Diario de Sesiones 135/2014, de fecha 17/9/2014 - Punto 5

8L/PNL-0355 PROPOSICIÓN NO DE LEY DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS SOCIALISTA CANARIO Y NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE LAS INICIATIVAS DE LA COMISIÓN EUROPEA EN RELACIÓN CON LA DISCRIMINACIÓN, EL ACOSO O LAS AGRESIONES QUE PADECE LA POBLACIÓN LGTB.

El señor PRESIDENTE: Entramos en las proposiciones no de ley. La primera, de los Grupos Socialista Canario y Nacionalista Canario, sobre iniciativas de la Comisión Europea en relación con la discriminación, acoso o agresiones que padece la población LGTB.

¿Quién interviene en primer lugar? Doña María Dolores Padrón.

No, esta no tiene enmiendas. (La señora Padrón Rodríguez se aproxima a la Mesa para hablar con el señor presidente.)

Se comparten el tiempo los dos grupos. Entonces, Grupo Socialista Canario. Doña María Dolores Padrón, que es el primer grupo firmante.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Esta iniciativa viene después de que se haya debatido aquí un proyecto, desde luego, para nosotros, con un "no" rotundo a la homofobia de este Parlamento, y es el proyecto de ley, la propuesta de ley de este Parlamento, y que viene desde los grupos y colectivos a los que afecta la problemática LGTB.

Y a mí me gustaría empezar esta proposición no de ley, porque leía un artículo de Rosa Montero, el otro día, que se llama La homofobia en la escuela. Y, dentro del artículo, dentro de la argumentación que ella planteaba, hubo una frase que me llamó la atención; no es una frase de bolsita, sino es una frase que yo extraigo de este artículo, de La homofobia en la escuela, y decía, hablando de este, no sé si se acuerdan, en el año 2003, 2004, del niño que se suicidó en el País Vasco, que nos conmovió a todos, y planteaba que "cualquier cosa que te separe de la masa, cualquier cosa que te separe de la masa, puede hacerte víctima de su envidia y de sus miedos". Y se me quedó grabado, dentro de esta exposición que ella hacía, porque lo que está diciendo es que, dentro de una sociedad pétrea, férrea, que no admite diferencias, pues, cualquier cosa que sea distinta puede ser atacada por cualquiera. Y de eso tenemos que proteger a nuestra sociedad, si la queremos libre, si la queremos rica, si la queremos diversa.

Nosotros creemos que, el día que trajimos aquí esta proposición, esta Cámara apoyó hace dos meses. Todas las fuerzas políticas asumimos esta proposición de ley elaborada por los ciudadanos y ciudadanas; y, además, a un colectivo al que la sociedad había mantenido tradicionalmente al margen y estigmatizado, un colectivo del que nunca se había ocupado este Parlamento. A las lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, de esta Cámara, se les demostró que se estaba con ellos al otorgarles el derecho a la igualdad, en paridad con los demás ciudadanos de la comunidad autónoma.

Esta propuesta que hoy traemos es una propuesta que emana de las directrices del Parlamento Europeo, y es en relación con la discriminación, acoso o agresiones que padece la población LGTB. Y es una apuesta decidida por una Europa de los derechos y de las libertades. La defensa de las personas -personas, y luego todo lo demás: homosexuales, transexuales...- es una cuestión de derechos humanos. Es una cuestión de derechos humanos ajena a la política partidista, pero política. Partidista, que no es lo mismo que ajena a la política: ajena a la política partidista. Y yo creo que la proposición no de ley y la proposición de ley que hemos aprobado entre todos van a ser o significan un compromiso y una seña de identidad con la igualdad para todos y, desde luego, para todos los ciudadanos y ciudadanas de Canarias.

Unos derechos humanos que se tardaron en reconocer, porque la declaración de la ONU sobre orientación sexual e identidad de género, respaldada por la Unión Europea, fue presentada ante la Asamblea General de Naciones Unidas el 18 de diciembre de 2008; o sea, el otro día. Por lo tanto, en cuestión de derechos humanos, tenemos todavía mucho que hacer.

Los primeros que se opusieron a esta declaración, para que vean el problema de determinadas religiones con la libertad sexual y la libertad, fueron el Vaticano y 57 países de la Organización de la Conferencia Islámica, que suscribieron un documento contrario a la declaración de la ONU. Y va en el sentido en que esta proposición no de ley, en que la Unión Europea, además de que ya el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha planteado que los ciudadanos y ciudadanas extracomunitarios que sufran persecución por estos temas están avalados y tienen derecho al estatuto del refugiado -ya es un avance-, pues, la Unión Europea se ha conjuramentado para profundizar en un marco normativo contra la discriminación, luchar contra la violencia homófoba y tránsfoba, promover una definición inclusiva de familia por lo que a las políticas de la Unión se refiere, proteger los derechos de las personas trans, combatir el acoso escolar homofóbico y transfóbico, acabar con las desigualdades en el acceso a la salud de las personas LGTB, asegurar una protección y convertir a esta institución en pieza clave de la promoción de los derechos LGTB en todo el mundo.

En definitiva, señorías...

El señor PRESIDENTE: Sí, un minuto, doña...

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Termino, aunque se me queda mucho por decir, porque todos sabemos que, últimamente, además, hay países que han retrocedido en cuestiones de homofobia y transfobia, como puede ser el caso de Gambia, donde ya su presidente califica a los homosexuales como "alimañas"; por lo tanto, hay mucho trabajo que hacer. Y finalizo diciendo que la construcción de Europa solo es posible -la construcción de Europa y, también lo digo, la construcción de Canarias-, solo es posible apostando por los derechos y las libertades, pues solo en espacios no físicamente seguros, socialmente seguros y respetuosos, es donde cada persona puede desarrollar su proyecto de vida, estando sujeta al logro de la igualdad desde la diversidad.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: El otro grupo firmante de la iniciativa, Grupo Nacionalista Canario, doña Flora Marrero Ramos.

La señora MARRERO RAMOS: Muchas gracias, señor presidente.

Venimos, desde el Grupo Parlamentario Nacionalista, a presentar esta proposición no de ley que yo espero, como así me lo han trasladado los grupos, que se va a apoyar por unanimidad; y agradezco especialmente a don Emilio Moreno también el apoyo que me ha dicho, bueno, fuera del estrado, pero que lo pongo en valor.

Quiero completar la intervención de doña Dolores Padrón diciendo que en España y en otros países todavía ser LGTB no debería ser un problema, pero lo es. Está en la exposición de motivos cómo está criminalizado, cómo es delito, cómo son las personas perseguidas. Cada 17 de mayo se celebra el Día contra la homofobia, lesbofobia, transfobia y la bifobia. Y parece que en nuestro país es un avance social, pero todos sabemos que la realidad todavía es bien distinta. Y por eso es necesaria esta ley que vamos a aprobar, que está en periodo de enmiendas; y cualquier iniciativa parlamentaria y cualquier manifestación social. Porque eso significa naturalizar un tema que no debería ser así. Todavía sigue siendo un problema social, sigue siendo un problema moral, emocional; a veces, también, sigue siendo un problema para las familias; y laboral.

Doña Dolores Padrón ponía el ejemplo de lo que está sucediendo en este momento en los colegios y en los institutos, y en la exposición de motivos se habla de varios países en los que es perseguido como delito el ser homosexual.

En 1993, en Rusia la homosexualidad dejó de ser un crimen, pero ello no implicó que automáticamente hubiese una aceptación social. ¿Qué quiero decir con ello?, que desde que se aprueba la ley hasta que pasa a ser normalizado, necesita un tiempo; y, hoy en día, como bien sabemos, vuelve a ser perseguido. Todavía las personas homosexuales sufren una violencia social y, en algunos países, que es el objeto de esta proposición no de ley, una violencia gubernamental. Hay muchísimos países donde más del 62% de la población ha sido víctima de violencia verbal y más de un 21% de violencia física.

En España, veíamos en este verano en Twitter cómo la finalista canaria -de Granadilla- de Miss Universo, doña Patricia Yurena Rodríguez, colgó una foto con su pareja mujer, y no la felicitaban porque estaba enamorada, porque estaba feliz, que sería lo normal si hubiese sido una pareja heterosexual: la felicitaron, y podemos ver todos los tuits, porque había sido una mujer valiente. Y esto es cuando yo me refiero a lo que son las excepcionalidades. La felicitaban por esa valentía, y yo creo que tenemos que hacer una reflexión. Hay un informe, también, que está publicado ante el Consejo de Europa, donde apoya todas las directivas y donde dice que nosotros ponemos en valor cuando una persona pública se declara homosexual. Ponía el ejemplo de doña Yurena. Pero, seguramente, si esa persona fuese un hijo, una hija, un vecino o un hermano, tendríamos un disgusto o, por lo menos, por lo menos, socialmente, nos costaría aceptarlo y explicarlo, y esto es porque no está normalizado. Aunque nos creamos que estamos avanzados socialmente y culturalmente, todavía estoy convencida de que para un padre y para una madre, lo aceptarían, tendrían todo el apoyo, seguramente, pero preferirían que no fuese así. Y eso -lo dice en este informe- es porque todavía produce un rechazo.

Y después quiero decir que eso que sería un disgusto sería también objeto de comentarios en nuestro entorno social. Y todavía, pues, si nosotros nos enteramos de que un compañero o una compañera de trabajo es homosexual, que no lo sabíamos, o que está casado, pues, es objeto de comentarios sociales. Y por eso quiero resaltar que no está normalizado.

Quiero terminar con unas palabras de un chico que era homosexual y que decía: "yo soy homosexual. Durante 21 años, me escondí tras la fachada de mi virilidad. Cuando lo confesé, perdí amistades. (La Presidencia concede un minuto más a la señora diputada.) Perdí todo lo que me rodeaba; no he terminado la universidad y estoy establecido en un futuro incierto. Mi experiencia me obligó a salir. He estado sufriendo mucho, porque mi pensamiento estaba dedicado única y exclusivamente a tratar de cambiar mi estilo de vida real porque la sociedad decía que era incorrecto". Y esto lo acabo de leer, lo leía antes de ayer, y lo saqué, pues, en estos blogs donde se pregunta si en este momento en España ser homosexual es un problema. Y, aunque queramos que no, lo es.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Flora Marrero.

Los grupos no proponentes de la iniciativa, ¿Grupo Parlamentario Mixto? No interviene. Grupo Popular, don Emilio Moreno.

El señor MORENO BRAVO: Muchas gracias, señor presidente. (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández.)

Mis felicitaciones, en primer lugar, a nuestro compañero de escaño don Jorge Rodríguez por las buenas noticias recibidas en el día de hoy.

Y entrando en el tema. Este tipo de iniciativas nos permiten refrescar los principios que deberían definir las bases sobre las que se construye o asienta todo edificio jurídico de toda nación democrática.

Concretamente, estamos hablando de los Estados de derecho. Tal y como consagra nuestra Constitución de 1978 en su artículo primero, "todo Estado de derecho tiene como objetivo propugnar como valores esenciales del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político". Añadir que nuestra Carta Magna incluye en el artículo 14 la histórica Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, cuando decía que "todos los hombres nacemos y permanecemos libres y con los mismos derechos". Y así, el artículo 14 nos dice y consagra "la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, sin que pueda prevalecer ningún tipo de discriminación por razón de raza, sexo, religión, opinión, nacimiento o cualquier otra circunstancia o condición política o social". Estos son los genuinos principios del liberalismo democrático. En definitiva, los principios que deben presidir todo régimen constitucional de corte democrático.

Ahondamos. La Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en su artículo 21, vuelve a reincidir sobre este tipo de principios al establecer que "se prohíbe todo tipo de discriminación", y añade, "la ejercida por razón de sexo, raza, color, orígenes étnicos, sociales, características genéticas, lengua, religión, convicciones, opiniones políticas o de cualquier otro tipo, pertenencia a una minoría nacional, patrimonio, nacimiento, discapacidad, edad u orientación sexual". De este modo, y sin temor a equivocarnos, podíamos referir que el grado de libertad de una sociedad se encuentra en el grado de libertad de que gozan todos y cada uno de los cuerpos sociales, sin excepción, con independencia de su nacimiento, sexo, creencia o religión. Por lo tanto, cualquier incumplimiento de estos principios debe ser objeto de rechazo.

El Grupo Parlamentario Popular rechaza las violencias legales y sociales que siguen dándose en algunos países contra algún u otro colectivo social, defendiendo sin ambages cualquier medida contra los crímenes de odio que suponen las discriminaciones y restricciones a los derechos de libertad, expresión y reunión de la vida de los gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.

Ya no bastan, por ejemplo, aquellas campañas de autoincriminación retórica tan propias de nuestra transición política donde se buscaba despertar las conciencias de los ciudadanos y, a la postre, que los poderes públicos realizasen alguna modificación legislativa concreta. Hoy se hacen necesarios otros instrumentos legales. Y estos instrumentos legales deben estar dentro del marco de las instituciones europeas. Y, en este sentido, la Unión Europea tiene la obligación, como establece el artículo 10 de su Tratado de Funcionamiento, de desarrollar una actividad contraria a cualquier discriminación en sus políticas de acción y de ejecución, así como hemos visto anteriormente también en el artículo 21 de la Carta de Derechos Fundamentales.

El consenso sobre la necesidad de luchar contra la discriminación por motivos de orientación sexual o de género ha recibido un claro respaldo por las instituciones europeas. Voy a reseñar solo algunos ejemplos: la recomendación del Comité de Ministros del Consejo de Europa, los Estados miembros, sobre medidas para combatir la discriminación basada en la orientación sexual o la identidad de género, adoptada el 31 de marzo del 2010; la propuesta de Directiva del Consejo por que se aplica el principio de igualdad de trato entre las personas, independientemente de su religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual; y la posición del Parlamento Europeo, de 2 de abril de 2009, sobre dicha propuesta; o, finalmente, las directrices para promover y proteger el disfrute de todos los derechos humanos por las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales aprobadas por el Consejo de la Unión Europea en su reunión de 24 de junio de 2013.

Acabo. Estas son las líneas que hay que seguir y ahí estará el Grupo Parlamentario Popular, en defensa de la libertad, la justicia y la igualdad.

Señorías, concluyo. Nuestro voto favorable a esta iniciativa parlamentaria, pues nadie puede hacer girar hacia atrás la rueda de la historia.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado. Señorías.

Procedemos a la votación. Señorías, procedemos a la votación de la proposición no de ley de los Grupos Socialista Canario y Nacionalista, sobre iniciativas de la Comisión Europea en relación con la discriminación, acoso o agresiones que padece la población LGTB, que no tiene ningún tipo de enmienda, y tal y como ha sido presentada por los grupos proponentes.

Comienza la votación. (Pausa.)

48 presentes. 48 votos a favor, ningún voto en contra, ninguna abstención. Queda aprobada por unanimidad.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0355 Sobre iniciativas de la Comisión Europea en relación con la discriminación, acoso o agresiones que padece la población LGTB.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico