a repercutir en la salud de los canarios. No, señora Roldós.

Mire, si... Digo yo que para qué quiere usted una auditoría, usted como diputada puede solicitar la documentación que estime oportuna. Le sugiero que solicite los datos brutos, por servicios y por hospitales, los de los cupos de los CAE o el número de pacientes en lista de espera no estructural, y quizás así entienda la realidad de las cifras. Usted lo puede hacer, no hace falta ninguna auditoría para eso y no hace falta gastar dinero en cosas que no van a repercutir en la salud de los canarios.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Disculpe, don Jesús, que yo no entendí sobre la propuesta que le ha hecho el Grupo Mixto (El señor Morera Molina contesta que no mientras se dirige a su escaño). No. Disculpe, que no le atendí.

Doña María Luisa Zamora, doña Marisa Zamora, Grupo Nacionalista Canario.

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ: Muchas gracias, presidente.

Señora Roldós, la verdad es que no es la primera vez que se presenta en esta Cámara una iniciativa de estas características. Me acuerdo en febrero de 2010, siendo usted consejera de Sanidad, el Grupo Parlamentario Socialista presentaba -mucho más respetuosa que la suya, eso sí- una iniciativa en la que pedía una auditoría para de alguna manera analizar la gestión y la fiscalización de las listas de espera. Y votaron en contra, el Partido Popular, consecuentemente. Pues bien, resulta que, en ese debate, que intervenía el señor Antona como portavoz, se hablaba de que era una iniciativa irresponsable, se habló de demagogia -eso lo decía constantemente-, que era cínica, que además se jugaba con la ciudadanía en un tema tan delicado como era la salud de las personas. Hablaba también de sablazos de la Administración del Estado en la sanidad canaria, se hablaba de que si le pagara a Canarias el déficit histórico que se le debía, lo que les correspondía a los canarios, se hablaba de que se incrementara el gasto -cosa que ahora ya... los recursos ahora ya se han olvidado de ese déficit histórico- y, por tanto, ahora presentan una proposición no de ley pidiendo exactamente lo mismo a lo que ellos rechazaron en su momento.

Señora Roldós, usted ha pasado la raya, que es distinto a pasarse de la raya, y lo voy a explicar. La señora Roldós se ha pasado de la raya desde el principio de esta legislatura, constantemente, insultando a la consejera constantemente, llamándola inepta, incapaz, incompetente, mentirosa y, después, riéndose, burlándose con comentarios, todos la vemos, burlándose con comentarios en alto, ridiculizando a la consejera, cosa que me parece una total falta de respeto, simplemente por el hecho de ser consejera, una falta de respeto. Pues bien, eso es para mí pasarse de la raya.

Pero pasar la raya es para mí otra cosa distinta. Pasar la raya es que cuando llama, cuando habla de maquillar, de manipular, de falsear, de falsificar las listas de espera, está culpando, inculpando, acusando a la consejera de un delito tipificado en el Código Penal, que es que la está acusando de, en este momento, de falsificación de documento público, porque son documentos oficiales que se mandan al ministerio y que, además, se publican en la página web. Y resulta que no es la consejera la que hace las listas de espera. Los datos de la lista de espera no los elabora la consejera por la noche en su despacho, los elaboran los funcionarios, los mismos funcionarios que tenía la señora Roldós, los mismos que defendía la señora Pulido esta mañana, y que son los mismos, además, a los que les dieron el premio a la transparencia en el año 2010. Por tanto, en estos momentos está también parapetándose en los colectivos, que los pone delante de ella, parapetándose en los colectivos, está también acusando a los funcionarios de un delito de falsificación de documento público. Fíjense ustedes, con la que está cayendo, ¿usted cree que un funcionario va a falsear un documento público? Me parece verdaderamente que está poniendo en muy mal lugar a los funcionarios de esta comunidad autónoma.

Pero, mire, el problema de las listas de espera es un problema... (Ante los murmullos en la sala) Por favor, les ruego silencio porque yo así no puedo hablar. Si se ponen así, no puedo hablar; por lo menos, respeto.

El señor PRESIDENTE: Evidentemente... Sí, doña Marisa, disculpe, no es necesario que... Yo les ruego a sus señorías que procuremos guardar el orden, no generemos más dificultades de las que ya comporta el ejercicio de estas cuestiones.

Doña Marisa.

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente.

Señor Román Rodríguez, es verdad que lo de las listas de espera es un mal endémico de todas las comunidades autónomas, de todas, y más ahora, que se ha agravado con el tema de la crisis. Y esto está pasando, mire, yo leía el tema el otro día de Madrid. Madrid falseaba los datos, pero ¿sabe por qué los falseaba? Porque los pacientes figuraban después de que se le hacía el preoperatorio o las pruebas de anestesia, es cuando se les incluía en las listas de espera y les llamó la atención, tuvo una amonestación del ministerio. Y la señora Cospedal en Castilla-La Mancha, segunda comunidad autónoma con más listas de espera, lleva un año -¡un año!- sin dar los datos al ministerio, un año entero y le ha pedido la Oposición una comisión de investigación. Eso sí que es cinismo, eso es falta de transparencia. Por tanto, la ley del embudo -en Canarias, la ley del fonil-: lo ancho para mí y lo estrecho para ti. No, eso no es así, eso no es así. Y piden además ahora una auditoría externa, es decir, que en estos momentos lo que quieren es privatizar la sanidad; es decir, no se cree, no cree para nada en las auditorías internas que hacen los funcionarios, eso no se cree para nada en ello, sino que hay que contratar una empresa privada, que vale un montón de dinero, en vez de ese dinero dedicarlo a temas más importantes como es reducir las listas de espera. Pues, mire, en estos momentos, señora Roldós, no vamos a aceptar este tema.

Se está trabajando con mucho menos dinero del que usted tuvo, 48 millones de euros, y bajó 500 pacientes en la lista de espera... No hizo nada con 48 millones de euros. Se está trabajando con muchísimo esfuerzo para incrementar el rendimiento de los quirófanos en jornada ordinaria de mañana y de tarde; se ha contratado personal de enfermería y de auxiliar para dotar mejor los quirófanos de tarde; se está abordando, sobre todo, a los pacientes que llevan más tiempo en lista de espera y se está haciendo una evaluación mensual de esos pacientes; han bajado, aunque no le guste, las listas de espera, para los mayores que están más de seis meses; se ha contratado personal auxiliar y de enfermería para dotar esos quirófanos; se han sustituido a todos los facultativos que se han jubilado -que se han jubilado no porque lo queramos nosotros, porque lo impone la norma del Estado- y se han sustituido a todos esos facultativos en horario de tarde y en rotatorio; se están poniendo aplicaciones informáticas nuevas para hacer una...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Marisa.

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ: ...las listas de espera. Por tanto, se está trabajando con mucho menos dinero, con una consejera que tiene 500 millones de euros menos y una deuda histórica de 2.000 millones que ellos ya ahora no reclaman, ahora están calladitos. Pues, mire, ¿sabe lo que le digo? Que ustedes presentaron una propuesta de resolución que nosotros la votamos en contra en el último debate del estado de la nacionalidad, la votamos en contra, y ahora votamos en contra de su proposición no de ley por cínica, por irresponsable, porque no propone ningún tipo de solución y porque lo único que busca son titulares de periódico y eso no se lo admitimos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, muchas gracias, doña Marisa.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a votación.) (La señora Roldós Caballero solicita intervenir.)

Dígame, dígame, doña Mercedes.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

No sé ya cuál es de los artículos de nuestro Reglamento el que tendré que invocar, no sé si por contradicción, por alusión, por insulto directamente, en este caso de la señora Zamora, que se ha referido a mí, desde luego, con todos los epítetos posibles...

El señor PRESIDENTE: No, mire, doña, no, no hable de insultos (Rumores desde los escaños del Grupo Parlamentario Popular). No hable de insultos. Por favor, no, hagan... Ustedes recurran al artículo del Reglamento que quieran, interpreto, interpreto yo el debate, ¿no? No, mire, el problema que hay con usted siempre es que, cuando se le da la palabra por haber sido contradicha, reabre los debates. Si se abre este debate, se reabre este debate, no es que tenga que intervenir una persona, intervienen todos los grupos, quiero que lo sepan.

Yo no he apreciado insultos, no he apreciado insultos, no los he apreciado. Entonces, si usted ha sido contradicha, usted tiene derecho a pedir, pero limítese a explicar en lo que ha sido contradicha, porque si reabre el debate, inmediatamente me veo obligado a cortar la palabra. Usted puede decir lo que usted, y no lo digo por usted, doña Mercedes, por todos, haber sido contradicho es explicar en qué, sin referirse a otro, qué es lo que no ha dicho usted, como esta tarde aquí alguien lo explicó muy bien.

Tiene usted un minuto para eso, por haber sido contradicha, porque eso sí que es verdad que siempre es interpretable.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Mire, yo voy a obviar todas las barbaridades que suele decir la señora Zamora porque no merecen la pena, pero sí que ha dicho algo muy importante y muy grave y es que ha dicho que quien le habla había acusado a la consejera de falsear los datos y no ha sido quien les habla...

El señor PRESIDENTE: Bien, usted ahora lo ha expresado muy bien, aclárelo. Pero es que primero hay que explicar qué es lo que ha falseado, pero eso...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Sí, yo se lo explico.

El señor PRESIDENTE: Pero eso no es haber sido contradicha, eso es acusarla. Aclare usted ese término. Aclare...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Señor presidente, la señora Zamora decía que era un delito el falsear, es decir, falsear un documento público como en este caso sería la lista de espera. En todo caso, será el Diputado del Común, un órgano dependiente de esta Cámara, el señor Jerónimo... (Sin micrófono)

(La señora Navarro de Paz solicita intervenir.)

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): ...presidente es que le está aclarando dónde ha sido contradicha, presidente, sí. Usted perdone, pero es así.

El señor PRESIDENTE: Por haber sido contradicha ella, no usar términos y expresiones y declaraciones...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): (Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: No, no haga, no haga usted... ¡Eso es reabrir un debate! Pero que se aclare ella con el Diputado del Común. ¡Hombre, por favor! Es que esto es lamentable, ¿eh? Esto es lamentable.

(La señora Navarro de Paz solicita intervenir.)

Doña María Australia, le doy la palabra en calidad de portavoz del grupo, por supuesto.

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Es con el ánimo de ver si aclaramos el tema, que le corresponde a usted. Pero es que yo entiendo que la señora Roldós tiene absoluta indefensión. Lo que está pretendiendo es transmitirle a usted... Me permite... Transmitirle a usted por qué ha sido contradicha, y está intentando, en el uso de la palabra, que usted le ha dado de un minuto, explicarse. Pero es que se le impide ser libre en las expresiones...

El señor PRESIDENTE: Si ella...

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): ...es que se le teledirige lo que tiene que decir y lo que no.

El señor PRESIDENTE: Doña María Australia, termine porque no vamos a...

Si ella se basa en las declaraciones del Diputado del Común, no ha sido contradicha, ¿de acuerdo? Ella pidió porque ha sido contradicha ella...

La señora NAVARRO DE PAZ (Desde su escaño): (Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: Mientras no cambie yo de opinión, haber sido contradicho es "soy yo", no ampararse en las declaraciones de otro, que eso puede ser legítimo y todo lo que usted quiera en un debate. Usted diga que usted no lo ha dicho. Punto. Lo dijo. Pero que no es necesario que se refiera a un tercero porque entonces no ha sido contradicha.

Doña Marisa Zamora, en vistas de lo que ha pasado, tiene derecho en mi opinión...

¿Para qué, doña Marisa?

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Lo del Diputado del Común aparece en su PNL. Decirle que me parece más grave que llame barbaridades a mi opinión personal aquí en esta Cámara, y me parece todavía peor que cuente conversaciones internas que tiene con usted en un pasillo del Parlamento.

El señor PRESIDENTE: Bueno, pues eso no... Bueno, lamentable... Bueno, señorías, yo les pido disculpas, señoría, y le aseguro que esto no volverá a suceder con nadie. Esto no volverá a suceder con nadie, porque la Presidencia ha llevado correctamente el debate y no se pueden estar reabriendo los debates. Cada vez que sube alguien aquí, señorías, es contradicho. Hay argumentos en contra, descalificaciones habría que ver y hacer un diccionario de descalificaciones aquí dentro, entonces no podemos estar interpretando cuándo es una descalificación y cuándo es otra. Me parece que tendremos que hacer todos una reflexión, tenemos que hacer todos una reflexión desde los grupos, que no creo que desde la Mesa. La Mesa trata de que haya aquí paz y orden y si no hay colaboración es imposible.

Vamos a concluir... Señorías, vamos a concluir votando la iniciativa.

(Suena el timbre de llamada a votación.)

Proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre auditoría del sistema de control gestión e información de las listas de espera sanitarias. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 50 presentes, 19 a favor, 29 en contra, 2 abstenciones.

Queda rechazada.

(Ocupa un escaño en la sala el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0324 Sobre auditoría del sistema de control, gestión e información de las listas de espera sanitarias.