Diario de Sesiones 119/2014, de fecha 22/4/2014
Punto 27

8L/C-1520 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE LA ACTUALIZACIÓN DEL DÉFICIT DE FINANCIACIÓN SANITARIA DEL ESTADO CON CANARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Pasamos a la siguiente comparecencia: a la consejera de Sanidad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre la actualización del déficit de financiación sanitaria del Estado con Canarias.

El señor Perestelo tiene la palabra.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Esta mañana, al final de la mañana, hablábamos de un debate que algunos grupos entendían que no era el debate de la calle, hablábamos del debate del Estatuto de Autonomía y la preocupación por la modificación del Estatuto de Autonomía, olvidándose, señorías, muchas veces de la doble funcionalidad de una Cámara como esta, es decir, por un lado, la función legislativa y, por otro lado, como es lógico, la función de control del Gobierno.

Precisamente esta tarde estamos en un tema que sí, que preocupa a la ciudadanía también como el Estatuto de Autonomía, porque al final en el Estatuto se consolidan los derechos de esta tierra como comunidad autónoma, y, por tanto, es garantía de la financiación de los servicios públicos esenciales, que al final son los debates que producimos cuando celebramos estas sesiones de control al Gobierno.

Esta tarde nuestro grupo, señorías, ha planteado una comparecencia de la consejera de Sanidad, fundamentalmente, para un tema que nos preocupa y que nos ha ocupado en diversos debates sobre esta materia en este Parlamento, y es la financiación real de la sanidad en Canarias.

Señorías, muchas veces hablamos de la eficiencia del servicio sanitario, el grado de satisfacción de la ciudadanía en la prestación de servicios sanitarios, olvidándonos de algo que es fundamental, que es con qué financiación cuenta el Gobierno para poder prestar esos servicios. Podremos valorar la gestión si somos capaces de ponderar esa gestión, o el resultado de esa gestión, con la financiación que tenemos para ejercitar esa financiación. Por eso, señorías, esta comparecencia.

Y una serie de preguntas que nosotros, nuestro grupo parlamentario, queremos hacer en clave parlamentaria. Podríamos hacerlo, como es lógico, en una reunión del grupo parlamentario con la consejera, que pertenece a nuestro grupo político, pero nos parece que es bueno que las respuestas a esas preguntas se puedan hacer en sede parlamentaria, con presencia de todos los grupos parlamentarios, para que los grupos parlamentarios puedan fijar posición en función de los datos que nos pueda aportar la señora consejera.

Señora consejera, ¿cuál es el déficit actual de financiación de la sanidad en Canarias, en estos momentos?

Señora consejera, ¿se han hecho gestiones ante el ministerio para conseguir compromisos para cubrir el déficit de financiación? ¿Se ha planteado por parte de la señora consejera esta reclamación en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud? ¿Cómo ha afectado este déficit de financiación de la sanidad, que se une a la situación de Canarias en el 2014 como la comunidad autónoma peor financiada? ¿Cómo ha afectado esa falta de financiación a la prestación de la sanidad en Canarias? ¿Se han mantenido los criterios de una sanidad pública, se han mantenido esos principios básicos, que iban en el programa electoral de nuestro grupo, de nuestra fuerza política, pero que también forman parte del acuerdo de gobernabilidad para Canarias entre Coalición Canaria o Grupo Nacionalista y el Partido Socialista? ¿Cómo ha afectado esa falta de financiación o esa financiación, que algunos pueden considerar suficiente, en el desarrollo de las infraestructuras sanitarias? ¿Cómo ha afectado esa financiación, lo que nosotros entendemos como falta de financiación, que otros pueden entender como financiación suficiente, al funcionamiento de las listas de espera sanitarias? ¿Cómo se ha modificado la participación de la comunidad canaria en la financiación de los servicios públicos en esta tierra? ¿Cómo hemos modificado esa participación no solo de los recursos que nos vienen vía financiación del Estado sino también aportación de recursos propios para mejorar esa sanidad? ¿Cómo se ha comportado la evolución de los recursos que desde el Estado se dedican a la financiación de la sanidad canaria en los últimos años? ¿Cómo ha funcionado tan bien el Fondo de Cohesión Sanitaria?

Preguntas, señora consejera, que nos pueda usted contestar en su primera intervención y que posibiliten a los grupos parlamentarios, como decía al principio, una fijación de posición en relación a la adecuada financiación de nuestra sanidad.

Termino, señorías, remitiéndome al artículo 15 de la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas, dice el artículo 15.1: "El Estado garantizará en todo el territorio español el nivel mínimo de los servicios públicos fundamentales de su competencia".

Se considerará que no se llega a cubrir el nivel de prestación de los servicios públicos al que hace referencia este apartado, cuando su cobertura se desvíe del nivel medio de los mismos en el territorio nacional".

Y el 15.2: "En cumplimiento del artículo 158.1 de la Constitución y dando satisfacción a lo dispuesto en el apartado anterior, el Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales tendrá por objeto garantizar que cada comunidad recibe, en los términos fijados por la ley, los mismos recursos por habitante, ajustados en función de sus necesidades diferenciales [...]"

En definitiva, creo que es un artículo que nos tiene que servir como referencia para hablar de la financiación en relación con el Estado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Gracias, señor diputado.

La señora consejera tiene la palabra.

(Se reincorpora a la Mesa el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y asume la Presidencia.)

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Con los datos disponibles a esta fecha, el déficit total de financiación que mantiene el Gobierno de España con la sanidad pública canaria ha subido ya a los 2.161 millones de euros, concretamente 2.161.357.064,99 euros. Para hablar específicamente de financiación ya he reiterado en varias ocasiones, mediante carta, mi solicitud a la ministra de Sanidad de mantener una reunión con ella con este único punto en el orden del día, sin haber obtenido hasta el momento actual ningún tipo de respuesta.

Asimismo, en todos y cada uno de los consejos interterritoriales del Sistema Nacional de Salud, en los que evidentemente estamos todos los consejeros y consejeras con la ministra y secretaria, he reclamado este déficit de financiación, solo hay que plantearse, pues, los beneficiosos que traería a la sanidad canaria que el Estado abonase a nuestra comunidad estos 2.000 millones, más de 2.000 millones de euros y corrigiese el sistema de financiación autonómico. Además, Canarias es en 2014 la tercera comunidad peor financiada por parte del Estado. Cada canario, cada canaria, recibe del Estado 252 euros menos que cualquier otro ciudadano español y 858 euros menos que lo que recibe un ciudadano de Cantabria, comunidad que más recibe per cápita del Estado.

Debido a este sistema de financiación impuesto por el Gobierno de España, la Consejería de Sanidad cuenta para 2014 con cerca de 500 millones de euros menos en sus presupuestos en relación al año 2009.

La línea seguida por la Consejería de Sanidad ha sido clara y firme: seguir apostando por el mantenimiento de la sanidad pública dotándola de los recursos necesarios que permitan mejorar sus infraestructuras, las que ha priorizado, incorporando nuevas tecnologías, continuando con reducción de las listas de espera, manteniendo su plantilla orgánica al completo, entre otras medidas, sin dejar de exigir al Estado que tenga con Canarias el mismo trato que con el resto de las comunidades autónomas. Por ello, seguiremos exigiendo que corrija el déficit de financiación existente y consensue un modelo de financiación más justo y más solidario.

Ante los ajustes del Gobierno de España, el Gobierno de Canarias viene realizando desde el inicio de esta legislatura un notable esfuerzo presupuestario para dotar a nuestra sanidad de los recursos económicos necesarios que permitan afrontar el gasto y las inversiones prioritarias. El recorte más significativo que hemos recibido por parte del Gobierno de España se refiere a la financiación de los servicios públicos esenciales, unas prestaciones ahora más que nunca vitales para la ciudadanía canaria; así, si en el año 2012 la comunidad autónoma destinaba a los servicios públicos 6 de cada 10 euros, en el 2013 incrementó esa cifra y pasó a destinar a estos servicios públicos esenciales 7 de cada 10.

Sin embargo, el sistema de financiación previsto por el Estado arroja una diferencia negativa para Canarias, que es la factura que paga la comunidad autónoma restando fondos de partidas de otras consejerías para suplir las carencias del Estado. Este déficit es consecuencia de un sistema de financiación autonómica que perjudica y afecta gravemente la sostenibilidad financiera de la comunidad autónoma canaria, por ello hemos pedido su urgente corrección dado los perjuicios que nos causa su aplicación indebida.

Desde un punto de vista global, los Presupuestos del Estado del 2012 supusieron una minoración de los recursos de un 32,25 %, unos 45,2 millones de euros, mientras que los del año 2013 supusieron una reducción adicional -y digo adicional- del 73,92 %, unos 73,1 millones de euros. Los Presupuestos Generales del Estado para el año 2014, en cuanto a los fondos destinados por el ministerio a líneas específicas sanitarias, no solo mantienen, sino que aceleran, la senda de los del ejercicio anterior en la reducción de los recursos, que en materia de sanidad serían objeto de su distribución entre las comunidades autónomas. Las comunidades autónomas pasan de obtener financiación del Ministerio de Sanidad en el año 2011 por todos los conceptos de 158 millones de euros a una previsión para 2014 de 33,7 millones de euros; y, si analizamos la pérdida de financiación desde 2011, las comunidades autónomas hemos perdido respecto de este un 78,73 %, es decir, 125 millones de euros.

En el dato interanual, la variación respecto al ejercicio anterior nos ha supuesto a las comunidades autónomas una rebaja de un 28,76 %, es decir, 13 millones de euros menos respecto del año 2013. Y así, por ejemplo, desde la Ley de Presupuestos del año 2013 la articulación del Fondo de Cohesión Sanitaria ha sufrido variación pasando a ser un fondo ampliable, financiado por las comunidades autónomas en función de las atenciones prestadas por otras respecto de cada una.

Podrán imaginar el impacto de esta reducción presupuestaria desde un punto de vista asistencial en la población, y concretamente en la sanidad pública canaria.

Asimismo, cualquier actividad relacionada directa o indirectamente por ser sector accesorio a la actividad asistencial, así como la presión fiscal, podrán tener un cierto impacto en la sanidad canaria, como es el tráfico de mercancías o las subvenciones a los combustibles, los desplazamientos de personas..., que harán también mella en la sanidad canaria. Además, todo lo que afecte a las bonificaciones, a los desplazamientos dentro del territorio insular, y así como el peninsular, puede suponer un duro golpe para un territorio fragmentado y alejado como el nuestro, además de suponer una duplicidad de los costes directamente asumidos hoy en día.

Por seguir profundizando en otras áreas sensibles, tratándose, por ejemplo, la energía, en materia de energía eléctrica el Servicio Canario de Salud, por razones obvias, funciona 24 horas, y con altas tecnologías especializadas en poder realizar sus quehaceres ordinarios; independientemente de los esfuerzos ordinarios que estamos haciendo por minorar el consumo y los planes de eficiencia energética, cualquier variación en la composición de los precios, así como el establecimiento de tasas a las empresas productoras o comercializadoras de energía, provocará indirectamente un perjuicio mayor para la sanidad porque llevará aparejada una disminución de la cantidad de recursos disponibles para acometer otras acciones sanitarias más directamente enfocadas a las personas.

En definitiva, la aparición de mayores obligaciones fiscales o cotidianas por coste de suministros esenciales, como son el agua o la luz, restarán también renta disponible para el resto de las actividades o eventualidades sanitarias.

No quisiera finalizar sin aprovechar este foro para solicitar a todos y cada uno de ustedes que se unan a la voz del Gobierno de Canarias en esta justa reclamación, y que aprovechen cualquier plataforma o medio para hacer llegar al Gobierno de España la necesidad de solventar este déficit de financiación, para así poder evitar llegar a la situación en la que están otras comunidades autónomas en la actualidad.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos no solicitantes de la comparecencia. Por el Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente. Señorías.

Volver a decir algo que hemos dicho aquí en diversas ocasiones: no hay deuda histórica con las reglas de juego de los sistemas de financiación autonómica, lo que hay es un déficit del sistema de financiación, pero no hay deuda histórica, no la hubo antes cuando gobernaba Coalición con el PP ni la hay ahora, ni se podrá reclamar. No hay cobertura política ni legal para reclamar deuda histórica. Lo que hay que hacer es no firmar acuerdos de financiación lesivos para esta comunidad, que fue lo que se hizo, y, en todo caso, acumular fuerzas para que el nuevo acuerdo de financiación garantice al menos la misma financiación para los servicios básicos que la media española; aquí, además, los servicios no cuestan lo mismo, cuestan más, y por eso debiéramos ser compensados por la lejanía y por la insularidad. El sistema sanitario es un 16 % más caro en un territorio como el nuestro que en el territorio continental.

Pero al margen de cuál sea la fórmula definitiva del nuevo sistema de financiación, yo creo que es un ejercicio ocioso estar hablando de deuda histórica, porque nadie la va a plantear, y nadie la va a reclamar, y nadie, sea quien sea quien mande en España, va a responder a esa demanda. Lo que tenemos que hacer es reconocer que nos equivocamos con el sistema de financiación que se subscribió, que tiene nombre y apellidos, y que ese sistema ha sido muy perjudicial para este territorio y para sus ciudadanos.

Que esta comunidad no tiene capacidad para asumir los déficits de financiación, no tiene capacidad. Es que el Gobierno dice: "no, el Gobierno ha suplido el déficit de financiación estatal con recursos propios". ¡Falso! Los 500 millones menos están ahí. ¡Falso! Aquí no hay capacidad. Nosotros tenemos menos ingresos corrientes que gasto corriente. En nuestra comunidad tenemos un problema fiscal terrible.

Lo que quiero decir con esto: estamos totalmente de acuerdo en que el sistema de financiación ha sido lesivo para esta comunidad. Algunos lo dijimos desde el primer día, otros cinco años después. Vamos a tener un nuevo sistema de financiación, es de suponer que en el año 14 -dicen-, yo creo que va a ser en el año 15. Y el asunto es con qué fuerza cuenta esta tierra para conseguir un trato justo en materia de financiación, y esa es la clave. Cómo trasladamos a la opinión pública, las fuerzas vivas de la sociedad canaria, que la financiación que se suscriba a partir del año 15 como mínimo tiene que garantizar estar en la media de financiación per cápita para los servicios básicos, y luego está el resto de las competencias, luego está la fiscalidad propia, y luego está ese problema que tiene Canarias, y que es muy serio, y es que los ingresos corrientes son inferiores a los gastos corrientes, y que estamos en un ahorro neto negativo, y que, por lo tanto, estamos dedicando endeudamiento a gasto corriente. Y eso solo se resuelve con una adecuada financiación y con un adecuado sistema fiscal. Por eso hablamos algunos de la tasa turística, entre otras cuestiones.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera, por tiempo de tres minutos, tiene la palabra.

El señor MORERA MOLINA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Me alegra que hablemos el mismo idioma, o por lo menos los mismos términos, podemos discrepar algunas cosas pero parece que usamos la misma terminología.

Efectivamente, lo que existe es un déficit de financiación autonómica, que repercute sobre la financiación de los servicios públicos, un déficit de financiación autonómica que está apoyado en el modelo de financiación vigente, un déficit que el Gobierno de España no ha querido compensar, por falta, claro, de voluntad política. No hay deuda sanitaria, lo decía el señor Rodríguez, estamos de acuerdo. Las deudas se reclaman en los tribunales. Y en los juzgados, por cierto, se ha ido a reclamar el dinero que había comprometido el Gobierno de España con Canarias, a modo de convenios, en la época del presidente Zapatero, y que ahora el Gobierno del Partido Popular se carga de un plumazo. Eso sí es deuda, y eso se ha ido a reclamar a los tribunales.

Está claro que no podemos hablar de financiación sanitaria específicamente. De lo que hay que hablar es de un problema de financiación de nuestra comunidad autónoma genéricamente, que, sin duda, es un problema, un déficit de financiación autonómica que se traduce en un déficit de la financiación de los servicios públicos, de la sanidad, de la educación o de la atención a la dependencia, entre otros.

Nuestra comunidad está a la cola de la financiación per cápita entre las comunidades autónomas. Cada canario recibe 250 euros menos que la media nacional, lo ha dicho la señora consejera. Somos los terceros por la cola en financiación per cápita. Sin embargo, estamos entre las seis comunidades autónomas que dedican más dinero per cápita a la sanidad, y Canarias está por encima de la media nacional en este indicador. Eso habla del compromiso del Gobierno de Canarias con la sanidad, que a pesar de su infrafinanciación global redistribuye su presupuesto a favor de un servicio público como la sanidad. Esto, además, se puede constatar, pues somos de las comunidades que más porcentaje de su presupuesto dedica a la salud de sus ciudadanos, en torno a un 40 %. Por supuesto que tenemos déficit de financiación y que eso no exime de hacer gestión, y nosotros seguimos pidiendo buena gestión, que, sin duda, es más difícil cuanto menos dinero se tiene.

Y, por último, como supongo que el Partido Popular nos someterá al mantra de Zapatero culpable, Zapatero culpable. Ya les digo que quien propuso efectivamente el último modelo de financiación fue el presidente Zapatero, y quien lo firmó por Canarias fue el señor Soria. Y también les digo que en aquel momento estuvo bien firmado, a pesar de lo que diga el señor Rodríguez, pues, en aquel acuerdo trajo como apéndice el Plan Canarias, con unos magníficos convenios que ustedes se cargaron y que compensaban perfectamente cualquier déficit de financiación que pudiera haber en aquella época.

Gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Popular, doña María Victoria, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora PONCE PÉREZ: Gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señorías.

Hemos visto en la tarde de hoy que todos los grupos parlamentarios reconocemos el déficit de financiación sanitaria con Canarias, pero hasta hace años no existía esta unanimidad. Cuando mi compañera Mercedes Roldós estaba al frente de la Consejería de Sanidad y reclamaba del Gobierno de España ese déficit, no contó ni con el apoyo, ni con el aliento de todos los grupos políticos. Pues, la entonces ministra de Sanidad y el Partido Socialista en Canarias negaban rotundamente la existencia de ese déficit, y quienes eran nuestros socios de Gobierno, Coalición Canaria, miraban para otro lado, no lo defendían con la misma vehemencia con la que lo hacen ahora. Es más, el presidente del Ejecutivo autonómico se dedicaba a reclamar cuestiones absurdas que, en ningún caso, van a suponer mejora alguna para la calidad de vida de los canarios. Pero fue llegar el Partido Popular al Gobierno de España y aquellos que no reconocían y los que no defendían con ímpetu ese déficit dieron un giro de 180º. El déficit de financiación sanitaria es una muestra del pésimo sistema de financiación, sistema de financiación del que ahora reniegan, pero que votaron y aprobaron nacionalistas y socialistas. A diferencia del Partido Popular, que sí que votamos en contra, porque consideramos que no era un mejor sistema que el anterior. Ese sistema no nació para satisfacer por igual a todos; nació para satisfacer las demandas de dos comunidades autónomas -Andalucía y Cataluña-, y el tiempo ha demostrado que ese sistema es perjudicial para Canarias.

Ahora bien, el Gobierno de Rajoy ya está trabajando en un nuevo sistema de financiación, cuyo objetivo es establecer un sistema más justo. Igualmente, el Gobierno de España ha puesto en marcha una serie de medidas para amortiguar ese pésimo sistema de financiación. El Plan de pago a proveedores o el Fondo de Liquidez han dado liquidez y solvencia a la sanidad canaria. Sin embargo, le decimos, señora Mendoza, que, en ningún caso, este mal sistema le supone una excusa para su pésima gestión. En mi grupo parlamentario, el Grupo Parlamentario Popular, siempre hemos tenido el mismo posicionamiento con respecto al déficit de financiación sanitaria, a diferencia de otros que, o bien lo negaban, o bien miraban para otro lado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo parlamentario solicitante de la comparecencia, don José Luis Perestelo, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Yo creo que se puede, y puedo subir a esta tribuna ahora, feliz, porque yo creo que hemos coincidido los grupos parlamentarios en el objetivo que nuestro grupo tenía al presentar la iniciativa, porque no se puede valorar -y es bueno que lo sepamos todos-, no se puede valorar la gestión de una consejera del Gobierno, si no atendemos a la financiación. Y hoy todos hemos coincidido, todos los grupos parlamentarios, en que falta financiación, en que hay un déficit importante de financiación. Luego, señorías, de aquí en adelante, cuando vayamos a valorar el trabajo de la señora Mendoza, seamos conscientes del punto de partida, y el punto de partida es la falta de financiación. Y en eso estamos de acuerdo todos los grupos que hemos intervenido hoy, independientemente de los matices, independientemente del origen, de cómo se ha producido ese déficit de financiación.

Señora Ponce, de verdad, vamos a ver. Cuando la señora Roldós era consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, planteó públicamente que había una deuda de 1.200 millones... -y le voy a decir por qué dijo usted deuda, lo voy a explicar por qué-; 1.200 millones de euros, que usted iba a demostrar, factura a factura -factura a factura, le puedo traer el periódico-, al señor Zapatero y a la señora Jiménez, entonces ministra de Sanidad. Por tanto, si usted va a demostrar factura a factura, está hablando de deuda, no está hablando de financiación global. Esa era la señora Roldós.

Y el discurso del Partido Popular, el discurso del Partido Popular en esa época: "Cuando vayamos a gobernar, vamos a cumplir con los déficit históricos del Gobierno socialista con Canarias". Y ustedes obtuvieron un respaldo de la ciudadanía, un respaldo importante en Canarias con ese discurso, que han incumplido. Les ha gustado más un sillón en el ministerio que cumplir sus compromisos con los canarios. Eso es lo que han hecho: se han olvidado de mostrar a su propio Gobierno, factura a factura, o ayudar a la señora Mendoza para demostrar a su Gobierno que hoy son 2.000 millones de euros los que faltan de financiación.

Empezaba mi intervención antes hablándoles de esta mañana, del final de la mañana y de la importancia que tenía el Estatuto de Autonomía. Pues, claro que tiene mucha importancia, porque a lo que hacía referencia ese portavoz del Partido Socialista -se me fue el santo al cielo-, Jesús Morera decía que ustedes no solo no han cumplido con la financiación que firmaron, y no han mejorado esa financiación que firmaron, sino que, además, no han cumplido con los acuerdos parlamentarios que, a través de vía REF, se transformaron en convenios para obras de infraestructura en Canarias, que sí se pueden reclamar vía judicial, porque son deudas de incumplimiento de convenio.

¿Y para qué sirve el Estatuto de Autonomía? Precisamente para que esto no ocurra en el futuro. Por eso es tan importante que debatamos el Estatuto de Autonomía: porque el REF, el Estatuto de Autonomía, ley orgánica, será un instrumento blindado de obligatorio cumplimiento, como así ocurre con otras comunidades autónomas que han incorporado artículos de nuestro REF a sus estatutos de autonomía, y que ahora son de obligado cumplimiento.

Por eso, sí que es importante que este Parlamento, que las señorías, parlamentarios y parlamentarias de esta Cámara, dediquemos un tiempo, en estos tiempos difíciles, a trabajar por mejorar ese Estatuto de Autonomía, que, al final, es la garantía de tener los recursos económicos para cumplir con las prestaciones que nos demandan los canarios en sanidad, en educación, o en servicios sociales.

Por tanto, señora consejera, entiendo que hay una voz unánime hoy en el Parlamento apoyando su reclamación a la Administración General del Estado para la mejor financiación de la sanidad.

A veces le damos un tono a las cosas, y hablamos de responsabilidades y hablamos de problemas que afectan a los canarios, de verdad, yo creo que estamos hablando de un tema en el que estamos de acuerdo por una vez en esta Cámara, vamos a aprovechar el acuerdo y el consenso para seguir trabajando, y vamos a esperar que la consejera haga los esfuerzos de gestión con todo el equipo de su consejería y con los profesionales que ejercen la sanidad en Canarias para que puedan mejorar los resultados, que sin duda se están mejorando y que serían muchísimo mejores si consiguiéramos esa mejor financiación.

Señorías, ya digo, podríamos estar debatiendo, voy a ahorrarles una parte importante del debate en esta comparecencia, porque vamos inmediatamente a debatir una moción que recoge aspectos fundamentales de la sanidad, pero que yo creo que el tratamiento de esta moción va a ser completamente diferente después de este punto de partida de todas las fuerzas políticas de entendimiento de la situación que se vive en la consejería.

Podríamos referirnos a temas de listas de espera, a temas de urgencias, a temas de la prestación sanitaria, que, a pesar de ese déficit de financiación en Canarias, siguen siendo públicos, porque eso es un compromiso de este pacto de gobierno, es un compromiso que está plasmado en el documento que da soporte al pacto de gobierno entre Partido Socialista y el Grupo Nacionalista de esta Cámara, y que se está cumpliendo perfectamente por las dos fuerzas políticas y perfectamente por el trabajo de la señora consejera.

Por lo tanto, señorías, como decía, vamos a ahorrar una parte del debate, porque lo vamos a posponer, para inmediatamente después en la moción consecuencia de una interpelación del Partido Popular.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno para concluir la comparecencia, la señora consejera de Sanidad, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

Guarden silencio, por favor. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Señorías, señor Rodríguez, creo que en ningún momento hablé de deuda histórica. Hubo épocas, al principio de esta legislatura, en que esos términos se utilizaron, y la cifra actualizada del déficit de financiación, que puede que hoy se vaya volviendo histórico, y que evidentemente creo que nadie espera, ya me encantaría, por lo menos, recuperar una parte, que nadie va a devolver, desde luego, desde el Gobierno de España.

Pero, desde luego, ese déficit de financiación, que no deuda sanitaria, que mantiene el Estado con Canarias es en la actualidad de 2.161 millones de euros, y nuestro presupuesto, en el año 2014, 2.601 millones de euros, luego, casi se están igualando ya. Ese mal sistema, da igual, pero ese déficit de financiación ha sido reclamado en esta sala, en este Parlamento, en consejos interterritoriales y en distintos sitios, en legislaturas anteriores y en esta, y yo, desde luego pienso seguir haciéndolo.

Por otra parte, he dicho, y repito, que desde el año 2009 hasta hoy, año 2009 con un presupuesto de 2.901 millones de euros, hasta hoy, si hacemos los cálculos, hemos perdido unos 500 millones de euros. Y quiero, además, aclarar algo, no es que hayamos perdido nosotros, no lo hemos perdido nosotros, es que precisamente es el Gobierno de España el que mantiene ese déficit con los ciudadanos y ciudadanas de Canarias, ese dinero es de nuestra ciudadanía, nuestro crecimiento, el envejecimiento poblacional, la insularidad, no las han tenido en cuenta, el Gobierno de España no los tuvo en cuenta, no lo pusieron al día, y quien pierde es la sanidad canaria, por tanto, nuestra gente. Y, además, quiero también recordarles que entre los años 2009 y 2014, vuelvo a repetir, hemos perdido casi 500 millones de euros, y, constantemente, como alguna de sus señorías suele decir, como un mantra, como suelen llamarlo, estamos escuchando críticas a que es un problema de mi gestión, de la gestión de la Consejería de Sanidad, de nuestras directrices políticas, de la calidad asistencial, cuando, en realidad, el deterioro es de la financiación, de la financiación por parte del Estado hacia los canarios y canarias, no de este Gobierno, que ha apostado de una forma firme y clara por la sostenibilidad de los servicios básicos, esenciales, y los detrae de otras partidas para incrementar ese presupuesto.

Constantemente, los partidos, o desde la Oposición, lanzan mensajes que llegan a la población, una información tergiversada, una información manipulada, y hablan de deterioro de la calidad, y yo vuelvo a decir, y sigo afirmando, que la calidad asistencial es buena, que contamos con profesionales excelentes en todas las categorías, que están trabajando duro para dar respuesta a las necesidades de nuestra ciudadanía, y que, por supuesto, queda mucho por hacer y seguir mejorando.

He escuchado prácticamente a diario las críticas a las listas de espera como si solo existieran aquí. Las listas de espera se incrementaron en todas las comunidades autónomas, independientemente del signo político, en el segundo semestre del año 2012, a partir del segundo semestre del año 2012, cuando se exigió por parte del Gobierno de España incrementar de medidas de contención del gasto el Plan de equilibrio financiero, bajo amenaza de ser intervenido por el Gobierno de España, pero parece que a alguna de sus señorías en la Oposición esto no les interesa, les interesa que los ciudadanos miren para algo que es mucho más fácil: hablar y cuestionar la gestión de la consejera de Sanidad, eso es fácil. Cuando se pertenece a un partido que es hoy quien gobierna España, cuando esas mismas personas, del Partido Popular, reclamaban alto y claro el déficit de financiación, 1.423 millones de euros, hasta el final de esta legislatura, reclamaron eso al Gobierno una y otra vez en consejos interterritoriales, por escrito y en los medios y en las hemerotecas está, pero desde que ocuparon la Oposición, en ese momento, se olvidó, dejó de haber déficit, lo olvidaron y nunca más se les ha vuelto a escuchar reclamar ni un solo euro para la ciudadanía canaria, para la sanidad canaria, y ahora más que sus compañeros de partido, del Partido Popular, ocupan el Gobierno de España.

Señorías, miren, el déficit de financiación cada día se incrementa, ya va alcanzando prácticamente, como decía, el presupuesto que con esfuerzo el Gobierno de Canarias, en su firme apuesta por mantener un servicio sanitario público, sigue realizando, y se atreven a cuestionar la gestión de la Consejería de Sanidad, pues, miren, con 500 millones de euros menos, por no nombrar ese déficit de financiación, siendo la tercera comunidad peor financiada de todo el territorio del Estado y, aunque a los que gobiernan hoy en España al Partido Popular, no les guste escuchar esto: nosotros no hemos cerrado hospitales; no hemos cerrado servicios de urgencias hospitalarias ni extrahospitalarias, como ocurre en otras comunidades que gobierna el Partido Popular; hemos ido reduciendo la lista de espera sin programas especiales, sin peonadas, con jornadas ordinarias de tarde y con mayor eficiencia en la jornada ordinaria de mañana, y con el uso de los recursos escasos, sí, porque efectivamente hay mayor necesidad y peor financiación, al contrario que otras comunidades que hoy han tenido que poner en marcha planes especiales para dar respuesta a esas listas de espera, que se incrementaron como en todas las comunidades; mantenemos la plantilla orgánica y seguimos contratando las vacantes que dejan las jubilaciones en el cien por cien de los médicos, cosa que en otras comunidades se ha reducido al 10 %, si es que contratan y no despiden; no hemos privatizado, como otras comunidades; y seguiremos trabajando en las infraestructuras priorizadas -Hospital de Fuerteventura, el Norte y el Sur de Tenerife-; y hemos hecho frente a carencias históricas de forma pública, como la oncología radioterápica en Gran Canaria, y estamos corrigiendo y dando respuesta a obsolescencias de oncología radioterápica en la isla de Tenerife, en el Hospital Universitario de Canarias y en el hospital Nuestra Señora de la Candelaria; y además estamos desarrollando proyectos de los servicios de urgencias del HUC y del hospital de la Candelaria que nadie nunca encaró, que en todos los inviernos se bloquearon, que corrieron ríos de tinta, y ahí están, y a veces era por días de libranza de médicos, otros por gripe y ahora resulta que surgieron con esta consejera... No, hoy le estamos poniendo nosotros cara y estamos haciendo frente a esos dos servicios que tienen que mejorar. Y esto no nos autocomplace y no nos tranquiliza, y vamos a seguir trabajando por nuestra ciudadanía, esa a la que todos ustedes confunden.

Señorías, con una financiación de las peores del territorio español nos pedían planes de choque, el año pasado, 8 millones de euros para planes de choque de lista de espera, eso se escuchó planteado por el Partido Popular el año pasado en esta sala, nosotros pusimos 17,5 millones de euros porque hubo un crédito extraordinario, pudimos poner ese dinero. Y, desde luego, vamos a seguir trabajando y disminuyendo las listas de espera, no nos detenemos ni nos autocomplacemos. Estamos trabajando por la gente de Canarias, con mucho menos dinero del que se merecen, pero con unos equipos directivos y unos profesionales que hoy se sientan, trabajan juntos, analizan, priorizan y programan las consultas, las pruebas complementarias y programan la cirugía para responder a esa lista de espera. Estamos trabajando en salud pública, en materia de prevención y promoción de hábitos de vida saludable, líneas que el Gobierno de España dejó a cero en sus presupuestos del Estado, está a cero la mayor parte de ellos desde hace un par de años. Nosotros seguimos trabajando en ello y, desde luego, darán resultados y mejorarán la salud de nuestra gente. Y voy más allá, a pesar del déficit de financiación, tampoco hemos dejado tirados a los que se han quedado sin derecho a una tarjeta sanitaria, a los más débiles, y hemos desarrollado con los recursos con los que contamos normas y personas que hemos puesto a su disposición para asegurarles en nuestra comunidad una asistencia sanitaria.

Señorías, ¿ustedes creen que queda bien hablar de mala gestión, ejercicio hipócrita, ejercicio cínico...? Y estoy de acuerdo en que por una vez hoy se habla en común de déficit de financiación, y no sé hasta qué punto, señor diputado, pero, desde luego, no son algunos de los que hoy han hablado quienes puedan dar lecciones de gestión a esta consejera porque todos los problemas que hoy...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señora consejera, tiene usted un minuto para concluir.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): ...hacen parecer nuevos son históricos, y aquí consejeros anteriores no lo afrontaron (Rumores en la sala) -es penoso que eso dé risa-. En la anterior legislatura problemas que hoy están...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señora consejera, perdón, señora consejera. Señorías, por favor, guarden silencio.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): En la anterior legislatura, la Consejería de Sanidad no afrontó lo que nosotros, problemas históricos, estamos afrontando hoy.

Lo que estaría bien que hicieran ustedes es reclamar la corrección del déficit de financiación. Me da igual el histórico, pero me daría muchísimo más el actual, porque el señor Rajoy estará trabajando, pero está tardando.

Miren, ¿saben qué les pasa a ustedes? O que en Madrid no le hacen caso, o que son incapaces de luchar por Canarias y es más fácil atacar la gestión de la Consejería de Sanidad, pero no dejo de invitarles a trabajar con nosotros y a que reclamen a sus compañeros de fila ese déficit de financiación que reclamo una y otra vez, y escrito está en los consejos interterritoriales y en las cartas y en las hemerotecas. Yo, desde luego, lo seguiré haciendo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.