Diario de Sesiones 142/2014, de fecha 22/10/2014
Punto 2

8L/PPL-0016 DEBATE EN LECTURA ÚNICA DE LA PROPOSICIÓN DE LEY DE NO DISCRIMINACIÓN POR MOTIVOS DE IDENTIDAD DE GÉNERO Y DE RECONOCIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS TRANSEXUALES.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Pasamos al siguiente punto del orden del día: debate en primera lectura de la Ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales.

Damos la bienvenida también a esta Cámara a las personas y a los colectivos que nos acompañan para estar presentes hoy en este importante debate en este Parlamento de Canarias. (Pausa).

Señorías, a esta proposición de ley quedan algunas enmiendas. A la exposición de motivos las defendemos posteriormente. Al artículo 1 no hay ninguna enmienda y, por lo tanto, procedemos a la votación. Comienza la votación del artículo 1, que no tiene enmiendas (el señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

(La señora Roldós Caballero solicita la palabra).

Sí, señora diputada.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Sí, señor presidente.

En aras de clarificar la votación y la intervención de todos los grupos, dado que hay un acuerdo unánime de todos los grupos parlamentarios y en aras de agilizar el debate y no consumir más tiempo del que sea imprescindible, habíamos llegado al acuerdo de dotarnos de cinco minutos cada grupo parlamentario. Dado que nada más que hay cinco enmiendas, una de ellas ya ha anunciado el Grupo Mixto que la va a retirar y las otras están suscritas por el resto de los grupos parlamentarios, que en un mismo trámite y en una única intervención fijáramos la posición con respecto a esas enmiendas y la fijación de posición respecto al texto de la ley. Y si a usted le parece bien, señor presidente, se votara inmediatamente después de las intervenciones prácticamente la ley, porque va a ser incorporada, porque esa es la voluntad de los grupos parlamentarios.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Bueno, señoría, el procedimiento es votar los artículos primero que no tienen enmiendas y después ver las enmiendas. Ese es el procedimiento habitual, el normal y el reglamentario. Usted me señala que quieren hacer una... Entiendo que si se retira la del Grupo Mixto, las enmiendas que permanecen están presentadas por los cuatro grupos; por lo tanto, entiendo que las van a aprobar. Y, en consecuencia, o hacen una intervención ahora o una explicación de voto posterior. Si quieren hacer una explicación, una defensa de las enmiendas y una explicación de la posición del grupo en relación con las enmiendas en total, pues, empezamos por el Grupo Mixto y procedemos de menor a mayor... Es como es el trámite, de menor a mayor, hacen una intervención de cinco minutos y acabamos. Lo que no podemos es retorcer el Reglamento cada dos minutos.

(El señor Rodríguez Rodríguez solicita la palabra).

Venga. Vamos a ver, don Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): (Sin micrófono.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Bien. Yo creo que, tal como está, si les parece, votamos todas las enmiendas y después hacen la explicación de voto.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Señorías, entiendo que la enmienda número 4, del Grupo Mixto, está retirada. Por lo tanto, quedan vigentes para este pleno la enmienda número 1, número 2, numero 3 y número 5 de los Grupos Nacionalista, Socialista, Popular y Mixto. Como las enmiendas están suscritas por todos los grupos parlamentarios, procedemos a la votación de las cuatro enmiendas en su conjunto en una sola votación. Comienza la votación (pausa).

44 señorías presentes: 44 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Quedan aprobadas por unanimidad las cuatro enmiendas y su incorporación al texto de la ley.

A continuación vamos a votar todos los artículos del proyecto de ley con las incorporaciones señaladas, excepto la exposición de motivos y el título, que son dos votaciones separadas. Votamos todo el texto de la ley. Comienza la votación (pausa).

43 señorías presentes: 43 votos a favor, ningún voto en contra y ninguna abstención.

Queda aprobado todo el proyecto de ley, excepto la exposición de motivos, que votamos a continuación. Comienza la votación (pausa).

47 señorías presentes: 47 votos a favor, ningún voto en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada la exposición de motivos, que se incorpora como preámbulo a la ley.

Y votamos finalmente el título de la ley, que sería "Ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales". Comienza la votación (pausa).

47 señorías presentes: 47 votos a favor, ningún voto en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada la proposición de ley.

(Aplausos).

Gracias.

Señorías, aprobada la proposición de ley, para la explicación de voto de los distintos grupos parlamentarios, de mayor a menor... Pues de mayor a menor, en primer lugar el Grupo Parlamentario Popular. Doña Mercedes Roldós, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente.

Me va a permitir que mis palabras sean de agradecimiento y de felicitación al magnífico trabajo que hicieron los colectivos que hoy nos acompañan y que nos dieron prácticamente y totalmente hecha esta ley que acabamos de votar y aprobar. Ustedes son los protagonistas, ustedes son los artífices de que Canarias tenga ahora mismo ya esta ley aprobada.

Ustedes hicieron un trabajo magnífico que fue hacer esta proposición de Ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales. Ustedes fueron capaces de algo que no es habitual en este Parlamento, y es poner a los 60 diputados de acuerdo.

Ustedes han conseguido lo que ya se había conseguido antes en otras comunidades autónomas: en Cataluña, en Extremadura, en Galicia, en Navarra, en el País Vasco, recientemente en Andalucía. Ahora Canarias se incorpora también a esa vanguardia de no discriminación y de reconocimiento de los derechos, porque, señorías, ahora ya podemos decir que tenemos una ley que garantiza el derecho de las personas que adoptan socialmente un sexo diferente de con el que nacieron a que reciban de las administraciones públicas una atención integral y adecuada a sus necesidades médicas, psicológicas, jurídicas o de cualquier otra índole, y ello siempre en un plano de igualdad con el resto de la ciudadanía.

Señorías, ustedes recordarán que la Ley 3/2007, para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, reguló la rectificación registral, pero, tras ese reconocimiento legal, se ha seguido trabajando en la esfera social, sanitaria y legal para dar respuesta a sus necesidades. Y yo tengo que recordar hoy aquí, porque era consejera del Gobierno de Canarias, y gracias a ustedes, gracias a ustedes, a su trabajo, pudimos constituir en el año 2008 un grupo multidisciplinar sanitario, con profesionales sanitarios y con ustedes, codo con codo, día a día, y pudimos ser de las primeras comunidades autónomas en el año 2009, viendo la luz el Protocolo de Atención Sanitaria para Personas Transexuales; y también, algo importantísimo, atender, detectar, la disforia de género en la infancia y en la adolescencia, formando a nuestros profesionales en todo lo que es el abordaje terapéutico y también en la detección temprana; creando dos unidades de referencia regionales en nuestra comunidad autónoma para garantizar una atención de calidad, eficiente y segura.

Ahora queda trabajo, ahora acabamos de aprobar una ley, pero queda todo el trabajo por hacer; y ese trabajo no es otro que ese impulso que ya iniciamos en materia sanitaria hay que darlo en el ámbito educativo, en el ámbito laboral, en el ámbito de las administraciones públicas en su conjunto para que esa igualdad, esa no discriminación que a partir de hoy es legal sea real, sea real, y les garantice a ustedes en su día a día esa igualdad efectiva en el ámbito social, en el laboral, en el educativo, en el sanitario, es decir, que les acompañe a lo largo de toda su vida.

Por lo tanto, creo que es necesario que a partir de hoy mismo los poderes públicos de Canarias, en el ámbito de sus competencias, asuman de forma decisiva la promoción de las condiciones necesarias para el libre ejercicio de los derechos y libertades que ustedes hoy acaban de conquistar, mediante una intervención integral que remueva los obstáculos que a día de hoy todavía existen para su plena participación en la vida política, económica, cultural y social de Canarias.

Muchas gracias, muchas gracias y muchas felicidades.

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, doña Flora Marrero, tiene usted la palabra.

La señora MARRERO RAMOS: Muchas gracias, señor presidente.

Lo primero, darles la bienvenida a esta su ley a todos los colectivos, a todas las personas que representan a los colectivos que han podido hacer posible esta ley.

Quiero decir que, gracias a haber sido la ponente de esta ley, he podido conocer a personas fantásticas y sobre todo he aprendido mucho. Lo decíamos en la presentación, en la toma en consideración de esas jornadas duras de trabajo que hemos tenido en el Parlamento y en la propias sedes de Gamá, de Algarabía. Y desde luego hay que reconocer que en nuestra sociedad tenemos un colectivo importante de personas objeto de esta ley, transexuales y cisexuales -un término, se lo estaba diciendo a mi compañero de escaño, que empezaremos a oír cada vez más-, donde nada ha sido otorgado y todo han tenido que lucharlo. Cada uno de estos artículos, cada uno de estos artículos que tienen -la compañera Mercedes Roldós hablaba de sanidad, estamos hablando de empleo, estamos hablando de educación-, todo ha sido fruto de una lucha. Nada, ningún poder público les ha dado nada. Por ello, lo primero que pide el colectivo es respeto a su identidad de género y al mismo tiempo aceptación.

Parece que en nuestra sociedad todos y todas somos tolerantes, pero la realidad es que cuando tenemos una persona cerca, sea transexual o cisexual, y de ahí va el objeto de desarrollo de esta ley, y me quiero explicar... Cuando un niño -por poner un ejemplo, podría poner muchísimos-, cuando un niño o una niña, ya, desde edad temprana, desde cuatro o cinco años, comienza a saber que lo que es físicamente no se corresponde con su vivencia interna e individual y las primeras personas que no lo ven o no lo aceptan es su propia familia... Y de ahí, de ahí la importancia en el ámbito educativo, y hay un apartado específico para los menores transexuales.

El objeto de esta ley resalta, además, nuestra situación geográfica de vivir en una isla, porque es más fácil o es menos complicada la integración en una ciudad, que quizás a priori tiene mucho más apoyo, que vivir en un núcleo poblacional más reducido.

Hablamos, además, de igualdad de oportunidades. No voy a centrarme en el ámbito sanitario, pero, por ejemplo, en empleo recoge medidas de discriminación positiva; en educación, con actuaciones en materia de transexualidad, desde la educación básica hasta la universidad.

Un aspecto importantísimo, y lo relacionaba con lo que decíamos de que no somos tolerantes muchas de las personas cuando hay un caso cerca, y estamos hablando de ese apoyo a la familia. Regula el apoyo a la familia, desde la persona adolescente, y en especial también -y quiero hacer referencia- a las personas transexuales mayores. Muchas de ellas, después de los 60 años, han podido desarrollar su identidad de género, plenamente, después de haber vivido una vida oculta, y habla en la ley de envejecimiento activo, para poder acceder además a una atención gerontológica adecuada a sus necesidades.

También recoge esta ley a la persona cuya identidad de género sea sentida como mujer y sufra violencia machista, debiendo tener los mismos recursos que, lógicamente, una mujer.

Esta ley, decía al principio, es fruto de los propios colectivos y hoy, por eso, es un día importante, pero yo quiero aprovechar, quiero aprovechar, que todavía en países como Irán, Mauritania, Arabia Saudí, Sudán o Yemen existe la pena de muerte para todas estas personas que lo hagan visible. Estas personas en esos países serían condenadas a muerte, o a catorce años de cadena perpetua, y por eso tenemos que seguir desde el Parlamento de Canarias, desde este archipiélago, luchando por esas personas en otros países, porque además son apartadas socialmente. Por ello, mi reconocimiento por su lucha, por su valentía. Porque, además, tenemos que recordar que hasta hace unas décadas también lo mismo sucedió en el Estado español, porque ser gay, ser lesbiana, transexual era una vergüenza, era objeto de chistes y ocultado. Recordemos, además, que hasta el 17 de mayo de 1990 se retiró por la Organización Mundial de la Salud la homosexualidad como una clasificación de una enfermedad internacional.

Por ello, esta ley supone un avance sustancial, pero debemos tener presente también, todos los grupos parlamentarios, el momento histórico y que ahora lo que toca es que se pueda ejecutar.

Muchas gracias.

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Dolores Padrón, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Bien. Buenos días.

Por supuesto, saludos a los colectivos que han hecho realidad dos cosas. Por un lado, traer una ley al Parlamento, traer, hacernos comprender y plantear un acto de justicia social con un colectivo que ha sido vilipendiado, ignorado, invisibilizado, maltratado por los poderes públicos y por la sociedad en sí misma, por no entender que la identidad sexual que cada uno elige no es con la que se nace predeterminadamente.

Por tanto, felicitar a los colectivos por esta iniciativa. Que nos permite a todos ser un poco más libres; que nos permite, además, conciliarnos con aquellos que en otras cuestiones no están de acuerdo con lo que se plantea, y aquí hemos entendido que la libertad de cada persona, la libertad sexual, la libertad para elegir a quien uno quiere o con quien uno quiere estar en el momento que quiera no la decide nadie, ni siquiera el sexo con el que estamos predeterminados. Por lo tanto, esta ley es un acto de justicia social para todos aquellos canarios que eligen otra cosa que no es la preestablecida por la sociedad patriarcal que nos ha encorsetado. A todos ellos, a todos los que nos acompañan y a todos los que han trabajado en este proyecto de trabajo, felicidades.

También les digo que la colaboración entre institución y colectivos es lo que da resultado y la voluntad por parte de los poderes públicos de plantear leyes que realmente nos hagan más iguales, y esta vez los poderes públicos que gobiernan Canarias y los poderes públicos representados en este Parlamento han tenido la voluntad de que vayamos camino de una sociedad más libre y más diversa.

En este tema sí quiero decir que nosotros debemos abrir las puertas a todo aquello que los menores, los que no son menores, todas aquellas personas en cada momento nos planteen y no lo entienda la sociedad como algo normal.

Hoy yo creo que el Parlamento, además, vive una fecha histórica, porque estos temas, además, no se habían tratado nunca en el ámbito parlamentario.

Pero, además, quiero decir que queda muchísimo camino por recorrer porque, aunque en el proyecto de ley se planteen cuestiones relativas al empleo, relativas a la igualdad, relativas al aspecto sanitario, fundamental para el proceso, sobre todo en aquellas personas transexuales y en aquellos menores transexuales que necesitan la aceptación y el acompañamiento... Pero tenemos todavía mucho trabajo que hacer, tanto por lo que ha planteado mi compañera Flora, que se da en otros países, como por lo que se da en el mismo.

Debemos avanzar también en no hablar de patología. Ahora hemos hablado de...; no hemos hablado pero en el DSM-III, que es aquello que define cuál es la patología psicológica que tienen las personas, todavía, todavía, a las personas que eligen una identidad sexual distinta a la que sienten se las define como "disforias", y es evidente que son pasos que se han dado por parte de los colectivos pero que no nos conformamos con eso. Las personas son personas, da igual que sean bisexuales, transexuales... El sexo no define a la persona, solo la hace más libre, y esa libertad de elección es la que se consolida en este proyecto de ley de Canarias.

Ahora animamos a los poderes públicos a que se hagan eco de todo lo que plantean los colectivos en este proyecto de ley. Hablemos de respeto, de respeto y de libertad a las personas, hablemos de concienciación, de nuevos modelos de familia, no del modelo de familia patriarcal tradicional, para que también se puedan sentir libres en el seno familiar y la familia deba y pueda ser un apoyo que colabore activamente en el proceso. Es más, la ley está ahí, es un trabajo de todos.

Por lo tanto, esta Cámara dice hoy no, dice hoy bien alto que somos ciudadanos libres, tan libres, desde Canarias, como para elegir la identidad sexual que sintamos. Y desde esta parte pequeñita del planeta haremos grande la diversidad que algunos retrógrados no quieren reconocer.

Por lo tanto, libertad y diversidad en Canarias hoy para todos. ¡Felicidades!

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente. Señorías.

Público que nos acompaña, muchísimas gracias.

Yo creo que estamos ante un día histórico, porque se produce un avance en un área esencial de los derechos, que son los derechos individuales. Y en este terreno, donde hay mucho trecho todavía que transitar, esta ley supone un avance importante. Pero el día no solamente es histórico por lo que representa la norma y los compromisos que se adquieren en ella, sino porque el protagonismo de la ley lo han tenido los ciudadanos, la gente afectada. Estamos en un momento complicado de esta actividad que representamos aquí, la política, la representación de los intereses de los ciudadanos, y el camino de la reconciliación con la ciudadanía tiene mucho que ver con lo que hoy hacemos aquí: que esta Cámara sea reflejo de las demandas, de las necesidades, de las exigencias de la ciudadanía para hacer una sociedad mejor. Y esta ley es esencialmente una ley que nace de la ciudadanía, de la calle, de los colectivos, de la gente que lucha para hacer una sociedad mejor. De manera que hoy hacemos historia promoviendo, aprobando una ley de esta entidad, pero también hacemos historia porque lo hacemos de la mano de la gente, de la ciudadanía.

Estamos en una sociedad donde lo material juega un papel relevante, no hay que dudarlo. Disponer de un trabajo, de una vivienda, de las condiciones básicas para la vida es elemental, es esencial. Pero no solo de asuntos materiales viven los seres humanos, viven de sentimientos, de percepciones, de sensibilidades. Y esta ley trabaja sobre esta vertiente del ser humano, no solo lo material sino lo más íntimo, lo más espiritual, lo más individual, y creo que en este terreno hoy avanzamos de forma significada.

Y si importante es la norma por el avance que supone de los derechos individuales, de los derechos civiles, de hacer una sociedad más tolerante, más respetuosa, creo que es muy importante, decisiva, esa participación de la ciudadanía. Pero haríamos -y la gente afectada son los primeros protagonistas- un flaco favor si nos conformáramos, si paráramos, porque la ley genera compromisos que ahora hay que cumplir. Porque esta sociedad es capaz de aprobar una ley por unanimidad, aquí, en este Parlamento, con los representantes de todo el pueblo de Canarias, pero esto hay que llevarlo ahora a las entrañas, a los sentimientos de las familias, de los espacios laborales, del espacio educativo, seguramente el más sensible de todos, donde o impregnamos los valores, los principios, las formas, los procedimientos o no conseguiremos el objetivo. Y por supuesto a servicios públicos tan importantes como el sistema sanitario. Necesitamos mantener la lucha, necesitamos mantener la vigilancia y sé que ustedes lo van a hacer, porque no han llegado aquí por casualidad. Van a estar atentos, van a ser exigentes, van a hacer un seguimiento, en definitiva, de lo que esta ley representa.

Y, como decían algunos de los intervinientes anteriores, este paso que hoy da la sociedad canaria -yo creo que tarde pero bien, porque se consigue por unanimidad y con este proceso de participación- hay que extenderlo a otras latitudes, del resto del Estado español y del resto de los pueblos del mundo, donde derechos como este ni se atisban en el horizonte, donde sigue, como se decía aquí, muriendo gente en función, ya no siquiera de la condición sexual, sino por el propio género. Hay situaciones de persecución; es más, hay rebrotes de persecución, de homofobia, en países desarrollados, y lo vemos cada día en los medios de comunicación.

Por eso el avance es indiscutible. El mérito es de la ciudadanía. Nosotros hemos estado a la altura de las circunstancias, pero la lucha continúa para conquistar este derecho que se debe consolidar, no solamente para la gente que proyectamos nuestra vida en Canarias sino en el conjunto del Estado español y en todos los pueblos del planeta, porque si no no haremos un mundo feliz, que es el objeto esencial del ser humano: vivir felizmente.

Muchísimas gracias y enhorabuena.

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PPL-0016 Sobre De no Discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los Derechos de las personas transexuales.