Diario de Sesiones 134/2014, de fecha 16/9/2014 - Punto 23

8L/C-1637 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL PROCESO DE TRASPASO A LOS CABILDOS INSULARES DE LOS PARQUES NACIONALES.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Comparecencia del Gobierno, del señor consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el proceso de traspaso a los cabildos insulares de los parque nacionales.

Para la aproximación a la comparecencia, por parte del Grupo Parlamentario Popular, don Miguel Jorge, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente.)

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señor presidente. Señor vicepresidente y consejero de Educación y Sostenibilidad.

Hemos tenido en este verano -en julio, particularmente en julio- un verano movido en materia de parques nacionales. Gracias a Dios, no por ningún incidente producido por algún incendio indeseado, sino porque ha habido determinadas reuniones entre dirigentes políticos -particularmente, presidentes de los cabildos insulares, a través de la Fecai, y otras reuniones, también, entre el Gobierno de Canarias y los dirigentes insulares afectados por la materia de medioambiente-, para impulsar, de una manera definitiva, el proceso de traspaso a los cabildos insulares de la gestión ordinaria de los parques nacionales situados en el archipiélago canario.

De antemano, le digo que a nuestro partido, a nuestra organización, al Grupo Parlamentario Popular, nos parece bien. Nosotros, tradicionalmente, somos o hemos sido y seremos -espero- un partido fundamentalmente defensor del papel de los cabildos insulares en esta y en otras muchas materias; y, también, como somos respetuosos de la distribución competencial existente en el archipiélago canario, donde los espacios naturales, desde hace ya bastantes años, son responsabilidad de los cabildos insulares, consideramos que el lugar natural para la gestión ordinaria de los parques nacionales deben ser los cabildos insulares.

Y, por eso, creemos que es un buen procedimiento y un buen... En fin, es una buena iniciativa impulsar, de manera definitiva, este traspaso. Con independencia de que, lógicamente, al ser los parques nacionales las joyas de la corona, al definir los parques nacionales parte de lo que significa la marca España, también, como parte integrante de la Red de Parques Nacionales de todo el territorio nacional, es -desde luego-indispensable que exista una buena coordinación, un trabajo conjunto, para que esa marca única de parques nacionales de España no se difumine a través de las distintas comunidades autónomas responsables de la gestión de estos espacios naturales.

Mire, en definitiva, lo que pedimos en esta comparecencia es clarificación, señor Pérez. Porque es verdad que, a lo largo de su mandato, las cosas no han estado tan claras como parece ser que este verano, bueno, pues... La ha habido, ¿no? Desde una promesa inicial, gracias a Dios incumplida, por parte de su departamento, de hacer una ley específica de parques nacionales de Canarias, que no entendíamos bien -espero que eso se haya quedado definitivamente aparcado-, hasta propias declaraciones de altos dirigentes de su departamento, como, particularmente, la señora Medina, viceconsejera de Medio Ambiente, la que creía que los parques nacionales tenían que estar ya no solo en manos de las comunidades autónomas, sino en manos del Estado; hasta, en fin, fondos transferidos por el Estado que se dedican a otros temas, o fondos que han tenido que ser devueltos por parte de la comunidad autónoma, como un ejemplo, entiendo yo, de desinterés por parte de su departamento en favor de los municipios limítrofes de esos parques.

En definitiva, ha habido -a nuestro juicio, a juicio del Grupo Parlamentario Popular- cierta indolencia, cierta desidia. Hemos vivido amenazas de ruptura también de los cabildos insulares, particularmente el Cabildo Insular de Tenerife; amenazas, incluso, de irse de un partido político determinado, del presidente del cabildo, del anterior presidente del cabildo, por este tema particularmente de los parques nacionales.

Por favor, señor Pérez, le pido que nos informe -a nosotros y a toda la Cámara- de en qué minuto del proceso está la transferencia de los parques nacionales a los cabildos insulares. Y si, finalmente, va a ser posible que eso se produzca el 1 de enero del año 2015.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Miguel Jorge.

Por el Gobierno, el señor vicepresidente, don José Miguel Pérez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD (Pérez García): Gracias, señor presidente.

Espero, en esta comparecencia, aclarar lo que el proponente plantea. Y, desde luego, despejar algunas de las dudas que se han expuesto.

Bien. En primer lugar, estamos hablando, para hablar con precisión, de una delegación competencial. No se trata de un traspaso competencial ni de una transferencia competencial. Se trata de una delegación competencial.

Y voy a intentar hacer un recorrido por el calendario que este tema ha tenido en Canarias; especialmente, desde que se supiera con claridad en nuestro país por qué venían a las comunidades autónomas los parques nacionales. Yo ignoro cuál es el fundamento último que inspiró al Tribunal Constitucional para pensar que el legislador constitucional había previsto que, en materia de parques nacionales, esta gestión no se quedara en el ámbito del Gobierno central, sino que fuera transferida a las comunidades autónomas. He visto la sentencia. En todo caso, da igual. Pero sería un buen ejercicio comprobar qué hicieron los constituyentes o qué estaban pensando.

Pero en una cuestión sí creo que hay que coincidir. Y es que aquella sentencia viene a poner de manifiesto que quien hizo la Constitución permitió en nuestro país ir mucho más allá en materia de descentralización que otros países que tienen una estructura federal, como el caso de Estados Unidos, y que, como usted sabe, reserva la gestión directamente de esto parques para la presidencia de Estados Unidos, de la nación.

En cualquier caso, aquella sentencia fue importante y nos permitió -permitió a las comunidades autónomas- recibir la correspondiente transferencia. Transferencia que, en su momento, fue completada con una legislación básica. La sentencia es del año 2004. La legislación básica que ya regula esta capacidad de las comunidades autónomas es del año 2007; y ahí ya se atribuye de forma concreta y se precisan la gestión y la organización de los parques en los territorios de las comunidades autónomas.

El Real Decreto 1550/2009 vino a dar cumplimiento de los acuerdos en la comisión mixta Canarias-Gobierno central, mediante el cual se transferían a Canarias estas competencias. Y les recuerdo que significó la ampliación de competencias de nuestra comunidad, ampliándose entonces las funciones y los servicios de las competencias traspasadas. Se le transferían la administración y gestión ordinaria y habitual de los parques, la aprobación y ejecución de los planes rectores de uso y gestión, la composición y régimen interno del patronato y el nombramiento de su presidente. Independientemente de que esa transferencia vino acompañada en su día de bienes, derechos y obligaciones.

En la legislatura anterior, en el año 2011, se publicó el Decreto 70/2011, que es el de la Red Canaria de Parques Nacionales. Bien. Este decreto estableció la posibilidad de delegar a los cabildos las competencias. ¿Qué ocurrió?, ocurrió que, a caballo entre dos legislaturas, hay un recurso que se interpone, un doble recurso. Y, si bien el primero se refería a la necesidad de completar de otra manera la composición de los patronatos, el segundo venía a traer causa de un posible error de procedimiento, y es que aquel decreto no fue tramitado con información pública.

Tuvimos muy serias dudas, a pesar de que se hizo una defensa jurídica creo que impecable, de poder salvar aquel recurso. La sentencia, de manera más concreta, de la sala del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, de la Sala de lo Contencioso, vino a fallarse el 6 de junio de 2014; es decir, hace unos meses. Fíjese: si la sentencia, en lugar de ser la que fue, hubiese sido la contraria, si se le hubiese dado la razón al proponente, hubiésemos tenido que hacer una ley para acabar -de una vez por todas- con las dudas de si efectivamente los cabildos podían o no recibir esta delegación; y, además, teniendo en cuenta que, a pesar de que el motivo era un motivo formal, el fondo del recurso -como la propia sentencia plantea- era que no se estaba de acuerdo con esa delegación a los cabildos por parte del recurrente.

Por tanto, para poder soportar -en nuestra opinión, legalmente, mejor- lo que era en todo caso, y aquí creo que el Gobierno de Canarias ha actuado con un nivel de lealtad absoluta a las resoluciones de este Parlamento, donde, por mayoría de todos los grupos políticos, se ha insistido en que se proceda a efectuar esta delegación de competencias.

Bien. A partir de ahí, fuimos prudentes; esperamos, efectivamente, esa sentencia. Podía haber salido una o la contraria. No nos estuvimos quietos; y, mientras salía la sentencia, sí le puedo decir que, en consonancia con lo que habíamos planteado en su momento, habíamos estado trabajando con los responsables de los cabildos para ver la manera de que el decreto original se mantuviera en sus términos y, por tanto, poder proceder de acuerdo con el mismo.

Y las fechas de las distintas reuniones que se celebraron, desde luego, hace ya muchos meses, iban en esa dirección. Las reuniones que yo mismo tuve con algunos presidentes de cabildos o las que ha tenido la Dirección General de Protección de la Naturaleza con la totalidad de los componentes de la Fecai han ido siempre en esa dirección. Y han establecido cuáles son los pasos, los caminos, los procedimientos a seguir.

Pero, antes que nada, leo el contenido de esa sentencia, para que veamos que no cabe duda de que fue bien defendida por el Gobierno y de que al final el Gobierno tenía razón. Se dice en ella: "Resulta coherente con los objetivos de optimización de los recursos el procurar sinergias y economías de escala a través de delegaciones de competencias de gestión a dichas corporaciones insulares por razones de homogeneidad, continuidad territorial y de armonización de políticas y estrategias de sostenibilidad, garantizando la armonización, coherencia, coordinación y homogeneización de los servicios de la Red Canaria de Parques Nacionales". Esto -que fue el núcleo de la defensa del Gobierno, porque, insisto, el recurso iba a la forma, pero este era el fondo- se pudo ganar, y la sentencia lo refleja así en su texto, tal cual está.

En este contexto, se han celebrado distintas reuniones; reuniones que, lógicamente, en este tramo ya final -y, sobre todo, las que han venido a raíz de la sentencia-, han tenido como objetivo esencial el poder proceder ya a este traspaso.

Previamente hicimos lo siguiente: previamente, este Gobierno aprobó un decreto en el que se corregían algunos de los extremos del decreto de 2011. Concretamente, ¿eran importantes estos extremos? Bueno, yo creo que sí. Lo era en la composición de los patronatos de los parques; con lo cual, se abortó el otro recurso, porque fue un acuerdo al que se llegó especialmente, era con un conjunto de afectados posibles, vecinos del parque de Taburiente, en la isla de La Palma; y, en segundo lugar, se precisaron no solamente componentes de los patronatos, sino los perfiles profesionales de quienes deberían dirigir los parques, etcétera.

Ese decreto, por tanto, completó al anterior, y hemos tenido en el mes de junio/julio dos reuniones: una, que yo recuerde, me parece que fue el 3 de julio, y otra el 18 de julio, con los cabildos insulares, en las que se han establecido -como decía antes- cuáles son los pasos a dar para proceder a esta delegación. La primera se celebró en Gran Canaria, la segunda se celebró en La Gomera; y hay ahora, a final de septiembre, una tercera -y espero que definitiva-, que se celebra en la isla de Lanzarote.

Hasta ahora, efectivamente, el único cabildo que ha planteado ya, con absoluta seguridad, la opción para que se le delegue esta competencia es el Cabildo de Tenerife, que presentó en su día un proyecto; hemos aprobado la orden recientemente -me parece que fue de 3 de septiembre en la propia consejería- para dar ya cobertura al nombramiento de los nuevos presidentes de los parques nacionales, que en un caso coinciden los propios presidentes de cabildos; y otro, a sugerencia de los cabildos, tal y como dice el nuevo decreto, en personas que los presidentes de los cabildos nos trasladen, en su opinión, de reconocido prestigio, en el ámbito de la gestión pública.

Pues bien, esto es donde estamos; y, por tanto, tenemos plena confianza de que aquellos cabildos que lo soliciten -veremos cuáles son, independientemente del que ya he dicho-, si sus proyectos de gestión, que tienen que seguir un procedimiento adecuado, son definitivamente aprobados, se procede a la delegación de esa gestión.

Yo siempre les he sugerido a los presidentes de cabildos que no estamos en un momento económico... No está boyante la dotación económica; pero allá cada uno con el riesgo que quiera asumir, porque los que decidirán son los que nosotros tenemos ahora. Y, con respecto a lo que comentaba antes, mire, desde marzo de 2011 tenía que haberse ejecutado aquella subvención a los municipios colindantes, en opinión de Abogacía del Estado y en opinión del organismo que gestiona los parques nacionales en España. Y como no había otra posibilidad, por no haberse ejecutado aquellas dotaciones del 2010, esta comunidad tuvo que devolver ahora, en esta legislatura, ya, el dinero, no por otra decisión.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señor vicepresidente, don José Miguel Pérez.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Fabián Martín.

El señor MARTÍN MARTÍN (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Buenas tardes, señores diputados.

Señor consejero, ha hecho usted una explicación muy prolija de cuáles han sido los acontecimientos hasta este punto; pero, en mi caso, me gustaría centrarme en dos reuniones -creo que importantes, decisivas- que han dado un impulso final a esta posibilidad de delegación competencial del Gobierno de Canarias hacia los cabildos.

La primera fue la del 18 de julio de este año, una reunión entre el Gobierno de Canarias y los cuatro cabildos, que terminó con dos conclusiones: una era la celebración de cuatro comisiones bilaterales mixtas -una por cada uno de los cabildos, con el Gobierno de Canarias-, y la otra la aplicación del Decreto 69/2014 que, como usted bien decía, modificaba el Decreto 70/2011.

De esa reunión quedó la posibilidad de celebrar otro encuentro en septiembre, con la tarea de que cada parque nacional elaboraría un proyecto de gestión que, como bien reconocía usted anteriormente, sería evaluado a posteriori por la Comisión de la Red de Parques Nacionales Canarios.

La segunda reunión es la del 21 de julio, tres días después, en la que se suscribe la llamada Declaración de El Teide, que recoge, de alguna manera, los modelos de gestión de los parques nacionales que se tiene que llevar a cabo una vez que sean realizadas esas transferencias. Se anunció un calendario de trabajo, por el cual los cabildos tendrían que decir cuáles eran los representantes de los diferentes patronatos y realizar el proyecto de conservación. Me gustaría que explicase, para cada una de esas cuatro islas con parques naturales, cuál es el estado actual.

¿Qué implica la Declaración de El Teide?, pues la voluntad de los cabildos de que el traspaso se haga de forma ágil y ordenada mediante una asignación justa y realista de los medios presupuestarios personales y materiales. Y creo que este es el punto neurálgico, el punto importante que preocupa, de manera sustancial, a los cabildos.

Pero, en estos días, el director general de Protección de la Naturaleza ha dicho que se llevará una propuesta económica a la próxima reunión, y que miembros del departamento de Hacienda del Gobierno de Canarias pondrán a disposición de los cabildos las fichas de recursos para que se dé el visto bueno. Asimismo, ha reconocido que la transferencia del dinero procedente del Estado se hará íntegra a todos y cada uno de los cabildos. En este sentido, me gustaría, señor consejero, si usted va a ratificar una a una las palabras del director general o si va a haber modificaciones al respecto.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fabián Martín.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio.

El señor MAYORAL FERNÁNDEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señor consejero, ha enumerado usted, digamos, una serie de hitos de cuando se produjo la situación de pasar de lo que era una competencia que se creía exclusiva del Estado por parte de los parques nacionales a llegar a hacer las transferencias, el acuerdo de transferencias, de los parques nacionales, y la creación por decreto de la Red de Parques Nacionales en Canarias; y, en estos momentos, estamos en la última fase de lo que sería, a su vez, la transferencia de la delegación de competencias a los cabildos insulares.

Bien. No voy a referirme a lo que es todo este camino en los diez años; el Parlamento se ha manifestado, en varias ocasiones, en sus resoluciones -como usted bien ha dicho-, en que desearía que se produjese de acuerdo con los cabildos esta transferencia o delegación de competencias; y, simplemente, me voy a limitar a hacerle dos preguntas en relación con esto.

Primero, está claro, porque usted lo ha dicho, que esto es voluntario. Por lo tanto, no existe una uniformidad en cuanto a la transferencia de la delegación, sino que unos la querrán y otros no. Y me gustaría conocer en qué situación están, qué cabildos están proclives a aceptar esta transferencia de delegación y cuáles no.

En segundo lugar, qué significa y qué diferencia hay entre la delegación de competencias y lo que sería la transferencia en sí; es decir, qué se queda la comunidad autónoma y qué es lo que pasa a ser competencia de los cabildos.

Y, por último, decirles que, en cualquier caso, si hay una fecha o, bueno, o se atisba algún tipo de finalización de todo este proceso, para saber exactamente cómo va a quedar la situación.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Emilio Mayoral.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don David de la Hoz.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Buenas tardes, señorías.

Señor consejero, usted hace un recorrido en el tiempo y resalta algunos hitos relacionados con lo que aquí hoy nos atañe. Habla del 2004, de una sentencia del Tribunal Constitucional, donde se plantea que los parques nacionales son competencia de las comunidades autónomas; ya en el 2007, por medio de la Ley de Red de Parques Nacionales, donde se atribuyen la gestión y la organización de los propios parques a las comunidades; en el 2010, el Gobierno de Canarias ya asume la gestión de los parques nacionales; y, con el Decreto 70/2011, se crea la Red Canaria de Parques Nacionales, que es una red propia dentro de la propia Red de Parques Nacionales.

Y, es en el 2014, hace pocos meses, cuando se pronuncia el Tribunal Superior de Justicia de Canarias respecto a la viabilidad para transferir las competencias a los cabildos en lo que se refiere a la gestión y conservación de los parques nacionales.

También, el señor consejero ha matizado que se trata de una delegación de competencias administrativas y no de una transferencia o traspaso de competencias. A mí me gustaría también que aclarara en qué se diferencian una de la otra.

Y, por último, señor consejero, el Grupo Nacionalista, Coalición Canaria, en su programa electoral, defendía que la gestión de los parques nacionales esté en competencia o en manos de los cabildos. Por lo tanto, es una buena noticia que se esté ya en un marco temporal para que eso sea una realidad.

Es cierto que hay varias velocidades dentro de los cuatro cabildos que tienen en su territorio parques nacionales, siendo el Cabildo de Tenerife el que más avanzado está; y, recientemente o en una fecha próxima, a finales de septiembre, tendrán la oportunidad de volver a reunirse, creo que en la isla de Lanzarote.

Por lo tanto, señor consejero, esperar que las dudas al respecto, sobre todo, de qué va a pasar con el personal y el material de los parques nacionales, cómo se va a transferir, si va a haber una ficha financiera concreta que asuma ese gasto que van a tener que asumir los cabildos una vez que asuman la competencia.

Y, luego, pues me queda un matiz de quién va a ser la voz cantante, quiénes van a ser los representantes ante el ministerio nacional, el ministerio del Estado, ¿no?, en esta materia.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don David.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, don Miguel Jorge Blanco.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señor presidente.

Efectivamente, señor Pérez, no es una transferencia. En el sentido estricto de la palabra, es una delegación. Por tanto, mantiene el Gobierno de Canarias la titularidad en sí misma de la competencia, ¿no?, y se cede lo que es la gestión ordinaria -cosa que también a nosotros nos parece correcto, en la medida en que esta particular delegación a los cabildos sigue manteniendo, por parte del Gobierno de Canarias, un control lo suficientemente potente como para rectificar aquellas cuestiones que desde los cabildos, en algún momento, no se hicieran bien-.

Hemos hablado, señor Pérez, de las distintas reuniones que ha habido a lo largo del mes de verano; particularmente, de esa reunión de La Gomera. Me gustaría que, en su segunda intervención, si pudiera, nos diera mayor información en relación con esas comisiones bilaterales: si efectivamente se han creado, si se han celebrado. Y lo digo porque un proceso de transferencia... Los cabildos hemos vivido, particularmente, el que les habla ha vivido algún proceso de transferencia importante. Las cosas no se resuelven en tres meses o en cuatro meses: recuerdo aquel proceso de traspaso de competencias en el año 1998, 1997, para asumirlas en los cabildos el 1998 -Carreteras, Medio ambiente-, en fin, el último gran traspaso de competencias. Estuvimos más de un año negociando con los dirigentes regionales los medios materiales, los medios económicos, los medios personales. Y no era sencillo poner de acuerdo a los siete cabildos. Usted lo tiene un poco más fácil porque son cuatro, no son siete los cabildos afectados; pero, en cualquier caso, me parece muy poco tiempo el que van a disponer el Gobierno y los cabildos insulares para negociar todas y cada una de las cuestiones que afectan al traspaso de esas competencias.

No sé si todos los cabildos han presentado ya ese proyecto de gestión para proceder, digamos, al visto bueno de ese traspaso. Me gustaría conocer, exactamente, cuántos de ellos lo han hecho. ¿El Gobierno de Canarias está dispuesto a ceder los parques nacionales a los cabildos mientras los vaya pidiendo cada uno?, ¿todos a la vez o poco a poco se van cediendo?, son cuestiones que hay y preguntas que le voy haciendo, señor Pérez, para que usted me conteste en la segunda intervención.

¿Qué instrumentos, qué control de instrumentos legales tendrá el Gobierno de Canarias como garante de la coordinación, de la homogeneidad, en las acciones a desarrollar por cada uno de los parques nacionales, por cada patronato?

¿Admitirá el Gobierno de Canarias nuevas fuentes de financiación de los parques que pudieran aumentar los recursos destinados a su mantenimiento y conservación?, en una pregunta por escrito el Gobierno dijo que no, que no tenía previstas nuevas fuentes de financiación, salvo las meramente públicas, ¿no?, me refiero a aspectos de cobrar por el acceso a los parques nacionales, de cobrar un canon por la utilización de los recursos establecidos en los parques nacionales. No parece muy lógico, en fin, que se hagan grandes películas, grandes producciones cinematográficas en parques nacionales donde, bueno, la utilización puede producir deterioro, y no haya nada que pueda revertir para la conservación y la mejora de esos parques nacionales, ¿no?

Y, por tanto, en fin, le digo abiertamente: a nosotros tampoco nos parece mal que de aquellos aspectos no básicos, digamos, del as de facultades que tiene un parque nacional, se pueda cobrar algún aspecto de ellas, ¿no?

Y, finalmente, señor, y con esto termino, porque ya, en fin, la mayoría de las cuestiones las comentó usted en su primera intervención. Lo más preocupante de todo, que es el dinero, en definitiva, señor Pérez: ¿cuánto dinero se va a transferir a los cabildos insulares en relación con los parques nacionales?, le recuerdo que, si la memoria no me falla, en el año 2010 se transfirieron dieciséis millones de euros, euro arriba euro abajo, como, digamos, montante del traspaso de todos los parques nacionales.

¿Se van a transferir esos 16 millones, a ceder esos 16 millones a los cabildos, o se va a ceder lo que en el 2014 está?, porque recordemos que en el 2014 solo hay once millones de euros, 11 918 000 euros es lo que se ha dispuesto por parte del Gobierno de Canarias para parques nacionales. Por tanto, hay tres millones de euros menos que el Gobierno ha decidido -es verdad que legítimamente y legalmente, por supuesto- destinarlos a otras cuestiones, no a los parque nacionales, que es lo que debiera haber realizado el Gobierno, puesto que eso es lo que le viene, al menos eso, del Estado, para la financiación de los parques nacionales.

Y, por tanto, siguiendo las declaraciones -como dijo el señor Martín antes, en su intervención-, parece que el director general actual de Protección de la Naturaleza ha dicho que se van a respetar esos 16 millones. Es importante saber si, efectivamente, el Gobierno, en ese proceso de traspaso, va a respetar las cantidades establecidas.

En definitiva, señor Pérez, para que se quede con el mensaje del Partido Popular: traspaso sí, delegación nos parece acertada, pero con los recursos -tanto materiales, personales y financieros, lógicamente- suficientes para mantener al menos el mismo nivel de eficacia existente en la actualidad en la gestión de esos parques.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias. Muchas gracias, don Miguel Jorge.

Por el Gobierno, el señor vicepresidente, don José Miguel Pérez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD (Pérez García): Bien.

Vamos por partes para las cuestiones que se han planteado.

Primero. Se plantea en qué consiste esto de delegar competencias. Leo textualmente lo que, de forma resumida, el decreto que se ha aprobado prevé.

"Efectivamente, se delegan en los cabildos las funciones ejecutivas y de gestión, así como las de contratación.

En segundo lugar, el cabildo correspondiente, con base en la concurrencia de circunstancias de homogeneidad y continuidad territorial y ecológica que hacen aconsejable esta gestión conjunta, deberá formular un proyecto de gestión conjunta del parque nacional y demás espacios afectados con el siguiente contenido mínimo: primero, la exposición motivada que asegure los objetivos indicados en el apartado anterior y, en segundo lugar, el desglose y exposición de las estrategias, estructura organizativa, medios personales, materiales, recursos destinados a la gestión, indicando de forma expresa las consignaciones presupuestarias que les dan soporte.

Tercera cuestión. Este proyecto de gestión deberá ser objeto de informe favorable de la Comisión de Parques Nacionales Canarios, correspondiendo al Gobierno de Canarias la aprobación de la delegación mediante decreto adoptado a propuesta de la consejería a la que se encuentre adscrita la comisión.

En cuarto lugar, la delegación comportará la asignación de los medios personales y materiales adscritos a los respectivos parques y las dotaciones presupuestarias que en cada ejercicio se determinen. El personal adscrito, en tanto en cuanto permanezca en tal situación, dependerá organizativa y funcionalmente del respecto cabildo insular, al cual le corresponderán en todo caso el nombramiento y cese de la dirección-conservación. En todo caso, la Administración autonómica se reservará las siguientes funciones -y ahí está, efectivamente, la diferencia que hay-: todas aquellas que sean inherentes a la coordinación y mantenimiento de la coherencia de la red de parques nacionales canarios y, en particular, las previstas en los apartados a), b) y f) del artículo 8 del presente decreto, y las funciones que se le asignan en el capítulo quinto del presente decreto. Asimismo, la Comisión de Parques Nacionales Canarios conservará el ejercicio de las facultades de la alta inspección de las funciones delegadas". Bien. Este es el marco legal en el que nos desenvolvemos.

Se plantean aquí varias cuestiones. En primer lugar, quiénes han solicitado esto y en qué punto están esas solicitudes. Solo el Cabildo de Tenerife ha presentado ya el proyecto de gestión, el resto no. Si me preguntan ustedes qué van a hacer el resto de los cabildos, la impresión que les puedo dar es de conversaciones particulares que he podido tener con los presidentes de los cabildos. No puedo traer a este Parlamento una propuesta final basada en esas impresiones. En algún caso me han dicho que van a seguir el mismo rumbo que ha planteado ya -que ha iniciado- el Cabildo de Tenerife; y, en otros casos, piensan que se van a reservar para más adelante, pero no sé finalmente lo que ocurrirá. Sí sé que no va a ser un proceso en bloque, que va a ser un proceso que dependerá, como no puede ser de otra manera, de cada uno de los cabildos.

Efectivamente, en la reunión del 18 de julio, se decidió que cada cabildo presentaría su procedimiento, y que con cada cabildo se crearía una comisión ad hoc; pero, insisto, veremos a partir de ahí lo que nos llega.

Por cierto, anuncio también otra circunstancia que afecta a parques nacionales, y es que el Cabildo de Fuerteventura, como saben ustedes, propone la creación de un nuevo parque nacional en Canarias, justamente en el lado occidental de la isla. Se ha estado trabajando, entre ambas administraciones y entre sus técnicos, la probabilidad de poder materializar esto. Tendría que venir a este Parlamento el documento de propuesta, que finalmente tendría o no que ser aprobado por las instancias del Gobierno central. No sé efectivamente cómo va a quedar el proyecto final. Presenta algunas dificultades -especialmente, en materia de continuidad territorial- que son salvables, y el objeto del planteamiento que se tiene, en cuanto a las características singulares de ese parque, pues presenta, en mi opinión, dos características interesantes: primero, que esta isla tiene bien tramado cuál debe ser su desarrollo territorial, en la franja oriental y en la franja occidental; y, en segundo lugar, que pretende ahí un espacio de protección y de continuidad que tiene, digamos, una lógica interesante. Pero cuando se ultime el documento daré cuenta de él.

Por otro lado, en cuanto a la cuestión económica. Nunca ha habido, en los últimos años, una cantidad finalista de los fondos que llegan del Gobierno central a los parques nacionales. Hubo algún presidente del cabildo que me llevó la contraria en este sentido. Y yo le dije: "pues, mira, como santo Tomás, coloca el dedo en la llaga directa". Y, no creyéndonos ni al consejero de Hacienda ni a mí, fue directamente al Ministerio de Hacienda. Y allí le confirmaron que esto viene en el paquete conjunto; que inicialmente sí llegaba así pero ya no, como el resto de las transferencias.

Por tanto, el dinero que tenemos ahora mismo en el presupuesto es el que tenemos ahora mismo en el presupuesto. Que está sirviendo para que los parques funcionen es evidente. Que nos gustaría tener más para otras acciones, también.

Con respecto a las cuestiones relativas al hecho de poder optimizar estos recursos. Hay una cuestión que sí quiero precisar, porque hemos tenido algún lío en ese sentido. Yo, desde luego, no soy partidario de autorizar ninguna presencia, actuación, intervención en un parque nacional que presente riesgo para lo que allí hay. Porque el parque nacional está hecho -en primer lugar y sobre todo- para ser un parque nacional. Imagínense cualquiera de ellos, donde hay especies autóctonas, únicas en el mundo, y que cualquier presencia de una actividad que en principio pudiera suponer, en fin, una expectativa importante desde el punto de vista de ingresos económicos, destrozara esa circunstancia. Creo que no tendríamos perdón, por mucha cantidad de ingresos que nos pudiera producir esa circunstancia, si el daño, desde luego, fuera ese y no tuviéramos retorno.

Estoy hablando de que esto es real, por eso en los parques nacionales se es bastante restrictivo. Se ha hecho, además, como usted conoce, una normativa muy, muy, muy exigente en materia de uso en Canarias de estos parques nacionales, que ha recibido, como no puede ser de otra manera, críticas importantes por su carácter extraordinariamente restrictivo, pero que no va orientado a fastidiar a nadie, ni a no atraer inversiones: va orientado a lo que tiene que estar. Yo pienso en alguna importante especie vegetal que un uso distinto del actual parque, a o be, pudiera alterar, y luego hubiese imposibilidad de recuperar, cuando además llevamos años y años, y dinero y dinero, invirtiendo para que esto pueda ser así.

Por tanto, esta otra circunstancia a mí me parece relevante a la hora, sobre todo, de que vamos a asistir, con toda probabilidad, a muchas presiones. Esta es una de las razones que algunos de los que son contrarios a este tipo de delegación esgrimen para plantear que es que, hombre, siempre está en mejores manos cuanto más lejos sea el administrador y así resiste mejor las presiones. Yo no suelo creer en estas cosas, y lo digo porque, en definitiva, va a depender de quien esté al frente de las circunstancias, ¿no? Me da igual que sea un alcalde, que sea un cabildo, que sea... Yo, efectivamente, no he tenido personalmente ningún problema en que esta manera de pensar del Parlamento se lleve adelante. Y el Gobierno ahí, insisto, no ha tenido ninguna dificultad en llevarla adelante.

Por otro lado, la circunstancia de cómo gestionar para sacar recursos. El Gobierno ha estudiado algunas posibilidades más. Y, efectivamente, yo sería partidario de cobrar determinados usos a determinados usuarios de los parques. Quizás no la entrada y la salida, porque me resulta complicado imaginar, por ejemplo, en la isla de Tenerife -ya que estamos aquí- cómo se controlan la entrada y la salida para todo el mundo en el Parque Nacional del Teide, de Las Cañadas. Me resulta complicado de imaginar, en otros puede ser más sencillo, aquí es complicado. Pero, por ejemplo, si estás ofreciendo un servicio de guía especializado, o un servicio determinado de cualquier otra índole, eso yo creo que puede ser cobrado, y algún avance se ha podido intentar estudiar en nuestro ámbito. Pero, en fin, la gestión y la contratación de esto van a depender de los cabildos, seguramente, y una vez que obtengan esta delegación, siempre bajo la vigilancia nuestra para evitar que, en fin, incurran en cualquier mal uso del parque.

Bien, no sé si hay alguna cuestión más pendiente de lo que me han planteado. Pero a final de septiembre tendremos esta otra reunión. Ya veremos. Todo el mes de septiembre, se me olvidada decirlo, en aquella reunión del 18 de julio, se decidió que los cabildos que quisieran presentar el proyecto de gestión lo presentaran ahora. Por si nos daba entonces posibilidad de tiempo de que antes de acabar la legislatura este procedimiento esté culminado. Yo tengo la impresión de que la delegación al Cabildo de Tenerife se puede producir razonablemente, por el tiempo que tenemos, y la de los restantes va a depender del proyecto y de la calidad del proyecto que se presente y la evaluación que del mismo se haga y, luego, el tiempo en que lo hagan, ¿no? Pero no va a haber proceso en bloque previsible.

Eso es lo que tenía que contar.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1637 Sobre -Consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad-, sobre proceso de traspaso a los Cabildos Insulares de los Parques Nacionales.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico