Diario de Sesiones 136/2014, de fecha 23/9/2014
Punto 9

8L/PO/P-1575 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MARÍA DOLORES PADRÓN RODRÍGUEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA TRAMITACIÓN DEL ANTEPROYECTO DE LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DE LA VIDA DEL CONCEBIDO Y DE LOS DERECHOS DE LA MUJER EMBARAZADA, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD.

El señor PRESIDENTE: Siguiente pregunta, de la señora diputada doña María Dolores Padrón Rodríguez, del Grupo Parlamentario Socialista, dirigida al señor consejero de Presidencia.

Doña María Dolores Padrón.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, ¿qué valoración hace de la postura actual del Gobierno de España respecto a la tramitación del anteproyecto de ley orgánica, llamado eufemísticamente -desde mi punto de vista- "para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada"?

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña María Dolores Padrón.

Señor consejero de Presidencia y Justicia, don Francisco Hernández Spínola.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Hernández Spínola) (Desde su escaño): Gracias, presidente. Señorías.

Señora diputada, la incertidumbre motivada por la inhibición, el miedo, las dudas y la indefinición del Gobierno de España respecto a ese anteproyecto de ley hace que nuestra valoración sea negativa, muy negativa.

El Gobierno de España, primero, mantuvo una posición irreductible: no aceptó ningún tipo de sugerencia, de enmienda, de observaciones de la sociedad ni de ningún grupo político. Pero ahora, al parecer, cambia. Y ¿por qué cambia?, pues, producto de vaivenes demoscópicos, y esto es muy lamentable. Es decir, que son razones de tipo electoral las que aconsejan al Gobierno del señor Rajoy cambiar de posición, si es que cambia de posición, porque ni siquiera eso todavía está claro. Hoy están en esa indefinición de que no se sabe qué hacer, porque tienen presiones también de grupos provida.

Nosotros entendemos que ese debate es un debate superado. El debate sobre el derecho a la interrupción del embarazo es una cuestión superada y aceptada socialmente por la sociedad española. Por tanto, la paralización de ese anteproyecto de ley retrógrada -retrógrada hasta la médula- pone de relieve que la ley actual, la ley del 2010, la Ley de salud sexual y reproductiva, es una ley adecuada, es una ley que conecta con la sensibilidad social, con el sentir mayoritario de la ciudadanía.

El proyecto de Gallardón es un proyecto reaccionario, es un proyecto ideológico, es un proyecto que vulnera los derechos y los deberes de las mujeres, las libertades, las libertades que tienen las mujeres; y el Gobierno de Canarias, desde luego, ya se ha pronunciado abiertamente en contra de ese anteproyecto de ley enviando un informe al Ministerio de Justicia, un informe exhaustivo donde dejaba con claridad meridiana la posición, nuestra posición, que era el mantenimiento de la actual Ley del 2010, de salud sexual y reproductiva.

Por tanto, próximamente, el próximo domingo, muchas asociaciones de mujeres van a salir a la calle, en muchas ciudades españolas, para rechazar ese anteproyecto de ley. Y la posición de las mujeres es tajante: las mujeres deciden, el Estado garantiza, la sociedad respeta y la Iglesia no interviene. Esos son los cuatro elementos fundamentales en los que hay que sustentar una posición de lucha contra ese anteproyecto de ley, porque... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero, don Francisco Hernández Spínola.

Doña María Dolores Padrón.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor consejero, usted ha hecho el informe, ni siquiera lo ha mandado al Consejo de Estado, como se hizo con la Ley del 2010, donde salió por unanimidad este informe.

Señor consejero, las mujeres ya somos mayores de edad. No necesitamos tutores y no necesitamos maltratos institucionales, secuestros institucionales de nuestra voluntad, de nuestra libertad de elección y de nuestra capacidad para elegir si queremos ser madres o no.

Señor consejero, el señor ministro debe dimitir. Y retiran, la meten en una gaveta, esta ley, por dos cuestiones: porque no quieren plantear una crisis de Gobierno y porque el señor Arriola ha hecho encuestas y dicen que pueden perder las elecciones. Señor consejero, el ministro debe dimitir, porque las mujeres del siglo XXI necesitamos personas en el Gobierno que entiendan que, en una sociedad libre, las mujeres elegimos qué queremos ser, qué queremos hacer y cuándo queremos tener hijos.

Señor consejero, en una sociedad libre, las madres, que somos las que protegemos el derecho a la vida, también debemos proteger que nuestras hijas y nuestros hijos sean libres de elegir su paternidad y su maternidad. Por eso, aquí, sin ambages, a alguien que coarta la libertad, a alguien que no cree en el Estado de derecho, a alguien que cree que a las mujeres hay que tutelarlas y dirigirlas, hay que situarlo fuera del Gobierno y no en una gaveta para que reaparezca, como en actuaciones, cuando interese electoralmente, por encima del interés de las mujeres del siglo XXI. Y eso es lo que hay que hacer: pedir la dimisión de Gallardón, ante el maltrato y el secuestro institucional de nuestra libertad y nuestra capacidad de elección como mujeres.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña María Dolores Padrón.