Diario de Sesiones 138/2014, de fecha 7/10/2014
Punto 27

8L/C-1309 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE LA SITUACIÓN DE LOS VECINOS DE OJOS DE GARZA TRAS LAS DECISIONES DE AENA.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Y pasamos a la siguiente, del Gobierno, consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre la situación de los vecinos de Ojos de Garza tras las decisiones de AENA.

La señora JULIOS REYES: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Esta comparecencia es para valorar cuál es la situación en la que se encontrarán en el futuro próximo los vecinos de Ojos de Garza. Y, nuevamente, tenemos -desgraciadamente- que traer esta iniciativa al Parlamento: no es la primera vez que hemos debatido sobre este tema en el Parlamento, sobre la situación en la que se encuentran esos 4.000 vecinos, tanto de Ojos de Garza y del Caserío de Gando como de La Montañeta, en relación con cómo les va a afectar o les está afectando el Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria a sus viviendas, por la realización de la segunda pista del aeropuerto de Gran Canaria; segunda pista que, por otro lado, a su vez, el Gobierno de España del Partido Popular ha retrasado sine die, diciendo que quizás para más allá del 2025.

Son muchos los años de sufrimiento que llevan estos vecinos, son muchos los compromisos que ha ido adquiriendo el Gobierno de España y que luego ha incumplido. Especialmente, el Ministerio de Fomento y, muy especialmente, AENA, con su continua reticencia a la firma del convenio de realojo: fueron necesarias, como todos recordaremos, importantes medidas de presión -especialmente, por la asociación de afectados por esta ampliación, y, especialmente, por su presidenta-, dos huelgas de hambre -todos recuerdan, recientemente, la última-, para obligar a que AENA firmara el convenio que se había comprometido a firmar y que se resistía hasta última hora en su firma.

Muchos años en una situación de desamparo, en la que todavía están, de no poder ni vender sus casas ni rehabilitar sus casas ni tener un precio justo, tampoco, en la valoración de las mismas. Sacrificio este que todavía es mucho más difícil de entender por los vecinos cuando el Gobierno de España, en su momento, anunció que se retrasaba indefinidamente la construcción de la segunda pista del aeropuerto de Gran Canaria. Y, curiosamente, el plan director no se ha cambiado, corríjame si me equivoco, señor consejero, pero sigue diciendo que se acaba creo que para el 2015, me parece que estaba previsto, y ahora dicen... No se ha cambiado. Por lo tanto, las circunstancias para los vecinos siguen siendo las mismas, y ahora sabemos -sepa Dios quién estará gobernando España en el 2025- que en el 2025 es cuando se valora la situación de la segunda pista del aeropuerto.

Catorce años de lucha que concluyen, entre comillas -por eso es la comparecencia-, en julio de este año, cuando por fin todas las administraciones implicadas firman, logran hacer sentar a AENA para que firme un convenio en donde se le dé viabilidad definitivamente, supuestamente, a una solución digna y razonable para estos vecinos. Los vecinos necesitan, señor consejero, que esas promesas se cumplan. Y, teniendo en cuenta que el plazo de ejecución de esa obra es de unos siete años, y que entre medio va a haber, entre otros, varias elecciones y varios cambios de Gobierno, me gustaría conocer la concreción del convenio firmado, los compromisos adquiridos por las diferentes administraciones en dicho convenio.

Y, sobre todo, señor consejero, ¿se está cumpliendo por parte de las administraciones, y especialmente por la que más ha incumplido hasta ahora, es decir, AENA, y por la Administración del Estado, el cronograma previsto en dicho convenio? Me pregunto: ¿se han consignado las partidas presupuestarias correspondientes por parte de las administraciones implicadas en los próximos presupuestos, especialmente la Administración del Estado y especialmente AENA?

Me pregunto, señor consejero: ¿cómo van a afectar el proceso de privatización impuesto por el Gobierno del Partido Popular a los aeropuertos -y, especialmente, a los aeropuertos canarios-, y el proceso obvio de judicialización que se va a producir tras esta injusta decisión? ¿Cómo va a afectar eso a este convenio firmado y a esos compromisos adquiridos por AENA con los vecinos de estos barrios afectados por la segunda pista?

En fin, es toda una serie de interrogantes que creo que este Parlamento tiene que reflexionar sobre ellos y con los que me trasladan los propios vecinos su inseguridad y su intranquilidad ante el nuevo escenario que se ha producido después de la firma del tan esperado convenio.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Gracias, señora diputada.

Señor consejero, don Berriel.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez): Señor presidente. Señorías.

El pasado 23 de julio, todas las administraciones implicadas en lograr una justa solución para el problema de los vecinos de Ojos de Garza, el Caserío de Gando y La Montañeta, por las previsiones del Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria -esto es, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Telde-, suscribimos un convenio con AENA en aras de viabilizar definitivamente el traslado de los afectados por la construcción de la nueva pista del aeropuerto, la pista prevista, al lugar denominado Montaña de las Tabaibas.

(El señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, se reincorpora a la Mesa y asume la Presidencia).

Por medio de aquel convenio, se condicionó su aplicación a que al menos el 60% de los vecinos optasen por el traslado, es decir, un requisito para firmarlo; frente a la expropiación forzosa, que era la otra alternativa. Se distribuyeron entre todas las partes las actuaciones a acometer para crear en la mencionada Montaña de las Tabaibas un nuevo barrio y, de ese modo, dejar libres los terrenos necesarios para la expansión del aeropuerto hacia el oeste.

Así, el Gobierno de Canarias asumió las siguientes tareas: determinar el alcance cualitativo y cuantitativo del realojo mediante los acuerdos fehacientemente acreditados de los vecinos afectados que opten por esa modalidad de compensación; en segundo lugar, el de la mencionada valoración y ordenación pormenorizada del suelo necesario para el realojo de entre el delimitado y clasificado en virtud de la Ley canaria 9/2011, de 11 de abril, sobre la declaración de interés general de la reubicación de los barrios mencionados, aprobada por unanimidad en esta Cámara, como recordarán sus señorías; en tercer lugar, la redacción y tramitación del plan parcial y del proyecto de urbanización correspondiente; en cuarto lugar, convenir con las otras administraciones canarias con competencia territorial y urbanística los acuerdos de cooperación precisos para agilizar la tramitación administrativa de los señalados instrumentos de ordenación; y, en quinto lugar, llevar a cabo, previo acuerdo con los vecinos, los anteproyectos o proyectos básicos de las distintas modalidades de las unidades edificatorias que podrían adquirirse con el valor de sus bienes y derechos, que deberán ser ocupados por la ampliación del aeropuerto; en sexto lugar, colaborar con AENA en la determinación de los valores de esos bienes y derechos de los vecinos que servirán de base para la determinación de las unidades edificatorias de sustitución; y, por último, llevar a cabo, si fuera precisa, la expropiación forzosa de los suelos necesarios para el realojo.

El Ayuntamiento de Telde, por su parte, se comprometió a realizar la gestión con los propietarios de los suelos descritos en Montaña de las Tabaibas que consientan su permuta con otros suelos de titularidad municipal de valor equivalente, para adelantar así los suelos. Y, en virtud del convenio suscrito, el Cabildo Insular de Gran Canaria abonaría el resto de los terrenos de Montaña de las Tabaibas necesarios para el traslado que no hayan podido obtenerse por el ayuntamiento o por la vía de la permuta como beneficiario inicial de la expropiación que, en ejecución de las previsiones de la Ley canaria 9/2011, de 11 de abril, tramite y resuelva la consejería autonómica competente en materia de política territorial.

Por último, AENA, SA, una vez concluidos por el Gobierno de Canarias los trabajos y trámites que acabo de enumerar, se compromete a: primero, abonar el coste efectivo de los trabajos realizados por el Gobierno de Canarias en los términos y condiciones previstos en la legislación de expropiación forzosa, hasta un máximo de 2 millones de euros, trabajos preparatorios; en segundo lugar, AENA deberá acordar con las administraciones firmantes el cronograma de desarrollo y ejecución de las subsiguientes fases edificatorias, en función de las previsiones de necesidad de la ocupación efectiva por AENA de los bienes y derechos de los afectados por la construcción de la nueva pista; y, en tercer y último lugar, disponer las partidas necesarias para atender el pago del valor de los bienes y derechos de los afectados por el realojo, de acuerdo con el cronograma acordado.

En resumen, señorías, el Ayuntamiento de Telde debe negociar con los propietarios del suelo en Montaña de las Tabaibas para obtener el máximo posible por la vía de la permuta de los terrenos por terreno municipal. El cabildo deberá hacerse cargo de abonar los suelos que hayan de ser expropiados. Y el Gobierno de Canarias realizará todos los trabajos de mediación entre los vecinos afectados y demás partes, ejecución de las expropiaciones en Montaña de las Tabaibas, cuantificación de la operación de traslado, ejecución del planeamiento y diseño de las edificaciones a construir en el nuevo barrio. Por su parte, AENA abonará a posteriori esos trabajos, y procederá a la ocupación de Ojos de Garza, el Caserío de Gando y La Montañeta a medida que se vaya ejecutando la ampliación del aeropuerto.

La importancia de este convenio, señorías, arrancado, tengo que decirlo así, arrancado por las administraciones canarias a AENA, es, sin duda, que permite superar la situación de bloqueo permanente a la que nos habíamos visto abocados en la última década, y que por fin las administraciones canarias podemos iniciar los trabajos necesarios para el efectivo realojo de los vecinos. Y digo "arrancado", señorías, porque permítanme recordarles que el Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria, elaborado y publicado de forma unilateral por AENA, data del año 2001. En aquel momento, los vecinos se opusieron desde el inicio a las previsiones de ese plan director, y fue precisamente el ente público AENA quien se reafirmó en los compromisos que traía el plan director, que eran estrictamente indispensables, según ellos, y, consecuentemente, no había vuelta atrás. Es decir, era una decisión absolutamente tomada y con trascendencia a todos los terceros implicados.

En consecuencia, los vecinos afectados se organizaron, pusieron en conocimiento de los poderes públicos su situación y pidieron ayuda a todas las administraciones públicas canarias para que, si tenían que soportar las consecuencias del interés general de una ampliación del aeropuerto, estas fuesen las menores posibles, por lo que se acordó, después de un largo proceso negociador, proceder al traslado conjunto de los propietarios que lo desearan a un lugar cercano a los barrios a demoler.

Así, alcanzamos en el año 2008, cuando AENA publicó el expediente expropiatorio, con una relación pormenorizada de bienes y derechos afectados, a partir de ese momento, el Gobierno y las entidades públicas canarias emprendieron una intensa labor de gestión y negociación frente al Ministerio de Fomento para resolver el problema, que cristalizó el 4 de octubre del 2011 en la firma de un protocolo de colaboración, entre el Gobierno de Canarias y AENA, en términos muy similares a los del convenio ahora suscrito en cuanto a las obligaciones de cada una de las partes.

Sin embargo, señorías, y después de otro muy largo proceso de negociación para analizar el procedimiento de traslado de múltiples borradores de convenios cruzados entre las partes, AENA se descuelga de la operación y propone sine die, al calcular que no necesitará, en efecto, la nueva pista hasta más allá del año 2025. Una decisión que, por cierto, no se ha publicado de forma oficial en sitio alguno, no ha supuesto modificación de un plan director que sigue vigente, que señala el próximo año 2015 como el de la necesidad de contar con la nueva pista, y cuyo incumplimiento, obviamente, volvía a dejar en el limbo, doce años después, el proyecto de vida de más de mil familias que vivían en una especie de bloqueo, sin poder actualizar su vivienda y, desde luego, sin poder adoptar decisiones de venderlas o de adquirir otras viviendas, etcétera.

Por eso afirmo, señorías, que el convenio ahora suscrito y que permite comenzar los trabajos previos a la ocupación de los barrios afectados ha sido arrancado a AENA, fruto de la tenacidad, en primer lugar, de los propios vecinos, y, después, de las administraciones canarias. Si su señoría me pregunta si va a ser cumplido ese convenio, le diré, señoría, que el convenio tiene que ser cumplido, como todos los convenios; ahora bien, si AENA sigue, en fin, el ejemplo del Estado, pues, sí que podemos tener un problema de cumplimiento y, por tanto, más judicialización de este asunto. Esperemos que no, por el bien de los vecinos.

Y, señoría, ¿en qué situación quedan los vecinos de Ojo de Garza después de las últimas decisiones? En este sentido, no le quepa duda de que el Gobierno de Canarias podría asegurar que el conjunto de las administraciones canarias van a cumplir con las obligaciones que plasmaron en ese documento. Por tanto, ya, en el caso del Gobierno de Canarias, está trabajando en los trabajos preparatorios de planificación y proyectación, y, desde luego, en estos días tendremos una reunión para confirmar las gestiones que el ayuntamiento esté haciendo con los propietarios de los suelos para esa permuta para, en su caso, delimitar, si hay alguna expropiación que realizar, delimitar con el cabildo el alcance de la misma para que pueda llevarse a cabo.

Ahora bien, ¿cuál es el problema que se puede suscitar con la nueva privatización de AENA que su señoría me comenta? Pues, ciertamente, eso introduce un riesgo cierto, porque es la privatización, precisamente, la causa de que se haya demorado en el plan director la ejecución de la nueva pista. Cierto es que, durante un tiempo, el crecimiento que venía realizándose en número de operaciones y de personas de tránsito del aeropuerto crecía en un 4,4% y hubo unos años que decreció, incluso, pero también es cierto que ahora tiene un crecimiento de más de un 8% y que, por tanto, esa dilación no debe ser tal. Ahora bien, hoy prima -evidentemente, en AENA-, prima el interés de colocar unas acciones, un interés mercantil puramente, y me temo que eso vaya a darnos muchos problemas. Estaremos vigilantes y, desde luego, defendiendo a los vecinos en el pacto firmado.

Ya lo que nos faltaría es que este pacto tampoco se cumpliera para ya tener el mayor de los descréditos las administraciones públicas, aunque las canarias seguro que vamos a cumplir. Los canarios siempre cumplimos, son otros los que suelen no cumplir.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos no solicitantes de la comparecencia. En primer lugar, por el Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez, desde el propio escaño, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente. Señorías.

Nosotros volvemos a reafirmar en esta oportunidad nuestro apoyo incondicional a los ciudadanos afectados por el proyecto de ampliación del aeropuerto de Gran Canaria desde hace más de una década y media, que han vivido en la incertidumbre, pero que han logrado una serie de éxitos que hay que reconocer: primero, la unidad vecinal; y, en segundo lugar, ser capaces de comprometer a todos los ámbitos institucionales de Canarias y a todas las fuerzas políticas de Canarias. Cierto es que el nivel de compromiso ha tenido, digamos, baches de coherencias, pero, en cualquier caso, hay que felicitar al movimiento ciudadano en la defensa de sus legítimos intereses, y yo diría que también a las instituciones canarias -locales, insulares y del archipiélago- en torno a la búsqueda de una solución digna, decente, a lo que ha sido una situación sobrevenida y que no han elegido ellos.

Dicho eso, y yo creo que nunca está de más volver a reafirmar nuestro apoyo a ese colectivo ciudadano y felicitar a la gente que ha participado, de todas las opciones políticas y los ámbitos institucionales, pero yo sí que aprovecho para insistir en lo que usted decía al final de su intervención: yo soy de los que creo que el Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria, que otros planes directores previstos en aeropuertos del archipiélago, con el proceso de privatización, pasan a mejor vida. Y si no, al tiempo.

Es verdad que las cosas pueden cambiar, y esperemos que así sea. Si no se producen cambios políticos que modifiquen la dirección, en estos momentos, del Ministerio de Fomento, mi opinión es, sin ser mal pensado, que el proceso de privatización de AENA trastocará los planes estratégicos de los aeropuertos españoles y, por supuesto, de los aeropuertos canarios. ¿Por qué? Porque lo que va a primar en el proceso de gestión de los aeropuertos españoles no será el interés general, sino el interés de los accionistas; es decir, la cuenta de resultados. Y es muy difícil, con la cuenta de resultados en la frente, plantear el futuro de inversiones que tienen una dimensión social, como son las inversiones en los aeropuertos de Canarias.

De manera que reiterar nuestro apoyo al movimiento ciudadano, manifestar nuestro apoyo en los ámbitos locales, insulares y canario a las gestiones para posibilitar consolidar el derecho de traslado de estas familias. Pero nuestra duda más que evidente ante el proceso de privatización, que hará naufragar el Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria y los planes directores que no estén concluidos, porque el proceso de privatización generará una nueva cultura, que es la de los resultados, la de los beneficios, y eso tiene poco que ver con el interés general. Y si no, al tiempo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral, también en el propio escaño, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor MAYORAL FERNÁNDEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señorías, después de catorce años, se firmó el pasado julio un convenio que, en principio, culmina todo un proceso de reivindicaciones de un barrio completo de la ciudad de Telde, que son los vecinos de Ojos de Garza.

Es verdad que ese convenio fue cogido con alfileres y a última hora; incluso casi no se firma, porque hubo un para adelante y un para detrás. Pero, bueno, al final, hemos conseguido una reivindicación histórica de esos vecinos, que al principio se opusieron al plan director que el año 2001 establecía esa pista del aeropuerto y que hacía que fuera necesario el desplazamiento de sus casas, de la gente que allí vivía y vive; pero que, sin embargo, a pesar de la primera oposición, hacia el año 2007, empezaron a cambiar y a ver las condiciones del traslado.

Desde el Cabildo de Gran Canaria, el grupo socialista participó activamente en la comisión que se creó junto con el Gobierno para tratar de resolver esta situación. Y conseguimos que los vecinos, en principio, aceptaran trasladarse a unos lugares. No sé si recordarán, en aquel momento, unos terrenos que habían aceptado, que posteriormente el Ministerio de Defensa dijo que no era viable porque estaba un polvorín y, a la distancia a la que se quería construir el barrio, no podía establecerse.

Tuvimos que buscar una nueva ubicación desde el cabildo, que era Montaña de las Tabaibas. Y al final los vecinos, una vez más, dieron su brazo a torcer, dijeron que de acuerdo. Y, cuando ya parecía que todo estaba resuelto, allá por el año 2009 o 2010, empezaron de nuevo los problemas, con Aviación Civil, con AENA, con todo lo que significa esta situación de no querer firmar el convenio.

Bien. Yo creo que debemos todos sentirnos satisfechos por que al final se haya llegado a este acuerdo que hace que las distintas administraciones participantes en aquella comisión se hayan repartido una serie de funciones y tengan, cada una de ellas, unos compromisos adquiridos. El cabildo, con el pago de la posible expropiación de terrenos. El Ayuntamiento de Telde, con las permutas también de esos terrenos. El Gobierno de Canarias, a través de toda la planificación territorial y todo lo que significa la construcción de esas viviendas futuras. Y AENA, como no podía ser menos, pagando las indemnizaciones correspondientes.

Yo espero y deseo que este convenio, que recoge estas cláusulas y que recoge estos compromisos por parte de todas las administraciones, no tenga ningún tipo de traspié a lo largo de lo que es el proceso de ejecución. Yo espero que no se cumplan los vaticinios que acaba de hacer el portavoz de Nueva Canarias, indicando que el planteamiento de AENA pudiera echarse hacia atrás y, por tanto, no cumplirse los compromisos que están firmados.

Yo creo que las administraciones han firmado un convenio y que todas han de ser responsables en su cumplimiento, así como lo han sido los vecinos, que han perdido la posibilidad de tener revalorizadas sus viviendas. Y, por supuesto, ahora no se les puede dar la espalda.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Popular, don Felipe Afonso, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor AFONSO EL JABER: Señor presidente. Señorías.

De manera nada inocente, se omite que el plan director que está en vigor es el plan director del año 2011. Se hace un plan director en el año 2001 que pone al aeropuerto de Gran Canaria la ampliación, por primera vez; y, en el 2011, se hace un nuevo plan director que vincula la creación de esa nueva pista a alcanzar unas determinadas ratios de pasajeros/día o de pasajeros/año y de número de vuelos. Es el plan director, que es lo único que pasa entre el 2004 y el 2011. Un plan director que retrasa, repito, la creación de esta pista, y que la comunidad autónoma no presentó ninguna alegación.

También se pregunta si hay dinero. Pues, yo creo que se debe decir claramente que, en los presupuestos del 2014 de AENA, hay para Gran Canaria, para el aeropuerto de Gran Canaria, más cantidad denominada que el presupuesto de toda la comunidad autónoma canaria en inversiones en Gran Canaria. Repito, solamente AENA, para el aeropuerto de Gran Canaria, más cantidades que toda la comunidad autónoma para invertir en Gran Canaria.

Y lo cierto es que hoy está la pelota en el tejado del Gobierno de Canarias, que es el que tiene que hacer los deberes que ha leído antes muy bien el consejero de Transportes: establecer, en primer lugar, cuántas personas quieren el realojo; formular el planeamiento, que me preocupa, por cierto, señor consejero -señor consejero, perdone-, me preocupa que se pueda caducar de nuevo, que se pueda vencer el plazo para formular el planeamiento; ya se hizo una ley en el 2011, el año pasado tuvimos que ampliar el plazo porque se había vencido, y ese plazo vence no demasiado tarde. Me preocupa, repito, que tengamos que hacer una nueva modificación legislativa para modificar el plazo para que el Gobierno de Canarias haga el planeamiento.

Y, mire, no tiene nada que ver la aplicación del plan director, que es una figura jurídica, con el hecho del modo de gestión que tenga AENA, y eso lo dice todo el mundo, lo dice hasta el presidente del Gobierno de Canarias, que dijo -yo no suelo citar hemerotecas-, que dijo "que el capital privado entre en la gestión de los aeropuertos no es malo, siempre y cuando haya un control público", "que pueda participar en la gestión el capital privado puede ser una fórmula aceptable si el control de las decisiones sigue siendo público"; que, por cierto, pasaba por lo visto que él fuera el presidente de la empresa, pero el vicepresidente del Gobierno no estaba de acuerdo con eso, entonces no era vicepresidente del Gobierno, y dijo algo que, en fin, que yo tengo que leer literalmente, dijo algo así como -algo así no, dijo literalmente-: "no permitiré que ATI meta la zarpa en el aeropuerto de Gran Canaria; pondría en peligro las inversiones". Debe ser que ahora ha metido la zarpa dentro del Partido Socialista, si el vicepresidente cambia de opinión. Pero, repito: hay más inversión en el aeropuerto de Gran Canaria por parte de AENA que de toda la comunidad autónoma en la isla de Gran Canaria.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Nacionalista, doña María del Mar Julios, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora JULIOS REYES: Sí, muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, yo coincido con usted, con la expresión, que me parece afortunada, de decir que ese convenio fue arrancado por parte de todas las administraciones canarias a la Administración del Estado, concretamente, a AENA. Yo creo que ha sido una vergüenza lo que ha ocurrido, la poca sensibilidad que ha demostrado durante todos estos años el Gobierno de España con este tema.

Por supuesto, no coincido con los argumentos dados por el portavoz del Grupo Popular; mire, no es ni el primero ni el último pueblo de España que se ha tenido que trasladar por una infraestructura de carácter general, claro que no. Lo que sin duda quizás yo no me equivoque si le digo, señoría, que quizás es el que lleve más tiempo, catorce años en el limbo, catorce años en el limbo jurídico por la desidia de AENA a la hora de firmar un convenio que garantizara un realojo de estos vecinos en unas condiciones dignas y justas.

Y usted sabe perfectamente que las huelgas de hambre que han tenido que hacer y las presiones que han tenido que hacer los vecinos no son por que no hicieran su tarea ni el Gobierno de Canarias ni el Ayuntamiento de Telde, ni tan siquiera el Cabildo Insular de Gran Canaria: es porque no la hacía la Administración del Estado, es porque no la hacía AENA, que, a pesar de darle beneficios los aeropuertos canarios, no se ha querido comprometer en invertir en el interés general de resolverles el problema a estos vecinos.

Yo creo que ha sido vergonzosa la pretensión de AENA: recuerden ustedes que se negaba a firmar el convenio porque la pista no se iba a hacer hasta supuestamente valorarse en el 2025. Yo creo que es la expresión más clara de una forma prepotente de actuar; en este sentido, una forma colonial de actuar ante estos vecinos, porque, además de haberlos dejado en el limbo ya durante catorce años, pretendían dejarlos en el limbo diez años más, es decir, un cuarto de siglo.

Por eso a mí me genera una gran desconfianza la situación que se está produciendo con la privatización del proceso de los aeropuertos y, concretamente, de AENA. Me alegra, por otro lado, oírle decir, señor consejero, que se están cumpliendo los trabajos por parte del Gobierno de Canarias, que ya los venía cumpliendo, porque incluso trajo iniciativas legislativas a este Parlamento para favorecer que AENA diera el paso que no quería dar, y me alegra también escucharle que el propio Ayuntamiento de Telde, pues, también está cumpliendo en este sentido.

Pero me sigo preguntando, señor consejero: ¿no estaremos ante un nuevo engaño para resolver esto, me refiero, de aquí a las elecciones, y después ya veremos? Y, además, le digo: esa misma pregunta se están haciendo los vecinos, porque, al poco de haberse firmado este convenio, salta a la palestra ya todo ese proceso de privatización de AENA y de los aeropuertos canarios al mejor postor.

Me pregunto: ¿se han consignado los 2 millones de euros que debe abonar AENA para garantizar todo ese proceso? ¿Lo tiene previsto en los próximos presupuestos, me refiero, la Administración del Estado? ¿Quién nos asegura que los posibles nuevos copropietarios de AENA tengan interés alguno en mantener estos compromisos? Si el propio Gobierno de España no ha cumplido con los convenios que firma con Canarias, y es una administración estatal, me pregunto yo: ¿qué ocurrirá cuando traspase esos compromisos y se sienten en el consejo de administración intereses privados, capital privado, que sepa Dios de qué lugares del mundo son los que ahí se sientan para tomar decisiones en función de otras prioridades, que no van a ser ni las de los canarios ni las de los vecinos de Ojos de Garza? ¿No será esto una nueva tomadura de pelo para ganar tiempo, insisto, hasta las próximas elecciones? ¿Ha desarrollado AENA el cronograma de edificación todo lo que está previsto en el convenio?

Señor consejero, comparto su desconfianza y la que han expresado los otros diputados portavoces, con la mía también, y con la de los vecinos, porque me pregunto, si la red de aeropuertos de Canarias es rentable, mayoritariamente, y si hasta ahora, que ha estado en manos de la Administración y de una empresa pública, al Gobierno de España no le ha interesado invertir parte de ese beneficio que han generado nuestros aeropuertos, no lo ha invertido en el interés general de los vecinos, por ejemplo de Ojos de Garza, si me imagino que parte de sus beneficios incluso se han ido a cubrir los déficits de otros aeropuertos construidos caprichosamente en muchos lugares, o en algunos lugares de la Península, y que todos sabemos que no son rentables, y mientras tanto, miles de millones de euros que se van, por ejemplo, para seguir construyendo el AVE, además de los aeropuertos y las carreteras que ya existen en esos lugares, me pregunto: ¿cómo es posible, señor consejero, que estemos viviendo en estos momentos decisiones de privatización de los aeropuertos españoles por parte del Gobierno del Partido Popular? Y, por otro lado, como hemos visto anunciado en los medios de comunicación, a AENA, ¿cómo es que se le permite, también, que sí, que esté invirtiendo en comprar aeropuertos o parte de los capitales en otros aeropuertos extranjeros?, con dinero de todos, entiendo yo.

La verdad, sinceramente, me parece que tiene el Partido Popular un sentido del patriotismo un tanto extraño, ¿no?, este del Partido Popular. Vendemos España a cachitos, y en este caso, por la parte que nos toca a nosotros, nuestros aeropuertos en Canarias probablemente van a caer en manos de capital extranjero, y con el dinero de todos nosotros invertimos en aeropuertos extranjeros, muchos de los cuales pueden ser competidores de los españoles y, especialmente de los nuestros, de los canarios, en materia turística. ¿Será de interés en este contexto, me pregunto, a esos inversores privados, los cuales se sienten en ese consejo de administración, seguir manteniendo el compromiso e invertir dinero para resolver el problema de los vecinos de Ojos de Garza?

Señor consejero, yo creo que debemos promover un frente social y político para evitar estos abusos, me refiero, el abuso de un tema que ya hemos discutido y que va a seguir discutiendo este Pleno en relación con la privatización de los aeropuertos canarios. Y, sobre todo, también el abuso que se pueda seguir cometiendo con estos vecinos de Ojos de Garza si no se cumplen, como no han cumplido hasta ahora, reiteradamente, los compromisos adquiridos.

Y, señor consejero, concluyo: tenemos que seguir exigiendo que los aeropuertos de Canarias sean nuestros, y cuando digo "nuestros" me refiero a los canarios, me refiero a que los aeropuertos nuestros sigan cumpliendo con la razón de ser que tienen, que es el beneficio general del desarrollo de esta tierra archipielágica, y no el beneficio del interés particular de un capital foráneo que, de paso, nos va a someter a una mayor dependencia, aún más, a esta tierra, a los intereses de foráneos, pero no a los nuestros.

Por lo tanto, señor consejero, creo que este Parlamento, y por supuesto sé que usted también, porque se ha implicado muy directamente para dar solución y llegar a conseguir que se firmara ese convenio que se le arrancó al Gobierno de España y que se le arrancó a AENA, sé que se ha implicado, y los vecinos así lo reconocen y lo agradecen, pero me temo, señor consejero, que vamos a tener que seguir estando haciendo un seguimiento muy riguroso de este tema por parte de usted, por parte del Gobierno de Canarias y yo entiendo que por parte de este Parlamento, para asegurar que lo comprometido en ese convenio se cumpla y, en la medida en que podamos, se produzca una situación de irreversibilidad para que verdaderamente ese barrio que hay que construir, que se supone que se tardarán bastantes años en construirlo, sea no solo una ilusión, sino una realidad, que se convierta en una realidad para esos vecinos que llevan, como digo, catorce años viviendo en un continuo laberinto jurídico y con una incógnita muy grande en lo que forma parte de su día a día, que es el futuro de sus viviendas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, el señor consejero, don Domingo Berriel. Por tiempo de diez minutos, para dar respuesta a los distintos grupos parlamentarios, tiene usted la palabra.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente.

Intentaré ya muy brevemente, por la hora que es, y sobre este asunto, muy conocido ya por todas sus señorías. Pero, sin embargo, por muy conocido que sea, no podemos dejar de puntualizar y, en fin, clarificar todo lo que ha acontecido en relación con este asunto.

En primer lugar, decirles, ¿por qué este problema, este lío?, ¿por qué este convenio de realojo de los vecinos de Ojos de Garza que ha costado tanto sacar adelante con la contraparte, que, en este caso, es AENA?, pues, precisamente, porque el primer incumplimiento empieza en el año 2008, cuando, después de AENA desestimar todas las alegaciones de los vecinos, en el sentido de que los vecinos decían que no tenían que expropiarles y AENA, pues, desde su posición prevalente, exigió la expropiación, desde el año 2008, desde ese momento, AENA, que empezó a hacer sus tanteos, sus valoraciones, realmente, cuando llegó el momento de materializar esa expropiación, pues, se negaba a pagar las expropiaciones con los valores del año 2008 y les racaneó, les trató de regatear a los vecinos el justiprecio de sus bienes de un expediente que había iniciado en el año 2008.

Consiguió, con una pregunta torticera que le hizo a la Abogacía del Estado, consiguió que la Abogacía del Estado apoyara su tesis de que no se había iniciado el expediente expropiatorio, cuando el expediente expropiatorio había sido publicado con relación de bienes y derechos pormenorizada y, por tanto, se habían cumplido las previsiones de la Ley de Expropiación Forzosa ampliamente y, por tanto, no era, vamos, no era asumible bajo ningún concepto -ni jurídico ni ético- el que el expediente no se hubiera iniciado.

Por esa discusión se dio una salida, se le propuso a AENA una salida, que era: "oiga, miren, no vamos a discutir sobre el expediente expropiatorio; hagamos un procedimiento que termine con la sustitución de estas viviendas por otras en un barrio cercano para los vecinos, que es lo que han solicitado". Y esa ha sido la tortura, y la tortura lo que ha escondido detrás no es solo lo habitual en este tipo de entidad ajena a ningún control político ni de ningún tipo, porque ¿cuántas veces, señorías, han visto ustedes ir a dar cuenta al Parlamento o que el Parlamento haya preguntado sobre cómo se conduce el ente público AENA, cómo se deciden sus inversiones, etcétera, etcétera? Ajenas a ese control político, este tipo de entidades, con una prepotencia increíble, pasan por encima de vecinos y por encima de quien sea. Y, de esa manera, lo que han hecho es lo que les ha dado la gana, nada más y nada menos que con más de mil familias en esa zona, ¿no?

Bien, se logró por la unidad, porque todas las instituciones canarias entendieron el abuso que esta entidad estaba haciendo con los vecinos de Ojos de Garza y se firmó un protocolo en el año 2011 que luego el nuevo presidente, la nueva dirección de AENA, se negó a cumplir una vez más; y, por tanto, de ahí vino todo este problema. Y ¿por qué se negó?, pues, por un proceso privatizador que ya venía en marcha, que todos conocen y que se está culminando en estos momentos: efectivamente, como su señoría dice, vender aquí o malvender aquí para comprar fuera, en Inglaterra, en México; es decir, para hacer negocios en México; es decir, es como aquel que abandona a su familia para ir a proteger a la familia del vecino, ¿no?; es decir, pero ¿quién nos manda a nosotros a ir a salvar los aeropuertos de México?, ¿qué intereses se esconden detrás de esas operaciones? Yo creo que en algún momento tendrán que acudir al Parlamento a explicar esto. Un mero control político de esta cuestión. Eso es escandaloso; simplemente, escandaloso.

Señorías, pero es que lo más asombroso todavía, dentro de esa prepotencia, es que la Dirección General de Aviación Civil y AENA, porque en muchos casos se confunden ambas cosas, obligan a todo el planeamiento de Canarias y a todo el mundo a entrar y a pasar por el plan director -por cierto, el único plan director aprobado y vigente en estos momentos sigue siendo el del año 2001, sigue siendo el del año 2001, el publicado en septiembre del año 2001-, obligan a todo el mundo a pasar por ese plan director, pero ellos no lo cumplen, están exentos de cumplirlo y no sienten la necesidad tampoco de revisarlo para confesar y decirles a los ciudadanos canarios, a los ciudadanos de Gran Canaria, que ya no van a hacer la tercera pista del aeropuerto, que, por cierto, es la obra más importante de esta mitad del siglo.

Es decir, la tercera pista del aeropuerto es la obra de mayor proyección de futuro para la competitividad del turismo, para la competitividad de los transportes, del transporte aéreo en Canarias, porque sus señorías podrán entender fácilmente qué supone en coste un retraso innecesario en una toma de tierra de un avión, o lo que puede significar el tener -precisamente- un aeropuerto colapsado. Y eso, cuando se proyecta una infraestructura estratégica como esta, se proyecta para muchos años adelante, y hay que proyectarla muchos años atrás, hay que empezarla a proyectar y a hacer muchos años antes de que sea necesaria, de que se necesite.

Pues, bien, AENA, en ese proceso privatizador, no tiene ninguna intención de construir la tercera pista del aeropuerto de Gando. Pero, sin embargo, su prepotencia la lleva a que no corrige, no modifica el plan director. Y, por tanto, todos los municipios, el municipio de Telde, de Ingenio, de Agüimes, afectados por ese plan director, tienen que seguir pasando por las previsiones de ese plan director, porque, sencillamente, no le da la gana de cambiarlo, no hay quien lo haga cambiar.

Y, como han conseguido una sentencia de que con el plan director no tienen obligación de expropiar, cuestión en que sí es verdad que la jurisprudencia viene diciendo que ese tipo de planes, por sí solos, no dan obligación u ocupación de los suelos -pasa también como con los planes de carretera-, sino con el proyecto de ejecución, ahí están amparados en esa -digamos- posición que en modo alguno está en equilibrio con los derechos de los ciudadanos.

Estaremos muy vigilantes; claro que sí, que vamos a cumplir. La parte canaria cumplirá, ya lo dije antes. La parte canaria está aportando ya, es decir, es la que ha comprometido recursos; AENA no ha comprometido nada. AENA se ha negado siquiera a adelantar algo para poder iniciar las expropiaciones, para poder iniciar el suelo. AENA, como si no fuera con ellos, "si ustedes quieren un nuevo aeropuerto, páguenlo ustedes -poco menos, eso ya es lo que seguramente están pensando-, que ya después nosotros lo venderemos y así, con algo que no nos ha costado nada, vendido, aunque sea malvendido, ganaremos mucho".

Este es el problema que tenemos con AENA, señorías. El problema que tenemos con AENA es su afán privatizador, la privatización, el desenvolverse ajena al control político, ajena a las instituciones canarias. Ese es el problema que tenemos, y por eso necesitamos que la red de aeropuertos canarios sea gestionada, administrada, por nuestras instituciones.

Nada más, señor presidente. Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Señorías, ruego a los portavoces que se acerquen, por favor; y al señor consejero también, si me hace el favor.

(Los señores portavoces, el señor representante del Gobierno, Ruano León, y el señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Berriel Martínez, atienden el requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Bueno, señorías, informarles que suspendemos el pleno, de conformidad con la Junta de Portavoces, y se inicia mañana, a las nueve de la mañana, con la comparecencia del Gobierno, del señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, a petición propia, sobre el informe de evaluación de la Ley 2/2013, de Renovación y Modernización Turística.

Por lo tanto, empezará mañana esa comparecencia a las nueve. Y, a continuación, las comunicaciones.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y cuatro minutos.)