Diario de Sesiones 127/2014, de fecha 10/6/2014 - Punto 22

8L/C-1510 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE PLANIFICACIÓN DE LOS TALLERES DE INMERSIÓN LINGÜÍSTICA DE JULIO Y AGOSTO DE 2014.

El señor PRESIDENTE: Comparecencia, por lo tanto, del señor vicepresidente del Gobierno, sobre la planificación de los talleres de inmersión lingüística en julio y agosto, solicitada por el Grupo Nacionalista Canario.

Don Nicolás Gutiérrez, por el Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra.

El señor GUTIÉRREZ ORAMAS: Gracias, señor presidente.

En primer lugar, y aunque lo hice anteriormente cuando me tocó la pregunta, quería desearle un feliz regreso a Víctor Chinea, mi compañero de escaño, después de sus problemas de salud. Bienvenido, Víctor.

Señor presidente, buenos días.

Señor vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad, comparece usted a petición de mi grupo parlamentario para exponer ante este pleno las acciones desarrolladas por su departamento para planificar los talleres de inmersión lingüística con comedor escolar dirigidos al alumnado de los centros públicos de Canarias durante los meses de julio y agosto del presente año. Vaya por delante la apuesta de mi grupo por la medida puesta en marcha el pasado verano, una vez anunciada por el presidente del Gobierno durante el debate del estado de la nacionalidad del año 2013. Apuesta que había sido demandada por distintos sectores de nuestra comunidad educativa: asociaciones de padres y madres, equipos directivos, plataformas de directores, colectivos sociales, partidos políticos, Consejo Escolar de Canarias, etcétera, etcétera.

Estando de acuerdo con la importancia de la medida y de su puesta en marcha, he de señalar que su implantación llevaba aparejado un gran esfuerzo de coordinación, colaboración y también mucha imaginación para lograr la implicación de los centros, la familia y las administraciones locales. No podía ser de otra forma si se quería tener éxito en su puesta en marcha. Y ahí, señorías, es donde, en muchos de esos aspectos, consideramos que se ha fallado. Que nadie entienda estas palabras más allá de lo que son aportaciones para mejorar.

Hemos señalado en el debate de anteriores iniciativas sobre este mismo tema nuestro parecer en relación con aquellos aspectos en los que consideramos que se había fallado. Por eso también hoy queremos hacer algunas reflexiones, principalmente porque durante su puesta en marcha se han producido situaciones que esperamos sean corregidas para esta y próximas ediciones, tal y como se recoge en las conclusiones y sugerencias generales de la evaluación realizada por la Agencia Canaria de Calidad Universitaria y Evaluación Educativa.

Hago aquí un paréntesis para señalar que las reflexiones que expondré a continuación están basadas en opiniones, publicaciones, reuniones, declaraciones en medios de comunicación, pero siempre con la noble intención de colaborar a su mejora, a la hora de aplicarlas en este verano.

Señor consejero, no nos explicamos cómo, después del esfuerzo realizado para el libramiento de fondos extraordinarios a los centros educativos para financiar la cuota cero a aquellas familias desfavorecidas y en riesgo de exclusión social, existan centros que, habiendo recibido cantidades muy importantes, no aportaron ningún alumnado a estos talleres de verano. Con estos datos que se han expuesto, de centros que han recibido, 8.991, por ejemplo, y solo aportaron 2 alumnos a esta medida, se pone en evidencia que en algo hemos fallado. Pero también vemos que algo ha fallado, señor consejero, porque la viceconsejera, en declaraciones públicas el 21 de abril, había señalado que tenemos casi 6.000 niños y niñas en Primaria en esas condiciones y que están incluidos en el programa. Estamos dispuestos a que esta iniciativa llegue hasta las 8.000 personas.

Hay ciertas declaraciones que se han ido también desarrollando y que veré posteriormente en la segunda parte de mi intervención.

Como vemos, son varios ejemplos los que se deben afrontar para que la puesta en marcha de esta medida tan importante y con tanto calado social... se haya puesto en marcha y pueda significar un éxito.

En previsión de que estos aspectos sean mejorables durante la planificación de los talleres lingüísticos durante los meses de julio y agosto, es por lo que mi grupo le ha solicitado esta comparecencia, para que nos exponga qué acciones ha puesto o va a poner en marcha su consejería con el fin de lograr una adecuada implantación de esta, al tiempo que nos da algún dato sobre las perspectivas de matrícula para este período y de la implicación de los ayuntamientos y la Fecam.

Como le digo, hay ciertas declaraciones -que ya las hemos tratado en anteriores comparecencias- en las que parecía que no se estaba muy de acuerdo. Es necesario que ese acuerdo exista, que logremos para esta nueva implantación de este verano la colaboración de ayuntamientos, familias, y que la participación pueda ser en la medida que se viene demandando por parte de la sociedad.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Nicolás.

Por el Gobierno, el señor vicepresidente, don José Miguel Pérez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD (Pérez García): Buenos días, señor presidente. Señorías.

Efectivamente, nos encontramos ante una medida relevante por novedosa en nuestra comunidad autónoma y diría también que en el resto de las comunidades autónomas y el Gobierno, que la pone en marcha, es el primer interesado en que responda con eficiencia a los principios para los que fue prevista.

Debo decir que a lo largo de este curso, y por supuesto antes del verano, la realidad de demanda de cuota cero se ha visto incrementada, como ustedes conocen, y el Gobierno además ha respondido desde el primer día de curso con una oferta de desayunos escolares suplementaria, que también ha funcionado adecuadamente.

Debo decir también que estamos ante un período generalmente vacacional y, por supuesto, las decisiones que se adopten, independientemente de la propuesta que hace el Gobierno, siempre, al final, dependerán, como dije reiteradamente antes de que la medida comenzara en el curso anterior, dependerán de la libre voluntad de las familias. Y, por lo tanto, ese principio quiero dejarlo sentado de nuevo, porque marcará, como no cabe duda, la decisión final que se adopte.

Debo decir también que el período de inscripción definitivo se mantiene abierto hasta el día 12, una vez que la Inspección Educativa está revisando y cotejando datos en cada uno de los centros, donde nos ha llamado la atención, como usted señalaba, la diferencia entre el número de usuarios de esta modalidad durante el curso y los que inicialmente, en la parte inicial de la inscripción, nos llegaron desde los centros.

Bien. ¿Cómo hemos planificado esta medida? En realidad, a lo largo de todo el curso, y una vez que concluyó la experiencia anterior, la Consejería de Educación solicitó una evaluación, que concluyó en el informe que usted ha elevado, por parte de la Agencia Canaria de Evaluación Educativa, y en la que fueron sondeadas todas las partes que tuvieron responsabilidad directa en la iniciativa en el verano anterior. Me refiero, en primer lugar, a las familias, a los directores de los centros adscritos, a los directores y directoras de los centros cabecera, a quienes formaron parte del personal que trabajó en esa experiencia, de un lado orientadores y orientadoras más el personal de coordinación; también fueron consultadas las empresas de catering correspondientes y los ayuntamientos, con los que no se mantuvieron solo reuniones institucionales, y se han mantenido, con los responsables de la Federación Canaria de Municipios, sino que también participaron de este estudio. E independientemente de este estudio y sus conclusiones, que nos sirvió de guía en la medida en que pudimos mejorar la planificación, también se atendió a las recomendaciones que llegaron desde el Consejo Escolar de Canarias.

Por lo tanto, el resultado de toda esa evaluación anterior se ajusta, en nuestra opinión, a lo que teníamos que hacer, que era, en definitiva, examinar bien la experiencia para tratar de mejorarla.

Si tuviese que indicar algunas de las características que salieron en cada uno de los ámbitos consultados, empezaría por las familias. Efectivamente, en una cifra muy elevada, en un porcentaje altísimo, la información a las familias les llegó, por supuesto, a través del centro escolar, independientemente de lo que luego se divulgó en otros medios, y entendieron que el procedimiento que siguieron estas familias que fueron usuarias del sistema para formalizar la inscripción y la matricula de sus hijos e hijas fue fácil y adecuado. También se elogió por parte de ellas la realidad de los centros a los que acudieron, como los servicios también de comedor, y la respuesta que se dio, especialmente, allí a las familias que tenían problemas reales de sostenimiento alimentario. Debo recordarles que en esos comedores participaron no solamente estas familias sino también aquellas otras que en las plazas correspondientes llenaron los ayuntamientos.

Hubo, eso sí, como en cada uno de los colectivos, sugerencias de mejora. Por ejemplo, en el caso familiar, no solamente se insistía en la necesidad de continuar con la medida sino en algunas exigencias que se planteaban en la organización de la oferta, en la duración de las actividades y en la difusión de la iniciativa. También, indudablemente, este colectivo y algún que otro más nos planteó la posible ampliación de la medida a otros niveles educativos. Ahí es donde no hemos podido sostener esa propuesta, en la medida en que hemos seguido manteniendo la propuesta para los estudiantes que hacen uso de los servicios de comedor habitualmente.

Hubo también respuestas en esa dirección, como digo, de los directivos de los centros, en relación no solo a sus valoraciones, que en todos los colectivos debo decir, a juicio de la agencia de valoración, fueron positivas, en distinto grado pero positivas; también venía una parte correspondiente a planificación o a sugerencias de mejora en la planificación. Insistían todas en la necesidad de mejorar la difusión y la comunicación, así como anticipar los procedimientos de matrícula.

En el caso de los catering y de los contratos correspondientes a las empresas, también la necesidad de adelantar las previsiones.

Y en el caso de los ayuntamientos, pues, por ejemplo, entre otras sugerencias, independientemente de que evaluaban positivamente esto, planteaban una fórmula, con la que el Gobierno evidentemente discrepa, que era la necesidad de revisar las competencias; es decir, querían decir con eso que fueran -y esto venía propuesto por algunos ayuntamientos- los ayuntamientos los que recibieran los recursos y organizaran este tipo de iniciativas. El Gobierno entiende que no, que no es tal cosa, y, por tanto, en ese sentido no hemos estado de acuerdo.

Bien. A partir de aquí el Gobierno vuelve, la consejería, vuelve a planificar a lo largo de este curso la actividad. Y la actividad -debo recordarles- tiene una finalidad diversa. Primero tiene una finalidad pedagógica, puesto que contribuye a reafirmar y a profundizar en uno de los objetivos prioritarios que tiene esta consejería y que es lógicamente la mejora del alumnado en la competencia en lengua extranjera. Hay también un objetivo, desde el punto de vista social, que va orientado a la mejora de la convivencia, no solo en lo que se refiere a los períodos de escolaridad habitual, sino en cualquier otro tipo de actividades. Asimismo, se promociona la competencia social y ciudadana y se ofertan alternativas que enriquecen en estos espacios vacacionales la posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral. Se garantiza también, indudablemente, la cobertura de necesidades básicas, porque con esta medida -no lo olvidemos- había un objetivo prioritario, que era la necesidad de compensar desigualdades.

Y la propuesta de realizar estos talleres de inmersión en los centros que se seleccionen y a los que acuda el correspondiente alumnado persigue, entre otros objetivos, mejorar evidentemente la preparación de este alumnado, aprovechando otro tipo de actividades que las clases habituales o las que se desarrollan en los centros bilingües.

Debo decir también que hay otra finalidad, y por ello colabora la Consejería de Empleo, y es la necesidad de ir preparando e iniciando al que va a ser también, en muchas ocasiones, un futuro profesorado para estos alumnos. Por tanto, desarrollando algunos ejercicios que nos permiten, a determinados colectivos, favorecer su integración en la vida laboral.

Con todo ello, evidentemente el taller o los talleres que se han preparado para este año, insisto, han sido previstos con mucha anticipación. A lo largo del mes de mayo, después de unos sondeos iniciales, se ha procedido a la matrícula inicial en los centros y después de hablar con los ayuntamientos se ha tomado la decisión de ampliar la misma hasta el día 12 de junio, a partir de la cual la consejería hablará de cifras definitivas. Y me permitirán que hasta ahí no dé cifras definitivas, porque, entre otras cosas, aunque tengamos el dispositivo preparado en materia de centros cabecera, que va a ser superior al del año anterior, y tengamos un número de monitores y de coordinadores también superior a los del año anterior, porque no olvidemos que la Consejería de Empleo ha dispuesto de más recursos, vamos a esperar a esa cifra definitiva para darla al día siguiente de la matrícula.

Sí debo decirles que hemos fijado las ratios. Las ratios no superarán los quince estudiantes por monitor/monitora.

Y con respecto a las actividades, sufren alguna ligera variación. Vamos también, en función de la evaluación que se ha hecho, a proponer que al lado de la actividad de inmersión lingüística se potencien las actividades vinculadas a la educación física y la animación sociocultural, de tal forma que en el perfil de las personas que van a venir a trabajar en estos meses se incluirán los requisitos no solamente del dominio idiomático sino la preferencia por aquellos que tengan la titulación en estos dos tipos de actividades.

En cuanto al número de centros cabecera, he dicho que se han ampliado.

Y en cuanto a los servicios de comedor, está citado el primer encuentro ya, una vez que se contraten las empresas, el propio día 27 de junio para tener un primer encuentro con estas empresas. Nos adelantamos un poco a lo que ocurrió el año anterior.

Y con respecto a los coordinadores, les recuerdo que el Servicio Canario de Empleo...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, don José Miguel.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD (Pérez García): ...coordinan un proceso de formación inicial que también se llevará a cabo antes del inicio de las actividades.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor vicepresidente, don José Miguel Pérez.

Turno de los grupos parlamentarios. Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenos días, señoras y señores diputados.

No voy a hablar de las ventajas o de lo positivo que es esta medida, porque ya lo ha hecho el Gobierno y porque tengo poco tiempo. Voy a hablar de las cuestiones que tenemos que mejorar en este año.

Primero, nosotros entendemos que de nada sirve aumentar los centros cabecera si la realidad y en la práctica la experiencia del año pasado nos dijo que la participación, que no se cubrían las plazas. Parece una contradicción que tengamos un problema como el que tenemos en Canarias, con unas tasas altísimas de familias en situación de pobreza y exclusión social, y que, sin embargo, esas plazas no se estén cubriendo y se den situaciones como se dieron en Santa Cruz, donde no se cubrió sino ligeramente la mitad, el 50 % de las mismas. Algo está fallando en ese sentido. Y nosotros vamos a aprovechar estos dos minutos para expresar al Gobierno qué cuestiones creemos que hay que mejorar para que se cubran efectivamente todas las plazas ofertadas y para que efectivamente esa ayuda, esta oferta educativa pero también compensadora de desigualdades, llegue a las familias.

Primero, creemos que hay que erradicar esa visión estigmatizadora que tiene. En la resolución tenemos que eliminar que solo y exclusivamente se oferta a familias con condiciones de dificultades económicas. Evidentemente a esas familias se les haría una cuota cero, pero hay que abrir los comedores a otro perfil de alumnado, porque el estigma pesa, y pesa mucho, en ciertas familias para no acceder a la medida.

Creemos que el problema del transporte escolar, el que haya centros cabecera, también es una dificultad. Las familias que tienen poquísimas rentas no van a tener recursos para trasladarlos. Por tanto, hay que garantizar el transporte escolar.

Ya se hablaba de la importancia de informar y de comunicar bien esta medida a la familia y el papel de los municipios es esencial. Señor consejero, quiero preguntarle si este año se ha planificado de la mano de los... -dije de los consejeros, el papel de los ayuntamientos, quería decir-, si se ha planificado este año de la mano de los ayuntamientos. Es fundamental la implicación del ayuntamiento, de los servicios sociales municipales, porque son ellos los que pueden orientar a la familia para que asistan a los centros y que también pueden coordinarse con los centros educativos.

Creemos, además, que esta medida es una oportunidad para extenderla en todo el horario y que además sea una medida de conciliación, fomentando los campus, los campus de verano. Sé que el Gobierno me va a contestar que no hay recursos, pero se puede planificar, yo creo que ya no llegamos a tiempo este año, pero de la mano de los cabildos y de los ayuntamientos para abarcar todo el horario y que lo que no aporte la consejería lo aporten cabildos y ayuntamientos como campus de verano.

Y el tema del Iprem. Creemos que hay que revisar esa cuestión, que solo se está viendo la renta. Hay que ir más allá. Tenemos familias con rentas que superan el Iprem pero con serias dificultades por una crisis sobrevenida y que está haciendo que no puedan afrontar gastos fundamentales, como puede ser la hipoteca u otros gastos que adquirieron en etapas donde trabajaban los dos. Hay que ir más allá del factor renta y ver y estudiar la situación general de la familia en cuanto a si puede o no permitirse un comedor o cubrir esas necesidades...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, doña Rita Gómez Castro.

La señora GÓMEZ CASTRO (Desde su escaño): Es esta política, señor consejero de Educación, pues, una política que se puso en marcha ya en el curso pasado o en el verano pasado, en el año 2013. Es una política que responde a una actitud responsable del Gobierno de Canarias a través de la Consejería de Educación y una política que responde a una actitud comprometida con la realidad de esta tierra y, por lo tanto, una respuesta inmediata como se dio el año pasado.

Puede haber muchos puntos, muchas debilidades, que le ha comentado la portavoz de Nueva Canarias, pero yo creo que el hecho de que esta actividad, por llamarla de alguna manera, fuera evaluada y fuera valorada por todos los colectivos, por todas las asociaciones que participaron de la misma, pues, hace que en esta nueva convocatoria, en la de este verano 2014, pues, corrijamos aquellos puntos débiles que pudo tener la convocatoria primera y que, como primera, pues, podía suponer algunas acciones no tan buenas o haber cometido errores.

Yo creo que estamos hablando de una medida esencial, que debe seguir mejorando y que se debe seguir ampliando. Una medida de un claro carácter educativo -que siempre se nos olvida-, de un claro carácter social, como ya ha dicho el consejero, y de un claro carácter compensador, fundamental y prioritario, en un momento de crisis como el que estamos viviendo.

Yo lo que le pregunto, desde el Grupo Parlamentario Socialista, es cuáles son las mejoras, cuáles son los cambios en esta convocatoria, a raíz de la evaluación y a raíz de la experiencia que la Consejería de Educación tuvo del año pasado. La coordinación creo que ha sido, por lo menos por lo que hemos visto con la Fecam, con los ayuntamientos, constante y continuada.

Y nuestro grupo quiere valorar y poner hoy aquí, en sede parlamentaria, el trabajo de todos, de todos los colectivos que participan en esta medida, pero nos van a permitir que pongamos el trabajo de los centros educativos, de los equipos directivos, que tienen que coordinar absolutamente una medida en un período no lectivo, por decirlo de alguna manera, y creo que ese trabajo tiene que ser valorado en la justa medida en esta sede parlamentaria.

Creemos que es una política flexible. Las situaciones, por diversas, tienen que conducir a la flexibilidad y creo que todas aquellas cuestiones que se van presentando, que pueden, en un principio, no estar regladas ni reglamentadas, la flexibilidad de la consejería hace que ninguna familia se quede sin un servicio que en estos momentos es esencial para los niños y para las propias familias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Rita Gómez Castro.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Mercedes Roldós.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Vaya por delante que el Grupo Parlamentario Popular valora positivamente la apertura de los comedores escolares en verano, junto a los talleres de inmersión lingüística. Pero, señor consejero, debemos reprobar su actitud con el máximo órgano de participación de la comunidad educativa, que no es otro que el Consejo Escolar de Canarias, que ha manifestado cómo usted, señor consejero, los ha ninguneado, al no haber consultado con carácter previo a la programación de esta actividad. Ustedes predican la participación ciudadana y, a poco que pueden, los ningunean.

Mire, usted ha hecho unos talleres de inmersión lingüística a su imagen y semejanza política: tristes, aburridos, poco atractivos. Ustedes lo demuestran, señor consejero, con apenas la cobertura del 50 % de la oferta.

Y nosotros, el Grupo Parlamentario Popular, desde luego valoramos muy positivamente aquello que le propone el Consejo Escolar: la extensión a la Educación Secundaria Obligatoria; la oferta y la adaptación a los chicos con necesidades especiales hasta los 18 años; que puedan asistir aquellos que no tienen dificultades económicas, con la doble vertiente de que se favorezca también su inmersión lingüística y además no estigmatizar, porque, señor consejero, es algo primordial no estigmatizar.

Mire, lo de la leche en polvo es de épocas pretéritas que todos deberíamos olvidar, y usted parece anclado todavía en la leche en polvo para los chicos.

Mire, debemos propiciar que se garantice la formación y la competencia en materia lingüística, en materia de segundo idioma, de los monitores que asisten, pero es que sobre todo hay que variar y ampliar la oferta, tanto desde el punto de vista lúdico como el deportivo, por sus efectos sobre la salud de nuestros chicos, porque son motivadoras, porque además son muy adecuadas para impartirse en inglés, como usted debería saber.

Y además, señor consejero, de verdad, conciliación de la vida familiar y laboral. Oiga, ¿qué conciliación con un horario de once a una? ¿Quién puede conciliar con un horario de once a una? ¿Qué madre y qué padre puede llevar a sus chicos a las once para ir a recogerlos a la una y, si se quedan en el comedor, a las dos? ¿De qué trabajo habla, señor consejero? La verdad es que me parece pretencioso que en la resolución hable usted de conciliación de la vida familiar. No sé en qué mundo vive. Desde luego, no en el de las madres y padres trabajadores.

Y desde luego, señor consejero, una mayor coordinación con los ayuntamientos. Se lo han dicho todos los agentes educativos, se lo dice el Grupo Mixto, se lo dicen hasta sus propios compañeros de bancada, pero usted ni caso: usted a lo suyo. Triste y aburrido, señor consejero. ¡Así nos va!

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

El grupo solicitante de la comparecencia, don Nicolás Gutiérrez, Grupo Nacionalista Canario.

El señor GUTIÉRREZ ORAMAS: Gracias, señor presidente. Señorías, señoras y señores.

Cuando he subido a esta tribuna hace aproximadamente veinticinco minutos en representación de mi grupo, podía haber tomado una doble decisión sobre una doble opción. La primera, poner en valor la gestión de su consejería en la puesta en marcha de los talleres de inmersión lingüística con comedor escolar a celebrar durante los meses de julio y agosto; dar por buenas las acciones realizadas desde la Viceconsejería de Educación, de la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa o de las direcciones insulares; y, por último, dar por buenas sus intervenciones en sede parlamentaria. Como segunda opción, podía ponerme a hablar de aquellos a los que estaba destinada la medida, de aquellas familias, de aquellos colectivos que reclamaban su puesta en marcha y que ahora ven como la misma no cubre las expectativas que se había marcado tanto el Gobierno como ellos mismos.

He decidido, como señalaba también la portavoz del Grupo Mixto, colaborar realizando aportaciones. Trataré de aclararlo a través de esta segunda intervención, y lo voy a hacer apoyándome en las declaraciones efectuadas por representantes de su consejería, tal y como señalé en la primera parte de mi intervención. No las repetiré, pero sí las usaré como argumento para contraponer a las declaradas por usted con motivo del balance de los talleres a través de la comparecencia 1107, debatida ya en este Parlamento.

Señalaba la capacidad de reacción de la consejería, que no solo ha sido capaz de ofrecer una rápida respuesta a una situación sobrevenida, logrando alinear a diferentes organismos en un mismo proyecto, contando en todo momento con la comunidad educativa. Tengo que recordar, señor consejero, que la rápida reacción no se produjo por iniciativa de la consejería ni por el Gobierno, sino que tiene su fundamento en las demandas planteadas por plataformas sociales, directores, ampas, consejo escolar, etcétera.

En relación con la alineación de los diferentes organismos, ya se han señalado las declaraciones desde la Fecam, y en las que se pronunciaba el presidente de la misma, don Manuel Ramón Plasencia, en las que declaraba: los ayuntamientos están dispuestos a colaborar, pero no a que se les impongan ciertos gastos en concreto. También don Ángel Víctor Torres expresaba el sentimiento de la mayoría de los dirigentes municipales: el Ejecutivo nos ha adjudicado una serie de costes sin saber si se puede correr con ellos al no estar presupuestados, por lo que habrá que buscar otras fuentes de financiación.

También el presidente de la Confederación de AMPA señalaba que no se había contado con los ayuntamientos ni con las familias. Reproduzco un párrafo también de la concejala de Educación de un municipio de Fuerteventura, que en la reunión mantenida con la Dirección General de Ordenación recientemente decía o les señalaba que no existió coordinación entre los centros educativos y las concejalías de Educación y Servicios Sociales de los ayuntamientos, ya que en diversos contactos que tuvimos nadie sabía hasta última hora quién tenía que matricular, cuáles eran los centros de cabecera, los horarios de los talleres, etcétera, etcétera. Y tampoco existió una fluida -decía- comunicación entre la Consejería de Educación y los ayuntamientos, ya que cada vez que hablábamos con la dirección insular para solicitar más información de la que veíamos diariamente en la prensa solo nos decía que quienes nos deberían informar era la Fecam y esta, a su vez, nos decía que era la consejería.

Pero es que también el informe del Consejo Escolar, al que hizo referencia la señora Roldós anteriormente, de 5 de abril, nos decía que en esta acción concreta la Consejería de Educación no había contado con el parecer del Consejo Escolar de Canarias. Señalaba este informe que, a pesar de que se les remitió la evaluación del programa, y este, por iniciativa propia, procedió a realizar el mencionado informe, al no serle solicitado por la consejería. El Consejo Escolar aprovecha para dar un toque de atención y le solicita: consultarlo formalmente, y con carácter previo, sobre cuántos programas, proyectos e innovación se pongan en marcha, cosa que con frecuencia no se está realizando. Considera el Consejo Escolar que el programa formativo debe incorporar el refuerzo educativo, y coordinación que ofrecen algunos ayuntamientos. Esta propuesta también fue realizada por el presidente de Fimapa y rechazada por la consejería en una reunión que se mantuvo en el seno del Consejo Escolar de Canarias, según me comentó el propio presidente.

Como propuestas concretas, el Consejo Escolar de Canarias destacó en ese informe la necesidad de mejorar la planificación y la organización. Esto también lo demandaban los diferentes sectores participantes en la evaluación realizada por la agencia canaria. Proponía convocar reuniones previas para la planificación y la organización; ampliar las medidas a la Educación Secundaria Obligatoria, solicitud que también habían realizado las ampas y directores de los centros en la reunión que mantuvo usted recientemente con ellos. También proponían mejorar la coordinación con los servicios sociales municipales para garantizar la asistencia. Echa en falta el Consejo Escolar la información y claridad en los datos sobre el total del alumnado atendido.

En relación con esto último, los datos aportados por la dirección general y la Oficina Insular de Educación en Fuerteventura, que es el caso que más conozco, no coinciden o distan mucho de los dados en una época o dados en otra. Según estos datos, el total de alumnos matriculados el 1 del 7 de 2013 correspondía a 5.978 alumnos y alumnas y a fecha 15 del 8 solamente había 4.039 alumnos. Puedo concretar más en relación con los datos que me ha aportado el ayuntamiento del lugar donde resido y que nos hablaba de una cantidad inicial de 200 alumnos, pasándose a mediados de junio a 176 y a finales de agosto no había más de 112.

Pero, señor consejero, distintos medios realizaron también publicaciones en los meses siguientes con análisis sobre el resultado de los mismos. En uno de ellos se señalaba que en el barrio de Añaza, aquí en Tenerife, menos de la mitad de los niños inscritos no acudió en el mes de agosto al colegio para beneficiarse de la medida. Según la misma fuente, la matrícula inicial fue de 105, pero no llegaron, al mes de agosto, no superaban los 400. Como vemos, un baile de cifras que depende de quién las dé pero que al final lo que hace es confundir a todas las partes.

No quiero dejar pasar la ocasión sin analizar algunos aspectos de la evaluación realizada por la agencia canaria de calidad y evaluación. Según la misma, las familias valoraban muy positivamente la medida y estarían dispuestas, si hubiese la posibilidad, a que sus hijos repitieran. No es explicable, basándose en esta encuesta, que la matrícula para este verano no haya cubierto las expectativas. ¿Qué les pasó a las familias que desde el verano pasado hasta ahora han considerado que no van a hacer uso de este servicio?

Según se desprende de las palabras de la viceconsejera, la cual señalaba en prensa el 29 de mayo de este año que se ampliará el plazo, tal como estaba indicado, de la matrícula de los talleres de inmersión lingüística, ya que el número de matriculados se aleja bastante de las cifras de alumnos/alumnas que disfrutan gratuitamente del comedor escolar, reconociendo su sorpresa por el descenso del alumnado inscrito... ¿Qué pasó, no llegó la información a los padres para que se pudiesen inscribir? Por cierto, en la hojita de matriculación no aparece la opción del uso del transporte escolar, por lo que considero que puede ser un problema el que esos alumnos...; conocer el número de alumnos que lo tengan que hacer. Recordemos que en el mes de abril usted había cifrado en 11.500 el número máximo de plazas a ofertar. Como justificante, la señora viceconsejera, de esta baja matrícula, había valorado una serie de aspectos, entre los que destacaba la movilidad de las familias, la separación de los progenitores, que se van a casa de sus abuelos, etcétera, etcétera.

Señor consejero, desde el respeto y la lealtad institucional, me permito proponer la siguiente reflexión a usted y a su equipo. Y, si nos dejamos de buscar justificaciones externas, señalando a las familias como generadoras de los problemas de matriculación y nos dedicamos a analizar, eso sí, con sentido crítico, la implantación de las medidas y su aceptación por la comunidad educativa para contar con la complicidad y colaboración de las administraciones locales... Me refiero, señorías, a si la medida es conciliadora de la vida familiar y laboral, se imparten solamente dos horas; si es compensadora de desigualdades; si es atractiva tanto para las familias como para el alumnado; si es más adecuado que se incorpore el alumnado a las actividades que realizan muchos ayuntamientos, asociaciones de padres y madres durante el verano y con unos horarios realmente conciliadores, como ya fue propuesto en su momento. Estoy convencido de que si logramos realizar esta reflexión en la que pongamos sobre la mesa aquellas acciones acertadas y erróneas, algunas de las cuales se han señalado a lo largo de esta comparecencia, estaremos ayudando a poner en valor una medida que reúna las condiciones y las expectativas para la que fue puesta en marcha y que ha sido copiada en otras comunidades. Pongo por ejemplo el tema que está levantando, la polémica que está levantando en Madrid no querer poner en marcha una medida de estas características.

Por el bien de estos cientos de familias que están pasando una situación económica crítica y por sus hijos e hijas, espero y deseo...

El señor PRESIDENTE: Sí, tiene un minuto, don Nicolás.

El señor GUTIÉRREZ ORAMAS: Gracias, señor presidente.

Espero y deseo que seamos capaces de poner sobre la mesa, por encima de una mera acción política, la necesidad de lograr una medida que sea compensadora, conciliadora, atractiva y de un alto contenido educativo y deportivo. Seguramente todas esas familias, todos esos niños, nos estarán agradecidos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Nicolás Gutiérrez.

Para concluir la comparecencia, el señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD (Pérez García): Bien. Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Voy a leerles la conclusión que se extrae en la evaluación que hizo la Agencia de Evaluación en relación a las familias participantes que fueron la mayoría. Voy a leer dos conclusiones importantes. Primera, la información llegó a las familias a través básicamente del centro escolar de origen, considerando la inmensa mayoría de las familias, es decir, un 92,1 %, que la formalización de la matrícula fue fácil de realizar, así como la adecuación, la duración y los recursos disponibles de los talleres. Y segunda conclusión -también en esa misma proporción-: la apertura de los centros, que se realizó adecuadamente, se evalúa, con respecto a la actividad de los monitores y de los talleres, de forma adecuada, donde los hijos e hijas de estas familias se han sentido motivados y sin problemas de convivencia.

Como comprenderán ustedes, frente a algunas afirmaciones que salen por ahí de que yo pienso que puede haber ocurrido esta cosa, nosotros tenemos el sustento de la opinión mayoritaria, y eso es lo que nos concluye a programar las cuestiones con respecto a esas conclusiones. Es verdad que todo el mundo ha querido opinar.

Les recuerdo una situación que quizá no tienen en cuenta: ¿a quién compete la declaración de exclusión social de una persona en nuestras administraciones? ¿Se lo han planteado? ¿A quién le compete eso? La Consejería de Educación y el Gobierno de Canarias, que no inicia estos expedientes como ustedes saben, que no los inicia por competencia, ha cogido el toro por los cuernos. ¿Esta medida podía extenderse al conjunto de los escolares por encima de los niveles educativos? En principio no hay problema. ¿Incluso ocho horas al día? ¿Sí? ¿Con qué recursos?, ¿con qué recursos? Y me hace gracia la hipócrita afirmación de los representantes del Partido Popular cuando se olvidan de los centenares de millones de euros menos que han llegado a Canarias para el sistema educativo desde el año 2011. ¡Claro! Hipócrita, porque en las comunidades donde gobiernan se niegan a implantar medidas como estas; hipócrita, porque han reducido recursos a comedores escolares en la mayoría de las comunidades donde están gobernando. ¡Claro! ¿Qué van a venir ustedes aquí a proponer para mejorar o para dar lecciones a alguien? Esto es lo que tenemos, esto es lo que tenemos. Claro, esta es la circunstancia.

¿Qué ha propuesto el Gobierno de Canarias? El Gobierno de Canarias ha propuesto, durante el curso y en verano, que aquellas familias que quieran y que carezcan de estos recursos tengan garantizada esta asistencia. Insisto en que quieran, porque no hay forma en verano de obligar a nadie a ir a un centro escolar. Claro que sí, claro que sí, y procuramos hacerlo. Lo que no hacemos nunca es excluyéndolos, no poniendo la medida, como hacen los del PP. Esa es la cuestión y esa es la diferencia.

Miren, el 96 % de los ayuntamientos -el 96- se ha dirigido ya por escrito a la consejería mostrando cuál es su disposición y cuál es la planificación que plantean para colaborar con esta medida. Colaboración que se extiende, como ocurrió el año anterior, no solo a las horas de estos talleres; es que en muchos de esos ayuntamientos la actividad está fundida -ayuntamientos de todo signo, por cierto, de todo signo, desde la derecha hasta la izquierda-, que se funde con las actividades que algunos de estos ayuntamientos lógicamente están haciendo durante el verano o vienen haciendo tradicionalmente. Y también esta consejería no solo estuvo abierta, y lo está, a que aquellas propuestas que llegan de los ayuntamientos, con estudiantes que lógicamente se vinculan a estas actividades, entraron todas el año anterior, sino que además, además, en la medida en que las plazas no se ocupan por este alumnado prioritario al que se dirige la medida, pues, lógicamente hay otro alumnado que ya hizo uso y que volverá a hacer uso de estos talleres y que no se corresponde con alumnos de cuota cero. Esto volverá a ocurrir.

Insistí antes en que frente a la reclamación de algunos ayuntamientos de que lo que quieren es que el Gobierno les traslade el recurso y hacerlo ellos, la consejería y el Gobierno opinan otra cosa, opinan de forma diferente.

Reuniones con los representantes de las familias ha habido muchas en este curso sobre esta cuestión y con los representantes de los ayuntamientos también, incluso isla a isla, y con los directores y directoras de centros absolutamente isla a isla, donde se han valorado o se han examinado lógicamente los pormenores, no solamente del procedimiento de matrícula. En el procedimiento de matrícula general para el curso que viene se incluía la solicitud de matrícula en estos comedores, es decir, de forma directa. Lo llevaban en el mismo impreso. Pero es que la conclusión de las familias en cuanto a la información la tienen aquí.

Sé que al final la decisión no la tiene quien gobierna, aunque se haga el pino puente ofertando esto como situación de extrema calidad. La decisión en verano, insisto -y no hay otra forma de lograrlo-, la tienen las familias. Y hay familias de toda clase.

El año pasado estuvimos viendo números que bailaban en algunos medios de comunicación. Algunos fueron bárbaros; otros se ajustaban a la realidad. Y, efectivamente, causas que se han examinado de por qué de un mes a otro las cuestiones varían, pues, hay que considerarlas. Es que hay muchas familias donde los hijos y las hijas van de un progenitor a otra o de otra a otro, de un mes a otro. Y efectivamente, a pesar de que admitimos que el estudiante, si cambia de isla o cambia de municipio, en ese cambio pueda incluirse en otro taller sin problemas -lo hicimos y lo volvemos a hacer-, pues, son las familias las que lo deciden, no somos nosotros. Por lo tanto, la oferta es absolutamente abierta y ha mejorado en cuanto a la modalidad de la actividad que se realiza. Es verdad que mucha actividad desborda esta oferta de la consejería, porque se hace de acuerdo con muchos ayuntamientos y se mezclan, se mezclan las actividades, pero por lo que se refiere a nuestra actividad, insisto, este año la novedad, la variación fundamental, es que, insistiendo en la parte idiomática, se va a poner más el acento en la animación sociocultural y en la actividad física.

Pero, insisto, ¿es posible abrir esto a todo el mundo y a todos los niveles en verano? ¿Hay recursos para esto? ¿Dónde están los recursos?, ¿dónde están los recursos? Si alguien cree que existen, yo les invito a que nos diga dónde están los recursos, y verán ustedes que no los encuentran para todo esto.

Esa es la realidad. Ahora, una medida adecuada, buena, arriesgada, pionera, que puso el presidente del Gobierno y la Consejería de Educación como iniciativa el año anterior ante una demanda real que tenemos, que está surtiendo efecto durante todo el curso... Les recuerdo que los recursos para comedores escolares se han incrementado en el presupuesto de este año, se han incrementado. Eso nos ha permitido afrontar no solo las comidas sino los desayunos a todas las personas que necesitan cuota cero. Y la continuidad de quienes lo necesiten en verano, si lo desean, está absolutamente garantizada por lo que al Gobierno de Canarias se refiere.

Así que, aceptando que lógicamente todo es mejorable, y agradezco de antemano las bienintencionadas sugerencias, lecciones que nos pretendan dar desde aquellos que niegan el pan y la sal a los que poco o nada tienen, pocas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1510 Sobre -Vicepresidente del Gobierno y Consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, sobre planificación de los talleres de inmersión lingüística de julio y agosto de 2014.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales