Diario de Sesiones 137/2014, de fecha 24/9/2014 - Punto 13

8L/C-1538 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LAS POLÍTICAS E INVERSIONES EN LOS PUERTOS DE TITULARIDAD CANARIA.

El señor PRESIDENTE: Entonces, comparecencia del Gobierno -del señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las políticas e inversiones en los puertos de titularidad canaria.

Don Fernando Figuereo.

El señor FIGUEREO FORCE: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes a todos. Señor consejero.

En un territorio fragmentado como el nuestro, ocho veces insular y alejado del continente, el transporte marítimo juega un papel determinante en el desarrollo económico y social de nuestro archipiélago canario. Nuestros puertos e infraestructuras portuarias se revelan, por tanto, como un elemento esencial que ha permitido garantizar la movilidad de los ciudadanos, satisfacer en gran medida las necesidades del transporte de viajeros y dotar a los sectores pesquero, comercial e industrial de las instalaciones e infraestructuras imprescindibles para la realización de las tareas de intercambio económico y tráfico de mercancías.

La insularidad, señor consejero, acrecienta por demás la dependencia de la comunidad política de los puertos e instalaciones portuarias, y de su correcto funcionamiento se derivan consecuencias inmediatas para el abastecimiento y la calidad debida de todos los ciudadanos canarios. Basta considerar la propia naturaleza del archipiélago como región ultraperiférica, que objetivamente está recogida en la Constitución europea con las características de lejanía, insularidad, reducida superficie, relieve, climas adversos, dependencia económica y reducido número de productos -factores cuya persistencia y combinación perjudican gravemente al desarrollo-, para determinar que el sector del transporte es uno de los de mayor valor estratégico en la economía canaria.

Partiendo, pues, de estos condicionamientos geográficos que, evidentemente, suponen un déficit estructural añadido a la hora de facilitar la movilidad entre las islas, no hacen falta muchos datos o informes para reconocer la alta dependencia de las islas con el exterior y, por ende, la trascendencia de los puertos. Por otra parte, puertos también vinculados al turismo, a la necesidad de potenciar el uso turístico de los puertos de nuestra comunidad. De ahí la importancia de dotar a Canarias con un ente capaz de dotarnos de un sistema portuario eficiente, competitivo, de calidad y que responda a las demandas. Hasta ahí, todo muy bien, todo fantástico.

Y la realidad es bien distinta, y todos lo sabemos, señor consejero, y lo es porque el Gobierno de Canarias no está cumpliendo con su responsabilidad. Ni antes ni ahora, con el ente público empresarial Puertos Canarios, está cumpliendo con la responsabilidad de mejorar nuestro sistema portuario para adaptarlo a las necesidades del tráfico de pasajeros y mercancías.

Señor consejero, no se está ajustando la oferta a la demanda; no se está potenciando, señor consejero, el papel de los puertos autonómicos en la red de transportes interinsulares; todavía queda un largo camino para adecuar e incrementar la oferta de atraques en muelles y pantalanes para la navegación deportiva; y lo más importante en estos tiempos de recursos limitados: no se está centrando el esfuerzo en un conjunto de puertos de interés que, estratégicamente, tienen mayor interés que otros y que están bajo su influencia. ¿Cómo puede entenderse si no, señor consejero, que las tres joyas de la corona de los puertos de titularidad autonómica, como son Agaete, Playa Blanca y Corralejo, no hayan recibido prácticamente ni un euro de inversión durante los últimos años? ¿Cómo puede ser que se olvide de estos puertos que mueven a más de doscientos mil pasajeros y cincuenta mil vehículos?

Por eso, señor consejero, yo le voy a preguntar, y espero que me conteste en la segunda intervención: ¿qué criterios siguen a la hora de priorizar las inversiones en infraestructuras portuarias? ¿Cuál es la planificación de Puertos Canarios, más allá de los cuatro dibujitos esos que aparecen en la web que tiene la entidad? Y, sobre todo, ¿cuál es el cronograma, si es que lo tiene, de las distintas obras que se van a acometer en el futuro?

Señor consejero, el transporte marítimo es un factor determinante para generar una fuerte economía y, además, que la misma sea competitiva en Canarias. Pero para ser competitivos es necesario disponer de infraestructuras buenas, de puertos buenos, y, lamentablemente, nuestro sistema no da esa oportunidad, y no los tenemos. Espero, realmente, que conteste en su segunda intervención a las preguntas efectuadas.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, don Fernando.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, don Domingo Berriel Martínez.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías.

Realmente, señoría, la realidad es bien distinta a su apreciación. Yo me tomo, en fin, su crítica, sana, ¿no?, lógica, como un chascarrillo de oposición, pero no más.

Porque, como sus señorías saben, el ente público de Puertos Canarios responde a la previsión institucional y organizativa de la Ley de Puertos de Canarias (abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González), y comenzó a operar el 1 de mayo del año 2012, después de la constitución de su consejo asesor y del consejo de administración, ya en este Gobierno, en esta legislatura.

Con el traspaso de las competencias desde la extinta Dirección General de Puertos al ente público de carácter mercantil, este Gobierno materializó la estrategia iniciada a principios de la legislatura, dotando de mayor agilidad a la gestión de las infraestructuras portuarias de la comunidad autónoma y adoptando criterios de eficacia y eficiencia que están permitiendo, señorías, optimizar los resultados del ente en aspectos tan relevantes como la gestión del tráfico comercial, las concesiones administrativas, los contratos de servicios, el cobro de tasas, cánones y precios públicos y un largo etcétera.

Tras su puesta en marcha, todos los indicadores confirman que ha sido positivo converger hacia este modelo más orientado a la gestión empresarial pública que en ningún caso obvia el interés general y de servicio público de las infraestructuras portuarias, competencia de la comunidad autónoma. Así, señoría, el nuevo ente público Puertos Canarios asumió inicialmente las competencias sobre 49 infraestructuras, divididas en 18 puertos de interés general de la comunidad autónoma, gestionados directamente por el ente, 18 puertos e instalaciones deportivas en régimen de concesiones y 13 refugios y diques de abrigo.

De las instalaciones de interés general, dos, señoría, se encontraban en pleno proceso de construcción, como eran el nuevo puerto de Garachico y la ampliación del puerto de Tazacorte, que han condicionado la inversión en estos primeros años de funcionamiento del ente, al tener que concluir el plan de los trabajos ya en fase final o de liquidación. Así, las inversiones en nuevas infraestructuras para los puertos de la comunidad autónoma se han centrado en estos últimos años en concluir esas dos obras, con una inversión de casi quince millones de euros en 2012, 4 millones en 2013 y 5 millones en el presente ejercicio.

La necesidad de concluir en el menor tiempo posible las obras en marcha de cualquier puerto en construcción deriva de que han de realizarse en los plazos previstos, porque se realizan en un medio hostil, como es el mar, que impide dejar las obras a medias a la espera de nuevos fondos, por el patente riesgo de que sufran un rápido deterioro con pérdida de lo invertido y daño al medio marino.

Ahora bien, una vez finalizados estos trabajos, señoría, Puertos Canarios estará en condiciones de acometer a partir del próximo año la ampliación de otras infraestructuras que son consideradas prioritarias por el Gobierno y por el consejo de administración del ente, que lo ha repetido ya en varias ocasiones y acuerdos. Así, en los próximos ejercicios, se prevé que la inversión pública para obra nueva se centre en los proyectos de ampliación de las nuevas dársenas comerciales de Agaete, en Gran Canaria, y de Playa Blanca, en Lanzarote.

Y, mediante cooperación público-privada, licitar en régimen concesional la ampliación del puerto de Corralejo, que habilitará una nueva dársena deportiva de gran demanda y que ya también cuenta con la adscripción del dominio público marítimo-terrestre. Trámite, como su señoría sabe, muy complejo, de mucho tiempo, y en el que hay primero que tener consenso. El consenso, por ejemplo, para Playa Blanca, se consiguió relativamente hace poco tiempo.

En el caso de Agaete, las obras previstas consisten en la construcción de un dique exterior que proteja una dársena, una nueva dársena para ferris, la demolición del espaldón actual, los rellenos y pavimentación de nuevas explanadas de operación portuaria, lo que permitirá, además de la transformación de la dársena actual en deportiva y de ocio, que podrá ser concesionada.

En total, la inversión prevista se calcula en unos 72 millones de euros, por lo que se ha incluido su financiación, señorías, se ha incluido su financiación en la propuesta de Canarias para el programa de fondos europeos de desarrollo regional, Feder, 2014-2020. El puerto contará así con una posibilidad de hasta tres atraques simultáneos para el tráfico comercial, lo que supondrá una gran mejora de servicios y competitividad para la conectividad entre Gran Canaria y Tenerife.

En el caso de Playa Blanca, señorías, es necesario acometer su ampliación cuanto antes, no solo por el considerable incremento de la demanda del tráfico que soporta, sino porque sus condiciones operativas no son las idóneas, con importantes interferencias entre el tráfico deportivo y el comercial.

Las obras previstas, proyectadas y con declaración de impacto ambiental favorable ya, consisten en la construcción de un dique de abrigo que proteja una nueva dársena comercial exterior, así como la ampliación de las dos explanadas destinadas a operación portuaria. También incluye la instalación de nuevos pantalanes para el atraque de embarcaciones deportivas, así como la adecuación de las instalaciones actuales, tres atraques comerciales y la posibilidad de operar embarcaciones de tipo crucero, lo que supondrá un acicate muy importante para el transporte de pasajeros y vehículos entre Fuerteventura y Lanzarote, o Lanzarote y Fuerteventura, y diversificar las capacidades de atracción turística del sur de Lanzarote.

En total, señorías, hablamos de una inversión, aproximadamente, de 52 millones de euros, por lo que el proyecto también se ha incluido en la propuesta canaria al programa Feder 2014-2020, con muchas posibilidades de que se consiga esa inversión. Está todo tramitado y no parece que vaya a haber ningún problema.

En el caso de Corralejo, se prevé construir el crecimiento de ese puerto con la construcción de una nueva dársena deportiva, además de la mejora del muelle comercial. La naturaleza de la obra hace que sea mucho más fácil en este caso acudir a financiación privada mediante el régimen concesional, de modo que la previsión es que la inversión pública pueda ser una parte mínima de entre los 35 y 40 millones de euros que se calculan como coste final de las obras.

Las obras previstas consisten en la creación de una nueva dársena de embarcaciones deportivas mediante la construcción de un dique de abrigo exento de baja cota y las instalaciones necesarias para el atraque de las mismas. La obra se completa con una ampliación y adecuación de la explanada destinada a la operación portuaria. Como he dicho antes, ya cuenta también con la adscripción del dominio público marítimo-terrestre por parte de la Dirección General de Costas.

Además, señorías, desde Puertos Canarios se trabaja en la proyectación y tramitación administrativa del resto de las obras incluidas en el plan de puertos.

El de Guía de Isora, un ambicioso proyecto que está en trámite de evaluación ambiental y que precisa de una inversión de unos 200 millones de euros. Las obras previstas consisten en la construcción de diques de abrigo que permitan crear una dársena comercial, explanadas para la operación de tres o cuatro ferris y, en fin, se configura como un puerto que conecte las islas occidentales, de Tenerife, con las mejores condiciones de seguridad y eficacia, pero, además, también con una gran potencialidad deportiva.

Playa Santiago. En actuación similar de tramitación de su estudio de impacto ambiental se encuentra este puerto, en el que se estima necesaria una inversión de 73 millones de euros. La obra prevista consiste en la creación de un dique mixto, aproximadamente de 640 metros, un contradique de 316, una rampa roll on-roll of para permitir atraques de ferris. Por otra parte, el dique actual se reacondicionaría para la colocación de pantalanes flotantes, para el atraque de embarcaciones deportivas para uso pesquero.

El Puerto de la Cruz está también dentro de las obras proyectadas y, en este caso, también se pretende realizar por procedimiento de cooperación público-privada.

Y, en cuanto a otras cooperaciones público-privadas, señorías, ya se ha adjudicado iniciativa, incluso por un compromiso de obra de 11 millones de euros, como la denominada marina de Jandía-Morro Jable. Además, se han adjudicado más de media docena de cafeterías, restaurantes, estaciones de servicio, áreas comerciales y varaderos concesionados en distintas infraestructuras portuarias de las islas, sin hablar, señorías, de la implantación de nuevos proyectos, como la dársena deportiva Arguineguín, que está actualmente en periodo de admisión de ofertas.

Pero, además, señorías, se lleva a cabo una inversión continua en el mantenimiento y la mejora de las instalaciones en explotación y que, gracias a la gestión que se está realizando, este ente ve incrementada año tras año. Su positiva evolución ha permitido el incremento paulatino de estos recursos. Así, en el año 2012, Puertos Canarios pudo destinar a estas labores unos 960.000 euros; más de 1,26 millones de euros al año siguiente, es decir, el año pasado; y se tiene una previsión de gasto que ronda los cinco millones de euros en el presente ejercicio.

Con esta senda, se prevé incluso que en el futuro el ente pueda asumir la parte autonómica de las obras que se ejecuten cofinanciadas con fondos europeos a través de los mecanismos de autofinanciación, una fórmula que servirá también para construir nuevas terminales de pasajeros en Gran Tarajal y en el puerto de Vueltas, que ha servido ya para instalar un nuevo pantalán en Caleta de Sebo, o que permitió mejorar los accesos y el alumbrado de La Restinga, entre las numerosísimas acciones ejecutadas y por realizar en todos los puertos del archipiélago canario gestionadas por la comunidad autónoma.

Ni que decir tiene, y si acaso luego me extenderé: también se está solicitando, por entender que es competencia de la comunidad autónoma, el traspaso del puerto de Los Cristianos, a lo que el Estado se está negando, entendemos nosotros, sin fundamento alguno.

Nada más y muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, señor consejero.

Tiene ahora la palabra, por parte de los grupos no convocantes... (Pausa.)

El señor MARTÍN MARTÍN (Desde su escaño): Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Ya, señor Fabián.

El señor MARTÍN MARTÍN (Desde su escaño): Buenas tardes, señores diputados.

Señor consejero, la política del Gobierno de Canarias en materia de puertos viene englobada en un principio en la Dirección General de Puertos, o viene englobada ahora mismo en el ente público Puertos Canarios, y se ha caracterizado por una serie de peculiaridades que afectan de manera desigual a la distribución de los recursos en las islas.

Me refiero a que, en un principio, es inexplicable entender cómo se han gastado 80 millones de euros en un puerto como el de Tazacorte y se han dejado de invertir millones de euros en los dos puertos o los tres puertos más importantes de la Comunidad Autónoma de Canarias, que mueven además al 75% de pasajeros y de mercancías de esta comunidad autónoma.

Eso, difícil de entender, no sé si va a tener solución a corto plazo después de escucharlo a usted, porque ha vinculado la posibilidad de realizar cualquier actuación, cualquier obra en esas infraestructuras -la ha vinculado, como decía- a la aprobación de la propuesta Feder para el septenio 2014-2020, que todavía no es firme. Está confirmado que hay una serie, bueno, que se puede anticipar la buena voluntad, pero que, a día de hoy, no es seguro.

Respecto a estos puertos, usted decía en abril de este año que estaban en tramitación la adscripción del dominio público marítimo-terrestre para el caso de Agaete y de Corralejo y la tramitación de la declaración de impacto ambiental para el caso de Playa Blanca. En este sentido, me gustaría saber cuál es el estado actual de los dos. Le digo que fue en fecha de 22 de abril, a solicitud de una comparecencia del Grupo Parlamentario Nacionalista.

La segunda cuestión que quería hablar con usted es cómo van a entrar esas inversiones privadas. Reconocía precisamente en ese momento, el 22 de abril, que, de los más de ciento veinte millones de euros que hay para inversión, aproximadamente cien millones van a partir de esa colaboración público-privada. La pregunta es: cuando el inversor privado pone esa cantidad de dinero, ¿qué seguridad hay de que vaya a revertir directamente en el uso público de los puertos? O, dicho de otra manera, ¿qué parte de ese dinero va a estar directamente vinculada o relacionada con la mejora de las infraestructuras portuarias que tienen incidencia en el uso público?

Como tercer aspecto, lo que me gustaría comentar es cómo han ido evolucionando los presupuestos del Gobierno en Canarias en materia de puertos. En el año 2012, teníamos unos 19 millones de euros, y, en el año 2014, hemos contado con unos 5 millones de euros. En este sentido, cómo valora usted esa involución y cuáles son las perspectivas para el próximo año.

Y, por último, ha incidido usted también hoy en que Agaete, Playa Blanca y Corralejo son sus prioridades máximas: seguridad y cronograma en las actuaciones si, como reconocía anteriormente, los fondos Feder se asegura que vienen para Canarias en esa cuantía y para esos proyectos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, señor Martín.

Por parte del Partido Socialista, el señor Cruz.

El señor CRUZ HERNÁNDEZ: Señor presidente, señorías, muy buenas tardes.

Señorías, yo creo que calificar la política de inversiones en puertos históricamente en esta comunidad autónoma, al menos en los últimos quince años, sin ser en esta legislatura, yo la calificaría de errática. Errática, señorías, porque aquí se han hecho puertos muy importantes con unos gastos brutales sin que tuvieran pasajeros, sin que tuvieran tránsito, sin tener una demanda real de necesidad de ese puerto; pero eso también se ha hecho con el apoyo del Partido Popular, que estaba en el Gobierno en su momento.

Por lo tanto, ahora decir que "qué pasa, que no se ha gastado nada de 80 millones de gasto en los últimos años en Agaete, Playa Banca y Corralejo", hombre, haberlo pensado en su momento, ¿por qué?, porque, en su momento, aquí se aprobó una ley en el 2003, se establecieron unas prioridades de puertos y se hicieron otros, y no se actuó en las prioridades.

Y, claro, esto hay que englobarlo en una situación financiera y de gestión económica de la comunidad autónoma en el escenario actual, porque se puede decir "oiga, es que no hay dinero", y la caída brutal de inversiones de 15 millones en el 2012, 4 millones en el 2013, 5 en el 2014, esto no pasa porque sí: pasa porque en el Partido Popular, después de que llega al Gobierno de España, hay una política sectaria importante en relación con esta comunidad autónoma -cercena la financiación autonómica, cercena los convenios de carreteras, cercena los convenios de infraestructuras, cercena cómo gestionar los servicios públicos-, y, claro, si el Gobierno actual prioriza en educación, en sanidad y en paliar que no tengamos que pagar indemnizaciones en determinadas infraestructuras, evidentemente, ya no hay para puertos en esta comunidad autónoma.

La política de puertos es muy importante, y hay que englobarla con el transporte marítimo. El transporte marítimo, aquí la prioridad, teóricamente, tenía que estar en los puertos y en las islas donde había un tráfico de pasajeros consolidado, donde había un tráfico de mercancías consolidado, pero hemos hecho puertos por razones políticas. Y esa es la realidad. Y ahora estamos pagando las consecuencias. En toda esta legislatura hemos pagado las consecuencias: no se ha podido iniciar ningún puerto, y todos los puertos están en el gasto iniciado con anterioridad en Tazacorte y en Garachico.

Ahora, ¿hay que priorizar Agaete, Playa Blanca y Corralejo?, claro que hay que priorizar Agaete, Playa Blanca y Corralejo, y también hay que priorizar en Playa de Santiago, en la isla de La Gomera, que tiene un tráfico de pasajeros.

Hay que priorizar en un decreto que garantice la movilidad, porque, ¿para qué queremos puertos si los pasajeros no van porque no se viabiliza que las compañías operen en esos puertos? Por lo tanto, hay que englobar la política de puertos con la política de transporte marítimo.

Y, señor consejero, yo en esta materia quisiera saber en qué estado está el decreto de transporte marítimo, que tiene mucha incidencia en el tráfico de pasajeros y en la viabilidad de los puertos en Canarias, no solo estos tres.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, señor Cruz.

Interviene el Grupo Nacionalista de Coalición Canaria, señor Perestelo.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Reconozco que asumo una intervención para mí muy complicada, difícil. Esta mañana Cristina Tavío me comunicaba el fallecimiento de una persona, amigo no solo de nosotros dos, sino de Canarias, de esta tierra, un palmero emigrante, un palmero de Canarias, una persona que trabajó mucho en aquel país pero que no dudó ni un minuto, cuando la tragedia de Vargas, en colocarse al lado del Gobierno de Canarias, entonces presidido por Román Rodríguez, y luego continuó con Adán Martín o con Paulino Rivero.

Pero no solo con el Gobierno de Canarias, sino también con el Gobierno de España, con el consulado, con la embajada, con todos los colectivos y todos los sectores sociales más desfavorecidos de aquel país. Fue un colaborador en defensa de los más desfavorecidos en aquel país, en Venezuela, creando fundaciones, trabajando en hogares, trabajando en clubes, trabajando con el programa España en Salud. Trabajando, en definitiva, con aquellos que lo necesitaban. Ese palmero, ese canario es Antonio Jiménez. Mi recuerdo hoy desde esta tribuna para él y para todos los que han trabajado por Venezuela, por Canarias, por La Palma, por todas las islas en general.

Señorías, repetimos una intervención, repetimos algo que es recurrente durante esta legislatura -y, tal vez, también en la pasada- y que también es objeto de comentarios permanentes en los medios de comunicación. Y siempre se enfoca este asunto yo creo que de una manera equivocada. Se afronta este asunto desde la perspectiva del pleito insular, desde la inversión en determinadas islas frente a la supuesta no inversión en otras islas.

Estos días había una noticia de prensa de un comentario de un diputado del Partido Popular en relación con la inversión en un determinado puerto en Canarias y la no inversión en un puerto determinado de Gran Canaria. Y, realmente, señorías, creo que en otras ocasiones hemos hablado de las dificultades que entraña muchas veces para la Administración pública, que no es una exclusiva cuestión de voluntad, ni siquiera de recursos económicos, sino una cuestión de procedimiento. Y me he ido al expediente, yo le he pedido al director general de Puertos que me explique un expediente concreto, el expediente del puerto de Agaete. Y les invito a sus señorías a que comprueben el expediente del puerto de Agaete, para darnos cuenta de cómo se produce un proceso para adjudicar una obra tan importante y cuál es el devenir de los acontecimientos.

Desde el 14 de mayo del 2001, el 14 de mayo del 2001, se inicia el procedimiento de informes ambientales, de alegaciones, incluso de modificaciones legislativas que se han producido; del propio informe del Cabildo de Gran Canaria, exigiendo un plan territorial especial; del propio informe del Ayuntamiento de Agaete, que no llegaba y que hubo que requerirlo para que pudiera llegar; incluso, la última notificación, por cuestión de tiempo, del 10 de abril del...

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Señor Perestelo. Perdón, perdón, señor Perestelo. Dadas sus palabras de condolencia a un canario ilustre, yo le voy a conceder un minuto más para que hable del tema que nos trae en este punto del orden del día, con carácter excepcional. Puede seguir con la palabra.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Muchísimas gracias, señor presidente.

Decía que incluso, incluso, la última notificación del 14 de abril del 2014, es decir, de este mismo año, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que ha informado favorablemente, condicionada la solicitud de adscripción de los bienes de dominio público marítimo-terrestre para ejecutar las obras de ampliación del puerto de Las Nieves, en el término municipal de Agaete, en la isla de Gran Canaria.

Seguro que este expediente vale igual para otros puertos en que no se ha hecho esa inversión durante esos años. Y esto creo que justifica un poco la situación. Y debiéramos tener el rigor suficiente, cada vez que hablamos de estos temas, de esas dificultades y cuando hablamos de valorar la gestión de un consejero, en este caso, del Gobierno de Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, señor Perestelo.

Por el grupo proponente, el Partido Popular, señor Figuereo.

El señor FIGUEREO FORCE: Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor consejero, la verdad es que, por lo que hemos oído en su primera intervención, la creación del ente público Puertos Canarios nació hace diez años, pero, reitero: oído lo que hemos oído en su primera intervención, podría no haberlo hecho, podría no haber nacido y no habrían cambiado las cosas. También le recuerdo, señor consejero, que siempre ha estado la consejería en manos de Coalición Canaria.

Con la puesta en marcha de este ente, se buscaba la optimización de los recursos mediante la ampliación, mejora, adaptación y conservación de las infraestructuras existentes, por un lado, y el desarrollo de unas nuevas infraestructuras estratégicas que sirvieran de apoyo a la movilidad de pasajeros y mercancías entre las islas. Unos objetivos muy dignos pero que no se han conseguido, señor consejero.

Usted hoy ha venido otra vez con titulares; otro titular es: "¿qué vamos a hacer?, vamos a invertir en los tres puertos". Pero eso ya lo venimos oyendo desde el año 2001, como decía el señor Perestelo. Mire, yo creo que no se han alcanzado los objetivos no por culpa de Puertos Canarios, sino por la falta de dirección política a la hora de marcar los objetivos y las prioridades. Y es que, señorías, la Dirección General de Puertos transfirió al ente no solo los compromisos adquiridos, sino también la falta de estrategia y la nefasta gestión. Por lo tanto, no es de extrañar que las inversiones de los últimos años -sobre todo, en lo referente a las obras planificadas correspondientes al plan de puertos- han supuesto un manifiesto desequilibrio inversor, tanto entre las diferentes islas como entre las diferentes instalaciones portuarias.

Yo le pregunto, señor consejero: ¿cómo puede ser que en los últimos seis años los principales puertos de responsabilidad, los que más tráfico tienen, tanto de personas como de vehículos y mercancías, no hayan recibido un solo euro? Eso es lo que le he preguntado, no me hable de cuantías, no ponga más titulares.

Señor consejero, los puertos. No ha invertido un duro, no ha invertido ningún euro en los puertos donde pivota la mayor parte del tráfico marítimo interinsular en este archipiélago, que están todos empantanados en la burocracia. Los puertos, estos tres puertos, son los que sustentan la cuenta de resultados del ente público, y han sido ninguneados y olvidados -año tras año- por Coalición Canaria, por su consejería, por no haber metido ni un euro de inversión.

A finales de 2012, usted se comprometió, comprometió fondos para el puerto de Agaete, y, en los presupuestos del 2013, nada, nos engañó; ni un solo euro tampoco en las cuentas de este año. Un año después ha vuelto hoy a anunciar que se va a realizar la obra. Esperemos que sea cierto, esperemos que sea cierto, por el beneficio de todos y cada uno de los canarios. Nos ha manifestado hoy del puerto de Playa Blanca que va, que está en marcha, que se va a empezar la obra, que ya están los trámites administrativos. Señor consejero, ¿volverá a decir dentro de diez años lo mismo? Yo estoy seguro de que no, porque, primero, no van a estar ni usted ni su grupo gobernando.

Corralejo: otros 40 millones tirados, esperando su inversión, sin que en este momento se pueda poner en marcha esa obra. Y, mientras tanto, usted invirtiendo en instalaciones fantasma que ni siquiera aparecen en las estadísticas de su propio departamento. De los diecisiete puertos de interés general de la comunidad autónoma, Puertos Canarios solo ofrece estadísticas de movimiento de doce de ellos; de los diecisiete, de doce. ¿Qué ocurre con los otros cinco? ¿No hay movimiento? ¿No se utilizan? De los diecisiete, solo mejoran tres resultados, tanto de mercancías como de pasajeros. ¿A que sabe usted cuáles son?, los tres en los que usted no ha invertido un duro durante los últimos años: Agaete, Playa Blanca, Corralejo. El resto se mantiene a duras penas, señor consejero.

Vamos a hablar del puerto de Gran Tarajal, que en agosto de 2013 perdió el 93% de los pasajeros: una infraestructura de casi veintidós millones de euros en la que en el 2014 descendió su uso un 29%. Estamos en un ejemplo de en lo que utilizan ustedes el dinero, es decir, diez pasajeros al mes, o, perdón, se lo voy a poner por pasiva: 22 millones de euros para diez pasajeros al mes. Señor consejero, eso sí que es invertir y hacer buenas inversiones.

O Garachico, Tazacorte -estaban ustedes en la consejería-: ¿cuáles han sido, le vuelvo a preguntar, los criterios que han guiado al señor consejero a la hora de decidir la inversión en Garachico o en Tazacorte? Tazacorte, que no lo quiere nadie; en Garachico, que no se puede ni entrar por la bocana del puerto, porque hay una baja que impide a los barcos normales que entren. Puerto de Garachico, que está cerrado los fines de semana porque no hay nadie que lo atienda y no se puede atracar. ¿Eso es un buen trabajo, señor consejero?

Se ha invertido todo el dinero en puertos que no conectan el archipiélago, señor consejero; y, en los que era necesario poner recursos, no se ha invertido un solo euro. Y eso solo habla, en el mejor de los casos, de su incompetencia e ineficacia, señor consejero.

Señor consejero, le vuelvo a preguntar. Los 80 millones de Tazacorte, ¿por qué no los invirtió en otros puertos que sí realmente necesitaban esa inversión? Hablaba usted ahora del puerto de Agaete, del puerto de Playa Blanca, del puerto de Corralejo, que van a hacer las inversiones: nuevos titulares otra vez, porque no los vamos a ver, señor consejero, porque ustedes, no sabemos el motivo, no quieren que esos puertos se expandan y que realmente tengan una infraestructura con base en las necesidades.

Para terminar voy a decir, señor Berriel, que lamento decirle que su intervención me ha decepcionado; esperaba mucho más de usted. Bueno, no mucho más: un poquito más. Vuelve a las promesas, vuelve a los titulares, vuelve a decir que lo tiene todo controlado, y, pese a eso, que viene diciéndolo desde el año 2001, no vuelve a invertir en los puertos de Canarias que realmente necesitan esa inversión.

Le pedía, en la primera intervención, que me aclarara criterios. No me hable de cantidades, no me hable de obras que tiene programadas o que va a ejecutar ya. No. Dígame qué criterios ha utilizado hasta ahora de gastarse el dinero en Tazacorte, gastarse el dinero en Garachico, gastarse el dinero en Gran Tarajal y no haber invertido en estos tres grandes puertos que ahora viene usted diciendo, después de que se le solicita la comparecencia, que sí, que ya está todo el mundo, que está ya y que va a empezar. Mire, con todo mi respeto, o mintió antes o miente ahora. Me da la sensación de que, en ambos casos, estamos ante una mentira más de este Gobierno que no sabe ni lo que tiene entre manos.

Señor consejero, lo único que le pido -termino, no voy a consumir todo el tiempo- es que -usted ya no va a ser más consejero, eso lo tenemos todos claro-, entonces, para que termine esta legislatura y realmente el pueblo de Canarias lo recuerde por algo, que lo recuerde no por lo no hecho, sino que lo recuerde por algo, por algo que haya hecho bien: póngase las pilas y, en estos pocos meses que le quedan, realmente, saque adelante los grandes proyectos, que no le interesan a una isla determinada o a otra, realmente a los que les interesa es a todos los canarios, a toda Canarias; y lo digo por el bien de todos los ciudadanos, y no por el bien de ciertos partidos que sustentan al Gobierno, que es lo único que les mueve en la actualidad en sus decisiones.

Muchísimas gracias, presidente.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, señor diputado.

Señor consejero, mientras tenga tiempo.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente.

Señoría, usted ha hecho, dentro del rigor que le caracteriza y sobre todo el que ha empleado hoy en el análisis este de los puertos, una aseveración de que yo no seré consejero. Claro, es jugar con cartas marcadas, porque es muy improbable normalmente que quien lleva tiempo en el Gobierno vuelva a repetir una y otra vez y otra vez.

Sin embargo, no haga afirmaciones rotundas nunca, porque las únicas rotundidades que hay en estas cosas es cuando uno, porque lo dejan vendido en el propio Gobierno, tiene que hacer una rueda de prensa y decir que se retira totalmente de la política y que dimite como ministro porque lo han dejado absolutamente tirado y en la cuneta con una traición totalmente evidente.

A mí, como no se me han hecho esa traición, no me he visto obligado a hacer esa aseveración, y, por tanto, digamos que el futuro, el destino de cada uno, solo la providencia lo sabe, ¿no? Pero, en cualquier caso, insisto, no es relevante para los efectos ni que me preocupen a mí ni creo que al resto de sus señorías.

La cuestión está en el rigor de las cosas que aquí se dicen, y a usted, señoría, perdone que se lo diga, le falta el rigor, porque hace un análisis muy simplista, usted dice: "vamos a ver, es que ¿usted qué criterios ha tenido para adjudicar el puerto de Tazacorte y el puerto de Garachico?". Me gustaría saber qué diría usted si estuviese delante de los habitantes de Garachico o de Tazacorte, si haría esa misma afirmación. Y, claro, a eso le tengo que contestar el criterio: ninguno, ninguno, yo no tomé esa decisión; por tanto, no tengo ningún criterio. Pero respeto tremendamente a quien tomó esa decisión.

Porque ustedes tienen la mala costumbre de tratar de hacer una aplicación retroactiva improcedente del control del Gobierno. Usted hoy aquí para lo que está legitimado, con toda legitimación, es para controlar las acciones de este Gobierno, de este Gobierno, ni siquiera del Gobierno anterior, aunque hubiese estado cualquier otro miembro que repita del anterior en este, o del anteanterior.

La pregunta sería: ¿qué hubiera hecho usted, esté bien o mal decidida la inversión en los puertos que usted ha citado?, ¿qué hubiera hecho usted?; en mi caso, ¿qué hubiera hecho?, ¿qué hubiera hecho usted en este Gobierno?; ¿hubiese abandonado la obra de Tazacorte?, ¿hubiese abandonado la obra de Garachico?; ¿cree usted que solo motivos de tráfico de pasajeros justifican el que se haga una obra portuaria?

Una obra portuaria se hace por muchas razones. Por ejemplo, en el caso de Garachico, lo que se pretende, si usted se lee, en fin, la memoria y las justificaciones de por qué se hace esa inversión, se hacía para reactivar la economía de esa zona, que estaba bastante deprimida y que tiene otros objetivos portuarios. Porque le recuerdo que Puertos Canarios no solo tiene el objetivo del tráfico de pasajeros -que lo tiene resuelto, que lo tiene resuelto, mejor o peor, pero lo tiene resuelto-, sino que también tiene que resolver los problemas pesqueros, los problemas de infraestructura pesquera, los problemas también turísticos, los de ocio marítimo, y colaborar con la economía, con la economía local, mejorando las condiciones de entorno para que la economía suba.

Por eso es tan importante, por ejemplo, para el ente público de puertos, el puerto de Puerto de la Cruz. Es muy importante, no por el hecho del tráfico de pasajeros -que, quizás, también en el futuro pueda ser importante-, sino para reactivar la economía, y se buscan fórmulas de cooperación público-privada para eso.

Por tanto, esa simplificación de decir -sin perjuicio, perdone que se lo diga-, de la injusticia que ustedes pretenden hacer al atribuir a este consejero y a este Gobierno decisiones que tomaron, pues, hace muchísimo tiempo, con toda legitimidad y con toda justificación en su momento, otros responsables.

Pero lo que le quiero decir es que, a esa simplificación de que solo se tiene que invertir donde hay tráfico de pasajeros, yo le tengo que decir que depende. Si donde hay tráfico de pasajeros está resuelto con el muelle que hay, pues, no hay que invertir ahí; y, sin embargo, en otro sitio que no tenga pasajeros... Es decir, esa simplificación de dividir la inversión por el número de pasajeros exclusivamente y así calificar la acción es, sinceramente, señoría, muy pobre; eso no es así, es decir, un puerto se hace por muchas cuestiones. Por ejemplo, insisto, por el sector pesquero, por el sector turístico, etcétera, etcétera.

Dice usted que hubiese dado igual el ente. No, señoría. Mire, vamos a ver, es verdad que la ley habilitaba al Gobierno para que hiciera el ente, pero es este Gobierno, el que usted está controlando hoy, el que decidió que, efectivamente, había que darle una mayor, digamos, agresividad comercial, un mayor contenido comercial y un mayor contenido de competitividad, y, por tanto, una mayor gestión empresarial. Porque, a través de la Dirección General de Puertos, tenía muchos límites administrativos para hacer el ente público de puertos.

Y le puedo decir, señoría, claro, no es objeto de la comparecencia y, evidentemente, no puedo gastar todo el tiempo en ese asunto, pero le puedo decir cómo ha sido la evolución de tráfico y mercancía, y la económica, para que usted se haga una idea de cómo ha mejorado sistemáticamente la gestión en el todavía poco tiempo que lleva el ente público de puertos; le garantizo que es un ente que funciona muy bien. Pero, además, está controlado por una pluralidad de interesados y de instituciones. Como usted sabe, tiene un consejo de administración que es bastante plural, y tiene un consejo asesor donde están incluso los usuarios, y todos constatan la mejora cada vez de los puertos.

En cuanto a las inversiones futuras, mire, señoría, aquí se han dicho -y se lo agradezco al señor Perestelo-, se han puesto aquí las cuestiones como son, vamos a ver: para poder hacer un puerto, hay que tenerlo primero planificado. La responsabilidad de planificar un puerto está en el plan insular, y, si el plan insular no lo tiene previsto, tenemos muchos problemas para poderlo habilitar. Después hay que tener los proyectos, luego hay que tener la declaración de impacto ambiental, y luego hay que tener la adscripción del dominio público marítimo-terrestre. Y en eso pueden pasar muchos años si todos no colaboran.

Así, por ejemplo, el caso del puerto de Playa Blanca. Hubo primero que poner de acuerdo a las instituciones en Lanzarote, en las que algo tendrán su señoría o su partido que ver, en algunas de ellas. Hubo que ponerlas de acuerdo después de muchísimo tiempo para tener consenso y poder decidir que, efectivamente, el tipo de puerto que se proyectaba era aceptado por todos. Hasta ese momento no se pudo proyectar, y, cuando se proyectó, hubo que hacer declaración de impacto ambiental, que aprovecho para decirle al señor don Fabián Martín que ese puerto está, en estos momentos, con declaración de impacto ambiental favorable ya; y solicitada la adscripción del dominio público marítimo-terrestre a Costas, que espero que sea diligente y remita esa autorización cuanto antes al Gobierno de Canarias.

Vamos a ver, se han priorizado las inversiones de futuro. Desde luego, hay que tener mucho aplomo para llegar aquí y reprochar al Gobierno que no invierta en puertos cuando el Gobierno de su partido nos debe 460 millones de euros en carreteras que hemos tenido que tapar, precisamente, cogiendo fondos de todo lo que podíamos para paliar la situación en la que nos dejó, de una manera absolutamente ilegítima, porque ha sido incumpliendo cosas firmadas.

¿Y me viene usted a decir a mí que nosotros incumplimos?, ¡si ustedes incumplen cosas firmadas a las que les obliga la ley!, las incumplen, y nos viene usted a reprochar que no gastemos más dinero en puertos. ¿Y de dónde sacamos el dinero?, ¿se lo quitamos de pagar las obras de pago aplazado de carreteras en que ustedes nos dejaron tirados?, pues no, ese ha sido el problema. Si no, claro que podríamos haber invertido mucho más.

Aun así, hemos seguido con la construcción de los puertos que están a medias porque es una irresponsabilidad no concluirlos, no terminarlos; que, insisto, por otro lado, me parece una simplificación sin fundamento decir usted que el puerto de Tazacorte no va a servir para nada, o que el puerto de Garachico no sirve para nada o no es necesario. Pues no: se equivoca usted muchísimo, porque hay detrás toda una política económica que también depende de eso.

Y, por tanto, esos puertos tienen que terminarse, y lo que sería una irresponsabilidad es no terminarlos. Pero el Gobierno, consciente de esos puertos a los que usted alude -el puerto de Agaete, el puerto de Playa Blanca-, les ha dado absoluta prioridad; le digo que lo ha dicho el Gobierno, lo ha acordado el Gobierno y lo ha acordado el ente en varios acuerdos. ¿Y cuándo se ha podido programar, cuándo se ha podido solicitar?, bueno, pues, se han priorizado, podríamos haber puesto otras infraestructuras, pero se han priorizado esos dos puertos en los fondos Feder 2014-2020.

Si se han priorizado esos fondos, y si los fondos tienen que llegar, tendrán que ir a donde están priorizados; por tanto, a nadie le quepa la menor duda de que esos fondos van a ser aplicados al puerto de Playa Blanca y al puerto de Agaete. Es lo que ha elegido el Gobierno de Canarias para las inversiones del Feder 2014-2020, que están todavía en un trámite de aprobación definitivo, claro que sí, pero ya esa es la decisión, el reparto de fondos.

Y, por tanto, próximamente, el próximo año, posiblemente, pueda ser ya programada la primera, pueda ser. No puedo garantizarlo en estos momentos porque depende, efectivamente, de la aprobación definitiva de esos programas, pero estamos en condiciones, si ya tenemos la adscripción del dominio público marítimo-terrestre de Playa Blanca, en plazo breve, de poder programar la inversión de estos puertos para el próximo año.

Nada más, señor presidente. Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias.

Con esto termina la comparecencia. Termina la sesión de la mañana. Reanudamos por la tarde, a las cuatro y media, con la comparecencia de privatización de AENA.

Buenas tardes.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y veintiséis minutos.)

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y treinta y seis minutos.)

El señor PRESIDENTE: Buenas tardes, señorías. Vamos a reanudar la sesión.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1538 Sobre -Consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial-, sobre las políticas e inversiones en los puertos de titularidad canaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico