Diario de Sesiones 125/2014, de fecha 28/5/2014
Punto 7

8L/PPL-0016 PROPOSICIÓN DE LEY DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS POPULAR, NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOCIALISTA CANARIO Y MIXTO, DE NO DISCRIMINACIÓN POR MOTIVOS DE IDENTIDAD DE GÉNERO Y DE RECONOCIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS TRANSEXUALES.

El señor PRESIDENTE: Siguiente proposición de ley, también para toma en consideración, en este caso no hay criterio del Gobierno, proposición de Ley de los Grupos Parlamentarios Popular, Nacionalista Canario, Socialista Canario y Mixto, de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales.

Entonces, aquí empezamos por el Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señor presidente. Buenos días a todos y a todas.

Quiero dedicar mis primeras palabras a dar la bienvenida, una sincera bienvenida, a los colectivos que nos acompañan, a la coordinadora canaria LGTB, al colectivo Gamá y a aquellas personas a título individual que han venido a protagonizar lo que será, pues, la aprobación, el inicio del trámite parlamentario de una ley que, desde nuestro grupo, desde Nueva Canarias, calificamos como una ley histórica. Buenos días al resto también, cómo no. Una ley histórica y un ejercicio también democrático de este Parlamento, puesto que siendo un proyecto legislativo que parte de los colectivos y cuyo texto nos han aportado ustedes, hay que decir que hemos conseguido los cuatro grupos el consenso necesario para abrir la puerta de este Parlamento y que se pueda debatir hoy el inicio, el trámite inicial de la toma en consideración de una ley canaria sobre la no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales.

Hoy, por tanto, decimos que es un día importante, importante para los derechos, un día destacado para la tolerancia, un valor fundamental, imprescindible en las sociedades democráticas.

En primer lugar, quería celebrar este día junto a ustedes, como empecé, con las asociaciones de personas transexuales y con los colectivos que han luchado de manera incansable hoy y en el pasado porque este día pudiera ser una realidad. Felicitarles y agradecerles que nos hayan avanzado un documento, una propuesta normativa integral, que nos permita redactar una buena ley de la mano de las personas que viven esta realidad y de aquellas que sin vivirla luchamos día a día porque nuestra sociedad y la sociedad de nuestros hijos y nietos sea una sociedad cada día más tolerante.

Congratularnos también, como decía, a todos y a todas, de que, por fin, se traiga a debate esta ley. Llevamos meses, años, hablando de este tema con los colectivos, y distintas razones han hecho que se haya ido retrasando. Pero bueno, lo importante es que hoy estamos aquí, y que hoy se va a hacer realidad. Ustedes, los que nos acompañan hoy, también los otros que no están en esta Cámara pero que están fuera y que han trabajado denodadamente, son los verdaderos artífices, los protagonistas auténticos de tantas luchas sin descanso, de tanto esfuerzo, de tanto dolor a veces también, de tantas ilusiones.

Hoy estamos dando el primer paso de lo que será la futura ley sobre la no discriminación y los derechos de las personas transexuales en Canarias. Con este acto de hoy, además, nos sumamos a lo que han hecho ya otras comunidades, no todas, algunas comunidades españolas como Cataluña, Extremadura, Galicia, Navarra, País Vasco y, recientemente, Andalucía.

Esta ley será la expresión institucional, la expresión legal de una lucha por la no discriminación y por los derechos de las personas transexuales.

El objeto fundamental que persigue es garantizar el derecho de las personas que adoptan socialmente el sexo contrario al de su nacimiento de recibir de las administraciones públicas canarias una atención integral y adecuada a sus necesidades médicas, psicológicas, jurídicas y de otra índole, en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía canaria y con independencia del lugar, del municipio o de la isla donde vivan.

Quisiera destacar dentro de esa propuesta de ley el artículo 4, que viene a hacer efectivo un derecho amparado por nuestra Constitución, sobre la no discriminación por motivos de identidad de género: "Todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y en derechos, con independencia de sus orientaciones sexuales e identidades de género". Debemos celebrar, no paro en mi discurso de decirlo, porque, efectivamente, creo que es un día de celebración, que esta iniciativa de los colectivos en defensa de las personas transexuales y de los colectivos que abogan por la no discriminación por razones de identidad de género cuenten con el apoyo parlamentario, como decía antes, en un ejercicio de consenso que tengo que decirles que no es la tónica habitual, y que, por tanto, creo que es destacable.

Estamos ante una propuesta que tiene un doble sentido: por un lado, pretende dar a las personas transexuales todos los derechos necesarios para que tengan una buena calidad de vida; y, por otro, también pretende hacer partícipe al conjunto de la sociedad canaria de unos valores, de una visión de sociedad más tolerante y más diversa.

Es una ley que recoge un abanico amplio de medidas desde todos los aspectos, para lograr que las personas transexuales tengan sus derechos sociales y sanitarios garantizados, asegurando que el tratamiento transexualizador esté garantizado en la sanidad canaria, promoviendo la discriminación positiva en el empleo y facilitando en el ámbito educativo que se respete la identidad de género del alumnado y también -que es muy importante- el tratamiento y el trabajo con el profesorado.

Yo quisiera pararme en dos aspectos de la ley que creo, siendo todos los aspectos -el fomento del empleo y la discriminación positiva para la verdadera inserción laboral de las personas transexuales, los aspectos jurídicos...-, creo que hay dos aspectos de este proyecto de ley que, desde mi punto de vista, son especialmente trascendentes. En el aspecto educativo, los que creemos que solo se avanza en una sociedad más tolerante, en una sociedad más justa, en una sociedad más cohesionada, y que solo se transforman las conciencias y las mentalidades en las escuelas, en los centros educativos, en las universidades, le damos muchísima importancia a trabajar esto en el ámbito escolar. Solo desde la tierna infancia se puede evitar que los niños y las niñas sean unos futuros intolerantes, sean unos adultos intolerantes. El niño, la niña, nace siendo tremendamente tolerante, aceptando la diversidad, y somos los adultos, con nuestros prejuicios, con nuestra moral a veces, los que vamos inculcando esa mentalidad. Por lo tanto, preservar al niño y a la niña, mantener esa natural condición de tolerancia -el ser humano nace tolerante- es tarea de la escuela, y, por tanto, entiendo que solo avanzaremos a una sociedad, como digo, más integradora, menos discriminatoria, si de verdad incorporamos en la escuela estos principios.

Pero, efectivamente, hay otro elemento de la ley que es fundamental: los aspectos sanitarios, los derechos sanitarios. La transexualidad se relaciona con un concepto del sexo no puramente biológico, sino, sobre todo, psicosocial, reconociendo que, en último extremo, lo definitorio de la persona son las características psicológicas que dan configuración a su forma de ser, y dando a la mente y al espíritu humano el predominio sobre cualquier otra consideración física.

En este sentido, las dificultades son incontables, y el sufrimiento de este proceso de adaptar el cuerpo a la mente es considerable. Cualquier esfuerzo normativo debe, por tanto, facilitar ese proceso, permitiendo, con los menores traumas posibles, la progresiva adaptación de la persona. Y especialmente en este punto me tengo que referir a los más jóvenes, a los adolescentes, que sufren doblemente este proceso de incomprensión y de dificultades. Las mujeres y los hombres transexuales tienen la convicción de pertenecer al sexo opuesto al que nacieron, con una insatisfacción mantenida por sus propios caracteres sexuales primarios y secundarios, y con un profundo sentido de rechazo y un deseo manifiesto de cambiarlos médica y quirúrgicamente.

Por eso, esta futura ley da forma a las ilusiones y a las reivindicaciones sociales, representa una conquista de libertades y de derechos, es una normativa que permitirá a tantas personas llegar a ser los hombres y mujeres que quieren y merecen ser. Por tanto, facilitará con ello la reasignación sexual, la transformación física de aquellos y de aquellas que así lo decidan para vivir de manera plena, para desarrollar en plenitud sus proyectos de vida, y, además, también, la transformación social que conlleva dignificar una realidad.

El hecho transexual pone de manifiesto lo complejo de la naturaleza humana y su infinita riqueza de construcción, de creación, de superación de cualquier limitación del ser. Que es necesario legislar sobre los asuntos sanitarios, lo pone de manifiesto que ya lo han hecho comunidades como Madrid, Asturias o, recientemente, como antes decía, Andalucía. Con la futura aprobación de esta ley, ampliamos la efectividad de los derechos constitucionales, como decía antes; nos hacemos más tolerantes con una realidad existente; ensanchamos nuestras miradas y nos hacemos, en definitiva, más humanos, y, por tanto, avanzamos como sociedad.

Con esta propuesta, que recoge reivindicaciones históricas de movimientos y de colectivos sexuales, vamos a dar a Canarias, vamos a dar un paso más en ese camino hacia la verdadera tolerancia.

Y no quiero terminar mi intervención sin expresar mi reconocimiento a todas y cada una de las personas que a lo largo de la Historia, desde el franquismo, han sufrido la intransigencia, han sufrido la incomprensión, han sufrido la intolerancia, y que hoy estarían orgullosos de saber cómo sus luchas, sus esfuerzos y sus anhelos no han sido en balde.

Gracias.

(Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Socialista Canario, doña María Dolores Padrón.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Buenos días, buenas tardes ya.

Desde luego, lo primero, pues, saludar a la coordinadora LGTB, a Gamá, a Génesis, a Algarabía, a todos aquellos que tanto nos han enseñado, a todos aquellos que nos han bajado los pies al suelo, a aquellos que nos han hecho caminar en la diversidad como una riqueza de nuestra sociedad, y no en la xenofobia, en la homofobia, en todo eso que nos hace más pobres (Aplausos)..., una sociedad menos rica, menos rica. Muchas gracias por esta ley, muchas gracias.

Desde el Partido Socialista no tenemos ningún condicionamiento religioso, moral y ninguna duda de que la ley, tal y como está, puede tramitarse. No tenemos ningún impedimento que haga que esta ley se apruebe ya, por trámite de urgencia y tal y como los colectivos han demandado. Y lo tenemos claro, no hablamos de tolerancia: tolera aquel que no entiende lo que pasa. Nosotros respetamos, disfrutamos de la diversidad. Por eso entendemos que necesita el paraguas que le da esta ley elaborada por los colectivos. Este Parlamento se está abriendo a la diversidad, ¡ya era hora!, aunque es tarde, es tarde para algunos. Sí, señores diputados y diputadas, para algunos llegamos muy tarde. Hace mucho tiempo que esta ley anda caminando por los despachos del Parlamento y de diferentes gobiernos, hace mucho tiempo, y es hoy cuando se culmina un proceso, desde luego, doloroso para algunos, y yo quiero recordar aquí, y me lo van a permitir y, bueno, pues, quizá no sea lo justo, pero han sido aquellas personas que han estado más cerca, de las que he aprendido más, aparte de los colectivos, por supuesto. Yo a Darío Jaén, desde luego, tengo que reconocerle (Aplausos) el trabajo que ha hecho y que hizo con su acercamiento...

El señor PRESIDENTE: Doña Dolores, un momentito.

Mire, por favor, yo le quiero decir al público que entendemos todos el entusiasmo, pero como la ley es para todos, incluso la leyes que se están tramitando, se prohíbe expresamente, y por eso se lo digo, porque quizás no lo sepan, hacer manifestaciones de ningún tipo el público presente en la Cámara. ¿Por qué se lo digo? Porque a lo mejor no siempre tienen la misma intencionalidad quienes aplauden, pero como la ley es para todos, y vienen muchos grupos por otras cosas aquí, a veces, pues, no vienen con el mismo talante que yo creo que todos sabemos que tienen ustedes, pues yo les ruego que, si es posible, que se abstengan de hacer nuevos aplausos. Simplemente, lo que hacemos es cumplir con la ley, pero tengo el deber de informarles y que lo sepan, porque esto, como digo, es para todos.

De verdad, muchísimas gracias y vamos a ver si continuamos con la... y discúlpeme, doña Dolores Padrón, pero es la obligación de este presidente mantener lo que dice el Reglamento del funcionamiento de la Cámara.

Muchísimas gracias.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Señor presidente, no pasa nada. La alegría la llevamos en el corazón, o sea que no pasa nada.

Por eso decía que le reconozco el trabajo a esta gente: a Pedro Zerolo, a Jerónimo Saavedra, a Darío Jaén, y digo que es verdad que puedo no estar siendo justa, pero es la gente que más cerca he tenido, y a compañeros que me han acompañado, pues, en el día a día, algunos se encuentran, y que han sufrido los ataques de la derecha más reaccionaria en esta isla, en Tenerife, por abanderar una manifestación del orgullo gay. Y esa manifestación ha tenido mucho que ver, al salir a la calle, al decir: ¡aquí estamos, no nos escondan!, ¡aquí estamos!, esa manifestación ha tenido mucho que ver con los cambios que se produjeron en su momento, con la ley de matrimonio de gais y lesbianas y con el cambio social que todavía debe producirse, incluso, en nuestras mentalidades. Por eso esas manifestaciones son importantes, porque crean conciencia, sacan, abren, abren, abren armarios, salen los trapos que algunos consideran deben tener guardados y, para mí, se convierten en personas, se convierten en algo que da color a algo que ha estado siempre mirado como el nodo, en blanco y negro. Por lo tanto, muy importantes las manifestaciones que comenzaron en el 77 del orgullo gay.

Pero digo: los canarios, hoy, en este Parlamento, dicen con esta ley, que puede mejorar en su tramitación pero, como ya decía, para nosotros debe aprobarse tal y como está, dicen "no, no a la homofobia, no a la transfobia, sí a los derechos humanos de un colectivo de personas que hoy no los tiene". Hoy es el día en que todas las fuerzas políticas de este Parlamento hemos consensuado la tramitación de la ley y eso también hay que destacarlo y es importante. El colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales no puede quedarse al margen de esta sociedad, no solo por ellos sino por nosotros mismos.

Este Parlamento debe demostrar que está con ellos porque también así generamos conciencia, debemos visibilizar que este Parlamento está con la diversidad, que está y respeta la diversidad y que se necesita la diversidad también en Canarias. Durante muchos años estos colectivos han sido víctimas del juego político de dar satisfacción a sectores más intransigentes de esta sociedad, no podemos decepcionarlos en la tramitación de la ley, no podemos decepcionarlos.

Como dije, es posible que sufra cambios la legislación, pero que sea para el avance y no para el retroceso. Este es un texto que desarrolla el artículo 5 del Estatuto de Autonomía de Canarias que mandata al Parlamento y al Gobierno a garantizar y promocionar las condiciones necesarias para que las mujeres y los hombres canarios, repito, todos: heterosexuales, transexuales... -no tengo por qué emplear ya más los términos-, puedan participar plenamente en condiciones de igualdad efectiva en la vida política, económica, cultural y social de las islas, un texto que compromete a las administraciones públicas canarias, que compromete porque sin texto todo son voluntades. Y es verdad que hay dos unidades que las asociaciones trabajan voluntariamente, pero ahora hay, hay un texto legislativo que hay que cumplir y eso es histórico, que asegura la no discriminación de un ciudadano o ciudadana por motivos de identidad de género, la identidad de género importante, nada tiene que ver el sexo con que se nace con la identidad que uno tiene, y por eso es necesario avalar en muchísimos casos; en otros casos, pues, la identidad de género está acorde con su sexo. Por lo tanto, esta es una dificultad con la que se nace y a la que nosotros debemos dar solución con este texto legal.

Es lamentable que en el siglo XXI estemos tramitando una ley para que ningún canario o canaria se quede sin recibir una atención integral y adecuada a sus necesidades médicas, psicológicas, jurídicas y de otra índole. Sí pasa, sí pasa, por eso esta ley lucha contra el prejuicio y la discriminación. Un 26 % de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales fueron agredidos o amenazados con actos de violencia durante los últimos cinco años en la Unión Europea y así lo denuncia la Agencia europea de Derechos Fundamentales.

Señorías, nosotros también somos parte de España, pero aquí hay un dato positivo frente al dato negativo de la entrada de partidos xenófobos y racistas al Parlamento europeo, contra ellos, vamos a tener que luchar, y el dato positivo es que en nuestro país el número de candidatos, 178, explícitamente están comprometidos para favorecer los derechos del colectivo LGTB, desde luego, en la Unión Europea. Y por eso tenemos que luchar. Hay que hacer una reflexión y exigir ese compromiso a todos aquellos diputados europeos que han firmado este compromiso con los colectivos LGTB.

Todo esto yo creo que está en el ADN del proyecto que hoy inicia su tramitación en la Cámara, por lo que Canarias se va a convertir en una avanzadilla, yo creo, dentro de la Unión Europea en garantizar los derechos a este colectivo.

En nuestro país, ya lo ha dicho Carmen, solamente Navarra tiene una ley como la que estamos debatiendo, pero nuestra norma es mucho más completa y es mucho más completa simplemente porque nace de abajo arriba, porque la han hecho aquellos a los que les afecta, por eso no puedo dejar de dar las gracias. Pues, por ejemplo, en esta norma la sanidad pública costeará el cambio de sexo y la asistencia psicológica a menores transexuales con acoso escolar, algo muy importante pues en el referido informe de la Agencia europea de Derechos Fundamentales se confirma que dos de cada tres personas confesó ocultar su condición sexual en el entorno escolar y al menos un 60 % de ellas había sido víctima de comentarios o conductas negativas por su sexualidad en centros de enseñanza. Más del 80 % de los encuestados en todos los Estados señalaron haber sido objeto de comentarios negativos en el área educativa sin diferencia significativa en los países.

Desde luego, semejante caldo de cultivo obliga a los menores que se autodefinen como homosexuales a ocultar su tendencia y fingir ser quienes no son, de esto estamos hablando, jóvenes entre los 12 y 17 años que tienen una infernal eternidad que atravesar pero que ahora tendrán la ayuda de los poderes públicos canarios con esta ley y esa es una buena noticia.

Muchas personas ocultan su identidad y viven aisladas o, incluso, atemorizadas, sienten que debido a su condición sexual no pueden ser ellos mismos en su vida diaria por miedo a la discriminación. Eso apunta este informe. Y ahí tengo que decir que debemos echar toda la carne en el asador. Debemos echar la carne en el asador en políticas educativas, pero también introduciendo los nuevos modelos de familia en los currículos escolares, porque aquellas parejas homosexuales que ya han decidido -gais y lesbianas- conformar familias distintas a las que tradicionalmente la sociedad patriarcal..., y de esto sabemos mucho las mujeres, de sociedad patriarcal, por eso quizás entendamos mejor este tipo de problemas, porque la sociedad patriarcal etiqueta, plantea cómo debes vivir tu vida, no te deja ser libre, te restringe el ámbito de desarrollo..., y es lo que han hecho con el colectivo LGTB. Por eso es necesario en los currículos, por eso es necesario en la educación a la ciudadanía, por eso es necesario en educación plantear el trabajo con la familia y con los niños para que asuman que hay muchos modelos de familia que se están desarrollando ya, con luz, con luz, en nuestra sociedad, y que los menores no tengan problema por haber optado por una opción que la sociedad patriarcal no entiende, no asume, y, desde luego, se empeña en que veamos como algo malo algo que es rico, como decía, y diverso.

Bien, creo, sinceramente, que hoy estamos dando un paso trascendental en unos momentos en los que recientes casos en diferentes países -quería referirme a que este paso es importante porque hay países, desde luego, donde van hacia atrás y eso ha hecho que en Iberoamérica se creen plataformas y que sea necesario el apoyo también y una apuesta clara desde la Unión Europea-, recientes casos ocurridos en los diferentes países ponen de manifiesto la criminalización de la homosexualidad y la impunidad por crímenes cometidos por motivos homofóbicos o transfóbicos y los malos tratos contra personas gais, lesbianas, bisexuales, transgéneros e intersexuales.

La proposición de ley es una garantía contra la discriminación a las personas lesbianas, gais, transexuales, transgéneros e intersexuales; elimina el trato discriminatorio basado en la orientación sexual o la identidad de género en cualquier nivel de la administración, de la justicia; también elimina cualquier trato discriminatorio, una cuestión que alguien se planteaba en materia de empleo, donde los transexuales, homosexuales, son discriminados por su opción sexual, y sí hacen falta las políticas de acción positiva también en materia de empleo, sí hacen falta y en esta ley así se recogen, porque, miren, el primer elemento de integración social del ser humano cuál es: el empleo; por lo tanto, son fundamentales las políticas de discriminación positiva también en materia de empleo y una legislación que las avale.

En materia sanitaria ya lo he dicho. Y, desde luego, desde nuestro partido decir que siempre nos sentimos orgullosos de Canarias cuando hablamos de región ultraperiférica y ponemos en valor nuestras energías renovables, nuestro patrimonio, nuestra naturaleza; sintámonos orgullosos por ser la avanzadilla no solo en España sino por ser la avanzadilla también en la Unión Europea, en Canarias y en todo el territorio español, junto con otras comunidades autónomas, en la lucha contra la homofobia, la transfobia y en gritar que la libertad es lo más importante que tiene el ser humano, y que desde nuestro partido y desde este Parlamento siempre se va a defender. Seamos hoy todos más libres.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Muchas gracias, doña Dolores Padrón.

Por el Grupo Nacionalista Canario doña Flora Marrero Ramos.

La señora MARRERO RAMOS: Muchas gracias, señor presidente.

Venimos desde el Grupo Parlamentario Nacionalista a apoyar esta proposición de ley, de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, para su tramitación.

Es una ley sencilla pero es una ley que es crucial y que va a ser trascendental para todo el colectivo.

Yo quiero comenzar saludando a los representantes de Gamá de Gran Canaria, a los representantes de Algarabía de Tenerife, a los representantes de Altihay de Fuerteventura, de Apertura de Tenerife, y a toda la Coordinadora LGTB; y quiero saludarlos y quiero agradecerles el trabajo que hemos hecho conjuntamente.

Recuerdo, quiero comenzar, esa famosa reunión que empezamos a las siete de la tarde y terminamos a las once y media de la noche, y fue una reunión de tercer grado pero les aseguro que jamás la olvidaré, igual que los compañeros de mi formación política que estuvieron allí, donde estuvimos analizando, no solo artículo a artículo, que lo hicimos, viendo las enmiendas, viendo hasta dónde se podía llegar..., pero sobre todo me quedo con los testimonios que estaban allí. No fue coger un papel, coger cada uno de los artículos y ver, ver como vemos las cosas a veces, asépticamente, sino allí había chicos y chicas que nos explicaban sus experiencias, lo que habían sufrido en el entorno escolar desde que eran niños, lo que habían sufrido en la adolescencia, y pudimos conocer a hombres y mujeres felices, felices con su identidad sexual. Por eso quiero agradecerles no solo la ley sino las experiencias vividas en las diferentes reuniones que hemos tenido. Fue una reunión -repito- intensa, pero con la que nos hemos enriquecido personalmente y hemos crecido también. Porque no es lo mismo hablar de gais, de lesbianas, de transexuales que conocer los dramas.

Y también quiero hacer referencia a sus familias. Hemos conocido padres y madres que cuando han visto la situación de sus hijos y de sus hijas no sabían cómo hacerlo, y esta ley lo recoge. Esta ley habla de cómo asesorar a la familia, porque a muchos padres y muchas madres cuando sus hijos les dicen que tienen una orientación sexual diferente a la biológica, les supone un drama y les supone un problema. Y yo creo que lo que tenemos es que tender, como sociedad canaria, a que los niños, las niñas, los chicos y las chicas seamos todos felices, por encima de todo. No es ningún problema que una persona sea transexual, no es ningún problema que una persona sea gay, ni que sea lesbiana, todo lo contrario. Es un problema no tener un puesto de trabajo, problema es un problema de salud, pero esto no es un problema, y socialmente lo ha sido y lo es hoy en día, en esta Canarias del siglo XXI.

Por eso quiero decir que existe una realidad que esta ley pone sobre la mesa y una realidad que desconocemos totalmente, una realidad que hay que empezar a trabajar desde las escuelas, en los colegios, y también en todos nuestros entornos. Hay -repito- auténticos dramas en los chicos y en las chicas cuando presentan esa disonancia estable y permanente entre el sexo con el que nacen y la identidad de género sentida. Por eso, a mí me parece que el primer trabajo que tenemos que hacer, que se está haciendo ya desde el Gobierno de Canarias, y nos lo decían los representantes de los diferentes colectivos, pero hay que seguir profundizando... Es una realidad que no está suficientemente atendida, la existencia de personas transexuales, porque hoy en día, todavía hoy en día, y me refiero en Canarias, en el Estado español y en la Unión Europea, hay discriminación o sufren discriminación las personas transexuales. Todos y todas nos hemos reído alguna vez ante un chiste, y no nos tiene que hacer gracia; y por lo bajito, hemos preguntado si esa persona que conocemos..., "oye, se dice que menganito o menganita...". Y eso es discriminación, eso es discriminación, y eso es lo que tenemos entre todos y entre todas que normalizar. Cada vez este tipo de comportamientos son menos frecuentes, pero sigue habiendo un subliminal rechazo social. Y es lo que pretende esta ley. Por eso quiero hacer un reconocimiento y poner en valor a los colectivos de lesbianas, de gais, de transexuales, de cisexuales, que es la última acepción que está recogida desde febrero en la Unión Europea, por la lucha diaria, por salir a la calle y por decir "soy así, aquí estoy ¿y qué?, y, además, soy igual que tú". Y eso ha costado aceptarlo socialmente, decir "soy igual que tú".

Por eso, gracias a todos y a todas por enriquecernos como sociedad, porque así somos una sociedad más solidaria, una sociedad más tolerante, porque no se puede convivir y hacer frente a la transfobia con comportamientos que nosotros mismos ponemos en cuestión. En Canarias, igual que sucede en las grandes ciudades, y lo he podido leer a través de la documentación y lo que en las redes sociales he podido leer durante todos estos meses, muchos chicos y muchas chicas, hombres y mujeres van a Madrid, van a Gran Canaria, se manifiestan, pero después cuando van a su entorno, cuando van a su pueblo, vuelven a ocultarse, vuelven a ocultarse. Y eso es por eso por lo que decía yo de un rechazo subliminal. Y hemos sido todos muy hipócritas en ese sentido. Por eso es importante poner esta ley y que esta ley salga por unanimidad de los cuatro grupos parlamentarios.

Son importantes estos dieciséis artículos. No suponen, y eso fue una de las -iba a decir peleas, pero no me gusta-, pues, de las cosas que cuestionamos, no suponen incremento de coste económico. Abarcan desde la definición de las personas transexuales hasta trabajar desde una perspectiva integral desde la transversalidad. Recoge los principios de actuación en materia de identidad de género y transexualidad, de la igualdad de oportunidades de las personas transexuales; la atención sanitaria, en especial, y quiero hacer una referencia especial, a los menores transexuales; que no exista discriminación en el trabajo; habla de un tratamiento en el sistema educativo y de un asesoramiento a las personas transexuales, y, como decía yo al principio, a la familia. Y también quiero hacer una especial referencia, y creo que es la gran olvidada, tenemos que empezar a trabajar, se está haciendo ya, en la atención a las personas mayores, a las personas de más de 60 años, porque sí que han sufrido un drama a lo largo de su vida. Hoy, los chicos y las chicas tienen apoyos, tienen el apoyo de las instituciones, pero imagínese usted una persona de 60, 65 años, 70 años, que ahora puede decir su identidad sexual, lo que ha sufrido, lo que ha sufrido a lo largo de esa vida. Y muchos de ellos se han casado y han tenido familia, por eso a mí me parece que es importante que esté recogido en el artículo de la ley.

Y quiero hacer referencia a cómo está regulado legalmente, porque me parece que es importante: está recogido en la carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea, cuando dice en el artículo 21 que "se prohíbe toda discriminación y, en particular, la ejercida por razón de sexo y orientación sexual" -no voy a leer el resto-; está recogido también en el diario de las comunidades autónomas, en las diferentes directivas, cuando se hace referencia a las personas transexuales y se hace una petición, y por eso lo recoge este Parlamento de Canarias, y se pide a los Estados miembros que aprueben disposiciones sobre el derecho de los transexuales a un cambio de sexo de carácter endocrinológico, plástico, quirúrgico y estético; y después hace una serie de relaciones que está recogida en esta propia normativa.

Y quiero leer un texto de las Naciones Unidas, en "Leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género", que a mí me parece que es importante leer y que quede plasmado en el Diario de Sesiones. Dice: "En todas las regiones, hay personas que sufren violencia y discriminación debido a su orientación sexual o identidad de género. En muchos casos, la sola percepción de homosexualidad e identidad transgénero pone a las personas en situación de riesgo. Las vulneraciones consisten, entre otras, en asesinatos, violaciones y agresiones físicas, torturas, detenciones arbitrarias, denegación de los derechos de reunión, expresión e información y discriminación en el empleo, la salud y la educación. Los mecanismos de las Naciones Unidas, incluidos los órganos de los tratados de los derechos humanos y los procedimientos especiales del consejo de derechos humanos, han documentado estas vulneraciones durante casi dos decenios". Dice: "documentado casi dos decenios", pero lo llevan sufriendo toda la vida, como está recogido en la propia exposición de motivos de la ley. Y después está la resolución del Parlamento Europeo de este año, de 4 de febrero del 2014, sobre una hoja de ruta de la Unión Europea contra la homofobia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género. Y recoge una serie de contenidos de la hoja de ruta, acciones horizontales para la aplicación de la hoja de ruta, las disposiciones en materia de no discriminación, no discriminación en el empleo -está recogido en la ley-, no discriminación en el ámbito educativo -está recogido en la ley-, no discriminación en la atención sanitaria -está recogido en la ley-, no discriminación en el acceso de bienes y servicios -también está en la ley-; acciones específicas en favor de las personas trans e intersexuales; ciudadanía, familia y libertad de circulación; libertad de reunión y de expresión; y he subrayado una que me parece importante: incitación al odio y delito motivado por el odio. La comisión debe vigilar y prestar asistencia a los Estados miembros, en relación con las cuestiones que atañen de manera específica a la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género, al aplicar la directiva 2012/20 de la Unión Europea por la que se establecen normas mínimas sobre los derechos, el apoyo y la protección de las víctimas de delito. En particular, está motivado por prejuicio o discriminación, que puede estar relacionado con las características personales de la víctima. Aquí estamos hablando de las campañas de concienciación, que son necesarias y que nosotros apoyamos. Por eso, ahora viene el trámite parlamentario; el colectivo nos ha dicho que quiere enmendar algunos artículos. Van a encontrar, como siempre, toda la receptividad. Seguiremos reuniéndonos, y sobre todo, gracias, porque vamos a conseguir una mejor sociedad.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Flora Marrero.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Fernando Figuereo Force.

El señor FIGUEREO FORCE: Gracias, señor presidente.

Ante todo, darles también la bienvenida a todos ustedes como representantes, la bienvenida del grupo del Partido Popular, y creo que también debo expresar la felicitación hacia ustedes porque creo que hoy es un día muy importante para todos, no solo para nosotros por haber llegado a un acuerdo -que es muy raro, como decía doña Carmen antes, llegar a un acuerdo-, pero creo que es un día muy importante para todos ustedes y tenemos que estar, no solo ustedes sino todos nosotros, felices.

Siguiendo con el apoyo ya expresado, como ustedes bien saben, por el hoy eurodiputado don Gabriel Mato, que firmó el manifiesto que ustedes le presentaron y se comprometió a hacer esa defensa en Europa, y estoy completamente seguro de que lo seguirá haciendo, decía que intervengo en nombre del Partido Popular para manifestar el voto favorable, como no podía ser de otra forma, de nuestra formación en la toma de consideración de esta proposición de ley, proposición de ley firmada, formalizada y presentada por todos los grupos que componen esta Cámara.

Una ley cuyo objeto es garantizar el derecho que todos ustedes tienen, el de las personas que adoptan socialmente el sexo contrario al del nacimiento, a recibir de todas y cada una de las administraciones públicas canarias una atención integral y adecuada a sus necesidades médicas, psicológicas, jurídicas y de cualquier otra índole. Y ello siempre en un plano de igualdad, con las mismas condiciones que el resto de los ciudadanos.

La transexualidad es una realidad social presente desde la antigüedad, y en diferentes culturas, y aquí me van a dejar hacer un inciso: no debe ser bandera de nadie. No debe ser bandera de ningún grupo político, debe ser la bandera de todos, sin etiquetas de nadie, igualdad de todos, por todos los términos y frente a todos, y tenemos la obligación de defenderlo todos los que estamos en esta Cámara, dentro y fuera.

Decía que el término transexual empieza a utilizarse en la Antigüedad. En 1944, en 1940, ya se denominaba así a las personas que sufren una disociación entre el sexo morfológico con el que nacen y el sexo al que se sienten pertenecer. Así, la Ley 3/2007 define la transexualidad como la existencia de disonancia entre el sexo morfológico o género fisiológico inicialmente inscrito y la identidad de género sentida por el solicitante o sexo psicosocial, así como la estabilidad y la persistencia de esa disonancia. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud define la transexualidad como el deseo de vivir y de ser aceptados como miembros del sexo opuesto, y ninguno de nosotros podemos estar en contra.

La mentada Ley 3/2007 reguló la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas. Tras ese reconocimiento legal, se ha seguido trabajando en la esfera social, sanitaria y legal para dar respuesta a las necesidades de las personas transexuales. En Canarias, ya en el año 2008, siendo consejera doña Mercedes Roldós, se constituyó -por cierto, doña Mercedes Roldós, que hoy quiero hacer pública la felicitación por su condición de abuela y quiero que todo el mundo tenga conocimiento de ello-, se constituyó, decía, en el año 2008 un grupo de trabajo multidisciplinar integrado por profesionales sanitarios para dar respuesta a la demanda de los colectivos representantes de las personas lesbianas, gais, bisexuales y transexuales de Canarias para la elaboración del protocolo de atención sanitaria a personas transexuales, y que vio la luz en el año 2009, con el objetivo de mejorar la detección y la atención sanitaria a la transexualidad y a la distrofia de género en la infancia y la adolescencia, formando a los profesionales de la salud en el abordaje diagnóstico terapéutico, creando dos unidades de referencia en ambas provincias para garantizar una atención de calidad segura y eficiente en Canarias.

La identidad sexual es una convicción personal que tiene cada individuo de ser hombre o mujer, es decir, el sentimiento de pertenecer a un determinado sexo. La transexualidad, sin embargo, siendo, como es, una mera condición o circunstancia personal que, por imperativo constitucional, no debería dar lugar a discriminación alguna, es, desgraciadamente, digo, origen de innumerables obstáculos sociales y situaciones de exclusión que generan vulnerabilidad y dificultad en el acceso de derechos y oportunidades que aseguran la plena integración social y laboral, como se advierte en la resolución de 2012 del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Y no podemos permitir esa discriminación. Nuestro grupo no lo va a tolerar. Y quiero señalar y hacer un inciso: que siempre hemos trabajado muy a gusto, nunca jamás hemos tenido un problema. Quiero felicitar públicamente también al alcalde de Moya, a Poli Suárez, que es valedor dentro de nuestro partido, de todos ustedes y al cual también agradezco públicamente el trabajo que está realizando de defensa de los derechos que ustedes tienen.

Decía que la preocupación internacional por esta materia no es nueva. Ya en el año 1989, la resolución del Parlamento Europeo sobre la discriminación de transexuales reconoce el derecho a cada uno a establecer los detalles de su identidad como ser humano, e insta a los Estados miembros a tomar medidas en el ámbito sanitario, social, laboral y legal. Numerosos países y comunidades autónomas, como Navarra en 2009 y Euskadi en el año 2012 ya han legislado sobre esta materia.

Es necesario que los poderes públicos canarios en el marco de sus competencias asuman de forma decisiva la promoción de las condiciones necesarias para el libre ejercicio de los derechos y libertades de todos ustedes mediante la intervención integral, dirigida a remover los obstáculos para su plena participación en la vida política, económica, cultural y social de Canarias, y todo ello en un plano de estricta igualdad, igualdad que siempre ha sido defendida por nuestro grupo, que va a ser siempre defendida por nuestro grupo y, sobre todo, que va a ser siempre defendida por todos los miembros de esta Cámara, aquí dentro y fuera de ella.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fernando Figuereo, del Grupo Parlamentario Popular.

Antes de proceder a la votación yo quería también en nombre de la Mesa y de la Cámara agradecer la presencia de todos los colectivos, las personas que lo representan aquí en este debate en el día de hoy, agradecerles su comportamiento y también felicitarles por el trabajo que han hecho para hacer posible que se inicie definitivamente la aprobación de esta ley, así que muchísimas gracias.

Y ahora sí, señorías, vamos a votar la proposición de ley, de los grupos parlamentarios Popular, Nacionalista Canario, Socialista Canario y Mixto, de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 51 presentes, 51 a favor, ninguno en contra, ninguna abstención.

Queda aprobada (Aplausos en la sala).

Señorías, está muy bien y lo compartimos, pero deberíamos saber que hay que esperar a que el presidente dé el resultado, si no, estamos aplaudiendo algo que no se ha aprobado porque es necesaria la manifestación de aprobación que corresponde a la Mesa a través de este presidente.

Como digo, queda aprobada por unanimidad la toma en consideración de la ley que hemos dicho, no es necesario repetir, y comienza su tramitación en ponencia, comisión.

Precisamente, yo creo que cabe manifestar que la ley es la ley, y con lo que yo he estado haciendo tiene más valor -pienso- lo que aprobamos porque la ley es la ley.

Muy bien, si me lo permiten, quería convocar un momento a la señora y los señores portavoces, por lo tanto..., y al miembro titular del Gobierno en la Junta de Portavoces.

(Los señores portavoces y el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Hernández Spínola, atienden al requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)

Sí, señorías, por favor, un momentito de atención. Ocupen sus escaños, por favor, señorías.

Motivado por las alteraciones del orden del día, que han sido aplazadas seis iniciativas, el Pleno, pues, lógicamente ha adelantado su finalización. El presidente del Gobierno tenía un programa, quiere contestar a las preguntas, estaba previsto hacerlo esta tarde a primera hora o un poco más tarde por la mañana. Entonces, suspendemos la sesión hasta las dos de la tarde. Suspendemos para ver las preguntas dirigidas al señor presidente del Gobierno.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las trece horas y diecisiete minutos.)

(Se reanuda la sesión a las catorce horas.)

El señor PRESIDENTE: Señorías, muy buenas tardes de nuevo.

Reanudamos la sesión.