Diario de Sesiones 141/2014, de fecha 21/10/2014 - Punto 26

8L/C-1701 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL SECTOR VITIVINÍCOLA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Pasamos, señorías, a la siguiente comparecencia. Comparecencia del Gobierno, del señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el sector vitivinícola.

Para la primera intervención, por parte del Grupo Parlamentario Popular, doña Cristina Tavío, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora TAVÍO ASCANIO: Señor consejero.

Mi grupo político, el Grupo Parlamentario Popular, reclamamos una vez más su presencia, porque su silencio y su pasividad siguen siendo clamorosos. En plena crisis económica y con el sector agrario pidiendo ayuda a las instituciones por falta de liquidez, nos despedíamos el pasado mes de septiembre con la lamentable noticia de que Bodegas Insulares, empresa pública del Cabildo de Tenerife, ha estado vendiendo desde hace años miles de litros de vino de Valdepeñas, embotellándolo como si fuera propio; y, lo que es peor, vendiéndolo en establecimientos turísticos y supuestamente al amparo de una marca tramitada por ustedes, que está registrada en el Ministerio de Industria como de denominación de origen.

Bodegas Insulares, por si alguien aún no lo sabe, está participada mayoritariamente por el Cabildo de Tenerife. A pesar de que ha habido una seudodimisión por este asunto a nivel técnico, en Bodegas Insulares se refieren a la compra de Valdepeñas con el eufemismo de solución técnica para mejorar una partida de vinos almacenados en Guía de Isora, por ser de añadas atrasadas y sin calidad suficiente.

El martes, 30 de septiembre, el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria, que usted preside, realizó tres inspecciones en Bodegas Insulares de Tenerife. De dichas inspecciones, y en nota de prensa, informada por el propio Cabildo de Tenerife y no por usted, asegurando ellos, asimismo, la trazabilidad de todos los productos y la legalidad de todas las prácticas realizadas en la empresa. ¡Menos mal! ¡Nos lo han ocultado tres años, que sepamos, y ahora impolutos! Consta, sin embargo, una partida de 7.000 litros de vino, procedente de Valdepeñas, que se utilizaron sin mezclar, y así se supone que lo acreditaron sus técnicos.

Pero es más, por las facturas que se han mostrado en distintos medios de comunicación, se constata que desde el 2012 han podido ser 70.000 litros los que se han vendido como vino de mesa canario. Hay quien habla de que podrían ser hasta 300.000 y algunos de esos litros de vino con denominación de origen.

Son solo retazos de esta gran crisis del sector vitivinícola en Tenerife, en la que hemos notado que el Gobierno de Canarias ha estado totalmente ausente. Ni una palabra de tranquilidad o de confianza. Solo ha hablado en este Parlamento a instancias de los grupos políticos y para decirnos que es una práctica legal pero inmoral.

Catorce medidas inspectoras en Bodegas Insulares, tres sanciones leves y una muy grave. Señor consejero, la inmoralidad es que no dimita ninguno de los políticos que autorizaron dicha operación.

Y esto sí que es un fraude. Esa misma marca nunca se debió inscribir para vino de mesa y denominación de origen. Tres sanciones leves y una grave, y nada más; ni retirar las botellas ni instar a Consumo a una denuncia por fraude ni suspender dicha marca temporalmente. Muchos hechos graves y ninguna consecuencia que garantice que esta práctica inmoral contra el campo canario se vuelva a producir. ¿Con qué autoridad va usted a prohibirles a bodegueros privados que hagan lo mismo? Señor consejero, dar gato por liebre y que lo haga una bodega pública siembra de desconfianza la comercialización de nuestros vinos. Al ICCA -al Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria- le ha faltado contundencia y la Dirección General de Comercio y Consumo y su consejera ni se han preocupado por este asunto. Las primarias y los avales eran más importantes.

¿Me va usted a decir hoy aquí que nunca fueron conscientes de la denuncia de la denominación de origen protegida Islas Canarias ni de las asociaciones profesionales? ¿Qué ocurre con las ayudas de la Unión Europea dirigidas a la comercialización de productos de calidad de vino con denominación de origen? Le recuerdo que Viña Donia, de Bodegas Insulares, es una marca que comercializa vino con denominación de origen y vino de mesa. Ya le enseñé a usted en este pleno tanto el etiquetado como una certificación del Ministerio de Industria, a día de hoy no se ha dado de baja, ni siquiera temporalmente. ¿Se está enterando usted hoy aquí de que son dos etiquetas casi idénticas con la misma marca y que eso está prohibido por una ley?

Señor consejero, ¿qué pasa con la estrategia del vino?

Y le reitero: ¿no cree usted que, a la vista de lo sucedido, el Cabildo de Tenerife debería...?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Tiene un minuto para concluir.

La señora TAVÍO ASCANIO: ... el vino, nuestras parras, el vino de nuestras parras, señor consejero, lo son o no lo son.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Agricultura, don Juan Ramón Hernández. Por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Hernández Gómez): Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Yo pensé que se me había reclamado la presencia para hablar del sector vitivinícola en Canarias, y la verdad es que me preparé para eso. Yo creo que respecto de lo que usted está planteando aquí, de lo acontecido en Tenerife, que forma parte del sector, pero una parte del sector vitivinícola en Canarias, ya le respondí el otro día. Y quiero recordarle que la misma responsabilidad que la ministra, o sea, nada, nada.

El ICCA, como usted bien ha dicho, ha actuado con toda la celeridad y ha puesto blanco sobre negro lo que tenía que poner, es decir, las inspecciones que realizó, y yo creo que usted es conocedora, porque es público, precisamente el acta que se levantó. Y actuó con toda la celeridad.

A mí en este momento me interesa trasladar un mensaje positivo a los productores de vino en Canarias y decirles que, si bien, como dije en aquel momento, se actuó en términos de legalidad...; y para ello usted debe contribuir a que la Administración General del Estado y, fundamentalmente, el ministerio cambie la ley, porque, como usted sabe, es una ley que se aprobó en el Congreso de los Diputados en su momento, la Ley de la Viña y el Vino, y que, por tanto, ampara ese tipo de acciones.

A mí me hubiera gustado más hablar de lo que supone el sector en general para Canarias. Me hubiera gustado decirle que en Canarias se importan aproximadamente 50 millones de litros de vino, que consumimos aproximadamente 61 millones de litros de vino, que la producción está en el entorno de los 12 millones de litros, 11-12 millones, oscilando cada año, y que desde luego el sector lo que pretende es que esa parte del consumo, que se entiende todavía es minoritaria, se amplíe, con el objeto de que las producciones locales ocupen el espacio del consumo que en este momento demanda la comunidad autónoma en Canarias.

Usted planteaba otros aspectos que desde luego a mí me preocupan. En este momento usted dice que si el Cabildo de Tenerife debe salir de Bodegas Insulares. Mi opinión personal, como le dije aquella vez, es que si era totalmente legal esa importación de vino yo no lo haría, mi opinión personal en este momento respecto de eso. También es que yo procuraría que no saliese el cabildo, por lo menos de momento, de Bodegas Insulares. Otra cosa es que esa retirada se vaya haciendo de manera paulatina. Y no sería justo no reconocer el esfuerzo y el trabajo que ha venido haciendo esa institución, la primera institución insular de Tenerife, respecto del sector o del subsector vitivinícola en la isla de Tenerife. Creo que ha hecho un trabajo encomiable, que ha impulsado la actividad agrícola, conjuntamente con todas las medidas que se han recogido en el programa operativo de opciones específicas, en el Posei, que, como usted sabe, pues, desde el año 2002 está haciendo un esfuerzo extraordinario precisamente para adaptar, a través de medidas como es la restructuración, adaptar esas producciones vitícolas, que, desde luego, yo creo que han considerado un espacio extraordinario desde el punto de vista territorial, alcanzando, repito, las 1900 hectáreas, con una inversión a lo largo de todos esos años de más de veintinueve millones de euros. Yo, sinceramente, creo que el esfuerzo ha sido conjunto, importante, relevante, precisamente para mantener ese subsector. Usted, además, debe saber que se luchó y se trabajó para que Canarias, como región ultraperiférica, al contrario de lo que sucede en el resto de la Unión Europea, no solo no se primase el levantamiento de las vides, sino que además en Canarias se primaba, se consiguió una ayuda, precisamente por hectárea, que ha permitido mantener, desde el punto de vista de la actividad, muchos viñedos que, de no ser así, probablemente se hubieran tenido que levantar.

Evidentemente, nosotros -y también así lo recoge el Posei-, nosotros apoyamos esas ayudas porque entendemos que los viñedos juegan un papel determinante desde el punto de vista medioambiental. Creemos que fijan el suelo, que desde luego en aquellas regiones montañosas, en las zonas montañosas, de orografía montañosa, fijan el suelo, que desde luego hacen que se mantengan esos espacios productivos y cultivados, que, desde luego, el impacto que tiene ambiental es mínimo y que desde luego nosotros, como así dice el propio Posei, la conservación de la vid, que es un cultivo muy extendido en las regiones de Madeira y en las islas Canarias -además reviste una gran importancia en las de Azores-, es un imperativo económico, social y medioambiental.

Por tanto, desde aquí mi mensaje, en el sentido de seguir trabajando para lograr el objetivo que le decía al principio, o sea, que se ocupe por parte de la actividad local un mayor espacio dentro del conjunto de ese consumo que en Canarias se hace. No olvidemos, y señalo nuevamente, aproximadamente 61 millones de litros. Si sumamos los turistas y sumamos aquella gente que nos visita de manera coyuntural, pues, prácticamente 25 litros per cápita de consumo. Yo creo que es una cifra elevada, que abre muchas esperanzas, sin duda alguna, a la actividad, que, desde el punto de vista de la soberanía alimentaria -y matizo, soberanía alimentaria-, tiene que ver en este caso con la actividad económica en el conjunto de Canarias.

Decirle que, desde luego, la relevancia que tiene la producción en Canarias es todavía minoritaria desde el punto de vista de la exportación. Nosotros estamos exportando alrededor de 441.000 litros. Una de las islas mejor dotadas en ese sentido es precisamente Lanzarote.

La producción, fundamentalmente desde el punto de vista provincial, hay que decir que Tenerife, la provincia de Santa Cruz de Tenerife es la más importante, con casi 8 millones de litros en producción, y desde luego por islas la importancia la tiene primero Tenerife y luego la isla de Lanzarote.

En definitiva, yo creo que el trabajo que se ha venido realizando a lo largo de estos últimos años, y cito el primer periodo, 2000-2002, que es cuando más esfuerzo se hace precisamente por parte de las administraciones, se alcanzan, casi, ayudas, pues, de 6 millones de euros precisamente para la reconversión, para la fijación de esa actividad en Canarias, y desde luego entiendo que está dando sus frutos paulatinamente. Es verdad que en los últimos años, como consecuencia precisamente de la situación económica por la que hemos atravesado, las ayudas de Estado, al Posei, han visto mermadas precisamente la financiación a este subsector, pero desde luego estamos haciendo en Canarias un esfuerzo extraordinario también para que se llegue, desde luego con los recursos propios, con los recursos de la comunidad autónoma, a la mayor cifra posible que permita distribuir, entre los aproximadamente mil trescientos viticultores que se acogen anualmente a las ayudas, la mayor cantidad posible que podamos recuperar dentro de esos Presupuestos de la Comunidad Autónoma y que, como digo, alcancen a ese subsector para mantenerlo en vivo.

Debe saber usted que tenemos un número considerable, y que yo creo que paulatinamente hay que irlo reduciendo, de denominaciones de origen, de consejos reguladores, que se manifiestan sobremanera en la isla de Tenerife, que hay una denominación de origen que está dando sus frutos, además, en el conjunto de la comunidad autónoma, como es la denominación de origen "Islas Canarias", que está jugando un papel determinante y que yo creo que hay que seguir potenciando, a efectos precisamente de que no se produzca la necesidad de importar vino en momentos determinados, que, repito, dentro de la cifra total de consumo e importaciones que hacemos, alrededor de cincuenta millones, pues, como usted ha dicho, han sido alrededor de cien mil litros.

Por tanto, todas las cosas se necesita ponerlas en su justa medida, darles la importancia que tienen y, desde luego, no ir más allá, en un momento en el que yo creo que lo que está demandando el subsector es precisamente el apoyo unánime de todas las administraciones y poner en valor lo que para nosotros en este momento conforma una parte de nuestro, bueno, de nuestro acervo cultural, de nuestro acervo medioambiental, en definitiva, de nuestra política económica en el conjunto de la actividad, por lo menos de la Consejería de Agricultura.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a la intervención de los distintos grupos parlamentarios no solicitantes de la comparecencia.

Grupo Parlamentario Mixto -desde el escaño-, don Fabián Martín, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor MARTÍN MARTÍN (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señores diputados.

Señor consejero, quizá deba iniciar mi alocución sumándome a sus palabras, en el sentido de que hay que darles a los hechos su importancia justa, pero lo que me parece poco responsable es quitarles importancia a aquellos hechos que tienen una importancia -válgame la redundancia-, suficientemente graves como para ser tratados en cualquier foro, máxime si se trata del Parlamento.

Creo que aquellas bodegas que vienen amparadas por las administraciones públicas, y en concreto por el Cabildo de Tenerife, tienen que estar cada uno de sus procesos suficientemente salvaguardados, suficientemente vigilados, como para que cualquier fraude de esta naturaleza se diera. Creo que si ya es grave el comportamiento, o este comportamiento, desde una empresa privada, el hecho de que venga amparado desde una administración pública lo hace doblemente grave.

Pero bien es cierto que la proponente de la comparecencia hablaba del sector vitivinícola en general en Canarias, y a esto me gustaría referirme, porque hay una serie de datos, de circunstancias, que no deberíamos dejar pasar por alto.

Uno de ellos es precisamente una estrategia de vinos de Canarias que se aprobó para los años 2008-2013, donde aparecía una serie de debilidades del subsector y que no ha sido, pues, reeditada, y quizás haya que repensar sobre aquellas debilidades que el subsector tenía. Me refería, en concreto, a esa falta de perspectiva de una marca única. Habrá que pensar cómo está funcionando en Canarias esa denominación globalizada. Me refería también a los límites de producción, bien sean de recursos naturales, bien sean de suelo, todo ello vinculado, lógicamente, a un abandono general de la actividad agrícola en Canarias. Me refiero también a esos costes elevados que dificultan la competitividad para el subsector vitivinícola en Canarias o a los precios poco adecuados al posicionamiento. Estos son algunos de los factores sobre los que deberíamos incidir si queremos hablar realmente de cuál es el estado del subsector vitivinícola en Canarias.

Pero tampoco me gustaría que pasara por alto algo sobre lo que ya le pregunté en febrero de este año, en una comisión, y es el Real Decreto 548/2013, de 19 de julio. Es un decreto que viene a hablar del programa de apoyo 2014-2018 al sector vitivinícola. Aquí se establecen tres medidas concretas, de las me gustaría que usted hablase en su segunda intervención: la promoción de mercados en terceros países, la reestructuración y reconversión de viñedos y las inversiones. Han tenido posibilidad aquellos viticultores de acogerse a estas ayudas y me gustaría que diera cuenta de qué número de viticultores, en qué número, en qué cuantía se han acogido y si se ha producido esa reindustrialización, esas reconversiones de gran parte de los viñedos.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Señorías, ruego ocupen los escaños, por favor.

Tiene la palabra, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Belinda Ramírez. Tiene usted la palabra.

La señora RAMÍREZ ESPINOSA (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señorías.

Bueno, sin duda, Canarias es una tierra en la que el cultivo de la vid tiene un interés cultural muy arraigado, además genera actividad, genera empleo, contribuye también a la ocupación del territorio, al valor paisajístico y también a la defensa del terreno frente a esos fenómenos de la erosión y la desertización, por lo que tiene razones de peso para posicionarse como un singular productor de vino y lo que debe significar que esas razones y que esas ventajas han de reforzarse para que el sector pueda competir de una forma más favorable y más ventajosa con otros vinos procedentes de... bueno, vinos nacionales o extranjeros.

Nombraba el señor Martín el Real Decreto de 2013, un real decreto que determina una serie de disposiciones para el desarrollo del sector. Por lo tanto, esperamos que se apliquen esas disposiciones, esas medidas, que ayuden a situar a los vinos de Canarias en el panorama nacional e internacional. Son muchos los factores a los que tiene que enfrentarse. La venta de vino a granel es uno de los problemas. Nos gustaría saber, por una parte, qué medidas se están tomando para garantizar y comprobar la correcta trazabilidad del vino que se importa a granel. Pedirle que se lleven a cabo y que se intensifiquen, sobre todo, las inspecciones y los controles sobre la venta de vino, porque, desde luego, bueno, sí que es inaceptable que se den situaciones como las que se han dado, porque sí que es cierto que se crea una opinión pública que no conviene en absoluto a la producción de vino y a la comercialización de vino en Canarias.

Canarias produce un vino de buena calidad. Hay que atender las demandas del sector, hay que aplicar las medidas y los mecanismos de corrección que sean necesarios para que sean más competitivos y para lograr que la producción interna tenga unos niveles óptimos de comercialización, y que situaciones y estas prácticas no se sigan dando.

Nada más. Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista.

La señora MARRERO RAMOS: Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, la comparecencia, efectivamente, es para informar sobre el sector vitivinícola y nosotros en este sentido le vamos a plantear algunas cuestiones, porque es un sector que ha crecido en los últimos años, por el incremento de personas que se han incorporado a este sector, y quiero destacar, inclusive, que cada vez hay más mujeres viticultoras.

Se ha hablado de las denominaciones de origen, de las once denominaciones de origen que hay en este momento: cinco en Tenerife, una por cada isla, exceptuando Fuerteventura, más la de Islas Canarias, y yo creo que también habría que impulsar una denominación de origen de la isla de Tenerife.

Quisiera preguntarle, aprovechando lo que ha sucedido este domingo con las tremendas lluvias, cómo está el plan de seguros agrarios, si tiene esa información, si todas las personas viticultoras tienen contratadas sus pólizas de seguro.

Y en relación con las Bodegas Insulares, hay que recordar que es una empresa que cuenta con 936 socios viticultores, representados en el Consejo de Administración; que todos los beneficios obtenidos van destinados íntegramente al pago de la uva de los viticultores y al sostenimiento de este proyecto, que tiene un marcado carácter social; que es la bodega más premiada de Canarias; que lidera el sector vitivinícola del archipiélago; que tiene 23 trabajadores y se compra uva a una media de 400 viticultores al año.

Y también quería hacer referencia, en el pasado pleno, cuando usted hablaba del apoyo a las producciones locales, reconociendo -como acaba de hacer ahora- el apoyo histórico a las Bodegas Insulares, esa colaboración fundamental con el cabildo, que a mí me parece que es importantísima, pero sí le he de decir que me sorprendió ver en prensa, el pasado miércoles 15 de octubre -tengo aquí el recorte de prensa-, parte del contenido del informe realizado por el ICCA y que se dijera en la misma noticia que iba a ser remitido ese día o al día siguiente al cabildo. Yo entiendo que este tipo de informes deben hacerse públicos pero primero, lógicamente, que lo conozca la institución afectada. Estamos totalmente a favor de todo tipo de inspecciones y máxime para la total transparencia de todo lo sucedido, que generó, lógicamente, gran alarma social, tanto en la población como en el propio sector.

Y, por último, que apoyar al sector vitivinícola es apoyar el empleo, la diversificación de la economía y potenciar nuestras señas de identidad.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, doña Flora.

Por parte del grupo proponente, Grupo Parlamentario Popular, doña Cristina Tavío, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora TAVÍO ASCANIO: Efectivamente, mi grupo político planteaba esta comparecencia para hablar del sector vitivinícola en Canarias, y es que en tres siglos de historia de la vitivinicultura en Canarias no se ha producido nunca, jamás, un hecho tan grave como el que hemos vivido a finales...; o como hemos sabido que ocurría en Canarias, hemos sabido ahora, pero ha ocurrido en los tres últimos años.

Señor consejero, sigue usted sin querer hablar de responsabilidades políticas. Yo, desgraciadamente, me temo que eso se debe a que usted pertenece al mismo partido político que el consejero del cabildo que autorizó la venta de vino de importación como vino canario. Coalición Canaria, señor consejero, hace un flaco favor al no asumir esas responsabilidades políticas. Usted dice que usted no lo hubiera autorizado, pero usted es quien debe exigir responsabilidades, exigir que esa marca se suspenda temporalmente. Eso no lo tiene que hacer, señor consejero, el ministerio, lo tiene que hacer quien tramita ante el ministerio esa marca, usted o la Dirección General de Consumo del Gobierno de Canarias. Porque, señor consejero, ha sido un fraude a los productores canarios y un fraude a los consumidores en Canarias. Precisamente, señor consejero, poner en valor el sector vitivinícola en Canarias es aclarar esa situación, eliminar la mancha que ha quedado sobre el sector. La investigación realizada por técnicos de su consejería ha determinado que al menos una cuarta parte del vino de la Península que llegó a Canarias comprado por Bodegas Insulares del Cabido de Tenerife se vendió tal cual, sin mezclar con vino canario; y lo peor: se vendió en hoteles de Tenerife con una marca reconocida como denominación de origen por el Ministerio de Industria y usando los canales de distribución públicos, esos que pagamos entre todos. Y yo le pregunto: ¿cómo es posible que todo un cabildo insular defienda la compra de vino de La Mancha como una solución técnica?, ¿cómo se atreven a decir que la mezcla del vino peninsular con el canario mejora la calidad del producto y alcanza un mejor posicionamiento en el mercado?, ¿nadie en el Gobierno de Canarias, usted o su compañera la consejera de Empleo, Industria y Consumo, tiene nada que decir ante este insulto a nuestros productores señeros, que sostienen nuestro paisaje y nuestra economía, y a esas parras centenarias, únicas cepas del mundo que han resistido virus que afectaron a toda la Unión Europea?

Lo que ha levantado polvareda es precisamente el papel que tiene el Cabildo de Tenerife en esa empresa, que ha comprado 110.000 litros o 300.000 de Valdepeñas para venderlo como vino canario, habiendo 850.000 litros de vino de Tenerife con denominación de origen por vender. No solo el cabildo es accionista mayoritario, con un 49,12% de participación, sino que siempre -y en eso le doy la razón a su grupo político- ha defendido que su finalidad es luchar por los intereses del sector vitivinícola local. Y yo digo: ¡pues menos mal que ese es su fin!

Esta es una prueba más del exceso administrativo que padecemos en Canarias, donde un cabildo insular atesora molinos de viento, viviendas inteligentes, restaurantes, queserías y también bodegas. Es competencia, señor consejero, competencia desleal a bodegas privadas, al sector, puesto que no se paga canon por un edificio y los trabajadores reciben un sueldo de una institución pública, que es capaz de pagar medio millón de euros a Valdepeñas para vender vino de fuera como canario, y hace una semana anuncia, además, que pagará más de un millón de euros a los bodegueros canarios para comprarles 850.000 litros de vino de la tierra.

¿Van a comunicar, señor consejero, esa ayuda a la Unión Europea? Usted, yo y el presidente del cabildo sabemos que seguimos bordeando la legalidad. Después de semejante papelón y de ocupar durante dos semanas las primeras páginas de los periódicos por haber comprado vino de fuera para dar más calidad a los vinos nuestros, resulta que el consejero de Agricultura del cabildo da una rueda de prensa, arropado por el presidente de la institución. Nos dicen que ellos van a velar por que no se compre más vino de fuera y que encima van a comprar ese vino que se acumula en las bodegas de Tenerife, y todo, señor consejero, con el dinero de todos.

Le vuelvo a preguntar: como presidente del Instituto de Calidad Agroalimentaria, y visto lo visto, ¿cree usted que sería aconsejable la salida del cabildo, que preside Carlos Alonso, del negocio del vino? ¿Qué ocurre con el valor de marca de los vinos de Canarias? Se lo digo porque esa denominación de origen ya ha anunciado que pretende elevar una reclamación ante el Tribunal de Defensa de la Competencia y la administración europea en caso de que el cabildo tinerfeño quiera seguir formando parte de Bodegas Insulares. ¿Dónde ha estado el director general de Consumo de Canarias mientras se ha dado este fraude al consumidor canario?: ¿buscando avales y haciendo campaña para las primarias de su partido? Créame que lo digo con profunda tristeza.

Mire, la etiqueta Viña Donia pone Bodegas Insulares y en los hoteles se ha estado vendiendo como vino de Denominación de Origen Ycoden-Daute-Isora, y esto es un fraude al consumidor. Nunca se debió proponer al Ministerio de Industria esa etiqueta si se iba a comercializar vino de mesa y también vino de denominación de origen con ella, con la misma y muy similares etiquetas.

Hagamos cuentas, señor consejero, hagamos cuentas, señorías: compramos en Valdepeñas 100.000 litros de vino a 19 céntimos el litro, pero luego lo vendemos a 3,50 y encima como si fuera canario. Imagínense el dinero que está ganado el cabildo usando la imagen de Tenerife y encima tapando huecos de mala gestión. Señor consejero, hablando canario, si esto lo hubiera hecho cualquier viticultor privado, el ICCA le hubiera precintado la bodega y le pone una multa que le hubiera levantado las patas del suelo. Al Cabildo de Tenerife se le ponen tres sanciones leves y una grave.

La viticultura requiere mucho sacrificio, los bodegueros canarios lo saben más que nadie, y su rentabilidad está amenazada con una empresa pública que está tirando los precios por los suelos. Usted es bien consciente, don Juan Ramón, de la gravedad de estos hechos, porque usted mismo dijo hace dos semanas, y hoy aquí en una segunda ocasión en este Parlamento, que no le parece bien lo sucedido. Mucha gente ha estado pendiente de usted y de sus decisiones, y muchos canarios apostamos por este sector con casi cuatro siglos de historia y hemos esperado firmeza y más contundencia.

En conclusión, ¿cómo pretende usted exigirles a bodegueros privados que se abstengan de comercializar vino de importación como si fuera de aquí? ¿Entiende ahora por qué sí hace falta depurar responsabilidades políticas? Señor don Juan Ramón Hernández Gómez, esto es muy serio. Tiene usted en sus manos las herramientas, exigir dentro de su partido las responsabilidades políticas y garantizarnos que nunca más permitirá que una bodega pública se ría de nuestros viticultores y de nuestros bodegueros.

Además, tiene usted otra herramienta: la estrategia del vino, consensuada con todo el sector vitivinícola y la empresa pública GMR Canarias, a la que, por cierto, le inyectaron 7 millones de euros el presente año, y que tiene como misión velar por la venta de nuestros productos.

La agricultura es economía y sobre todo es desarrollo para nuestra tierra, es autoconsumo y es soberanía alimentaria. A mi grupo político le preocupa, y mucho, el abandono de nuestras tierras, hectáreas del más valioso terreno abandonado en los últimos treinta y cinco años. Cuatro quintas partes de terreno en cultivo se han perdido y a nadie le pasa nada por el cuerpo.

Señor consejero, diputados de Coalición Canaria y del Partido Socialista, ¿cómo se atreve un Gobierno a preguntar a los canarios por nuestro modelo turístico medioambiental cuando hace la vista gorda con semejante atropello a nuestros productores y bodegueros?, ¿cómo seguir pidiendo un solo euro al Gobierno de la nación cuando no depuramos responsabilidades que proceden en nuestra comunidad autónoma?, ¿cómo seguir pidiendo soberanía y competencias en materia alguna cuando las competencias propias no se ejercen?

Señor Hernández Gómez, nuestras parras merecen dimisiones, nuestros consumidores necesitan... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.) consecuencias de sus actos.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí, señora diputada. Gracias.

Por parte del Gobierno, para contestar a esta comparecencia y concluirla, el señor consejero de Agricultura, don Juan Ramón Hernández. Por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Hernández Gómez): Muchas gracias, señor presidente.

Señor Martín, yo no le quito importancia en absoluto al tema. Lo que intento es centrarlo, es centrarlo.

Está hablando de fraude de ley. ¿Estamos locos? Lo he dicho aquí varias veces: ¡cambiemos la ley! Pero la ley no impide en absoluto la importación de vino.

Y he dicho también aquí, en varias ocasiones, que el ICCA ha hecho el seguimiento y en ningún caso ese vino ha tenido incidencia en el vino de la denominación de origen.

¡Yo ya no sé cómo explicarlo! ¡Cambiemos la ley! La señora Tavío es miembro del partido mayoritario en el Congreso de los Diputados: que la cambien, la Ley de la Viña y el Vino, que la cambien, y a partir de ahí podremos hablar de fraude.

Yo he dicho que yo no lo hubiera hecho, que no lo hubiera hecho. Dice que es la primera vez que se hace. ¿Cuántas veces se ha denunciado importación de uva, de uva, para luego vinificarla en Canarias por parte de los bodegueros en Canarias? ¡Un montón de veces! Y hemos tenido que ir detrás de esa uva, cuando llega a los puertos, los inspectores del ICCA, a ver qué es lo que hacen con esa uva, a ver si efectivamente la vinifican y la venden como vino de mesa, y nos la mezclan con vino de denominación de origen. Eso lo hemos hecho. No es la primera vez que se importa vino de la Península, toneladas y toneladas de vino a través de uva, y luego lo que pasa es que se vinifica aquí. Luego, no es ilegal, no es ilegal. La ilegalidad está en la confusión al consumidor, o sea, la trazabilidad. No se ha hecho, y le vuelvo a decir que mire usted los informes del ICCA, las sanciones, por qué motivos son. No se ha engañado a nadie, a nadie. Por tanto, no nos rasguemos las vestiduras.

Yo le digo a usted, señora Tavío, que le diga a su grupo que cambie la Ley de la Viña y el Vino y les diga que empiece a cerrar la posibilidad de importar y exportar vino, no solo vino, sino otras producciones, y verá lo que le van a decir sus compañeros en Madrid. Repito, no es casualidad que eso suceda. Otra cosa es que yo, desde luego, no lo haga, y menos como institución. Lo he dicho veinticinco mil veces. Ha intentado usted trasladar, buscar un culpable en el Gobierno. Le vuelvo a repetir: la misma responsabilidad que la ministra, o sea, cero. Y otra cosa es que, evidentemente, estimulemos las producciones locales.

Usted dice: bueno, ¿pero qué vamos a hacer nosotros? Lo que establece la norma. Nosotros, lo que establece la norma, lo que dice, la responsabilidad que se le encomienda al ICCA. Le vuelvo a repetir, con ese papelito que usted tiene, que no es así, que se ha vendido como vino de mesa, no se ha vendido como vino de denominación de origen. Por tanto, no estoy de acuerdo con usted cuando plantea eso.

Decía también el señor Martín el tema de la marca única. Yo creo que se ha dado un paso importantísimo en Canarias. La denominación vinos de Canarias ha permitido movilizar excedentes de producción de uva de una isla a otra, y creo que es un acierto. Hay ejemplos, en esta última campaña, de que ha sido extraordinariamente utilizado por muchos bodegueros en distintas islas, y ha sido un acierto, y a eso debemos ir (el señor presidente se reincorpora a su lugar en la Mesa).

La unificación de los consejos reguladores. Claro que sí. La concentración de la oferta tiene que venir por ahí y el control del gasto, la reducción de los gastos en todo el subsector evidentemente tiene que venir por ahí, por la concentración de los consejos reguladores, como es el caso de Tenerife. Yo desde que llegué a la consejería estoy abogando por ello, por que en Tenerife no haya sino un consejo regulador, no cinco, pero esa batalla la tienen que dar las instituciones insulares. Por tanto, yo creo que hemos hecho lo que está en nuestras manos.

Y desde luego, en el sentido también que usted planteaba respecto de la aplicación del Real Decreto 548/2013, con las distintas medidas, evidentemente estamos en ello, trabajando en ello. Usted sabe que la promoción de los mercados en terceros países es una atribución que recae en el ICCA. La posición de los vinos canarios es una competencia, en los mercados exteriores, del ICCA. En este nuevo periodo de programación se da prioridad también, de acuerdo con lo que usted estaba planteando, a los solicitantes de la ayuda que hasta este momento no habían recibido apoyo y a los que dirigen sus acciones de promoción a terceros países, de carácter novedoso, ¿no? Y la medida de reestructuración y reconversión, que ha bajado la aportación como consecuencia precisamente de salir de zona objetivo 1, la comunidad autónoma canaria ha pasado del 75% al 50%, también es otra de las medidas priorizadas dentro de la actividad de la propia consejería.

Yo, repito, es decir, nosotros creemos firmemente... y lo que intentamos es traducir la realidad de los hechos a la ciudadanía. En lo que estaba planteando la señora Tavío, nosotros hemos hecho lo que teníamos que hacer y hemos dado una opinión, más que información, por parte de este consejero respecto de lo que se tenía que haber hecho. ¡Pero no seamos hipócritas!, es decir, si la ley permite la importación siguiendo la trazabilidad, no digamos que no se puede hacer, se puede hacer. De carácter estético, y no entro en la ética porque aquí parece una contradicción, no hablo de ética porque, mire usted, algo que es legal, pues, no parece que éticamente sea irreprochable, otra cosa es estéticamente, y habría que ver con los discursos que cada institución juega respecto del conjunto, en este caso, de los viticultores.

Lo que decía la señora Marrero: tienen una ayuda especial o más pronunciada aquellas explotaciones que se acojan al seguro. Se reconoce la ayuda, ese esfuerzo por parte de los viticultores; es decir, si están acogidos al seguro, la ayuda es superior. Por tanto, se contempla perfectamente y en este caso, de alguna forma, se estimula la pertenencia a un seguro agrario.

Creo que en este sentido más o menos he dado respuesta a todas aquellas que me han planteado. La señora Rodríguez, doña Belinda, me planteaba el tema de las inspecciones. 1.300 inspecciones por parte del ICCA en el ejercicio pasado, 1.300 inspecciones. Por tanto, yo creo que se hace un seguimiento exhaustivo fundamentalmente, porque lo que se pretende es proteger las denominaciones de origen, proteger las producciones locales.

No nos olvidemos tampoco, y ese es un dato que yo creo que... -y no es que lo haga con carácter pedagógico, pero creo que todos los diputados deben conocerlo-, de que en Canarias las denominaciones de origen producen alrededor de cuatro millones de litros de vino y, sin embargo, no el doble, pero aproximadamente el doble se produce fuera de denominaciones de origen, de bodegas que no están adscritas a denominaciones de origen, que se puede hacer. En muchos casos es para consumo particular y en otros casos también para venta pero como vinos de mesa. Por tanto, esos matices hay que trasladarlos al conjunto de la opinión pública, porque yo creo que cuanto más informado se esté sobre este tema probablemente menos margen de error habrá a la hora de juzgar cada uno de estos casos.

Muchas gracias y buenas tardes.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, don Juan Ramón Hernández.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1701 Sobre -Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas- sobre el sector vitivinícola.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico