Diario de Sesiones 130/2014, de fecha 18/6/2014
Punto 2

8L/C-1542 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL CONCURSO DE LIBRE ADJUDICACIÓN DE FARMACIAS.

El señor PRESIDENTE: Siguiente comparecencia, de la señora consejera de Sanidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el concurso de libre adjudicación de farmacias.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Maite Pulido.

La señora PULIDO GARCÍA: Señorías.

Es la octava vez en lo que va de legislatura que pedimos la comparecencia de la consejera para hablar del concurso de libre adjudicación de farmacias. Sinceramente, a mí me produce sonrojo cuando en la calle o en las redes sociales me preguntan si este concurso va a salir o no. Vamos a hacer memoria.

El 29 de noviembre de 2011 se le dijo a un diputado socialista en esta Cámara que en los próximos cuatro meses estaría el concurso.

El 14 de febrero de 2012, en una comparecencia a petición del propio Grupo Nacionalista, se dijo que estarían finalizadas las bases del concurso en marzo o abril de 2012.

El 12 de marzo de 2013 hicimos una interpelación desde el Grupo Popular.

El 9 de abril de 2013 hicimos una moción sin contenido ideológico alguno en el cual pedíamos que en cumplimiento de la Ley de Ordenación Farmacéutica de Canarias se convocara un concurso de libre adjudicación, acorde al mapa en vigor y que se cumpliera la ratio habitante/farmacia que recoge también dicha ley. Fue rechazada por los partidos que apoyan al Gobierno.

Pero, señorías, aún peor, los Grupos Nacionalista y Socialista que apoyan al Gobierno presentaron una proposición no de ley, el 11 de abril, en la que instaban al Gobierno a que ofertase todas las vacantes y procediese a una adjudicación progresiva, el 50 % en 2013, y que las oficinas de farmacia que no resultaran adjudicadas se adjudicaran antes de que finalizase el año 2014. Mi grupo votó en contra, porque alterar el número de vacantes a ofertar basándose en criterios economicistas, aunque se pusiera esa disposición adicional quincuagésima primera en la ley de presupuestos de la comunidad autónoma, nos parecía una irresponsabilidad, era abocar el concurso a ser recurrido en los tribunales.

Yo sé que los concursos de farmacia son procedimientos complejos y tediosos, pero los ciudadanos que votan por nosotros en las urnas lo hacen con la esperanza de que solucionemos sus problemas. Dejar pasar el tiempo sin resolverlos hace flaco favor a la imagen que últimamente damos, y que recogen las encuestas, de que somos el principal problema de los ciudadanos.

Estamos, señorías, en junio de 2014, y seguimos hablando de un concurso que comenzó en el año 2007. Con unos traslados que acabaron el 26 de enero de 2010. Quedaba pendiente una sentencia del Tribunal Supremo que hacía razonable no concluir este concurso, pero que fue comunicada en septiembre de 2011 a la Dirección General de Farmacia.

Nosotros nos preguntamos, desde el Grupo Popular, nos lo preguntan los farmacéuticos, se lo preguntan los ciudadanos, las asociaciones de consumidores, qué es lo que está haciendo el Gobierno de Canarias, y en este caso la consejera de Sanidad, que se salta a la torera la Ley de Ordenación Farmacéutica de Canarias.

Todos los que estamos hoy aquí sabemos que no hay ni un solo motivo sanitario, ningún impedimento legal, ni nada que justifique que este concurso de libre adjudicación, que como le digo es del año 2007, se haya concluido en el tiempo que llevamos de legislatura. ¿A qué espera la señora consejera para convocarlo? Da la impresión de que este Gobierno de Canarias, con la desidia y la dejadez que está teniendo en el tema, lo que pretende es que esta fase de concurso libre de adjudicación no se termine nunca. El 17 de septiembre de 2013 publicó por fin el borrador del baremo, que daba un plazo de quince días hábiles para presentar alegaciones. Fueron muchas las alegaciones que se presentaron, y éramos muchos los que decíamos que este baremo iba a ser impugnado en los tribunales. Acabó el 2013 y el 28 de febrero de 2014 se publica, por fin, el baremo específico y los criterios de valoración en el Boletín Oficial de Canarias. Han pasado ya tres meses y medio, y no sé si la señora consejera tendrá que informarnos hoy de algún recurso potestativo de reposición o de algún recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal de Justicia de Canarias, porque si no, no entendemos cómo no ha procedido a convocar ya la fase de libre adjudicación de este concurso.

Mire, el Gobierno de Canarias no puede impedir a los farmacéuticos su legítimo derecho a acceder a la titularidad de una oficina de farmacia. Señoría, desde el 2001 ningún licenciado en Farmacia ha podido poner un establecimiento, porque no ha habido concurso de adjudicación libre. Y mucho menos los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno pueden permitir que se conculquen los derechos de los ciudadanos, los derechos de tener una atención farmacéutica cercana. Nos gustaría, señora consejera, que hoy en esta Cámara nos explicase qué pasa a día de hoy con el concurso, ya que el baremo por fin está publicado, si es que, como ya le advertimos, ha sido impugnado, y que, por favor, sea clara y concisa hoy en sus explicaciones.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Maite Pulido.

Por el Gobierno, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Señoría, gracias por el último consejo. Muy amable, haciendo docencia en el Parlamento.

Como ustedes recordarán, para comprender el proceso habría que comenzar con los antecedentes del mismo. En primer lugar, la planificación territorial de las oficinas de farmacia en la Comunidad Autónoma de Canarias se materializó a través de la orden de la Consejería de Sanidad de 15 de mayo del año 2006, que aprobó la delimitación de las zonas farmacéuticas de Canarias, modificadas a efectos de ejecución de sentencia por orden de 29 de diciembre de 2008, y a través de la orden de la Consejería de Sanidad del 16 de enero del año 2007, que aprobó el mapa farmacéutico de Canarias, modificado, a efectos de ejecución de sentencia, por orden del 17 de julio de 2009.

En segundo lugar, la ejecución de la planificación establecida que arrojó un total de 119 vacantes de oficinas de farmacia en el mapa farmacéutico, se inició mediante resolución de la Dirección General de Farmacia el día 9 de julio de 2007, por la que se convocaba el concurso de traslados para la instalación de oficinas de farmacia que, tras permanecer suspendido durante la tramitación de las modificaciones de las órdenes de delimitación de zona y del mapa farmacéutico, concluyó mediante resolución del mismo órgano de 26 de enero de 2010, por la que se concedieron las correspondientes autorizaciones de traslado.

En tercer lugar, y para culminar la ejecución de la planificación establecida, fue preciso proceder a la convocatoria correspondiente al concurso de oficinas de farmacia de nueva adjudicación, correspondiente al ejercicio 2013, tal como previene la Ley de Ordenación Farmacéutica de Canarias, y el Decreto 108/2007, de 15 de mayo, por el que se regulan los procedimientos de autorización, instalación y apertura de las oficinas de farmacia, que se aprobó en desarrollo de las previsiones contenidas en la ley. A partir de aquí, de forma previa a la convocatoria del concurso de nueva adjudicación de oficinas de farmacia, resultaba necesario, de acuerdo con la normativa de aplicación referida, la formalización de determinadas actuaciones administrativas.

En un primer momento, el Servicio de Ordenación Farmacéutica elaboró un borrador de orden de baremos de la Consejería de Sanidad con el máximo rigor en el análisis y preparación de la convocatoria del concurso porque recomendaba una consulta facultativa a los Servicios Jurídicos del Gobierno. Además, resultaba necesaria esta consulta, teniendo en cuenta también la extrema judicialización de la que ha sido objeto esta materia, no solo en la Comunidad Autónoma de Canarias sino en todas las comunidades autónomas del Estado español.

Por todo ello, la postura prudente aconsejaba hacer las cosas correctamente, siguiendo todos los trámites preceptivos y disipando todas las dudas procedimentales que se pudieran ir planteando de la forma más fundada, para evitar sorpresas indeseables para nuestra comunidad autónoma, que podían acarrear como consecuencia indemnizaciones millonarias.

A partir de ahí, en septiembre de 2013, una vez elaborado dicho borrador de orden, por la que se aprueba el baremo específico de méritos y los criterios para su valoración, que ha de regir el concurso de nueva adjudicación de oficinas de farmacia correspondiente al año 2013, se dio trámite de audiencia a los principales actores del sector. La existencia de sentencias de tribunales de justicia de distintas comunidades autónomas, algunas de ellas opuestas entre sí, sobre la valoración de la actividad profesional, así como la propia experiencia de la Comunidad Autónoma de Canarias, con sentencias desfavorables relativas al baremo aprobado en su día, exigían un solo extremo en la preparación del borrador. Esta exigencia máxima de rigor continuó tras la evaluación de las alegaciones presentadas, a través de 58 instancias, algunas de ellas, las que menos, con una alegación, pero otras con más de diez alegaciones cada una de ellas, presentadas por los colegios oficiales de farmacéuticos de Canarias, por asociaciones e instituciones, así como por farmacéuticos particulares. El Servicio de Ordenación Farmacéutico realizó un profundo y extenso informe en el que se estudiaban las alegaciones.

Tras la publicación en diciembre del año 2013 de la orden de garantías, por la que se establecía la constitución de la garantía para participar en el concurso, el pasado 28 de febrero se publicó la orden que aprobaba el baremo de méritos que ha de regir el concurso.

Frente a esta orden se han presentado 11 recursos de reposición, 8 de estos ya se han resuelto y los 3 restantes estarán resueltos de forma inminente. Es evidente que este asunto sigue generando una alta litigiosidad, la mayoría de baremos y procedimientos de adjudicación de las comunidades autónomas han sido recurridos ante los tribunales y suponemos que nuestro caso podría ser similar.

En cuanto a la convocatoria del concurso, ya está preparada la resolución de convocatoria del mismo y se ha dado trámite de audiencia a los colegios oficiales de farmacéuticos de Canarias, sin que estos hasta el momento hayan hecho ningún tipo de alegación, y estimamos que su publicación será inminente.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera, doña Brígida Mendoza.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

Hemos visto este asunto en comisión y en Pleno, yo creo que cerca a la docena de ocasiones en esta legislatura. Por lo tanto, una primera impresión, o un primer sentimiento de fracaso en la gestión de las oficinas de farmacia, cierto es que no es fácil, no es nada fácil ni aquí ni en otras latitudes del Estado español, pero sin duda ninguna no hemos conseguido resolver el problema ni siquiera en los términos que los grupos del Gobierno plantearon, que no era sacarlas todas sino sacar por fases, ¿no?, de manera que se acaba la legislatura y va a ser difícil desde luego ya no la convocatoria, la conclusión es absolutamente imposible; por lo tanto hay que constatar que en esta materia, a pesar de la insistencia del Parlamento y a pesar de los debates, no hemos avanzado o hemos avanzado poco. Insisto, no es sencillo.

Quizás toca hacer una reflexión también sobre la complejidad, la litigiosidad del proceso, ¿no?, y a lo mejor tendremos que articular a nivel global o a nivel canario otras fórmulas, porque lo que parece evidente es que esta se hace muy difícil, yo no tengo un pensamiento y una propuesta concreta, porque el tiempo es limitado, pero yo creo que el Gobierno sí tendría que echar una pensada a si hay otras fórmulas, procedimientos, alternativas, cambiar la ley para hacer esto de otra manera, no tengo la propuesta pero, desde luego, esta es ineficaz, esto es interminable, esto no da satisfacción a los ciudadanos ni a los ayuntamientos, que suelen reclamar la mejora de los servicios de farmacia en sus áreas de influencia, ni al propio servicio de salud, que tiene a las farmacias como un instrumento prestador de un asunto básico como es la medicación.

Por lo tanto, al margen de instar al Gobierno de nuevo a que cumpla con las previsiones, aunque se acaba la legislatura, yo creo que tocaría cambiar, no sé en qué términos, pero esto no funciona, y, cuando las cosas no funcionan, persistir en ellas lo que hace es generar frustración, desesperanza y alejamiento, y, por lo tanto, tendremos que ver si hay otro camino. Yo no lo tengo claro, porque -insisto, no he hecho una gran reflexión del tema- habría que repasar cómo se hace esto en otras latitudes y otros países, y cambiar, porque está claro que el camino que hemos identificado no funciona, y las cosas cuando no funcionan hay que cambiarlas.

Por lo tanto, esa es la recomendación que hacemos hoy aquí.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera Molina.

El señor MORERA MOLINA (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Ha expuesto usted, señora consejera, prolijamente las adversidades que se ha encontrado para proceder a la convocatoria de adjudicación de las nuevas oficinas de farmacia, y es cierto que este tipo de convocatorias tiene un amplio historial de recursos judiciales.

Cuando uno repasa este tipo de concursos en otras comunidades autónomas, que supongo que lo hemos hecho todos estos días atrás, le cabe la duda de si genéricamente algún procedimiento selectivo de la Administración pública tiene tanta litigiosidad como los concursos de farmacia, es francamente asombroso lo que uno ve en otras comunidades. Y alguien tendría que reconsiderar esto. Como ha comentado ahora también el señor Rodríguez, quizá merezca la pena abordar este tema en el consejo interterritorial y elaborar un modelo común de convocatoria, aunque luego posteriormente lo hagan las comunidades autónomas, un modelo que sea riguroso, y con el amparo jurídico necesario, e incluso pues si hay que modificar o crear algún tipo de ley básica para arreglar esto, pues, igual merecería la pena, porque sinceramente es asombroso este nivel de litigiosidad.

Lo cierto es que el Parlamento se posicionó a este respecto a través de una proposición no de ley en la que se instaba a que se ofertaran todas las plazas y se adjudicaran todas ellas antes del final de 2014. En aquel momento planteamos la posibilidad de hacerlo en dos fases, como ha comentado también el señor Rodríguez, y que, en cualquier caso, la totalidad se adjudicara antes del final del 2014. Ahora mismo, en la situación que usted nos ha descrito, parece casi imposible que se adjudiquen todas estas plazas antes del final de 2014; por tanto, lo que sí le pedimos es que la convocatoria que salga, salga ya por el 100 % de las plazas, como mal menor a lo que habíamos planteado.

Respecto a la cuestión de la judicialización de los procesos selectivos, es un tema delicado, y lo mismo nos está pasando con la oferta pública de empleo. Yo creo que la búsqueda del equilibrio entre las garantías de un proceso correcto -perdón, gracias- (Dirigiéndose a los señores diputados que le recogen los papeles que se le caen.) y la resolución en los tiempos adecuados, pues, debe ser un objetivo de la Administración.

En cualquier caso, señora consejera, le pedimos que ponga todos los recursos necesarios para que se resuelva esto de una vez por todas. También es verdad que lo mismo se lo hemos pedido para oferta pública de empleo, lo digo por el bien de los ciudadanos que están pendientes, en este caso, de una farmacia cercana a su domicilio o los profesionales que están deseosos, ansiando la concesión de una farmacia que, además, puede ser generadora de empleo y, sobre todo, sobre todo por la credibilidad de la Administración pública.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Por el Grupo Nacionalista Canario, doña María del Mar Julios.

La señora JULIOS REYES: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Señora consejera, de sus palabras se desprende que se continúa con el proceso del concurso no con facilidad porque lógicamente todos sabemos la complejidad.

Coincido con lo dicho por los dos portavoces, que es importante que por lo menos el concurso, aunque no se pueda adjudicar antes de que acabe la legislatura, por lo menos el concurso sí salga antes de que acabe la legislatura.

Sí me parece importante equilibrar el proceso lo más rápido posible pero a su vez con las extremas precauciones para evitar en lo posible que esto se judicialice más allá de lo que se está judicializando en todas las comunidades autónomas, pero, sobre todo, con la prudencia para evitar indemnizaciones millonarias que puedan perjudicar a las arcas de esta comunidad autónoma.

Creo, y conociendo a los profesionales de la casa que están al frente de esta tarea, que estoy segura de que estarán velando por el interés de la comunidad autónoma en el desarrollo de todo este proceso. La tarea no es fácil, creo que se va a producir probablemente, señorías, seamos conscientes, una avalancha de solicitudes no solo del ámbito de Canarias sino de fuera de Canarias porque en estos momentos el resto de comunidades autónomas, la gran mayoría, no está sacando los concursos, ya no solo por la situación económica sino por la extrema litigiosidad que se está produciendo en todos estos procesos. Coincido, porque, además, la iniciativa que se aprobó en este Parlamento el año pasado, además de instar a que saliera el concurso, también instaba a que el Gobierno de Canarias instara al Gobierno de España para que cambiara la normativa básica estatal, coincido con lo dicho por los portavoces: se está poniendo de manifiesto que es necesario actualizar la legislación básica del Estado en esta materia, en la que no tenemos competencia, les recuerdo a sus señorías que es competencia exclusiva del Estado la legislación básica en materia de ordenación farmacéutica. Y esa tarea que es responsabilidad del Estado se ha puesto de manifiesto en el Consejo Interterritorial en multitud de ocasiones y es una tarea que por parte del ministerio no se ha acometido. Pero, una reflexión, señorías, que el árbol no nos impida ver el bosque, el grave problema del medicamento, de la prestación y del acceso al medicamento en estos momentos en Canarias y en España no es el acceso a las oficinas de farmacia que ojalá lo pudiéramos mejorar, que ojalá pudiéramos dar respuesta laboral a muchos farmacéuticos que están en paro; el grave problema de acceso a los medicamentos que está llevando a que muchos ciudadanos con patologías crónicas abandonen el tratamiento no es que no tengan acceso a las farmacias, es el copago que se ha introducido en atención primaria y en los hospitales, que está dificultando el acceso a tener dinero para pagar el medicamento. Ese es el grave problema que hoy tienen los ciudadanos, además de seguir haciendo un esfuerzo por mejorar el...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña María del Mar Julios.

Por el grupo parlamentario solicitante de la comparecencia, doña María Teresa Pulido, doña Maite.

La señora PULIDO GARCÍA: Gracias, presidente.

Señorías, Canarias actualmente tiene la tercera ratio farmacia-habitante, la más elevada, la tercera más elevada de España. Son estadísticas del propio Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, 3.012 habitantes por farmacia. Abriendo las 119 oficinas que están recogidas en el mapa pasaríamos a tener una ratio general de 2.577 habitantes/farmacia, muy superior aún a los 2.200 de la medida nacional y esto sin referirlo a la zona farmacéutica ni considerar las camas hoteleras. Los ciudadanos canarios de muchos municipios cuya población ha aumentado se están viendo seriamente perjudicados. Se pueden poner muchos ejemplos. En mi isla, por ejemplo, en Santa Cruz de La Palma, Breña Baja o El Paso haría falta, según el mapa actual, que incluso está hecho con menor población de la que existe ahora porque es del año 2007, harían falta esas tres nuevas farmacias. En El Hierro 2. 36 en Gran Canaria: 1 en La Aldea, 5 en San Bartolomé, 7 en Santa Lucía, 5 en Telde, 3 en Agüimes, 7 en Santa Lucía de Tirajana... En Fuerteventura: 3 en La Oliva, 3 en Pájara. En Lanzarote, según el mapa, harían falta 15. En Tenerife: 2 en Guía de Isora, 7 en Adeje, en Arona...; y podemos seguir con un largo etcétera.

¿Por qué, señorías, estamos privando a los ciudadanos que viven en estos municipios de su legítimo derecho a tener las farmacias que por ley les pertenece? Desde septiembre de 2011 en que llegó la sentencia del Tribunal Supremo sobre aquel concurso de 2001, que, por cierto, está aún sin resolver y ese será a posteriori, podríamos haber empezados a actuar, pero se ve que este gobierno trabaja a otro ritmo.

¿No tenemos todos el mismo derecho de accesibilidad a los medicamentos, independientemente del sitio o del municipio donde decidamos vivir?

Y, por otro lado, los farmacéuticos sin farmacia deben tener una oportunidad de acudir a un concurso libre, que no se realiza en nuestra comunidad desde ese fallido concurso, impugnado en los tribunales, el del 2001.

Canarias sufre cifras récord de desempleo, y en este Parlamento hemos negado, porque desde el 2011 hasta el 2014 se podrían haber hecho las cosas de otra manera, oportunidades a aquellos farmacéuticos que quieren emprender y que generan empleo. ¿Por qué, señorías? ¿Qué queremos: repartir los beneficios entre muchos o seguir manteniendo los privilegios de unos pocos aun a sabiendas de que estamos incumpliendo la ley?

Han puesto desde el Gobierno muchas excusas, algunas han hablado de farmacias de viabilidad comprometida, absolutamente falso porque en Canarias ni siquiera esas farmacias existen; se han puesto también como excusa las deducciones que se buscan en la facturación que apenas afectan a la liquidación del presupuesto, que esa era una de las propuestas a las que se refería la señora Julios en la proposición no de ley por la que se instaba al Gobierno del Estado a modificar esa parte de la legislación farmacéutica. La única verdad objetiva es que la facturación media de las farmacias en Canarias al servicio público de la salud es de casi 600.000 euros, una de las medias más altas de toda España. Está claro que esto se debe a que el número de boticas pues está por debajo de lo que debería ser, y, por lo tanto, el pastel se lo reparte un reducido número de farmacéuticos.

No han cumplido ustedes con esa proposición no de ley, que los grupos que apoyan al Gobierno, que ya sé que no es vinculante pero que, bueno, ya que la presentan los suyos, señora consejera, pues deberían haber dado cumplimiento a ella. Ni sacaron el 60 % de las farmacias en 2013, y estamos en junio de 2014 y lo único que tenemos es esa publicación de un baremo, que ya le dijimos que iba a ser impugnado en los tribunales, que podría haber copiado baremos de comunidades autónomas que no están teniendo ahora mismo ese problema de que se les impugne, como puede ser el de La Rioja.

El Grupo Popular no puede hacer más que traer una y otra vez a esta Cámara el problema de estos ciudadanos y el problema de estos farmacéuticos, y ya le digo que esta es la octava ocasión en que lo traemos como comparecencia, en otras hemos pedido muchos datos.

Mire, la decisión está en el Gobierno de Canarias y nos gustaría, señora consejera, que hoy fuera clara y contundente. Nos ha dado un avance, nos ha dicho que ha habido 11 recursos de reposición, que ya están resueltos, y que hay 3 que de forma inminente, según sus palabras, se van a resolver. Mire, ya lo advertimos también desde el Grupo Popular en este Parlamento, que si usted utiliza los criterios economicistas, aunque se avale en esa disposición adicional de la ley de presupuestos, tanto del 2013 como de 2014, pues ese concurso está avocado a ser impugnado, recurrido, impugnado, y finalmente anulado en los tribunales. Le he puesto el ejemplo en varias ocasiones ya, haciendo autocrítica de lo que le pasó al Partido Popular en el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, utilizando esos mismos criterios economicistas fue anulado el concurso de farmacias. El propio portavoz del Grupo Socialista, de lo cual me alegro, me congratulo de que se una a la tesis del Partido Popular, le ha pedido hoy que saque el 100 % en de las farmacias.

Señora Mendoza, ha hablado usted de litigiosidad, es cierto, estos concursos son de los más conflictivos, de lo más tediosos en todas las comunidades autónomas. Si ya sabemos que hay precedentes de sacar menos farmacias de las que incluye el mapa farmacéutico aprobado en Canarias, y que, es más, usted tiene conocimiento porque los técnicos de la Dirección General de Farmacia han hecho un estudio en el cual el mapa, que ya han pasado más de cinco años de su aprobación, daría incluso un número muy superior de farmacias que tendrían que ser sacadas a concurso.

Señora Mendoza, le pedimos desde el Grupo Popular que haga un ejercicio de responsabilidad, y una vez estos tres recursos al baremo que tiene por resolver..., pues saque el concurso con total garantía, cumpliendo el mapa farmacéutico que la propia Ley de Ordenación Farmacéutica de Canarias recoge.

Mire, tenemos muchos antecedentes, cuando acabe este concurso habrá que resolver el problema del concurso de 2001, que fue anulado por el Tribunal Supremo. Porque una cosa es que haya litigiosidad y otra cosa es que haya improvisación o mala gestión a la hora de convocar los concursos. Y no le estoy criticando a usted, porque evidentemente en el 2001 fue otro el que convocó este concurso, que, por un error y no llevarlo al Consejo de Gobierno sino aprobarlo el propio consejero, fue anulado en los tribunales.

De verdad, no lo haga por el Grupo Popular, hágalo por los ciudadanos, por los ciudadanos que necesitan que las farmacias estén en la cantidad que le pertenecen, en la cercanía que merecen tenerlas en los distintos municipios donde la población se ha incrementado mucho. Hágalo por los farmacéuticos, que quieren generar puestos de trabajo y riqueza, y fomentar el consumo, la actividad logística, todo lo que va asociado a esa nueva apertura de negocios.

Yo espero, señora Mendoza, que hoy nos aclare si por fin su Gobierno ha decidido que cuando se resuelvan estos tres recursos va a sacar el 100 % de las vacantes, porque, de no ser así, sabe usted que está abocando este concurso que llevamos tanto tiempo esperando, que llevamos debatiendo toda esta legislatura, pero que le repito que desde 2001 no ha habido un concurso de adjudicación libre que dé la oportunidad a los nuevos farmacéuticos de presentarse y obtener una oficina, estamos abocándolo a que sea luego un litigio que acabe en la suspensión del concurso, como ha ocurrido en otras comunidades autónomas.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Maite Pulido.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Señorías.

Me alegro porque la señora diputada ya habla de la gran litigiosidad de este tipo de concursos. Y este concurso saldrá en los términos en que en esta sede se instó a la Consejería de Sanidad, si no, desde luego, lo que sí va a pasar es que pasen décadas sin que ningún farmacéutico pueda tener una oficina.

Por supuesto que... -se ha ido el señor Rodríguez, seguro que tiene alguna ocupación (Refiriéndose al señor Rodríguez Rodríguez, que ha abandonado la sala)-, pero, por la complejidad para resolver y para redactar este concurso, el Servicio de Ordenación Farmacéutica lo tiene muy complicado, está trabajando de forma exhaustiva, y, desde luego, no somos ajenos a que esos procedimientos tan complejos funcionan..., no es que funcionen mal, son complicados, aquí, y gracias por reconocer que también en otras comunidades.

Pero mire, señora diputada, yo me pregunto: ¿quizá pretenda usted, señoría, que saquemos un concurso tan complicado como el concurso de farmacias deprisa y corriendo, y, además, corriendo con todos los riesgos que ya tiene de por sí de ser judicializado, como usted misma ha reconocido, de una forma inmediata, sin todas las garantías jurídicas que avalen la publicación de un concurso tan importante para este sector en nuestra comunidad autónoma, que estoy de acuerdo con usted?

Mire, el Servicio de Ordenación Farmacéutica está realizando un trabajo exhaustivo, ha realizado una revisión de la jurisprudencia, de sentencias, tratando de buscar la máxima seguridad y las mínimas posibilidades de que se vea paralizado. Le recuerdo que una sentencia, como usted bien decía, tuvo en jaque al concurso anterior de volver a la situación del año 2001.

Además los farmacéuticos -se equivoca usted- están tranquilos, saben que estamos trabajando con seriedad, saben que estamos trabajando con prudencia y con calidad, y que entendemos qué tan importante son para nosotros los que ya tienen su oficina de farmacia como aquellos que esperan poder tenerla en el futuro porque es lo más lícito del mundo y es una forma de aumentar, además, el empleo. Y si no somos muy cuidadosos elaborando este concurso podrían ver retrasados sus objetivos durante muchísimos años más. Estamos trabajando de forma concienzuda para evitarlo dentro de nuestras posibilidades.

No se trata, señorías, de publicar un concurso y cubrir, como suele decirse, el expediente. Se trata de trabajar para los farmacéuticos, que estoy segura que querrán que este concurso se publique con el máximo de garantías.

Señoría, usted me ha pedido esta comparecencia, y de verdad se lo agradezco, porque, como tiene calculado que la publicación del concurso es inminente, seguramente querría poder decir que el mérito es suyo. Pero mire, no es así. La publicación del concurso es inminente porque solo quedan tres expedientes por resolver, y la resolución de estos expedientes se la voy a explicar, además: dos de ellos están terminando de ser informados y hay un recurso de reposición que se inadmitió por falta de legitimidad, y se ha presentado recurso contencioso-administrativo, y no en relación ni siquiera al baremo, que está, además, ya en vías de resolución, con lo cual el concurso, dentro de poco tiempo, verá la luz en su publicación. Podrá haber necesidad de cambiar algo puntualmente en el baremo, pero, desde luego, se publicará de forma inminente la convocatoria.

Mire, le recuerdo que los concursos de farmacia siguen generando una alta litigiosidad, y en nuestro caso todos los recursos han sido resueltos, a excepción de los que le he dicho, y en este momento, como decía antes, todo está preparado para sacarlo desde que esos tres recursos estén terminados.

Mire, usted, señoría, dice que no, y no porque lo diga el PP, por supuesto, no porque lo diga el Partido Popular, pero usted sabe también que ha sido su propio partido, el Partido Popular, el que ha puesto en peligro a las farmacias en todas las comunidades autónomas. ¿Qué me dice de las comunidades donde gobiernan ustedes, que no convocarán concurso, y lo han dicho alto y claro: "no convocaremos concurso"? Galicia, Castilla y León, Murcia y Navarra, entre otras. ¿Y eso no es atentar contra los intereses de los farmacéuticos? ¿No se le podría llamar de la misma manera en otra comunidad que en Canarias como lo llamó usted para mí? Se le puede llamar igual, y es que es lo mismo, es lo mismo.

Mire, creo, señoría, que esas reflexiones que usted ha hecho debe trasladarlas, de verdad, porque tiene mucha razón en ellas, a sus compañeros de filas del Partido Popular, del Gobierno de España, a ellos. Es complejo mantener un equilibrio que permita sacar un concurso sin perjudicar a los que tienen una oficina de farmacia y a otros que quieren tenerla, y que, como decía, es perfectamente lícito y defendible. Hay que defenderlo. ¿Le parece a usted que debe poner un calificativo, porque se ha hecho un trabajo exhaustivo para evitar al máximo posible que este concurso se pueda judicializar? Estamos intentando todo lo contrario: los técnicos han revisado toda la normativa, se han examinado sentencias europeas, sentencias españolas, tipos de denuncia, todo, para establecer un baremo que evite situaciones al máximo de litigiosidad, y desde luego, como todos los diputados han dicho, probablemente al día siguiente de su publicación algún recurso, probablemente, alguna denuncia, probablemente, podría paralizarlo.

Mire, por otra parte, señoría, usted actúa de forma demagógica y, por cierto, en contra de las reflexiones que está haciendo el Ministerio de Sanidad, que reflexiona y se plantea la opción de adoptar medidas con base en criterios cualitativos, y no solo cuantitativos. Mírenlo, mírenlo, porque puede que tenga alguna repercusión sobre las farmacias. Y usted pertenece a ese partido, pero es más fácil usar una doble vara de medir. Aquí tenemos que sacarlo; en otras comunidades, los mismos lo pueden parar, no pasa nada y eso es lícito. No, mire, así no son las cosas, así que vuelvo a repetirle: la elaboración del concurso que está llevando a cabo el Servicio de Ordenación Farmacéutica del Servicio Canario de Salud no se ha detenido en ningún momento, es altamente complejo, y de lo que se trata es de evitar que sea paralizado cuando se publique, y esta publicación está muy próxima.

Mire, en definitiva, el proceso está muy encaminado siguiendo un ritmo adecuado, sin que se haya detenido en ningún momento la preparación de todas las actuaciones necesarias. Todas estas actuaciones han sido efectuadas con detenimiento y con la mesura necesaria para que la adjudicación no sufra obstáculos en ningún punto de la vía, que no sufra obstáculos en el futuro y que no existan en lo posible controversias jurídicas, y tratar por todos los medios de evitar la altísima litigiosidad que suele tener este tipo de concurso.

Por último, hacer constar que, una vez convocado el referido concurso, la evaluación de las solicitudes que se presenten -y se prevé una gran cantidad de solicitudes de participación de farmacéuticos de Canarias, del resto del Estado y probablemente de terceros países-, así como el examen de la baremación de cada una de ellas y, en definitiva, la resolución del concurso será una actividad administrativa que consumirá, por supuesto, muchos recursos públicos, sobre todo recursos humanos. Pero este concurso saldrá y verá la luz próximamente, muy rápidamente. De verdad, espero por los farmacéuticos que sea lo menos, que no se planteen ningún tipo de procedimiento judicial, cosa casi imposible, porque es de los que están demostrados de más altísima litigiosidad en todas las comunidades, incluso fuera de España, y desde luego, señor Morera, usted propone que se lleve al Consejo Interterritorial y el señor Rodríguez que se cambie la ley y, desde luego, creo que habría que hacer algún cambio, porque este tipo de concursos, por muy rápido que se quiera hacer, se va paralizando en todos sus pasos y se pierde muchísimo tiempo.

No obstante, desde la Consejería de Sanidad, a través del Servicio de Ordenación Farmacéutica del Servicio Canario de Salud, creo que dentro de pocas semanas podrán ustedes tener conocimiento de que este concurso se ha publicado.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.