Diario de Sesiones 130/2014, de fecha 18/6/2014
Punto 3

8L/C-1567 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LA DEMORA EN LA ATENCIÓN A LOS PACIENTES ONCOLÓGICOS DE LAS PALMAS.

El señor PRESIDENTE: Pasamos a la siguiente comparecencia: de la señora consejera de Sanidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la demora en la atención a los pacientes oncológicos de Las Palmas.

Doña Mercedes Roldós tiene la palabra.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muy buenos días, señoras y señores diputados. Muchas gracias, señor presidente.

Señora consejera, volvemos a traer aquí a esta Cámara a los pacientes oncológicos de la provincia de Las Palmas, me estoy refiriendo a pacientes oncológicos de la isla de Gran Canaria, de Fuerteventura y de Lanzarote, porque, después de haberle formulado preguntas por escrito, señora consejera, y de haber obtenido sus respuestas, hay cosas que queremos saber.

Y yo espero, señora consejera, que por una vez y por respeto ya no solamente a esta Cámara sino a los pacientes con cáncer de Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria, no venga usted a soltarnos el mismo rollo de siempre y nos dé respuestas concretas.

Mire usted, señora consejera, cómo es posible que siendo la población de las dos provincias equivalentes, e incluso 90.000 personas más residen en la provincia de Las Palmas que en la de Santa Cruz de Tenerife, cómo es posible que teniendo una tasa de incidencia de cáncer absolutamente equivalente entre ambas provincias, resulte que durante el año 2013 de cada tres pacientes con cáncer que necesitaban radioterapia han recibido radioterapia dos en Tenerife y uno solo en la provincia de Las Palmas.

Y le voy a dar sus datos, señora consejera, para que todo el mundo los conozca. Dice usted que han asistido a los servicios de radioterapia 5.766 pacientes en 2013; 3.560 en la provincia de Tenerife, 2.206 en la provincia de Las Palmas, 1.354 menos, es decir, el 62 % de los pacientes de la provincia de Tenerife.

Cuando le pregunto cuántas sesiones de radioterapia se han administrado en el Servicio Canario de la Salud: 69.973 sesiones, de ellas 45.613 en Tenerife, y solamente 24.360 en Las Palmas. Es decir, 21.253 sesiones menos.

Mire, señora Mendoza, cuando vemos los ingresos de pacientes de radioterapia: 10 veces menos ingresos de pacientes de la provincia de Las Palmas con respecto a los de Tenerife, 632 ingresos en la provincia de Tenerife y solamente 80 en la provincia de Las Palmas.

La pregunta es sencilla y clara, y yo espero que usted, que es licenciada en Medicina y Cirugía nos ilustre, señora consejera: ¿cómo es posible que con poblaciones equivalentes, con tasas de incidencia equivalente, resulte que dos tercios de pacientes y de tratamiento sean en esta provincia y solamente un tercio en la otra? ¿Qué pasa con el resto de pacientes?, que por las demoras, como así afirman las asociaciones de pacientes, más de 400 pacientes cada mes esperan y desesperan por recibir radioterapia, que es en el 70 % la posibilidad de curación, la posibilidad de supervivencia de esas personas con cáncer, usted, que es la responsable de garantizar esos tratamientos se esconda, se ampare en los profesionales diciendo que ellos son los que pautan, claro que pautan, mire usted, aquí y en Pernambuco las guías clínicas para atender al cáncer son las mismas, claro que son las mismas guías clínicas en la provincia de Tenerife que en la de Las Palmas. Yo le digo: esos 1.354 pacientes con cáncer de menos en Las Palmas, ¿qué pasa?, ¿se mueren?, ¿se van los que pueden a otra comunidad autónoma a recibir tratamiento?, ¿esos 21.253 tratamientos menos para pacientes de Las Palmas, qué pasa con ellos, señora consejera, los condena usted?

Yo quiero que me responda a eso, no quiero, como representante de los ciudadanos de Canarias, que venga usted a soltarme el mismo rollo que nos suelta en cada sesión parlamentaria, que ya se está tornando en insoportable. Señora consejera, usted es miembro del Gobierno, usted tiene que garantizar a los pacientes con cáncer el tratamiento, y usted tiene que venir aquí a dar la cara.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Señores diputados.

Con todo el respeto y la educación del mundo, el tiempo de espera que cada paciente pueda guardar en función de su diagnóstico y de su estado está establecido por los profesionales que desarrollan vías clínicas de casos prevalentes, aquí y en Pernambuco también, sí, como dice la señora diputada, y es controlado a través de una enfermera gestora de casos que cuida que se cumplan los plazos de diagnóstico y tratamientos quirúrgicos, oncológicos y/o radioterápicos.

Por supuesto, las urgencias oncológicas radioterápicas se tratan como tales en el momento que se precisen. En la actualidad, el Servicio Canario de la Salud oferta la atención de oncología radioterápica en los siguientes centros hospitalarios: en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y en el Hospital Universitario de Canarias. La población de referencia del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, a fecha 13 de mayo de 2013, era de 1.012.332 tarjetas sanitarias individuales incluyendo las áreas de salud de Gran Canaria, 792.074 tarjetas sanitarias individuales; Lanzarote, 129.251 tarjetas sanitarias individuales; y Fuerteventura, 90.907. En 2013 fueron tratadas 2.206 personas con radioterapia oncológica en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín recibiendo 24.300 sesiones, evidentemente indicadas por sus profesionales de correctísima forma. En ese mismo año el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria trató a 2.645 pacientes con un total de 31.352 sesiones indicadas por sus profesionales de forma correcta, y 915 fueron tratados en el Hospital Universitario de Canarias con un total de 14.261 sesiones que eran las que los profesionales estimaron necesarias.

La existencia del déficit en la oferta existencial en radioterapia en la provincia de Las Palmas es un problema en el que se ha estado trabajando a pesar de la situación de restricción presupuestaria en la que estamos inmersos. En esta línea, el plan de infraestructuras del Servicio Canario de la Salud recoge que las necesidades estimadas a partir de los datos de población en nuestra comunidad son de 6 por provincia, según se propone en los criterios generales de optimización de servicios, bajo criterios de calidad y seguridad de pacientes propuestos por los servicios de oncología radioterápica del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En el Hospital Universitario Doctor Negrín donde se encuentra ubicado el Servicio de Oncología Radioterápica de la provincia de Las Palmas se cuenta actualmente con tres aceleradores lineales, uno de ellos con una antigüedad de trece años y uno para radioterapia intraoperatoria. El Hospital Universitario Insular de Gran Canaria cuenta también ahora con una fuente de radioterapia intraoperatoria. Asimismo, se dispone de un nuevo acelerador, el cuarto, cuya puesta en funcionamiento está pendiente de la finalización del búnker que lo alojará, cuya construcción, adjudicada a la constructora San José por un valor de 857.000 euros, se espera finalice próximamente. Por otro lado, el pasado 5 de marzo la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias adjudicó la adquisición de un quinto acelerador para la isla de Gran Canaria así como la construcción del quinto búnker para alojarlo por un importe de 3.836.700 euros. Hasta que se complete este circuito para poder llevar a cabo el tratamiento de los pacientes que lo necesitan y hasta que no se alcance el equilibrio de la oferta asistencial en radioterapia entre las dos provincias los pacientes procedentes del área de salud de Lanzarote son tratados en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y los procedentes de Fuerteventura en el Hospital Universitario de Canarias. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias asume el coste de los desplazamientos de los pacientes y acompañantes y, asimismo, colabora con el alojamiento y la dieta.

En un siguiente paso se acometerá la reposición de uno de los aceleradores con los que cuenta actualmente el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, bien mientras dure la construcción del quinto búnker, o bien al finalizar el mismo, y de esta forma se homogeneizará la oferta asistencial del tratamiento radioterapéutico en ambas provincias y se dará respuesta a la demanda existente de este tipo de actividad asistencial con el número de aceleradores lineales recomendados.

Asimismo, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha firmado un primer contrato con el nuevo servicio de radioterapia de Clínica San Roque, se trata de un contrato menor hasta que se firme el contrato negociado cuyos tiempos administrativos son un poco más largos, se derivan pacientes con la indicación que marca el servicio de radioterapia oncológica del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín.

El compromiso de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias es, entre 2014 y 2015, dotar adecuadamente a ambas provincias en cuanto a oncología radioterápica se refiere construyendo las instalaciones, renovando los equipos que lo necesiten o comprando otros.

Sí quisiera destacar que el Gobierno de Canarias ha demostrado su apoyo prioritario a los servicios públicos esenciales destinando créditos extraordinarios derivados de la ampliación del déficit de 2013 para las islas, consignando un total de 158 millones a estas áreas, es decir, el 77 % de los créditos, y de ellos 72 millones de euros están destinados únicamente a la sanidad canaria, y de estos concretamente 14.700.000 euros a infraestructuras sanitarias y equipamientos, de los que se extrajo el crédito necesario para la construcción del quinto búnker del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, así como la compra conjunta del quinto acelerador. Se trata, pues, de una clara apuesta del Gobierno de Canarias por una sanidad pública para todos los canarios y canarias, y todos los pacientes están llevando su tratamiento tal como así lo definen los protocolos, lo definen los profesionales con la quimioterapia correspondiente, con las sesiones de radioterapia que les corresponde, independientemente, como no puede ser de otra manera, del número de aceleradores en una provincia o en la otra; y desde luego eso no creo que nadie pueda ponerlo en duda.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia: don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías, señora consejera.

Es evidente que si usted necesita seis o siete máquinas para atender a un millón de personas con las tasas de tumores pertinentes, y en un territorio se da esta condición y en el otro, con un millón de habitantes y la misma incidencia de tumores y la mitad de máquinas, esto tiene consecuencias, ¡solo faltaba! Si yo tengo la mitad de los recursos para el mismo problema, las consecuencias son: peor calidad, peor cantidad de servicios y más penosidad para los pacientes, para los trabajadores y un sometimiento de las máquinas a unos rendimientos exagerados. Esto es evidente. Y no reconocer esto es no reconocer lo elemental, lo que entiende la gente, lo que entienden los profesionales y lo que entendemos los que tenemos un razonable conocimiento y un sentido común básico.

No es neutral haber vivido con la mitad de los aceleradores en las islas de Lanzarote y Fuerteventura y Gran Canaria durante los últimos años, ¡y los que nos quedan!, eso tiene consecuencias en la calidad y en la cantidad de la asistencia sanitaria. Es que si no es que la gente no entiende nada. Los profesionales trabajan más y en peores condiciones, los pacientes son tratados de distinta manera, es decir, el número de internamientos, hay patologías que necesitan radioterapia y que necesitan internamiento, si tú no tienes máquinas, no internas a los pacientes, en unos casos los trasladas y en otros los retrasas. Y esto es así. Por eso, es urgente y grave el problema, y por eso hay que ponerse al 120 % para resolver los equipamientos, para atender con un mínimo de dignidad e igualdad a la población afectada por los tumores en las islas de Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria.

Esto no es para sacar pecho, esto es para avergonzarse.

Ahora bien, yo me alegro, porque ha sido producto de la opinión pública, evidentemente, de los profesionales y también de la Oposición política, que el Gobierno se haya puesto razonablemente las pilas, y que el cuarto búnker esté en obras y a punto de acabarse y que pronto se pueda poner la máquina pertinente, que el quinto búnker y el acelerador estén ya comprometidos, que se haya contratado provisionalmente el acelerador privado... Estas cuestiones mejorarán la atención a los pacientes, es evidente. Y cuanto tengamos el cuarto al 100 % y el quinto al 100 %, y el privado contratado debidamente, pues, será bueno para los ciudadanos que tienen la desgracia de necesitar este tratamiento. Solo faltaba que lo que hemos vivido hasta ahora no pasó nada. ¡Cómo que no pasó nada! Pasó una desgracia total y absoluta, y, si no, hay que preguntarle a la gente que ha sufrido esta patología.

Por lo tanto el Gobierno no tiene ningún mérito por cumplir con su deber, ninguno. Es su deber, lo ha hecho tarde, este y el anterior. Y, por lo tanto, ahora lo que toca es ponernos en positivo, acabar el cuarto, el quinto, contratar ese, poner el resto de las técnicas intraoperatorias, etcétera...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera Molina.

El señor MORERA MOLINA: Gracias, señor presidente. Buenos días.

Sin duda, la oncología es un área muy sensible de la faceta asistencial sanitaria, por una parte, por la naturaleza y el pronóstico de la patología que aborda y, por otra, por los altos requerimientos tecnológicos que precisa.

Históricamente, la provincia de Las Palmas ha estado infradotada, y todo ello ha estado compensado con un fenomenal equipo profesional que ha ido equilibrando todas estas carencias con programas especiales, trabajando hasta las doce de la noche, trabajando fines de semana, etcétera. Pero, como todo tiene un límite, las circunstancias extremas como la avería de alguno de esos equipos, que han ido funcionando bien hasta ahora, pues suponían y suponen un descalabro en la actividad y un aumento de la lista de espera. Esto es una obviedad.

En el Hospital Doctor Negrín, donde se ubica el Servicio de Oncología Radioterápica de la provincia de Las Palmas, cuentan con tres aceleradores generales: uno del año 99, cuando se abrió el hospital; otro del año 2005 y otro del año 2007. Desde entonces no se ha aumentado el número de aceleradores o, bueno, sí, el que se compró en el 2010 pero que el equipo de la señora Roldós decidió que se almacenara.

Señora Roldós, hoy sí que le traigo los documentos, y se los voy a dejar, donde se dice que su equipo decidió almacenar el equipo de radioterapia. Hoy se los voy a dar, a usted y a quien los quiera.

Bueno... (Ante los comentarios efectuados desde los escaños del Grupo Popular.)

Desde luego... (Rumores en la sala.) Yo, señor presidente, no tengo necesidad, con los documentos, además, que acreditan que estoy diciendo la verdad, de que me traten de mentiroso en esta Cámara.

El señor PRESIDENTE: Un momentito, por favor, don Jesús.

Bueno, yo lo que voy a pedir es que después hay tiempo, tiene diez minutos para explicar todo lo que quiera explicar (Dirigiéndose a la señora Roldós Caballero). Entonces, yo simplemente lo que pido es que se escuche al que está hablando, y si no está de acuerdo con él, que eso es posible, siempre hay evidentemente una posibilidad, pues, después se explica, porque hay oportunidad.

Muchas gracias, a todos.

Don Jesús, usted puede continuar.

El señor MORERA MOLINA: Gracias, señor presidente.

Bueno, digo que en esta legislatura por fin se ha emprendido la construcción de nuevos búnkeres y la compra de nuevos aceleradores lineales. Cuando se acabe esta legislatura se contará en Las Palmas por fin con cinco aceleradores lineales operativos en hospitales públicos.

Por tanto, el resultado de este partido, señora Roldós, ha sido, legislatura 2007-2011, cero: legislatura 2011-2015, dos.

(Rumores en la sala.)

El señor PRESIDENTE: Mire, yo comprendo que se puede estar en total desacuerdo con quien habla, pero una persona que tiene el turno después, todavía si... Yo le pido, por favor, le ruego encarecidamente, que tiene usted diez minutos para contradecir lo que diga el señor Morera, pero déjelo hablar. Es que eso es lo que ha pasado siempre, no es hoy. Y claro luego el presidente...

El señor MORERA MOLINA: (Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: Don Jesús, don Jesús, está prohibido también en el Reglamento dirigirse a ningún diputado en particular.

El señor MORERA MOLINA: Tiene usted razón, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Bueno. Continúe, por favor.

El señor MORERA MOLINA: Bueno, pues, aunque le duela a mucha gente, es obvio que ha habido una diferencia en los cuatro últimos años. Creemos, señora consejera, que sus logros en esta materia, pues, han sido adecuadísimos a las expectativas que se habían creado y que el Gobierno podrá acabar esta legislatura a este respecto con la cabeza bien alta.

En cuanto a la concertación de servicios, le decimos lo que hemos pensado siempre, la aceptamos solo como complementaria a la prestación pública, cuando esta no pueda cumplir los tiempos de espera que recomiendan los profesionales, a unos precios razonables, obviamente, y exigiéndoles el mismo nivel de calidad que se ofrece en el servicio público.

De forma genérica, y respecto a la planificación de la oncología radioterápica en la provincia de Las Palmas, creemos firmemente en la fórmula de un servicio único, adecuadamente dotado, ya que la historia nos ha dado la razón, disgregar servicios tan específicos y con altos requerimientos tecnológicos es una locura. ¿O a alguien le parecería razonable dos unidades de lesionados medulares en Las Palmas o dos servicios de trasplante renal en Las Palmas? Obviamente no. Servicio único y de gestión pública.

Por tanto, nuestro modelo se aparta claramente del que proponía la legislatura pasada la señora Roldós con un servicio partido y privatizado en el área sur por la friolera de 200 millones de euros.

Y respecto a las cifras que daba antes, señora Roldós, las curiosas cifras que daba usted antes. Usted conoce como yo lo que es la variabilidad en la práctica médica. Esta es una realidad que sucede. Y también le pregunto si piensa usted que las cifras que había durante su legislatura eran diferentes a las que hay ahora.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Luis Perestelo Rodríguez.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

Repetimos comparecencia, parece que somos alumnos que tenemos que repetir curso, en este caso una comparecencia que se sustanció no hace una semana en la Comisión de Sanidad. Parecería razonable que, si lo que les preocupa es la situación actual de los enfermos oncológicos, quedara resuelto con las explicaciones que la señora consejera aportó en esa Comisión de Sanidad, pero lo que parece es que lo importante para algunos es hacer fuegos artificiales y permanentemente tener la oportunidad de criticar la gestión de la señora consejera.

Hoy se trata, señora consejera, de que hablemos de los enfermos oncológicos. Se trata de qué soluciones ha aportado usted en su gestión como consejera. Porque indudablemente usted heredó una gestión, una gestión de gobiernos anteriores, que indudablemente posibilitaron e hicieron que cuando usted llega a la consejería se encuentre con una situación de la mitad de instrumentos de aceleradores en las islas orientales que en las islas occidentales; y, por tanto, tendremos que valorar qué ha hecho su Gobierno durante este tiempo para resolver este problema.

¿Y qué ha hecho su Gobierno, señoría? Lo ha dicho usted. Expresamente lo dijo en la comisión y lo ha repetido esta mañana. Usted ha dicho que, por un lado, hemos derivado pacientes desde la isla de Fuerteventura al Hospital Universitario de Canarias, en Tenerife, y que hemos derivado pacientes, usuarios, de la isla de Lanzarote al Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife. Y, además, usted ha dicho que está firmando un convenio para derivar a privada aquellos que no pueda atender, y, además, ha dicho, usted lo dijo en la comisión y lo ha dicho hoy también este Pleno, que el cuarto acelerador del Negrín está ya adjudicado, el búnker, y por tanto casi en proceso de instalación y de puesta en funcionamiento. Y, además, ha dicho que con el esfuerzo presupuestario la comunidad autónoma... que con el crédito extraordinario se ha adjudicado ya el quinto búnker y el quinto acelerador para el Hospital Doctor Negrín. ¿Qué más se puede pedir en la gestión al frente de esta consejería? Eso es de lo que usted tiene que dar cuenta, no de otra cosa. Usted tiene que dar cuenta, señora consejera, de lo que ha sido su gestión en este tiempo. No se preocupe por los fuegos artificiales que pretendan obviar lo que es la gestión que usted está haciendo con un déficit de financiación, que lo hemos hablado; con aquella deuda que algunos decían que iban a reclamar al Estado y que no han reclamado después, cuando tienen responsabilidades de gobierno, o cuando gobiernan en otras comunidades, que cierran hospitales, privatizan la sanidad, cierran centros, y el hecho es que usted mantiene una sanidad pública y al servicio de todos, y universal para todos. Por tanto, señorías, señora consejera, eso es de lo que usted tiene que dar cuenta hoy en este Parlamento.

Animarla a seguir trabajando, a seguir en esa línea. Sé que es complicado, las derivaciones desde Fuerteventura o desde Lanzarote a la isla de Tenerife, pero, indudablemente, el esfuerzo se centra en acelerar al máximo esa adjudicación -ya está adjudicado-, y, sobre todo, esa dirección de obras, para que las puedan ejecutar cuanto antes, de manera que el Negrín cuente con esos cinco aceleradores y podamos atender y dar la atención necesaria a estos pacientes.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Luis Perestelo Rodríguez.

Doña Mercedes Roldós, en el turno del Grupo Parlamentario Popular, solicitante de la comparecencia.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente.

Me va a permitir, señor presidente, señora consejera, que le atienda primero al señor Morera, para leer textualmente lo que dice el papel que me acaba de entregar, fechado el 20 de octubre de 2010, y aquí hay miembros del antiguo Gobierno que sabrán que ese día nos fuimos del Gobierno, y dice, señor Morera, dice: "Se plantee la posibilidad de volver a la situación inicial, esto es, que el suministro, el acelerador, se instale en el local inicialmente indicado para su instalación y puesta en funcionamiento, donde está situado el sistema actual" -el Primus, que todavía está, ese que se rompe un día sí y otro también-. Sí, señor. Escuche, señor Morera, lo que usted me acaba de dejar. Lo estoy leyendo textual, dice: "...realizándose todas las obras de adaptación, instalación, suministro y servicio que sean necesarias, así como el desmontaje y retirada de todo elemento constituyente del sistema actualmente situado en el centro". Hace cuatro años. Y yo le decía, señor Morera: si usted se leyera la documentación, no subiría aquí a decir "(...)" (Expresiones retiradas del Diario de Sesiones por orden de la Resolución de la Presidencia, de 16 de julio de 2014). Mire usted: pliego de prescripciones técnicas... (Rumores en la sala.)

El señor PRESIDENTE: Señorías, por favor, señorías...

La señora ROLDÓS CABALLERO: Es una opinión absolutamente subjetiva, se lo reconozco, subjetiva. Mire, pliego de prescripciones técnicas del expediente del año 2009 para el suministro de instalación de un acelerador lineal en el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, anexo I: "Correrá a cargo del adjudicatario el desmontaje y retirada, sin cargo adicional, de todo elemento constituyente..." (Rumores en la sala.)

Yo, señor presidente...

El señor PRESIDENTE: Señorías, igual, miren, vamos a ver, doña Mercedes, por favor, vamos a ver, señorías...

La señora ROLDÓS CABALLERO: Es la documentación oficial.

El señor PRESIDENTE: Señorías, yo creo que es elemental asumir cómo son los debates, y no interpretarlos de distinta manera cuando se está aquí a cuando se está sentado en el escaño. Lo digo por todos, no estoy hablando a nadie en particular. Entonces, la Presidencia lo que pide es que el debate -con serias discrepancias, con datos erróneos o no, porque no quiero...- es el debate; y de lo que se diga, la señora consejera habla, y si hay alguna alusión, hay en el Reglamento un turno de palabra, pero lo que está absolutamente, expresamente, mandatado en el Reglamento es respetar el turno de palabra de quien está hablando. Es que eso...

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: ¡Doña Marisa, por favor! ¡Doña Marisa, por favor!

La Presidencia, acertada o equivocadamente, sabe interpretar, y sabe cómo se desarrollan aquí los debates. Dejemos hablar a la señora Roldós. Luego tiene la palabra la señora consejera y, si hay alguna aclaración que hacer, la Presidencia lo verá, ¡por favor, encarecidamente, que somos personas mayores! Es lamentable que reiteradamente, por razones de uno u otro..., y ahora que hay una persona en el uso de la palabra, en la tribuna de oradores, pues respetémosla, para que cuando le corresponda a ella estar en el escaño, a ella o a otras personas, la respetemos también. ¿Tan difícil es esto?

Ustedes perdonen que siempre tenga que andar uno con moralinas pero el Reglamento es claro. Espero que esto haya servido, al menos, para templar los ánimos. Doña Mercedes, continúe usted, y pido que escuchemos la intervención de la señora Roldós, y después veremos.

Continúe.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente.

Quien les habla, esta diputada, no tiene ningún problema en que, incluso por parte de la Mesa del Parlamento, se lean los documentos oficiales, por parte de la secretaría de la Mesa, ningún inconveniente. En aras de la transparencia y de la verdad en esta Cámara, verdad que tienen que saber todos los ciudadanos de Canarias, igual que verdad..., porque quien me ha precedido en el uso de la palabra, el señor Morera, decía que dos a cero en el Negrín. Mire usted, señor Morera, respuesta de la señora consejera -creo que usted se fía de ella-, dice: "En el Doctor Negrín, un acelerador que comenzó en 2008...", aparte del que se compró, que lleva almacenado cuatro años, cuatro años, pero, es más, señor Morera, lo que es triste es que los ciudadanos de la provincia de Las Palmas no se vean beneficiados desde hace ya algún tiempo de tener tres aceleradores y un cuarto acelerador simplemente por un prejuicio ideológico de la señora consejera y de este Gobierno de Canarias, porque, señora consejera, usted y solamente usted se cargó un concurso puesto en marcha de colaboración público-privada... Sí señora consejera, usted (Ante comentarios de la señora consejera desde su escaño), está publicado en el Boletín Oficial de Canarias que en el 2012 desistió de un concurso absolutamente legítimo, con publicidad, con concurrencia, no como ahora que usted va a procedimientos negociados y sin publicidad, es decir, adjudicaciones a dedo a único proveedor, que a nosotros no nos parece mal, ¿sabe usted por qué?, porque lo primero son los pacientes, que no se muera nadie esperando por un tratamiento, que a nadie se le condicione su esperanza de vida por falta de tratamiento.

Pero mire, señora consejera, usted y solamente usted, y le vuelvo a decir: por prejuicios ideológicos, porque usted invoca que, efectivamente, costaba ese servicio para tratar a los pacientes con cáncer 6 millones de euros. Sí, señora, la misma cantidad que usted, usted y su gobierno, hicieron de modificación presupuestaria en el año 2013, quitándole 6 millones de euros a la Agencia de Innovación Tecnológica de Canarias, que es la del I+D+i -¿verdad?, que se nos llena la boca a todos-, para dárselo a quién, a la Televisión Canaria. ¡Oiga, sí señor! Hay 6 millones de euros de modificación presupuestaria para la Telepaulino pero no para los pacientes de cáncer. Este es el Gobierno, este es el Gobierno que se dice de las personas, de las personas.

Mire señora consejera, usted viene aquí a soltarnos siempre el mismo rollo. ¿Sabe usted qué pasa?, que nadie la escucha. Porque mire, todo lo que usted nos va a contar ya está publicado. Mire, se ha limitado usted a leernos todas y cada una de las respuestas parlamentarias, y le vuelvo a preguntar: ¿qué pasa con los más de mil pacientes de cáncer de diferencia entre una provincia y otra que no son atendidos?, ¿qué pasa con las 21.000 sesiones menos de radioterapia para pacientes de Fuerteventura, de Lanzarote y de Gran Canaria?, ¿qué pasa con esos pacientes? A mí me interesa, a mi grupo le interesa. ¿Qué pasa con esos pacientes? ¿Sabe usted qué pasa? Mire, usted debería darse una vuelta por el Hospital Negrín y cuando los sábados y los domingos a las diez de la noche y un día cualquiera a las doce de la noche, pacientes con cáncer, después de esperar mucho tiempo, porque, eso sí, la diferencia es que mientras que son en Tenerife entre 2 y 6 días -respuesta parlamentaria- en Gran Canaria son 60 -respuesta parlamentaria-, a no ser que también nos mienta en esto, que es posible. Sabe usted qué pasa, señora consejera, que cuando ese paciente el sábado a las diez de la noche, cualquier día a las doce de la noche, por fin va a recibir el tratamiento a su cáncer le dicen "ya le avisaremos porque el aparato se ha vuelto a romper". Porque, sabe usted qué pasa, señora consejera, usted ha vuelto a mentir de nuevo aquí, y nos ha dicho que en el Hospital Negrín hay un aparato que tiene trece años, mire -respuesta parlamentaria-, un acelerador lineal del año 99, ¿estamos en 2014 verdad?, 15 años, 15, no 13, 15, 15 años, que está descatalogado. ¿Qué quiere decir descatalogado? Mire ya es que no hay ni repuestos. Y, ¿sabe qué pasa?, que los profesionales, que son los que están haciendo de verdad un esfuerzo meritorio para atender a los pacientes, han tenido que ir cogiendo piezas del que tienen almacenado e ir poniéndoselas. Y no me lo niegue usted, señora consejera, porque yo sé que el colimador, que usted seguramente no sabe ni lo que es un colimador, lo han tenido que quitar del almacén para ponérselo al Primus... Sí señora, sí señora, el colimador. Busque usted en la Wikipedia a ver qué es un colimador.

Mire, de lo que se trata, señorías, de lo que se trata, es de que este Gobierno por prejuicio ideológico se cargó un servicio, un servicio, en el Hospital Insular, que no tuvo alternativa, porque mire, a mí no me cuenten ni a los pacientes de cáncer les cuenten que es que vamos a hacer, que para el año que viene, que para el otro, que para el otro..., no. Mire usted, Coalición Canaria lleva regentando esta consejería va a hacer cuatro años, tres de ellos usted, señora Mendoza, y en ellos -sí, señor Morera, Coalición Canaria apoyados con el silencio cómplice el de los socialistas (Ante los comentarios del señor Morera Molina desde su escaño)-, han tenido cero patatero de nueva adquisición para el Hospital Negrín para los pacientes de cáncer, cero patatero. Y eso lo saben los profesionales, y eso lo saben los pacientes, que tienen que ser los pacientes el objetivo de atender a la gente.

Mire usted, al paciente con cáncer le da igual que la titularidad de la fuente de radiación sea pública, privada o medio pensionista, ¿o es que, señora Mendoza y señor Morera, ya no les importa que ahora con quien hacen el contrato menor sin publicidad y a dedo dirigido sea un privado?, ¿o es que eso no es privatizar? ¡Ah, no! Cuando era una instalación en colaboración público-privada, con una concesión administrativa en el Hospital Insular, eso sí era privatizar, eso que era una solución de futuro para los pacientes con cáncer de Lanzarote, de Fuerteventura y de Gran Canaria, a eso le llamaban ustedes privatizar sin importarles el sufrimiento, sin importarles el acondicionamiento que hacían ustedes con su decisión arbitraria, arbitraria y llena de prejuicios, sin importarles que estuviera condicionando la vida de la gente y no les ha importado, no les ha importado. Ustedes han puesto por delante de los pacientes su ideología, su sectarismo y yo les diría, señorías, que vayan a verlos y que les miren a la cara, señora consejera, que les mire usted a la cara a los pacientes con cáncer, que vaya usted al Negrín cuando están allí los pacientes con cáncer y les dicen: miren, hoy tenemos el Primus roto de nuevo, pero es que además el otro, el Varian, resulta que está en revisión. Sí, ¿sabe usted por qué?, porque, mire, estos son equipos tecnológicos, altamente...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Mercedes, para que vaya terminando.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Gracias, señor presidente.

Y cuando uno los somete al doble, porque ahí está constatado, al doble de sesiones diarias que, por ejemplo, los de Tenerife, pues, resulta que las paradas técnicas y las averías son mayores y muchos días, señora consejera, y lo saben los pacientes, quizá usted no, muchos días en el Negrín funciona un solo equipo o ninguno para la población que tienen que atender de más de un millón de habitantes. Esto es Coalición Canaria, esto es el Partido Socialista.

Muchas gracias.

(El señor Morera Molina solicita la palabra.)

El señor PRESIDENTE: Dígame, don Jesús, dígame.

El señor MORERA MOLINA (Desde su escaño): Por inexactitudes e insultos, señor presidente, o descalificaciones por ser más...

El señor PRESIDENTE: Bien, por inexactitudes, sí, tiene un minuto.

El señor MORERA MOLINA (Desde su escaño): Señora Roldós, ya le he dicho en varias ocasiones que no estoy dispuesto a venir a este Parlamento para que usted me insulte, de ninguna manera.

Mire, qué mayor prueba de que fueron ustedes los que decidieron almacenar que el director general de Recursos Económicos, su director general de Recursos Económicos, firma una modificación de contrato quitando el dinero de la instalación del equipo porque no se iba a instalar. Y, además, lee usted "(...)" (Expresión retirada del Diario de Sesiones por orden de la Resolución de la Presidencia, de 16 de julio de 2014) los documentos que yo gentilmente le doy, que parece que no los conocía, que son unas jugosas misivas entre el director gerente del hospital y su director general de Recursos Económicos donde el director gerente le dice que no sabe donde almacenar el equipo y lo que usted lee es la respuesta de su director general de Recursos Económicos diciéndole que si no encuentra donde almacenarlos tendrán que volver a la situación previa que es volver a instalarlos cuando ya habían decidido no hacerlo. Todo eso está aquí en toda esta documentación que ahora me obliga a dársela a la prensa para que vean.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

(La señora Roldós Caballero solicita el uso de la palabra desde su escaño.)

La palabra ha sido dada por inexactitudes, muy bien, si usted considera que es una inexactitud, yo le doy un minuto, pero aténgase a las inexactitudes porque si no..., porque el señor Morera evidentemente respetó.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Señor presidente.

Por inexactitudes, porque yo en ningún momento he insultado al señor Morera, yo no le he llamado mentiroso, he dicho que lo que estaba diciendo...

El señor PRESIDENTE: Mire, por eso, escúchenme, por favor, insistí en que le daba la palabra por inexactitudes y él se atuvo a eso, se atuvo a eso.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: Vamos a ver, no, no, si no va a ser lo que ustedes digan, no va a ser lo que ustedes digan, el debate lo llevo yo y creo que lo estoy llevando correctamente. Si hay alguna inexactitud en lo que dijo el señor Morera, pero eso no quiero oír la palabra insulto, no la he dado por eso, los insultos estarán retirados del Diario de Sesiones, tiene usted un minuto por las inexactitudes.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Señor presidente, por inexactitudes.

Le vuelvo a decir: si es necesario que los miembros de la Mesa lean la documentación, no tengo ningún problema, señor presidente. Y le vuelvo a decir, señor Morera, fecha 20 de octubre del 2010, tiene aquí el sello, quien le habla ya no era consejera de este Gobierno.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Señora consejera, doña Brígida Mendoza, señora consejera de Sanidad.

(Rumores en la sala)

Señorías, por favor.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza, tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados.

He contestado en la Comisión de Sanidad, en comparecencias en Pleno, en preguntas parlamentarias, medios de comunicación, a todas y cada una de las cuestiones y preguntas sobre oncología radioterápica, y, por supuesto, como algunos o algunas suelen decir, "ni a la fuerza ni a rastras" (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández). Y seguiré contestando de igual forma a lo que ustedes, como no puede ser de otra manera, soliciten, señorías, eso sí, con educación y con respeto.

También se han satisfecho en tiempo y forma, como no puede ser de otra manera, las preguntas escritas y las solicitudes de documentación que sus señorías han solicitado. Sin embargo, voy a decirles no solo a ustedes sino a la población en general, que esta situación de desequilibrio en Oncología Radioterápica no la creé yo. Y esto no es una disculpa, esto es una simple realidad. Desde que se establecieron estos servicios desde hace años, nadie hasta ahora -y no es que me apunte méritos, que no lo voy a hacer ni lo hecho ni lo hago ni lo haré- ha hecho nada completo por solucionar el desequilibrio y la obsolescencia, o, si lo quieren llamar de otra forma, por solucionar las deficiencias en Oncología Radioterápica, los desequilibrios, pero las deficiencias en general, por provincias o como comunidad, salvo un pequeño detalle. Hace alrededor de cinco años -y he dicho alrededor- se desarrolló un concurso que intentó privatizar, y lo repito, privatizar este servicio en Gran Canaria. Y sí, sí, fui yo la que tras reflexión, y por supuesto con los informes oportunos, renuncié a ese concurso porque creo en la defensa de una sanidad pública, en la utilización de criterios de eficiencia, para instalar, además, un acelerador lineal que se quedó almacenado años atrás, tratando de hacer eficiente el servicio existente en el Hospital Universitario Doctor Negrín para optimizar unos recursos económicos recortados desde el año 2012 por el Gobierno de España.

Y acepto la responsabilidad de no gastar, de no gastar 6.240.000 euros por año, por año, durante 32 años y medio, avocando a las arcas públicas a pagar a una empresa privada 202.800.000 euros, repito, 202.800.000 euros -32 años y medio-. Acepto la responsabilidad de haber construido un cuarto búnker, de haber comprado un quinto acelerador y adjudicado un quinto búnker, de tener prevista la adquisición de uno de los equipos que hay que reponer por su obsolescencia en el Hospital Doctor Negrín al final o durante la construcción del quinto búnker porque, señorías, tal como dice la SEOR, no quiere decir que no se pueda utilizar cuando se está obsoleto, se pueden tratar pacientes con total seguridad y se descatalogará en diciembre de 2014 -informe de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica en relación a ese acelerador-. También acepto la responsabilidad de haber adquirido dos aceleradores lineales para los hospitales de Tenerife por obsolescencia de dos de ellos: uno en el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria y otro que sustituirá la bomba de cobalto del Hospital Universitario de Canarias. Pero no acepto que critiquen a nuestros profesionales, porque eso es lo que están haciendo cuando hablan de listas de espera que no existen, cuando hablan de tiempos inadecuados, porque están controlados, porque ninguno de los profesionales deja -y son las palabras del jefe de Oncología Radioterápica al gerente de su hospital, del jefe de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Doctor Negrín a su propio gerente- que se trate a los pacientes fuera de tiempo, que nunca se trate a pacientes fuera de tiempo que puedan cambiar los pronósticos o su estadío de este tipo de enfermedades. Y el número de sesiones... ¿Está usted quizá indicando que los profesionales lo están haciendo mal? Mire, para muestra un botón (Mostrando un documento a la Cámara), claro que conozco lo que se hace en el Negrín, se ve a los pacientes, primera consulta, luego la fecha de la simulación si no se hace el mismo día, y cuándo empieza el tratamiento. Lo hacen correctamente, como todos los profesionales de Oncología Radioterápica de esta comunidad autónoma.

Por otra parte, ¿sesiones más en una que en otra? Mire, vamos a ver, he dicho que estamos mandando a las personas de Lanzarote y Fuerteventura a la isla de Tenerife, que además tiene como referencias a La Palma, a La Gomera y El Hierro, luego habrá más sesiones en esta provincia que en la de Las Palmas hasta que este desequilibrio, que no apareció ayer ni antes de ayer, que lleva años, quede solucionado.

Mire, y además estamos usando una clínica concertada durante este tiempo porque conociendo en primera persona lo que pueden pensar o sentir los pacientes con una patología oncológica, mi objetivo como consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias es que ellos puedan pasar página cuanto antes, y no mantenerla abierta como algunos o algunas pretenden en esta sede.

Entre el año 2014 y 2015 la prestación de Oncología Radioterápica estará equilibrada y actualizada en toda nuestra comunidad. Los profesionales no estarán sobrecargados. Y, lo que es más importante, los pacientes no tendrán que acudir a horas que les resulten inconvenientes a recibir su tratamiento.

Todos ustedes, sobre todo los que son médicos de profesión y sobre todo los que han tenido responsabilidades en gestión, saben y conocen la complejidad de estas obras, de la perfecta calibración que precisan estos equipos para evitar efectos adversos, y ese tiempo es inevitable. Y saben de lo que estoy hablando.

Y me van a permitir, me voy a permitir decir en esta sala que ahora esta consejera que les habla ha tomado las riendas que otros no tomaron, y que estamos dando, con grandes esfuerzos presupuestarios, la respuesta que nuestros ciudadanos y ciudadanas esperaban.

Me pregunto qué más les falta por criticar, porque desde luego es una forma de hacer política con la que yo no estoy de acuerdo, y porque destruyen en vez de construir. Están criticando lo que se construye, usan discursos demagógicos, que en el fondo lo único que parecen pretender es justificar actuaciones pasadas, que no seré yo quien las califique, y que fueron otras personas las que llevaron a cabo.

Sé que los pacientes esperan con ansiedad, comprensible, que esta fase de construir..., y quieren que pase rápido. El Gobierno de Canarias también, de la misma forma que los profesionales. Y ese día está cada día más cerca. Podrían haberlo hecho antes pero estoy segura que priorizaron de otra manera. Yo como consejera de Sanidad he priorizado a esos pacientes, y con unos presupuestos que cuentan con 500 millones de euros menos seguimos dando respuesta a infraestructuras y a equipamientos que consideramos irrenunciables.

No es de recibo manipular a los pacientes, a los que les debemos dar respuesta trabajando por ellos, y sin alarmarlos; a las asociaciones, que ya hacen un gran trabajo; a los profesionales, que son el mejor y mayor valor que tenemos en nuestra sanidad. Miren, los tiempos ya los conocen.

Y, desde luego, mala política la que desarrollamos si solo hacemos esto para escucharnos, ya sea en los medios de comunicación o en esta sede parlamentaria, que nos debe producir un gran respeto.

Nuestra ciudadanía debe saber que estamos trabajando por y para ellos. No les confundamos, no podemos decir que unas obras de este tipo las tendremos mañana, porque son muy complejas y ellos lo entenderán. Nuestro trabajo debe ser continuo, y les garantizo que en esta consejería lo es. Nuestra preocupación debe ser que con el trabajo y el esfuerzo les demos tranquilidad a esos pacientes. Y esto se lo garantizo a todos los hombres y mujeres de Canarias que es lo que está haciendo este Gobierno. Y en esta Consejería de Sanidad, que representa el trabajo de todos los y las profesionales sanitarios, lo estamos haciendo. Y tendrán una prestación en oncología radioterápica que estará equilibrada entre 2014 y 2015 cueste lo que cueste. Porque es...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señora consejera, tiene usted un minuto para concluir, por favor.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor): Y porque lo estamos cumpliendo. Estará dentro de las recomendaciones de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica -les he enseñado el informe-, que ha emitido ese informe mostrando su acuerdo y apoyo a la dinámica que se está siguiendo en esta comunidad.

Y, por supuesto, continuaremos trabajando junto con las gerencias, con los jefes de servicio de oncología radioterápica y con todos los que están relacionados con la oncología, haciendo los controles, tal como los estamos haciendo hasta ahora, no solo para que los pacientes estén dentro de los tiempos que marcan los protocolos sino para que cada vez, incluso, los tiempos sean menores.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1567 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre la demora en la atención a los pacientes oncológicos de Las Palmas.