Diario de Sesiones 130/2014, de fecha 18/6/2014
Punto 1

8L/C-1580 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE ACUERDOS PARA LA GESTIÓN DE LAS VIVIENDAS VACÍAS PROPIEDAD DE LAS ENTIDADES BANCARIAS.

El señor PRESIDENTE: Comparecencia de la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre acuerdos para la gestión de las viviendas vacías propiedad de las entidades bancarias.

Don Felipe Afonso El Jaber tiene la palabra, Grupo Parlamentario Popular.

El señor AFONSO EL JABER: Buenos días, señor presidente, señora consejera, señorías.

Pedimos, señora consejera, su comparecencia hoy para que nos explique qué acuerdos se están tramitando con el sector financiero para dar soluciones a las necesidades habitacionales de las personas que carecen del derecho a la vivienda. Queremos saber qué gestiones ha realizado, con qué entidad, qué fruto ha dado, cuántos acuerdos se han formalizado y de qué manera, y, en definitiva, cuántas personas se han beneficiado de esas gestiones. Nos gustaría que nos explicase estos temas con datos y realidades concretas.

Sin duda alguna, entre más dura es la época que nos toca vivir, más grande es la necesidad de hacer buena política, aquella política que tiene la energía y empuje necesarios para adecuarse a las demandas de los tiempos, liderando las soluciones a los nuevos problemas. No descubro nada si digo que el departamento de vivienda del Gobierno autonómico carece expresamente de esas dos virtudes, carece de energía y carece de empuje, es una consejería de gestión cansina, desordenada, ineficaz, y su imaginación se limita al "copia y pega" de documentos fracasados.

Como parece evidente que los responsables de esta gestión no van a cambiar en tiempo relativamente corto, es necesario que desde el Parlamento sigamos y le demos a los debates sobre vivienda la prioridad que se merecen. Para nosotros la política de vivienda sí debe ser una prioridad, por eso tiene un papel destacado en la agenda de nuestro grupo parlamentario. Cierto es que no podemos esperar mucho de la Consejería de Vivienda en este último año de legislatura, después de siete de inacción, después de siete años de fracaso, no se puede esperar ya nada nuevo más allá de algún fuego artificial en modo de titulares. Lo peor es que siete años de falta de liderazgo, siete años de falta de gestión, y siete años de la misma, en su caso, desordenada, convierten al departamento de vivienda y a sus entidades dependientes en una montaña de problemas acumulados y sin resolver, no se sabe cuántas viviendas vacías se tiene, ni cuántas están siendo ocupadas o no por su legítimo adjudicatario, las empresas gestoras del registro se marcha sin tener sustituto, y la de cobro tres cuartos de lo mismo, dejando detrás de sí numerosos problemas, problemas constantes y problemas sonantes. En diciembre de 2012 se inició el procedimiento, por citar un ejemplo, de adjudicación de alrededor de 400 viviendas de promoción pública, y en junio de 2014 le queda por adjudicar 376, muchas con calificaciones provisionales de hace nueve años, y otras -asombroso- con calificación definitiva de hace tres años y tres meses, y aún no han sido adjudicadas, sin que nadie asuma responsabilidades por ello.

Señoría, hay miles de casas vacías cuyos propietarios desean alquilar o vender; por otro lado, hay miles de demandantes de vivienda que no pueden acceder a la misma por falta de recursos, es necesario unir ambas situaciones con medidas de fomento y acuerdos con propietarios, promotores, constructores, bancos, particulares, etcétera, con todos los sectores.

En la comparecencia de hoy pedimos que nos explique los acuerdos, que usted ha anunciado alguna vez, que se están tramitando con el sector financiero para dar soluciones a los problemas habitacionales de aquellas personas que carecen del derecho a una vivienda digna y adecuada, que recuerdo es competencia exclusiva de nuestra comunidad autónoma, de acuerdo a nuestro Estatuto de Autonomía. Queremos que nos diga -repito- qué gestiones ha realizado, con qué entidades, qué fruto ha dado, cuántos acuerdos se han formalizado y de qué manera se han formalizado, y, en definitiva, cuántas personas se han beneficiado de esa gestión. Son preguntas concretas a problemas concretos que hoy tiene la gente, la política de vivienda de nuestra comunidad autónoma sin duda alguna necesita un cambio radical, un cambio realmente importante, llevábamos siete años de inacción, siete años de acumulación de problemas y siete años sin soluciones. No esperamos mucho de este último año, pero lo que sí creemos es que desde el Parlamento debemos fiscalizar, debemos controlar y debemos estimular esos cambios en la política de vivienda.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Felipe.

Por parte del Gobierno, tiene la palabra la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Señor presidente, buenos días.

Señorías, comparece el Gobierno a solicitud del Grupo Parlamentario Popular exactamente para informar sobre el estado de los acuerdos para que las viviendas vacías, propiedad de las entidades bancarias, puedan ser gestionadas por la Administración autonómica.

Y hace el proponente de la comparecencia, pues, un repaso, bueno, no le podría llamar así, pero sí un recorrido por las políticas de vivienda en general. Pues me va a permitir, señoría, y me lo van a permitir todos ustedes, que haga también un breve en este caso no recorrido pero sí repaso de las políticas de vivienda del Gobierno de Canarias para llegar al momento en el que estamos actualmente, de tal manera que tenemos que recordar, puesto que ha nombrado además el señor El Jaber a los organismos que gestionan la política de vivienda del Gobierno, recordemos que tenemos un organismo autónomo, que es el Icavi, que es el Instituto Canario de la Vivienda, y tenemos una empresa pública, que es Visocan. Visocan ha construido a lo largo de su historia 25.000 viviendas, la inmensa mayoría para la venta, viviendas de protección oficial en régimen privado, ha facilitado ese número de viviendas a la sociedad canaria, y tiene en estos momentos un parque de viviendas en alquiler de 4.500, llegándonos hoy a algo más de 5.000, porque, señorías, recuerden que teníamos promociones por una cantidad aproximada de 600 viviendas de Visocan para la venta, que, desde luego, ante la situación económica, al no poderse vender..., recuerdan que además el presidente las anunció, que las pondríamos en alquileres sociales; por lo tanto, hoy el parque de Visocan supera las 5.000 viviendas; y, a través del Icavi, en este caso, no para la venta pero sí para el alquiler, a un precio de dos mínimo y noventa euros máximo, tenemos algo más de 12.000 viviendas con lo cual el parque de viviendas protegidas del Gobierno de Canarias y de Canarias supera las 17.000 y, por lo tanto, 17.000 son las familias que en estos momentos están viviendo en una vivienda, en un alquiler, asequible a sus recursos, ante su situación.

Bien, tenemos esos dos organismos, pero además también tenemos una ley de vivienda, ley de vivienda de la que hablaré ahora inmediatamente también, ley de vivienda que nos mandata que elaboremos planes de vivienda cuatrienales, es decir, la ley mandata la elaboración de un plan de viviendas cada cuatro años. Como saben, también el Estado elabora planes de vivienda, usted lo ha dicho, las competencias son de las comunidades autónomas pero el Estado siempre..., primero, ha tenido incluso ministerios de vivienda o secretarías de Estado dentro del Ministerio de Fomento, y, segundo, también elabora sus planes estatales de vivienda, los planes autonómicos son la suma del estatal y el autonómico como es el caso de Canarias.

El Plan 2009-2012, el último que se llevó a cabo con toda una serie de programas compartidos y algunos netamente canarios, que algunos de esos programas, como he dicho en más de una oportunidad, han quedado inconclusos, sobre todo el abono por no disponibilidad presupuestaria de un plan a otro, y que se incorporan al siguiente plan. En estos momentos tenemos ya prácticamente elaborado el Plan 2014-2017 y estamos a la espera, señorías, de que el ministerio nos envíe lo que nos ha dicho, un nuevo borrador de su Plan 2013-2016, vamos por la mitad del 2014, llevamos un año y medio sin el Plan 2013-2016, pero, bueno, confiemos en que pueda llegar en los próximos días y que, por lo tanto, saquemos adelante el plan de vivienda Canarias-Estado.

Y, además, señorías, les decía, tenemos también una ley de vivienda que no solo mandata el plan sino que en estos momentos hemos aprobado la modificación de la misma. Nunca hasta ahora ni Canarias ni nadie en el Estado se había visto en la obligación de legislar en materia de vivienda libre, siempre lo habíamos hecho en materia de vivienda protegida, la vivienda libre siempre se quedaba al libre mercado, la oferta y la demanda funcionaban perfectamente y, por lo tanto, no había necesidad de regular. Pero en estos momentos, señorías, todos sabemos que contamos con toda seguridad con más de 100.000 viviendas que están construidas en Canarias, que unas son producto de los desahucios, que otras son producto de que se han construido por entidades financieras incluso, por sus propias compañías o inmobiliarias, para la venta o para el alquiler, y ni una cosa ni la otra está siendo posible porque los precios no son asequibles a los ingresos que tienen las familias canarias hoy. Por eso el Gobierno se vio en la necesidad de modificar su propia ley.

Hemos aprobado una ley con dos objetivos, señorías, y si realmente, como se está diciendo aquí, se ocupan y se preocupan tanto y es una prioridad la vivienda, señorías, no se puede poner en jaque ni en cuestión la ley que ha aprobado este Parlamento, que tiene dos objetivos muy claros: el primero de ellos, que una familia que haya sido desahuciada, que sea desahuciada por una entidad financiera pueda llegar a un acuerdo con el banco para seguir viviendo en la vivienda desahuciada, ahora en un régimen de alquiler pagado acorde a los ingresos que tiene la familia. Si la entidad financiera no llegara a un acuerdo con la familia, entonces el Gobierno expropiaría el uso, no la vivienda, señorías, nosotros no atentamos contra la propiedad privada, expropiaríamos el uso de la vivienda a favor de la familia que va a ser desplazada de la vivienda y no tiene otro sitio donde ir. Y la siguiente, que es la más importante y que viene a entronar bastante con la propuesta de comparecencia de hoy, es que esas más de 100.000 viviendas que decimos, que se dice que tenemos en Canarias construidas, sepamos dónde están, cuáles son, en qué sitio están, cuántas son de verdad y por qué no están en uso para las familias, para que primero las conozcamos y después podamos instar a las entidades financieras a que las pongan en alquiler, y, además, en un alquiler acorde a la realidad socioeconómica donde está ubicada la vivienda para que pueda ser factible.

Usted lo decía, señor El Jaber, tenemos familias necesitadas, más de 30.000 son las que están registradas demandando vivienda y tenemos más de 100.000 viviendas, ¿qué pasa que no hacemos que se encuentren las familias y las viviendas?, pues hemos puesto una herramienta sobre la mesa que es precisamente la modificación de la ley, pero ustedes están diciendo que la van a recurrir, si tanto les preocupa y tienen tanta preocupación de verdad y es una prioridad la vivienda, a santo de qué van a recurrir una ley que tiene estos dos loables objetivos. Y, además, encima, se atreven a preguntarnos qué va hacer usted si el Constitucional le paraliza o le suspende esa ley, yo sigo haciendo lo mismo, pidiéndole a ustedes que no la denuncien y así el Constitucional no tendrá que hacer nada, porque no puede ser inconstitucional que pongamos a disposición de las familias las viviendas que están ahí fuera construidas, no puede ser inconstitucional. Hay sentencias, hay jurisprudencia, señorías, en las que el Tribunal Constitucional dice que un bien propiedad privada como es la vivienda tiene también una función social y no puede ser que porque tú tengas la propiedad de 200 viviendas, que desde luego son tuyas, te las puedas guardar en el bolsillo, has de darle uso, si vemos que hay una necesidad social de familias y tú te las has guardado en el bolsillo, por hablar de forma popular.

Por lo tanto, es absolutamente importante que no se recurra esa ley. Pero si se recurriera, señorías, cabrían dos posibilidades: que el Constitucional suspendiera de forma cautelar uno de los artículos de la ley, que es la expropiación, que es lo que le he oído al Partido Popular que no le parece bien, la expropiación al banco del uso de la vivienda, continuaríamos con la parte más extensa de la ley, que es el registro de estas viviendas vacías; y si suspendiera la ley completamente, nosotros no estamos esperando ni siquiera a que la ley ya esté aprobada, estamos hablando -y es lo que he trasladado en más de una oportunidad- con las entidades financieras, hemos hablado con casi todas las que operan en Canarias, con casi todas, para buscar fórmulas de tal manera que el Gobierno de Canarias, a través de su empresa pública Visocan que tiene personal cualificado para hacerlo, podamos ser la herramienta, el nexo, que una las viviendas que tienen los bancos ahí fuera sin uso con las familias que tienen necesidad de vivienda. Por eso, en el convenio y el trabajo que estamos haciendo entre entidades y el Gobierno de Canarias hay una tercera pata, la más importante, la de las familias, y que es la Fecam. La Fecam también participará en ese convenio o en los distintos acuerdos a los que lleguemos porque será la Fecam la que le diga al Gobierno, a Visocan, tengo esta necesidad ante esta familia, en el listado que tenemos de viviendas tengo esta vivienda para esta familia, y Visocan será quien se encargue de establecer la relación entre la entidad financiera y la familia para que eso pueda ser factible.

Por lo tanto, señorías, esa es la política de vivienda que está llevando a cabo el Gobierno de Canarias. No les voy a contar en medio de todos estos años todas las medidas que además hemos ido tomando puntualmente para coayudar a la situación de crisis que están viviendo las familias, pero también para coayudar a la dinamización de la economía.

Por tanto, hoy tres preocupaciones o dos máximas preocupaciones tengo: la primera que la ley de vivienda siga para adelante, la segunda que el plan de vivienda del Estado aparezca ya para poder firmar y poder tener un plan que nos permita gestionar una serie de programas y acabar los inconclusos del plan anterior, y, desde luego, lo más esperanzador en estos momentos es que el acuerdo al que podamos llegar, en la segunda...

El señor PRESIDENTE: Puede continuar un minuto. Sí, si quiere...

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Nada, simplemente que en la segunda intervención materializaré un poco más cómo han sido, cómo van, en qué sentido lo estamos trabajando, porque cada entidad financiera, que si me lo permiten hoy no se las voy a mencionar, cada entidad financiera nos propone una situación diferente, pero todas van encaminadas en el mismo sentido, a que las viviendas que ellos tienen, las familias que tienen los ayuntamientos y la herramienta que pone a disposición el Gobierno de Canarias puedan ser factibles.

Gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera, doña Inés Rojas.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia. Doña Carmen Hernández, por el Grupo Parlamentario Mixto.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señor presidente. Buenos días, señoras y señores diputados.

Señora consejera, vamos a hablar de lo que no tenemos. Lo que tenemos ya lo sabemos y no nos sirve de consuelo, igual a usted le sirve para mantener su actitud autocomplaciente, porque lo que se ha hecho en el pasado no resuelve los problemas del presente. Hoy tenemos una crisis durísima, hoy tenemos, sin duda, una cara amarga, como la pérdida de la vivienda, la más amarga, la más dramática... Es una crisis que no solo nos empobrece, una crisis que no solo sirve para favorecer las desigualdades sino que, además, les arrebata a las familias el bien más preciado que es la vivienda. Tenemos desahucios hipotecarios, y a estos desahucios se les añaden los desahucios por el impago del alquiler.

Esta crisis está dejando en el Estado, pero también en Canarias, un balance nefasto. Vivimos un absurdo como nunca antes: viviendas sin gente y miles de personas sin vivienda. Concretamente, 130.000 viviendas vacías en Canarias, más de 30.000 demandantes de vivienda pública, a lo que hay que sumar el día a día, ese día a día, señor consejera, que usted conoce porque en algunas ocasiones se lo hemos dicho en los pasillos, para no traerle a los afectados le hemos dicho familias con niños, con menores, que se quedan en la calle por el impago del alquiler y que hoy sabe dónde están por la no respuesta del Gobierno, en pisos que ofrece Cáritas a esas familias: ese el concepto de estado social en el que ustedes creen. Incapacidad para resolver los problemas -no me mire con sorpresa, señora consejera, es así, y si quiere le traigo a las familias-, pero es que no puede ser que, como un gobierno no escucha la calle, no mira hacia afuera, le tengamos que traer la realidad al Parlamento. Evite usted que le traigamos la realidad al Parlamento, escuchando los problemas reales de los ciudadanos. ¡Siete años: inadmisible!

Pero, además, es más grave, porque es que el Gobierno de Canarias tiene herramientas, lo ha dicho usted, tiene dos instituciones públicas como Visocan y el Instituto Canario de la Vivienda que permitirían haber tenido una respuesta más ágil, más eficaz, a este problema sobrevenido que nadie duda que es un problema grave. ¡Siete años de inacción! Y, además, usted ha tenido una oportunidad única, perdida en este cambio legislativo, que es la nueva ley de vivienda, para escuchar lo que le decimos desde la Oposición. Le hemos ofrecido dos medidas eficaces, inmediatas: un programa de intermediación, un programa de mediación entre las instituciones bancarias, entre los promotores inmobiliarios y las familias afectadas, una ventanilla única donde este drama no esté pululando por las calles para buscar una respuesta sino que sepa a qué institución dirigirse para resolver su problema, y que intermedie con la entidad bancaria -por cierto, lo han hecho ayuntamientos de esta isla y les está funcionando, el Ayuntamiento de Santa Cruz está funcionando en esta línea de intermediación, y han parado mayoritariamente los desahucios-; y una bolsa económica, recursos, para favorecer un alquiler social.

Mientras la ley tiene todo el beneplácito que necesita para poder ser puesta en marcha, mientras ese supuesto recurso del Constitucional se resuelve, pongamos en marcha medidas reales y verdaderas que demuestren que de verdad les preocupan a usted y al Gobierno las políticas de vivienda.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Socialista Canario, doña Rosa Guadalupe Jerez Padilla.

La señora JEREZ PADILLA: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Señorías, los acuerdos del Gobierno de Canarias con los bancos sobre las viviendas vacías. Este es uno de los puntos fuertes de la reforma de la ley de vivienda, aprobada en el último pleno, que prevé las expropiaciones temporales de viviendas propiedad de las entidades bancarias, para evitar desahucios de familias vulnerables.

Señorías del Partido Popular, señorías del Grupo Mixto, no afrontar su responsabilidad con los ciudadanos en dificultades como las que están pasando... Ustedes continuamente están criticando a quienes quieren paliar, sobre todo con amenazas, señorías. Esto no es ayudar a los canarios que están siendo desahuciados, señorías.

Señores del Partido Popular, ustedes están haciendo con la ley de vivienda lo mismo que están haciendo con el petróleo, llevando a cabo directrices que les manda su patrón, el señor Soria.

Señorías, en España se están produciendo, un día sí y un día también, veinte desahucios al día, ¡veinte desahucios al día! En Barcelona, por ejemplo, esta semana van a haber 146 personas que se queden en la calle, y, entre ellas, 60 menores. Señorías, esto es lo que está produciendo el Gobierno del Partido Popular con su ley a nivel nacional.

Desde luego, en Canarias, señorías, queremos parar todos estos desahucios, y, por eso, la reforma de la ley de vivienda. La intención es evitar que los bancos sigan especulando con las viviendas vacías y forzarlos a que las pongan en el mercado, en lugar de mantenerlas como un activo en su balance. Pero, además, en la ley se posibilita, por si ustedes no lo saben, la mediación previa a la expropiación temporal a los bancos. Lo que ocurre es que ustedes no quieren reconocer que es su Gobierno, el Partido Popular, el que permite que se eche a la gente a la calle con sus hijos. Ustedes denuncian continuamente las viviendas vacías, denuncian a Visocan... Les pido, señores del Partido Popular, que por cuestiones de imagen se unan a la ley para llevar a cabo Canarias esa ley, que también busca que los bancos se impliquen para no poder llevar a cabo más desahucios, y que estas viviendas deben ponerse en alquiler a precios razonables, señora consejera, para familias con menos recursos. Y, por tanto, si ustedes no entran por esa línea, lo que está claro, señorías del Partido Popular, es que realmente lo que a ustedes les interesa son los bancos y no las personas, que es a lo que están acostumbrados, a darle el favor a los bancos y no a las personas.

Nada más, señor presidente. Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Rosa Guadalupe.

Por el Grupo Nacionalista Canario, doña Flora Marrero Ramos.

La señora MARRERO RAMOS: Muchas gracias, señor presidente.

Señora consejera, nos ha informado usted de la situación en este momento de las viviendas que hay en Canarias a raíz de la modificación porque yo creo que tenemos que tenerlo en cuenta de los acuerdos, ¿no?, de las viviendas vacías propiedad de las entidades bancarias para ser gestionadas por la Administración autonómica.

Y yo lo primero que quiero es poner en valor y resaltar la importante modificación que se produjo la semana pasada con la ley de vivienda y con varios aspectos, como, por ejemplo, el registro público de viviendas y el papel de mediación que se va a intentar fortalecer.

Cuando mañana se vaya a producir un discurso que va a pasar a la historia, que es el discurso del futuro rey Felipe VI, a muchas personas el día después no les va a cambiar absolutamente nada, porque les va a seguir preocupando su búsqueda de empleo y ver cómo pueden pagar la hipoteca para llegar a final de mes. Y eso es también lo que nos preocupa al Grupo Parlamentario Nacionalista y al Gobierno de Canarias.

La comunidad autónoma, el Gobierno de Canarias, ha ejercido su responsabilidad al dar respuesta a este drama social, y es evitar que miles de familias sean desahuciadas. Y a mí me parece que eso es importantísimo, por eso nosotros resaltamos el papel de la intermediación. El Gobierno ha tomado la iniciativa de negociar con las entidades bancarias, que parece, con la información que usted nos ha dado no solo en esta comparecencia sino en los medios de comunicación, que está cambiando el papel de los bancos, ya hay una predisposición, que era una situación impensable hace unos años. Hace unos años, cuando una familia no podía hacer frente a su pago de hipoteca, automáticamente se producía el lanzamiento, y esto hay que reconocerlo; es fruto de la presión social, de un "basta ya", no solo de las personas que se plantan delante de las entidades bancarias, que se plantan en las viviendas, sino también de los partidos políticos y del Grupo Parlamentario Nacionalista, que también nos sumamos a ese "basta ya", porque se han inyectado, por ejemplo, 45.000 millones a las entidades bancarias y no se sabe, de esos 45.000 millones que se han inyectado, cuánto ha repercutido directamente a las familias que lo necesitan. Por eso -lo decía el presidente del grupo parlamentario en el proyecto de ley, don José Miguel Ruano, cuando decía que este Parlamento no puede dejar de mirar a la calle-... Y cuando decimos que no podemos dejar de mirar a la calle es que atendemos esos emails que nos llegan directamente al teléfono, a esos colectivos que recibimos, que nos cuentan sus problemas, los problemas de las personas que representan, y conocemos la situación no solo por lo que nos llega por los correos, por los colectivos, sino porque conocemos familias y conocemos personas que están en esa situación, y estoy convencida de que muchas de las personas de esta Cámara han tenido que ayudar.

Por eso el Gobierno de Canarias está haciendo su trabajo, pero aún así...

El señor PRESIDENTE: Sí, sí, termine la frase.

La señora MARRERO RAMOS: ...(Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: Bueno, muchas gracias, doña Flora Marrero.

El solicitante de la comparecencia, Grupo Parlamentario Popular, don Felipe Afonso.

El señor AFONSO EL JABER: Buenos días de nuevo.

No voy a molestarme mucho en contestar a aquellos que promovieron la ley del desahucio exprés, ni tampoco voy a molestarme mucho en contestar a aquellos que aplaudían con las orejas cuando la señora Chacón presumía de que se creaban más juzgados para agilizar los desahucios -repito-, no me voy a molestar en contestarles, pero sí hay una cosa que me parece inadmisible de lo que se ha dicho: nos han dicho que por cuestión de imagen apoyemos la ley. Mire, eso nosotros lo llamamos fariseísmo. Eso es lo que me produce a mí la sensación que denuncié en el debate que tanto molestó a su portavoz. No estamos aquí ante un problema de esta gravedad para resolver el problema de imagen; estamos aquí para resolver los problemas de la gente, de las personas, por mucho desgaste que eso pueda suponer. Por lo tanto, en ese fariseísmo y en ese tomar el pelo a la gente, nunca cuenten con nosotros y nunca esperen que lleguemos a esa posición.

A la señora consejera le he preguntado qué ha hecho y no me ha respondido a ninguna de las preguntas. Me ha dicho que en Canarias hay 17.000 viviendas de alquiler. Es como esos alcaldes a los que se les pregunta: "mire, ¿usted qué ha hecho?"; "no, en mi ciudad hay muchas calles". "¿Y usted cuánto ha hecho?"; "bueno, yo dejo que la gente pase por la calle y la use". Pues dice: no, hay muchas viviendas y yo dejo que la gente las ocupe. No sabe cuántas están ocupadas y cuántas desocupadas, no sabe si son sus legítimos adjudicatarios o no; y precisamente por eso quieren regular que todo el mundo, todos los ayuntamientos se dediquen a investigar cuáles son. Y dicen: tengo 17.000 viviendas de alquiler, y no ha dicho que tiene, por cada diez, una en proceso de desahucio -1.700-, eso tampoco lo ha dicho.

Bueno, y ha hablado de veinte años de Visocan; yo le preguntaba por los últimos siete, que son lo que yo creo que usted más debería saber; que antes se hacían muchas cosas, ya lo sabíamos. Antes de usted hubo muchos buenos consejeros, alguno preside hoy el Parlamento, pero lo que estaba preguntando era por su mandato. Y, mire, ha quedado claro que el Gobierno de Canarias ni tiene ni quiere tener una política efectiva para amparar los derechos habitacionales de aquellas personas que están excluidas del mismo. Ni la tiene ni la quiere tener. Es, como ha dicho una portavoz que apoya al Gobierno, cuestión de imagen.

Y el Gobierno de Canarias tiene esa obligación, de acuerdo al Estatuto de Autonomía, tiene la competencia, luego, tiene la responsabilidad, aunque después actúe de manera incompetente y de manera irresponsable, pero lo cierto es que tiene esa competencia. Y, visto el fracaso de la administración para actuar por sí misma, es necesaria mucha colaboración público-privada con todo tipo de entidades privadas, no solamente del sector financiero, también con los promotores y constructores canarios que tienen muchas viviendas vacías; también con muchas sociedades de activos que tienen viviendas vacías; también con muchos particulares, que no las tienen vacías porque quieran desgastar su patrimonio, como hace usted con muchas viviendas, como hace poco en Gáldar, que se ha tenido que gastar 400.000 euros en rehabilitar viviendas compradas por 9,5 millones hace dos años, y que ahora empiezan a ocuparse, sin que nadie asuma responsabilidades por ello.

Mire, siempre me dice: usted defiende a los bancos. Yo le he hecho muchas preguntas: ¿por qué a los bancos sí y a los promotores no? Nunca me responde a eso. ¿Por qué no prefiere hacerlo como se hace a nivel nacional, que no se le paga a los bancos, y aquí sí? No me responde a eso. ¿Por qué no prefiere usted intervenir antes de que la gente pierda la vivienda, y pone el dinero una vez que la vivienda se la queda el banco, y le paga para que no está vacía? ¿Por qué no interviene con esas mismas cantidades para que la gente no pierda la vivienda? Nunca me responde a eso.

Por lo tanto, déjese de tópicos, déjese de discursos por cuestión de imagen, y vamos a entrar en el fondo de los problemas de la gente. Que nosotros le pedimos convenios de colaboración público-privada con medidas de fomento, con intermediación comprometida; lo demás es una foto. Si el Gobierno no se compromete con algo, lo demás es una foto, porque yo le pregunto: ¿cuántos euros ha puesto usted en estos siete años para que alguien no pierda una vivienda? Ni un céntimo, ni un céntimo ha puesto el Gobierno durante estos años para que la gente no pierda sus viviendas. ¿Sabe usted cuánto es el presupuesto de la comunidad autónoma? 6.700 millones de euros, algo así como un billón cien mil millones de pesetas. Ni un céntimo para que la gente no pierda la vivienda, pero eso fue este año, el año pasado otro billón, y otro billón; sume, multiplique usted billones por años y dígame cuántos céntimos ha puesto este Gobierno para que la gente no pierda sus viviendas. Ni uno, ni un céntimo, ni medio céntimo, y ese es el balance, así de fríos son los balances, los balances son presupuesto, dice que los presupuestos son fríos, pero los presupuestos es lo más caliente que hay, que es la realidad de la gente, que es el comer de la gente con los presupuestos. Cero céntimos, de los billones de pesetas que ha manejado la comunidad autónoma en los últimos años, para evitar que la gente pierda sus viviendas.

Mire usted, yo insisto, aunque el otro día se intentó hacer un juego de manipulación, y dicen: "miren, con los intereses de las fianzas vamos a pagar las expropiaciones para que la gente no pierda la casa, con los intereses de las fianzas vamos a pagar la rehabilitación de las viviendas, con los intereses de las fianzas vamos a pagar no sé cuántas las medidas de fomento para que se alquilen viviendas", y todo eso, repito, con aproximadamente 100.000 euros. Porque 150.000 euros son todos los intereses que piensa cobrar, según los presupuestos de la comunidad autónoma, el Icavi en este año. Vamos a suponer que, cosa rara en usted, se ha equivocado, se ha equivocado en un 200 %, no son 150.000, son 300.000. Pues bien, le voy a dar un margen de error del doble, esa es la realidad, y hay quien dijo "no, no, hay 16 millones depositados en fianzas", sí, pero eso es lo que está depositado, lo que dice la ley, no es que las fianzas, que son de otras personas, sean para eso, no, solo los intereses de las fianzas, al 1 % de 16 millones son 160.000, pero mire, el doble, un error del doble, que es algo muy raro en usted. Y nosotros propusimos medidas concretas, medidas concretas dentro de la construcción, dentro del Estado de derecho, mire usted, los partidos políticos no dictan sentencias, las dictan los tribunales, los partidos políticos no hacen el dictamen del Consejo Consultivo de Canarias, cuyos miembros fueron elegidos en exclusiva por ustedes, los partidos políticos no hacen los dictámenes del Consejo Económico y Social, ni los partidos políticos hacen el dictamen del Consejo de Estado, ni los partidos políticos hacen los dictámenes de la Abogacía del Estado, aquí la única que sabe Derecho es usted, todos los demás, los órganos consultivos, con los mejores letrados, los del Consejo de Estado, personas elegidas por su carrera profesional, elegidas por sus especiales conocimientos en materia de Derecho, todos están equivocados, la única que acierta es usted. Pues no, mire usted, no nos lo creemos, y creemos que hacen falta registros voluntarios, pero voluntarios, dos especialmente, uno para que aquellas personas que piensan que van a perder sus casas tengan un instrumento donde acudir pidiendo el amparo del Gobierno, y ese dinero que les va dar una vez que pierdan la casa, mire, ayúdeles antes de que pierdan la casa, con el mismo dinero, suponiendo que sean falsos los tres informes de la Dirección General de Presupuestos, vamos a suponer que tienen el dinero, ese mismo dinero destínelo ahí, y ustedes a eso nos votan que no, que prefieren que la gente pierda la casa, que prefieren que el banco se quede con la casa y luego ya le dará el dinero al banco. ¿Quién beneficia más a los bancos? Dice: "no, es que si se lo damos antes les quitamos presión", la presión es que se quedan la casa y, además, se la ocupamos, esa es la presión.

Mire, además, pedimos medidas de fomento reales con un segundo registro de alquileres de difícil realización, porque, claro, aquí no tenemos un problema, en contra de lo que ustedes dicen, de que hay muchas casas vacías y nadie quiere alquilarlas, no, el problema no viene por la oferta, el problema viene por la capacidad de pago de la demanda. Repito, mire un portal inmobiliario hoy, mírelo dentro de dos semanas, mírelo dentro de un mes, y verá casas que están ahí días, semanas, meses y años sin que nadie pueda alquilarlas. El problema viene por la capacidad de pago de la demanda, y ahí es donde tiene que intervenir el Gobierno, ahí es donde tiene que ayudar el Gobierno. Personas que no tienen ingresos para pagarse un alquiler, y personas que teniendo ingresos para comprarse una casa, no tienen la financiación, y la ley de vivienda se olvida de esto, se olvida de la realidad, está en eso que han llamado ustedes aquí "cuestión de imagen", en hacer como que hago algo, hacer como que me preocupo, para que luego venga la justicia, me lo quite, me lo paralice, como ha paralizado ya en otras dos comunidades autónomas, no solamente la primera suspensión sino la confirmatoria de cinco meses después, cuando ya el tribunal, en fin, por lo menos ha mirado el expediente con más detenimiento, y la ha vuelto a suspender, y nosotros decimos: y esas personas, por ejemplo, que alquilan la casa con un alquiler de estos de difícil realización, que puedan tener bonificación en el IRPF en el tramo autonómico, porque de todas maneras no van a pagarlo, porque va a estar vacía, pues, bueno, que puedan tener bonificaciones importantes, lo cual ayudaría a bajar los precios, y que el Gobierno se comprometa, de la misma manera que se puede comprometer, no con fotos.

O sea, que esto es: "Madrid que me dé el dinero, los ayuntamientos que me den los solares, y yo corto". No, no, usted es la responsable, y que el dinero se comprometa desde los presupuestos, porque repito: de los billones de pesetas que ha tenido el Gobierno en los últimos tres, cuatro o cinco años, ni un céntimo, ni un céntimo para ayudar a las personas para no perder sus viviendas, y los ayuntamientos, en cambio, no, los ayuntamientos sí están poniendo dinero, ayudas a la gente a alquilar vivienda, por ejemplo; ayudas a inquilinos que están a punto del desahucio para ponerse al día en sus rentas, eso sí lo hacen los ayuntamientos y lo hacen los cabildos, la comunidad autónoma, que es la que tiene la competencia para decir lo que hay que hacer, para cortar la cinta, y para lo que sirve esta comunidad autónoma, que no es para mucho más.

Y, además, hay que dinamizar el parque público de viviendas, le he contado antes, 375 viviendas de las 400 que se pusieron en proceso de adjudicación en el año 2012, estamos a mitad del 2014 y no se han adjudicado, y la gente tuvo hasta el 31 de enero del 2013 para presentar su documentación y a día de hoy..., ¿a qué está esperando, a que lleguen las elecciones para adjudicarlas entonces, porque eso le vendría bien a lo que llaman ustedes "cuestión de imagen", o es simplemente su manifiesta e insuperable incapacidad? Pues ahí está. Hace seis meses le pregunté, por ejemplo, por las 115 en el término municipal de Las Palmas de Gran Canaria, seis meses y están igual, sin adjudicarse...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, don Felipe.

El señor AFONSO EL JABER: Sí, termino ya, señor presidente.

Mire, cuánto mejoraría la política si ustedes se olvidaran de la cuestión de imagen y se preocuparan de las cuestiones del comer de la gente.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Felipe.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Señor El Jaber, créame que a veces me quedo escuchándolo y pensando si de verdad creerá en lo que dice y si de verdad lo que usted dice es exactamente las cuentas que usted ha sacado y lo que usted piensa, porque pensar que una persona ha comprado una vivienda con una hipoteca, que suele ser una hipoteca a 15, 20, 25 años, cuando no a 40, y decir usted, y quedarse tan tranquilo, que el Gobierno de Canarias no ha puesto dinero a esas familias para que salven su vivienda, y decir y saber que el Gobierno de España ha inyectado no 45.000, 65.000 millones de euros a la banca, ustedes, cosa que no es sorprendente porque si han hecho eso luego quieren seguir dándole a la banca dándole nosotros dinero a las familias para que las familias a su vez se lo den a la banca para poder mantener su vivienda. Usted me quiere decir por qué estamos en una crisis o si es que la crisis es ficticia, y es que todo el mundo tiene una crisis menos el Gobierno de Canarias que sí tiene dinero para cubrirle a todo el mundo.

Vamos a ver, señor El Jaber, yo creo que hay que ser más serio, aunque ya me estoy acostumbrando un poco a su dimes y diretes, a sus cuentos y a sus "si las calles, si la gente", de verdad, me estoy, desgraciadamente, acostumbrando un poco a su no seriedad y creo que el tema es bastante serio como para ponernos a jugar con que si estoy diciendo que mi ciudad tiene calles y que la gente camina por ellas. Yo creo que las cosas hay que mirarlas, porque nos habla de que no hemos inyectado absolutamente nada, cero euros, yo quiero darle solo un dato para que se haga una idea: este Gobierno aporta cada año más de 35 millones de euros para que como mínimo esas 17.000 familias puedan seguir optando a tener la vivienda que tienen en estos momentos. Y cuando usted habla, y me da la oportunidad además de decirlo, porque no pierdo nunca una oportunidad en este sentido, cuando usted habla de que tenemos no sé cuántas pendientes de desahuciar, primero, este Gobierno es el primero y único de España, no le he visto a usted pedirle al Gobierno de España que modifique la ley hipotecaria que eso sí que salvaría a las familias con las cláusulas abusivas que se tienen, como le ha dicho la propia Unión Europea, y que no cambiaron suficientemente, discúlpeme... (Ante las manifestaciones desde los escaños del Grupo Parlamentario Popular.)

Puedo seguir, supongo, ¿no?

El señor PRESIDENTE: Evidentemente...

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Señor presidente, de verdad que a mí no me molesta excesivamente que hablen, simplemente es que la mayoría de las cosas que hablan no se las oigo así que, por favor, y sí que oigo el ruido y entonces me incomoda, pero bien, disculpen, continúo.

El señor PRESIDENTE: Sí, cuando usted quiera, señora consejera, puede continuar.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Por lo tanto, decía que no pierdo nunca la oportunidad siguiente: de las 17.000 familias que tenemos viviendo en estos momentos en viviendas del Gobierno, saben ustedes que hay un número importante de ellas que tenemos como que no están pagando el alquiler, tienen tiempo de alquiler sin pagar o están empezando a dejar de pagar. Anuncio desde aquí y hago un llamamiento a esas familias a que por favor, porque si no recibirían un escrito por la vía que fuera para hacérselo saber, que vengan a decirnos cuál es el motivo por el que no están pagando, para confirmar que es porque no pueden y que no sea porque no quieren, porque cuando se escuchan cosas, mensajes como el que se está dando aquí por algún partido político, que luego comentaré algo de los partidos políticos, la gente que puede todavía hacer frente al alquiler, que estamos hablando entre dos y noventa euros como máximo en más de 12.000 viviendas, tenemos que saber, o sea, "pues no lo pago que realmente pues no me van hacer nada". Y yo quiero decirles que sí, que deben hacer frente al alquiler todas aquellas familias que puedan, y cuando no puedan que, por favor, nos lo comuniquen porque debemos saber qué pasa, esa es la mejor forma. Tienen que tener la seguridad de que el Gobierno de Canarias no les va a desplazar de sus viviendas, solo vamos a conocer su situación y saber que efectivamente usted está viviendo ahí de forma legal y regular y en estos momentos usted no puede abonar su alquiler porque tiene una situación muy complicada, y esperamos a que su situación mejore. Quiero aprovechar esa oportunidad.

Y cuando me habla de que los partidos políticos no hacen nada, nada, pues, mire, si no hacen nada, nada, hagan eso. El Partido Popular que no haga nada, que no denuncie la ley, déjenla quieta, a ver si todos esos organismos que usted me citaba van a venir a recurrirla, probablemente no vendrán, no hagan nada. Hagan uso de eso que usted dice, que los partidos políticos no son lo que hacen.

Y, mire, a la diputada del Grupo Mixto, yo es que, de verdad, quiero trasladar una cosa. Anunciaron inmediatamente, cosa que valoramos todo el mundo, que apoyaban la ley de vivienda, que apoyaban los objetivos que tenía la ley de vivienda; luego se buscaron -estoy segura- una especie yo creo que de excusa, permítame que se lo diga así, para no apoyar al Gobierno, no fuera que ustedes también se sumaran a que el Gobierno ha hecho una cosa coherente, correcta y necesaria para la sociedad canaria, y entonces dijeron: "pongan un fondo económico para ayudar a las familias...". A ver, a ver, la mejor ayuda que podemos hacer en estos momentos, porque si no lo otro sería ayudar a los bancos de nuevo, sería ayudar a los bancos de nuevo. Si los bancos saben que el Gobierno de Canarias tiene un fondo económico para que a esas familias que van a ser desahuciadas nosotros les pagáramos el alquiler o la vivienda, lo que costara, para que la familia siguiera viviendo allí, el banco no iba a llegar a un acuerdo con nosotros. ¡Qué va a llegar a un acuerdo si resulta que va a recibir dinero! Eso es lo que no se puede hacer. O los bancos o las familias, hay que decidir, y la ley de vivienda era una oportunidad para que cada cual se manifestara. Sí, su imagen sí, para que se viera su imagen, está claro, para que a cada cual se le viera su imagen. ¿Qué es lo que sucede?, ¿bancos y familias son compatibles? Sí, si el Gobierno entra por medio; sí si el Gobierno entra por medio. Los bancos tienen las viviendas como activo, señorías, claro, pero el activo está en unos papeles y en unas cuentas y la vivienda está en un municipio, cerrada, no siendo utilizada, y las familias necesitadas también están en ese mismo municipio, tenemos que hacer posible que se encuentren. Y aquí ya me voy a centrar más en que... Efectivamente, la diputada del Grupo Nacionalista decía dos cosas: que a partir de Felipe VI mañana todo seguirá igual, es verdad, hay un cambio histórico relativamente importante, pero la gente de a pie va a seguir igual; lo que queremos es que haya trabajo para todo el mundo y que la economía se dinamice.

Y usted dice que a los bancos les ve ya una mejor predisposición. Yo le voy a decir una cosa: no es casual, no es casual. Ha sido la movilización de la sociedad y ha sido el anuncio del Gobierno de Canarias, por parte del presidente cuando dijo que iba a modificar la ley de vivienda en esos términos, y se convocó a todas las entidades financieras que operan en Canarias y se les dijo lo que íbamos a hacer, a partir de ese momento, hace un año ahora, prácticamente no ha habido un desahucio de familias en exclusión social en dos sentidos: primero, sin que lo sepamos, sin que lo sepamos y busquemos solución; y, segundo, tampoco en el sentido de desahucio porque al final esto me está trayendo -aquí también va una cuestión de imagen-, me está trayendo mala imagen como entidad financiera y encima más tarde o más temprano me va a caer encima el Gobierno de Canarias y me va a expropiar el uso de la vivienda. No es casual, las cosas no se dejan ir por sí solas. En momentos como este tenemos que ser proactivos y tenemos que actuar. Esa decisión del Gobierno, conjuntamente con la de la sociedad, la de la sociedad primero y después la del Gobierno, es la que hace que muchas cosas cambien.

Bueno, lo que estamos haciendo con las entidades financieras, señorías, ustedes me van a permitir en cuanto tengamos el acuerdo cerrado con la primera de ellas, que yo quiero anunciarles que puede ser ya en los próximos días, no creo que pase más allá de la primera semana de julio, con toda probabilidad tendremos cerrados acuerdos con distintas entidades financieras, con algunas de ellas serán firmados y otros serán otro tipo de acuerdos. Los comunicaremos a la sociedad, y a través también de ustedes, a través de esta Cámara, de este Parlamento. Y los acuerdos van en el sentido que les decía antes: ustedes tienen viviendas, nosotros tenemos familias, y tenemos una herramienta que es Visocan. Saben ustedes, señorías, el famoso banco malo, se acuerdan aquel fondo social de viviendas, bien, pues se pusieron ahí 6.500 viviendas y se han alquilado 850, y luego hablan de que el Gobierno de Canarias, pues si solo Visocan ha alquilado 600 en el último año. Se han alquilado solo 850 viviendas, hay más de 5.000 viviendas ahí vacías en ese fondo social sin uso, ¿y qué nos trasladan las entidades financieras que falla? Pues falla el que haya una herramienta que una, que enlace, a la familia con la vivienda. El Gobierno de Canarias hoy está poniendo esa herramienta, que es Visocan, está poniendo el acuerdo, el sentarse, el diálogo, el buscar la mejor forma, y eso, además, como les decía antes, con la Fecam. Cuando lo tengamos absolutamente cerrado lo comunicaremos, les diremos con la entidad financiera qué es, por supuesto, pero que sepan que es esa línea en la que se está trabajando. Y sería tan sencillo como que los ayuntamientos nos trasladaran a nosotros las familias que tienen con necesidad, y nosotros, teniendo el listado de las viviendas que en un primer momento... Esta es una experiencia piloto, señorías, vamos a intervenir en viviendas que tienen los bancos en estos momentos con una herramienta que es Visocan que hace que el trámite administrativo sea factible y sea posible, y... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.) Un minuto, señor presidente. ¿Es posible? Gracias.

Si empezamos con 20, con 30, con 50 viviendas, y va bien, y logramos que de verdad salgan las familias, pues, iremos sumando en paquetes de números distintos de viviendas para que realmente podamos darles una salida importante.

Yo creo que hay una buena predisposición por parte de todos, porque en esto ganamos todos, ganamos todos. Los bancos no necesitan para nada estas viviendas que tienen cerradas, ellos las tienen en su activo, como hemos escuchado. Los ayuntamientos saben qué familias tienen con necesidades, y encima tienen una serie de viviendas de las que no cobran un IBI porque son propiedad todavía de los bancos, pero sigue apareciendo a nombre de la persona desahuciada. Y el Gobierno tiene necesidad extrema de dar respuesta a las familias que se ven hoy con el problema no ya de desahucio de un banco sino de no poder hacer frente al alquiler actual que tienen en estos momentos.

Con esta herramienta, señorías, que el señor El Jaber me dice que por qué no lo hago también con viviendas privadas, es que dice que hay semanas y semanas, la viviendas no se alquilan, no se alquilan porque los precios no son acordes a la gente. Con estas medidas también lograremos que los precios se equiparen a los ingresos de la gente. Por eso digo que para que...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera, doña Inés Rojas.