Diario de Sesiones 118/2014, de fecha 9/4/2014 - Punto 6

8L/M-0028 DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, CONSECUENCIA DE LA INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE APLICACIÓN DE LA LEY DE DEPENDENCIA, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (I-44).

El señor PRESIDENTE: Siguiente punto del orden del día: mociones.

Moción, consecuencia de la interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre la aplicación de la ley de dependencia.

Hay dos enmiendas, una del Grupo Nacionalista Canario y otra del Grupo Mixto.

Para la presentación de la moción tiene la palabra doña Milagros Bethencourt, del Grupo Parlamentario Popular.

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Intervengo en nombre de mi grupo parlamentario para defender la moción consecuencia de la interpelación dirigida a la consejera de Políticas Sociales, debatida en esta Cámara el pasado mes de marzo. Una moción con una propuesta clara: reprobar la gestión de una consejera por su incapacidad para seguir gestionando la dependencia.

Hoy, señorías, tenemos una oportunidad de oro para dar esperanza. Es verdad que doña Inés Rojas de León hoy podría ser reprobada por cada una de las áreas que gestiona, porque en todas, sin excepción, ha sido y es cuestionada.

Permítanme resaltar algunos ejemplos, sin poderme entretener por falta de tiempo. Casi nueve meses después de su aprobación, la Estrategia canaria de lucha contra la pobreza sigue durmiendo el sueño de los justos; la propia Fecam lo criticaba apenas hace nada el retraso. La Fecam, señorías, la primera puerta de los vecinos. Con uno de cada tres canarios en riesgo de pobreza, sigue teniendo paralizada la principal herramienta para luchar contra la exclusión social, como es la Prestación Canaria de Inserción, ni ha elevado la modificación, ni están atendiendo a las familias canarias sin recursos económicos. Y qué decir, qué decir de la desastrosa gestión en el área de vivienda, puesta de nuevo en solfa por el Diputado del Común, quien critica la mala gestión presupuestaria, la chapuza de la Hipoteca Joven o la parálisis en la rehabilitación de viviendas, con la certeza ya, señora consejera, del desvío de los fondos estatales para otro fin. Casi 13.000 personas pendientes de reconocimiento de discapacidad.

Estas, señorías, son algunas de las muestras de la anarquía, el desgobierno y la desorganización que preside este área tan sensible del Gobierno de Canarias. Hay ejemplos para enumerar toda la mañana, todo el día, pero el reducido tiempo no me lo permite. Hoy esta moción se constriñe a la dependencia, a la situación de la dependencia. Uno tras otro, los distintos informes realizados -Consejo Económico y Social, Diputado del Común, la defensora del pueblo, el Observatorio nacional de la Dependencia, el Tribunal de Cuentas- todos coinciden y todos, señorías, no pueden estar equivocados en que la gestión y la situación de la dependencia en Canarias es desoladora.

Señorías, resaltar el informe extraordinario del Diputado del Común sobre los siete años de la dependencia en Canarias: demoledor, señorías. Este informe enfatiza que la situación de la dependencia en Canarias es un problema clarísimo de gestión y no de financiación. Señala también que no se ha completado el desarrollo normativo, que hay caos competencial, negación de recursos de financiación del Estado, falta de liderazgo y coordinación, etcétera, etcétera. Más claro el agua, señoría. Gestión, en mayúscula. Todos estos argumentos ya venían siendo denunciados por el Grupo Parlamentario Popular. Todos y cada uno de ellos. Y permítanme, antes de continuar, que reconozca el apoyo que mi partido ha brindado en el pasado a la consejera que hoy reprobamos. Hablamos del periodo inicial de puesta en marcha de la ley, donde se necesitaba un margen de adaptación y el acoplamiento de los planes sociosanitarios; pero, pasados siete años, señorías, se acabó el tiempo de las esperas. Estamos apenas a un año para finalizar la legislatura y hoy está en nuestras manos cambiar el rumbo. Eso es lo que esperan hoy, ahí afuera, miles de canarios; es lo que esperan hoy de nosotros como responsables políticos, no podemos decepcionarles.

¿Cuáles han sido los logros de la Consejería de Políticas Sociales en manos de doña Inés Rojas? Más sombras que luces. ¿Y cuál es la situación de la dependencia en Canarias? La peor de España. Lo decía el presidente de mi grupo parlamentario el pasado debate de la nacionalidad: don Paulino Rivero pasará a la historia de esta región por el ser el presidente del desempleo y la pobreza, de la dejación y el caos en la sanidad y en los servicios sociales. Y doña Inés Rojas de León le acompañará en las mismas páginas.

¿Cuál es el balance de la dependencia en Canarias a los siete años de gestión de doña Inés Rojas? 57.000 solicitudes, apenas 11.500 personas en el sistema; 46.000 canarios en lista de espera, a pesar de que la reforma estatal, la reforma del Partido Popular, simplificaba los procedimientos y mandataba a atender a los grandes dependientes con prioridad absoluta en el plazo de seis meses por ser, señoría, los más frágiles. Y a eso, doña Inés Rojas, caso omiso y las consecuencias: 8.097 personas fallecidas en Canarias en los últimos tres años. Y, miren, 4.173 revisiones a lo largo de la vigencia de la ley y decenas de expulsados del sistema por doña Inés Rojas, que es más ágil en las revisiones que en las incorporaciones.

Decía ayer el presidente Rivero que las revisiones las incorporó el Partido Popular, prueba de su desconocimiento. ¿Y qué recibimos a cambio desde la Consejería de Políticas Sociales? Mentiras, promesas incumplidas y titulares de prensa, nunca jamás un mea culpa, siempre los culpables están en Madrid. ¿Es que este Gobierno de Canarias no tiene responsabilidades? ¿Recuerdan, señorías, los 5 millones prometidos en la Estrategia que daría cobertura a 6.000 dependientes y que crearía 1.500 puestos de trabajo? ¿Alguien ha visto un empleo? ¿Algún dependiente ha sido atendido con cargo a estos 5 millones? Ninguno, señorías, ninguno.

El presidente Rivero, de nuevo, ha hecho un anuncio en el pasado debate: la incorporación de 2.200 personas al sistema en este año, en el 2014. Después del fiasco con la Estrategia, ¿podemos los ciudadanos confiar ahora? Nos anuncia también, como la panacea, un 10 % de la financiación, ¿verdad o mentira? Titular. ¿Y qué medidas reales e inmediatas va a poner en marcha? Porque, claro, todos sus anuncios son a largo plazo, y, utilizando la célebre frase: a largo plazo, todos estaremos muertos.

Miren, señorías, la realidad es que la situación de drama que viven miles de canarios, antes y después de los anuncios del señor Rivero, sigue siendo exactamente la misma. Porque lo dice el Partido Popular, pero lo ha ratificado el Diputado del Común: echarle la culpa al Estado de la financiación es falacia. Según el último informe del Tribunal de Cuentas, Canarias ha dejado de recibir 3 millones de euros por mala gestión en dependencia. También ha señalado el Tribunal de Cuentas que, en el año 2012, aportó 79 millones frente a los 63 de la comunidad autónoma.

La comunidad autónoma canaria es la única que aporta menos dinero a dependencia de todas las comunidades autónomas. Además, señorías, si las necesidades financieras son tan acuciantes nadie ha podido explicar cómo la consejería ha desviado 6 millones de la partida de dependientes al Icavi, en vez de atender a una parte de esas 46.000 personas en lista de espera.

Y otro ejemplo palmario de la gestión negligente de esta consejería: los 20.000 usuarios de teleasistencia y ayuda a domicilio que atienden los cabildos y los ayuntamientos con recursos propios, dejando de recibir dinero del Estado por la línea de financiación de la dependencia.

Señorías, la realidad es la que es y, se mire para donde se mire, la crítica a la gestión de la señora Rojas es unánime. Y también es unánime la perplejidad de que permanezca en sus ineficaces manos el presente y el futuro de miles de canarios dependientes. El porqué se mantiene en su puesto es un secreto a voces. La mantiene una única persona: el presidente del Gobierno. Con el único objetivo de mantener su estructura política en la isla de Lanzarote.

Los dependientes no son prioridad para Paulino Rivero ni para Inés Rojas. Esta moción, señorías, es una oportunidad de oro para empezar a cambiar las cosas. Hoy, los 60 diputados debemos pensar en la grave situación de miles de familias y de miles de dependientes. Un drama que puede tener fácil solución si hacemos frente a la realidad y hacemos que impere el sentido común. Estamos ante un asunto de aptitud, y eso, señorías, hoy entre todos podemos cambiarlo.

Muchas gracias (Aplausos desde los escaños del Grupo Parlamentario Popular).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Enmiendas del Grupo Nacionalista Canario. Don José Miguel Barragán Cabrera tiene la palabra.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Buenas tardes, señorías.

Efectivamente, ya se han explicado las razones por las que se presenta, en este caso, una reprobación. En mi experiencia en este Parlamento, durante ya algunas legislaturas, he visto muchas peticiones de reprobación. Desde el vicepresidente del Gobierno, José Manuel Soria, hasta cinco o seis consejeros de una sola tacada en algún Pleno de este Parlamento, aprovechando algún debate de la nacionalidad canaria (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González).

La conclusión que he sacado cada vez que se hace un debate -por el partido que sea-, un debate sobre reprobación, es que, en definitiva, no queremos hablar de las políticas en serio, sino lo que queremos es hablar de las personas. Es más fácil atacar a una persona y no entrar en el fondo del problema. Y en todos los casos que han existido de consejeros del Partido Popular, de consejeros nacionalistas o de consejeros socialistas -cuando crean ustedes conveniente que le toca a un consejero socialista-, sinceramente, mi opinión es que la reprobación de las personas no sirve absolutamente de nada. Podemos coincidir o no coincidir sobre cómo se hacen las cosas; obviamente, Oposición y Gobierno no siempre coinciden, ni siempre hay acuerdo, diálogo y consenso en alguna de las políticas, pero en este caso la política de la dependencia no es una política, señorías, que tenga exclusividades. No es una política, el atender a las personas con dependencia, que podamos plantearnos que es un tema de una comunidad concreta, de un cabildo concreto en la parte que tenga que acordar o que tenga que apoyar; ni siquiera de las acciones que desarrollan los ayuntamientos, ni siquiera del propio Estado, que crea la ley de la dependencia y plantea cómo debe ponerse esta en práctica.

Y me remito, precisamente, a datos que he estado recogiendo. Dice, bueno, es posible que la señora consejera de Canarias, en donde está el Partido Socialista gobernando, donde está la Oposición o donde no está en ningún sitio, es posible que, efectivamente, a raíz de los informes que se han citado, el del Observatorio, el del Tribunal de Cuentas del año 2009, el del año 2013, que está ahora mismo en proceso de revisión -me refiero al diagnóstico de la ley de la dependencia en Canarias, en las 17 comunidades autónomas, que está en proceso de revisión, de consulta, de alegaciones por parte de las distintas entidades-, pero he estado mirando y veo: 10.000 dependientes pendientes de cobrar en Castilla-La Mancha. Me digo, contra, parece que el problema que aquí hay en Canarias no es un problema que parezca que es una exclusividad de las Islas Canarias, y digo, pero, bueno, es posible que solo sea una comunidad autónoma. Y sigo leyendo y veo que, en Navarra, hay una crítica también que a la financiación del Estado a la ley de la dependencia ha caído un 46 %. Y se preguntan por estas cuestiones y hay preguntas en el Pleno. En Aragón, que hay un desmantelamiento del sistema de la dependencia. Me digo, contra, pues parece que lo que se critica en Canarias, que no digo que tengan razón o no en alguna de las críticas, porque no se trata aquí de hacer una defensa a ultranza de lo que está ocurriendo, pero estoy dándole los titulares. Si le digo alguna de las frases... Mire, le voy a decir cosas que se dicen. No las iba a comentar porque me parecía de muy mal gusto, pero como ustedes creen que es que aquí las cosas están peor, yo les voy a comentar ahora cosas que se dicen sobre... -(Ante un comentario en la sala.) ahora, ahora, ¡si todo esto es de esta mañana! Es de esta mañana. Déjeme usted terminar y después hace los comentarios-. "Asturias quintuplica la inversión del Estado en dependencia". Aquí, por ejemplo, encontramos con que hay un dinero especial para, en este caso, la comunidad de Asturias. "Miles de dependientes en Aragón malviven sin ayuda pública a pesar de tenerlas concedidas", ¿eh?, "a pesar de tenerlas concedidas". -Espérese, espérese, no se preocupe, no se alarme-. "Las prestaciones por la ley de la dependencia en Cataluña -que no es ni de uno ni de otro- bajan un 5 %". "La Comunidad Valenciana suspende la aplicación de la ley de la dependencia". "Baleares suspende la aplicación de la ley de la dependencia". Y entonces, "El Defensor del Pueblo Andaluz exige que entren más usuarios al sistema de la dependencia"; "Criado denuncia la caída del 5 % del gasto del servicio de atención a domicilio en Logroño"; "La plataforma denuncia desamparo por parte del Gobierno de Cospedal al niño con parálisis cerebral". Es decir, hay titulares de este tipo en todos lados.

Y entonces nos encontramos con el tema de quién gana en qué en los ratios, ¿no?, y entonces nos ponemos "no, pero es que yo estoy por encima de ti", como si este fuera un problema donde los que ganan o los que pierden es a ver quién saca un cinco o un cinco y medio en un baremo que se hace, en este caso, por parte del Tribunal de Cuentas, por parte del Observatorio. Y entonces nos ponemos aquí "pero yo tengo estos tres datos buenos, estos datos míos, de mi comunidad son mejores que los tuyos", "ah, pero es que en este estás menor, y en este te gano yo, porque en Baleares se gestiona mejor esta cuestión". ¿De verdad que ustedes creen que a los ciudadanos que nos están escuchando y que quieren que se resuelvan sus problemas, lo que les preocupa es que si el PP va mejor que nosotros en Baleares en un ratio o nosotros estamos peor en otro? ¿De verdad que creen que esa es la discusión y que, en base a eso, estaría justificada la reprobación de todos y cada uno de los consejeros de Servicios Sociales de las 17 comunidades autónomas?

La reprobación a las personas no es la solución al problema de la dependencia. Y sí, hay problemas de gestión, en todas las comunidades, idénticos. En esos ratios que ustedes están viendo del informe del Observatorio del Tribunal de Cuentas no hay nadie que salga bien parado y, por supuesto, Canarias tampoco. Tenemos problemas que hay que solucionar; y, además, si estuviéramos aquí hablando diciendo "todo es satisfactorio" estaríamos haciendo hipocresía, estaríamos mintiendo. Hay cosas que resolver, hay cosas que mejorar, porque todos los días entra gente a la lista y todos los días hay que resolverlos, y son casos distintos, y cambia la ley, y hay que resolverlos en función de los nuevos baremos, y a veces hay problemas de recursos para gestionar toda esa cantidad de gente, no digo de la que hace la solicitud, sino de la que ya sabemos que puede tener un derecho. Si la solución a los problemas de la dependencia en Canarias o en cualquier otra comunidad autónoma es un pimpampún, donde las personas sean el objetivo, el punto de mira, y no lo que realmente está pasando, mal lo hacemos.

¿Qué conclusión he sacado yo después de leer esos informes, incluido el del Istac, que es de reciente publicación y que esta mañana se hacía eco un periódico sobre la parte de la pobreza? Mire, hay datos, hay datos que dicen que es posible que estemos saliendo de la crisis y que algunas de las cosas que planteaba, por ejemplo, el director del Banco de Alimentos, o la señora que se dedica al Calor y Café, me refiero a la ONG Calor y Café, que decían: "oye, tenemos datos de que antes teníamos más presión y ahora tenemos más presión". Puede haber causas que no tienen nada que ver con la crisis, causas por ejemplo como la que explicaba el representante de la ONG del Banco de Alimentos que decía: "habíamos detectado que había muchas cifras de personas que habían solicitado la ayuda en dos sitios, y ahora hemos detectado, una vez que se les ha dado, que han desaparecido del sistema". O lo que decía sor Encarna, creo que se llamaba -(Ante un comentario efectuado desde los escaños.) correcto-, me decía que ella había detectado en lo personal, dice: "oye, teníamos más de setenta y pico personas en el año 2013 y este año, en lo que va de año, han pasado 54". Y lo planteaba por una cuestión a lo mejor desde el punto de vista estadístico: "oye, le pedimos los papeles y la gente ya no viene más". Es decir, hay que mirar muchas razones.

Las cifras se han dado, las cifras están publicadas y podemos estar de acuerdo o no con alguna de las cifras. Yo, por ejemplo, con el informe del Diputado del Común de Canarias creo que está un poco desfasado y me gusta más, por ejemplo, a pesar de que tiene datos durísimos también sobre Canarias, prefiero el dato del Tribunal de Cuentas, que analiza las 17 comunidades en su conjunto, y tiene datos positivos de mejora durante este tiempo en Canarias y también datos en los que tenemos que mejorar. Por lo tanto, creo que lo que debemos hacer, si efectivamente queremos ayudar a las personas, es trabajar para ver cómo lo solucionamos, dar pruebas positivas de solución.

Miren, yo a la señora diputada que interviene en estos temas no le he oído, mire que me he mirado todos los Diarios de Sesiones intentando ver cuándo ha podido decir algo positivo, algo que diga que no sea en contra de la consejera o en contra de la política ...(Ininteligible.), es decir, digo: "mire, aquí está nuestra alternativa a esta solución". Y una prueba de que podemos ponernos de acuerdo en cosas son las propuestas de resolución. Hay propuestas de resolución aprobadas de las cuatro fuerzas políticas en torno a este tema, ¿por qué no seguimos ese camino?, ¿por qué no vemos la posibilidad de hacerlo?, ¿y por qué no? Una vez que hagamos ese diagnóstico y esas soluciones, entonces sí que podremos plantearnos si hay que cambiar prioridades...

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Sí, tiene un minuto.

El señor BARRAGÁN CABRERA: (Sin micrófono) ...cambiar las cosas, y poner más dinero, más recursos propios en esa área. Pero también les pediría que, si eso es así, cuando vengamos aquí no hagamos lo siguiente: "Oiga, es que el Gobierno no termina las carreteras, es que el Gobierno no hace las políticas de educación, es que el Gobierno no atiende a los deportistas, es que el Gobierno quiere cerrar esta empresa". Es decir, si marcamos las prioridades y decimos "el dinero tiene que estar aquí", respetémonos después y no digamos que el Gobierno tiene que seguir solucionando todos los demás problemas como si existiera todo el dinero del mundo.

Y, por lo tanto, señorías, nosotros no podemos estar de acuerdo no porque sea la señora Inés, no porque sea este gobierno, no podemos estar de acuerdo con las reprobaciones en ese sentido. Hablemos de política, ahí sí que podemos buscar diálogo y consenso y posibles acuerdos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

Para la defensa de la enmienda del Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señor presidente del Gobierno, señorías.

A nosotros no nos gusta la personalización de la política porque la simplifica, porque no es eficaz y porque, además, despista. Las personas somos las que hacemos la política, pero no somos lo que la determina; la determinan las ideas, los programas, los presupuestos y la acción gubernamental. De manera que nunca nos ha gustado, aunque sea legítimo y esté reglado, las reprobaciones de orden individual. Nos parece que tiene más sentido reprobar las políticas que las personas y si hubiera que entrar con los equipos, el parlamentarismo democrático tiene un instrumento que se usa poco y que es absolutamente legítimo que es la censura política. Quien tiene 15 diputados tiene la opción, frente a la crítica continuada, de presentar liderazgos y alternativas. Si nosotros tuviéramos 15 diputados a lo mejor haríamos esto, ¿no?, para ello hay que tener unidad, liderazgo, fuerza, claridad, programas alternativos y eso sí que es política en grado sumo y no ir a la personalización, aunque sea perfectamente legítimo.

Pudiera concluir, desde la observación del comportamiento del Partido Popular, que después de la interpelación de hoy a la señora consejera de Sanidad va a venir una reprobación de la consejera de Sanidad. Lo puedo interpretar, igual me equivoco, pero viendo el andar de la perrita, que dicen los ciudadanos, pues parece que este pudiera ser el proceder del Partido Popular. Yo, que están en su derecho en hacer lo que consideren, les recomendaría que utilicen la censura política y presenten una alternativa política y un liderazgo a este Gobierno porque ese sí que me parece que pudiera ser un instrumento más clarificador sobre el fondo de las cuestiones.

Nosotros somos muy críticos con la política del Gobierno de Canarias en materia de asuntos sociales, desde el primer minuto hasta ahora; porque yo creo que el Gobierno no ha acabado de entender la gravedad y la contundencia de esta crisis. Esta crisis está machacando a una parte de nuestra sociedad, la economía no está respondiendo a las expectativas y, además, lo que crece no se distribuye con justicia y, frente a eso, en las sociedades modernas, democráticas y avanzadas están las políticas sociales para redistribuir, para proteger, para ayudar, para evitar la quiebra. Y las políticas sociales en esta comunidad -y soy plenamente consciente del marco presupuestario del entorno internacional, de la situación de crisis- no han sido una prioridad, no han sido una prioridad. La pobreza es un ejemplo que lo pone en evidencia. Ustedes vinieron a hablar de la pobreza aquí después de que algunos insistiéramos en la Ley de Presupuestos del 12, del 13 y del 14; después que presentáramos una PNL moderada, sencilla, sin temporalizar y sin poner cantidades para obligar al Gobierno a hablar de un problema adicional, una consecuencia de la grave crisis. Y es que hay gente que no tiene nada, que lo ha perdido todo, más que en épocas de bonanza donde siempre hubo pobreza y exclusión, solo faltaba, esta es una sociedad por su naturaleza muy injusta, pero ahora que la crisis arrecia y que es importante, las políticas sociales se convierten en básicas para juntar, para reestructurar, para cohesionar, para evitar la fractura, para generar una sociedad justa, que nos podamos mirar a la cara unos a otros y no ha sido una prioridad; la pobreza es un claro ejemplo y la dependencia es otro ejemplo.

Pero la política de vivienda también es otro ejemplo. Y estamos hablando de estructuras competenciales propias, los que creemos en el autogobierno, los que creemos en nuestras instituciones, los que creemos que desde aquí se pueden hacer las cosas mejor, con más precisión, con más sensibilidad, adaptándose exactamente a las circunstancias sociales, territoriales, económicas, culturales, echamos de menos que no se aproveche el autogobierno para demostrar que es posible desde aquí ser más sensible, más capaz que los poderes centrales del Estado, de la Unión Europea. Y las políticas sociales son competencia exclusiva de este Gobierno, de esta comunidad, las de vivienda también. Y he de decir que, desde el principio de esta crisis hasta ahora, no se ha estado a la altura de las circunstancias. Se ha estado por debajo de lo que han hecho otros con menos impronta nacionalista y también en medio de la crisis y también castigados por los sistemas de financiación; los datos son reveladores.

Me remito al asunto de la dependencia porque parece ser la estrella del debate de hoy, que no sería el único asunto a reprobar de este Gobierno y de sus políticas, no de las personas, que, insisto, procuramos huir de eso aunque sea legítimo. La ley de la dependencia fue una gran conquista, una gran conquista de la sociedad española. Dio derecho subjetivo sobre un asunto que no estaba incorporado en los derechos subjetivos de los ciudadanos de España, que sí lo estaba la sanidad, la educación o las pensiones, este no estaba. En esa época estaba yo de diputado, estuve en esta ley y decíamos que era una oportunidad. El Gobierno no tiene competencias en asuntos sociales, insisto en esto -el Gobierno de España-, pero ponía dinero y algunos incluso sacrificamos la invasión de competencias en favor de lo que era un asunto pendiente en España: ¿cómo atendemos a los más desvalidos, a los más necesitados? Y la ley de dependencia vino a cubrir ese espacio y estableció un programa de participación financiera del Estado que, junto con las comunidades autónomas, articuló una respuesta razonablemente homogénea y justa en la materia. Y hay que decir que el Partido Popular tiene responsabilidades en el retroceso de la ley de dependencia en España; los datos son incontestables. Año 12, 13 y 14 se han disminuido los presupuestos, se ha aplazado la aplicación de la ley, se ha desplazado hacia adelante... Dicen: "la demanda es menor", claro, porque ahora no la pueden pedir, porque han modificado el calendario. Por lo tanto, cuando se mandan a Bruselas las cuentas de España, hay 1.083 millones menos en la ficha financiera en relación al ajuste de la famosa ley de sostenibilidad de los servicios públicos. De manera que el Partido Popular en este tema tiene poca autoridad moral, porque ellos en su política de orden estatal han quebrado el desarrollo, la aplicación, la implementación, los tiempos, hay menos beneficiarios ahora que cuando llegó el señor Rajoy, está en los papeles que ustedes mismos utilizan como fuente. Ustedes utilizan como fuente la Asociación de Directores y Gerentes que también dice esto, culpa al Partido Popular de la no implantación, del retraso en esta materia, lo dicen los sistemas de información, todo. Por lo tanto, en ese terreno ustedes tienen poca autoridad, pero están legitimados para hacer lo que consideren, representan un montón de ciudadanos y son ustedes 21 -¡un ejército!-. Por supuesto, pueden hacer lo que consideren. Pero nosotros sostenemos que este Gobierno no lo ha hecho bien en políticas sociales. Y la responsabilidad no es solo del departamento, que lo es, y de sus equipos, sino del conjunto del Gobierno. Por eso nosotros presentamos una enmienda. Nosotros no queremos reprobar a la consejera de turno porque si el presidente, el vicepresidente, el consejero de Hacienda, los grupos parlamentarios, no están convencidos del cambio, da igual quién esté. Porque aquí gobernar significa asignar recursos, priorizar actuaciones, organizarse, responder, ser sensible; y si eso no lo hace el Gobierno en su conjunto, de qué sirve poner una persona o poner otra. A mí me da igual, a mí me cae bien la consejera y siempre que tengo oportunidad le doy un beso y me río con ella. Yo no tengo ningún problema personal con nadie, con nadie. Nosotros estamos en contra de la política social de este Gobierno. Han sido ustedes poco capaces, han sido ustedes poco sensibles, no han estado a la altura de las circunstancias ni con la pobreza ni con la ley de la dependencia ni con los servicios sociales básicos ni con el Plan de Empleo Social.

Hoy la Fecam... Vino el señor presidente hace un año y nos habló del Plan de Empleo Social, nos pareció bien. Lo incumplieron en el año 13, la mitad de lo que dijeron; y en el año 14, el primer semestre, la gente no come, por lo visto, no come. Porque el año 14, en el plan que yo conozco a la perfección, la estrategia que ustedes propusieron decía: "Año 14: Plan de Empleo Social todo el año". Debió empezar el 1 de enero, empezarán en junio, si empiezan, porque hoy la Fecam propone rebajar su aportación porque ustedes le asignaron dos tercios a la Fecam y un tercio al Gobierno. Hoy la Fecam en pleno propone 50-50. Vamos a ver si en el segundo trimestre son ustedes capaces de cumplir con lo que no han cumplido en el primer semestre; porque las familias con todos los miembros en desempleo también están el primer semestre del año 14. Nosotros creemos que ustedes no han priorizado esto, no han hecho las cosas bien, no han tenido la sensibilidad suficiente, no han asignado los recursos necesarios... Y soy consciente de la crisis. No estamos hablando de miles de millones, estamos hablando de organización y de gestión. En el tema de la dependencia es que estamos mal desde el principio, lo dice el informe del Diputado del Común, pero lo hemos dicho otros desde el principio. Se equivocaron en la organización de esa prestación, se equivocaron. Sustituyeron a los cabildos. Es que tenemos un modelo de estructura competencial que ustedes se saltaron. La ley de servicios sociales de hace veintipico años decía que los servicios sociales especializados son de los cabildos y llega esta prestación, porque venía dinero, y ustedes duplican y se montan un quiosco aquí de 180 trabajadores que ha sido ineficaz. Y eso lo dicen los presidentes de los cabildos cuando se despojan del gorro del partido de turno. Y lo dicen todos, ¿eh?, lo dicen todos cuando no obedecen al partido de turno. Se equivocaron en la organización de la dependencia, no fueron capaces de captar todos los recursos y ahora tampoco en época de vacas flacas porque en función de los beneficiarios se recibe cofinanciación.

Y hay una cuestión indiscutible: Ministerio de Sanidad, sistema de registro. De la gente que tiene reconocida la prestación, la media que no la recibe es del 20 %; nosotros estamos en el 51,8. Esto es así. ¡Reconózcanlo y rectifiquen! Señor Barragán, yo estoy de acuerdo con esa reflexión que hace. Rectifiquen. Ustedes van a gobernar hasta el año que viene si no hay ningún susto, que no aparenta, y después serán los ciudadanos los que vuelvan a decidir. Gobiernen bien porque será bueno para la política, para el bienestar y para los ciudadanos.

Por eso, nosotros lo que pedimos a los compañeros y compañeras del Partido Popular es una enmienda de sustitución. En vez de reprobar a la señora consejera, a la señora consejera, a todo el Gobierno, a quienes les apoyan, para que cambien la política social en Canarias, que es imprescindible, necesario, urgente y posible, y posible cambiar la política social. La política social se puede modificar, no se necesita...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, don Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: No se necesitan miles de millones, se necesita organización, algo de recursos y cumplir lo que se dice.

Ustedes la Estrategia de la pobreza no la han cumplido. Y es una raquítica estrategia contra la pobreza, una raquítica estrategia contra la pobreza, y no la han cumplido. Yo sabía que no la iban a cumplir porque vinieron aquí a desgana, a rastras de la opinión pública, de los ciudadanos, de los profesionales, de la Oposición política, a rastras... Pero, bueno, al final la tomaron en consideración: ¡bien! A nosotros no nos gusta mucho, porque, además, mezclaron cosas que nada tienen que ver con esta actividad, metiendo los fondos Jeremie vuelven a reproducirse para la pobreza, para el turismo, para las nuevas tecnologías, para la RIS3, etcétera, etcétera; pero bueno, había cosas positiva, no las han cumplido.

Yo creo, señores del Partido Popular, si me aceptan la enmienda, sería una llamada de atención minoritaria de este Parlamento a que el Gobierno se tome en serio las políticas sociales y las ponga como una prioridad. Y el máximo responsable es el señor presidente, por supuesto todo el Gobierno y los señores y señoras diputadas que lo apoyan, y por eso nuestra reprobación política, cariñosa, es a las políticas sociales...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Doña Milagros Bethencourt para fijar posiciones sobre las enmiendas. Cinco minutos (Pausa).

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Gracias, señor presidente.

Después de escuchar al portavoz nacionalista en su intervención, parece que es una desgracia ser dependiente y es una desgracia vivir en Canarias. Me preocupan, señor portavoz nacionalista, todos los dependientes, pero soy diputada regional y estoy aquí para defender a los dependientes de Canarias.

Señorías, sabemos que, a pesar de lo que hoy han dicho los diferentes portavoces, estamos plenamente convencidos de la necesidad de relevar a la actual consejera de sus responsabilidades al frente de las políticas sociales de Canarias. Y el objetivo nuclear de esta moción, señor Rodríguez, es reprobar la gestión, la gestión de la consejera Inés Rojas. Reprobar las políticas sociales, las políticas sociales están mal, efectivamente, pero están mal por la gestión de la consejera actual en la Consejería de Políticas Sociales.

Señorías socialistas y nacionalistas, yo les invito, les invito en nombre de mi grupo parlamentario, a exteriorizar hoy lo que dicen todos en privado, decir su sentimiento verdadero. Porque en el drama, ante el drama de las miles de familias de los miles de dependientes, señorías, nos consta su rechazo a la gestión, insisto, a la gestión, de doña Inés Rojas de León.

Estamos, señorías, ante una oportunidad de oro para atender y mejorar la cruel realidad del colectivo más frágil de Canarias, señorías, y no debemos desaprovecharla. Nuestros dependientes hoy no lo merecen y están esperando de nosotros soluciones. Sobre todo cuando saben, como ya he dicho, que la mayoría de nosotros, la mayoría de los 60 diputados que hoy ocupamos estos escaños, estamos de acuerdo en reemplazar esa gestión, en poner la gestión de las políticas sociales en manos de una persona que hoy sepa dar respuesta a los miles de canarios. Y yo quiero hacer un llamamiento al Partido Socialista, que intervendrá cuando termine yo; quisiera hacer un llamamiento al Partido Socialista y decirles que si no recuerdan cuando hace muchos años acusaban a la señora Rojas de quejarse y culpar al Gobierno de España de la escasa financiación para encubrir sus ineptitudes en la gestión de la dependencia. Son palabras del Grupo Socialista. Y también les pregunto: ¿se acuerdan de cuando a finales de la pasada legislatura la culpaban de boicotear la ley y perjudicar a los canarios por la pérdida de recursos? La misma situación que hoy seguimos viviendo, señorías socialistas. Le llegaron a decir que los recursos que aporta el Estado son claros y transparentes, frente a la oscuridad de los recursos de la comunidad autónoma.

Cese de manipular, aplique de una vez la ley de dependencia, cumpla los compromisos en tiempo y forma, como hacen otras comunidades, porque su mala gestión la están pagando miles de canarios. Palabras socialistas. Hoy, si quisieran, en su intervención podrían repetirlas. Incluso en esas mismas fechas, un destacado dirigente socialista pidió aquí el cese de doña Inés Rojas, ante -y cito literalmente- la nefasta gestión que sitúa a Canarias a la cola en las prestaciones de la ley de dependencia. Unas declaraciones que hoy, señorías, siguen con el mismo vigor. Me gustaría que en su intervención apoyaran a los dependientes y, por una vez, sean coherentes con sus decisiones. Busquen entre sus filas, porque es lo que pide el Grupo Parlamentario Popular, la señora Inés Rojas ha dejado manifiestamente claro que la consejería, que es una macroconsejería, que está incapacitada para seguir gestionando las políticas sociales, vivienda, dependencia, y lo que pide el Grupo Parlamentario Popular es sentido común, sentido común, busquen entre sus filas y las de sus socios nacionalistas, nacionalistas y Partido Socialista, una persona eficaz, una persona responsable y eficiente para hacerse cargo de ese desbarajuste para no echar por balde este año de legislatura que nos queda.

Señorías, 46.000 personas dependientes están esperando respuesta de doña Inés Rojas, 8.097 personas han fallecido sin respuesta de doña Inés Rojas. Hoy, la responsable de la situación de la dependencia en Canarias es doña Inés Rojas de León y don Paulino Rivero por mantenerla en su cargo. Mañana, mañana los responsables de la situación serán los diputados, los grupos que hoy no apoyen esta moción. Los diputados que no aprueben... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.)

El señor PRESIDENTE: Sí, doña Milagros, yo le recuerdo que... No, que le entendí que se oponía a la enmienda... la Mesa tiene que saber... A la del Grupo Mixto, pero del Grupo Nacionalista no le he entendido. Aproveche el minuto, por favor, para aclararlo, sí.

Continúe. Un minuto.

La señora BETHENCOURT AGUILAR: La enmienda del Grupo Nacionalista no la vamos a aceptar. Nos parece una tremenda burla a los dependientes canarios. La enmienda del Grupo Nacionalista reproduce lo que ya está aprobado en este Parlamento, reproduce las propuestas aprobadas en el debate de la nacionalidad, con lo cual, señor portavoz nacionalista, es una burla a los dependientes que usted, una vez tras otra, traiga las mismas propuestas que ya están aprobadas, con lo cual incluso podría decirle que parece una autoenmienda a sus propias propuestas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Por los grupos que no han presentado enmiendas, fijación de posiciones. Grupo Socialista Canario, doña Rosa Guadalupe Jerez.

La señora JEREZ PADILLA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes ya, señoras y señores diputados.

Señorías, la demagogia es barata y, desde luego, puede llegar a ser gratuita y, cómo no, va a salir en todos los periódicos. Cuando ustedes gobernaron, señores del Partido Popular, esta comunidad autónoma -por cierto, con la misma consejera a la que hoy quieren reprobar-, el portavoz del Partido Popular, en aquel momento, nos decía a los socialistas cuando hablábamos de dependencia que esta no tenía que ser utilizada para disputas políticas y que Canarias lo estaba haciendo bien. Sin embargo, al mes siguiente de romper el pacto, ya estaban hablando del mal gobierno y de cómo se estaba aplicando la ley de dependencia, sin ponerse para nada colorados. Y, miren por dónde, era la misma consejera.

Desde que ustedes no gobiernan en esta comunidad autónoma, da la casualidad de que se han aumentado los presupuestos en dependencia en los años 2013 y en el 2014, del cual se ha olvidado el Partido Popular en Canarias para mandar las partidas adecuadas a dependencia. Esta ley, la ley de dependencia, para el Partido Popular ha sido la cenicienta de todas las leyes que han creado los socialistas, porque no les gustaba, porque no pensaban en las personas que iban a ser perjudicadas. Se la han ido cargando. El sistema de atención a la dependencia, señoría, está en proceso de demolición. La ley se creó como un derecho universal; está ahora al límite de su capacidad, ya que tenemos un Gobierno, del Partido Popular, que ha sacado nada menos que cinco decretos, cinco decretos de la manera en que iban fusilando la ley. La ley la han metido en una cámara de gas y le han cerrado el grifo y de la manera en que hay que asfixiarla y hay que acabar con ella.

Pero, es más, lo más triste es que el Gobierno quiere ahorrar, a costa de los dependientes, entre 16 y 18 millones de euros, y es lo que ha provocado, señorías, este estrangulamiento económico que mantiene el sistema completamente parado. Sepan sus señorías -por si no lo saben se lo voy a decir- que los grupos parlamentarios que están representados en el Congreso de los Diputados, a excepción, por supuesto, del Grupo Popular, han hecho y han pedido la reprobación y la dimisión de la ministra de política social y de Sanidad, la señora Mato. Pero, además, esta reprobación es avalada por los directores de servicios sociales por su absoluta falta de sensibilidad social, así como por el continuo deterioro de las políticas sociales del ministerio desde que Mato se encuentra al frente. Pero también pide la reprobación la izquierda plural, y cientos de personas que todos los días de Dios salen a esas calles a decir basta ya, basta ya con las políticas sociales que está llevando el Gobierno del señor Rajoy, basta ya con las políticas sanitarias que está llevando el Gobierno del señor Rajoy. Pero, es más, fíjese usted que sale una encuesta en el periódico El Mundo, ¿eh?, que dice que el 68 % de los votantes del Partido Popular también cree que la ministra se debe ir pa' su casa, porque no está de acuerdo cómo está llevando ella sus políticas sociales. Por tanto, creo que no tienen ustedes, señorías, autoridad moral para exigir una reprobación aquí, cuando el problema está allí, el problema está allí con su ministra, que tiene entre sus méritos expulsar a miles de personas del sistema sanitario y mandar a la cámara de gas, como decía anteriormente, a la ley de dependencia.

Por tanto, hay que reconocer que uno de los problemas principales de la dependencia está en la reducción de la financiación y de la protección social, es decir, recortes y derechos que está haciendo el Partido Popular. Pero, además, está el compromiso del presidente del Gobierno de Canarias, que hizo en el debate de la nacionalidad, que va a dedicar el 10 % de financiación a dependencia. Esto hace, desde luego, que la consejería, señora consejera, tiene que hacer el máximo esfuerzo para mejorar la aplicación y dándole la mayor agilidad y prontitud en conseguir que esos dependientes no sigan en listas de espera.

Para ello se aprobaron, y es verdad, unas enmiendas de resolución, unas propuestas de resolución traídas aquí por el Grupo Socialista y Coalición Canaria que son las mismas, es verdad, son las mismas que trae Coalición Canaria ahora mismo, y que creo, señora consejera, que debe ser sin demora la hoja de ruta de la consejería en materia de dependencia.

Han hablado de informes...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Rosa, por favor. Continúe, sí.

La señora JEREZ PADILLA: Han hablado de informes. Yo, del informe del diputado del común se va a hablar en próximos plenos, pero sí me gustaría que podemos decirle el informe del Tribunal de Cuentas.

Miren, yo lo traje aquí y dice hay un informe que contradice al informe del Tribunal de Cuentas, que lo dice la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, que, dice, que es "una sorprendente interpretación sobre la financiación y sobre otros aspectos del sistema", ya que -por favor, atienda-, primero, "el informe modifica las variables de cálculo respecto a la anterior fiscalización reflejando un ficticio incremento de la financiación estatal; se ponen de manifiesto graves deficiencias en la veracidad de los datos oficiales [...]".

Señorías, pero, además, en el último de los 12 apartados, dice que dicho informe que solo sirve para aplaudir las políticas de recortes en dependencia que está haciendo el Gobierno del señor Rajoy "frente a la cruda realidad del abandono y el sufrimiento de miles de ciudadanos" y que sostiene una "mentira de la bondad de su gestión", como la que usted está haciendo hoy aquí. No lo dice el Partido Socialista, lo... (Corte en el sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Rosa (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a votación.) (Pausa).

Señorías, vamos a proceder a la votación de la moción del Grupo Parlamentario Popular, sobre una interpelación sobre la aplicación de la ley de dependencia, dirigida a la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda.

Por favor, cierren las puertas. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 59 presentes, 21 a favor, 35 en contra, 3 abstenciones. Queda rechazada (Aplausos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0028 Sobre consecuencia de la Interpelación del G.P. Popular, sobre aplicación de la Ley de Dependencia, dirigida a la Sra. Consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda. (I-44).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico