Diario de Sesiones 128/2014, de fecha 11/6/2014
Punto 7

8L/PL-0014 DICTAMEN DE COMISIÓN. DE LA COMISIÓN DE GOBERNACIÓN, JUSTICIA Y DESARROLLO AUTONÓMICO, SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE CREACIÓN DEL COLEGIO PROFESIONAL DE EDUCADORES Y EDUCADORAS SOCIALES DE CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Entonces, vamos al último asunto del orden del día, que es el dictamen de la Comisión de Gobernación, Justicia y Desarrollo Autonómico, sobre el proyecto de Ley de Creación del Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales de Canarias.

No tiene enmiendas; directamente, fijación de grupos. Diez minutos cada grupo.

Doña Carmen Hernández, Grupo Parlamentario Mixto.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señor presidente.

Quería comenzar mi intervención dándoles la bienvenida y las gracias también a los profesionales, los educadores sociales que nos acompañan, a la asociación, a su presidente, por estar hoy aquí en este debate, y porque además yo creo que esas gracias tienen que ser dobles, y esa felicitación, porque ellos son los verdaderos artífices de esta ley que hoy aprobaremos. Hay que recordar que fue un proyecto de ley, una propuesta legislativa que vino de la mano de los profesionales; eso entiendo que le da una mayor garantía de que será una ley que responda a las necesidades del sector, de los educadores sociales y de los futuros colegiados.

Y yo creo que, como no siempre tengo oportunidad, y menos tengo tiempo, y hoy sí lo tengo, también quisiera aprovechar la oportunidad que me da este trámite legislativo para poner en valor lo que significa que un Parlamento apruebe leyes que vienen directamente de la sociedad organizada, en un momento donde se pone en cuestión la participación democrática, en un momento donde se ponen en cuestión las instituciones, yo quiero aprovechar que los medios de comunicación están hoy aquí para hablar en positivo de los trámites parlamentarios y hablar en positivo de cómo las leyes pueden venir directamente de la sociedad organizada. Puede ser a través de iniciativas legislativas populares, como todos sabemos, un trámite más complicado porque necesita una cantidad de firmas importante, pero también existe esta puerta que hoy han aprovechado los colegiados profesionales de educación social, los futuros colegiados, y recientemente lo hicieron los colectivos en defensa de la población LGTB y aprobamos hace poco la toma en consideración de una ley en defensa de los derechos de las personas transexuales.

Por tanto, quiero hoy aprovechar estos minutos para poner en valor que sí se puede avanzar hacia una democracia más participativa, y también poner en valor la sensibilidad en este sentido de todos nosotros, de los grupos parlamentarios que nos hemos hecho eco de esa ley, que la hemos retocado muy ligeramente, además de manera consensuada con los profesionales, y, por tanto, que es una ley que es de todos y de todas.

Ya hemos dicho -no voy a insistir- en intervenciones anteriores que es una ley necesaria, pero además muy oportuna por el momento social y económico que vivimos; ustedes son conscientes, los profesionales de la educación social, de que vivimos un momento muy duro desde el punto de vista de la situación, del contexto de la familia, del contexto de los menores, de la situación de pobreza y exclusión que vive esta tierra, y hoy la profesión que desempeñan, junto con otras del ámbito de lo social, adquiere mayor sentido y mayor significado que nunca. Por tanto, sacar el máximo beneficio a esta profesión se convierte hoy en un elemento indispensable.

Los colegios vienen reconocidos por la Constitución y una norma como esta, que aprueba la constitución del Colegio de Educadores Sociales, pues viene a darle mayor legitimidad a la profesión, viene además a velar por los intereses legítimos de los colegiados, por los intereses legítimos de los profesionales titulados, pero también busca esencialmente que su práctica, la práctica colegiada, responda a parámetros deontológicos y de calidad exigidos en los tiempos que corren.

Decía que ponemos en valor, aprovechando que hoy vamos a aprobar de manera definitiva esta ley, la función que desarrollan en este momento, una función, una actividad, basada en el trabajo, en la intervención y en la prevención de los sectores de nuestra sociedad más vulnerables, hablábamos de las personas en situación de exclusión o en riesgo de padecerla, hablábamos de menores también en situación de riesgo, de personas en situación de dependencia, y, por tanto, de todo un conjunto de nuestra sociedad que requiere de nuestra máxima atención y de nuestro máximo, diríamos, empeño.

Quisiera también aprovechar para decir que desde nuestro grupo, desde Nueva Canarias, hemos siempre defendido la labor social en todos los ámbitos, y también en el ámbito educativo. Aprovecho para decirles que este Parlamento próximamente también aprobará una nueva ley canaria de educación, una ley que desde nuestro grupo hemos enmendado para que incorpore dentro de las escuelas canarias la figura de los educadores sociales, como han hecho otras comunidades autónomas.

Entendemos que es imprescindible que desde ese trabajo que todos compartimos con el menor y con la familia para prevenir situaciones de riesgo, para prevenir exclusión social, para prevenir el abandono escolar, es la escuela el lugar más idóneo para trabajarla, y por eso, al igual que han hecho comunidades como Extremadura, creemos que es necesario incorporar este perfil profesional en la escuela. Ya estuvo incorporado el de educador social u otros perfiles similares cuando Canarias, en épocas pasadas no muy lejanas, reconocía la figura de los centros de atención preferente, aquellos centros donde había mayores niveles de fracaso y de abandono, y también contextos sociofamiliares más complicados. La crisis y los recortes en Canarias en materia educativa eliminaron esa especial atención hacia esos contextos más desfavorecidos, y nosotros creemos que ahora más que nunca hay que recuperar todo eso que aquí a veces se denuncia, porque son apuestas neoliberales, apuestas de sociedades alejadas de la realidad social, pero que después algunos grupos han sido cómplices y han aprobado con sus leyes presupuestarias que esa realidad exista en Canarias. Hoy tenemos una oportunidad, cuando digo hoy me refiero a lo que queda de legislatura, para corregir errores del pasado y para volver a poner en valor que la prevención en la intervención, la erradicación de la exclusión social, la atención adecuada a los menores, la atención adecuada a las personas en situación de dependencia, pasa inexorablemente por poner en valor todo el mundo profesional que tiene que ver con lo social, y entre ellos se encuentra el futuro colegio de educación social y los futuros, los ya profesionales.

Sin más, agradecerles de nuevo el trabajo que hacen en los municipios, en otras instituciones, en la calle, en las ONG, y animarles a que sigan contribuyendo, junto con nosotros, que también velamos por el interés general, que sigan contribuyendo a que la sociedad canaria afronte de la mejor manera posible estos difíciles momentos que nos ha tocado vivir.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Rosa Guadalupe Jerez Padilla.

La señora JEREZ PADILLA: Gracias, señor presidente.

Buenas tardes ya, señorías.

Primero que nada, desde mi grupo darles la bienvenida a todos esos educadores sociales que han luchado por tener una ley, por contar con una ley.

Sobre todo destacar cuando Juan -ahora mismo no me acuerdo del apellido- se reunió con mi grupo parlamentario pidiéndonos ayuda, pidiéndonos que intentara consenso entre todos los grupos porque era necesario sacar adelante esta ley. Y ahí vimos nosotros la preocupación tan grande que tenía él, la preocupación tan grande que existía por parte de esos profesionales, y desde el minuto cero en que él se sentó allí le dijimos, por lo menos esta que les está hablando, que tenía todo nuestro apoyo y que nosotros íbamos para adelante con la ley, y que en cualquier momento pues utilizara el teléfono si había alguna duda, si había cualquier problema.

Felicitarlo, felicitar a todos los educadores sociales de Canarias, porque no solamente son ustedes sino que hay muchos en muchas islas. En mi isla, estando sentada en un banco, se me acercó un educador y me dijo: "Rosa, ¿cuándo va a estar la ley, cuándo va a salir la ley? Porque esta es mi situación, estamos muy preocupados", yo le dije que la ley saldría lo antes posible, porque esa era la iniciativa, la preocupación que tenía el Gobierno y la preocupación que tenían todos los grupos parlamentarios, sobre todo mi grupo parlamentario.

Es una ley en la que no hubo ningún problema por parte de los grupos parlamentarios que nos sentamos a trabajarla porque había y venía con el consenso de todos ustedes, es decir, de ustedes que eran los protagonistas y, por tanto, no iba a tener ningún problema, iba a salir rápidamente. La preocupación nuestra fue que ustedes contaran con una ley que, bueno, les dotara de una organización capaz de ordenar el ejercicio de dicha profesión, regulando su ordenación, su representación y, sobre todo, su defensa.

Felicitar, como no era de esperar, a la Consejería de Presidencia que en dos años ha sacado esta ley, una ley que estaba, pues, no digo en un cajón pero, bueno, que llevaba ahí más de tres años y en dos años se ha sacado adelante.

Señorías, Canarias se suma ya al resto de comunidades autónomas que tienen una ley de educadores sociales. Canarias hoy se tiene que felicitar porque ya ustedes cuentan con una ley. Hay que destacar el papel que ustedes tienen en la sociedad, un papel interventor, que, bueno, influye sobre todo en el desarrollo de otras personas, en el desarrollo de sus vidas y por ello es por lo que esta profesión está basada en un conjunto de valores éticos y que hoy en día hay que sobrevalorar, ¿por qué?, porque estamos viviendo en una sociedad cambiante y ustedes son fundamentales para esas personas, para esta sociedad.

Por tanto, desde mi grupo parlamentario socialista no tenemos nada más que decir, otra vez felicitarlos, tienen una ley, van a contar ya con un colegio profesional que aúna esfuerzos en la defensa, en la protección y ejercicio deontológico de la profesión que ustedes muy bien desempeñan en esta sociedad. Felicidades, desde luego, desde mi grupo parlamentario y yo creo que desde toda la Cámara en general.

Nada más y muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Rosa Guadalupe.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, doña Flora Marrero Ramos.

La señora MARRERO RAMOS: Muchas gracias, señor presidente.

Antes de comenzar el posicionamiento del Grupo Parlamentario Nacionalista, quiero dar la bienvenida igual que han hecho mis compañeras -siempre los temas sociales nos lo dan a las mujeres, y estamos encantadas además- a Juan Francisco Trujillo que es el presidente de la Asociación de Educadores Sociales de Tenerife, a doña Asunción Sánchez que es la presidenta de la Asociación de Educadores Sociales de Gran Canaria, y yo sé que es una persona muy discreta, pero también quiero saludar a Juan Carlos Rojas, entre otras cosas porque lo voy a ver dentro de unos días haciendo la alfombra del Corpus en las calles laguneras. Y también quiero aprovechar para saludar a las respectivas juntas directivas que también se encuentran presente.

Antes de empezar la exposición, lo he hablado con las compañeras de los cuatro grupos parlamentarios y queremos hacer es una modificación in voce en el preámbulo de la ley y que por diferentes motivos no está en el dictamen y es donde dice: "inserción social de las personas desadaptadas", entendemos mejor "...inserción social de las personas en exclusión social o en riesgo de padecerla..."; y donde dice: "minusválido", entendemos que es mejor: "personas con discapacidad"; para que conste en acta, nosotros entendemos que mejora la ley, lo habíamos hablado pero por diferentes motivos no se había recogido.

También quiero aprovechar para saludar, que siempre lo hago cuando es una ley de su ámbito, a don Teófilo González que es el director general de Relaciones Institucionales, Participación Ciudadana y Juventud.

Y esta ley, como bien han dicho mis compañeras de los diferentes grupos, viene a propuesta de los propios colectivos, de los educadores sociales. Ellos nos hicieron llegar esta proposición de ley que habían trabajado con el Gobierno de Canarias y lógicamente desde el Grupo Parlamentario Nacionalista encontraron toda la receptividad porque garantiza y nos parece un aspecto importante la calidad de los servicios que se prestan a las personas usuarias, y a mí me parece que es importantísimo sobre todo en la época que estamos viviendo para las personas destinatarias; estamos hablando de que trabajan con personas mayores, con personas con discapacidad, con menores, con mujeres a las que ayudan a empoderarse, con personas jóvenes y, sobre todo, con personas, que está recogido en el propio preámbulo, en exclusión social, así como, y que me parece que es importantísimo, con sus familias.

Es un servicio, y hay que ponerlo en valor, que prestan tanto en las administraciones públicas, trabajan en los ayuntamientos, trabajan en los cabildos, así como en las diferentes asociaciones. Decía la compañera de Nueva Canarias que está recogido en la ley de educación, nosotros lo ponemos en valor porque entendemos que es necesario que esa figura tenga un carácter trasversal y trabaje allí donde sea necesario, porque la profesión de educador o educadora social va más allá del servicio que prestan, por una razón muy simple y a la vez muy compleja, porque transmiten valores como la solidaridad, como el trabajo en grupo, como empoderarse a las personas que lo necesitan -poníamos el ejemplo de las personas en riesgo de exclusión social o las personas mayores también- que, además, sobre todo es imprescindible poner en valor este trabajo conjunto, esta dedicación personal, que hacen las personas que trabajan en este sector, porque hacen un trabajo en grupo pero también lo hacen personalizado.

Esta ley, además, mejora las condiciones profesionales, sociales y económicas, y también -entendemos que era importante y está recogido en el propia enmienda- clarifica quién puede ser educador o educadora social, porque saben que hay una parte que está dedicada a las personas que están con una titulación pero bien es verdad que hay una serie de personas que llevan muchísimos años trabajando como educadores sociales y necesitaban esa homologación.

Cuando se constituye este colegio profesional a mí lo que más me llamó la atención, o cuando se constituya, perdón, es que va a tener ámbito archipielágico, hay que ponerlo en valor. No va a haber un colegio en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y otro en la provincia de Gran Canaria, me parece que es importante. Y entiendo que también debería ser así para otras profesiones.

Hay que recordar que hasta ahora las personas que necesitaban colegiarse tenían que hacerlo fuera de Canarias, a partir de ahora lo van a poder hacer en Canarias y de ahí la importancia de esta ley.

Esta ley se ha tramitado en tiempo relativamente rápido, y ha sido, como se ha dicho, por el trabajo previo con las personas representantes, y también por el acuerdo unánime que hemos tenido todos los grupos parlamentarios. Por ello quiero destacar la importante labor social que desempeñan en beneficio de la comunidad y también espero, y van a contar con nuestro apoyo, que hagamos varias iniciativas parlamentarias, seguramente, deseando que se potencie en los diferentes ámbitos. Porque si estamos hablando de que se potencia la figura del educador o la educadora social, estamos hablando de que se está avanzando en los logros del Estado de bienestar, porque esta figura o esta profesión de educador social nació cuando empezaron a surgir nuevas necesidades sociales, y más de una vez hemos dicho en esta Cámara que existe un retroceso del Estado de bienestar y eso iría directamente relacionado, pues, con muchas pérdidas de puestos de trabajo, entre otras cosas, de educadores y educadoras sociales porque no lo entienden imprescindibles, pero por eso yo destacaba los valores de solidaridad, de trabajo en equipo, de empoderar a las personas que están pasando situaciones difíciles, y por eso vamos a trabajar para que se potencie en las administraciones públicas porque esto significaría un avance en el Estado de bienestar, porque no podemos dar ni un paso atrás. Pongo en valor por eso la actividad de la educación social, sobre todo por el trabajo -repito- que hace en beneficio a la persona y a la comunidad, y a partir de mañana o cuando se publique en el Boletín Oficial de este Parlamento entrará en vigor y estoy convencida de que va a haber una Canarias mejor.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Flora Marrero.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Victoria Ponce. Desde el escaño.

La señora PONCE PÉREZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Quiero antes de iniciar mi intervención dar la bienvenida a todos los educadores sociales que nos acompañan en la tarde de hoy.

Yo en el debate de la primera lectura comentaba tres cuestiones que me gustaría reiterar en la tarde de hoy: primero, que el consenso entre todos los grupos parlamentarios ha sido lo que ha caracterizado todo el proceso previo de debate a este proyecto de ley, y ese consenso lo hemos logrado mantener luego en el proceso posterior, que ha sido en el debate de enmiendas; segundo, que la creación del colegio era una reivindicación justa, pues Canarias es una de las pocas comunidades autónomas que no contaba con colegio profesional de educadores sociales; y, tercero, que todo el mérito de la aprobación de este proyecto de ley, de este colegio profesional, es justamente de ustedes, de los educadores sociales de Canarias, pues ustedes han abanderado esta demanda y son los verdaderos artífices de esta iniciativa.

Y, tal como hice en aquella ocasión, tengo y debo también agradecerles y felicitarles por la relevante y fundamental labor que hacen con los más desfavorecidos y con aquellos que están en una situación de exclusión y de riesgo en nuestra sociedad.

Como no puede ser de otra manera, el Grupo Parlamentario Popular va a votar a favor de este proyecto de ley porque consideramos que va a regular una actividad profesional que es vital para nuestra sociedad y porque, además, va a garantizar el cumplimiento de una buena labor profesional.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña María Victoria Ponce.

(El presidente hace sonar el timbre de llamada a votación.)

Sí. Señorías, ocupen sus escaños, por favor. Vamos a votar el dictamen de la Comisión de Gobernación, Justicia y Desarrollo Autonómico sobre el proyecto de Ley de Creación del Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales de Canarias.

Precisar que, como dijo la portavoz del Grupo Nacionalista, doña Flora Marrero, hay una corrección semántica ahí, que parece que están todos los grupos de acuerdo, y es en la exposición de motivos, en el preámbulo, el párrafo segundo, en la última línea del párrafo segundo, donde dice "personas desadaptadas y minusválidos" sustituirlo por: "personas desadaptadas y con discapacidad". ¿No es así?

Doña Flora. Repito... Dígame cómo quiere que quede el texto, porque entonces...

La señora MARRERO RAMOS (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.) portavoz que me estaba consultando lo mismo.

Simplemente es donde dice "inserción social de personas desadaptadas" poner "inserción social de personas en exclusión social o en riesgo de padecerla".

Y donde dice, seguidamente "y minusválidos", sustituirlo por "personas con discapacidad".

El señor PRESIDENTE: Vamos despacio, porque normalmente...

¿La palabra "desadaptadas" también la retira?

La señora MARRERO RAMOS (Desde su escaño): Sí, se suprime y se sustituye por "en exclusión social o en riesgo de padecerla".

El señor PRESIDENTE: "Exclusión social o en riesgo de padecerla".

Y la otra "personas con discapacidad".

La señora MARRERO RAMOS (Desde su escaño): Sí. Y lógicamente si está a lo largo del articulado también sustituirla en los mismos términos, porque no tendría lógica, pero eso ya lo harían...

El señor PRESIDENTE: No, no cabe duda.

La señora MARRERO RAMOS (Desde su escaño): ¿Vale?

El señor PRESIDENTE: No cabe duda.

La señora MARRERO RAMOS (Desde su escaño): Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muy bien.

Señorías, vamos a proceder a la votación del dictamen de la comisión, con el texto articulado, el preámbulo y el título de la ley. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 53 presentes; 53 a favor, ninguno en contra...

(Aplausos en la sala.)

No es la primera vez que lo decimos, no es válido nada hasta que no se acaba de pronunciar el presidente sobre los resultados y las votaciones que quedan aprobadas, es un hábito al que debemos acostumbrarnos.

53 presentes; 53 a favor, ninguno en contra, ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad la Ley del Colegio Profesional de Educadores y Educadoras de Canarias.

Sí, el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, había pedido la palabra. Señorías, un momento. Por tiempo de tres minutos, tiene la palabra.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Hernández Spínola): Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Voy a consumir solo un minuto para reconocer el trabajo de todos los grupos parlamentarios, el Gobierno se felicita por la unanimidad que se ha logrado en esta Cámara en la tramitación de este proyecto de ley que hemos impulsado. Era un compromiso del Gobierno, habíamos hablado con las asociaciones y con los profesionales, y nos lo habían demandado, y el Gobierno cumplió su palabra, remitió a esta Cámara el proyecto de ley que hoy se aprueba por unanimidad de todos. Yo quiero felicitar a todos los parlamentarios, también a las asociaciones y a los profesionales. Vivimos momentos de crisis económica, momentos de dificultad y en estas circunstancias la labor, la tarea, que realizan estos profesionales es, sin duda, muy importante. Hoy es un día histórico para ellos, yo les felicito y felicito a toda la Cámara.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero, don Francisco Hernández Spínola.

Se levanta la sesión.

(Se levanta la sesión a las quince horas y cuatro minutos.)